Alchemy waltz

Tema en 'Relatos' iniciado por Haengbok haja, 11 Abril 2015.

  1.  
    Haengbok haja

    Haengbok haja Please save me tonight, me siento inmadura

    Libra
    Miembro desde:
    1 Marzo 2015
    Mensajes:
    62
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Alchemy waltz
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1521
    Alchemy Waltz: Escape. Parte II

    Tomé esa extraña luz en mis manos, sentí como sí ya sabía lo que tenía que hacer. Fue extraño en un principio, mi cuerpo absorbió esa luz y sentí como una extraña sensación me invadía, y con ella un extraño poder empezó a emanar de mi.

    —¿Creencia?— Escuché a Paul llamarme, pero un extraño poder me invadió.

    En ese momento, golpee a Paul y él voló por todo el almacén, hasta chocar contra una de las paredes. Una luz roja empezó a envolverme, mis ojos se volvieron rojos cuál sangre, de mi espalda salían las serpientes que antes tenía esa chica. Me sentía poderosa, me acerque al dragón y acto seguido, este trato de golpearme con su cola. Una de las serpientes que desprendían de mi espalda bloqueo su ataque, dándome la oportunidad de contra-atacar.

    Oscuridad.

    "Mátalo"escuche una voz que decía, no la podía ver, no la podía sentir... Sólo la podía escuchar. "¿Quién eres?" Grité, un eco se apodero del lugar. "¡Mátalo!" Insistía la voz. Empece a mirar a mi alrededor, mil recuerdos del lugar de donde provengo. De mi familia, amigos, conocidos. Vi sus muertes nuevamente, los recuerdo. Esos recuerdos tan dolorosos..."¡Sal de mi cabeza!" Le grite, tomando entre mis manos mi cabello, jalándolo en lo que caía de rodillas ante el suelo. "¡Mátalo!" Seguía diciendo esa voz. "¡No!" Le decía mientras negaba con mi cabeza y apretaba mis dientes. "¡Mátalo!" Volvía a insistir. "¡No, no y no! ¡Nunca!" Decía en lo que apoyaba mi frente en ese piso negro como la noche. "¡Mátalo!" Escuche por última vez, antes de gritar un más fuerte No, y volver a la realidad.

    En ese momento, como si todo pasará en cámara lenta. Pude verlo... Paul tirado en el suelo, inconsciente. El dragón luchando contra las serpientes de mi espalda, y estas tratando de que ese dragón no me tocará en ningún momento. En mis manos había partes del dragón, ¿En qué me convertí?¿Qué fue lo que hizo esa extraña luz conmigo? En ese momento, golpee al dragón, acabando con él. Sentí como esa aura roja iba desapareciendo poco a poco. Al dejar de sentirla, fui corriendo a donde Paul.

    —Paul, Pual. ¿Estás bien?— Le pregunté preocupada.

    Paul, fue recuperando el conocimiento. Al recuperarlo, me respondió:

    —¿Qué... Qué fue... Qué fue lo que paso?— Me preguntó un tanto desorientado.

    —Créeme que ni yo lo sé.— Le dije, un tanto divertida.

    —¿De qué te ríes?— Me preguntó, en lo que se sentaba en el suelo.

    —De nada, de nada.— Le dije, en lo que me levantaba del piso y empezaba a caminar a donde la chica.

    —¿Qué haremos con ella?— Me preguntó Paul.

    —No lo sé, ¿Seguirá viva?— Le pregunté yo está vez.

    —No lo creo. Con esa golpisa...— Comentó Paul.

    En ese momento sentí un cosquilleo en la mano. Al verla, pude ver cómo una luz brillante desprendía de está. Sin saber por qué, pose mi mano en el pecho de la chica. Dos minutos después ella despertó, sin saber donde estaba.

    —¿Dónde estoy?¿Qué hago aquí?¿Quienes son ustedes?— Preguntó alterada.

    —Tranquila.— Le dije, cosa que hizo que ella se alterará más.

    —Oye, tranquila. No te haremos daño.— Le dijo Paul, a lo que ella empezó a calmarse poco a poco.

    —¿Por qué se altero más cuando le dije que se calmará?— Le pregunte a Paul en un susurro.

    —¿Tal vez por qué tienes en la espalda serpientes y tus ojos se volvieron rojos cuál sangre?— Me dijo irónico, también en un susurro.

    —Oye, ¿Cómo te llamas?— Le pregunté a la chica que aún yacía en el suelo, sentada.

    —M-Mérida.— Me respondió está, con notable miedo en sus palabras.

    —Muy bien, Mérida. Yo soy Creencia y él es mi amigo, Paul. Un gusto.— Dije, al tiempo en el que me ponía de cuclillas, para estar a su altura. Vi como ella daba brinco en su lugar, al ver que me incline para estar a su altura.— No me tengas miedo, no te haré daño. Que tenga estas... Serpientes saliendo de mi espalda, no es nada.— Le dije, tratando de hacer que se calmará un poco.

    —S-Sí.— Me dijo, haciendo una mueca.

    —Vamos, ¿De dónde eres? Tal vez... Podamos ayudarte a volver.— Le dijo Paul, ayudándola a levantarse del piso.

    —De aquí. Recuerdo... Que estaba huyendo y de la nada una extraña luz apareció. La tome entre mis manos... Pero, ya no recuerdo qué paso.— Nos dijo la chica, parecía confundida.

    —Tranquila, todo va a estar bien. Esa luz también me afecto a mi, es más, ahora esa luz está dentro mío— Le dije, tratando de calmar la situación.

    En ese momento más robots aparecieron, tratando de matarnos. Mis serpientes los atacaron y sin mover un musculo, los escombros de esos robots terminaron esparcidos en el suelo del almacén.

    —Es mejor que sigamos. Aquí no es seguro.— Dijo Paul, tomando a Mérida en brazos, ya que está tenía una pierna lastimada.

    Caminamos por varías horas, hasta que callo el día. Un bello amanecer nos hacía compañía en nuestro largo camino.

    Paul, es mejor descansar. No puedes llevarla siempre en brazos.— Le dije, tratando de hacerlo entrar en razón, ya que desde hace más de 4 horas que la lleva cargando y no ha querido descansar desde entonces.

    —No, tranquila. Puedo seguir.— Me dijo, a lo que yo hice una mueca de disgusto. Me paré enfrente de él y dije:

    —Paul, llevas horas cargándola. Debes descansar.— Le dije con un tono preocupado.

    —Está bien.— Accedió Paul, para luego dejar a una dormida Mérida en el suelo y sentarse en él, para descansar un rato. Acto seguido, yo también me senté en él, para contemplar el bello amanecer que se colaba por el horizonte.

    Por un momento observe a Mérida, dormía profundamente. "Acaso... ¿Estará soñando algo bello?¿Lo suficiente como para dormir con esa tranquilidad?" Me pregunté. En ese momento, sentí como el sueño me invadía. Mófeo trataba de abrazarme a sus brazos, para dormir plácidamente en un suelo desecho. Me resistí lo más que pude, pero fue más fuerte que yo.

    "Eres un monstruo, tus serpientes lo dicen todo... Tus ojos cuál sangre, ¿A quién mataste?¿A tu familia, a tus amigos, a tus vecinos?¿Quién sigue?¿Paul?¿Esa chica que desconoces? Eres una vil asesina." Me decía eso voz tan perturbante para mi. "No es cierto" Le contestaba, sentada en el suelo, mirando el piso. "Asesina, eso es lo que eres, ¿O qué?¿Ese dragón y esos robots no cuentan?" Escuche una risa malvada, un eco que me intranquilizaba. "No los mate, ellos no son humanos... Son robots que tratan de matarnos." Me defendí. "¡Mentiras! ¡Di la verdad! ¡En lo único que piensas es en las muertes de los demás! ¡Sólo quieres verlos sufrir! ¡Sólo buscas venganza! No lo niegues... Eres malvada." Lo último lo dijo en un susurro. Pude escuchar su risa juguetona, trataba de dominar mi cabeza. "Pienso en sus muertes porque me duele. Lo único que quiero es que Paul y Mérida estén a salvo. Busco venganza porque mataron a mi familia y amigos. Si eso es ser malvada... Sí, lo soy. Y de las peores" En ese momento ese fondo negro se volvió rojo vivo, vi como cada una de las personas que amé y conocí morían ante mis ojos... Vi también, la muerte de Paul. Era asesinado por mi, Mérida moría tratando de defenderlo... "¡Noooo!" Grito en lo que tomo mi cabello y despierto."

    Al abrir los ojos, me doy cuenta que todo se volvió oscuro. ¿Ya es de noche? Trate de levantarme, pero no podía... Estaba encadenada al piso. Voltee a mirar a mi alrededor, me encontré con que Paul estaba encadenado a la pared, ¿Y Mérida? Mérida estaba a punto de ser masacrada por esos robots. Tenía miedo, no quería ver más muertes, no otra vez. Sentí nuevamente esa aura roja emanar de mi. A los pocos segundos, las cadenas desaparecieron y mi cuerpo empezó a reaccionar por sí mismo. Destruyendo a cada robot, y salvando la vida de Mérida.

    Después de liberar a Paul, corrimos hacía la salida, encontrando a personas luchando contra los robots, asesinándolos y gritando "Libertad" a cada momento. Al vernos, trataron de matarme pero Paul se interpuso, diciendo que yo era humana y que era de las buenas. Un hombre de unos 40 años, de pelo castaño oscuro y una mueca que parecía sonrisa, se nos acerco y dijo:

    —Un gusto. Yo soy Cristián Frandword. Soy el líder de la resistencia.—

    —¿Resistencia?— Preguntó Paul confundido.

    —Así es. Estamos aquí para derrotar a los robots y reclamar estas tierras que antes eran nuestras.— Respondió él con autoridad.

    En eso pudimos ver como hombres armados destruían a los robots, dejando montones de escombros a su paso. Esos robots ya no eran una amenaza, lo que significaba que podíamos volver a nuestras vidas cotidianas, puesto que los destruyeron a todos.

    ¿O no?


    ---------------

    La continuación del colectivo que hice con @Paul Di Nova.

    PD: Es la primera y última vez que escribo ciencia ficción. Como pueden ver, no es mi fuerte : p
     
    Última edición: 11 Abril 2015
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Artsy

    Artsy Kodize

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Marzo 2013
    Mensajes:
    127
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    -Lo de los pequeños errores ortográficos ya te lo comenté, pero eso es algo que a cualquiera puede pasarle solo es cuestión de corregirlos, seguir mejorando y ya. La trama me gustó mucho, si bien es cierto como habías dicho que no se te da muy bien este género para mí esta continuación está genial (Me encantó la parte del amanecer). Sin duda tienes mucho potencial para escribir, sigue así :3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Fanático

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    1,011
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Concuerdo con Paul, la ciencia ficción puede no ser tu fuerte, pero supiste desenvolverte en él y lo disfruté mucho. Ya había mencionado lo intrigante que me parecía esta idea y el final que le has dado ha sido genial. Cierto es que sentí que algunas cosas sucedieron demasiado rápido como cuando encuentran al grupo de resistencia o cuando Creencia salva a Mérida y Paul de una muerte segura por esos robots si es que ella no contara con estos poderes, y otra cosa que sentí que le faltó fue ver un poco de shock en Paul al ver la nueva apariencia de su amiga. Quiero decir, la transformación que ella sufrió les salvó la vida a ambos, pero un poco de susto yo creo que tuvo que tener al verla tras recuperar la conciencia.

    Esa extraña voz, ¿acaso la perseguirá para siempre? Y, ¿ hay forma de que Creencia se libre de esa luz y su influencia? Realmente es una gran chica, valiente y sincera, eso me agradó mucho. Y la incógnita del final te deja con una sensación de incertidumbre y expectativa que espero sinceramente esta historia pueda ser desarrollada mucho, mucho más.

    Un placer leerte, saludos :)

    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  4.  
    Emiya Shirou

    Emiya Shirou Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    3 Enero 2014
    Mensajes:
    185
    Pluma de
    Escritor
    ¿Quién o qué es esa extraña voz? Estoy intrigado... *-*
    La historia está muy buena, ya que tiene ese toque especial que combina ciencia ficción, narrativa y algunos factores psicológicos, lo cual la hace bastante única.
    Tienes excelente ortografía y caligrafía, lo cual es genial. La parte que más me gustó es la pelea interna entre el bien y el mal, ya que todo el tiempo tenemos que equilibrar nuestras energías positiva y negativa a diario...
    Pasa bien y suerte. :)
     
  5.  
    Haengbok haja

    Haengbok haja Please save me tonight, me siento inmadura

    Libra
    Miembro desde:
    1 Marzo 2015
    Mensajes:
    62
    Pluma de
    Escritora
    Hola! Eso es interesante:

    La luz tiene, digamos, que vida. La voz que ella escucha es esa luz que trata de dominarle, volverla loca y ponerla en contra del mundo, para que ella sea mala. Pero ella es más fuerte que esa luz, por ello no la pudo dominar por completo. Sólo físicamente, mental y espiritualmente sigue siendo ella.

    Respondiendo de paso el comentario de @niña Elric que antes no tuve tiempo de contestar y luego olvide xD (lo siento D: )

    Fue rápido porque como era en un sólo capítulo no podía hacer que todo se desarrollará bien y eso, aunque fue frustrante, fue un reto. Ya que necesitaría más de un sólo capítulo para desarrollar todo bien, como cuando encontraron a la resistencia, las peleas y todo eso. El shock de Paul no fue tan... "Largo" por lo mismo, pero fue más porque él estuvo inconsciente, debes de recordar que ella estaba encerrada en su mente, debatiendo con esa voz mientras peleaba con el dragón y el tiempo le paso encima. Y como recién recuperaba la conciencia, mientras preguntaba qué fue lo que paso, ignoró el aspecto de su amiga, y al recuperarlo por completo, le dio más importancia a Mérida que a Creencia. Logrando así, la extinción de un shock que, calculé, sería pre-visto por todos.

    La idea es que sí, puesto que es esa luz. A menos de que esa luz salga de ella, se extinga o esa voz gané la "batalla interna" que tiene Creencia, esa voz la seguirá atormentando.

    Pues, no pensé en eso. Sinceramente no lo pensé, pero creo que sí. Capas, si la luz se da cuenta que jamás podrá dominar a Creencia, ella desaparezca y Creencia pueda volver a la normalidad.

    Que bueno que les haya gustado este intento de ciencia ficción xD gracias por tomarse el tiempo de leerlo : )

    Nos vemos n.n
     
    Última edición: 3 Mayo 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - Alchemy
  1. Artsy
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    287

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso