1. ¡FFL TE DESEA UNA FELIZ NAVIDAD!
    Descartar aviso

Long-fic de Pokémon - ¡Detective Handsome!: ¿Quién mató a Pikachu?

Tema en 'Fanfics Terminados Pokémon' iniciado por Suzaku-kun, 15 Julio 2012.

  1.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Funadísimo

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    15,117
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ¡Detective Handsome!: ¿Quién mató a Pikachu?
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    379
    Buenas, espero que disfruten de este fic de intriga, y, por supuesto, de Pokemon. Vamos con la intro:

    INTRODUCCIÓN:
    Oí la voz de Max. Gritaba algo sobre sangre, un muerto o algo así. Yo estaba medio adormilado… pensé que el niño estaba teniendo una pesadilla. Después de todo, era muy tarde.
    Ignoré a Max, pero insistía. Estaba… ¿llorando? ¿Qué decía? ¿Pikachu… sangre…?
    -¡Ash! ¡Despierta!
    Me incorporé de mi saco de dormir. Miré a mi alrededor… cruzábamos por un bosque, era cierto. Habíamos acampado cerca de un acantilado.
    Aún no era capaz de oír con claridad lo que decía Max.
    -¡Es Pikachu… una piedra… muerto!
    Las palabras se fueron haciendo más y más claras. Pude por fin entender lo que repetía continuamente Max.
    -¡Ash, Pikachu…-el chico sollozaba- una piedra lo ha matado! ¡Está muerto! – rompió a llorar.
    Esas palabras dieron en mí como un dardo en el corazón. ¿Pikachu…? Pensé: era una broma, seguro.
    Acompañé al apenado niño, que me llevó corriendo a la parte baja del acantilado. Me horrorizó la imagen que vi. May y Brock… agachados y llorando… junto a un cuerpo amarillo envuelto en un color rojo. Avancé con pasos lentos, sin mediar palabra. Mi cuerpo se precipitó al suelo, y caí de rodillas. Miré la cara inerte de mi amigo y compañero. De su cabeza brotaba una sangre muy roja. Lo miré y dije:
    -¿Pi… kachu?
    No asimilaba lo sucedido. Rompí a llorar desconsoladamente y tomé a mi amigo en brazos. Mis lágrimas caían en el cuerpo de mi amigo. Grité, retumbando el eco en todo el precipicio:
    -¡Noooo!

    Era la realidad… Pikachu había muerto. ¿Fue un accidente… o alguien lo mató? Sólo de pensarlo, un escalofrío recorre mi cuerpo.
     
    • Me gusta Me gusta x 11
  2.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Funadísimo

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    15,117
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ¡Detective Handsome!: ¿Quién mató a Pikachu?
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1417
    Vamos con el capi 1.

    CAPÍTULO 1: Un caso para Handsome.

    El chico de la gorra me miraba con cara de niño pequeño al que le han quitado un caramelo. Parecía un ser sin vida… no sé como conseguí sacar algo de él.
    -¿Entonces- le dije al chico-, tu Pikachu ha muerto?
    -…
    -Bien, bien… ¿y como te llamas?
    -…
    -Bueno, lo leeré en tu ficha.
    Ash Ketchum. Un nombre extraño, sin duda.
    -Vale, Ash- continué-, ¿cómo fue?
    -…-Ash miraba al suelo con rostro inexpresivo.
    Empecé a desesperarme.
    -Mira, chico de la gorra, tu Pikachu ha muerto. Comprendo que estés triste, pero tienes que ayudarme. Sabes que una piedra le ha golpeado en la cabeza, ¿no? ¿Un accidente, tal vez? Ya te contesto yo, joven, No puede ser. Y yo… oh, no puedo revelar mi verdadero nombre… Hansome, sí, llámame Handsome… pues eso, yo, Handsome, te lo explicaré: Pikachu estaba bajo el acantilado, sí. Pero a una gran distancia de la pared. Es materialmente imposible que un desprendimiento fuese lo que lo mató. No, no… fue una persona, o tal vez un Pokemon, quien lo golpeó con esa piedra- tomé aire y pronuncié con fuerza las últimas palabras-. Mataron a tu Pikachu. Y quiero que me ayudes… para que todos podamos saber quien.
    El chico de la gorra levantó poco a poco la cabeza. Pareció que mi monólogo lo había motivado a hablar. Con una gran lentitud, dijo:
    -¿Qué quiere saber?
    -¿Qué viste exactamente?
    -Max me despertó, de noche. Era muy tarde. Me dijo que habían encontrado a Pikachu muerto… y bajé el acantilado. Y allí estaba… sangrando, con la mirada clavada en el cielo…
    Rompió a llorar. Esperé a que se calmase y dije.
    -Pikachu murió, según el forense, a las doce de la noche, más o menos. ¿A qué hora te despertó el chico de las gafas?
    -Serían… supongo que las dos. De la madrugada, claro.
    -¿No te levantaste en todo el tiempo?
    -No. Nos dormimos sobre las once, y ya no me desperté hasta que Max me levantó.
    -¿Y Pikachu? ¿Dónde durmió?
    -Junto a mi saco de dormir.
    -¿No le oíste levantarse, ni un golpe ni nada?
    -Nada.
    Anoté estos datos en mi agenda.
    -Bueno, chico de la gorra… confía en Handsome. Descubriré quién ha matado a tu Pikachu. Y pagará por ello.
    Me dio las gracias, siempre con la cabeza agachada. Después se levantó y se fue.
    Un caso interesante: por ahora, sin sospechosos claros. Puede que fuese uno de los chicos que estaban allí acampando. Tal vez un Pokemon salvaje de la zona. O algún desalmado que pasaba por allí…

    La siguiente en entrar fue la chica del pañuelo. Estaba muy nerviosa.
    -Bueno, ¿tu nombre es May?
    -Sí.
    -¿Y tú descubriste a Pikachu muerto?
    Tal vez formulé la pregunta demasiado duramente. La chica del pañuelo tuvo un escalofrío.
    -Sí- dijo ella-. Junto con Brock. Y mi hermano vino poco después y también lo vio.
    -¿Por qué os despertasteis Brock y tú?
    -Oímos un ruido.
    Interesante. La cosa se ponía muy interesante, ¡un caso para el detective Handsome!
    -¿Un ruido?- dije.
    -Sí… parecía alguien moviéndose entre los árboles. Me asusté y desperté a Brock. Vino conmigo hacia donde provenía el ruido… en el bosque bajo el acantilado, y, bueno, ya sabe lo que vimos allí.
    Una lágrima cayó de sus ojos.
    -¿Tal vez- le dijo- fue un Pokemon salvaje?
    -No lo creo.
    -¿Por qué?
    -Porque arrojamos un Máx Repel. Para evitar que los Pokemon se acercasen. Era imposible que en un radio de treinta metros apareciese ningún Pokemon.
    -Ya veo… ¿entonces, que fue ese ruido?
    La chica del pañuelo se encogió de hombros.
    -No lo sabemos. Puede que… fuesen esos pesados del Team Rocket. Jesse, James y Meowth. Siempre tratan de robarnos los Pokemon, aprovechando cualquier despiste.
    De nuevo, la cosa se ponía interesante. ¡Tres claros sospechosos entran en escena! Evidentemente, había que conseguir interrogar a ese Team Rocket. Pregunté un par de cosas más, como si se despertó en algún momento de la noche. Evidentemente, su respuesta fue no. Despedí a la chica del pañuelo; era hora de preguntarle al siguiente muchacho.

    El chico de los ojos entró. Parecía igualmente afectado por la muerte. Se sentó, y me dijo con voz indiferente:
    -Usted dirá.
    -Brock, ¿verdad?- pregunté.
    -Así es. Criapokémon, a su servicio.
    -Bueno, Brock… Tú descubriste el cuerpo, ¿verdad?
    El chico de los ojos asintió.
    -Y…-continué- ¿qué viste?
    -A Pikachu, muerto, en el suelo. Echaba sangre por la cabeza. Y junto a él, una piedra muy grande, manchada de su sangre.
    También derramó varias lágrimas.
    -Y, ¿te levantaste anteriormente esa noche?- seguí preguntando.
    -No.
    Un chico callado, el chico de los ojos. No conseguí sacar mucho de él. El interrogatorio siguió durante algunos minutos, pero no fue a penas de utilidad. Decidí que sería mejor hablar con el más pequeño.

    El chico de las gafas entró y se sentó frente a mí. Este era el más pequeño, así que tendría que tratarle con más cuidado. Comencé a hablar.
    -¿Max?
    -Soy yo.
    -Bien.
    Me rasqué la cabeza, pensando en la forma más suave de decir la pregunta. Al final, la forma más delicada que se me ocurrió fue:
    -¿Viste como estaba Pikachu?
    Me miró con cara de niño pequeño y rompió a llorar.
    -¡Pikachu…- dijo mientras lloraba- estaba muerto! ¡Muerto! Una piedra… echaba sangre… ¡Buaaaaaa!
    -Cálmate…
    La verdad, yo no sé de niños. ¿Qué se supone que debería haber hecho? Seguí con mi interrogatorio, pues.
    -Ahora dime, ¿te despertaste esa noche?
    -Sólo…-dijo aún sollozando- cuando oí a mi hermana y a Brock levantarse. Bajé el acantilado… y estaba allí. Pikachu…
    La misma historia de siempre.
    Por ahora, era lo único que iba a sacar de los cuatro chicos. Creí que lo mejor sería encontrar a esos Jesse, James y Meowth. Lo cierto es que sospechaba de ellos… los cuatro chicos mostraban tenerle mucho aprecio al Pokemon, ¿quién de ellos iba a querer matarlo?

     
    • Me gusta Me gusta x 8
  3.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Funadísimo

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    15,117
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ¡Detective Handsome!: ¿Quién mató a Pikachu?
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    936
    CAPÍTULO 2: ¡Handsome investiga!

    Fui sin pensarlo dos veces a aquel sitio, al barranco. Tenía que investigar la escena, naturalmente.
    El barranco era un claro en el bosque. Un semicírculo sin apenas vegetación, y en la parte recta del semicírculo, caía un barranco de unos diez metros. Por la parte izquierda del barranco se bajaba por un sendero hasta abajo. Abajo, la mancha de sangre, más o menos en el centro. Y, en frente, una cueva. Una cueva bloqueada por un montón de rocas. Y, encima de una de las rocas, de la más alta de las que bloqueaban la entrada a la cueva, ¡una flor! Una flor amarilla de peculiar forma. La fotografié, naturalmente, ¡podría ser una prueba! … Bueno, tal vez no tenga nada que ver, ¡pero era preciosa!
    Otra cosa que me llamó la atención fue una tabla de madera clavada a presión en la parte baja de las rocas bloqueadoras. Me dio la impresión de que alguien la había metido ahí. Aunque tal vez sea evidente, ¿no? En cualquier caso, tomé buena nota.
    Recordé ahora lo que dijo la chica del pañuelo sobre el Máx Repel. Evitaba que los Pokemon se acercasen a más de treinta metros. Oh, sí, traía una cinta de medir para la ocasión. Así que me puse a ello, y calcule, desde el centro del semicírculo, hasta donde haría efecto el Max Repel. El resultado fue todo el área del semicírculo y unos siete metros de bosque más. No; descartada la idea de un Pokemon salvaje asesino.
    Ahora, ¡los del Team Crocket! Había que encontrarlos, ¡casi seguro que ellos serían los asesinos!
    Mi mente brillante urdió un brillante plan: ¡el asesino siempre vuelve al lugar del crimen! Así que me escondí entre los árboles: y esperé, esperé y esperé. Estaba convencido de que mi plan daría resultado.
    Y lo dio: tres individuos misteriosos, una chica con pelos color rosa y un chico con pelos azules, además de un Pokémon parlante pasaron por allí, y miraron barranco abajo. Me lancé a por ellos con maestría, ¡los atrapé! El gran Handsome triunfó una vez más. Allí los tres sospechosos estaban nerviosos. Me convencí de ello: ¡uno de los tres mató a Pikachu!
    -Vamos a ver- comencé diciendo-. ¿Qué hacéis aquí?
    La chica de pelo rosa me dijo asustada:
    -Nada especial… somos… ¡turistas!
    El chico de pelo azul le siguió el juego:
    -Eso… ¡eso mismo! Turistas.
    -¿Ah, sí? No hace falta que me mintáis. Sois Jersy, Jeill y Meownk, ¡el Team Crocket!
    Ellos tres se miraron, y comenzaron a reír.
    -¡Somos Jesse, James y Meowth!- dijo el Pokémon parlante-¡Y somos el Team Rocket, no Crocket!
    Rocket, Crocket, ¡qué más da! Jersy, Jeill y Meownk son culpables.
    -Eso, eso mismo-dije-. Bueno… ¿qué hacéis aquí, Team Rocket?
    La mujer de pelo rosa, la tal Jersy, dijo, en nombre de todos:
    -Venimos a capturar Pokemon, ¡nada más!
    De nuevo el tal Jeill le siguió el juego.
    -Exacto. A capturar un… un…
    Esta vez, Meownk apoyó su mentira:
    -Un Poochyena, sí.
    -Un Poochyena…
    Me resultaba divertida la escena. Mentían como bellacos, pero yo sabía la verdad.
    -¿Conocéis a Ash Keschuk?
    -Ash Ketchum- me corrigió nuevamente esa especie de gato parlanchín.
    -¡Oh, veo que lo conocéis! Sabéis que su Pokemon, Pikachu, ha muerto, ¿no?
    Ellos tres se miraron, y la jefa dijo:
    -Vale, ¡sí! Lo sabemos… y veníamos simplemente a comprobar si seguía aquí su cuerpo.
    -¿Lo matasteis?
    -¡No! Pero si queríamos robarlo, ¿cómo lo vamos a matar?
    -¿Y entonces- insistí-, como es que sabéis donde murió?
    De nuevo, mi ingenio los dejó mudos. La jefa fue nuevamente la que confesó.
    -No lo matamos… por la noche veníamos a robar a Pikachu. Pero no lo vimos junto al saco de dormir del mocoso, así que miramos por los alrededores. Y vimos a Pikachu muerto. ¡Sí, lo vimos! Pero no le hicimos nada, ¡lo juro!
    -Créanos- dijo el chico de melena azul-. No somos gente muy honrada, pero no mataríamos nunca a ese Pokémon. Si se lo queríamos entregar al jefe…
    -¿Dónde lo vieron?-pregunté.
    -Bajo el acantilado… -dijo Meowth-. Estaba frente a la entrada bloqueada a esa cueva. Cuando lo vimos, salimos por piernas, ¡temíamos que nos acusasen! Pero no fuimos nosotros…

    No sé si tenían razón. No parecía que mintiese… pero, si no fueron ellos, ¿quién fue?
     
    • Me gusta Me gusta x 9
  4.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Funadísimo

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    15,117
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ¡Detective Handsome!: ¿Quién mató a Pikachu?
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    642
    Bueno, pongo el capi 3, este es bastante corto... pero bueno, espero que igualmente lo disfruten ^^

    CAPÍTULO 3: La flor, la tabla y la cueva.

    Me dirigí al pueblo más cercano, con el objetivo de indagar acerca del misterioso barranco. Busqué a algún anciano que supiese de la historia de la zona. Un amable señor mayor se dispuso a ayudarme.
    —Oh, claro que conozco ese barranco. Allí es donde está la cueva sirve de atajo hasta ciudad Calagua.
    —Ciudad Calagua, ¿eh? Allí tengo entendido que tendrá lugar el Gran Festival de concursos.
    —Sí, sí. Pero la cueva, creo, quedó bloqueada por un derrumbe. Es una lástima… cruzando esa cueva se llega a Calagua en muy poco tiempo… casi la cuarta parte de tiempo que atravesando la ruta normal.
    —¿De cuanto tiempo estamos hablando? —pregunté.
    —Pues, por el recorrido normal, desde el barranco se tardarían unos cinco días. Pero por la cueva, no pasaría del día y medio, quizá dos días.
    Vaya, me dije, era un atajo bastante provechoso. Entonces pregunté:
    —¿Sabe usted cuando comienza el Gran Festival?
    El anciano meditó y después dijo:
    —Juraría que pasado mañana.
    Interesante dato, el del Festival. Lo anoté en mi agenda, ¿me sería de utilidad para el caso?
    —Otra pregunta, señor—pregunté—, ¿conoce esta flor?
    Le enseñé la fotografía de aquella amarilla flor tan peculiar que estaba en lo alto de las rocas que bloqueaban la entrada a la cueva.
    —Sí, ¡claro que la conozco! —dijo el anciano cogiendo la foto—. Es una flor muy conocida por aquí. Crece en lugares inertes, como piedras y tierra seca. Se la conoce como la flor de la amistad, y se dice que, si alguien la encuentra y se la regala a un amigo el día de su cumpleaños, estarán unidos para siempre.
    ¿Una flor de la amistad? ¿Tendrá alguna relación con la muerte del Pokemon…?
    —Un Pokemon amarillo vino con su amigo ayer—dijo sonriendo el anciano—. ¡Qué monos…! Se acercó a mi tienda con un billete. Les pregunté si querían comprar un regalo para un amigo, y el Pokemon amarillo asintió. Me pareció muy noble aquella acción, y les conté esta historia sobre la flor. Al Pokemon pareció gustarle la idea. ¿Habrá encontrado una flor de la amistad?
    ¡Eh, eh! Un momento… ¿Había oído lo que creía…?
    —¿Qué Pokemon era ese…? El amarillo…
    —No lo sé, no conozco a ese tipo de Pokemon. Pero era amarillito… pequeño, con una cola muy extraña y mofletes rojos. Y le acompañaba un… ¿cómo se llamaba…? ¡Ah, sí! Un Combusken, sí.

    Oh, de gran ayuda me fue el anciano, sí señor. Casi lo tenía todo resuelto. La tabla incrustada en las rocas… la flor… el Gran Festival… y el cumpleaños. Sí, sí, ¡unas preguntas más, y… el caso estaría resuelto!
     
    • Me gusta Me gusta x 8
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Funadísimo

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    15,117
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ¡Detective Handsome!: ¿Quién mató a Pikachu?
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1015
    Señoras y señores lectores, este fic comienza a llegar a su final. En el capítulo 5 veremos quien mató a Pikachu. ¿Sabes quién lo hizo? ¿Ash?, ¿May?, ¿Brock?, ¿Max?, ¿Tal vez Jesse, James o Meowth? ¿Puede que Combusken? ¿Apuestas por el amable anciano? ¿Puede que se suicidase? ¿Tal vez lo hizo Handsome? ¿O fue otra persona..? Se aceptan apuestas é.é. Pronto lo sabremos… vamos con el penúltimo capi.:

    CAPÍTULO 4: Handsome hace preguntas.

    Reuní a todos los que yo consideraba sospechosos. A todos los que podrían haber matado a Pikachu.
    Aguardaron en la sala de espera. Pronto, ¡el gran Handsome!, desentrañaría el misterio. Pero antes llamé a mi despacho a ciertas personas, para aclarar mis dudas.
    Primero no llamé a una persona, si no a ese Combusken amigo de Pikachu, al parecer perteneciente a la chica del pañuelo.
    Mi Mime Jr. y su mímica me fue muy útil para interpretar las respuestas del Pokemon.
    Bien, Combusken –comencé a hablar—. ¿De quién es el cumpleaños?
    El Pokemon frunció el ceño. No comprendió, creo, que tenía que ver mi pregunta con el caso. Pero contestó, después de todo.
    —Com, combus.
    Mire a mi Mime Jr, y comenzó a hacerme señas. Comprendí lo que Combusken había querido decir.
    —De Ash, ¿eh? El chico de la gorra…— lo apunté en mi agenda—. Y dime, ¿consiguió un regalo Pikachu?
    Combusken negó con la cabeza.
    —Pero… ¿le iba a regalar una flor como esta? — le enseñé la foto de la flor de la amistad.
    —¡Com, combusken! Ken, ken combus.
    De nuevo Mime me ayudó a comprender.
    —Ya veo… le iba a regalar la flor, pero no la encontró.
    Combusken asintió.
    —Sin embargo— dije—, había una flor justo bajo el acantilado.
    Combusken agachó la cabeza.
    —Com… combusken…
    —Bien, bien… así que pretendía coger la flor, pero no pudo hacerlo hasta que Ash no se durmió, ¿eh? Si no, no sería una sorpresa…
    El Pokemon asintió.

    La próximo en entrar fue la chica del pañuelo.
    —Dígame…— dijo ella aún apenada.
    —Señorita Maw…
    —May— me corrigió. Yo prefería “chica del pañuelo”. Era más fácil de recordar.
    —Eso… decía, ¿es usted coordinadora?
    —Sí.
    —¿Pretendía participar en el Gran Festival? — dije con un aire misterioso.
    —Sí, eso quería —me dijo ella aún apenada—. Pero, ¡ya no nos daba tiempo! Nos entretuvimos antes y faltaban sólo tres días para que comenzase el Festival. Era imposible que llegásemos a tiempo… con la ilusión que me hacía…
    Ajá. Otro dato para apuntar.
    —¿Y no sabían que la cueva bajo el acantilado era un atajo?
    —Ya, pero estaba bloqueada.
    —¿Se podría desatascar de alguna manera?
    —Ya lo intentamos, pero ni Combusken ni ninguno de nuestros Pokemon pudo quitar o romper las rocas. Haría falta establecer algún mecanismo y golpear con mucha fuerza para apartar esas rocas.
    Lo apunté también, por supuesto. Era lo que quería oír, vaya que sí.

    Llamé ahora a la chica de pelo rosa, esa Jesse.
    —¡Ya le digo que no hemos sido! — dijo ella en tono defensivo nada más entrar.
    —Tranquila, mujer. Sólo quería preguntarle… ¿estuvieron vigilando mucho tiempo a los “mocosos”, como ustedes les llaman, para robar a Pikachu?
    —Llegamos ya muy tarde, cuando ya Pikachu estaba muerto.
    —Ya veo… y, ¿es alguno de ustedes coordinador Pokemon?
    Ella se encogió de hombros.
    —Bueno, yo hago algunos concursos…
    —Bien, no necesito más. Salga fuera, enseguida comentaré mis deducciones.
    Oh, ¡todo cuadraba! El caso estaba casi resuelto, ¡casi! Faltaba que yo diese el golpe definitivo.
    Repasé mi libretita, y salí a la sala de espera. Allí estaban sentados todos: El chico de la gorra, el chico de los ojos, el chico de las gafas, la chica del pañuelo, la chica del pelo rosa, el del pelo azul, aquel Pokemon con forma de gallina y el que tenía forma de gato. Tal vez se me den mal los nombres… ¡pero el gran Handsome… resolverá este caso!
     
    • Me gusta Me gusta x 7
    • Fangirl Fangirl x 1
  6.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Funadísimo

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    15,117
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    ¡Detective Handsome!: ¿Quién mató a Pikachu?
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1609
    Aquí llega el capítulo final... espero que lo disfruten.

    CAPÍTULO 5: ¡Handsome resuelve el crimen!

    Miré a todos aquellos sospechosos en la sala de espera. Iba a dar mi veredicto, ¡sabía quien era el culpable! Sólo me faltaba averiguar la última cosa, algo que ya conocía, pero de lo que debía asegurarme.
    —Bueno, señoras, señores…—miré a Combusken— y Pokémon, claro. Decía: el pequeño Pikachu ha muerto, asesinado. ¿Cómo? Por un golpe con una gran piedra en la cabeza. Un golpe bastante fuerte, todo hay que decirlo. Tras indagar, recoger datos, e investigar… tengo a un culpable.
    Todos centraron sus miradas en mí. Ahora, antes de desvelarlo todo, tocaba el “toque final”. Era mi turno, ¡el del gran detective Handsome!
    —Quien mató a Pikachu fue… May.
    La chica del pañuelo abrió sus ojos mucho, e inmediatamente, el chico de la gorra se sobresaltó muchísimo, se levantó y exclamó:
    —¡Imposible! ¡No puede ser ella! ¡No, May no!
    Sonreí. Era evidente que, lo que me faltaba confirmar había quedado más que confirmado.
    —Bien, bien, puede que May no lo hiciese— todos me miraron extrañados. No comprendían la mente pensadora del gran Handsome—. Entonces, ¿Quién? — tomé aire y empecé a hablar—. Pikachu apareció muerto junto a la entrada bloqueada de la cueva. Pasemos a preguntarnos, ¿qué hacía él allí?
    Me miraron. Querían la respuesta ya… todos menos uno, claro. Seguí:
    —Justo sobre las piedras que bloqueaban la cueva había una flor… especial. La flor de la amistad, que tiene una bonita leyenda: quien se la regale a un amigo el día de su cumpleaños estará unido a él eternamente— miré al chico de la gorra— Feliz cumpleaños, Ash.
    —Gracias— dijo con pocas ganas él.
    —Exacto; hoy es el cumpleaños de Ash. Y Pikachu pretendía regalarle la flor. Un gran amigo, él. Sin embargo, la flor estaba muy alta… no creo que el pequeño Pokémon la alcanzase con facilidad. Bueno, a no ser que pudiese apoyarse en algo, ¿no? Y aquí es dónde entra la tabla incrustada en las rocas. Ahí se posó Pikachu para intentar coger la flor.
    De nuevo me miraron extrañados. Vi como la persona culpable agachaba la cabeza, sabiendo que pronto le nombraría.
    —Pero— seguí—, ¿qué hacía esa tabla ahí? ¿Cuál era su verdadera función? Bien; uno de ustedes colocó ahí la tabla con un objetivo: desbloquear la entrada a la cueva. Piénsenlo: si arrojamos una gran piedra desde lo alto del barranco, y la piedra impacta en la tabla incrustada, esta funcionaría de palanca, sacando una de las piedras de la cueva y, por consiguiente, haciendo que las piedras de encima cayesen. Y, propongo esta pregunta: si Pikachu se apoyó en la tabla, y alguien pretendía arrojar una piedra desde arriba para que impactase en la misma tabla y desbloquear la entrada, pero la entrada aún está bloqueada, ¿qué es lo que ha pasado?
    Todos se estremecieron.
    —Exacto. Quien pretendía desbloquear la entrada arrojó la piedra sin darse cuenta de que Pikachu estaba en el objetivo de la caída… matándolo, tal vez por error.
    Se volvieron a estremecer.
    —Ahora, analicemos. ¿Quién fue? Si quería desbloquear la entrada, le convenía tener un atajo para llegar al gran festival. Pero, si pensamos que mató por accidente a Pikachu, no sabía que estaba bajo el acantilado, ¿cómo puede ser? Se supone que esa persona bajó y colocó la tabla, ¿no debería estar allí Pikachu tratando de coger la flor?¿Por qué no lo vio? Porque el asesino es la única persona de la que Pikachu debía esconderse en ese momento… a la que quería darle una sorpresa. El asesino es Ash Ketchum.
    Todos comenzaron a decir cosas, a murmurar, a llorar. El chico de la gorra simplemente agachó la cabeza, y derramó varias lágrimas en silencio.
    —Querías liberar la entrada—le dije— por ella. No querías que la chica a la que amabas se perdiese la oportunidad de su vida. Pensabas que, ayudándola de alguna forma, podrías conquistar a May. No sabías que Pikachu estaba abajo, tratando de coger una flor para regalarte, y recibió el golpe de la piedra. No sé lo que se te pudo pasar por la cabeza cuando viste a tu Pokémon allí, muerto. Y por tu culpa…— paré un momento, y dije—. Chico, sé que fue sin querer, pero no lo confesaste. Así que tengo que llevarte conmigo. Lo siento.
    Ash, aún llorando y con la cabeza baja, dijo:
    —Yo no sabía que él estaba abajo. Nunca pretendí hacerle daño. ¡Él era mi amigo, mi mejor amigo! Jamás lo hubiese matado… pero me asusté. Me asusté, y me callé, no dije nada. Esperé a que todo pasase, pensé que en cualquier momento despertaría de esta pesadilla. Pikachu, lo siento— dijo mirando al cielo, con los ojos en lágrimas—. Perdóname, amigo.
    No tuve más remedio que encarcelarlo.

    [Narra Ash]

    Entré en aquella celda. Mi vida estaba arruinada, completamente. Le rogué al cielo perdón por lo que había hecho. Jamás me había arrepentido tanto de algo. Un escalofrío recorría mi cuerpo cuando pensaba que yo mismo había matado a mi mejor amigo. En un rincón del pequeño espacio, lloré y lloré, hasta que una luz me bañó los ojos.
    El destello me hizo cerrar los ojos, y, cuando desperté, estaba en un espacio blanco, únicamente compuesto de luz. Tres grandes Pokémons me miraban.
    —Ash Ketchum— dijo uno de ellos sin mover la boca. Supongo que se comunicaba por telepatía—. Soy Arceus, y ellos son Dialga y Palkia. Te he estado observando, y he visto tu arrepentimiento. Sé que querías mucho a tu Pokémon, y que nunca quisiste hacerle daño. Igualmente sabemos que amas a esa chica, May. Y ahora ni tendrás a Pikachu ni tendrás el amor de la chica. Alguien como tú, que ha salvado a tantos Pokémon de los humanos malvados, que ha entablado tanta amistad con sus pokémon, y con el corazón tan puro como el tuyo, no se merece esto. Por eso, te quiero proponer un trato. Tendrás que elegir entre dos opciones.
    Asentí, creyendo que todo eran alucinaciones. El tal Arceus siguió.
    —Palkia puede distorsionar el espacio. Puedo hacer que distorsione la realidad y haga que Pikachu nunca haya existido. Nadie recordará lo que ha pasado, serás liberado, y la cueva estará desbloqueada y May llegará al Gran Festival. Ganará, y te confesará su amor. Viviréis juntos por siempre, pero Pikachu jamás habrá existido— el Pokémon se paró—. Sin embargo, te damos otra opción: Dialga puede distorsionar el tiempo. Puede hacer que vuelvas justo a la anterior noche, antes de que matases a Pikachu por error. Si no vuelves a hacer lo mismo, Pikachu vivirá, te regalará la flor, y seréis amigos para siempre. Pero May no llegará al Gran Festival. Con su sueño estropeado, decidirá volver a casa y se mudarán a una lejana región ella y su familia. Jamás la volverás a ver— volvió a parar un momento, y dijo— Tú eliges.
    Las propuestas eran tentadoras, pero creo que ni lo pensé.
    —Elijo a Pikachu.
    —Ash Ketchum…— dijo Arceus— te concedemos esta segunda oportunidad. Espero que la aproveches.
    Dialga emitió una luz cegadora. Cuando abrí los ojos, era de noche y estaba sobre el barranco. Estaba en mi saco de dormir. Tenía sueño… y me dormí.
    Desperté a la mañana. Miré a May, que dormía. ¿No la volveré a ver?
    Entonces, noté como una manita me golpeaba la espalda. Me volteé, y vi a Pikachu, con su rostro feliz, dándome una flor amarilla.
    —Pikachu…— dije, y lo abracé.
    Era mi amigo, y lo daría todo por él. Desde aquel día, juré que jamás sucedería algo parecido. Pikachu y yo… estaríamos siempre unidos. Era el poder de la flor.


    FIN...

    Espero que les haya gustado este pequeño long-fic ;)
     
    • Me gusta Me gusta x 12
    • Adorable Adorable x 2
  7.  
    Poikachum

    Poikachum Gurú Comentarista empedernido Usuario VIP

    Cáncer
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,981
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Por fin ha terminado esta tortura( la de esperar a saber quien era el culpable), me has dejado en Off. Ash mató a Pikachu...sin querer evitarlo. La verdad es que el fic ha sido corto pero muy interesante y algo nuevo en esta zona( creo). Espero leer más historias tuyas como esta.
    Hasta la proxima!!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    A Thunderbird

    A Thunderbird Entusiasta

    Sagitario
    Miembro desde:
    21 Junio 2012
    Mensajes:
    88
    Pluma de
    Escritora
    ¡WOW! Simplemente genial. Nunca imaginé que hubiera sido Ash... pero le perdono porque fue accidente (sino ya se las estaría viendo conmigo ¬.¬*). Y la respuesta de Ash ante las dos opciones que le ofrecían sólo podía ser esa, por supuesto. Él siempre escogerá a Pikachu por encima de todo, y es esa amistad la que me impide dejar de alegrarme cuando los veo juntos, tan unidos... oh, creo que me he emocionado. Te felicito por este fic, ya que has sabido mantener la intriga hasta el final, para luego ofrecernos un final lleno de emociones. Pero siempre te guardaré rencor por matar a Pikachu [?] xD
    (Nah, era broma, sabía que alguien terminaría haciéndolo algún día)
    Errores, lo que se dice errores, no puedo decir demasiado. Perfecto obviamente no está, pero tampoco veo nada especial que señalar.
    Vuelvo a decir que me ha encantado esta historia, jamás se me hubiera ocurrido nada parecido. No es que esté llorando de emoción ni nada, pero ha sido muy intrigante y a la vez hermoso... sigue escribiendo ;D
    ~¡Pikapi!~
     
  9.  
    DLupus

    DLupus Oficial

    Leo
    Miembro desde:
    30 Septiembre 2012
    Mensajes:
    144
    Pluma de
    Escritor
    Muy chula la historia, nunca habría pensado que fue Ash. Pero, en serio, muy bien hecho.
     
  10.  
    Kyoya Trujillo

    Kyoya Trujillo Un Blayder perdido en el Universo de Pokémon

    Escorpión
    Miembro desde:
    23 Enero 2013
    Mensajes:
    26
    Pluma de
    Escritor
    ¡Sublime! No esperaba que ese fuera el final, me gusto mucho lo que creaste aqui con el señor Handosme. La manera en la que se expresa fue muy realista, asi como si de verdad estuviera hablando el policía internacional.

    A partir de este momento me declaro seguidor del detective y para que mi mensaje no quede como Spam supongo que debería darte consejos como dejar mas espacios para no cansar la vista pero seria algo inútil ya que este fic es viejo y quiero pensar que (no es que este haya estado mal) estén aun mejor redactados los de hoy en día.

    Nada mas que agregar, solamente menciono que me moveré al siguiente capítulo de este proyecto, a leer el segundo. Saludos :D
     
  11.  
    Rojo FireRed

    Rojo FireRed Fanático

    Acuario
    Miembro desde:
    12 Abril 2013
    Mensajes:
    1,229
    Pluma de
    Escritor
    Madre santa! Nunca imaginé que Ash pudiera haber hecho algo tan abobinable, pero bueno, comprendo que fué un accidente, fuera de eso, me quedé leyendo todo de principio a fin, muy buena la trama y el misterio, y la forma de Handsome de llamar al equipo Rocket, felicitaciones, muy bueno el fic
     
  12.  
    Aira Harune

    Aira Harune La luz en las sombras

    Libra
    Miembro desde:
    27 Mayo 2014
    Mensajes:
    28
    Pluma de
    Escritora
    Increíble, me encantó esta historia aunque la intriga me ha matado. Ahora mismo voy a leer todas las demás!
     
  13.  
    Ailedhg

    Ailedhg Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    25 Abril 2014
    Mensajes:
    3
    Dioos! Gran fic,la historia me encanto *o* No se como se te ocurrió pero es genial,te agradezco por ese gran final :') Muy bueno
     
    Última edición: 18 Junio 2014
  14.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico Cerbero intense pisces

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    10,334
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Comentar un fic de hace 4 años es algo que nunca he hecho hasta ahora (?

    Bueno, ya sabes que estuve leyéndome tus historias y te estuve contando por privado lo que pensaba pero creo que es momento de hacer mi opinión oficial. A ver si logro decir todo lo que quiero y no me salto nada, no me perdonaría.

    Para empezar la trama de la historia es, claramente, original como ella sola. No me esperaba menos de ti, eso es obvio, y como siempre el final fue inesperado.

    Handsome es genial, ay~ es un personaje tan genial, en todos los sentidos. Es gracioso, por sus cambios de nombres tan oportunos, pero a la vez es un genio porque ha resuelto el caso en, ¿cuánto? ¿Un día? ¿Dos como mucho? Ojalá resolviesen así todo en la vida real, ya sabes.

    Y bueno, la decisión de Ash... preciosa. Ha sido una final muy emotivo, porque en un principio la situación es muy triste (Pikachu, un pokémon tan adorable y querido, muerto. Es una imagen dura lo mires por donde lo mires), encima todo provocado porque él quería conservar su amistad con Ash..., pero luego, el entrenador no duda en que elegir, algo muy bonito. No he visto el anime, pero sé que así es Ash, su inseparable Pikachu va a antes que todo, es lo que hace su relación especial.

    No sabría señalarte OOC o el desarrollo de los personajes, tanto por no haber visto el anime como por la situación, que podría ser algo AU quizás, desde mi punto de vista al menos, así que eso.

    La escritura muy pulcra, obviamente. Si has tenido algún dedazo, no lo observé por estar demasiado inmersa en la historia, pero sinceramente lo dudo.

    Y, además, esto que voy a decir ahora ya sé que lo sabes pero, ya sabes, los guiones largos y la separación de párrafos. La lectura a veces se hace pesada y liosa por no haber suficiente espacio entre las palabras. Ya sé que el fic es antiguo pero creo que no te costaría nada tomar 5 o 10 minutos de tu tiempo para corregir eso y dejarlo más estético. Realmente nunca sabes si tu historia va a volver a ser leída en un tiempo y sería genial que esos futuros lectores disfruten al máximo sin preocuparse por la presentación :3

    Creo que ya no me queda nada más por decirte, y si así es, lo siento, sabes que en estos momentos ando con la cabeza en los estudios.

    Hum~ Sigue así, por favor, el mundo necesita de más historia tuyas ^^
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...
Similar Threads - ¡Detective Handsome ¿Quién
  1. Suzaku-kun
    Respuestas:
    27
    Vistas:
    1,948
  2. Suzaku-kun
    Respuestas:
    12
    Vistas:
    855

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso