Long-fic ¡Niñas mimadas!

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Heather, 28 Agosto 2009.

Cargando...
  1.  
    Kourei

    Kourei Acosando a Gray-sama (kagome-chan) ;D

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Abril 2009
    Mensajes:
    798
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Nihao! (¿encontraste al fin otro saludo?)

    Gomen, tarde demasiado (¿Cuándo no?) Creo que se me esta haciendo costumbre la tardanza… pero aquí estoy yo (abriéndote mi corazón, llenando tu falta de amor…) ¿Qué te pasa Yuuko? (es que me acorde de la canción, cállate déjame cantar… cerrándole paso al dolor…) ¡No! ¡otra vez no!

    Mientras cantas por lo menos déjame escribir el comentario… me tapare los oídos. Me gusto la actualización, no esperaba que Inu la besara así… ¡kya! Pero lo que no me agrado fue que Kagome se dejara tan fácil, yo que ella le pongo un buen castigo, muajajaja… (Ella lo metería a un sótano oscuro, lo amarra con cadenas y le lleva a Jackotsu para entretenerse, y no precisamente platicando…) ¡Tu a cantar! Bueno, me voy, fue un paso rápido, sayonara!!
     
  2.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    No comente aka ??? o.O?? ke raro yo siempre leo y comento los FF ke me gustan aahmm bueno haber haberrrr .... KEEE ya va aparecer Naraku ?? ayyy nuuuu ¬¬ ... Bueeeno peus al parecer Kagura y Abi se las traen sucio para amarrar como sea a Inuyasha y a Miroku (en especial Inu ke esta arrasando con todas las chikas en el fic ñ.ñU) y peussss habersh Sanguito esta empezando a sentir algo por Miroku verdad ?? uy ps ya era hora eh n_n

    En lo ke me respecta de Kikio ya fue jajaja xD Abi le va a hacer de todo cuando la vea y es ke tambien se la agarro con Inu n.n Uyyy esto se va a poner bueno ...

    Y psss salu2 x tu cumple ke fue ayer ya t deje un post en tu perfil ojala te guste y pss nos estamos leyendo esta genial tu FF y espero conti prontex n_n nos leemos aiosssss
     
  3.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Niñas mimadas!
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1723
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Hola chicas, cómo están. Gracias por sus comentarios me dan ánimos de seguir el fic. Espero que este capítulo les guste mucho.
    Me dio risa en un comentario que decía: Inuyasha arrasa con todas las del fic Loool.

    Advertencia: El capítulo contiene un poco de limme. Para aquellas personas que no le agrada o le parece grosero podrían saltarse el capítulo.
    ¡Niñas mimadas!
    Capítulo: 6
    —Aló. La doctora Kikyo—decía Kagura mediante el teléfono de la cocina—. Podría venir para la hacienda, es que la señorita Abi no se siente bien.

    Una sonrisa se dibujo en el rostro de Kagura mientras colgaba el teléfono y dirigía su vista hacía donde se encontraba Abi. Ambas chicas rieron con maldad para empezar en marcha con su plan: ¡Abajo Kikyo!

    Por otra parte, Kagome no dejaba de hablar de aquel beso tan magnifico, qué según ella, había sido el mejor beso. Mientras caminaba por el pasillo junto a Sango, se encontró con Inuyasha, que la miraba con una sonrisa que lograba intimidar a la chica.

    —Podría venir un momento—dijo Inuyasha esperando un “sí” como respuesta.

    —Claro—contestó sin pensarlo mucho. Sango se despidió retirándose del pasillo, mientras que Kagome e Inuyasha caminaban rumbo al despacho.
    Cuando llegaron, la chica entró con nervios, mientras que Inuyasha cerraba la puerta y se acercaba a ella seductoramente.

    — ¿Qué desea?—preguntó tímidamente.

    —Te deseo a ti—Inuyasha coloco su mano en la cintura de Kagome acercándola a su cuerpo, la chica no realizó ninguna resistencia y afincó sus manos en el pecho del joven mientras echaba su rostro hacía atrás.

    —Inu…Yasha—tartamudeó para luego fundirse en sus labios. La lengua de Inuyasha buscaba como fiera la de Kagome, ambos se besaban con pasión; la joven recorría sus delicadas manos por la espalda del chico; mientras qué éste, colocaba sus manos por la cintura de la joven atrayéndola cada vez más a su cuerpo, sintiendo el tacto físico de ambas intimidades.

    El ambiente en ese despacho se hacía cada vez más íntimo. Inuyasha se encontraba encima de Kagome en la mesa del escritorio. Todos los documentos y demás cosas en estos momentos se encontraban en el suelo.

    Kagome bajó su mano izquierda hasta el trasero de Inuyasha para apretárselo con furia; mientras que éste mordía suavemente el cuello de la joven.
    La chica cruzo sus piernas alrededor de la cintura de Inuyasha, atrayéndolo a que hiciera contacto contra ella. La blusa de ella se encontraba en manos de Inuyasha, que la quitaba sin piedad. Nuevamente deslizo su mano hasta el pantalón de él, para desabrocharle la correa. Ambos se encontraban excitados, estaban llenos de lujuria, actuaban sin pensar.

    —Tócame—pidió Kagome separando el rostro de Inuyasha para verlo fijamente. Se pudo notar que la mirada de Kagome reflejaba amor, un dulce amor hacía Inuyasha. Por su mente llegaron imágenes de cuando venía de pequeña a la hacienda, y sabía que Inuyasha había sido su primer amor.

    El joven deslizo sus manos por la pierna de la chica, subiéndole la minifalda que en esos momentos cargaba, hasta que pudo tocarle su intimida. Cuando Kagome dio un pequeño grito, tocaron a la puerta. Rápidamente Inuyasha se levantó y sé acomodó el pantalón. Kagome no dudo en hacer lo mismo, buscó su blusa en el suelo y se la colocó.
    Cuando Inuyasha fue abrir la puerta, Kagome se sentó en la silla del escritorio, haciendo cuenta de que estaban charlando sobre “trabajo”

    Inuyasha sintió un escalofrió al ver quién se encontraba parado en la puerta. Conocía muy bien a ese hombre y no era de su total agrado, pero era accionista de las empresas Higurashi y también de la hacienda.

    —Un gusto volverte a ver, Inuyasha—comentó el que se encontraba detrás de la puerta. Su mirada se torno en la silueta de Kagome, que disimuladamente miraba unos documentos.

    —Es una lastima que yo no diga lo mismo, Naraku—contestó con sarcasmo e ironía. Por dentro sentía rabia al saber que había sido interrumpido por Naraku.

    El de ojos rojos se adentró al despacho y miró detalladamente el lugar, hasta llegar al escritorio en donde estaba Kagome. La chica subió la mirada y contemplo al hombre que tenía al frente, a primera vista le pareció un hombre sexy.

    —Él es Naraku y ella es Kagome, hija del señor Akito Higurashi—presentó Inuyasha con molestia mientras se cruzaba de brazos.
    Naraku tomó la mano de Kagome y le dio un beso cálido, haciendo un sonrojo en ella.
    —Él es accionista de la hacienda—prosiguió Inuyasha—, aunque desconozco el motivo de haber venido hasta aquí.

    —Me enteré que su familia sufrió un problema económico—dijo Naraku sin apartar su mirada de la de Kagome—. Y eso me perjudica a mí, ya que si ustedes quiebran yo también. Me pareció buena idea venir a la hacienda y colaborar con usted, señorita—luego de hablarle le soltó la mano y se sentó en un sofá.
    —Es un placer conocerlo, Naraku—comentó Kagome cruzando las piernas—, y me alegra saber que contaré con su ayuda para que la hacienda progrese.

    —No debe agradecerme, lo hago por placer. Bella dama—Naraku no perdía la oportunidad de piropear a Kagome.
    Inuyasha no sabía que comentar, no quería meter la pata en ese momento y dar evidencias de que estaban haciendo “algo” antes de que tocaran.

    —Le diré a Kagura que preparé una cena especial para está noche. Por tú llegada, Naraku—dijo Inuyasha con un tono de potencia.

    —Que amable eres Inuyasha—decía mientras se levantaba del sofá y le daba un beso en la mejilla a Kagome—. Me iré a saludar a las demás personas.
    Luego de cerrar la puerta, Inuyasha miró con rabia a Kagome.

    —Qué te pasa—preguntó la chica.

    —Cómo que qué me pasa, no viste como se te insinúa.

    —Pero no sé porque te molesta. Nosotros no somos nada…—comentó Kagome terminando de guardar los documentos.

    —Y lo que acabamos de hacer qué.

    —No hicimos nada malo. Y no fue la gran cosa, he estado con verdaderos hombres que de verdad me hacen sentir placer. Y espero que no te pongas bravo por lo que te diré, pero me di cuenta que lo tienes pequeño.

    — ¿Pequeño?—repitió Inuyasha con un tic en el ojo—. Es la primera vez que me dicen eso. Además estaba en su tamaño natural por eso dices que es pequeño.

    —No te hagas el egocéntrico—rió Kagome con picaría, dándole la espalda a Inuyasha—. Admite que no me darías placer si estuviéramos juntos. Por suerte no paso a mayores, simplemente nos tocamos.

    — ¡Niña! Como me sacas de quicio—Inuyasha se fue furioso del despacho, dejando a Kagome con esa sonrisa de vergüenza y a la vez de picaría.
    No podía creer que haya dicho todo eso, pero tenía que poner a Inuyasha en su lugar. Tampoco podía negar que lo que hizo con él fue lo mejor que pudo haber sentido.

    ***
    Kikyo estaba llegando a la hacienda y se dirigió al cuarto, donde “supuestamente” se encontraba la enferma. Al llegar abrió la puerta y pudo notar que allí se encontraba Abi con mala cara.

    —Que bueno que vino Doctora—comentó con voz quebrada.

    —Es mi obligación venir. Pero cuénteme que le ha pasado.

    —No lo sé, tal vez es un refriado, pero me siento mal—dijo Abi haciendo una de sus mejores actuaciones.

    —Voy a revisarla—Kikyo se dio la espalda para colocar su maletín en una silla desocupada. Al voltearse algo la golpeo fuertemente en la cabeza, cayendo con brusquedad al suelo. Abi sonrió con victoria mientras guardaba el cuerpo de la mujer en un escondite secreto que tenía detrás del armario.

    Abi luego de haberse encargado de Kikyo, se ducho para luego vestirse; ya que tendrían la cena especial por la llegada de Naraku.
    La mesa del comedor estaba decorada con distintos platos de comida. Kagome lucía un hermoso vestido largo corcel, color azul. También decoraba con lentejuelas brillantes. Sango lucía un vestido corto color rojo, donde se podía apreciar un escote en forma de v.
     
  4.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    ya de veras no se que nota darte o.o tal vez 10, 100, 1000, 10000 a no se pero te daria la mejor ;)
    es que esta muy interesante, ya quiero saber que pasara aunque me ubiese gustado ver el vestido de sango ToT
    bueno hay yo con mi intriga que ahora buela por las nubes y rellena la casa jajaj xD
    bueno me tendre que ir bey espero la conti amiga :)

    atte:razon
     
  5.  
    ahomexInu

    ahomexInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Octubre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    no lo puedo creer.... por un momento pense que pasaría algo mas en ese escritorio ....
    (kag no te conocía esas) pobre inu lo subieron al cielo y luego lo estrellaron pobrecito, pero se lo merecía a ver si ya deja de estar de picaflor con todas.... por otro lado no soy fanática de kikio pero pobrecita ojala no le pase nada malo... me encanta tu historia espero la continúes pronto pronto.
    Te cuidas... Exitos
    Besos.. se despide
    AhomexInu :)
     
  6.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Fue el capitulo ke hasta ahora me ha hecho reir muchisimo más sin duda alguna ... primero lo hace sentir el rey del mundo (cosa ke me sorprendio en realidad xke Kag se le fue directamnt pense ke al menos pondria resistencia pero nooo valgame Dios o_O) ya bueno volviendo al chiste LOL jajajajajajajaaaa no puedo creer ke Kagome le haya dicho a Inuyasha ke lo tenia "pequeño" jajajajaja LOL recontra chistoso ...

    aayyy ke risa me hiciste lagrimear d lo tanto ke me reia ... aahmm bueno x otro lado :P ya llego Naraku y se ve ke algo trama con Kagome mmmm va resultar interesante ver como se desenvuelven las cosas entre ellos sobre todo por la presencia de Inuyasha ya ke dudo ke a él se le ocurra dejar "a solas" a Kag y a Naraku ... Mmmm o_o dejaron inconsciente a Kikio??? o la mataron??? pobre chika solo x recibir un beso la "privaron d x vida" xD jaja ...

    Esta muy buena tu conti sin duda alguna espero la otra ke sigue pronto xke esta buenazo n_n jeje nos estamos leyendo ntonces aiosssss
     
  7.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Niñas mimadas!
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1032
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Capítulo 7.

    Todos se encontraban sentados en la mesa del comedor. Inuyasha no paraba de ver a Kagome, por lo lindo que vestía; realmente se veía hermosa. Al igual que Miroku, esos azules ojos observaban detalladamente el escote en forma de v que tenía Sango.

    —Una relación amorosa entre empleado y jefe, estará permitida, Inuyasha—comentó Naraku con una sonrisa. Kagome e Inuyasha se ahogaron con la comida al escuchar esas palabras, seguidamente tomaron agua, tragando la comida de su garganta.

    —En la guerra y el amor todo se vale—contestó terminando de beber agua.

    —Esa no es la respuesta de la pregunta—cuestionó Naraku intimidando al joven de cabellos plateados—. Cuando es una relación de trabajo, es de trabajo. Las personas suelen mezclar el amor con el trabajo. Sólo espero que eso no ocurra en está hacienda, que de verdad necesita ayuda de profesionales.

    —De qué va todo esto, señor Naraku—preguntó Abi captando las indirectas de Naraku y a la vez llenándose de celos.

    —Por nada en especial—contestó fríamente bebiendo su copa de licor.
    Kagome estaba avergonzada, algo le decía que Naraku había contemplado aquella escena del despacho, que horror –pensaba-

    —Me pasas la salsa—pidió Abi tratando de cambiar el tema y al notar el silencio que abundaba en aquella mesa.
    Kagome con gusto le pasó la salsa, pero por un pequeño accidente; ésta cayó en el vestido de Abi llenando completamente de salsa.
    Sango se echó a reír. Abi se levanto furiosa sacudiéndose el vestido.
    A continuación, Abi jalaba del cabello de Kagome, moviéndola de lado a lado. La chica gritaba como loca, tratando se zafarse del agarre de su prima.

    En menos de un minuto, Abi lanzó a Kagome por todo la mesa del comedor, revolcándola con los platos de comida.

    — ¡Eres una ordinaria!—gritó Kagome sacudiéndose el vestido.
    Abi se montó en la mesa, quedando encima de Kagome y empezó a jalarle los cabellos.

    — ¡Suéltame! ¡Suéltame!—pedía Kagome a gritos; los chicos no sabían que hacer: si seguir observando o detener la pelea.

    —Aquí está el postre—dijo Kagura entrando a la cocina con una torta en la mano. Sango cogió el pastel y lo tiró en el rostro de Abi. Rápidamente, Kagome la empujó de un lado y se levantó de la mesa, mientras que Sango le lanzaba lo primero que viera a Abi.

    ***

    Kagome se encontraba rodeada de espuma, dándose un baño en la tina luego de la pelea en la cocina. Masajeaba su cabello mientras disfrutaba de la tibia agua.
    Sumergió su cabeza en el agua recordando el momento que vivió con Inuyasha en el despacho…un lindo recuerdo.

    —Oh disculpe, me equivoque de baño—dijo Naraku al abrir la puerta. Éste se encontraba sin camisa. Kagome no evito contemplar su formado cuerpo, al igual que él, que trataba de observar el cuerpo desnudo de Kagome que se cubría con la espuma y el agua.

    —No sé preocupe—contestó agachando su mirada tratando de esconder el sonrojo.
    Naraku pensó en hacerla suya en ese preciso momento, pero tardo unos minutos hasta que su plan tomo marcha.

    — ¿Qué fue eso?—preguntó una Kagome alterada, levantándose de la tina, permitiendo ver su cuerpo desnudo.

    Había sido una explosión. Toda la siembra de la hacienda estaba ardiendo en llamas; las llamaradas eran grandes y el humo invadía la casa. Inuyasha y los demás peones trataban de apagar el fuego. Todo un año de siembra se estaba perdiendo en ese instante.

    Naraku desmayó a Kagome y la alzó en sus brazos hasta llevarla a su recamara. Allí la acostó en la cama y empezó a besar todo su cuerpo desnudo.

    —Aprovecha y lárgate—dijo Abi entrando en la recamara. Naraku vistió a Kagome con un trapo rojo y se la llevó de la hacienda. La montó en un caballo y marchó sin mirar atrás… continuara.

    Lamento haberme tardado tanto, pero es que en está fecha se me hacía imposible escribir; además ando trabajando en mi próxima historia, que espero que me sigan en esa, jeje.

    Gracias por sus comentarios, la verdad me río con ellos, y me dan ánimos de seguir con la historia. Las quiero, besos.

    [​IMG]
     
  8.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    u.u dios mi regalo de navidad atrasado se me iso una sorpresa y un misterio xD
    jaj ani se si es mi realo de navidad xD jejjjejeje bueno no importa ahpora al ff
    ee sabes? nunca pense que naraku aria eso la tentacion no?
    bueno la verdad lo encontre ma corto de lo que es es que esta tan bueno ¡¡
    la verdad te entiendo esto de estar ocupada.

    espero pronto la conti ;)

    Atte:razon
     
  9.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    JUAATT !!!! La cargo en brazos y ... oh x diosss O.O Naraku te pasaste d veritas eehh .. aunkee si dio risa bastante su comentario en la mesa jajaja xD y encima se atoraron a la vez . Yo digo ¿¿con eso no habran levantado hartasss hartisimas sospechas??? u.u ... uuhmm pss pobre de la hacienda se kema too un año d cosechas ke mal ...

    Oie espera ¿a donde se lleva Naraku a Kagome? eettooo no es ke sea fanatika (no lo soy) pero acaso vas a poner lemon o lime en el prox capi o.O ... uuuhmm weno espero el prox capi y gracias x avisar ^^ Nos leemos aiossss
     
  10.  
    ahomexInu

    ahomexInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Octubre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Noooooo pobre Kag que le ira hacer el malvado de Naraku.... y los cultivos incendiándose...
    no es justo es el trabajo de todo un año...
    Bueno aunque un poco corta estuvo llena de mucha adrenalina que lo compensa
    Solo espero que en la próxima conti no nos dejes con tantas dudas
    ¿que le pasara a Kag?
    ¿que trama Naraku?
    ¿donde esta Inu? jejeje
    Espero la conty :)
    Te cuidas... besos...
     
  11.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Está genial, la acabo de leer ;)
    ¿Qué va a pasar con Kagome? ¿La rescatará Inuyasha? Espero impaciente la conti!* ^^
    Por cierto, Me encantó la pelea de comida, me llevé un rato riéndome imaginando la escena jajaja
    Un Beso
     
  12.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Niñas mimadas!
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    990
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Hola.
    Yo también me reía escribiendo la parte de la cena, es que ósea, imaginarse a ambas peleando, era chistoso.
    Habrá muchas sorpresas en éste capítulo. Espero que lo disfruten y comenten.

    Advertencia: El capítulo contiene un poco de limme. Para aquellas personas que no le agrada o le parece grosero podrían saltarse el capítulo.

    Capítulo 8

    El caballo corría a gran velocidad; dejando atrás la hacienda que ardía en llamas por culpa de Naraku. Kagome aún seguía inconciente por el efecto de la clorofila. El caballo se detuvo de golpe por orden de Naraku que bajo rápidamente junto a Kagome. Entraron en una especie de cabaña abandonada, donde allí dentro había artefactos de sadomasoquismo. Naraku acostó a Kagome en el suelo y besó lentamente sus labios mientras sus manos se deslizaban por debajo del trapo rojo que cargaba puesto. En pocos minutos la había desnudado por completo, mientras que él hacía lo mismo, para luego hacer contacto ambos cuerpos. Rápidamente la fue haciendo suya, llegando a la conclusión de que la joven aún era pura y virgen…

    Las cosas empeoraban en la hacienda; Inuyasha no sabía que hacer, dentro de él se sentía destrozado, con tristeza, ira. Toda su infancia la vivió en esa hacienda, creció en ella y sobre todo; lucho y la sacó adelante. Pero tantos años de esfuerzos se estaban desvaneciendo en las horribles llamaradas que volvían polvo todo lo que tocara.

    Abi recordó que en su armario tenía a la doctora Kikyo; rápidamente fue en busca de la mujer. Cuando llegó, abrió el armario; pero para su sorpresa la mujer no sé encontraba.
    —Se escapó— pensó nerviosa observando el lugar que repentinamente empezaba a arder en llamas. El techo caía en pedazos encendidos, incendiando la cama y demás objetos que había en la habitación. Abi, intentó salir por la puerta; pero para su desgracia ésta se encontraba cerrada con llaves. La chica desesperada trató de empujar la puerta, pero lo que logró fue una fractura en su pies derecho; cayendo débilmente al suelo. El fuego fue alcanzándola hasta quemarla por completo.

    Los gritos de dolor se hicieron presentes cuando en esos momentos estaba pasando Sango en busca de su desaparecida gata. La chica al escuchar los gritos se aterrorizo.

    — ¿Qué son esos gritos?—preguntó la castaña a la doctora que se encontraba cerca.

    —No lo sé, pero será mejor que salgamos—respondió para luego alejarse junto a Sango y dejar morir a Abi lentamente.
    El gato de Sango lo tenía Miroku en sus brazos. La joven al verlo salió a abrazarlo.

    — ¡Miroku!—llamó Inuyasha acercándose al joven—, ve con Sango al pueblo y busca a los bomberos.

    El joven de ojos azules asintió para luego montarse en la camioneta junto a Sango. Kikyo quedó con Inuyasha tratando de apagar el fuego con los demás peones. Pero el fuego aumentaba cada vez más.

    — ¡Ya no queda nadie en la casa, señor!—avisó Kagura al salir de la casa cubierta de polvo.

    — ¿Dónde está Kagome, Naraku y Abi?—preguntó Inuyasha alterado al darse cuenta que se había olvidado completamente de Kagome.

    —Vi como el señor Naraku se llevaba a la señorita Higurashi desnuda en un caballo—contó Kagura.

    — ¡Desnuda!—repitió Inuyasha—. Ese maldito me las pagara.

    —Creo que Kagura sabe más de lo que imaginamos—comentó Kikyo mientras se acercaba peligrosamente hacía Kagura—. Será mejor que hables para no acudir a la fuerza—le dijo entre un susurro cerca del oído. Kagura tembló y tragó saliva.

    — ¿Qué es lo que debe saber?—preguntó Inuyasha perdiendo la paciencia.

    — ¡Habla!—Kikyo agarraba del cabello de Kagura y lo jalaba con fuerza hacía abajo.

    —Naraku violará a Kagome—soltó en menos de lo que canta un gallo—. La llevó a una cabaña vieja lejos de aquí, cerca de los matorrales.

    Kikyo la soltó para seguir a Inuyasha que salió corriendo como rayo veloz en busca de Kagome. Por suerte, conocía el lugar del que hablaba Kagura.

    Miroku manejaba a toda velocidad, fallándole las luces de la camioneta, Sango le pedía que disminuyera el paso pero el joven no le hacía caso; quería llegar rápido al pueblo en busca de los bomberos. Las luces se apagaron y la camioneta chocó contra un árbol para luego caer rodando sobre un precipicio inmenso.

    Luego de haberle quitado el virgo a Kagome, se dispuso a amarrarla de manos y pies como crucificada. Colocándole un pañuelo en los ojos, para que no visualizara nada; ya que el efecto de la clorofila estaba pasando. Kagome volvía a sangrar nuevamente por su intimidad. Naraku la había lastimado mucho introduciéndole uno de sus artefactos masoquismo.
     
  13.  
    Yrim

    Yrim Entusiasta

    Leo
    Miembro desde:
    31 Diciembre 2009
    Mensajes:
    101
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    O.O Si que ha sido fuerteeee!
    Parece que todo les esta yendo mal... ¡pobre Kagome!
    Pro seguro que se arreglara no?
    Deseando la conti(!)* =P
    Besiitosss =D
     
  14.  
    aLeTheia_anGeL

    aLeTheia_anGeL Usuario común

    Piscis
    Miembro desde:
    22 Junio 2009
    Mensajes:
    360
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Tienes razon amia este capi me dejo en shock en todos los sentidos posibles ... No puedo creer ke Abi tuviera ese final de verdad ke no me lo esperaba en lo absoluto o.O pobre chika u.u era una arribista y seeee una "bitch" pero no se merecia tan horrible final xD jaja ...

    Uhmm siento penita por mi Inuyasha u.u pobrecitooo toda la hacienda no tuvo remedio y kedo reducida a cenizas u.u ke mal pobre d mi Inu ... y ademas dejaste en estado critico mi salud ... ToT como es posible ke Miroku y Sango hayan tenido un accidente de tal magnitud ...
    (te agarro de la remera) x lo ke masss kierassssssss no los mates x favorrrrrrr noooo plissssss (rogando) uuuhmmm ... pobre Kirara T.T ojala la gatita tbm este bien ...

    O.O OOOH X DIOOSS Naraku se salio con la suya y la violó????? en serioo??? pobrecitaaaa Kagomeeee no se merecia perder la virgo de esa manera noooo asiiiiiiii nooooo TcT ... kee terrible tragedia ... esperate nomas ke Inu se entere ke la violo y encima COMO la violo Naraku no pasa de esa noche al menos no con todas sus partes intactas ¬¬ ... merecido se lo tiene ... Weenooo amiga espero ke pongas conti pronto kiero saber ke paso con las parejas protagonicas siiiii kiero saber n_n gracias x avisar continualo pronto nos leemos aioooosss....

    P.D. ¿¿¿Como rayos Kikio logro zafarse y seguir con vida??? o.O
     
  15.  
    princess

    princess Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    20 Enero 2008
    Mensajes:
    91
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Hiii ! me gusta mucho tu historia pero hablando de este capitulo vaya q si fue algo terrorifico como paso todo abi muerte tragica quemada q feo.. ,Kagome segun parece violada y por un asqueroso como ese!, la hacienda destruida Inuyasha destrozado por perder algo tan valioso, y COMO ASI Q SANGO Y MIROKU CAYERON DE UN PRECIPICIO amiga te gustan las muertes tragicas pero eso si NO VAN A MORIR CIERTO ? Vamos no seas asi ! no pueden morir buaaaa buaaaa porfiss no los mates ! y vaya q le dio duro a kagome q no sienta nada de lo q le estan haciendo eso es algo sorprendente ojala y despierte o por lo menos q inuyasha detenga Naraku ! ojala y todo mejore en el prox cap Besos!!
     
  16.  
    razon

    razon Usuario común

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Junio 2009
    Mensajes:
    487
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    o.o me boy quedando sin palabras y con mucha dudas.
    ¿como salio kikio del armario?
    ¿por que queria violar naraku a kagome?
    ¿que propositos tiene?
    ¿cuando saldra kagome de alli ToT?
    y muchas mas...

    -------------------------------------------------------------------------------------------------------

    ablando de ottra cosa a mi tambien me dejo en pleno shok este capitulo pero que mas da e estado en suitasiones peores -_-´
    ok quiero conti xD
    ya me dejaste con la dudas
    bueno espero que la siguas pronto ya que...
    me has dejado con las dudas ¬¬
    kis¡¡ ^.^



    Atte:razon
     
  17.  
    ahomexInu

    ahomexInu Entusiasta

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Octubre 2009
    Mensajes:
    152
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    OmG! no lo puedo creer...
    Me has echo llorar con este capitulo , como es posible que esten pasando tantas cosas malas
    tan seguidas... primero Abi muere de una forma horrible, Sango y Miroku se accidentan (espero no les pase nada malo), la hacienda esta aun en llamas y lo PEOR de todo la pobre de Kag le quitaron el virgo de esa forma tan espantosa pobrecita!
    Kagura porque no hablaste antes!!!! Solo espero que Inu le de su merecido a el malvado de Naraku!!!
    Por otro lado me queda una inquietud ¿como se solto Kikio? eso que tendra que ver con la muerte de Abi? No creo o ¿si?

    Bueno me encanta tu historia y tal como me dijiste tiene mucho drama :)

    Espero que la continúes muy pronto y que rescaten a Kag de las manos de Naraku...
    Bueno amiga nos estamos leyendo...
    Te cuidas... Besos...
     
  18.  
    Heather

    Heather Fanático

    Sagitario
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    1,066
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    ¡Niñas mimadas!
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1834
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Hola. Gracias de verdad por sus buenos comentarios; me animan a seguir escribiendo el fic. Y bueno; la verdad es que me agrada el drama y lamento lo que ocasione en éste capítulo. Pero bueno, lo veía necesario para más adelante. Está historia quería que fuera diferente, algo distinto. Pero en la próxima historia no las haré sufrir tanto, chicas. La otra será más kiut, más cursi y asdf.

    Y por lo que ven, no creo que este fic dure mucho; ya voy hacer que llegue a su fin.
    Veo que solo una se dio cuenta sobre la muerte de Abi, ya que cuando intento salir del cuarto la puerta estaba con llaves. Y mientras Sango buscaba a su gata escuchaba los gritos de Abi y vio cerca de la puerta a Kikyo. Pero bueno, eso lo aclararé más adelante. Este capítulo se enfoca más que nada en Miroku&Sango.

    La verdad es que lloré escribiendo el capítulo, se me hizo un tanto triste. Perdón chicas; no me vayan a matar para poder terminar el fic. Disfruten. Besos. Muack….muack…


    Capítulo 9.

    Miroku se montó en la camioneta seguido de Sango que cargaba en sus brazos a la gata Kirara. El chico prendió el auto y arrancó sin piedad rumbo al pueblo Sengoku. Tenía que buscar ayuda en los bomberos lo pronto posible o de lo contrario sería demasiado tarde para salvar la hacienda.

    Por qué se fue y por qué murió; por qué el señor me la quito
    Se ha ido al cielo y para poder ir yo debo también ser bueno
    Para estar con mi amor…..

    —Miroku—llamó Sango con un nudo en su garganta.
    —No te preocupes Sango, todo saldrá bien.
    —Es que quiero decirle otra cosa… Usted me…me… usted me gusta.

    Miroku detuvo el auto de golpe para luego mirar a los ojos a la castaña, ésta por su parte sonreía tímidamente mientras un rubor invadía sus mejillas. El joven hombre de ojos azules poso su mano por las mejillas de la chica. La noche cada vez estaba más oscura y el camino no sé podía divisar.

    Íbamos los dos al anochecer, oscurecía y no podría ver…

    —Es mejor que sigamos. No es el mejor momento para hablar algo entre nosotros—comentó Sango agachando la mirada y su sonrojo. Pequeñas gotas caían de sus ojos; mojando el cuerpo tibio de Kirara que en esos momentos estaba en las piernas de la joven.

    El joven volvió a encender el auto y arrancó.
    Cada vez aumentaba la velocidad, la chica le pedía que la disminuyera; pero éste no le hacía caso, su mente estaba en otro lado. La confesión de Sango lo había dejado aturdido. Él también gustaba de ella, sé podría decir que la amaba. Cuando la veía sentía una sensación de placer en su estomago; algo que no le pasaba con las demás chicas; ésta era distinta, su carácter, su dulzura, su rostro, su cuerpo….todo ella lo volvía loco. Perdía el control.

    Yo manejaba iba más de cien, prendí las luces para leer.
    Había un letrero de desviación, el cual pasamos sin precaución
    El cual pasamos sin precaución….

    —Enciende las luces Miroku, no veo nada—pedía la chica mientras abrazaba fuertemente su pequeña gata.
    El joven trataba de prender las luces del auto pero éstas le fallaban. Cuando por fin consiguió encenderla; ambos pudieron contemplar un letrero que decía en letras grandes la desviación del camino por un precipicio.

    Muy tardé fue y al enfrenar el carro volcó y hasta el fondo fue a dar…

    Miroku trató de frenar a toda velocidad…Pero había sido demasiado tarde, el auto ya había traspasado el letrero cayendo bruscamente por el gran precipicio que había detrás del anunció.
    El carro rodó y rodó por todo el precipicio. Sango y Miroku perdieron la razón entre tantas vueltas. La joven pensó que moría lentamente, pero su mente la invadieron de lindos recuerdos que vivieron durante su corta vida. Miroku recordaba con nostalgia la vida de campo y lo mujeriego que había sido durante su vida, si salía de ésa juraba dejar la maña de mala fama de hombre mujeriego.

    Al vueltas dar, yo me salí, por un momento no supe de mí
    Al despertar hacía el carro corrí y aún con vida la pude hallar….

    Mientras el auto seguía rebotando, Miroku había salido mandado por el vidrio delantero, rompiéndolo en mil pedazos y logrando que todo su cuerpo sangrara por culpa de los vidrios rotos.
    El joven quedó alejado del auto inconsciente por unos minutos. Al despertar, vio que el carro se había detenido, pero para su desgracia éste se encontraba boca abajo con las ruedas funcionando y un líquido bajaba por todo el auto llenando la grama que había allí.
    Su mirada buscaba a Sango, allí se encontraba con el medio cuerpo hacía fuera de la ventana y la otra mitad estaba presionado por el peso del auto; lo cuál no la dejaba salir. La gata lamía con suavidad el rostro de la joven, mientras ésta la miraba con nostalgia mientras su cabeza sangraba.

    Al verme lloró y me dijo adiós, allá te espero donde está Dios
    Él ha querido separarnos hoy, abrázame fuerte porque me voy.

    Los ojos color chocolate veía como se acercaba cuidadosamente el joven Miroku, la chica sonrió para luego llorar sin control.

    —Mi—ro—ku—dijo entre silabas, algo no le permitía hablar bien, pero antes de morir quería saber si de verdad Miroku la amaba como ella a él.
    —Sango no te esfuerces—decía el joven entre lágrimas saladas—. Yo a usted también la amo demasiado, no pude dejar de pensar en ti desde el día en que llegó a la hacienda. Ver su lindo rostro me enloqueció, sentí como un autobús me traspasaba por arriba. Mil mariposas rebotaron por todo mi estomago—Miroku abrazó fuertemente a Sango, colocando su rostro angelical en las piernas de él para acariciarle el cabello castaño de la joven.

    —Me…alegra saber eso—dijo con toda sinceridad la joven. Sus ojos lentamente se iban cerrando—. Por favor, cuida mucho a Kirara.

    Miroku acercó sus labios hacía los de Sango y los profundizo en un besó cortó pero apasionado. La chica sonrió, suspiró y cerró completamente sus ojos, muriendo en brazos de aquel joven que lloraba silenciosamente. La chica había muerte con aquella sonrisa que la identificaba, su alegre sonrisa que cautivaba a más de un corazón, pero sobre todo aquella sonrisa que enamoro el corazón de Miroku.
    Kirara sin entender lo que ocurría, lamía el rostro de Sango mientras que con sus patitas la tocaba para que reaccionara.

    Al fin la abrase y al besarla se sonrió…después de un suspiró en mis brazos quedó…

    ***

    — ¿Dónde estoy? ¿Por qué estoy amarrada con cadenas? ¿Me secuestraron?—preguntaba Kagome mientras se movía inquietamente—. Me duele mucho el vientre. Ay alguien aquí. Yo sé que soy famosa; pero no tanto como para que me secuestren. Inuyasha, dónde estás, te necesito.

    — ¡Cállate! Pero qué preguntona eres, aún no sé te pasa por completo el efecto de la droga.

    — ¡Naraku! Eres Naraku. Qué hago aquí. ¡Suéltame! ¡Suéltame! ¡Inuyashaaaaaaa!

    — ¡Kagomeee!—gritó el joven de ojos dorados entrando por la puerta bruscamente. Naraku se sorprendió al ver el joven en la cabaña. Detrás de él estaba Kikyo que miraba fijamente y con frialdad a Naraku.

    — ¡Inuyashaa! Sálvame por favor. Te lo pido, no me dejes en manos de este hombre—Kagome miraba en dirección a donde escuchaba la voz de Inuyasha.

    —Imbécil. Qué le has hecho a Kagome. ¡Habla Naraku!—Inuyasha se encontraba en posición de pelea para en cualquier momento atacar a Naraku.
    Aparte de la fama de mujeriego; Inuyasha también era conocido como el hombre más rudo y ordinario para pelear.

    —Qué linda sorpresa verlos por acá. Pero les informó que llegan tarde. Ya hice a Kagome mía.

    — ¿¡Qué!?—gritó Kagome alterada. No podía creer que había sido violada por un hombre como Naraku. Ella no quería peder la virginidad de esa manera, no así.

    — ¡Maldito!—Inuyasha se le lanzó a Naraku dándole golpes por toda la cara. Los puños venían e iban por ambos hombres que peleaban como fieras. Al principió Inuyasha iba perdiendo, cayendo más de una vez al suelo. El chico se levantaba y, volvía atacar a Naraku sin piedad.
    El rostro de ambos hombres sangraba por nariz y boca. Naraku saboreaba su sangre mientras reía perversamente, algo que molestaba a Inuyasha.

    —Eso es todo lo que tienes, Inuyasha—burló Naraku con una sonrisa.
     
  19.  
    princess

    princess Entusiasta

    Libra
    Miembro desde:
    20 Enero 2008
    Mensajes:
    91
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Porqqqqqqqqqueeee! Porqueee murio ! buaaaa no queria muriera buaaaaaaaaaa q tisteeeeee muy tisteeeeeee Bueh.. la verdad q triste u.u q murio Sango pero las cosas pasan por algo ,q bnnnnnnn llego Inuyasha al rescate no te dejes vencer Inu ! ganale ganale ! ojala y tenga un buen final todo esto grax por avisarme casi me pongo a llorar cuando murio sango buaaaa bueno espero lo continues pronto Besos!
     
  20.  
    Tifanny

    Tifanny Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    11 Junio 2009
    Mensajes:
    98
    Pluma de
    Escritora
    Re: ¡Niñas mimadas!

    Noo por que Sango tuvo que morir y que triste en los brazos de Miroku pero que dicha que Inuyasha llego a salvar a Kagome
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso