Accidentes( De Kashou No Tsuki)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Temática Libre de Anime' iniciado por Sayuri konno, 21 Junio 2007.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Sayuri konno

    Sayuri konno Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Agosto 2004
    Mensajes:
    38
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Accidentes( De Kashou No Tsuki)
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1735
    Accidentes( De Kashou No Tsuki)



    Anime: Naruto
    Parejas: Kiba Ino, ShikaTema, NejiTenTen
    Autor: Kashou No Tsuki

    Sumary: Entrenar muy duro puede traer serias consecuencias. Neji acaba de descubrirlas, y sin quererlo, lleva a Shikamaru consigo a la perdición.

    Bueno, pues es un fic de una de mis Autaras favoritas en Fanfiction, y pues quria traer uno de sus fics aqui. Ya le pedi permiso hace MUUUCHO tiempo, pero por falta del mismo, no habia puesto un de ella, la verdad es que como a mi todos me gustan, pues puse este. No se, pero yo me rei mucho^^.

    Espero y les guste como a mi me gusto, aqui les dejo el primer capitulo. Repito.

    Este fic no es mio es de Kashou No Tsuki, solo lo tome prestado(con permiso de la autora) para que lo conociera mas gente.


    Accidentes


    Pájaros



    <HR width="100%" noShade SIZE=1>

    Era problemático. Aburrido y problemático. Sabía que el Byakugan era la herramienta más eficaz en misiones como la que estaba llevando a cabo, después de todo, tenía el CI de un genio, pero no terminaba de comprender la agobiante insistencia de la Godaime. No entendía porqué el que saltaba de rama en rama a su lado era el Hyuuga y no uno de sus compañeros de equipo habituales como Chouji o Ino. Para una misión tan sencilla y de bajo riesgo, no debía pasar de tipo C, como la que le acababa de encargar la voluptuosísima mujer, no era necesario un “prodigio” como Neji. Hubiera bastado con cualquier otro del montón.

    Sólo tenían que recuperar un par de pergaminos que habían sido robados recientemente, por un ladrón normal, común y corriente, sin nada que ver con Orochimaru, el Akatsuki o profesores psicópatas con delirios de grandeza. No, no era nada más que un estúpido con suerte que había logrado entrar en la oficina de la Hokage mientras ella dormía nadando en alcohol, y que había escapado con un par de papeles en la mano.

    Shikamaru no podía negar que se sentía algo incómodo por la repentina –e injustificada- demanda de la Quinta de que Neji fuera asignado su compañero y que partieran inmediatamente. De hecho, también se mostraba molesto. Era su día libre de las clases en la Academia y lo habían arrancado de la relajante paz de su cama. Que problemático.

    Bostezó abiertamente y luego soltó un bufido de fastidio.

    Tampoco era para tanto. El Hyuuga era conocido por ser una tumba ambulante y más cerrado que una ostra, y por su eficacia en todo lo que se le encargara. No había ido en misiones con él desde la fatídica y desastrosa operación “Regresar a Sasuke sin más que Gennins” y aunque había sido un fracaso de grandes proporciones, porque Sasuke igualmente se había marchado, y todos habían quedado más apaleados que saco de boxeo, había alcanzado a apreciar sus destrezas.

    Dejó salir un suspiro de resignación y aburrimiento que pasó desapercibido por Neji, demasiado concentrado en la búsqueda del ladrón como para notar cualquier cosa.

    Había estado entrenando arduamente estos últimos meses, mucho más duro de lo normal, y a pesar del espantoso dolor de cabeza que le martillaba las sienes, las constantes pérdidas de consciencia que había sufrido y el ardor que sentía ahora cada vez que abría los ojos, el entrenamiento estaba dando frutos. Ahora podía ver hasta la más ínfima criaturita que osara entrar en un radio de… mucho, su punto ciego estaba al borde de la desaparición. Era cuando notaba los resultados de su tortura diaria que se sentía más que signo de ser llamado el genio Hyuuga.

    Llevaban alrededor de media hora rastreando en las afueras de Konoha, y el miserable cleptómano no daba rastros de vida. Los dos se miraron simultáneamente y Neji asintió con la cabeza en silencio.

    Se preparó, las venas en el contorno de sus ojos blancos se enmarcaron sobre la pálida piel, y concentrándose rápidamente comenzó a fluir el chakra.

    Byakugan!

    Al abrir los ojos con fuerza a los colores blancos y grises del paisaje una especie de ardor lo hizo parpadear repetidamente. Pasaron unos segundos y Neji se llevó una mano a la frente, intentando apaciguar un dolor intenso en las sienes. Shikamaru se giró y notó el gesto de su compañero.

    “¿Neji?”

    Un grito ahogado surgió de la garganta del Hyuuga, mientras alzaba la mano libre hasta su cabeza, deteniéndose abrupta y sorpresivamente en una rama de baja altura.

    “Neji! Estás bien?” Inquirió nuevamente Shikamaru, esta vez definitivamente preocupado. Un par de segundos de expectación pasaron con lentitud.

    MIERDA! ESTOY CIEGO!

    El eco del desgarrador bramido del ciego resonó con fuerza por todo el bosque de Konoha y el Nara hubiera jurado que hasta en la Aldea lo habían escuchado. De no hubiera sido porque estaba algo aturdido por la situación, le hubiera espetado con molestia que era un problemático al ir dando aullidos como esos por el bosque.

    Horrorizado por la pérdida de su valiosa visión, el joven comenzó a balancearse peligrosamente sobre la rama, con las manos en la cabeza y moviendo el torso encorvado hacia delante y atrás.

    “Todo está perdido... Es que acaso el destino...? Mis alas...!” Comenzó Neji musitando para si mismo, claramente perturbado.

    “Qué? Un paja...?”

    Sin poder terminar la oración fue interrumpido por una bandada de gorriones que, seguramente espantados por el infernal aullido del Hyuuga habían emprendido el vuelo, pasaron delante suyo y entre el ramaje de los árboles, causando un revoloteo endemoniado y cegador de alas, picos y plumas, provocando que el Nara perdiera el equilibrio y resbalara del árbol donde estaba parado, lanzándose en caída libre hacia el vacío.

    Sólo un par de segundos pasaron antes de que la cabeza de Shikamaru impactara de lleno contra el duro suelo de tierra.

    Al oír el golpe seco y notar el repentino silencio del otro, Neji, exasperado por su ceguera y olvidando que estaba de pie sobre una débil y angosta rama, dio un paso hacia la nada agitando ambas manos en el aire, buscando infructuosamente a su compañero.

    “Shikamaru? Donde...?”

    Otro golpe contra el suelo, sólo que ésta vez, la altura era mucho menor y el abundante y bien cuidado cabello de Neji amortiguó su caída.



    <HR width="100%" noShade SIZE=1>

    Sorprendido por la bandada de aves enloquecidas que pasaron sobre sus cabezas, un alegre y gigantesco Akamaru comenzó a ladrar con fuerza. Su dueño lo veía divertido mientras echaba a andar en dirección contraria a la Aldea, con una sonrisa torcida entre de sus mejillas.


    El can calló un instante, olisqueando con interés despierto la atmósfera. Y luego los ladridos cambiaron, alarmando instantáneamente a Kiba.

    “Sangre? Dónde?” Preguntó ansioso el Inuzuka, olfateando con más atención. En efecto, el olor de la sangre llegaba desde no muy lejos.

    Akamaru le indicó una dirección y ambos partieron a gran velocidad, el humano por los árboles y el enorme perro a ras de suelo.

    Finalmente se detuvieron en un pequeño claro cerrado. Kiba abrió los ojos hasta que parecieron escapar de sus cuencas mientras Akamaru se acercaba a oler y marcar los “cadáveres”.

    A los pies del can se encontraba el inerte cuerpo de Shikamaru, en una posición antinatural y con la cabeza en un ángulo extraño en relación al cuello y el resto de su cuerpo, rodeada por una enorme poza de roja y espesa sangre salpicada con plumas y tierra. A un par de metros, no muy lejos, la figura de Neji resaltaba entre algunos arbustos, con los brazos abiertos a los lados y una expresión de retraso mental en el rostro, o al menos eso le pareció a Kiba.

    Eh?

    No cabía en su sorpresa, y los veía con incredulidad, rascándose la nuca con una mano. ¿Cómo era posible que el soberbio genio de los Hyuuga y Nara Shikamaru, el ninja más inteligente de la Hoja, hubieran terminado ambos inconscientes y solos en medio del bosque¿Cómo era que un genio y un superdotado habían quedado en aquel deplorable estado?

    Se le pasó por la cabeza la idea de pudieron haber sido presa de una emboscada de ninjas enemigos, que pudieron haber caído en alguna trampa o ataque sorpresivo, pero al echar una mirada a su alrededor no logró encontrar ningún signo de lucha o enfrentamiento. Ni siquiera un olor extraño o un rastro que seguir.

    Un murmullo incoherente y apenas audible los sacó de sus ensoñaciones. Kiba soltó un resoplido de decepción, Neji no estaba muerto.

    Intercambió una mirada de interrogación con Akamaru, que parecía tan perplejo como él. Alzó y dejó caer los hombros.

    “Ya que no hay más remedio...”

    Como si fueran dos sacos de papas, Kiba tomó a Neji para ponérselo sobre los hombros al ver que no tenía ninguna herida de gravedad y arrastró del cuello del chaleco a Shikamaru hasta dejarlo sobre el lomo de Akamaru, con algo más de cuidado. Se encaminó hacia Konoha con los dos shinobis inconscientes, dejando un rastro de sangre y plumas.





    <HR width="100%" noShade SIZE=1>Editado n.n Creo que de veras mejoró bastante, ojala alguien aprecie el cambio si es que vuelve a leerlo n.nU

    Kashou No Tsuki


    +o+o+o+o+o+o+o+o+o+


    Bueno, aqui esta el primer capi, y para no aburrirlos n ponerla tan pronto, el sabado(o domingo) pondre el siguiente capitulo.​

    Pobre Neji ¿no?, perder uno de sus grandes dotes por esforzarse de masXD.​


    Saludos!!^^​
     
  2.  
    Sayuri konno

    Sayuri konno Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Agosto 2004
    Mensajes:
    38
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Accidentes( De Kashou No Tsuki)
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    14
    Re: Accidentes( De Kashou No Tsuki)

    Ehh, dejen comentarios, que no comoX3

    Saludos!!^^
     
  3.  
    Sayuri konno

    Sayuri konno Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Agosto 2004
    Mensajes:
    38
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Accidentes( De Kashou No Tsuki)
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1163
    Re: Accidentes( De Kashou No Tsuki)

    El siguiente Capi, como quiera lo coloco aunque no dejen post(se que extrañamente les esta entrando una flojera de dejar reviewX3).

    Aqui les vaXD.

    Accidentes



    Ciego y Olvidadizo

    <HR width="100%" noShade SIZE=1>
    Poco a poco fue recobrando la conciencia, despertando por los fuertes martillazos que sentía en las sienes. Abrió los ojos pesada y lentamente, mientras la niebla que los cubría se disipaba. En un par de segundos pudo enfocar mejor y lo primero que vislumbró frente a él fueron los enormes brillantes y celestes ojos de Ino viéndolo fijamente, casi con el rostro pegado al suyo. Ella parpadeó rápidamente. Shikamaru sintió que su cara se hinchaba y comenzaba a arder en llamas por la cercanía del rostro de la rubia, lo que provocó que el dolor se hiciera más intenso en su cabeza.

    Emocionada, al ver que tras tres horas de inconsciencia el Nara comenzaba a abrir los ojos, no pudo evitar saltar de alegría y llamar a gritos chillones a Chouji, ya casi dormido por la larga espera, sentado en una silla en un rincón de la habitación.

    “Chouji! Miraa! Shikamaru ya despertó!” Gritó la rubia eufóricamente

    La aguda llamada de Ino retumbó en los oídos del moreno, tronando una y otra vez. Cerró los ojos bruscamente, sintiendo que los tímpanos se le despedazaban y que las penetrantes ondas sonoras le habían causado severos daños neurológicos.

    Chouji se paró de golpe y se acercó a la cama de Shikamaru, viéndolo con una expresión apacible y sonriéndole. Shikamaru abrió los ojos y se llevó una mano a la cabeza, descubriendo un enorme turbante de vendas sobre esta. Miró a su alrededor, notando por primera vez donde se encontraba.

    “Que… Que pasó?” Preguntó entrecerrando un ojo por el dolor.

    Su compañera había dejado de dar saltitos y ahora lo veía con una media sonrisa burlona.

    “Por lo que nos contó Neji, te caíste de un árbol y te rompiste la cabeza mientras perseguían a ese ladrón… Dijo algo de unos pájaros, pero él tampoco sabía mucho, parecía algo confundido y bastante perturbado. Definitivamente no era el Neji de siempre, tienes que contarme todo lo que pasó, porque hasta ahora nadie tiene idea. Estábamos muy preocupados porque no despertabas, hemos estado aquí por… Cuánto, Chouji? Dos o tres horas… y además…”

    Se detuvo al ver que Shikamaru no le estaba prestando atención, se había quedado viendo un punto fijo en la nada, observando las moléculas de polvo, o durmiendo con los ojos abiertos. La Yamanaka lo miró extrañada, sin saber si continuar o quedarse callada. Le lanzó una mirada preocupada al Akimichi y él se la devolvió.

    “Shikamaru?” Al ver que el moreno no parpadeaba y había olvidado respirar Chouji decidió interferir.

    “Eh? Que… Que pasó?”

    La Yamanaka alzó una ceja y volvió a intercambiar miradas interrogantes con el robusto chico.

    “Ya te dije que te caíste de un árbol y te golpeaste muy duro en la cabeza y… Shikamaru?”

    Otra vez, la mirada del Nara se perdió en una esquina de la habitación.

    “Que… Que pasó? Que hago en el hospital?” Inquirió nuevamente, con una expresión de inocencia y molestia.

    Ino y Chouji se miraron por tercera vez, con incredulidad y asombro llenando sus ojos.



    <HR width="100%" noShade SIZE=1>
    Los azules y largos cabellos de la kunoichi se agitaban en su apresurada carrera, recorriendo aceleradamente los pasillos del hospital. Giró en una esquina y frenó antes de cruzar una puerta. Se arregló el abrigo y respiró profundamente, tratando de recuperar el aliento.


    “N-Neji-niisan, v-vine apenas…- Con la respiración aún agitada - … Kiba-kun me contó…”

    Con una venda que cubría sus ojos y rodeaba la cabeza, la esbelta y sexy figura de Neji se erguía sobre la cama. Sentado estáticamente, apoyando su espalda contra el respaldo y la pared. A su lado, sentada en la cama, se encontraba Tenten, con la cabeza descansando sobre el hombro de Neji y sosteniendo una de sus manos, con los dedos entrelazados y una expresión de encanto en el rostro.

    El rostro de Hinata se encendió en llamas inmediatamente, sintiéndose culpable de todos los males del mundo por haber entrado de forma tan abrupta en la habitación y haber interrumpido un momento especial entre Neji-niisan y su compañera.

    La chica de los tomatitos se sonrojó también y bajó de un salto de la cama, soltando de golpe la mano del Hyuuga, quién se había ruborizado imperceptiblemente; no solamente porque Hinata los hubiera visto, sino también porque él no había podido percibir la presencia de su prima al acercarse a la habitación. Se sintió inútil e inservible, y por su cabeza no dejaba de dar vueltas la imagen de un pequeño pájaro mutilado, sin alas…

    “Hola Hinata” Saludó alegremente Tenten, con toda la naturalidad del mundo.

    “Hinata-sama”

    La Hyuuga que se había quedado de piedra junto a la puerta sonrió débilmente, fijando sus blancos ojos en las vendas alrededor de los ojos de su primo.

    “Pero no te quedes en la puerta… Pa…”

    Tenten fue interrumpida por un tornado verde que penetraba arrebatadamente por el umbral de la puerta en aquellos instantes…

    “Neji-kuuuuuuuun! Gai-sensei me contó lo sucedido! La llama de tu juventud se ha extinguido!” Con lagrimitas brillantes en los ojos “ES-CIERTO-QUE-NO-VES-NADA?” Prosiguió con un alto volumen de voz, gesticulando y pronunciando cada palabra como si en eso se le fuera la vida.

    “Lee… Estoy ciego…” Respondió Neji calmadamente “No sordo o estúpido…”



    <HR width="100%" noShade SIZE=1>
    La rubia estaba al borde del colapso, rabiando de impotencia, dando patadas en el suelo, con una enorme y anormal venita palpitando en su frente.


    “SHIKA! Cuantas veces te he dicho que te caíste de un puto árbol y te partiste la jodida cabeza?” Agitando sus puños en el aire, a punto de estallar.

    “Ino…” Chouji dijo, viéndola atemorizado.

    El Nara veía y escuchaba a la kunoichi sin comprender lo que sucedía¿Porqué la Yamanaka estaba a punto de ser la próxima bomba atómica? Él simplemente no recordaba nada… Aah, mujeres problemáticas!

    “Ino” Repitió el Akimichi.

    QUÉ?” Respondió exasperada, viendo a Chouji con una mirada asesina, casi desollándolo con los ojos.

    El moreno los miraba atónito.

    “Creo que Shikamaru perdió la memoria…”



    <HR width="100%" noShade SIZE=1>
    Editado, pero sólo un poquito, este capitulo estaba escrito bastante mejor que el anterior n.n


    Kashou No Tsuki

    +o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+o+

    El sabado si me dejan venir, les dejo el que sigueX3.

    Saludos!!^^
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso