¿quieres ser mi princesa?

Tema en 'Relatos' iniciado por Haengbok haja, 29 Marzo 2015.

  1.  
    Haengbok haja

    Haengbok haja Please save me tonight, me siento inmadura

    Libra
    Miembro desde:
    1 Marzo 2015
    Mensajes:
    62
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¿quieres ser mi princesa?
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1850
    (Narra Mariano) :


    Me encuentro acostado en mi cama. Pensando en todo lo que hice ese día.

    Dios, ¿Qué hice?— Me preguntaba una y otra vez en mi mente. Tratando de entender que fue lo que hice, que es lo que haré y como la volveré a mirar a la cara.— Tendré que buscar alguna manera de poder hablarle o acercarme nuevamente.— Dije decididamente.

    Me levante de mi cama y salí de la habitación. Lo primero que hice fue lavarme la cara y salir disparado a la calle a buscar a Mérida, para que me ayude a acercarme nuevamente a Sabrina.


    En otra parte (Narro yo) :


    Se podía apreciar a unas chicas caminando hacía un parque cercano.

    —Así que, ¿Aquí fue donde te encontraste a... El príncipe rojo?—
    Dijo Mérida, mirando de hito en hito a Sabrina, en busca de una respuesta rápida.

    S-Sí.— Confirmo Sabrina a su amiga.

    Pero. ¿Qué fue, específicamente, lo que te dijo?— Dijo Mérida, tratando de que su amiga hablará.

    Me beso la mejilla y me susurro en el oído que extrañaba mi voz. Pronunciando cada palabra que salían de mis labios.— Mérida no lo podía creer. Su amiga, al fin, hablo. Debía admitir que extrañaba escucharla hablar.

    Ya veo. Pero, ¿Hablaste con él? Digo... Tal vez lo que ustedes necesitan, es hablar. Arreglar todo. Arreglar sus pensamientos, sus sentimientos, ¿Qué es lo que sientes por él?¿Qué es lo que siente por ti?¿Qué es lo que sienten uno del otro?— Sabrina al escuchar las palabras de su amiga, se puso a pensar.

    Si bien tenía razón sobre lo de hablar, ¿Cómo hablarle?¿Cómo decirle lo que siente?¿Cómo saber lo que siente?¿Cómo mirarle la cara nuevamente? Estaba muy confundida en ese momento.

    Eso pensé, vamos. Te ayudaré.— Tras decir aquello, Mérida la llevo a su casa y la vistió.— Listo.— Dijo cuando termino con su misión.

    ¿Por qué estoy vestida así?¿A dónde vamos?— Pregunto Sabrina sin entender.

    Vamos no... Vas. Tendrás una cita.— Dijo lo más tranquilamente posible.

    ¿S-Salir?¿A dónde?¿Con quién?— Preguntaba sin parar.

    —¡Wow! Detén tus caballos amiga. Sólo te alcanzaré hasta tu cita. Tu te las arreglarás sola después de que te alcance.— Dijo Mérida con una sonrisa comprensiva en sus labios.

    Si bien había prometido llevar a Sabrina a esa cita cuando repentinamente recibió esa llamada. No podía tratar de no entender a su amiga. Salir con una persona a siegas, no es nada agradable.

    Unas horas antes (Narra Mérida) :


    Mi celular empezó a sonar. Como Sabrina no me estaba prestando atención, me aleje un poco para poder atender tranquilamente.

    Conversación de Mérida (Narro yo) :

    ¿Hola?— Dijo Mérida.

    Hola, Mérida. Soy Mariano— Dijo la persona de la otra linea.

    Hola Mariano, ¿Qué se te ofrece?- Pregunto esta con una sonrisa en los labios.

    Necesito que me ayudes a acercarme a Sabrina nuevamente, ¿Dónde estas?- Pregunto este.

    Pues... Estoy con Sabrina ahora mismo- Dijo esta, mirando a su amiga.

    ¿Qué?¿En serio?- Dijo este sin creerle.

    Sí, en serio- Dijo esta con una sonrisa.

    Bueno, ¿Me vas a ayudar?- Dijo este algo ansioso.

    Obvio. Sólo dime que hacer y lo haré- Dijo esta sin pensarlo dos veces.

    Llévala a las 22:00 al lago que te comente la otra vez que encontré- Dijo este rápidamente.

    Okey, lo haré. Te veo luego. Adiós- Dijo esta emocionada.

    Chau- Respondió este.


    Al terminar la conversación (Narra Mérida) :


    Después de terminar de hablar con Mariano, me acerque a Sabrina:

    Eso pensé, vamos. Te ayudaré.— Dije, llevándola a su casa para empezar a prepararla para su cita.— Esto será emocionante.— Pensé.

    Horas después (Narro yo nuevamente) :


    Mérida dejo a Sabrina en una banca en frente del lago y se encamino a unos pasos de allí.

    Ya la deje ahí. Como prometí.— Dijo esta a Mariano.

    Gracias, Mérida. En serio eres una amiga.— Dijo este dándole un abrazo.

    —De nada. Sabes que siempre estaré. Ahora, a por ella tigre.— Dijo esta golpeándole levemente el brazo.

    Eso haré.— Dijo este, guiñándole un ojo y caminando hacía la banca.

    Al llegar a esta, le puso una rosa en frente de su rostro y espero a que esta la cogiera en sus manos. Cuando lo hizo:

    Hola.— Tras decir aquello, Sabrina dio un salto en su asiento y dándose la vuelta para ver al chico con el que tanto ha estado soñando.

    Hola.— Dijo esta al verlo tan bello con lo que llevaba puesto.

    Quería tirarse encima de él y decirle cuanto lo amaba, besarle y abrazarlo. Pero no podía. Su orgullo lo impedía.

    Me alegra que hayas decidido venir.— Dijo esté, sabiendo que ella no tenía idea de que se iba a encontrar con él.

    N-No sabía. Mérida sólo me dijo que tendría una cita. Nunca me dijo con quien.- Dijo está mirando al piso, no podía mantener la vista en él.

    —Quiero decirte... Porque te cite aquí.— Dijo esté poniéndose nervioso.-

    ¿S-Si?— Está, hizo ademan para que él siguiera.

    P-Pues... Quería decirte que... Hace poco.... M-Me di cuenta que... Estoy sintiendo algo por ti.— Termino de decir esté.

    Sabrina, sin saber porque, se abalanzo hacía él y lo beso.

    Veo que tu sientes lo mismo que yo... ¿Q-Quieres ser mi princesa?— Le pregunto esté algo sonrojado.

    S-Sí.— Contesto está, volviéndolo a besar.
    --------

    (Narra Sabrina) :

    Me despierto a mitad de la noche. Todo fue... ¿Un sueño? Creo que en serio dejo volar mi imaginación cuando duermo. Al levantarme me dirijo al baño a lavarme la cara y veo en el reflejo del espejo que... ¿Estaba llorando?¿Por qué estaba llorando? No tiene sentido, ¿O sí? No, claro que no tiene sentido.

    Después de desayunar me fui directo al parque cerca de mi casa. Hable con Mérida para juntarnos. Me hará bien que ella sepa lo que soñé. Tal vez... Ella sepa algo, ¿¡Qué estoy diciendo!?


    Al llegar, la veo sentada en uno de los columpios. Me acerco y me siento en el otro que está disponible a su lado izquierdo.

    —¿Qué fue lo que paso?— Pregunto ella después de unos minutos en un silencio que no era incomodo. Pero, extrañamente, tampoco era cómodo.

    No tengo idea. Soñé que íbamos al bule por mi cumple. Pero, algo paso. Luego soñé que... M-Mariano me pedía ser su novia y... Me beso y... Luego desperté.— Hice un breve resumen de lo que paso.

    Lo de tu cumpleaños... No fue un sueño. En realidad paso. Pero... Lo de Mariano.—Dijo en un hilo de voz.

    —Eso quiere decir que... Lo que me dijo Mariano en esa ocasión... De que quería que vuelva a hablar. ¿Fue...— Ella me interrumpió.

    —Verdadero. Después de que me lo contaste, te lleve a tu casa. Y como estabas sola, decidí quedarme hasta que llegará alguno de tu familia. Pero te quedaste dormida media hora después de que llegamos. Y yo me fui.— Termino de decir.

    Entonces. Sólo fue... Un sueño.—

    —Mariano dijo que iba a ir a visitarte, quería hablar contigo
    .- Me comento.

    —¿A qué hora?— Le pregunte sin mirarla.

    En una hora.— Dijo mirando su celular.

    Está bien. Adiós.— Me despedí de ella.

    Adiós.— Me respondió.


    Al llegar a mi casa, me arregle. Luego limpie un poco la casa y mi habitación. Luego de unos 30 minutos termine. Escuche el timbre sonar y fui a abrir.. Me encontré con un Mariano con la cabizbajo.

    —Hola.— Le dije.

    —Hola.— Me respondió.

    Lo invite a pasar. Estuvimos unos minutos en un silencio muy incomodo para los dos. No sabía que hacer ni que decir.

    —¿Q-Quieres algo d-de t-tomar?— Le pregunte tarta muda.

    S-Sí.— Con testo él también con algo de dificultad.


    Luego de un rato de espera, llegue con dos vasos grande de Coca-Cola le di un vaso a él y nuestras manos se rozaron por unos segundos. Ambos nos sonrojamos al estar en contacto con la piel del otro.

    Sabrina. Y-Yo.— Empezó a decir Mariano.

    ¿S-Si?— Lo incite para que siguiera hablando.

    Bueno... Es que.. Verás... Emmm...— Al parecer, no sabía como empezar.

    ¿Si?— Lo volví a incitar.

    Quiero decirte que... Que... Emmm... Tumegustasmucho.— Lo dijo tan rápidamente que no entendí más que el "Tu".

    ¿Qué?— Le dije sin entender lo que me dijo.

    Que. T-Tu... Megustasmucho.— Otra vez lo mismo.

    Calma. Respira ondo y dime.— Después de hacer lo que le dije, habló:

    Que tu... M-Me gustas m-mucho.— Debo estar soñando nuevamente.

    Y-Ya vuelvo.— Le dije, para luego irme directo al baño.

    Una vez allí, me moje la cara con agua fría, confirmando que no era un sueño. Estaba pasando realmente. Salí del baño con la cara mojada. Me senté en la silla nuevamente y dije:

    T-Tu también me gustas mucho.— Tras decir esto, una sonrisa surco los labios de Mariano, sé levanto de su asiento y fue directo a mi hasta quedar enfrente mío. Sé inclino (Como si fuera a pedir matrimonio) y me dijo:

    ¿Q-Quieres ser mi princesa?— Yo, ya sin poder contener mi emoción, me abalance encima de él y lo bese.

    Tomaré eso como un sí.— Dijo para después darme un beso.


    Tres días después:


    Me encontraba sentada en el patio de mi casa. Pensaba en todo lo pasado estos días. Más ayer...


    Flash Back (Narro yo) :

    Sé podía ver a Mariano caminar por la calle. Al llegar a su destino, toco timbre y espero impaciente. Un hombre abrió la puerta, lo miro de pies a cabeza antes de hacerlo pasar. Al entrar, espero a que su hija bajará antes de empezar el interrogatorio.

    Luego de unos minutos, Sabrina bajo las escaleras. Mariano y el padre de Sabrina se pararon.

    Hola.— Dijo Mariano.

    H-Hola.— Dijo Sabrina.

    Su padre, le empezó a hacer preguntas a la joven pareja. Sabrina ya harta dijo:

    Vasta papá. Mariano es una persona agradable, tierna, aunque él no se de cuenta. Es gracios, carismático. Es lindo. Me entiende y sabe como hacerme sentir bien.— Al terminar de decir eso, toda la familia de Sabrina y Mariano sé quedaron con la boca abierta al terminar de escucharla.

    Bienvenido a la familia.— Dijo después de unos segundos su padre.


    Fin Del Flash Back (Narra Sabrina) :

    Dios. Eso fue muy vergonzoso, no sé que fue lo que paso para que dijera eso tan naturalmente. Me estaba muriendo de la vergüenza. Por lo menos, lo peor ya paso... ¿Verdad?



    -----------------------------------------------------------




    ¡Para los que decían que no sabía escribir románticos! ¡Tomen! e.e
     
    Última edición: 29 Marzo 2015
    • Me gusta Me gusta x 5
Cargando...
Similar Threads - ¿quieres princesa
  1. Kirino Sora
    Respuestas:
    0
    Vistas:
    253
  2. Cygnus
    Respuestas:
    7
    Vistas:
    525
  3. Dark RS
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    458
  4. Sheik
    Respuestas:
    3
    Vistas:
    393
  5. Mary-chan
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    749

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso