A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Fran, 21 Diciembre 2009.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Laile

    Laile Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Abril 2009
    Mensajes:
    465
    Pluma de
    Escritora
    Re: A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

    Scarlett, no había visto la continuación.

    OMG! Pon continuación pronto, me dejaste intrigadisíma.
    Haber no noté errores salvo uno, pero es pequeñisímo. Una recomendación; procura utilizar el guión largo, que es el más adecuado para el caso (—) ;).

    En cuanto al capítulo ¡Estuvo genial! Me gustó mucho el final del cap, ósea no sé que estarán pensando Naruto y Hinata después de eso. ¡Y Sakura! Pobre de ella, la encuentran así en la casa de Sasuke. No soy fan del NaruHina, pero estuvo lindo ese Flash Back de como ellos se hicieron novios *-*.

    ¿Qué más digo? ¡Pon continuación ya!.
    Saludos, Sophie.
     
  2.  
    Fran

    Fran Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    2 Mayo 2008
    Mensajes:
    233
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    3245
    Re: A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

    Chicas, muchas gracias por sus comentarios, si no fuesen por ellos no tendría inspiración para poder continuar :(. Navaja, te sugiero que cuando comentes procures poner las cosas que te gustaron y los errores que notates o cosas que te gustaria que mejorara en el fic; si no, te borraran el post como ya lo han hecho anteriormente, de cualquie forma, agradezco tus comentarios :3.

    Ok, antes de la continuación, una última cosa. Esta continuación se la dedico a Sophie quien no se habñia dado cuenta de que había puesto continuación; y por ser una de mis más fieles lectoras; Sophie, te odoru :L!

    Capítulo V:
    Explicaciones. Una noche. Comienza la diversión.
    -¿Sakura-chan, qué haces aquí? –Preguntó asombrado el joven de cabellos dorados al verla tan feliz, ¡y en la casa de Sasuke! Le alegraba verla sonriente, es su amiga. Pero es extraño ver a alguien estar en casa de su ex.

    Al darse cuenta de quienes se encontraban en la casa la joven de orbes verdes se puso nerviosa. No podía articular alguna respuesta ante la pregunta antes planteada por su amigo, si le decía que Tsunade la había mandado allí de seguro no le creerían, después de todo, ella nunca ha sido buena para mentir, aunque esté diciendo la verdad y menos estando tan nerviosa. Si dice algo pensaran que está mintiendo y si no dice nada, de seguro pensarían que está ocultando algo. Estaba atrapada en un gran dilema.

    -Tsunade le dijo que esta noche tendría que dormir aquí debido a los daños que hubo en su casa-Dijo el joven de orbes azabache ya sabiendo en el estado en que se encontraba su acompañante.-Y según ella la casa de Hinata está muy lejos y bueno, decidió que ella se quedará aquí- Concluyó con su explicación sabiendo que ellos preguntarían el porqué de que ella no pudiera quedarse en casa de la chica de ojos perlinos.

    La pareja asintió ante la explicación del joven Uchiha en señal de aprobación aunque realmente no le hayan creído ninguna palabra, pero supieron disimularlo. Por su parte, la joven de cabellos rosa suspiró hacia sus adentro, se encontraba aliviada esta vez si tenía que agradecerle a Sasuke por salvarla en ese momento, quien sabe qué rayos hubiese pasado si Sasuke no hubiese hablado en ese momento.

    -¿Y bien? ¿A qué se debe el hecho de que me hayas dicho que viniera para acá? –Interrogó el muchacho de orbes azules con ironía causando que el joven de orbes azabache lo mirará con el ceño fruncido, le divertía ver a su mejor amigo enojado.

    -P-Pues, la razón de que Sasuke-kun te llamará era para decirte que tendremos vacaciones desde mañana…-Por fin se decidió a hablar la joven Haruno, algo nerviosa por supuesto, pero intento disimularlo.-Y pues saldremos a las ocho de la mañana y queremos pedirle que le digan a los demás…-Dijo esta un tanto avergonzada debido a que sus amigos de seguro pensarían que son unos perezosos.

    -S-Sí, n-no h-hay n-ningún p-problema-Dijo la joven de cabellos perlinos con una tierna sonrisa, sabía que su amiga se encontraba en una situación incómoda debido a que Naruto los estaba mirando a ambos de manera pícara, y sabía muy bien que ella se ponía demasiado nerviosa con eso.

    -Sí, no hay problema, nosotros les diremos a los demás-Dijo Naruto quien aún miraba de manera pícara al joven Uchiha y a la joven Haruno.-Hinata-chan, ¿qué tal si nos vamos?-Dijo mientras tomaba la mano de su novia y la llevaba hacía la puerta.-Y así los dejamos solos un rato-Al decir este último comentario lo suficientemente alto como para que Sasuke y Sakura escucharan los pómulos de la joven de cabellos rosas se tornaron de un todo carmesí muy notorio, y la chica de ojos perlinos tampoco pudo evitar ruborizarse ante el comentario de su pareja.

    -¡Nos vemos luego, teme!-Se despidió el muchacho de cabellos dorados mientras cerraba la puerta de la casa dejando solos al moreno y a la joven de cabellos rosa.

    Un silencio sepulcral apareció en ese momento, ninguno de los dos decía una mísera palabra. Por su parte, la joven Haruno se encontraba en un debate interno, en su mente solamente resonaba una sola frase, la que aquel día el joven Uchiha le había dicho: Todo lo sabrás a su debido tiempo…. ¿A qué se refería con eso? ¿Qué es lo que había querido decir? ¿Acaso él la amaba?
    Estas y más preguntas rondaban por su mente, internamente estaba vuelta un caos, ya no sabía que pensar; ni siquiera sabía si debía hablarle a él, quien se encontraba a su lado en esos momentos. Y claro, Sasuke tampoco se encontraba muy bien psicológicamente que digamos, en su cabeza sólo había una simple, pero torturadora pregunta: ¿Sakura seguía amándolo como antes? Pensar que ella tal vez ya no sienta lo mismo que hace meses le rompía en corazón.

    -M-Muchas gracias por lo de hace un momento, Sasuke-Agradeció la joven de cabellera rosada mientras hacía una pequeña reverencia frente al moreno.-No sé que hubiese hecho para responderle a Naruto cuando me preguntó que hacía aquí-Concluyó ella con una risita nerviosa.

    -Hmp.-Pronunció el moreno mientras se levantaba del sofá y caminaba hacía las escaleras, obviamente hacía su cuarto.-Iré arreglar mi maleta para mañana; cuando termine, bajaré a hacer la cena-Dio por terminada la conversación mientras cerraba la puerta de su habitación.

    -Sasuke, algún día te regalaré un diccionario; que solamente me hablas con un monosílabo me está comenzando a molestar. Aunque todavía no entiendo cómo es que puedo comprender cada cosa que dices.-Pensaba la joven de ojos verdes mientras suspiraba y subía las escaleras en dirección hacía su cuarto; al estar frente a la puerta, reaccionó al recordar la última cosa que él había dicho.-¿Sasuke cocina? Me pregunto qué es lo que preparará-Se preguntó asombrada a si misma mientras se adentraba en la habitación.

    Después de media hora, el joven de cabellos azabaches salió de la habitación con la mirada perdida, como si algo lo perturbara; bajó las escaleras en dirección a la cocina, se puso un delantal de cocina atado en la cintura. Buscó un libro de recetas, tal vez era de su madre; ella era una gran cocinera, y él aprendió mucho de su amada madre, y ahora lo pondría en práctica.

    La joven de cabellos rosa se encontraba sentada en el borde de la cama, todavía no lograba entender que el lo que Sasuke trataba de decirle, miles de preguntas aún torturaban su mente; tenía un dolor de cabeza inmenso, así que salió del cuarto en busca de algunas aspirinas, al no saber donde estaban bajó a la cocina y al entrar pudo notar al Uchiha sumamente concentrado en eso de preparar la cena, realmente se estaba tomando en serio todo esto.

    -Etto… ¿Sasuke-kun, tienes aspirinas?-Preguntó ella de manera inocente haciendo que el moreno se diera vuelta, causando un leve sonroje en la chica de ojos verdes.

    Este hiso un movimiento de cabeza en respuesta negativa hacía la pregunta de la joven. Esta simplemente agachó la cabeza y se sentó en el sofá de la sala, al parecer las necesitaba urgentemente y él lo notó; así que se acercó al sofá donde ella se encontraba y se sentó a su lago.

    -¿Te encuentras bien?-Preguntó el moreno mientras tomaba una de las manos de la chica haciendo que ella se ruborizara de manera notable.

    -Sí… No te preocupes, Sasuke-kun-Dijo ella mientras le dedicaba una sonrisa, falsa por supuesto, pero ella no quería que él se alarmara por un simple dolor de cabeza.

    -Sakura, no me mientas. ¿Te encuentras bien?-Volvió a preguntar pero esta vez de una manera más sería, él sabía perfectamente que ella le estaba mintiendo.

    Pero antes de que ella pudiese contestar, se desmayó cayendo en brazos del moreno, al principio pensó que era una broma pesada por parte de ella, pero al ver que no contestaba la tomó en brazos y subió con ella hasta la habitación de él. La recostó sobre la cama y salió de la habitación. Bajó nuevamente las escaleras en dirección a la cocina y apagó la estufa, para su suerte la comida ya estaba lista. Se quitó en delantal, luego subió nuevamente las escaleras prácticamente corriendo y se adentro en su habitación.

    Pasó alrededor de una hora y Sakura todavía no despertaba, ya no iba a esperar más, la llevaría al hospital pero cuando iba a intentar levantarla ella comenzó a abrir sus ojos lentamente.
    Y en ese momento los ojos del moreno tenían un brillo especial, estaba feliz. Aunque lo ocultó.

    -Sasuke…kun, ¿q-qué ocurrió?-Preguntó con dificultad mientras intentaba levantarse de la cama pero ante esta acción él la sujeto del brazo haciendo que ella no pudiese moverse.-¿S-Sasuke-kun?-preguntó asombrada ante la acción del joven, no pudo evitar sonrojarse y el pudo notarlo.

    -No te muevas, estás débil-Dijo exaltado cosa que causó que la joven de orbes verdes quedara sorprendida.-Te desmayaste, ¿ahora si me dirás qué es lo que te ocurre?-Dijo este mientras recobraba la compostura y soltaba el brazo de ella.

    -Tenía un dolor de cabeza terrible, eso es lo que me ocurre…-Dijo cabizbaja mientras pequeñas y frágiles lágrimas resbalaban por sus mejillas.-Pero ya estoy mejor, así que no te preocupes-Musitó mientras se secaba esas necias lágrimas con sus manos.

    -Me alegra que ya estés mejor-Dijo el moreno de manera fría, como de costumbre. Pero a la vez esas palabras expresaban preocupación, y a la vez felicidad.

    El joven Uchiha dirigió su mirada hacía un reloj que colgaba de la pared en frente a la cama, pudo ver que ya eran las diez y treinta de la noche, ya era demasiado tarde para cenar, ni pensar que había pensado en el momento ideal para pasar tiempo junto a su amada flor de cerezo.

    -Creo que es demasiado tarde para cenar…-Dijo con una risa nerviosa mientras miraba al moreno.-Creo que ya debería irme a mi cuarto-Dijo mientras se levantaba de la cama pero antes de poder salir, el moreno la sujetó por la muñeca.

    -No señorita, usted dormirá aquí esta noche-Susurró el moreno en el oído de la joven de ojos verdes.-Mejor prevenir que lamentar. No sabemos si de aquí a tu habitación te pueda pasar algo-Dijo mientras saltaba a la chica y comenzaba a quitarse la camisa.

    Suspiró.-Iré a buscar un pijama, ¿está bien?-Pregunto mientras se acercaba a la puerta del cuarto.

    -No saldrás-Dijo el Uchiha mientras abría el armario y sacaba un pijama que constaba de un short color negro y una blusa de color banca.-Toma, usa eso-Dijo mientras le aventaba las prendas a la joven Haruno.

    -¡¿Qué?!-Preguntó ella asombrada.-Ah, olvídalo…-Dijo con pesadez mientras entraba en el baño de la habitación; después de unos segundos abrió nuevamente la puerta y a la vez asomaba la cabeza en el pequeño espacio que había dejado al abrirla.- ¿Podrías darme una toalla? La mía está en MÍ cuarto-Dijo irónicamente.

    -Toma-Dijo mientras extendía en brazo para poder darle la toalla.

    -Gracias-

    Después de varios minutos que al parecer para el joven moreno fue una eternidad, Sakura salió del baño. El conjunto que le había dado le quedaba a la perfección, la blusa resaltaba sus pechos que no eran tan pequeños como parecían. Quedó idiotizado ante tal figura, que a su parecer era perteneciente a la de un ángel; aunque supo disimularlo.

    -¿Y se puede saber dónde dormiré?-

    -Aquí, junto a mí-Dijo el moreno mientras daba pequeños golpes a la cama.

    El moreno se acostó y la joven de cabellera rosada junto a él. Ella se dio vuelta quedando cara a cara con el joven de orbes azabaches, quién ya tenía sus ojos cerrados. Le causaba tanta ternura verlo así, tenía la apariencia de un niño pequeño. Se acercó a su rostro y depositó un dulce beso en su frente, con cuidado para que él no despertara.

    -Has cambiado tanto… Sasuke-kun-Pensó ella mientras se daba vuelta dándole la espalda al moreno, quien había despertado debido a los movimientos causados por la joven de orbes verdes al girarse.-Sabes, me hubiese encantado comer la comida que preparaste-Dijo antes de caer profundamente dormida.

    -Hmp.-musitó el moreno mientras en su rosto se dibujaba una pequeña sonrisa.

    A la mañana siguiente, los rayos del sol se asomaban por la ventana del cuarto del joven Uchiha.
    Y justamente aquellos rayos estaban sobre el rostro del moreno, quien frunció el ceño ante esto y comenzó a abrir lentamente sus ojos. Se levantó de la cama y se dirigió al baño para cepillarse los dientes; al salir postró su mirada en la cama y al ver a la chica de cabellos rosados plácidamente dormida, no pudo evitar esbozar una pequeña sonrisa, que al perecer ya eran costumbre al estar cerca de ella.

    -Sakura, ya levántate-Dijo mientras movía a la chica de un lado a otro sin conseguir algún resultado.

    -Cinco minutos más, Sasuke-

    -No. Ya levántate, son las 7:15-

    -¿Qué? No puede ser tan tarde-Se levantó exaltada al oír lo que él había dicho, les quedaba solamente medía hora para tener que irse, y ninguno de los dos estaba listo todavía.

    Ella salió corriendo del cuarto y entro en su habitación en busca de ropa, abrió rápidamente la maleta y sacó una muda de ropa que constaba de una blusa manga larga de color chocolate claro y unos jeans grises. Se metió al baño apresuradamente y tomó una ducha de no más de siete minutos. Salió y se vistió igual de rápido; peinó su cabello y lo recogió con una coleta alta dejando caer un mechón al lado de su rostro.
    El moreno se baño igual o tal vez más rápido que ella, se puso una camisa color negro y desabrocho los tres primero botones de esta, y unos jeans.
    Ambos salieron de sus habitaciones con maletas en manos y con una sonrisa la joven Haruno preguntó:

    -¿Estás listo?-

    -Hmp.-

    -Tomaré eso como un sí-Dijo con una sonrisa mientras bajaba las escaleras.

    Por querer ahorrar tiempo no desayunaron, salieron rápidamente de la casa y tomaron rumbo a las estradas de la aldea. Iban a paso tranquilo, no tenían apuro, de cualquier forma, sabían que Naruto iba a demorar unos quince minutos más de lo acordado. Siempre hace lo mismo.
    Antes de llegar pudieron visualizar a todos sus compañeros ya en la entrada; pero como ya habían dicho, faltaba Naruto y si faltaba él también hacía falta Hinata.
    -¡Chicos!-Exclamó alegremente Sakura mientras abrazaba a Ino, Karin y TenTen.

    -Sakura, Hinata nos contó que Tsunade-sama te ordenó quedarte en casa de Sasuke-Dijo Karin con una sonrisa pícara la cual hizo que Sakura se ruborizara violentamente.-¿Cuéntanos que ocurrió? Y queremos lujo de detalle.-

    -N-No ocurrió nada, chicas, se los juro-Dijo Sakura nerviosamente mientras con las manos hacía señas en señal de negación.


    -¡Sasuke! ¡Amigo mío! ¿Cómo te va?-Exclamó Suigetsu alegremente mientras abrazaba a su ‘amigo’.

    -Suigetsu, suéltame-

    -Hola Sasuke-Dijeron al unísono Neji y Sai

    -Hola-Dijo fríamente pero a la vez estaba feliz, después de tanto, estaba con sus amigos.

    A lo lejos se podía ver a una pareja alegremente conversando mientras se acercaban al grupo que los esperaba en la entrada de la aldea.

    -¡Chicos! Lamentamos la tardanza, es que paramos por ramen-

    ________________________________________________________

    Sophie, muchas gracias por el consejo del guión, lo usaré en la próxima continuación, porque cuando leí tu comentario ya había terminado de escribir y bueno, me daba pereza tener que arreglar ese pequeño detalle x'D.
     
  3.  
    Laile

    Laile Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Abril 2009
    Mensajes:
    465
    Pluma de
    Escritora
    Re: A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

    ¿Me lo dedicas a mi? Aww ¡Gracias! :3.
    Estuvo muy lindo el cápitulo; en otras palabras lo amé Lol!
    See soy fiel y será hasta el final del fic x'D.

    Sasuke se comportó tan tierno, se preocupo por Sakura, lo amo. No te puedo decir que no me reí en una parte; fué donde Sasuke se pone el delantal para "Cocinar" ¡Me lo imagino! y se me hace tan mono. Una pregunta, ¿El delantal de qué color era?

    No noté errores y es que cada vez mejoras más y más, hasta ya no tener errores ;).
    En narración nada que decir me gusta tu forma de narrar. ¡Este capítulo fue más largo! ¡Y tuvo más roces! Ósea hubo más acercamiento entre ellos.

    Ese Naruto imaginando cosas tan pervertidas, se le pega lo del ero-sennin. Y HinatA siempre siendo ella, tan timída y asdf. ¿Qué más? Ah sí; ¿A quién no le gustaría dormir con Sasuke Uchiha? e.e que suertuda nos salió SakuritA. ¡Y el final....! Karin siempre tan chismosa xD. Me dejaste con ganas de leer más.

    Espero la continuación pronto.
    Yo también te adoru, ScarlettA X'D.
    Saludos, Sophie.
     
  4.  
    Navaja

    Navaja Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Junio 2009
    Mensajes:
    184
    Pluma de
    Escritora
    Re: A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

    Waw... esta continuación me gustó mucho! Sasuke está enamorado de su diosa!
    Bueno, algo que te quisiera aclarar Scarlett.

    Yo si había comentado las cosas que me gustaron y había puesto algo que de seguro de servirá. Lo cual lo volveré a criticar.

    Tú escribiste días antes "Flash back" Cuando Naruto recordaba comos e hizo novio de Hinata.
    Pues, eso no se llama Flash Back.
    Como tú hiciste una escena completa de como ellos dos se conocieron, eso se llama RACONTO que son escenas largas.
    El Flash Back es una vuelta rápida al pasado.
    Como por ejemplo:
    -Yo y Scyther (un Pokémon) practicamos mucho, pero sucedióa lgo inapropiado.
    Flash Back:
    Scyther chocó con un árbol.
    Fin Flash Back.

    Es que, soy escritora. Por obligación debo saber todas esas cosas.

    Atte: The Master Navaja!
     
  5.  
    Bellamusa

    Bellamusa Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    49
    Pluma de
    Escritora
    Re: A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

    wiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!! si esta super super divertido!
    estaba tan entretenida que no le tome importancia a las faltas, lo unico q note fue q te faltaba una coma (no se si tienes mas errores)
    Este capitulo esta mejor que los anteriores, SASUKE ES TAN LINDO!!!!!!!!!! y nadie lo puede negar!
    me encantó esta parte:

    -¿Y se puede saber dónde dormiré?-
    -Aquí, junto a mí-Dijo el moreno mientras daba pequeños golpes a la cama.


    en verdad Naruto es un pervertido q nunca va a cambiar.
    weno espero la conti!!
    bye cdte!
     
  6.  
    Fran

    Fran Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    2 Mayo 2008
    Mensajes:
    233
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1231
    Re: A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

    Chicas, áca les traigo las continuación :3. Está algo corta pero mi imaginación estaba a 0%, lo lamento. Además si no posteaba la continuación hoy, no iba a poder ponerla nunca :(. Les prometo que el próximo capítulo será más largo.



    Capítulo VI:
    Viaje, un largo viaje, ¡¿Al país de la nieve?!

    — ¡Chicos! Lamentamos la tardanza, es que paramos por ramen—Dijo el chico de cabellos rubios al llegar a donde se encontraban sus compañeros.

    —¡Naruto-Baka! — Exclamaron las jóvenes Sakura y Karin mientras le propinaban un gran golpe en la cabeza al muchacho.—Llevamos esperándolos unos quince minutos y lo único que nos dices es que pararon por ramen-Dijo la joven de cabellos color rosa mientras miraba a su compañero con una mirada sádica haciendo que los otros también quedaran asustados, aunque lo ocultaron.

    —Hinata, todavía no entendemos cómo es que pudiste fijarte en él teniendo a medio mundo para elegir-Dijeron al unísono ambas muchachas con ironía.

    —P-Pero a mi no me g-gustan los c-chicos a-a-arrogantes como S-Suigetsu-kun—Exclamó con pesadez la joven de ojos perlinos mientras miraba a Karin con picardía—S-Sin o-ofender, Su-Suigetsu-k-kun, n-no lo di-digo en serio—Dijo mientras hacía una pequeña reverencia en señal de disculpa en frente a Suigetsu, quien sólo se limitó a decir un simple ‘Descuida, no es la primera vez que lo dicen’.

    —¿Q-Qué rayos estás diciendo Hinata? ¿P-Porqué me miras así? ¿Acaso estás insinuando que y-yo estoy en-en-enamorada de e-ese? —Exclamó la joven de cabellos rojos con un grandísimo rubor en sus pómulos mientras señalaba con el dedo índice al joven antes mencionado.

    —Y tam-tampoco me gus-gustan los chicos fri-frios co-como Sa-Sasuke-ku-kun—Exlcamó nuevamente la joven de cabellos azulados mientras dirigía su mirada hacía la chica de orbes verdes quien se encontraba totalmente ruborizada. Sin decir alguna palabra, sólo se limitó agachar la cabeza en señal de vergüenza.

    De un momento a otro tres camionetas sumamente grandes se estacionaron frente a la entrada de la aldea, dejando a los diez jóvenes boquiabiertos, en especial las chicas, para ser más específicos, Karin e Ino. De cada camioneta bajó un joven de no más de 18 años, el primero era pelirrojo orbes color marrón oscuro, el segundo tenía cabellos azules y ojos color amarillo, la joven de cabellos rosados quedó encantada al verlo, cosa que al joven de cabellos azabaches no le agradó, pero como siempre, supo ocultarlo. Y por último, el tercer joven era de cabellos gríseos y ojos color azules. Las chicas estaban encantadas, idiotizadas al ver a esos ‘ángeles’, y bueno, nuestros jóvenes shinobis no se encontraban muy a gusto con esto, en especial al joven Uchiha.

    —¡Chicos! Al parecer ya han conocido a quienes los llevaran a su lugar de vacaciones— Exclamo la Hokage quien venía caminando hacía el paradero de nuestro jóvenes.

    —¿Ellos nos llevaran? —Preguntó Ino con un brillo de ilusión en sus ojos.

    —Sí—Dijo Tsunade con voz despreocupada. —Por cierto, sus vacaciones serán en el país de la nieve—.

    —¿Pa-País de la Nieve? —Preguntaron todos al unísono.

    —Correcto—Dijo nuevamente. —Se los presento. El de cabellos rojos se llama Daisuke—Exclamó al señalar con su dedo índice al muchacho de cabellos rojizos. —Y ellos son Agito y Cloud—Pronunció señalando primeramente al joven de cabellos azules y luego al de cabellos gríseos.

    —Es un placer conocerlos a todos—Exclamaron al unísono aquellos tres jóvenes antes mencionados mientras hacían una pequeña reverencia ante los demás.

    Tsunade les explicó cuanto durarían sus vacaciones, dos meses exactamente; todos estaban entusiasmados, estarían ocho semanas libres de misiones, sin preocupaciones… Sólo tendrían que procurar relajarse, y olvidar todos los problemas. También les dijo como se repartirían entre cada automóvil: Sakura, Sasuke, y Karin irían en la camioneta de Agito. Naruto, Hinata y Suigetsu irían en la de Daisuke. Y Sai, Ino, Neji y TenTen irían en la de Cloud.
    Cada quien subió a su camioneta correspondiente seguidos por los pasajeros a quienes llevarían.

    Sakura suspiró, estaba nerviosa, no sabía que podría ocurrir durante esas vacaciones. Miró hacía los asientos de atrás ya que se encontraba sentada al frente al lado de Agito y postró sus orbes sobre el joven Uchiha quien miraba por la ventana. Su mirada reflejaba rabia, ¿estaba enojado?

    El camino hacia el país de la nieve transcurrió con normalidad. Sakura y Karin hablaban sobre cosas de chicas durante todo el camino, luego paraban para conversar con Agito mientras en la camioneta de Daisuke, Naruto estaba dormido sobre el hombro de Hinata quien también se encontraba mirando por la ventana admirando cada detalle del paisaje, no muchas veces tenía la dicha de salir del país para algo tan poco importante como las vacaciones. En cambio en el automóvil de Cloud, los cuatro pasajeros estaban profundamente dormidos, parecía que no hubiesen dormido en días.

    Después de alrededor de cuatro horas, llegaron a su destino. Todos bajaron de los autos y quedaron boquiabiertos al ver el hotel que estaba frente a ellos; era enorme, a un lado se podía ver una rampa para esquiar y al otro lado una cancha de tenis. El lugar era enorme, estaban seguros de que tendrían las mejores vacaciones que nunca tuvieron.

    —Bueno, aquí nos despedimos—Exclamó Agito mientras depositaba un beso en la mano de Sakura. —Espero algún día volver a vernos—Dijo mientras le dedicaba una sonrisa a la joven de cabellos rosados que no pudo evitar sonrojarse ante tal acto.

    —Sería genial—

    —Tomen. Una recepcionista les dará sus habitaciones. Esperamos que disfruten sus vacaciones—Dijo Cloud mientras le daba unos papeles y un mapa del lugar a Neji.


    Los tres jóvenes se subieron en sus respectivos autos dejando a nuestros diez jóvenes frente al hotel, se quedaron ahí parados durante unos minutos y luego pudieron divisar a una de las recepcionistas acercándose a ellos.

    —Disculpen, ¿ustedes son los diez jóvenes que vienen desde Konoha? —Preguntó la recepcionista recibiendo una afirmación por parte de aquellos diez. —Los hemos estado esperando, sus habitaciones ya están preparadas. Por favor síganme—
     
  7.  
    Navaja

    Navaja Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Junio 2009
    Mensajes:
    184
    Pluma de
    Escritora
    Re: A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

    Oh... es realmente interesante la continuación :) Me pregunto qué es lo que les sucederá ahora.
    ¿Pasarán más chascarros? ¿Sasuke dejará de estar molesto? ¿Naruto se bañará? ¿Cál va a ser el imporivsto que sucederá?
     
  8.  
    Bellamusa

    Bellamusa Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    49
    Pluma de
    Escritora
    Re: A veces, lo único que podemos hacer es llorar. [SasuSaku]

    No te preocupes si está muy corta la conti, lo que importa es qwue la continues y....que era...ya me olvidé, sabes tengo 13 y creo que ya tengo alzheimer OnO waaaaaaaaa.
    Sasuke debe de estar rojo de celos, se ve mas lindo así ^u^, pobre Suigetsu jajajja eso si me dió risa ´Descuida, no es la primera vez que lo dicen’. jaja.
    Byeeeee cdte
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso