Al amanecer...

Tema en 'Relatos' iniciado por Josh, 31 Julio 2012.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Josh

    Josh Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    8 Julio 2005
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Al amanecer...
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Horror
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1067
    Allí estaba yo, tirado junto a lo que parecía ser el cadáver de mi propia imaginación, cansado hasta mas no poder. “No poder dormir no es tan malo” decían… pero poco a poco y segundo a segundo algo raya sobre tu conciencia, algo golpea fuerte contra tu cabeza algo que te grita de forma obscena que nada esta bien.

    El cuerpo necesita sueño REM, el cuerpo necesita descanso, pero jugamos a ser dioses, jugamos a ser creadores y conseguimos ser nuestros propios verdugos.

    Ahora las palabras se arrastran y los dedos pesan, el bolígrafo ya no quiere obedecer y tentadoramente amenaza con romperse en mi garganta para silenciar mis pensamientos, para silenciarlo todo… Voy a salir a la calle, voy a matarlos a todos, voy a disfrutarlo… pero no debo… no quiero hacerlo, es demasiado triste, así que solo mirare por la ventana, esa que nunca se abre y que no existe, pero que todos saben que esta allí, esa desde donde aquel nos observa de forma retorcida y vulgar, yo voy a mirarlo también, lo mirare a los ojos y se los arrancare, desgarrare su carne con mis dedos y luego… luego simplemente deseare que alguien venga por mi…

    Ya no puedo resistirlo más…
    Domingo 02/06/1987

    -Pero que clase de mierda es esta-

    Decía aquel joven entrando despacio al andrajoso sótano de una pocilga del barrio mas pobre de la ciudad.

    -Conseguirás muchas mas como esas por aquí Ross, este sujeto estaba completamente fuera de sus cabales-

    Su compañero de andanzas un detective de unos pasados cuarenta años le extendía una decena de maltrechas hojas de papel, todas manchadas de barro, saliva y sangre, lo que causaba repulsión por parte del joven detective.

    -¿Pero que se supone que le ocurrió a este sujeto, lleva muerto unos 20 días y aun así escribía cartas?-

    La sorpresa de su compañero se hizo notar con un particular “hum” como si la sola pregunta resultara un insulto mayúsculo a su profesión, como si la sola duda resultara algo tan perturbador como un muerto escribiendo cartas de aparente locura.

    -¿Es que acaso ya olvidaste el incidente de hace tres años?-

    La mención a ese evento hizo que Ross se crispara hasta la medula, parecía como si un viejo trauma se hubiese arrastrado húmedo y fangoso por su espalda trayendo consigo los más desagradables recuerdos, por lo que solo se limito a negar con la cabeza mientras ojeaba una nota mas reciente de su querido y difunto amigo.

    Le arranque los dedos porque no quería parar de cantar, el cantaba demasiado, era molesto, muy molesto… pero su voz era tierna, tierna como la piel de los gusanos recién destripados, yo no disfrutaba de dormir así que decidí dejar de comer, pero como podría yo mirar a sus ojos cuando lo único que había allí era la luz segadora de ese aparado maldito que nos arranco la vida a mi y a los míos.

    Nadie escapa al fuego de la vida, todos de una u otra forma nos vemos envuelto en los azotes del mar de gente, como si de un juego macabro se tratara, cada vez podemos disfrutar menos de las cosas simples como mirar la luna, pero quien miraría hacia arriba cuando abajo todos somos consumidos y corroídos por dentro.

    Suplico por misericordia ya no quiero seguir muriendo…
    Miércoles 12/06/1987

    -Creo que con el pasar de los días estaba cada vez más loco, pero me gustaría saber de que hablaba, el no pareció haber salido de esta habitación-

    Ross recalcaba hechos bastante lógicos pues les había tomado poco más de 8 horas acceder a esa fosa y parecía imposible que una persona desequilibrada pudiese conseguir lo que a ellos les tomo tanto.

    -Oye Ross acércate a ver esto, creo que podrás sumar una mas a las cosas que te traumaran de por vida-

    Aunque a regañadientes el joven detective se acerco a paso veloz hacia su compañero donde con algo de escepticismo pudo ver otra nota una un tanto mas coherente garabateada en una de las paredes.

    Una vez mas han venido a suministrarme esa extraña droga, cada vez es menos lo que recuerdo y mas lo que temo, cada día que pasa estoy mas cansado, puedo dormir menos, las lagunas mentales han aumentado su duración, mis notas solo me indican que mis momentos de lucidez son cada vez menores.

    Temo porque su amenaza sea real y esa droga se libere en toda la ciudad.
    Jueves 27/06/1987

    -¿Impactante no lo crees?-

    La voz del detective sonaba un tanto perturbadora, pero a la vez como si hubiese dado con algún descubrimiento como si acabara de encontrar una de las piezas que le hacia falta a su rompecabezas

    -Demasiado diría yo, en especial porque… esta fechado para dentro de tres días y es bastante obvio que nuestro amigo dejo de escribir hace semanas-

    Decía a penas con un hilo de voz mientras miraba alrededor en busca de algunas notas mas, de alguna otra ayuda para dilucidar este misterio, alguien había experimentado con ese sujeto, alguien lo había recluido allí pues la autoreclusión era poco probable, pasaban los minutos mientras mas y mas extrañas notas salían a la luz algunas mas abrumadoras que otras mientras un ligero golpeteo comenzaba a asomarse en escena y al cabo de algunos segundos mas causaron que Ross se desplomara, no sin antes vez como su compañero sucumbía como títere al que se le cortan las cuerdas.

    El tiempo fue extenso, pero como saber su duración cuando no se tiene ningún punto de referencia, miro alrededor pero no había rastro alguno de su compañero, al contrario no parecía haber rastro de nadie, pero algo había en su mano un gastado bolígrafo y una pequeña nota que citaba

    Otra vez los sueños me aquejan, otras vidas vienen a mi mente, creo que mi fin esta cerca, nunca tuve un compañero, nunca fui un detective, nunca he sido nada… nada… la muerte es lo único que me salvara, no soy ningún Ross, ellos me lo demostraron me mostraron un espejo y una cara que jamás reconoceré, la droga ya fue esparcida y todos están matando a todos… la paz volverá a mi pronto al fin estoy vivo otra vez…

    Y esta vez nada me quitara el sueño…
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    cuki

    cuki Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    8 Junio 2008
    Mensajes:
    107
    Pluma de
    Escritor
    He de confesarte que al principio me he sentido un poco confundida y aunque el final me ha desorientado un poco, la historia me ha gustado bastante.
    Como advertencia te diría que vigilases la acentuación, aunque lo llevas bastante bien.
    Nos vemos.
     
Cargando...
Similar Threads - amanecer
  1. Factummale
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    509
  2. Poikachum
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    395
  3. Chaos Lady
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    429
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso