Long-fic ¡Niñas mimadas!

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Heather, 28 Agosto 2009.

Cargando...
  1.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    KEEEE !!!!!!!!!! ñañi!! Nooo no me puedes hacer esoo NOOOOOO .... ToT pobre Sango nooooooo xke tuviste ke matarla ... Amiga tu y yo tenemos ke hablarrrrrr ¬¬ ...
    xD jejeje naah mentira solo ke si me choko terriblemente el final ke les diste a Sanguito y a Miroku pobre chiko Dioosss se debe sentir destrozado por la mujer ke amó ... ke tristeeeeeee buaaaaaaa :llorar:...

    Weno me seco x un momento las lagrimas ú.u ... eeehmm como es la cosa !!!! Weno Inu x fin entro a la cabaña donde estaban los dos pero pobre Kagome Chikaaa si ke la pasaste terriblemente mal u.u .... esperemos e Inuyasha le de su merecido a ese masoquista ¬¬ ke x cierrtooo le pones un toke makiaveliko al asunto eso d disfrutar de su propios golpes y sangre naah ke hacer muy "estilo Naraku" ...

    AHHHH x cierto n_n me encanto esta frasesita ke pusiste ...

    *o* !!!!! Muyy chvrx n_n ... Weno amia me despido pss gracias x avisar y espero ke pongas conti pronto u.u ojala todo se resuelva nos leemos Sayooo ...

    P.D. Mis mas sentidas condolencias Miroku ToT
     
  2.  
    ahomexInu

    ahomexInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Octubre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Noooooo, como pudiste Sango noo!, veo que por el momento hay mucho sufrimiento pobre de Miroku al fin pudo enamorarse y ella se muere justo cuando se confiesan lo que sentían el uno por el otro :(
    Me imagino la gran tristeza que sentirán Inu y Kag cuando se enteren sobretodo Kag que además ya sabe que la violaron, valla me has hecho llorar en los dos últimos cap, lo que me alivia es que Inu llego a rescatar a Kag (pero le estan pegando a el también) espero le den un buen merecido a ese malvado de Naraku que además disfrutan que le peguen!!
    Por otro lado sabia que hay gato encerrado con la muerte de Abi me pareció muy sospechoso ahora solo falta que tu lo aclares para saber como paso todo!!

    Bueno espero que pronto se quede atras tanto sufrimiento y vengan la alegria!!!!!
    Espero pronto la contii!!! cuidate... Besos...
     
  3.  
    Eimi Mangetsu

    Eimi Mangetsu Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    5 Octubre 2008
    Mensajes:
    118
    Pluma de
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Hola! Me encanta el capitulo aunque llore como una loca cuando murio Sango! PORQUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE??? - llorando-

    naraku eres maldad pura U_U
    kikyo al final es buena y todo!
    pobre miroku
    inuyasha salbala!!!

    Espero que continues pronto!
     
  4.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Niñas mimadas!
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1717
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Advertencia: El próximo capitulo contiene escena yaoi –relación de hombre & hombre- violencia, drama; que no puede ser leído por menores de edad, bajo la supervisión de padre, madre o representante.
    Ok x’DD. Eso fue muy Lol. Pero es verdad, aviso para no tener problemas.


    Capitulo 10.

    La joven Doctora se encontraba ayudando a Kagome; soltándola de aquellas esposas que ya hacia rato tenia los brazos de Kagome hacia arriba. Agarro la llave que estaba encima de una mesa y zafo a Kagome de aquel agarre. La chica mas joven movió sus muñecas para tranquilizar el dolor.

    Inuyasha y Naraku batallaban sin piedad. El perverso hombre golpeaba al joven ambarino sin piedad; algunas veces agarraba artefactos dolorosos que se encontraba en la cabaña, esto le ocasionaba terribles heridas en todo el cuerpo.
    Kagome y Kikyo salieron de la cabaña. Allí afuera la esperaba Kagura con una espada filosa, que apuntaba tediosamente el rostro de Kikyo –era la que se encontraba un paso delante que Kagome-

    —Creí que Naraku se encargaría de ustedes—comento la mujer de ojos rojos, mientras hacia un gesto de fastidio—. Pero ahora me toca a mí acabar con ustedes dos.

    —Así que eres aliada de Naraku—dijo Kagome para su sorpresa.

    —Es igual de víbora—comento Kikyo. Su rostro expresaba tranquilidad y frialdad.

    —Es una lastima que no hayas muerto quemada como Abi—decía Kagura sin bajar la espada, para en cualquier momento atacar—. Debí asegurarme que aun te encontraras en el closet antes de cerrar la puerta con llave. Tal parece que Naraku quería acabar al mismo tiempo las dos. A Abi la quería muerta porque no le servia en sus planes; pero desconozco el motivo de por que te quería eliminar a ti también.

    —Naraku no me sorprende, siempre usa a los demás en sus planes perversos. Así no se ensucia las manos.

    — ¿Y de donde lo conoces?—pregunto Kagura con cierta curiosidad. Aquella mujer fría que tenia al frente, le causaba escalofríos y un poco de…miedo.

    Kikyo le hizo una señal a Kagome; esta por su parte no entendía aquellas palabras de Kagura su prima había muerto, no lo podía creer.
    La chica se fue alejando lentamente hacia atrás, sin que Kagura notara su huida.

    Naraku tenía su brazo izquierdo en el cuello de Inuyasha, presionándolo con fuerza. EL joven de ojos dorados trataba de zafarse; pero su musculatura no se comparaba con la de Naraku. Kagome logro entrar cuidadosamente a la cabaña y empezó a buscar un arma que le sirviera para atacar a Naraku.
    El perverso hombre, bajo su mano derecha por el abdomen de Inuyasha y con cuidado introdujo su mano en el pantalón, hasta tocar su miembro. Lo apretó con mucha fuerza; Inuyasha grito de dolor y lentamente sintió como su miembro tomaba un tamaño distinto.

    — ¿Así que te excitas con facilidad, Inuyasha?—rió Naraku con una sonrisa de picardía. El joven se sonrojo de rabia y vergüenza. Naraku siguió acariciando su intimida hasta sacarla del pantalón. Inuyasha no resistía esa sensación y dejaba que Naraku lo masturbara, pero este aun mantenía su brazo izquierdo en el cuello de Inuyasha.

    Kagome pudo encontrar un arco con flechas; no era la mejor arma, pero en ese momento era la necesaria. Camino de rodillas por el suelo mientras veía la espalda de Naraku, era el ángulo perfecto para atacarlo. La chica cogio una flecha y se dispuso lanzarla; pero unos ruidos la interrumpieron. Esos ruidos provenían de los gemidos de Inuyasha. Kagome de curiosa camino otro poco y ante sus ojos estaban el miembro erecto de Inuyasha, que en esos momentos se encontraba en manos de Naraku. Kagome quedo con la boca abierta, se llevo la mano al corazón. Rápidamente sintió como sus mejillas ardían. Nunca creyó ver el miembro de su amado de esa manera. En su mente vino un recuerdo que había ocurrido en el despacho ese día…

    Flash Back.

    —No hicimos nada malo. Y no fue la gran cosa, he estado con verdaderos hombres que de verdad me hacen sentir placer. Y espero que no te pongas bravo por lo que te diré, pero me di cuenta que lo tienes pequeño.

    — ¿Pequeño?—repitió Inuyasha con un tic en el ojo—. Es la primera vez que me dicen eso. Además estaba en su tamaño natural por eso dices que es pequeño.

    —No te hagas el egocéntrico—rió Kagome con picaría, dándole la espalda a Inuyasha—. Admite que no me darías placer si estuviéramos juntos. Por suerte no paso a mayores, simplemente nos tocamos.


    Fin Flash Back.

    La joven agacho la cabeza, girándola de lado a lado, tratando de borrar ese recuerdo tan vergonzoso; pero debía admitir que Inuyasha tenía razón en sus palabras, no tenia nada pequeño.

    — ¡Suéltame desgraciado!—gritaba mientras realizaba movimientos para zafarse, Naraku lo apretó con mas fuerza y lo pego a su cuerpo. El trasero de Inuyasha pudo sentir como algo duro lo rozaba. El joven se lleno de rabia y con su brazo golpeo el estomago de Naraku—. No seas repugnante.

    —Oh vamos Inuyasha, tu amigo te ha delatado, de lo contrario no se hubiera puesto así—decía Naraku colocando una mano en el lugar del golpe.

    —No seas imbecil; a cualquiera le hubiera ocurrido—Inuyasha se abrochaba el pantalón con rapidez. El joven cerró su puño para golpear a Naraku; pero se detuvo cuando sus ojos vieron a Kagome.

    — ¡Mierda!—gruño mientras se acercaba a la joven—. Te prometo Kagome que ese miserable no las pagara.

    La chica mantenía el sonrojo, un tomate se hubiera sentido celosa al lado de ella.

    —Pero que lindo se ven juntos—comento Naraku acercándose con pasos lentos. Inuyasha cogio una espada que colgaba de la pared. Apunto peligrosamente a Naraku; este se detuvo ya que la espada no le permitía avanzar. Kagome se levanto del suelo y abrazo por detrás a Inuyasha, colocando su rostro en la espalda del joven.

    —Idiota. Pensaras matarme con esa espada—desafiaba Naraku sin hacer movimiento.

    —Yo te protegeré Kagome. No permitiré que ningún otro hombre te vuelva a tocar—dijo con sinceridad mientras levantaba la espada. Kagome al escuchar esas palabras lo apretó con fuerza y lagrimas comenzaron a invadir sus mejillas—. Eso tenlo por ¡¡¡Seguro!!!


    Inuyasha la bajo la espada con mucha fuerza, enterrándola en el hombro de Naraku; este empezó a sangrar sin control, sus piernas temblaban y lentamente fue cayendo al suelo, llenándose del charco de su propia sangre.

    —Todo acabo—susurro Inuyasha desmayándose, quedando al lado del cuerpo de Naraku.
    Kagome se acostó a encima y beso sus labios.

    —El día que cumplí quince años mis padres me abandonaron en un prostíbulo. El encargado era Naraku, el deseo de todas las mujeres del pueblo—contaba Kikyo recordando aquellos momentos amargos—. Allí fui la preferida de los clientes por más de un mes, todos creían que era virgen; así decía Naraku. Pero el muy desgraciado me violo el día en que llegue a ese asqueroso lugar. Esa noche gritaba de dolor, pedía ayuda, pero nadie me escuchaba. Naraku me hacia suya sin piedad, yo comenzaba a sangrar, pero a el seguía lastimando mi cavidad. Las lágrimas invadían mis mejillas, pero eso le importo un bledo a Naraku. Luego de violarme me dejo en un cuarto, donde minutos después entro un hombre obeso y con cara de perverso… Esa noche había sido violada por dos hombres asquerosos.

    Kagura trago saliva, lanzo la espada al suelo. Aquella historia era muy trágica; la joven sintió un nudo en la garganta; había vivido algo parecido. Toda su vida era una desgracia, lo peor que le paso fue haber conocido a Naraku, haber matado por el, ser violado por el… recordar todo aquello era un castigo de Dios. Kagura se dio la espalda, agarro la espada y la enterró lentamente en su corazón. Muriendo feliz, feliz por haberse librado de Naraku.


    Continuara.

    ¡Hola chicas!
    Bueno aquí el otro capitulo; les informo que ya esta llegando a su fin, así que creo que le quedan pocos capítulos para que esta gran historia termine. Gracias a todas por apoyarme y dejarme sus comentarios, son muy alentadores.

    Perdon por los errores de acentos en tiempo pasado, pero no puedo colocar las tildes, y en Word eso no lo corrige. Ademas de que me costo para que me abriera word. :mad:
     
  5.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    gracias por avisarme de veras no podia acordarme de algo y ese era tu ff
    me perdi 1 capitulo ToT
    bueno que lastima que sango murio abi tambien, naraku y ahora kagura
    esto si es triste y mas el relato de kagura
    eso si fue muy duro.
    pero la pregunta es quien era el otro hombre solo eso me pregunto.
    bueno espero aclares mis dudas y espero ansiosa la conti de tu ff :)

    atte:razon
     
  6.  
    Tifanny

    Tifanny Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Junio 2009
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Gracias por avisarme que bien que Inuyasha salvo a Kagome que triste el relato de Kikyo lastima que Kagura murio y tambien Naraku espero la conti
     
  7.  
    Eimi Mangetsu

    Eimi Mangetsu Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    5 Octubre 2008
    Mensajes:
    118
    Pluma de
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Kyaaaaaaaaaaaaaaa! Naraku ¿esta muerto?
    Kykio ya no te odio! *-*
    kabura murio igual de trajica t_t
    kagome saca a inuyasha!
     
  8.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    amia he de decir ke me has dejado completamente en Shock o.O ... no puedo creer tantas cosas ... En primer lugar toy mal ToT xkeeee Diosss xke Naraku le tuvo ke hacer eso a Inuyashaaa !!!!!!!! Diooosss ke horrorrrr ese hombre si ke es un enfermo por todos los sentidos ... pobre Kagome ù.u como se habra sentido (Tragame Tierra) xD Noooo y esperate keeee ... ese Flash Back ke tuvo si me volvio a dar risa jajajaj LOL ahi estaaaa ves Kagome ... Inu te decia la verdad xD no era para nada pekeño xD jajajaja ...

    Psss x otro lado ya van dos ke tienen un horrendo final, Abi --> murio carbonizada ... Kagura --> se suicido ToT Dioss ke terrible ... :) eres bien imaginativa para ponerles un final d este modo ... Y psss la historia de Kikio si ke causo traumas o.O pobre chika ke fea vida a llevado ...

    Y psss creo ke finalmente Naraku murió no???? o.O .. ¬¬ No??? ... xD bueno esperemos ke si n_n nos vemos amia gracias x avisar y espero tu conti pronto esto se pone cada vez mejor ... ^^
     
  9.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Niñas mimadas!
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1072
    Re: ¡Niñas mimadas!

    — ¡La policía!—exclamó Kikyo al ver la patrulla acercarse con gran brutalidad. La joven doctora se adentro a la cabaña, donde aún se encontraba Inuyasha con Kagome encima.
    — ¿Qué son esos ruidos?—preguntó Kagome levantándose con cuidado.
    —Es la policía. Habrá que irnos o nos culparán de la muerte de Naraku.
    —Pero él es un mal hombre.
    —Kagome, la policía de aquí no entiende eso, créeme. Te ayudaré a levantar a Inuyasha.

    Ambas chicas levantaron al joven que se encontraba desmayado. Kagome coloco el brazo derecho encima de su cuello, al igual que Kikyo, pero con el izquierdo. Los tres salieron por la parte trasera de la cabaña, para tener más oportunidad de escabullirse de la policía.
    Kagome no podía creer lo que estaba haciendo; ella no era ninguna fugitiva ni nada por el estilo, pero sus ojos vieron claramente como Inuyasha acabó con la vida de Naraku… aunque había sido en defensa propia, pero algunos policías no entendían aquello, y su familia estaba en quiebra como para pagar un buen abogado.
    Tampoco entendía por qué aquella Doctora los ayudaba, creía que sería su competencia por el amor de Inuyasha. Recordar aquel beso en la terraza la ponía nostálgica; pero por qué, ella aún no era nada de Inuyasha, pero le estaría agradecida de por vida de salvarla de aquel psicópata.

    Al llegar al bosque, recostaron a Inuyasha sobre un árbol. El joven sangraba por su abdomen, la camisa que cargaba se teñía de un color rojizo por su propia sangre.
    La noche cada vez era más oscura, y Kikyo decidió buscar alguna leña cerca para encender una fogata; mientras Kagome curaba las heridas de Inuyasha.

    —K-kagome—balbuceó al abrir sus ojos. La chica se encontraba quitándole delicadamente la camisa.
    —No hables que te hace mal—poso su dedo índice en los labios de Inuyasha, callándolo por unos minutos. El joven la miró y volvió a cerrar sus ojos.

    Kagome se alejó de él por un momento, debía buscar agua, y cerca de allí escuchaba como bajaba el agua del río. Al volver, con agua sobre un coco abierto. Remojo un pañuelo limpio que el joven tenía en su bolsillo, dicho pañuelo lo coloco en la herida que tenía su cuerpo, absorbiendo la sangre rápidamente. Volvía a remojar el paño, repitiendo el procedimiento las veces que fueran necesarias. Después de un rato, paso la camisa de Inuyasha, húmeda por el agua, sobre su torso, dándole la vuelta por la espalda hasta llegar al punto de inicio, donde amarró con un nudo la camisa.
    Inuyasha tomó la mano de Kagome y la acercó a su cuerpo; la chica tropezó y terminó colocando su rostro sobre el pecho del joven.

    —Mujer, yo siempre te cuidaré. Te lo prometo.
    —I-Inu-Inuyasha—tartamudeó Kagome sonrojada. Inuyasha levanto el rostro de Kagome por el mentón y acercó lentamente sus labios a los de ella. Al chocar labios con labios, hubo una fuerte presión. La joven abrió su boca para que la lengua del chico buscara como fiera la de ella. Al encontrarse intercambiaron salivas…el beso cada vez se hacía más apasionado. Ambos se separaban para dar aire a sus pulmones, pero luego volvían a besarse.

    Kikyo había llegado con trozos de leña. Cuando vio la escena, prefirió no interrumpir, pero antes de marcharse Kagome noto su presencia y la llamó.
    Ambas chicas se dignaron a prender fuego… después de un rato lograron su objetivo. Los tres se sentaron alrededor de la fogata. Kagome tenía su rostro encima del hombro de Inuyasha, mientras éste posaba su brazo por encima de ella para darle calor. En su otro costado estaba Kikyo, que también recostaba su rostro en el hombro de Inuyasha, pero éste no posaba su brazo, ya que el izquierdo lo tenía dolorido como para alzarlo.

    —Inuyasha—musitó Kagome observando las llamaradas del fuego.
    — ¿Qué?
    —Te amo.
    —Eh… a sí, gracias, supongo—al joven se le ardieron las mejillas.
    —Quiero permanecer el resto de mi vida a tu lado.

    —Disculpen por interrumpir un momento tan lindo—dijo Kikyo levantándose—. Pero les aconsejo que se marchen del país, que sean felices lejos de aquí. Y lamento informar lo que diré a continuación; pero Kagome ya no tiene a nadie en el mundo. Su amiga Sango, murió, me lo informo un campesino mientras buscaba la leña. Su prima quedó quemada y…. —la joven agacho la mirada.

    Kagome al escuchar cada una de las palabras sentía que algo por dentro moría.

    —su padre falleció—contó Kikyo triste—. Lo dieron en las noticias. La vi antes de llegar a la hacienda, cuando Abi me metió en el armario. Logré escapar de allí con voluntad, para poderte contar tal tragedia Kagome.

    Kikyo se abalanzo sobre Kagome, abrazándola con mucha fuerza. Ella por su parte estaba quieta, las lagrimas secas comenzaron a bajar de sus ojos, luego pegó un gritó de dolor, mientras lloraba en brazos de Kikyo.
    Inuyasha tragó saliva y también se unió en aquel abrazo, abrazando a ambas jóvenes; una que lloraba sin control y otra que sentía culpa por no haberlo contando antes. Ya era muy tarde…continuara.

    Bueno chicas, lamento de verdad la tardanza, pero ya empecé el cole y ando con mi nueva historia, que pronto publicaré. Y espero que la lean.
    Gracias por sus comentarios.
     
  10.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Wujuuu !!! el capitulo estuvo de lujo n_n sobre todo el momento romantico con Inuyasha y Kagome n.n fue muy bonito ... aunque raro debo decir porque Kikio estaba ahí y esta vez no la hizo de mala ni hizo absolutamente nada por separarlos y pues la verdad si eso me dejo intrigada ...

    Si ella no siente nada por Inuyasha en que quedo el beso que se dieron esa tarde en la hacienda??? o.O uuhmm algo debe d significar no?? oh bueno xD jejeje seguramente ya quedo en el olvido ...

    ToT pobre Kagome recibir todas esas noticias juntas la verdad ke es tremendo peso el que tiene ke llevar ú.ù pobrecita y es cierto ya no le queda nadie en este mundo ke horror T___T .. Weno esperemos que esto se soluciones y pronto ... mmmm wenooo nos leemos luego amiga ^^ espero conti pronto entonces eh aiooosss
     
  11.  
    ahomexInu

    ahomexInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Octubre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    OmG!!! me ausento por unos dias y pasa todo esto...
    acabo de leer los dos capítulos que me perdí y he quedado en shock!! primero me alegro de que por fin se hayan desecho del malvado de Naraku les causo mucho sufrimiento a kikio, Kagura y Kagome pobres chicas, y segundo pobre Kag enterarse de repente de tantos acontecimientos trágicos y que se ha quedado sola pobrecita no quisiera estar en su lugar solo espero que surja un bonito amor entre ella e Inu para que no se sienta tan desolada y por cierto como se encontrara Miroku? Bueno amiga espero la conti pronto Cuidate...Besos!
     
  12.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    ¡Nihao!


    Me voy por un mes y sucedio todo esto... ¡¡kyaa!! ¡¿porque!? kurorin molesto ¡¡¡¿¿Eres asesina serial o que!!!?? ya mataste a todos los personajes, ya namas me falta que entres tu en la historia y te me mueras... (no lo vayas a hacer)

    Pobrecita de Kagome, todolo que sufrio.. pero en fin. Un comentario rapido porque me quedan unos segundos, gracias por avisarme de la conti. ¡sayonara! inuengel
     
  13.  
    machi_ritsuk

    machi_ritsuk Entusiasta

    Géminis
    Miembro desde:
    14 Octubre 2005
    Mensajes:
    134
    Re: ¡Niñas mimadas!

    hola ojala puedas seguirle esta bueno un poco trajico pero bueno esta muy buena tu forma de plantearlo bueno cuidate nus leemos
     
  14.  
    kagometaisho

    kagometaisho Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    19 Abril 2009
    Mensajes:
    64
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    wow.... no tengo palabras para lo que sucedio...

    no se ni que hago comentando si no queda nada por decir...

    todo lo que podria haberte dicho lo dijeron las chicas de arriba...

    en fin... espero que no tardes mucho con la conti... o yo tambien morire XD

    Sayonara!
     
  15.  
    Circe

    Circe Usuario popular

    Leo
    Miembro desde:
    8 Febrero 2010
    Mensajes:
    541
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Holaa !
    muii interesante tu fanfic
    mucha drama pero cn un toque de comedia
    ah,, qe decia yo+
    bueno nada espero qe pongas la conti pronto
    se murieron muchos :'(
     
  16.  
    Eimi Mangetsu

    Eimi Mangetsu Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    5 Octubre 2008
    Mensajes:
    118
    Pluma de
    Re: ¡Niñas mimadas!

    T_T NOOOOOOOOOOOOO POBRE KAGOMEEEEEEEEEEEE! INUYASHA ES TAN LINDO! KIKYO AHORA ME CAES BIEN! (sola ahora eh¬¬) ABI MUERE MUERE... OK NO! LA POBRE! T_T NARAKU A TI NO TE DIGO NADA POR MI COMO SI TE PUDRES EN ESTE FIC ¬¬ PERO POR OTRO LADO... NO NARAKU TAMBIENNNNNNNNNNNN!!! T_T

    PON CONTI POR FAVOR QUIERO SABER QUE PASAAAAAAAAAAAAAAAAAA~!

    T_T

    *^Ñya~^*
     
  17.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Niñas mimadas!
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    20
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Pronto tendré el próximo capítulo. Por favor Pami, aún no lo cierres :(.
     
  18.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Niñas mimadas!
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1264
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Hola chicas. Lamento la demora, pero empecé nuevamente el cole y bueh, es estresante. Aquí les dejo el capítulo, espero que lo disfruten. Y Pami, podrías borrar el post de arriba, gracias.
    Capítulo 12.
    Los rayos del sol pegaban en el rostro de Inuyasha, éste se restregó los ojos con la mano y los abrió lentamente. En su pecho estaba Kagome durmiendo; que tenía los ojos hinchados de tanto llorar la noche anterior. Kikyo sé encontraba recogiendo agua limpia del río que había cerca. Los dedos del joven Inuyasha, jugaban con los cabellos de Kagome.
    —Buen día, Inuyasha—saludó Kikyo apagando la fogata con agua que llevaba de un coco abierto.

    —Hola Kikyo—respondió dirigiendo la mirada en la joven doctora—. Dormiste bien anoche.

    —Supongo…—contestó lavando sus manos—. ¿Qué harán ahora?
    Inuyasha se quedó en silenció meditando aquella pregunta qué tenía mucha lógica.

    —No lo sé Kikyo, tal vez nos vayamos lejos de aquí. La policía me está buscando por la muerte de Naraku.

    —Estos policías son unos malditos. Hiciste bien en acabar con Naraku, si me permites yo los ayudaré…

    — ¿Ayudarnos?—repitió Inuyasha con una sonrisa—. Kikyo, tú nos has ayudado mucho, y de verdad estoy agradecido, aunque no lo creas lo estoy…

    —Lo sé Inuyasha; pero Kagome necesita mucha ayuda en estos momentos, y también necesita de tu apoyo, tu compañía. Estar cerca de ella le hará bien. Aún es una niña que ha sufrido antes de tiempo. Quedó sola en este mundo tan imperfecto donde lo limpio se ensucia y lo sucio se purifica. Lo bueno se vuelve malo, lo malo se vuelve bueno. Lo que vive muere, y, lo que muere renace.

    Una lagrima traicionera broto de los ojos de Kikyo. Sé limpio con la mano, para luego concluir:

    —Ahora entiendo el significado de aquella frase; aquella que solía decir mi hermana mayor, y la que dijo antes de morir.

    —Lo siento Kikyo yo… de verdad lo siento y apreció tu ayuda; pero déjame que sea yo quién ayude a Kagome.

    —De acuerdo.

    ***

    Kagome despertó lentamente, mientras abría ferozmente su boca.
    — ¿Tienes hambre?—preguntó Inuyasha quien se estaba quitando la camisa. Su herida ya había sanado, solo le quedó la marca de la cicatriz.

    —No te preocupes por mí.
    —Yo no me estoy preocupando por ti, jah.
    — ¡Inuyasha! ¡Eres un idiota!—exclamó la chica levantándose furiosa.
    — ¿Idiota?—repitió con el ceño fruncido mientras veía como Kagome se alejaba para acercarse al pequeño pozo que había cerca. Al llegar, la joven se quito lentamente el pequeño trapo roto que cubría su cuerpo.
    — ¿Qué tanto me miras?—gritó entrado en el pozo.
    — ¿Qué te voy a estar mirando?
    —Eres un idiota.
    —Me vuelves a llamar así y juró que te dejo aquí sola.

    La chica se calló y sumergió su cuerpo debajo del agua.
    Nadaba con tranquilidad mientras relajaba su cuerpo, no podía creer que tuviera peleas constantes con Inuyasha y más en situaciones como está.

    — ¡Auxilio!—gritó Kagome asomando su cabeza en el pozo mientras levantaba velozmente sus brazos, tratando de llamar la atención del joven Inuyasha, que se encontraba de espalda y unos cuantos metros lejos del pozo. Kagome tenía el pie atrapado en una piedra.

    Kagome volvió a gritar, pero está vez con más fuerza logrando llamar la atención de Inuyasha que rápidamente se lanzó al agua en rescate. El joven visualizó la piedra y la apartó del pie de Kagome.

    — ¿Por qué tardaste tanto?—reprochó la chica.
    —Eres una malagradecida—bufó Inuyasha mientras sujetaba a Kagome de la cintura, pegándola a su cuerpo, rozando los senos de ésta en el pecho de él.

    Un sonrojo invadió a ambos, y rápidamente voltearon el rostro separándose con brusquedad.

    — ¿Qué fueron esos ruidos?—preguntó Kagome escondiendo su cuerpo en el agua, dejando solamente la cabeza visible.
    —No puede ser, son policías y sé están acercando. Rápido Kagome, agáchate—con su mano derecha hundió la cabeza de Kagome hacía abajo, mientras él hacía lo mismo.
    Debajo del agua la abrazo y tapo su boca, debían tragar agua o resistir un poco más para que los policías no los descubrieran.
    La joven sintió arder su mejilla por el sonrojo, estaba tan pegada a Inuyasha que podía sentir su anatomía y al estar ella desnuda era una escena muy comprometedora.

    Los hombres musculosos que vestían de policía observaron detalladamente el lugar, pudieron ver la fogata y la ropa.

    —No están tan lejos, y, según esto, hay uno herido. Es sangre seca—informó uno de los hombres.
    — ¡Vamos! No perdamos el tiempo, debemos encontrar a Inuyasha y hacer que entregue a Kagome.
    — ¿Por qué buscamos a la señorita Higurashi?—se atrevió a preguntar un policía. El más alto cerró los ojos y escupió el suelo.
    —Veamos. Ella era la hija del importante Akira Higurashi, y, como tal, hereda una gran fortuna que está a su nombre.
    —Pero ellos no estaban en quiebra—interrumpió otro policía.
    —No. Habían sufrido un fraude por parte de Naraku. Revisaron la casa de éste y encontraron todos los documentos; pero lo que hizo Inuyasha no tiene nombre y es penado por la ley. Así que dejen de hablar y sigan buscando—agregó para luego marcharse junto a los demás policías.

    La joven asomo bruscamente la cabeza, respirando hondo y soltando un fuerte suspiró.

    —Por poco me muero ahogada.
    —Si eres exagerada, Kagome; no fue para tanto.
    — ¡Sal del agua y deja de verme!—gritó Kagome alterada, Inuyasha obedeció y salió del agua.
    — ¿Qué te pondrás? Los policías se han llevado la poca ropa que había.
    — ¡QUÉ!
    — ¡Eres una gritona!
    —Y tú un idiota.

    Ambos se quedaron callados al escuchar nuevamente ruidos que provenían del monte. Alguien o algo se estaba acercando a pasos lentos hacía ellos… continuara.

     
  19.  
    Puru

    Puru Entusiasta

    Capricornio
    Miembro desde:
    3 Diciembre 2009
    Mensajes:
    150
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    wa!!!
    despus de tanto tiempo y me dejas nuevamente
    con la dudA!????????????????
    espero ke lo continues pronto muy pronto!
    xfa posteam cuando st la proxima conti xfitas!
     
  20.  
    Ahome Uchiha

    Ahome Uchiha Iniciado

    Leo
    Miembro desde:
    16 Febrero 2010
    Mensajes:
    40
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    pero que pervertido es inuyasha wua kagome a fin de tantas no tendra que huir es me alegra y espero que ellos dos estén juntos¡
    bueno espero que lo continues y me puedes avisar porfa¡¡
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso