¡Pobres los Ricos!

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Heather, 4 Abril 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Pobres los Ricos!
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    3229
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Cantidad de palabras: 2,596.

    Hola chicas. Aquí les dejo el próximo capítulo, con mucho más cosas interesantes. Y la verdad es que me he vuelto pervertida :(.

    Aviso que este capítulo puede contener lenguaje ofensivo, grosero y vulgar.

    ¡Pobres los Ricos!
    Capítulo 13.

    —Claro, ¿qué quieres decirme? —preguntó Kikyo con una sonrisa.

    —Vamos al despacho de Naraku, para que él este presente —respondió penetrando nuevamente al despacho de su hermano menor; éste, agarró del brazo de Kikyo antes de que entraran, y con una voz silenciosa, le susurró:

    —Trata de tomar con calma lo que te diga y finge ser una Kagome sorprendida.

    Kikyo arqueó una ceja y miro confundida al esposo de su madre. Luego, ambos entraron al despacho, en donde se encontraba Onigumo sirviendo tres vasos de licor; uno se lo entregó a Kikyo, que después ésta tomó asiento en un sofá aparte, el otro se lo entregó a Naraku, quien se quedó parado al lado de Kikyo, y el último, era para él.

    —Verás… Kagome, quiero que lo tomes con calma, porque sé que será algo fuerte para ti —Kikyo dirigía miradas fugaz hacía Naraku. ¿Será que lo que le diría era algo fuerte? ¿Por qué tanto suspenso? Pensó la joven dirigiendo la vista hacía Onigumo, quien se había sentado enfrente de la supuesta niñera.

    —Yo comenzaré —hablo Naraku dándole un sorbo a su copa—. Kagome, tú eres hermanastra de Kikyo y Abi, y hermana de Rin —soltó Naraku de lo más tranquilo; Kikyo por un instante dudo, creyó que le estaban haciendo una broma.

    —¿Qué dices? —preguntó incrédula.

    —Eso es verdad, Kagome. El perverso de mi hermano adoptó a Rin, porque sabía de antemano que ella era hija de Akito Kinomoto, el padre de Rin, y el tuyo.

    —No entiendo —la joven sabía que su padre se llamaba Akito Kinomoto; pero lo que no entendía, era el por qué involucraban a Rin y a Kagome. Estaba comenzando a tomar en cuenta las palabras de Naraku, de que todas eran hermanas de un solo padre. Y en este caso, de Akito Kinomoto, el socio de Naraku de hace diecisiete años. La misma edad que tenía Kagome, que para ese entonces; su madre, Sakura Higurashi, estaba embarazada del padre de Kikyo, que pasado nueve meses, dio de fruto a Rin, Kagome estaba pequeña aún, y kikyo, Kagura y Abi, vivían con el padre verdadero de Kagome.

    Onigumo le estaba contando con detalles, todo lo que él sabía, mientras que en más de una ocasión, salía Naraku interrumpiendo y agregando algunas cosas, para no quedar como el malo del cuento.

    —Y es por eso que la madre de Kikyo no recuerda nada, porque Naraku la ha estado drogando hace años; de lo contrario, si Kagura supiera acerca de lo que ha pasado, no duraría en cobrar la herencia de su difunto marido, para así mantener a sus hijas. Pero en ese testamento también le hereda la gran parte de la fortuna a ti. Pero a ti te ha heredado una gran fortuna que está escondida, pero esa parte del testamento está rota —contó, mientras veía la reacción de sorpresa por parte de la niñera. Ésta fulmino con la mirada a Naraku, por lo que le hacía a su madre, ahora entendía muchas cosas, todo tenía lógica.

    —Y por tal razón, no se puede validar el testamento. A ti, Kikyo y a Abi le ha dejado su imperio de hoteles; pero la que más recibirá serás tú, según el testamento de tu padre, ha escondido un tesoro lleno de joyas, piedras preciosas, oro, y muchas más cosas de gran valor, pero el trozo que falta es en donde dice en que lugar está escondido ese tesoro, si es que aún existe; y sin eso, no se podrá cobrar la herencia de Akito Kinomoto —informó Naraku.

    —¿Rin y Kagura; qué cobraran ellas? —quiso saber la joven.

    —Rin, por su parte, no hereda nada. Akito desconocía su existencia, mejor dicho; desconocía que tu madre estaba embarazada, para ese entonces él vivía con la madre de Kikyo, junto con sus hijas. Y Kagura… cobrará la otra mitad de la herencia.

    —¿Mi padre era rico? —preguntó Kikyo levantándose alterada del sofá. Según lo poco que sabía de su padre —por el mismo Naraku y Kagura—, era que Akito era un hombre humilde, que sufría de una grave enfermedad que lo llevó a la muerte.

    Kikyo creció con la idea de que mujer bella, se debía dar buena vida; por tal razón, nunca se opuso cuando supo que su madre se casaría con Naraku, un político del país.
    Y ésta; Kagura, mujer tan bella como perversa; obligó a una de sus hijas —en esté caso Kikyo—, que conquistara a uno de los hijos de Naraku, para que Kikyo tuviera un futuro asegurado.

    —Sí —respondió Naraku.

    —Para ese entonces, él era el hombre más poderoso del país, tenía un gran imperio; mucho poder, pero estaba rodeado de traidores que los traicionaron… —Onigumo, tras decir estas palabras, miro a su hermano. Éste volvió a tomar de su copa, mientras pasaba aquel amargo sabor.

    —¿Qué ha querido decir con eso? —preguntó tomando asiento nuevamente. Su cabeza explotaría en cualquier momento, era mucha información de un solo golpe.

    Onigumo le siguió contando todo lo que sabía a la supuesta niñera; ésta escuchaba con atención, progresando toda la información dada. Naraku se percataba de que su hermano no le contará acerca de la muerte de Akito, eso ya sería mucho y lo metería en graves problemas.

    ***

    Inuyasha fue a su cuarto y sacó de allí algunas prendas para dormir; tan solo un short corto, que más bien parecía un bóxer porque le quedaba ajustado, y una franelilla, pero cuando era la hora de dormir se quitaba ésta, durmiendo solo en short; y si hacía más calor, dormía en bóxer. Pero está noche debía ser más reservado, ya que estaba durmiendo con una mujer, y esa era Kagome, quien lo intimidaba con tan solo mirarla a los ojos… Y es que para él, era tan dulce, nunca veía eso en su verdadera novia: Kikyo. A veces pensaba que ésta no lo quería, y es que si se hacía la pregunta de ¿realmente amo a Kikyo? Tendría como respuesta un silencio rotundo; su boca podría decir una cosa, pero su corazón podría dictar otra. Y como bien decía Miroku: Haz caso a lo que te indique el corazón. Ahora entendía porque su hermano mayor por un año, era tan mujeriego, si siempre seguía a sus instintos. Pero él no era así; Inuyasha era más… ¿Tímido? Para el amor. Debía confesar que él aún era virgen, Kikyo nunca se le había entregado como mujer en los dos años que llevaban de relación.

    Se sonrojo en tan solo imaginar cómo sería hacer el amor con… Kagome.

    —¿Pero qué demonios? —dijo entrando al cuarto de Kikyo. Cuando miro a la joven que dormía en la cama, se volvió a sonrojar como un tomate. Se sentía tan estúpido cuando le solía pasar eso.

    Kagome se encontraba de medio lado, dejando a la vista su espalda. Inuyasha, sintiendo los latidos de su corazón y su instinto; se afincó contra la cama, y echo el cabello de Kagome hacía un lado. Luego, acercó sus labios con cuidado y beso lentamente la espalda de la joven.

    El amor es una magia… Una simple fantasía… Es como un sueño, que al fin lo encontré. Es como una luz… que se esparce por el alma, y recorre como el agua, hasta que llena el corazón.

    ***

    —¿Sabes que es de mala educación escuchar tras la puerta? —la voz varonil de Koga, hizo sobresaltar a la joven sirvienta quien escuchaba la conversación que tenían en el despacho. Ayame poseía en la mano un plumero y en la otra un trapo sucio.
    Volteó y miro asustada al moreno.

    —¿Eras tú? Lo que acabo de escuchar fue trauman te —contó la joven llevándose una mano al pecho para tranquilizar la agitada respiración.

    —Oh, no es lo que tú piensas… Yo no voy a ese bando, es solo que ese beso se dio así como así —decía entre nervios, mientras se excusaba con la sirvienta.

    —¿De qué hablas, Koga? —preguntó confusa. El joven la miro, y una gota de sudor bajo por su cien.

    —No, nada; ¿Qué escuchaste?

    —Prométeme que será un secreto entre nosotros, de lo contrario me votarían de está casa —Koga asintió con un gesto de cabeza, y entonces Ayame lo tomó de la mano y lo llevo a la cocina, para contarle allí lo que escucho.

    —¡No lo puedo creer! —Exclamó Koga sorprendido mientras comía un pan, había pasado veinte minutos y cada vez se oscurecía más —. Entonces, espera para ver si entendí… ¿Kagome es hermanastra de Kikyo? No sé por qué, pero me recuerda a cenicienta. La vida le ha cambiado a Kagome, pero… ¿Kikyo no se lo contará, o sí?

    —No lo sé, pero tú no debes decir nada, deja que ellos arreglen esté problema.

    —Tranquila, confía en mí —dijo guiñándole el ojo, cosa que provocó un sonrojo en la joven sirvienta.

    ***

    Sango se encontraba en el cuarto de Kagome junto con los niños; estaba logrando convencer a los de la mansión para que no dijeran nada de Shippo. Hakudoshi era el único que protestaba, mientras que los demás se mostraban amigable con el pelirrojo.

    Kikyo subió al cuarto de su “ahora hermanastra”

    —¿Qué ha pasado? —preguntó Sango al ver el rostro de Kikyo.

    Ésta solo la miro y luego miro a Shippo.

    —Tranquilo, te quedarás en está casa, ya le he contado a Naraku, mañana viene a conocerte —le hablo tan dulcemente que Sango no se la creyó. ¿De cuando acá las brujas se comportaban de esa forma? Aunque había de admitir que Kikyo se mostraba amigable cuando se trataba de niños… Pero con los que ya habitaban en la mansión no tenía ese contacto, y era que Hakudoshi les llenaba la cabeza a sus hermanos para que odiaran a Kikyo y le hicieran la vida de cuadritos.

    El niño era el demonio en persona, y teniendo un padre como Naraku, era lo menos que se podía esperar. Aunque realmente, era un malcriado, egoísta que solo buscaba la compresión y el cariño de los demás, por tal razón le agradaba la presencia de Kagome, quien desde que llego a la mansión, ha aprendido a cuidar de él como una madre que nunca tuvo, y no obstante, sentía celos hacía Shippo, al notar como a los demás se le ablandaba el corazón por la presencia del mocoso.

    —Supongo que dormiré está noche aquí —musitó Kikyo observando el cuarto, y detallándolo bien, no era tan feo, Kagome tenía buen gusto en cuanto a decoración.

    —Yo me iré, voy a buscar a Koga —anunció Sango despidiéndose de los niños.

    ***
    Miouga gruñía entre los dientes, él era el cocinero; un hombre de estatura mediada. Estaba recogiendo la comida, ya que nadie quiso comer durante el día.

    —Será que en está familia nadie piensa comer, está tarde no almorzaron por el pequeño accidente, y ahora nadie quiere cenar —se quejaba el pequeño hombre mientras entraba a la cocina, quiso seguir quejándose, pero se callo al ver lo que ocurría en esos momentos en la cocina.

    Koga y Ayame se detuvieron, la pelirroja miró avergonzada al chef; mientras que Koga sacaba su intimida de la de de Ayame, y guardaba su arma entre el pantalón, para luego subir el cierre de éste. Ayame se bajo de donde estaba sentada y se acomodo el vestido, mientras recogía la tanga que ya hacía en el suelo mucho antes.

    —Este... Miouga, yo —Ayame no sabía que hacer; su cara hacía juego con el rojo fuerte de su cabellera. Koga desviaba las miradas incrédulas del anciano. Mientras el efecto de “allí abajo” disminuía.

    El joven moreno debía asegurarse de que él no tiraba para ese bando, y aprovecho la pobre inocencia de Ayame, que ya no era tan inocente luego de lo ocurrido.

    —¡No sean desagradables! —gritó el anciano —. No ven que hay muchos niños en la mansión que pueden estar despiertos a está hora; además, debieron hacer sus cochinadas en otra parte y no en mi cocina. Hablaré con el señor Naraku inmediatamente.

    Koga se acercó veloz al chef y lo tomó del brazo con fuerza para que éste no saliera de la cocina a buchonear todo.

    —No sea así; son las hormonas alborotadas, cosas que suelen pasar. Pedimos disculpas.

    Miouga se soltó del agarre y miro a ambos.

    —Está bien, y usted jovencito… Retírese ya de la mansión, es tarde.

    —Claro.

    —Lo acompaño —dijo Ayame acercándose.

    —No, tú quédate limpiando la cocina, yo acompañaré al joven —anunció el viejo.

    —No se preocupe señor, no llegamos a ese punto por su intervención —comentó Koga descaradamente.

    —Ahórrese sus comentarios. ¡Vamos! —y acompaño al joven moreno hasta la puerta, quien esperaba Sango desde hace un buen rato. Ambos se despidieron del chef y se alejaron de la mansión.

    —Oye, Sango, debo contarte algo, pero prométeme que guardaras el secreto —dijo Koga mientras caminaba con su amiga por las oscuras calles, ésta asintió y entonces, lo que restaba de camino, Koga le contó todo acerca de la identidad de Kagome.

    —¿Mi amiga es rica? —decía Sango entre sorprendida y alegre por ella.

    —¿Qué Kagome es qué? —preguntó la madre de Sango que había escuchado el relato de Koga; ambos voltearon y vieron parada a Sonomi en la puerta de la entrada.
    Era muy pronto para que la verdad saliera a la luz… Pensó la madre de Sango.

    Al día siguiente…
    Mansión Taisho.

    Kagome abría sus hermosos ojos con pesar; había dormido lo suficiente como para levantarse al otro día temprano, y sobre todo; con mucha hambre. No recordaba casi lo ocurrido la noche anterior. Cuando abrió por completo sus ojos, las pupilas visualizaron a Inuyasha frente a frente con ella, durmiendo como un ángel caído del cielo… Pero, miro más abajo y noto que se encontraba sin camisa y con un short diminuto, y ella, se encontraba en ropa íntima. ¿Qué había pasado?

    Pegó un grito que fue el despertador de Inuyasha, y el de toda la mansión. El joven albino se levantó alterado de la cama, creyendo que había ocurrido algo malo, pero después vio a Kagome sentada en la cama, cubriendo su cuerpo con las sabanas gruesas.

    ¡Pervertido! —gritaba la joven furiosa.

    —Pe… pero… —Inuyasha se había sonrojado, al saber que Kagome se estaba imaginando lo que no era.

    —¡Eres igual o peor que tu hermano! ¡Pervertido! —y le lanzo una almohada que dio en la cara de Inuyasha.

    —¡No es lo que tu crees! —gritó Inuyasha devolviéndole la almohada; pero como era hombre, y tenía más fuerza que Kagome. Ocasionó que la joven se callera de la cama, ya que se encontraba sentada en la orilla de ésta.

    Se levanto del suelo furiosa, volvió a colocarse en la cama, cogió otra almohada, acercándose de rodillas a Inuyasha, y se dispuso a lanzarla; pero ocurrió algo que no tenía previsto. Cuando fue a lanzar la almohada, ésta dio a pegar en la ventana y, Kagome, perdiendo el equilibrio, accidentalmente cayó de frente y con sus manos le bajo el short junto con el bóxer de Inuyasha. El joven hombre había quedado al desnudo frente de la niñera, y Kagome tenía su rostro tan cerca de la anatomía del joven albino… Ahora, la joven debía descifrar ¿quien de los hermanitos Taisho lo poseía más grande? Se sonrojo como nunca lo había hecho, e Inuyasha no se quedaba atrás; ambos quedaron estáticos sin saber qué hacer, mientras el sonrojo los consumía.

    —Pero qué son esos gritos —preguntó Kikyo al entrar al cuarto y contemplar esa escena comprometedora —. ¿Ustedes pasaron la noche juntos?

    Continuará.

    Perdón si a veces escribía mal el apellido de Inuyasha, pero nunca me quedo bien claro.

    Aclaraciones:

    —Sí, Ayame y Koga hicieron el amor en la cocina O. o
    —La canción de fondo se llama El amor, de Tito el Bambino; cuando Inuyasha besa a Kagome :o
    —Kagome durmió muchas horas por un medicamente que le inyecto el médico.

    Por cierto, las invito a leer mi nueva historia, está recién puesta, se llama Verano de amor :).
    http://foro.cemzoo.com/f85-fanfics-sobre-rumiko-takahashi/213515-verano-de-amor.html
     
  2.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    O.o!!! Esa escena d Kouga y Ayamae DEFINITIVAMENTE no me la speraba o_o!!! Te ha quedado excelente la continuación y pues que bueno q no sacaron a Shippo d la mansión :P
    Me sorprendió un poco q Kikyo lo tratara bn pero supongo q seguía en shock luego d descubrir q Kagome es su hermanastra (y no la culpo xP) Bueno, en vrd me pareció q no le cantaron una canción a Inuyasha pero supongo q solo te referías a ese fragmento q sale cuando besa a Kagome o talvez me equivoco :P
    Con respecto a la última escena... O_O!!! q manera d ser encontrados xD! bueno, staré pendiente d tu continuación ;)
     
  3.  
    ruviesita

    ruviesita Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    272
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Estubo re piola el capitul de hoy, lo de Ayame y Koga eso si ke no lo esperaba y ademas en la cocina eso si ke me mato.Pobre Kagome ni sabia ke dormiria con Inuyasha y ademas lo ke paso a lo ultimo eso si ke le va a traer problemas.

    ?¿ La madre de Sango ya sabia todo?¡
    ¡? Koga gusta de Ayame?¡
    ?¡ no va a psar nada entre Sango y Miroku?¡
    ¡? Kikio le dira a Kagome todo la verdad¡?
    ?¡ Que pasara ahora entre Inuyasha, Kagome y KIKIO¡?
    ?¿ Kikio se hiso buena ?¡
    ¡? mioga dera lo ke vio¡?

    Espero co nancias el proximo capitulo

    bsss ruviesita tkm
     
  4.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    :eek:!!!!!! Amiga te pasaste Dios padre nuestro !!!!! En cada capitulo que leo siempre pones algo subido de tono y la verdad me mata de risa. ¿Por dónde empezar? Sinceramente estoy muerta del asombro y de la risa que me causaron varias escenas :P Por ejemplo la primera cuando Kouga explica a Ayame lo del beso jjajajajaja aay Hijo nadie te pregunto para que andes contando tus escapadas al otro bando ... Segundo y lo más traumatico y más gracioso: Kouga y Ayame en esa situación????!!!!! :eek:OOH MYYYYY Te imaginas cuan traumado habra quedado Mioga al ver esa escena??? jajajajajaja xD me quiero morir osea cuando describiste que sacaba su intimidad y no se que tanto más me quede pasmada en la pantalla xD no sabia que cara poner y al ver la reaccion de Mioga me revolque de la risa es que pobre anciano de verdad jajaja pobreeeee .... Me he dado cuenta que te encanta "Kouga" xD porque siempre lo pones en situaciones subidas de tono jajajajaja tranquila con el lobo amiga jajajaja ...

    Naahh naah y lo de Inuyasha remató por completo, primero todo romanticona la cosa tan beios los dos hasta parecían pareja de recién casados. Hasta que llegó la mañana siguiente, xD jajajajaja Kagome pegó un grito de los mil demonios que desperto a media humanidad y bueeeeee era de esperarse que "Alguieen" entrara al cuarto pero tenia que ser Kikio pue' que mala suerte ... Naaaaaa pero por el amor de san benito!!!!! Amigaa!!!! xD que tal imaginacion tienes para que encima Kagome le haya bajado con todo y bóxer el short a Inuyasha jajajajajaja ya me imagino la comprometedora pose en la que quedaron sin duda me remato de la risa xD jajajajajaj ... Vale vale me calmo y bueeee esperare ansiosa tu proxima conti sobre todo porque ya se sabe el secreto de la familia o.O al menos me tranquiliza que los amigos de Kagome ya lo saben ¬¬ asi por si Kikio no quiere abrir la boca pa eso tan Kouga y Sango :D!!!! Vale amigaaaaa me largoooo nos tamos leyendooo aioosss
     
  5.  
    luna sahara

    luna sahara Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Agosto 2009
    Mensajes:
    114
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    OoO ¡ay madre santa!

    pero que barvaridad, Kagome hermana de la bruja traidora de Kikyo y aparte rica (esa parte no me molesta en lo apsoluto xD) perdona la tardansa lo quepasa es que e estado algo ocuopada, pero eso si no me e perdido ni uno sola de tus contis y mil gracias por avisarme ;), asata ahora pude portear.

    me mata la intriga que pasara despues con Kagome e Inuyasha, Koga y Ayame no perdieron el tiempo, te juro que casi me da un ataque al corazon cuando Naraku y Koga se besaron y mas porque s elo correspondio OoO,eperare la conti con ansias, mantenme informada pliss.

    cuidate amiga,
    bay, bay ;)
     
  6.  
    Blair

    Blair Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    26 Noviembre 2007
    Mensajes:
    85
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola Hola, llevo ya un buen tiempo leyendo este fic, pero no me había dispuesto a dejar comentario (en gran parte, por que soy muy mala haciendo comentariosxD). En fin, me gustó mucho la historia en general del fic, eso que la verdad no llegue a ver mucho Floricienta (y no voy a mentir, no me agradaba del todo), pero tu fic me gusta mucho, sobretodo, por que en mucho de los caps incluyes comedia, y las escenas "medio pervertidas" también me gustan mucho , son de las mejores.

    Sobre este ultimo cap, lo de Ayame y Koga fue:eek:, ps tiene razon Miouga, no se deberian hacer ese tipo de cosas en una casa con niños (y de por si, en la cocina ) Y me pregunto cuanto tiempo pasara antes de que sepa el secreto de Kagome y Kikyo¬¬.

    Bueno, espero que lo sigas en pronto y en cuanto lo hagas me avisas please.

    Miley Li :rosa:
     
  7.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ¿¡¡¡Qué!!!? La última escena fue tan... CÓMICA! me estaba muriendo de la risa, y Kikyô se mostró con esa pregunta como si fuera lo más normal.
    Debo admitir que en este episodio Kikyô se ganó mi respeto D: me agradó muchísimo n__n pero lo de Koga y Ayame... aún no me lo puedo creer .________. aparte que me sorprende que Naraku sea Gay o bisexual D:! XDD Onigumo me agrada n.n y vaya... ¿Sonomi sabía toda la verdad?

    Espero la continuación --*-*--
     
  8.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Holitas :3 Sinceramente.... ¡me encantó el capítulo! Varias cosas me sorprendieron, otras me dieron gracia, y verdaderamente, fue un respiro para mi saber que Koga no era del otro "bando" xD

    Se me hizo tan tierno, dulce, cute la escena entre Inuyasha y Kagome, eso se llama amor. Tan lindo él que en vez de follársela ( no culpar mi, he leído mucho) le besó la espalda. Ella tan inocente y él tan comprensivo y protector. Lo amo<3 Me fascina cómo manejas su personalidad: testarudo, necio, caballeroso. Definitivamente quiero a mi Inuyasha *-*

    Me dio gracia lo de Ayame escuchando detrás de la puerta, siempre la sevidumbre son chismosas, y lengua larga. Las novelas le dan mala fama. Ya me he agarrado con una de ellas al tomar algo que no les pertenecía :@ Gracias a Dios (en serio suspiro) Koga no es gay. No me gusta mucho la pareja de Koga/Ayame, pero con tal que haya probado su virilidad, que lo haga con 100 si le da la gana. Su arma; gran término xD

    Ya me imagino el sonrojo de Ayame. En verdad que son cerdos, pero al menos se divirtieron y dejaron de ser tan "inocentes" Pobre Myoga :( ver porno en vivo y directo, me compadezco de él.

    Me conmovió la última escena (L) La amé *-* Además pensarme a Kagome sonrojada comparando las dos armas de los Taisho, la de Inuyasha debe ser más grande. ¡Es así! *amenaza con cuchillo* Ok, no xD Pero Inu es más hot que el tonto-lindo de Sessh. ¡Toma Kikyo, Inuyasha no te ama! Una cucharada de su propia medicina, sóbate.

    Ok, fangirleé mucho con tu capítulo. No noté errores esta vez; te felicito :) Espero con impaciencia el próximo capítulo. Besitos
     
  9.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    OMG!! este capitulo ha estado intenso, por un momento pensé que Kouga bateaba para el otro lado pero creo que me equivoqué. Aunque fue algo extraño que se pusieran a hacerlo en la cocina donde cualquiera los puede ver xD no pudieron controlarse.

    Que lindo que Inuyasha este enamorandose de Kagome, espero que no sea simplemente una atraccion física, ya que hasta ahora solo los pones en esas situaciones comicas y comprometedoras; sin embargo Kikyo los ha visto ¿Qué hará al respecto? se pondrá celosa o le dará igual? woaa no puedo esperar al siguiente capítulo.


    Lamento haberme pasado tan tarde, es que estaba ocupada, tambien me pasaré por tu otra historia muy pronto ;) gracias por avisarme.
     
  10.  
    yitipXkagome

    yitipXkagome Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Junio 2010
    Mensajes:
    31
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola!!!!
    es muy buena tu historia
    no la dejes ahi estoy esperando con ancias tu continuaacion
    y estas son mis interrogatorios de la historia
    ¿Kikyo le contara a la niñera que es millonaria?
    ¿Como se tomara todo kikyo?
    ¿Koga seguira una relacion con ayame?
    o ya quiero verla
    bye
    PD: puse las preguntas para que sepas que son mis mayores dudas
     
  11.  
    Its

    Its Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    149
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    O.O y tanto que estaba lleno de sorpresas.

    Me alegro que Koga y Sango se hayan enterado de lo que pasa realmente con Kagome, por lo que Kagome se podrá enterar de toda la historia tambien. Sin comentarios sobre Koga y Ayame, verdaderamente no me lo esperaba... El final tampoco me lo esperaba, quizás algo más típico como que se tropieza y terminan besándose, siempreme gusta que me sorprendan ;)

    Espero con ganas el siguiente capítulo, cada vez se pone más interesante.
     
  12.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Pobres los Ricos!
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    2550
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Cantidad de palabras: 1,869.

    Hola chicas, espero que estén muy bien. Yo ando súper ocupada con el colegio, ya me queda una semana por salir, y aún me faltan algunos puntos en algunas materias para pasarlas, y aunque no son muchos, me preocupan. De igual forma, aquí les traigo el capítulo, lamento que sea tan corto, pero habrá cosas que serán útiles para el futuro; las cosas se pondrán mejor, así que aún queda pobres los ricos.
    Disfruten el capítulo. Las quiero. Muack… muack…

    Antes que nada, debo aclarar algo del capítulo anterior:

    Primero; Koga tuvo relaciones con Ayame solo para comprobar que sí era un verdadero hombre, x’DD. Más NO porque ame de verdad a Ayame, él aún quiere a Kagome, y hará lo que sea por tenerla. Por otra parte, Ayame sí esta enamorada de él, y más después de haberle quitado el virgo. Ay Dios, que pervertida, eso es la junta :(.

    ¡Pobres los Ricos!
    Capítulo 14.


    —Yo lo puedo explicar —decía Inuyasha mientras se subía nuevamente el short. Kagome, por su parte, se levanto de la cama y cubrió su cuerpo con la sabana; Kikyo fulminaba con su mirada a la joven niñera. No quería creer que aquella chica fuera su hermana. Bueno, hermanastra; porque era realmente eso. Solamente compartían el mismo padre. Aunque le repugnaba saber que corría por su cuerpo la misma sangre y, que llevará el apellido Kinomoto.

    Inuyasha se acercó hasta su novia, quien se encontraba parada en la puerta de su cuarto, ya que ese era su cuarto y no el de Kagome.

    —No expliques nada —sentenció.

    —Es un malentendido, Kikyo. De verdad, lo siento —se excusó Kagome agarrando el primer vestido que viera en el armario de Kikyo, para luego colocárselo lo más rápido que pudo.

    —Encima de quitarme a mi novio, me quitas mi ropa —su expresión y voz de frialdad, hizo que un frío recorriera la espalda descubierta de Kagome, ya que en esté momento poseía un vestido largo, ajustado y con un escote en la parte de arriba, que dejaba al descubierto la espalda, los brazos y parte del pecho.

    —Lo siento, joven Kinomoto —Kagome agachó el rostro en forma de vergüenza y a la vez disculpándose con la novia de Inuyasha; éste se encontraba estático, no sabía qué decir o hacer. Y es que la situación en que lo habían encontrado, daba mucho de que hablar.

    —¡Está bien! No me expliquen más nada. —Y dicho aquellas palabras, la joven Kinomoto se retiro de su cuarto y bajo nuevamente al de su hermanastra; al llegar allí, cogió unas prendas de vestir —como solía vestirse Kagome, con colores chillones, y ropa humilde—, después fue al cuarto de su madre, y al ver que no se encontraba Naraku, penetró en la recamara y cerro la puerta con llave. Su madre, la miro incrédula por unos instantes, luego se levanto de la cama y se sentó en el sofá que contenía el cuarto, seguido por su hija preferida.

    —¿Qué te ha ocurrido? ¿Por qué llevas esa cara? —preguntó la madre preocupada. Kikyo tomó las manos de Kagura y dio un largo suspiro para comenzar hablar, y aunque no fuera de muchas palabras, tendría el tiempo del mundo para contarle todo acerca de la identidad de Kagome… Kinomoto.

    ***

    Kagome se recogió el cabello como pudo, y trato salir de la habitación de su hermanastra desconocida; pero Inuyasha la tomó del brazo y la atrajo a su cuerpo desnudo.
    Ambos rostros estaban cerca, con la respiración acelerada, el corazón a punto de salir por la garganta, y mariposas en el estomago. Así era como se sentían en esos momentos. Inuyasha fue acercando sus labios con cuidado, mientras Kagome se quedaba como una estatua, hipnotizada por los ojos ámbares del albino. Y, en el momento de besarla, llegó alguien inoportuno e interrumpió el momento esperado por Kagome, y también por Inuyasha.

    —¿Interrumpo? —preguntó Miroku. Inuyasha lo fulmino con la mirada, y éste le respondió con una sonrisa picara —. Solo quería pedirte un favor, Kagome.

    —Sí, claro; ¿qué puede ser?

    —¿Me darías el número de Sango?

    Kagome asintió y le dictó el número de su amiga, mientras que Miroku lo apuntaba en su móvil. De pronto, la joven se retiro de la habitación y subió a la suya para saber cómo se encontraba Shippo, pero al parecer, el niño estaba durmiendo como un ángel.
    Kagome lo cubrió con la sabana y beso su frente para luego bajar.

    ***
    No lo puedo creer… Era la frase que más repetía Kagura en esos momentos. La mujer de ojos como el rubí, caminaba por la habitación inquietamente, mientras su hija Kikyo la seguía informando de lo sucedido.

    —¿Aún hay más? —preguntó incrédula cuando escucho que debía contarle otro secreto.

    —Sí, madre... —musitó Kikyo un poco apenada —. Llevo una semana de retraso, y nunca me había pasado. Lo más probable es que este embarazada.

    Kagura sonrió ante las sospechas de su hija.

    —¡Perfecto! Ha caído como anillo al dedo. Con esta noticia podremos salvar nuestra herencia, yo me encargaré de Naraku, tiene que explicarme muchas cosas.

    —Madre —llamó Kikyo levantándose del sofa y dándole la espalda, mientras veía el armario del cuarto —. Si estoy embarazada; ese hijo no es de Inuyasha.

    —¿¡Qué!? ¿Qué acabas de decir? —. Se acercó a su hija y la tomo del brazo bruscamente para que la viera a la cara.

    —Lo que oíste. Que ese hijo no puede ser de Inuyasha; nunca hemos tenido relaciones sexuales.

    —¿Entonces de quién podría ser? Oh, no… ¿Te han violado? —y por unos instantes, la vena materna de Kagura salió a la luz.

    —No —respondió —. Es de Sesshomaru.

    Kagura abrió los ojos como platos, y se sentó en el sofá para no perder el equilibrio, abrió el abanico y comenzó a echarse aire.

    —Entonces… —dijo por fin saliendo del estado de shock —. Debes acostarte con Inuyasha cueste lo que cueste, y hacerle creer que el niño que estas esperando es de él.

    —No sería capaz de eso.

    —Lo serás porque yo lo digo. Y fin de la conversación.

    Kikyo trago saliva y se llevo una mano al estomago. Lo más seguro era que sí estaba embarazada, porque sentía que algo dentro de ella crecía cada día.

    ***

    Miroku marcó el número de su nueva conquista y espero a que contestaran al otro lado de la línea.

    —¿Sí… quién es?
    —Hola Sanguito mío, ¿cómo estás?
    —¿Ah, eres tú?
    —Te llamaba para invitarte al cine, ¿te gustaría ir conmigo?

    Se quedó unos instantes en silencio, y luego contestó:

    —Okey, iré al cine contigo. Pero hay de ti si haces algunas de tus cochinadas.
    —Te busco a las dos, cuídate preciosa. Nos vemos.

    Y cerró la tapa del celular, mientras una sonrisa se había dibujado en su rostro.

    ***

    Habían llamado a la puerta, y Ayame abrió con la ilusión de ver a Koga nuevamente, pero se desilusionó al ver que era la directora del colegio de los niños quien había tocado la puerta.

    —¿Se encuentra la señorita Britney Taisho? —preguntó la señora observando la casa.

    —¿Perdón? ¿Dijo quién? —Ayame no entendía lo qué quería decir la directora.

    —¿Britney? La tía de los Taisho. ¿Se encuentra? Es que debo notificarle algo.

    Ayame asintió y con una reverencia de retiro en busca de esa supuesta tía.
    La gran mayoría se encontraba en la sala principal, donde había un piano enorme y muy costoso. Kikyo vestía como Kagome, y viceversa. Miroku esperaba impaciente la hora de ir al cine con su conquista. A Sesshomaru le parecía estúpida toda está situación. Kagura coqueteaba cada vez más con su marido, debía poner en marcha el plan que tenía en mente, Inuyasha no paraba de mirar a la niñera. Y, por último, los niños, rodeaban a Kikyo. El tío Onigumo había pedido que Kagome/Kikyo cantara, cuando se entero que ésta era vocalista de una banda musical callejera.

    —Es que no están mis demás compañeros —se excusaba Kikyo para no poder cantar, no sabía nada de música. Aunque había participado en muchos coros cuando iba a la universidad.

    —Yo opino lo mismo —comentó Kagome con una voz fría y distinguida —. Será mejor que yo cante, tengo una voz hermosa.

    —¿Usted canta, querida Kikyo? —preguntó sorprendido el tío.

    —Por supuesto, y cantaré la canción que compuse cuando mi relación con Inuyasha había comenzado —dirigió una mirada fugaz al recién nombrado y sonrió de lado, manteniendo su postura de mujer fina, que aunque le costara fingir ser Kikyo, lo hacía bien.

    —Sorpréndeme con tu voz —dijo Onigumo sonriendo.
    Kagome se sentó con elegancia en la silla del piano, abrió la tapa de éste para dejar a la vista las teclas y, luego de que todos hicieran silencio, comenzó a tocar seguido por su hermosa voz.

    Sé que nunca me verás, como la niña de tus sueños.
    Sé que no te fijaras, en la fachada de mis huesos. Es cierto que la luna no es de queso, y que no tengo curvas de modelo. Los niños escuchaban atentos la canción, la hermosa voz de Kagome los calmaba. Mientras la joven tocaba y cantaba, miraba de vez en cuando a Inuyasha; éste sabía que esa canción iba hacía él.

    Sé que nunca entenderás, este absurdo sentimiento. Yo sé que no tendré jamás, la fortuna de un beso; es cierto que a diario estoy viviendo, en un cuento de hadas que me invento. Y aún así, te cuidaré, casi leyéndote el pensamiento, y aún así, me quedaré, siempre a tu lado junto a tus silencios; y aún así, te seguiré, hasta que el mundo cambie y gire al revés. Aquí estaré… Kagome recordaba el beso que se había dado con Inuyasha en la piscina, cuando ésta se había ahogado, y él, como todo un príncipe azul, la salvo con respiración boca a boca; y aunque fue un beso corto, pudo sentir los labios de su amado.

    Sé que nunca me verás, como la causa de un desvelo, yo sé que no comprenderás que soy el ángel de tu cuento. Entiendo que tus ojos tienen miedo, de ver a la mujer que soy por dentro.

    Y aún así, te cuidaré, casi leyéndote el pensamiento, y aún así, me quedaré, siempre a tu lado junto a tus silencios; y aún así, te seguiré, hasta que el mundo cambie y gire al revés. Aquí estaré…

    Se dejaron escuchar los aplausos en toda la sala. Kagome sonrió y se levanto de la silla; Onigumo la abrazo por el buen trabajo.

    —No creí que cantaras tan bien —la soltó y miro a Inuyasha —. Ven, hombre, dale un beso a tu novia por tan hermosa voz.

    Todos clavaron sus ojos en Inuyasha, éste se sonrojo ante la petición que hacía su tío, pero sentía que Kikyo lo fulminaba con la mirada, que su suegra Kagura hacía lo mismo. Que su hermano mayor; Sesshomaru, lo intimidaba con esa expresión fría, y los niños emocionados decían que sí, pedían beso entre los falsos novios.

    Kagome se puso nerviosa. Sin saber que hacer dijo la primera excusa que se le ocurrió.

    —No —sentención llamando la atención de todos, y volviendo a su tono frío, continúo: —No porque, no solemos ser así delante de los niños, es una mala educación.

    —¡Ajá! —fue lo único que alcanzo a decir Inuyasha.

    —Tienen razón, pero los niños piden un beso, al menos algo corto —siguió insistiendo Onigumo.

    Kagome e Inuyasha se acercaron y juntaron sus labios, alejándose rápidamente, alcanzando a darse solamente un “pico”

    Con esto, habían complacido al tío Onigumo, quien aún se comía el cuento de que Kagome era Kikyo.

    De pronto, llegó Ayame anunciando la llegada de la directora del colegio, quien preguntaba por una supuesta tía Britney. Kagome al oír aquel nombre, se palideció. Los niños pensaron rápidamente una estrategia, para impedir que descubrieran a Kagome.

    —Dile que pase a la sala —ordenó Naraku.

    La directora no tardo en llegar y saludo a la supuesta tía.

    —Hola tía Britney, ¿cómo estas? Tan elegante como siempre.

    Kagome sonrió como respuesta; los demás no entendían que ocurría, sobretodo el tío Onigumo. Alguien estaría en problemas si saldría la verdad a la luz…continuará.

    ¿Se descubrirá toda la verdad?
    ¿Kikyo sí estará embarazada, o será psicológico?
    ¿Qué plan tendrá Kagura en mente?

    La canción que canta Kagome es de Angélica Vale, se llama: Aquí estaré. Es MUY buena, la recomiendo para que la oigan.
     
  13.  
    ruviesita

    ruviesita Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    272
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Me encanto este capitulo, estubo recontra gracioso y entretenido.En algunas partes (todas) me rei que casi me caigo de la silla.Miroku es un pervertido, que hara en la salida con Sango ?¿

    Ojala Kikio no este embarazada, por que si no aruinaria todo.Kagome si ke esta en un gran lio, justo tubo ke venir la directora del colegio ( Por eso nunca me caen bien las/los directores/as de los colegios?

    Espero con ancias el proximo capitulo y la salida de Sango y Miroku.

    bssss ruvieista tkm
     
  14.  
    Yagami Raito

    Yagami Raito Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2009
    Mensajes:
    62
    Pluma de
    Escritor
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Interesante trabajo Heather Smith me gusta la historia, estoy corto de palabras pero te sugeriria narrar un poco mas las locaciones de donde esten los personajes, pero como ya lo tenes terminado pues creo que no se podra pero bueno no importa

    Sin mas que decir os dejo
     
  15.  
    karenine

    karenine Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Junio 2010
    Mensajes:
    94
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    OOO POR DIOS ME MUERO!! AMO TU FIC!
    ya quiero ver la conti!! (>//<)
    a por cierto no abia escrito antes por qke simple y sencillamente no tenia cuanta U^^
    pero si la he leido desde ace mucho tu fic me entere de el cuando estaba leyendo el de "el ladron red rose"
    solopara poder firmar es para lo qke ice la cuanta por que la verdad no soy muy buena para escribir si lo puenso pero me da hueva (^///^)
     
  16.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    o.O!!!! Cada vez me dejas con la boca abierta ¡y q petición la del tío Onigumo o.o! Bueno... ahora a tus preguntas :P


    ¿Se descubrirá toda la verdad?
    supongo q si y, d ser lo contrario, se armará aun mas el embrollo xD
    ¿Kikyo sí estará embarazada, o será psicológico?
    si está... creo q tratas d agregarle aún más drama con eso O.o
    ¿Qué plan tendrá Kagura en mente?
    Pfft! en esa cabeza cabe d todo o.o! qn sabe q cosas stará pensando xD

    Bueno, speraré ansiosa otra d tus continuaciones ;)
     
  17.  
    maFFer susin

    maFFer susin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    22 Febrero 2010
    Mensajes:
    223
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ok me siento exculuida¡¡¡¡¡ no sabia que habia contys y no las habia leido buaaaaaaa yo muriendo de la intriga (lloro) :,( snif pero en fin amiga espero que no estes molesta conmigo¡¡¡¡
    pero en ifn me encantaron tus contys en verdad este arroz se esta cociendo jaja me traume con lo de naraku y koga o.o qe miedo¡¡¡¡¡¡¡¡ en fin me encanta tu historia espero que lo tengas muy presente¡¡¡¡
     
  18.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ¿Se descubrirá toda la verdad?
    Creo que si, no veo facil que Kagome e Inuyasha sigan manteniendo ese secreto, además si Kikyo se acuesta con Inuyasha él va a pensar que ese hijo que espera es de ella...las cosas se complicarían y Kagome tendría que irse, sin saber que ella es la heredera de todo en esa mansión xD

    ¿Kikyo sí estará embarazada, o será psicológico?

    Yo creo que si, se supone que ella se acuesta a escondidas con Sesshomaru, probablemente en una de tantas no usaron proteccion o algo salio mal :/

    ¿Qué plan tendrá Kagura en mente?

    Si es capaz de obligar a Kikyo a acostarse con Inuyasha creo que cualquier otra locura podría salir de su cabezota, es más que obvio que nadie desea que la identidad de Kagome sea revelada.

    Bueno, ya veremos como avanzan las cosas. Quizás el tio Onigumo algun dia dejara de ser tan despistado y se dará cuenta de toda la farsa que le han montado xD, gracias por avisarme de tu conti. Estare pendiente del siguiente capítulo.
     
  19.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    JUAT'' OOhh x diooos!!!! No me la creoooo!!! Esye cap estuvo de lujo!!! Lleno de sorpresas demasiadas sorpresas diria yo ... ¬¬ Entonces segun tu explicacion Kouga no siente absolutamente nada por Ayame solamente la usó ya ya, pero ella si lo ama ToT Pobre chica Diooos!!! y encima le quitaron la virgo es el colmo!!! Bueno bueno ahora sí pasando en sí a tu grandiosa conti me ha fascinado!!!! sobre todo la parte de la canción fue tan tan tan LINDA! Definitivamente fue una gran cancion (confieso q me identifiq bastante con la letra xD siempre yo d sufrida jajaja) Y pues sinceramente fue lo maximooooo !!! y eehmm no tengo idea porq Inuyasha hizo eso en el cuarto, ¿de verdad queria besarla? pero pero PORQ!!!! ¬¬ Pobre de ti Inuyasha Taisho q intentes aprovecharte de la niñera humilde xke ve!! te parto a la mitad entendiste!!!! ù.u

    Y bueno por otro lado como DICES Q DIJISTE!!!!! :eek:Kikio embarazada??? No puede seeeeerrrr y de Sesshomaruuu?? Me muerooooo x_x estoy acabada mi vida termino justo cuando lei esas linea ya nada tiene sentido y!!! Estoy siendo excesivamente dramatica. Es que no me la banco como puede ser posible q Kikio .... xD jajajaja aah pete pete ya recorde el lemon Ok caso cerrado.

    Bueno amia ahora paso a contestar tus preguntas q por cierto ya las extrañaba :P

    ¿Se descubrirá toda la verdad?

    *Yo creo q si aah ... :o aahh Bueno despues de todo Kagome no puede fingir q es Kikio y Britney al mismo tiempo xD a menos q diga q Britney es su segundo nombre jajaja ahi si la arregla y q diga q le dicen tía Britney porq weee en fin tiene pinta d abuelita jajajajajaja (me mato mi comentario ok ok sigo sigo).

    ¿Kikyo sí estará embarazada, o será psicológico?

    *Seeep definitivamente está embarazada ù.u o al menos eso tengo claro, despues de todo lo q hizo con sesshomaru esa vez ¬////¬ seria lo mas logico. Y bueeee mi curiosidad ahora se zanja en ¿como le hará la bruja menor para acostarse con Inuyasha? ToT será tan triste para Kagome no kierooooo u.u

    ¿Qué plan tendrá Kagura en mente?


    *Será acaso .. seducir a Naraku para q le deje la parte de la herencia tambien a ella???? o con sus coketeos le estara rogando ---> <<por favor cielo ya no me des mas droga ¿acaso me quieres matar?>> xD ppfffffffff jajajajaja LOL diooos q mate d risa ...

    Bueno amiga espero ansiosa tu conti xke esto se va poner bueno en la proxima :D ooooh vaya ke si d hecho!!!! Nos estamos leyendo vale xau xau!!! te kelo gracias x avisar n____n
     
  20.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola :3 No me avisaste, mala *llora desconsolada y los mocos gotean* Bueno, no, al menos me di cuenta. Sé que hago mal en bucear el perfil de un profesor hot, pero también sé que te comentaré porque este capítulo estuvo estupendo :)

    Me encantó (L), no sé, sentí que era especial. Fue muy detallado y revelador, primero me da mucho gusto y no sabes cuánto fangirleé en el momento en el que Kikyo descubre a Inuyasha y a Kagome en esa situación comprometedora. Al diablo con tu ego, Kikyo! E Inuyasha tan lindo e inocentón, que monada de hombre! Me encanta cuando se sonroja y todo el brollo. Es tan lindo <3<3

    Me gustó esa pequeña parte de Miroku y Sango, ya me puedo imaginar su cita, espero cochinadas no tan cochinas (?) Lo de Kikyo me puso angry, aunque me gustaría que Inuyasha se diera cuenta de cómo es su novia y si Sesshomaru aceptaría la paternidad. Aunque si ella intenta acostarse con Inuyasha, la degollo :o Además por primera vez en su vida, Sesshomaru debería ser humillado...

    Me fascinó la parte del canto y del tío Onigumo, sin duda, amo a ese hombre por enamorar más y más a Kagome y a Inuyasha con su ingenuidad de creerse todos los cuentos. Te adoro Onigumo <3<3

    Espero pronto la continuación amiguis, suerte con tus estudios y no te tardes *tiene un machete en mano* Cuídate.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso