Él lo cambió todo

Tema en 'Fanfics abandonados sobre Libros' iniciado por JessCullen, 6 Julio 2011.

  1.  
    Nelcys Cullen

    Nelcys Cullen Fangirl empedernida

    Libra
    Miembro desde:
    15 Junio 2011
    Mensajes:
    75
    Pluma de
    Escritora
    Hola Jess...!! Gracias por avisarme..!! Este capitulo te quedo ESPECTACULAR..!! De verdad que me ENCANTO..!! :D Me dio risa la parte de Jasper de ..:No le conozco, yo no le conozco:..!! jejeje.!! :P Y las discusiones de Bella y la Mini-Bella..!! :P
    Y cuando Edward y Bella cantaron... Ni se diga... Me parecio super linda:oops:..!! Esa parte y el beso fueron mis partes favoritas..!!:D
    De verdad este capitulo te quedo super bien..!! Lo vuelvo a repetir me encanto, meencanto...!! Me encanta como escribes..!! Espero la continuación..!! Y ya sabes avisame..!! :D
    Atte. Nelcys..!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Aleehw

    Aleehw Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Junio 2011
    Mensajes:
    47
    OMFG!

    Me encanto! Sobretodo el beso fue demasiado...! Y como la "acorralo" en la pared awww :) Pero que suerte que tiene Bella! lol Y sigo diciendolo aun no me agrada Jessica pero bueno normal con ella :P Aunque eso si! Que mala! >:OO Siempre persiguiendo a Edward y haciendo burla de Bella T-T grr

    Me rei mucho sobre lo del Karaoke demasiado bueno hahaha :P Me encanto! y owo seguramente Bella y Edward hacian una pareja re buena aunque hubiese amado ver a Jasper y a Emmett cantar! xDD Pobre Jasper haciendo el ridiculo por culpa de Emmett y Alice :D Realmente no me canso de decir que me gusta mucho tu fic y vuelvo a repetir la forma en que lo narras lo hace aun mas interesante :) Gracias por todo!

    Adios! :oops:
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  3.  
    Ltres

    Ltres Entusiasta

    Miembro desde:
    5 Noviembre 2010
    Mensajes:
    58
    Pluma de
    Escritora
    OOOOOOOOOOOH MY DIOS ! MORI X.X ! ooooh me eh enamorado de este capitulo, es que no tengo palabras, es.. es..es simplemente PERFECTO *.* ! jajajaja, es tan inesperado y misterioso como pasa todo que me encanto ! PORFAVOOOOOOR JESS ! debes avisarme cuando subas ! !!!!!

    cuidate ! cariños, besos y abrazos :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Clary Uchiha

    Clary Uchiha Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Agosto 2010
    Mensajes:
    80
    Pluma de
    Escritora
    Konichiwaa
    Este cap es uno de los mejores que he leido!! ADORO la ultima parte en que Ed y Bella cantan juntos!! Es un momento magico y realmente muy bonito el beso que se dan... y me reido muchoo con la parte en que Bella se bebe el coctel y reta a Jessica...y su conciencia....jajajaja sigue asi espero la conti con ansias! Y avisame plis...por que no pienso perderme ninguno de tus caps!
    Sayoo~
    BY:Clary Uchiha
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    cristty

    cristty Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    16 Julio 2008
    Mensajes:
    49
    Wow... Creo que es el mejor capitulo de tu historia hasta ahora!
    Me dio mucha risa cuando me imagine a Emmett y a Jasper cantando Danza Kuduro... Jajajaj
    Yo quiero saber que pasa despues... Al fin se besaron!!
    Byeno, te estare esperando... Adios!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Kikuz-sama

    Kikuz-sama Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2011
    Mensajes:
    654
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Perdon por la demora pero de verdad es dificil conseguir un poco de tiempo en la compu u.u

    Pero bueno ya estoy aqui n.n

    Y por donde empezar... tu finc me a atrapado desde el principio, me encanta la pareja de edward y bella y que decir de Alice, me encanta el duendecillo hiperactivo :)

    Y ahh el beso!!!! Por dios!!!

    Como fuiste capaz de dejarlo ahi!!!!

    Te mato ahh *broma jaja* pero por fa no tarde en la conti.

    Besos y abrazo!!!!

    Sayonara y avisame porfa tardo pero seguro posteo ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Satya

    Satya Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    2 Octubre 2010
    Mensajes:
    79
    D=! perdón por tardar tantooo! pero mis pequeños no me han dado tiempo de nada!!! Lo siento de verdad!

    Bueno! aaaaaaaaaaah! *suspira con la mirada perdida* es que me encantó este capitulo, me gusta muchisimo la constante conversacion que sostiene Bella con su conciencia xD! ya quisiera una yo que me aconsejara tan bien!!
    Y lo de Jess y Edward xD! pfff! no creo que a Edward le gusten las chicas de es calaña!!!
    xD! me reí mucho imaginandome a Emmet cantando un tema de Don Omar y si bien NO ME GUSTA ese tipo de musica XD lo disfruté.
    *-*! que lindo el besooooooo!!! *o*!!!!!!!! no puedo decir mas que quedé muuuuy *O*! XD
    Saludoooos y poooor favor no olvides avisarme del proximo capitulo!

    Satya =3
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    JessCullen

    JessCullen Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    6 Julio 2011
    Mensajes:
    216
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Él lo cambió todo
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Drama
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    5564
    Capítulo 9: Mis 10 razones para odiarte

    Respira, Bella, respira. —me tranquilizaba la mini-yo de mi cabeza.

    Caminé dando tumbos y con la mente en blanco hacia el lavabo de chicas. Abrí la puerta, contenta porque todo el mundo estuviese fuera, burlándose del “Chico zanahoria” (un mote inventado por Jess, gracias al pelirrojo pelo del joven), que acababa de salir a cantar “La macarena”.

    Los espejos me permitieron ver a la irreconocible persona que se reflejaba en ellos. Era una chica idéntica a mí, salvo por una cosa; su piel se cubría totalmente de un tono carmesí. Se veía ridícula.

    No te engañes; eres tú y sólo tú. —la mini-Bella volvía al ataque.

    Parezco un tomate con patas, ya lo sé. ¡No hace falta que me lo restriegues!

    Analizándome las mejillas, ya que eran la parte más colorada de mi rostro, pasaron por séptima vez las mismas imágines ante mis achocolatados ojos.

    * Flashback
    —Se… será mejor que volvamos. — susurró Edward, con la cabeza algo separada de la mía y los ojos aún cerrados.

    Noté la tensión del momento y a pesar de su frase, yo continuaba en shock. Mis venas ardían bajo la piel y sentía todavía la humedad de sus labios en los míos.

    Mi hermanastro se apartó de mi lado, mirándome con un brillo especial en los ojos, un brillo que no supe identificar del todo. Entonces retiró la mano que seguía apoyada contra la pared y su boca se curvó en una sonrisa torcida, aquella que convertía mi corazón en una bomba a punto de explotar.

    A pesar de todo, mi cuerpo parecía el mismo centro del infierno; cada una de mis minúsculas células quemaba mi ser y me hacía sentir mareada.

    Edward suspiró y desapareció entre el telón que nos separaba de la multitud exterior.
    *Fin del flashback

    Con que… ¿No te gustaba, eh? — la vocecita contra-atacó.

    Calla.

    Esto era realmente raro; sabía que Carlisle y Esme no aprobarían la idea de que dos de sus hijos sintiesen algo el uno por el otro, pero ahora que Edward se había mostrado sincero conmigo, o eso creía yo, la verdad es que nada más me importaba. Nada más que no fuésemos él y yo… Yo y él…

    Solté una carcajada de la nada, simplemente para descargar emoción contenida. Me agarré al mármol del lavabo con las dos manos y respiré hondo; una, dos y hasta tres veces.
    Necesitaba calmarme urgentemente, no quería parecer una loca al volver con Alice, Rosalie y los demás. Por lo que encendí uno de los grifos y mojé mi nuca con un poco de agua fría. Bueno, fría sería quedarse corto, más bien helada.

    La estúpida sonrisita de niña tonta y enamorada volvió a asomarse por las comisuras de mis labios.

    — ¡Dios mío, Bella, mírate! ¡Tienes pinta de la protagonista de una cursi película romántica!

    Me mordí el labio, tras ver cuánta razón tenía mini-Bella. Y ahí estaba de nuevo; la sonrisa que me hacía parecer idiota.

    De repente, la puerta del lavabo se abrió, dando un golpe seco. Una chica más bajita que yo y con quilos de maquillaje sobrantes en la cara, apareció andando a golpe de cadera y se acercó a mí. Paró justo a mi lado y se acicaló su moño, mirándose al espejo con aire orgulloso. Acabado esto, se giró en mi dirección y mostró la más falsa de sus sonrisas.

    —Pareces contenta. — Sabía que Jess no engañaba a nadie con aquella risita fingida.

    —Em… sí. El Pub está muy bien. — contesté con el ceño fruncido y un poco desconcertada por sus palabras.

    —No me refiero al local. —cruzó los brazos sobre el pecho. — No te hagas la tonta, entiendes perfectamente lo que digo. — Ahí estaba otra vez su risa más falsa y mi más verdadera cara de confusión.

    — ¿A… A que te refieres? — No puede evitar tartamudear levemente. Una fibra de mi mente, y normalmente se podía confiar en ella, me avisaba de peligro a la vista.

    —Por favor, Bella. —bufó entre una risotada y otra. — Os he visto. —mi ceño continuaba fruncido, pero mi intuición me decía que estaba llegando a una conversación incómoda.

    ¡Que no salga su nombre, que no salga su nombre, que no salga su nombre!

    —Edward y tú. — ¡Mierda! — Tranquila, te entiendo perfectamente. Todas hemos caído en su red alguna vez. —miró su manicura distraídamente.

    Espera, Jess nos ha visto, nos ha visto besándonos. ¿Y sigue tan tranquila? ¿Qué se ha tomado?

    La última frase que dijo me dejó más desconcertada todavía; “Todas hemos caído en su red alguna vez…”.

    —¿Qué quieres decir con eso de “su red”? —el corazón me latía deprisa, pero está vez por un motivo muy diferente al anterior; el miedo.

    —Sí, su red; su trampa. —me aclaró, aún con la vista puesta en sus uñas. — Eres su hermanastra, pero ya veo que no le conoces tan bien como creía. — su tono de burla me sacó de quicio.

    ¡¿Quieres decir de una vez qué es eso de una trampa?! — la mini-yo de mi cabeza se impacientó.

    Me mordí el labio, con nervios que se extendían por mi cuerpo y no sabía el motivo de ello.

    —¿Crees que eres la única del instituto que va tras él? — preguntó sin dejarme contestar. — No conozco a una sola chica que no se haya fijado en Edward. Es el “Don-Juan” del insti. — me explicó, gesticulando unas comillas en el aire. —Su boca ha pasado por los labios de todas nosotras. Supongo que sólo le faltabas tú. —me señaló con el dedo, al mismo tiempo que se apartaba un mechón de pelo de la cara. — Disfruta mientras puedas, que mañana ni se acordará de que existes. Como con todas. — respirar me iba constando más y más a medida que pasaba el tiempo.

    Jess levantó las cejas y me dirigió una mirada muy propia de una persona rica que acaba de hundir la autoestima de una pobre.

    —Bueno, será mejor que vuelva. — caminó, haciendo resonar el “toc- toc” de sus tacones por todo el lavabo. — Nos vemos, Bella. — se despidió, mientras la puerta se cerraba a sus espaldas.

    Guay, me había quedado yo, con la mini-Bella en mi cabeza y un puñado de retretes malolientes.

    La cabeza no me funcionaba del todo bien, más bien se había quedado sin energía para continuar. Los ojos me picaban molestamente y ahora la chica del espejo era muy distinta a la anterior. Ésta se veía triste, con humedad recorriendo sus, ahora, pálidas mejillas.

    Era Jessica la que me había informado de la “situación” en la que se había encasillado a Edward en el instituto. Era la mentirosa de Jessica la que me había asegurado que los labios de Edward estaban desgastados por millones de chicas. Pero aún así, la duda por si sus palabras eran verdad o, simplemente, un arrebato de celos, me inundó.

    Suspiré, limpiando las lágrimas de mi rostro y prometiéndome no volver a llorar, ya que me traía malos recuerdos de…

    ¡Bella, sal de aquí y habla con Edward! —Por una vez la mini-yo me era útil.

    Tragué saliva y anduve con decisión hasta llegar a la puerta del lavabo.

    ¡Tú puedes! Sal ahí y pide una explicación.

    Paré frente al pictograma femenino, cogí una bocanada de aire y abrí la puerta de un tirón. Pero entonces mis ojos salieron de sus órbitas y en seguida regresó a ellos el molesto picor.

    Edward permanecía de pie junto a la barra del bar de espaldas a mí y Jess le comía la boca, literalmente, mientras le rodeaba el cuello con los brazos y enroscaba como podía una de sus piernas con las de mi hermanastro.

    Aquello dolía, dolía demasiado.

    Mi corazón quedó reducido a un puño, que parecía estar pateado por todo el mundo justo en ese momento.

    Eso te pasa por hacerte ilusiones. — la voz de la mini-Bella se asemejaba más a un quejido que a una regañina. Al fin y al cabo, era un clon de mi misma. ¿Cómo esperaba que se sintiese?

    Algún impulso en mi interior quiso que las lágrimas volviesen a abordar mi cara, pero lo impedí con ayuda de mi orgullo. No le daría a Edward la satisfacción de verme en ese estado.

    Redirigí la mirada, buscando a mis hermanos entre las mesas y los vi. En realidad, quien captó mi atención fue Emmett, la única persona del público que saltaba a los pies del escenario mientras, unas vergonzosas chicas, cantaban la famosa canción de Lady Gaga; Alejandro.
    En una situación normal, yo me hubiese muerto de la risa, pero en aquel momento ni me inmuté.

    Me acerqué caminando hacia ellos y me apoyé con las manos en la mesa.

    —Alice, me… — quería marcharme de allí cuanto antes, pero necesitaba encontrar una excusa. —… me encuentro un poco mal. — ¡Perfecto!

    —Seguro que ha sido por el Cóctel. Ya le dije a Emm que no te obligase a beberlo, pero él siempre hace lo que le apetece. — Mi hermana comenzó a mover los brazos explicando la situación e intentando averiguar el por qué de mi estado.

    —¿Podemos irnos ya a casa, por favor? — Sé una enferma, Bella, sé una enferma.

    Alice miró con pena hacia el escenario y hacia su vaso casi vacío de líquido amarillento. Finalmente se decidió a hablar de nuevo.

    —Claro, Bella. — sonrió. Como admiraba su encantadora sonrisa infantil. — Le diremos a Esme que te prepare una infusión antes de irte a la cama. — se agarró en mi antebrazo y miró a los demás. — Rose dile a Emmett que vaya despidiéndose de la música, nos vamos.

    —¿Por qué? ¿Qué pasa? — preguntó la aludida, que se había girado bruscamente al oír su nombre.

    —Bella no se encuentra muy bien, probablemente por culpa de tu “inteligente” novio. — Alice podía llegar a ser sarcástica cuando quería.

    Rosalie suspiró avergonzada, se levantó de su silla y caminó con gracia hasta el escenario, donde Emmett bailaba como un niño de 3 años.

    —Jazz, ve a buscar a Edward y avísale. — ordenó mi hermana a su novio, el cual ya estaba en pie frente a nosotras.

    —¿Que me avise de qué? — una perfecta y traicionera voz sonó detrás de mí. Oh, no…

    Alice se volteó llevándome con ella, ya que me tenía agarrada por los hombros.

    —Probablemente, Bella se haya intoxicado con el Cóctel de Emmett. —Se notaba que le echaba todas las culpas al aludido.

    En el fondo, me sentía mal por Emmett… El pobre no había tenido la culpa de nada, ni si quiera era verdad que me encontraba mal. Bueno, no me encontraba mal de esa forma. Sentía dolor, pero muy distinto al dolor físico.

    —Ve a ayudar a Rose con Emm, creo que no le está siendo fácil despedirse del karaoke. — aconsejó Edward a Alice. Todos dirigimos la mirada hacia el escenario; los dos novios debatían entre ellos y Emmett pataleaba infantilmente por quedarse un poco más en el Pub. La culpabilidad volvió a mí. — Yo me quedaré con Bella. — No, de eso nada.

    —Alice de verdad que me encuentro muy mal. —dije bruscamente, intentando inculcar prisa al asunto. Por el amor de dios, no podría soportar estar a solas con la razón de mi malestar de nuevo.

    Edward frunció el ceño ante mi repentina respuesta. Lo que más me fastidiaba de todo, era que el muy… mentiroso, se comportaba como si nada hubiese sucedido. Claro, el pensaría que era un plan perfecto; engatusar a la tonta de Bella para tener bajo su control a todas las chicas del instituto y cuando ésta no estuviese a la vista, pasar a su siguiente objetivo: Jessica.
    Quería decirle cuatro cosas allí mismo, pero mi timidez y una fuerte presión en el pecho, me detuvieron.

    ¿Quieres llegar a casa? Pon cara de enferma. —Los consejos de mini-Bella me eran útiles.

    Tosí un poco y coloqué una mano sobre mi estómago para que pareciese un dolor más real. Pero lo que de verdad deseaba era ponerla justo sobre mi corazón, para evitar que se rompiese en más pedazos de en los que ya se había roto.

    —Está bien, ningún problema. Jasper puede conducir el coche de Rosalie; nos acompañará a casa. —miró a su novio, quien asintió con la cabeza y me sonrió amablemente. — Edward. —Se giró hacia su hermano. — Quédate con esos dos. —señaló a la parejita, que aún seguía jugando a una especie de “Tira y afloja”; Emmett vs. Rosalie. Me hubiese reído también, pero mi ánimo no iba muy allá. — Luego podéis regresar con tu Volvo. Ah! Y dejad a Rose en su casa. —Alice le dio un golpecito a su hermano en el hombro y se apartó de mí, para coger a Jasper de la mano.

    —Bella, en cuanto paguemos la cuenta, estamos de vuelta. —el novio de mi hermana era tan amable que me hizo sentir un poco mejor. Los dos caminaron despacio en dirección a la barra, sacando su cartera mientras caminaban entre la gente.

    Pero toda la calma tocó a su fin cuando me di cuenta de que mi pesadilla actual estaba de pie a mi lado y justo en ese instante pasaba una mano alrededor de mi cintura lentamente. No pude evitar que unas mariposas recorriesen mi estómago. Odiaba sentirme así por alguien que, me acababa de dar cuenta, no valía la pena.
    Me mordí el labio y me deshice de su agarre, moviéndome un poco para alejarme.

    —¿Qué ocurre? —me preguntó, apartándome el pelo de la cara con una de sus manos.

    ¡¿Por qué tiene que ser tan odiosamente irresistible?!

    ¡Lo más seguro es que sea uno de sus trucos, no te dejes engañar otra vez! — mi mini-yo estaba furiosa.

    No me atrevía a hablar, sabía que si lo hacía mi voz se quebraría y sería mucho peor. Carraspeé un poco y volví a taparme el rostro con uno de mis mechones de cabello.

    Gracias al cielo, Alice regresó y me ofreció sus brazos. Me dejé rodear por sus manos, que justo ahora eran mi punto de apoyo para no caer rendida al suelo. Simplemente no podía más, necesitaba despertar de esta pesadilla. Ahora mismo me sentía estúpida, ingenua y humillada por haberme dejado engañar de esa manera por Edward.

    Una lágrima cayó por mi mejilla, quemando cada centímetro de mi piel. Temía hablar o incluso respirar por miedo a romperme del todo y echar a llorar como una cría. Yo era fuerte, había pasado por mucho dolor en mi vida y esto era sólo una prueba más.

    Salimos rápido y, ya en la calle, caminábamos entre los coches, mientras la noche fría nos invadía. Jasper iba el primero y mi hermana me acompañaba detrás.
    Por fin, después de un tiempo que se me hizo eterno, llegamos al parking de tierra donde estaba aparcado el BMW de Rosalie, entre una furgoneta azul bastante vieja y una moto negra al estilo “años 80”.

    Entramos sin hacer mucho ruido; Alice y Jasper en los asientos delanteros y yo en los traseros. Aproveché para cerrar los ojos y mantener mi mente en blanco, pero me era imposible. Las imágenes de aquella noche volvían a mí, para torturarme y estrujarme sin piedad el corazón conforme el tiempo pasaba más y más.
    Aún me costaba asimilar que todo lo que había creído real, todas las ilusiones que me había concebido… Todo se hubiese desvanecido en un instante.
    La humillación invadía mi ser y me fastidiaba haberle mostrado mis sentimientos a una persona que no los merecía, que simplemente había jugado con ellos, como con los de muchas otras chicas.
    No sabía lo que quería en aquellos momentos. ¿Gritar, llorar, encerrarme en una habitación y no salir nunca jamás? Todas eran buenas opciones y, sin duda, muy apetecibles.

    Pasé el resto del trayecto con la cabeza apoyada en el cristal de mi lado, tras descubrir que el frío me aturdía y me impedía pensar.
    Las luces de las farolas, las casas y al final, los árboles, se perdían en la lejanía conforme íbamos avanzando. Suerte que Jasper no conducía tan alocadamente como…

    Ese nombre ya no existe, no existe.

    Después de una hora aproximadamente, bajé del coche y dejé a los novios despedirse tranquilamente en el jardín exterior, mientras entraba, traspasaba el comedor, sin mirar atrás, y subía por las escaleras hacia mi cuarto. Escuché ruidos en la cocina, supuse que sería Esme. Rehusé darle las buenas noches, ya que tenía miedo a que descubriera que era tristeza, y no dolor de estómago, lo que me sucedía.
    Al llegar al pasillo vi la luz del despacho de Carlisle encendida y su puerta medio abierta. Caminé con cuidado, también evitando hablar con él.

    Al fin, entré en mi habitación y lo primero que hice fue dirigirme a mi lavabo y mirarme en el espejo. Tenía una pinta horrorosa, con razón se habían tragado mi embuste. Los ojos me picaban y los sentía arder. Los miré mejor y observé que tenían un tono enrojecido, a pesar de no haber empezado a llorar muchísimo… todavía.

    Seguí con el registro de imagen y una rabia, que emanó desde el fondo de mi pecho, hizo que casi me arrancase la camiseta que… él... me había regalado en la feria y la lanzase contra el suelo.
    Mi respiración era alocada y comencé a marearme, por lo que me dirigí hacia fuera y me dejé caer en la cama. Los sollozos surgieron en mi garganta y el terrible lloro llegó. No podía evitar emitir pequeños sonidos lastimeros de vez en cuando. Era tanto dolor y rabia la que sentía en aquel momento.

    Yo, Bella Swan o Bella Cullen (ni siquiera sabía cómo me llamaba exactamente en estos momentos), jamás en mi vida había sentido “amor” o algo parecido a ello por alguien. Jamás. Mis labios habían permanecido intocables, esperando a un primer beso de verdad, sincero. Y ahora todo estaba destrozado; absolutamente todo. Enamorarme nunca había estado dentro de mis prioridades, pero por una vez que experimentaba aquel sentimiento en carne propia, me lo habían arrebatado en un instante. Bueno, ni siquiera eso. Todo había sido una burda mentira gracias a un inmaduro chico, que me había robado el corazón con aquellos ojos…

    Gemí de dolor, tras recordar sus orbes esmeralda. Por suerte, un cojín amortiguó el grito tapándome la cara.

    Pasaron horas. ¿O tal vez sólo unos cuantos minutos? No lo sabía, pero yo seguía derrotada sobre mi almohada. Para mí todo aquel tiempo se me hizo interminable. Las lágrimas se habían agotado y notaba la sequedad en mi boca.

    En ese instante, unos leves golpes me devolvieron al mundo real. No contesté, ni di señales de vida, pero la puerta se abrió con sumo cuidado.

    —¿Bella? — me llamó una voz que me estremeció; Edward. — ¿Puedo… — pero paró en mitad de la pregunta, al verme voltearme. Titubeó y miró al suelo rápidamente. No entendía la razón de sus acciones y, hasta en el fondo, muy en el fondo, me dolió que reusara mirarme.
    Entonces caí; yo aún estaba sin camiseta y con un solo sujetador negro cubriéndome. Las mejillas me estallaron y corrí a taparme con la sábana de mi cama.

    Mmm… Mentiras, dolor, tristeza, enfado, humillación, vergüenza... ¿Qué más puede pasarme esta noche?

    —¿Qué quieres, Edward? —pregunté con frialdad y con mis brazos rodeando mi cuerpo para evitar que mi protección anti-miradas se cayese.

    —Yo sólo… — su vista seguía fija en el suelo. — Sólo venía a ver qué tal estabas. —levantó la mirada para posarla sobre mis ojos. Debía evitar hipnotizarme de nuevo con ellos, asique miré mis manos como si fuesen los más interesante del mundo.

    —Estoy bien. —contesté, cortante. — Gracias por preguntar. — quería parecer lo más normal posible para que me dejase de una vez. Verle aquí y saber que nada de lo que había pasado entre nosotros fue real, era una tortura mayor que todo el dolor del mundo.

    Entonces noté como el colchón de mi cama se hundía justo a mi lado y la respiración de mi acompañante se posaba junto a mi rostro. El corazón volvió a latirme alocado.

    —A mí no me pareció que estuvieses del todo bien. —frunció un poco el ceño. — ¿Qué ocurre, Bella? Sé que no tienes mucha confianza conmigo; pero puedes contármelo. — volteé mi rostro para ver el suyo a dos centímetros de distancia. Me quedé helada; media parte de mi cerebro no quería moverse ni un milímetro y la otra media, más sensata en mi opinión, me pedía a gritos que me alejase. Yo, “lista” como soy, me quedé estática en el lugar.

    Bien, Bella. ¡1 punto para ti! — el sarcasmo de mi yo interior me fastidió.

    Pero pronto mis pensamientos se desvanecieron, en cuanto Edward acarició mi mejilla suavemente con su mano. Justo en ese momento, un “clic” se escuchó en mi cabeza y, como si el contacto de su piel contra la mía quemara, me aparté al instante.
    Edward también retiró su brazo, con expresión preocupada. Verle así me partía el alma, pero cada segundo que pasaba me intenta convencer que lo que veía era sólo una máscara. Éste no era él.

    Me levanté de repente, aún agarrando la sábana que me tapaba con una mano y señalando la puerta con la otra.

    —¡Fuera, Edward! — sólo bastaron aquellas palabras para producirme una punzada en el estómago.

    Me sorprendía lo estúpidos que podían llegar a ser mis sentimientos. ¿Aquella persona había jugado conmigo y aún así seguía sintiendo cosas por él? No, no sentía nada por aquel ser despreciable. La persona de la que creía haberme enamorado no era real, simplemente un disfraz, una tapadera.

    Edward también se levantó de la cama al instante e intentó acercarse a mí, pero lo detuve.

    —¡Basta, por favor! —casi supliqué para que no avanzara más. No podía permitirme quebrarme y comenzar de nuevo con mi llanto.

    —¡¿Pero qué he dicho?! —preguntó confuso y con un brillo triste en la mirada.

    ¡Para de fijarte en sus ojos! —la mini-Bella tenía razón.

    —¡No es por lo que has dicho! —mezclé una risa con un lamento. — ¿Crees que puedes tomarme el pelo y voy a seguir tan contenta, Edward? — intenté ser tan penetrante con la mirada como a veces lo era él mismo. — Os vi. —sentencié. Estaba segura de que sabría a lo que me refería, a pesar de su cara de desconcierto.

    —¿Que nos viste? ¿A quién? —Sus ojos me hicieron dudar entre si de verdad sabía o no de lo que estaba hablando.

    ¡Sólo intenta confundirte, Bella! ¡Tú misma escuchaste a Jess; cambia de una chica a otra como si nada! —las palabras de mi mini-yo me hacían sufrir demasiado.

    —No te hagas el desentendido, por favor. —Quería que aquella frase sonase enfadada, pero más bien pareció un quejido. A pesar de todo, su rostro seguía con la misma expresión. —¡Tú! ¡Y Jessica! — le señalé acusatoriamente con el dedo. — ¡Los dos! — las oraciones surgían a trompicones. — ¡Os besasteis, Edward! — Sus ojos se le salieron de las órbitas con aquello.

    La sola imagen de ellos dos de nuevo, me revolvía el estómago y me estrujaba un poco más el corazón.

    —Bella, eso no ha sido… —mi hermanastro tartamudeaba y movía las manos sin parar. — ¡No he sido yo! Bueno, sí he sido yo. Me refiero a… —continuaba trabándose. — ¡Ella se abalanzó, yo no tenía intención de…! —le paré, antes de que la cabeza me explotase de tan mareada que estaba.

    —Me has engañado bien… —me crucé de brazos, de nuevo con las lágrimas amenazando por derramarse sobre mí. — He sido una ingenua. Yo pensaba… pensé que significaba algo para ti. Ahora veo que me equivocaba. —una gotita de agua calló despacio por mi mejilla sonrojada.

    —Yo jamás… —sus perfectas fracciones hicieron una mueca de dolor y le detuve antes de que las emociones se me escapasen de las manos.

    —Vete, Edward. —casi tenía la cara ahogada en lágrimas y cerré los ojos con fuerza. No escuché sonido alguno en la estancia. — Por favor. —pedí, con las últimas fuerzas que me quedaban.

    —Como quieras. —no llegué a verle la expresión, pero su tono apenado me atravesó como si se tratase de un cuchillo.

    Entonces se escucharon unos pasos, cada vez alejándose más, y finalmente el golpe seco de la puerta al cerrarse.

    Suspiré y volví a dejarme caer en la cama. Me odiaba a mí misma por sentirme mal. Estaba claro que Edward era un increíble actor, conseguía hacerme sentir culpable por mis palabras.

    Necesitaba desahogarme y en ese instante se me ocurrió algo. Rebusqué entre los cajones de mi mesita, segura de que había dejado una pequeña libreta allí cuando vacié mi maleta. Cogí también un bolígrafo y comencé a escribir:

    Él lo cambió todo (imagen cap. 9).jpg

    Estaba segura de que ese no era su único defecto y estaba dispuesta a desahogarme siempre que quisiera con aquella lista.

    La guardé en el mismo cajón de donde la había sacado y me tapé con las mantas, aovillándome en torno a mis rodillas. Quería desaparecer de este mundo…
    <><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><>

    Millones de gracias a todos vosotros por leer y apoyar mi historia. De verdad que sois mi razón para seguir escribiendo =)

    Primero de todo, deciros que he estado unos días fuera en la costa y allí no tenía internet u.u Por eso he tardado más en subir este cap. Pero aquí estoy de nuevo!! =D

    Cómo veis la pobre Bella ha recibido un golpe duro en este capítulo... Pero no odies a Edward u.u Pobrecito.. tiene sus explicaciones *poner cara de cachorrito abandonado* xD ¿Jessica dice la verdad a cerca de él? Mmm.. Se descubrirá más adelante jaja

    Adelanto que en el próximo capítulo llega un nuevo personaje!! :O

    En fin, cuidaos mucho y gracias de nuevo por todo vuestro apoyo y vuestros comentarios ^^
     
    • Me gusta Me gusta x 16
  9.  
    Clary Uchiha

    Clary Uchiha Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    29 Agosto 2010
    Mensajes:
    80
    Pluma de
    Escritora
    Holaaa!!!
    De verdad que he pueuesto me gustaa?? Me he equivocado...es que... No me gusta! Me encanta!!!
    Nena...como siempre te has superado! Menudo contraste con el cap anterior!
    Me ha Encantado... Y vuelvo a dercir...me siento identificada con Bella...
    Inner:No pienses en eso...recuerda que lo olvidaste!
    Si, si perdon U.Uu bueno...pues a lo que iva...No se que creer...
    Inner:Yo creo a mi Ed xP esa Jessica solo lo ha soltado ese rollo a la pobre Bella, por que se siente amenazada por que ella es mas linda, y la muy falsa no quiere que se lo quiten...aun que desde un principio no ha sido suyo...
    Gracias Inner para explicar lo que iva a decir...-_-
    bueno....sigue asi y plis avisame cuando pongas un cap nuevo! Conti...conti...
    Sayo~
    BY:Clary Uchiha
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Aomecita

    Aomecita Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Agosto 2009
    Mensajes:
    692
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga gracias por avisarme de la conti de tu fic que bien sabes que me fascina y encanta
    y en este capítulo un torbellino de emociones lo juro grite de alegría cuando Edward beso a bella
    n///n pero luego sentí rabía cuando Jessica lo beso aldrede solo para que ella los viera ¬¬ y como
    si no fuera suficiente inventar esa mentira solo por ardida celosa ¬¬ waaaaaaaaaaaaaaaa
    espero conti cuidate sayo...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Aleehw

    Aleehw Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    9 Junio 2011
    Mensajes:
    47
    Hola!*-*

    Nono yo jamas podria odiar a Edward el es... es... Jamas podria odiarle! Ovbiamente Bella fue enganada porque Edward jamas podria hacer eso.... No es asi Edward? Espero no equivocarme :P Y esa Jessica siempre metiendole cosas a Bella... No le creas chica! T__T No mereces llorar solo porque alguien te ha dicho cosas que no son...! Aunque claro la imagen de Edward y Jessica besandose no ayuda... Y que Edward no alla dicho nada... 7__7 No es que tenia que decirlo pero... umm lol xD

    Tu historia me fascina como he dicho en otros comentarios son super... wow*-* Excelentes me encantan! :D Bueno me despido por ahora! :D

    Adios!:oops:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Nelcys Cullen

    Nelcys Cullen Fangirl empedernida

    Libra
    Miembro desde:
    15 Junio 2011
    Mensajes:
    75
    Pluma de
    Escritora
    Hola Jess..!!! Me gusto mucho este capitulo..!! :D Que malo que Edward y Bella se hayan peleado por un malentendido...!! Es por un malentendido causado por Jessica.. Es así no..?? Bueno Ojala que sea así..!! Aunque creo, no.. no, SE que Edward nunca llegaría a hacer una cosa así..?? O si..?? No no creo..!! :D Y tranquila nunca llegaría a odiar a Edward..!! :D
    Bueno avísame cuando publiques..!! :) Espero la continuación..!!:P
    Atte. Nelcys..!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Kikuz-sama

    Kikuz-sama Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    6 Julio 2011
    Mensajes:
    654
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    GENIAL!!!!!

    Me a fascinado!!!

    De verdad Jessica ahhh ¿que le pasa?, ¿como se le ocurre hacer eso?, ¿arruinar de esa forma la noche de Bella?

    De verdad que... ahh y Edward ¿como pudo besarla? *voy a llorar que envidia*

    Bueno espero que en el proximo capitulo las cosas mejoren para Bella y ¿quien es el nuevo personaje?
    ¿Alquien de la saga o de tu creacion?

    Bueno cuando subas conti avisame!!!

    Sayonara!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14.  
    St Jimmy

    St Jimmy Entusiasta

    Aries
    Miembro desde:
    31 Mayo 2011
    Mensajes:
    175
    Pluma de
    Escritora
    Pobre Bella menudo palo,pero seguro que no es verdad que se lo invento Jessica para confundirla.
    Tengo ganas de saber quien es el nuevo personaje y me gustaria que volviera Jacob, estaria bien.
    Bueno,cuando lo continues avisame :))
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Blood Dupre

    Blood Dupre Usuario VIP

    Tauro
    Miembro desde:
    27 Abril 2010
    Mensajes:
    878
    Pluma de
    Escritora

    Gracias por avisarme, en primera me encanto el capítulo fue muy dulce y divertido a mi parecer, pobre Bella le arruinaron su noche, en la única observación que tengo es que ya no se coloca lo de flashback sólo cursiva y centrado, en fin espero el próximo. Adiós.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  16.  
    Mehadoza

    Mehadoza Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    29 Agosto 2008
    Mensajes:
    104
    Pluma de
    Escritor
    En realidad, simplemente fascinante. Cada vez que escribes es toda una expresión, como fue cambiando el dia tan drásticamente, primero en una feria, y despues en un Pub bebiendo y cantando Karaoke!? O.O Increible imaginarme eso en los personajes de Crepusculo, quiero ver que sucederá despues, el besó definitivamente fue fuego, y con respecto a los celos de Jess, está bastante interesante, siempre Bella demostrando que es de Edward aunque ella misma se lo niegue, en definitiva, una chica. :) Pero Edward, todo un caballero, excelente historia. ;) Sigue asi.
    Me avisas el siguiente hermosa :)
    Besos.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Ltres

    Ltres Entusiasta

    Miembro desde:
    5 Noviembre 2010
    Mensajes:
    58
    Pluma de
    Escritora
    aaaaaaaaaaaaah me encanta es perfecto ... aunque me dio un poco de pena Bella y Edward... MALDITA JESSICA! QUE SE CREE ¬¬ jajajajaja bueno avísame cuando subas porfavoooooooooooor = )

    cariños, besos y abrazos :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Argens Hatake

    Argens Hatake Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    23 Abril 2011
    Mensajes:
    228
    Pluma de
    Escritora
    ME GUSTOO, me encanto todo el cap me quede atrapada
    estuvo buenisimoo me hubiera gustado que describieras un poco mas en algunas situaciones, pero en general
    todo bien, no vi faltas de ortografia, mm o se me pasaron jaja??? bueno en fin ya quiero conti

    me avisas porfass
    se te quiere, y adoro tu historia :)

    saluditos
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19.  
    Kotomichinn

    Kotomichinn Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    6 Julio 2011
    Mensajes:
    371
    Pluma de
    Escritora
    Holiss una Koto-chinn reportandose...
    Que cambio más dramático, fue un cambio del cielo al infierno para la pobre de Bella... yo también me sentí muy enojada con Edward y mucho más con Jessica, pero ¿Quién tiene la verdad? eso solamente lo sabes tu ^v^ Espero que la noche y la almohada limpie sus lágrimas y sus ánimos ^v^
    Espero pronto la continuación ^v^

    Nos vemos... Sayonara!!
    Koto-chinn
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  20.  
    Nattty

    Nattty Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    14 Mayo 2011
    Mensajes:
    29

    wooow amiga! este cap fue muy triste!!!! :( casi lloro! pobresita!!!! ...odio a jessica grrrr :mad: la mataría si la tuviera serca jajajaja, yo iba tan emocionada con ese beso tan tierno de ellos, y tenis que arruinarse todo! pobre edward, quedo atrapado en el engaño de esta estúpida! y tiene q pagar los platos rotos!, por que YO creo q de verdad el esta enamorado de bella, muy enamorado. "Aquello dolía, dolía demasiado" casi lloro con esa frase pobresita :(. bueno amiga me sigues sorprendiendo, espero con ansias la conti... como veras me la leei en un ratito , no deje nada para mañana jajajaja. aaah casi me olvido, me dejaste super intrigada con ese nuevo personaje! como vas a decir eso sin dejarnos aunque sea una pista?? acaso quieres que nos quedemos sin uñas?, mientras esperamos con ansias el cap siguiente? jejeje. quiero a jake! quiero a jake! jajajaja aunq sea un ratito por ahí , se le extraña, aunque no me gustaría que entre en la historia de nuevo para sufrir por bella, así q estoy en dudas de si quiero que aparezca en verdad! i love you jacob! jajajaj. FELICITACIONES POR LO QUE HACES! ERES UNA EXCELENTE ESCRITORA Y TU IMAGINACIÓN ES 100% MAGNIFICA!! besotes te estaré esperando
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso