¿y este sentimiento? *narusaku*

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Watashi chan, 16 Agosto 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Watashi chan

    Watashi chan Guest

    Título:
    ¿y este sentimiento? *narusaku*
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    1346
    ¿y este sentimiento? *narusaku*

    ¿Crees en la eternidad?- su pregunta me tomó por sorpresa, ¿¡qué clase de pregunta era esa!?
    -¿disculpa? ¡Eso ni siquiera viene al tema! ¿Acaso estas poniendo atención?- este chico me sacaba de quicio, no era que me callera mal o que lo odiara, es solo que había algo en él, un no sé qué, la verdad no tenía idea de que me pasaba, simplemente no lo soportaba
    -vamos no seas amargada contesta mi pregunta
    -tu pregunta no tiene sentido-me levanté y entregue mi examen al profesor- ¿puedo salir?
    -claro, solo no hagas mucho ruido allá afuera, podrías molestar a las demás clases
    -está bien, con permiso.
    Salí a sentarme un momento en una de las bancas del pasillo, podía sentir la brisa que corría a lo largo del corredor proveniente de una puerta abierta al final del mismo, el silencio era lo único que se podía percibir en ese oscuro lugar, me sentía tan cómoda, hacía ya tiempo que no disfrutaba de un momento como ese, todo gracias a ese tonto que sentaron a mi lado, toda mi tranquilidad y paciencia se habían ido a la basura gracias a ese tipo.
    -Joder-murmuro para mí misma, cómo era posible que hasta en mis pensamientos estuviera
    -una chica tan linda como tú no debería tener semejante vocabulario.
    -¿Qué haces aquí?- no me moleste siquiera en mirarlo, ya sabía quién era y también sabía que tenía su estúpida sonrisa de siempre
    -no me creas tan idiota, yo también terminé mi examen rápido, no eres la única genio en la clase
    --yo jamás dije que fueras un idiota- aunque eso no significaba que no lo pensara
    -¿eso quiere decir que te agrado?- se sentó a mi lado, inclinándose hacia atrás y fijando su mirada en el techo
    -tampoco dije eso.-Le dije soltando algo de amargura en el comentario
    -vamos somos amigos, no seas tan fría
    -nunca dije que fuéramos amigos, ¡tú solo eres el idiota que se sienta a mi lado, el sujeto que terminó con mi paciencia y tranquilidad!-le grite fuera de control. Quién se creía ese chico como para decirse mi amigo
    -tal parece que tu jamás dices nada- se inclinó hacia delante y se levantó dándome la espalda, empezó a caminar y puso sus manos detrás de la nuca, su andar era lento y silencioso, como si pensara en algo, jamás imagine verlo así, estaba tan concentrada viéndolo que me sobresalte al verlo voltear- si sigues con esa actitud, podrías meterte en problemas-dijo regalándome una sonrisa, y siguió su camino
    -idiota-susurre para mí misma mientras cubría mi rostro con ambas manos, abrí los ojos lo más que podía al sentir mis mejillas hirviendo- ¿estaré enferma?- me pregunto mientras exhalo sobre una de mis palmas y con la otra toco mi frente- hay no es posible- solo mis mejillas estaban calientes, de pronto, el rostro del chico mas idiota del mundo cruzo por mi mente- no puede… ser
    -señorita haruno… ¡señorita haruno!
    -di… dígame profesor- conteste de inmediato al salir de mi transe
    -¿le ocurre algo? Se ve muy pensativa
    -no se preocupe, estoy bien- en ese momento agradecí por la poca iluminación del pasillo, lo más probables es que estuviera por completo roja
    -Está bien, bueno la clase casi termina, ¿querría ir a buscar al joven Uzumaki? – tal vez muchos habrían podido interpretar ese “¿qerría...?” como una pregunta, pero para los que conocíamos a el profesor Hatake sabíamos que eso era más una orden que una mera pregunta.
    -Si ya voy- bien, eso era lo único que me faltaba, tenía que buscar al idiota- el idiota que me hace suspirar-digo sin darme cuenta, bien, al parecer ya lo había aceptado, pero, ¿Cuándo paso? ¿Habrá sido ese día?

    Del odio al amor solo hay un paso, y eso lo había comprobado hace dos semanas, justamente, el día de San Valentín.


    *FLASH BACK*
    -Ahhh, que flojera tengo- comenta mi mejor amiga, un rubia con cuerpo exuberante y unos hermosos ojos celestes mientras caminábamos lentamente por el pasillo camino a nuestro salón- debimos habernos quedado en casa, es un crimen estudiar en San Valentín.
    -Vamos Ino para ti estudiar cualquier día de la semana es un crimen- le respondió otra de mis amigas, la más atlética, lista y orgullosa, poseedora de una hermosa figura esbelta, un cabello largo hasta la mitad de la espalda de un tono café chocolate que brillaba con el más mínimo contacto con los rayos de luz y unos ojos penetrantes color avellana
    -Vamos Tenten, tienes que admitir que hasta a ti te da pereza venir a la escuela en un día como este- Ino abrazó por la espalda a Tenten, de manera en la que esta pudiera casi cargarla y llevarla hasta el salón- Llévame.
    Solo me limite a verlas y reírme de la cara de cansancio de Tenten y de la sonrisa desganada de Ino. El cansancio de mi amiga no era que Ino pesara tanto, si no que a ella no le gustaban estos días, ellas dos eran las chicas más populares de entre los chicos de toda la preparatoria, a diario recibían cartas de chicos donde les declaraban sus sentimientos, pero en hoy especifico era el día cuando más cartas, chocolates y flores recibían.
    Al llegar a la puerta del salón, mis amigas se detuvieron de golpe, se les notaba en la cara que hubieran preferido mil veces quedarse en casa a pasar de nuevo por esto.
    -Chicas, si quieren puedo entrar yo primero- empiezo a caminar y entro con lentitud a clase, todos hablan, sin percatarse en lo mas mínimo de mi presencia- vamos chicas
    -Si- dicen al unisono, entraron sonriendo ampliamente, seguro estaban confiadas de que nadie se percataría de que llegaron, pero al entrar a la clase, los ojos de los chicos se fijaron en ellas, eso no era nuevo, pero lo que sentían nuevo era la mirada fría de las demás chicas clavarse sobre ellas, pude notar que su sonrisa se borraba, tenía que hacer algo rápido, no podía verlas así.
    -¡Hey chicas!- logre escuchar a lo lejos, esa voz era tan conocida, volteo enseguida y era….


    *bno aui esta el primer capitulo, espero sea de su agrado:amo:, no soi bna con las historias largas, asi que corrijanme porque ademas soy nueva:bu:, la historia ademas tendra ligeras parejas (pocos momentos pero tendran) GRACIAS ;D
     
  2.  
    Watashi chan

    Watashi chan Guest

    Título:
    ¿y este sentimiento? *narusaku*
    Clasificación:
    Selecciona la clasificación
    Género:
    Selecciona un género
    Total de capítulos:
    3
     
    Palabras:
    2613
    Re: ¿y este sentimiento? *narusaku*

    ñaaa aqui esta la conti x)!! espero les guets.. porque a mi no me gusto:ANYWORD: espero sus post y sugerencias x)!! y si quieren pueden pedir alguna escena de una pareja extra :D!:cute: bno aqui va :D!
    -¡Hey chicas!- logre escuchar a lo lejos esa voz era tan conocida, volteo enseguida y consigo ver a mi amiga de la infancia Temari. La saludo de lejos con la mano, regalándole una pequeña sonrisa, que más que nada era de desesperación, pues no sabía cómo ayudar a ino y tenten. Yo jamás había sido popular entre los chicos así que jamás había pasado por una situación como esta- ¡Vengan tengo algo para ustedes!

    Las tres asentimos y empezamos a caminar hacia su asiento, fue algo escalofriante, aunque Ino y Tenten procuraban poner su mejor cara y regalarle una sonrisa a cualquiera que volteara a verlas, el ambiente de tensión no bajaba.

    -¡Buenos días sakura-chan!- me gritó un amigo de grandes cejas y una sonrisa enorme, un cabello negro, con un gran brillo y delgado como un palillo.

    -Buenos días lee- le regale una pequeña sonrisa y me adelanto un poco, ya que mis amigas venían detrás de mí y no les permitía el paso- ¿Qué tal tu día lee?, ¿lee?

    -Bu…buenos… días…Tenten- lee no apartaba los ojos de mi amiga, estaba completamente rojo y sudaba en frio, ¿Qué demonios estaba pasando? ¿Que acaso no era él mi enamorado?

    -Buenos días lee, feliz día de San Valentín- ella tomó una de las manos de lee y depositó en ella un pequeño chocolate en forma de corazón- Con permiso- le dijo yéndose directamente a donde estaba Temari.

    -¿Lee? ¿Te encuentras bien?- fue lo único que pude decir antes de que este saliera corriendo del salón dejándome ahí parada como una tonta.

    -Lo siento Sakura, sabes que esa no era la intención de Tenten.

    -¿A qué te refieres Ino?- me tomó por los hombros y me vio fijamente, odiaba que hiciera eso, pues siempre conseguía lo que quería- Vale vale, no te preocupes, estoy acostumbrada, además, nunca sentí nada por él, sabes de sobra que lo trataba muy mal- era cierto, jamás me había sentido atraída por él, pero jamás lo había tratado mal, pero ¿cómo había sido posible que a dos semanas de conocer a mi amiga se hubiera enamorado de ella?

    Hacía tres semanas Tenten había llegado de China como estudiante de intercambio, y en esos pocos días consiguió un numero enorme de seguidores, como los que yo jamás tendría en todo lo que llevo de vida, es cierto, ella es muy linda, pero más que nada es porque su personalidad deslumbraba a cualquiera, y aunque se halla unido al equipo del voleibol de la escuela, su personalidad femenina jamás cambio, además siempre ha tenido una sonrisa que te hace sentir bien, tiene un hermoso cuerpo y tiene muy buenas calificaciones, ha de ser normal para ella tener tantos admiradores.

    -Vamos Sakura no dudes que de hoy llegue el chico de tu vida y se te declare como jamás te lo habrías imaginado.

    -¿Cómo? Tirándose del techo gritando “te amo Sakura”, no lo creo- ambas soltamos una pequeña risa, y al fin llegamos con nuestras amigas.

    -Hey Tenten, ese chocolate que le diste a lee, ¿no era el que te dio el Sempai de ultimo grado?

    -¿Del sempai?- se puso el dedo índice en la barbilla, tratando de recordar quien se lo había regalado.

    -Cierto, ya sabes, ese alto, rubio y guapo, el pateador estrella del equipo de futbol americano.

    -Creo que sí, aunque no se los puedo asegurar- dijo tomando asiento a un lado del pupitre de Temari mientras veía a ésta fijamente- no sabes qué suerte tienes Temari, no tienes que preocuparte de nada de esto, tu ya no tienes que inventar excusas ni tienes que rechazar a las invitaciones de los chicos a salir, tu ya estas salvada- hizo unos cuantos pucheros y se recostó sobre el pupitre.

    -En eso tiene razón Tenten, tu ya tienes novio, y aunque más chicos se te declaren ellos saben que jamás tendrán un “si” por respuesta.

    -Vamos Ino ustedes tampoco tienen novio y jamás tendrán un ”si” por respuesta.

    -Cierto sakura, pero para nosotras es mas difícil pues no tenemos excusa alguna para
    negarnos a salir con ellos, no tienes ni idea de lo difícil que es tener que inventar excusas a cada rato para no herir a los obres chicos- Ino tomo el asiento frente a Temari y yo tome el mío, justo a la derecha de ésta- Oye Tema-chan, dijiste que tenias algo para nosotras.

    -Tienes razón, lo olvide por un momento- tomó su maletín y empezó a buscar en el, hasta que por fin, su rostro se ilumino con una pequeña sonrisa- Aquí tienen chicas, no saben el trabajo que me costó escoger los colores, las fotos y formas, pero al fin están aquí- extendió su mano y nos mostro 4 hermosos llaveros, con la foto de nosotras cuatro, cada uno en diferente color.

    Ino tomó el suyo, un hermoso llavero en forma de estrella de color azul celeste con la cadena plateada, al reverso tenía grabado nuestras iniciales y la fecha en la que conoció a
    Temari.

    Tenten tomó el suyo, lo vio detenidamente, era una combinación de varias mariposas de colores, la más grande era de color verde y también tenía la foto de nosotras, y al reverso, tenía inscrito unos símbolos chinos que no logre comprender. Al ver estos símbolos, Tenten comenzó a llorar.

    -¿Qué sucede Tenten? ¿No te gustó? ¿Dice algo que no debería?- Temari estaba muy preocupada, se le notaba en los ojos, la verdad es que todas lo estábamos, Tenten no lloraba con facilidad, lo cierto era que jamás la habíamos visto llorar, no la conocíamos tanto como para llegar a ese punto.

    -No Tema-chan, es solo que, jamás… había tenido amigas como ustedes- Ino se levantó y por instinto la abrazó- Gracias.

    -No te preocupes Tenten, todo está bien, vamos Sakura toma el tuyo, ¿o es acaso que no te gustó?

    -Te equivocas, es muy hermoso- tomé el mío y vi todas sus texturas, era una pequeña cereza color rosa pálido, como mi cabello, la cadena era de un hermoso verde esmeralda, como mis ojos, y al reverso tenia escrito el kanji de la amistad. Le di la vuelta y vi detenidamente la foto, había muchas diferencias notables entre las cuatro, mis amigas eran muy hermosas, Ino y Tenten tenían un hermoso cuerpo, lindos ojos y dulce carácter, Temari era diferente, pero no por eso dejaba de ser bella, tenía un hermoso cabello rubio apagado amarrado en dos coletas altas, que le daban un cierto toque diabólico lolita, su piel bronceada contrastaba con sus hermosos ojos aguamarina, ella era un año mayor, y su cuerpo eras más desarrollado, sus caderas eran más anchas y sus pechos mas grandes aunque eso no se lo atribuíamos a la edad, pues su rostro parecía de una muñeca de porcelana y su estilo la hacía ver escalofriantemente seductora ante los ojos de los chicos. Por último estaba yo, con mi cabello rosa como las flores de cerezo –he de ahí mi nombre- mis ojos como esmeraldas y me delgado – y plano- cuerpo, y por supuesto mi gran frente, mi única cualidad eran mis ojos y que sobresalía gracias a los estudios, era un caso perdido.

    Las clases pasan rápido cuando no te concentras en ellas, por eso cuando menos me di cuenta el timbre para el descanso había sonado. Comencé a recoger mis cosas cuando vi un motón de papeles sobre el banco de Tenten, seguro eran notas de declaraciones.

    -¿Que tienes ahí Tenten?

    -Son notas de chicos diciéndome que si quiero salir con ellos, ¿no te llegaron a ti también Ino?

    -Si unas cuantas, saben chicas, me di cuenta de algo

    -¿de qué Ino?- dije curiosa mientras me unía a su plática

    -Bien, pues en días como estos, las demás chicas sueñan con que nosotras podamos decirle que si a un chico y así dejarles el terreno libres a ellas, pero se mueren de angustia al pensar de que ese chico pudiera ser el que les guste a ellas

    -Creo que tienes razón, pero ¿Qué pueden hacer? Ustedes son populares por naturaleza, y bueno, será mejor que nos vallamos- pude notar que varios chicos esperaban el momento justo para quedar a solas con cualquiera de mis amigas, eso no se los permitiría, no hasta que ellas consiguieran novio.

    -Adelántense chica las alcanzo luego- dijo Tente algo dudosa- tengo asuntos pendientes.

    -¿No terminaste la tarea de el profesor Kakashi cierto?

    -Tema-chan odio que me conozcas así de bien- hizo unos cuantos pucheros y comenzó a sacar su libreta para completar sus deberes- adelántense ahora mismo acabo

    -¿Segura?, mira que hay muchos chicos

    -Si lo sé, pero también hay muchas chicas, vamos Sakura estaré bien, y para evitarnos problemas, le diré que si al próximo chico que se me declare ¿está bien?

    -¿estás segura Tenten?

    -Si, vamos alcanza a Temari e Ino.

    Alcanza a mis amigas en la puerta del salón, cuando de pronto nos topamos a alguien, era poco usual verlo por ahí pero tenía una buena excusa, iba por su novia

    -Hola shika-kun- dijimos Ino y yo al mismo tiempo, éste nos dedico una sonrisa y tomó a Temari de la mano llevándola hacía los jardines, seguro ahí tendría su regalo, ésta se veía muy sonrojada y feliz por el comportamiento de su novio, era muy afortunada.

    -Que suerte tiene Temari ¿no crees?

    -Si tienes razón… oye Ino, y a ti, ¿quién te gusta?-Ino se quedo pensando un momento, sus mejillas tomaban un rojo carmín intenso mientras jugaba con los cabellos de la punta de su
    coleta- Na…nadie- dijo mientras miraba en dirección a cierto sempai

    -Ino… acaso a ti te gusta… ¿Kiba?

    -¡Ca…cállate Sakura no digas ton...terias!, ese chico ni siquiera es mi tipo, además, el jamás se fijaría en mi- bajó su mirada al suelo y se recargo en la pared- bien, no creo que sea buena idea deprimirse por alguien que no te hace caso ¿o sí?- me dedico una sonrisa y le dio una última mirada al dueño de su corazón- Oye ¿ese no es Neji?

    -Creo que sí, va muy enojado al parecer, y entro a nuestro salón, ¿Qué crees que este ocurriendo?

    -No lo se pero vamos a averiguar.

    Entramos al salón y pudimos observar a Neji acercándose a Tenten, la cual estaba parada guardando sus cosas para salir a disfrutar del descanso. Al darse la vuelta se topo de frente con Neji.

    -Ah, hola Neji, oye, ya te había dicho que Hinata está en el salón de junto ¿no?

    -No vengo por eso- le habló con su típico tono frío, pero había algo raro en él, tal vez sea mi imaginación pero puede ser que el este…
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso