Explícito Ícarus [Konoe x Alisha | Gakkou Rolplay]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Yugen, 20 Agosto 2020.

  1.  
    Yugen

    Yugen D e p r e s s e d | m e s s

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    5,616
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Ícarus [Konoe x Alisha | Gakkou Rolplay]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1823
    Título: Ícarus
    Fandom: Gakkou Rolplay
    Personajes: Alisha Whels & Konoe Suzumiya. Mención a Joey Wickham.
    Summary: Y volvían a perder las alas como Ícaro.
    N/A: Tenía que escribir algo de estas pendejas idk. No tengo inspiración para rolear así que menos para escribir pero se hizo lo que se pudo. Amane te etiqueto por si quieres leer esta cosa raruna asfhk *c muere de nuevo*
    Advertencia: Contenido lésbico y sexual semi-explícito. Bastante cortito porque ando sin inspi, pero ahí ta'.




    Había algo meramente salvaje y animal que ronroneaba dentro de sí con la forma en que Konoe la miraba cuando estaban a solas. Como jugueteaba con el bolígrafo entre los dedos y se lo llevaba a los labios de forma casi distraída.

    Y clic.

    Eran señales sutiles pero ella mejor que nadie sabía leerlas. No era necesario ser tan audaz como Altan Sonnen ni tan perceptivo como la propia Katrina Akaisa. Incluso allí, en su casa, a solas, era simplemente evidente que el término "tutoría privada" tenía un transfondo distinto y mucho menos inocente.

    —Entonces... ¿esto va así?

    —Sí, justo así—su voz sonó ligera, suave. Usó el mismo bolígrafo para acompañar su explicación mientras señalaba las páginas del libro—. La cantidad opuesta al signo igual está multiplicando de forma que pasa al lado opuesto diviendo. Así tendrás el valor de la primera incógnita. Solo debes seguir los mismos pasos para hallar el valor de la segunda.

    Como si ese bolígrafo fuese ella. Y desease comérsela.

    Whels bufó considerablemente hastiada. Entre todas las asignaturas que detestaba en esa academia de mierda, matemáticas se llevaba el premio a las más tediosa e insoportable de todas.

    Los números le bailaban sobre las páginas en blanco burlándose de su total ignorancia y de sus esfuerzos por lograr entenderlas.

    —Qué coñazo—se quejó y se pasó una mano por la melena rubia, tensa y fastidiada.

    —No es tan complicado ¿no? Puedes verlo como un juego. Si lo haces de esa forma en lugar de verlo como una obligación quizás te resulten más entretenidas.

    Konoe, el término "entretenido" y "matemáticas" no pueden estar juntos en una misma frase.

    Alisha enarcó ambas cejas. No podía pedirle peras al olmo, era una tarea absurda. Todo lo que se alejaba de su mundo de alcohol y sexo se escapaba de sus manos como humo. Era una total negada para los estudios a diferencia de su mejor amiga, la estudiante perfecta no tan perfecta.

    >>Por ejemplo—Konoe soltó una risa suave por la nariz y se llevó un mechón oscuro tras la oreja. Acercó el libro a Alisha y se pegó a su cuerpo. Sus hombros se rozaron a través de la ligera tela de la blusa—. Digamos que... esta X que precisas despejar es un infame asesino en serie. En su macabros asaltos asesinó a este doce y a este quince y este veintidós anda buscando venganza. "X" es familiar de doce pero quince lo desconoce. "Y", por otro lado, es un cómplice de "X" y...

    —Konoe~

    Como arrojar agua al mar.

    Suzumiya soltó un suspiro pesado y se incorporó de la silla.

    —Voy a preparar algo de té, nos vendrá bien a ambas. Enseguida regreso.


    *
    *
    *
    Clic.

    Verdaderamente lo hacía a propósito. Ni siquiera la miraba pero no era necesario para entender sus intenciones. Mordía el bolígrafo. De vez en cuando sus ojos se cruzaban en el silencio de la habitación. Se mantenían la mirada un instante y terminaban volviendo a sus quehaceres.

    Azul y violeta.

    Como si nada.

    Solo eran amigas, nada más y nada menos. Incluso si ambas deseaban arrojar aquella idea por la ventana o aplastarla hasta que no quedase nada de ella. Era un pacto silencioso. Mirar pero no tocar.

    Y sin embargo allí estaban después de todo, con las cartas expuestas sobre la mesa.

    Como jugando con fuego.

    Suzumiya ni siquiera hacía esfuerzos por disimularlo. Le hablaba al oído con aquel tono bajo, casi ronroneante, cuando ni siquiera era preciso en sus explicaciones. Se sentaba en la silla recta, con los primeros botones de la camisa desabrochados y simplemente fingía no darse cuenta de que lo hacía a propósito. Solo estaba tensando la cuerda.

    Presionando.

    Y presionando.

    Hasta que reventase.
    Quizás la genuina niña buena no era tan genuina niña buena a fin de cuentas.

    Clic.

    —¿Sabes que el que juega con fuego termina quemándose?

    —Tal vez ese sea su deseo desde el comienzo. Arder. ¿Recuerdas la historia de Ícaro? Voló demasiado cerca del sol y terminó perdiendo sus alas. Pero él había sido advertido de los peligros de su osadía desde el principio.

    Mierda.

    Alisha la sujetó de la muñeca y tiró hacia sí. La silla chirrió, el bolígrafo cayó al suelo. Sintió su piel arder y erizarse cuando entró en contacto con la suya.

    Pura electricidad.

    —¿A qué estás jugando?

    Sonó como una especie de gruñido bajo.

    El ceño de Konoe se frunció ligeramente. Sus ojos se encontraron de forma directa y le mantuvo la mirada sin pestañear.

    Desafiante.

    —Ese es el error Alisha-san—respondió—. Pensar que estoy jugando. Nunca ha sido un juego para mí. A diferencia de ti, dado que juegas con todos.

    No era juego. Nunca lo había sido. Se lo había dejado muy claro desde el primer momento. Desde el instante mismo en que la primera pincelada oscura manchó el lienzo en blanco.

    Tú empezaste esto.

    Tú y Wickham.
    No tires la cerilla que inició el incendio y digas que fue mi culpa.

    Aquella noche en el invernadero había desnudado sus sentimientos, se había expuesto como jamás lo había hecho ante nadie y había sido rechazada.

    Podía cruzar la línea con todos pero no con ella.

    No.
    Era simplemente egoísta.

    Fue como arrojar una cerilla a un reguero de gasolina. Se prendió en una chispa, combustionó y lo arrasó todo.


    *
    *
    *​

    Había algo lisa y llanamente morboso en tener a la perfecta estudiante modelo jadeando, gimiendo y suplicando de aquella manera bajo su cuerpo.

    Algo que lo hacía meramente distinto a sus noches con Wickham o con alguna de sus conquistas. Algo que parecía no encajar en el puzzle. Conocía a aquella joven desde prácticamente su llegada a Japón.

    La alumna perfecta.

    La genuina niña buena.

    La chica que le había ayudado a perfeccionar su escritura con los kanji. La joven que amaba las flores y las novelas románticas y la poesía y el ikebana. La hermana mayor de todos.

    La misma que la amaba y la había provocado y provocado y provocado.

    Como un animal en celo.

    —Alisha-san—gimoteó casi sin aire y sus dedos trémulos le acariciaron la mejilla. Su cuerpo, la piel blanca lechosa perlada de gotas de sudor parecía brillar con luz propia bajo la luz trémula que se colaba por la ventana—. Bésame. Bésame por favor.

    Bésame.

    No.
    No debía permitir que se hiciera ilusiones. No la amaba y no iba amarla. Aquel era meramente uno de esos polvos que necesitaba cuando la tensión sobrepasaba todo límite posible.

    Solo sexo.

    Se mordió el labio inferior, dubitativa, pero no se lo negó. No a aquellas alturas, cuando ella también ardía. Silenció sus gemidos y sus súplicas de un bocado. Sus bocas chocaron con ansiedad, ansiosas, sus lenguas buscándose con una necesidad ardiente e imperiosa.

    Todo quemaba.

    Y se sentía jodidamente bien.

    Como si hubiesen abierto las puertas del cielo y el infierno al mismo tiempo.
    Konoe arqueó la espalda como un gato. Sentía que el aire no le llegaba a los pulmones, que no lograba conseguir suficiente oxígeno para funcionar de forma correcta. La corriente eléctrica la recorrió de forma súbita cuando los dedos de Alisha, arrugados por la humedad, abandonaron su interior y se deslizaron hacia arriba, hacia aquel botón palpitante y trazó círculos profundos sobre su superficie.

    —¡Ah!

    Sus muslos se tensaron y sus manos se anclaron a las sábanas como si deseara desgarrarlas. Solo buscaba algo que la mantuviera cuerda y estable en mitad del placer sordo y abrumador en el que había empezado a perderse.

    Sus gemidos y jadeos se volvieron erráticos y fervientes resonando entre las cuatro paredes de la habitación de Whels. Era inútil tratar de contenerlos. Incluso si en un comienzo le había avergonzado el poco control que en aquellos instantes parecía tener sobre su propio cuerpo.

    Más.

    Más.

    Más.

    Alisha deslizó sus propios dedos por su vientre y los hundió bajo la tela de sus propias bragas. Necesitaba un mínimo de fricción con ansiedad, su cuerpo lo reclamaba y exigía a gritos.

    Atrapó el lóbulo de su oreja entre sus dientes y tiró apenas.

    C'mon babe—le susurró con la respiración pesada y la voz ronca. Sonó como un ronroneo desde el fondo de la garganta. Demandante, autoritario—. Cum for me.

    Konoe no lo entendió pero todo su cuerpo pareció tensarse y reaccionar con fuerza. La voz de Alisha destilaba erotismo y excitación contenida y eso bastó para empujarla al abismo.

    La arrasó como una ola ardiente y embravecida.

    *
    *
    *

    —Solo una vez.

    Solo una.

    —Lo olvidaremos todo y seguiremos siendo amigas.

    Solo amigas.

    —Just friends, right?

    Just friends.

    La última vez.

    Pero volvían a acercarse demasiado al sol. Volvían a comerse a escondidas. Volvían a jugar al gato y al ratón y a fingir que todo estaba bien, que cuando sus miradas se encontraban nada sucedía. Que morder el bolígrafo era una simple manía sin importancia, como si escuchar el mero "clic" no las hiciese arder por dentro.

    Un amor no correspondido. Un deseo meramente carnal y egoísta. Pero eran adictas. Profundamente adictas.

    Y volvían a perder las alas como Ícaro.
     
    • Zukulemtho Zukulemtho x 2
  2.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista destacado that's that me espresso

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    16,004
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    y ahora viene la zukulemcia 7u7

    I must say, toda la primera parte del fic me dio unas vibes tremendas de que Ali estaba mirándola en plan: girl, intentas ganarme a mi propio juego? bc you cannot, sé cada pequeño truco babygirl. And i think that is so accurate, definitivamente ali se daría cuenta de cada pequeño detalle que intentase provocarla. Y pretty much conseguiría provocarla pero también la veo siendo una cabrona y dejando que lo siguiese intentando like: yep, a ver qué más tienes escondido en tu arsenal, niña japonesa.

    Me hace gracia Konoe intentando ganar su atención al problema de esa manera. Conmigo serviría, desde luego, pero con ella sería algo más: X intenta tirarse a Y pero no puede (?) bc she is that simple.

    Pero bueno, que obviamente Alisha acabaría cortándole el flirting de golpe bc una de dos: o lo hace o Konoe acaba desnudándose delante suya y no queremos eso (?) Y el detalle de que estén en su cuarto me parece genial bc listen, es como su sitio, es su guarida, and pretty sure ahí no se controlaría tanto, bc sabe que Konoe no tiene escapatoria y que la ha estado provocando y sería like: ¿esto es lo que querías? esto te voy a dar. En algún momento caería, she is way to sexual para aguantarse tanto las ganas. Quizás lo haría también para enseñarle lo mal que lo pasaría después siendo su relación así y a ver si así se calma (?)

    Anyways, debo decir que me hizo gracia la parte que habla en inglés JAJA like, yo misma dije que most likely lo hace y seguramente en esa situación lo haría pero i kinda me cuesta verla tan activa, normalmente me la imagino soltando insultos mientras le dan lo suyo (?) But anyhoo, es bastante accurate el detalle so props for that.

    So en general me ha gustado mucho, la verdad, kinda en su línea. La comparación con Ícaro is cool, me recuerda a Altan y a la conversación que tuvo con Konoe y es un buen detalle. And yeah, i've enjoyed it so thanks <3
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso