15 años despues...

Tema en 'FullMetal Alchemist' iniciado por Mary Dragneel, 28 Noviembre 2014.

  1.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    803
    Hi ._./
    Siendo breve, se podrán observar incongruencias con este capítulo y los próximos ya que estoy empezando a editarlos. La ortografía, redacción y coherencia que presentaba aquí de verdad me asusta xD, por lo que quiero arreglar un poco eso. En cuanto al título, todavía no pienso algo decente ._. por lo que sigue siendo en base a quince años después de que nació el primer hijo de Ed y Winry. Sin más, empiezo :'v

    OoOoOoOo

    15 Años Después
    Chapter 1: ¿Te conozco?


    En el pueblo al sur de Amestris denominado Rush Valley, se encontraba un joven que aproximaba los quince años; alto, tez morena, ojos dorados y cabello de la misma tonalidad, largo y recogido en una trenza. Trabajaba muy concentrado en la reparación de un auto-mail. Oficio que desde pequeño había disfrutado y desarrollado con su madre.

    —¿Ya terminaste con eso?—el chico volteó, topándose con un hombre de alta estatura, su cabello negro mostraba unos mechones grises, delatando así su ligeramente avanzada edad. Nuestro rubio sonrió y contestó.

    —No, pero ya me falta muy poco señor Garfield.

    —Bien, debes arreglarlo lo mejor posible, pues será tu último trabajo —el joven no comprendió las palabras de su jefe, por lo que lo observó con sorpresa y confusión —. He estado pensando mucho en que no sabes nada de tus padres, así que pensaba en darte un par de meses libres.

    —¿De verdad? ¡Muchísimas gracias señor Garfield! —agradeció el joven sonriendo ampliamente. Pues efectivamente, en los cuatro meses que llevaba trabajando en el lugar, no había podido hacer contacto con sus progenitores. Animado por pensar en todo lo que debería tener listo para el viaje, continuó con su arduo trabajo.

    Cuando finalmente terminó al cabo de una hora, salió al exterior de la tienda para estirarse un poco. Estaba cansado, pero también sentía una profunda emoción por volver a ver a su familia. Observó el firmamento, en verdad le gustaba verlo, a pesar de no ser muy fan de la física y química.
    Al regresar su vista a las calles de la ciudad, se sorprendió al ver que una bella joven vagaba por el lugar notablemente desorientada. En su vestimenta pudo observar el estilo característico de Xing, por lo que no dedujo otra cosa más que la chica estaba perdida. Sintiendo empatía, decidió acercarse.

    —Oye... ¿estás bien?—la joven volteó hacia él exaltada, dejando a la vista sus dorados orbes, tales como los de él.

    —Eh, sí. Solo me perdí, es todo —contestó a secas, observando fijamente al joven frente suyo.

    —Eso lo noto. También veo que eres de Xing —sintió incomodidad por la penetrante mirada de la fémina sobre sí, más cuando el rostro de ella marcó sorpresa pura —. ¿Pasa algo?

    —¿Edwin Elric? ¿Eres tú?

    —Bueno, mi nombre es justamente ese. ¿Nos conocemos de alguna parte?

    —¡¿En serio?! —la de cabellera negra, con un particular mechón dorado, mostró fastidio —. Soy Sarah.

    —Sarah... —el rubio analizó durante varios segundos, repitiendo una y otra vez el nombre de la chica —. No, no me suenas —admitió restándole importancia. Muchas "cualidades" de su padre estaban presentes en él y la pésima memoria era una de ellas.

    —No comprendo cómo tu familia te aguanta... ¡Soy Sarah Elric Chang! ¡TU PRIMA! —enfatizó lo último, para ver si de ese modo le entraba en la cabeza a Edwin. Este último finamente mostró sorpresa.

    —¿Sarah? ¡¿Eres Sarah?!

    —Hola, querido primo. Sí, yo estoy bien, gracias por preguntar y RECORDARME desde que me viste —decía con pesado sarcasmo la joven Sarah de catorce años de edad. Sí, mucho de su actitud era cortesía de su madre. Edwin carraspeó con la garganta, incómodo.

    —Qué lindo verte. ¿Qué tal el tío Al y la tía May? —nervioso preguntó. Sarah suspiró con pesadez.

    —Nunca cambias, ¿eh? Pues, ellos están muy bien, mientras yo ando perdida en un pueblo desconocido. ¡Ni siquiera conozco mi país! Es imposible que recuerde algo de Amestris.

    —Bueno, si quieres puedes quedarte con mi jefe y conmigo. No creo que haya problema con que te quedes esta noche.

    —Te lo agradecería —ambos sonrieron.

    —A todo esto, ¿a dónde ibas?

    —A Reesembul, pero creo que estoy un poquito lejos.

    —¿Un poquito nada más? —los dos rieron, entrando al local perteneciente a Garfield.

    —¿Edwin? —por fortuna, el tipo en cuestión apareció justo al momento de entrar los primos.

    —Señor Garfield, mi prima no tiene dónde quedarse. ¿Podría pasar la noche aquí? Mañana nos iremos a Reesembul.

    —... Solamente porque es tu prima —dicho esto se dio la vuelta.

    —Muchas gracias —sonrió Sarah.

    —No hay porqué. Ahora duerman. Necesitarán energías para el viaje de mañana —ambos jóvenes asintieron y cada quien tomó rumbo a dedicarse a tener otra noche de sueño y descanso.

    OoOoOoOo
    Ni una mejora B'v quedó bien feo igual hahaha xD. Pero a pesar de esto espero que sea de su agrado.
     
    Última edición: 14 Octubre 2017
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Nana

    Nana Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    25 Diciembre 2007
    Mensajes:
    454
    Pluma de
    Escritor
    Pues primero que nada, si nadie comenta no te desilusiones, hay algunos míos en que nadie comenta y los sigo igual... además esta el hecho de los tildes, los has colocado al revés, repites algunas palabras, para evitarlo busca sinónimos.

    ¿que tal estuvo? Pues me ha parecido interesante, espero ver como continua
    ¿parte favorita? Cuando se encuentra con su prima Sarah
    ¿se imaginaban que era Edwin el que trabajaba? Tenía una leve sospecha, digo es rubio, ojos dorados...¿Quién más?
    ¿se imaginaban que Sarah era prima de Edwin? Eso no, me ha sacado de onda, pero es agradable :B
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Gracias one-san y si se lo de los comentarios y tambien lo de las tìldes
    con lo de las tìldes lo que pasa es que no se como ponerlas bien.
    Igual subirè la conti lo màs pronto que pueda :P :/ :D:p;):):(
     
  4.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1461
    Y continúo mi "arduo" trabajo de edición xd (debo borrar estos comentarios spam al acabar, lo sé xD)

    Cada que releo un capítulo para editarlo me siento más inconforme con la rapidez tan exagerada que le daba a las cosas sin ningún tipo de narración :) es como cuando ves la letra que tenías en primer grado y la comparas con la de noveno :). Pero bueno, por eso lo estoy editando :v.
    ...
    ...
    15 Años Después

    Un nuevo día se asomaba en Amestris, por ende, el día en que los primos Elric deberían partir camino a Reesembul. El joven Edwin fue el primero en despertar, yendo directamente a tomar una ducha. Bajó a la cocina y se preparó un café, haciendo uno para Sarah de una vez. Una vez listos, volvió a subir y tocó la puerta de la habitación otorgada a su prima.

    —¡Ya voy! —anunció la joven al otro lado, para al cabo de unos segundos, abrir la puerta. Dejando ver su vestido a la mitad del muslo, al puro estilo de Xing. Edwin le otorgó el café mientras bebía el suyo propio —. Gracias —sonrió comenzando a tomarlo.

    Ambos se dispusieron a preparar sus maletas, acordando que los boletos los comprarían una vez en la estación. No tardaron mucho en prepararse, por lo que con una rápida despedida hacia Garfield, partieron a través de las calurosas y bulliciosas calles de Rush Valley. Llegando a su destino, adquirieron los boletos para el tren.

    —Estoy muy ansiosa de ver a los tíos y a mi prima —comentó con suma emoción la joven, una vez llegó el tren y fue momento de abordarlo.

    —Mi hermana y tú siempre han sido unidas. A mí me dejan de lado —se quejó el rubio mientras tomaban asiento.

    —¿Nosotras? ¡Tú eras el que nos apartaba porque decías que éramos menores! Y además, al ser chicas y tener la misma edad, congeniamos más.

    —Tsk, lo que digas. Dormiré, me avisas al llegar —dicho esto, se acomodó como pudo y se dispuso a intentar conciliar el sueño. Sarah no pudo evitar reír.

    Pocos minutos después, Edwin cayó profundamente dormido , mientras Sarah observaba maravillada el paisaje que se exponía ante su dorada mirada. A sus ojos, el país natal de su padre era hermoso y rico en naturaleza; digno de ser plasmado en un lienzo. Todo lo contrario a la vista que proporcionaba el desierto que debía atravesar para llegar al lugar; si bien este tenía su encanto - sobretodo al pasar por las ruinas de Xerxes -, sin duda le gustaba mucho más el ambiente de los sitios de Amestris.

    Tres horas fueron las que Edwin pasó dormido y Sarah apreciando la belleza del paisaje. Cuando al fin llegaron a la estación situada en Reesembul, ambos jóvenes un tanto adoloridos, emprendieron camino hacia la residencia Elric-Rockbell. Durante el camino nadie dijo nada, salvo algunos quejidos de dolor de Edwin y burlas de su prima debido a esto. Finalmente, su viaje terminó al llegar finalmente al hogar de Edwin.

    Este último llamó a la puerta, siendo abierta al poco tiempo por una bella chica rubia, de profundos ojos azules, piel blanca y una vestimenta un poco peculiar para su género. Una chaqueta negra, bajo esta una camisa de tirantes color azul, una falda de la misma tonalidad de la chaqueta y botas de igual color, de tacón de aguja y largas hasta un poco más abajo de la rodilla. Su edad sería aproximadamente de catorce años.

    —¿Edwin? —nombró incrédula.

    —Hola, Trisha —sonrió el joven saludando. La rubia de inmediato se lanzó a abrazarlo, siendo claramente correspondida.

    —¡Ha pasado tiempo, hermano! —él asintió y se separaron. Un carraspeo con la garganta de parte de Sarah los hizo voltear.

    —¿Me recuerdas? —preguntó sonriendo, a lo que la ojiazul rápidamente reaccionó sonriendo.

    —¡Sarah! ¡Ha pasado tanto tiempo! —ahora fueron las primas quienes se estrecharon en un cariñoso abrazo—. ¿Cómo no te iba a recordar? ¿Qué clase de idiota no recuerda a su prima? —Sarah sonrió con burla hacia Edwin mientras este bufaba.

    —¿Quién es?—preguntó Winry avanzando hacia la puerta. La rubia no había perdido nada de su encanto a pesar de estar casada y tener dos hijos. No aparentaba ser mayor de treinta, y su cabello brillaba cual adolescente.

    —¿Quien llegó?—Edward salió de la cocina comiendo una galleta. Él no se quedaba atrás. Con unas facciones más maduras y varoniles, su verdadera edad era escondida por lo joven que todavía se veía.

    —¡Edwin!—exclamó la ex Rockbell, corriendo a abrazar a su primogénito. Edward se acercó con una sonrisa, la cual desapareció al recaer en la presencia de Sarah.

    —¿Quién eres?

    —No puede ser, ¿hablas en serio? ¡Soy Sarah!

    —Sarah… —abrió sus ojos sorprendido tras pensar un rato —. No me suenas —y así, una visiblemente pesada llave inglesa se estampó en su cabeza.

    —Es increíble que no recuerdes a tu sobrina, Edward Elric…

    —¿Sobrina?... ¡Sobrina! ¡Sarah! —esbozó una sonrisa nerviosa ante la mirada de reproche de su sobrina, su hija y su mujer —. Etto, adelante, pasen —con un suspiro, los recién llegados pasaron a la sala principal, sentándose en un sofá.

    —Trisha.

    —¿Sí mamá?

    —Ve a traer unos refrescos para tu hermano y tu prima, deben estar cansados por el viaje —su sonrisa era dulce, pero Trisha sabía perfectamente que desobedecer una orden de Winry era muy peligroso, por ello no desobedecía ninguna. No así con Edward.

    —Ahora voy —se puso en pie y fue a la cocina a traer lo ordenado.





    Mientras tanto, de vuelta en la estación de Reesembul, un tren que venía desde Central hacía su parada en el lugar. De este bajaron tres adolescentes de entre catorce y quince años. La única fémina poseía unos atrapantes ojos negros y un largo y sedoso cabello rubio; contaba con quince años y era la mayor del grupo. El chico a su lado, más alto que ella, presumía un alborotado cabello azabache con un rebelde mechón rubio, además de unos juguetones ojos marrones; con quince años, menor que la chica por tan solo unos segundos. Por último pero no menos importante, un chico con cabello rubio opaco, ojos negros y semblante tranquilo con catorce años de edad.

    Los tres salieron de la estación empezando a adentrarse por los polvosos caminos del lugar.

    —¿Qué hacemos en este pueblo tan aburrido?—preguntó con desgano el menor.

    —Oh, ya no se quejen. Saben bien que papá quiere que veamos la situación del pueblo durante tres meses y lo notifiquemos a Central —la chica dijo suspirando resignada.

    —Sí, sí, como sea. Hay que buscar dónde hospedarnos hasta entonces —el azabache le restó importancia a la pequeña discusión y siguió avanzando. La chica rodó los ojos fastidiada, mientras el menor se encogió de hombros. Los tres continuaron su camino.





    —Ya veo, entonces Al y la enana estan bien—sonrió Edward.

    —¡Ed! ¡no le digas enana a May!—reprochó su esposa. Si bien al principio su relación no fue la mejor, el ser parte de la misma familia bastó para que ambas formaran una estrecha amistad.

    —Lo siento, es divertido—se justificó sin sentirlo realmente. Calló en cuanto captó la peligrosa mirada de la mujer.

    —Sí. También vendrán, pero tardarán un par de meses más, así que decidí adelantarme —explicó Sarah.

    —Trisha, hay algo inusual en este refresco—Edwin no paraba de ver el objeto en cuestión, con una mirada seria.

    —¿Qué tiene? —Trisha se acercó a su hermano un tanto extrañada por el comentario.

    —Es que… eres una pésima cocinera y esto sabe bien —la mirada de confusión de la menor causó una carcajada bastante sonora de parte del chico —. ¡Deberías… deberías ver tu cara! —se burló. La cara de Trisha enrojeció de furia.

    —¡EDWIN! ¡¿Qué quiere decir eso?! ¡Te cerraré esa grandísima boca con alquimia!

    —¡Trisha! —la aludida volteó hacia su padre, quien tenía una mirada severa —. La alquimia no es un juego y lo sabes.

    —Sí papá, perdón —la rubia menor volvió a su lugar. Edward siempre era duro cuando se trataba de alquimia, algo que no se debía tomar a la ligera, según él.

    —Voy a ver cómo va el pastel de manzana —Winry se retiró a la cocina con una sonrisa, que desapareció cuando estuvo frente al horno —. ¿Cuándo les van a decir la verdad, Ed, Al? —preguntó más para sí que para los Elric.

    ...
    ...
    ...
    Capítulo sin título a falta de imaginación xD
    ¿Por qué ni Ed ni Edwin recordaban a Sarah?
    ¿Se imaginaban que la hija de Ed y Win se llamaba Trisha o que hacía alquimia?
    ¿Quiénes son los chicos que llegaron a Reesembul?
    ¿Qué es lo que le esconden Ed y Al a sus hijos?

    No sé de dónde me salió eso de hace preguntas, pero las dejo porque abajo están respondidas xD
    Editado: 21/09/2018
     
    Última edición: 21 Septiembre 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1734
    Estos fueron los primeros capítulos que escribí, cuando recién empezaba como escritora, así que no he podido evitar reírme xD. A comparación con esto, considero que he mejorado enormemente. Finalmente he hecho caso a Fushimi Natsu y he intentado narrar un poco más.
    ...
    ...
    ...

    Una semana tenía ya Sarah de estar en la casa de sus tíos. Pasar tiempo con su prima era algo que le hacía falta, y molestar a su primo era también una muy entretenida actividad. Se encontraba leyendo en el sofá cuando escuchó cómo tocaban la puerta principal, lo que la distrajo de su lectura.

    —¡Yo voy! —gritó Winry, quien pasaba cerca de la puerta. Al abrirla, su rostro reflejó sorpresa y alegría a la vez —. ¡Qué alegría que hayan venido!

    —¿Quien es tía Win? —preguntó Sarah acercándose a la puerta. Cuando vio a los recién llegados, no pudo más que mostrar una expresión de pura felicidad —¡Mamá, papá vinieron! —exclamó mientras se lanzaba a abrazarlos con cariño —. Pero... ¿no iban a venir hasta dentro de dos meses? No es que me moleste, pero es extraño.

    —Con algo de ayuda de tu tío, fue sencillo acabar con los asuntos que teníamos pendientes, así que no dudamos en venir inmediatamente —sonrió May. Alphonse entró al hogar saludando a sus sobrinos.

    —Ese tío Ling.

    —¡Al! ¡Cuánto tiempo! —Edward entró en escena, estrechando a su hermano en un caluroso abrazo.

    —¡Ni que lo digas! Ha pasado una eternidad —sonreía Alphonse.

    —Ah, y hola a ti también, enana —saludó Edward con burla.

    —¿Cómo dijiste, bicho raro? —May se acercó a su cuñado con una sonrisa forzada y una vena saltando en su frente.

    —¡¿A quien le dijiste bicho raro que no se puede ver ni con un microscopio?! ¡¿Eh?! ¡Pulga invisible!

    —¡¿Cómo me llamaste, duende descerebrado?!

    —¡Como escuchaste, insecta!

    Así, se repetía la escena cada vez que se reencontraban. Mientras Winry reprendía a su esposo, Al intentaba calmar a su esposa, aunque ambos sin éxito alguno. Viendo esto, Trisha se acercó a Edwin y a Sarah.

    —Vamos afuera, esto va para largo—les susurró, ellos asistieron y salieron. Una vez fuera, Trisha respiró hondo—¡Ah! Aire libre y tranquilidad —exclamó soltando el aire, con una sonrisa y mientras estiraba su cuerpo.

    —¿Que acaso nunca sales, enana? —se mofó Edwin.

    —¿Se puede saber a quien le estas diciendo enana? ¡Loco de la mecánica! —contraatacó la menor.

    —¡Pues, hasta donde puedo ver, Sarah es más alta que tú, loca de la alquimia!

    —Oigan chicos detenganse esto puede acabar muy mal—les advirtió Sarah, pero los hermanos hicieron caso omiso a sus palabras. Continuaron con su pelea, los insultos iban subiendo de tono y la cólera se iba apoderando de sus palabras, ya ni pensaban bien lo que decían.

    —¡Te odio! —exclamó Edwin, Trisha sintió que algo en su interior se rompió al escuchar aquellas palabras, mas no lo demostró, ¡no señor! Su orgullo jamás se lo permitiría.

    —Pues... ¡yo también te odio! —gritó para luego salir corriendo de aquel lugar.

    —Te lo dije Edwin, les advertí que se detuvieran ¡Pero no! —Sarah comenzó a caminar. El rubio no digería lo que acababa de suceder.



    Mientras tanto, en algún lugar de Reesembul, estaban hospedados los tres chicos que hace tan solo una semana habían llegado al humilde pueblo.

    —¿No nos podemos ir aún? —preguntó fastidiado el menor de ellos. Era evidente que le era insoportable estar tan aislado de la gran ciudad.

    —Ya se los dije un millón de veces, debemos estar aquí tres meses —dijo la rubia, sin alzar la vista del libro en sus manos.

    —No sé qué piensen ustedes, pero estoy aburrido, así que voy a dar un paseo —anunció el pelinegro, poniéndose en pie y estirándose.

    —Yo también saldré —saltó rápidamente el menor.

    —Pues hagan lo que quieran, si algo les pasa yo NO me haré responsable —aclaró la única chica del grupo, sintiendo estrés gracias a sus incompetentes hermanos. Estos salieron del lugar tomando rumbos distintos.

    … No tardaron en perderse.



    Trisha corrió desesperadamente a través de los polvosos caminos de su pueblo natal; cruzó un prado verde y extenso hasta adentrarse en un frondoso bosque, a través del cual corrió hasta finalmente llegar a la orilla de un precioso lago de aguas cristalinas y cálidas. Jadeando, se dejó caer en el suave pasto y empezó a llorar.

    Pov Trisha

    ¿Cómo se atrevió a decirme tal cosa? Me dolió ¿Por qué los hombres son tan idiotas para no darse cuenta de los sentimientos de una chica?
    Bueno, al menos me queda bien en claro lo que siente por mí. Mi “maravilloso” hermano mayor me odia y me lo restregó en la cara. Viéndolo de este modo, realmente no tiene mucho sentido llorar por eso. Si mi presencia tanto le molesta, simplemente me alejaré. Sé que lo dijo por el fulgor de la discusión, pero es claro que nuestra relación fraternal nunca fue la mejor. Desde niños hemos vivido en constantes discusiones. Es más, antes de partir a Rush Valley, tuvimos un altercado casi igual de fuerte que este, lo que ocasionó que se fuera enojado. Más tarde me atreví a hablar con él por teléfono y nos reconciliamos, pero ahora la cosa se nos salió de control.

    Es gracioso… he venido a este lugar casi inconscientemente. Un precioso lago que descubrí cuando era más pequeña y vagaba por el bosque practicando mi alquimia. Desde entonces este ha sido para mí un lugar de relajación y reflexión. Es muy poco conocido y transitado; casi nadie en el pueblo lo conoce ya que no les gusta venir al bosque; este ambiente solitario es su mejor característica y lo que más me gusta de él.

    Un ruido me distrae.

    Fin Pov Trisha

    ¿Había gente en el bosque? Esto la desconcertó, por lo que limpió todo rastro de lágrimas y se puso en posición de ataque, preparada para enfrentarse a quienquiera que fuera.

    ¡Era un chico! Bajó la guardia, un poco descolocada, al ver que se trataba de un muchacho más o menos de su edad. Especialmente los adolescentes de Reesembul no tenían mucho interés en el bosque, así que era sin duda algo peculiar. Además, era fácil de leer en su rostro (y por su aspecto) que estaba perdido y no pertenecía al lugar.

    —¿Quien eres? —preguntó sin rodeos la fémina.

    —Perdona si te molesté pero me perdí…

    —No quiero ser déspota, pero pregunté ¿quién eres?.—un extraño interés por saber la identidad del chico le invadía.

    —Lo lamento, soy Maes Mustang Hawkeye—se presentó cordialmente. El desconcierto de Trisha fue reemplazado inmediatamente por una mueca de asombro e incredulidad.

    —No puede ser, entonces eres... —antes de continuar fue interrumpida.

    —Sí, pero agradecería tu silencio, por favor —hizo una pausa, en la que observó fijamente a su rubia acompañante, causándole un muy leve rubor —. Antes que nada, me gustaría saber el nombre de tan honorable dama, si no es mucha molestia —la caballerosidad del joven ocasionó que el sonrojo de Trisha acabara por extenderse en todo su rostro.

    Pov Maes


    El sonrojo en su rostro hace que se vea muy adorable. Me doy una bofetada mental ante este pensamiento, pues acabamos de encontrarnos, lo que me hace parecer un degenerado al pensar en ella de ese modo… según mi punto de vista.

    —Disculpa, fui descortés, soy Trisha Elric Rockbell, encantada de conocerte —me sonríe con timidez y no puedo evitar que algo salte dentro de mí. Su nombre es bonito, en un impulso que no pude retener, tomé su delicada mano y deposité un beso en ella.

    —El placer es todo mío, Trisha. ¿Qué edad tienes? —bueno… ahora sí debo parecer un acosador. Me sorprendo a mí mismo inexplicablemente nervioso.

    —Tengo catorce —responde sin más, me sorprendió, he de admitir, ya que a temprana edad posee una inigualable belleza… ¡Contrólate, Maes Mustang! —, ¿y tú? —siempre que sonríe me encuentro desprevenido.

    —Quince—aclaro.

    Las horas pasan volando para ambos y entre trivialidades y charlas de lo más carecientes de sentido, el atardecer cae sobre nosotros. Es ahí donde vuelvo a la realidad y me acuerdo que estaba (estoy, mejor dicho), completamente perdido. No pierdo más tiempo y pido a Trisha direcciones. En seguida sabe dármelas y vuelvo sin contratiempos al lugar. Mi hermana melliza (mayor, desgraciadamente, por unos minutos) empieza a vociferar mil y un blasfemias en reproche por abandonarla, pero no pongo reparo en ello y voy a la cama inmediatamente.

    Fin Pov Maes

    ...


    En otro lugar, paralelamente al caso anterior, específicamente en el centro de una pradera se había quedado Sarah. En aquel lugar había jugado con sus primos incontables veces a lo largo de su niñez; a su vez había practicado la alquimia con su padre y la alkahestría con su madre, siendo así, aunque a primera vista no lo aparentaba, en realidad la más fuerte de los tres, al conocer ambos artes y hacer poderosas combinaciones entre ambos.

    El crujido de una rama la sacó de sus pensamientos. Sacando un kunai de quién-sabe-dónde, se puso en pie con increíble rapidez y apuntó con su arma al cuello del recién llegado chico.

    —¡Disculpa por favor! No ataques —suplicó al ver a la chica... y junto con ella su vida en peligro.

    —¿Quién eres?

    —Soy Bethoold Mustang Hawkeye —pegó un hondo suspiro de alivio al ver que Sarah bajaba la guardia y volvía a esconder su kunai.

    —Perdona la violencia. Mi nombre es Sarah Elric Chang —tras presentarse sus ojos se abrieron con sorpresa —. Espera ¿entonces tú eres...? —antes de poder terminar la pregunta, fue interrumpida.

    —Sí, pero en este lugar nadie lo sabe, por lo que te suplico que no digas nada —la joven asintió aún sin palabras —. Tengo catorce años ¿y tú?

    —Eh... también tengo catorce —un gracioso sonrojo adornó sus mejillas cuando el chico sonrió con cierto deje de complicidad. La sonrisa fue devuelta, dando rienda suelta a una agradable y amena charla llena de trivialidades, risas y sonrojos. Cuando Bethoold vio asomar el atardecer, pidió indicaciones y al obtenerlas y dar las gracias, regresó con sus hermanos.
    ...
    ...
    ...

    ¿Cómo quedó?
    Del 1 al 10, ¿cuánto me dan?
    ¿En qué habrá terminado la discusión de Ed y May?
    ¿Se esperaban que uno de los chicos se llamara Maes y el otro Bethoold?
    ¿Qué le pasará a Maes con Trisha?
    ¿Qué va a pasar entre Bethoold y Sarah?

    De nuevo sin título por la imaginación xD
    Editado: 21/09/2018
     
    Última edición: 21 Septiembre 2018
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Fanático

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    1,011
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola :)

    Hace ya mucho que me vi Brotherhood o que leí historias por aquí (ya ni hablar de escribir algo :( ), así que me alegra tanto haberme encontrado tu historia y espero que la sigas continuando. No importa si ten lleva tiempo entre cada capítulo :D

    ¿como quedó? Por empezar te felicito por tu progreso en la escritura, has mejorado mucho desde los primeros capítulos y se nota. La historia sigue siendo fluida, lo que es sumamente genial, aunque siento que transcurre a mucha prisa. Tómate más tiempo para describir un poco el entorno o los movimientos de cada personaje. No todo es diálogo.

    ¿del 1 al 10 cuanto me dan? Yo diría que un siete. La trama me gusta y se ve que tienes una historia de trasfondo que contar. Ánimo y sigue desarrollándola que puedes sacarle mucho más :D

    ¿en que habrá terminado la discusión de Ed y May? Jaja, yo creo que Winry debió haber intercedido con alguna de sus llaves para calmar a Ed. Fue graciosímo imaginarse a éstos dos discutiendo y los pobres de Al y Winry tratando de calmar las aguas xD

    ¿se esperaban que uno de los chicos se llamara Maes y el otro Bethoold? Desde que las niñas Elric tuvieron los nombres de sus abuelas, ya me imaginaba que habría un Maes por allí.

    ¿Que le pasará a Maes con Trisha? Vaya que la cosa fue intensa aquí, pero a Ed no le gustará nada cuando sepa que se trata de un Mustang. Muero porque lo conozca pronto xD

    ¿que va a pasar entre Bethoold y Sarah? Esa presentación me causó mucha ternura y ¡felicidades! De algún modo me has convertido en su fan y estaré ansiosa por ver cómo se desarrolla su amistad y quién sabe qué más :D

    Bueno, estaré esperando la continuación. ¡Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Gracias por leer y por tu apoyo, trataré de subir la conti lo más pronto posible y me tomaré un tiempo en cuanto a los chicos, lo más posible es que la suba o este sábado o hasta la próxima semana, depende de como este, de tiempo ya que últimamente con la escuela me queda muy poco, ya que hoy quiero continuar uno que tengo de Naruto, y es que voy en orden:
    Naruto fic (1)
    FMA fic
    Naruto fic (el otro)
    Y así se que es loco pero bueno
    De todas formas gracias, ya verás la reacción de Ed solo hay que tener paciencia ¬w¬ me despido bye
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1344
    Hola hola aquí de regreso para continuar con esto, bien les agradezco mucho su apoyo @Nana @niña Elric entonces empecemos
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOooOoOoOo
    15 años después
    Chatper 4: conociendo mejor a los Mustang

    Trisha regresaba a su casa levemente sonrojada, en el camino se encontró con Sarah en el mismo estado que ella.
    —¿Sarah? ¿porque vas a esta hora? —preguntó desapareciendo todo sonrojo del rostro de ambas chicas.
    —Mira quien habla, en lugar de que estemos aquí pqradas mejor apresuremonos antes de que nos castiguen, pero dime ¿que te retrasó tanto? Yo te creía en casa—en ese momento Trisha empezó a contarle lo que le había pasado y Sarah hizo lo mismo hasta que llegaron a la casa. Elric - Rockbell.
    —¿Se puede saber donde han estado? —preguntó Edward ultramolesto con un chichón en su cabeza (ya sabrá ustedes que pasó je je je) las chicas bajaron la cabeza.
    —Papá, nosotras tenemos tiempo de no vernos y por eso quisimos pasar tiempo juntas, es solo que no nos dimos cuenta que se hizo de noche es todo—se excusó Trisha, nada más que luego recordó un pequeño detalle :Sarah había llegado hace un mes.
    —No les creo nada, castigadas las dos, a sus habitaciones, más tarde se les llevará comida—castigó Edward a su hija y a su sobrina
    —Un momento... A mi me puedes castigar si quieres porque soy tu hija, ¿pero que hay de Sarah? Ella no lo es—No hay porque preocuparnos, hicimos una apuesta con la ena... Con May y gané asi que quedamos en que yo impondría el castigo—dijo Ed sonriente, lqs chicas suspiraron resignadas y subieron al segundo piso, en donde estaban sus habitaciones, en el camino se encontraron a Edwin.
    —Este, creo que tienen mucho de que hablar, así que mejor me voy—dijo Sarah y salió corriendo hasta llegar a su habitación, los hermanos quedaron frente a frente, la rubia intentó pasar e ignorarlo, pero el se lo impidió.
    —Tenemos que hablar —Edwin se veía preocupado, pero ella frunció el ceño.
    —A ver ¿y de que? Del hecho que me odias, de que no deseas verme más, de que no me soportas ¿o de que? Edwin lo que querías decirme me quedó claro, ahora déjame pasar que estoy castigada—se disponía a irse, pero no se lo permitía.
    —¡Escúchame! Por favor no quise decir eso, estaba molesto ¿si? Y estoy consciente de que yo inicié la pelea y que yo tengo la culpa, pero no te odio, todo lo contrario —empezó a decir.
    —¿A que te refieres con eso? Por favor Edwin ¿como quieres que te crea? Sonabas muy en serio cuando me lo dijiste —aclaró ella.
    —Está bien si no me crees, porque yo tengo la culpa, pero quiero que te quede claro que eres lo más importante para mí, eres mi hermanita, asi te guste o no—dicho esto Edwin se encerró en su cuarto, Trisha hizo lo mismo, pensando en lo que le había dicho Edwin. Un rato después de estar encerradas, Winry les llevó comida y les dió las buenas noches, y ellas se durmieron pensado en los chicos que habían conocido, y Trisha también se quedó pensando en las palabras de Edwin.
    OoOoOoOoOoOoOoOooOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Al día siguiente, extrañamente, la primera en despertar fue Trisha, pero no despertó a nadie más que a su hermano.
    —Quiero disculparme por lo de ayer Edwin —se disculpó Trisha al estar en frente de su hermano—. Estuve pensando en lo que dijiste, yo fui una tonta al haberme enojado, y al haberte dicho que te odio, porque la verdad es que no es así, solo lo dije porque me dolió mucho cuando me lo dijiste a mi, lo siento—
    —No te preocupes, quien lo siente soy yo, no debí haberte preocupado, y menos haberte mentido diciendo que te odio, lamento lo ocurrido Tri—la rubia sonrió y abrazó a su hermano mayor.
    —Me alegra que hayamos arreglado esto, y que me volvieras a llamar Tri—dijo sonriendo, Tri era como le decía Edwin de cariño. Poco tiempo después, desñertaron los demás.
    —No puede ser ¿tu despertaste temprano? —preguntó Edward incrédulo.
    —Aunque no lo creas—le dijo Edwin, la única que creía saber el porque era Sarah.
    —Eso huele delicioso Edwin —expresó Winry al oler la comida que había preparado su hijo, todos los demás estuvieron de acuerdo con ella. Después de desayunar Trisha y Sarah salieron sigilosamente de la casa hacia los mismos lugares en los que habían estado el día anterior.
    OoOOOooOoOoOooOooooOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOOoOoOoOoOoOoOo
    Pov Trisha

    No entiendo ¿porque vuelvo aquí? No creo que lo vuelva a encontrar, digo, ayer estaba perdido, hoy es imposible que lo vea de nuevo.
    Llevo un largo rato caminando el aire fresco es... ¡Alto! ¿en serio es él?
    —¿Maes? —volteó, si, sin duda es él ¿pero que hace aquí?
    —Ho-hola Trisha, que que sorpresa encontrarte por acá —en realidad no lo creo, soy yo quien decidió venir ¿no? ¿habrá venido a buscarme? Naaa imposible debe ser que le gustó el paisaje.
    —Y dime ¿que haces aquí? —en realidad quiero saberlo porque YO si venía con esperanza de encontrarlo, pero no se porque.
    Fin Pov Trisha
    Pov Maes

    ¿Que hago aquí? Buena pregunta ya que ni yo se la respuesta ¡Inventa algo rápido Maes! Ya se.
    —B-bueno es solo que me gustó mucho el paisaje y decidí venir a verlo—ahora que lo pienso, es una excusa tonta.
    —Lo imaginaba, dime ¿que se siente ser hijo de un militar? —¿que se siente? Aburrido pero bien...
    —No lo se, mi papá casi no pasa tiempo conmigo y eso es decepcionante a veces pero luego te acostumbras—¿que acabo de decir? ¡¿la verdad?! Yo jamás había dicho la verdad, siempre decía que se siente bien, que raro.
    —¿Que hay de tus hermanos? Porque imagino que has de tener, oí que son tres incluyéndote—bueno tiene razón.
    Fin Pov Maes
    Somos bastante unidos, pero más con mi hermano que con mi hermana ¿y tú? ¿tienes hermanos? —contestó y preguntó.
    —Un hermano mayor, y una prima que es como mi hermana —ella sonrió y él también, hubo un silencio un tanto incomodo entre ellos, hasta que...
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoooOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Sarah llegó a la pradera y la encontró totalmente tranquila, sonrió con tristeza pero luego..
    —¿Sarah? —preguntó una voz masculina detrás de ella, ella volteo.
    —Oh Be- Bethoold hola ¿como estas? —saludó y preguntó.
    —B-bien ¿y-y tú? —ambos jóvenes se mostraron nerviosos.
    —M-muy bien, pero dime ¿que haces tú por aquí? —preguntó de nuevo.
    —Eh, eh ejem, me gustó la pradera y decidí volver—se excusó el joven.
    —¿Tienes hermanos? —preguntó la pelinegra.
    —Eh, si, dos, ¿y tú? —contestó.
    —No, pero si dos primos a los que quiero como si lo fueran —respondió con una sonrisa que al rubio hizo que se le alteraran los nervios.
    —¿Eres de aquí de Rizembul? —preguntó.
    —No, solo estoy de vista, yo vivo en Xing —informó.
    —Ya veo—el silencio entre ellos se volvía incómodo y luego...
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoooOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    La chica rubia que hace un mes había llegado a Rizembul estaba caminando por los senderos de el mismo.
    —Idiotas, cuando los encuentre los voy a matar, tienen agallas para dejarme sola a mi, la hija del alquimista de fuego y el ojo del halcón, los voy a pulverizar —tan metida iba en sus quejas, que no se dió cuenta cuando chocó con un joven rubio con una trenza—¡Oye fijate por donde vas! —casi gritó la rubia.
    —Lo lamento no me di cuenta iba distraído, perdona —se disculpó el rubio, la rubia se sonrojó—, yo soy Edwin Elric Rockbell ¿con quien tengo el gusto? —se presentó y preguntó.
    —Yo soy... —
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOooOooOoOoOoOoOoOoOoOoooOoOoOoOo33OoOoOoOo
    Hasta aquí por hoy, ya es noche, así que por hoy los dejo con unas preguntas ;
    ¿como estuvo?
    ¿que tal la forma en que se arreglaron Edwin y Trisha?
    ¿creen que las chicas iban con intención de encontrar a los chicos?
    ¿qué habrá pasado con Maes y Trisha?
    ¿y con Bethoold y Sarah?
    ¿como se llamará la otra rubia?
    Me despido bye
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    Freya Scarlet

    Freya Scarlet Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Marzo 2011
    Mensajes:
    555
    Pluma de
    Escritora
    Se ve muy interesante yo tambien de hecho estoy pensando en escribir un fic de fullmetal y otros proyectiyos por ahí, la verdad amo esta serie y me alegro que aun sigan haciendo fics de este genial anime, animo te sigo tu fic n.n solo una pequeña observacion constructiva por supuesto en tu texto, trata de separar un poco los dialogos para que no sea tan cansado a leer.

    Bueno un saludo, mata-nee!! n-n;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Je je gracias por leer y por el consejo, aunque me cueste trataré de seguirlo.
    Y el fic también lo voy a continuar lo más pronto posible
    Sayonara
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Fanático

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    1,011
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Ge-nial. Me ha gustado mucho este capítulo :)

    Me alegra que se hayan reconciliado, se nota que son hermanos muy cercanos pese a las personalidades que heredaron de sus padres. Debe ser díficil convivir cuatro seres humanos tan explosivos, ¿no?

    ¡Por supuesto que sí! E igual ellos, los hermanitos Mustang. La excusa del paisaje me mató de la risa xD

    Ambos están comenzando a conocerse así que dudo que este "casual" encuentro termine justo aquí. Quizás vayan a dar una vuelta mientras continúan charlando de sus vidas :)

    Aw~ me causan tanta ternura estos dos x) Los nervios que sienten frente al otro hará que avancen más lentamente, pero se me hacen más verdaderos sus sentimientos así...

    No tengo ni idea pero al fin se encuentra con Edwin, quien se ha transformado en todo un galán xD Tengo una corazonada que estos dos tendrán una relación igual a Ed y Winry.

    Vi algunos dedazos y unos acentos que te faltaron, así que ten más cuidado con ello. Revisa antes de publicar. El consejo de Freya Scarlet es muy bueno además porque de esa forma el texto no parece hecho de enormes párrafos como estaba vez sí me pareció en un comienzo. Y trata de no incluir acotaciones tuyas dentro de la historia porque corta un poco el sentido de la narración.

    ¡Ánimo con el fic! Estaré esperando la continuación :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    953
    ¿Que tal gente de fanficslandia? Espero que bien. Yo nada más aquí con la continuación de este fic espero y sigas leyendo @Nana nee-san y ustedes también @niña Elric @Freya Scarlet espero que el capítulo sea de su agrado.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoooOoOoOoooooOooOo
    15 años después
    Chatper 5: El secreto aún sin revelar
    Yo soy Elizabeth Mustang Hawkeye el gusto es mío —se presentó.
    Pov Edwin
    ¿Dijo Mustang? No lo creo, estoy frente a...
    —E-entonces ¿tú eres..? —traté de preguntarle mi duda, pero me interrumpió.
    —Se lo que estas pensando, y si, soy yo, pero no le digas a nadie ¿si? Me enviaron aquí, pero se supone que no lo sabe nadie ¿guarderías el secreto por mí? —si se trata de ella supongo que puedo, aunque no la conozco, pero eso cambiará, vaya, es muy linda, ¡para Edwin que no la conoces!
    —Soy una tumba —le digo sonriendo, me devuelve la sonrisa, es muy bonita.
    —Muchísimas gracias Edwin —la verdad no me importa guardar ese "pequeño secreto".
    —Pero dime, ¿porque estas aquí? —si voy a hacerle ese favor, necesito más información que solo su nombre ¿no?
    Fin Pov Edwin
    Pov Elizabeth

    ¿Que que hago aquí? No se si decirle la verdad...
    —Me enviaron aquí para ver como estaba este pueblo, ya que los militares del comando central del este están algo ocupados—¿Que? Mirenme al final la verdad me salió sola de la boca ¡Ja! Bien hecho Elizabeth.
    —Ya veo y ¿como es eso de ser hija de un militar? —esa pregunta es buena, le diré lo que siempre decimos.
    —Bueno, la verdad desde que mamá renunció he recibido más atención, ya que papá se mantiene ocupado todo el día, y con mis hermanos no me llevo muy bien por así decirlo —¡alto! ¡pero si esa es la verdad! Lo que debí haber hecho era decir que se siente bien, como siempre decimos con los otros dos idiotas.
    Fin Pov Elizabeth
    ¿Que hay de ti? ¿tienes hermanos? —preguntó la rubia.
    —Una hermana y una prima que considero como una—confesó Edwin.
    —Ya veo, es lindo tener relaciones así ¿no? —habló nuevamente la ojinegra.
    —Si ¿y tú? ¿tienes relaciones así? —preguntó el ojidorado.
    —Sí, con una amiga que es casi una hermana, se llama Rosy, y con otra llamada Keyri, mientras que mis hermanos mantienen una relación así con el hermano de Rosy, Jack—reveló la Mustang.
    —¿Cuales son los apellidos de ellos? ¿también son hijos de militares? —el rubio pensó que se estaba excediendo.
    —Si lo son, sus apellidos son... —
    OOooOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoooOoooOoOoOo
    Oye Trisha, ¿t-te pa-parece q-que nos veamos pasado mañana en un cafetín que esta en el parque del pueblo? —lo último lo había dicho rápido para no seguir tartamudeando.
    —M-me encantaría, Maes, e-entonces ¿pasado mañana? —preguntó para asegurarse de haber entendido bien.
    —S-sí, e-eso claro si no hay ningún problema —el pelinegro estaba bastante nervioso.
    —N-no no hay problema, pero dime¿te gusta el pueblo? —preguntó cambiando el tema.
    —Sí, es bastante lindo, y no hay tanto ruido como en Central—confesó Maes.
    —Sí es muy tranquilo por aquí ¿tienes a alguna persona que consideres como tu hermano o hermana? —se notaba que la rubia tenía curiosidad.
    —De hecho si, mi hermano y yo queremos mucho a un amigo llamado Jack, somos muy unidos los tres, y mi hermana lo es con la hermana de Jack, Rosy, y con otra amiga, Keyri—la joven prestaba atención a lo que el muchaho le decía.
    —Eh y em dime ¿quiesieras que nos viera-mos de-dentro d-de una semana en la pastelería que se encuentra en el parque? —el joven estaba nervioso por saber la respuesta de su acompañante.
    —Cla-claro dentro de una semana—repitió la pelinegra.
    OoaooOoOoOoOoOoOoOoOoOosooOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoO
    Mientras en la casa Elric-Rockbell, estaban charlando animadamente cuando de la nada, salió al aire el tema del día prometido.
    —Y... Hablando de eso ¿cuando se los piensan decir? —preguntó Winry, en ese momento todos se mostraron serios.
    —¿De que hablas? —cuestionó serio Edward.
    —No entendemos nada Winry —dijo Al en el mismo estado que su hermano mayor.
    —No se hagan los tontos, bien saben de lo que Winry está hablando, de hecho iba a preguntarles eso también —argumentó May con un semblante serio.
    —Vayan al grano y ya—exigió el mayor de los Elric.
    —Ya dejen eso chicos, hablo de lo que les esconden a Edwin, Trisha, y Sarah desde que ellos nacieron —finalmente Winry aclaró lo que estaba intentando decir.
    —Sobre mi cadáver Winry y a menos que el estúpido de Mustang les haya dicho algo a sus hijos, yo jamás les diré nada y es por eso que hemos evitado que se junten—advirtió Edward más serio que nunca.
    —Yo tampoco le diré nada a Sarah —aclaró Alphonse.
    —Algún día tienen que enterarse—dijo Winry más calmada.
    —Y yo tengo el presentimiento de que será pronto—los tres se sorprendieron al escuchar eso, ya que normalmente cada vez que May decía eso, era rara la vez que no se cumplía...
    Continuará
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoooOoOoOOoOoOoOo
    Lo hice corto porque no me había dado cuenta de la hora 09:38pm! Y mañana hay escuela porque de no ser así seguiría hasta la medianoche je je bueno si no les molesta quisiera dejar unas preguntas n.n
    ¿como quedó?
    ¿cuales serán los apellidos de Rosy, Jack y Keyri?
    ¿de quien son hijos?
    ¿Que pasará en el encuentro de los Mustang y las Elric?
    ¿que es lo que no les han dicho Ed y Al a sus hijas e hijo?
    ¿el presentimiento de May será cierto?
    ¿Roy si les habrá dicho?
    ¿porque todos se sorprenden cuando oyen los apellidos Mustang Hawkeye?
    Ops lo siento me pasé, digo me emocioné, pero bien, me despido
    Besos!!!
     
    Última edición: 8 Marzo 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Fanático

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    1,011
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    ¡Hola! ¿Cómo has estado? :)

    Pues es verdad que esta vez resultó algo corto, pero ha estado igual de bien con los anteriores. Exceptuando por todas con las incógnitas que me has dejado picada...

    Estoy más que segura que estos niños serán hijos de alguno de los compañeros militares de Roy, pero prefiero ser sorprendida y no hacer conjeturas :D

    Idem. (Aunque espero que alguno sea de Maria Ross y Denny Brosh. Me encantan juntos <3 )

    Lo peor que puede pasar en ese momento, es que Edward aparezca allí XD

    En un principio pensé que sería algo relacionado a la alquimia, pero lo descarté en cuanto recordé a Trisha amenazando a su hermano con su uso...

    Me temo que sí (y dicen que la gente de Xing es sabia).

    Pues como no tengo ni idea de qué podría ser este secreto, estoy 50/50 sobre la actitud de Mustang sobre ello...

    Supongo que algo saben sobre Roy Mustang y Riza Hawkeye, o al menos del primero por Ed.

    Bien, estaré esperando el próximo capítulo para ver si algunas de estas preguntas finalmente son contestadas. ¡Saludos! :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    Freya Scarlet

    Freya Scarlet Usuario popular

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Marzo 2011
    Mensajes:
    555
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiguis gracias por invitarme a ver tu nuevo capi, wow cada vez se ponde más interesante, la trama es nueva, espero que ed y al les digan las cosas como deben ser a sus hijos, de hecho leyendo tu fic puedo ver que se comportan un poco como era su padre en el anime xD, en fin amiga cuidado con la redacción, separa un poco más los dialogos y trata de no poner el texto tanto en negrita cursiva, un consejo para separar textos es que puedes usar solo tres asrteriscos y dejas un renglón de esta manera quedara más elegante el texto n.n

    Bueno amiga nos leemos, sayoo ;)
     
  15.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Hola, gracias a ambas por comentar, trataré de seguir el consejo :3 y créeme que no me había dado cuenta de que se comportan igual a Hohenheim, pero bien, voy a tratar de subir el siguiente capítulo luego de continuar el de naruto, y agradezco desde lo más profundo de mi ser que lean mi fic
    Saludos a ambas
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1477
    Holaaaaa saludos y un gusto saludarlas de nuevo mis queridas lectoras y sempais @niña Elric @Freya Scarlet además espero que cuando puedas sigas leyendo @Nana nee-san, bueno aquí les dejo el sexto capítulo.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    15 años después
    Chatper 6: Citas que dan a conocer emociones.
    Parte 1: Maes y Trisha
    Si lo son, sus apellidos son Keyri Fuery, y Jack y Rosy Havoc, oh y me olvidaba de Darío y Merry Brosh Ross que también son como mis hermanos —confesó Elizabeth.
    —Ya veo, supongo que si son hijos de militares no hay razón para que no los conozcas—comentó Edwin.
    —Lo sé, pero no quiere decir que conozca a los hijos de todos los militares, son solo ellos que sus padres son principales subordinados de mi papá ¿Que hay de tu prima? —preguntó la rubia.
    —Bueno ella se llama Sarah Elric Chang, no es del país Amestrisano, es de Xing pero mi tío es originario de Amestris, solo mi tía no. —aclaró el ojidorado.
    —Comprendo, a propósito ¿que hacías antes de chocar conmigo? —interrogó la ojinegra.
    —Estaba buscando a mi hermana y a mi prima, de repente salieron de la casa y no volvieron, así que mis padres y mis tíos me enviaron a buscarlas—Elizabeth estaba sorprendida de que estuviera en la misma situación que ella.
    —Pues, es una coincidencia Edwin, porque yo estaba buscando a mis dos hermanos, y te juro que si los encuentro los voy a pulverizar —de repente la Mustang había cambiado de humor.
    Se parece un poco a mamá —pensó Edwin con una gotita estilo anime en la cabeza.
    —Supongo que deberíamos seguir buscando —sugirió el rubio.
    —S-si emmm ¿m-me ayudarías? Y-yo no canozco muy bien Rizembul. —se excusó la joven.
    —S-si—aceptó el rubio. Ambos empezaron a caminar buscando a sus familiares, con los primeros que se toparon fueron con Maes y Trisha.
    —¡Oye tú! —gritó Elizabeth al ver a Maes y sorprendiendo a los hermanos Elric, luego de eso le dió un fuerte golpe en la cabeza.
    —Oye, calmate Liz pareces loca—Liz era la manera en que sus hermanos y amigos cercanos le llamaban.
    —¿A quien le dices loca? Tú y el idiota de Bethoold se atrevieron a dejarme sola, de no haber sido por Edwin que fue muy caballeroso conmigo ya estaría perdida—le gritó nuevamente a su hermano, se podían oír las carcajadas de Trisha.
    —¿Y tú de que te ríes Tri? —preguntó Edwin desconcertado.
    —¿Disculpa? ¿Edwin caballeroso? —rió más fuerte la ojiazul.
    —¿Acaso no crees que puedo ser caballeroso? —preguntó de nuevo.
    —No es por ofender Edwin pero conmigo muy pocas veces has sido caballeroso —dijo con una sonrisa de medio lado.
    —Bueno, tú no eres precisamente una dama cuando estás conmigo hermanita —rió el ojidorado.
    —¿Hermanita? —preguntaron al unísono los Mustang.
    —Si, bueno Elizabeth, ella es mi hermana menor Trisha Elric Rockbell —la presentó Edwin.
    —Trisha quiero presentarte a mi hermana gemela Elizabeth Mustang Hawkeye —presentó también el otro chico.
    —Un gusto —dijeron al mismo tiempo las rubias.
    —Oye Tri, será mejor que busquemos a Sarah —sugirió Edwin.
    —Liz, creo que deberíamos hacer lo mismo y buscar a Bethoold —mencionó Maes.
    —¿Porque no buscamos juntos? De todas formas nos podría pasar lo mismo que con ustedes dos—todos asistieron al comentario de Elizabeth, y así se dedicaron a buscar a los últimos que faltaban, más no se esperaban que los iban a encontrar juntos.
    Al verlos lo primero que hizo Elizabeth fue darle un golpe a Bethoold tal y como se lo había dado antes a su otro hermano.
    —Liz ¿pero que te pasa? —preguntó adolorido el rubio.
    —A mi me hizo lo mismo—informó Maes con cascaditas saliendo de sus ojos.
    —Ahora mismo nos vamos al hotel y me explican porque diablos me dejaron sola, ¡adiós Edwin! —a sus hermanos les habló enojada mientras que cuando se despidió del Elric le sonrió.
    —A-adiós —se despidió Edwin.
    —Adiós Sarah —dijo Bethoold siendo arrastrado por su hermana mayor.
    —Nos vemos Trisha—Se despidió Maes de la misma forma que su hermano.
    —Adiós —dijeron al mismo tiempo las mencionadas.
    —Bueno, ustedes dos también me tienen que explicar en donde diablos se habían metido—advirtió Edwin.
    —Que tal esto, le decimos a papá y a los tíos que pasamos la tarde juntos ¿si? —le pidió la rubia a su hermano mayor.
    —Pero que conste, es última vez que las encubro ¿queda claro? —en realidad a él le convenía encubrirlas.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    No me interesa si pasan tiempo juntos, por el contrario, pero ¿porque siempre esperan que anochezca? —preguntó como loco Edward.
    —Lo sentimos —dijeron los tres con la cabeza baja.
    —Ed tiene razón niños, se quedarán en la habitación de Edwin hasta que el sueño los venza —castigó Alphonse.
    Los tres obedecieron y subieron a dicha habitación, al encerrarse los tres empezaron a hablar de las experiencias que habían tenido con los Mustang.
    —De ser así les propongo algo: que este asuntillo de los hermanos Mustang quede entre nosotros. ¿Hecho? —dijo Edwin.
    —Hecho—aceptaron las dos chicas.
    —Los Mustang —susurraron los tres en voz baja.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Mientras en un hotel estaban en la misma situación.
    —Entonces ustedes salieron con la esperanza de encontrar a esas chicas —concluyó la rubia, sus hermanos asintieron.
    —Si, y quisieramos que nadie más se enterara—dijo Maes.
    —Entiendo, entonces que el asunto de los Elric quede entre los tres ¿de acuerdo? —preguntó nuevamente.
    —De acuerdo —dijeron sus hermanos sonriendo.
    —Creo que a mis hermanitos les gusta alguien —se burló la ojinegra.
    —Creo que a mi hermana le gusta alguien —se vengó Bethoold haciendo que Elizabeth se sonrojara y se callara.
    —Los Elric —susurraron los tres, sin saber que ambas familias escondían un secreto.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Trisha estaba más que nerviosa, habían pasado ya los dos días, no sabía como actuar, además su prima la tenía agobiada.
    —Trisha ponte el vestido por favor —rogó por enésima vez la chica de Xing.
    —Te vuelvo a repetir que quiero ir con mi ropa habitual —repitió la rubia.
    —Entiende Tri, si quieres causarle una buena impresión debes ser un poco más femenina—Trisha volteo a ver rápidamente a su hermano ante aquel comentario, pero Edwin tenía un plan para que su hermana se vistiera como se lo estaba pidiendo su prima.
    —¿Me estás diciendo poco femenina? —preguntó trobandose los dedos como Winry lo hace habitualmente.
    —No, nada de eso, tienes razón, lo que pasa es que le tienes miedo a los vestidos ¿no? —dicho esto Trisha tomó la prenda mencionada y entró al baño.
    Luego de cinco minutos Trisha salió con un vestido celeste pegado al cuerpo que le llegaba hasta la rodilla, tenía una cara de molestia.
    —¿Ves como no hace daño un vestido? Ahora ya puedes irte, no sin antes ponerte los tacones altos que te dije y ver que mis padres o los tíos no te vean—le dijo Sarah, luego se pudo ver como la rubia salía de la casa hacia el lugar donde vería a Maes.
    —¿Como le hiciste? —preguntó Sarah a Edwin una vez solos.
    —Si te refieres al vestido : psicología inversa—contestó y ya con esto la chica se calló.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Trisha llegó al lugar acordado, en el cual Maes ya se encontraba.
    —T-Trisha ho-hoy te ves m-muy hermosa —tartamudeó el pobre Maes al verla.
    —Mu-muchas gra-cias—agradeció Trisha de igual manera.
    Ambos entraron al lugar y pidieron un café.
    —¿Y, y co-como has e-estado? —apenas preguntó Maes, ya que seguía embobado por la belleza de la chica.
    —M-muy bien, gra-gracias por preguntar ¿y-y tú? —ambos desbordaban nerviosismo.
    —Bien gra-gracias —contestó, en eso llegaron los cafés.
    —Eh, ¿cuantas cucharadas de azúcar quieres en tu café? —preguntó tratando de no tartamudear, sorprendiendo a la rubia y haciendo que se sonrojara.
    —T-tres, por favor —Maes cumplió con el pedido para luego endulzar su propio café, ver a la joven bebiendo su café y levemente sonrojada le daba un aspecto tierno e inocente, que hacía que a Maes se le congelaran los huesos.
    Ya entiendo... Aunque trate de negarlo yo... En solo estos cuatro días he empezado a desarrollar sentimientos hacia ella, no puedo negarlo—pesnaba Maes para sí, al ver a la joven tan tranquila aunque nerviosa.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Ok, talvez este corto, pero ya actualicé
    Yo les quiero agradecer por leer la historia, y si no les importa les dejo unas preguntas.
    ¿ya cayeron en quienes son los padres de Keyri, Jack, Rosy, Darío y Merry?
    ¿les gusta como quedó?
    ¿estan de acuerdo con Edwin? ¿Elizabeth se parece a Winry?
    ¿creen que este sea el único encuentro de Liz y Edwin?
    El secreto de las dos familias¿será el mismo que esconden Ed y Al?
    ¿que va a pasar entre Maes y Trisha?
    ¿será verdad que Maes empieza a desarrollar sentimientos hacia Tri? Y si es así ¿serán correspondidos?
    Me despido
    Sayonara
     
    Última edición: 14 Marzo 2015
    • Me gusta Me gusta x 3
  17.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Fanático

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    1,011
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola Winry-chan :)

    Jajaja, sip, ya me han quedado claro :D Muchas gracias por incluir a los niños de Denny y Maria, y además usaste sus iniciales para sus nombres :3

    Ha estado entretenido, como siempre.

    Muy de acuerdo. Al principio creí que tendría una personalidad más como la de Hawkeye, pero me has sorprendido para bien :D

    Por supuesto que no. Si sus hermanos pueden tener sus citas con las chicas Elric, ¿cómo no va a poder verse con Edwin ella? :)

    Tengo la impresión de que sí, que de alguna forma están relacionados. Aún así, ¡sigo sin hacerme una idea de qué será ese misterioso secreto! :O

    Van a volver a verse, continuarán con sus pláticas tímidas e incómodas y... florecerá el amor ;D

    A quedado más claro que el agua de que sí, y por supuesto que son correspondidos. Bien por ellos :D

    Ok, estaré esperando por la continuación. ¡Saluditos~!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Hola niña-sempai ^^, agradecerte por leer, y en cuanto al secreto tal vez lo revele o tal vez las haga sufrir un poco más, ya veré, por el momento solo eso, agradecerte por leer
    Cuidate mucho
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Temporalmente fuera de servicio :'v

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    829
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1396
    Holaaaaa saludos a todo mundo, vengo nuevamente para continuar con esto, agradecerles @niña Elric @Freya Scarlet por ser tan fieles lectoras, y además espero que sigas leyendo @Nana nee-san, a propósito niña-sempai tenía pensado este fic desde antes de unirme al foro, y ya tenía pensados a los hijos de Denny y María, solo que no se, por un momento los olvidé y se me escaparon del capítulo en el que mencioné a los demás, por cierto, los personajes no me pertenecen son propiedad de Hiromu Arakawa-sama, solo los Mustang, Sarah y entre otros si.
    Mejor no los aburro más y empecemos-ttebane.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    15 años después
    Chatper 7: Citas que dan a conocer emociones
    Parte 2: Bethoold y Sarah

    Luego de descubrir sus sentimientos hacia Trisha, Maes pensó en que no sería fácil a partir de ese momento, o mejor dicho, desde el principio no fue fácil.
    —Maes, ¿te encuentras bien? —preguntó la rubia al ver que su acompañante estaba pensativo.
    —¿Eh? Ah, si, no te preocupes por eso, estoy perfectamente —contestó riendo con nerviosismo.
    —Te noto un poco pensativo —comentó ella.
    —No me o-ocurre n-ada n-no te preocupes —dijo sonrojado y nervioso.
    —Como digas, pero no me termina de convencer te diré —confesó seriamente.
    —N-no es nada... ¿O-oye, p-porque no salimos a tomar aire cuando terminemos? —preguntó bajando la cabeza.
    —Estoy de acuerdo, pero, ¿seguro que estás bien? —preguntó ya que estaba preocupada por él.
    —Sí, de eso que no te quepa duda alguna —respondió sin levantar la cabeza.
    Trisha, aún no muy convencida, optó por terminar su café, puesto que Maes ya se lo había terminado.



    —Si ese Mustang cree que va a salir con mi hermana sin mi supervisión está muy equivocado —decía para sí mismo un joven ojidorado.
    —¿Edwin? —preguntó una voz femenina detrás de él, el mencionado volteó y se sonrojó.
    —Ho-hola, Elizabeth, ¿qu-que haces aquí? —preguntó nervioso.
    —Estoy de compras ¿y tú? —volvió a preguntar desconcertada.
    —Bueno yo... ¡Oh no! —casi gritó de repente Edwin.
    —¿Que ocurre? —interrogó preocupada la ojinegra.
    —E-Es mi papá... Si llega a ver a Trisha en compañía de Maes lo va a matar—advirtió con preocupación.
    —¡Mira ya están saliendo del cafetín! —avisó Elizabeth.
    —¡Trisha, corre rápido, no preguntes y mira hacia atrás! —gritó Edwin a su hermana, esta con confusión volteó a ver, lo que vió no le gustó mucho, Edward iba caminando en compañía de Winry hacia esa dirección.
    —¡Oh no! ¡Maes vete! ¡Vete a tu hotel y luego te explico! ¡Rápido que tu vida corre peligro! —al oir eso Maes salió corriendo en dirección al hotel, no sin antes darle un beso en la mejilla a Trisha, haciendo que ella se sonrojara de sobremanera.
    Cuando reaccionó, Trisha salió corriendo a su casa.
    —Oye Elizabeth ¿te parece si nos vemos en cinco días en este lugar? —ella asintió sonrojada.
    —Muy bien, entonces nos vemos en este mismo lugar, ¡Hasta luego! —se despidió y salió corriendo tras su hermana.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Trisha entró a su casa sonrojada, como un rayo llegó a su habitación y se cambió por su ropa habitual. Luego bajó y en ese momento llegó Edwin.
    —Y bien, dime como te fue en tu cita —pidió Sarah emocionada.
    —Bastante bien, ay, Sarah, creo que empiezo a enamorarme de él —confesó, Sarah se alegró, mientras Edwin solo escuchaba.
    —¿Que tiene de malo? Por el contrario, es fascinante Trisha—comentó alegre la pelinegra.
    —No lo sé, papá podría matarlo —decía divertida la ojiazul.
    —Na, no creo que el tío Ed sea así —dijo incrédula.
    —Aunque no lo creas —habló por primera vez Edwin. Se disponían a continuar con la conversación, pero llegaron Ed, Winry, Al y May y dejaron de lado el tema.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Mientras, Maes miraba al techo pensativo, entonces sus hermanos se le acercaron.
    —Oye, cuéntanos como te fué—rogó la única chica del grupo.
    —Me fue bien, pero... —Maes no terminó su oración.
    —Pero... —repitió su hermano menor esperando respuesta.
    —Ah, hermanos, creo que me he enamorado de ella —confesó el peligro haciendo que sus hermanos se fueran de espaldas.
    —¿En serio? Maes eso es excelente, te felicito —felicitó su hermana mayor.
    —Yo también te felicito hermano —dijo el menor.
    —Ay, no sé, con tal de que su padre no me mate cuando lo conozca—rió divertido el peligro.
    —Oye no seas pesimista ¿Que es lo peor que puede pasar? —preguntó Elizabeth tranquila.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Pronto, y sin que nadie se diera cuenta, pasó el tiempo para el reencuentro de Bethoold y Sarah.
    —Estoy muy nerviosa ¿Que hago? —preguntaba la ojidorada notablemente nerviosa.
    —Pues, como ya sabrás, primero que nada, calmate—aconsejó la rubia a su prima.
    —Apresurense, distraeré a mamá, papá y a los tíos pero tiene que ser rápido —dijo Edwin entrando repentinamente a la habitación.
    —Llegó la hora —comentó una nerviosa Sarah. Ambas jóvenes lograron salir de la casa gracias a que Edwin había logrado distraer a los adultos.
    —Cuidate mucho y cuando regreses me cuentas ¿ok? —se despidió Trisha de su prima, ella salió caminando hacia el lugar acordado.
    Ya en la pastelería Sarah comenzó a buscar con la vista a quien la había citado ahí.
    —Ho-hola S-Sarah por aquí —saludó nerviosamente Bethoold, señalando la mesa en donde estaba él.
    —Hola B-Bethoold—saludó nerviosa también, aunque él no estaba muy pendiente de la realidad, y es que había quedado embobado al ver a Sarah, está lucía un hermoso vestido color rosa pálido pegado al cuerpo que dejaba ver sus curvas, le llegaba a la rodilla.
    —¿Co-como estás? —preguntó ella rompiendo el silencio.
    —¿Eh? M-muy bien ¿y-y tú? —preguntó volviendo al mundo real.
    —Bien—contestó rápidamente, en eso llegó el camarero para pedir la orden, ella pidió un pastel de chocolate y él un tres leches.
    —Me alegro de volver a verte—confesó inconscientemente Bethoold haciendo que Sarah se sonrojara.
    —Yo-yo también me alegro mucho —dijo jugando con sus dedos, dándole un aspecto tierno e inocente que hizo que a Bethoold se le detuviera el corazón por un segundo.
    Luego llegó el pedido, ambos degustaron los postres con gusto, sin verse a los ojos, sentían que si lo hacían les daría un infarto de los nervios.
    —Sarah, si-si tu quieres te puedo acompañar a tu casa—propuso con la cabeza baja.
    —Me encantaría, pero no es posible debido a que mi padre te mataría —advirtió triste, y es que Alphonse Elric podía tener un carácter tranquilo, pero cuando se trataba de su hija nadie lo podía detener.
    —Te entiendo, entonces nos veremos otro día —dijo con tristeza, ella solo asintió.
    Salieron del local y se miraron a los ojos una vez más.
    —Nos veremos —se despidió Bethoold y luego le dió un pequeño beso en la mejilla, Sarah se sonrojó, igual o incluso más que su prima, si es que eso era posible.
    Al retirarse él, ella salió corriendo a la casa Elric-Rockbell. Al llegar ahí salió corriendo a su habitación para cambiarse de ropa y encontrarse con sus primos.
    —¿Y que pasó? —preguntó curiosa Trisha una vez los tres solos en la habitación.
    —Trisha creo... Creo que yo también me enamoré —confesó, Trisha casi grita de la alegría, pero Edwin le tapó la boca antes de que pudiera hacerlo.
    —Ya ya ya, no voy a gritar, volviendo a lo tuyo, Sarah eso es fantástico —decía la rubia alegremente.
    —¿Tu crees? —preguntó sonriendo.
    —Claro, solo hay que buscar una manera de reunirlos de nuevo —decía alegremente la ojiazul.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    En el hotel en Rizembul, una conversación similar se estaba llevando a cabo.
    —Así es, creo que me enamoré —admitió Bethoold ante sus hermanos mayores.
    —Me alegro mucho por ti hermanito —felicitó Elizabeth sonriendo.
    —Estamos en las mismas condiciones Brother—decía Maes, Bethoold solamente asintió
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Al siguiente día, era el encuentro de Edwin y Elizabeth, y él estaba igual o n peor que las Elric menores, si es que era posible.
    Continuará
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Debe ser corto pero al menos logré actualizar, si no les molesta antes de retirarme, dejaré unas preguntillas por aquí
    ¿Que hubiera pasado si Edward los hubiera encontrado XD?
    ¿Que hacía Edwin espiando?
    ¿Que tal el encuentro entre Bethoold y Sarah?
    ¿Hay amor por los aires?
    ¿de verdad Ed y Al serían capaces de matar a Maed y Bethoold? XD
    ¿Que va a pasar en el encuentro de Edwin y Liz?
    Sin más me despido
    Sayonara
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Fushimi Natsu

    Fushimi Natsu Fanático

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    1,011
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola Winry-chan :)

    Si Edward los hubiese visto... Estoy segura que nada bonito hubiese ocurrido para Maes y que Trisha habría obtenido un castigo de por vida xD

    Cuidando de su hermanita, por supuesto. Y casi me muero de la risa cuando Elizabeth se lo encuentra :D

    Lindo, tal y como ellos, pero muy fugaz. Vamos chicos, ¡superen su timidez!

    ¡¡Sí!!

    Estoy segura de que sí. Dicen que para los padres nunca es fácil dejar ir a sus princesas, así que imagínatelos a ellos. Más aún cuando se enteren la procedencia de estos caballeritos xD

    Esto es algo de lo que no quiero ni pensar aunque me muero por hacerlo. ¡Sorpréndeme, amiga! :D

    Espero que no tardes mucho para actualizar. ¡Saludos!

    PD: Es grandioso que te hayas unido al foro, entonces. Gracias por compartirnos tu historia :D
     
    Última edición: 2 Abril 2015
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso