Explícito Werewolf & Assassin

Tema en 'Novelas' iniciado por Sylar, 28 Noviembre 2017.

Cargando...
  1. Threadmarks: CAPITULO 49
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    2262
    CAPITULO 49


    —Su rastro sigue por aquí –Señalo mientras corría.


    Tras ser inesperadamente separados de la persona que debían proteger, las cinco mujeres lobas al servicio Fraila, tratan de localizarle a través de su aroma aun perceptible en el ambiente. Recorriendo las oscuras calles de las ruinas de Lodhret, cadáveres de humanos, lobos y Cryptian decoraban junto a un paisaje de sangre y destrucción.


    — ¿Cómo pudimos no darnos cuenta de esa granada de humo?, errores como esos son imperdonable para nosotras –Se critica con desagrado a sí misma una de ellas.


    —No tiene caso el repudiarnos, lo que importa es hallarle cuanto antes, el lobo macho no debe caer en manos de otros, en especial de agentes de Armenia –Aclaro otra del grupo.


    —¡Por allí!.


    La mejor rastreadora de las cinco conduce a todas hasta las cercanías de una iglesia abandonada, el aroma de Peter casi se desvanecía en esa dirección.


    —Prepárense, quien se lo haya llevado, se encuentra allí adentro junto a él, esto solo terminara de una man…


    Sus palabras son inacabadas cuando una espada de plata de una hoja impregnada de gran calor, atraviesa su cuello. Tomando por sorpresa a las licántropas, una cazadora había logrado acercárseles lo suficiente y propinar una puñalada en una zona vital a una de ellas, retirando su arma, la loba herida sangra a chorros cayendo al suelo mientras su consciencia se debilita y su pulso se detiene.


    Las demás toman distancia enseguida ante tal eventual hecho y adoptan una postura defensiva, la agresora no solo era una cazadora, sino que además una Novamancer. Se trataba de una joven con un inusual cabello cuyo color era mitad negro de un lado y rubio del otro, vestía una armadura pesada sin casco y que dejaba su vientre expuesto, yacía armada con una espada de plata en su mano derecha y un escudo de plata en su izquierda. La identidad de su nombre era Sasha Sunlaire.


    —Ella… ha muerto… -Los puños de una de las lobas presionaba con rabia al ver a su compañera fallecida bajo los pies de la cazadora.


    —Calma tu ira, si atacas imprudentemente, nos matara, ella no es alguien que debamos subestimar –Advirtió otra de las lupinas —No podemos arriesgar a exponer al lobo macho mientras esa cazadora este cerca.


    —Cuatro contra uno, tenemos la ventaja de nuestra parte, podemos ganarle –Sus palabras y expresión revelaban su exceso de confianza.


    — ¡Tonta!, ya les he dicho que no se tomen a la ligera a esta cazadora –Volvió a replicar su aviso —“La Novamancia de esa mujer… me parece bastante familiar, ¿pero realmente es una de ellas?, ¿alguien del linaje Sunlaire?”


    Un aura de llamas amarillenta rebosaba en el cuerpo de Sasha, su indiferente mirada penetraba en la calma de las licántropas, no había más que descontento y odio en sus ojos.


    __________________________________________________________________​


    —Me siento lleno de vida…


    Luego de ser herido con tres disparos de mosquetes, las cazadoras que habían cantado con confianza su temprana victoria ante el lupino blanco, se llevan una impactante sorpresa. Pues su presa se había puesto de pie y con la revelación de las heridas causadas por sus proyectiles de balas eran inútiles ante tal monstruosidad licántropa.


    Una mueca de gran agobio se tiñe en el rostro de todas las presentes, la noticia de un hombre lobo inmune a la plata no era para menos. Peter sentía una rebosante fuerza que intensificaba sus cualidades físicas aún más de la que su propia licántropa o la luna llena ya ofrecía, no era por el Nova rojo manifestado en todo su brazo derecho y extendido hacia su espada sierra con su hoja girando.


    La naturaleza de su aumento de vitalidad tenía un origen más biológico, inconsciente de ello, la plata liquida producto de las balas que penetraron en su interior es liberada en su organismo. Un hombre lobo común moriría en el acto o a los pocos segundos o minutos por envenenamiento masivo, sin embargo, en el cuerpo del lobo blanco la reacción era distinta.


    La sustancia de plata era absorbida por el organismo, los órganos vitales en lugar de envenenarse, ejecutaban su biológico funcionamiento al doble de su capacidad como efectividad. La elasticidad y resistencia del corazón aumentan permitiendo el bombeo de sangre más rápido sin causar taquicardia o alguna aflicción cardiaca, los pulmones aceleraban el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono, y el cerebro energizado fortalecía todo los sentidos de percepción y reflejos.


    El proceso de contracción muscular en la ejecución de la respuesta motora se ejerce a un ritmo superior al verse la elasticidad y fuerza de sus músculos intensificados, la dureza de los huesos aumenta drásticamente para soportar mayores cargas de tensiones. Fisiológicamente; fuerza, velocidad, resistencia, reacción y vigor, se amplían en proporciones ridículas en conjunto a la luz de la luna llena, la forma bestial y el Instinto Asesino.


    Con la primera cazadora eliminada, no tardo en contar a las 13 restantes que aún quedaban a su alrededor en la iglesia. Ataco por consiguiente a la segunda más cercana, pues la primera era la joven del bastón metálico, responsable de atraparle y llevarle a la emboscada.


    El siguiente blanco al que apuntaba era una mujer de tez oscura, vistiendo la misma prenda que las demás, del cual relucía una gabardina marrón táctico equipada con numerosos bolsillos. Las armas de la muchacha eran dos Gear hoces de combate con la habilidad de generar un potente veneno neurotóxico, con un filo capaz de penetrar protecciones metálicas para objetivos de blindaje ligero.


    No pudo ni levantar sus armas a tiempo, la sierra de la canida bestia despedazo su tórax con atrocidad removiendo sus pedazos en las cercanías. La cazadora del bastón desata su furia con el liberar de las cadenas negras que anteriormente lograron atrapar a Peter, pero el lobo no era estúpida y aprendía de sus errores.


    Con un Instinto Asesino potenciado por los bruscos aumentos de sus dotes físicos y fisiológicos, preveo el hostil movimiento de la cazadora procesándola a su nivel de consciencia más rápido de lo normal. Un salto basto para evitar ser prisionero de las cadenas, aterrizando en medio de dos cazadoras.


    Su avanzado reflejo y velocidad le permitió responder primero antes de que alguna de las dos lo hiciera antes, su espada sierra parte en dos desde el colon hasta el vientre a la que encontraba a sus espaldas. La cazadora situado a su frente ya había levantando su Gear, una pesada hacha imbuida en grandes cantidades de voltios, solo para que Peter terminara evadiendo su ataque y ella partiera la cabeza de su herida compañera en dos.


    Combinado con descargas eléctricas, rebana como quema hueso, tejido y masa encefálica de la cazadora ya lastimada severamente por la espada del lobo, concediéndole una muerte inmediata. La joven responsable de darle accidentalmente el golpe de gracia a su camarada de armas, queda en intervalos de segundos emocionalmente afectada.


    Una brecha que el licántropo toma a su favor y cercena las manos de la cazadora, privándola de toda forma que conoce para desenvolverse en combate. Cae de rodillas entre gritos agonizantes y por reacción, intenta cubrir las heridas para detener la hemorragia.


    Los oídos de Peter oyen un sonido a la lejanía, el reconoció tal sonoro elemento, era el sonido de un dedo jalando del gatillo de un arma, en este caso de un mosquete. Mientras llevaba a cabo su matanza, las tres tiradoras habían cargado sus respetivas armas de fuego.


    —“Que sea inmune a la plata, no significa que no pueda morir de un tiro a la cabeza” –Pensó una de ellas.


    Efectivamente, el cerebro de Peter como de cualquier organismo viviente, al ser dañado de forma drástica, conllevaría a la inmediata muerte del joven asesino, pues su regeneración sería incapaz de cubrir la cuota de un daño por tres balas. Pero el monstruoso muchacho ni se inmutaba de la preocupación, con una vil sonrisa tomo del cuello a la cazadora de las manos cortadas.


    Las tiradoras ejecutan sus disparos de forma sincronizada, a la vez que Peter levanta a la cazadora del cuello y la usa como escudo humano, recibiendo cada bala en el torso. Uno de los proyectiles había dado justo en el corazón, ocasionando una lesión mortal en la joven que a los pocos segundos conllevo a su muerte.


    Los ojos de la bestia entonces se enfocaron en las portadoras que quedaban de los mosquetes, de entre todas las cazadoras restantes y exceptuando a la que utilizaba el Gear con las cadenas negras, el trio eran las únicas que llevaban armas enfocadas a la ofensiva a distancia. Arranco con suma facilidad la cabeza del cuerpo de la mujer que utilizo como escudo, con columna vertebral incluida, la cual tenso con sus manos y con la maestría de un atleta la lanzo como si de una lanza se tratara a una de las tiradoras.


    Su velocidad de desplazamiento no tenía mucho que envidiarle a una flecha, y la tardía reacción de la cazadora del mosquete a la que iba dirigido, causo que el improvisado proyectil de huesos terminara perforando su ojo izquierdo hasta alcanzar el cerebro causándole su muerte. Las agobiantes expresiones de las tiradoras provocaron un baja del autoestima y moral de las restantes. Solo la cazadora del bastón metálico conservaba una mente y postura firme.


    — ¡No se distraigan, con la vista al frente y no se dejen intimidar!, ¡si atacamos a la vez, conseguiremos herirle, será fuerte, pero puede morir como cualquier puto hombre lobo! –Exclamo la cazadora del bastón y con sus palabras alentó a sus camaradas.


    La bestia blanca no se detuvo, acabar con las tiradoras restantes era su siguiente paso, observo que ellas empezaban a recargar sus mosquetes, el lupino no les daría la oportunidad de permitirle que hiciesen otro disparo. Como un animal en cólera, avanzo rápidamente en cuatro patas, y para sorpresa de todas, lo hacía moviéndose entre las paredes.


    Al verse las tiradoras aun recargando, la cazadora del bastón nuevamente hace uso de las cadenas de su Gear y las demás utilizan utensilios provenientes de los bolsillos tácticos de su vestimenta, desde cuchillos arrojadizos bañados en ponzoña y hasta bombas molotov. Nada de lo que es arrojado alcanzaba a la veloz monstruosidad de blanco pelaje, su velocidad era tan ridícula que superaba con creces el estándar de rapidez de las hembras de su raza.


    —“Esto es absurdo, ¡inaudito carajo!, es de conocimiento básico que los hombres lobos masculinos se caracterizan por tener más fuerza, mientras que las femeninas son más rápidos y agiles, ¡pero este jodido engendro es tanto tan rápido como fuerte!, ¿¡qué clase de licántropo anormal es este!?” –Se preguntó con agobio la cazadora del bastón en la privacidad de sus pensamientos.


    Y en consecuencia de la imprudencia de arrojar bombas incendiarias en la abandonada iglesia que aun albergaba estructuras de madera, desde repisas, un confesionario deteriorado y hasta los restos de bancos destruidos. Fueron suficiente para alimentar las llamas y desencadenar el inicio de un incendio.


    Peter al encontrarse lo suficiente cerca del altar donde yacen las dos tiradoras, realiza un ágil salto de varios metros y desciende con su espada motorizada apuntando a una de las féminas. En su descenso relució una demencial expresión en su rostro con su lengua fuera, que infundio un terror extremo en la joven cuya vida amenazo, causándole temblores involuntarios y privándola de toda incapacidad para moverse.


    La presión aplastante del Gear y la suma de todo el peso de Peter, convirtieron a la cazadora en restos de un geiser rojo visceral, con gran parte de los órganos destruidos volando en pedazos a los alrededores. Porciones de intestino, hígado y el duodeno salpicaron al rostro del demencial animal en conjunto con la esencia vital de su víctima.


    La última cazadora del mosquete estaba titiritando, sumida en un profundo miedo, al ser testigo del asesinato de su amiga y con la mayor parte de su cuerpo empapado de sangre junto a restos carnosos. Por reacción normal la mayoría se alejaría cuanto antes de un asesino tras acontecer un homicidio ante sus ojos, pero la muchacha en lo más recóndito de su psiquis, había sido perturbada al grado de quedar paralizada por ese temor excesivo.


    Sus demás compañeras le gritaban, le aconsejaban a todo pulmón que corriera, que se alejara de aquella monstruosidad, pero sus esfuerzos eran inútiles. La bestia le alcanzo primero, no con su espada, sino con sus mandíbulas, de una poderosa mordida en el pecho, despedazo el torso de la cazadora y arranco con pura brutalidad su corazón para triturarlo en sus fauces.


    —“Mmm… esta sensación… es como aquella vez que probé la carne humana por primera vez…” –Su lengua saboreaba con mera exquisitez la sangre ajena que empapaba sus labios.


    El apasionante recuerdo de su primera ingestión de carne humana en compañía de Lyra, la crujiente sensación de masticarlo, de ahogarse en su aroma y el gozar de su sabor al tragarlo. Un jubiloso sentimiento de excitación sacude su ser y en consecuencia su temperatura corporal sube ligeramente sintiendo el abrazo del calor de la bestia proclamándole saciar su voraz apetito inhumano.


    —“Más… quiero más… ¡¡MÁS!!” –Emite un fuerte gruñido enseñando sus colmillos a las cazadoras restantes, con un aliento sobrenaturalmente rojo exhalando de su hocico y una aterradora mirada de depredador con sus esclerosis oscuras en conjunto de sus pupilas amarillas que brillaban en la oscuridad.


    Ya no era el instinto de un psicópata que guiaba las manos homicidas de Peter, sino la de una bestia depravada con sed de sangre.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,267
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    Comienzo con los detalles que encontré.
    "... aquí –Señaló mientras..."
    "...son imperdonables para..."
    "...de Armenia –Aclaró otra..."
    "...esto solo terminará de..."
    "...nos matará, ella..."
    "... llamas amarillentas rebosaba..."
    "... las trece restantes que aún quedaban a su alrededor en la iglesia. Atacó por..."
    "...sonrisa tomó del cuello..."
    "... segundos conllevó a su muerte."
    "...Arrancó con suma facilidad la cabeza del cuerpo de la mujer que utilizó como escudo, con columna vertebral incluida, la cual tensó con sus manos y con la maestría de un atleta la lanzó..."
    "... causó que el improvisado.... Solo la cazadora del bastón metálico conservaba una mente (**) y postura firme." Ahí falta una palabra, distinta a firme, quizás 'clara', 'lúcida' o 'centrada'.
    "... lobo! –Exclamó la..."
    "...observó que ellas empezaban a recargar sus mosquetes, el lupino no les daría la oportunidad de permitirles que hiciesen otro disparo. Como un animal en cólera, avanzó..."
    "...en ponzoña, hasta..."
    "... y ágiles, ¡pero este jodido engendro es tanto tan rápido..." Ese 'tan' no va.
    "...que infundió un terror extremo en la joven cuya vida amenazó, causándole temblores involuntarios y privándola de toda capacidad para moverse...."
    "...alcanzó primero, no con ... cazadora y arrancó..."
    "Continuará…"

    Me sigue decepcionando lo poco preparadas que están las cazadoras humanas, no deberían ni intentar estar durante ese evento si van a paralizarse y no son lo bastante ágiles como para evitar los golpes de un hombre lobo. Espero Sasha no me decepcione en esta cacería.

    Ya Peter está prácticamente libre, casi acabó con todas sus captoras y le dio una sed de carne bestial que no hará que las sobrevivientes tengan un final feliz.

    Solo falta ver lo que sigue, con suerte aparece un buen enemigo que haga que Peter sufra en serio para ganar o al menos no lo tenga tan fácil.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3. Threadmarks: CAPITULO 50
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    2943
    CAPITULO 50


    La consciencia de un psicópata se desvanece, y da lugar al instinto de un animal sanguinario, del hombre convertido en bestia, solo puede interpretarse de una manera. Todos los sentidos del lobo blanco, se guiaban al mismo nivel o situación que una criatura salvaje en cólera, con la diferencia de que sus garras depredaban a mejor inteligencia.


    Las cazadoras más cercanas se balancearon hacia él, entre Gear cuerpo a cuerpo, destacaban aquellos de aumentar el filo de su hoja para perforar piel gruesa o blindada. Los capaces de generar fuego, viento, acido u toxina arrojadizas, sus hábiles movimientos con el arma como la sincronía de sus ataques, delataban sus años de experiencia en combate y trabajo en equipo.


    Pero la bestia lupina estaba dotado de una mayor experiencia natural anormal, el instinto asesino no solo era un medio para leer los movimientos maliciosos de un agresor. En su genoma, se encuentra la memoria genética de los predecesores, de cientos, miles e incluso cientos de miles a través de diversas eras del tiempo.


    Bandidos, guerreros, gladiadores, soldados, caníbales, eran algunas de las incalculables memorias de diversas vidas e individuos, pero todas tenían en común una cosa, el asesinato era una esencia vital de su naturaleza, y los que sus ancestros pudieron hacer y aprendieron en el arte de la matanza. Los descendientes podían replicar sus años de experiencia y mejorarlo, para que la siguiente generación lo heredara y superara al predecesor.


    De las 7 cazadoras restantes que quedaban, 6 actuaron en conjunto atacando a la vez a Peter, la bestia blanca esquivo las habilidades de los Gear elementales capaces de arrojar proyectiles de sus respetivos elemento a una considerable distancia. Al encontrarse a escasos centímetros de ellas, estaban en el rango de su espada sierra, las cazadoras no dudaron y como una unidad sus armas se unieron para chocar contra la del lobo.


    La ventaja del número respaldaba al bando de las cazadoras, la coordinación de sus movimientos en equipo supondría una mayor eficacia para lidiar con la monstruosidad a la que enfrentaban. O eso fue lo que pensaron…


    Ni la combinación de las seis féminas tuvo la más mínima comparación ante una fuerza tan ridículamente aplastante, el rojo que imbuía el brazo dominante de Peter y su Gear característico. Respaldado por un dotado Licántropo inmune a la plata con sus límites físicos y fisiológicos llevados a un escalón superior a un hombre lobo promedio en su forma bestial, sumada incluso la presencia de la luna llena que intensificaba la fortaleza de estas criaturas, el resultado se balanceaba para dicha monstruosidad.


    Los Gear de las cazadoras no tuvieron oportunidad alguna y fueron destrozados, pronto le acompañaron brazos desgarrados, piernas cercenadas, ojos rasgados, gargantas abiertas, torsos visceralmente cortados e intestinos salpicados. Vómitos de sangre surgieron de las profundas heridas de las más agonizantes, incluso por las orejas o narices, ese néctar rojo fluía al exterior sin control por orificio que tuviera a su disposición.


    Mientras una masacre unilateral se llevaba a cabo, el fuego provocado por los artilugios arrojadizos de las cazadoras comenzó a extender aún más por la iglesia. Pero esto no afecto o preocupe en lo más mínimo a Peter, pues toda su atención estaba centrado en aquellos que asesinaba sin piedad.


    Con la muerte de las seis cazadoras, de los años de experiencia y ventaja numérica de estas guerreras busca fortunas hecho añicos ante él, solo restaba una más, la última del grupo, quien perpleja observa los restos de sus camaradas, despiadadamente aniquiladas por Peter. Fue esa última cazadora la responsable de atraer a tal bestia a la iglesia, la misma que debía convertirse en presa, y termino siendo un voraz cazador.


    La mujer de brazos fornidos que contaba con su bastón metálico gris capaz de invocar unas cadenas negras de amplia distancia, antes empoderada, ahora sentía una intensa rabia. Dicho grupo al que conformaba y ahora solo ella restaba, llevaba años a su lado, hubo ocasiones en que inevitablemente algunos trabajos y peligrosas cacería, culminaron con la vida de unos cuantos.


    Pero jamás rondo por su cabeza, que algún día, ella sería la única aun en respirar, observar y rodearse de aquellos rostros con los que compartía diversos momentos. Ahora sin color en sus ojos, inmóviles y sin aliento, tal horrido hecho la llenaba de ira, pues el responsable de tal genocidio, con sus zarpas y arma teñida de su esencia roja, estaba frente a frente.


    —Todas eran… como mis hermanas… ¡y tú las mataste!... ¡AAAAAAAAH!...


    Un grito de cólera, una furia vengativa se apodero de la cazadora restante, desatando las cadenas negras de su Gear, las dirige hacia la bestia que asesino a sus preciadas hermanas. La velocidad del lupino sin embargo, superara sin complicaciones los ataques de la fémina enloquecida.


    Su ira solo supuso defectos en su forma de luchar, influenciadas inmensamente por sus resentidas emociones, empleaba su Gear con clara ineficacia. No había precisión en sus ataques, no había estrategia en sus movimientos, solo era una mujer furiosa agitando un arma como si fuera un látigo, no era tan diferente de un berrinche.


    El lobo gruñía moviéndose en círculo, girando en torno sobre ella, oyendo que con cada lanzamiento de sus cadenas, la respiración de la muchacha de brazos fornidos se hacía más intensa. Sus jadeos aumentan y con ellos el cansancio la alcanzaría en cuestión de tiempo.


    — ¡MUERE!, ¡MUERE!, ¡MUERE!, ¡MUEREEEEE PEDAZO DE MIERDA!...


    Anhelando su muerte, maldiciendo su existencia, la enojada fémina seguía agitando su Gear, ignorando incluso la presencia de las llamas extendiéndose en el edificio. Pero llego al punto en que su cuerpo empezó a enlentecer sus movimientos. Finalmente había ocurrido lo que el lobo previa, la fatiga debilito como tal a la cazadora, su descuido pronto le costaría caro, pues el licántropo no tardo en tomar partido de su deplorable estado.


    —“¿Dónde?, ¿dónde está?” –Pensó la cazadora al perderle de vista.


    Una respiración inhumana se oye a sus espaldas, era evidente la razones de a quien le pertenecía tal forma de exhalación, intentar correr con lo cansada que estaba, era una acción inútil, al igual que luchar. Pero escogió esta última opción para no defraudar a sus hermanas caídas, pero ni esa motivación la salvo de ser la siguiente víctima., la sierra giratorio se acercó a ella más rápido que sus cadenas hacia el lobo blanco. Pero él no apunto a su cabeza, o su tronco, cintura o piernas, el filo mecanizado de su Gear fue por sus brazos, más concretamente…


    — ¡AAAAAAAAAAH! –Un grito de agonía repercute de la boca de la cazadora en conjunto con lágrimas y sangre.


    Cada dedo de cada mano, fue rebanado meticulosamente por Peter, en consecuencia, el arma de la cazadora cae al suelo y ella queda completamente incapacitada para luchar. No era una Novamancer, dependía únicamente de los Gear y utensilios arrojadizos que llevaba encima, pero sin dedos con que sujetar o tomarlos, prácticamente era una inútil.


    Y para prolongar su sufrimiento, el sangrado ante la pérdida de sus dedos, no la había matado, solo debilitado un poco más, estando de pie y un poco mareada. Miro de frente al licántropo de grueso pelaje blanco, observo cara a cara a aquel monstruo que asesino a sus compañeras e amigas, desde su salvaje expresión, sus bestiales ojos y hocico bañado en la sangre de sus camaradas caídas.


    —Tú me lo quitaste todo… puto lobo… adelante, mátame de una vez… ¡termina con esto!... no voy a rogarte piedad o misericordia… por mi te puedes ir al infierno… saco de pulga mierdoso.


    Un escupitajo de indignación por parte de la cazadora fue hecho al rostro del lupino blanco, quien reacciona con enojo gruñendo y enseñando sus fauces. Alza su mano izquierda enseñando sus garras, la cual culminaría con la vida de la fémina, quien levantando ambos brazos y manos sin dedos, acepta su destino con una sonrisa demencial. Lo último que oye al teñirse de oscuridad toda su consciencia, además del sonido del fuego crepitar en las cercanías, eran aquellas garras descendiendo y destrozando sin piedad.


    __________________________________________________________________​


    En lo alto de las ruinas de un edificio de varios pisos, la observadora misteriosa de túnica blanca y rostro oculto bajo una máscara de madera con la imagen de la cara de un lobo, enfoca su vista en la desolada iglesia del cual en su interior aguardaba Peter. A un lado de ella, surge alguien, una mujer que vestía una gabardina marrón táctico equipada con numerosos bolsos y usaba una máscara como de obra de teatro.


    —El que estés aquí, significa que has cumplido con tu parte del trabajo, “Zytha” –La enigmática persona le habla.


    —“Zytha” es solo el nombre humano que utilice con este “disfraz” –Contesto la mujer de la gabardina quitándose la máscara, enseñando un rostro con una fea cicatriz que abarca la mitad del lado derecho —No me gusta mucho tener que arruinar la estética de mi bella cara, pero trabajo es trabajo.


    Al cabo de solo unos meros segundos, todo el cuerpo de aquella muchacha adulta cambia de apariencia por completo, revelándose como otra persona. Una doncella adolecente, de un negro vestido lúgubre presentable para un funeral, con una larga cabellera gris, ojos color rojo y presencia de colmillos en su boca, saluda formalmente a la enigmática de la túnica blanca.


    —“Illusia” es como realmente me llamo, mi amada querida.


    —Entiendo que te guste el teatro y el drama, pero no era necesario que te presentes, nos conocemos desde varios años –Comento la enigmática persona de la máscara de lobo.


    —Es lo habitual –Se abraza a si misma guiñándole un ojo —En cuanto a lo que pedias que averiguaras, en relación al muchacho y su tolerancia a la plata, ¡es magnífico!, ¡sublime!, y… absurdo.


    —Hmmm… ¿por qué absurdo?.


    —Tus sospechas son ciertas, la plata no le afecta, oh, pero eso es solo la mitad de los hechos –Cruza sus brazos exhibiendo una mirada pensativa con los ojos cerrado —La plata lo vuelve más fuerte, ridículamente, absurdamente e ilógicamente… casi invencible, pero solo es temporalmente, imagínalo como una droga militar para intensificar ciertas características físicas, aunque no parece que en su caso haya efectos adversos.


    —¿De modo que la plata lo afecta de manera inversa comparado a un hombre lobo en particular?.


    —Sí, observe todo mientras estaba “muerta”, es fácil cuando tienes el poder de influir en la percepción de todos los sentidos de los que te rodeen.


    —Conozco muy bien tu Novamancia, “Ilusión teatral”, por eso eras la ideal para esta labor.


    —Convencer a ese grupo de cazadoras para que se movieran a mis hileras y traerlas aquí no fue fácil, ¿sabes?, si hubieran descubierto en el más mínimo detalle que era, me habrían matado en el acto.


    —Si tengo que adivinar lo “dificultoso” que fue para ti, de seguro lo resumiría en que te acostaste con su líder y la hipnotizaste, e imprudentemente debiste beber algo de su sangre, teniendo que ocultar las marcas de su cuello.


    —Soy una vampiresa, me gusta la sangre, en especial joven y fresca –Illusia lamia los dedos de su mano derecha al solo pensar en dicha esencia —Ah propósito, ¿me dejarías probar un sorbito de la sangre de ese viril y apuesto hombre lobo?.


    Una moderada cantidad de energía Nova irradiaba del cuerpo de la enigmática persona de túnica blanca, su cabeza voltea lentamente hasta que su rostro mira fijamente a los ojos de la vampiresa. Una notable intención asesino se manifestó en ella contra la doncella inhumana.


    —Te matare… aquí… mismo… ahora… -Pronuncia dichas palabras con una tétrica tonalidad.


    — ¡Solo bromeaba! –Froto con una de sus manos su nuca en señal de arrepentimiento a la vez que sonreía —Olvide mencionar cierto detalle con respeto al tema de la plata y ese chico lobo, veras, si bien es cierto que se vuelve más fuerte, en especial cuando recibe una dosis en plata líquida, puedo deducir pero solo como una teoría, que a mayor cantidad que ingrese a su cuerpo, mayor poder adquiere, pero… también tiene su lado negativo.


    — ¿Un efecto perjudicial?, creí que habías dicho que su condición en contacto con la plata carecía de efectos secundarios.


    —Oh, ¿pero quién dijo que “él” es el perjudicado? –Una sonrisa maliciosa se cierne en el rostro de la vampiresa —Cuando él se encuentra dopado de plata en su organismo, se vuelve fuerte y también “salvaje”.


    La enigmática persona no comprendía del todo las palabras de la vampiresa, podría atribuir la palabra “salvaje” en torno a la licantropía, pero era evidentemente que con respecto a Peter, su significado era mucho más que solo eso.


    __________________________________________________________________​


    — ¿Qué paso?... siento que me perdí de algo.


    Un confuso Peter de pie, con su pelaje blanco mayormente bañado en sangre, miro a su alrededor observando el silencioso paisaje de cadáveres. Los muertos despedazados, destrozados o descuartizados eran de las cazadoras que habían intentado emboscarle, noto también que la presencia del fuego había sido extinguido, el olor a quemado persistía en el ambiente mezclado con la sangre.


    Pero una cosa llamo en particular su atención, era el cuerpo sin vida de la mujer de brazos fornidos que portaba el Gear del bastón capaz de invocar extensas cadenas negras, había recibido la muerte más impactante de todas las presentes fallecidas. Despojada de toda ropa, de cada dedo de las dos manos mutiladas, la piel del abdomen como de los brazos hasta la cabeza había sido arrancada, y el acto principal se tornaba sobre la cruz de plata que estaba colgada sobre la pared a escasas distancia del altar.


    Esta fue arrancada de su sitio en la pared y clavada en el propio suelo bien firme, para luego ser utilizado con la finalidad de empalar a la cazadora sobre dicho objeto. La punta fue incrustada con gran salvajada por el recto de la víctima, que la inmensa cantidad de sangre proveniente del orificio penetrado no descartaba lo dolorosa y agónica que fue el sufrir de la fémina.


    Incluso su carnoso rostro manchado de lágrimas, mucosidad y sangre, denotaba con claridad aun tras habérsele arrancado la piel, la desesperación reflejada en sus últimos momentos de vida. Algo tan morboso y enfermizo, para Peter desconocía cuando fue que lo hizo, deseos de matar a la cazadora no le faltaban, que estará muerta ya era una realidad, pero no recodaba el momento exacto en que sus garras la convirtieron en ese pedazo de carne profanada.


    El solo intentar recordar lo ocurrido, el procesar los fragmentos de sus recuerdos sobre la masacre llevada a cabo, la sensación de júbilo fue el sentimiento que le invadió. Luego se transformó en un agudo dolor de cabeza, imágenes distorsionadas en rojo con la imagen de varias mujeres y acompañada de gritos femeninos inmersas en el dolor, se manifestaron sobre dichos recuerdos.


    Las mujeres observadas en aquellas imágenes pesimamente definidas con una edición como si hubieran sido creadas para un proyecto de terror, las reconocía en su mayoría. Eran las cazadoras que enfrento en esa iglesia, a algunas recordó el momento en que las mato, pero otras, desconocía haber experimentado sus asesinatos, como si alguien más se las hubiera arrebatado.


    —Todas están muertas, es lo que importa –Se dijo a sí mismo.


    Estiro su cuello y hombros haciendo sonar sus huesos, tomo la ropa menos sucia de la cazadora muerta que tenía a la cercanía, se lo arranco y la uso como un trapo para quitarse la mayor parte de la sangre impregnada en su pelaje, pero era difícil limpiarlo sin algo de agua. Acto seguido, tomo su Gear espada la cual yacía cerca y fue dejada clavada en el suelo, en su estado normal, sin la enigmática energía roja envolviéndole encima.


    — ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que este cacería inicio? –Se preguntó en voz alta el peliblanco lupino.


    La puerta de la iglesia seguía cerrada de modo que solo hubiera una forma de abrirla y Peter la conocía perfectamente, una patada con fuerza sobrehumana y aquella obstrucción se derrumba al instante. Una vez en el exterior, lo primero que avista son restos de cuerpos calcinados, de miembros, torsos e incluso cabezas, todas de licántropas.


    Mirando fijamente el rostro de unas de las bestias humanoides, la cual no estaba tan irreconocible como las demás, no tardó en darse cuenta que pertenecía a una de las seis mujeres lobas de Fraila. Todas ellas habían sido asesinadas, y su principal responsable estaba en frente a solo pocos metros.


    Su mirada se cruzó con la cazadora que asesino a dichas licántropas, una joven de una inusual cabellera cuyo color era mitad negra de un lado y rubia del otro, portando una armadura pesada sin casco con el vientre expuesto. Sus armas principales eran Gear especializadas para ser utilizado contra las bestias lupinas, una espada y un escudo de plata.


    Peter volvió a encontrarse con la paladín que en su primera ocasión, recibió una severa paliza de su parte, Sasha Sunlaire, quien era la identidad de aquella mujer de aura formidable. Miro al lobo blanco directo a los ojos y al instante reconoció su identidad, la sed de sangre broto entonces de ambos lados.


    Continuara…


    NOTA DEL AUTOR: Para el 27 de noviembre estaré en periodo de exámenes, del cual abarcara la mayor parte de diciembre, estimo que hasta el 20 o 21 de diciembre. Por lo que tanto “Werewolf & Assassin” y “Metalord Revolution” pueden no recibir nuevos capítulos hasta esas fechas, o puede que actualice, pero serán pocos capítulos, no hay garantía de lo segundo. Una vez finalice el periodo de exámenes, volveré a la normalidad con la publicación de capítulos de las dos novelas, gracias por su atención y en especial seguir leyendo =).
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,267
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    No pondré nada específico. Aunque si señalará que te siguen faltando comas en verbos en tiempo pasado. Y en una oración usaste números, al inicio, para referirte el número de cazadoras, y eso no se ve muy bien que digamos.

    Si resalto que hay una mejoría en narrativa, y no hubieron tantas fallas como en veces anteriores.

    No sé si tengo que entender a qué se refiere Illusia con eso de 'salvaje' y que sea una desventaja, pero no para él. Enigmático en verdad.

    Y por fin viene la revancha Sasha-Peter, la lucha del año, de este escrito. Ya que Peter es el protagonista, es poco posible que algo le suceda, pero al menos espero que Sasha le dé una buena pelea, y el lobo blanco no salga con un poder repentino que lo haga más fuerte y la mate como si nada.

    Apoyo a Sasha, me cae mejor que Peter, XD
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5. Threadmarks: CAPITULO 51
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    3175
    CAPITULO 51


    La espada de plata cortaba con un filo a gran temperatura sin clemencia alguna, su portadora, Sasha Sunlaire, evadía con abrumante reflejos los asesinos movimientos de las licántropas que enfrentaba. Cinco contra una, originalmente el grupo de mujeres lobas eran seis, pero la Paladín había conseguido eliminar a una en un ataque sorpresa.


    — ¡Por más Novamancer que sea, sigue siendo una humana!, ¡con solo una herida insignificante que la haga sangrar bastara para debilitarla! –Exclamo una de las lobas.


    Las bestias afiliadas a la quinta princesa lunar Fraila, eran superadas, aun teniendo la ventaja física de la biología, aun poseyendo inclusive la numérica, la Paladín era una adversaria de temer. Su cuerpo desprendía una intensa energía amarillenta que emanaba gran calor, su Gear que consistía en una espada de plata en conjunto con un escudo de dicho material, estaban imbuidos con tal poder.


    El filo de su arma, además de poseer la debilidad natural de los hombres lobos, cortaba con una temperatura casi de 1000 grados, el solo contacto con el pelaje, piel, carne y vasos sanguíneos, se veían reducidos a severas quemaduras superiores a los de tercer grado. Las piernas de una de las lupinas son cortadas al verse su Gear destruido ante el contacto calórico del Nova de la cazadora.


    La luna llena incrementa el factor curativo de los hombres lobos, hasta el punto de regenerar extremidades perdidas, una autocuración que puede llevar minutos o hasta media hora. Sin embargo, la herida de la loba en contacto con la elevada temperatura, cicatriza su carne lacerada, enervando toda posibilidad de una regeneración adecuada, además del contacto de la plata desde su organismo, produciéndole un cierto efecto de toxicidad a su cuerpo y el mermar de sus capacidades físicas como biológicas.


    Pero la Paladín busca matar rápidamente a las bestias, apuñala el corazón de la loba y lo reduce a cenizas, la reacción vengativa de las demás no se tardan de desatar, la táctica en conjunto de rodear a la cazadora desde diferentes flancos es llevada a cabo con sincronización. Pero la humana no era una aficionada, levanta su espada creando una esfera llameante dorada desde la punta de su arma.


    Las lobas miraba perplejas la llama dorada de la Novamancer, un mal presagio invadió su mente, pero ya era tarde para actuar, Sasha clava la punta de su arma en el suelo, desencadenando una onda expansiva de fuego abrasante de corta distancia. Sus víctimas son envueltas en llamas y despedazadas, con restos de torsos, miembros y cabezas como otros pedazos calcinados casi en su totalidad.


    Solo una de las lican quedo viva, fue la única capaz de reaccionar a tiempo y tomar distancia, sin embargo no marco gran diferencia, pues había recibido un inmenso daño en el transcurso. Su pierna izquierda y brazo derecho estaban severamente quemados, con parte de su carne al descubierto, una porción de su rostro fue dañado también perdiendo un ojo en el proceso.


    Su torso también recibió cierto daño, pero en menor nivel comparado al resto de su cuerpo, y por si fuera poco, su Gear fue destruido en el proceso, quedando totalmente desarmada. Seriamente herida y sin un arma a mano, aun contando con sus garras como un medio de defensa natural, la seriedad de sus lesiones no les permitía utilizarlas con toda eficacia, su situación no era diferente al de sus fallecidas amigas.


    —Monstruo… -Una sonrisa demencial inunda el rostro de la loba afligida —La pestilencia de la venganza te corroe hasta la medula… no es un odio cualquiera… -Se ríe acompañado de quejidos de dolor — ¿Cuánto te ha traumado nuestra raza?, lob…


    La espada de la cazadora atraviesa su garganta antes de que pudiera completar su frase. Acto seguido destroza su cuello y manda a volar su cabeza por el suelo, las llamas en su Gear dejan la carne de la licántropa humear al contacto con el filo del Gear.


    —No es suficiente… -Dijo Sasha tras vencer a las licántropas.


    Levanta su vista con ojos serios, mirando al frente, para luego voltearlo hacia una dirección específica, en concreto sobre los escombros de un Quiosco. Tras ellos se escondía una licántropa de pelaje negro con hábil manejo de un Gear arco, Erian, su pelaje estaba erizaba del terror, sentía la mirada de la cazadora penetrar su ser, a pesar de que Sasha aún no había captado su presencia.


    —“¿¡Que sucede con esta humana!?, por más Novamancia que manifieste… ¡su Nova impregna en el aire una fibra inhumana!, puedo sentir su rabia… una descomunal y monstruosa” –Pensó Erian sintiendo el aumento de su frecuencia cardiaca.


    Sasha voltea para otra parte ignorando la ubicación de donde yace escondida Erian, sus ojos rebosantes de desdén habían encontrado algo más para saciar su ansia de caza. A solo un puñado de pocos metros, allí se encontró con su siguiente blanco, pero al instante se percata, de que no era la primera vez que lo había visto.


    __________________________________________________________________​


    En lo alto de un edificio, la misteriosa observadora de túnica blanca y mascara de lobo, en compañía de una vampiresa de nombre Illusia, observaban con interés la presencia de Sasha.


    —Una cazadora del linaje de Sunlaire, no lo había planeado, pero es un añadido interesante –Expreso en voz alta la observadora de túnica blanca.


    —Jejeje, esa cazadora es todo una anomalía –Opino Illusia.


    —¿Qué quieres decir?.


    —A lo largo de mi vida, me he encontrado con muchas humanas Novamancer cuya Novamancia expresaba desde lo más recóndito de su ser, su más elegante esencia inhumana –Pausa un momento con el erótico sonido de un gemido — ¿No lo sientes?, la elegante esencia de esa cazadora de Sunlaire… se siente el rencor… la aversión de la vida… la marginación de ser… única y odiada… que delicia…


    —Olvídala, no beberás su sangre, arruinaras todo –Le negó la observadora las intenciones de la vampiresa.


    —Es una pena –Voltea la mirada hacia abajo con cierto decaimiento —Ahora mi duda es, ¿qué hace “ese” aquí? –Sus ojos señalan hacia uno de los lados.


    En dicha dirección se encontraba a escasa distancia un joven vestido con un traje negro gótico remendado, con numerosos parches, usaba un largo sombrero de copas y calzado negro. Su apariencia era la de un muchacho entre los 20 a 25 años de edad, resaltaba además un par de ojos color rojo, cabello despeinado negro y unos dientes chuecos amarillentos.


    Sentado sobre una silla de madera con una pequeña mesa del mismo material en frente suyo, donde un juego de té estaba servido, de la tetera se servía un líquido puramente rojizo en su taza, del cual bebía con sumo placer. Su identidad era un enigma, y siempre se presentaba bajo el nombre de “Mad”.


    —Lady vampira, me siento ofendido que se me nombre como “Ese”, soy un fino caballero y defensor del buen té, con su permiso tomare un sorbo para expresar mi desaprobación hacia su comentario –Toma su taza bebiendo parte de su infusión —Una delicia, como la sopa de mono.


    —Eres todo un demente como siempre –Le aclaro Illusia.


    —Suficiente, si quiere quedarse es cosa suya, el solo hecho de que este aquí, significa que ha cumplido con su parte el encargare de los elementos “innecesarios” –Dijo la observadora de la túnica.


    —Mi deber he cumplido como vampiro de honor, y tu paga he recibido, con gran furor –Enseño una caja de madera con numerosos sacos de té en su interior —Cuanta belleza, “señor locura” aullaría de emoción, y de “demencia” seguro lo regañaría con distensión.


    —Te dejas comprar con cualquier mierda que sea un té –Opino Illusia con una risa burlona.


    —No, no, no cualquier “mierda que sea un té” –Negó el vampiro desquiciado disintiendo con la cabeza —Mi paladar solo puede saborear los productos más refinado, ya sea que vengan del mercado negro, blanco, trucho o vulgar, la hora de té debe servirse elegantemente con la mejor calidad, y acompañado de unos panecitos de hígado adolecente.


    Illusia solo se hecha a reír de las palabras de Mad, pero el vampiro de anómalo comportamiento le ignora saboreando su bebida que acompañaba con bocadillos de cierta procedencia humana.


    —Me llama la atención que de todos los lugares, escojas este sitio para tomar tu porquería aquí –Opino la doncella vampírica.


    —Oh lady vampira, no hay mejor hora de té, que este lugar para disfrutar de un buen espectáculo, ¡y en primera fila!.


    La mirada del vampiro en dirección hacia donde estaba Sasha, tentó a la doncella a prestar atención hacia dicha dirección, dándose cuenta de la presencia de otro individuo. Una macabra sonrisa hace menester sobre sus labios.


    — ¡Jajajaja!, por esta vez concuerdo con el demente adicto al té, que emocionante espectáculo tendremos –Afirmo la vampiresa toda exaltada de la emoción.


    La observadora de túnica y mascara por su parte, contempla en silencio con los brazos cruzados, enfocando toda su atención sobre Sasha y en especial, sobre el particular individuo que acaba de aparecer.


    __________________________________________________________________​


    Una mirada de indiferencia choca entre dos personas, por un lado estaba Sasha, del clan de cazadores Sunlaire, y por el otro, un fornido hombre lobo de blanco pelaje, armado con una espada Gear con numerosos dientes en su hoja, aquel bestial ser, era Peter Garnier.


    —Te recuerdo, la última vez me dejaste una mala experiencia –Le señalo el lupino con el dedo índice —Que reconfortante es hallarte aquí, para devolverte el golpe con intereses –Hizo sonar su cabeza y nudillos de ambas manos.


    —Eres tú, el licántropo del calabozo de Moldevil, aun en tu forma de bestia, sabía que eras tú y que estarías aquí, lo sabía… –Dijo la cazadora riéndose sádicamente hasta parar y llevar una mano a su frente bajo un tenso sentimiento de antipatía —Aun recuerdo ese día, no solo no pude terminar de eliminarte, sino que para el colmo, esa entrometida mujer loba, me venció… deje que una bestia desalmada me derrotara, y con suma facilidad, ¡es frustrante!.


    Un aura de Novamancia se manifiesta sobre su cuerpo, con leves sacudidas eléctricas, manifestaban las emociones de irritación de su usuaria.


    —Pobrecita de ti, ¿quieres un abrazo de consolación acaso? –Se mofa el lobo blanco —Pura mierda, ¡me quemaste un ojo y me apuñalaste el abdomen!, esas cosas si son para cabrearse.


    —Tsk… una bestia que no aprende, debiste morir cuando tuviste la oportunidad, ahora voy a prolongar tu agonía –Juro la cazadora con su espada de plata apuntando al licántropo.


    —Cómo voy a gozar esto –Empuño firme su Gear con ambos manos.


    Peter tomo la iniciativa, Sasha se lo permitió, con la experiencia de su previa batalla, leyó los movimientos de la bestia blanca como algo predecible. Ella solamente invoco una barrera hecho de su Nova, esperando el momento oportuno, para llevar a la desesperación al lobo que no pudo matar con anterioridad.


    Una vez que su ataque fuera rechazado por su defensa, su contraataque y revancha para corregir aquel error, comenzaría, ansiaba ese dichoso momento, cada microsegundo. Pero su emoción pronto pasó a convertirse en inquietud cuando la hoja del Gear que portaba el lupino ser broto una forma de energía rojiza a que ella identifico al instante.


    En el momento exacto en que la espada de Peter imbuido con la rojiza aura toco la defensa de la Paladín, esta fue destruida en un parpadeo, pero Sasha lo había previsto. Cuando vio ese rojo manifestarse, un mal augurio supuso, y al solo segundo de que su barrera fuera desecha, retrocedió con agilidad sobrehumana hacia atrás tomando una distancia prudente.


    —Esa cosa en tu Gear… ¡es Nova!, ¿eres un Novamancer? –Sorprendida la Paladín miro atónico al lobo blanco.


    —Chan chan chan… perra –Peter le contesto de manera burlona —Esto no será como la última vez.


    —Con que un “Excitavit”, no pareces tener del todo dominado tu Novamancia –Dedujo Sasha —No te agrandes por ello, solo eres un perro que ha aprendido un truco nuevo, yo llevo años cazando a los tuyos desde mi infancia, es experiencia contra ineptitud.


    —Que coincidencia, yo llevo matando a los tuyos también desde muy temprana edad –Declaro el lobo blanco.


    Un aura de Novamancia amarillento cubre a Sasha, para crear una lanza elemental de fuego levitando sobre su hombro derecho, el arma ígnea de Nova invocada es manipulada por la mente de su usuaria y arrojada contra Peter. El licántropo responde desplazándose 1 metro a su izquierda evadiendo la penetrante arma de Nova ardiente.


    Pero la pronto sospecha de lo fácil que fue evadir tal movimiento, resalta en que dicha arma arrojadiza ejecuta su siguiente movimiento de manera instantánea. Estallando y arrojando pequeñas esquirlas de fuego a su alrededor, con un rango de alcance estimado de metro y medio.


    Pero el instinto único de Peter previa tal jugada, su Gear imbuida en un aun no domado Novamancia, le permitió idear la contramedida necesaria. Alzo su arma y abanico en dirección contra las amenazas de fuego próximo a él, el contacto con la hoja cubierta por el Nova rojo repelía las esquirlas exitosamente.


    —“¿Su Novamancia potencia su propio Gear?, ¿es esa su habilidad?” –Se cuestionó Sasha estudiando a su inhumano oponente.


    El ataque de la Paladín no tenía solo como objetivo lograr causar daño a su rival, sino examinar en el trayecto las capacidades de Novamancia que poseía. Un consejo básico en una lucha entre dos o varios Novamancer, era determinar si a quien se confronta posee el dominio de la “Fase Despertar” de su Novamancia, se considera crucial conocer la posibilidad de que posea una habilidad nova y descubrir cuanto antes de lo que es capaz.


    —“La forma en que se manifiesta se moldea casi como una Fase Regular, pero el color que exhibe es una cualidad rara y casi sospechoso de un Fase Despertar” –Pensó la Paladín —“Odio tener que admitirlo, pero debo evitar subestimarlo, hasta conocer a profundidad de lo que es capaz realmente su Novamancia”.


    Sasha sale de sus pensamientos y arremete velozmente contra el lobo blanco, cruzando su espada de plata envuelta en su Nova llameante, contra el metal de la bestia cubierta por su roja esencia sobrenatural. Una fuerte mirada de desdén se vuelve a dar entre los dos a tan escasa distancia de ellos.


    Continuara…



    NOTA DEL AUTOR:


    Saludos gente, sé que desde el ultimo capitulo que publique hasta la fecha, he estado últimamente bastante inactivo, si bien había dejado en claro que en casi todo diciembre, estaría ocupado a causa de exámenes y tras culminar el ultimo (que data del 21 de diciembre) volvería a la normalidad con la actividad de las novelas, pero lamentablemente, después de que las fechas de exámenes concluyeran, lo que vino después, fue tremendamente agobiante, comenzare a explicar lo que quiero decir.


    Un sábado en la noche del 22 de diciembre le da un infarto a mi padre, no está de más decir que casi se muere, pero se pudo reanimarlo exitosamente gracias a maniobras de RCP que le aplique (ya que estudio una carrera que cumple el mismo desempeño que un paramédico pero bajo otro nombre). Sin embargo, el medico que llego a casa y le hizo un ECG (electrocardiograma) determinó que el infarto apenas era el comienzo, en un par de horas la aflicción que tenía, evolucionaria para peor y culminaría con un daño mucho más severo, el cual lamentablemente lo iba a matar, teníamos 5 horas para llevarlo para que sea atendido y se sometiera a una necesaria operación de corazón.


    Y para peor, en donde vivo, los establecimientos de salud con los que se cuenta, no poseen el equipamiento tecnológico necesario para atender el problema que tenía, pues, el mismo medico dejo en claro que mi viejo, necesitaba si o si, ser operado del corazón o se iba a morir, y que el sitio más cercano el cual contaba con todos los medios vitales, estaba en una ciudad cuya distancia de donde estábamos, era de 272 kilómetros.


    Para fortuna se consiguió una ambulancia, una camilla, un chofer y el medico contaba con las herramientas y fármacos para mantener a mi viejo estabilizado, hasta llegar a la clínica, el viaje duro un estimado de 4 horas, la evolución de la enfermedad coronaria comenzaría a las 5 horas, por lo que se llegó a tiempo, una vez en la clínica, mi viejo fue internado allí.


    Yo que me quede con él junto con mi madre, la tensión y los nervios que sentíamos era inmensa, pues aunque las posibilidades de dicha operación tenían un alto margen de éxito, era imposible no sentir tal pesadez emocional con todo lo que ocurría, y más tratándose de un familiar. La operación se llevó a cabo y fue un éxito, a mi padre le tuvieron que meter dos “Stent” (endoprótesis vascular), por supuesto, debía estar bajo observación por un tiempo en la clínica para su obviamente necesaria recuperación.


    Pasamos la navidad allí y aunque no fue una celebración familiar tan acogedora como el resto de las navidades pasadas, me basta y contenta con saber que seguía vivo. Se le dio el alta finalmente para el 30 de diciembre, lo que nos permitió pasar el año nuevo en la comodidad de nuestro hogar, por supuesto, no todo era perfecto, tras la operación a la que mi viejo fue sometido, debía cambiar ciertas pautas de su vida, tanto a nivel farmacológico, alimentario y físico. Cosa que obviamente no le hacía gracia, pero debía llevarla a cabo sí o sí.


    No podía hacer grandes esfuerzos físicos o intensos, caminar está bien, pero no correr o levanta cosas, tampoco conducir (eso incluye incluso una bicicleta), además de evitar comidas pesadas o grasosas, y lo más importante, nada de alcohol y tabaco. Si bien no le daba a la bebida tanto, pues bebía con moderación, pero con el tema del cigarrillo es otra historia, pues era un fumador cuyo límite se pasaba de lo moderado, una de las principales razones que le llevo a desarrollar el daño coronario y con ello ese infarto.


    Actualmente se encuentra bien, en ciertas fechas, debe volver a la clínica donde fue operado para unos chequeos generales, pero en términos de salud, está bien, obviamente debe tomar ciertos medicamentos y controlarse sus signos vitales todos los días (cosa que hago yo).


    Ya en enero y dicho esto, con todo lo ocurrido en diciembre, me ha costado concentrarme lo necesario y estar lo bastante motivado para seguir con las novelas, además tampoco ayudo el que mi PC tuviera que ir a reparaciones por varios días a causa de que la fuente de alimentación estaba con ciertos fallos y que después de eso vinieran problemas con la conexión de internet que tenía, quedándome sin acceso a esta por otra tanda de días enteros.


    En conclusión, ha sido un periodo intenso, lleno de altibajos, pero con un buen desenlace al final, la publicación de “Metalord Revolution” y “Werewolf & Assassin” se continuara con normalidad, me disculpo si vuelvo a tardarme más de lo necesario. Agradezco el que te hayas tomado tu tiempo para leer toda esta “nota”, y en especial seguir mis novelas, muchísimas gracias =).
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  6.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,267
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    Para comenzar; es bueno saber que tu padre se encuentra estable, y ojalá mejore conforme pasan los días. No tienes que disculparte, la familia siempre va primero.

    Continúo con que deberías leer el escrito al menos dos veces antes de publicarlo, los errores que noté son fáciles de detectar, más que nada con la falta de 's' y 'n' a la hora de referirse a un grupo de personas. También que uses '1' como número en una narración como que frena la lectura, era mejor escrir 'un metro'.

    Ahora, con respecto al escrito.

    Ver a Sasha masacrando a las lobas es más o menos lo que esperaba de alguien que proviene de un linaje famoso de cazadores.

    Mad es demasiado genial. Su sola aparición corta la tensión de la lucha y de lo que sucede, pero no de una forma mala.

    Y finalmente, el esperado encuentro de Peter y Sasha. Me agrada mucho ver que el lobo no salió con una habilidad o fuerza repentina y matara a Sasha como si nada. Están bastante equiparados, algo que esperaba hicieras, se siente como una lucha que de verdad vale la pena leer con cuidado.

    No creo tener nada más por agregar. Espero el próximo capítulo para ver el desenlace de esa pelea.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Threadmarks: CAPITULO 52
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    2307
    CAPITULO 52


    Choques de espadas, chispas e intercambios de miradas asesinas, Peter luchaba contra la Sasha alias “La Paladín”, el licántropo apoyado por su Novamancia que imbuye la hoja de su arma en un aura hoja, confrontaba en igualdad a la cazadora cuya hoja estaba potenciado por el calor de su poder.


    — ¡MUERE BESTIA, MUERE Y JODETE, TÚ Y TODA TU PUTA CALAÑA DE ESPECIE! –Acompaño Sasha tales declaraciones con el agitar de su Gear.


    —Cuanta bronca tienes, ¿qué acaso se te pego uno de esos trastornos de odio irracional?, una cabra es más cuerda que tú –Comento Peter —Y otra cosa, ¿por qué tienes un lado de tu cabello con un color y del otro con uno diferente?, ¿es alguna clase de moda?, te queda como el culo.


    — ¡DIOS, TE JURO QUE VOY A MATARTE LENTAMENTE SOLO PARA INFLIGIRTE TODA LA AGONIA POSIBLE!.


    Venas sobresalían de ambos brazos de Sasha, con cada embestida que su Gear propinaba contra la hoja de su contrincante, para un humano ordinario, tales esfuerzos llevados a más de sus límites conllevarían a un daño muscular. Pero la intensa labor de un cazador le dota a estos de las capacidades para superar niveles de esfuerzos mayores a un atleta.


    Cabía añadir que la Sangre de la Novamancer humana, corría el linaje de los Sunlaire, la única extirpe actualmente capaz de transmitir Novamancia de manera hereditaria. Sus portadores no solo estaban biológicamente bendecidos por el don del Nova, sus propios límites físicos también eran mejores al humano y cazador promedio.


    —“¿¡Porque aun mi Gear no ha destruido su arma con tantos golpes que recibe!?, ¿¡es por esa maldita aura roja!?” –Pensó Sasha mirando detenidamente la energía rojiza en el Gear de Peter.


    Peter de un bloqueo empuja el arma de su contrincante con bestial fuerza y logra desviar la espada de plata de Sasha, para responder enseguida con la punta de su Gear acercándose al corazón de la guerrera. La cazadora consigue detener su ataque gracias al escudo de plata que portaba.


    El aura roja en la hoja de Peter en contacto con dicho pieza defensiva empezaba a mermar, a debilitaba como tal y al observar aquel hecho, el lobo blanco toma distancia rápidamente, la energía rojiza vuelve a su cantidad normal.


    —Esa cosa… -Miro fijamente el escudo de la cazadora.


    El escudo de plata de Sasha consistía en un Gear de categoría plata, poseía la capacidad de absorber una cierta cantidad de Nova de Gear ajenos a través del contacto hostil con cada impacto que recibiera. La energía absorbida fortalece al propio escudo aumentando su dureza temporalmente.


    La cazadora al ver que un combate directo no era del todo efectivo, tomo otra acción, situado a distancia de su objetivo, agita una de sus manos lanzando varios proyectiles amarillentos de elevadas temperaturas. Pero el lobo blanco había anticipado tal movimiento y los evadió con su rapidez inhumana.


    —No es tan diferente de esquivar los disparos de un arma –Dijo el lupino en voz alta con un tono burlón.


    Sasha realiza el lanzamiento de varios proyectiles de su Nova, pero Peter era capaz de reaccionar a tiempo y esquivarlo, a los que no podía lograr evadirlo, su propio Gear lo cubría como un escudo, el aura roja soportaba los proyectiles que recibía. Pero la cazadora no se dio por vencida, creo una esfera amarillenta que cabía en la palma de su mano y se la arrojo al licántropo como si de una granada se tratara.


    Y efectivamente era semejante a una, al tocar el suelo esta estalla desatando fuego a un determinado rango a su alrededor, no fue solo uno. La cazadora lanzo un racismo con numerosas “granadas” en dirección hacia Peter, el lobo había evadido la primera sin problema, pero la cantidad abrumante que se acercaba, ponía en duda su suerte.


    —“Está loca, está desesperada por querer matarte y este bombardeo con sus poderes es una muestra clara” –Concluyo el lobo en sus pensamientos.


    Explosiones por doquier de un fuego abrazador se desatan, docenas de ellos inundaban el área como un campo de mina estallando todas al mismo tiempo. Sasha miraba fijamente en dirección donde su ojo percibió contacto visual por última vez a su objetivo, no sonreiría, no festejaría y no se daría un respiro, hasta haberse asegurado de darle muerte a su presa.


    —¡¡MIERDA!!...


    La fuerte exclamación de desdén de Sasha en conjunto con una iracunda faceta en su rostro, supuso la respuesta de la efectividad de su bombardeo de granadas ardientes. Aun con todas esas explosiones, aquel hombre lobo de pelaje blanco al que tanto odiaba aún se encontraba de pie, su maniobra consiguió propinarle quemaduras de segundo grado en buena parte de su brazo izquierdo, un resultado insignificante desde su punto de vista, dado a que el factor curativo del licántropo en conjunto con la luna llena potenciando sus atributos biológicos, sanaría dicha lesión menor en pocos minutos.


    —Te dirías que eres una espina en el culo, pero te queda mejor el que seas una brasa –Se mofa Peter —En el pasado me diste una considerable paliza, por no olvidar las quemaduras que me dejaste, aun lo recuerdo, actué de manera imprudente, subestime la situación y casi termino como un bistec asado, ¡pero ahora!, las tornas se están invirtiendo, ¿¡lo sientes fogosa de mierda!?.


    Las palabras de Peter agravian la rabia de Sasha, la Paladín estaba por proseguir con su siguiente movimiento cuando la fatiga hizo eco en su cuerpo. La cantidad de Nova que había consumido era tal, que su reserva de Novamancia estaba prosiga a agotarse.


    Los Novamancer pueden generar una cantidad limitada de Nova en su cuerpo, a esto se le conoce como “reserva”, la “reserva” de cada Novamancer es diferente por persona. El Nova gastado se recupera con el descanso al igual que la propia fatiga, pero si un Novamancer se exige más allá de su propia capacidad sufrirá un “colapso Nova”, un desmayo repentino que puede durar horas, con un despertar recibido con numerosos dolores musculares temporales.


    —“¿Esto es real?, esta bestia… al cual derrote fácilmente en nuestro anterior encuentro, ¡ahora me combate como un igual!, ¿¡cómo puede ser esto posible!?” –Más ira se acumulaba en la psiquis de Sasha hasta el punto de venas sobresalir de su frente —“Soy una cazadora, ¡una orgullosa cazadora del linaje Sunlaire!, ¡y uno de estos monstruos a los que jure destruir me está combatiendo como un semejante!, ¿¡qué clase de broma divina es esta!?... yo… estoy fracasando… otra vez” –Su ira se mezclaba con sentimientos de amargura y depresión.


    Fragmentos de recuerdos flotaron por su mente, cuatro de ellas resaltaron con mayor inclinación, cada una enseñando una porción del pasado de la cazadora, situado en su niñez.


    FRAGMENTO 1: “Una existencia impura”: Comentarios discriminativos resaltan entre dos mujeres adultas de cabellera rubia, mirando con indiferencia a una Sasha postrada en posición fetal en el suelo.


    FRAGMENTO 2: “Mama… ¿Por qué te fuiste?”: Era la pregunta que una pequeña Sasha se hacía entre lágrimas sentada frente a una lápida de pobre calidad.


    FRAGMENTO 3: “Lo siento hija, papa siempre te ha amado”: Era la declaración dada por un hombre pelinegro con la vista baja y de rodillas, sus brazos yacían esposados, en compañía a sus lados estaban dos cazadoras de larga cabellera rubia, una de ellas sostenía un hacha que apuntaba a la nuca del esposado individuo.


    FRAGMENTO 4: “Juro que los exterminare a todos”: Fueron las palabras de una Sasha en sus diez años con notables heridas de corte en su cuerpo, con un rostro sumido en el odio, sosteniendo una espada ligera ensangrentada y bajo sus pies posaba el cadáver de una mujer loba con severas quemaduras en la mayor parte de su cuerpo.


    —“¡No moriré aquí… NO SIN ANTES LLEVARME A ESTA BESTIA A LA TUMBA!”


    Sus desdeñosas palabras le motivo a tomar un estuche de su vestimenta, en su interior se encontraba una pequeña jeringa de metal. Toma el ítem inyectable y arroja el estuche, para consiguiente administrárselo en el brazo.


    El corazón de la cazadora comienza a latir rápidamente, con el acompañar del aumento de otros procesos fisiológicos, su cansancio producto del abuso de su Novamancia se desvanece y da lugar a un estallido. Una abrumante cantidad de Nova se manifiesta al instante en el cuerpo de Sasha, recargando las fuerzas de la guerrera.


    —No me jodas, ¿acaba de recuperarse así nada más? –Se preguntó un sorprendido y molesto Peter.


    __________________________________________________________________​


    Illusia asombrada, se percata de las renovadas fuerzas de la cazadora producto de la enigmática jeringa de metal.


    — ¡Que impresionante!, ¡no entiendo muy bien que fue eso!, ¡pero esa cazadora Sunlaire se metió algo al cuerpo que restauro sus poderes de Novamancia! –Exclamo toda animada la vampiresa de cabellera gris.


    —Lo que utilizo es un Suero llamado “Batería”, consiste en una solución química que estimula al organismo de un Novamancer para producir Nova rápidamente a niveles exagerados –Explico la misteriosa observadora de túnica blanca y mascara de lobo.


    — ¿Los humanos crearon una droga para recargar los poderes de un Novamancer agotado?, ¡jajaja!, ¡que increíble!, ¿cómo es que no me he encontrado con este maravilloso articulo a la venta? –Se preguntó Illusia.


    —Porque no lo está –Aclaro la enigmática observadora —Es un suero experimental, aun en pleno desarrollo y con serios defectos, esa cazadora acaba de usar una espada de doble filo, lo que me impresiona es el cómo habrá conseguido esa muestra, quizás el mercado negro tenga algo que ver en esto.


    Bebiendo un sorbo de su infusión, el excéntrico vampiro mira con gran atención e interés a la Sasha Sunlaire.


    —Bajo la luz de las bestias, la cólera de la guerrera no conoce frontera, tambaleando entre la vida y la muerte, solo para satisfacer aquel deseo de rencor que juro en su fúnebre pasado –Recito Mad.


    — ¿Qué mierda se supone que significa eso? –Le pregunta una Illusia toda confusa.


    —Oh lady vampiresa, eso significa que “situaciones desesperadas requieren soluciones desesperadas” –Contesto el excéntrico inhumano amante del té —Y se me acabaron las galletas de páncreas.


    —No sé ni para que me molesto en hablarte –Objeto la vampiresa con un suspiro de irritación.


    __________________________________________________________________​


    El cuerpo de Sasha se rodea de un aura ardiente amarillento, la hoja de su espada de plata es recubierta de su misma habilidad y sus brazos como piernas sobresalían numerosas venas palpitantes, acomete velozmente contra el licántropo blanco. Otro choque de Gear se da entre los dos, pero ahora había una abrumante diferencia, la tenacidad de la cazadora la doto de una gran fortaleza.


    Su fuerza, velocidad y destreza se habían intensificado a rasgos mayores, los ataques consecutivos de Sasha mantenían al lobo blanco totalmente a la defensiva e incapaz de contratacar. Ni con su Instinto Asesino podía reaccionar a tiempo ante la furia desata de la Sunlaire, pronto Peter empezó a recibir numerosas heridas de cortes.


    —“¿¡Como carajos se hizo así de fuerte tan de repente!?... ¿¡es por esa inyección que se metió!?” –Se preguntó un intranquilo Peter.


    Los golpes de Sasha dispersaban un calor sofocante que hacia sudar al acorralado lobo, este retrocedía a la vez que bloqueaba cuanto podía de los ataques de la cazadora. Aquellos que no era capaz de bloquear, se convertían en cortes y quemaduras que recibía en su torso, miembros superiores e inferiores, su factor regenerativo a pesar de atender alguna de esas heridas, pronto eran reemplazadas por otro numeroso par.


    — ¡Muere!, ¡muere!, ¡muere!, ¡MUERE!, ¡¡¡MUERE!!!... –Exclamaba con ímpetu la cazadora.


    Fue entonces que en un movimiento decisivo, Sasha golpea con todas sus fuerzas, ocasionando que las venas de sus brazos se manifestaran con más notoriedad y desarmando en el proceso a Peter causando el caer su espada al suelo, para acto dar su siguiente movimiento al instante. La cazadora apunto al corazón del lupino, el lobo era incapaz de bloquearlo o evadirlo.


    Tomo la única opción que su mente preparo como contramedida, agarro a tiempo con una de sus manos la hoja del arma de la cazadora, en consecuencia al contacto recibe inmensa quemaduras que destrozan casi toda su piel y carne. Logrando cambiar con un margen vital el rumbo de su ataque, pero no evita que su cuerpo sea atravesado por el Gear de Sasha.


    Su corazón consigue evitar ser apuñalado en el trayecto, a costa de sacrificar su pulmón izquierdo el cual es perforado sin misericordia, siente el calor de la hoja de Sasha quemar parte de su interior. Pero el lobo blanco reacciona a tiempo, soportando el dolor y retrocediendo para quitarse encima la hoja de la cazadora.


    Una herida sangrante humeante quedo como resultado del daño producido por la puñalada de la guerrera, Peter escurre sangre de su boca, su respiración se vuelve agitada y arrítmica.


    —Se acabó –Declaro Sasha.


    La punta de la espada de plata de Sasha revela un impactante hecho, esta goteaba plata liquida, aquello era la habilidad por defecto del Gear. Un arma especializada en la caza de hombres lobos, con la habilidad de segregar plata liquida a través de su hoja, la debilidad mortal de la raza licántropa.


    Peter repentina sintió un mareo que le hizo perder el equilibrio y cayó de rodillas, su visión se tornaba borrosa y sus fuerzas menguaban a cada segundo. Sasha se acercó lentamente hacia él, mirándolo a los ojos, y con su arma en alto coloco la punta de su espada sobre la frente del joven licántropo.


    __________________________________________________________________​


    Illusia con los brazos cruzados y una sonrisa animosa, suspira mientras observaba la escena de un debilitado Peter de rodillas y una imponente Sasha, a punto de segar la vida del hombre lobo en cualquier momento.


    —Se acabó, es una victoria total… –Levanto la vampiresa sus brazos con dramatismo —Una para ese lobo –Y manifestó por consiguiente una maliciosa sonrisa en sus labios.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,267
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    La burla de Peter sobre el cabello de Sasha me hizo gracia.

    Esta fue una lucha bastante intensa, justo lo que esperaba. Pero parece que se acabó. Y por las palabras de Illusia, puedo sospechar que la "bateria" mató a la Paladín. Pareciera que tenía sus razones para odiar a los hombres lobo.

    Quizás resulte que no esté muerta o malinterpreto las palabras de Illusia, supongo solo queda esperar al siguiente.

    Recomendaría, en serio, que releas un par de veces antes de publicar, para evitar los errores que se presentan, aunque más que nada son las tildes.
     
    Última edición: 7 Marzo 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Threadmarks: CAPITULO 53
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    2450
    CAPITULO 53


    — ¿Dónde estoy?...


    Un bosque oscuro bajo un cielo rojo, un panorama desolador y familiar ubicado en el subconsciente de Peter.


    —Es cierto, este lugar ya lo he visitado tantas veces, ¿estará ese fantasma metiche por aquí?.


    La presencia de Licten en los alrededores era nula, tan solo se encontraba el joven de cabellera blanca, flotando boca arriba completamente desnudo sobre un lago en su forma humana. Sintiendo un reconfortante placer casi hipnótico con sus ojos mirando al sobrenatural cielo.


    —Recuerdo que estaba en algo importante –Trato de pensar en ello sin lograr descifrarlo —Bueno ya da igual, tampoco me importa estar aquí un rato…


    Sus ojos se cierran dejándose llevar por un jubiloso sueño.


    __________________________________________________________________​


    Sasha había conseguido lograr apuñalar con su espada de plata a la bestia blanca, perforando su pulmón en el proceso y filtrando en su organismo plata liquida originado de la punta del arma. El lobo se hallaba de rodillas, desarmado y con la vista baja, su consciencia se había desvanecido.


    —Finalmente te vencí, asquerosa alimaña –Acerco su espada al rostro del lupino —Te dije que te mataría lentamente, te causare el mayor dolor posible antes de que la plata te mate primero.


    ¿Dónde podría infligir un dolor insoportable y a la vez arrebatar la dignidad de un hombre lobo masculino?, la cazadora Sunlaire hallo la respuesta llevando la punta de su arma a los genitales de Peter. Su sádica intención era usar su poder para quemar el aparato reproductor del licántropo, con tal de infligir una dolencia sublime y privarle de su masculinidad a modo de humillación.


    La maliciosa sonrisa de Sasha denotaba su complacencia por llevar a cabo su finalidad, cuando la punta del arma estaba próxima de tocar la virilidad de Peter un suceso imprevisto se lleva a cabo. Una zarpa veloz se balanceo hacia la cazadora apuntando a su yugular, sus reflejos le permitieron cubrirse a tiempo con su escudo Gear.


    La fuerza de aquel golpe la empuja varios metros atrás, mira al frente descubrir que su atacante era nada menos que aquella bestia que presumió haber derrotado. El lobo blanco yacía totalmente de pie, pero su aspecto se había vuelto más sombrío, sobre su cuerpo emanaba aquella Novamancia rojiza, sobre todo en las garras de sus extremidades superiores.


    — ¿Qué?... es imposible… ¡ES IMPOSIBLE!... –Negó la cazadora Sunlaire —Te envenene con plata liquida, ¡yo mismo te apuñale y filtre tu debilidad en tu propia sangre!, ¿cómo?... ¿¡cómo es que sigues en pie!?... ¿¡PORQUE SIGUES VIVO AUN!?...

    La abrumadora reacción de Sasha no se hizo de esperar, estaba estupefacta, desconcertada y confusa, pues ella estaba 100% segura de haber metido plata liquida en la herida de la apuñalada que le causo con su espada Gear. No podía encontrar explicación lógica alguna ante lo que ella consideraba un suceso ridículo, ¿un hombre lobo capaz de mantenerse de pie y atacar luego de recibir una buena dosis letal de plata liquida?.


    Pero no era todo, observo que las heridas infligidas en su cuerpo, tanto por la puñalada como por las quemaduras de sus anteriores ataques, se estaban regenerando con mayor rapidez. Para un licántropo recibir una herida de plata que se filtra en la sangre, no solo debilita sus actitudes físicas, incluso sus habilidades regenerativas se entorpecen hasta el punto de que la misma plata inhabilita el factor curativo.


    En Peter era todo lo contrario, fue envenenado por plata liquida y en dosis elevadas, pese a ello su factor curativo se había vuelto más eficiente comparado a antes de recibir su ponzoña natural. La cazadora no quería admitirlo, tenía una posible explicación, una razón del porque todo esto estaba sucediendo y la consideraba un hecho irracional, pensó entonces “¿un hombre lobo que se fortalece con la plata en lugar de debilitar?”.


    ¡RAWRRR!


    Su hostilidad se vuelve notoria con un intenso rugir, Sasha siente en su propia piel el aire caliente producto de aquel bramido, desde su ser también experimento un cierto nervio. Los ojos amarillentos del lobo se habían vuelto más siniestro y horroroso, un brillo diabólico a la imagen de un demonio enseñando sus fauces monstruosas.


    — ¿Es el mismo licántropo con el que estaba luchando? –Se preguntó entre dudas la cazadora.


    La bestia con una mano toma su espada dentada, la Novamancia rojiza se produce a grandes cantidades en torno a la hoja del Gear, Sasha percibió un angustiante presentimiento. Una advertencia que por instinto le llevo a activar su Gear defensivo, el escudo de plata con el que contaba en su mano izquierda.


    Su premonición se hizo realidad, el lobo blanco agita su Gear liberando aquella Novamancia roja concentrada en forma de una onda expansiva que destruía lo que tocaba. El escudo de Sasha recibe el ataque y comienza a activar su habilidad de absorber parte del Nova de ataques de dicha naturaleza para auto-fortalecerse.


    Su escudo más la aplicación de una barrera en su cuerpo hecha de su propia Nova, le permitió protegerse con éxito de aquel inesperado movimiento por parte de su enemigo. Pero una inquietante sorpresa se llevó al descubrir que la defensa de su izquierda, tenía un pequeño daño en forma de grieta.


    —“Es absurdo, el escudo prácticamente era nuevo, podría haber resistido numerosos daños de Gear de categoría plata y aun así luciría impecable” –Pensó la cazadora estupor —“Solo un Gear de categoría oro conseguiría realizar un daño semejante, ¿¡así de fuerte era el ataque de ese infeliz licántropo!?”.


    De la boca de Peter un aliento rojizo exhalaba con cada respiración, incluso el brillo amarillento de sus ojos se empezaba a tornar de dicho color, dio un paso al frente causando que los sentidos de Sasha estuvieran en su máxima alerta. La cazadora no dejo que su inhumano enemigo volviera a tomar el relevo, agito su espada imbuido con su Novamancia amarillenta de elevada temperatura y lanzo un corte de energía curvado contra él.


    La bestia blanca responde al ataque de su humana oponente, no usando su espada, sino su mano libre, está se envuelve en aura rojiza y con sus garras hace contacto contra la ofensiva de Sasha. El resultado culmina con el ataque de la guerrera disipada en un segundo tras hacer contacto, sin dejar el más mínimo magullo sobre la mano o garras de Peter.


    —Esto es absurdo… -Dijo ella en voz alta —¿Acaso se volvió ridículamente poderoso… tras recibir aquella dosis de plata liquida?.


    Se cuestionaba la realidad misma, ya que nunca había existido tal suceso, era algo natural y de sentido común como el fuego que quemaba al tocarse, que los hombres lobos se intoxicaran en contacto con la plata. La existencia de Peter era surrealista, algo que contradice a la propia naturaleza y sentido común de su raza, un ser innatural.


    La bestia blanca vuelve a tomar la ofensiva y avanza velozmente atacando con su Gear, otro choque de espadas se da entre los dos, pero ahora habría una enorme diferencia a los anteriores. Cada golpe que Sasha recibía de su oponente, tenía un grado de fuerza de tres a cuatro veces mayor comparado a las otras confrontaciones.


    Sasha retrocedía con cada espadazo del licántropo, aun consiguiendo bloquear sus ataques con su propia arma o su escudo, ella estaba totalmente a la defensiva. Era incapaz de tomar las riendas, aun invocando su propia Novamancia para respaldarse, el poder de su extremo calor, aquel rojo sobrenatural del lobo blanco, de alguna forma lograba oponerse a su fuerza de Novamancer.


    Y las cosas no hicieron sino ponerse peor, pues dos mujeres lobas en las cercanías observan el combate, reconociendo a la Paladín y dando su apoyo al lobo macho para atacar a la cazadora por sus dos flancos. El dúo de lupinas brinca sobrehumanamente como depredadores cayendo sobre su presa y apuntan con sus propios Gear de punzante filo sobre la cazadora, solo para terminar de un resultado.


    Una tajada rápida y mortal, parte en dos a las mujeres lobas desde la cintura esparciendo su sangre al aire, y aquel corte que les arrebato la vida vino de la misma bestia blanca a la que apoyaban. Sasha estaba perpleja, al ver como ese monstruo de la raza de hombres lobos con el que luchaba, sin misericordia o arrepentimiento, asesino a los de su propia estirpe.


    __________________________________________________________________​


    La misteriosa observadora de túnica blanca y mascara de lobo, observando la batalla de Peter tras haber recibido aquella dosis de plata, llego a una conclusión.


    —Ahora entiendo a qué te refieres con “salvaje” –Dijo la enigmática mujer.


    —No tiene racionalidad, es una bestia sanguinaria guiado por el puro instinto de la matanza y la depravación –Describió Illusia —No reconoce amigos o enemigos, solo presas, victimas y deseos de matar, da igual si fuera su propia hermana, hermano, padre o madre, él los mataría, los despedazaría, les haría las más ruin fechorías nauseabundas, heréticas y vomitivas, ¡es la personificación pura del salvajismo de un hombre lobo!, ¡que hermosura, cuanta sangre derramada con pasión y agonía provocada de maneras tan grotesca y ruin!.


    Las mejillas de Illusia se sonrojaban, una excitación se hizo menester entre su entrepierna acompañado de un jadeo, se abrazó a sí misma para calmar aquella ansia perversa. Mirar al Peter dopado de plata liquida, luchar contra Sasha, recordar como extermino a todas esas cazadoras en la iglesia e incluso atestiguar el frio asesinato de las dos recientes mujeres lobas sin la más mínima compasión, era una fuente de estímulo sexual para ella.


    —Y así una leyenda pesadillesca nació, forjado de la locura de un traumado muchacho de una peculiar familiar... de psicópatas naturales –Recito Mad acompañándolo con un sorbo de su té — ¡Sin duda una gran función!, no puedo esperar a ver el final, ¡me tiembla las entrañas de la emoción!... y de las ganas de ir al baño, ¡pero me lo aguanto solo por ver este cautivador desenlace!.


    __________________________________________________________________​


    Sasha pasó a defenderse puramente con su escudo, incapaz de responder con su arma, recibía cada embestida del Gear de su bestial enemigo. Potenciando a su defensa con su Novamancia, un aura amarilla rodeaba su escudo mientras resistía cada golpe propinado por la espada de Peter imbuida en su Novamancia rojiza.


    —“Los golpes con su espada se están haciendo más fuerte” –Percibió la Paladín.


    Venas sobresalían de los músculos del brazo, las piernas y el propio torso de la bestia blanca, su masa muscular en presencia de aquella aura siniestra se habían tonificado. La fuerza que transmitía usando solo una mano para empuñar su arma bastaba para poner en una situación desfavorable a la cazadora.


    Pero llego un momento en que su otra mano agarro la empuñadura de la espada dentada y su hoja empezó a girar a alta velocidad, la cazadora se estremeció, Sasha sintió un terror como nunca antes. Cuando Peter blando con ambas manos su Gear activando la habilidad de su arma y propino una tajada cargada de su Novamancia en la hoja, un hecho impactante se dio.


    El escudo de Sasha ante los pesados ataques que había recibido del frenético lupino, empezó a sucumbir al daño poco a poco, su durabilidad se debilitada con cada espadazo que recibía. Pese a que su habilidad consistía en fortalecerse ante impactos con Novamancia absorbiendo una porción de la energía en el daño que recibiera, la abrumante presión a la que era sometido ante la hoja giratoria de Peter, fue más de que podía soportar.


    El escudo como consecuencia es destruido, partido en numerosos trozos ante el brutal ataque de la bestia blanca en su ejecución efectuada a dos manos, llevándose en el trayecto la mano izquierda de Sasha. La sangre fluía en el aire junto a los restos triturado de carne de la mano, la cazadora Sunlaire observaba con ojos atónitos, su propia esencia vital como si se moviera a cámara lenta.


    __________________________________________________________________​


    —Dolor… siento mucho dolor… ¿qué paso?.


    Erian, la licántropa de pelaje negro con un Gear arco como arma predominante despertó repentinamente del suelo postrado boca arriba, confusa y adolorida intenta ponerse de pie. Hasta que se da cuenta que era totalmente imposible para ella hacerlo, se preguntó frustrada cual era la causa y no tardo en indagar el origen de su dolencia.


    — ¿Cómo… como paso esto? –Una mirada desconcertante tiño su rostro.


    La loba había perdido su pierna y brazo izquierdo, y dicho lado de su torso había recibido un considerable daño que expuso su propia carne a la vista. Toda su espalda estaba bañada en un charco de su propia sangre, observo también que su arma principal, su arco Gear, estaba destruido.


    En retrospectiva, su mente empezó a recordar, la línea de sucesos que desembocaron en su estado, todo empezó con la confrontación entre Peter y Sasha. La fémina bestia recuerda haber atestiguado como la Paladín había herido al lobo blanco con una espada de plata que expulsa plata liquida y este sucumbiendo a su letal debilidad cae de rodillas inconsciente.


    Erian con un fuerte deseo de ayudar a Peter, sale de su escondite, aun temiendo la fuerza superior de la cazadora que logro derrotar a varias licántropas que le enfrentaron la vez, se arriesgó saliendo de su escondite y corriendo hacia la posición de Sasha mientras tensaba el arco. Pero al instante, observa un suceso imprevisto que cesa sus pasos, Peter a quien creyó que estaba en peligro de muerte, se encontraba de pie y había hecho retroceder a la guerrera humana.


    No solo eso, el mismo lobo blanco no mostraba signo alguno de toxicidad luego de haber sido apuñalado por un arma de plata y recibir una dosis liquidad de su principal debilidad. Por la mente de Erian transcurrían dudas y confusión, para un hombre lobo ordinario, el daño que Peter había recibido era un sinónimo de muerte, pero él yacía en perfecta condiciones, se preguntaba cómo era posible tal milagro.


    Pronto aura de Nova roja envuelve al lupino macho, dicha Novamancia se extiende a todo su cuerpo hasta tomar su espada y agitar su arma para desencadenar una onda expansiva que destruida todo a su paso. Erian ante su distracción no se percató de que estaba en el rango de alcance de dicha onda, incapaz de correr a tiempo, su instinto la hace cubrirse con su brazo izquierdo con el que sostenía su arco e inevitablemente es alcanzada.


    —Con que eso ocurrió… que lamentable forma de morir… deseaba al menos haber conocido a un lobo macho –Se lamentó con el escurrir sangre de su boca en conjunto con una tos severa —Lo siento mama… hermana… me iré antes que ustedes.


    Los ojos de Erian se cierran lentamente y un sueño pesado se cierna sobre la mujer loba, una siesta que apuntaba ser eterna.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. Threadmarks: CAPITULO 54
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    2006
    CAPITULO 54


    —“Te amo Sasha, tu padre siempre te querrá sin importar lo que pase”


    Fueron las palabras proveniente de un hombre fornido de negra cabellera, declarando de rodillas entre lágrimas a una niña, solo para ser llevado a la fuerza por numerosas manos y cruzar una puerta, todo se tiñe de oscuridad. Al regresar la luz, lo siguiente en observar era sangre y carne lacerada flotando en el aire, o al menos esa fue su percepción.


    Sasha Sunlaire había vuelto en sí, y en su retorno, un intenso dolor sacude su cuerpo, no solo era una dolencia producto de la pérdida de su mano izquierda. Sin el escudo, tan solo podía contar con su Gear restante, la espada de plata, decapitar al hombre lobo era la única forma que pensó que lograría la victoria.


    Pero todo su brazo derecho se acalambro, su miembro se volvió pesado con el acompañar de un severo dolor muscular, y el origen de esta aflicción vino de un suero. Batería, un suero con un químico que estimula la producción de Nova de un Novamancer, tenía numerosos efectos secundarios nocivos, y Sasha los estaba experimentado.


    Su único brazo restante quedo incapacitado por un calambre, fuertes dolores abdominales empezaron a surgir en la Sunlaire, pero lo peor fue el bloqueo de Nova. Su propio Novamancia empezó a fallar, era incapaz de manifestarlo, incapaz de usar con habilidad necesaria su Gear restante y sus poderes de Nova, la cazadora era un conejo indefenso ante un depredador voraz.


    El lobo blanco miro fijamente a los ojos a la cazadora, luego empezó a olfatear y acto seguido comenzó a avanzar lentamente hacia ella, la cazadora con intenso nervios retrocedía. Sus piernas aun funcionaban, el dolor que experimentaba le entorpecía, pero tenía la suficiente experiencia para soportarlo, huir era la opción más lógica, la odiaba, pero apreciaba más su vida que el orgullo.


    Corrió sin mirar hacia atrás, a causa de la dolencia, no se desplazaba con toda su velocidad, además mientras huía, arranco un pedazo de tela de la ropa que llevaba bajo su armadura pesada. Vendando la herida sangrante de su mano izquierda, con ello pudo detener la hemorragia, de momento.


    __________________________________________________________________​


    Illusia queda descontenta al ver que la cazadora Sunlaire huye buscando refugio hacia uno de los numerosos edificios abandonado y con el lobo blanco persiguiéndole. En consecuencia de ello, con las paredes estorbando no podrá observar lo que sucederá desde donde se encuentra.


    — ¡No, no, no es justo, eso arruina toda la diversión! –Protesto la vampiresa haciendo puchero.


    —Es todo lo que necesitaba ver –Concluyo la misteriosa observadora de túnica blanca y mascara de lobo —El resultado es predecible, de una u otra forma la cazadora morirá.


    —Oh, ¿estas segura de ello? –Cuestiono Illusia.


    — ¿Qué quieres decir? –A la misteriosa observadora le cundió la duda.


    —Una corazonada, ahora iré a contemplar el acto final de esta espléndida obra, adiosito.


    La vampiresa salta del techo desapareciendo ante los ojos de la observadora, la enigmática de mascara de lobo voltea para notar también la desaparición de Mad. Estando en completa soledad, solo con la sanguinaria fauna a su alrededor entre cazadores y licántropos.


    —Acto final, ¿eh?.


    __________________________________________________________________​


    Refugiado en el segundo piso de una abandonada habitación, la cazadora Sunlaire toma asiento sobre los restos de un sucio colchón con manchas de sangre seca. La inmundicia el ambiente era fatal, su olor repugnante, pero comparado al monstruo que le estaba acechando, tenerlo lejos era un consuelo acogedor.


    —“Mis piernas… las siento muy débil” –Pensó ella con el percibir de dolor en sus extremidades inferiores.


    Las piernas de Sasha pronto empezaron a doler, un malestar a nivel muscular, aquello era consecuencia también de los efectos secundarios del suero Batería, ahora su propia movilidad ha sido afectada. No tendría una segunda chance de huir, ya no podría moverse con rapidez, solo caminar lentamente y su perseguidor no tendría compasión si llegara a poner sus garras encima de su pellejo.


    —“Pero hay algo que no entiendo… ¿por qué no me atrapo en ese instante?”.


    Una inquietante duda se gesta sobre los pensamientos de la cazadora, el lobo blanco tuvo una oportunidad sublime de acabar con Sasha cuando ella huía. La bestia de por si era más rápida que la propia cazadora quien estaba siendo devastada físicamente por los efectos secundarios del suero utilizado.


    —“Pudo matarme cuando quisiera, atraparme cuando se le apeteciera…”


    Peter perseguía a Sasha, pero no con el fiero salvajismo de un depredador sanguinario, no corría, tan solo caminaba relajadamente hacia ella, ¿a qué se debe tal extraña conducta?. Entonces la cazadora recordó que antes de huir, la albina monstruosidad lupina le miró fijamente y luego le olfateo, pensó si algo de eso tendría relación alguna o era su imaginación.


    —“Carajo… no traigo ningún suero o pócima curativa… o unas malditas vendas”.


    Su cuerpo se debilitaba, aunque Sasha poseía unas cualidades físicas mayor al humano promedio, no era indestructible, entre la sangre perdida y las aflicciones musculares resultado del ítem experimental. No tardó en llegar a una breve conclusión de cuál sería su destino final.


    —“Voy a morir aquí”.


    Cerro sus ojos, un sueño repentino le invadió, no era la muere tocando la puerta a su consciencia, solo fatiga, pero tampoco estaba lejos de que esta la visitara en cuestión de tiempo. Numerosos recuerdos inundaron su cabeza, comenzando por aquellos tiempos felices de su niñez, al lado de su padre y su madre.


    __________________________________________________________________​


    Risas, chismes, burlas y miradas discriminatorias, son una de las tantas cosas que una Sasha a sus siete años estaba a acostumbrada a sentir a su alrededor en la escuela. Aquellos apáticos sentimientos venían de numerosas mujeres de uno, dos o tres años mayores que ella, cuyo futuro para la inmensa mayoría estaba predeterminado al de ser cazadoras.


    Sus bravuconas más pesadillesca eran tres jóvenes que poseían cabelleras rubias, eran miembros de la familia Sunlaire al igual que ella, diferentes madres, un mismo linaje. Un rasgo físico distintito del clan Sunlaire, era el cabello rubio, aquello se debe al gen femenino predominante, pero además, estaba también el hecho de que todos sus integrantes son biológicamente mujeres.


    Sasha sin embargo, nació con un rasgo inusual, la mitad de su cabello era rubio, pero la otra de color negro, aquello segundo heredado de su padre cuyo pelo era de dicho color. Desconsoladoras surgieron en torno a que su sangre era “impura”, “sucia” y “podrida”, una descendía defectuosa para el orgulloso linaje de renombre.


    En consecuencia, nadie se le acercaba, no tenía amigos, cualquier que intentara relacionarse con Sasha, seria marginado como ella, no había lugar para alguien de su peculiaridad. A pesar de asistir a una de las escuelas más prestigiosas por ser una Sunlaire, era víctima física y psicológica de sus parientes mayores quienes hacían de su vida social en la escuela, una triste y depresiva historia.


    Ignorada, incluso en ocasiones por los mismos maestros quienes les inculcan su conocimiento, blanco de numerosas bromas con insultos escritos en sus pertenencias o en el asiento donde se ubica en el salón. Lesiones menores productos de objetos arrojados a su persona, o dejados en el suelo para que tropezase, no hubo semana donde no conociera ese sentimiento de angustia.


    Su único alivio era al regresar a casa y ser recibido por sus padres, una madre y un padre amoroso, ¿qué los hacia especial a diferencia de otras parejas?. Los miembros de la familia Sunlaire, en especial lo más sobresalientes, estaban obligados a tener descendencias solo con aquellos hombres de grandes estatus o genes dignos.


    Un Sunlaire que procreara con un “debilucho” seria relegado a la cadena más baja de rango entre los miembros del linaje, la madre de Sasha, Dasha, era una de ellas. Eligio el auténtico afecto del amor, a consta de su reputación y prestigio.


    El padre de Sasha, Víctor, un hombre de cuerpo fornido, tan solo era solo el ayudante de un mercader, no poseía grandes fortunas, ni era un hábil cazador, solo una persona ordinaria del montón. Tanto Dasha como Víctor entrelazaron sus vidas, y el resultado de aquella unión fue la pequeña Sasha, pero tal fruto trajo consigo sus repercusiones.


    Dasha fue desheredada por su madre, una cazadora de renombre en el seno de los Sunlaire, al contraer su romance con Víctor y engendrar a su hija, tuvo que rechazar un matrimonio arreglado con un aclamado burócrata. Su hermana mayor se convirtió en el favorito de la familia, mientras Dasha era exiliada del hogar.


    Pero la humilde cazadora no se dio por vencida, en sus años dando caza a numerosos Cryptian, el dinero ahorrado se convirtió en su fortuna, con la suficiente capital para adquirir una casa propia tanto para ella como su amado y en donde podrían criar a su hija. Aun convirtiendo en una marginada del linaje, estaba obligada a seguir llevando a cabo sus actividades como cazadora.


    La marginación como tal fue heredara a su pequeña, pero Sasha se les arreglaba para soportarlo, resistir a todas las agresiones a la que era sometida, reprimir su dolor. Con tal de ver a sus padres, sentir sus cálidos abrazos, valía la pena ocultarlo, incluso si se los contara, pensó entonces “nada cambiara, solo traeré infelicidad a casa”.


    Y entonces…


    —Sasha… hija mía, lo siento tanto –Su padre le abrazo con ojos rebosante de lágrimas —Tu madre, murió…


    Un punzante dolor repercutió en el pecho de Sasha, su felicidad se hacía añicos, la incertidumbre hizo eco en su ser, llorando con todas sus fuerzas sobre el pecho de su padre. ¿Qué causo la muerte de Dasha?, fue por un combate amistoso entre miembros del linaje Sunlaire, una práctica habitual dentro del propio clan para medir la fuerza de sus integrantes sanguíneo.


    Las luchas eran llevadas a cabo sobre un amplio cuadrilátero y presenciado por numerosas entidades de grandes estatus sociales, las reglas muy sencillas de seguir. Todo se disputa en un combate, el vencedor debe dejar inconsciente a su contrincante o expulsarlo del cuadrilátero, puede luchar con todas sus fuerzas pero sin ocasionar daño al público o perderá automáticamente sufriendo además una severa sanción y/o castigo.


    La versión oficial describe la tragedia de Dasha como un “accidente”, enfrentaba a su hermana mayor, quien en términos de habilidad marcial y Novamancia, la mayor tenía inmensa ventaja. Una crítica contusión cerebral se convirtió en la principal causa de muerte de Dasha, al haber ocurrido dentro de un enfrentamiento legal, se cataloga dicha muerte como “accidental”.


    “Era débil, por eso murió”


    “Ninguna Sunlaire ha muerto en estos combate desde hace décadas”


    “Era de esperarse que pereciera, sus genes eran defectuosos, solo miren a su hija, eso lo dice todo”


    “Patético, solo una debilucha moriría por estas circunstancia, ella era débil y eso para los Sunlaire es un suceso imperdonable”


    Fueron los comentarios en torno a la muerte de Dasha, clasificando su existencia como una Sunlaire de genética mediocre, misma clasificación atribuida a su descendía dejada por ella, Sasha.


    __________________________________________________________________​


    El ruido de la pared siendo destruida, fue más que suficiente para sacar a Sasha de su sueño repentino, miro con gran angustia al responsable de ocasionarlo. El gran lobo blanco le había encontrado, su olfato fue su principal guía que la llevo hasta su refugio, la cazadora en un endeble estado, yacía a su merced.


    Sin embargo, no se dio por vencida, sujeto su espada de plata intentando ponerse de pie como pudiera, su mano con el que blandía su Gear temblaba, su postura de combate era un chiste. Era claro quien reclamaría la victoria, la Sunlaire no tenía oportunidad, ni para luchar o escapar.


    Un débil zarpazo de Peter basto para quitarle el Gear de sus manos, dejando ahora a Sasha totalmente indefensa, sin poderes o arma a su alcance, el lobo lentamente se acercó. La cazadora retrocede hasta donde pudo, dando contra la pared y quedando finalmente acorralada, su intranquilidad pronto se convirtió en pavor cuando el licántropo blanco alzo nuevamente sus garras y procedió a atacarle.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,267
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    Aún veo errores de tildes, siempre en la misma clase de palabras: agudas terminadas en vocal. Para citar ejemplos.
    "Acalambró"
    "Quedó"

    Sasha a demostrado tener un aguante mayor del que pensaba. Ya no le queda más opción que huir. Y con un Peter calmo a su persecución, me hace preguntarme el por qué del cambio en las acciones del que debería ser un sanguinario hombre lobo.

    Has estado desarrollando a Sasha, y no recuerdo que lo hayas hecho tan detallado con alguien más, exceptuando a Peter, claro. ¿Qué más hay en su pasado? ¿es por su padre?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Threadmarks: CAPITULO 55
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    1980
    CAPITULO 55


    Sasha seguía viva, fue testigo de cómo el lobo blanco arrinconándola contra la pared le ataco con sus garras, pero su sangre no salió esparcida junto a su carne, lo que perdió fue su armadura. La bestia arranco la vestidura protectora de la cazadora para exponer su ordinaria prenda blanca de mangas largas en conjunto con su pantalón del mismo color.


    Con una mano tomo a la cazadora del cuello y la levanto, luego arranco toda la ropa que vestía hasta dejar la piel de la muchacha totalmente al descubierto, su desnudez estaba a la vista del salvaje Peter. Acto seguido, acerco su hocico y empezó a olfatear de pie a cabeza el desnudo cuerpo de la humana.


    —“¿Qué pretende esta animal salvaje?, ¿acaso va a…?” –Una inquietante idea surge de los pensamientos de Sasha.


    A la distancia, Illusia observaba detrás de la derribada pared por Peter, gracias a su Novamancia para volverse invisible a los ojos de otros, era sencillo borrar su presencia y ser una simple espectadora. Pero llamo su atención la manera en que el incontrolado Peter estaba comportándose, sabe desde el fondo que no era la auténtica personalidad del chico, sino un estado provocado por la plata liquida en su sistema.


    Pero la manera en que se estaba desenvolviendo, tenía a la cazadora bajo su merced, para hacerla sufrir y matarla de la forma más bestial posible, pero esa no era su intención y no fue la primera vez que noto tal comportamiento.


    —“¿Es como aquella vez en la iglesia con esa cazadora?”.


    __________________________________________________________________​


    Un recuerdo lleva a la iglesia donde Peter fue emboscado por un grupo de cazadoras, en su intento por eliminar al lobo macho, la situación se vuelve contra ellas y solo la líder quedaba en pie. Era una mujer adulta de brazos fornidos, vistiendo una gabardina marrón táctico equipada con numerosos bolsos, con un sombrero bicornio del mismo color.


    Todos los dedos de la cazadora fueron rebanados por el Gear sostenido por un Peter bajo los efectos de la plata liquida en su sangre, sin posibilidad de sujetar su propia Gear o algún arma arrojadiza de los bolsillos de su vestimenta, estaba totalmente a merced de su inhumano enemigo.


    —Tú me lo quitaste todo… puto lobo… adelante, mátame de una vez… ¡termina con esto!... no voy a rogarte piedad o misericordia… por mi te puedes ir al infierno… saco de pulga mierdoso.


    Illusia observaba desde el anonimato toda emocionada como el escenario se desenvolvía, la cruda y visceral manera en que el licántropo ejercía su superioridad. Pero incluso la vampiresa, era totalmente ignorante sobre lo que en verdad rondaba en la cabeza Peter, o mejor dicho, aquello que tenía las riendas de un cuerpo intoxicado por plata liquida.


    —“Cuerpo imperfecto… adaptación del genoma en nueva raza… no es posible… degeneración celular lenta e inminente… es necesario que la adaptación del genoma de nueva raza… sea conseguido con una concepción natural…” –Era la voz transmitida a los pensamientos del lobo blanco en torno a su propio cuerpo.


    Aquello que movía el cuerpo de Peter bajo grandes dosis de plata liquida en la sangre, no solo era un mero instinto primitivo, en su haber poseía un grado de inteligencia como consciencia baja semejante a la humana. Su función primordial no era el de asesinar a todo lo que se moviera a su alrededor, su función principal, era su supervivencia, o para ser más exactos, la de sus genes.


    —“Solución planteada… necesidad primordial de reproducir genoma… procrear necesario… buscar recipiente biológico con genes adecuado para la concepción de descendencia… candidata posible…” –Su hocico olfatea y sus ojos fijamente se enfocaron en la cazadora sin dedos.


    Con una mano agarra a la cazadora del cuello, para luego retirar toda prenda que vestía hasta dejarla totalmente en su desnudez, olfatea su expuesta piel desnuda de pie a cabeza.


    — ¿¡Que crees que haces perro de mierda!? –Le exigió con rabia una respuesta la sometida cazadora —Ya veo, ¿pretendes usarme para saciar tus salvajes necesidades?, típico de los pulgosos de tu raza barbárica.


    —“Genes de posible candidata… deficiente…”


    Soltó a la cazadora bruscamente, quien cayendo al suelo, respira con intenso jadeo, observa entonces a la bestia acercándose al altar y arrancando la cruz de plata de su lugar para luego llevarla de vuelta a donde ella se encontraba. Acto seguido con gran fuerza incrusta firme la cruz en el suelo, tomando luego a la mujer de la cadera.


    — ¿Qué haces?, ¿¡qué piensas hacer!? –Con terror la cazadora pregunto.


    La bestia levanto en alto a la dichosa cazadora y con una innegable brutalidad la descendió sobre la punta de cruz a gran velocidad, como resultado su recto es empalado.


    — ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!


    Sufrimiento y sangre, como alguien adentrando a un oficio constantes de peligros, la cazadora estaba expuesto a muchos tipos de lesiones y aflicciones, pero aquello era el peor que haya experimentado en su vida. Sentir como su propio canal anal es desgarrado y destrozado por un objeto más grande que su propia cavidad rectal, los deseos de una muerte rápida que acabara con tal agonía se manifestaron en sus pensamientos.


    Pero la bestia blanca no había terminado aún, meticulosamente con sus garras le arranco la piel del torso, de los brazos y la cabeza a la agonizante muchacha de retaguardia profanada. Lagrimas a montón junto a una mucosidad en excesos de sus fosas nasales, decoraban su carnoso rostro.


    Por las heridas mortales infligidas y la constante pérdida de sangre a montón tras ser despellejada, la cazadora finalmente sucumbe a la muerte con gran alivio emocional. La bestia al haber eliminado a todas las posibles amenazas a su alrededor, planifica el llevar a cabo su cometido establecido para su supervivencia.


    Pero antes de que pudiera dar los pasos que lo sacaran de la iglesia, siente como la debilidad carcome su ser, estaba perdiendo la consciencia, su instintiva consciencia. Las razones eran evidentes, la plata liquida que hace posible su surgimiento, se encuentra a solo escasos segundos de desaparecer en su totalidad del organismo.


    El habitual Peter de siempre volvería a tomar las riendas del cuerpo y aquel instinto consciente volvería a su estado original, ¿pero era la última vez que se manifestaría?. En absoluto no lo era, porque era parte de Peter, y Peter era parte suya, dos lados de una moneda, ni bueno o malo, ni opuesto o equivalente.


    __________________________________________________________________​


    Illusia observaba como Peter bajo la voluntad de aquel enigmático instinto consciente, olfateaba el desnudo cuerpo de la sometida Sasha Sunlaire, la cazadora era incapaz de oponer la más mínima resistencia, solo podía prepararse mentalmente para lo peor.


    —“Candidata potencial…” –Su nariz olfateo el abdomen, rostro y partes íntimas de la cazadora.


    Su lengua saborea el cuello de la joven de cabellera bicolor, en este punto el cuerpo de Sasha tembló involuntariamente, a pesar de que no era un miedo producto de su propia voluntad, en lo más recóndito de su ser salió a relucir ese miedo instintivo.


    —“Genes de posible candidata… aceptables… impregnar al recipiente… expandir el genoma…”


    Tomo a Sasha del torso levantándola, la parte superior de la cazadora se hace para atrás tocando el suelo mientras sus piernas se aferraban a la cintura del licántropo, sintió entonces algo carnoso frotar en su intimidad. Volteo a mirar y se encontró con la erecta masculinidad inhumana de la bestia blanca, sus más horridos presagio se habían hecho realidad.


    Illusia pensó que la cazadora Sunlaire solo sería otra víctima de una agonía semejante a la que padeció la victima de la iglesia, pero su asombro fue al descubrir que la fornicación forzada fue el método que escogió esta vez el licántropo.


    —“¿Violar a una cazadora perteneciente a uno de los linajes de guerreras más aclamadas y poderosas de la humanidad?” –Illusia se aguantaba un inmenso e intenso deseo de expresar una histérica carcajada —“¡ES BELLÍSIMO!”.



    Su psicopática sonrisa con sus colmillos al descubierto, el aumento de su respiración denotando excitación y sus manos tocando una feminidad humedecida, eran los depravados sentimientos de la vampiresa manifestándose en carne propia. Aquel placer hecho posible, con su observación convertida en un voyerismo.


    La cazadora ante lo que se avecinaba, tuvo la suficiente motivación para forcejear en un intento por salir de las garras del lobo blanco, pero todo esfuerzo fue en vano. Estaba físicamente en un endeble estado, y aun que consiguiera soltarse, huir de la monstruosidad lupina era imposible con la mayor parte de su cuerpo sometido a las aflicciones producto de los calambres.


    —No… ni se te ocurra… ¡DETENTE!...


    Luchar fue en vano, huir fue en vano y suplicar era el mismo resultado, para Sasha tal acto era algo que nunca antes había experimentado en su vida. Desde el inicio de su pubertad, solo conoció el sentimiento del placer en una cacería exitosa, pero el deseo sexual era algo que la guerrera de cabellera bicolor nunca pudo sentir a sus anchas.


    Siempre sobresalía su ambición de ser la más poderosa, aspirar a convertirse en un orgullo para el linaje que corría por sus venas, para ella los placeres del libertinaje eran una pérdida de tiempo. Y ahora ante sus ojos, era testigo de su adentrar a ese inmoral y libidinoso mundo al que tanto había ignorado.


    Sin conocer la gentileza, guiados solo por su instinto y haciendo uso de su fuerza bruta, el lobo blanco introdujo en una primera movida más de la mitad de su viril miembro en la feminidad de Sasha. La profanada guerrera oye el sonido de su interior siendo golpeado sin piedad por el miembro del monstruo lupino.


    Un intenso dolor invade repentinamente a la cazadora que casi la hace llorar y su virgen sangre es salpicada por las violentas sacudidas, hasta caer parte de ella sobre el rostro de Sasha. Su cara es manchada por la esencia de su pureza perdida, su “primera vez” había sido tomado por un hombre lobo.


    —Ahora eres toda una mujer, cazadora –Comenta la vampiresa con un tono burlón y una vil sonrisa.


    Involuntarios gemidos reflejaban su gran pesar, pero sus ojos exponían un vacío emocional, como si parte de su ser interior se hubiera hecho añicos. Una mirada carente de felicidad, sumida en la miseria y desesperación, la alguna vez orgullosa guerrera Sunlaire, había sido emocionalmente asesinada.


    Los lascivos movimientos de la bestia blanca aumentaban de ritmo, estaba próximo a acabar, expulsar su blanca semilla para convertir a su sometida presa en la progenitora de su descendencia. Aunque anteriormente Peter inhabilito biológicamente su capacidad de reproducción, haciendo que su semen fuera estéril.


    Pero el instinto consciente ya lo sabía, había vuelto a dotar a su blanca esencia de su potencial reproductivo, su miembro empezaba a hincharse en la feminidad de la cazadora, la hora de la eyaculación estaba próxima.


    Su semilla es disparada por consiguiente en un gran chorro, pero su sorpresa fue cuando noto que no en el interior de la cazadora, sino en el aire, su miembro yacía fuera de la cavernosidad de Sasha. La blanca esencia cae por ende al suelo, ¿qué había ocurrido?, ¿por qué repentinamente su masculinidad estaba fuera del interior de su presa?.


    Una fuerza invisible empujo a Peter a un metro de distancia de la cazadora en el momento exacto de su eyaculación, aquel fenómeno no era obra de Sasha, sino de alguien más en la cercanías. Volteo mirando en dirección hacia la pared que él había derribado y allí se encontró con el principal responsable de su fallido intento de impregnar a la Sunlaire.


    —No, no puedo permitirme que hagas eso –Aclaro el responsable de dicho fenómeno.


    Frente a la bestia blanca se hallaba la misteriosa mujer de túnica blanca y mascara de lobo, gruñidos de hostilidad eran soltados por el lobo blanco y el deseo de despedazar a la intrusa se hizo prioridad en sus salvajes impulsos naturales.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13. Threadmarks: CAPITULO 56
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    2176
    CAPITULO 56


    La bestia blanca mira con suma hostilidad a la enigmática mujer de túnica blanca y mascara de lobo, su disgusto es causado por el coitus interruptus al que fue forzado, frustrando sus metas biológicas de reproducción. Ruge con ferocidad mientras sostiene la espada de plata dentada con ambas manos, declarando sus intenciones homicidas contra la misteriosa fémina.


    —Lo hiciste enojar –Le dijo la vampiresa de cabellera gris.


    —Puedo sentir perfectamente sus deseos por asesinarme –Dejo en claro la enigmática enmascarada.


    —Seguro que cuando acabe contigo, seguirá dándole duro a la cazadora.


    —No necesitaba saberlo, pero lo tendré en cuenta.


    La espada sierra de Peter se envuelve en el aura rojo de Nova lo que causa que la hoja comience a girar a alta velocidad, activando la habilidad principal del Gear, arremete velozmente contra la enmascarada, con su arma apuntando a su cuello, anhelando decapitarla. La misteriosa fémina por su parte, no se mueve de su sitio, mantenía su posición, observando como el encolerizado licántropo estaba a segundos de asestar su arma contra su cuello.


    —Que predecible… -Opino en voz alta la enmascarada.


    Pronto la bestia albina se detiene de forma abrupta, no era por voluntad propia, su cuerpo intentaba moverse de manera forzada, como si algo lo estuviera paralizando con gran obstáculo. Acto seguido aquella fuerza invisible que le detuvo, lo hace ponerse contra el piso en posición boca abajo, intentaba resistirse a aquel fenómeno opresor, pero sus esfuerzos eran en vano.


    —Sus cualidades físicas y poder destructivo con su Nova son notables, pero su habilidad de lucha es deficiente, combatir con simple fuerza bruta no siempre funcionara contra todos –Aclaro la enigmática enmascarada.


    Se acercó al incapacitado lobo, mirando fijamente su viril miembro, luego su semilla expulsada esparcida en el suelo y feminidad de Sunlaire con restos de su virginal sangre.


    —“No fue solo un acto de pura satisfacción personal, lo hizo con un propósito específico, su forma de comportarse, es como la de una bestia primitiva, y los impulsos más primarios de un ser salvaje semejante son la necesidad del hambre, la seguridad y la reproducción” –Dedujo en sus pensamientos.


    Acerco su rostro a los ojos de la bestia albina mirándole detenidamente, este le respondía enseñando sus fauces, gruñéndole y forcejeando para recuperar su movilidad.


    — ¿Quién eres tú? –Le pregunto la enmascarada —El chico al que hemos observado y tomado nota desde su transformación en hombre lobo, no eres tú.


    Las palabras de la enigmática fémina hicieron que el lupino cesara sus gruñidos, pronto empezó a mover su boca, intentando formular palabras…


    —Ge… no… ge… no…


    —“Geno”, ¿qué significa eso? –Replico con confusión la enmascarada.


    Siguió repitiendo aquellas palabras, hasta que nuevas se formularon de su boca.


    —Geno… ma… ex… pan… dir… dege… nera… ción… ce… lular… in… minen… te… nese… cidad… de… ex… pan… dir… geno… ma…


    La enmascara unió las palabras dichas a medias, obteniendo lo siguiente: “Genoma” “expandir” “Degeneración” “celular” “Inminente” “Necesidad” “De”. Como si cada palabra fuera un acertijo, uno que relativamente resolvió con una oración que acomodo de la siguiente manera: “Necesidad de expandir Genoma, degeneración celular inminente”.


    — ¿Quién eres o que eres?, ¿qué relación tiene con Peter Garnier?, ¿eres acaso una existencia que convive internamente con él o eres alguna clase de consciencia propia? –Fueron las interrogantes formuladas por ella.


    —Repro… ducir… mi… geno… ma… debe… sobre… vivir…


    Siguió repitiendo las palabras “Genoma” y “expandir”, volviendo su pronunciación más entendible al oído.


    —En verdad no entiendo nada –Confeso la vampiresa acercándose al sometido lobo —¿Qué es un genoma para empezar?.


    —Es el material genético en sí, su ADN –Contesto la enmascarada.


    —Hmmm ya lo capto, es lo que está en sus testículos –Comento Illusia.


    —No eres buena en ciencia biológica, ¿verdad? –Expreso la enmascara su decepción en torno al intelecto de la vampiresa —Lo que trata de decir para ser más exacto, es que este “Peter” está buscando engendrar descendencia para expandir su genoma, su ADN, para que hayan otros que porten sus genes.


    —Oh, entonces quiere hacer cachorritos, es como llaman los hombres lobos a sus hijos, ¿no?.


    —El termino correcto sería “Licanbezno” –Corrige la enigmática de la túnica —Y no es algo simple, ¿entiendes lo que significa que él procree?, sus descendientes, ¿adquirirían sus mismos rasgos?.


    —¿Hablas de licántropos que sean como él?.


    —Sí, no puedo darme el lujo de permitir eso a la ligera, no aun.


    __________________________________________________________________​


    — ¿Dónde estoy?...


    Una infinita oscuridad asolo su existencia, estaba asustada, sintiendo un gran terror que le hacía incapaz de poder concentrarse en averiguar dónde yacía. Desde su joven niñez y a la entrada de su adolescencia, debió enfrentar el hecho de esconder sus temores para no exhibir debilidades que la hicieran ver vulnerable.


    Ahora Sasha Sunlaire, se encontraba al borde del miedo absoluto, la alguna vez formidable guerrera que forjo su carácter duro a lo largo de los años, estaba desnuda en posición fetal temblando, llorando y suplicando por la presencia de sus fallecidos padres.


    —Papa… mama… alguien… por favor…


    —Pequeña Sasha, veo que estas en un estado muy delicado, como esos postres que ignoro y con el tiempo terminan caducados.


    Una voz resonó en las cercanías de Saha, para hacer que la joven guerrera detuviera su lloriqueo y volteara para encontrarse con un joven de ojos rojos, cabello despeinado negro y unos dientes chuecos amarillentos. Su vestimenta consistía en un traje negro gótico remendado y con numerosos parches, un largo sombrero de copas y calzado negro.


    —Señor Mad… -Reconoció la Sunlaire al excéntrico vampiro.


    — ¡Elemental mi querida Sasha, soy yo!, ¡el inigualable, intelectualmente raro y con gran afición al buen té!... ¡Mad!, para serviros mi joven lady –Declara para luego tomar la mano de Sasha y besarla con caballerosidad.


    —¿Es usted real?.


    — ¡Por supuesto, soy tan real como una gripe mortal o una patada en la entrepierna!, pero por favor no me des una patada en la entrepierna, ese tipo de dolor me resulta incómodo.


    Mad toma asiento sobre una silla de madera bebiendo una taza de su infusión predilecta, la inquietud de Sasha merma al ver al excéntrico joven de sobrenatural existencia.


    —Veo que algo te inquiera pequeña Sasha, algo agobiante, doloroso, ¡como una estaca entre las nalgas para un vampiro!, ¿qué es esa pesadez en tu corazón que aflige tu propia existencia y carcome tus bellos… cachetes? –Fue la interrogante del vampiro.


    El ánimo de Sasha mejora, la actitud de Mad le sacaba cierta gracia a su decaído estado psicológico, la joven se recuesta en el suelo mirando hacia arriba a la infinita oscuridad, mientras Mad yacía sentada a su lado escuchando sus inquietudes.


    — ¿Por dónde comenzar?, primero falle en matar a un hombre lobo, luego fui vencido por ese mismo hombre lobo y después violado por ese hombre lobo –Relato Sasha.


    —Ya veo, interesante, oh sí, es fascinante –Mad fingía tener un cuaderno del cual anotaba todo lo que la Novamancer le decía —Dime Sasha, ¿odias a los hombres lobos?.


    Con esa pregunta, el rostro de la Novamancer hace una mueca iracunda, aprieta el único puño que le quedaba, respondiendo con sus expresiones la pregunta del excéntrico vampiro.


    —Entiendo que fue uno quien te dejo en tal herido estado, pero mi pregunta específica, ¿de dónde se originó ese odio a los hombres lobos?, ¿robaban tu dinero de la merienda?, ¿te hacían bromas pesadas con temática de flatulencia?, ¿o quizás se burlaban del tamaño de tus pompis?, eso ultimo sí que es sacrilegio, las pompis de un caballero es algo sagrado –Resalto Mad.


    —Son el enemigo de la humanidad, bestias impías que todo lo destruyen, pase buena parte de mi vida cazándolos, forjando mis habilidades con el Nova y la espada a través de numerosas cacería en nombre y honor de mi linaje –Contesto ella.


    —Sabes que yo no soy un humano mi querida Sasha, soy un vampiro, con gran gusto por el té de calidad y las meriendas dulces sin pasas –Admite Mad.


    —Lo sé, pero usted es muy diferente a los vampiros y licántropos que conozco.


    —Oh, ¿por qué será?, ¿qué tiene este galante guapetón de diferencia con los demás?.


    —Usted me brindo su ayuda cuando más lo necesitaba, no lo considero alguien malvado o de malignas intenciones como a esos monstruos.


    Una serie de recuerdos en torno a una joven Sasha, muestra a Mad entregando algo a manos de la Sunlaire, aquello que le era dado se observaba sumamente borroso, pero resaltaba una advertencia dado por el vampiro “No hay vuelta atrás, ¿estas segura?”.


    — ¿Lo has olvidado Sasha? –Pregunta Mad.


    — ¿Olvidar que? –Replico con confusión ella.


    —Todo está en tu cabeza Sasha, los malos momentos, los buenos recuerdos y los traumáticos episodios, tus estas olvidando un detalle concreto esencial y necesario que entiendas de esas experiencias pasadas de tu vida.


    —No… no lo entiendo…


    El escenario pronto cambia, Sasha se encontró en un cuarto cerrado, dos mujeres rubias estaban parados en la cercanía, no se movían, como si estuvieran congeladas por el tiempo. Su vestimenta conformada por una gabardina con numerosos bolsillos tácticos y Gear en su cintura, sugerían que eran cazadoras, una de ellas portaba un hacha con la hoja ensangrentada.


    Percibió entonces la presencia de un tercer individuo quien estaba de rodillas, un hombre de brazos fornidos decapitado, Sasha entonces comprendió lo que estaba viendo, aquello era la ejecución llevada a cabo a su fallecido padre. Sintió como su corazón palpitaba con una rapidez anormal y su respiración tuvo el mismo impacto.


    —Calma lady Sasha, todo está en tu cabeza, son recuerdos, no pueden herirte, pero si insultarte emocionalmente –Advirtió Mad.


    — ¿Por qué?... ¿por qué estamos aquí? –Pregunto ella con profundad ansiedad.


    —Por favor contéstame esta incógnita, ¿cuál fue la causa aparente e innegable de la muerte de vuestro querido padre? –Pregunto cortésmente el excéntrico vampiro —Resumen breve de la pregunta: ¿cómo murió su padre? –Susurro al oído de la Novamancer.


    —Él… él fue… sentenciado… a… a muerte…


    La pregunta ocasiono que tragara saliva con evidente nervios, su frecuencia cardiaca aumento considerablemente, sudoración se manifestó sobre su rostro, un temblor en sus extremidades se observó a simple vista…


    — ¿Qué causo la muerte de su padre? –Volvió Mad a plantear la misma pregunta mientras sorbía de su infusión.


    —Sentencia… sentencia de muerte… sentencia de muerte…


    —¿Por qué lo sentenciaron a muerte?.


    Su respiración se hizo más intensa como si le costara tomar aire, el sudor descendía de su rostro a su cuello, sus ojos temblaban con creces y miraba atónita al cuerpo del decapitado familiar en rodillas…


    —Un… un crimen… cometió un crimen…


    —¿Qué crimen cometió su padre?.


    —Él… él…


    Su diafragma se contrae con anormalidad, de su boca se producía un descomunal aumento de saliva que empezó a desbordarse fuera de su cavidad, su visión veía duplicaciones distorsionadas de las cazadoras y el ejecutado hombre…


    —Él… cometió… un crimen… muy serio… él… cometió…


    — ¡El crimen, deme el maldito crimen! –Replico Mad como si imitara a un juez de la corte.


    Voces susurraron en la cabeza de Sasha, ella cubre sus oídos intentando silenciarlo pero en vano era, aquello que oía eran recuerdos manifestados auditivamente. Voces de su yo del pasado y de sus progenitores muertos, cada uno reproduciéndose al mismo tiempo sobre su psiquis.


    Excesivo estrés se gestaba en su interior carcomiendo su salud mental, algo profundo estaba intentando salir a la luz, un recuerdo resguardado celosamente en lo más profundo de la memoria de la Novamancer. Este recuerdo bloqueado estaba materializado en su consciencia como un espejo que no reflejaba nada.


    Cada vez que la incógnita sobre el crimen de su padre se repetía a sí misma, el espejo se dañaba, numerosas grietas resurgían de su cristalizadas estructura, cuando la pregunta plasmada se volvía más fuerte, mayor eran las grietas. Hasta que finalmente esta se destruye, volando en pedazos sobrenaturalmente, cayendo una lluvia de fragmentos alrededor de Sasha, pero ninguno le hacía daño.


    Las voces cesaron, su respiración y diafragma volvieron a la normalidad, su corazón latía con tranquilidad, el sudor desapareció, tragaba saliva con total calma y el desbordante estrés se disolvió de sus emociones.


    — ¿Señor Mad?.


    Sasha miro a su alrededor y Mad había desaparecido sin dejar rastro alguno, de repente una oscura figura escondiendo su anonimato bajo una túnica, se manifestó a unos metros de la Sunlaire. Señala con una mano en dirección hacia el hombre decapitado, más concretamente a la cabeza de este que yacía en el suelo.


    La figura desaparece al instante como un fantasma y la cazadora lentamente se acercó con el palpitar de nervios, cuando se encontraba lo suficiente cerca para contemplar con mayor detalle la cercenada cabeza de su padre. Un shock emocional repercutió en ella.


    — ¿Qué… que significa esto? –Pregunto una Sunlaire súbitamente estupefacta.


    —Eso mi querida Sasha, es tu padre –Contesto Mad surgiendo a su lado como si nada con una seria expresión en su rostro.


    La cabeza decapitada denotaba unos rasgos inhumanos, un pelaje grisáceo como el de un animal se hallaba entre sus orejas, unos colmillos sobresalían de la boca y poseía unos ojos amarillentos.


    Continuara…
     
    • Ganador Ganador x 1
  14.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,267
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    Veamos, un par de detalles. La palabra "máscara" se tilda, así como cada palabra aguda terminada en vocal.
    Sasha, al contar lo que le sucedió, se refiere a simisma en masculino, lo cual no recuerdo hiciera antes, así que supongo hubo un error. Y poco antes de esa parte, pones que Mad está "sentada" al lado de la cazadora, cuando siempre se ha dejado claro que el vampiro es varón.

    Me hizo gracia lo de "coitus interruptus", no es un término muy usado y resalta mucho en el párrafo, y no estoy seguro si va o no a ocasionar confución en otros lectores.

    Parece que la enmascarada es alguien muy poderosa, aunque no sé si usó poder mental o nova para parar en seco a Peter y tampoco es tan importante aclararlo por el momento. Lo que deja duda es esa especie de orden impuesta en la psique de Peter, que más que biológica parece programada.

    Sasha ya recordó que es mitad lobo, lo que le da sentido a su niñez, pero no tanto a que los Sinclare permitieran que viviera siendo una mestiza de su peor, o de los peores, enemigo.

    Hay que ver qué ocurrirá a continuación.
     
  15. Threadmarks: CAPITULO 57
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    2454
    CAPITULO 57


    —No lo entiendo… ¿qué… que significa esto? –Pregunta una alterada Sasha.


    —Eso mi querida Sasha, es tu padre –Replico Mad tomando un sorbo de su té.


    La cabeza de su decapitado padre, denotaba rasgos inhumanos, un pelaje grisáceo como el de un animal se hallaba entre sus orejas, unos colmillos sobresalían de la boca y poseía unos ojos amarillentos.


    —No… esta cosa… no es mi padre –Objeta ella.


    —Pero lo es, ¡giro argumental! –Exclamo el excéntrico vampiro levantando ambos brazos con ridiculez.


    Cuando más tiempo miraba aquella cercenada cabeza, más confusión era sometida su consciencia, aquellos rasgos era de un hombre lobo.


    — ¿Mi padre es un…?


    —Oh sí, es un hombre lobo –Contesto Mad —Con pies de hombre lobo, manos de hombre lobo, cara de hombre lobo, cola de hombre lobo, orejas de hombre lobo y… ¿pene de hombre lobo?, bueno ya deje en claro mi punto.


    Sasha retrocede con suma inquietud emocional, hasta darse con una pared y recostarse contra esta, estaba en shock, negando que todo lo que veía fuera cierto.


    —Pero lo es lady Sasha, tu padre es un licántropo y tu madre una cazadora, ¿tan difícil es digerirlo como un pastelillo? –Pregunta Mad tomando de su té.


    — ¿Por qué?... toda mi vida me la pase jurando enemistad a los hombres lobo, recuerdo perfectamente, una prueba del clan Sunlaire, con 13 años inicie una cruzada personal contra los hombres lobos…


    —Hmmm… creo que lo estas malinterpretando todo, no hay té que cure una mala memoria hecha a propósito.


    —¿A propósito?.


    — ¡Bingo!, como lo dije antes, todo está en tu cabeza…


    Todo el escenario desaparece para retornar en absoluta oscuridad, para después dar lugar a una casa donde una joven Sasha a los 12 años dormía en su habitación. Un hombre pelinegro de fornidos brazos, su padre Víctor, estaba mientras tanto en la sala de estar ocupándose de unos papeleos en torno a asuntos de mercader.


    Hasta que la puerta es abierta a la fuerza por un grupo de cazadoras, lideradas por una Sunlaire, Tunrida Sunlaire, hermana mayor de Dasha (madre de Sasha) y responsable de la muerte de la misma. Las cazadoras bajo la orden de la líder, apresan a Víctor, la joven Sasha despierta observando tal impactante escena.


    Intenta ayudar a su padre, solo para ser atrapada por una cazadora e inmovilizada, las órdenes de Tunrida era llevarse a los dos, el uso de la violencia estaba permitido, con la condición de que ninguno muriera. Víctor es esposado y golpeado con la empuñadura de un Gear pesado en el pecho, el hombre sin resistencia suplica que no le hagan daño a su hija.


    —Desafortunadamente, no tengo la autoridad para eliminarlos –Declaro Tunrida.


    — ¿Por qué nos hacen esto?, ¿por qué las cazadora interrumpen en nuestra casa con tanta indiferente violencia? –Pregunta un desconcertado Víctor.


    — ¿En verdad crees que puedes seguir engañándonos?, sabemos tu verdadera identidad, repulsiva bestia.


    Tunrida toma de su vestimenta consistiendo en una gabardina larga que le llegaba a las piernas y saca de un bolsillo de esta, una bolsa con un polvo amarillento en su interior. Víctor al observar su contenido, se pone nervioso e intenta disimularlo para no hacerlo evidente.


    —Por tu forma de reaccionar, deduzco que sabes lo que es esto, “Aconiano” –Revelo Tunrida —Una planta con propiedades toxicas, con ciertas preparaciones puedes crear este polvo que al rociarlo sobre una criatura disfrazada de humano, revele su verdadera naturaleza.


    La Sunlaire rocía una cierta cantidad del polvo sobre Víctor, causando que de su cuerpo se manifestara un pelaje grisáceo sobre sus orejas, extremidades y rostro. Colmillos surgieron de su boca y sus ojos se tornaron amarillentos, revelándose como tal un hombre lobo.


    —Vaya, miren el saco de pulgas que tenemos aquí –Comento la Sunlaire con un tono bromista y las risas de las cazadoras a su alrededor le apoyaron.


    Todo se vuelve en oscuridad, la Sasha actual quien había observado todo, recordó con claridad los sucesos de ese día.


    —Fue en una fría noche de luna llena… no lo entiendo, ¿la luz de la luna no lo hubiera delatado hace mucho tiempo? –Una interrogante salió a relucir de la confusa guerrera.


    —Oh, eso es muy fácil mi estimada –Mad se aparece a su lado enseñando un frasco.


    Dentro del recipiente de vidrio se hallaban pastillas redondas de color blancas.


    —Esto es “Oviumpellis” o también conocido como “Piel de oveja” –Expuso el excéntrico vampiro.


    —Conozco esa droga…


    —Oh, ¿lo recuerdas?, eso nos ahora una terapia de electroshock imaginario.


    Los lobos de ciudad, son aquellos licántropos que se han resignado a vivir en ciudades humanas, alejados de las manadas, sin embargo, el riesgo de ser expuesto y condenado a morir es algo presente en todos los días. La humanidad ha desarrollado medios para detectar a seres inhumanos que yacen disfrazado bajo una falsa piel humana, el Aconiano funciona tanto también para vampiros como hombres lobos y otras criaturas semejantes enemigos de su raza.


    De entre las numerosas monstruosidades ajenas a los Cryptian, los hombres lobos son quienes más problemas tienen para ocultar su identidad, varios son los factores que pueden llevar a terminar exponiéndolos. Desde la misma luna llena, las intensas emociones como la ira, profundos sueños que influyen en que de manera involuntaria a que saque a la luz sus rasgos lupinos y también el problema de su reproducción.


    Una loba de ciudad buscando la necesidad de concebir descendencia tiene sus dificultades, el sexo supone una sensación de euforia de gran magnitud causando que en medio de su libertinaje la posibilidad de mostrar sus partes animales. Otro detalle está a la hora de parir a sus hijos, los hombres lobos recién nacidos nacen como humanos que exhiben orejas puntiagudas con pelaje y un pequeña rabo, sus colmillos y garras no surgirán hasta sino más adelante.


    Dichas características evidentemente delataran su naturaleza autentica, además de que la mayoría de las mujeres lobas tras el parto quedan agotadas y precisan reposar, en un día recuperaran todas sus fuerzas. Es aquí donde el Oviumpellis cobra importancia, como una droga creada por y paras hombres lobos, su función primordial es inhibir o suprimir poderosamente ese lado animal.


    Un hombre lobo que ha consumido Oviumpellis no es afectado por la luna llena, tampoco sus emociones fuertes influirán a exponer sus rasgos bestiales, puede conciliar el sueño tranquilo aun en compañía de otro humano. Pero su detalle más provechoso, lo sacan a relucir las mujeres lobas en el transcurso de su embarazo.


    Permitiendo desarrollar un parto normal, del cual los recién nacidos nacen como bebes normales, por supuesto la madre debe llevar un consumo de esta droga durante el periodo de gestación para que la sustancia se filtre en el feto y desarrolle su función. Por supuesto, como toda droga, tiene sus efectos secundarios, suprimir a la bestia significa también a su fuerza, un hombre lobo sella un inmenso porcentaje de sus cualidades sobrehumanas e incluso su propia capacidad regenerativa.


    —Lady Sasha, sé que usted nunca se olvidaría ese día, y yo tampoco, jamás borrare de mi mente aquel momento en que mis manos llego una gran reliquia –Exclamo un emocionado Mad.


    La oscuridad recrea el interior de la casa de Sasha, quien es traída por dos cazadoras armadas y arrojada con brusquedad al piso, los sucesos se desarrollan tras la ejecución de su padre. La pequeña a sus 12 años, se encontraba en una situación en la que se debatía si viviría o moriría, una decisión que el clan Sunlaire decidirá.


    —Muy bien sangre contaminada, aquí te quedas hasta que comience el “examen de pureza” –Le informa una de las cazadoras.


    —No intentes algo estúpido como huir, hay un perímetro de vigilancia custodiando por varias cazadoras alrededor de esta casa, al menor intento y te eliminaran en el acto –La segunda le advirtió.


    Ambas se retiran dejándola encerrada en su propio hogar, el silencio inundo toda la casa, sus padres ya no encontraban en esta vida, la pequeña cae de rodillas con la desesperanza tiñendo su cara en infelicidad. Deseaba que todo fuera una pesadilla para poder despertar, sus manos temblorosas y rostro lagrimar delataban su agonía psicológica.


    Luego recordó lo que ella y su madre hacían cuando estaba triste, la mente de Sasha se calma y camina hacia la cocina, tomando de alacena una pequeña caja que contenía en su interior numerosos sacos de té. Preparo uno de ellos y tomando asiento se dispuso a beberlo, sintió el confort de la presencia de su madre a su lado mientras disfrutaba de la infusión.


    —Esto demuestra que sin duda alguna, siempre hay un momento para gozar de un buen té, incluso en las penurias –Una voz se oye en la sala.


    Voltea para encontrarse sentado a un joven de vestimenta remendada de gótico aspecto y destacaba por su sombrero de copa, una mezcla entre caballero y vagabundo. Aquel enigmático personaje bebía su propio té como si nada y no tardo en observar sus rojizos como los colmillos en su boca.


    —Usted… es un vampiro… -Una asustada Sasha se pone de pie y retrocede con espanto.


    —Tranquilo pequeña lady, aun en mi naturaleza no humana, puedo jurar ante el o los mismísimo creadores y sus elefantes que sostienen este mundo, que jamás me atrevería a lastimarle –El extravagante vampiro le jura con una mano en el pecho.


    — ¿Elefantes?... –Con confusión ella replica.


    —Oh, pequeñas referencias, mi lady, por favor acompáñame a la hora del té, se disfruta mejor en compañía –Le invito con caballerosidad —Que modales los míos, permítame presentarme, soy Mad, pero no Madvel, ya que ese es un sucio nombre.


    Tenía miedo, pero de alguna forma la presencia de aquel vampiro no le parecía denotar malicia o mal alguno, con cuidado ella se acercó y tomo asiento para beber del té que había preparado. Podía pedir ayuda a las cazadora que yacen afuera de su casa, pero la pequeña no sentía la necesidad de hacerlo, ¿habrá caído en la carismática hipnosis de aquel ser sobrenatural?.


    —Dulce galletas de pulmones caninos, ya no los hacen como en las épocas de peste, ¿dónde quedaron aquello panaderos clandestinos motivados por la euforia de su profesión? –Expuso bebiendo su té con el acompañar de sus manjares dulces de rara procedencia.


    Sasha no comprendía en absoluto las declaraciones de su extraña visita, pero no evitaba sentir cierta gracia por su forma de comportarse y sus estrafalarios monólogos.


    —Veo cierta tristeza en ti, pequeña lady, algo pesado que perturba tu felicidad con gran impacto, ¿un mal amor quizás?, ¿una broma pesada de alguna niña noble arrogante?, ¿o es quizás la incertidumbre de una muerte anunciada? –Pregunto el extravagante vampiro.


    La pequeña mira su taza de té, recordando los horribles sucesos que llevaron a la muerte de su único familiar y el inevitable juicio al que estaba sometida. Bebiendo un sorbo, relata los pesares momentos que estaba padeciendo, sin obviar algún detalle importante hasta llegar a donde estaba, confinada en su propia morada donde fue criado por sus fallecidos padres.


    —Ya veo, eres uno de esos “sangre contaminada” –Dijo Mad con interés.


    — ¿Hay otros como yo? –Pregunta ella.


    —Los hubo, no eres la primera Sunlaire nacida del cruce con una criatura de origen no humano, los ha habido antes y en el futuro es inevitable que otros nazcan –Explico Mad —Yo los llamo los “sentenciados del clan Sunlaire”.



    —¿Qué fueron de ellos?.


    —La mayoría murió.


    La cruda verdad impacto negativamente en el bienestar emocional de la pequeña, pero entonces el vampiro le conto acerca del llamado “Examen de Pureza”. Horribles y dolorosos experimentos se tornaran sobre la pequeña con el uso del Aconiano, ya sea en forma de polvo, líquido y a manera de gas, ¿la intención?, sacar a la luz su lado biológicamente “inhumano”.


    —Los sometidos al “examen de pureza” conllevan a tener dos posibles resultados, la constante e intensa exposición al Aconiano estimula la parte “no humana” a manifestarse físicamente, ¿qué ocurre después?, ya fuera un hombre lobo o un vampiro o un reptiloide, o muere por intoxicación del Aconiano, lo cual es sumamente letal para su organismo, o son ejecutados de manera visceral y dolorosa por cazadores del propio clan.


    — ¿Y cuál es el otro resultado? –Pregunta Sasha.


    —Si el sometido, no expone ningún rasgo o aspecto ajeno a su humanidad, se le declarara su genética “segura”, pero se le prohibirá toda posibilidad de tener sus propios hijos y será puesto a una intensa prueba para mostrar su lealtad a su propio clan y su raza humana –Contesto el vampiro.


    La pequeña Sasha estaba asustada, temía morir, ya fuera por el Aconiano o siendo ejecutada sanguinariamente por una cazadora.


    — ¿Yo… pasare el “examen de pureza”? –Se preguntó en voz alta temblándole el cuerpo.


    —Me temo que eso es imposible para ti en este momento, pequeña lady –Le notifico Mad.


    El excéntrico vampiro señala uno de los dedos de Sasha, ella observo atentamente, una de sus uñas había crecido más de la cuenta, no era un tamaño normal y su filo no era ajeno a un cuchillo.


    —No puede estar pasando… por favor… no… -La pequeña mira estupefacta y con gran penuria esa uña que cataloga como “maldita”.


    —Sus primeros rasgos heredado de vuestro padre, sus garras.


    Una segunda uña de su otra mano no tardó en dar indicios de un crecimiento anormal, los hijos de nacidos de licántropos machos, tienen un 50% de heredar su naturaleza. Los primeros rasgos en desarrollar ya sea en la pubertad o en los últimos años de su niñez, son los colmillos y las garras.


    —Quizás no lo sepa, pequeña lady, pero su padre en algún momento debió darle unas pastillas redondas de color blanca en alguna momento de su vida, ¿a qué tengo razón? –Le pregunto el excéntrico amante del té.


    Entonces ella recordó, acerca de unos “dulces medicinales” que le era dado cada uno a dos meses, su padre bajo la excusa de que era para evitar una cierta “enfermedad”. Era necesario que los consumiera y lo mantuviera en secreto de la gente o el mismo clan Sunlaire. Pronto Sasha empieza a toser hasta producirse la necesidad de vomitar en el acto.


    Un extremo picor pronto empezó a repercutir en todo su cuerpo, tal fue la magnitud del malestar que se empezó a desvestir para rascarse su desnuda piel, quitándose cada prenda sin la más mínima vergüenza, no le importaba ser visto por el vampírico visitante. Sentía una comezón insoportable que luego se convirtió en intenso dolor, cayéndose al suelo y teniendo por consiguiente convulsiones.


    —Hmmm… ¿quién lo diría? –Mad sorbe de su té con toda calma —Efecto rebote.


    Unos colmillos empezaron a formarse en la boca de la pequeña, y pequeños rastros de un pelaje grisáceo crecía sobre su nuca.


    Continuara…
     
    Última edición: 23 Abril 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  16. Threadmarks: CAPITULO 58
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    3223
    CAPITULO 58


    Un intenso dolor sacudía todo el cuerpo de la joven Sasha, hasta cesar a los pocos minutos después, pudo levantarse y lo siguiente en hacer es verse en un espejo de mano, observando sus rasgos ajenos a su humanidad. Cae rendida al suelo, con la incertidumbre apoderándose de ella, su condena seria la muerte apenas fuera vista, ya no habría necesidad de un examen de pureza.


    —Si tomara más de esas pastillas que papa me daba, quizás yo… -Una idea esperanzadora resalto Sasha en voz alta.


    —Me temo que eso ya no funcionaria, pequeña lady —Le aclaro Mad —La Oviumpellis, la pastilla que su padre le daba, se le era dado con la finalidad de que usted no heredara su licantropía –Le explica —Veras, solo había un 50% de probabilidad de que se volviera una mujer loba, con el uso de Oviumpellis, ese número descendería aún más garantizando que no lo adquiriera.


    — ¿Entonces porque me está pasando esto?...


    —Efecto rebote –Cito el excéntrico vampiro tomando un sorbo de su té —En ciertas ocasiones las propios drogas producen efectos totalmente inverso, son pequeñas posibilidades, pero factibles, en tu caso, pequeña lady, el Oviumpellis te ha fallado y ocasionado lo contrario a lo que debía hacer, ¡te estas volviendo peluda y no de las esponjosas!.


    Consumir más Oviumpellis en el estado que Sasha se encontraba, solo podría empeorar más su situación, la droga en si ya no funcionara correctamente y provocaría que su licántropa se manifestara a mayor grado. La situación jugada en su contra, cuando las cazadoras vinieran a buscarla, sería su fin, la muerte se le seria dictada al instante.


    —Quizás, yo posea algo que pueda ayudarle –Declaro Mad.


    Las palabras del vampiro extravagante trajeron nuevas esperanzas a la desolada muchacha de cabellera bicolor, ella entonces pidió la ayuda del ser inhumano. No le importaba que fuera uno de los tantos enemigos de la humanidad, con tal de evitar su trágico destino, rogo por esa esperanza.


    —Claro que todo tiene un precio… -Fue la condición del vampiro.


    No era dinero lo que pedía, nada material como el oro, plata o joyerías lujosas eran de valor para este extravagante ser vampírico, la única moneda que aceptaba era aquella que consumía. Sasha no tardó en darse cuenta de ello, al mirar fijamente como esa persona la bebía con sumo placer, puro intuir como pagar por el milagro que Mad ofrecía.


    Fue a la alacena y dentro tomo una caja pintada en color rojo, el pequeño recipiente tenia grabado un emblema con la forma de una cruz roja con dos espadas sobre esta. Se la entregó a Mad, quien al abrirla quedo abrumado con lo que contenía, unos bolsitas de té que tenían el mismo emblema que la caja, pero desde su perspectiva no era de cualquier té.


    —No puede será… ¿será posible? –Dijo el vampiro con estupefacción —Esto es… es… “té de San Malta”, del destruido país de “Maltavaria”, solo sus tierras cultivaban estas hojas únicas de su tipo, se dice que su té desborda con un sabor cálido y nostálgico tan placentero que se rumorea que te hace experimentar una paz interior con cada sorbo, pensar que vería una reliquia tan legendaria con mis propios ojos, es tan… maravilloso…


    —Mi madre y yo, solíamos beber uno en cada invierno –Comento Sasha.


    —Sí, el invierno es citada como la mejor época para beber este mítico té, fue en invierno cuando toda Maltavaria fue arrasado por una legión de Cryptian… que evento tan triste, su caída significo la extinción de este preparado único.


    El vampiro no solo acepto la “moneda” de Sasha, le agradeció inmensamente a la pequeña el ser posible tener tal “tesoro” en sus manos, era su naturaleza valorar con tanta intensidad irracional aquello que tanto amaba.


    —Me has dado algo realmente único… pequeña, yo te devolveré el favor y con intereses además –Le prometió el vampiro.


    Se sacó su sombrero de copa para introducir su mano en el interior de esta.


    —Veamos, por aquí estaba… Hmmm… este tiene un tacto muy duro… este otro muy blando… este es muy viscoso… y este… no quiero saber que es…


    Hasta finalmente obtener una pastilla redonda que era mitad blanca y mitad amarillo, aquello fue entregado en la palma de Sasha.


    — ¿Es esto?, ¿lo que me ayudara? –Pregunto una insegura Sasha.


    —Sí, pequeña lady, al hacerlo tu humanidad se preservara, pero has de saber que un precio pagaras –Le advierte Mad.


    —¿Precio?, ¿cuál?.


    —Infelicidad absoluta, al consumirlo y aceptar tu “humanidad”, negaras quien eres originalmente, en consecuencia, nunca conocerás la dicha satisfacción de ser feliz, pues esa humanidad a la que te aferras, no te lo permitirá, nunca… ¡Tan Tan Taaaan!...


    La muerte o la eterna desdicha emocional, ¿qué alentaba a la pequeña a seguir viviendo?, por un lado su madre siempre le recordaba en secciones de entrenamiento con la espada, a nunca rendirse. Su padre, siempre la consolaba en sus momentos de tristeza, limpiando sus lágrimas que empañaban sus ojos.


    Los dos hicieron tanto por ella, perpetuar su existencia para honrar a sus fallecidos progenitores, era la forma de poder pagar todo su afecto y cuidado. Ella sabía que seguir persistiendo con esa débil mentalidad de niña, solo traería consigo más sufrimiento, debía ser fuerte, no solo fortalecer sus propias actitudes físicas, sino también psicológicas.


    Tomo su decisión, consumió la pastilla que le fue entregado por el enigmático vampiro, lo acompaño tomando el resto del té de su propia taza, al ver que nada sucedía y aquellos rasgos lupinos aun persistían en su cuerpo, empezó a desmotivarse.


    —Siento… mucho… sueño…


    La joven pierde el equilibrio, una fatiga sin inusual se manifiesta de manera instantánea, se aferraba a que sus ojos no se cerraran, pero el cansancio la superaba con creces. Eventualmente se dejó llevar por aquella somnolienta fuerza, para encontrarse consigo misma frente a un cuarto vacío de gran tamaño.


    —¿Hola?, ¿hay alguien?.


    Nadie le respondía, todo estaba iluminado, pero no había ventanas o puertas, estaba en completa soledad, hasta que pronto su propia sombra empezó a crecer de forma sobrenatural. Se separó de ella y adopto la forma de un lobo negro de descomunal tamaño equiparable a un elefante.


    —“Tu… ¡traidora!, ¿¡te atreves a rechazarme!?” –La sombra le hablo con malicia y odio —“¡Espero que la desgracia y la adversidad te persigan por el resto de tu vida!, ¡a padre lo perdí por culpa de los tuyos!, y ahora… tu pretendes declinar mi existencia, te maldigo Sasha”.


    La loba de gran tamaño se desvanece hasta convertirse en un espejo que no reflejaba nada, Sasha se acercó y toco el vidrio, sintió un frio tacto y una sensación de angustia mezclada con ira. Todo el cuarto comienza a teñirse en oscuridad, hasta quedar completamente en penumbra.


    Sus ojos se abren, encontrándose en la cama de la habitación de su hogar, estaba vestida, al levantarse lo primero en hacer es observarse en un espejo de mano. Los colmillos de su boca ya no estaban, sus uñas hacían vuelto a la normalidad y ese pelaje grisáceo de su nuca había desaparecido, recobrando su total apariencia humana. Sobre el velador de su habitación, una nota allí encontró, esta tenía un mensaje escrito…


    “Has tomado tu elección, pequeña lady, oh mejor dicho, lady Sasha, su humanidad a coste de su propia felicidad. Agradezco enormemente la paga de su té de San Malta, la valorare con toda codicia y protegeré celosamente de los degenerados que no disfrutan del té como caballeros dignos de mi paladar. Con bizarra admiración, le deseo suerte en las innumerables pruebas que afrontara, hasta nuestro próximo posible encuentro, adiosito


    Firma el desquiciado Mad, pero no Madvel, ya que es un nombre sucio de los nueve infiernos”.


    __________________________________________________________________​


    Con la llegada del amanecer, el examen de pureza se llevó a cabo, sentada sobre una silla con sus brazos y piernas encadenados por grilletes, fue expuesto a grandes concentraciones de Aconiano. Su piel fue bañada en este químico, seguido de un confinamiento dentro de una cámara de gas de dicha sustancia.


    Ningún atributo licántropo se manifestó en todo momento sobre su cuerpo, pero la enorme exposición al Aconiano le ocasiono con el tiempo dolor estomacal, mareos y vómito. Deliraba con sus fallecidos padres, en la imagen de cuando murieron, ver a un padre decapitado saludarle normalmente y a una madre con una brutal herida craneal sangrando por todos los orificios de su cabeza, no hizo sino gestar una angustia psicológica en Sasha.


    El examen estaba previsto para durar tres meses, pero este fue extendido por más de un año, Sasha era llevada de sala en sala donde era expuesta a cantidades de Aconiano y luego confinada en su hogar. Cada dos a tres días, el proceso del examen se llevaba a cabo al mediodía y duraba unas seis horas, con la joven intoxicada de un endeble estado, numerosas veces conciliaba el sueño con terribles pesadillas.


    Sasha con 13 años y medio, ante un tribunal conformada por poderosas nobles burócratas y distinguidas autoridades del clan Sunlaire, se le declara su genética “segura”. Su mente estaba casi destruida y con su cordura sobre una floja cuerda, a su cuerpo solo se le dio tres semanas para desintoxicarse del Aconiano que se había filtrado profundamente a su organismo, y aún seguía bajo los negativos efectos de delirios y trágicos sueños


    Una espada Gear se le es entregada y un brazalete se le fue puesto en su muñeca derecha, la “prueba” de su lealtad a la humanidad había comenzado, fue obligada a desempeñar una serie de tareas de erradicación. La tarea entregada debía cumplirse en un plazo fijo, de no completarlo, el brazalete la ejecutaría con un doloroso veneno de muerte lenta.


    El brazalete tenía un funcionamiento basado en el Nova, y había otras condiciones para activar su mecanismo de “ejecución”:


    1) Dirigirse por los límites no permitidos como la frontera del país, iniciaría un conteo para activar la orden de ejecución.


    2) Asesinar a civiles humanos, activara al instante la orden de ejecución (Forajidos y criminales no cuentan)


    3) Cometer actos criminales como el hurto o la violación, activara al instante la orden de ejecución.


    4) Intentar quitarse el brazalete, activara al instante la orden de ejecución.


    5) Quedar embarazada, activara al instante la orden de ejecución.


    Su principal objetivo de erradicación eran hombres lobos, tenía un plazo de 4 meses para eliminar una suma de 30 de ellos, los lobos machos cuentan como cuatro muertes. Y para dificultar su tarea, se le fue arrebatado su hogar por el estado y entregado un presupuesto muy limitado para satisfacer sus necesidades alimenticias y tener un techo alquilado barato.


    Además de tener que llevar a cabo su prueba de lealtad, Sasha debía también cazar para obtener subsistencia económica, los cadáveres de mujeres lobas pocos ingresos daban, por lo que obligadamente debía apuntar a los Hemopetra de los Cryptian.


    Sus inicios como una novata la llevaron a ser casi asesinada varias veces, con el pasar de los meses, sus cualidades con el Gear y el uso de sus poderes progresaron notablemente. Consiguió cumplir la cuota de los 30 licántropos asesinados antes del pasar de tres meses, pero no era el final de su “prueba”, está nuevamente se actualizo para dar inicio a la siguiente fase.


    Ahora debía eliminar a 50 licántropos, con solo 3 meses y 3 semanas como tiempo impuesto para cumplir con la labor, a la vez que desempeñaba su obligatoria tarea asignada, cazaba Cryptian para hacerse con un capital que le permitiera alimentarse y comprar mejor equipo.


    Con cada cuota cumplida, otra se le era impuesta, aumentando el número de lobos que asesinar y con un tiempo limitado cada vez menor. Sus asesinatos contra las bestias eran cada vez más macabras y sádicas, un retorcido odio se engendró en su psiquis con cada licántropo matado por su mano, eventualmente la palabra “Hombre lobo” se convirtió en un tabú para la cazadora.


    La prueba culmino a sus 18 años, el brazalete de su muñeca se le fue retirado, el clan Sunlaire no le reconoció como una de los suyas, pero se le fue permitido ser libre. A consecuencia de haber portado aquel instrumento en su muñeca todos estos años, un efecto secundario fue programado en la herramienta y dejado en Sasha al quitárselo, la infertilidad, ya no podía procrear su propia descendencia nunca.


    __________________________________________________________________​


    —La prueba te forjo un odio indiscriminado contra los hombres lobos, tanto lo fue como para bloquear el recuerdo de que tu propio progenitor, tu padre, era uno de ellos, tu solo lo recordabas como un amoroso papa, pero nunca un lobo bajo su piel humana –Narro el excéntrico vampiro al oído de Sasha.


    Con el recuerdo culminado, el rostro de Sasha denota una expresión de indiferencia, tomo asiento en el suelo y miro a su alrededor, se encontraba en lo que alguna vez fue su casa, aunque sabía que aquello que observaba era solo una materialización de su propio subconsciente.


    —Nunca más pude volver aquí, ¿me pregunto en que habrán convertido mi hogar en estos días? –Se preguntó ella en voz alta.


    —Hmmm… posiblemente un burdel para caballeras, si fuera una cafetería con té, quizás le aplaudiría, pero mi agenda es apretada y no puedo corroborar ese rumor –Comento Mad.


    —Da igual… de todas formas ya no importa.


    —Me alegro que así lo piense, porque llegado a este punto, hay algo que debe saber, vera lady Sasha, mientras yace aquí en su mente, en el plano real usted está muriendo.


    Las heridas sufridas con su lucha contra Peter y los efectos secundarios provocados por el suero “Batería” dejaron su cuerpo a un punto en que eventualmente morirá.


    —Je, ¿conque voy a morir?… si es inevitable, nada puedo hacer.


    —Oh, pero hay una forma en que usted puede salvarse.


    La oír las palabras de Mad, el situación se le hizo sumamente familiar, algo que ya había experimentado años atrás.


    — ¿Cuál es tu precio?, ya no tengo nada conque pagarte, literalmente, gaste casi todo el dinero que tenía para prepararme en la cacería de hombres lobos en las ruinas de Lodhret –Con un deprimente suspiro ella acepta su perdición.


    — ¿Cobrarle?, oh, me insulta lady Sasha, ¿ha olvidado mis palabras cuando me entrego ese legendario articulo a mis manos?, “yo te devolveré el favor y con intereses además” –Cito el vampiro lo que tiempo atrás dijo alguna vez —Y un elegantes caballero amador del té y bellas pompis como yo, cumple con sus palabras.


    De su sombrero de copa tomo de su interior una pastilla con una parte mitad blanca y la otra amarilla, era igual a la que Sasha se le fue dado la última vez con una mera diferencia, los lados de los colores estaban invertido.


    —Si me trago eso, ¿me salvare?.


    —Hmmm… 50 a 50 –Con honestidad el vampiro contesto —Puede causarle una muerte más agonizante en caso de fallar, ya sabe… letras pequeñas.


    Una salvación poco garantizada, pero la consecuencia de una muerte aún más terrible solo era una de sus advertencias.


    —En caso de que lograra funcionar, ¿qué me ocurría? –Pregunto con cierta incertidumbre.


    —Usted ya debe saberlo mejor que yo, lady Sasha, la única forma en que pueda salir de su moribunda situación, es acudiendo a su lado inhumano –Declaro Mad.


    —¿Me convertiré en una mujer loba?.


    —Sí, pero no cualquier mujer loba.


    —¿Qué quiere decir?.


    —Actualmente usted tiene 20 años, y bloqueo su propia licantropía que apenas se manifestaba sobre usted cuando tuvo 12 –Detallo el vampiro con el acompañar de té en su explicación —Son ocho años en total en que suprimió ese lado suyo, esta “pastillita”, liberara biológicamente su verdadera naturaleza y recibirá de golpe esos 8 años suprimido de licantropía al instante.


    — ¿Eso… es algo malo? –Pregunto Sasha entre nervios.


    —Usted no es una licántropa de nacimiento, sino que lo adquirió a una determinada edad, para los hombres lobo de su tipo, es fundamental que desarrollen normalmente su licantropía, aquellos que usan Oviumpellis en pleno crecimiento no les ocasiona nada malo, la droga solo oculta su identidad bestial a los ojos de humanos, un niño lobo sigue desarrollando su lado animal aun consumiendo Oviumpellis –Explico Mad —En su caso, suprimió por ocho años todo rasgo de su licantropía y algo así es atentar contra la propia naturaleza.


    — ¿En qué me voy a convertir acaso?... suena a que me volveré un monstruo –Expreso Sasha su incomodidad.


    —Ya se lo dije lady Sasha, si toma esto, se salvara con el módico precio de convertirse en una mujer loba, le aviso que una vez hecho, ya no hay vuelta atrás, nunca jamás, PERO NUNCA, volverá a ser humana –Declaro Mad —Por supuesto, tenga por seguridad que la licantropía que desarrollara usted, será anormal, ¿se convertirá en un monstruo?, posiblemente, hablamos de recibir ocho años entero en un instante, usted tiene la decisión final


    En sus manos estaba la pastilla entregada por Mad, los brazos de la cazadora temblaban con notoriedad, el sudor recorría su frente y su diafragma se movía agitadamente. La decisión de tener la chance salvar su vida, sacrificando su humanidad, viviendo una vida como la criatura que tanto ha odiado y cazado. Pronto empieza a toser, y sangre escurre de su boca.


    —Uh, parece que no le queda mucho tiempo –Le aviso Mad —Calculo que solo tiene un puñado de minutos para tomar su decisión antes de que su cuerpo muera en total, sin presión, ¿eh?.


    El vampiro desaparece, Sasha quedo en una sala oscura completamente a solas, el tiempo era escaso, la decisión debía ser tomada cuanto antes, morir como una humana o seguir viviendo como una loba.


    —Al diablo con esto… -Suspira ella con pesadez emocional.


    Con sus temblorosas manos llevo a la pastilla a su boca y aun con todas las dudas que repercutían en su consciencia, consumió la misteriosa droga.


    __________________________________________________________________​


    Una lucha se llevada a cabo en una misteriosa dimensión con la forma de un vasto desierto infinito, la quinta princesa loba Frailaloup Quilto Deimos proveniente de “El Reino”, junto a sus compañeras Bralia y Sujan conformaban un bando. Saria y Karen pertenecientes a “Armenia” era el segundo bando.


    Fraila y Saria sostenían su lucha manteniendo su ritmo con normalidad, Karen luchaba sin complicaciones contra Bralia y Sujan, las dos lobas seguidoras de la princesa lunar, jadeaban delatando su fatiga pero su oponente no mostraba indicios de cansancio.


    —Ella es fuerte, anormalmente fuerte –Comento Bralia.


    —Intentare apuntar a su frente y nuca otra vez, mantenla distraída –Le pidió Sujan.


    —De acuerdo.


    Pronto todo el lugar empezó a temblar con gran magnitud, llamando poderosamente la atención de todas las licántropas al punto de detener la lucha, una grieta surge a la distancia en medio del aire a solo un metro del suelo. Saria y Fraila pronto intuyeron rápidamente sobre la naturaleza de la grieta que acaba de manifestarse y una orden es emitida a todo pulmón por las dos al mismo tiempo a sus acompañantes.


    —¡CORRAN HACIA LA GRIETA!.


    El temblor aumentaba su fuerza con cada minuto, la dimensión se estaba desmoronando, como una carrera contra el tiempo las lobas se encaminaron a la grieta. Al tocarla, una luz inundo los ojos de cada una, Saria y Fraila fueron las primeras en recuperar la vista observando el panorama que tenían frente a ellas.


    — ¿Qué carajos? –Expreso Saria con confusión.


    —Mejor dicho imposible –Comento Fraila con el misma pensar de su enemiga.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,267
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    No creo que Mad sea herrero, así que ahí debe ser "forma".

    Y me queda una enorme duda con respecto a las pastillas, ya que no me parece tuvieran forma especial o alguna marca, ¿cómo se diferencia una pastilla amarilla y blanca de una pastilla blanca y amarilla? Esto me desconcertó.

    Estos capítulos de Sasha han estado muy buenos. Y Mad siempre es un elemento cómico bienvenido.

    Honestamente no me acordaba de Fraila y compañía, deben llevar como diez capítulos que ni se mencionan, o eso me parece.

    Ya solo falta ver en qué clase de "monstruo" se convierte Sasha. Espero verlo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  18.  
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Corregido, gracias por notificarlo =).

    Es casi como esta pastilla:
    [​IMG]

    Redonda pero sin esa linea en el medio, cada lado (izquierda y derecha) tienen un color diferente (Amarillo y otro blanco), al menos asi me la imagine cuando pense en dicha pastilla dentro de la novela, espero haber resuelto tu duda, saludos mi buen =).
     
  19. Threadmarks: CAPITULO 59
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    1511
    CAPITULO 59


    —Esto es confuso, muy confuso –Opino la loba de Armenia Saria.


    —Llamarlo extraño quedaría corto –Expreso por su parte la quinta princesa lunar Fraila.


    Tras haber conseguido salir de una dimensión de bolsillo, observa que en las Ruinas de Lodhret el sol estaba saliendo, era la hora del amanecer.


    —Pero si el sol se estaba ocultando cuando fuimos arrastrado a esa dimensión –Recordó Saria.


    —Y apenas habíamos llevado ahí dentro solo una hora –Revelo Fraila.


    El amanecer comienza a darse a las 10:00 AM, mientras que el anochecer se dio a las 18:30 PM, el resto del cálculo lo dice todo.


    —Fueron horas, la perspectiva del espacio y tiempo de esa dimensión con la realidad, son totalmente distintas –Comento Saria.


    —De modo que quien creo esa dimensión y nos encerró allí, nos llevó a un plano donde el tiempo difiere con la realidad, una hora allí equivalió a varias aquí –Añadió Fraila.


    —Quien sea que lo haya hecho, es alguien sumamente poderoso, dudo que haya sido cosa de un humano o un Cryptian.


    Las dos licántropas de nacionalidades adversarias reflexionan un momento sobre lo ocurrido, ¿por qué las circunstancias las llevaron a terminar en esa dimensión?, ¿fue casualidad o planeado?. Mientras tanto sus compañeras, Bralia y Sujan de la princesa, así como Karen de Saria, se muestran confusas al respeto sobre lo ocurrido y en torno a cómo afectaba aquello la confrontación entre ellas.


    —Sí, bueno, entiendo que todo se ha puesto muy raro, pero, ¿seguimos luchando o qué? –Pregunto una Karen entre dudas.


    —Me hago la misma cuestión –Planteo también la misma consulta la fornida Bralia.


    —Sí, me uno al tema, ¿esto en que afecta nuestra lucha a muerte? –Pregunta Sujan por su parte


    Fraila se hecha a reír al oír los comentarios de sus seguidoras y la loba acompañante de su rival, luego mira a su alrededor, no había presencia de licántropa viva alguna. Tan solo se hallaba en los alrededores numerosos cadáveres en descomposición tanto de humanos como licántropos caídos durante la caza lunar en conjunto con sangre seca decorando suelo y paredes.


    —El lobo macho ya no está aquí, ya no hay una razón válida para luchar entre nosotras, por ahora –Aclaro Fraila.


    —Sí, es frustrante, habrá que seguir con la búsqueda, nos vamos Karen –Dijo por su parte Saria llamando a su compañera.


    —También nos retiramos, en marcha, Bralia y Suja.


    Las hostilidades entre las lobas de naciones distintas y rivalizadas cesan, cada uno tomando su camino, pero con un objetivo en mente, dar con Peter. Pero antes de que ellas retornaran al plano real, antes de que el sol saliese, ¿qué fue del lobo blanco y del resto de la caza lunar?.


    __________________________________________________________________​


    Ruinas de Lodhret – Varias horas atrás…

    Un confuso Peter vuelve en sí, recordando que estaba entablando una lucha contra la cazadora Sasha Sunlaire, pero observando que ella ya no estaba en las cercanías. Se encontraba en las calles de la abandonada ciudad, con la única compañía de un puñado de cadáveres de los bandos que luchaban en la zona.


    Pronto una serie de recuerdos desordenados se reproducen en su cabeza, enseñando lo que parecía ser la lucha llevada a cabo contra la cazadora, una de las tomas mostraba a Sasha siendo violado por él.


    — ¿Cuándo mierda paso eso? –Se preguntó con una inmensa duda.


    No recordó haber esa parte de la lucha contra la cazadora, menos de la violación llevada a cabo, sobre todo contra una virgen, claramente era él, pero a la vez no lo era, un pensamiento contradictorio.


    —Me paso algo similar cuando me enfrente a esas cazadoras en la iglesia, ¿qué carajos me está pasando? –Suspira con frustración —Meditar ese asunto aquí es una pérdida de tiempo, por ahora debo concentrarme a lo que vine aquí originalmente.


    Su auténtica razón de haber venido a las Ruinas de Lodhret era encontrarse con la misteriosa mujer loba que le mordió, aquella que le transmitió la licantropía y conoce supuestamente su identidad como un humano de otro mundo. ¿Sabe cómo llego Peter a Eliux?, ¿sabrá como regresar de nuevo por dónde vino?, eso claro suponiendo que el lobo blanco tuviera ese anhelo en mente.


    Se dispuso a caminar por las calles de la abandonada ciudad, siempre en alerta, observando la confrontación a distancia entre licántropas y cazadoras. La lucha parecía haber llegado a su clímax, las humanas habían conseguido la mayoría de las bajas por un margen pequeño.


    Haciendo uso de emboscadas con armamento a distancia como mosquetes, explosivos arrojadizos y hasta algunos cañones portátiles cuyas bolas hechas de hierro eran capaz de perforar el pecho de una licántropa aun con alguna protección metálica incluida, les daban ventaja en el terreno junto a sus luchadores cuerpo a cuerpo.


    Peter miro fijamente a la luna llena, ignorando toda la lucha, la sangre derramada por un momento, una calidez inundo su interior, un regocijo que le recordó como si estuviera en una habitación recostado en una cama cómoda y caliente en un día nevado.


    A la distancia la enigmática mujer de túnica blanca y mascara de lobo observaba en el techo de una casa de dos pisos, en compañía de Illusia la vampiresa. La muchacha de cabellera gris y ojos rojizos miro con cautivo al muchacho, con un rostro sonrojado casi rozando a la perversión.


    —Lo va a hacer, ¡lo va a hacer!, ¿no te sientes emocionada? –Le pregunto una animada vampira.


    La enigmática enmascara de la túnica se reserva su comentario, observando pacientemente a Peter, sin quitarle el ojo encima. El lobo blanco por su parte, estaba hipnotizado por la luna llena, su respiración se hacía profunda, una expresión perdida reconfortante se tornó en su rostro.


    —Esta sensación me trae recuerdos…


    Se imaginó así mismo años atrás en el pasado, en una habitación del culto al que se había unido tiempo después de haber asesinado a su padre e indagar sobre su condición única en su antiguo hogar. En la guarida del culto, se le asigno su habitación con un compañero de cuarto, o mejor dicho, una compañera, a la que de momento no ha olvidado, Isabela.


    Tenía su misma edad y estatura, era una apuesta muchacha pelirroja e irreconocible cicatriz en forma de un pequeño murciélago en el lado derecho de su cuello. Padecía una condición llamada hemofagia, en el cual precisaba ingerir sangre en un lazo de tiempo determinado o padecería severos síntomas equivalente a un síndrome de abstinencia.


    En su habitación, Peter tenía un viejo gramófono, una reliquia de tecnología en la reproducción de música, de la cual utilizaba discos planos para reproducir dicha obras musicales. La música que más oía siempre era el “Claro de la luna” de Beethoven, oírla en cama era un placer majestuoso que el joven disfrutaba tanto como el asesinato.


    Recordó esos días cuando oía la clásica melodía en la comodidad de su habitación, recostado en compañía de Isabela, con sus jóvenes cuerpos desnudos y convertidos en uno. Ella fue su primera vez, así como también lo fue de la muchacha pelirroja, la excitante respiración en el cuello, el caliente tacto lascivo de sus intimidades y el ambiente sonoro con la música del gramófono, era una experiencia casi mágica.


    —Siento tantas ganas…


    Una necesidad se hizo repentinamente menester sobre Peter, no era la de privar otra vida, aquello que le surgía era ajeno a su condición humana, ya que esta provenía de su lado animal. Su rasgo licántropo palpitaba emocionado, era la razón por la cual la luna llena le parecía tan cautivante, tan bella y melancólica.


    —Aullar…


    Se dejó llevar por sus impulsos de lobo, alzo su mirada y aulló a la luna con los ojos cerrado, su aullido alcanzo toda la Ruinas de Lodhret, llego a oído de cada mujer loba aun respirando. Las licántropas al oír el aullido del único macho en la cercanía, algo inesperado se dio a suceder, algo que las hizo más salvajes y más fuertes.


    Cada mujer loba sin excepción alguna, experimento un aumento de sus rasgos físicos, sus músculos se tonificaron, sus huesos se endurecieron aún más, su ritmo cardiaco aumento, mejorando también la elasticidad y resistencia del corazón para soportar la carga sanguínea palpitante a niveles sobrehumanos.


    Sus garras se tornaron más filosas, su pelaje más erizado, sus ojos brillaron con más intensidad, sus colmillos crecieron un poco más, su agresividad contra las cazadoras se hizo más notoria. Su tolerancia al dolor aumento drásticamente, ya fueran apuñaladas, disparos de mosquetes o que una bala de cañón les arrancara un brazo entero, ellas ignoraban aquel malestar y se enfocaban tan solo en despedazar a sus presas sin la más mínima compasión.


    Fuerza, velocidad, resistencia, agilidad, vitalidad y percepción, cada atributo aumento física, biológica y psicológicamente en cada mujer loba que había en las Ruinas de Lodhret. Y dos órdenes mentales se instauraron inconsciente en las psiquis de cada una en conjunto con tales aumentos, la primera era erradicar a toda amenaza potencial en las cercanías, las cuales eran las cazadoras, la segunda orden era proteger al “aullador”.


    Continuara…
     
    Última edición: 13 Mayo 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  20. Threadmarks: CAPITULO 60
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    332
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    60
     
    Palabras:
    2437
    CAPITULO 60


    — ¡Ahí esta!, ¡al aullido!, ¡que emocionante!, ¡el rio de sangre ha comenzado! –Exclamo súbitamente emocionada la vampiresa de cabellera gris.


    —”Aullido de enlace” –Cito la enigmática mujer de túnica blanca y mascara de lobo.


    Es sabido por las diversas manadas de licántropos en el mundo, que la población masculina de hombres lobos ha bajado drásticamente con el pasar de los años hasta retomarse a la era actual. Dado a su reducido número, es una razón por la cual los lobos machos se han convertido en elementos sumamente valiosos dentro de la sociedad licántropa, pero ello no es la única justificación.


    Las razones principales son en total dos, la primera con la finalidad de engendrar descendencia de linaje puro, un licántropo de dos padres lobos es por naturaleza biológica más fuerte que uno cruzado con una raza ajena. La segunda razón principal, es por el “Aullido de Enlace”, una característica principal única de los lobos machos que surgió con el llegar de la era del Nova.


    Se desconoce su origen, algunos atribuyen a que es una mutación producida con la aparición del Nova, otros que es un rasgo evolutivo que desarrollaron los lobos machos a consecuencia de la reducción de su población. Pues este aullido tuvo su comienzo cuando el número de estos bajo drásticamente hasta que más de la mitad de la población mundial de licántropos, se componían de mujeres.


    El “Aullido de Enlace” es una habilidad natural que genera una frecuencia de sonido que al ser escuchado por una mujer lobo a la distancia, entra en un estado de trance aumentando sus atributos físicos. La fuerza, velocidad, resistencia, percepción, tolerancia al dolor, regeneración, cada cualidad se potencia, haciendo incluso que la mujer loba con la personalidad más cobarde, se convierta en una fiera salvaje sin temor a la muerte.


    Una conexión psico-biologico se da con el “Aullido de Enlace” entre el lobo macho y las licántropas bajo el efecto del aullido, el lobo es capaz de ver y percibir lo que a consciencia ellas perciben. Es decir, cada ojo y oído bajo la influencia del “Aullido de Enlace”, formaran parte también de los sentidos del lupino masculino, los que ellas vean, él lo vera, los que ellas escuchan, él lo oirá y lo que ella sientan, él lo sentirá.


    Convirtiendo entonces al lobo macho, no solo en un elemento primordial para la procreación de linajes puros de la estirpe licántropa, sino también como un arma de gran valor bélico. Una mujer loba potenciada por con el “Aullido de Enlace” multiplica su poderío de dos a tres veces sus capacidades naturales base.


    Por supuesto, se sabe que el Aullido de Enlace no aumenta las propias actitudes físicas del lobo macho, y estos no afectaran a otros lobos masculinos presente en las cercanías, solo las hembras de la raza se ven afectados por el fenómeno. Las féminas inmersas en el poder del cual han sido dotadas, sentirán por naturaleza una sed de sangre por de erradicar toda amenaza en los alrededores y proteger a su aullador, pues si este muere, el efecto del aullido se disipa.


    El Aullido de Enlace aplicado en la noche de luna llena, conlleva como resultado a que su capacidad de intensificar la fuerza de las licántropas, multiplique su impacto por tres veces lo normal. Esto para las cazadoras quienes llevaban la ventaja como bando con el mayor número de bajas en la caza lunar, iba a cambiar radicalmente la balanza.


    Las lobas bajo la influencia del aullido de Peter, entraron en un estado de trance frenético, sus reflejos y velocidad hacían a las cazadoras con armas a distancia atacando en posiciones elevadas, el imposible atinar al blanco. Escalando con las garras de manos y pies, eventualmente las fieras alcanzarían las posiciones de las tiradoras.


    Su desesperación las hizo disparar impacientemente y malgastar sus últimos disparos, con el fallar de la mayoría y otros impactando en zonas no vitales de las lobas. Las bestias ignoraban el dolor, una de ella recibió una bala de plata en el brazo izquierdo, antes de sucumbir al efecto de su veneno, le arranco el rostro y el pescuezo a dos de las tiradoras.


    Las cazadoras enfocadas en la lucha en el frente la tuvieron peor, al principio llevaban dominando el terreno gracias a su equipo de Gear de calidad, mayor número y organización grupal de batalla. Hasta que la cólera del aullido poseyó a las lobas con las que luchaban, la ferocidad de todas ellas aumento considerablemente, lanzándose a atacar en masa de manera suicida.


    Los principales escudos del grupo, encargados de ser la defensa y contener los ataques del enemigo para mantenerlo a raya, eran vapuleados con sus Gear defensivos atravesados o dañados de gravedad hasta dejarlos casi inutilizados. Colmillos destrozaban tráqueas, otras sintieron como su columna vertebral era arrancada de un zarpazo y algunas experimentaron en escasos segundos el intenso dolor de sentir como parte de su masa encefálica era expulsada de un contundente golpe brutal en la cabeza.


    Pero las lobas no eran solo fuerza bruta, algunas aprovecharon las armas de fuego de las tiradoras asesinadas en las posiciones elevadas y las tomaron para preparar una emboscada contra las poca Novamancer ubicadas en las filas del frente de las cazadoras. Ellas brindaban apoyo a distancia con su Nova con proyectiles de energía generados por su Novamancia semejantes a lanzas arrojadizas, luchaban en conjunto con usuarias de Gear especializados en arquería y ballestería.


    — ¡Grupo “Arch”, ataquen a las piernas de los objetivos, entorpezcan su movilidad para que nuestras chicas puedan eliminarlos con más facilidad!, ¡no dejen que se acerque a nuestra posición, usen molotov si es necesario! –Fue la orden de la líder del escuadrón de cazadoras del apoyo a distancia.


    Varias arqueras de repente son derribadas por disparos de mosquetes a la cabeza, algunas pocas ballesteras reciben heridas severas sobre el cuello o en el pecho al nivel del corazón y una Novamancer es desnucada por una bola de cañón.


    — ¡Mierda!, ¡nos están flanqueando, retroce…!


    Una granada cae rodando en las cercanías de las cazadoras de apoyo a distancia en el frente, interrumpiendo la orden a la líder del escuadrón. El estallido de esta dispersa una cantidad de pequeños fragmentos de metales que perforan a todo el que estuviera en el rango de su alcance, la propia cazadora que hacía de líder, fue seriamente herida por dichos proyectiles.


    —Maldición… esas sarnosas bestias usan nuestras propias armas en nuestra contra…


    Sus piernas y brazos fueron alcanzados por varios de los pequeños fragmentos de la granada, el daño lastimo severamente los nervios de sus piernas hasta el punto de que era incapaz de moverlas. Observo entonces el macabro espectáculo de a su alrededor, aquellas sarnosas monstruosidades con las que luchaban, aniquilaban y devoraban a todas sus camaradas y amistades.


    Oía los desgarradores gritos de su mejor amiga pidiendo ayuda, mientras su estómago era abierto a mordidas por las fauces de una mujer loba, arrancando sus intestinos a los cuales masticaba con voracidad. Observo como a una invidente cazadora de ojos destrozados de un garrazo intentaba huir, solo para ser tacleada por tres sanguinarias bestias a la vez y devorada en el acto.


    Una de esas lobas se acercó a la herida cazadora con actitud de líder con las evidentes intenciones de tomar su vida y consumir su carne.


    — Ni creas que rogare piedad… ¡vete al infierno, saco de pulga mierdoso! –Maldijo y escupió con rabia al sarnoso animal bípedo.


    La loba reía con suma malicia, acerco su mano dominante sobre uno de los pechos de la herida cazadora, para luego arrancárselo y deglutirlo como si fuera una manzana carnosa. Pone su pie izquierdo sobre el rostro de la herida humana y comienza a aplastarla lentamente hasta oír el crujido de huesos craneales partirse en innumerables pedazos.


    __________________________________________________________________​


    Peter caminaba con una mirada de júbilo diabólico a paso lento por las calles en ruinas de Lodhret, en las cercanías de las lobas que devoraban con glotona bestialidad a sus depredadas cazadoras. Borbotones de sangre era salpicada por doquier con cada mordida de los cuerpos consumidos, manchando el rostro y pecho del único lupino macho.


    En la percepción del lobo blanco, una euforia repercutía en su mente a la vez que el “Claro de la luna” se reproducía en su consciencia mientras se deleitaba con el horrido ambiente de muerte y antropofagia.


    Las pocas cazadoras restantes huyeron enseguida, la caza ya era una causa perdida, los engendros de la luna llena se hicieron con la victoria, el botín y un festín. Poco a poco, todas se juntaron en compañía bañándose entre restos viscerales de los cuerpos apilados, untando su pelaje con los restos de carne de sus presas cazadas, sucumbiendo a su lujuria de bestia entre toqueteos y besos pasionales.


    Era una orgia de sangre entre licántropas, un hábito común de esta raza platicada en los triunfos de las cazas lunares, desembocando toda su depravación y sanguinario estilo de vida. Y allí Peter se hallaba en el medio, sus manos teñidas de rojo manoseaban los pechos de una excitada loba mayor que él, mientras su endurecida hombría penetraba su inundada feminidad.


    Su lengua chocaba frenéticamente con la de ella, una mano de la fémina agarra del cuello del joven salvaje para que no le soltara, y las lupinas de a su alrededor no le ignoraron. Sintió la caricia de manos y lamidas, tanto en su pecho, espalda, pezones, cuello y en especial sus testículos, este último donde el aire caliente exhalado se percibía con notoriedad.


    Los Cryptian alrededor de la zona evitaban acercarse al área donde las sádicas bestias desembocaban su acto de enfermiza lujuria sanguinaria. ¿Sentían acaso como el morboso ambiente estaba cargado de una amenazante aura y sus instintos de supervivencia les alertaba al máximo de no interferir?, ninguna de las monstruosidades quería corroborar el destino que les depararía al interrumpir tal lascivo evento nauseabundo.


    El aroma de la muerte, la carne lacerada y el sexo salvaje estaban impregnados fuertemente en el aire, las caricias y toqueteos directos se acompañaron de mordidas y garras. Pero en lugar de dolor, solo un inmenso gozo de placer anormal repercutía en todas las presentes, en especial en el lobo blanco.


    Sus mordidas electrizaban de goce el cuerpo de toda hembra sucumbiendo al orgasmo al instante, así como las mordidas de las féminas estimulaban el dulce placer del macho. Su blanca semilla era esparcida tanto en el interior de numerosas mujeres lobas, como en varios rostros y pechos de notable busto.


    Cada gota no era desperdiciada, ya fuera lamiendo la intimidad de una de las tantas acabadas, o sus caras o senos, se deleitaban saboreando el jugo masculino de Peter con rostros inmersos en una satisfacción demencial.


    Eventualmente la caza lunar finalizaría y con ello la hora maldita, los Cryptian menester de dichos horarios se esfumarían y las lobas desembocarían en un sueño húmedo con la fragancia de su perversión aun perdurando en el ambiente. Con el despertar de todas, pronto se dieron cuenta que el viril macho había desaparecido sin dejar un mínimo rastro para seguirle, y el reparto de botín obtenido de las numerosas cazadoras asesinadas junto a los Hemopetra recolectadas se dio entre las licántropas presentes.


    __________________________________________________________________​



    —Mi cabeza… me siento como si me hubiera dado una borrachera de las pesadas…


    Un somnoliento Peter despierta entre bostezos nuevamente como humano, para notar enseguida que se hallaba totalmente desnudo en un bosque, pero no estaba solo, le rodeaban cuatro sujetos vestidos de túnicas blancas y máscaras de madera con la imagen del rostro de un lobo. Pronto recordó aquellas caras y vestimentas con anterioridad, fue en aquella cueva donde la bestia le mordió y le transmitió la licantropía.


    —Por tu expresión en el rostro puedo deducir que no nos has olvidado –Una voz femenina resalta a los oídos de Peter.


    Una quinta persona entra a escena vistiendo el mismo atuendo y mascara que el resto, ella se acercó sin dudar hacia él, hasta estar a escasos centímetros cara a cara.


    — ¿Quién carajos eres tú? –Le pregunto directamente el joven de blanca cabellera.


    —En el fondo lo sabes, soy la razón del porque has venido hasta las ruinas de Lodhret y soy quien te ha dado el don del lobo a través de la mordida –Contesto la enigmática persona —Peter Garnier, has corrido tantos riesgos y ahora tendrás las respuestas que anhelas saber.


    __________________________________________________________________​


    —Esta por aquí…


    —¿Realmente lo dices en serio?.


    — ¡Claro que sí!, ¡una autentica Sunlaire!, ese lobo macho la venció anoche y la dejo malherida allí, ¡vamos a llevárnosla y la vendemos a buena suma de dinero!.


    Con la finalización de la caza lunar, dos jóvenes mujeres lobas veinteañeras, quienes no lograron hacerse con una ganancia destacable, encontraron otra potencial fuente de riqueza. Una de ellas presencio a distancia la derrota de Sasha Sunlaire, rastreo su ubicación hallándola en un deplorable estado y pensó “volveré por ella después de la caza lunar, para llevarla y venderla como esclava o carne fresca para el mercado”.


    —Si está muerta, su carne de Sunlaire se venderá de maravilla, ya que es un festín poco usual, si está viva, muchos querrán usarla como una muñeca de trapo y luego cuando muera, procesamos sus restos como alimento –Expreso su idea la loba de cómo hacer ganancias con el cuerpo de la cazadora Sunlaire.


    Pronto llegaron a la habitación del segundo piso por la pared derribada previamente por un poseído Peter, el lugar exacto donde Sasha fue dejada malherida. Pero una sorpresa se cierne sobre el dúo de licántropas, la cazadora ya no estaba allí.


    —¿¡Que!?, ¡no me jodas!, ¡pero si estaba justo aquí!, ¿¡dónde se ha metido ese cuerpo!? –Se adentró a la habitación mirando por doquier sumamente alterada.


    Pronto un agonizante grito llega a los oídos de la loba que buscaba a la cazadora, voltea en dirección en donde su amiga estaba, solo para encontrar que había sido apuñalada desde su retaguardia. Un brazo penetro como una lanza su torso y arranco su corazón en el proceso, la agresora la sostenía en su mano para luego exprimirlo por consiguiente.


    — ¿¡Quien carajos eres tú!? –Exclamo entre nervios y enojo la loba tras presencia tal ejecución.


    Su amiga cae en el suelo carente de todo signo vital, observa a la responsable de habérsela arrebatado, frente a ella se hallaba una joven de 20 años en su total desnudez de pie a cabeza. De una mirada fría y carente de emociones, con ojos de color amarillo y una cabellera negra.


    — Aquí está tu “cuerpo” –Dijo con hostil tono la muchacha homicida.


    Continuara…
     
    Última edición: 13 Mayo 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso