¡Pobres los Ricos!

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Heather, 4 Abril 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    maFFer susin

    maFFer susin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    22 Febrero 2010
    Mensajes:
    223
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    hola amiga mucho tiempo sin estar por aca haha en fin me encanto tmbn me dio risa lo de la campaña publicitaria¡¡¡¡ yo me qede con cara de osea como?? haha en fin me encanta lo del baile parece tipo cenicienta¡¡¡¡¡ kyaa qe bonito muchas gracias por aviasrme de la conty espero una pronto biie¡¡¡¡
     
  2.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    jajaja no se por qué, pero yo también me reí mucho cuando leí la pelicula que Sango quería ver xD eso me recordó el hecho de que quiero asesinarte por haber tardado tanto en colocar tu conti -.- pero bueh...te perdono solo porque yo tambien tuve que irme de viaje, pero que no vuelva a pasar jummm.

    Me gustó lo poco que revelaste de la cita de Miroku y Sango, pensé que iba a ser perversión al extremo pero me agradó cuando ella lo abrázó para consolarlo por haber chocado el auto de Sesshomaru (que por cierto lo va a matar cuando se entere xD)

    ¿Qué va a pasar más adelante? ni idea, esta vez me has dejado en blanco. No se cómo Kagome podrá conservar su empleo luego de que se vaya Onigumo, espero que pronto se entere de la verdad sobre su pasado y tome cartas en el asunto.

    Sin más que decir me despido ;) ciao!
     
  3.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ¡¡¡¡Viva el spam y el spoiler!!!!

    Tanto tiempo sin pasarme amiga, lo siento… maldito huracán en Nuevo León, un caos, no puedo ir a la Uni en camión y el mero está lleno, no cabe un alma. Puedo decir que tengo suerte si me toca embarrada contra la ventana, casi, casi sobre una señora… porque si es un señor, ¡kya! son unos pervertidos… Tengo una observación, ya sé que eres de Argentina, pero a veces me incomoda que uses “vos” para los diálogos, sólo es un comentario, además… ¡¡¡Alemania le va a ganar a Argentina!!!!

    ¿Qué creen que pasara con Sango y Miroku?
    Más publicidad de tu otro fic, eso supongo. Y tal vez un beso por ahí… no, mal pensadas (La única que pensó eso eres tú) xD me refería a un beso en la boca, o tal vez una mano “maldita” que se pase de viva.

    ¿Onigumo se irá sin saber la verdad?

    No lo sé, tal vez se entere pero lo perdone todo, o tal vez ni enterado, pero vuelve después y se entera, hablando de la fiesta… ¡que vayan de colados!
     
  4.  
    Its

    Its Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Julio 2005
    Mensajes:
    149
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Tanto tiempo sin pasar... perdona :o
    El capítulo ha sido muy corto ._. Pensé que Kagome iba a estar más tiempo hablando con la directora pero ha sido bastante breve. Tengo ganas de que llegue la fiesta de disfraces aunque si no va ni Kagome ni los niños no será tan divertida. Sólo con majinar de qué podrían ir vestidos cada uno promete. El tío se marcha, por lo que es la última noche en la que se mantiene la farsa, espero que Kagome e Inuyasha lo aporbechen.
    La cita de Sango y Miroko ha empezado bien... a ver si termina igual de bien ;) .y la publicidad de tu otro fic me ha hecho gracia. Ahora paso a comentarlo tambien.
     
  5.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Pobres los Ricos!
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    2699
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Cantidad de palabras: 2,117


    Hola queridas chicas; ¿cómo están?
    Sí, lo sé, me tardé mucho en publicar conti nueva, pero ché. Ahora ando ocupada aquí en el foro, concursos, entre otros. Tampoco he tenido tiempo de leer los FF que sigo de InuYasha :(, como los de mis amigas Alex y Ikst, que espero poder leerlo lo más pronto posible, y salir de todas las cosas que me metí x’DD. Miley sabe también, nos pegó el flíquiti —muletilla de Floricienta—, de entrar a concursos como locas, y buueh. Ella sabe como estoy de ocupada.

    Pero, aquí les traigo el capítulo, espero se diviertan ;).
    Se enfoca en Miroku y Sango, y en algunos cabos sueltos :o

    Pobres los Ricos
    Capítulo 16

    Había trascurrido dos minutos desde la confesión de Kikyo acerca de las sospechas del embarazo, hacia el progenitor de la criatura que crecía en el vientre de la mujer. Éste, por su parte, no lo podía creer ó no quería creer. Ha decir verdad, no le llegaba la vena paterna sobre su fría sangre. De igual forma, la culpa había sido de ella por no cuidarse; pensó el joven hombre.

    —Iré por mi auto —fueron las únicas palabras que salieron de la boca de él.

    Se levanto del sofá en el cual se encontraba sentado y paso por un lado de Kinomoto, ésta lo siguió con la mirada hasta perderlo de vista…

    —Tal vez fue lo mejor… —murmuró Kikyo tocándose la panza.

    ***

    Onigumo se encerró en la recamara de Inuyasha —en la cual se estaba quedando todos estos días—. Tomó asiento en la silla del pequeño escritorio que había en toda una esquina; prendió la lámpara, cogió pluma y papel y enseguida comenzó a redactar una carta…

    Querida Kagome…

    ***

    Sesshomaru estalló en cólera al no ver su auto en el garaje. Comprendió rápidamente que alguno de sus hermanos debió tomarlo sin permiso. Pensó en el tonto de Inuyasha, pero lo descartó de la lista cuando lo vio en la cocina mientras él bajaba de la recamara de Kikyo. Quedaba Miroku, y recordó cómo éste se había escabullido cuando sus hermanos pequeños comenzaron la pelea. Pero no recordaba haberlo visto cerca de su auto.

    —Voy a matarlo —susurró entre dientes cerrando su puño derecho; de pronto, Kikyo le tocó el hombro e hizo que el albino volteará a verle.

    —¿Qué ocurre? —preguntó ella.

    —Iremos en tu auto a comprobar ese embarazo —contestó firme para luego entrar nuevamente a la mansión y coger las llaves del vehículo de Kikyo.

    Kikyo quedó perpleja sin entender la reacción de Sesshomaru; ¿acaso le importa si estaba embarazada o no? Pero lo que éste desconocía, era que la perversa Kagura tenía otros planes para ese bebé. El joven hombre volvió con las llaves y, ambos, se montaron en el mercedes rojo del estacionamiento, rumbo a la primer farmacia que vieran por el camino.

    ***

    Miroku rezaba a todos los santos de su devoción; Sango, por su parte, se aburría de permanecer en el mismo lugar desde hace veinte minutos, oyendo las quejas y berrinches de su cita.

    —¿Por qué no lo llevas a un taller de mecánica?

    Y, como si las palabras de Sango fueran mágicas; el ojiazul sonrió con esperanzas mientras sacaba su billetera y contaba el dinero que llevaba consigo. Lo suficiente como para arreglar el choque en menos de dos horas, y conocía el lugar indicado y la persona indicada.

    —Vamos —sentenció tomando del brazo a Sango, para luego sacar su móvil y hacer una llamada—. Okey, entonces iré lo más pronto posible, allá te explico mejor—colgó el teléfono y se monto en el auto, Sango hizo lo mismo sin entender.

    Prendió como pudo nuevamente el automóvil y salió de aquel estacionamiento que permitía el cine. Llegó al lugar indicado; un lugar amplio, sucio, con muchos carros dañados y hombres robustos llenos de grasa trabajando por doquier.

    —Ey, Miroku, tanto tiempo —saludó un joven de estatura baja por la ventana, que colgaba de su hombro un trapo sucio, miró de reojo a Sango y se la comió con la mirada.

    —Aquí está el auto—dijo Miroku rápidamente para llamar la atención de su amigo, quién miraba con ferocidad el escote de la joven. El enano volvió a subir la mirada para chocarse con los ojos de su cliente, mientras Miroku le entregaba las llaves y se bajaba junto con Sango.

    —Bien, en dos horas estará listo —dijo inspeccionando el coche desde afuera—, pero veo que este no es tu auto… es el de Sesshomaru, ¿cierto?

    —Sí, y no le digas nada por favor; ten, aquí está el pago por adelantado —y le entregó una suma alta de dinero—. Lo quiero en dos horas, ni más ni menos.

    —Ahí estará jefe.

    Miró por última vez a Sango y le guiñó el ojo, provocando que la joven se retorciera de pavor; luego se alejo para continuar con su trabajo, mientras mandaba a unos hombres que estaban cerca de allí a llevarse el auto. Miroku tomó la mano de su acompañante y salieron de aquel mugroso lugar.

    —Lo que creí que sería una cita, terminó en esto —chilló Sango adolorida de tanto caminar por las enormes calles de la cuidad; el tacón de su calzado ya no daba para más.

    —Bueno, toma el lado positivo, estamos solos —comentó pícaramente para tratar de animar a la joven; pero sus palabras eran erradas, si miraban a su alrededor se daban cuenta que NO estaban solos. Había personas por doquier, algunos caminaban apresuradamente —tal vez para llegar temprano a equis lugar—, otros iban en parejas muy acaramelados; los niños corrían por las calles mientras eran perseguidos por la nana o sus propios padres. Aquellos que paseaban a sus mascotas dejaban que hicieran sus necesidades donde el animal se parara.

    ***

    Kagura oí con atención todas las palabras que salían de los labios de su marido; la mujer no era estúpida, y tenía una carta sobre la manga —en este caso, tenía una grabadora bajo su manga—, en donde grababa absolutamente toda aquella conversación sin que Naraku pudiera notarlo. Y estaba logrando su objetivo; el ingenuo del marido no se percataba de la grabadora de sonido, y desembuchaba todo lo que sabía, acerca de la herencia de Kagome y demás.

    —Y no podés cobrar tu parte de la herencia hasta que Kagome y Rin estén presente, como hijas legítimas de Akito Kinomoto —concluyó Naraku tragando el sabor amargo de su licor.

    —¿Pero tampoco se puede cobrar la herencia hasta que se consiga la otra parte del testamento, cierto?

    —Sí, y precisamente esa parte rota es en donde dice qué le pertenece a Kagome y a Rin; ya sé que a ti y tus hijas les toca el cincuenta porciento, junto con la administración de un spa.

    —Creí que era una cadena hotelera.

    —No, anoche anduve leyendo nuevamente la copia del testamento, y es un spa muy caro, situado en el centro de la cuidad.

    —¿Quién está encargado?

    —Lo administra es una mujer; según el abogado, ella será la administradora hasta que cobren el testamento. Da lo mismo que Kagome sepa su identidad. Lo importante aquí es…

    —Conseguir la parte rota del testamento —completó Kagura levantándose y acercándose seductoramente a su marido—. ¿Dónde tenés el testamento?

    Susurró cerca del oído de su marido, luego mordió el lóbulo con suma sensualidad. Naraku bajó su mano hasta el trasero de Kagura y le apretó una nalga, pegándola más a su cuerpo y su virilidad que en esos momentos estaba en funcionamiento.

    —Aquí —indicó Naraku señalando la caja fuerte que estaba detrás de unos libros del estante. Kagura sonrió para sus adentros; ahora debía buscar aquellos papeles que encontró la otra vez en el sótano, en donde decía claramente y certificaba que Kagome y Rin eran hermanas e hijas de Akito Kinomoto.

    ***
    Sesshomaru terminaba de pagar la cuenta en la farmacia ubicada en una esquina; para su suerte, y la de Kikyo, estaba vacía. La joven Kinotomo cogió la prueba de embarazo y la apretó contra su mano, mientras su amado guardaba el cambio en la cartera masculina. Ambos salieron de aquel lugar y se montaron en el auto de Kikyo. Los que éstos no sabían, era que estaban siendo observados por otros dos individuos que caminaban por esa calle en esos momentos.

    —¿Qué estarían comprando? —preguntó Sango saliendo del escondite que había sido arrastrada por Miroku.

    —No lo sé, y creo que se debió dar cuenta de que su auto no estaba en la mansión. ¡Oye, espera! ¿Dónde vas? —preguntó al ver a Sango alejarse hasta la entrada de la farmacia.

    —Veamos qué compraron.

    —No seas curiosa —comentó él, cruzado de brazos—, tal vez fue algo para mis hermanos; cuando me fui Hakudoshi se estaba peleando con Kahaku.

    —Con más razón —sentenció para luego penetrar en el local.

    Llegó hasta el lugar en donde atendía una joven farmacéutica, que se encontraba chequeando unos productos que habían llegado en una pequeña caja.

    —Buenas tardes, en qué le puedo ayudar —dijo amablemente al notar la presencia de los dos individuos.

    —Vámonos —susurraba Miroku tomando del brazo a la joven.

    —Buenas, sólo queremos saber algo. La pareja que recién se acaba de ir, ¿qué fue exactamente lo qué compro? —Sango se acercó más al mostrador, esperando una respuesta positiva por parte de la muchacha; ésta arqueó las cejas e hizo una mueca de fastidio.

    —Es información confidencial —contestó con arrogancia.

    Sango se iba a quejar cuando de pronto vio, encima del mostrador, el ticket de compra de Sesshomaru. Disimuladamente lo arrastró con una mano hasta que dio en su bolsa.

    —No importa, gracias de todos modos —dijo y dio la media vuelta, dejando confundido a Miroku.

    Al cabo de unos minutos se encontraban caminando nuevamente por las calles.

    —¿Y bien? —preguntó Miroku esperando respuesta de lo sucedido en la farmacia.

    —Vamos al parque —respondió la joven omitiendo la pregunta del chico. Miroku asintió y se dirigieron al parque más cercano, en donde jugaban los niños y los perros corrían por doquier.

    La pareja tomó asiento en un banco cerca de la fuente, en donde jugueteaban tres niños de entre cinco a siete años. Sango sacó de su bolsa el tiquete que había cogido de la farmacia, lo abrió entre sus finos dedos y leyó… Abrió los ojos a más no poder al saber lo qué habían comprado; rápidamente le entregó el papel a Miroku, quien se encontraba a su lado confundido por las reacciones de la joven. Entre tartamudeos, Sango le dijo que leyera y, obedeciendo, el joven leyó para echar una fuerte carcajada.

    —No puede ser, ¿prueba de embarazo? ¿Sesshomaru está embarazado?

    —No seas estúpido —contestó Sango saliendo de su shock—, obviamente la que está embarazada es la bruja menor… ¿quién más podría ser?

    —¿Kikyo? —repitió incrédulo.

    —Sí —respondió Sango llevándose el dedo índice al mentón.

    Por su cabeza vagaron recuerdos en los que Kagome le confesó más de una vez, lo que sentía por Inuyasha… Pero, esperen; había más. Sango sabía sobre la relación secreta que guardaban Sesshomaru y Kikyo.

    —¡Vaya! Inuyasha se lo tenía guardado —bromeó el hermano mayor del albino con una sonrisa de lado. Aquello hizo sacar de los pensamientos a Sango.

    —¡Claro que no! —exclamó levantándose bruscamente, mientras su bolsa caía al suelo. La joven, al ver los ojos azules de Miroku sobre ella, disimuló—: bueno, no podemos asegurar que esté embarazada y que sea precisamente para Kikyo la prueba. Habrá que esperar novedades.

    Sango tomó las manos de Miroku mientras volvía a tomar asiento a su lado.

    —Prométeme que me mantendrás informada —pidió ella.

    Miroku sin entender asintió con un gesto de cabeza. Sango lo abrazo. Se quedaron unos segundos así, pegados entre sí, oliendo y sintiendo la respiración de cada uno chocar entre sus rostros. Se separaron lentamente para luego juntar sus labios en un profundo beso.

    —¡Sango! —gritó una voz masculina al reconocer a su prima. Rápidamente Sango dejó de besar al joven y volteó para ver a Bankotsu. Un joven hombre alto, moreno, de cabellera larga y recogida en una sola trenza; musculoso, de hombros anchos, piernas bien formadas y brazos fuertes. Miroku se intimido un poco ante la presencia del individuo.

    Bankotsu levantó con su mano a Miroku y con la otra le dio un fuerte golpe en el rostro, que lo hizo girar y caer al suelo. Sango se interpuso en el medio antes de que aquello se convirtiera en una pelea de boxeo. Miroku se lamió la sangre que comenzaba a brotar de la boca. Se incorporó nuevamente de pie y se dispuso a golpearlo, pero un comentario de Sango le hizo detener.

    —No le pegues Bankotsu; él es un amigo gay, le estaba enseñando a besar, dará su primer beso con un hombre.

    Ante aquel comentario, Miroku arqueó las cejas, para luego ver como Sango le guiñaba el ojo, indicándole que siguiera la mentira; ya que por obviedad, Bankotsu dejaría bien muerto al joven riquillo. Por otra parte, el primo de Sango bajó los puños y miró con una sonrisa nerviosa a Miroku.

    —Ah —fue el único sonido que emitió.

    —Discúlpate Bankotsu —ordenó la joven con autoridad.

    —Está bien, lo siento.

    —¿Quién es este bombón, Sango? —preguntó Miroku acercándose al joven guapo, mientras sus manos tocaba los anchos hombros de Bankotsu.

    —Él es Bankotsu, mi primo; Bankotsu, él es Miroku, mi amigo gay —presentó Sango. Continuará.

    ¿Qué les pareció?
    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?

    Jijiijijiji…
     
  6.  
    Puru

    Puru Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    150
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Qué les pareció?
    genial, ahora Miroku sabe que Kikyo probablemente este embarazada pero no sabe que nisiquiera a estado con Inu xD, por otra parte me dio mucha risa como termino la cita de esos dos, te tardaste un poco en subir la conti pero, valio la pena n_n
    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    pues uno realmente bueno como para haber grabado su conversacion xD, espero que la olvide y alguien mas la escuche...
    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    di idea, pero espero que en ella diga lo que sabe y que espera que haga algo para cobrar su herencia n_n
    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?
    sii!! ojala y si, asi sabran todos que ese bebé es de el y que han estado MUCHOO tiempo juntos e_e asi Inu y Kagome podran ser felices n_n
     
  7.  
    maFFer susin

    maFFer susin Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    22 Febrero 2010
    Mensajes:
    223
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ¿Qué les pareció?
    super te qedo de maravilla amiga muchas felicidades¡¡¡
    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    acusarlo lero lero hahaha
    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    mi ides .o.
    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?
    no engatusaran a inu como ambos se parecen....
     
  8.  
    siberian

    siberian Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    20 Noviembre 2009
    Mensajes:
    264
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Jajajajajajajaajajajajaja tus continuaciones siempre me sacan muchas carcajadas jajajaja xDxDxD!!!
    OMG! Que ocurrencias las de Sango... jajajaja Miroku el amigo gay xD!!!
    Muy buena tu continuación, de verdad que siempre le aumentas más y más el suspenso y la intriga hasta el punto que no puedo esperar la siguiente continuación. Y bueno, ahora a tus preguntas ;)
    ¿Qué les pareció?
    Super matado de la risa y muy emocionante xD
    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    Robarle la fortuna o.O
    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    Quien sabe o.o
    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?
    No creo que quiera hacerse cargo... pero quien sabe :P

    Esperaré ansiosa tu continuación y gracias por avisarme :)
     
  9.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    2,142
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ¿Qué les pareció?
    ¡Super recontra archi re bueno!! jaja, me encanto, me hiciste reir, sobre todo con lo de Bankotsu. Me encantaría que se sumara a la historia, y tambien Jakotsu :)

    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    Estoy segura que lo va a traicionar para quedarse con su aprte de la herencia (si no es con toda)

    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    Ni idea, la verdad no se me ocurre nada XD soprendeme, amiga!!

    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?
    seguro que no esta embarazada, pero si lo esta, entonces supongo que o la ayudara o, si ella se niega y quiere mentirle a inuyasha diciendole que es de él, entonces creo que Sesshoumaru le dira la verdad a Inu de su relacion con Kikyo, ¿o no?

    sigue asi que vas bien amiga
    besote!
     
  10.  
    Blair

    Blair Entusiasta

    Escorpión
    Miembro desde:
    26 Noviembre 2007
    Mensajes:
    85
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Yeiii, ya pusiste la continuación, te tardaste un buen. Pero que mas , me gustò mucho. Umm… Lo de Sesshomaru y Kikyo, no creo que el estuviera contento ni mucho menos emocionado por la “noticia”, mas bien queria saber la verdad pronto, de seguro deseando que todo fuera una falsa alarma. Pero buee… se lo merece por mal hermano e irresponsable haha. Y OMG (ahaha, ya se me pengo tu frase) esa esa escena de Kagura y Naraku estuvo un tanto... calentona xD (ya ni de donde saco esas palabras) Vaya cambiando de conversacion... Y que benévola la mujer :eek:.

    Ahaha, ¿Sesshomaru embarazado? O Miroku no tomo clases de Biologia, o es muy... muy tonto. ¿Y que onda con Bankotsu, ah? Como que es muy peligroso el chico. Fue tan LOL la excusa de Sango... de seguro lo de amigo gay fue algo solo para molestarlo, pero mucho mas gracioso el "insinuamiento" de Miroku, de seguro después resulta que Bankotsu tambien es gay y va a querer intentar algo con el xD.

    ¿Qué les pareció?

    Buenisimoo, con mucho drama, y comedia.

    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?

    Supongo que chantajearlo, no por nada grabo su conversación.

    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?

    Nee, primero, no creo que este embarazada de verdad. Y.. me imagino que si lo haria, pero sin gusto.

    Y con respecto a lo otro... si, últimamente estamos concurso por alla, Floricienta esto, Blair aquello y... bla, bla, bla. Este concurso nos ha absorvido, por eso, espero que alguna de las dos (o las dos, mejor haha) gane un lugar:rolleyes:.
     
  11.  
    ruviesita

    ruviesita Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    16 Marzo 2010
    Mensajes:
    272
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Me encnato m rei como la mejor en la ultima parte,me gusto el plan que tubo Sango de que Miroku era gay y Miroku la sigue....Para mi Sesshomaru si se haria cargo del bebe pero no se como....

    Espero con ancia el proximo capitulo

    bss ruviesita tkm
     
  12.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola hola!!!! :) Aqui regresando de aquel viaje y por fin revisando mis cosas pendientes en Cemzoo Hola amiga que tal como te a ido, me alegra mucho q hayas puesto conti estuvo algo cortita pero muy entretenida e interesante. La parte en la de Sessho y Kikio, me gusto JaJa estas manejando el personaje de Sessho muy bien además de que era d esperarse que actuara de ese modo aunque fue bien dificil porque :confused: en capitulos anteriores, no que la queria de verdad y todo, se reflejaba el cariño que ambos tenian no??? Bueeee que se le hace el hecho es que Kikio está embarazada si o si aun con esa prueba de embarazo el resultado saldra positivo asi que no hay nada de que sospechar. Por otro lado xD Dioooss!!!! Que risa me diste cuando Sango y Miroku estaban en el parque y cuando él taradin éste pensó que su hermano estaba embarazado jajaja LOL Digo?? A quien en sus cinco sentidos se le ocurre pensar eso??? Miroku en serio creo que te falla bastante eeh y bueno insisto!!! Ese beso en el parque .. Me parecio algo acelerado a como iban pasando las cosas, no sé pienso que le falto algo más para llegar a ese punto. Pero lo que si remato fue el golpe que le dio el musculoso primo de Sanguis :P jajaja Ese Bankotsu todo fortachón y así que WaAaPoOo!!! mmmm y eehm bueno está demás decir que cuando le dijo "Es mi amigo Gay" jajaja LOL Fue simplemente genial una continua matadera de risa, pobre Miorku encima tuvo que hacerla si o si para que le creyera Ke Lata!!!! Ja!!!

    Y haber respondiendo a tus preguntas ;)

    ¿Qué les pareció?

    * Fue un gran capitulo muy gracioso en la última parte pero sobre todo intrigante, al parecer Kagura está a punto de descubrir más cosas y sobre todo ahora guardó la conversación en una grabadora, Naraku mijo te pasaste de descuidado, no que eras inteligente no puedo creerlo ahora le van a kitar todo. Y bueeee estoy curiosa por saber que le escribira el tio Onigumo a Kagome en esa carta, capaz que por fin se anima y le dice la verdad. Por cierto hablando de Inuyasha y Kagome :P Los extraño cuando salen como protas de un cap ejejeje ...

    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?

    * Hacerle pagar todas las veces que la dejo drogada jajajaja LOL xD es la verdad pobre Kagura al menos ahora fue más lista y termino volteandole el juego a Naraku sin que el se diera cuenta, ¿¿sin que se haya dado cuenta?? ¿¿será así?? mmmm interesante esto lo hace aun mas curioso quizas Naraku ya se dio cuenya y está fingiendo...

    ...Puede ser

    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O.o?

    * Eso es lo que deseo saber!!!! >.< Que le estara escribiendo aunq sigo pensando q sera algo relacionado al secreto de su familia así que pueessss tendremos q esperar al prox cap para saberlo.

    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?

    * Insisto!! Kikio está embarazada asi que puuuesss con respecto a Sesshomaru mmmm es dificil de decir d verdad, por un lado puede tomar el perfil de ser una persona insensible sin corazón (Papel que le queda d maravillas despues d todo) y simplemente no reconocer al niño. Por otro lado puede tomar el perfil d ser un padre responsable y adoptar al niño pero sin mostrar afecto por él (Papel que tambien le quedaria perfecto) y puuuess no se está en dudas puede ser cualquier cosa :P jejeje Aunque creo que no lo aceptara xD

    Bueno amiga me ha gustado bastante tu conti, esperare ansiosa el prox capitulo, >_< ooh vamos!!!! No te demores jeje pliiiiiiiiissss nos matas a todos de la angustia :P Nos leemos amiga!!! Gracias x avisar aioOoOsSsS!!!!
     
  13.  
    miko kagome

    miko kagome Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    8 Junio 2010
    Mensajes:
    286
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    hola!!!
    gracias por avisarme que ya pusiste la contiiiii
    este capitulo te quedo espectacular ^^
    ¿Qué les pareció?
    a mi me parecio muy interesante
    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    creo que amenazarlo con la grabacion para que ella se quede con todo la fortuna
    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    no se, talevez le diga algo a Kagome sobre el testamento
    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?
    creo que al inicio no querra hacerce cargo, pero creo si lo terminara aceptando como suyo y sí se hara cargo de el
    espero la contiiiiiiii
    bye n_n
     
  14.  
    *Kurayami*

    *Kurayami* Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    15 Febrero 2007
    Mensajes:
    519
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Me causó mucha gracia el "Ah" que dijo Bankotsu~ después de todo eso de lo del amigo gay, por haaam esque me dio mucha risa :D y más que se la hayan creído, y aun no puedo creer que Miroku no vea la verdad! D:!! y ya~ me siento mal por Onigumo... él está siendo engañado u.....u
     
  15.  
    Nejiki

    Nejiki Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Julio 2010
    Mensajes:
    42
    Pluma de
    Escritor
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Bueno es la primera vez que leo tu fan fic y a primera vista me gusto.

    ¿Qué les pareció?

    Sugestivo, agradable, misterioso.

    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?

    Un chantaje por lo que se puede ver.

    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?

    Me imagino que revelara algo sobre a Kagome.

    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?

    Puede que lo haga, me parece que Sesshomaru es responsable así que por defecto lo hará.

    Bueno errores pues por muy encimita no vi a diferencia de uno, el cual fue "espacio después de signos de puntuación" pero fue poco notorio.

    Te felicito por tan buen fan fic.

    Sin más que decir os dejo.
     
  16.  
    Voodoo

    Voodoo Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Enero 2010
    Mensajes:
    297
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Hola amiga :3 Lamento la tardanza, al igual que tú estoy hasta el tope de concursos o te debo varios comentarios :´( Pero aquí me tienes.

    Me encantó la trama del capítulo, los cambios de escena, el manejo de personalidades tan diferentes y los distintos secretos que poco a poco revelas. Eres la culpable de que mi manicure se roma y no me dure :mad: I hate you but i love your ff's. Nahh, no tomes en cuenta lo del hate. Me gustó mucho la "cita" de Sango y Miroku.

    Casi siempre esta pareja queda en el aire: se enamoran, pelean, cortan, vuelven, se casan y tiene 7 hijos O. o Lo del taller y eso me pareció algo así como un relleno cómico. Los enanos tienen esa ventaja, ven todo hacia arriba. No sé porque, pero siempre a las gigantonas le gustan bajitos. Esa Sango es muy chismosa, como somos todas xD Aunque me parece que Miroku no entendió el chisme.

    WTF? los métodos que usa Kagura para sacar palabras son interesantes. Eso quiere decir que Naraku es bisexual. OMG, apareció Bankotsu ¿y cómo primo? Me hubiera gustado que fuera como una piedra en la relaicón de Sango y Miroku, aunque eso de que era su amigo gay me mató x´D En serio, se te ocurren unas cosas que no ayudan a la castidad de mi mente, lol.

    Sólo vi un error que fue ortográfico. En ha decir verdad, es sin h ya que "ha" es el presente de haber y creo que no tiene nada que ver con lo quieres decir ¿verdad?. Espero con ansias la continuación. Besos (L)
     
  17.  
    karenine

    karenine Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Junio 2010
    Mensajes:
    94
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ooLa!!
    gracias por avisarme!:D y oh cielos!! Miroku ahora tiene qke actuar como gay! -.-
    ¿Qué les pareció?
    muy bueno y misterioso! como siempre;)
    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    seducirlo, matarlo, emborracharlo, yo qke se Kagura esta loca igual qke Naraku.. la pareja perfecta ¬¬ xD
    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    TODA LA VERDAD!! O.e
    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?
    SI!

    bueno espero la conti!!!!!:)

    sayo;*
     
  18.  
    yitipXkagome

    yitipXkagome Iniciado

    Escorpión
    Miembro desde:
    2 Junio 2010
    Mensajes:
    31
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    ¿Qué les pareció?
    M
    e parecio muy bueno tu capitulo, sobre todo en la parte que sango dice que miroku es gayy jajajajajajajajaja
    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    Y
    o creo que kagura planea algo como cobrar su herencia
    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    C
    onfiesa a kagome la verdad del testamento
    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?
    Y
    o creo que si pero kagura algo hara para que crea que no es suyo.

    bridget:
    me gusto mucho el capitulo pero como dije al principio me parecio muy chistosa la parte de que miroku es gay jajajajajajajaja
    avisame cuando pongas continuacion y no seas mala ponla pronto
    se despide
    yitipXkagome
    inuyashaaaaaaa
     
  19.  
    Pan-chan

    Pan-chan Fanático

    Libra
    Miembro desde:
    6 Enero 2008
    Mensajes:
    1,181
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    OMG que risa con la ultima parte Dios mioooooo xD jajajajajajajaja Miroku gay!!!! xD eso si es nuevo, jajajaja casi me puedo imaginar a Bankotsu dandole semejante golpe, rayos, me mataste con eso!!!

    ¿Qué plan tendrá Kagura contra su marido?
    Tal vez Kagura resulte ser mas mala que el mismismo Naraku, quizas busque la manerac de adueñarse de toda la herencia O.o

    ¿Qué dirá la carta de Onigumo O. o?
    Algo que beneficie a Kagome? mmm bueno, tal vez si tal vez no, no estoy muy segura.

    ¿Sesshomaru se hará cargo de ese bebé, si es que está embarazada?

    No lo se, por un lado pienso que el siente algo por Kikyo y tal vez si se haga cargo del bebe, pero por el otro mmm...quizas la obligue a abortar??? xD ok no se si el sea tan cruel como para pedirle eso pero es una posibilidad.

    Lamento pasarmetan tarde, pero como ya te dije, he estado con problemas con el internet -.- por suerte no me perdi sino un capitulo ;)
     
  20.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Pobres los Ricos!
    Total de capítulos:
    24
     
    Palabras:
    2777
    Re: ¡Pobres los Ricos!

    Cantidad de palabras: 1,983

    Hola chicas, ¿cómo están? Espero que bien.

    Antes que nada, quiero aclarar que este capítulo sí es el 17, el otro era el 16, sólo que me confundí de número, jejeje.

    Espero que les guste ;). Les aseguró que los próximos capítulos serán cómicos, emocionantes y les recordará a Cenicienta.

    Gracias por sus comentarios, las quiero. Y bienvenida las nuevas lectoras, y las que tenían tiempo sin comentar. También sabrán en esté capítulo si Kikyo está embarazada o no O. o


    Pobres los Ricos
    Capítulo 17

    Todos se despidieron de Onigumo; éste ya debía partir, y su hermano Naraku lo acompañaría al aeropuerto. Miró por última vez hacía atrás, contemplando que aquello era una gran familia, su familia. Los niños estaban juntos, Kanna al lado de su gemelo Hakudoshi, a su lado estaba Kohaku, seguido por Rin, Souta y Shippo. Más atrás estaban los “adolescente” Miroku cerca de Sango —quien se había quedado la noche anterior en la mansión. Se lo prometió a Miroku después de haberle obligado a salir con un amigo gay de su primo Bankotsu, pero eso era otra historia que se debía dar vuelta a la página—. También estaba Kagome fingiendo ser alguien que no era, ella se agarraba del brazo de su “amado” y al lado de él estaba su hermano mayor, Sesshomaru. Luego, su madre Kaede junto con Miouga, el chef, que era como de la familia, y también la sirvienta Ayame. Después estaban las brujas: comenzando por Kagura, Abi, y Kikyo vestida con el uniforme verde de Kagome.

    Onigumo suspiró con pesar y fingió sonreír, alzo su brazo y agitó la mano, siendo ésta su última despedida. El mayordomo de la mansión tomó las maletas y las llevó hasta la limusina, seguido por Naraku y Onigumo que se montaron en el automóvil y prendieron camino al aeropuerto.

    Tras haberse cerrado la enorme puerta de entrada de la mansión, todos dieron un largo suspiro, ahora debían volver a sus papeles originales. Kagome subió a su cuarto para despojarse del hermoso vestido que le pertenecía a Kikyo y ésta subió también a su recamara para hacer lo mismo. Los niños se dirigieron al playroom; Sango y Miroku fueron a la cocina por algo de comer, la primera ya se debía ir a su casa, su madre la había estado llamando toda la noche. Las dos brujas, Kagura y Abi, fueron al despacho de Naraku, pero para su desgracia éste se encontraba con llaves. Kagura maldijo, pero rápidamente recordó donde guardaba las llaves su marido; mandó a su hija en busca de ellas, y ésta sin decir nada, obedeció al pedido de su madre.

    Al cabo de un rato llegó con las llaves colgando de uno de sus dedos; su madre rápidamente se las quito de un solo golpe y abrió la puerta del despacho, seguidamente penetro en el lugar encendiendo la luz.

    —Espera afuera, que nadie venga —habló Kagura al ver que Abi le seguía el paso. La joven retrocedió y se quedó como un perro guardián en la entrada.

    Kagura no perdió el tiempo y comenzó a revisar el estante; libro por libro, hasta que dio con el escondite del testamento de su ex esposo y difunto Akito Kinomoto. Sonrió con perversidad al tener en su poder los papeles.

    Salió del despacho y subió a su recamara.

    —¿Podrías decirme qué estás tramando? —preguntó fastidiada, Abi.

    —Querida, pronto lo sabrás, muy pronto.

    Kagura guardó muy bien el testamento, y bajó hasta el sótano en donde una vez la habían encerrado. Al estar allí, prendió la luz y comenzó a recorrer el lugar cuidadosamente hasta toparse con la caja vieja en donde estaban los papeles que demostraban que Kagome y Rin eran hermanas y, lo más importante: que eran las herederas de Akito.

    Los cogió con ambas manos y, allí mismo, encendió en una caja fuego y los lanzo, contemplando como éstos quedaban en cenizas.

    —Ahora… ya no hay pruebas —susurró perdida en el fuego que ardía dentro de una pequeña caja.

    ***

    Hermanos Taisho llegaron al aeropuerto, ambos caminaban por el enorme pasillo, y luego se sentaron a la espera del avión. Ninguno decía palabra alguna; Naraku sonreí como siempre, con aquella sonrisa perversa y calculadora; por otra parte, Onigumo hacia muecas con su boca y mentón.
    Cansado de esperar, sacó una bolsa de galletas y las abrió. Le ofreció un poco a su hermano, colocándoselas al lado, pero éste negó con la cabeza.

    —Pasajeros del vuelo B-402 destino Canadá —informó una voz femenina por el parlante del lugar—. Por favor dirigirse al…

    —Ese es mi vuelo —indicó Onigumo levantándose.

    —Te acompaño —dijo Naraku siguiéndolo—. ¡Oye! Espera, antes de que te vayas, debo confesarte algo, querido hermano. —Su voz sonó irónica y superior.

    —¿Qué es? —Onigumo se detuvo en la fila por la cual entrarían al avión, sacó de su saco los documentos que necesitaría.

    Naraku se acercó por detrás y, silenciosamente, le susurró al oído:

    —Te hemos engañado… La verdadera Kagome se hacia pasar por Kikyo.

    Naraku creyó que su hermano había quedado sorprendió, mas no veía su reacción porque se encontraba de frente y él, a espaldas de Onigumo. Éste volteó hasta encarar a su hermano y, con una sonrisa, contestó:

    —Lo sé; lo supe desde el tercer día. Yo también los engañé, fingí creer todo.

    Naraku quedó helado ante aquella confesión; la fila avanzó y Onigumo le dio un beso en la mejilla a su hermano, susurrándole algo al oído.

    —También sé que eres bisexual —le lamió la mejilla en forma de broma y avanzó hasta montarse en el aparato.

    —Maldito —musitó Naraku cerrando su puño.

    ***

    Kagura tenía a sus dos hijas sentadas en el sofá grande de su recamara, sólo estaban esperando la llegada de alguien más: Sesshomaru. Cuando éste entró, se quedó parado en la puerta cruzado de brazos y con los ojos cerrados.

    —Llegas tarde —gruñó la mujer.

    —¡Mamá! Por favor —pidió Kikyo haciéndole muecas.

    —Okey. Primero iré contigo Kikyo —mencionó mirando fijamente a su hija a los ojos, para luego bajar hasta la barriga—, debes poner en marcha el plan, estás embarazada y en cualquier momento esa barriga te crecerá. Ya que tenemos el apoyo de nuestro querido Sesshomaru, no habría problema por ese lado.

    El recién nombrado abrió los ojos y miró detalladamente a su “madrastra” No había creído que fuera tan perversa y despiadada. Sabía el plan de Kagura y no se opondría a éste, ya que de por sí odiaba a su padre por haberse mesclado con la madre de Inuyasha, Izayoi.

    —¿Cómo haré para acostarme con Inuyasha? Siempre me esquiva.

    —Ese es tu problema, querida —contestó Kagura—. Sólo te digo una cosa: date prisa con eso.

    Sango se despidió de Miroku con un corto beso en los labios; la joven sonrió y se montó en el auto en donde un chofer de la mansión Taisho la llevaría. Mientras estaba dentro, se tocó los labios. Sentía cosas por Miroku, no podía negarlo; pero también sabía que era un mujeriego. Dejaría que los días pasaran así, para ver si las cosas funcionaban y, de ser así, se harían novios formales.

    Ayame tocó la puerta de la recamara de Kagura, ésta le ordenó pasar.

    —Discúlpeme —dijo—. El señor Naraku los está esperando a todos en la sala de estar—anunció para luego retirarse.

    Kikyo se levantó del sofá y bajó las escaleras, seguido por Sesshomaru, Abi y Kagura de última. Cuando llegaron, notaron que ya todos se encontraban impacientes esperando lo que diría el dueño de la casa, el que los encabezaba. Naraku le indicó a los recién llegados que tomaron asientos; éstos obedecieron.

    —De cuanto acá la servidumbre forma parte de la familia —comentó irónica Kagura dirigiéndose obviamente a Kagome, quien se encontraba sentada al lado de los niños.

    Naraku dirigió una mirada fugaz a su esposa, para que ésta callara.

    —¿Qué tenés que decirnos, Naraku? —preguntó impaciente Sesshomaru. Eran pocas las veces que se dirigía a él como usted o padre, al menos que la ocasión lo requiriera: una fiesta, entrevista, entre otros medios públicos; pero ésta no era la ocasión.

    —Primero que nada: Onigumo ya llegó a su país —contó para luego ver la reacción de todos de alegría, a exención de las brujas—. Segundo: mañana será el baile del colegio de los chicos, pero dada la circunstancia de que será a partir de la noche; ustedes, niños, no irán a la fiesta y se quedaran al cuidado de Kagome.

    Los más pequeños hicieron un gesto de fastidio, sobre todo Hakudoshi que tenía planes para esa fiesta, pero cuando su padre decía algo no había poder sobrenatural que lo contradijera.

    —Esa noche hablaré con la directora para que permita la entrada de Shippo al colegio.

    —¿En serio? —preguntó Kagome al levantarse de golpe.

    —Sí —respondió secamente Naraku—, dale las gracias a Inuyasha que me insistió en darle la oportunidad a Shippo de estudiar.

    —¡Vaya! —exclamó Kagome sorprendida girando su rostro hasta donde estaba Inuyasha—. Creí que no te agradaba el pequeño Shippo, pero gracias Inuyasha.

    —Feh, no me agrada ese mocoso, pero prefiero que esté estudiando a que este metido todo el día en la casa.

    —No soy ningún mocoso, Kagome dile —se defendió Shippo.

    —Silencio —ordenó Naraku—. Por cierto Inuyasha, se te hace tarde para ir al orfanato de niños pobres, recuerda que cada mes debó mandarle comida, ropa y juguetes a esos desamparados.

    —¡Qué fastidió! Se supone que tú eres el político y no yo; ¿por qué siempre debó ir?

    —Porque sí —contestó con una enorme sonrisa su progenitor.

    —Feh, está bien —Inuyasha se levantó de su asiento y salió de la sala de estar en busca de las cosas que llevaría al orfanato.

    —Kagome, si querés podés acompañarlo; ve con él —mencionó el hombro mirando a la niñera—. Ya que te gusta los niños. Eso sí, no te traigas a otro.

    —Gracias señor, y no se preocupe.

    —Yo estoy muy vieja para este tipo de reuniones —anunció Kaede levantándose y acercándose a Kagome—, vamos jovencita, yo te acompañó hasta el auto. Inuyasha es muy testarudo.

    La anciana la tomó del brazo y ambas caminaron —al paso de Kaede— hasta el estacionamiento, en donde se encontraba Inuyasha guardando con la ayuda del chofer las cajas dentro del automóvil. Inuyasha se quedó mirando fijamente a la niñera, como diciéndole con la mirada qué hacía ahí; estaba a punto de contestar Kagome, pero la anciana la interrumpió.

    —Kagome te acompañará, Inuyasha.

    —No quiero estorbos abuela.

    —¿Qué? ¿Estorbo? Yo voy por los niños, no por ti —contestó la joven montándose en el auto.

    —¡Oye! ¡Yo voy allí! —gritó Inuyasha entrando también en el vehículo.

    —Dios mío, el amor de hoy en día —dijo Kaede entrando nuevamente a la mansión.

    Kagome e Inuyasha iban peleando dentro de la limusina, por suerte, el automóvil era espacioso y ambos jóvenes podían sentarse donde le fuera cómodo. Cuando por fin llegaron, se bajaron del auto y contemplaron el enorme lugar —que más que un orfanato, parecía una cárcel por fuera—.

    —Esto me recuerda a cuando estuve de pequeña a un lugar así —contó Kagome.

    —¿En serio? Creí que siempre fuiste criada por la madre de Sango.

    —Eso fue después, cuando escapé; pero lo pasado pisado, no quiero recordar Inuyasha. Hoy haremos feliz a esos niños con todo lo que has traído.

    Inuyasha se cruzó de brazos mientras el chofer desocupaba las cajas en el suelo, frente a la enorme puerta del establecimiento, que segundos antes Kagome estaba tocando para anunciar su llegada.

    No tardaron en abrir dos monjas que al verlos, agacharon un poco la cabeza con las manos juntas, como haciendo una especie de bendición a los jóvenes.

    —Buenos días —dijeron las monjas al unísono.

    —Son los que vienen en nombre del bondadoso Naraku —. Más que una pregunta aquello había sido una afirmación por parte de una de las monjas.

    —Así es —contestó Inuyasha—, venimos a dejar estás cajas.

    Inuyasha indicó con el pie las enormes cajas que se encontraban en el suelo; las monjas se emocionaron y llamaron a unos fuertes hombres para que las alzara y las llevará dentro.

    —Pasen, pasen —decía una monja abriendo paso a los jóvenes—. Los niños están en recreo, todos están reunidos.

    —No, nosotros ya nos…

    —Está bien, con gusto —contestó rápidamente Kagome.

    “Feh” fue lo único que dijo Inuyasha antes de entrar a ese lugar…Continuará.


    ¿Qué parte les gustó más del capítulo?
    ¿Por qué?
    ¿Qué pasará en los próximos O. o?
    ¿Quedará Kagome como una absurda cenicienta?
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso