“Algo en mi interior” (NEJITEN)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Hyuuga, 13 Enero 2010.

Cargando...
?

¿Qué piensas de este fanfic?

Poll closed 14 Agosto 2010.
  1. Esta weno :3~~

    1 voto(s)
    9.1%
  2. ¡Me encanta toda una obra maestra continúalo plis!, que sea muy muy largo :´D

    9 voto(s)
    81.8%
  3. Estuvo bien, pero ya está demaciado largo, ¡ya dale fin!

    1 voto(s)
    9.1%
  4. Buuuu, para empezar ni me gusta tu historia ni me gusta en NejiTen, ya déjalo -.-

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    “Algo en mi interior” (NEJITEN)
    Total de capítulos:
    45
     
    Palabras:
    5142
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Holaa a toddssss aqqi la conntiii >w< el capp 7 jeje
    sspero lo dissfruttn como que pprimero no tenía inspiracción y de repente me brotó y me passe un poco de largo jejej n__n*



    Capítulo 7 “El Plan”

    *P.O.V Neji*

    -Esto es un fastidio –comenté lanzando un Kunai contra un árbol, me encontraba en los bosques, haciendo mi entrenamiento matutino, eran cerca de las 6:30 de la mañana, el cielo empezaba a clarear y los pájaros despertaban de su largo sueño para emprender su vuelo… ojalá yo también pudiera despertar, esto es peor que una pesadilla-

    -¿Sucede algo malo Neji? –me preguntó Lee sacándome de mis pensamientos

    -No- contesté sin más que decir

    A decir verdad si pasaba algo, me sentía tan frustrado, maldigo la hora en que me asignaron a ésta misión, desde que llegué las cosas se han tornado difíciles, y aunque no hemos tenido muchas batallas, pienso que ésta ha sido la misión mas dura a la que me he tenido que enfrentar, y también será la última… ya no volveré a Konoha, me he comprometido con Himeka, después de la boda de Yui-dono con Mimek-hime, será mi turno de casarme, así que no me quedará más remedio que irme a vivir al país del Té, asumiré un puesto importante, y con el paso de los años sustituiré a Mori-sama, convirtiéndome en el señor feudal de ese país, parece ser que seré miserable el resto de mis días, me casaré con alguien que no quiero, me iré a vivir a un país extraño alejándome de toda mi familia, asumiré un puesto que detesto y peor aún… la chica que amo me odia, ¿Qué más puede pasarme?

    -Bueno hemos terminado el entrenamiento por hoy –nos dijo nuestro líder

    -¡Hi Gai-sensei! –contestó como siempre el raro chico que con el tiempo se volvió mi amigo

    Miro el cielo y ya está totalmente azul, el sol brilla con todo su esplendor en el inmenso azul del cielo, calculo que son ya las 10:30 de la mañana. Emprendimos nuestro camino de regreso al palacio, no tengo ninguna prisa por llegar, sé muy bien que en cuanto ponga un pie en esa casa, ella se abalanzará sobre mí y no me dejará en paz, que molestia. Hemos llegado… estamos entrando pero… algo raro pasó, mis predicciones fueron incorrectas, ella… no me estaba esperando en la puerta, todo lo contrario, al entrar, recorrí con la mirada cuidadosamente todo el lugar para ver si no intentaba sorprenderme, parece que no y de un momento a otro la veo pasar, caminaba lentamente, tenía la mirada perdida, ni si quiera se había percatado de mi presencia, yo no la amo pero tampoco la odio, después de todo Himeka no sabe que me comprometí con ella por amenaza de su padre, y de alguna manera siento una extraña angustia en mi pecho, así que decido preguntarle

    -Himeka… - la llamé y al instante ella volteó

    -A Neji… volviste… bienvenido –me dijo con una sonrisa claramente fingida, se veía que estaba triste

    -¿Qué te sucede? –le pregunté con naturalidad

    -No es… nada –me respondió nerviosa- Bueno, la verdad es que necesito dormir un poco tengo algo de sueño –me dijo esto último, se dio la media vuelta y se fue, pero antes de eso me di cuenta de cómo se le escaparon algunas lágrimas.

    *Fin de P.OV Neji*

    *P.O.V Himeka*

    Algo en mi interior brota, algo que cala, es un extraño dolor, no sé como manejar la situación, Neji será padre… si se llegara a enterar… no quiero ni pensar en lo que pasará, acababa de regresar del jardín luego de una larga hora de meditar lo que había visto la noche anterior, aquello que me provocó tanto sufrimiento, me dirigía a mi habitación para desahogar mi dolor, pero no me di cuenta de que Neji había llegado, él me habló, le saludé haciendo mi mejor esfuerzo para no soltarme a llorar, me preguntó que tenía, no sabía que contestarle, así que le mentí diciéndole que tenía sueño, y sin más me retiré, llegué hasta mi cuarto, me tiré en la cama y mis ojos empezaron a expresar mi sufrir, rápidamente mis mejillas se empaparon con lágrimas saladas que corrían por toda mi cara

    -¿Qué debo hacer? –me preguntaba a mí misa una y otra vez
    Mientras lloraba, escuché que alguien llamó a la puerta, no quise responder, así que la persona que llamaba entró sin permiso

    -¿Hija… por qué lloras? –me preguntó mi padre todo preocupado

    -Por nada… -le mentí intentando secar mis lágrimas

    -¿Ese infeliz te hizo algo? –preguntó enojado, creyó que Neji me había hecho algo

    -¡No! –Contesté de inmediato- Es solo que…

    -Cuéntame hija, sabes que puedes confiar en mí –me consoló mi padre, se acercó, se sentó por un lado de mí

    Mi padre, siempre ha sido muy bueno conmigo, yo lo amo y le tengo mucha confianza, así que decidí contarle todo, me sentí algo mal ya que el embarazo de TenTen no era algo en lo que yo me tuviera que meter, pero igual le conté todo a papá. Cuando terminé, noté que tenía una rara expresión, era como si estuviera, sorprendido, enojado y confuso

    -No te preocupes hija –me dijo con su voz paternal

    -Pero… papá, date cuenta, yo no soy quién para negarle la verdad a Neji, tengo miedo de que si se entera me deje para irse con esa chica, no quiero que se valla… pero tampoco quiero que viva engañado, que no sepa que tiene un hijo, me remuerde la conciencia –le expliqué a papá retomando mi llanto

    *FIN P.O.V Himeka*

    Faltan dos semanas para que sea el gran día… el día de la fiesta, luego de eso tomaré mis cosas y me iré lejos de aquí, últimamente mis mareos y vómitos han aumentado, también empiezo a sentir muchas ansias, no puedo estar sentada, ni parada ni acostada ni nada, me agarran unas ansias tan terribles que siento ganas de agarrar un Kunai y asesinar sin piedad al primero que vea, por suerte esos ataques que me dan se pasan rápido, otra cosa que ha cambiado últimamente es que ya no voy a los entrenamientos, sería un peligro para mis hijos si lo hiciera, tampoco hablo con Neji, son escasas las veces en las que dirijo la palabra con él, ambos nos evitamos lo mas que podemos, normal mente nos vemos cuando mucho en las tres comidas del día y a veces solo dos.

    -TenTen –escuché que me hablaron, era esa voz que siempre me habla para presumirme lo feliz que es

    -¿Qué sucede, Himeka-sama? –le pregunté algo fastidiada, seguramente iba a decirme lo que había hecho con Neji por la mañana

    -Ya te descubrí –me dijo seriamente mientras se cruzaba de brazos

    -¿De… qué me hablas? –le pregunté empezándome a sentir nerviosa

    -No te hagas la inocente, yo ya sé que estás embarazada –me dijo de golpe
    Ante sus palabras empecé a temblar, mis ojos se abrieron como platos, ella me miraba directo, no dudaba de sus palabras, así que sería inútil negarlo

    -¿Yui-dono te lo dijo? –le pregunté, estaba algo nerviosa pero me mostré con ella segura de mí

    -¡¿Mi hermano ya lo sabía?! –se exaltó, era obvio que Yui-dono no se lo había dicho

    -¿Cómo te enteraste, quién te lo dijo? –le cuestioné firmemente

    -No creas que soy tonta –me dijo- a mí no me lo dijo nadie, yo sola te he descubierto, ya se me hacía raro que te estuvieras poniendo tan gorda, que a cada rato vomitaras, te dieran mareos y la forma en la que comes

    -Himeka-sama, esto es un total secreto, los únicos que lo saben son mis compañeros, Yui-dono, Mimek-chan, Akari-chan y ahora tú, te suplico que no le digas nada a… -iba a decir Neji pero ella me interrumpió

    -Neji, es porque él es el padre ¿verdad? –me presionó
    No le respondí, pero era evidente que sí, además dicen que el que calla otorga

    -Escucha TenTen, no pienso guardad el secreto, no tienes derecho a ocultarle a Neji la verdad y más una verdad tan importante como esa –me dijo seriamente, tanto que causó que por un momento me sentí intimidada

    -A ti no te conviene que yo hable, s…si le digo a Neji la verdad… seguramente te dejará y se quedará conmigo –le respondí recobrando mi fortaleza

    -Eso no pasará, Neji me ama, así que no importa que él sepa la verdad, seguirá a mi lado y se hará cargo de su hijo, así que… decide TenTen, o se lo dices tú, o se lo digo yo… escoge –me amenazó inteligentemente.

    Me sentí presionada, tenía que hacer algo, no podía dejar que ella se lo dijera, pero tampoco quería decírselo yo, no señor, es como Himeka dice, aunque lo sepa seguirá con ella porque la ama, él mismo me lo dijo, lo nuestro solo fue algo pasajero para él, así que yo no le voy a dar el privilegio de que se quede con mis hijos, no,

    -Y bien, ¿qué escoges TenTen? –siguió presionando la astuta chica, pero yo no me iba a quedar atrás

    -Está bien… yo se lo diré, pero… te lo suplico, dame dos semanas más, se lo diré después de la gran fiesta –le roge con una voz lamentable, nunca me había rebajado tanto, pero tenía que hacerlo

    -De acuerdo, pero si no lo haces después de la fiesta yo se lo diré –accedió a mi petición y luego se marchó,

    Mi alma dio un gran suspiro, al fin y al cabo después de la fiesta me iría a primera hora de la mañana lejos de aquí, para cuando Himeka se diera cuenta y le contara a Neji la verdad, yo ya estaría lejos de ahí, y no sabrían en donde buscarme, será duro irme pero así es como debe de ser.

    *P.O.V Mori-sama (papá de Yui y Himeka)*

    No voy a permitir que nada se interponga en el camino de mi hija, yo haré todo lo necesario para que ella sea feliz, ya logré quitar del medio a la chica, pero no contaba con que estaba esperando un hijo de Neji-san, no me queda otra opción, tengo que deshacerme del bebé, Himeka me dijo lo que habló con esa chica, planea contarle a Neji la verdad después de la gran fiesta, no puedo permitirle que haga eso, mi hija piensa que ese chico está enamorado de ella y que por eso no pasará nada si él se entera del embarazo de TenTen, pero si pasará… lo mas probable será que… el chico se revelará y se irá de aquí con esa niña, no puedo permitirlo.

    -¿Cómo me desharé del bebé? –me pregunto una y otra vez, sería buena idea si disuelvo unas pastillas en alguna bebida y logro que TenTen se la tome, pero como lo haré, los alimentos son preparados por los cocineros, nadie de nosotros entra a la cocina, y son servidos en el momento que nos sentamos en la meza… -¡Tengo una idea!- exclamé en voz alta, creo que nadie me ha escuchado, le pagaré una buena suma de dinero a uno de los que sirven la comida para que disuelva en el agua de aquella chica una pastilla que acabará con su embarazo.

    Acabo de regresar, por fin conseguí la dichosa pastilla, en una hora, será la cena, debo darme prisa, fui a la cocina y comencé a ejecutar mi pal, le pagué al sirviente, no pudo resistirse a mi oferta, mi parte ya ha terminado, ahora solo será cuestión de esperar que la chica se beba la pastilla.

    *FIN P.O.V. Mori-sama*

    *P.O.V Neji*

    Acabo de separarme de mi novia por falta de oxígeno, ha sido un largo beso, no lo he disfrutado para nada, pero no tengo opción, además, supongo que debo de acostumbrarme a sus besos

    -Ya es hora de la cena, hay que ir al comedor, nos deben de estar esperando –le dije a Himeka tratando de separarme lo mas que pude de ella

    -Sí, vamos –me contestó con la alegría de siempre agarrándose de mi brazo, supongo que ya se le pasó la tristeza.

    Llegamos al comedor, en la cabeza de la meza se sentó como de costumbre Mimek-hime, a su lado derecho se situó su prometido, al lado de éste se colocó también como de costumbre, la chica que amo, TenTen y a su lado en los dos asientos siguientes se situaron mis otros dos compañeros, yo me siento del otro lado de la meza, a la izquierda de Mimek-hime, mi prometida, Himeka, después por obvias razones voy yo, y para mi mala suerte estoy justo en frente de TenTen, después, a mi otro lado se encuentra la persona por la cual estoy en esta situación, Mori-sama y al lado de éste va su esposa. Los sirvientes llegaron, todos ya habíamos pedido de la carta lo que queríamos, y como ya es costumbre TenTen ha pedido mucho, últimamente ha engordado, no se por qué comerá tanto, ¿Será depresión? , bueno da lo mismo, nos sirven nuestros platos y empezamos a comer como siempre, pero hay algo que me inquieta… a mí lado Mori-sama, no le ha quitado la vista ni un segundo al vaso de la bebida de TenTen, casi ni come por estar al pendiente de mi compañera.

    “Esto está muy raro” –pienso y me pongo a observar.

    Me puse algo tenso, y luego algo pasó, TenTen agarró su vaso y se disponía a beber el líquido que contenía, en ese instante noté la malévola y marcada mirada del señor que estaba a mi lado hacia mi compañera, como si esperara con ansias a que se tomara su bebida… todo pasó en menos de un segundo… no pude más

    “Byakugan” –activé rápidamente mi Byakugan y en una velocidad increíblemente rápida analicé la bebida que TenTen estaba por tomar, noté una extraña sustancia en el líquido así que…

    -¡Ah! –gritó mi compañera, todos me observaban confundidos, acababa de lanzar un kunai a aquel vaso, ocasionando que se rompiera y se derramara el líquido sobre TenTen y la meza,

    -¡Qué es lo que te pasa Neji! –me gritó furiosa al tiempo en que se paraba
    Yo no respondía, solo podía seguir analizando el líquido derramado, no lo hice por mucho tiempo, desactive mi Byakugan y con toda la calma hable

    -Esa bebida tenía algo raro

    Ante mis palabras TenTen se calmó, me miró confusa y parece que iba a decir algo pero Mimek-hime le ganó

    -¿Cómo lo supiste? –me preguntó la princesa toda intrigada

    -Lo vi con mi Byakugan –contesté con mi típica frialdad, todos empezaron a hablar, decían un montón de cosas como ¿quién pudo haber sido? O ¡no es posible!, cosas así, pero había alguien que no hablaba y ese era el principal sospechoso Mori-sama, noté como estaba enojado, tenía la mirada de alguien que ha fracasado en su pal, no me quedaba ninguna duda de que había sido él, pero no podía enfrentarlo, podría hacerle algo horrible a TenTen, por eso decidí no decir nada, aunque eso sí, de ahora en adelante estaría al pendiente de todos los movimientos de ese hombre.

    *FIN P.O.V Neji*

    Me siento confundida… Neji dice que ama a Himeka y que yo solo soy… pues nada, ya no somos más compañeros, él ya no regresará a Konoha, yo tampoco aunque él no lo sabe, así que ya no somos no compañeros, no somos nada, pero… yo no significo nada para él… ¿por qué me salvó?, o acaso… ¿si significo algo para él?

    -Que descanse señorita TenTen – se despidió de mí Akari-chan, salió de mi cuarto y apagó las luces.

    Por mi mente pasan muchas cosas, será posible… ¿recuperar a Neji?, este tipo de pensamientos pasan y pasan sin cesar, hasta que por fin, mis achocolatados ojos se cierran lentamente hasta quedarme dormida.

    *P.O.V Mori-sama (padre de Himeka)*

    Mañana… será la gran fiesta, todos mis planes han fracasado por culpa de Neji, seguro que sabe lo que hago, tengo que idear algo tan perfecto, mañana es mi última oportunidad, luego de eso, la niña le contará a Neji la verdad y todo mi trabajo se arruinará

    -¡¿Qué hago, qué hago?! –me empiezo a desesperar pero… de pronto se me viene una idea

    Mañana en la fiesta, la comida será Bufet, así que será sencillo poner una pastilla en el agua de TenTen, en una descuidadita que se de, que valla al baño o se pare a bailar, le pondré la pastilla, y esta vez me aseguraré de no ser tan obvio para que Neji no se de cuenta.

    *FIN P.O.V DE Mori-sama*

    Al fin, ya casi, pasado mañana emprenderé mi viaje, toda mi tortura acaba mañana, yo me iré a comenzar una vida nueva, Neji hará lo mismo, el se casará con su amada y seguro tendrá mas hijos, yo no quería que se enterara de mi embarazo, así tendría una vida feliz y sin preocupaciones, pero bueno, parece que será inevitable, Himeka-sama le contará todo, pero estoy segura de que lo olvidará con el paso del tiempo, y como tendrá otros hijos pues más fácil lo olvidará.

    -Bueno, es hora del desayuno –me dije a mí misma animada, valla que tenía hambre

    Bajé cuidadosamente las escaleras y me dirigí al gran comedor

    -Buenos días bella flor –me saludó Gai

    -Buenos días –contesté sonriente

    -¡TenTen-chan! –me gritó Mimek, quien se acercó a toda velocidad a darme un abrazo

    -Después de desayunar tú y yo iremos a comprar cosas para tus bebés, después de todo ya casi te vas –me susurró en el oído para que los demás no escucharan

    -Claro –accedí

    Terminamos el desayuno e inmediatamente nos fuimos de compras, hasta ahora no se me había pasado por la cabeza la idea de comprar algo, pero ahora que lo pensaba ya me estaba tardando en hacerlo, recorrimos muchas tiendas, había comprado todo tipo de ropa, tanto para el niño como para la niña, la verdad es que por un momento me olvidé por completo de Neji, estaba tan emocionada que por primera vez en mucho tiempo me sentí feliz, era una felicidad muy grande, de esas que sientes cuando te besa el chico que amas, bueno… así me sentí yo, y eso me dio fuerzas para seguir con mi plan de irme, seguramente mis hijos me harían olvidar por completo a Neji, yo sería feliz

    -Mimek-chan –le llamé, ella estaba muy entretenida mirando unas chambritas muy monas

    -¿Qué pasa? –me preguntó,

    -Tengo un terrible antojo de comer helado de chocolate –le dije con una ansiedad

    -Jajaja –se empezó a burlar de mí- ok ahora mismo vamos a los helados
    Compramos las chambritas y de inmediato nos fuimos a los helados, llegamos, era un pequeño local, y… bueno lo diré, estaba hasta la madre, un buen de personas, no se podía ni entrar, me sentí algo decepcionada, realmente quería helado

    -Mmm, hay demasiada gente –comentó la princesa- Bueno no te preocupes, tú espérame aquí afuera, yo entraré a comprar los helados, no tardo

    -Oye-la frené- Tu eres la princesa, ¿no te atienden rápido por eso? –pregunté con la intención de obtener los mas pronto posible mi helado

    -Jeje, pues sí, pero no me gusta aprovecharme, no seas impaciente, tardaré máximo 10 minutos -luego de eso, vi a Mimek desaparecer dentro de la tienda

    -Qué calor hace –me quejé abanicándome con un papelito de una propaganda que me dieron por ahí, miré al cielo, las nueves no se movían ni un poco, señal de que no había nada de viento.

    -¿Qué hace una chica tan linda como tú tan solita? –escuché que alguien me preguntó, me giré y vi a tres tipos raros, se veían ya mayores y no parecía que tuvieran muy buenas intenciones

    -No estoy sola, estoy esperando a que mi amiga salga de la tienda –les dije algo irritada, el calor me pone de mal humor, además esos tipos no me daban nadita de miedo

    -¿O de verdad? , bueno mientras ella sale que te parece si nos acompañas
    –me dijo uno de ellos acercándose demasiado a mí, obvio al instante me retiré pero me di cuenta que otro de ellos se había puesto detrás de mí.

    -No gracias, no me apetece ir con tipos raros como ustedes –les contesté de manera grosera al tiempo en que los empujaba un poco para poder alejarme

    -¡Pues no me importa vendrás con nosotros! –me gritó uno de ellos tomándome por la fuerza de la muñeca, pero al momento le tiré una patada, me zafé, me puse en guardia, lista para atacar.

    -Odio a los pervertidos atascados como ustedes, parece que se han equivocado conmigo, ¡soy una kunoichi de Konoha! –les grité, y de inmediato saqué un pergamino, invoqué bastantes armas, los acorralé contra una pared, estaba disfrutando tanto ver sus pobres caras de miedo, quería hacerlos sufrir, mi intención era matarlos lenta y dolorosamente, pero no pude por algo… Cuando me disponía a atacarlos, me dio uno de mis ya famosos mareos, y no era uno pequeño, era uno de esos que me ocurrían siempre en las peores situaciones, todo me dio vueltas, sentí como mi cuerpo perdía rápidamente sus fuerzas y no tardé en caer al suelo, no perdí el conocimiento, pero aún así no sentía nada de fuerzas, me sentía como una muñeca de trapo.

    -Jajaja jajaja-se carcajearon y se burlaron los tres hombres, rápidamente se me acercaron, y uno de ellos me dijo

    -¿Qué te ha pasado primor?, parece que no te sientes muy bien que digamos –y después de decir esto me cargó, me colgó en su hombro y me llevó a un callejón feo cerca de ahí, me acostaron sobre un montón de bolsas de basura que habían en el suelo, uno de ellos se colocó detrás de mí y me sostuvo sus manos, supongo que para que no me moviera pero no era necesario hacerlo no podía hacerlo, otro de ellos se sentó sobre mis pies y el que parecía que era el líder del grupo se puso en sima de mí, comenzó a besar mi cuello al tiempo en que me acariciaba con su mano derecha mi muslo derecho y con su mano izquierda masajeaba duramente uno de mis senos, yo me sentía horrible, pero no podía hacer nada, lo único que pude hacer y eso por instinto fue que las lágrimas comenzaron a salir por mis ojos chocolates

    -¿Por qué lloras primor? –Preguntó el tipo que me besaba el cuello- No hay por qué llorar… si lo bueno apenas está por comenzar.

    Ante sus palabras el fluido de mis ojos aumentó, y no tuve tiempo de pensar nada, pues sentí como la mano de aquél asqueroso hombre tocaba mi parte íntima, quería correr, quería golpearlos, era tan desesperante no poder hacer nada, la desesperación que sentí fue tan fuerte que creí que estaba por morir pero…

    -¡Ah! –gritó mi acosador mayor mientras salía volando, pronto se repitió la historia con los otros dos, alguien los empezó a golpear con toda su furia, era…

    -N…Neji –pude gesticular con todo el esfuerzo de mi alma

    Sentí una enorme tranquilidad, por fin pude descansar, miré como Neji destrozaba a aquellos sucios, luego de haberlo hecho se acercó a mí, me cargó en sus brazos como los príncipes cargan a sus princesas.

    -No te preocupes ya estas a salvo –me dijo con tanta naturalidad

    Miré su rostro, no podía dejar de hacerlo, me sentía tan a gusto en sus brazos, de pronto empecé a sentir muy pesados mis ojos, lentamente los cerré y lo último que escuché fueron los gritos de Mimek-chan

    -¡TenTen-chan, qué te pasó!

    Después de eso quedé profundamente dormida.



    aqqi terminna el fick spero les gusteee
    n__n ia mero iiega a su fin =( jaja
    bueno toddavia le faltta un pocco n_n
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    emy noichan

    emy noichan Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Julio 2009
    Mensajes:
    77
    Pluma de
    Escritora
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Me encanta tu fic, sabes narrar bn, encontre la trama muy buena y algo fuerte, con fuerte me refiero al tema qe escojes, pero sabes manejarlo y eso hace del fic muy bueno, lo encuentro uno de los mejores qe e leido >.<, continualo! a muxas personas les encantara!, kyaaaaaa! Neji eres un estupido!!! como aseptas la amenaza del estupido papá de esa idiota!!! porqe simplemente le digiste qe no y luego haver protegido a TenTen con todas tus fuerzas!!! y ahora la pobre qedara sola con 2 bebes ToT, espero qe esto termine bn... Encontre algunos errores, no muy graves, qe pones una "a" en vez de una "o", y esos...
    Te pido con todda mis fuerzas qe me abices cuando pongas conti... avisame por perfil >.<, asi podre estar al dia con cada conti qe pongas...
    bn me despido! con muxo entuciasmo a qe conttinues!
    tu nueva lectora. Emy Noichan.
     
  3.  
    SoraTenten

    SoraTenten Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Enero 2009
    Mensajes:
    131
    Pluma de
    Escritor
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Sin palabras. Creo que ya no estoy tan en contra de Himeka,
    el que ahora me cae gordo es el padre. Bueno, espero con entusiasmo la conti.
    Solo quiero saber si Mori podrá conseguir que Tenten pierda a sus bebés.
    Así que no tardes.
    xao!!!
     
  4.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    “Algo en mi interior” (NEJITEN)
    Total de capítulos:
    45
     
    Palabras:
    17
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Grx a todosss ya voee a subir contii n___n
     
  5.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    “Algo en mi interior” (NEJITEN)
    Total de capítulos:
    45
     
    Palabras:
    5803
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Holaaa aqqii el capp 8 qq va dedicado a las siguientess personas n__n

    SoraTenten
    Yukihyuga
    Emy noichan

    y a toddos mis leectores n___n qq lo disffrutten n__n



    Cap. 8 “yo no quiero esto”


    -Al fin… -decía una pelichocolate, mientras acariciaba suave y dulcemente la cabecita de un pequeño bebé que tenía en sus brazos

    -De ahora en adelante estarnos siempre juntos, te lo prometo –le contestó un ojiperla, quien también llevaba en sus brazos a un lindo bebé, muy parecido a él

    Ambos dejaron a los niños en dos adorables cunitas, se miraron, estaban apunto de darse un dulce beso pero… de pronto todo se tornó negro, la castaña asustada miró como las dos cunas se alejaban, ella desesperada trataba de alcanzarlas, se escuchaba el llanto de los bebés que se encontraban en aquellas cunitas, la chica desesperada se giró para buscar al hombre que hace unos momentos estaba con ella, pero no lo vio, se encontraba totalmente sola, no había nada, era como si ella se encontrara en un abismo, todo estaba tan oscuro, se empezó a desesperar, y de un momento a otro se escuchó una voz,

    “Nunca te perdonaré TenTen, ¿cómo pudiste haberte llevado a mis hijos, como pudiste ocultarme la verdad?”

    Sin duda alguna era la voz de aquél hombre que ella seguía amando con locura, buscaba desesperada con la mirada al dueño de la voz,

    -No… nunca quise, perdóname –suplicaba la castaña con lágrimas en sus achocolatados ojos

    “Ya es tarde, por tu culpa e imprudencia se han ido, es tu culpa que ahora estén en el otro mundo, te odio TenTen”

    Se volvió a escuchar la voz, aquella joven empezó a gritar como loca, lloraba descontrolada y un momento antes de que su cuerpo convulsionara…

    -Señorita TenTen, señorita TenTen despierte

    -Que… pasa, Akari-chan –dije lentamente a la par que abría mis irritados ojos

    -Ya es tarde señorita, hoy es la gran fiesta, tiene que pararse para arreglarse –me contestó mi mucama que más que eso era una amiga, se dirigió a la ventana, abrió las cortinas y toda la habitación se iluminó

    -La fiesta es hasta en la noche, aún tengo sueño –le contesté toda modorra,

    -Ya son las 11 de la mañana, todos ya han desayunado –contestó con su típica tranquilidad

    -¡Las 11! –grité toda alterada a la par en que me ponía de pie

    -Así es, Mimek-hime me pidió que la despertara, le digiera que se vistiera y bajara de inmediato –me informó y después de eso salió de la habitación

    Cuando Akari-chan salió de mi cuarto, un silencio invadió la habitación, me levanté de la cama y me fui directo al baño a lavarme la cara, ahí estuve meditando un poco lo que acababa de soñar

    -Que horrible pesadilla –dije algo triste- pero… me siento muy inquieta, en mi sueño Neji estaba muy molesto conmigo y me dijo que nunca me perdonaría, eso es lo mas probable, ya lo había pensado antes pero… ¿por qué en mi sueños mis bebés mu… mueren? –esto último lo pronuncié con mucho dolor y trabajo

    No quise pensar más en el asunto, ya estaba lo suficientemente asustada y nerviosa, así que mejor me dediqué a arreglarme, me puse un vestido, de esos para embarazadas, obvio, no me gusta verme así, pero no me queda de otra

    -Bueno ya estoy lista… no se preocupen hijitos, no voy a dejar que nada malo les pase, mamá estará protegiéndolos –les hablé a mis niños, acaricié suavemente mi panza, suspiré y salí de mi cuarto.
    Bajé con cuidado las escaleras, no quería volver a caerme, si lo hacía sería fatal, ya tengo 6 meses de embarazo, una caída a estas alturas sería el fin, llegué, todos estaban arreglados y listos en la puerta, no pude evitar mirar a Neji, se veía muy guapo

    -TenTen-chan te hemos estado esperando –me dijo Mimek quien se veía ansiosa

    -Discúlpenme, creo que ahora dormí mucho –les respondí algo apenada

    -No hay problema –me sonrió el siempre amable Yui-dono

    -Bueno, ahora que estamos todos ya vámonos –comentó Mimek, a la par que los guardias le abrían la puerta

    -¿A dónde? –pregunté toda inquieta, yo no había desayunado y tenía hambre

    -De compras, todos iremos a comprar lo que usaremos en la ceremonia y en la fiesta –respondió emocionada una chica enganchada del brazo de Neji, obvio Himeka

    -No te preocupes TenTen, Lee y yo te acompañaremos a una cafetería para que desayunes –se ofreció amablemente mi antiguo sensei, aunque bueno, claramente ellos querían ir a comer algo

    -A… gracias –les dije con una sonrisa

    -Asegúrense de que coma algo con azúcar –comentó instantáneamente el genio Hyuuga, cosa que me sorprendió, ¿Qué le importaba a él?, pero ya no tuve tiempo de decir nada, todos salieron rápidamente
    Normalmente cuando salimos vamos caminando, pero esta vez fue diferente, Mimek-chan y Yui-dono sabían que en mi estado no era recomendable caminar mucho, así que pidieron que prepararan una gran carrosa, todos se extrañaron y no faltó quien preguntara el por qué, así que la princesa se excusó con que no tenía ganas de caminar hasta el centro de la aldea, que es donde más abundan las tiendas, en fin ya nadie dijo nada y todos nos subimos a la carroza, la verdad si me sentí aliviada, últimamente me canso rápidamente y me dan muchos mareos, no muy fuertes pero sí. Llegamos a nuestro destino, Yui-dono me ayudó a bajar, yo podía hacerlo sola pero no hay que rechazar la caballerosidad.

    -Bueno comencemos, ¡ha es verdad!, TenTen-chan, estaremos en esa tienda esperándote, tú ve con Gai-san y Lee-san a comer algo –me dijo la princesa amablemente, señalando la dicha tienda en donde estarían

    -Ok –respondí ya ansiosa, quería devorar lo que fuera

    Nos separamos, Gai, Lee y yo, nos fuimos a comer, no caminamos mucho, cerca de ahí había un montón de restaurants, pero al final decidimos entrar a una cafetería.

    -Bien, pide lo que quieras –me dijo sonriente Gai- todo corre por cuenta de Lee

    -¡Que! –exclamó el recién nombrado

    -Jeje no se preocupen yo puedo pagar –les contesté sonriente

    -Es broma bella flor, yo pagaré –dijo Gai, bueno pues si tanto insiste que pague

    El mesero nos dio las cartas, mi líder y Lee solo pidieron un postre, yo por mi cuenta pedí como 5 platillos, y esta vez no dejé nada., terminamos de comer, el mesero trajo la cuenta, para suerte de Gai no era mucho el monto a pagar, esa cafetería tenía fama por ser económica, en fin, salimos y nos dirigimos a la tienda donde nos esperaban, no era muy grande así que los encontramos muy rápido

    -¿Comiste bien TenTen-san? –me preguntó amablemente la señora Kanae-sama, madre de Yui-dono

    -Si –contesté amable- ¿Dónde está Mimek-chan?

    -Está en el vestidor –me contestó su prometido, yo no se si Mimek realmente necesite comprarse un vestido, osea, ella es una princesa

    -A gracias –le agradecí y me fui a buscar algún vestido apropiado para mí, estuve buscando y buscando, pero no había nada que me favoreciera, por lógica mi antigua talla ya no me quedaba, así que busqué tallas mucho más grandes, de esas que usan las señoras gordinflonas y apenas y me cerraban, pero… había un pequeño problema, me quedaban ajustadas de la panza pero me quedaban super anchas de a los lados, además las mangas o tirantes también me quedaban muy grandes, claramente tenía que agarrar un vestido de la sección para embarazadas, pero no podía hacer eso, todos estaban en la tienda, y como el lugar no era muy grande me verían con facilidad, bueno solo tenía que preocuparme porque los padres de Himeka y principalmente Neji no me vieran

    -¿Sucede algo malo TenTen-chan? –me preguntó Mimek quien me había visto toda preocupada

    -Sí, ninguno de los vestidos me queda, necesito de la sección de embarazadas, pero si agarro uno de ahí, corro el riesgo de que Neji me vea y sospeche –le contesté toda preocupada

    -Mmm… bueno no te preocupes, tú metete al probador y yo le pediré a uno de los empleados que te pase algunos vestidos de esa sección, mientras yo distraeré a Neji –me dijo toda orgullosa de sus brillantes ideas

    Yo accedí, se hizo el plan y parece que fue todo un éxito, yo no soy de esas que se tardan años en escoger su ropa, así que rápidamente me decidí por un bonito, sencillo pero elegante vestido, algo corto, amplio y de color azul oscuro, cuando salí todavía tuve que esperar, porque Himeka-sama y su madre aún no se decidían por su vestido, Neji, Lee, Gai, Yui-dono y Mori-sama ya habían comprado su smoking, que suerte tienen ellos no se tienen que preocupar por el color, estilo y cosas así,

    -Ya tengo hambre –me quejé, ya era la hora de comer, claramente el reloj marcaban las 3 de la tarde y mi estómago exigía alimento

    -No te preocupes, pro fin han decidido lo que quieren, ya solo hay que esperar a que paguen –me dijo muy gentil el padre de Yui, Mori-sama

    -Hay que bueno-le contesté

    -Bueno mientras tanto, que te parece si nos vamos saliendo de la tienda –me ofreció el amable señor

    -Claro –accedí, después de todo ya me había cansado de estar mirando la ropa,

    Avisamos que nos saldríamos, que afuera los estaríamos esperando, tal vez fue mi imaginación pero… creo haber notado a Neji algo inquieto cuando avisamos que saldríamos del establecimiento, pero igual que importa, salimos, me sentí aliviada de poder respirar el aire fresco, el viento soplaba ligeramente, todo estaba muy lindo, se veía a las personas caminar con sus canastas de pan, leche o agua, pero la mayoría, estaban también de compras para la gran fiesta, todo la aldea estaba invitada.

    -Será una gran fiesta –comentó Mori-sama

    -Si, será divertido –yo contesté mirando al cielo

    -TenTen, estoy muy preocupado por los bajones de azúcar que te dan –me dijo con tono de preocupación

    -No se preocupe Mori-sama, estoy segura de que pronto se me pasarán –le respondí ligeramente nerviosa

    -Si me preocupo, no es normal, pero descuida, estas últimas noches me la he pasado investigando y por fin conseguí elaborar una medicina a base de plantas medicinales que acabará con tu problema –me dijo muy orgulloso y sacó de su bolsillo una bolsita transparente que contenía un par de pastillas- Aquí tienes, tómatelas ahorita mismo y ya verás que te sentirás mejor

    -He… no gracias –le contesté nerviosa y apenada, yo sabía muy bien que no debía tomar ningún medicamento, podría afectar mi embarazo

    -No seas así, me he desvelado mucho haciendo estas pastillas para ti –me respondió algo triste, por lo que me sentí muy mal, la conciencia me remordía

    -Está bien –accedí, tomé las pastillas y las guardé

    -No, tómatelas ahorita para que te hagan efecto y puedas disfrutar la fiesta –me insistió

    -Es que… necesito agua –me excusé, no pensaba tomármelas de verdad, yo planeaba decirle que me las había tomado pero la verdad sería que me habría deshecho de ellas

    -Mmm… no hay ningún problema, adentro de la tienda tiene un garrafón con agua, espérame aquí que les pediré un poco –dijo esto y se fue tan rápido que no tuve tiempo de decir nada

    -¿Y ahora que hago? –dije toda alterada

    -Aquí tienes –me asusté un poco, me giré y era Mori-sama que había vuelto con un vaso de agua

    -Gra…cias –le contesté, tomé el vaso, saqué las pastillas, no quería tomarlas pero… me vería muy mal si no lo hacía, además, tal vez no pasaría nada si me las tomaba, digo, era una medicina elaborada con plantas medicinales, era un producto natural así que sin mas, coloqué las pastillas en mi boca, tomé un poco de agua y me las pasé, noté que en cuanto lo hice Mori-sama esbozó una gran sonrisa, todo fue muy rápido, en cuanto me las tomaba el señor sonrió y en menos de nada, alguien me jaló por la espalda, me tiró al piso, ágilmente colocó una mano en mi pecho, la otra en la boca de mi estomago y me apretó tan duro que vomité todo, sentí que me ahogaba, me senté bruscamente y comencé a toser de una manera brutal

    -TenTen-san no debes tomar nada de medicamentos –me regañó con un tono algo duro Yui-dono, quien me acababa de hacer vomitar el desayuno y el agua con las pastillas disueltas que me acababa de tomar

    -¡Por qué hiciste eso Yui! –le reclamó su padre

    -Papá, yo soy el que está tratando el problema de TenTen, llevamos un muy delicado tratamiento que puede ser alterado con facilidad si ella ingiere algún medicamento-le mintió el astuto Yui, Mori-sama ya no dijo nada, se quedó callado y se fue al lado de su esposa quien acababa de salir de la tienda junto con todos los que faltaban

    -¿TenTen estás bien? –me preguntó preocupado Lee, se acercó rápidamente y entre él y Yui me ayudaron a pararme

    -Si, -contesté algo atareada, me sentía confundida

    Ya nadie quiso hablar de lo que acababa de pasar, lo olvidamos y nos fuimos a comer a un restaurant, estuvimos ahí bastante tiempo, cuando salimos ya eran las 5 de la tarde, la ceremonia empezaba a las 6, teníamos una hora para estar listos y en el lugar donde se efectuaría la celebración, y al término de esta comenzaría la gran fiesta, nos apresuramos, todos estábamos alegres de que nos regresaríamos en la carroza, así llegaríamos más rápido, bueno, una forma más rápida de llegar sería correr como lo hemos en las misiones, realmente somos rápidos, pero obviamente Mimek, Yui-dono y su familia no pueden hacerlo, no son ninjas y por el momento yo tampoco podía. Llegamos a la casa, todos corrieron a sus habitaciones, yo me duché rápidamente, me puse mi vestido, solté mi cabello y lo ondulé un poco por las puntas

    -Estoy lista –les dije, todos ya estaban listos en la puerta, nuevamente fui la última, pero ahora no tardé mucho, volvimos a subir a la carroza, todos estábamos muy elegantes, no tardamos mucho en llegar al lugar, Mimek y Yui-dono se colocaros hasta el frente, después de todo la fiesta era prácticamente por ellos, la familia de Yui-dono se colocó en los asientos de hasta en frente, nosotros el equipo Gai no podíamos sentarnos plácidamente con los demás, se supone que estábamos en nuestra misión, teníamos que ponernos en guardia, así que nos colocamos en las orillas, los cuatro estábamos separados en diferentes lugares, en el exterior lucíamos como simples invitados, pero obviamente veníamos armados hasta los dientes, yo escondí muy bien mis pergaminos y mi estuche de kunais, shurikens y bombas explosivas, aunque sabía muy bien que no podría ser de gran ayuda en mi estado, en fin, la ceremonia empezó, la verdad todo estuvo normal, sí hubo uno que otro ataque, pero realmente quienes los hacían eran unos novatos de primera, hasta yo en mi estado los pude detener. Pasó el tiempo y el final de la ceremonia empezó, se firmó el tratado de paz y todo concluyó, era hora de la pachanga.

    -Bien, disfrutaré al máximo la compañía de mis amigos, después de todo a primera hora de la mañana me iré de aquí –dije en voz baja y algo triste, pero de inmediato me animé y me fui con Lee a disfrutar de la fiesta.

    La música comenzó, la fiesta era al aire libre, había un montón de mesas largas llenas de comida, era una cantidad impresionante, en otro lado habían también muchísimas mesas, pero éstas eran para que la gente se sentara y en medio de todo esto era la pista de baile, pusieron luces como de disco atoradas en los postes de luz y los árboles, realmente era una fiesta.

    *P.O.V Mori-sama (padre de Yui y Himeka)*

    Hace un rato estuve a punto de lograr mi cometido, la chica se había tomado las pastillas, pero Yui mi propio hijo arruinó las cosas, pero bueno no importa, todavía tengo otra oportunidad, en medio de todas las mesas para la gente está la nuestra, una gran mesa, ahí estamos todos los que hasta ahora hemos estado viviendo en el palacio, TenTen está bailando, más bien todos estamos bailando así que ahora es mi oportunidad de poner las pastillas en el vaso de la chica, me dirigí con cuidado a la meza, y ahí estaba, tomé su vaso y puse las pastillas, rápidamente se disolvieron y yo me fui de ahí para no levantar sospecha, me paré a bailar, muy cerca de la meza para estar espiando a esa niña y ver cuando se tome el líquido y pronto llega el momento…

    -Estoy cansada –se quejó la niña pelichocolate, se sentó en su silla y agarró su vaso- Me muero de la sed- empezó a levantar su vaso y se disponía a beber su agua pero…

    -TenTen, prueba esta –le dijo su amigo raro de las grandes cejas mientras le daba su vaso

    -¿De qué sabor es? –le preguntó

    -De mango, está buenísima –le contestó el chico

    La niña probó el agua de su amigo y parece que le encantó

    -¡Está deliciosa! –Exclamó- yo quiero de esa, pero… mi vaso todavía tiene de esta otra agua

    -No te preocupes tírala y ya, sirve que riegas las plantitas –le contestó su amigo Lee

    Rayos, volví a fallar, solo pude ver como la chica tiró su agua y luego de eso depositó su vaso en la basura y fue por otro

    -¡Estuve tan cerca! – grité enojado

    Estuve las siguientes dos horas haciendo lo mismo, ponía pastillas en el agua de la chica, pero por una u otra cosa no se la tomaba, una vez se le calló el vaso, otra alguien la llamó para tomarse una foto, luego ya no quiso agua y se fue a servir refresco, en otra ocasión Mimek-hime confundió su vaso con el de TenTen y se lo tomó, bueno cosas así, ¡Ya estoy arto!, acabaré de esto de una vez por todas, traigo escondidas un montón de pastillas, así que me dirigí y a las aguas frescas y en todos los tarros de agua he vaciado varias pastillas, también rompí algunas tabletas y vacié el polvito en la mayoría de la comida, se me terminaron las pastillas pero ahora sí, de una u otra forma TenTen tomará el medicamento que le arruinará el embarazo.

    *FIN P.O.V Mori-sama*

    *P.O.V Himeka*

    Me la he pasado de maravilla, me costó mucho trabajo hacer que Neji aceptara bailar conmigo, pero al final lo convencí, debo aprovechar a que ahorita está feliz, después de todo mañana TenTen le dirá lo de su embarazo y lo mas seguro es que va a estar algo raro unos días

    -Mi amor ahorita vengo voy a buscar a mi papá –le dije a mi prometido de ojos perla, como es costumbre de él, no me respondió con palabras, solo accedió moviendo ligeramente la cabeza
    En fin, me dirigí a la meza, no vi a mi papá, lo busqué con la mirada y a la de cien lo encontré, estaba detrás de uno de los postes de luz, se me hizo raro que estuviera tan aislado, estaba mirando detenidamente a un punto, no se si estoy en lo correcto pero juraría que vigilaba a TenTen, me acerqué a él y le hablé

    -¿Papá que haces aquí?

    -A eres tú Himeka, estoy vigilando a esa chica –me contestó, afirmando lo que yo había pensado

    -¿Por qué vigilas a TenTen? –le pregunté curiosa

    Pero no me contestó, de pronto escuché un raro ruido, juraría que alguien se había acercado a nosotros pero me giré y no vi nada, luego de eso mi padre me preguntó

    -Esa chica TenTen… ¿No ha comido nada en la ultima hora verdad? –me preguntó extrañamente

    -Em… no que yo la halla visto –le contesté algo extrañada

    -¡Rayos! –exclamó, cosa que me inquietó

    -¿Por qué te interesa tanto papá? –le pregunté furiosa

    -No me malentiendas hijita mía- me trató de calmar- lo que pasa es que… mira te voy a contar pero tú no digas nada

    -¿Qué cosa? –le pregunté curiosa

    -He puesto en todas las bebidas, postres y en la mayoría de la comida pastillas y polvitos que provocarán que TenTen pierda su embarazo apenas y pruebe un poco –me dijo con mucho orgullo

    -¡Que! –grité eufórica, no podía creer lo que me estaba diciendo mi papá, no podía creer que él hubiera hecho así, pronto todo pasó en un instante, Neji salió detrás de un árbol que estaba casi junto a nosotros, él se veía atónito, no reaccionaba, yo me sentía desesperadísima, comencé a temblar, y pronto escuché que Neji habló

    -TenTen… ¿está embarazada? –preguntó esto con mucho trabajo y con un tono tan suave que apenas y se pudo escuchar

    No le contesté, no podía ni hacerlo, giré rápidamente mi cabeza y en ese instante sentí que mi vista era la de un halcón, pude ver claramente a TenTen con un pastel en la mano, agarró su tenedor, insertó un poco de aquél exquisito postre y se disponía a comerlo, corrí lo mas que pude pero ella estaba muy lejos de mí, no lo logré, así que…

    *FIN P.O.V HIMEKA*

    Me la estuve pasando muy bien, en cuanto la fiesta comenzó yo me había ido directo a la comida, y después de haber comido hasta reventar me fui a bailar, pasó mas de una hora para que me volviera a dar hambre, y cuando sentí algo de hambre me dirigí a la mesa de los postres, había mucha variedad, pero me decidí por un gran trozo de pastel de chocolate, tomé mi rebanada y me dirigía a la meza, pero en el camino me encontré a Mimek-chan y a Lee, así que me quedé parada con ellos, estábamos platicando cuando recordé que en mis manos traía un plato con pastel, así que sin pensarlo dos veces, tomé con mi tenedor un trozo de aquel manjar, ya me lo estaba saboreando, llevé el tenedor con el poste hasta mis labios, abrí cuidadosamente mi boca y…

    -¡Ah! –grité, no pude comer mi bocadillo, Himeka-sama se había abalanzado sobre mí, las dos caímos al piso, por suerte ella no cayó sobre mí, aunque yo tampoco sobre ella

    -¡¿Por qué hiciste eso Himeka?! –le preguntó agresivamente la princesa Mimek

    -TenTen, no debes de comer nada –dijo la chica trabajosamente mientras se ponía en pie y se sobaba la parte golpeada

    -No entiendo –le contesté confundida, y de inmediato Lee me levantó

    -No entiendo por qué lo hizo pero… mi papá puso en toda la comida, postres y bebidas, unas raras pastillas y polvitos para que pierdas tu embarazo –me dijo toda triste la joven Himeka

    -Imposible… -susurré- ¿Pero cómo se enteró tu papá que yo estaba embarazada? –le pregunté toda asustada

    -Lo siento… yo se lo dije, pero… no pensé que el fuera a hacer algo así, no sé por qué lo hizo –se apenó aún mas la noble

    -Yo si lo sé –dijo a nuestras una voz bastante familiar para mí.

    -N…Neji –pronuncié delicadamente

    Así es, Neji había dicho esas palabras, no entendía por qué lo hizo, pero además… él no estaba sólo, tenía sujeto a el padre de Yui y Himeka, Mori-sama por los brazos, éste parecía bastante enojado y varias veces se trató de zafar

    -¿Qué… quieres decir mi amor? –le preguntó Himeka-sama

    -Himeka lo siento mucho… -dijo seriamente Neji- pero… la razón por la cual me comprometí con tigo fue porque tu papá me amenazó

    -¿Cómo que te… amenazó, acaso no fue porque me amas? –preguntó la desdichada chica mientras que las lágrimas brotaban por sus mejillas

    -Lo siento… -dijo con algo de dolor el genio Hyuuga- Mori-sama me dijo que si no me casaba contigo, en cualquier descuido que me diera mataría a TenTen… no me quedó de otra mas que aceptar, no importaba cuanto la quisiera proteger, en los 10 meses que estaríamos aquí, en algún momento me tendría que separar de ella por cualquier cosa, y en ese momento Mori-sama la dañaría, es por eso que acepte –concluyó mi amado

    Al escuchar sus palabras mi alma empezó a llorar, así que todo este tiempo Neji me había estado mintiendo, todo lo que me dijo aquella vez era mentira, él me amaba tanto que estaba dispuesto a pasar su vida al lado de una mujer a la que no amaba… solo para protegerme.

    -¿Por qué? –Dijo Himeka tirándose de rodillas- ¿Por qué me hiciste esto papá? –la chica tapó sus ojos con sus manos y empezó a llorar desconsoladamente, Mori-sama se logró zafar de los brazos de Neji, se tiró al piso y la abrazó

    -Perdóname mi amor, perdóname, yo solo quería que fueras feliz así que… -se intentó excusar el señor pero Himeka no lo dejó

    -No papá… yo quiero casarme con alguien que me quiera… yo no quiero esto para mi –volvió a romper en llanto aquella joven, lloró por un rato, nosotros estábamos en silencio, luego de eso ella se puso de pié, se colocó en frente de Neji y…

    -Neji, lo siento pero nuestro compromiso se rompe aquí –le dijo esto sacando de su dedo un pequeño anillo, luego de eso se lo entregó y le sonrió

    -Gracias Himeka –le respondió y le dio un abrazo.

    La chica se retiró toda triste, su padre se fue tras de ella, yo por mi parte no sabía que hacer, tenía muchas ganas de soltarme a llorar, todo fue tan repentino, Neji me amaba a mí, y yo creía que me odiaba, yo creía que él se había enamorado de otra, aquellas palabras crueles que me había dicho... todas me las creí, hubo un momento de silencio, luego de eso Neji caminó hacia mí, ambos nos miramos, mi respiración empezó a agitarse, noté que él me miraba con mucho dolor y confusión, luego, el se acercó más y más, puso sus manos sobre mis hombros, pegó su frente con la mía, nuestras narices se rosaban, nuestros labios estaban a centímetros y nuestras respiraciones chocaban, hubo otro momento de silencio, luego en esa misma posición, Neji cerró los ojos, yo tenía mis brazos sobre mi panza, como si la estuviera cargando, luego de eso, él habló

    -Ya no me mientas TenTen… déjame ver

    Ante sus palabras mis ojos empezaron a derramar lágrimas, suspiré y lentamente quité mis brazos de mi panza,

    -Adelante-pronuncié débilmente, y al instante Neji abrió sus ojos, activó su Byakugan… y miró.



    Bbuenno aqqi terminna jeje spero les halla gusttaddo n__n mañanna la contii
    bye bye
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    emy noichan

    emy noichan Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Julio 2009
    Mensajes:
    77
    Pluma de
    Escritora
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Aaaaaaaaaah! Neji descubrio la verdad y de una forma u otra se qe viviran felices, lameto lo qe dije de Himeka-chan, no la odio, la amo! ella estaba engañada de su padre ToT, pero pronto encontrara a alguien qe la qera de verdad, al fin! por dios! todo se arreglo, y creo y espero qe no por favor! qe este fic este llegando a su fin, eso seria terrible, ya qe solo llevo 1 dia leyendolo y me e enamorado de el, continualo plis! y me avisas bn?, Ay!!! qe lindo Neji va a ver a sus hijitos el por su cuenta, niña! qero conti!!! de verdad!!!, esta muy bueno, continualo!!!!!!!!!!!!!!!, bn me debo ir
    xao!!!
     
  7.  
    SoraTenten

    SoraTenten Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Enero 2009
    Mensajes:
    131
    Pluma de
    Escritor
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    SSSSSSSSSSSSIIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!PPPPPPPPPPPPPPPPPOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOORRRRRRRRRRRRRRR FFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFINNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN!!!!!
    Me a encantado la conti, solo espero que Neji vea que son dos enanos. Al final Himeka a resultado ser
    la buena. Menos mal que tenten no perdio a sus bebes.
    por cierto gracias por haberme dedicado el capi. Muchas gracias.
    Espero la conti.
    xao!!!!!!
     
  8.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    “Algo en mi interior” (NEJITEN)
    Total de capítulos:
    45
     
    Palabras:
    4163
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Hoolaaas a toddsss jeje xD aqqu el cap numbeer 9 ;9 jajaja pss spero y les guste psss como que ahora este cap sta iieno de felicidad siento que le falto el drama jaja xD pero weeenoo he decidido hacer este fik un poco largo asi que ia pondree la conti con quien sabe que se me va a ocurrir esta vez jaja xD que les haré ahora a Neji y a TenTen??? jeje no seee ia veree bueno sinn mass les dehoo el capp, ha y moxasss grx por leer mi fick n___n y grxxx por susss heddmozzoss comentss lo aprecioo muxooo ToT




    Cap. 9 “Un final y nuevo comienzo, Hiroko y Kazune”


    Me sentí muy nerviosa… Neji miraba mi interior, no sabía como reaccionaría, sentimientos mezclados y encontrados yacían en mi interior, pero aún no entiendo… ¿cómo se dio cuenta de mi embarazo, es que acaso ya era muy obvio?, como sea, igual el estaba confirmándolo con sus propios ojos, miraba y miraba, como si todavía no se lo creyera, el momento se tornó serio, yo miraba a Neji, se mostraba serio, me asusté tanto que ya no me contuve, me lancé a sus brazos, lo abracé fuertemente y rompiendo en llanto le decía

    -¡Perdóname Neji!, perdón…

    -¿Por qué te disculpas? –me preguntó con un tono ya mas suave al tiempo que acariciaba mi cabello

    -Yo pensaba huir… planeaba irme mañana a primera hora y desaparecer de tu vida… -le dije ya calmándome pero aún con unas cuantas lágrimas

    Al escuchar mis palabras, sentí como él me abrazaba más duro, me apretaba, pero con mucho cuidado para no lastimarme

    -No, no hagas eso, no te vallas –me dijo suavemente, se separó lentamente de mí, y… no podía creer lo que veía, era la primera vez en toda mi vida que veía a Hyuuga Neji derramar lágrimas… nuestros rostros estaban muy cerca, pero mi corazón se estremeció, el pecho me empezó a doler, al ver a Neji tan frágil, al ver como de sus dos aperlados y perfectos ojos salían lentamente delicadas y cristalinas lágrimas, era hermoso el espectáculo que veía, pero al mismo tiempo doloroso

    -No… no me iré… si me prometes quedarte a mi lado –le respondí con melancolía, al tiempo en que junté mi frente con la de el y posaba una mano en su suave mejilla

    El cerró sus ojos con el propósito de poner fin a la secreción de sus lágrimas, se quedó callado unos segundos, después, lentamente abrió sus dos perfectos astros y me miró, sonrió levemente, lentamente gesticuló

    -Te juro… por nuestros dos hijos que estaré a tu lado para toda la eternidad –fueron las palabras provenientes de él mas dulces que he escuchado, mi corazón latió con fuerza, lentamente me acerqué a el y con toda la pasión del mundo lo besé

    -¡Esto es hermoso! –gritó Lee rompiendo el silencio con lágrimas de cascada y un moco escurriendo de su nariz

    Pero no hicimos caso, no nos importó estar comiéndonos la boca mutuamente en medio de la fiesta, por primera vez Neji se quitó su alto orgullo de Hyuuga que tiene, fue el momento mas mágico que he vivido, pero no duró mucho, ambos nos separamos por falta de oxígeno, nos vimos a la cara, ninguno de los dos sabía que decir, ese momento fue algo embarazoso pero tierno, a fin de cuentas Gai y Yui-dono llegaron, por supuesto no tenían ni idea de lo que había ocurrido, no tardaron mucho en descubrirlo

    -Vi a mi hermana toda triste, Neji, ¿Pasó algo? –preguntó el noble todo preocupado, yo le sonreí y con toda la seguridad del mundo dije

    -Sí, pasó esto –y al instante en que terminé de pronunciar esto, me giré hacia Neji y lo besé, no le di tiempo de reaccionar, pero noté que éste se quedó paralizado, seguro que ahora sí, se moría de la vergüenza

    -¡¿Q…q…qué está pasando?! –gritó mi extraño líder, sus ojos se le abrieron como platos y se pudo totalmente rojo

    Me separé de Neji, todos nos empezamos a reír, y Mimek-chan nos hizo el favor de contarles todo lo sucedido a Yui-dono y a Gai-sensei he… digo ha Gai, estuvimos bailando todo lo que nuestros cuerpos aguantaron, bueno… Neji no bailó mucho, solo el tiempo que yo lo obligué y eso apenas se movía, pero bueno, regresamos al castillo, y mi plan de irme lo deseché por completo, todos llegamos directo a nuestros cuartos, y quedamos profundamente dormidos

    -Bueno… fue divertido el tiempo que estuvimos aquí –nos dijo una guapa señora, Kanae-sama, madre de los hermanos Kateuchi

    -Gracias por haber venido, nos veremos el día de la boda –les sonrió amablemente la princesa Mimek

    -Querido, no tienes algo que decirles antes de irnos –le dijo Kanae-sama amenazadoramente a su esposo Mori-sama al tiempo que le apretaba una oreja

    -Auch, auch –se quejó el hombre para después decir- Lamento todos los problemas que les causé, en especial a ustedes dos… Neji-san, TenTen-san, el deseo de que mi hija fuera feliz, fue tan grande que me cegó por completo, e hice cosas horribles, espero que algún día puedan perdonarme –se disculpó todo arrepentido

    Neji y yo no dijimos nada, después de todo por poco mataba a nuestros hijos, pero igual, yo no soy de guardar rencor así que solo sonreí, para después dirigirme con la hermana de Yui

    -Himeka-chan… gracias –le dije dulcemente y con una gran sonrisa

    -Si bueno… igual creo que Neji no es mi tipo, es demasiado serio para mi gusto, si no ofender claro –me respondió con un tono algo de burla, y ante su comentario Neji se avergonzó un poco

    -Jeje, bueno, nos veremos pronto –me despedí

    -Claro –dijo ella firmemente

    Todos nos despedimos de ellos, pronto una carrosa los recogió, y los vimos marcharse

    -Bueno, parece que todo esta arreglado –comentó Mimek-chan con el fin de romper el silencio que nos invadió por un instante

    -¡Me muero por ver a Neji cambiando pañales, tomaré una foto! – le hizo burla Lee, cada que puede lo hace y ahora parece que se lo va a traer con el rabo retorcido

    -Baka –le contestó él con un tono molesto pero sin gritar, al mismo tiempo que le pegaba un puñetazo mandando a volar al raro de Lee

    A partir de ese momento, todo ocurrió con tranquilidad y normalidad, seguíamos ayudando con los preparativos para la boda, Neji empezó a cuidar de mí con mucha exageración, no me dejaba ni bajar las escaleras, él, Lee o Gai subían por mí y me bajaban cargando, no me gustaba que lo hicieran, yo podía sola, pero si no les llamaba y me bajaba por mi cuenta, Neji se molestaba mucho conmigo, y para terminarla discutíamos, bueno pero igual, no tardábamos mucho en reconciliarnos, aunque… tampoco tardábamos mucho en volver a discutir, casi siempre era mi culpa, aunque yo no lo admitía, bien dicen que cuando una mujer se embaraza se pone mas sensible, ya lo experimenté, con cualquier cosita me enojaba y me descargaba con Neji, no sé como le hizo para aguantarme, siempre que algo no me parecía me ponía mis moños y me iba toda indignada, en fin ya se imaginarán como estuve de insoportable. Pasaron los meses 3 para ser exactos, por fin ya había cumplido los 9, ahora si que parecía una ballena, y para el colmo no me podía casi mover, ya me sentía muy cansada, más sensible que nunca, y los dolores eran muy seguidos.

    -¿Necesita algo más señorita TenTen? –me preguntó mi ayudante y amiga Akari-chan

    -No, estoy bien así –le contesté, yo me encontraba en mi cama, eran las 5 de la tarde, estaba aburrida, habían movido el televisor frente a mí, pero no había nada interesante que ver y yo estaba que no soportaba ni la tele

    -Bueno entonces me retiro –me dijo, y al tiempo salió, dejándome sola, hundiéndome en mi propia desesperación, sentía muchas ansias, ahora que recuerdo, hace un mes, estaba teniendo uno de mis ataques de locura y desesperación, era tan fuerte que me vi en la necesidad de saciar mi sed de sangre que empecé a sentir, así que agarré un Kunai y me hice una enorme cortada, me dolió bastante, me empecé a retorcer del dolor, veía como mi sangre escurría lentamente por todo mi brazo, realmente me gustó, así que nuevamente agarré el Kunai y rasgue mi pierna derecha, pero no me corté mucho porque Neji llegó por detrás de mí y me quitó el Kunai, me regañó horrible, pero cuando vio que me solté a llorar por la desesperación que sentía, me abrazó… pero desde entonces me quitaron todos mis pergaminos y armas, también me tienen bien vigilada

    -Hijitos, yo los amo pero por favor ya salgan de mí, -les hablaba a mis bebés
    Me quedé divagando, pronto empecé a sentir una gran tranquilidad, lentamente comencé a cerrar mis ojos, y cuando lo hice, entré en un ligero estado de sueño, estaba a punto de caer en un profundo sueño pero…

    -¡ah! –empecé a gritar como loca desquiciada, las contracciones me acababan de empezar, era un dolor tan fuerte que hasta mi alma gritaba

    No tardaron nada en llegar a mi habitación, Neji, Lee, Gai, Mimek, Yui-dono y Akari-chan me rodearon, trataron de calmarme, pero mi dolor era inmenso

    -¡Rápido, Akari, ve y pide que arreglen ya una carroza! –le ordenó la princesa a la empleada, ésta de inmediato atendió, y en pocos segundos, Neji me cargó, todos bajaron, me subieron al carro y partimos

    -Tranquila, respira –me decía Neji mientras acariciaba mi sudorosa frente

    -¡Ya no puedo! –gritaba y gritaba, empecé a llorar, mi cuerpo estaba todo sudado, y pronto las cosas empeoraron

    Se escuchó un extraño ruido, y pronto un montón de agua se derramó por toda la carroza, yo seguía gritando, los dolores se hacían cada vez más fuertes

    -¿Qué pasó? –preguntó asustado Lee

    -Creo que la fuente se le ha reventado –dijo muy nervioso Gai

    -¡Más rápido! –le ordenó Mimek al chofer.

    Pronto llegamos al hospital, me bajaron rápidamente, Yui-dono explicó que la fuente se me acababa de reventar y que las contracciones me estaban dando demasiado fuerte, de inmediato me pusieron en una camilla, me quitaron toda mi ropa y me pusieron una bata

    -¡Respire hondo! –me decían las enfermeras, yo lo hacía, pero mi dolor seguía aumentando,

    Me pasaron directo a la sala de parto, todos se quedaron afuera, el doctor me revisó, pero…

    -Esto va a tardar un rato, tiene que dilatar más –dijo preocupado el doctor

    -¡Quiero a Neji!! –dije con mucho trabajo entre mis gritos de dolor,

    Y parece que por fin se apiadaron de mi, al poco tiempo vi como mi amado entraba rápido por la puerta, se acercó a mí, el tomó mi mano y yo se la apreté fuertemente

    -Tranquila, ya estoy aquí –me susurró con un tono de voz muy suave pero al mismo tiempo un poco frío y serio, como es típico de él.

    *P.O.V Neji*

    Me siento muy extraño, voy a ser padre, ¿yo, realmente es verdad?, solo tengo 18 años, bueno… supongo que la edad no importa, aquí lo que de verdad importa es el hecho de que de ahora en adelante, dedicaré mi vida a proteger a TenTen y a mis hijos, lo único que pone triste y al mismo tiempo me hace enojar, es que mis hijos, al igual que yo, serán marcados con ese maldito sello, pertenecerán a la familia secundaria…

    -¡¿Neji-san?! –me buscó algo nerviosa una enfermera que acababa de salir de la sala de parto

    -¿Qué sucede? –le contesté, al tiempo en que me ponía de pie

    -Pase por favor, su esposa quiere verlo –me dijo, realmente no es mi esposa, pero pronto lo será, ahora que tendremos dos hijos, debemos casarnos, si no la gente comenzará rumores.

    Rápidamente entré a la sala, y la vi… estaba mas sudada que nunca, se veía desesperada, sus gritos de dolor me partían el alma, me acerqué a ella, tomé su mano e inmediatamente ella apretó la mía, ella no se dio cuenta de lo que estaba haciendo pero… aparte de que me estaba apretando bastante duro, me enterraba las uñas, de hecho me comenzó a salir sangre, no le dije nada, me aguanté, se que ella sentía mucho dolor en esos instantes y por eso me apretaba tanto.

    -Tranquila, ya estoy aquí –le susurré al oído suavemente, claro, sin dejar de ser yo, use mi tono de siempre, frío y serio

    -Doctor, ¿Cuándo comenzará el parto? –le pregunté, lo que más quería en ese instante, era cesar el dolor que sentía TenTen

    -No estoy seguro, necesitamos que dilate más, lo más probable es que los gemelos nazcan hasta las 11 de la noche si todo sale bien –me respondió, me sentí frustrado, como que hasta las 11, eran las 6 de la tarde

    -¡Por lo menos pónganle anestesia para que deje de sufrir! –les dije molesto

    -Eso es lo que vamos hacer –me respondió tranquila una de las enfermeras

    No pasó mucho para que varias enfermeras le empezaran a poner la anestesia, pero una de ellas, me volteó a ver y notó que mi mano estaba toda sangrando, debido a que TenTen tenía sus uñas encajadas en mi piel, de inmediato se exaltó y quiso decir algo, pero rápidamente yo le hice señas de que no importaba, así que ella prosiguió con lo que estaba haciendo

    “Mierda, esto va a tardar mucho” –pensé

    Pasados unos minutos, la anestesia empezó a hacer efecto, TenTen dejó de gritar y lentamente comenzó a aflojar mi mano y a desenterrar sus uñas.

    -¿Estás mejor? –le pregunté con normalidad

    -Si –respondió toda cansada, había estado haciendo mucho esfuerzo,

    -Todo está bien –le volví a decir

    Ella no respondió nada, giró su vista y se dio cuenta de mi herida, al instante hizo un gesto entre sorprendida, confundida y asustada, unos segundos después, su mirada cambió a triste

    -Lo siento –dijo débilmente al tiempo en que soltaba mi mano

    -No es nada –le respondí, y no pasó mucho para que una enfermera se acercara a mí con unas vendas, alcohol y empezara a curarme

    *FIN P.O.V Neji*

    Sin darme cuenta he lastimado a Neji, me siento deprimida, ya quiero que esto termine, ya no siento dolor, me han anestesiado, que bueno, no creo que mi cuerpo hubiese aguantado más. Las horas han empezado a pasar, Neji entra y sale de la habitación, al igual que las enfermeras, me han estado haciendo un montón de cosas raras, me siento como un raro espécimen de laboratorio, miro el reloj marcan las 9 de la noche, estaba ya tranquila, pero parece que la anestesia empieza a perder efecto, el dolor regresa y mis gritos se vuelven ha escuchar

    -¡Prepárense, ya está lo suficientemente dilatado, el parto va a comenzar! –gritó el doctor, de inmediato las enfermeras se dejaron venir, Neji volvió a tomar de mi mano y todo comenzó

    -¡ahhhhhhhhhh! –grité tan duro que mi garganta se raspó

    -Por favor respira y puja, puja, puja –me decía el doctor, yo lo hacía pero el dolor era insoportable
    Todo se me hizo eterno, mi cuerpo ya estaba muy débil, eran las 11:30 de la noche y el parto aún seguía, mis ojos estaban muy irritados de tanto derramar lágrimas, es más, creo que mi cuerpo tendrá que producir más por que me las terminé todas

    -¡Vamos, un poco más! –me gritaba el doctor, yo pujaba y pujaba, Neji estaba completamente callado, analizando cada uno de los movimientos que se hacían con su Byakugan

    Mi cuerpo descansó, yo empecé a respirar agitadamente y… el llanto de un bebé se pudo escuchar, esbocé una gran sonrisa al escuchar aquel maravilloso sonido, sentí como la mano de Neji temblaba, y su respiración también era algo agitada

    -El primer bebé ha nacido –dijo el doctor- es la niña

    Fue un momento tan maravilloso, quería agarrar y besar a mi bebita, pero no había tiempo para eso, aún faltaba que naciera el otro bebé, una enfermera se llevó a la niña a la incubadora, y yo… seguí sufriendo

    -¡Ahhhhhhhhhhh! –volví a gritar, el dolor volvía a intensificarse

    -Vamos aguanta, ya casi –me animaban las enfermeras y el doctor

    Se que no pasó mucho, pero a mí se me hizo eterno el tiempo que pasó para que se escuchara el segundo llanto, ahora sí, mi cuerpo descansó como nunca lo había hecho antes, ni en mis más duros entrenamientos que tuve, llegué a hacer tanto esfuerzo como lo hice hoy y tampoco me había cansado tanto, pero bueno, al final valió la pena todo el dolor y sufrimiento que pasé

    -Lo logramos –dijo satisfecho el doctor,

    Había derramado todas las lágrimas de dolor que tenía, pero al parecer tenía muchas lágrimas de felicidad guardadas, que pronto empezaron a salir, Neji me abrazó, yo lo abracé, fue un momento muy especial, las enfermeras limpiaron mi sudada frente,

    -Todo terminó –me dijo Neji con aquella paz que solo él sabe hacerme sentir

    -Sí, de ahora en adelante las cosas cambiarán, -le dije muy feliz, acaricié su mejilla y lentamente nuestros labios se tocaron,

    -Disculpen –nos interrumpió una enfermera, volteamos y los vimos… eran tan hermosos, la enfermera me los dio, eran un par de ángeles, lo mas hermoso que ha visto mis ojos, uno de ellos estaba envuelto en una cobijita verde clarito, y el otro en una amarillo pastel, Neji cargó al bebé que se encontraba en la cobijita verde, era la niña, realmente eran muy parecidos pero yo los reconocí muy bien, ambos tenían la tez del color de Neji, ambos heredaron los ojos Hyuugas, pero eso sí el cabello de los dos era de mi color, también las narices de ambos y sus bocas tenían la forma de la mía, bueno las orejitas si eran como las de Neji, realmente unos ángeles.

    -¡Muévanse! –se escuchó un grito y al instante vimos entrar corriendo a Mimek-hime, se acercó a nosotros y…

    -¡Son hermosos! –exclamó, los cargó, los besó y se puso muy feliz

    Me llevaron a una habitación del hospital, junto a mi cama pusieron dos cunitas con mis bebés, ya todos habían entrado, Gai y Lee hicieron todo un escándalo, diciendo cosas raras como “estos niños tendrán el gran espíritu de la llama de la juventud” y cosas raras come esas

    -El doctor dijo que tendré que estar dos días aquí –dije algo triste

    -No importa, yo me quedaré aquí todo el tiempo – me respondió el padre de mis hijos

    -¿Y cómo se llamarán? –nos preguntó Yui-dono

    Neji no dijo nada, solamente me miro haciéndome entender que los nombres eran cosa mía, yo cerré mis ojos y lo pensé un poco, luego dije

    -Pues… ellos son…

    “Hyuuga Hiroko y Hyuuga Kazune”


    aqqi el finaal del capp speroo les haiia gusttadoo n__n jaja psss noo see como que ahoraa todo fue pan con miel ya en los prox cap algo pasara :9
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  9.  
    emy noichan

    emy noichan Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Julio 2009
    Mensajes:
    77
    Pluma de
    Escritora
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    OMG! como puedes revivir un momento tan doloroso? para hacer eso de verdad o tuviste qe haberlo visto o vivirlo, espero qe lo segundo qe dije no te alla pasado, pero quien diria, todos queren tener hijos, pero no de esa manera ToT, qe felices se deben sentir los padres de Hiroko y Kasune, Qe lindos nombres... y Lee y Gay como siempre con sus tonteras de la llama de la juventud xD, muy buena conti, me facino, y qe es lo qe pasara en el siguiente cap? bueno, te lo dejo a tus manos...
    me debo ir xao!


    pd: si qeres hechale un vistacito a mi fic, solo si qeres >.<
     
  10.  
    SoraTenten

    SoraTenten Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Enero 2009
    Mensajes:
    131
    Pluma de
    Escritor
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Me encanto. Me has hecho tan feliz!!!
    Me alegro de que todo en el parto saliera bien, pero
    me dio mucha lástima Tenten por no parar de sufrir.
    Eso de hacerse heridas me impresionaron. Espero que pongas conti
    pronto. Solo espero que no se te pase por la cabeza las ideas que se me están pasando por las mias
    para hacer sufrir a Neji y a Tenten.
    Bueno de todas formas muy bien.
    xao!!!
     
  11.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    “Algo en mi interior” (NEJITEN)
    Total de capítulos:
    45
     
    Palabras:
    3995
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Holaa aa toddsss aqqi cap 10!!! wii toeee feliiz n___n emmm etto...
    aa siii pss este cap tampoco tiene mucho drama jeje pero ia los que vienen comenzara algo, muajaja sqq tenía que poner esto para concluir esta parte del fick, bueee ia mañanaa la contii sale
    sppero y less gusthe!!


    Cap. 10 “La boda”

    No he dormido mucho las últimas noches, es normal, los gemelos comen ha cada rato, se despiertan mucho en la noche, Neji me ayuda, pero… igual es inevitable el cansancio, él se ha mudado a mi habitación, dormimos los dos juntos, cuando los bebés quieren comer, a mi no me queda de otra mas que pararme, pero cuando se despiertan en la noche por razón alguna, Neji se para a atenderlos, mis pechos están lactando, es algo doloroso sentir como sus pequeñas bocas succionan el líquido, igual eso no me importa mucho, cuando miro a ese par de ángeles, me recuerda lo maravillosa que es la vida, la inocencia se refleja en sus tiernas caritas

    -Ya casi recuperas tu peso –me animó Mimek-chan

    -Sí, espero que para tu boda, ya tenga mi cuerpo de antes –le respondí animada, me encontraba en mi cuarto, estaba cargando a Hiroko y Mimek cargaba a Kazune, durante el embarazo aumenté 18 kilos, después del parto perdí 9, pero aún tengo otros 9 kilos de más, esperaré una semana antes de ponerme a entrenar, primero porque aún no me puedo mover bien, sigo adolorida por el parto, también porque tengo que seguir amamantando a los bebés, apenas y pase la semana dejaré de hacerlo y comenzaré a darles fórmula en sus biberones, eso es lo que el pediatra me recomendó.

    -Kazune-chan se quedó dormido –me dijo Mimek, su rostro esbozaba una dulce sonrisa

    -Hiroko también-respondí

    -Cuando me case con Yui espero tener hijos tan lindos como los tuyos –me respondió muy animada, luego se dirigió a una de las cunitas y depositó al bebé en ella

    -Seguro que sí –le dije imitando la misma acción

    -Bueno que te parece si vamos a desayunar –me sugirió

    -Sí, me muero de hambre, solo espera, voy a prender los radios para escuchar si lloran –le respondí al tiempo en que realizaba la acción

    Bajamos, nos dirigíamos al comedor para desayunar algo, cuando llegaron Gai, Lee y Neji del entrenamiento matutino

    -¡¿Cómo amaneciste bella flor?! –me preguntó mi líder

    -Bien gracias –le respondí con una sonrisa

    -¿Y Hiroko y Kazune? –me preguntó el padre de los gemelos

    -Están durmiendo, ya comieron –afirmé

    -TenTen, descansa muy bien esta semana y prepárate, porque el entrenamiento va a ser muy duro, muy exigente –me dijo Lee con un tono sabiondo

    -Eso haré –contesté con un gran espíritu

    Los chicos se fueron a bañar, estaban muy apestosos, decidimos esperarlos para el desayuno, aunque sinceramente yo no quería, tenía mucha hambre, bueno en fin, después de un rato desayunamos todos, ya no pedía tantos platillos como antes. Pasó la semana, ya me sentía muy bien, comencé a ir a los entrenamientos, se me hicieron muy pesados, no había perdido mi habilidad, pero si fuerza, nos levantábamos a las 4:30 de la mañana, a las cinco ya estábamos en las montañas y a las 11 de la mañana llegábamos al palacio, Akari-chan y Mimek-chan me hacían el favor de darles sus biberones a los gemelo mientras yo entrenaba, así pasó el último mes que nos quedaba, el tiempo se me fue muy rápido, sin darme cuenta ya estaba en la puerta el día de la boda, yo ya había recuperado mi peso y mi cuerpo, si que me costó trabajo pero pude superarlo,

    -¡TenTen-chan estoy nerviosa! –me dijo Mimek-chan abalanzándose sobre mí

    -Tranquila, todo saldrá bien, asegúrate de descansar esta noche –le respondí dulcemente, acariciándola de la espalda

    -No se si podré dormir, ¡Mañana me caso! –seguía alterada

    Ambas nos encontrábamos en la gran sala de estar, Yui-dono estaba meciendo a mis bebés, mientras que Gai y Lee estaban molestando a Neji con una foto que le tomaron cuando les cambiaba el pañal a los gemelos, estábamos muy a gusto, eran las 8 de la noche, cuando uno de los guardias se presentó y anunció la llegada de las personas esperadas, nos pusimos de pie y ellos llegaron hasta nosotros, aunque los acompañaba una persona que no conocíamos o bueno al menos yo no

    -Madre, padre, hermana –me da tanto gusto que estén de nuevo aquí, les dijo el joven Yui, acercándose a ellos a darles un abrazo

    -Estamos muy felices de haber regresado, y más aún estamos felices de que te cases mañana –le respondió cariñosamente su madre Kanae-sama

    -¡Himeka-chan!-la saludé emocionada, me acerqué a ella y le di un abrazo, noté que ella se quedó algo extrañada, pero terminó por corresponder al abrazo

    -Cuanto tiempo TenTen-chan –me sonrió- Mira quiero presentarles a alguien, acércate
    Al instante, aquella persona que desconocía se acercó, era un joven, alto, guapo, tez blanca, cabello café rojizo un poco largo, no mucho le llegaba debajo de sus orejas, y tenía unos hermosos ojos color verde oscuro

    -Él es Otori Neraki, mi novio –lo presentó muy feliz y orgullosa

    -Es un placer conocerlos a todos –saludó respetuosamente haciendo una reverencia

    Yui se acercó a él, hubo un momento de silencio, el noble observó de pies a cabeza a aquel chico, luego lo miró directo a la cara, se le acercó un poco, tenía la mirada seria, el ambiente se puso algo tenso, pero de un de repente Yui-dono, se rió un poco, sonrió y le dijo

    -Bienvenido, espero que trates muy bien a mi hermanita

    -Pierda el cuidado, yo amo a Himeka, la trataré como la diosa que es –respondió seguro de sí mismo aquel joven Neraki-san

    -Neji, TenTen, se que ya se los había dicho pero… perdón, perdón por todo, aún estoy arrepentido –habló el apenado señor Mori-sama

    Al verlo de esa forma, sentí un hueco en mi corazón, realmente estaba arrepentido, incluso se arrodilló, no soportaba eso, no lo quería así

    -Mori-sama, ya lo hemos perdonado, no tiene que pedirnos más disculpas –le dije dulcemente- pero… tiene que pedirle perdón a mis bebés –le dije sonriente, él volteó, me miro, se veía confundido pero feliz, se puso en pie, Neji y yo los guiamos hasta los gemelos, Mori-sama se acercó, los miró fijamente, en sus ojos se reflejaba una paz, arrepentimiento, y pronto lo demostró, cristalinas lágrimas comenzaron a salir de los ojos de aquel señor

    -Me odio, no entiendo como es que estuve a punto de quitarles la vida a este par de ángeles –se decía

    Neji le dijo unas palabras, no fueron groseras, al parecer a él también lo había perdonado, Himeka-chan quedó maravillada con mis bebés, los abrazó y les dio su mamila, fue muy linda la escena, seguramente ella será una buena madre, todos cenamos juntos, al término nos fuimos a dormir, esperando el nuevo día, ese sería nuestro último día aquí, pronto nos iríamos a Konoha.

    -Que descansen –se despidió Yui-dono y Mimek-chan, luego se retiraron a dormir

    -¡El tiempo voló!-exclamó Gai

    -Así es- respondió todo conmovido su fiel seguidor Lee

    -Chicos espero que no hallan olvidado el otro asunto –nos dijo Gai con un tono entre serio y sarcástico

    -¿Otro asunto? –preguntamos al unísono Lee y yo, creo que Neji si sabía de qué hablaba

    -¿Qué, acaso ya se les olvidó? –preguntó en burla mi raro líder

    -¡Ya dilo! –le grité

    -No olviden que Tsunade-sama y Naruto-sama nos enviaron a esta misión como última del equipo Gai, al regreso ustedes formarán nuevos grupos como líderes de los nuevos Genin

    -¡Es verdad! –exclamamos nuevamente los dos al unísono

    -Pero… -meditó Lee- hace 10 meses, cuando partimos a esta misión, Tsunade-sama nos dijo que los niños de la academia se graduarían en dos semanas, osea que ellos ya son Genin desde hace mucho y muy posiblemente uno que otro chunnin

    -No seas idiota –le contestó Neji- ellos no eran los únicos estudiantes de academia, si sacas bien los cálculos, te darás cuenta que para nuestro regreso, otros estudiantes se convertirán en Genin

    -Eso es muy cierto Neji –afirmó mi líder

    -Pero… -dudé, mirando a Hiroko, yo la estaba cargando en esos momentos

    -No te preocupes, Hiashi-sama cuidará de ellos en nuestra ausencia –me calmó Neji

    -No quiero causarle problemas a Hiashi-sama, además es nuestra responsabilidad cuidar de ellos –concluí algo triste

    -Yo nunca dije que no cuidaríamos de ellos –me respondió cortante, como suele hacerlo

    -¿Entonces? –pregunté incrédula

    -Cuidaremos de ellos y nos haremos cargo de nuestro equipo, podemos hacerlo, somos ninjas, además no se te olvide que nuestros hijos se convertirán en excelentes shinobis, nosotros también debemos seguir nuestro camino –concluyó Neji, de cierta forma tenía la razón

    Nos fuimos a dormir, esa noche descansé más que la anterior, si me levante unas 3 veces pero dormí muy bien, al día siguiente todo era un desorden, Mimek-chan y Yui-dono estaban muy nerviosos, todos desayunamos temprano, luego de eso, la madre de Yui, Kanae-sama se encargo de traer a excelentes estilistas para que arreglaran el cabello de la princesa, la misa se efectuaría a las 7 de la noche, el día se pasó muy rápido, ya casi era hora de la misa, todos estábamos arreglándonos como locos, yo me puse un vestido sin mangas color rojo, me llegaba tantito arriba de la rodilla, mi cabello lo arreglé en una coleta alta, no apretada, estaba floja y ondulé mi cabello, Neji, Lee y Gai portaron smokings negros, Neji usó una camisa color roja, Lee y Gai parecían uniformados ellos dos traían camisas… adivinen… verdes, en fin, Yui-dono traía un lindo smoking blanco, Himeka-chan usó un vestido de tirantes Negro y su madre uno parecido pero en azul, todos estábamos ya listos en la puerta, cuando de las escaleras, esplendorosa bajó la novia

    -hermosa… -susurró embobado Lee

    La Princesa portaba un hermoso vestido blanco, largo, no tenía mangas ni tirantes, muchos adornos con pequeñas perlas y diamantes, realmente lucía hermosa

    -Me da un poco de pena –dijo la novia sonrojada

    -Luces increíble –le dijo su amado, besándola dulcemente

    Una carrosa de lujo recogió a la novia, los demás nos fuimos en otros carros, la ceremonia se realizaría en una inmensa capilla, era impresionante la magnificencia de aquel lugar, toda la aldea estaba invitada, la novia aguardaba afuera, lista para entrar, Neji y yo le pedimos a Himeka y a su novio Neraki que cuidaran de los gemelos, nosotros teníamos que estar alertas por cualquier ataque, ya por fin me habían devuelto mis pergaminos y armas, estaba lista, aguardando en un palco, Gai estaba escondido hasta el fondo de la capilla, en una esquina, Lee estaba en el techo, sentado en unos barrotes, alerta, y Neji cuidaba hasta adelante, todos estábamos listos, la música empezó a sonar, la novia a paso lento se encaminó dichosa y elegante al altar, donde el noble Yui-dono le esperaba, llegó a su lado, la misa empezó, al comienzo todo estuvo tranquilo, cuando llegó la hora de que los novios se aceptaran entre sí ante Dios algo pasó… grotescamente entraron unos ninjas del sonido, bloquearon la puerta y pusieron una barrera en toda la capilla, los presentes se asustaron, hubo algunos gritos, uno de los ninjas lanzó unos shurikens hacia Yui-dono, Neji rápidamente los bloqueó, invoqué uno de mis pergaminos, empecé a atacar, siendo muy cuidadosa con mi puntería, podría herir a alguna persona, le di a 3 de ellos, los otros se me escaparon, Lee y Gai les pateaban el trasero a otros y pronto los derrotaron, solo quedaba el líder y en un inesperado momento, se apoderó del novio, le puso un Kunai en el cuello y ordenó

    -¡Todos quietos o él muere!

    -Todos se callaron, nadie se movía, se escuchaba uno que otro murmullo, nosotros el equipo Gai estábamos al frente en guardia

    -¡Esta celebración ha llegado a su fin! –gritó orgulloso aquel shinobi

    -¡Suelta a Yui! –se escuchó un grito, todos miramos a la persona que gritaba

    -¡Déjalo Himeka! –le respondió a su hermana

    El atacante vio curioso a la chica, y pronto hizo algo que causó que me pusiera extremadamente inquieta, aquél ninja observaba detenidamente a mi hijo quien se encontraba en brazos de Himeka, Hiroko estaba con Neraki, pero él había corrido hasta el fondo de la capilla

    -Que hermoso bebé –dijo este burlonamente

    Himeka abrazó mas duro a Kazune, en señal de protección

    -Tsk –Neji hizo un gesto de enojo- mierda, ese estúpido está muy sospechoso –susurró

    -La verdad pensaba matar a Yui-dono para impedir la boda pero… -se detuvo sospechosamente- ¡Tengo un mejor plan!

    Después de decir esto, soltó bruscamente a Yui-dono, estiró sus brazos y de sus mangas salieron unas cadenas, y en menos de un parpadeo había logrado quitarle a mi Hijo a Himeka
    Cuando vi esto mi cuerpo empezó a temblar, quería lanzarme a ese tipo y estrujarle todos sus órganos, me disponía a hacerlo, pero Neji me detuvo, me miró seriamente, haciéndome entender que era peligroso hacer eso, pondría en riesgo la vida de Kazune

    -¡Suéltalo! –le gritó desesperada Himeka

    -Este niño tiene los ojos del Byakugan, apuesto a que si me lo llevo y lo entreno bien, será un excelente secuas –rió malvadamente el tipo ese, al instante quitó la barrera y salió corriendo, no dudé ni un segundo en ir tras de él, Neji, Gai y Lee hicieron lo mismo, lo comenzamos a perseguir, el rápidamente se dio cuenta, se paró, nosotros hicimos lo mismo

    -¡Devuélveme a mi hijo! –le grité encabronada

    -¿he, este es tu hijo? –Dijo tranquilamente, luego nos observó, miró fijamente a Neji y sonrió maliciosamente- Tu debes ser un Hyuuga, el padre de este gusano

    -Cabrón… -se enojó Neji, cerró su puño y miraba atentamente

    -Mira lo que hago –dijo sospechosamente, y al instante agarró de una forma grotesca a mi hijo, él de inmediato se puso a llorar, su llanto reflejaba temor, dolor, yo sentía una inmensa rabia, mi alma se rompía en miles de pedacitos al ver a Kazune sufrir,

    -¡Animal! –le grité desesperada, no me contuve más, corrí hacia él de una manera impresionantemente rápida, le di un golpe tan duro que hasta mi mano comenzó a sangrar, agarré a mi bebé, y aquel shinobi salió disparado, pegó en una enorme roca y ahí quedó aquel hombre

    -¡TenTen, TenTen! –me gritaron mis compañeros, se acercaron a mí, yo estaba abrazando a mi bebé, calmándolo para que dejara de llorar

    -Él ya esta bien –dije suavemente

    -Lo que hiciste fue impresionante –me aduló Gai

    -¡Jamás te había visto correr tan rápido ni golpear tan fuerte! –se emocionó Lee

    -Es… el instinto de una madre –dijo con naturalidad Neji

    Ambos nos abrazamos, Neji examinó con su Byakugan al bebé para ver si todo estaba bien, al parecer sí, no mostraba ninguna lesión ni nada por el estilo, nos dirigimos a la capilla, todos nos esperaban nervioso, los rostros de todos sonrieron cuando llegamos, la ceremonia continuó con normalidad, esta vez todo salió bien, fue una boda hermosa, muchas fotos, luego llegó la hora de la fiesta, era en un salón hermoso y grande,

    -Los niños están durmiendo –me dijo amablemente Neraki, quien se había llevado a los gemelos a una pequeña habitación

    -Muchas gracias -le dije sonriente

    El vals empezó, la novia bailó primero con su ya esposo, luego con su padre, después Neraki se acercó, Lee y Gai también bailaron con ella, Neji no quería, pero a la mera hora lo convencí, pronto varias parejas se empezaron a acercar, Mimek siguió bailando con Yui, Lee por ahí se las ingenió para sacar a bailar a una linda chica y Gai tampoco se quedó atrás

    -Fue un buen final –me dijo mi amado sentándose por un lado de mí, estábamos en una de las mesas

    -Así es… mañana regresaremos a Konoha –respondí un poco nostálgica

    -¿Extrañaras esto? –me preguntó con su típica frialdad

    -Un poco… pero lo que me preocupa es otra cosa –dije algo triste

    -Es por los gemelos ¿verdad? –me dijo, realmente es muy astuto

    -¿Cómo van a reaccionar cuando los vean, qué va a pensar tu familia? –dije aún mas preocupada y triste

    -No te preocupes, todos estarán felices, y por mi familia… no hay problema – me dijo serenamente, yo me sentí algo confundida

    -¿A qué te refieres? –pregunté muy incrédula

    Él se puso de pie, me miró fijamente, yo lo miré, me perdí en sus ojos, me sentí llena de paz pero al tiempo nerviosa, luego de eso, el sacó algo raro de su bolsillo, se hincó, abrió aquel objeto y dijo

    -TenTen cásate conmigo

    No podía creer lo que escuchaba, Hyuuga Neji estaba arrodillado frente a mí, con una hermosa sortija y me acababa de pedir matrimonio, ni en mis sueños mas locos creí que esto pasaría, mis achocolatados ojos se llenaron de lágrimas, respire suavemente y me lancé a sus brazos causando que él se cayera, pero no me importó, yo quedé arriba de él, lo abracé tiernamente y le dije

    -Claro que sí

    El me sonrió, nos levantamos, tomó mi mano, suave y delicadamente colocó el anillo en mí de dedo anular de la mano izquierda, yo sonreí y al instante lo besé, después de unos segundos nos separamos, sentía una inmensa felicidad, me sentía la chica más dichosa del mundo

    -¿Bailamos? –me preguntó

    Yo no lo creía, a Neji no le gustaba bailar, y él mismo me lo estaba pidiendo

    -De acuerdo –le respondí dulcemente, tomó de mi mano y nos dirigimos a la pista, una canción de esas bobas y románticas comenzó a sonar, Neji bailaba muy bien, me sentía como una princesa bailando con su príncipe azul, fue algo hermoso.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    emy noichan

    emy noichan Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Julio 2009
    Mensajes:
    77
    Pluma de
    Escritora
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Me encanta! me facina! ahhhh!!! qen pensaria qe Hyuuga Neji, el cubito de hielo, el frivolo, la volita de nieve, el congelador, el duro o muxos otros nombres qe le e escuchado, pediria asi matrimonio a Tenten!!!! ahh! qe lindo!!! maldito vandido qe le qerias hacer a Kisune???? pero le fue muy mal con Tenten jajajajaja iio qero ir a una boda!!! y bailar, y no se qe me pidan matrimonio de esa forma!!!, pero buno, son solo sueños ToT, me debo ir y espero conti!!!
    xao!!!
     
  13.  
    SoraTenten

    SoraTenten Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Enero 2009
    Mensajes:
    131
    Pluma de
    Escritor
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Me ha encantado. No había tanto drama, pero cuando "secuestraron" al bebé
    me puse un poco nerviosa.
    Me impresionó mucho Tenten. Se nota que es madre jaja.
    Espero la conti. Como siempre todo te ha salido muy bien.
    xao!!!
     
  14.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    “Algo en mi interior” (NEJITEN)
    Total de capítulos:
    45
     
    Palabras:
    3716
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Holaaa a toddss oo estoy tan feliizz dd sabbr que les gusthaa mi fickkk ToT jeje bueeennno aqqi les dehoo mi contii uppsss soii una ninna mala hice algo feoo esta vez U_U pero no se preocupen ppor lo qqe leeran, o bueno si jaja, pero algo sucedera en el prox capp que suba, no les grantixooo que sea bueno o más bn que sea lo qq estarán pensanddo >w<
    disfruten el capp!!



    Cap. 11 “sacrificio”

    La boda fue muy divertida, con unos cuantos inconvenientes, pero al final todo salió bien, nos divertimos tanto, y después de 10 meses en donde miles de cosas buenas, malas y sorprendentes pasaron… es hora de regresar a casa, me siento muy nerviosa, es verdad que tengo muchas ganas de ver a todos de nuevo, pero… extrañaré demasiado a todas las personas que conocí aquí, Mimek-chan, Yui-dono, Himeka-chan, Akari-chan, Neraki-san, incluso a Mori-sama y a Kanae-sama, en fin… supongo es inevitable

    -¡TenTen-chan, te extrañaré! –Me dijo Mimek-chan al tiempo que se lanzaba a abrazarme

    -Yo también, extrañare a todos –le dije correspondiéndole al abrazo

    -Que les valla muy bien en su viaje, pronto nos veremos –Se despidió amablemente el esposo de la princesa, Yui-dono

    -Muchas gracias por su hospitalidad –Agradeció Lee

    -Tengan cuidado- Continuó Neraki-san

    -¡Nos vemos para su boda! –Nos dijo animadamente Himeka-chan, pero su comentario hizo que nos sonrojáramos un poco

    -He… claro, pero aún no hay fecha –Le dije un tanto avergonzada

    Las despedías son algo tristes, pero la vida sigue, partimos, sería un largo viaje, un ambiente de nostalgia nos rodeaba, claro nadie decía nada, Lee se llevó a Hiroko y yo me llevé a Kazune, ambos íbamos en medio para brindar mayor protección a los gemelos, Gai como líder iba a la cabeza, y Neji cuidaba hasta atrás, nuestro viaje comenzó, salimos del país del rayo, íbamos más cargados que en el viaje de ida, traíamos dos grandes pañaleras, una de ellas iba repleta de pañales, talco, toallitas húmedas y ropa, la otra estaba retacada de fórmula para preparar la leche de los gemelos y sus biberones, esa era la maleta más pesada

    -¡Este es un día tan hermoso! –De pronto se animo mi raro líder

    -¡Es verdad Gai-sensei, hagamos que nuestra llama de juventud arda de pasión! –Le siguió la faramalla su fan personal, Lee

    Como esos dos empezaron a gritar tonterías, Hiroko y Kazune se despertaron y empezaron a llorar

    -¡Miren lo que ocasionaron! –los regañé mientras mecía con cuidado a Kazune para que dejara de llorar

    -¡Lo… lo siento! –Se disculpó Lee y también empezó a mecer a Hiroko pero en vez de calmarla empezó a llorar mas fuerte

    -Dámela –Le ordenó tranquilamente Neji, al tiempo en que la tomaba de los brazos de Lee

    Fue sorprendente, apenas y Neji tomó en sus brazos a Hiroko, dejó de llorar, es tan lindo ver esa escena, pero nadie hace comentarios porque de inmediato el Genio se irrita. Continuamos nuestro camino, ahora Lee iba hasta atrás y Neji iba a mi lado en medio, el día transcurrió normal, no hubo ninguna especie de enfrentamiento, pronto el sol se empezó a ocultar y decidimos comenzar a tender el campamento

    -Bien, TenTen, tu comienza a armar la tienda, Neji ve a pescar y trae agua, Lee y yo iremos por leña –Gai nos repartió las tareas a todos

    -¿Por qué siempre tú y Lee van por la leña y a mi me dejan armar la tienda? –pregunté un tanto molesta

    -No discutas bella flor –Me dijo como si nada mi líder para luego marcharse junto con Lee a traer la leña

    -No tardo –Me dijo Neji con su tonalidad fría y de inmediato se fue

    -Bueno, parece que nos quedamos solos –Les dije a mis bebés, los coloqué en una cobijita que tendí en el piso y comencé a tender la tienda

    Miraba de reojo a los niños, me sentía aferrada a ellos, realmente no quería dejarlos ni un momento, tenía la necesidad de protegerlos, pero tenía que tender la casa, bueno, supongo que no pasaría nada, últimamente estoy muy rara

    -Listo –Dije- Por fin terminé de tender la tienda

    Me dirigía a sentarme por un lado de mis bebés, pero algo pasó, sentí una rara presencia, de inmediato saqué un Kunai y me puse en guardia, no pasó mucho para que de entre los árboles salieran varios shurikens, con habilidad los bloqueé, miré detenidamente y pronto del mismo árbol saltó un raro shinobi, traía una banda del sonido

    -Tú fuiste la niña que mató a mi hermano de un golpe aquél día-Me dijo con una horrible voz apuntándome con su dedo

    -¿Qué es lo que quieres? –le pregunté, atenta a cada movimiento de sus músculos

    -Venganza –gesticuló macabramente, me miró con odio y rencor, pero… luego desvió su mirada hacia otro lado, hacia mis bebés, inmediatamente mi instinto se despertó, corrí, me puse enfrente de mis hijos y con destreza le lancé a aquel shinobi unos kunais con sellos explosivos, este los esquivo fácilmente, me lanzó otros shurikens, no tuve problemas al bloquearlos, invoqué uno de mis pergaminos, lancé mi ataque y esta vez no pudo esquivarlo a su totalidad, logré herirle la pierna izquierda

    -Mal…maldita –me dijo, a mi no me importó en absoluto, yo sabía que tenía que proteger a Hiroko y a Kazune a costa de mi vida, me puse en guardia, luego el ninja comenzó a hacer sellos, me puse algo nerviosa, pero de ninguna manera perdería, su técnica era de aire, formó un remolino, no pude hacer nada, quedé atrapada dentro de él, daba vueltas y vueltas, intenté zafarme, pero no podía, el movimiento era demasiado brusco, luego el shinobi me lanzó a una gran roca que había, el golpe fue muy duro, caí al suelo, me sentía muy atolondrada, no podía reaccionar, aquel ninja se me acercó y se empezó a burlar de mí

    -Jajajaja, no puedo creer que una niña tan débil como tú halla derrotado a mi hermano, pero aún así… -Se detuvo en seco, esbozó una sonrisa maliciosa y me empezó a patear con fuerza en el estómago, escupí violentamente sangre, me sentía devastada, luego de que el tipo ese se divirtiera conmigo, caminó unos cuantos pasos hacia donde estaban mis hijos, se detuvo a unos dos metros de ellos y dijo

    -Pensaba matarte a ti como venganza, pero ahora que lo pienso, mejor mataré a esos niños, esa será una venganza mucho mejor –dijo muy despiadadamente, ante su comentario abrí los ojos como platos, empecé a hacer todo mi esfuerzo para ponerme en pie, pero no podía, había perdido mucha sangre, luego solo pude ver como aquel shinobi sacaba dos kunais, los apuntó hacia los gemelos

    -¡No! –grité desesperada

    El ninja me ignoró por completo, esbozó una enorme y malévola sonrisa, y con toda la fuerza del mundo lanzó los kunais…

    Frente a mis ojos la sangre corría, sentí una terrible sensación, todo mi mundo empezó a voltearse, mis ojos empezaron a derramar lágrimas, no se como pero… de alguna manera logré impulsarme y protegí a mis hijos del ataque, a cambio de que… aquellos kunais atravesaron mi cuerpo, uno de ellos atravesó en un costado de mi abdomen y el otro de ellos dio directo en el estómago,

    -Que estúpida niña –logré escuchar la voz de aquel hombre

    Yo caí de inmediato al suelo, sentía un terrible dolor, la sangre brotaba desenfrenada, sentía como el alma se me salía del cuerpo, mi vista se empezó a tornar borrosa, me costaba mucho trabajo respirar, mis hijos empezaron a llorar, pronto… vi como aquel ninja se me acercó, me tomó por el cuello y dijo

    -Bien, los mataré a los tres –Y diciendo esto se disponía darme un golpe, mi fin había llegado, vi acercarse su puño pero… una mano lo detuvo, miré de reojo, era Neji, él le dio un gran golpe a mi atacante, me cargo y delicadamente me puso en el suelo, yo apenas y podía mantenerme consciente, vi como Neji golpeaba despiadadamente a aquel shinobi, y no tardo mucho en acabar con él

    -TenTen… -susurró mi nombre, se arrodilló y me colocó en sus brazos- Resiste

    -P…perdóname –le dije con mucho trabajo

    -¡¿Neji, TenTen, que ha pasado?! –escuché la voz de Gai, él y Lee se acercaron rápidamente

    -Fue atacada –dijo seriamente Neji, yo con trabajos y respiraba- Esta herida mortalmente

    Mis dos compañeros que acababan de llegar miraron mis heridas, lo primero que notaron fue que tenía dos grades heridas en el área de mi panza

    -Esas son heridas de Kunais… ¿En dónde le dieron? –preguntó preocupado Gai

    -Uno no es tan grave, le dio a un costado del abdomen pero… el otro dio directo al estómago –les explicó Neji con seriedad pero al mismo tiempo tristeza

    -Ho no… -susurró Lee

    -Eso es grabe –dijo Gai- no lo va a lograr

    Ante las palabras de Gai, Neji me abrazó fuertemente, yo estaba luchando entre la vida y la muerte, aunque yo sabía muy bien que mi fin estaba llegando

    -No me dejes –escuché que me dijo mi amado

    -Perdón… ya… no, p…puedo –le dije débilmente

    El cielo se nubló, escuchamos algunos truenos, anunciando que una tormenta se avecinaba, Lee tomó a los bebés y los metió a la tienda de acampar

    -¿Puedo ayudarles en algo? –se escuchó una voz, yo con muchísimo trabajo giré un poco mi cabeza y vi a un extraño señor, se veía grande, traía una túnica blanca y un rosario colgado en el cuello

    -¿Es usted un padre? –preguntó Gai, como si no fuera obvio

    -Si –contestó sin más palabras, de pronto aquel señor me miró, se acercó a mí, se arrodilló y puso una mano en mi frente

    -Niña, tu alma está sufriendo, déjala descansar

    Sus palabras eran mas que obvias, mi hora había llegado, todos lo sabíamos, mi herida era mortal, sentí un horrible sentimiento de tristeza, no podría acompañar a mis hijos en su crecimiento, pero eso sí, yo los cuidaría siempre

    -Padre… -Habló Neji- por favor… cásenos

    Mi cuerpo se estremeció, me sentí tan feliz y al mismo tiempo deshecha, el padre puso una cara de confusión, luego sonrió y dijo

    -Claro

    Luego de eso, Neji se puso en pie, me estaba cargando, yo estaba luchando con todas mis fuerzas por resistir un poco más, el padre comenzó

    -Esta reunión es para celebrar la unión de estas dos almas, Hyuuga Neji y TenTen
    Mi corazón se llenó de una calidez, estaba realizando mi sueño… casarme con Neji, el padre seguía hablando, Lee y Gai miraban desde atrás con muchas lágrimas, pronto el cielo empezó a llorar, pequeñas gotas comenzaron a caer, la lluvia era muy ligera, todo estaba oscuro, pronto el padre llegó a la hora…

    -Neji, ¿juras serle fiel a TenTen, juras amarla y respetarla? –le preguntó el padre

    -Lo juro –contestó él

    -Y tú TenTen, ¿juras amar a Neji, serle fiel, amarlo y respetarlo? –me preguntó

    Sentía que mi alma ya no aguantaba más, pero con mucho trabajo y amor gesticulé

    -Sí… lo juro

    -Ante Dios han hecho este juramento, que así sea, ahora yo los declaro marido y mujer en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu santo… amén

    Con esas palabras se concluyó todo, Neji me besó dulcemente, fue el mejor de todos los besos, me sentí tan dichosa, tan feliz, pronto, todo terminó, ya no pude más, mi respiración empezó a disminuir, los latidos de mi corazón comenzaron a hacerse más débiles, la lluvia aumentó, ahora sí una tormenta nos caía, perdí completamente la visión, era mi hora

    -Te…amo –fue todo lo que alcancé a decir antes de que mi corazón se detuviera

    *P.O.V Neji*

    ¿Es posible mantener la cordura después de que tu amada muere en tus brazos?, no se como me siento, la lluvia me ha cubierto, las gotas escurren por todo mi cuerpo, mis lágrimas se han perdido entre la lluvia, ella aún sigue en mis brazos, su sangre está embarrada en mi ropa y en mis manos, ¿qué hice mal?

    -¡TenTen! –pro fin grité, empecé a llorar desenfrenado, jamás en mi vida había hecho algo así, tengo que ser fuerte, ella no quiere que yo esté así

    -Neji –me habló con mucha lástima Lee, colocando su mano en mi hombro y también con sus ojos empañados

    -Déjenme sólo –les ordené con mucho dolor

    Ellos me hicieron caso, me dejaron, coloqué el cuerpo de ella en el piso, la lluvia estaba limpiando sus heridas y lava mis manos

    -¿Por qué, por qué? –Me pregunto a mí mismo

    Estuve toda la noche afuera, lamentándome, a la mañana siguiente envolvimos su cuerpo y seguimos en marcha, tengo un terrible dolor, me siento deshecho, me siento solo, ¿qué pasará ahora?, para mí los días ya no son los mismos, se que tengo que seguir con mi vida y sacar adelante a Hiroko y a Kazune, pero es muy difícil. El camino se me hizo eterno y al mismo tiempo rápido, cuando ella se fue… se llevó todo consigo. Hemos llegado a la aldea, nada ha cambiado, todo se ve tan normal, nos dirigimos al despacho de Hokage, listos a dar un informe de… todo

    -Adelante –nos permitió la entrada Godaime

    -Con permiso dijo Gai –entramos, Lee cargaba a los dos bebés y entre Gai y yo traíamos el cuerpo envuelto de TenTen, en cuanto pusimos un pie en la habitación, los ojos de los dos Hokages se posaron en mis hijos, pero principalmente en el bulto que cargábamos

    -¿Esa… es TenTen? –preguntó Naruto-sama, sospechando la respuesta

    Yo no tuve el valor para responder, simplemente cerré los ojos y bajé la cabeza

    -Si –respondió Lee, se notaba que quería soltarse a llorar

    -Cierren la puerta, el informe de la misión no será escrito, lo quiero oral –concluyó la quinta.

    -Esos niños… -empezó a hablar el séptimo, pero yo interrumpí

    -Son mis hijos y de… -no pude ni pronunciar su nombre, el dolor que sentía era inmenso, tuve que hacer un gran esfuerzo por no llorar, no es algo común en mí pero… cuando algo realmente duele, te olvidas de todo du orgullo y simplemente dejas salir todos los sentimientos

    -Entiendo –dijo Tsunade-sama, es bastante comprensiva

    Naruto estaba completamente callado, miraba fijamente el envoltorio donde se encontraba ella, su mirada reflejaba dolor, pero también rabia, claro, no podía compararse con lo que yo sentía en esos momentos

    -¡¿Quién mierda lo hizo?! –gritó furioso el séptimo Hokage

    -No te preocupes, el responsable ya está muerto, Neji se encargó –le explicó Gai

    Tsunade hizo que un grupo de ninjas médicos de élite se llevaran su cuerpo, lo iban a examinar y no se que otra cosa, a decir verdad… no quería que se la llevaran, me sentí tan frustrado, parece que mi situación era muy notoria, Tsunade-sama me trató de clamar con unas indirectas, ¿cómo podría estar tranquilo?, su muerte era lo más difícil que había enfrentado… jamás pensé enviudar tan joven.
    Les explicamos todo lo ocurrido, todo, detalle por detalle, para mí, cada palabra que decía era una daga que se me clavaba en el pecho con todos sus recuerdos

    -Es demasiado –dijo con trabajos Naruto- Es demasiado cruel

    -La muerte de TenTen es algo lamentable, pero deben de ser fuerte, en especial tú Neji, hazlo por esos dos niños –me habló seriamente Tsunade-sama

    Estuvimos cerca de dos horas hablando con los Hokages, cuando por fin terminamos, Tsunade me dijo que ella hablaría con mi familia, yo no podría hacerlo, se que suena de cobardes, pero si yo lo hacía no lo soportaría, no quería llorar en frente de Hiashi-sama., Salí del despacho, no tenía ganas de ver ni hablar con nadie, estuve vagando por muchos lados de la ciudad y sin darme cuenta llegué a aquel lugar… aquel lugar donde la besé por primera vez, eso fue hace mucho, fue antes de partir a la misión, recuerdo que ella se estaba burlando de mí por haberme puesto celoso de su primo,

    -¡Ya! –grité para mí mismo, tomando salvajemente mi camisa en la parte del pecho y apretándola fuertemente,

    Ya no quería pensar en ella, me hacía muy mal, me dolía mucho, dije que ya no lloraría más, mis ojos me traicionan, unas cuantas lágrimas se me escaparon por los ojos, luego, escuché una voz a mi espalda

    -Neji

    Me giré y me encontré con...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    emy noichan

    emy noichan Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    14 Julio 2009
    Mensajes:
    77
    Pluma de
    Escritora
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh! maldita!!!! como matas a Tenten!!! ToT estoy llorando! mas te vale, qe con quien se alla encontrado Neji sea con ella qe resusito misteriosamente, por qe o si no!!! (sacando una metralleta de ultimo modelo) ya lo tienes, te asecino!!!, como se te ocurre dejar al henio Hyuuga con dos criaturas, y para mas dejar huerfanos de madre a los gemelos!!!!
    mas te vale qe Tenten este viva!!! o si no ya saves...
    me voy! y qero conti ToT me dejas con intriga!!!
    xaito!
     
  16.  
    Sakuriithaa Uchiihaa

    Sakuriithaa Uchiihaa Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Enero 2010
    Mensajes:
    107
    Pluma de
    Escritora
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    nueva lectora..
    por que le hizo eso...
    maldito ninja..
    tenten no por que eres tan mala???bno se que tienees ke mantener el drama pero por que???
    pobrezito de neji..
     
  17.  
    Solsti

    Solsti Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    22 Octubre 2008
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Sos una hij.......... como mierda pudistes matar a tenten!!! ToT
    me hicistes llorar... es.. demasiado... fuerte! no lo soportaria buaaaa buaaaa...
    espero que ese "alguien" que le hablo lo ayude... TenTen no podra narrar mas la historia... yoo moriiiii con elllllla buaaaaaaaaa buaaaaaaa
    mala mira como me haces llorar ----> ToT
    como piensas que existes el NEJITEN sin el TEN, eso es NEJI solo y no puede ser... ToT
    espero conti y por lo menos, ayuda a neji y no lo hagas suicidarse... pobres hijitos de ellos ToT
     
  18.  
    SoraTenten

    SoraTenten Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Enero 2009
    Mensajes:
    131
    Pluma de
    Escritor
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    PERO, PERO PERO....
    QUE HAS HECHO?
    Me has matado. Muy triste enserio. Me encantó toda la narración.
    Tengo muchas ganas de saber quien era quien llamó a Neji a lo último.
    Espero conti.
    xao!!!
     
  19.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    “Algo en mi interior” (NEJITEN)
    Total de capítulos:
    45
     
    Palabras:
    3563
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Holaa a todddsss >w< oooo aqqi les dehoo la contiii el cappp doceee oo aiier me amenazaron con metraiietas basucas y un montooon de cosaas jaja xD gomeeeen buenoo sspero qqe les guste el cap y que no me mateeen!!!! ToT n__n


    Cap. 12 “el peor dolor del mundo”

    Ya no quería pensar en ella, me hacía muy mal, me dolía mucho, dije que ya no lloraría más, mis ojos me traicionan, unas cuantas lágrimas se me escaparon por los ojos, luego, escuché una voz a mi espalda

    -Neji

    Me giré y me encontré con...

    -¿Qué quieres… Hinata-sama?

    -Q…quería decirte que… tus hijos están ya en la casa y… Tsunade-sama nos informó de lo sucedido –me dijo un tanto nerviosa

    -Déjame sólo por favor –le pedí, no estaba llorando pero no tardaría en hacerlo sí ella me seguía preguntando

    -Neji oni-san… -fue todo lo que escuché decir de ella, luego sentí como ella me tomaba del brazo y en menos de un segundo, me abrazó fuertemente, yo correspondí al abrazo, sinceramente sí necesitaba que alguien estuviera a mi lado en estos momentos, pero mi orgullo no me había dejado, al parecer Hinata-sama sabía lo que sentía, no me controlé más, dejé que mis ojos expresaran su dolor, mi prima me abrazaba fuertemente y me daba consuelo, me sentía tan débil, nunca creí encontrarme en esta situación-

    -No te preocupes… yo te voy a… ayudar en todo –me dijo dulcemente Hinata, ella es una niña muy buena

    Pasé el resto del día al lado de Hinata, cuando llegó la noche ambos nos fuimos a la casa, Hiashi-sama me dio unas palabras de aliento, no quise hablar con nadie, me fui a mi habitación, allí estaban mis hijos, los miré con mucha nostalgia, eran muy parecidos a ella

    -No se preocupen… yo los protegeré, su mamá fue una persona muy valiente, ella los ama y siempre los estará cuidando –les dije mientras los acariciaba tiernamente

    No tenía nada de sueño, le pedí a Hinata-sama que cuidara esta noche de ellos, yo iba a dar un paseo, a reflexionar muchas cosas, ella accedió, me fui, empecé a caminar sin rumbo fijo, casi no había ruido alguno, prácticamente todos en la aldea ya estaban en sus casas listos para descansar, mi soledad era mi única compañía aparte de la madre luna, seguí caminando, me salí de la aldea y fui a parar a las orillad de un río, me senté, tristemente contemplaba aquél brillante astro, pero en mi mente solo pasaban los desgarradores recuerdos de ella, desde el día en que la conocí hasta el día de su muerte, estoy agradecido con la vida por haberme puesto en el mismo equipo que ella, no quiero ni pensar como hubiera sido mi vida sin conocer a TenTen.

    -Hiroko, Kazune… perdónenme, pero me doy cuenta de que no soy lo suficientemente fuerte, yo no puedo salir adelante sin ella, realmente lo siento, cuídense mucho, estoy seguro de que serán unos excelentes Ninjas, después de todo son Hyuugas

    Dije esto para mí mismo, luego me puse en pie y vi por última vez la luna, di un suspiro muy nostálgico y luego de un pequeño estuche saqué un Kunai, el mismo que le quitó la vida a TenTen, el mismo Kunai que atravesó sin piedad su estómago y le arrebató la vida sin compasión alguna… ese mismo Kunai me quitaría la vida a mí.

    -Perdónenme pero yo no quiero una vida sin ella –después de decir eso, tomé con fuerza el Kunai, me lo puse en la garganta dispuesto a desgarrarla toda, cerré mis ojos y lo hice…

    -No te vallas –escuché una voz, ¿qué pasaba, ya estaba muerto?, abrí mis ojos, y allí estaba ella, parada en medio del río, traía un camisón largo y blanco, su castaño cabello estaba suelto y bailaba al compás del viento

    Yo la miré, ¿qué acaso mi mente estaba empezando a jugar con migo?, cerré mis ojos, unas cuantas lágrimas se escaparon, respiré profundo y lentamente le abrí el paso a mi visión, pensaba que tal vez cuando mirara ella ya no estaría pero… ahí estaba, parada en el mismo lugar, me miraba con ojos de tristeza y al mismo tiempo de felicidad

    -¿Eres tú? –pregunté aún sin creer lo que veía, ¿Cómo era posible? si ella murió en mis brazos y yo mismo confirmé su muerte con mi byakugan

    Ella no contestó nada solo me sonrió dulcemente, ya no quise esperar más, corrí hacia ella y l a abracé como nunca lo había hecho, sentí que el alma me regresaba al cuerpo, sentí como volvía a la vida, estuvimos abrazados unos minutos, luego nos separamos un poco, su rostro estaba bañado en lágrimas y el mío también, yo la miraba desesperadamente, las palabras no me salieron en ese momento así que me dispuse a darle un apasionado beso, fue la sensación más hermosa que he sentido, nuestros labios bailaban a la par, en ese momento olvidé todo, solo éramos ella y yo, lástima que nos tuvimos que separar para satisfacer a nuestros pulmones con algo de oxígeno

    -¿Pero cómo? –le pregunté aun atónito mientras le acariciaba una de sus suaves mejillas

    -Yo te lo puedo explicar –dijo una voz a mi espalda, me giré y me encontré con la quinta Hokage

    -Tsunade-sama… -pronuncié extrañado pero sin soltar a mi amada

    -Cuando el equipo médico se llevó el cuerpo de TenTen para examinarlo, algo pasó… -se detuvo un instante- Los médicos notaron algo, aparentemente ella estaba muerta, parecía que su corazón había dejado de latir, no se podía sentir su flujo de chakra e incluso su cuerpo había perdido su temperatura, pero… uno de los médicos se percató que el corazón de TenTen no se había detenido por completo, fue algo sorprendente, ella seguía viva, sus latidos eran bastante débiles, tanto que su corazón no bombeaba la suficiente sangre para su cuerpo, lo que causó que su cuerpo se pusiera frío y su chakra se disminuyera a cero

    Mis oídos no podían creer lo que escuchaban yo estaba en Shock

    -Neji… lo que sucedió fue un milagro, en el estado que ella estaba era para que hubiera muerto, no nos explicábamos como es que ella había resistido dos días en esas condiciones, pero luego lo entendimos
    –dijo la quinta con una sonrisa en su rostro- Todo fue gracias a su fuerza de voluntad, a sus ganas de vivir, ella luchó todo este tiempo por resistir

    La palabras de Tsunade fueron muy fuertes, yo miré impresionado a TenTen, se que mis ojos demostraban confusión, impresión y muchas cosas más, luego dulcemente ella dijo

    -Neji… no creerías que te iba a dejar sólo y con dos hijos… ¿o sí?

    Sentí una inmensa paz en mi interior, nuevamente abracé a mi mujer, porque ya estábamos casados, luego Tsunade siguió hablando

    -Fue una suerte que ese médico se diera cuenta, bueno no me sorprende pues quién notó que TenTen estaba viva fue mi aprendiz Sakura, ya estaban dispuestos a envolver el cuerpo y hacer un funeral, estoy muy feliz… la cirugía fue muy difícil, de eso me encargué yo, por un momento creí que no podría sanar el daño de su estómago –concluyó nuestra Hokage

    Estuvimos hablando un poco, la quinta dijo que TenTen tendría que estar dos meses en reposo, de ahora en adelante yo tendría más cuidado con mi familia, no iba a permitir que algo así se repitiera, en fin, eran ya las cinco de la mañana del siguiente día, nos fuimos directo a mi casa, de ahora en adelante TenTen viviría con nosotros, cuando llegamos todos la recibieron muy bien, Hinata-sama lloró por mucho rato en sus brazos, Hanabi también estaba alegre y Hiashi-sama… él nos dio su bendición y le dio la bienvenida a mi esposa

    -Pero esto no se puede quedar así –dijo mi prima Hanabi

    -¿A qué te refieres? –preguntó curiosa TenTen

    -Su casamiento fue en medio de la nada, con un padre que de casualidad iba pasando, así que yo digo que deben volverse a casar, y esta vez de la forma tradicional –concluyó con un poco de arrogancia Hanabi

    -Yo… opino lo mismo –la apoyó su hermana

    Hiashi-sama asintió con la cabeza, así que estaba decidido, TenTen y yo nos casaríamos por segunda vez, por mi no había ningún problema, estuvimos con nuestros hijos un rato, TenTen se ve tan linda cuando los carga y los besa, es una buena madre.

    *FIN P.O.V Neji*

    Fue una dura lucha, creí que no lo lograría, estoy tan feliz de estar aquí, podré ver crecer a mis hijos, podré educarlos y enseñarles, hoy veo la vida de una forma diferente, cuando desperté en el hospital lo primero que quise fue ir y buscar a Neji, no me querían dejar salir así que me escapé, fue muy doloroso, cada paso que daba era una tortura, pero no me importaba, tenía que encontrarlo, tenía que abrazarlo, besarlo, decirle que estaba viva, lo busqué por toda la aldea pero no lo hallé, me empecé a sentir desesperada, así que me dejé llevar por mi intuición… no me equivoqué, pude divisar su silueta, caminé lo más rápido que pude, me paré en medio del río y lo vi… vi como estaba dispuesto a quitarse la vida, en ese momento me sentí desesperada y lo único que pude decirle fue un “no te vallas”, él me miró, se veía muy atónito, seguramente no podía creer que estaba viva.

    -¡Mi bella flor! –escuché que alguien me gritó, ya me esperaba quien era, Neji y yo nos encontrábamos en el patio trasero de su casa, estábamos muy tranquilos

    -Gai –pronuncié su nombre al ver que mi alocado líder se me acercaba, y cuando llegó se abalanzó sobre mí y empezó a hacer todo un escándalo

    -¡TenTen! –se escuchó otro grito, adivinen de quien… Lee

    El también se abalanzó sobre mí y se le unió a Gai con su teatro

    -¡Esto es un milagro! –gritó emocionado Lee

    -Te equivocas Lee –dijo seriamente Gai- ¡Esto es el poder de la llama de la juventud!

    -¡Es verdad! –gritó nuevamente mi raro amigo

    Me sentía feliz de verlos, por primera vez no me molestó que empezaran a decir tonterías de la llama de la juventud y esas cosas raras. Les contamos lo sucedido, no la pasamos muy bien, parecía que las cosas por fin se estaban acomodando

    -Deberías ir a acostarte un rato –me sugirió mi esposo recobrando su típico tono frío

    -No puedo, tengo que atender a los bebés –me excusé

    -No te preocupes yo me encargo de eso –me dijo Neji, yo accedí realmente me sentía cansada y me dolía bastante la herida. El tiempo transcurrió, todo regresaba a la normalidad, yo me divertía mucho con mi nueva familia, Hanabi-chan era muy divertida, Hiashi-sama se me figuraba muy serio pero descubrí que es un buen hombre y bastante comprensivo, de Hinata ni se diga, de por sí era una de mis mejores amigas, ahora que vivía con ella era algo estupendo.

    -Entonces, la boda se celebrará en cuatro meses –dijo Hiashi-sama

    -De acuerdo –dije yo felizmente

    -Me da lo mismo –contestó cortante Neji

    Estábamos Neji, Hinata, Hiashi-sama y yo discutiendo asuntos de la boda en la sala, cuando escuché que me uno de mis hijos empezó a llorar

    -Discúlpenme, vuelvo enseguida –les dije al tiempo en que me retiraba

    -E…espera TenTen… yo… voy contigo –me dijo Hinata mientras me alcanzaba

    *P.O.V. Neji*

    TenTen y Hinata se retiraran, Hiashi-sama y yo nos quedamos solos, pero tenía un pequeño presentimiento

    -Neji, sabes que estoy feliz por ti, me alegra que hallas encontrado una buena esposa –me dijo serio mi tío con los ojos cerrados

    -Gracias –me limité a contestar

    -Pero ella no es del clan Hyuuga, ¿sabes lo que tenemos que hacer para solucionar esto? –me preguntó, el ambiente se puso un poco tenso, no quería pensar en la respuesta a su pregunta

    -Sí –contesté cortante

    -¿Ella lo sabe? –me volvió a cuestionar

    -No-contesté fríamente- Hiashi-sama, yo amo a TenTen, es por eso que en un principio no quería nada con ella, precisamente por esto, no quería que ella sufriera lo que está apunto de sufrir

    -Puedo entenderte Neji, pero ahora es tu mujer y más importante aún, madre de esas dos criaturas, no tiene otra elección si quiere pertenecer a la familia –me dijo mi tío con un tono bastante serio y autoritario

    -Lo sé –contesté seguro de mí mismo pero en el fondo preocupado

    -¿Se lo digo yo o se lo dices tú? –me dio a elegir mi pariente

    -Yo –contesté con certeza

    -Bien, te aconsejo que se lo digas ya, lo haremos dentro de 3 días –concluyó mi tío, se puso de pie y se fue

    *Fin P.O.V Neji*

    Fui a ver a Hiroko que estaba llorando, la cargué y la arrullé hasta que se quedó dormida, Kazune no se despertó, menos mal si no hubiera sido un relajo, Hinata y yo bajamos las escaleras y nos dimos cuenta de que Hiashi-sama ya no estaba con Neji

    -¿Dónde está mi papá? –le preguntó curiosa Hinata a su primo

    -Se acaba de retirar, creo que iba a rezar un poco –le contestó como siempre, frío

    -Bueno, entonces…. –comencé a hablar pero Neji me interrumpió

    -TenTen quiero hablar contigo –me dijo más serio que de costumbre, cosa que causó en mí una preocupación

    -Bu…bueno yo… tengo algo que hacer –dijo muy oportuna mi cuñada para después retirarse

    -¿Qué sucede Neji? –le pregunté muy preocupada

    Me hizo señas de que me sentara a su lado, yo lo hice y al instante el tomó mi mano y comenzó a hablar

    -TenTen… ¿recuerdas que hace tiempo, después de haberte besado te rechacé?

    -S…sí –le contesté muy nerviosa

    -La razón por la cual lo hice… era porque no quería que sufrieras –dijo cortantemente

    -¿Sufrir qué? –le pregunté preocupada

    El respiró hondo, apretó más mi mano y siguió hablando

    -Cuando un Hyuuga de la familia secundaria se casa con alguien que no es del clan… su pareja debe recibir algo que… la distinguirá y la hará miembro oficial de la familia, es una regla –me explicó con cuidado, sentía a Neji muy nervioso, presentía que algo malo pasaría

    -¿Y qué es lo que tengo que recibir? –le pregunté segura de mí misma, aunque en realidad estaba que me comían los nervios

    -Un sello –respondió triste- un sello parecido al que tengo en mi frente, pero… ese sello te esclavizará por el resto de tu vida a los Hyuugas –dijo esto último con mucho trabajo

    -No… entiendo –le contesté con algo de melancolía

    -TenTen… si tú quieres estar a mi lado y ser parte de los Hyuugas deberás soportar que te marquen un sello que una vez que lo tengas te matará si alguna vez traicionas a la familia, cualquier infidelidad, traición al Clan o… espero que no pero si en algún futuro las cosas no funcionan entre nosotros no podrás divorciarte de mí, automáticamente el sello te destruiría –me terminó de explicar, sentí algo extraño, un raro sentimiento en mi pecho, no estoy segura de que era pero… medité un poco las cosas, luego sonreí y dije

    -Neji… si eso es lo que tengo que hacer para estar a tu lado lo haré, jamás te sería infiel, jamás traicionaré al Clan, jamás me separaré de ti, es por eso que estoy dispuesta a recibir el sello –le dije muy segura de mis palabras, nunca me arrepentiría por mi decisión

    -Es muy doloroso, la aplicación del sello es realmente doloroso, es uno de los peores dolores que existen en este mundo… -me estaba diciendo el hombre que amo, pero no quise seguir escuchando esas palabras así que lo calle plantándole un beso

    -Te equivocas… -le susurré mientras me separaba de él- El peor dolor que existe en el mundo para mí… es no estar a tu lado.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  20.  
    Solsti

    Solsti Usuario común

    Cáncer
    Miembro desde:
    22 Octubre 2008
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: “Algo en mi interior” (NEJITEN)

    Que lindooooo!!!
    me gusto mucho y soy PRIMERAAAA!!! no espera... soy segunda me arrebataron el 1er puesto ._.
    pobre TenTen, someterse al sello y a semejante sufrimiento ._. es muy cruel... espero que "algo" la ayude para que no se haga pero igual sea de los hyuuga...
    no note errores y x eso te felicito... escribes muy rapido y bn :)
    espero la conti pero conociendote no tardara en llegar... sin preciones :D
    :chauchis:!
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso