¡Pobres los Ricos!

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Heather, 4 Abril 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Este episodio estuvo muy entretenido, cuando leí lo de la escena en la que golpeaban a Shippo y Kagome pensó que había muerto se me erizaron los vellitos... me dió frío mientras leía esa parte de la canción, me había sentido demasiado triste :( y derrepente Shippo abre los ojos!!!!!! :D!!!!!!!!!!!!! no escuché esa canción, pero la letra es muy linda .___.

    Al final llamó Onigumo, y ammhnnww con lo de Shippo creo que Kikyo se dará cuenta y harán un trato, ella no revelará que se encuentra allí y Kagome no dirá nada de lo que sucede entre ella y Sesshoumaru y mmhh ._. supongo que Inuyasha y Kagome cambiarán de roles, quizás una apuesta o algo por el estilo xD espero sea entretenido, sea lo que sea que pongas :D! xD ya sé no tengo ni idea :(

    Nos vemos n__n espero ansiosa la continuación --*-*--
    Chau!~





    Pd: xD!!! Se vería lindísimo --*-*-- Inuyasha de niñera *W* sirvienta con un vestidito y toda la cosa :D!!"
     
  2.  
    irenefic

    irenefic Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    16 Mayo 2009
    Mensajes:
    66
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    woooooooooo mw encantaaa *W*


    ¿Cómo estuvo el capítulo?
    Muy bien!!! como siempre, aunque me salté el lemmon..empecé a leerlo pero....demasiada informacion para mi >.< xD jajajajja
    ¿Qué les gusto?
    Todo! pero lo que mas, esta ultima parte con Inuyasha *Q* y cuando encuentra a Shippo...
    ¿Quién llamo al final?
    Ni idea! puede ser Naraku? sesshomaru? (cuantos años tienen esos dos? :S) xD
     
  3.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Amiga eres cruel, lo haz dejado en la parte más interesante ToT

    Bueno, las cosas se estan complicando cada vez más, Sesshomaru y Kikyo siguen viendose a escondidas pero me pregunto si lo de ellos es verdadero amor o si solo se juntan para hacer "eso". Por otro lado me mori de la risa con Inuyasha y sus 5 minutos de estupidez xD "Aguas, aguas!!" y por supuesto, el tuvo que lanzarle el agua encima a Kagome jajaja.

    Respecto a quien era el hombre que interrumpio el magico momento: ¿Naraku? no no!! Onigumo??(bueno, se supone que el llega mañana) la verdad es que no se quien pueda ser, si no es alguno de los que sospecho ps me doy xD y para colmo me dejas intrigadisima con eso de que dos personajes intercambiaran roles :eek: ¿Como te atreves a dejarme con esa duda? eso es crueldad, debería demandarte, en serio.

    Gracias nuevamente por avisarme de tu conti, estare esperando ansiosa el siguiente capitulo.
     
  4.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    En verdad siempre me encantan tus continuaciones, en special ahora q no tienes casi nada d errores y tu narración es más fluída y entendible. Me gustó mucho como Kagome irrumpió en la habitación, todo muy divertido (a mi gusto xD) Y ahora, a tus preguntas :D

    ¿Cómo estuvo el capítulo?
    BUENISIMO!
    ¿Qué les gusto?
    Jaja, pues eso q Kagome defendiera a Shippo y luego cayera sobre Inuyasha en la cocina :P
    ¿Quién llamo al final?
    Supongo q fue Onigumo o.O
    ¿Se darán cuenta de la presencia de Shippo; o Kagome hará lo que sea para mantenerlo dentro de la casa?
    Ambas: se darán cuenta pero Kagome ideará alguna clase d plan para mantenerlo dntro d la mansión xP
    ¿Qué habrá en el próximo capítulo?
    Más lemon, drama y comedia o.o
     
  5.  
    Anneliese

    Anneliese Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    15 Octubre 2006
    Mensajes:
    970
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola, cotorra :3

    Muy bonita la parte de Shippou, y al agregar la canción de Floricienta le diste un toque lindo :3, tierno. Yo también pensé que iba a morir, pero es curioso como las "lágrimas mágicas" de Kagome lograron "despertarlo" y empezará a movilisarse el pequeñin xD

    Por otro lado, como te dije, la parte en donde sale InuYasha en esas condiciones a mí personalmente no me gustó del todo, pero lo tolero xD
    Me da curiosidad saber cómo se van a librar de las que vienen y también como desarrollaras el cambio de roles *verguenza*

    Suerte.
    Cuídate :3
     
  6.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    AWWW!!!! Ya stoy aki n_n De verdad con los trabajos que ultimamente me están dejando me paso a ver si es que ya pusieron continuacion y de ese modo ver que dia me doy tiempo de poder leerlo. Gracias por avisarme amiga n.n y este capitulo estuvo genial !!!!! El lemon sin palabras me encanto a parte que le pusiste un toque gracioso que obviamente me dejo muerta de risa.

    Mmmm interesante, así que el hermano de Naraku va a venir de visita por unos días, uuhmm se me hace que él hara las cosas mas divertidas en la mansión. Por otro lado, pobre Shippo o.O yo pensé que ya había muerto pero de un momento a otro ¿¿resucitó?? como es eso o.O Supongo que esa parte la dejarás libre para ver que pasará luego :P ... El lemon bueno aunque ya te deje comentario, n_n dejame deicirte de nuevo que estuvo WENISIMO xD jajaja sobre todo cuando describes lo super dotado que es Sesshomaru jajaja LOL pobre Inuyasha te dejaron corto muchacho xD con razon Kikio lo eligió. Naah naah d verdad me causo mucha gracia. Bueno en fin la ultima parte si estuvo super divertida jajaja Kagome con su "Aguas, Aguas" y el otro jajaja le tira el vaso xD Dioos!! Mató mató jaja ...

    Bueno ahora le cogí la manía por también responder tus preguntas n_n ...

    ¿Cómo estuvo el capítulo?

    * Como dije ahi arriba ... BUENISIMOO!!!! Me encanto este capitulo tuvo de todo un poco n_n

    ¿Qué les gusto?

    * La ultima parte el momento Inuyasha y Kagome sin duda me fascino n//n sobre todo por como estaba mi querido Inuyasha :P ...

    ¿Quién llamo al final?

    * Puedo asegurar que fue .... Pero saben xD lo dejare como siempre en Opcion Abierta asi que seguramente habrá sido Onigumo ...

    ¿Se darán cuenta de la presencia de Shippo; o Kagome hará lo que sea para mantenerlo dentro de la casa?

    * See yo creo que si o.O aunque Shippo (en tu FF) me llama mucho la atención, me intriga saber "cuál es su verdadero yo" ...

    ¿Qué habrá en el próximo capítulo?

    * ^o^ Algo super emocionante estoy segurisimaaaaa Ya kiero leer el prox capitulo n_n

    Y bueno con respecto a que dos de los personajes van a hacer intercambio de roles .. o.O??? me muero de la intriga por saber que harán y quiénes serán n_n Bueno amia nos leemos pronto espero ansiosa tu conti nos vemoooss aioosss
     
  7.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Pobres los Ricos!
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    2705
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Cantidad de palabras: 2,117.

    Hola; ¿Cómo han estado? Disculpen la demora, bueno; cinco días no son mucho, jejeje. Pero es que estoy en el último lapso de año escolar y, como verán, las evaluaciones son continuas aunque fáciles. Quedan como un mes de clases y salgo al fin del colegio. Entraría la universidad, pero mi colegio es técnico y, por ende, son seis largos años :(.
    Bueno, eso no viene al caso. He aquí el capítulo, se sorprenderán mucho al saber que no acertaron con lo del cambio de rol… Ya verán por qué ;)…. Jjijijiji.

    ¡Pobres los Ricos!
    Capítulo 10.


    Por segunda vez, el hombre que se encontraba parado frente a la puerta de la cocina, volvió a preguntar nuevamente: ¿Qué es esto?
    Inuyasha se levanto rápidamente, ayudando primero a Kagome a levantarse. El joven albino, al ver que se encontraba en bóxer, bajo sus manos hasta sus partes íntimas, y las cubrió con éstas, mientras miraba al ser que había en la puerta, que, por la forma en que miraba; no estaba para nada contento.

    —Tío Onigumo… Puedo explicarlo —decía entre nervios el joven albino, mientras le lanzaba miradas a Kagome para que se retirara del lugar.

    —No te preocupes, sobrino. Sé que son jóvenes y acuden a hacer ese tipo de cosas. Pero se los pido por favor, estamos en la cocina, hay muchos niños que pueden llegar a ver esto. Tengan más cuidado para la próxima. —El tío se acercó cuidadosamente a Kagome, se paro frente a ella y la detallo completita —Seguro, usted ha de ser Kikyo Kinomoto, hija de la hermosa Kagura. Eres tan bella como su madre.

    —No señor, se equivoca, yo soy… —no terminó su frase al ser interrumpida bruscamente por Inuyasha, que tomaba del brazo de su tío.

    —Sí, ella es mi novia de hace dos años. Nunca la habías conocido. Kikyo, él es mi tío Onigumo —presentó Inuyasha tragando saliva, esperando que Kagome metiera la pata; pero, la joven, un tanto confundida, se hizo pasar por la novia de Inuyasha.

    —¡Mucho gusto, tío Onigumo! —sonrió mostrando sus hermosos dientes blancos.
    El señor mayor, que tal vez pasaba de los cuarenta, pero se mantenía aún joven, aparentando diez años menos; se acercó cuidadosamente a su sobrino, susurrándole al oído, cosa que escucho Kagome.

    —Está chica trasmite mucha alegría. Tenía entendido que tu novia era un poco…fría.
    Inuyasha sonrió con nerviosismo, mientras miraba a la niñera.

    —Bueno… —pronunció rascándose la cabeza con una mano, mientras con la otra tapaba “sus partes” —. Será mejor que nos acostemos y mañana solucionamos todo. Tío, mi padre se encuentra aún en su despacho, yo no diré nada a mis hermanos, para que mañana te vean y sea una sorpresa. ¡Hasta luego! ¡Buenas noches!

    El albino tomó el brazo de Kagome y la arrastró de la cocina, dejando a su tío confundido, mientras éste se iba al despacho, según lo poco que recordaba de la mansión, que no visitaba hace años. Desde la muerte del socio de Naraku, el cuál había tenido dos hijas…

    —Sin comentarios… Sólo te pido que trates de seguir este juego, hasta poder arreglar el malentendido —comentó Inuyasha entrando a su cuarto, mientras la niñera se quedaba afuera, en la puerta.

    —¡Está bien! Y ni sé por qué demonios lo hago. Pero sí Kikyo se entera, te mataría.

    —Ese es el caso, si ella se entera que mi tío nos encontró de esa forma tan comprometedora, me formara un lío y, es mejor, que él piense que tú eres Kikyo —explicó el joven mientras veía hacía los lados —. Vete a dormir, mocosa.

    —¡No me llames así! —gritó mientras la puerta se le cerraba en la cara —. ¡Idiota!

    Camino a su cuarto, se acordó de Shippo y salió nuevamente a la cocina en busca de comida. Luego de traer en sus manos muchos alimentos, subió a su cuarto y vio que Shippo se encontraba medio-dormido. No quiso despertarlo, pero el niño se dio cuenta de la presencia de la joven y, despertó.

    —¿Por qué tardaste? —preguntó tomando asiento en la cama pequeña.

    —Tuve algunos problemas, je je. Espero que no hayas salido del cuarto —la joven miró al niño y éste negó con la cabeza. Después, se acercó a él y le entrego la comida; ambos cenaron juntos en el suelo, luego limpiaron y se asomaron en el balcón.

    —Dime Shippo; ¿lo ayudo o no lo ayudo? —preguntó Kagome teniendo en sus piernas al niño que jugaba con un yoyo.

    —Hazlo, aunque no sé de qué me hablas.

    —Creí que dirías que no… Hacerme pasar por la bruja menor… Puede que sea divertido —sonrió mientras recordaba la forma en que se hizo pasar por la tía de los Taisho.

    Al día siguiente…

    Kagome, como toda una agente del FBI, entraba cuidadosamente al cuarto de la señorita Kikyo, ésta se encontraba de compras con su madre y hermana menor. Buscó entre el armario y dio con un hermoso vestido. Noto que éste se encontraba nuevo y era importado de quién sabe donde; lugar que desconocía la niñera. Salió con el mismo cuidado al que había entrado. Sin ser vista por nadie corrió hasta su cuarto.

    Naraku se encontraba platicando con su hermano mayor, el señor Onigumo. Ambos hablaban de negocios y cosas de la vida, en la alberca.
    Inuyasha, nervioso, estaba contándole a sus hermanos menores y, a Miroku, acerca del pequeño malentendido que había tenido la noche anterior y, que vieran lo que vieran, siguieran el juego. Los niños optaron por portarse bien para luego salir corriendo a la alberca a saludar a su tío Onigumo.
    La servidumbre había llegado desde que el sol aún no salía, todo el servicio se encontraban preparando buenos platos de comida, ayudando a Miouga con la cocina, a Ayame con la limpieza, etc. Al tío Onigumo le gustaba todo pulcro y ordenado.

    —Déjenlo caminar, niños —decía Naraku caminando junto a su hermano, entrando nuevamente a la mansión, por la sala principal.

    —¿Quién es está pequeña, Naraku? —preguntó al observar a Rin alejada del grupo.

    —Es mi protegida, la adopte desde que quedo huérfana. Es una larga historia que pronto te contaré —respondió con los nervios de puntas; pues su hermano sabía todo acerca de él y su profundo pasado… De hace 17 años. Onigumo se limito a sonreír, para luego abrazar a la pequeña Rin, ésta con gusto recibió el abrazo.

    —¡Mi querido, tío! —saludó Miroku quien bajaba con Inuyasha por las escaleras. El albino observaba hacía los lados, buscando con la mirada a la niñera.

    —¡Buenos días! —una nueva voz se hizo presente; era la de Kagome que bajaba elegantemente por las escaleras. Cargaba puesto un vestido hermoso y largo, de modelo corcel, que caía al suelo; de un color miel claro, con decoraciones entre negro y blanco. Llevaba el cabello suelto, pero planchado, para imitar a Kikyo. Y un pequeño escote sobre su pecho, donde colgaba de su cuello, un hermoso collar. Todos los presentes quedaron con la boca entre abierta, menos Onigumo que sonreía y veía a Kagome —según él, ella era Kikyo—.

    La niñera terminó de bajar las escaleras y se acercó hacía el tío para saludarlo con un beso en la mejilla.

    —¿Por qué estás así, Kag...? —Naraku fue interrumpido por los niños, que se acercaron a su padre y comenzaron a saltar alrededor de él.

    —Papá, ella es Kikyo, mi novia —dijo entre dientes el albino, arrugando la cara con desagrado, pero debía admitir que Kagome se veía linda con ese vestido tan elegante.

    Naraku sonrió. Era mejor que Onigumo supiera que ella era Kikyo, a que supiera verdaderamente su identidad. Eso arruinaría los planes de su esposa y, obviamente los de él.

    Kagome se quedaba parada tal cual como lo hacía Kikyo, muy elegante y trasmitiendo glamur y aunque a la chica no le fuera fácil imitar a la bruja menor, hacía el intento de tener ese carácter frío que caracterizaba a Kikyo.

    —¡Mamá! —llamó Onigumo al ver a la anciana Kaede, corrió tras ella y la abrazo entre sus fuertes brazos —. Tiempo sin verte.

    —Querido hijo, estás grande y fuerte —comentó la anciana mirando a Kagome confundida —. ¿Qué haces así? —preguntó acercándose a la niñera. Inuyasha se acercó a su abuela y le susurró al oído lo sucedido, ésta sonrió y movió la cabeza. Será divertido. Fue lo que pensó. El tío Onigumo, salió de la sala junto con Kaede y Naraku.

    —Me debes una muy grande —decía Kagome acomodándose el vestido —. Y cuando venga Kikyo, ¿qué le diremos?

    —No lo sé, estoy pensando en eso… —contestó el albino moviendo sus pies inquietamente. La puerta principal se abrió y, de ella; se asomaron tres brujas que entraban a la mansión. Abi cargaba las bolsas de compras, mientras Kagura y Kikyo platicaban.
    Cuando la joven Kinomoto, vio que uno de sus mejores y nuevos vestidos, lo estaba usando Kagome, sintió que algo recorrió su cuerpo.

    —¿Qué hace usted, con mi vestido puesto? —preguntó encarando a la niñera, Inuyasha se llevo la mano a la frente y se golpeaba suavemente.

    —La servidumbre de hoy en día… —comentó Kagura sacando su abanico.

    —Subiré esto al cuarto —comentó Abi siendo ignorada, para luego subir con las grandes bolsas por las escaleras.

    —He hecho una pregunta. Espero que tenga un buen motivo o de lo contrario tomaré cartas en el asunto —desafío Kikyo queriéndole arrancar con sus propias manos, el vestido que cargaba puesto Kagome.

    —Mi amor… —comenzó a decir el albino tomando de los hombros a su novia —. Anoche llegó mi tío Onigumo, y hay un pequeño malentendido desde que piso está casa… Pues verás, él cree que Kagome eres tú.

    —¿Estás bromeando? —ironizó sin querer entender.

    —No, lo que dice el joven Inuyasha es verdad, por eso tomé prestado uno de sus vestidos —contó Kagome apenada.

    —De igual forma, eso no te da el derecho de hacerlo —comentó Kagura admitiendo en su mente lo bien que le quedaba el vestido a la pobre niñera.

    —Me permite hablar con usted en privado, señorita Kikyo.

    La aludida asintió con un gesto de cabeza y, ambas, se alejaron de Inuyasha y Kagura, para hablar cómodamente.

    —Seré directa contigo —dijo Kagome mirando a la bruja menor —. O seguimos con este juego para que el tío Onigumo no se moleste al saber que fue engañado, o le cuento todo tu amorío con Sesshomaru a Inuyasha; porque me imagino que aún no se lo han contado.

    Kikyo frunció el ceño y miro desafiante a Kagome.

    —¡Kagura! —exclamó Onigumo que llegaba a la sala, para luego abrazar a la recién nombrada —. Bella como siempre y, al igual que tu hija; muy simpática por cierto.

    —Creo que ha habido un malentendido, querido Onigumo —comentó Kagura.

    —No… —intervino Kagome, haciendo una pausa —. Mamá.
    Onigumo desvió la mirada hacía Kikyo, que se encontraba cerca de las escaleras, donde segundos antes hablaba con Kagome.

    —¿Quién es aquella dama tan bella? —preguntó el tío observando a Kikyo; ésta, por su parte, se acercó al grupo.

    —Ella es Kagome, la niñera de la mansión —informó Inuyasha nervioso. Kikyo lo fulmino con la mirada, para luego hacer lo mismo con Kagome.

    —Mucho gusto, señor Onigumo —la joven estiro su mano para que fuese besada por el tío, y así fue.

    —Que niñera tan elegante —Onigumo, luego de besar la mano de Kikyo, volvió su vista hacía Kagura.

    —Ella es así, a pesar de ser la niñera, es muy elegante —mintió Kagura mirando a su verdadera hija.

    —Pero la veo muy bien vestida para ser la niñera.

    —Bueno tío Onigumo, es que ella suele jugar así con los niños, yo le presto mi ropa, y ella juega con los pequeños. Es que ellos la quieren tanto —comentó Kagome sujetándose del brazo de Inuyasha.

    —Me iré a cambiar —luego de una reverencia, Kikyio se retiro enojada de la sala, subiendo al cuarto de Kagome en busca de su uniforme de niñera. Aunque no le gustara la idea, Higurashi la tenía en sus manos, cosa que odiaba.

    —Vamos a sentarnos, tenemos muchas cosas de que hablar —propuso Kagura tomando del brazo de Onigumo, para dirigirlo a otra sala, donde luego tomaron asiento en unos enormes sofás. Inuyasha y Kagome fueron con ellos, ésta última hacía el intento de caminar elegantemente sin caerse ni enredarse con el vestido.

    —Decime, Inuyasha… ¿No has pensado en casarte con Kikyo? —preguntó el tío con picardía.
    El aludido trago saliva y miro a Kagome, que se encontraba sentada al lado de él.

    —Creo que no estamos en edad para eso, señor Onigumo —contestó Kagome con una voz seria, tal cual como lo haría Kikyo.

    —Hija, sabes que cuentas conmigo para el matrimonio, eso es lo más bello de la vida —decía Kagura mirando de reojo a Kagome, ambas sonrieron con hipocresía. Se quedaron callados al escuchar los gritos de los niños. De pronto, a la sala; entro Kikyo vestida de niñera, el mismo uniforme verde que usaba Kagome. Los niños la rodeaban mientras gritaban: ‘Kagome’ ‘Kagome’
    Kagura soltó su abanico al suelo al ver vestida de esa forma a su hija. Se veía tan… ¿cómica?, ¿Pobre?, ¿Ordinaria?
    La verdadera niñera rió para sus adentros, mientras Inuyasha estaba estupefacto al verla así. Realmente tenía gran parecido con Kagome, hasta parecían que eran hermanas. Continuará.

    Espero que les haya gustado y, dejo el vestido que uso Kagome y el de Kikyo, obviamente. Como para que se den una idea…

    ¿Lograran los Taisho llevar está mentira delante de Onigumo?
    ¿Qué piensan que hará Kikyo al sentirse atrapa en las manos de Kagome :o?
    ¿Podrá Kagome fingir ser Kikyo y viceversa?
    ¿Cómo terminará todo esto?
     
  8.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Me gustó mucho, la verdad nunca me hubiese imaginado que Kikyo y Kagome cambiarían de roles, eso me agradó mucho y se volvió interesante xD mi idea estaba bien enferma, ¿Cómo podría yo ponerle ese uniforme a Inuyasha? Qué perturbador...~

    Espero el siguiente episodio, Shippo mh pareció muy tierno, me gustaría que Rin entre al cuarto de Kagome y lo encuentre, se hagan amigos y así... :D porque Shippo se debe sentir solito .__.

    Chau n.n~
     
  9.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola :3 Gracias por avisarme. Me ha fascinado la continuación. No sé si morirme de risa o de shock (WTF?) Ok, tacha lo último. Tardé un poco leyéndolo, pero estaba haciendo otras cositas... Bien, eso no sonó bien (?) Como sea, siempre impecable tu forma de narrar.

    Me dio gracia eso de que Kagome se vistiera como la de la realeza. A ella si le luce la vestimenta de la gente richachona, pero a Kikyo no. ¡Qué cool! Es que nunca me ha agradado ella. Además el amorío que tiene con Sesshomaru, aparte de que se roba lo ajeno x? Traiciona el bello de mi Inu-chan *-* Ya me imagino a Hakudoshi y a los niños haciéndole jugadas sucias a Kikyo.

    Me gustaría que pasase pero no sé... es tu fic, pero... ¿podría tal vez el tío Onigumo pedir un beso entre la supuesta pareja? Ok, eso sería demasiado... buenísimo. Yeah baby... En verdad me agrada esa astucia que tiene Kagome. En la serie es demasiado noble y algunas veces pasa la raya de generosa a tonta. Aunque Kiky también es linda cuando le da la gana.

    Bueno, como te dije anteriormente, narraste perfectamente. No tuviste alguna falta de ortografía o tildes que mis ojos pudieran detectar xD (es que últimamente no veo) y veo como todos los personajes prestan su colaboración para que esta mentira salga adelante. Bueh... espero pronto la continuación. Bye.
     
  10.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA xDxDxD!!!! Tus continuaciones siempre son super cómicas. Jamás imaginé q el cambio d roles fuera algo como eso pero me causa demasiada risa xD!!!! Las imágenes q colocast al final stán muy buenas (en special xq la d Kikyo stá matada d risa xD). Me encantó ese chantaje q utilizó Kagome para q Kikyo le siguiera la corriente; verdaderamente muy ingenioso xD!
    Y ahora a tus preguntas:

    ¿Lograran los Taisho llevar está mentira delante de Onigumo?
    Supongo q si aunque sospecho q habrán más complicaciones al respecto :P
    ¿Qué piensan que hará Kikyo al sentirse atrapa en las manos de Kagome :o?
    Seguirle el juego para luego confesarle a Inuyasha su amorío con Sesshomaru o.O
    ¿Podrá Kagome fingir ser Kikyo y viceversa?
    Jajajajajajaja ojalá q si xq será buenísimo xD!!!
    ¿Cómo terminará todo esto?
    Cómico, sin duda alguna XD!!
     
  11.  
    irenefic

    irenefic Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    16 Mayo 2009
    Mensajes:
    66
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa me encantaaaaaaaaa!!
    en serioo ¡¡eres mi idolaa!!
    Adoro la historia y tu forma de expresartee!! *w*

    Lograran los Taisho llevar está mentira delante de Onigumo?
    yo creo que al principio si...pero al final...n.nU
    ¿Qué piensan que hará Kikyo al sentirse atrapa en las manos de Kagome :o?
    está furiosa y maldiciendola por dentro xD
    ¿Podrá Kagome fingir ser Kikyo y viceversa?
    Kagome si puede hacerlo...pero Kikyo no creo que lo aguante y estallará al final! >.<
    ¿Cómo terminará todo esto?
    mal..muy mal...xD jajajajja a saber!! xDD

    espero la contii!! =D
     
  12.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Buen capitulo, gracias por avisarme, jajaja tal parece que las cosas se estan saliendo de control para Kikyo, y es que si decide dejar de ser la niñera entonces Kagome revelará su pequeño secreto. Pero ¿Que hara Kagome si la mentira llega muy lejos? no podran engañar a Onigumo para siempre.



    ¿Lograran los Taisho llevar está mentira delante de Onigumo?


    Por el momento si, porque tanto Kagome como Kikyo parecen cooperar, a pesar de odiarse mutuamente.

    ¿Qué piensan que hará Kikyo al sentirse atrapa en las manos de Kagome :o?

    Seguramente buscara la manera de meterla en problemas, y si encuentra a Shippo?? ahi las cosas empeorarian

    ¿Podrá Kagome fingir ser Kikyo y viceversa?


    No por mucho, lo dudo, Kikyo es muy refinada y Kagome muy alegre.

    ¿Cómo terminará todo esto?

    Desastre xD veo problemas a futuro...pero solo estaré segura cuando lea el siguiente capítulo ;)
     
  13.  
    Kagome Cullen

    Kagome Cullen Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    28 Abril 2009
    Mensajes:
    96
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ¿Lograran los Taisho llevar está mentira delante de Onigumo?
    ¿Tecnicamente hablando Onigumo también es un Taisho no? Al final puede que lo intuya, o que al averiguarlo prefiera a Kagome, o algo por el estilo
    ¿Qué piensan que hará Kikyo al sentirse atrapa en las manos de Kagome :o?

    ¡La dejará en ridículo!
    ¿Podrá Kagome fingir ser Kikyo y viceversa?
    Pues...no sé la escritora eres tú xD
    ¿Cómo terminará todo esto?
    enserio no tengo tu mente ¡No estoy en ella y yo que se! xD

    Bueno solo espero que comentario no se borre...Holaaa! te dije que seguramente comentaria y aki estoy ;) tu historia esta genial, lo único que me parecio -o esk todo ocurrio muy rapido- o esk le faltaba un poquitin de narracion en este cap xd am bueno si me avisas de las contis mejor que mejor xDplis k si no me perdere cineto un caps xD pero bueno ette me gusta la manera de expresion, por supuesto el humor, sabes utilizar los elementos linguisticos muy bien -xdxdxd que bien quedó eso xD-

    :ANYWORD:Se despide Kagome Cullen aaa!!!!!!¡¡

    Conti rapido: :adOraRs:
     
  14.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Ya toy aki !!! Gracias por avisarme amiaa n_n Bueno como ayer tambien lo lei no senti mucho el tiempo amiga xD jajaja asi que stoy ansiosa x volver a leerlo ^^ y dejjjjame decirte ke este capitulo me ha encantando Jua Jua Jua esoo!! Toma!!! Kikio jajaja xD

    Me parecio muy gracioso todo el alboroto que se armo solo para ke el tio Onigumo no se diera cuenta de quien era quien, fue muy gracioso que hasta los niños accedieran a tratar d esa forma a Kikio y claro!!! con lo bien que se llevan con la "bruja menor" jajaja :P ... Aunque ya kiero ver la expresion de Sesshomaru cuando se entere que su querida Kikio esta fingiendo d esa forma. O.o Waoo!! No pense que Kagome se atreviera a amenazarla de esa forma Esoo Kag!!! asi se hace :D jajaja la tienes en la palma de tu mano ^o^ Y bueno ahora veremos que piensa Inuyasha sobre ella n_n A connntinuacion las preguntas de mi amia !!!! n.n

    ¿Lograran los Taisho llevar está mentira delante de Onigumo?

    * Puuesss como dicen por ahi, un mentira va creciendo hasta ke se hace una telaraña sin fin y :P jajaja me muero x saber el desenlace de estas mentirillas jejeje ...

    ¿Qué piensan que hará Kikyo al sentirse atrapa en las manos de Kagome :o?

    * La va a torturar a penas tenga la oportunidad u_u eso es lo malo Rayoooss!!! ¬¬ ke le hara Kikio a Kagome u.u esto no es bueno

    ¿Podrá Kagome fingir ser Kikyo y viceversa?

    * Pues a Kagome le sale :P pero a Kikio xD jajajaja le va a costar y mucho jajajaja ya fuiste hija o es eso o revelan tus "cochinaditas" con sexymaru elige xD jajaja

    ¿Cómo terminará todo esto?

    * Conociendote amiguisss va star todo bieeenn divertido asi ke espero el prox capitulo n_n


    Nos estamos leyendo amigaaa espero ansiosa el proximo capitulo asi que no te tardes xD jejejeje nos leemos aiooossss
     
  15.  
    maFFer susin

    maFFer susin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    22 Febrero 2010
    Mensajes:
    223
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ok ok me erdi de mucho ultimamente y no sabes como me arrepiento amiga¡¡¡ wow qe se me hace qe el menso de inu se va a enamorar jajaja lero lero zoqe jaja mm felicidades super bn el capi y qe pasara con shippo oi pobresito como lo trataban bueno amiga espero conty te felicito por tan buena y reconfortante lectura qe nos brindas gracias nos vemos¡¡¡
     
  16.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Soy una tonta, ¿¡como no me acordé de esta escena?! (pues si le hubieras puesto atención a la novela en vez de estar admirando al Inuyasha enorme dibujado en tu cuarto...) ¡eso nunca!


    Lastima por ti, mi prepa es tecnica y solo son tres años...

    ¿Lograran los Taisho llevar está mentira delante de Onigumo?
    Si, porque lo logran hacer en la novela...

    ¿Qué piensan que hará Kikyo al sentirse atrapa en las manos de Kagome :o? Algo muy malo por supuesto para vengarse de ella, pero no me acuerdo bien...

    ¿Podrá Kagome fingir ser Kikyo y viceversa?
    A duras penas ya que a Kikyou se le olvidará y a Kagome se le escapará su actitud dulce y empalagosa...

    ¿Cómo terminará todo esto?
    El tio Onigumo no se dará cuenta y se marcha contento despues vuelve en otra ocasión y se da cuenta... ¿o era que se daba cuenta y se la perdonaba? mmm *se rasca la cabeza*
     
  17.  
    ruviesita

    ruviesita Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    272
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Me encanto el capitulo estubo re contra divertido pobre kikio y kagome finguir ser la otra si ke eso es dificil por ke tienen un caracter muy distinto,para mi son hermanas,¿Cuando va a pasar algo entre Sango y Miroku?¿Cuando va a parecer Sango???

    ¿Lograran los Taisho llevar está mentira delante de Onigumo?
    Para mi al principio si,pero algun dia o momento alguin sin darce cuenta o arta (kikio) va a decir algo sin darce cuenta.

    ¿Qué piensan que hará Kikyo al sentirse atrapa en las manos de Kagome :o?
    Para mi,primero la va a ovedecer y luego va a hacer algun plan macabro,para vengarce de lo ke le hiso kagome a ella

    ¿Podrá Kagome fingir ser Kikyo y viceversa?

    Para mi obio ke si,alguna cagada se va a mandar seguro

    ¿Cómo terminará todo esto?
    En un gran o enorme lio


    bsssss ruviesita tkm
     
  18.  
    Its

    Its Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    149
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Siento haber tardado tanto en contestar y gracias por la felicitación :)

    Los capítulos, tenía dos pendientes, como de costumbre me han gustado mucho. Me ha gustado especialmente el cambio de rol entre Kagome y Kykio, ha sido inesperado y seguro que el próximo capítulo es divertido por ello. Me gustaría que el tío Onigumo les haga comportarse como novios a Kagome e Inuyasha.

    Espero con ganas el siguiente capítulo, no tardaré tanto en contestar.
    La historia es muy entretenida :)
     
  19.  
    Anneliese

    Anneliese Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    15 Octubre 2006
    Mensajes:
    970
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola, cotorra :3

    De nuevo en otro lío, aunque para mí no fue sorpresa lo de los roles xD
    Me gustó mucho como lo adaptaste a la historia de manera que no se viera ni se sintiera forzado. Me causa gracia imaginarme alguien como Onigumo tan... ¿elegante? xD
    InuYasha me causo gracia mientras se tapaba lo que no tiene loool
    Y no hay mucho qué decir, salvo que esperemos que todo se resuelva de forma divertida.

    Saludos.
    Cuídate :3
     
  20.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Pobres los Ricos!
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    3062
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Cantidad de palabras: 2,523.
    Hola, cómo están, bueno, antes que nada las quiero invitar al fic de mi amiga, está es la historia, espero que sea de su agrado, sé que les gustará :).

    Bien, pasando a mi fic, aquí les traigo el capítulo, espero que se diviertan mucho leyéndolo; ya que, creo haberlo hecho cómico, y largo (?) jejeje…


    ¡Pobres los ricos!
    Capítulo 11

    —Quiero ir al parque, Kagome —dijo Hakudoshi haciendo puchero como un niño malcriado; los demás lo acompañaron con un sí alegre.

    —¿Los puedo llevar al parque? —preguntó Kikyo fingiendo una sonrisa forzada.

    —Por supuesto, los niños necesitan recrearse. Tienes el permiso, pero no lleguen tarde para el almuerzo, yo misma le preparare un buen platillo al tío Onigumo, obviamente con la ayuda de la niñera —respondió Kagome con suma autoridad, realmente se estaba tomando muy enserio su rol de Kikyo.

    Onigumo se levanto de su asiento y hablo:

    —No es necesario Kikyo, aunque si me prometes que me chuparé los dedos con ese plato que me prepararas, estaré agradecido.

    —Prometo que será el mejor plato que hayas comido.

    Kikyo se acomodó la falda verde y salió agarrando a los niños de la mano. Salieron de la mansión y se montaron en la limosina para que el chofer los dejara en el parque donde solían jugar.
    Tocaron el timbre de la mansión, Ayame salió y abrió la puerta. Eran Koga y Sango que venían a visitar a Kagome. La sirvienta los dejo pasar hasta la sala donde se encontraban: Kagome, Kagura, Inuyasha y Onigumo. Cuando el moreno vio a su amiga de esa forma, sintió que el corazón le latió fuerte, Inuyasha gruñó al ver nuevamente a su rival número uno.

    —¡Te vez divina, Kagome! —exclamó Sango abrazando a su amiga.

    —Es verdad… estás tan hermosa como una flor —comentó Koga embobado por la belleza de su amiga, la cantante.

    —¿Ellos quienes son? ¿Por qué te llamaron Kagome? La verdadera Kagome se acabo de ir con los niños —preguntó Onigumo confundido, no entendía la reacción de Sango hacía Kagome.

    —Es que como mi hija tiene un parecido con la niñera, a veces las confunden. Eso es todo —explicó Kagura tomando su abanico, que aún se encontraba en el suelo.

    —Él es un lobo sarnoso y ella Sango, son amigos de la niñera. Pero lamento informarles que ella acabó de salir, como dijo mi tío, así que pueden retirarse —habló Inuyasha.

    —No, mi amor, ellos pueden quedarse para el almuerzo, de igual forma son como de la familia, al igual que nuestra querida niñera —Kagome sonrió mirando al albino, éste gruñó y se cruzo de brazos. Onigumo, sin entender lo que pasaba, saludo a los dos invitados y se retiro de la sala con la compañía de Kagura. Koga preguntó qué era lo que pasaba realmente, la curiosidad lo mataba al igual que a Sango. Kagome les explicó todos los detalles y de allí el malentendido, así que hizo que sus amigos la ayudaran en esa pequeña mentira, que cada vez se iba volviendo grande y tarde o temprano el señor Onigumo se daría cuenta de la verdad, y eso complicaría la relación de Inuyasha con Kikyo y el secreto de Naraku. Tarde o temprano la verdad sale a luz y, pronto se iba a descubrir un gran secreto dentro de la mansión, donde involucraban a las brujas y a Kagome.

    —Inuyasha, debo contarte algo, pero quiero que esto quede en secreto entre nosotros tres —habló Kagome tomando asiento junto con sus compañeros.

    —¡Habla, mocosa!

    —No la trates así, perro rabioso.

    —¡Dejen hablar a Kagome! —gritó Sango. La niñera sonrió y comenzó con su relato…

    —Yo antes me había hecho pasar por una persona… precisamente por tía de los Taisho, todo fue para cubrir una travesura de Hakudoshi en el colegio. La directora se creyó éso y, ahora, para ella, soy la tía Britney, que fue el nombre que me puse —contó avergonzada mientras bajaba su rostro —. Pido disculpas.

    —Ahora entiendo por qué estabas vestida así ese día, nunca me terminaste de contar —inquirió Koga.

    —No debes disculparte conmigo, mocosa, pero si mi padre se entera… No sé qué pasaría.

    —Pero no se va a enterar —intervino Koga —, además ella horita se está haciendo pasar por Kikyo, así que todos en la mansión le deben un gran favor. Es que Kagome es tan dulce que ayuda a su prójimo.

    El moreno se acercó hasta la niñera y la tomó de la mano para luego besar éstas. Kagome se avergonzó mientras a Inuyasha lo consumían los celos. A la sala, había llegado un nuevo individúo; ésta vez se trataba Sesshomaru, quien acababa de llegar de la empresa. El joven hombre visualizó a Kagome de pies a cabeza, alzo sus cejas y dirigió una mirada a su hermano menor, preguntándole con los ojos qué era lo que ocurría, pero éste no pudo responder porque el tío Onigumo entraba a la sala llamando a Kikyo.

    —Ya sé que podrías prepararme, querida Kikyo —dijo el hombre con una sonrisa.

    —¿Kikyo? —preguntó Sesshomaru confundido sin entender la reacción de su tío.

    —¡Vaya! —exclamó Onigumo observando a su sobrino —. Pero que grande estás, Sesshomaru.

    —Y tiene otras cosas muy grandes, ¿verdad Kikyo? —Sango desvió una mirada picara a su amiga, al recordar lo que le había contado Kagome acerca de Sesshomaru y su relación secreta con Kikyo.

    —Un gusto volverlo a ver, tío Onigumo.
    —El gusto es mío, sobrino. Qué guapo estás, has de tener a más de una enamorada. Al menos tu hermano, Inuyasha, se llevo la lotería con una mujer tan hermosa como Kikyo.

    Sesshomaru ya comenzaba a entender lo que ocurría, una media sonrisa se dibujo en su rostro para luego volver a ese rostro inexpresivo, mientras que con la mirada fulminaba a Kagome, sintiéndose ésta muy intimidada por los ojos ámbares del albino mayor.

    —Y bien tío Onigumo; ¿Qué fue lo que se le ocurrió? —para sorpresa de Sesshomaru, Kagome habló casi que con el mismo tono de voz que el de Kikyo. Se estaba tomando muy enserio la personalidad que debía asimilar en la presencia del Taisho mayor.

    —¡Cangrejo! No importa como lo prepares, pero tengo un antojo de éso, ¿sí podrás prepararlo?

    —Confié en mí —fue lo que obtuvo como respuesta por parte de Kagome —. Con su permiso, debo retirarme.

    Y dicho éso, la joven niñera, junto con Sango, salió de la sala y se dirigieron al cuarto de Kagome, donde se encontraba Shippo husmeando la computadora que estaba encima de la mesa del cuarto.

    —Me tienes olvidado, además de que no me dejas salir de tu cuarto —se quejaba el pequeño peli rojo mientras se levantaba de la silla.

    —Oh, lo siento mucho Shippo, he tenido algunos problemas —dijo Kagome dándole un abrazo al pequeño.

    —¿Quién es él, amiga? —preguntó Sango observando al niño.

    —Él es Shippo; Shippo, ella es Sango, mi mejor amiga —presentó Kagome tomando asiento sobre la cama —. Lo encontré en la calle, y lo traje a vivir en la mansión, pero nadie aún sabe acerca de su presencia.

    —Sí, Kagome ha sido muy buena conmigo, como un ángel de la guardia.

    —Qué adorable —Sango se acercó hasta Shippo y lo tomó de los cabellos, revolviéndoselos entre sí, con un movimiento de mano.

    —Sango, ¿me harías un favor? —preguntó Kagome mirando a su amiga, ésta asintió con la cabeza —. Podrías ir a comprar un cangrejo, ya que en la cocina no hay, está mañana limpié el desastre que ocasioné anoche y noté que de éso no había.

    —¡Claro! —contestó con una sonrisa; Kagome bajó junto con Sango al primer piso y le pidieron dinero a Naraku, éste no tardo en darles, para que la castaña se retirara de la mansión en busca de un cangrejo fresco para el almuerzo, precisamente para el plato de Onigumo.

    Sango fue en uno de los autos deportivos de la mansión, mientras ella se iba, los niños volvían con Kikyo; todos se bajaron del auto y los pequeños entraron corriendo a la mansión. La falsa niñera se encontraba en muy mal aspecto, tenías los pelos hecho un desastre y su uniforme se encontraba sucio.

    —¿Se divirtieron? —preguntó Onigumo.

    —Sí, la niñera es muy divertida —respondió Hakudoshi recordando como fue que le había hecho la vida imposible en el parque a la pobre Kikyo.

    —¡Usted! —llamó Kagome mirando a su doble, Kikyo, quien hacía de ella —, ve a cambiarse para que me ayude en la cocina, es una orden.

    Kikyo gruñó entre dientes y subió las escaleras.

    —Y… —dijo Kagome llamando la atención de Kikyo, ésta dejó se subir y se volteó—, vuélvete a colocar el uniforme de niñera, que te queda muy bien.

    Una sonrisa invadió el rostro de Kagome, mientras que en el de Kikyo se podía notar la cólera que llevaba dentro. En cualquier momento ardería Troya si las cosas seguían así.

    ***

    —Seguro que desea llevar vivo el cangrejo —preguntó el encargado de la caja un poco incrédulo.

    —Sí —respondió Sango con una sonrisa —¿Cuánto es?
    El cajero le indicó el precio, Sango sacó los billetes que le dio Naraku y pagó el pedido para luego retirarse del súper mercado y montarse en el auto donde la esperaba uno de los choferes de la mansión.

    Cuando llegó, se bajó del auto y se dirigió a la cocina, donde en esos momentos estaba Kagome y Kikyo tratando de realizar comida, ya qué, ambas no sabían cocinar.

    —¡Al fin llegas! —dijo Kikyo sarcástica.

    —¿Has traído lo que te pedí? —Preguntó Kagome recogiendo su vestido —exactamente el vestido de Kikyo— para que no se arrastrara por el suelo.

    —Sí, aquí está —indicó sacando de una caja al pequeño animal, cuando de pronto éste movió sus patas y apretó con sus pinzas.

    —¡Está vivo! —dijo Kagome encarando a su amiga.

    —Pero es que, era lo único que había; además se encontraba en esa pecera sola y triste —explicó Sango tocando al animal.

    —Se supone que se prepara estando muerto, no vivo —comento Kikyo mirando al cangrejo.

    —Uyy sí, ahora sí sabes de comida —ironizó Kagome cogiendo el cangrejo, para luego acercarse a la olla que estaba a fuego y lanzarlo allí, pero el brazo de Sango la detuvo.

    —¿Qué vas hacer?

    —Voy a cocinarlo para prepararlo —indicó Kagome aún con el cangrejo en la mano y el brazo en el aire, donde en cualquier momento soltaba al animal a la olla.

    —No vez que es un ser viviente —chilló Sango quitándole el cangrejo.

    —No seas estúpida, —intervino Kikyo tomando el cangrejo con sus manos —hay que cocinarlo como dice Kagome; por algo te mandaron a comprarlo.

    Y cuando Kinomoto fue a lanzar al animal a la olla, éste se le resbaló de la mano y cayó al suelo; Kagome se agachó para recogerlo, al mismo tiempo en que lo hacía Kikyo. Cuando ambas se agacharon a recoger al cangrejo, éste, con sus pinzas, atrapó algunos cabellos de las dos jóvenes.

    —¡Auch! —gritaron las dos mientras se levantaban con las cabezas pegadas; ya que, el cangrejo sujetaba con sus tenazas el cabello de ambas, tanto el de Kikyo, como el de Kagome.

    Sango no contuvo la risa y estalló en carcajadas, tocándose con su mano el estomago, mientras con la otra se tapaba la boca para no ser tan notoria.

    —¡No te muevas! —decía Kagome estando quieta, mientras estiraba el brazo y cogía un cuchillo —, debo cortarte el pelo.

    —¿¡Qué!? —gritó Kikyo tras escuchar eso —. ¡Estás loca! A parte de que te haces pasar por mí, quieres cortarme el cabello, obvio que no, córtatelo tú.

    —No seas bruja, sólo será un pedazo, ¿o quieres permanecer así de por vida?

    —No exageres, podemos buscar otra solución… Nunca creí verme en una situación tan bochornosa como ésta.

    Sango, quien había parado de reír; respiró hondo y trató de ayudar a su amiga a quitarse el cangrejo que colgaba sobre su pelo azabache; ambas chicas gritaban de dolor al sentir que el animal jalaba de sus cabellos y las juntaba, haciendo que amabas cabezas chocaran entre sí.

    De pronto, Inuyasha entró en la cocina por la puerta de vaivén, avisando que comenzaran a servir la comida, ya que, el tío Onigumo se estaba desesperando por tanta espera. El joven albino no se dio cuenta de lo que ocurría y volvió a salir por la puerta, hacía el comedor.

    —¿Qué hacemos? —preguntó Kikyo con frialdad y a la vez preocupada y asustada.

    —No lo sé… —contestó Kagome desesperada.

    —Sirvan ustedes juntas la ensalada, mientras que yo sirvo lo demás —propuso Sango abriendo la nevera para luego sacar de ésta una taza llena de ensalada y entregárselas a ambas chicas.

    —¿Y en donde están las sirvientas y el viejo Miouga? —preguntó Kikyo al mismo tiempo en que recibía la taza con una mano, mientras que Kagome, con su mano, cargaba la paleta con la cual repartirían.

    —Naraku le ha dado el día libre al chef al saber que yo haría el almuerzo —contó Kagome, mientras Sango escondía el cangrejo con los pelos de ambas chicas.

    Kikyo, con la mano que le quedaba desocupada, agarraba por detrás al cangrejo, Kagome hacía lo mismo con la otra mano. Ambas se veían cómicas; Kinomoto con la taza de ensalada en una mano, y con la otra agarraba al cangrejo por detrás, mientras que Higurashi en una mano cargaba la cuchara para servir y en la otra sujetaba al cangrejo, ya que si lo dejaban colgando, les dolería más el cabello.

    —¡Bien! No parece que tuvieran un animal colgando sobre sus cabellos, vayan y sirvan la ensalada —indicó Sango ayudando a salir a las chicas de la cocina.

    —¡Hola! —saludaron ambas al unisonó, saliendo por la puerta de vaivén que daba directo al comedor; todos los presentes, que se encontraban sentados en sus respectivos puestos, miraron a ambas con incredulidad. ¿De cuando acá se llevaban también? Todos sabían que se estaban haciendo pasar una por la otra, pero eso no daba motivo para que de la noche a la mañana fueran las mejores amigas, sabiendo muy bien que no se agradaban entre sí. Kagome, por su parte, la catalogaba como bruja menor, desde el día en que Hakudoshi le contó muchas barbaridades sobre ella, y es que, desde que vio aquella escena de Kinomoto con el hermano mayor de Inuyasha, le había quedado más que claro el concepto de bruja. Y Kikyo, solía decir que Kagome era una marginal sin educación y glamor.

    Ambas chicas caminaron juntas sin separarse, sirviendo en cada plato la ensalada; Kikyo colocaba la taza, y Kagome servía con la cuchara grande… Nadie se había dado cuenta del pequeño accidente que se encontraba detrás de las jóvenes; un cangrejo vivo que les estaba dando más problemas de los que tenían.

    —¡Auch! —gritó Kikyo mientras le servían a Sesshomaru.

    —¿Qué te paso, Kagome? —preguntó Onigumo al escuchar el gritó de la supuesta Kagome, donde la verdadera contestó:

    —Es solo que se emociona cuando está cerca de Sesshomaru, ambos mantienen una relación…secreta.

    —Qué sorpresa, no sabía eso, Sesshomaru —Onigumo se había tragado aquel cuento, y en cierta parte Kagome tenía toda la razón. Inuyasha se ahogó con el vaso de agua que bebía, mientras observaba confundido a Kagome.

    Cuando los ojos de Hakudoshi vieron a un niño correr por el pasillo; se levantó bruscamente de su asiento y gritó:

    —¿Quién es ese niño peli rojo?

    Todos miraron al pequeño albino, mientras Kagome recordó que se trataba de Shippo, le dijo que no saliera del cuarto…Continuará.
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso