One-shot de Naruto - Akamaru where are you? [Retos Shinobis]

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Fenix Parker, 1 Noviembre 2019.

  1.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Spider-man Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,273
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Akamaru where are you? [Retos Shinobis]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    2514
    En este fic las personalidades de los personajes pueden verse distintas por los personajes que están "personificando" pero he buscado mantener su esencia.




    Las ruedas de la camioneta modelo Volkswagen Transporter de color azul índigo y con decorados verde limón se detuvieron justo fuera de aquella casona oscura y tenebrosa, un relampago de la futura lluvia que auguraba aquel cielo sin luna de octubre mostró la inconfundible y ya famosa leyenda que versaba en su extremo derecho:




    Maquina del misterio.




    Sai, que era el que conducía esbozó una de esas sonrisas simples que le caracterizaban y se giró para poder ver al equipo completo, aún lado de él viajaba Ino, con su pelo rubio suelto con una diadema, un conjunto de morado y rosado, un pañuelo verde adornaba su cuello, aún lado de ella, estaba Hinata, llevaba su cabello de hongo apenas por debajo de su cuello, gafas y un bluzón de color naranja, en la parte de atrás estaban devorando un enorme emparedado Kiba con una playera verde y pantalones cafes, junto con su fiel compañero Akamaru, Sai por otro lado vestía una playera blanca estilo marinero, con un lazó naranja alrededor del cuello, juntos, formaban el grandioso equipo Misterio a la orden.

    — Shino dijo que nos estaría esperando aquí, seguramente debe estar dentro— declaró Sai mientras descendía.

    Kiba observó aquel que sería su hospedaje aquella noche, una casa vieja que algún siniestro tipo le había parecido un buen sitio para construir un hotel de paso, a pesar de la tenebrosa estampa varios viajeros terminaban reservando una estancia, eso hasta el mes pasado cuando una misteriosa bestia de grandes fauces comenzó aterrar a los huéspedes y el lugar quedó desierto, Shino era amigo del dueño y conociendo a su grupo de amigos detectives, no dudó en mandar llamarlos.

    Kiba se pasó toda la explicación por alto aquella ocasión, las palabras “bestia de grandes fauces” fue lo único que retumbó en su cabeza una y otra vez, buscaba parecer valiente, mientras su canino amigo temblando mostraba la verdad de ambos, con algo de dificultad terminó pasando su bocado.

    — Creo que algunas calles más atrás había otro sitio, Akamaru dice que este lugar huele raro, además seguro debe de estar lleno— declaró el muchacho.




    — El sitio esta solo por causa de la criatura que venimos a investigar ¿acaso tienes miedo? — le preguntó Ino alzando una de sus cejas mirándolo desde el retrovisor.

    Kiba rio nervioso.

    — Para nada, bueno, tal vez, Akamaru un poco.

    Hinata miró gentilmente al perro blanco y le ofreció de su bolso una pequeña galleta.

    — Akamaru... ¿lo harías por una de estás?— preguntó ofreciéndosela.

    El can afirmó mientras abría su hocico para comerla, cuando la lanzaban Kiba intentaba atraparla igual.

    El grupo bajaba de la camioneta y seguía a Sai hacia la entrada del lugar, una vez que estaban todos Ino tocaba la puerta que era un espeluznante sonido de ultratumba y casi al mismo tiempo la lluvia comenzaba transformándose en una violenta tormenta en segundos. Apenas abrió la puerta unos ojos saltones provenientes de un rostro inexpresivo e inquietante los miraron de frente, casi les hace pegar un brinco a todo el equipo, Akamaru había saltado en los brazos de su dueño preparado para la huida.

    — Buenas noches, soy Yamato y les serviré esta noche— declaró el hombre castaño sin retirar o cambiar su expresión dando una leve reverencia.

    Les hizo pasar, el lugar tenía un aire sombrío y con apariencia de abandonado, detrás del recibidor esperaba a un hombre con la boca y la nariz cubierta, tenía el pelo gris y vestía de smoking sin corbata.

    — Misterio a la orden, gracias por venir, mi nombre es Kakashi Hatake y soy el dueño de El imperial— declaró extendiendo sus manos— gracias por venir.

    — ¿Existe algún sitio que los eventos sobrenaturales ocurran? — preguntó Sai indagando.

    Kiba y Akamaru observaba a Yamato el botones imitando sus ojos, Sai los miró y se pusieron serios.

    — Creo que lo más conveniente es que esperen en una de las habitaciones a que aparezca y descansen un poco, Yamato, por favor. — indicó a Kakashi.

    El botones afirmó sin hablar haciendo más grandes los ojos y levantó la mano para guiarlo por unas escaleras, mientras se acercaban a ellas, Hinata miró por unos segundos una foto que descansaba en una mesita para té, allí había un par de personas con vestimentas similares, unos trajes entallados de color verde y unas prominentes cejas.

    — ¿Qui-ienes son ellos?— preguntó la chica de ojos malva curiosa pero cabizbaja.

    — Es un buen amigo y su hijo, bien cerca de aquí, pero hace tiempo no los he visto, fundó su propio hotel— explicó el dueño con semblante triste.



    Llovía mucho afuera, los relámpagos iluminaban la escalera a oscuras mientras eran conducidos a una de las habitaciones por una escalera al final del pasillo.


    — ¿Tendrán algo de comer?— preguntó Kiba pensativo.


    — ¿A caso no tienes otra cosa en la mente?— le reprendió Ino meneando su cabeza.


    Este se rascó la cabeza apenado.


    — Sería bueno acomodar nuestras cosas en la habitación y bajar de nuevo, manejan un pequeño restaurante, allí podríamos conocer al resto del personal y ver si encontramos a un sospechoso — declaró Sai.


    Hinata afirmó.


    — Hay al menos otras dos personas… dos personas más en el personal. — dijo en voz baja— po- podríamos hacerles algunas preguntas


    Yamato, el botones negó con la cabeza y se giró para verlo, casi como lo haría un búho.


    — Neji Hyuga y su novia Tenten, era quienes atendían el restaurante hasta el día de ayer— dijo el siniestro personaje.


    — ¿Ayer?— preguntó Ino.


    — A él le pareció inseguro el sitio para su novia, por la bestia de grandes fauces, así que renunciaron— respondió el botones deteniéndose frente a una puerta con el número ocho frente a ellos, la abrió— este lugar cerrará muy pronto. — indicó esbozando un gesto que jurarían fue una sonrisa.


    Ellos pasaron a la habitación, cuando estuvieron dentro, el botones cerró la puerta.


    — Tendré pesadillas soñando que ese rostro me mira — suspiró Ino sufriendo un escalofrió y se acurrucó con Sai.


    — Hay que dividirnos para encontrar pistas— ordenó Sai— Hinata, ve por los pisos, entrevista a los huéspedes si queda alguno, Ino y yo iremos a hacer algunas preguntas sobre esos empleados al dueño Kakashi, Kiba y Akamaru ustedes...


    Ambos se rascaban plácidamente con un su pie la oreja.


    — … Hagan lo que ustedes quieran.— dijo sonriendo ocultando cierta frustración.


    Luego de que el resto se fueron Kiba y Akamaru se quedaron solos, se miraron el uno al otro y el perro levantó rostro olfateando.


    — ¿Hueles algo Akamaru?— preguntó ansioso.


    Éste ladró afirmando.


    El castaño también olfateó y frotó su estomago.


    — Huele rico ¡comida!.


    Para este par peculiar, había solo una cosa que podía hacerlos mover montañas, pasar por un cementerio, batallar contra monstruos y eso, era la comida.


    — Vamos Akamaru.


    Así fue, estos dejaron la habitación y bajaron guiados por el aroma, casi flotando en el aire, bajaron por unas escaleras alternas que se encontraba en el lado opuesto del pasillo, llegando hasta un comedor, sonrieron cuando entraban y los envolvían el aroma a comida.


    Al acercarse miraron a alguien que ya conocían, vestido con toda la indumentaria de chef se encontraba su amigo Shino, sin despojarse de sus gafas negras por supuesto.


    — Al fin llegaron— indicó el muchacho con gesto serio. — tengo plena confianza que ustedes podrán resolver este misterio.


    — Shino, sabes que Akamaru y yo no nos interesan esas cosas, aunque tu comida en cambio parece muy interesante. — sonrió Kiba.


    — Decidí ayudar un poco con estas cosas mientras todo mejora.


    Shino le dio un plato a cada uno y meneó su cabeza.


    — Provecho


    Una hora más tarde más cuando casi se terminó la comida de la cocina, el muchacho y su perro subían apenas por la escalera, cuando escucharon a alguien reñía, caminaron hasta la ventana y entonces vieron al dueño del hotel y a otra persona discutiendo.


    — Kakashi, tienes que entenderlo, se acabó— declaraba un hombre de ojos pequeños y con piel con tono azul. — Akatsuki cops somos dueños de todos los edificios de la zona tienes que vendernos tu ruinoso lugar.


    — Por última ocasión Kisame— le indicó calmadamente el de pelo plateado— no será así.


    — El lugar está solo a causa de la maldición de esa bestia — dijo el hombre de sonrisa siniestra y piel pálida.


    — ¿Tu como sabes de eso? — preguntó el dueño extrañado.


    — Yo… esté, solo lo sé… solo te aseguro, nos terminarás vendiendo. — declaró.


    Dio la media vuelta y subió a un auto luego de esto presionando sus dientes, arrancó y pisó a fondo el acelerador, el auto viró girando hasta perderse por detrás del edificio.


    — Seguro que esto le llamaría la atención al resto de los chicos ¿verdad Akamaru?.


    El Inuzuka se giró escuchando una especie de gruñido.


    — ¿A quién le gruñes?…


    Akamaru lo miraba nervioso indicando con la cabeza que mirada detrás de él.


    — ...Tu no estás gruñendo ¿verdad?…


    El canino negó.


    Girándose se encontraron con una bestia enorme de grandes dientes, varias patas y al menos dos metros de altura, al mirarlo de frente rugió con fuerza.


    — ¿Te hospedas aquí?


    La criatura negó, el chico afirmó comprendiendo tranquilamente.


    — ¡Corre Akamaru!— gritó mientras ambos salían echando polvo.


    Apenas giró en el pasillo se encontró a Hinata de frente.


    — ¡Corre Hinata!— le exclamó.


    La Hyuga abrió sus ojos temerosa al ver a la criatura que iba tras ellos y se giró para correr igual, yendo por el pasillo se encontraron con Sai e Ino que se encontraban por abrir la puerta de la habitación número ocho para entrar en ella.


    —¡Corran!


    — Chicos, no estén bromeando, no hemos obtenido casi nada, vamos a dormir un poco— indicó Ino.


    Su expresión cambió al instante al ver a la criatura persiguiéndolos, sin pensarlo dos veces ambos corrieron.


    Desesperadamente se dirigieron hacia una de las puertas y la abrieron entraron todos juntos con la criatura detrás. Otra de las puertas salió Hinata pisando sus talones, otra se abrió a Ino y Sai corrieron hacia otra, Akamaru daba zancadas con sus dos patas traseras con Kiba siendo cargado por él, acto seguido la criatura de grandes fauces corría siendo seguido por Ino con una sartén, hasta que se percató la ecuación iba mal y se volteó hacia ella, por último, se vio un agitado Chouji vestido con una botarga de pollo pasando de una puerta a otra con una bolsa de papas en la mano. De la última puerta salieron todos con la criatura de nuevo detrás.


    — Tenemos que armar un plan— declaró Sai sin dejar de correr.


    Hinata se puso pensativa y afirmó.


    — Tengo una idea.


    La criatura se encontró en un pasillo, bajando de piso hacia el segundo. Sin que se lo esperara ni por un momento se encontró de pronto con dos mucamas, una castaña y de pelo corto, otra muy peluda, que lo guiaron hasta la mitad del pasillo donde le indicaron sentarse en una silla.


    — Servicio especial del hotel— declaró Kiba una con una voz fingida.


    Comenzaron a masajearlo y le alzaron los pies con una silla, limaron rápidamente cada una de las garras y entre ambos le envolvieron los pies con una cuerda. Cuando el monstruo se dio cuenta de lo que le hacían rugió, y buscó levantarse, Ino y Sai salieron de las habitaciones de los lados y lo embistieron con dos carritos de ropa sucia que ayudaron a sepultarlo debajo de esta, por su fuera poco, Hinata salió de la ventilación y le arrojó un cesto que le cubrió la cabeza.


    — Atrapado. — declaró la última.


    Minutos más tarde habían ido ya por el dueño del hotel, este era el momento de revelar el misterio, por lo que él, con su amigo Shino se encontraban reunidos, alrededor de la criatura.


    — ¿Entonces era falso?— preguntó Hatake


    — Al final, todos los monstruos lo son— declaró Ino alzando uno de sus dedos con afirmación


    Todos se congregaron alrededor de la criatura atrapado y Sai se dispuso a desenmascararlo.


    — ¿Pero quién es?— Preguntó Shino.


    — Tenemos a tres sospechosos. El primero sería Yamato, él además de ser bastante tétrico no le gusta trabajar aquí, sonrió al pensar que cerraría— explicó Ino.


    — ¿ De qué están hablando?— preguntó una voz detrás de ellos.


    Era Yamato, el botones, con una expresión más relajada.


    — Solo actuó así porque así es la temática del hotel, para dar una experiencia más tenebrosa, en realidad me encanta estar aquí.


    — El segundo podría ser aquel hombre con él que hablaba allá afuera, él de la organización Akatsuki, buscaba que les vendiera el lugar, lo escuché por la ventana — propusó Kiba


    — Imposible, ahora mismo lo tengo al teléfono, insistiendo.— dijo Kakashi mostrando el dispositivo sin responder y dijo colgando.


    — El tercer sospechoso es Neji Hyuga, no se sintió muy conforme con la manera que se manejó con él y su novia mientras trabajaban aquí. — explicó Sai.


    Kakashi quedó pensativo y afirmó.


    — Eso podría ser cierto, me siento algo mal, creo que los hice trabajar demasiado— puso su mano en su barbilla— pero eran las únicas personas que se quedaron luego de que él personal comenzó a irse, sin embargo si ese era el caso ¿por qué el mismo los habría ahuyentado?


    — Ahora lo sabremos.


    Diciendo esto Sai tomó la cara con fuerza de la criatura y jaló con fuerza, esta se desprendió revelando la identidad del monstruo de una vez por todas.


    — ¡Maito Gai!— declaró sorprendido Kakashi.


    — Pu-pues si, así es…. — declaró Hinata—No tuve tiempo de decirlo, pero… pues… descubrí registros aquí abajo donde ambos comenzaron este negocio juntos, pero tuvieron diferencia entre los uniformes del personal.


    — ¿Por que Kakashi? Los leotardos verdes y entallados pronto se volverían una tendencia mundial— declaró aquel hombre de cejas encrespadas.


    — Por eso el fundó, su propio hotel y comenzó a vestirse de esta vestía color verde para vengarse— declaró Kiba— ingenioso.


    — Gai...¿es cierto? — preguntó Kakashi con cierto gesto de incredulidad


    Gai negó con la cabeza.

    — N-no exactamente Kiba… cuando Kakashi se quedará sin personal Gai, le ofrecería la manera de unirse de nuevo, le apenaba haber peleado hace años y vio esto como una respuesta. — declaró Hinata.


    — Así es, papá siempre ha querido eso, por eso dejé con él para que le ayudaran todo este tiempo— declaró otra voz hasta ahora desconocida.


    Una versión miniatura en muchos aspectos Gai surgió del mismo traje.


    — Neji y Tenten son mis amigos desde hace mucho tiempo, todo fue fingido, por cierto, me llamó Rock Lee— dijo sonriendo asomando solo su cabeza por debajo de la de su padre.


    Kakashi y Gai se veían conmovidos, Kakashi comenzó a liberarlo y le dio una palmada.


    — Fue una idea bastante estúpida, pero con las mejores intenciones— indicó Kakashi.


    —Mi fuego de juventud siempre ha estado aquí contigo amigo— respondió Gai.


    —Lo aprecio, ¿sabes? puedes usar cuando quieras ese maldito leotardo verde siempre y cuando uses ropa interior— añadió Kakashi,


    —Podría intentarlo por ti amigo— respondió abrazándolo por los hombros.


    Todos los de misterio a la orden en ese momento se miraron incomodos.


    — ¿Quieren algo de comer? — preguntó Shino rompiendo el silencio incómodo.


    Todos afirmaron alzando la mano.
     
    Última edición: 7 Junio 2020
    • Adorable Adorable x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  2.  
    Rahzel

    Rahzel Usuario popular Comentarista empedernido

    Aries
    Miembro desde:
    12 Mayo 2018
    Mensajes:
    812
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Nunca creí ver otro crossover de Scooby Doo que no fuera con Supernatural ¡Jo! Y menos con Gai de monstruo. Me has sorprendido y esperaba que Akamaru hablara y fuera tan cobarde como Scooby XD creo que has hecho bien a las personalidades de los personajes, sin salirte del canon y dándole lo cómico con las persecuciones típicas de la serie. No tiene precio el final del misterio con Gai y sus mallas verdes xD aish, creí que podría ser más directo con Kakashi :(
    ¡Un abrazo!
     
  3.  
    Pire

    Pire Equipo administrativo Usuario VIP Comentarista Top

    Escorpión
    Miembro desde:
    13 Noviembre 2010
    Mensajes:
    3,700
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Jamás se me había cruzado por la cabeza en Gai no usara ropa interior por debajo de las mallas! Que imagen más perturbadora Dx joder.

    Ains mira que hacer todo eso para arreglar su amistad con su gran amigo, me arruga el corazón pero así son ese pez tan extraños pero a fin de cuentas se quieren.

    Sobre la historia en genera es fantástica! Me encanta ciertamente demasiado, es muy bueno en crossover y la elección de personajes ha sido tan bien pensada h perfecta ya que has manejado todas las personalidades de forma exacta.

    Me encanta! Una grandiosa historia y hasta ahora la mejor en este reto al ser la más creativa aunque hayas tenido errores por ahí.

    Sigue sorprendiendo con ideas tan buenas!
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso