Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

Tema en 'Fanfics Abandonados Pokémon' iniciado por Cosa rara, 27 Julio 2007.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Cosa rara

    Cosa rara Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    8 Noviembre 2006
    Mensajes:
    194
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1693
    Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño...

    Estaba amaneciendo. La luz iluminaba lentamente las casas de Petalburgo, las personas mayores se alistaban para empezar el comercio y los niños y adolescentes disfrutaban dormir un poco más, ya que eran vacaciones Y entre todas las casas resaltaba una, estaba llena de alegría gracias a una pequeña niña que, como mucha gente, apenas se levantaba. Su camisón era rosado y le llegaba poco después de las rodillas. Se incorporó en su cama y se estiró, bostezando. Antes de tocar el suelo de madera, la pequeña se puso sus zapatillas con forma de conejo y se acercó al tocador. Se miró y sonrió. Su cabello castaño y sedoso, su piel tersa y blanca, sus ojos color azul celeste brillando, su cintura delgada… físicamente, era perfecta. Desvió la vista un momento y encontró su cajita musical, la tomó entre sus delicadas manos y la abrió. Inmediatamente, una canción instrumental empezó a sonar y la castaña, dejándose llevar, dio vueltas y vueltas por su rosada habitación, daba giros elegantes y una espiral formaba con su camisón, hasta que la música paró. Fue cuando la pequeña se dio cuenta del tiempo que había perdido. Cerró su caja musical y abrió su ropero para encontrar su vestido color lila arreglado para ese día. Minutos más tarde, la niña salió de su habitación completamente arreglada y con el cabello recogido en dos pequeñas coletas. Se acercó caminando delicadamente hacia una puerta y tocó, no recibiendo ninguna respuesta. Así que la abrió y vio en la cama a su madre y a su padre, aún durmiendo. La castaña se acercó y dio un beso en la mejilla a sus dos padres, para después salir silenciosamente de la habitación. No pasó mucho tiempo antes que escuchara el timbre y, cuando fue a abrir, se encontró con su mejor amiga, Misty.
    Un rato después, una señora con el cabello del mismo castaño que la pequeña antes mencionada, se levantó perezosa de la cama y abrió las cortinas blancas. Sonrió al ver el día tan vivaz y a los niños jugar con los pokémones de los ancianos. Después, cogió su suéter verde que colgaba de una mecedora y se lo puso, para salir a la cocina. No había nadie y unos platos y tazas estaban ya en el fregadero. En el refrigerador colgaban dos notas: una rosada y la otra blanca. La madre las tomó y las leyó con detalle.

    “Mamá, Misty me invitó a su casa. Nos vemos más tarde, te quiero. May”

    Caroline sonrió al leer esa nota y la colocó en una cajita de madera en la que guardaba cada carta o nota que su hija escribía. Después, tomó con un poco de miedo la otra nota y la leyó.

    “Tuve que salir temprano y llegaré rondando las doce. No me esperes. Te amo, Erick”

    La madre puso la nota en su palma y la arrugó, para después dejarla caer en la basura. Se calmó un poco y decidió ir al cuarto de May, a arreglarlo. Entró y se paró un momento en el marco de la puerta, admirando todo. Los juguetes, el tapete rosado al lado de la cama, las pinturas de paisajes con agua que le encantaban a May, su colcha de flores, el camisón colgado… todo. Le parecía casi perfecto… aunque sabía que nada era así. La castaña entró y recogió las muñecas que, despistadamente, la niña había tirado al levantarse. Seguido tendió la cama y cerró el ropero. Al ver que todo estaba en orden, abrió las cortinas y, cuando la luz entró, un espejo que reflejaba el cuerpo completo se distinguió al lado izquierdo de la cama. Caroline sonrió con ternura y caminó lentamente hasta poder reflejarse en él. Ese espejo había estado con ella siempre, y ahora era de su hija. Cuando se veía, la madre volvía a ser niña, luego adolescente, un tiempo después graduada y, años antes, a punto de casarse con su esposo. Pero también le llegaban lindos recuerdos de sus amigas, como Delia, la madre de Ash, o como la mamá de Dawn, amigos de su hija. Y también recordaba a alguien a quien nunca iba a olvidar, ya que fue su amigo, compañero de travesuras y secretos, y también el amor de muchos años: Norman. Pero pronto terminó su fantasía, ya que se miró de perfil y descubrió su vientre lleno. Tenía ocho meses de embarazo, pronto iba a nacer su primer hijo varón, al que llamaría Max. Estaba emocionada por conocerle, pero por ahora, tendría que esperar. Salió de la habitación de su hija y miró su casa, sola, sin ninguna risa de May o algún beso de su esposo. Como estaría solitaria el resto de la mañana, decidió cambiarse e ir a recoger flores al campo. Se quitó el pijama blanco y se puso el vestido color rosado. Le quedaba ajustado por su vientre, pero era, aún así, cómodo. Tomó una cesta que se encontraba arriba del ropero y se puso su sombrero, luego salió de la habitación que compartía con Erick y, segundos más tarde, de su casa. Todas las personas saludaban con entusiasmo a Caroline, también esperaban con ansias conocer al próximo nuevo integrante de la familia Green. Pronto, la señora pudo alejarse del pueblo y llegar al campo. Se veía desierto, así que tenía que tener cuidado. La hierba era fresca pero alta, y cualquier bicho podría esconderse allí sin ser visto. Caroline siguió internándose en el prado, pero no se daba cuenta que se estaba adentrando más de lo debido. Seguía pensando en cómo los años habían pasado y en cómo su inmadurez le había traicionado. Ahora, era parte de un plan. Casarse con Erick, tener una hija y un hijo... dejar a Norman… era lo que más le dolía. Si se hubiera negado tiempo atrás en contraer matrimonio, ahora estaría con él, siendo feliz… y no con el cínico de su actual marido. Suspiró un momento, y sintió una brisa extraña. Se volvió, dándose cuenta que se había alejado demasiado y que ahora no sabía el camino de regreso a casa. Miró el cielo, estaba nublándose, tenía que regresar a casa lo más pronto posible.
    Seguramente May ya estaba en casa y estaría preocupada. No se creía lo descuidada que era. Pero por la misma prisa, tampoco se dio cuenta que un señor le estaba siguiendo, a su lado se arrastraba un Sevyper. El hombre adelantó el paso, hasta que ordenó a su pokémon que detuviera por los pies a la castaña. Caroline cayó al suelo de rodillas al sentir que le jalaban. Con miedo en su mirada, se giró hacia atrás y vio a alguien que no esperaba encontrar.

    _ ¡Erick! ¿Qué haces?

    Su marido no le respondió nada. Simplemente, dijo a su Sevyper que usara mordida venenosa. La mandíbula de la serpiente cayó sobre el cuello de Caroline, mientras la sangre salía sin parar… hasta que, después de un rato, se detuvo. Unas lágrimas estaban en los ojos de la mamá, ya secas. Y su corazón no palpitaba más. Su corazón no palpitaba más, pero uno dentro de su vientre aún estaba vivo…

    Continuará...

    Hola!!! Si, again me ._. Bueno, ahora les quería presentar la introducción de mi nuevo fic, se que dije que no iba a volver a hacer otro... pero no podía dejar pasar esta idea ^^
    También, será contest, así que espero que lo lean, se que no muchos son seguidores de esta pareja... :P Y gracias a Drusky y a naduu, que me ayudaron a decidirme si lo publicaba o no ^-^ Suerte!!!
     
  2.  
    Jaiwen

    Jaiwen Usuario popular

    Sagitario
    Miembro desde:
    10 Marzo 2007
    Mensajes:
    699
    Puntos en trofeos:
    178
    Pluma de
    Escritor
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    hola
    muy buen fic, un contest, la segunda pareja que me agrada, esta introduccion fue un poquito triste sobre todo al final.
    tuviste una excelente narracion, es un ambito que has de manejar mucho ya que te sale de maravilla.
    me parecio un poco intrigante, ya que caraline no es esposa de norman, y que max no haya nacido aun, y ese tal Erick como se desenvolvera. espero saberlo pronto.

    se despíde jaiwen
     
  3.  
    Azuki

    Azuki Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Enero 2007
    Mensajes:
    350
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    es tan tristeeeeeeeeee..... ToT
    pero me encanta como ya te dijeee....!
    segui asi hermanita....
    tkmm
    besooo
    Naduu :) :D :P
     
  4.  
    Drusky

    Drusky Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Octubre 2006
    Mensajes:
    111
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Hola amiga!!!
    No sabes cuanto esperé a que publicaras este fic y un dia tan malo para mi, repentinamente va mejorando jeje :D Me alegro de volver a verte en la parte de los fics, asi que bienvenida nuevamente! Bueno, realmente es una pena que Caroline no se haya quedado con Norman y que Erick (dios como lo odio) le haya hecho eso a su esposa :( en cuanto a May, me pregunto como tomará esta noticia, ¿cambiará su forma de ser? Y espero (realmente) que Erick tarde o temprano reciba bien su merecido.
    :mad: Espero anciosa la continuación...!!

    Nos leemos pronto!
    Drusky ^^
     
  5.  
    Not good boy

    Not good boy Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2006
    Mensajes:
    385
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritor
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Hola
    Bueno, pues tu sabes como me gustan tus historias. Siempre tienes muy buenas ideas, perfecta ortografia y sobre todo una exelente narracion
    Me gusto mucho la historia, es un tema diferente que casi nadie maneja
    Tambien lo que me encanta de tus historias es que aunque la historia tenga un shipping, lo dejas ver pero muy sutil mente (Aunque no hubo absolutamente nada de el shipping en este capitulo)
    Como ya sabran, no apoyo ningun shipping pero, aun asi me gusta pasarme por estas historias para disfrutarlas
    Pues sigue asi, continua y mucha suerte con tu nuevo fic
    chau
     
  6.  
    Leoym

    Leoym Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    19 Febrero 2007
    Mensajes:
    81
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritor
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Hola amiga!!! dios mio...me encanto como empezaste este fic, principalmente la introduccion de May, luego lo de Caroline y como explicaba lo que sucedio conNorman y Erick(como lo detesto...) que todavia o puedo creer lo que hizo... y la ultima parte de que el corazon de la madre habia dejado de latir pero el del bebe seguia latiendo, la verdad me encanto y espero que lo sigas. Bueno amiga me voy yendo nos vemos y cuidate mucho.
    Me despido.
    Cuidense.
     
  7.  
    Cosa rara

    Cosa rara Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    8 Noviembre 2006
    Mensajes:
    194
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1721
    Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Capítulo anterior: Caroline no se dio cuenta que un hombre le seguía con su Sevyper. El pokémon usó mordida venenosa. El corazón de la señora no palpitaba más, pero uno dentro de su vientre aún estaba vivo...

    "´Capítulo 1"

    ¡No!

    Una joven se incorporó de su cama, bastante asustada. Algunas lágrimas recorrían sus mejillas, y un nudo en la garganta tenía. Miró su cuarto, oscuro y desordenado, como siempre. Sólo había sido un sueño… un sueño que desde hacía ocho años le hostigaba. La castaña se limpió las lágrimas y suspiró. Después, se quitó el pijama negro que ocultaba su figura delgada y bien formada y se dirigió a su ropero. Pocas prendas eran las que estaban colgadas, y eso a duras penas, ya que colgaban de una sola manga o sólo del cuello. Todo lo demás, pantalones, faldas, blusas, vestidos… todo estaba tirado por el cuarto. May sacó un pantalón negro y del suelo cogió su blusa gris. No tardó más de tres minutos en salir ya arreglada, pero se metió al baño un momento. Se miró al espejo y se alborotó un poco el cabello, después tomó su rimel y se lo puso en las pestañas, hasta que quedaron realmente negras. Sacó su labial color guinda y no tardó mucho tiempo poniéndoselo, hasta que quedó como siempre, maquillada, siendo falsa, lo que ahora era su vida…

    _ ¡May! ¡Ven a desayunar ya!

    Una voz masculina que parecía enfadada resonó por muchas habitaciones de la casa. La castaña, sin incitarse, salió del baño y tomó la mochila rota y empolvada que estaba tirada al lado de una mesa. Luego, salió por la puerta principal y azotó con fuerza la misma. Un señor de cabello negro miró con enojo el acto y luego dirigió la vista hacia su hijo más pequeño, que tenía ocho años: Max.

    _ No entiendo qué le pasa *Dijo*
    _ Ha de ser por la pérdida de… *Max es interrumpido*
    _ De Caroline. Pero tu hermana no se debe de comportar así. Está ensuciando el nombre de la familia. El apellido Green ha durado generaciones siendo respetado. Y tu madre no fue lo suficientemente buena para tenerlo. May lo era. Era perfecta, casi perfecta. Y mírala ahora…
    _ ¿Por qué no intenta hablar con ella?
    _ No. Ella debe de corregirse sola. Y si no lo hace a tiempo…
    _ ¿Tendrá el mismo destino de Caroline… no? *Dijo un poco triste*
    _ Si. Ahora levántate de la mesa y alístate para ir a tu colegio

    El pequeño se paró rápidamente y dejó su plato en el fregadero. Lo enjuagó, y mientras veía el agua caer pensaba en cómo los años habían pasado y la chica alegre de su hermana se había convertido en una gótica que no tenía corazón. Al menos para él era así. Cerró la llave cuando pensó en Caroline. Aunque su madre fuera parte de su hermana, para él no era nadie. No tuvo la oportunidad de conocerla y aprenderla a querer. Max tomó su mochila azul y salió de la casa no sin antes despedirse de su padre. Mientras tanto, una chica castaña, caminaba arrastrando una mochila rota, cabizbaja. No podía olvidar cómo pasaron los años y en lo que ella era ahora. Quería cambiar, volver a ser la niña sonriente, amigable y alegre, pero su mayor pregunta era… ¿Para qué? Todo seguiría igual. No iba a ser perfecta, como era cuando era pequeña. Nunca. Sólo cometería más errores al intentar serlo, y terminaría siendo débil. No quería eso. May levantó su vista celeste hacia el cielo, admirándolo. Un brillo especial adquirieron sus ojos y, en un instante, volvió a ser la pequeña de antes, que se miraba en el espejo y admiraba su belleza, bailaba gracias a la música de una caja musical, que se ponía sus vestidos rosados y que se peinaba con coletas, volvía a ser perfecta. Hasta que sintió un golpe en sus rodillas que la hicieron caer, y un balón quedó a su lado. Desconcertada, apenas entendía.

    _ Ouch… ¿¡Quién de ustedes me arrojó el balón!? *Se refería a un grupo de chicos que al parecer estaban jugando*

    La castaña se paró rápidamente y tomó la pelota, mirando a unos chicos de su misma generación que estaban parados sin saber qué hacer. Tímidamente, uno de ellos, admitió que había sido él.

    _ L… lo siento, mi precisión no es muy buena, verás, apenas acabo de entrar al equipo de fútbol y… *Es interrumpido*
    _ ¿¡Y eso me debe de importar!? ¡Toma tu tonto balón y ten más cuidado!

    La chica aventó el objeto esférico con fuerza al suelo y recogió su mochila, para seguir caminando con la misma calma que antes, pero ahora cabizbaja. Mientras, el chico y el resto del equipo, se aliviaban que May no hubiera hecho escándalo o pateado a alguno de ellos.

    _ El peligro que corremos por tu culpa *Dijo un chico de cabello negro* Aunque seas nuevo en la escuela y en el equipo, debes saber que a chicas como ella no se les molesta
    _ ¡Fue un accidente Ash! Apenas estoy entrenando
    _ Entonces ten más cuidado con May. No entiendo qué le pasó. Antes era alguien muy agradable…
    _ ¡Hey, chicos! *Una niña de cabello negro gritaba desde el portón de la escuela* ¡Ya timbraron! ¡Dense prisa!
    _ ¡Si Dawn! Vamos, que nos pondrán retardo

    Todo el equipo entró a la escuela, excepto un chico de cabello y ojos color verde. Se quedó recogiendo algunas cosas, cuando terminó, cargó su mochila y caminó rápidamente, esperando no llegar tan tarde. Pero una chica vestida de negro llamó su atención. Estaba sentada abrazando sus rodillas en una esquina de las partes más oscuras de la escuela. Drew se acercó lentamente hasta que hizo notar su presencia hablándole.

    _ T… te llamas May, ¿Cierto?
    _… *No respondía*
    _ Yo me llamo Drew. Lamento el accidente de hace rato, no quise nunca golpearte
    _ Está bien *Su tono era algo frío*
    _ Y… ¿No piensas ir a clase?
    _ No
    _ ¿Por qué?
    _ ¿Quieres largarte?

    La castaña volteó a ver al de cabello verde mientras unas lágrimas se podían ver en sus mejillas. Drew simplemente se sentó a su lado sin hacer caso al último comentario de la chica.

    _ ¿Por qué lloras?
    _ ¿Te interesa? *Volvió a su antigua posición*
    _ Si
    _… Aja…
    _ Debió ser fuerte para que estés así
    _ ¿Quieres cerrar la boca? Es mi problema, no el tuyo
    _ Ash me dijo que antes eras una persona muy amigable…
    _ Ash, Ash, ¡Ash! ¿¡Y por eso me tienes que venir a molestar!? *May volteó a verlo*
    _ Lo siento…
    _ ¡Ya vete! Te pondrán falta en tu primera clase y eso no es lo que quiere un nuevo, ¿O si? *Dijo sarcásticamente*
    _ Bien… entonces… tan sólo dime por qué no vas a clases, y me iré, ¿De acuerdo?
    _ Las clases son aburridas… *Quitó su mirada del muchacho*
    _ Bien… ¡te veré luego!

    El peliverde se levantó y caminó tranquilamente hacia su salón, mientras la castaña repetía en su mente la última frase del chico… “Te veré luego”… ¿Qué se creía? ¡Por supuesto que no la vería luego!

    _ Tenía que ser un chico nuevo… *Dijo incorporándose y tomando su mochila*


    Continuará...
     
  8.  
    Not good boy

    Not good boy Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    5 Diciembre 2006
    Mensajes:
    385
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritor
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Hola
    Pues es un exelente capitulo
    Se ve muy fuerte el cambio de actitud de May... y no se creo que Ash tubo algo que ver... pero no lo se
    Incluiste mas dialogo en esta conti y yo lo disfrute mas
    Pues creeme que lograste dejarme sin palabras
    Espero las siguiente conti
    chau
     
  9.  
    sinay141

    sinay141 Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Mayo 2007
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    QUE BIEN, ME GUSTA MUCHO TU FIC
    ES CONTESTSHIPPER, UNA DE MIS PAREJAS FAVORITAS
    SI SE NOTA MUCHO QUE MAY YA NO ES LA MISMA DE ANTES
    PERO ME GUSTA COMO DREW LE HABLÓ.
    NARAS MUY BIEN HACES QUE ME EMOCIONE CUANDO LEO
    DE VERDAD ESTA SUPER TU FIC
    ME TIENES ATRAPADA CON LA HOSTORIA
    CONTINUALO PRONTO Y CUIDATE MUCHO.
     
  10.  
    Jaiwen

    Jaiwen Usuario popular

    Sagitario
    Miembro desde:
    10 Marzo 2007
    Mensajes:
    699
    Puntos en trofeos:
    178
    Pluma de
    Escritor
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    hola

    perdon por postear hasta ahora, bien estuvo excelente tu continuacion, te quedo excelente la narracion , y ortografia ni que hablar, es perfecta.

    muy buena manera de meter a los personajes y acoplarlos rapidamente a tu fic, por cierto veo que a ese Erick muchos lo odian, ash un jugador de futbol, eso me hace reir, y mas imaginandome a drew asi de comprensivo, ya que es todo orgullo y arrogancia.

    bien, me despido, espero continuacion.
     
  11.  
    Cosa rara

    Cosa rara Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    8 Noviembre 2006
    Mensajes:
    194
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    2884
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Capítulo anterior: El peliverde se levantó y caminó tranquilamente hacia su salón, mientras la castaña repetía en su mente la última frase del chico… “Te veré luego”… ¿Qué se creía? ¡Por supuesto que no la vería luego! "Tenía que ser un chico nuevo" Dijo May mientras se incorporaba.

    Capítulo 2

    La castaña empezó a seguir el mismo camino que el peliverde, llegando hacia una puerta de madera y tocando suavemente. Una señora abrió la puerta, sonriendo al momento de ver a la alumna, y haciéndose a un lado para que pasara.
    May, con la mirada puesta en el suelo, caminó suavemente hacia la última banca de la última fila, tirando su mochila a un lado y sentándose, mientras la tutora seguía su clase.

    _ Creí que habías dicho que no vendrías a clase *Anunció el joven que estaba a su lado*
    _ ¡Otra vez tú! ¡Déjame en paz! *Respondió la chica mientras sacaba un libro de Matemáticas*
    _ Ehm… May…
    _ ¿Qué?
    _ Estamos en Ciencias…
    _ Pues… yo estudiaré Matemáticas *Dijo la castaña mientras abría el libro y sonrosada, lo leía-

    Y así transcurrieron los minutos, interminables para la mayoría de ellos, hasta que, anunciando el final de las tres primeras clases, la campana sonó.
    Los alumnos y alumnas recogieron rápidamente sus cosas y salieron del salón, como cada mañana lo dejarían completamente solo pero esta vez una chica de ojos azules no se había siquiera movido de su lugar.
    Y fuera del aula, un grupo de chicos lo habían notado.

    _ No entiendo a May. Antes no quería entrar al salón y ahora no quiere salir *Dijo un chico con cabello castaño, llamado Tracey*
    _ Es demasiado rara *Comentó Gary*
    _ ¿Por qué creen que no quiera salir? *Preguntó un chico peliverde*
    _ Mmm… ¿Por que no tiene amigos? *Respondió Ash*
    _ Al parecer alguien de entre nosotros está bastante interesado en ella, ¿No Drew?
    _ N… no Gary… lo que pasa es que me… da curiosidad saber por qué es así… *Respondió nerviosamente el joven de ojos verdes*
    _ Jmmm... Si, claro… bueno, no te culpo, May es una chica muy atractiva
    _ Si, de hecho, cuando pequeños, Ash siempre se veía intrigado por ella
    _ ¡Cállate Tracey!
    _ Era notorio, cabeza hueca *Dijo Gary sin inmutarse*
    _ Ya son dos contra uno *Murmuró el chico apiñonado*
    _ Ya, no peleen
    _ Bueno, chicos, vamos a jugar un rato, ¿No?
    _ Si *Dijeron los dos jóvenes castaños casi al unísono*
    _ ¿Vienes Drew?
    _ Creo que… después lo de esta mañana no quiero tocar un balón por hoy…
    _ Bueno, como quieras, ¡Nos vemos!

    Drew vio a sus amigos alejarse, cuando estuvieron lo suficientemente lejos, el chico dio media vuelta y volvió al salón, encontrando a la castaña.

    _ Hola *Anunció el joven, sentándose en su respectivo lugar*
    _ Hola… *Respondió May, incómoda*
    _ ¿Por qué no sales del salón?
    _ Por que no quiero
    _ Por que estarías sola, ¿No?
    _ Oye, siempre estoy sola
    _ Vamos, hay que salir un rato
    _ ¡No quiero!
    _ Dale, después de todo te dije que nos veríamos luego, ¿No?
    _ Y nos estamos viendo
    _ Qué chistosita *Dijo poniéndose de pie* Vamos, no tienes nada mejor que hacer…

    May lo miró incómoda, para después asentir con su cabeza y pararse, dejando su banca sola.
    Drew empezó a caminar y salió del salón, seguido de la joven, que aún estaba confundida por la actitud del chico con ella… nadie antes la había tratado así… a excepción de cuando era pequeña, claro… pero esto ya era diferente. No entendía por qué siquiera le hablaba, no tenía que hacerlo, con lo mal que se comportó cuando se conocieron…

    _ Y ahora, qué silencio tan más profundo… *Dijo el peliverde para intentar romperlo*
    _ Aja… *Respondió su acompañante*
    _ Mmm… ¿Quieres ir a ver jugar a los chicos?
    _ No lo creo. Algunos me dan pelotazos
    _ De verdad, lo siento
    _ No pasa nada…
    _ ¿Realmente te dolió o sólo fue drama?
    _ En primera, no soy “drama queen” y en segundo lugar, me… tiró desprevenidamente.
    _ *Ríe* Entiendo, creo que tendré que practicar más
    _ ¿Te gusta ese deporte? *Preguntó curiosa May, para sorpresa de Drew*
    _ Es una buena cuestión… no se si me gusta o si ya es obsesión. Verás, cuando era pequeño mi papá siempre me obligó a jugar y bueno… me acostumbré… aunque es claro que preferiría hacer otras cosas. ¿Por qué? ¿A ti te gusta?
    _ No, yo lo odio… siempre me… pareció estúpido correr tras una pelota…
    _ Así me parecía a mí
    _ ¿Realmente? *Dijo la chica*
    _ Si… pero ya ves… la situación familiar… ya qué… ¿Y a ti qué te gusta hacer?
    _ ¿A mí? Ehm… los únicos dos deportes que me gustan son la equitación y el esgrima…
    _ ¿De veras? *Cuestionó el peliverde, mostrando una sonrisa*
    _ Si… ¿Por?
    _ ¡Es que esos deportes me encantan!
    _ ¿Si?
    _ ¡Si!

    Pensando en las coincidencias, Drew empezó a reír, logrando que la gótica mostrara una sonrisa, una simple sonrisa, discreta, rápida, pero muy especial y realmente linda. El peliverde se percató de esto y simplemente se limitó a ver que ciertamente May era linda, quizá Gary tuviera razón…
    Antes que el chico pudiera poner en orden sus pensamientos, una campana anunció el inicio de las últimas dos clases. Todos los alumnos acudieron rápidamente al llamado de la misma, incluyendo una pareja de compañeros bastante inusual.
    Durante las dos clases restantes, la castaña se había mostrado más atenta a lo que decía la tutora, así creando gran interés en los compañeros, que no pararon de formar nuevos rumores.
    La maestra seguía apuntando algunos ejercicios de matemáticas ya resueltos para que los alumnos averiguaran el proceso que llevó, pero una tímida voz sacó a la tutora de su trabajo.

    _ Me da 35…
    _ ¿Eh? *Dijo la señora, volteando a ver a la persona que había dicho eso*
    _ Me da 35 el ejercicio 7
    _ ¿35? Pero es imposi… *La maestra había consultado su calculadora* Vaya, May, al parecer estás desarrollando más tus habilidades ¿Eh?

    Todo el grupo volteó a ver a la castaña, que se limitó a esconderse con su libro, esperando incómodamente el toque de salida, que, después de minutos interminables, por fin sonó.

    _ ¡No olviden su tarea, chicos! ¡Los veré el lunes! –Se despedía la maestra-

    Un grupo de adolescentes, cansados pero emocionados por empezar su fin de semana, salió del salón, algunos a buscar a sus amigos y otros simplemente para llegar su hogar. Y una menoría de alumnos se quedó a revisar si traían todo lo que necesitaban… entre ellos dos chicos, de nombres Ash y Drew, y una joven, May.

    _ Drew, ¿Irás a la práctica? –Preguntó el moreno, cargando su mochila y aproximándose a la puerta-
    _ Ehm… si, no quiero molestar a nadie más con mi puntería… -Contestó el peliverde, imitando a su amigo- ¡Nos vemos May!
    _ A… adiós –Respondió la castaña, confundida-

    Minutos más tarde, la chica salió del salón, se había tardado buscando su libro de Ciencias. Miró por los pasillos, estaban completamente solos, al parecer todos habían tenido prisa.
    Mientras caminaba hacia la puerta de la escuela, veía el patio. Allí, muchos chicos ejercían sus deportes preferidos. Las porristas, todas con su uniforme tan revelador, los chicos de atletismo, dando vueltas y vueltas alrededor de la cancha de básquetbol, mientras en la misma había un partido. Un poco más lejos de allí, el equipo de fútbol, y al lado, el equipo de esgrima. Bueno… si se podía llamar equipo sólo al maestro… en todos los años en que May había estado en la escuela había de uno a dos participantes en ese deporte, pero en este año nadie se había inscrito.
    Sin darle mucha importancia, la joven se encaminó hacia su casa.
    Al llegar, encontró a su hermano alistándose para su práctica de béisbol, y su padre aún no había llegado del trabajo.

    _ ¿Ya te vas? –Preguntó la chica, tirando su mochila en el mismo lugar de donde la cogió-
    _ Si, después iré a casa de Michael, ¿Le dices a papá?
    _ Aja… cuídate Max

    Dijo despreocupadamente May mientras escuchó la puerta cerrándose. Decidió tomar un poco de agua y comer algo, ya que no quería verle la cara a su padre más tarde. Después que enjuagó los platos, caminó hacia su habitación con la mochila arrastrando y la cerró de modo que nadie pudiera entrar.

    Continuará...
     
  12.  
    sinay141

    sinay141 Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Mayo 2007
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    TE QUEDO GENIAL AMIGA, ESTA TODO MARAVILLOSO
    ME GUSTA LA FORMA EN LA QUE DREW TRATA A MAY
    ES TAN LINDO, BUENO POR ALGO LO ADORO
    ESCRIBES EXELENTE, ME GUSTA TODO, ESTA HERMOSO
    OJALA PONGAS LA CONTINUACION PRONTO
    NO ME DEJES MUCHO TIEMPO CON LA INTRIGA
    CUIDATE MUCHISIMO, BYE.
     
  13.  
    Azuki

    Azuki Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Enero 2007
    Mensajes:
    350
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    ayy esta super lindoo tu ficc..!!
    me encanta hermanitaa...^^

    q historia tan lindaaa ^^
    buennooo espero leer el prox
    tkmm
    Sakuuu ^^ :) :D :P o Naduu :) :D :P
     
  14.  
    Jaiwen

    Jaiwen Usuario popular

    Sagitario
    Miembro desde:
    10 Marzo 2007
    Mensajes:
    699
    Puntos en trofeos:
    178
    Pluma de
    Escritor
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    me gusto mucho tu continuacion, tiene mucha idea y sobre todo esta bien detallado, te felicito por eso, eres muy buena narrando hechos cortos.

    que bien que Drew le haya sacado palabra a May, y nunca me la imagine de gotica, pues como dije antes es muy original hacerlo tipo escuela.

    bien, me despido, espero y continues
     
  15.  
    Cosa rara

    Cosa rara Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    8 Noviembre 2006
    Mensajes:
    194
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    1591
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Capítulo 3

    Era sábado por la mañana. La mayoría de las personas en Petalburgo dormían tranquilamente, ya que era un día de descanso para ellos. Y por lo mismo, una chica muy particular se había levantado temprano. Se puso su vestido negro y sus botas grises, intentando salir sin hacer el menor ruido posible de la casa.
    El pueblo estaba vacío, de no ser por algunos pokémones que vagaban buscando algo de diversión.
    May no estaba segura de a dónde iba, pero tenía que alejarse un poco del municipio, ella quería ir al campo, el mismo campo que unía el bosque con el mismo, y el mismo lugar donde mataron a su mamá.
    Luego de unos minutos, lo vio, a unos cuantos metros, y no tardó en adentrarse. La hierba estaba algo mojada por la típica brisa de la mañana, y por la misma, el ambiente era fresco.
    La castaña caminaba despreocupadamente, quería llegar al lugar donde habían matado a Caroline, pero por razones no sabía exactamente dónde quedaba.
    Así estuvo caminando sin rumbo fijo, hasta que escuchó unos pasos detrás de ella y una voz que la saludaba alegremente.

    _ ¡Hola May! –Dijo un peliverde, alcanzando a la castaña-
    _ ¿Qué haces aquí? –Preguntó desconcertada la chica-
    _ Pues… mi papá estuvo taladrando desde muy temprano al lado de mi habitación y no pude dormir, así que decidí conocer un poco más Petalburgo
    _ Ah… eso
    _ ¿Y tú? ¿Qué haces aquí?
    _ Yo vine a… yo vine…
    _ Mira ese pokémon, es lindo –Interrumpió Drew señalando a su costado-

    May giró su mirada y vio a un pequeño Bulbasaur que jugaba con una piedra, la movía con su cabeza y luego la dejaba caer a un hoyo, donde ya tenía varias rocas más. Drew se acercó al pokémon y lo acarició, el mismo simplemente sonrió, parecía que gustaba de esas caricias. No muy confiada, la chica también se aproximó, se hincó junto al Bulbasaur y, con algo de miedo, lo acarició. El pokémon de hierba simplemente sonreía, al parecer había convivido con los humanos tiempo atrás.

    _ Es sociable –Afirmó May-
    _ ¿Será de alguien? Es raro que sean así en estado salvaje –Contestó el chico, buscando algún chip de identificación- No, no tiene nada
    _ Qué raro, si toda la gente cuida de sus mascotas…
    _ Habría que llevarlo al pueblo, mira que no ha comido nada en días, está algo desnutrido. ¿Vamos?
    _ En realidad yo quiero ir a… -Dijo pensativa la chica- Si… vamos

    Drew sonrió y cargó al Bulbasaur, para después continuar su siguiente destino al pueblo, donde varias tiendas ya estaban abiertas ya que eran más de las siete. Los dos chicos decidieron entrar a una heladería, donde los dependientes esperaban la tarde para los clientes, aunque esta mañana se les adelantaron.
    Una chica esperó q que se sentaran para luego atenderlos.

    _ Buenos días, ¿De qué sabor prefieren su helado? –Se presentaba una mesera de cabello castaño y lacio llamada Sakuu-
    _ En realidad no es para nosotros, es para él –Contestó Drew, señalando al pokémon-
    _ ¡Vaya, qué lindo! –Exlamó Sakuu- Creo que a él le traeremos algunos pokécubos de sabor a cereza, ¿No? –La chica acarició al Bulbasaur- ¡Enseguida regreso!

    Ya lejos la mesera, May se dedicó a observar el lugar, nunca había entrado a esa tienda, es más, ni siquiera le gustaban los helados… Aún se preguntaba por qué no había ido a visitar aquel lugar…

    _ ¿May? –Dijo Drew- ¿Estás bien?
    _ Ah… si… simplemente estaba viendo el lugar. Es muy… colorido…
    _ -Se ríe- Si, un poco, pero tiene buen ambiente. Además son ricos los helados, ¿Quieres probar alguno?
    _ No… no me gustan
    _ Ni a mí. Sólo el de…
    _ Vainilla –Interrumpió May-
    _ Si, ese –Contestó sonriendo el chico, causando una ligera risa en la castaña-
    _ ¡Listo! ¡Aquí tienes, pequeño! –Sakuu había llegado con un plato- Vaya, está muy frágil, ¿Por qué?
    _ Lo acabamos de encontrar. Estaba cerca del bosque, seguro alguien lo dejó allí –Intervino Drew-
    _ Vaya… bueno, al menos ya encontraste nuevos dueños, ¿No chiquito?
    _ ¿Nuevos dueños? –Preguntaron la castaña y el peliverde al unísono-
    _ Ah… bueno, yo creí que… ustedes lo recogieron, ustedes lo iban a cuidar…
    _ No… es que nunca consideramos esa opción –Dijo May-
    _ Creo que deberían cuidarlo. Le cayeron bien. Bueno, cualquier otra cosa me avisan, estaré en la recepción –Contestó Sakuu mientras se alejaba-
    _ ¿Le caímos bien? –Cuestionó la chica-
    _ Pues… quizá… pero aún así, pues… yo nunca imaginé cuidarlo, mi madre no me dejaría tenerlo… ni mi padre, pensándolo bien. ¿A ti te dejarían?
    _ Ni en sueños, mi padre odia a los pokémons
    _ Entonces, ¿Qué haremos con él?
    _ Mmm… ¿Conoces a alguien que tenga algún Bulbasaur?
    _ En realidad no… bueno, el maestro de esgrima, en la escuela… a veces lo veo entrenar con el suyo
    _ Creo que el lunes el maestro recibirá una visita
    _ Yo también lo creo –Contestó Drew-

    Luego de esa plática, los dos chicos miraron al pequeño pokémon, que alegre aún comía. Si, era lindo, tierno, simpático, amigable… y también era el inicio de un sinfín de problemas. Pero valía la pena…

    Continuará...
     
  16.  
    sinay141

    sinay141 Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    28 Mayo 2007
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    ME ENCANTOESTE CAPITULO, AMIGA TU HISTORIA ME TIENE SUPER ATRAPADA, ME FASCINA ESTA PAREJA, SOY FAN DEL CONTEST, ME GUSTA QUE ESTE CAPITULO HAYA ESTADO DEDICADO PARA MAY Y DREW, OJALA Y DECIDIERAN CUIDAR JUNTOS EL BULBASSAUR AUNQUE SEA A ESCONDIDAS, PARA QUE SEAN COMO SUS PAPAS, JEJEJE CREO QUE M IIMAGINACION YA ESTA VOLANDO DEMASIADO Y QUE CASUALIDAD QUE DREW Y MAY TENGAN CASI LOS MISMOS GUSTOS, EL HELADO DE VAINILLA, SI SABE MUY RICO, BUENO AMIGA ESPERO QUE LO CONTINUES, YA SABES QUE VOY A ESTAR PENDIENTE, TE QUIERO MUCHO, CUIDATE Y TE DESEO LO MEJOR.
     
  17.  
    Drusky

    Drusky Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    22 Octubre 2006
    Mensajes:
    111
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Hooola amiga!!
    Lamento no haber posteado últimamente pero bueno, estoy algo escasa de tiempo... Veamos en general los capítulo me parecieron muy interesantes. Drew quiere armarse de la amistad de May (y quiza algo más) mientras ella... pues está metida en su mundo gótico y siendo soprendida por el peli-verde tambien :) Me alegro que no haya aparecido Erick ¬¬ y vaya apareció Sakuu jejeje. Espero anciosa la continuación.

    Nos leemos pronto!
    Drusky ^^
     
  18.  
    Jaiwen

    Jaiwen Usuario popular

    Sagitario
    Miembro desde:
    10 Marzo 2007
    Mensajes:
    699
    Puntos en trofeos:
    178
    Pluma de
    Escritor
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    muy lindo, la narracion fantastica aunque chiquito el capitulo, pero muy intrigante, al parecer Drew logro ganarse la confianza de May, y hasta logro conversela de algo.
    en fin ¿que pasara con ese bulbasaur?, espero saberlo, ademas de que este capitulo aparecio sakuu.

    espero continuacion.
    saludos
     
  19.  
    Azuki

    Azuki Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Enero 2007
    Mensajes:
    350
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    APARECIO SAKUUU wiiiiiiiiiiiii!! :D jajaaj
    hermanita me encanto tu conti, no solo porque aparecio Sakuu ehh sino xq estuvo todo re lindoo y me encantó ^^
    espero pronto tu conti, y q problemas ocasionara ese pokemon ¬¬ jaja:P
    me voy beso tu hermanita ^^
    Naduuu ^^ o sakuu ^^
     
  20.  
    Cosa rara

    Cosa rara Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    8 Noviembre 2006
    Mensajes:
    194
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    3110
    Re: Aún recuerdo el mundo visto por los ojos de un niño {Contestshipper}

    Capítulo 4

    El domingo sería igual para todas las familias. Unas cuantas saldrían a pasear, otras se quedarían en casa, peleando, unas más visitarían a parientes y pocas más asistirían a un partido de algún deporte.

    _ ¡Drew, date prisa, que llegarás tarde a tu juego! – Anunció una señora-
    _ ¡Voy mamá! –Contestó un joven peliverde, mientras guardaba varias cosas en una maleta-
    _ ¿Listo? –Volvió a interrumpir la señora, que estaba de pie en el marco de la puerta-
    _ Ah, si mamá… sólo llevaré algunos pokécubos
    _ ¿Y eso para qué lo quieres?
    _ Ash llevará a su Pikachu y quiero ser amigable
    _ Bien… ¿Y de qué sabor son?
    _ De cereza –Contestó Drew mientras cargaba con esfuerzo su mochila-

    Algunas casas más lejos de allí, un hombre y un niño de no más de ocho años se disponían a dar su caminata de todos los domingos, recorrerían el parque, irían a algunas tiendas y rondando las seis o siete de la noche volverían para cenar con la segunda hija del señor, May.
    Cuando la castaña escuchó la puerta cerrándose, salió de su habitación tranquilamente y, al asegurarse que su familia estaba lejos, se aproximó al cuarto que ahora era de su padre. Toda la noche había estado pensando en Caroline, y quería recordarla un poco más.
    La chica se acercó al ropero y lo abrió, encontrando varias cajas abajo con ropa, fotos, y demás objetos de Caroline. May sacó una caja y la sacudió, ya que estaba cubierta de tierra. Allí estaban sus fotos. Cuando la joven se disponía a ojearlas, se dio cuenta que, dentro del ropero, una tabla estaba tirada.

    _ ¿Una… tabla? *Pensó la chica mientras la levantaba*

    May se dio cuenta que esa tabla se partía en dos partes, y, en medio, había varios sobres para carta. Confundida, los cogió y vio la letra de su mamá, así que decidió leerlas. Guardó la caja y cerró el clóset, para dirigirse a su habitación y pasar la tarde leyendo aquellas notas.
    Más tarde, un hombre y su hijo se aproximaron a una casa en particular, ya eran más de las siete.

    _ ¡May, ya llegamos! *Anunció el señor* ¡Ven a cenar algo! Max, ve a ducharte mientras le doy de comer algo a tu hermana
    _ ¡Si papá! *Contestó el pequeño mientras se alejaba*

    Dentro de unos minutos, la castaña salió de su habitación. Se le veía algo desconcertada, pero Erick no hizo caso y le sirvió la cena.

    _ Es verdura, espero que te guste
    _ Si, sabe bien *Contestó May a su padre mientras tomaba asiento*
    _ ¿Y… qué hiciste en la tarde?
    _ Estuve leyendo
    _ Te la pasas leyendo, ¿No te cansa?
    _ No…
    _ Bueno, May, iré a mi habitación, tú termina tu cena. Hasta mañana

    La castaña tomó el tenedor que estaba a su costado y removió la comida, no tenía hambre. Después de mucho pensar, se llevó a la boca un pequeño bocado, seguido, volvió a ver su alimento sin ganas de comerlo.
    En ese momento, Max iba saliendo de bañarse, ya con su pijama puesta.

    _ ¡Hola, May! *Saludó alegremente*
    _ Hola…
    _ Oye, hoy papá y yo vimos a un mago, traía varias aves y serpientes para su acto y…

    La castaña no siguió poniendo atención, una cosa que recordó de esas cartas la hizo estremecerse un poco y tirar su cubierto. El niño, algo asustado por el comportamiento repentino de su hermana, recogió el tenedor y lo puso en la mesa.

    _ May, ¿Qué tienes? *Preguntó con seriedad*
    _ N… no, no, na… nada… después me cuentas sobre el entrenador, yo iré a…
    _ ¡Mago!
    _ S… si, eso, yo iré a caminar un rato… *Dijo May incorporándose rápidamente y prácticamente corriendo fuera de su casa*

    Afuera, la castaña suspiró y se empezó a alejar de su hogar. Sus pasos eran tranquilos y débiles, caminaba lentamente, no quería regresar pronto.
    La noche estaba llegando y con ella, todas las personas cerraban sus cortinas e intentaban dormir, pues el día siguiente sería muy pesado, como cualquier lunes.
    Al verse sola en el pueblo, May tomó asiento en un columpio del parque de Petalburgo y recordó nuevamente aquellas palabras escritas en la carta.
    Simplemente, no lo podía creer… pero tenía qué…
    La chica se columpió mucho tiempo, y, rondando ya la medianoche, volvió a su casa, dispuesta a dormir un rato ya que si no, estaba segura que no se iba a mover de su cama al siguiente día.
    -Riiiiiing, riiiiiiing. Riiiiing, riiiiiiiiing- sonaba el despertador- Riiiing, riiiiing- Volvía a sonar, mientras un niño lo apagaba-

    Max se levantó tranquilamente, se estiró y antes de cambiarse acomodó sus sábanas. Ya vestido, salió al comedor, donde su padre estaba tomando café y leyendo el periódico.

    _ Buenos días, Max –Saludó Erick-
    _ Buenos días. ¿May no se ha levantado? *Contestó el niño, viendo el lugar vacío de su hermana*
    _ Ya la he llamado varias veces, pero no viene
    _ Mmm… iré por ella. Ya regreso

    El niño se alejó de la cocina, tocando la puerta de la habitación de la castaña. Al no obtener respuesta alguna, entró, dándose cuenta que no estaba. Max, rehusado, volvió con su padre, sentándose a desayunar.

    _ No es que no quiera venir, no está *Dijo Max, comiendo una galleta*
    _ ¿¡Cómo que no está!? *Exclamó su padre*
    _ No se, pero arregló su cama y su ropa
    _ Llamaré al médico *Afirmó Erick mientras iba por el teléfono*

    Lejos de allí, una chica castaña se encaminaba a su colegio. Miraba alegremente el paisaje, había pocas personas, y casi todo estaba en silencio.
    May llevaba en su mochila algunos pokécubos para el Bulbasaur, Drew lo había escondido ese domingo, y ahora lo que debían hacer era convencer al maestro de esgrima de que cuidara del pequeño.

    _ ¡Hola May! *Escuchó la joven un poco lejos de ella*

    La chica se giró y vio a Drew, que cargaba al Bulbasaur, el mismo esperaba ansioso su desayuno.
    May sonrió y sacó de su bolsa la comida.

    _ Hola Drew. Aquí está la comida del pokémon *Dijo dando un cuadrito de cereza al Bulbasaur*
    _ Es silencioso, ¿Sabes? Se portó bien, aunque pesa bastante
    _ Si quieres yo lo cargo
    _ Entonces dame tu mochila
    _ Bueno *Contestó May haciendo el intercambio*
    _ Bien, cambiando el tema, he pensado en inscribirme en el equipo de esgrima, ya que quiero seguir viendo al Bulbasaur
    _ Pues… bien… yo también me encariñé un poco con él, pero ni loca me inscribo en ese equipo
    _ ¿Y eso?
    _ No me agrada mucho el profesor
    _ Bueno, contra eso ya no discuto. ¿En el recreo me acompañas con él para registrarme?
    _ Si quieres…
    _ Yo si. Vamos a clases, ¿No? Se nos hará tarde
    _ Si…

    La maestra explicaba (de nuevo) la fotosíntesis de las plantas. Todos los años, desde tercero de primaria, los alumnos habían aprendido y memorizado lo mismo, así que en este año la mayoría estaba platicando y riendo a escondidas de la maestra.
    Un peliverde que si estaba atento fue distraído por la voz de uno de sus amigos, Ash.

    _ Hola Drew
    _ Ahh… hola…
    _ ¡Qué bien que ayer ganamos el partido! ¿No?
    _ Si, qué bueno
    _ ¿En el recreo quieres venir con nosotros?
    _ Mmm… lo que pasa es que me voy a registrar en el equipo de esgrima, mejor otro día
    _ ¿Esgrima? ¿Te gusta? *Dijo Ash, confundido*
    _ Si… ¿A ti no?
    _ No lo soporto
    _ Ah… bueno
    _ En fin, algún día ojala puedas venir a practicar con nosotros, es divertido
    _ Si, supongo que algún día podré *Contestó riendo en voz baja el peliverde*
    _ Y así finalizamos el tema de Ciencias de hoy. ¿Alguna pregunta? *Concluyó la maestra*
    _ En realidad… si… *Dijo un chico del salón*
    _ ¿Qué no entiendes? *Contestó la tutora*
    _ ¿Por qué cada año nos enseñan lo mismo?

    En el momento en que la señora iba a regañar al joven, el timbre de la escuela sonó, así que los alumnos aprovecharon para salir rápidamente antes que la maestra se enfadara más.
    Drew había sacado rápidamente al pokémon, y, junto con la castaña, se encaminó con un señor que acariciaba a otro Bulbasaur, por razones obvias más fuerte y grande, cosa que impactó al pequeño.

    _ Hola *Dijo tímidamente el peliverde*
    _ Hola, ¿Les podría ayudar en algo? *Contestó el maestro con una sonrisa*
    _ Este… si… realmente, dos cosas
    _ ¿Podría cuidar el pokémon? *Expresó May, para terminar más rápido*
    _ ¿Perdón?
    _ El Bulbasaur *Drew le mostró el pokémon* Nosotros realmente no podemos, y estaba en el campo… ¿Usted… podría cuidarlo?
    _ No estoy seguro que Gabrielle me deje tenerlo en casa
    _ Creo que su esposa entenderá *Insistió Drew*
    _ ¿Mi esposa? *El maestro rió* ¡Gabrielle no es mi esposa, es mi madre! Necesita que la cuiden y mi hermana no vive por aquí
    _ *Los dos chicos rieron con la respuesta, después May habló* Pero… entonces creo que tenemos que dejar al Bulbasaur en la pokerrera… ¿No Drew?
    _ ¿En la pokerrera? Pero allí los duermen si nadie los adopta y…
    _ ¡Bien, bien! ¡Yo lo cuido, pero ustedes me van a ayudar mientras el pokémon viva! *Aceptó el maestro de mala gana* ¿Y qué es el otro favor?
    _ Yo… quisiera registrarme en el equipo de esgrima *Dijo el joven*
    _ Ah… pues… bien, si quieres llena el formulario y mañana lo entregas
    _ Bien, aquí está el pokémon *Contestó Drew, dándoselo* Vamos May
    _ Espera, falto yo. ¿Puede darme una de esas hojas? *Comentó la castaña, para sorpresa del peliverde*
    _ Claro. Oye… ¿Te llamas May?
    _ Si, ¿Por?
    _ Nada. Toma tu formulario, nos vemos mañana

    La castaña asintió un poco desconcertada, pero la campana la sacó de sus pensamientos, donde junto con Drew se encaminó a sus siguientes clases.

    Continuará...
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso