Explícito ¿Nunca has querido probar? [Pokémon Rol | Emily x Liza | One-shot]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por (◕‿◕✿), 15 Octubre 2019.

  1.  
    (◕‿◕✿)

    (◕‿◕✿) Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro Duende bloguero

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    4,215
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    ¿Nunca has querido probar? [Pokémon Rol | Emily x Liza | One-shot]
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1644
    Título: ¿Nunca has querido probar?
    Fandom: Pokémon Rol Championship | AU.
    Personajes: Emily Hodges, Liza White.
    Palabras: 1522
    Summary: "No, la verdad es que no estamos teniendo mucha suerte en el amor…"
    N/A: and i oop- lo prometido es deuda. La idea me surgió mientras estaba haciendo gramática y quería hacerlo cuanto antes so bueno uwu con esto estoy en igualdad de condiciones entre hetero y yuri (?), y aunque esto sea un pwp realmente, me gusta bastante como ha quedado jajaja | Liza White | como indica la etiqueta, contenido
    explícito, más concretamente: escenas de sexo homosexuales entre dos chicas.

    Los rayos de luz ya habían desaparecido del cielo y en ese mismo instante se encontraba cubierto por el brillo de las tenues estrellas, la luna algo escondida, sumiendo la ciudad en una parpadeante oscuridad.

    En uno de los edificios, sentadas en el sofá del salón, se encontraban dos jóvenes, charlando. Una botella de vino, ya casi terminada, sobre la mesa.

    —Liza, muchas gracias por venir a pasar la noche conmigo… —empezó a hablar una de ellas, tras un largo rato de silencio—. Realmente necesitaba una amiga.

    La castaña negó con la cabeza, quitándole importancia.

    —No hay nada que agradecer, Em.

    Las chicas se miraron para compartir una sonrisa antes de que la anfitriona se incorporase para rellenar sus copas una última vez.

    —Ah~ Pero ya es mala suerte, ¿no? —siguió hablando la chica tras un suspiro, extendiéndole una de las copas llenas a su amiga—. Que la nueva novia de Dante esté en mi clase y encima se haya sentado a mi lado… “¿Sabes? Dante y yo planeamos ir de viaje a Isla Caballete, ¿no es genial?” —imitó, con voz de burla, el agudo tono de la chica, soltando finalmente un gruñido de desesperación.

    Liza aceptó la copa y empezó a beber, asintiendo levemente con la cabeza, no sin antes reír ante la imitación de su amiga.

    —Es cierto que no estás teniendo la mejor de las suertes. Pero al menos no tienes mi historial…

    Emily rio en voz baja.

    —Ahí tengo que darte la razón… ¿cómo ha sido? ¿Me recuerdas a tus novios?

    Liza suspiró, pareciendo no agradarle demasiado tener que recordar aquello y mucho menos volver a contarlo.

    Pero por Emily, lo haría.

    —Veamos… Bruno resultó que tenía otra novia en otra ciudad y al final decidió mudarse ahí, Steve tuvo que irse a otra facultad y ahí conoció a un chico que empezó a gustarle y Nikolah… Nikolah no entiende el concepto de “tener novia”.

    —No, la verdad es que no estamos teniendo mucha suerte en el amor…

    Ambas volvieron a reír, suavemente, antes de tomar otro trago. Estuvieron unos segundos en silencio, Emily jugando con el líquido de su copa, con la mirada perdida.

    >>Quizás es que estamos buscando en el lado equivocado… —murmuró, finalmente, con tono inseguro.

    No hubo respuesta. El silencio se tornó algo pesado, aunque no incómodo. Lo único que se podía escuchar en ese momento eran sus respiraciones algo agitadas y los latidos de sus corazones.

    —¿A-a qué te refieres?

    —¿Nunca has querido intentarlo con una chica? —preguntó Emily de vuelta, con valentía infundada por culpa del alcohol.

    —¿Y tú?

    Ambas se miraron, sus mejillas sonrosadas. Emily tragó saliva con fuerza, sus ojos recorriendo el rostro de la castaña hasta que se centraron en los labios de la misma. Liza, sintiendo como estos se resecaban, los humedeció con la lengua, bajo la atenta mirada de la morena.

    Casi sin darse cuenta, las jóvenes acortaron la distancia que las separaba, quedando sus labios a apenas unos milímetros, sus respiraciones agitadas entremezcladas.

    —E-Em… Quiero intentarlo…

    Movidas por el efecto del vino, las dos amigas terminaron uniendo sus labios, en un beso que empezó siendo superficial pero que no tardó en tornarse pasional, un baile de lenguas que intentaban dominar el juego cada una por su lado. Liza llevó su mano a la cabeza de Emily, enredando sus dedos en su fina cabellera, provocando así que el beso fuese aún más profundo.

    Se separaron, simplemente unidas por un fino hilo de saliva que no tardó en romperse. Respiraban de manera entrecortada y unas finas gotas de sudor acabaron resbalando a lo largo de sus cuerpos.

    Emily llevó una de sus manos hacia la camisa de Liza, temblando levemente, y empezó a desabrochar los botones de la misma bajo la atenta mirada de la castaña. Al desabrochar el último, la joven rozó con sus fríos dedos el camino desde el vientre de Liza hasta su pecho, provocando que su piel se erizase ante el contacto y un suspiro tembloroso escapase de sus labios.

    Al alcanzar el broche del sujetador, no tardó en deshacer el mismo, liberando así los pechos de Liza, botando estos levemente. Emily pellizcó con sus dedos uno de los erectos pezones de la chica, provocándole un suave gemido. Encantada con esa reacción, hizo el mismo proceso con su otra mano, acunando ambos pechos de la chica y jugando libremente con sus pezones mientras Liza no dejaba de aumentar sus gemidos.

    Sumida como estaba en aquella actividad, Emily no se percató cuando Liza, en un momento de lucidez, llevó sus manos a la cadera de la morena para obligarla a moverse, colocándola encima de su regazo. Al colocarse en aquella posición, Emily dejó los pechos de Liza y ambas se encontraban compartiendo una mirada electrizante.

    Sus ojos brillaban por la excitación, sus cuerpos estaban calientes y húmedos por la misma razón.

    —Em… —murmuró, con voz quejumbrosa Liza, haciendo que la nombrada sintiese un cosquilleo en su entrepierna al escuchar su nombre pronunciado de aquella manera.

    Emily asintió, lentamente, antes de apoyar su pulgar sobre la mejilla contraria, acariciándola. Sus caricias se movieron hasta llegar los labios de la chica, recorriendo el inferior con la yema de su pulgar, provocando que Liza entreabriese los mismos. Así pues, Emily empezó introduciendo su índice en la boca de la castaña y esta no tardó en comenzar a lamer el mismo, con una expresión juguetona que solo logró excitar más a la morena.

    Emily introdujo un segundo dedo mientras su otra mano se encargaba de desabrochar los pantalones de su amiga, facilitándole así el acceso posteriormente.

    Una vez sintió que sus dedos estaban suficientemente lubricados, llevó su mano a la entrepierna de la chica, colando la misma en el interior de sus bragas. Liza sintió como sus piernas se abrían aún más, de manera instintiva, y sin poder controlarlo, sus caderas se movieron de manera que incitasen a Emily a empezar cuanto antes.

    El primer dedo entró con facilidad, el segundo después de un rato lo hizo con más dificultad, pero sin mayores problemas. El cuerpo de Liza reaccionó de manera placentera en ambas ocasiones, temblando de satisfacción con cada movimiento que sentía en su interior. Por supuesto, la morena no tardó en estimular su clítoris también.

    Emily no dejó en ningún momento de observar el rostro que Liza, divirtiéndose al ver las diferentes reacciones que expresaba dependiendo de lo que ella hacía.

    —Emi… v-voy a…

    Liza no terminó la frase pues sus palabras se vieron interrumpidas por un largo gemido que indicó su clímax.

    Emily sacó no mucho después los dedos de su interior, pringosos, y aunque quiso llevárselos a su propia boca, la mano temblorosa de Liza la interrumpió, pues esta agarró su muñeca y la obligó a introducir los mismos en su boca, limpiándolos ante la atenta mirada de Emily.

    —Li… —el cúmulo de excitación comenzaba a ser demasiado notorio para Emily, quien inconscientemente comenzó a mover sus caderas en un intento de buscar fricción contra la pierna de Liza.

    La castaña comprendió por completo la mirada que Emily le estaba dirigiendo, casi de súplica, y con una fuerza que sorprendió a la morena, agarrando a la misma de los muslos, se puso en pie, colocando a la chica sobre la mesa.

    Volvieron a unir sus labios en un apasionado beso, momento que Liza aprovechó para deshacerse también de la camiseta que Emily llevaba, seguido de su sujetador, ambas prendas acabaron en el suelo del salón.

    Liza se separó de los labios de Emily y, tras empujarla para dejarla tumbada sobre la mesa, comenzó a dejar besos húmedos y suaves mordiscos por todo su níveo cuerpo. Su cuello, su clavícula, se entretuvo en sus pechos un buen tiempo, su bajo vientre y finalmente, sus ingles.

    Notando la casi desesperación de Emily en su voz al gemir, la chica no quiso hacerse de rogar. Depositó, eso sí, unos besos juguetones sobre la ropa interior de la chica, aumentando su expectación.

    Cuando finalmente se deshizo de la prenda, Liza colocó sus manos sobre los muslos interiores de Emi, obligándola a abrir sus piernas y así facilitarle el trabajo.

    Empezó dejando besos traviesos por encima de su sexo, pero no tardó en profundizar los mismos, introduciendo su lengua en el interior de la chica, provocándole escalofríos de placer.

    Emily llevó de manera instintiva sus manos hacia la cabeza de Liza, enredando sus dedos entre su ya corta melena, sin pretensión de guiarla, simplemente por la necesidad de apretar algo entre sus manos.

    A pesar de ser la primera vez que Liza hacia algo así, Emily sintió como alcanzaba el orgasmo no mucho después, llenando de nuevo la estancia con un duradero gemido.

    Liza se separó después de unos segundos y ambas se miraron, sus cuerpos moviéndose de manera irregular debido a sus respiraciones agitadas y las emociones vividas aun a flor de piel.

    —¿Y bien? —Emily fue quien rompió el silencio, sonriendo levemente—. ¿Repetirías?

    Liza simplemente rio en voz baja, cerrando los ojos. ¿Intentaba hacerse la graciosa en esa posición, realmente?

    —Sí —respondió sin dudar, abriendo los ojos, una chispa de ilusión en sus azulados orbes.
     
    Última edición: 15 Octubre 2019
    • Zukulemtho Zukulemtho x 3
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Gracioso Gracioso x 1
  2.  
    Luix

    Luix Orientador del Mes Orientador Duende bloguero Stalking girl ♡

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Mayo 2015
    Mensajes:
    1,077
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Omg ahora no se como mirar a Liza White (?)

    *Tos*
    Aunque yo no se nada del rol, pos, no puedo no dejar un comentario ;u;

    No se que decirte primero, si ahe tengo entre una risa o más bien un momento semi-fangirl por tu escrito, porque le has puesto terrible chispa. Aun si era efecto del alcohol, manejaste tan perfectamente la situación que en un punto fue jahsiejdks (?)

    Consecutivamente, no he visto ningún problema que detenga la legibilidad del trabajo. Si me cortaste lo fangirl al final, casi de seco (?) Quizás eso me gustaría que hubiese sido más explayado. Pero también me gusta como está ><

    Es de verdad bastante "realista" diría, tanto la situación como las expresiones, incluso la experiencia. A que Diablos, yo quisiera ver lo que pasa después del efecto alcohol (?)

    Me diverti leyendo, ¡Saludos!
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    ∠( ᐛ 」∠)_

    ∠( ᐛ 」∠)_ Equipo administrativo Comentarista empedernido Tsundere ♡ Talco's Crew Babe ♡ Tejoncita Disney's Queen I'm a baby Duende bloguero

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    6,018
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    OMG THAT WAS SO FAST GURL, IM- Yo pensando efectivamente que sería un Niza o algo así, pero al final llegaste a hacer el Sweetshipping asdfghjk. La verdad es que en parte me alegra porque quiero secretamente ser la primera en escribir un explícito de esos dos (??) Pero jamás rechazaría algo así igual. EL CASO, QUE ME VOY POR LAS RAMAS. AAAAAA.

    Me gusta mucho la relación que tienen nuestras niñas, ¿sabes? Es de esas que dices: no necesitan estar las 24 horas juntas para saber que se tienen la una a la otra, y pueden contar con la otra para lo que sea. Aunque sea tomar algo de vino a las tantas de la madrugada. Verlas charlar y desahogarse con sus amores es algo que veo perfectamente, mi Liza y su historial sin duda tiene para rato, y Emily y sus ships tampoco se quedan atrás, ay. Ambas se merecen ser felices y la cosa iba cute cuando de repente, OMG, PERO KAPASAO. SE ESTÁN LIANDO YA. Me tomó desprevenida la rapidez con la que transcurrió esa escena si te soy sincera, pero teniendo en cuenta el efecto del alcohol supongo que no es algo demasiado extraño. Quizás me quedé con ganas de algo más de historia detrás y que no solo se centrase en el sexo pero hey, me ha encantado igual, no se merece que me ponga tiquismiquis jajaja.

    Vaya vaya con nuestras niñas, cómo se manejan 7u7 En verdad me imagino algo así como a Emily guiando a Liza de vez en cuando pero aún así la chica se deja llevar por sus impulsos y consigue seguirle el ritmo, vaya. Confirmo que en esta ocasión alcanzaste definitivamente el cúlmen de tus explícitos, otras veces fuiste más suave pero aquí te superaste, enhorabuena uwu La práctica hace a la maestra jajaja. Al igual que Luix el fangirleo hizo que se me pasase super rápido, como me suele suceder siempre, así que no es extraño que me quede con ganas de más. Eso es buena sueñal tehe.

    Me hizo ilu ver la etiqueta, estuvo guay Gabs uwu/ Cuando empiece a pillarle el truco a los explícitos y después del KatxRach tengo que intentar hacerle una segunda parte a esto (?) ¡Sigue así! <3


    Que yo qué D: (?)
     
    • Fangirl Fangirl x 2
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...
Similar Threads - ¿Nunca querido [Pokémon
  1. Kurone
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    362

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso