¡Pobres los Ricos!

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Heather, 4 Abril 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    :crabl:
    ...
    /nosebleed
    Esas oraciones me hicieron un poquito más pervertida, gracias xD
    Me encantó este capítulo, mé dejó con muchísima intriga, espero que Kagome escape de Naraku por toda la escuela, correr de alguein en un colegio es divertido xDD Sobre quién al llamó, ya me hago una idea, a ver si pensé bien oWo
    Espero el próximo capitulo muy, muy ansiosa!
     
  2.  
    luna sahara

    luna sahara Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Agosto 2009
    Mensajes:
    114
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ok, ok, esto esta muuuuuuuuuuy interesante!!!!

    como estas?, bueno al grano, me encanta me que de muda cuando kag ve a sess de esa manera y muy asustada tambien, concuerdo conque el traje de kag era demaciado, peor tienes rason, kag es pobre y no sabria como vestirse, me muero de ganas de saver quien llamo a kag.

    bueno cuidate
    nos vemos bay!!!!!!
     
  3.  
    Its

    Its Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    149
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    La historia es muy entretenida, de momento me está gustando mucho. Tenía muchas ganas de ver como terminaba la escena de Sesshomaru y Kagome y ha sido más corta de lo que pensaba.
    El detalle del árbol me ha gustado mucho, seguro que más adelante influirá de alguna manera en la historia. Me has dejado con mucha curiosidad después de leer el final, quiero saber quien la ha llamado y si ya desde el primer día, con la primera trastada de uno de los niños se mete en lios. Me gusta la ternura con la que trata a los niños, seguro que poco a poco se los va ganando a todos.
    Viendo la imagen de Kagome con el vestido, se ve hace excesivo para ir al colegio. De hecho parece para ir a una fiesta de baile o algo similar, en cambio en el capítulo no me ha dado esa sensación.
    Muy bueno el capítulo, espero leer pronto el siguiente.
     
  4.  
    Anneliese

    Anneliese Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    15 Octubre 2006
    Mensajes:
    970
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola, mi cotorra :3

    Yo también pensé que el encuentro entre Sesshomaru y Kagome se alargaría mucho más para deleite de nosotras las fans de ver algo hot. Ok, no xD

    Que bonito el momento de InuYasha y Rin, especialmente cuando él no es taaan cariñoso con los nenes. Y me pareció muy lindo lo de Kaede al pedir que Kagome se quedara con ellos. De verdad que fue bonito su gesto.

    Sin embargo, el que se lleva el premio de lo mejor del fics es el malcriado, arrogante y pequeño Hakudoshi. La pobre Kagome se vio forzada hacerle caso para no ser una más de sus victimas, pero me hubiera gustado que ella se hiciera un poco la díficil xD

    Yo también me quede intrigada por saber quien llama al final a Kagome. Ojalá sea InuYasha, porque primero él la cubriría, segundo: me reiría con los dos xD

    Cuídate :3
     
  5.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Pobres los Ricos!
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    3130
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Cantidad de palabras: 2,001.
    Hi chicas, ¿cómo están?
    Espero que bien y que les vaya bien en el trabajo, colegio y demás. Tal vez no tarde mucho en publicar los capítulos ó puede que tarde por culpa del cole, de igual forma siempre tendrán un capítulo nuevo cada cierto tiempo, aproximadamente cuatro días o depende de los comentarios, paro que no se atrasen en leer luego.

    En cuanto a lo del nombre del fic, pues obviamente es porque es lindo, apoco no.
    Ok no, el fic lleva como nombre ¡Pobres los Ricos! Porque Kagome es la protagonista principal y ella en la historia es pobre; mientras que su príncipe azul, Inuyasha; es rico.

    Y según dicen, los ricos podrán ser ricos y vivir rodeados de lujos, pero a la gran mayoría no le es suficiente el dinero, porque pueden que hayan perdido o les hace falta el amor, los sueños, las esperanzas, los anhelos; mientras que lo único que les queda es el dinero. Podrán comprar miles de cosas, pero menos lo mencionado anteriormente.

    Por eso la letra de la canción dice: Pobres los ricos que tanto tienen, que ya ni saben lo que no tienen. Les faltan sueños, les faltan ganas; les falta el tiempo, les falta el alma.

    Lo de negrita quiere decir que tienen tanto dinero, que a veces se les olvida qué es lo que realmente tienen y, lo más importante; como el amor de sus hijos, la hospitalidad, sueños, etc.

    También donde dice ‘les falta tiempo’ esto pasa mayormente, porque siempre se la viven ocupados en los trabajos y dejan a sus hijos con la sirvienta, niñera, etc. Prohibiéndoles el amor materno/paterno.

    De igual forma vuelvo a dejar la canción para que la oigan, tiene buen ritmo, y la letra es amor.
    ¡Pobres los Ricos!

    Fueron pocas las que adivinaron quién fue el que llamó a Kagome, he aquí el capítulo y descúbranlo ustedes mismas ;).




    ¡Pobres los Ricos!
    Capítulo 5.
    Kagome, nerviosa, se llevó las manos a la boca y volteó para encarar a la voz que la llamaba.

    —¿Qué haces vestida así? —preguntó el joven detallando la vestimenta de Kagome.

    —¡Koga! Me asustaste, creí que era el señor Naraku —dijo colocando la mano sobre su pecho para tranquilizar la respiración agitada, el joven miró al pequeño niño que estaba al lado de Kagome.

    —Éste mocoso es al que debes cuidar.
    —¿A quién llamas mocoso?

    —Será mejor que vayas a clases Hakudoshi —avisó Kagome mirando al niño, éste obedeció y entró al colegio nuevamente—. Son cinco niños que debo cuidar, él es el más travieso —contó la joven llevándose a Koga de la mano, para no ser vista por Naraku que bajaba del auto. Kagome entró al baño y se cambio de ropa a la que tenía está mañana, el bolso lo había dejado escondido detrás de un árbol cerca del colegio.

    —¿Cuándo volvemos a ensañar? —decía Koga caminando junto a Kagome, ambos iban llegando al barrio, específicamente a la lonchería.

    —Horita mismo, podemos ensañar en estos momentos y luego me iría a la mansión. ¿Inuyasha? —exclamó la joven cuando entró en la lonchería y vio al albino montado en la pequeña tarima junto a su guitarra eléctrica.

    —¿Qué hace el perro rabioso aquí? —gruñó Koga viendo como comenzaba a cantar su rival.
    Kagome rodó los ojos y luego tomó asiento en una de las mesas desocupada, mientras el show daba inicio.

    “Estoy pensando en ti voy hacerte sentir como lo hiciste a mí, justo ahí. Es solo un poco más lo que puedo esperar la bomba va a estallar, no puedo más, y si pudieras estar en mi lugar, verías que todo es normal; ahora te va a tocar lo que te corresponde.”

    El sonido de la guitarra y el movimiento del brazo que hacía Inuyasha cuando tocaba ésta, hacía que las chicas se alborotaran y rodearan el pequeño escenario, gritando su nombre y siguiéndolo con la letra de la canción. Los demás seguían comprando y otros comían allí mismo para ver el espectáculo. Sango servía las mesas de aquí para allá; el lugar estaba lleno y Koga tuvo que adelantar su turno para poder ayudar a su amiga. Mientras Kagome se quedaba sentada en la silla observando y reconociendo lo bien que cantaba el engreído de Inuyasha.

    “Sé que son maaalas tus intenciones, por mi ventana pasan mil rumores; sé que son maaalas, maaalas tus intenciones…Y sé que estás ahí, me puedes oír, no hay marcha atrás debes continuar, puedes pensar y especular como está historia se va acabar.
    Y si pudieras pensar, un poco más, verías que nada sigue igual, estoy muy cerca del lugar en donde tú te escondes”

    —¡Gracias! —dijo al finalizar su canción, lanzando besos por doquier a sus fans.
    El albino se bajo del escenario y entró por el cuarto trasero en donde guardaban los instrumentos; Kagome lo siguió y lo felicito por lo bien que tocaba, éste solo guardo su instrumento y la ignoro.

    —Eres tan engreído, eres un tonto.
    —Y tú una mocosa.
    —Que me llamo Kagome, ¿Cuándo me llamarás por mi nombre?
    —Ummh, el día en que las vacas vuelen, ¿te parece?

    Inuyasha se acercó seductoramente a la joven y la tomó de la muñeca, colocando a la chica nerviosa.

    —¡Suéltame! ¿Qué harás? —preguntó al sentir tan cerca el rostro de Inuyasha y su respiración mezclarse con la suya.

    —Solo quería ver cómo te había quedado la nariz —la soltó y salió del cuarto.

    —Idiota —susurró viendo como se alejaba el albino, que con la facha que tenía se veía muy atractivo. La joven se mordió el labio y luego salió del cuarto rumbo a la mansión Taisho, se le había hecho tarde y debía ayudar a Ayame con los deberes de la casa y, lo más importante; entregar el vestido sin que Kikyo lo notara. Cuando salió de la lonchería, vio como Inuyasha se montaba en su auto.

    —¡Espera! ¿Vas a la mansión? —preguntó asomando su rostro por la ventana del copiloto.

    —Sí —contestó Inuyasha con fastidió mientras le hacía señas a Kagome para que se montara del otro lado y, así hizo la joven.

    Ninguno de los dos hablo durante el recorrido. Inuyasha escuchaba a todo volumen el radio del auto, mientras Kagome más de una vez cambiaba la emisora, pero Inuyasha volvía a colar su música y así pasaron un buen rato, presionando los botones de aquel aparato que reproducía el sonido. Cuando llegaron a la mansión, Kagome se bajo molesta del auto y entró en la casa. Subió a su cuarto dejando su chaqueta sobre una mesa y el bolso sobre la cama para luego bajar y ayudar a Ayame con los deberes de la casa.

    Al cabo de un buen rato, la joven se encontraba limpiando las macetas que habían en la parte de arriba de las escaleras. Mientras movía las matas, se acordó nuevamente del cuerpo casi perfecto de Sesshomaru, ya al menos sabía como se llamaba aquel joven hombre de tan grande armadura. Se sonrojo como un tomate y, accidentalmente, dejó caer una maceta por los orillos de las escaleras y ésta dio a parar en la cabeza de Kagura, que pasaba esos momentos por el primer piso. La mujer del abanico, cayó bruscamente al suelo llenando su cabellera de tierra.

    —¡La mataste! —exclamó Inuyasha quien había visto todo y miraba desde abajo a la culpable. Ésta sonrió nerviosa y se llevo las manos a la boca para luego bajar al primer piso y ver el cuerpo de Kagura.

    —¡Hay que llevarla al sótano! —decía Kagome nerviosa.

    —¡Estás loca! Yo no quiero ser parte de este asesinato.

    —No seas idiota, ella no está muerta, ayúdame a cargarla —pidió la joven mientras tomaba los pies de la mujer e Inuyasha tomaba los brazos para alzarla y llevarla hasta el sótano de la mansión, que quedaba en la parte de abajo.

    —La humanidad estará agradecida por matar a una bruja —burló Inuyasha soltando a Kagura en el suelo. Ambos se limpiaron las manos y salieron cuidadosamente del sótano, sin antes; cerrar la puerta con llaves.

    —¿Dónde está tu novia? —preguntó Kagome.

    —De compras con su hermana, como siempre —contestó Inuyasha cruzado los brazos—, y quiero decirte que no me culpes por lo que le pase a Kagura.

    Kagome no pudo escuchar esto último porque se había alejado rápidamente del albino. Subió a su cuarto, sacó el vestido de Kikyo del bolso y se dirigió al cuarto de la joven. Estaba ubicado en el mismo piso en donde estaba el de ella, el de Sesshomaru, y los niños.
    Para su suerte, no había nadie y la puerta se encontraba sin llaves; penetró en la recamara de la ‘bruja-menor’ y se acercó cuidadosamente al armario. Allí, colgó el vestido que había usado, y lo dejó tal y como estaba. Justo en el momento en que iba a salir; la puerta se abrió y Kagome sin saber que hacer, se movía de aquí para acá, hasta que se escondió debajo de la cama.

    —No podemos seguir con esto, Kikyo —esa voz era reconocida para Kagome; se trataba de Sesshomaru. La joven que lo acompañaba, cerro la puerta tras de él y con pasos seductores, se acercó a la ventana y bajo las persianas de ésta misma.

    —Lo hubieras pensado hace un año, cuando comenzamos con está relación, además, tú no quieres a Inuyasha —habló Kikyo acercándose al joven hombre que vestía elegantemente, tal vez venía de las empresas Taisho.

    —Podré odiarlo, pero de igual forma sigue siendo mi hermano —contestó con su habitual tono de voz, iba a proseguir, pero Kikyo lo calló con un suave beso sobre sus labios que rápidamente fue correspondido por Sesshomaru.

    Kagome veía todo aquello de una distancia prudente para no ser descubierta. Kikyo seguía besando a Sesshomaru, el beso se fue volviendo profundo hasta que Sesshomaru bajó una de sus manos a la cadera de la joven para pegarla a su cuerpo. Acto seguido, dieron paso a sus lenguas, Sesshomaru penetró la suya en la boca de Kikyo y ésta por su parte, comenzó a corresponder de una forma feroz y profunda.

    Al cabo de unos segundos; Sesshomaru se separó de la muchacha y, sus ojos ámbares, comenzaron a abrirse lentamente para detallar el rostro sonrojado de la joven que había besado segundos antes.

    Que no lo desnude, que no lo desnude… Repetía Kagome en sus pensamientos ¡Rayos! Lo va desnudar. Pensó al ver como caía lentamente la camisa de Sesshomaru al suelo; Kikyo le había quitado el saco negro que hacía juego con su pantalón y le comenzaba a quitar la camisa de botón a botón, hasta que ésta dio caer al suelo, dejando al joven hombre con la corbata azul marino, colgar sobre su cuello aún.

    Kikyo lo jaló de la corbata y lo pegó a su cuerpo para darle un beso y luego bajar sus labios hasta el cuello del joven, cosa que lo excitó y lo llevó a llevar una de sus manos al trasero de la muchacha para luego darle un fuerte apretón. La joven gimió cerca del oído de Sesshomaru y con su mano derecha, la deslizo por toda la ancha espalda de su amante, haciéndolo templar de deseo.

    Kagome rezaba para que sus ojos no dieran con algo que ella no quería volver a ver y, está vez; lo vería en un tamaño completamente distinto al habitual. Pero lo que la joven de cabellos azabaches, no podía crear; era que el hermano mayor de Inuyasha anduviera de amoríos con su novia. Realmente los ricos tenían una forma de jugar, muy suciamente.

    —¡Kikyo! —llamaron a la puerta, dando dos golpes.

    —¡Inuyasha! —susurró la aludida separándose de Sesshomaru—, escóndete en el baño —ordenó recogiendo la camisa de su amante y entregándosela para que éste se escondiera en el lugar asignado.

    Kagome dio un gran suspiro, que si no fueran por los nervios de Kikyo, se hubiera dado cuenta de su presencia. La joven se acomodo el vestido, y con su habitual pose, rostro y voz, abrió la puerta para que entrara su novio.

    —¿Por qué tardaste? Keh, no importa. Aquí te traigo el vestido que mandaste a diseñar para la fiesta de disfraz en casa de los Takashi —dijo el albino entregándole el vestido a su novia. Era uno muy hermoso color azul. La chica lo recibió y se dirigió al armario; éste estaba abierto para sorpresa de ella.

    —¿Qué paso? ¿No te gustó el vestido? —preguntó Inuyasha al ver a su novia sorprendida. La chica contesto con un nada rotundo.

    Lonchería, Tic Tac.

    Durante toda la mañana, Koga maldijo al joven Inuyasha por haber tocado en la lonchería y, por su culpa; el dueño les prohibió volver a ensañar o tocar en su tienda, al menos que buscaran un nombre para la banda, cosa que aún no tenían.

    —Por eso dije que era mejor ponerle SangoLove’s —comentó la chica de cabellos castaños limpiando una de las mesas, mientras era escuchada por Koga que se encontraba de brazos cruzados y recostado a la pared.

    —Todo por culpa del ricachón “ese” —pronunció en un tono molesto—, llamaré a Kagome para darle la mala noticia de la banda.

    Sango asintió y se llevó las bandejas de la mesa, mientras Koga cogía su teléfono y marcaba el número de Kagome…

    Mansión Taisho.

    Una melodía se escuchó por todo el cuarto, haciendo que Inuyasha y Kikyo se callaran para escuchar con atención el celular que sonaba. La joven dueña del cuarto, se percato de que el ruido venía debajo de la cama. Pensó que se podría tratar del celular de Sesshomaru, que al quitarle la camisa éste haya caído al suelo, precisamente debajo de la cama. La muchacha puso una expresión de nervios que duro pocas milésimas, para no ser tan notaría ante su novio.
    Inuyasha, al darse cuenta que el ruido venía debajo de la cama, se agachó para coger el celular; pero su sorpresa fue cuando…Continuara.

    ¿Inuyasha habrá visto a Kagome?
    ¿Qué hará Kikyo para impedirlo?
    ¿Qué hará Kagome luego de saber que engañan a Inuyasha?
    ¿Kagura murió O. o?
    ¿Le gusta el nombre de la banda, SangoLove’s (?)?
    Ok no x’DD, esa última no cuenta.

    Pero aclaro que el nombre de la lonchería se llama ‘Tic Tac’
    Espero que esté capítulo les haya gustado y haya sido divertido como los anteriores.
    Está vez dejó la imagen de la mansión, que debía hacerlo desde el principió pero se me había olvidado y quería buscar una apropiada. Y bueno, aquí está.
    También dejo la canción que canta Inuyasha en la lonchería; Malas intenciones





     
  6.  
    Ita

    Ita Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    28 Junio 2009
    Mensajes:
    346
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    :crabl: OMG, era Koga? Yaaayy!! Adiviné xDD
    Por Dios, Kikyo es una desvergonzada, bruja, malnacida... y otros insultos. Pero bueno, quién puede resistir al atractivo se Sessh, si existe alguien, que venga que le doy un premio xD
    Pobre Kagome, no quería ver de nuevo eñ "premio" que Dios le dio a Sesshomaru y menos quería ver que lo usara xDDD
    Para mí qué, si Inuyasha mira debajo de la cama, Kagoem ya no está, o la ve y hace como si nada. Pero tal vez Kikyo le planta un beso y el dice que es el suyo, o alguna cosa de esas.
    Tuviste algunos errores:
    Creer, supongo.
    Creo que es "fiesta de disfraces".
    Esos fueron los que noté.
    Me encantó este capítulo, espero que pongas el seis muy pronto!
    Saludos~~
     
  7.  
    irenefic

    irenefic Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    16 Mayo 2009
    Mensajes:
    66
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Han matado a kaguraa ?? o.O que fuerte...son unos asesinoos..y encima la esconden...o.O
    Y...y...S-s-s-s-s-sesshomaruuuu con Kikyooo ?? o.O Otra cosa inesperadaaaa!! waaa que sorpresaas me estoy llevandooo....o.O

    Bueno, quitandome el shock traumático te diré lo habitual....


    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!! ¡¡DIos!! cada vez está más interesanteee!!! o.O waaaaaaaaaaaaaaaaa queiroo massssss quieroo maaaaaaaas!!!!

    Diooss que intrigaaa quiero saber maas!! ToT quieroo maas!! ToT

    Espero con nsias el siguiente caap!! *w*
     
  8.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Oh bueno, Kouga era mi segunda opción, ya veo que esto no será un trio amoroso entre Kagome Sesshomaru e Inuyasha, al menos eso espero porque aparentemente Sesshomaru esta enamorado de Kikyo, me sorprendio un poco eso ya que no me lo esperaba.

    Pobre Kagura, anque sea un poco mala espero que no muera O.o ese golpe debió dolerle mucho, me pregunto si Kagome se meterá en problemas por eso ( a parte de los problemas que ya tiene si descubren que ella estaba espiando a Kikyo y a Sesshomaru :o)

    Buen capitulo, tuviste algunos errores(que ya te han señalado en otros post) pero me gusta como va avanzando la historia. Gracias por avisarme de este capitulo ;)
     
  9.  
    Its

    Its Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    149
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Qué rápido has puesto el capítulo *o*
    La historia me sigue gustando mucho, tengo ganas de leer más trastadas de los peques. Tambien me ha sorprendido que Sesshomaru esté enamorado de Kykio, aunque me hubiera gustado que Inuyasha les pillara.
    ¿Inuyasha habrá visto a Kagome?
    Espero que si, sería más interesante.
    ¿Qué hará Kikyo para impedirlo?
    A saber... besar a Inuyasha para evitar que mire debajo de la cama...
    ¿Qué hará Kagome luego de saber que engañan a Inuyasha?
    Mmm hacer que los pille?
    ¿Kagura murió O. o?
    No creo.
    ¿Le gusta el nombre de la banda, SangoLove’s (?)?
    No mucho.

    Espero con ganas el siguiente capítulo.
     
  10.  
    maFFer susin

    maFFer susin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    22 Febrero 2010
    Mensajes:
    223
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    wow qe capi tan bueno uyy pobre kagome yo en su lugar me hubiera infartado jaja pero bueno jaja qe pasara con inu yo digo qe no la ve kagome es muy astuta en fin felicidades amiga te qedo super el capitulo espero la continuacion pronto no vemos bye¡¡¡¡
     
  11.  
    luna sahara

    luna sahara Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Agosto 2009
    Mensajes:
    114
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    hhhaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!

    no lo puedo creer, sess y kikyo ¿juntos? ¿como paso esto?
    no medejas con las dudas y con ganas de saber que mas paso,
    ¿descubriran a kagome? ay espero que no, si es asi el problemon que
    se le armara, la verdad como soy un poco despistada :D no me imajine que fuera koga,
    bueno, ¡¡me encanta!!, pliss pliss pliss pliss que llege pronto la conti.

    cuidate, nos vemos, besos bay!!!!! (debo acortar mis despedidas)
     
  12.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola! jajaja, tus capitulos siempre me sacan una q otra risa diabólica (no pregunten xD) Q risa cuando Inuyasha creyó q Kagome había matado a Kagura jajaja xD aunke lo q no ntiendo es xq Kagome kiso llevarla al sótano en lugar d un hospital o.O... En fin, solo t digo q cuides bn la colocasión d las tildes y tambn te marcó un error q repetiste varias veces:

    ensañar

    Y debería ser ensayar ... en fin, muy bueno el capítulo. Gracias x avisar y staré pendiente d tu continuación ;)
     
  13.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola Heather :) Gracias por avisarme. He quedado o.o literalmente con este capitulo. No se como rayos llamar a la Kikyo, eh... Tal vez... BIT** Ok no. Pero enganar a Inuyasha con Sesshomaru! OMG Y ud.Sesshomaru *halandole de la oreje* tan serio que se ve. Y prestandose a aquellos juegos. Bueno dejame decirte que no eres el "legal". Es el "otro". Ok, eso sono muy marica xD Sinceramente me decepcionas, ya veras. Sufriras y te enamoraras de Kagome! O con Rin. No, esta muy pequena. Kagura? Esta casada. Ah si, hablando de Malala, ejem... Perdon Kagura, se lo merecia! Bueno no. Un golpe, amnesia temporal tal vez, la muerte no. A ver si a si ves a las "hermosas e inocentes" hijas que te gastas! Inuyasha pendejo ( se me salieron. Estoy euforica :@) tirate del rock star! Si lo maximo. Pues no senor, no eres lo maximo! Baja los humos por favor!

    A ver que mas??
    A si, hubo una parte en la que se te escapo una tilde en sonrojo ( no lo escribo porque te comento de mi celular ;p) y creo que cuando hablabas de la banda y la loncheria querias decir "ensayar" en vez de ensanar (repito,desde mi cel, no hay n. Ay bueno me entiendes xD) sinceramente espero que Kagome le de celos a Inuyasha con Koga. Y que Sesshomaru y Kikyo, bueno HELL!!! Ok no xD

    Me gusto mucho este capitulo. Espero pronto la continuacion. Nos escribimos. Besos a sabor a chocolate.
     
  14.  
    ruviesita

    ruviesita Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    272
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ;) me encanto el capitulo por favor ke inuyasha no vea a kagome, si no se arma la chilindrina,una pregunta kagura murio¿??¿ por ke la pusieron en el sotano?¿?Me gusaria ke pasen cosas con sango y miroku o ke aparesca miroku mas y sango tambien. bueno le doy a tu capitulo un 10. es tubo re copado, pobre kagome justo en ese momeno sesshomaru y kikio entran
    :P Kikio es una p..... como puede engañar a su novio con su hermano eso si es bajo :cool:



    :ANYWORD:65 :eek: bssssssss espero el procimo cap
     
  15.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    (Pues aquí está la mensa de Izayoi reportandose *la empuja* Ahí se las dejo, yo me voy a una manifestación) ¡Oye! ¿¡con permiso de quien!? (con el mio, es a favor de los derechos de "las dobles personalidades de la clinica") AL MENOS COMENTARÉ SIN TI... (Mejor para mi :saltarin:)

    Me gusta mucho como manejas a Inu, aunque aquí si se aplica la de "Inu-til" el pobrecito (diras richachón) ¿no te habías ido? (recordé que la manifestación es en cemzoo) ¡¿que!? Bueno, no me esperé eso de Sesshoumaru y Kikyou, mi Inu ya es cornudo (¡¡muuu!! :D) :confused: como decía... la actitud de Inu es genial y no un romantico seductor como lo han pintado últimamente... gracias por avisarme del capitulo (¡¡¡Igualdad para las dobles personalidades!!! *por un alto parlante* ¡¡exijimos las mismas condiciones de estas locas con quienes compartimos cuerpo!!!) ¡Yuuko! Me voy amiga, esta está con sus protestas... (¡¡Arriba las dobles personalidades!!)
     
  16.  
    Lauriithaax

    Lauriithaax Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    21 Mayo 2009
    Mensajes:
    164
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    :O Kagome mató y encerró en el sótano a Kagura para que no la descubrieran.
    e___________é y Inuyasha es completamente su cómplice, lo sé.
    Me he reido mucho con este capítulo pero... ¿WTF? ¿Kikyo y Seshommaru? no lo creo D:
    Espero con ansias continuación :3 me avisas (:

    Atte: LobAnime
     
  17.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Waaaaaaa!!!!!!!!!!!!! xD definitvamnt loco, el capitulo me hizo reir sin parar. Luego pongo los puntos que mas me vacilaron, por ahora amiguiz te dire que este capitulo estuvo genial. Ah bueno si era de suponerse que seria Kouga, total no me imaginaba a Sesshomaru llamarla por su nombre de esa manera, menos a Inuyasha para tal caso la hubiera llamado ¡Mocosa! xD jajaja aahmm bueno.

    Por otro lado, Inuyasha "canta" bien eh la cancion estuvo muy bonita y apropiada para la personalidad de el, no se xke pero le cae de maravillas la melodia de la cancion :P. Bueno por otro lado, eeehm O.O valgame el cielo!!!! Sesshomaru y Kikio en esa situacion??? De verdad me los imagine por completo y me ruborize >//< ke verguenza para Kagome por Dioos!!! Sesshomaru Dios!! no le conocia ese lado o.O... Ahmm eeh pss la verdad no me esperaba a ellos como pareja n_n pero me agrada, xke asi Kagome tiene el camino libre para enamorarse de él sin presiones n.n

    Ahora si mis partes favoritas con detallazos incluidos xD jajajaja LOL te juro ke me atore con esto mira:

    Jajajaja xD aay mi Dioooosss!!! osea pobre kagura xD jajaja me la imagine bien trankilita caminando y de pronto SACATES!! X_X <---- kedo asi xD jajajaja ke buena ....

    Oooh ooh aki hay otra:

    xD jajaja Inuyasha hombre te pasaste ke malvado como vas a decir eso xD jajajaja LOL encima la encierran en el sotano pobrecita ... me la imagino asi en ese lugar tirada --> X_X ... luego despierta --> o.O?? "ke hago en el sotano" xD jajajajaja wenisimoooo

    La ultimita es esta:

    xD jajajaja Kagome suertuda ke mas kerias naah naah mentira era broma :P jajajajaja

    Bueno amia esos eran los puntos divertidisimos de lo ke keria hablarte n_n Buenisimo el capitulo, o.O esas preguntas estan recontra interesantes, kiero saber si Inuyasha llego a verla o tal vez Kikio lo levanto antes de ke se agachara o.O bueno espero conti prontoooooo ^o^ nos leemos amiaaaaa Aioooss!!!! n_n
     
  18.  
    Anneliese

    Anneliese Usuario popular

    Géminis
    Miembro desde:
    15 Octubre 2006
    Mensajes:
    970
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola, mi cotorra.

    Hubiera querido que fuera InuYasha, pero en cambio me traes a Koga. Nada mal xD
    Ahora lo que yo pregunto: ¿Cómo llegó él ahí?
    La verdad es que no recuerdo si paso por ahí o seguía trabajando en la lonchería.
    Lo de Kagura en verdad no creí que iba en serio cuando me dijiste que le iban a tirar la mata, digo, que a Kagome se le cayera la mata y de casualidad le pegara en la cabeza. Fue muy lol cuando la escondieron en el sotano xD

    La canción que canta InuYasha le queda como anillo al dedo, por cierto.

    ¿Tienes una obsesión con eso de Sesshomaru y las escenas subiditas de tono?
    La verdad es que es muy hot pensar en ellos, puesto que de los personajes de InuYasha ellos dos son los más lindos y sexosos *¬*
    Kagome me da risa con su inocencia pícara. Debe superar su trauma con Sesshomaru xD

    Y como siempre dejas un final que hasta a mí me deja ansiosa de saber qué sucederá.

    Cuídate :3
     
  19.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Pobres los Ricos!
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    3163
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Cantidad de palabras: 2,361.

    Hola, muchas gracias por sus comentarios, aquí les dejo el sexto capítulo y espero que les guste y les sea divertido. Y no; no ando traumada con el coso de Sesymaru, o sea qué oso.
    Es solo que.. Etto…. Bueno, aquí el capítulo.
    Y, una pregunta. ¿Quieren lemmon?

    ¡Pobres los Ricos!
    Capítulo 6.
    El joven albino, al agachar su rostro y, antes de asomarse por debajo de la cama; sus ojos ámbares dieron con una corbata masculina de color azul. Rápidamente la cogió entre sus manos y la olfateo, reconociendo que aquel olor repugnante era de su hermano mayor.

    —¿Qué demonios haces con una corbata de mi hermano? —preguntó en tono molesto y arrugando la corbata entre sus manos.

    —Lo siento Inuyasha, pero debo contarlo o sino no podré volver a dormir —decía en un tono suave y severo, que hizo calmar al joven. Ambos tomaron asiento sobre la cama. Kikyo tomó aire para proseguir—. Mi hermana Abi está locamente enamorada de Sesshomaru.

    —¿¡Qué!? —gritó Inuyasha sorprendido, levantándose de la cama—, tu hermana estará loca para gustar de mi hermano.

    —Eso mismo le he dicho yo, que no se ilusione en un amor falso en donde no será correspondida; todos sabemos en la casa como es de frío Sesshomaru —la joven se levantó y deslizo las manos por el hombro de su novio—. Y está tan loca que a veces le roba parte de su ropa y viene aquí a contármelo, por ejemplo; anoche llegó con esa corbata sin dejar de olfatearla, diciéndome cómo estaba loca por tu hermano. Seguro ella la dejo sin darse cuenta.

    Inuyasha se había comido aquel cuento que relataba su novia, pues le parecía creíble; Abi siempre había sido una chica extraña que miraba a Sesshomaru de una manera no adecuada, como desnudándolo con la mirada, poseyendo su cuerpo… Tembló de pavor al imaginarse a su hermano con la hermana de su novia.


    Los niños llegaron alborotos del colegio, buscando por toda la mansión a la niñera, para felicitarla por lo buena que estuvo está mañana, haciéndose pasar por una tía de mentira. Subieron hasta dar con el cuarto de Kikyo y, entraron sin pedir permiso.

    —¿Han visto a Kagome? —preguntó Hakudoshi mirando a su hermano.

    —No la hemos visto —contestó Kikyo.

    —¿Y quién te pregunto a ti, bruja? —respondió el pequeño albino mirando con arrogancia a la joven, para luego salir de aquel cuarto junto con sus hermanos que estaban detrás de él.

    —No le hables así —gritó Inuyasha alzando su brazo, pero fue en vano porque los niños habían salido corriendo.

    —No te preocupes, siempre han sido así conmigo. ¿Bajamos?

    El joven asintió y soltó la corbata al suelo, para luego retirarse del cuarto de su novia; junto con ella.
    Pasado unos dos minutos; la puerta del baño se abrió y de ella salió un hombre guapo, que luego se retiró del cuarto con mucho cuidado. Kagome suspiró y salió de la cama, limpiando su vestimenta y estirando todo su cuerpo. No podía salir por la puerta porque se escuchaba mucho ruido, miró toda la habitación hasta que vio la ventana, la abrió y pudo visualizar que debajo estaba la alberca, solo necesitaba buen impulso para saltar y caer al agua. La podrían tratar de loca, pero era la única opción que le quedaba para salir de esa; cuando vio que iban abrir la puerta, no lo pensó dos veces y se lanzó por la ventana, cayendo bruscamente a la piscina —para su suerte—, empapándose de pies a cabeza.

    —¿Qué paso? —preguntó Miroku alterado al ver que alguien había caído al agua, mojándolo a él también. Rápidamente se levanto de la silla de tomar sol y se acercó a la orilla para visualizar mejor— ¡Vaya! Pero si es la niñera y la amiga de Sanguito.

    Kagome alzaba los brazos y trataba de asomar la cabeza para poder respirar; Miroku vio que tardaba en salir y se percató de que la pobre niñera se estaba ahogando. Sin pensarlo, se sumergió al agua en busca de Kagome que ya dejaba de patalear. Cuando pudo encontrarla, la puso sobre su espalda y nado hasta la orilla para luego sacarla del agua.

    —¿Qué haces Miroku? —preguntó Inuyasha llegando a la alberca con su corto traje de baño, que dejaba ver sus buenas piernas, altas y bien marcadas—. ¿Kagome? —exclamó al reconocer a la niñera dormida/ahogada sobre el piso, Miroku le hacía presión con sus manos sobre el pecho de la joven.

    —Tendré que darle respiración boca a boca —dijo Miroku con una mirada perversa.

    —¡No! —gritó Inuyasha—, déjamelo a mí, yo mejor lo hago; es que mi padre te llama.

    Miroku, confundido, se levantó, tomó su toalla y penetro en la mansión, según como le había dicho su hermano menor; Inuyasha.
    El albino se acercó cuidadosamente a la joven que se encontraba en el suelo y, agachó su rostro para detallarla bien. Debía admitir que aquella mocosa —como él la llamaba— era muy linda, y se veía como un ángel de esa forma. Nervioso, acercó su boca a la de Kagome, y en poco segundos sus labios se encontraban pegados con los de la joven. Los sintió tan suaves que se le olvidó que era lo que realmente debía hacer y, con mucha pasión, beso como nunca había besado a nadie; Kagome correspondió al beso al sentir que la besaban. Cuando el joven Inuyasha sintió que Kagome lo tocaba por la espalda y se encontraba perfectamente; se separó rápidamente de la joven, levantándose alterado y nervioso.


    —Yo solo te daba respiración; porque estabas ahogada —tartamudeó pasando su mano por la nuca, marcando su fuerte brazo al alzarlo. La joven se levantó y un sonrojo invadió su rostro, sin agradecer ni hacer ninguna otra acción; salió corriendo de la alberca muy avergonzada.

    ¿Cómo pasó todo? Él tenía novia y según los comentarios que rondaban en la mansión, se casaría con la bruja de Kikyo, pero esperen; ella era una bruja que le ponía los cuernos con su hermano mayor, así que Kagome no debía sentir culpa por haber correspondido aquel beso que le gustó en lo más profundo de su alma, había sido tan cálido, suave; esos labios la habían hecho tocar el cielo por unos segundos.
    Entró a su cuarto y cerró la puerta, quedándose allí parada. Llevó su mano al pecho y con su otra mano tocó con los dedos sus labios, recordando la sensación al haber besado a Inuyasha. De pronto comenzó a sentir algo dentro de su estomago, una alegría, mariposas, aquello a lo que llamaban…Amor.

    El albino nadaba por toda la piscina, sumergiendo sus pensamientos, recopilando con calma lo que había hecho hace unos instantes. Nunca había sentido un beso de esa forma, le había agradado y lo dejo con ganas de más, aunque Kikyo sea su novia por más de dos años; ella nunca le había echo sentir esas cosas con sus besos, sino los sentía fríos, húmedos, sin amor.

    Sótano, mansión Taisho.

    Una mujer, de unos treinta años; se levantaba con los pelos desordenados y llenos de tierra. Llevó su mano a la cabeza mientras se levantaba del suelo. Observó que todo estaba oscuro, pero reconocía a la perfección el lugar; se trataba del sótano de la mansión.
    Encontró con facilidad el encendedor de luz y en pocos segundos, el sótano se encontraba alumbrado, haciendo más fácil la vista para detallar todo el lugar. La mujer sacudió su vestido y trató de recordar qué había pasado y por qué demonios se encontraba en el sótano. Seguro habrá sido obra de los demonios pensó imaginándose en los pequeños de la casa, sobretodo en la cabeza macabra, en el demonio de tamaño diminuto; Hakudoshi.

    —Juro que me las pagarás —decía abriendo su abanico. Kagura trató de salir por la puerta pero vio que ésta se encontraba con llaves, forzó con fuerza, pero fue inútil.
    Desesperada, recorrió el sótano, que tenía tiempo que no entraba a ese lugar. Se encontraba lleno de polvo, cajas viejas, y cosas que ya no se usaban de la familia. Revisó algunas cajas y, para su sorpresa; se sorprendió al descubrir un secreto que cambiaría las cosas dentro de la mansión.

    Habían documentos, periódicos y revistas de hace 17 años, en donde Naraku era mano derecha del hombre más importante del país en ese tiempo. Kagura leyó con cuidado y se percató que Naraku había robado a su jefe hace 10 años, luego de haber trabajado tanto tiempo a su lado, como su mano derecha, pero había sido traicionado por Naraku, quien lo llevó a la quiebra y le robó toda su fortuna. Su jefe en ese tiempo tenía dos hijas, una de siete años y la otra recién nacida. Abrió los ojos como platos cuando leyó el nombre de esas dos hijas.

    —Ahora entiendo todo —susurró sorprendida mientras guardaba todo aquello y trataba de salir por una de las ventanas subterráneas del sótano.

    Kikyo volvió a entrar a su cuarto y revisó debajo de la cama, en donde se encontró con un celular —tal cual, como lo había pensado—, pero éste, según el diseño, vio que podría ser de la servidumbre. Asustada, salió del cuarto y buscó a Ayame, que se encontraba en esos momentos limpiando el cuarto de su hermana Abi.

    —Por casualidad, esto es de usted —preguntó estirando su mano, en donde se encontraba el celular.

    —No señorita, pero sé de quien es —respondió dejando de sacar polvo con el plumero—, es de Kagome; perdón, de la niñera. Si gusta puedo dárselo junto con el uniforme que debo llevarle—dijo sacando de una bolsa una vestimenta verde con blanco.

    —No, gracias, yo misma le entregaré el celular junto con el uniforme —tomó el uniforme y con suma elegancia se retiró del cuarto.

    El crepúsculo invadía la cuidad, los trabajadores salían de sus oficinas rumbo a casa, donde los esperaba la familia junto con un buen plato de comida. El tráfico se hacía menos pesado que al medio día, los animales se escondían en sus guaridas; las luces de la cuidad se encendía alumbrando todo a su paso.
    Koga salía de la lonchería con Sango, ambos se despidieron del dueño y al moreno se le ocurrió la brillante idea de ir a visitar a Kagome para darle la mala noticia de la banda sin nombre. Sango no se opuso y ambos tomaron el colectivo.

    Mansión Taisho.

    Kagome salía del baño y se dirigía a su cuarto, que no estaba muy lejos del baño del primer piso. Antes de entrar a sus aposentos; en la puerta, parada, se encontraba Kikyo con el uniforme de la niñera y, con el celular en manos.

    —¿Qué se le ofrece señorita? —preguntó mirando que en la mano tenía su celular.

    —Esto es suyo —dijo entregándole el celular junto con el uniforme—, no sé qué hacía en mi cuarto su celular—habló acercándose a Kagome con esa mirada fría que la caracterizaba.

    —No sé, de seguro fui a limpiar y se me cayó —respondió nerviosa, apretando el uniforme contra su pecho.

    Kikyo la miró con el ceño fruncido: —Será mejor que se vista rápido, debe ayudar a servir la mesa.

    La joven se alejó de la otra chica y bajó las escaleras; Kagome, por su parte, dio un gran suspiro y entró en su cuarto para probarse el uniforme.
    Terminó de secar su cuerpo con la toalla y se colocó la vestimenta que era de un color verde la falda y, blanca; la camisa, que era de manga larga y la tela de algodón suave. Se colocó sus zapatillas marrones junto con las medias blancas largas y, luego; se miró al espejo de cuerpo completo que tenía el armario. No se veía tan mal para ser una simple niñera.

    Llamaron mediante el timbre de la mansión; una de las sirvientas se dirigió a la puerta principal para abrir y saber quien llamaba. Detrás de la puerta de mármol, se encontraban dos siluetas, un hombre de complexión musculosa y una mujer delgada y bella.

    —¡Buenas noches! —saludó Sango con una sonrisa—. Venimos a visitar a Kagome, la niñera.

    —Ella se encuentra sirviendo la mesa, si gustan pueden pasar y esperar un momento —respondió la sirvienta mirando a los intrusos que pronto se volvieron en invitados cuando llegó Miroku e invito a Sango a comer con ellos.

    —Vamos Koga, no te hagas el de rogar, aquí se come delicioso —susurró Sango convenciendo a su amigo para que se quedarán a cenar.

    —Sería un placer volver a tenerla nuevamente en mi mesa —comentó Miroku con tono seductor.
    Koga aceptó y los tres se dirigieron a la mesa del comedor, en donde ya estaban la mayoría sentados. Kagome trataba de calmar a los niños, mientras los grandes llegaban y tomaban asiento. Los dos invitados saludaron a Kagome con la mano desde el otro extremo, ésta sonrió al ver a sus amigos, luego se sentaron en la mesa con la compañía de Miroku.

    —Hoy te puedes quedar a comer con nosotros —informó Naraku mirando a Kagome, ella asintió y se sentó al lado de Rin, donde siempre había un puesto vacío—. ¿Quiénes son los invitados? La chica ya ha estado con nosotros, pero el joven quién es.

    Naraku miró de una forma seductora al joven Koga, cosa que lo hizo temblar en su asiento.

    —¿Qué hace el lobo sarnoso en mi casa? —gritó entrando al comedor, Inuyasha.
    Koga se levanto de su asiento y miró desafiante al albino.

    —Cálmate Inuyasha, él es nuestro invitado; bueno, invitado de tu hermano Miroku.

    —Como siempre tan mal educado, mi hermano —comentó Sesshomaru en un tono arrogante.

    —¡Basta! Será mejor que todos tomen asiento para comer en paz —habló Kaeda con autoridad.

    Mientras comían, comenzaron a hablar de negocios y cosas de familia.

    —Por eso es que yo no permito que mi hijo Inuyasha toque en cualquier lugar de mala muerte; la música no se hizo para él —decía Naraku bebiendo de su jugo.

    —Ya papá…—dijo Inuyasha apenado.

    —Así que usted, señor Naraku, no deja que su hijo toque música —preguntó Koga mirando al dueño de la casa, éste le sonrió de lado y respondió:

    —Por supuesto que no, sería un suicidio social para nuestro apellido.

    —Y tan bien que toca su hijo —comentó el “lobo sarnoso” con una sonrisa de victoria.

    —¿Qué quiere decir con eso, joven Koga? —preguntó el padre del albino dejando su vaso sobre la mesa.

    —Que su hijo to…Continuara.

    ¿Qué tal el capítulo?
    ¿Qué les llamó la atención?
    ¿Sospechan qué fue lo que descubrió Kagura?
    ¿Kagome se ha enamorado O. o?
    ¿Koga le dirá todo al señor Naraku, que Inuyasha toca en una banda?
    ¿Qué harán para impedirlo…Una guerra de comida, matar a Naraku :o?

    No me vayan a matar chicas, pero lo dejo hasta allí. Espero que les sigan gustando la historia, cada vez se pondrá más y más emocionante. Solo espero tener tiempo y ánimo para continuar con estás energías e ideas.

    Dejo el uniforme de Kagome.
     
  20.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Me gustó mucho tu capítulo...... verdaderamente emocionante, en special el beso o.O..... Bueno, muy bueno todo pero te recomiendo un beta o q revises bien antes d publicar xq tienes varios errores con las tildes, comas y los puntos y comas....... Bueno, staré pendiente d tu continuación, ciao ;)
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso