Sala de música

Tema en 'Tercera Planta' iniciado por Gigi Blanche, 5 Agosto 2022.

  1.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    En el tercer piso se ubica la sala de música. Mantiene el estilo de las aulas de clase y posee gran variedad de instrumentos musicales: un piano de cola, guitarras, bajos, instrumentos de cuerda frotada, viento metal y viento madera. La mayoría, sin embargo, no son de público acceso; permanecen guardados en un armario dentro de la sala y a éste sólo poseen acceso el club de música ligera y los directivos.

    Posee una pizarra pentagramada sobre la pared izquierda, ventanas amplias y una mesa baja junto a un sofá cerca de la puerta.


    Sala de música.png

    Conecta con: Pasillo
     
    • Fangirl Fangirl x 3
  2.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    Lluvia.

    Lluvia.

    Detestaba la lluvia con todo mi ser.

    Desde el momento que me quede huérfana y mis tíos decidieron meterme en un orfanato por que mis padres verdaderos habían muerto en un día como este a veces me preguntaba, ¿Por qué me pusieron en adopción y ellos no me criaron? siempre me hacia la misma pregunta y nunca encontraba respuesta. Había nacido en una parte de Italia y solo por la adopción me fui a vivir a Venecia ya que mis padres adoptivos eran de ese lugar.

    Cerré los ojos y apoye mi cabeza en la ventana del auto de papá, no era el momento de ponerme melancólica cuando el auto se estaciono a las afueras de la academia entre sin mayor importancia a la lluvia, camine hasta los casilleros de tercero había demasiadas personas así que solo me dispuse a guardar mis cosas y sacar las que usaría por pura manía ya que siempre hacia los mismo, subí las escaleras hacia mi curso pero antes me detuve a notar la puerta que decía sala de música.

    Solo me quedo sonreír y abrí la puerta para entrar me quede maravillada, se parecía mucho a la sala que tenia en casa pero no tenia todos estos instrumentos solo había un piano, guitarra y un micrófono. Camine un poco cerrado la puerta despacio para en caminarme hacia el piano pero me te tuve al notar quien estaba adentro.

    Kohaku.

    Estaba revisando los instrumentos pero para mi parecer no se dio cuenta de mi llegada, así que llegue al piano y al sentarme toque un par de teclas para llamar su atención.

    ─Hola Kohaku.

    Holiwis, Gigi Blanche por aquí te dejo a la niña <3.
     
    Última edición: 11 Agosto 2022
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 4.png

    Había llegado temprano a la escuela, bastante emocionado de por sí de finalmente haber conseguido que me aprobaran la solicitud del club. Fui a buscar la llave a la sala de profesores y subí derechito al tercer piso. Era un salón común y corriente, pero estaba atiborrado de instrumentos y una chispa de emoción se propagó por mi cuerpo. Al fin lo había logrado.

    Aún tocaba encontrar un par de miembros reales así desligaba de la responsabilidad a Anna, que se había anotado sólo para ayudarme. Cerré la puerta a mis espaldas, dejé el bolso sobre el sofá y me acerqué al armario vidriado con los instrumentos más costosos. En el juego de llaves que me habían dado estaba el acceso al escaparate también, así que lo abrí con cuidado y me dispuse a echar un vistazo. En esas estaba cuando la puerta se abrió a mis espaldas y oí que alguien entraba. Me tomé el tiempo para regresar el saxofón a su lugar, y para cuando me giré, reparé en la figura de Fiorella junto al piano. Cierto, me había dicho que lo tocaba.

    Un par de notas tintinearon en el aire y le sonreí tras ella saludarme.

    —Buenos días. —Me acerqué a ella y permanecí de pie a un lado—. Literalmente acabo de abrirlo, pareciera que lo oliste o algo.

    Solté una risa breve y ladeé apenas la cabeza.

    —Creo que no te lo había contado, pero apenas hoy me aceptaron la solicitud para crear el club de música ligera.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  4.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    Sonreí al poner mis manos en las teclas del piano, solo toque una melodía algo fácil que había aprendido, prácticamente era algo básico y que era muy fácil para alguien ya profesional en el piano cosa que para mi fue difícil de aprender, pero no hay nada que no podamos hacer si le ponemos empeño. Eso era lo que siempre me decía Adara, para ser alguien que no expresaba sus emociones era una persona muy sabia.

    Había dejado de tocar cuando Kohaku se posiciono a mi lado y me dio una sonrisa en el momento que me regreso el saludo, cosa que devolví para volver mi atención en el piano y volver a tocar la misma pieza pero un poco mas larga y con mas delicadeza que la primera vez. Pare devuelta al escuchar lo ultimo que escuche de Kohaku y reí divertida.

    ─Fue mi sexto sentido al amor a la música.

    Rei ante mis palabras.

    ─Me alegro por ti, creo que ya tengo un lugar donde pasar mi recesos aburridos sin hacer nada.

    Me hice a un lado palmeando en lugar vacío invitándolo a sentarse.

    ─Puedes sentarte y en eso también te puedo enseñar un poco como se toca, ante de que toque la campana─sonrei fijando mi vista en el piano y regresándola a el─. Tan solo que tengas que seguir acomodando los instrumentos, te puedo ayudar.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 4.png

    La muchacha se dispuso prácticamente de inmediato a tocar el piano y yo permanecí en silencio, acercándome lentamente para no ir a distraerla. Luego de regresarme la sonrisa, noté que reiteró sobre la misma pieza y, aún con movimientos delicados, llevé una mano al borde del instrumento. Su respuesta sobre el sexto sentido me arrancó una risa liviana, pues de eso ya sabía un rato.

    —¿Te gustaría inscribirte, entonces? —le sugerí, alzando ligeramente las cejas, y tomé el lugar a su lado que me estaba ofreciendo—. ¿Qué clase de música te gusta tocar?

    Su oferta me hizo observar las teclas del piano en toda su extensión. Solté el aire en una especie de risa liviana y me encogí de hombros, mirándola de regreso.

    —Bueno, ¿por qué no? Aunque te advierto: no sé absolutamente nada de esta cosa gigante. Mi terreno son las guitarras.
     
    • Adorable Adorable x 3
  6.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    Mis manos todavía seguían en las teclas del piano cuando Kohaku acepto mi invitación a sentarse a mi lado, sonreí un poco ante su pregunta. Lo que mas me gustaba en toda esta vida que llevaba era estar metida en la sala de mi casa tocando el piano, era algo que me calmaba, y me tranquilizaba.

    ─Claro, estaría realmente encantada de estar en el club ─sonrei con entusiasmo y fije mi vista en el al escuchar su segunda pregunta, ¿Qué clase de música me gustaba tocar?, pues en mi estaba que de todo pero ya tenia dos favoritas─. Lo que mas me gusta tocar es el Jazz, y el pop.

    Note que bajo su mirada al piano ante mi propuesta de enseñarle a tocar, y lo oí soltar una risa y encogerse de hombros al mismo tiempo que recibía su mirada de regreso. Para ser razonable no pensaba enseñarle algo difícil, comenzaría con lo que a mi me toco aprender primero: donde era el lugar de cada nota musical.

    ─Advertencia tomada y para ser sincera lo mío tampoco era el piano, empecé practicando la guitarra ya que mis padres me pusieron en un curso, pero después el piano comenzó a llamarme la atención, así que empecé a tomarlo como otro hobby y la guitarra seguía estando presente hasta que un día le dije a mi papá que quería un piano para mi cumpleaños y el me lo concedió. Además era primera vez que ellos iban a comprar algo que yo pidiera ya que nunca lo habían hecho─suspire un poco─. Y para resumirlo la guitarra quedo como un hobby, y me empecé a enfrascar en pulir esa habilidad que tenia para el piano.

    Le regale una pequeña sonrisa.

    ─Para que no se te haga difícil empezaremos con lo básico─murmure al pararme al mismo tiempo que rodeaba el piano y me ponía frente a Kohaku─. Primero empezaremos con algo que siempre tomaba en cuenta en el momento que empecé a practicar el piano─mi mirada aun seguí en la suya─. Debes de estar tranquilo, relajado y sin estrés ¿para que te sirve esos métodos? para que no te turbes y estés realmente centrado.

    Sonreí un poco sabiendo que años después yo había dejado esos métodos, y había empezado a tocar el piano estresada.

    ─Ya relajado y todo, por hoy te enseñare donde queda cada nota musical ─había empezado a caminar hasta que me detuve detrás de el, lleve mi mano por detrás y la posicione en la nota que le enseñaría, ya que de hay partían las otras─. Pero antes necesitas saber que el piano esta compuesto por teclas negras y blancas. Las teclas negras están en grupos de dos y tres teclas─ se la señale─. Y teclas blancas se llaman naturales. Se puede decir que producen una nota natural al ser presionadas, a diferencia de un sostenido o un bemol.

    Realmente parecía profesora de piano y pensándolo bien ya sabia de que vivir cuando me dependisara de mis padres.

    ─Después de te explicare de que se trata ese sostenido y bemol, para eso necesito bastante tiempo pero por ahora te enseñare donde queda las notas ─señale la nota Do en las teclas blancas─. Esta pieza de aquí se llama Do, la que sigue Re..─empecé a tocar cada una hasta que llegue a la nota Si─. Como vez se repiten otra vez pero con un sonido mas grave do, re, mi, fa, sol, la, si─ las toque otra vez y me aleje para volver a sentarme a su lado─. El piano esta compuesto por sonido bajos, graves y altos.

    Fije mi vista en el y la volví al piano.

    ─Ahora puedes hacer lo dije, si quieres que te las repita otra vez puedo hacerlo sin problema.
     
    Última edición: 14 Agosto 2022
    • Adorable Adorable x 2
  7.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 3.png

    Mi sonrisa se estiró suavemente al aceptar ella mi invitación de formar parte del club y asentí apenas. ¿Jazz y pop? Una combinación algo ecléctica, sin lugar a dudas, pero sonaba interesante. Divertido también.

    —¿Te gusta improvisar, entonces? —deduje, regresando la vista al piano—. ¿Tocas sola o tienes una banda?

    Venga, andaba preguntón. Luego de aceptar su ofrecimiento de enseñarme los conceptos básicos del piano, me quedé quietecito y aguardé a que empezara. Al parecer también tocaba la guitarra, así que luego podríamos charlar sobre eso. La seguí con la mirada cuando se incorporó y mantuve mi atención en ella, asintiendo. Relajado y libre de estrés, eso se me daba bien, ¿cierto? Era prácticamente una relación simbiótica, la música de por sí me tranquilizaba. Rasgar las cuerdas de la guitarra, presionar las teclas de un piano, cualquier voz que cantara. Me ayudaba a encontrar lugares donde descansar.

    —Muy bien —acordé, y por el teatro sacudí un poquito los hombros antes de sonreírle como un niño orgulloso—. Ya estoy relajado.

    La seguí con la mirada hasta que ya no me fue posible, cuando se detuvo detrás mío. Por un segundo se me ocurrió la idea de que quizá me tocara, pero decidí no darle importancia y enfocarme en el instrumento. Fui asintiendo conforme me brindaba información, y alcé el rostro para sonreírle ante la mención de los sostenidos y los bemoles, que luego me los explicaría.

    —Sé lo que son —aclaré, en voz baja y tono suave, y la sonrisa me cerró los ojos—, así que no te preocupes.

    Volví la vista a las teclas cuando empezó a tocarlas en una escala ascendente, luego otra vez, hasta que regresó a mi lado. Le sonreí, asentí y acaricié suavemente la primera tecla con la yema del índice. La presioné, produjo un sonido suave y básicamente la imité. Me sentía tan cómodo y tranquilo que siquiera había pensado que en cualquier momento debía estar por sonar la campana.

    —¿Cuál fue la primera melodía que aprendiste? —pregunté de mera curiosidad, pensando en Twinkle, twinkle, little star. Si decía esa iba a ser bastante gracioso.
     
    • Adorable Adorable x 2
  8.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    ─Sip además también me toca, a nadie de mi familia le gusta la música prefieren la moda y esas cosas─sonrei un poco─. Sola, solita. Tampoco he pensado en formar una banda.

    En el momento que me había incorporado había sentido su mirada eso significaba, que esta atento a lo que estaba hablando y eso era muy importante. solté una risa leve en el momento que hizo el gesto de que estaba relajado. Bueno ese método era algo que siempre el profesor de piano me repetía cosa que había tomado en cuenta, pero al pasar los años lo había dejado, tocaba piano estresada pero agradecía mucho que que la música lograra calmarme y al mismo tiempo relajarme.

    Asentí en el momento que me dijo que ya sabia que era el sostenido y el bemol, pues eso me alegraba ya que de allí arrancaba todo para tocar alguna pieza en el piano. Le devolví la sonrisa en modo de respuesta y deje que hiciera lo que le había enseñado no tan solo hace algunos minutos. Ya sentada a su lado sonreí porque le había salido tal y como se lo había enseñado.

    ─Muy bien Kohaku─puse mis manos encima de las teclas del piano─. Como veo eres alguien que aprende rápido, y eso es muy bueno.

    Toque algo lento como un poco rápido, pero grave, así era como ejercitaba mis dedos para que aprendieran a estar mas relajados o que se acostumbraran a dejar de hacer lo que hacia la otra mano. Ese fue el problema que tuve al comenzar a tocar. Ya que la mano derecha siempre quiere hacer lo mismo que la mano izquierda o a veces es al revés.

    Escuche su pregunta justo cuando iba a empezar a tocar mi pieza favorita, solo me quedo sonreír.

    ─Si no me equivoco fue Shallow se me hizo difícil, y claro también me costo lagrimas pero la aprendí─repase mi vista en la suya para volverla al piano, y me puse a tocar la melodía, cerré los ojos y me deje llevar por el sonido. Sonreí en el proceso era un milagro que me recordaba como comenzaba, toque hasta la mitad y saque el móvil de mi falda para fijarme en la hora.

    ─Parece que ya es hora de ir yendo al salon─guarde el móvil al incorporarme y sonreí─. Si quieres seguir practicando podemos hacerlo otro día.
     
    Última edición: 14 Agosto 2022
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  9.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 4.png

    Eran días tranquilos, la verdad. Uno podría decir que toda mi vida había sido así, con la paz del Santuario, los trabajos minuciosos y los silencios personales. Mi familia se llevaba bien, en general poseían buen carácter y, si discutían, los conflictos difícilmente duraban más de unos pocos días. Todos disfrutaban lo que hacían, y si poseían reservas al respecto las resolvían con la almohada. Papá leía y releía sus pilas de documentos en su oficina, allí donde el sol se colaba por las puertas de papel y olía a madera. La abuela se la pasaba yendo y viniendo, barriendo las hojas del camino principal, limpiando el depósito o atendiendo la huerta. Mamá leía, administraba la casa, preparaba las comidas y tendía la ropa. Éramos felices.

    Aún con las heridas en el corazón, éramos felices.

    Haber conseguido abrir el club de música, por tonto que sonara, apilaba un gramo de arena extra en el castillo que, lentamente, estaba reconstruyendo desde que Chiasa se fue. Los días de primavera seguían siendo hermosos, seguían oliendo a madera, o a sol, o a flores, y me daban paz. Con la campana del receso, aproveché que había traído la guitarra para ir a la sala del club. No había nadie, las motas de polvo se deslizaban suspendidas en el aire y cerré la puerta a mis espaldas. Lo hice casi sin ruido.

    No tenía ninguna intención particular ni super profunda, sólo me apetecía tocar un rato y para eso me había esforzado, ¿no? Para obtener este pequeño refugio. Me recordaba a los que mamá debía construir cuando se hundía en sus libros, sentada en la sala, junto a su taza de té. Eran lugares para recostarnos y descansar.

    Me senté en el banco del piano porque sí, acomodé la guitarra en mi regazo y, tras unos segundos, simplemente empecé a cantar. La canción hablaba de un halcón, su soledad y tristeza, de los corazones herméticos y el deseo, silencioso pero punzante, de la simple compañía. La había aprendido hacía unos años y se enlazaba a muchos recuerdos, y estaba bien. Quizá doliera un poco, pero estaba bien.

    Era la vida, al fin y al cabo.


    saben el tiempo que llevo queriendo empezar a poner a ko cantando en lugarcitos???? no, pero un montón.

    quem no lo pediste pero ya tenía esta idea en mente, hope u dont mind unu
     
    • Adorable Adorable x 3
  10.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png


    Hoy era el día más normal de mi vida, así la odiosa de mi hermana estuviere cumpliendo años si de mí no se acordaban cuando los cumplía ¿porque debería de preocuparme de otros?. No había lógica en ese asunto despreciable en mi vida, nunca hubo un "feliz cumpleaños Fiorella" así que no deberían de sorprenderse si yo hacía como si este día fuera de lo más normal, así que apenas al levantarme solo cogí mis auriculares y desaparecí de la puerta no quería estar ahora en la casa. Entre más rápido saliera mejor para mí.

    Apenas llegué me dirigí hacía mi casillero, y saque lo que necesitaba, avance hasta la tercera planta.

    Las clases fueron normales para decir verdad, eso lo agradecía mucho ya que me ayudaba a no pensar mucho en los problemas de mi casa de crianza. Porque eso era para mí una casa de crianza. Donde no existía el amor, porque en verdad esa palabra no existía en ese lugar, minutos después tocó la campana del receso así que salí sin mayor problema ahora quería estar en un lugar tranquilo sin necesidad de estar rodeada de tanta gente, así que pensé en ir a la sala de música ese era el único sitio en donde podría pasar todo el día sin tener de qué, preocuparme.

    Me encamine a ese lugar, sin tener muchos ánimos encima pero lo que observaría no me lo esperaba, pensé que estaría vacío pero me sorprendí al escuchar que alguien estaba cantando y, al asomar solo la cabeza note que al mismo tiempo también estaba tocando una guitarra, conocía muy bien esos mechones de cabello era Kohaku. No sabía que cantara. Bueno ya verlo tocar la guitarra era otra cosa, él me había dicho que la tocaba, así que de ello no llegue a sorprenderme.

    Y lo hacía muy bien para decir verdad.

    Medite entre irme o quedarme por varios segundos, pero decidí que la segunda opción me vendría mejor, había venido a tranquilizar un poco la tristeza que tenía tocando el piano y, eso haría. Pase sin hacer mucho ruido al cerrar la puerta y llegué a sentarme en unos de los asientos que estaban cerca del piano en donde Kohaku estaba sentado.

    Realmente, se escucha muy bien lo que cantaba aunque prestando atención muy al fondo se miraba que era una canción triste, y era una canción que me estaba llegando muy al fondo así que me dispuse a escuchar lo que tocaba, cerrando los ojos.

    Hasta que se diera cuenta de que estaba aquí ¿no?

    Holi Gigi Blanche tranquila uwu, no importa sin problema. Fiore encantada de escuchar algo que la anime un poco.
     
    Última edición: 17 Noviembre 2022
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  11.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 4.png

    En algún punto bastante impreciso de la canción noté que abrían la puerta, cosa que no me interrumpió ni ofuscó de ninguna forma. Seguí a lo mío, con la mirada puesta allí, y al dar con Fiorella le concedí una sonrisa. Nunca me había avergonzado cantar frente a otras personas, la verdad, aunque pocas cosas lo hacían. Luego de que la chica cerrara la puerta, regresé la vista a mi guitarra y medio seguí sus movimientos, tranquilo. Ella no me detuvo y yo tampoco lo hice, hasta que la canción terminó y se instauró un breve silencio entre nosotros.

    A decir verdad, me gustaba cantar para los demás.

    Sentía que podía alcanzarlos.

    —Hola —la saludé junto a una sonrisa suave, sin modificar mi posición. Ya era normal en mí, pero sentí una paz especial en el ambiente—. ¿Todo bien?
     
    • Adorable Adorable x 3
  12.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    Pensé que Kohaku no se daría cuenta que habría entrado, pero parece que si lo hizo pues, después de todo ni cuenta me di en que comento había acabado de cantar y tocar. Todo se sentía muy tranquilo y en paz era algo que anhelaba que existiera en el lugar en el que vivía. Pero parece que eso era demasiado pedir en esta vida. Y llegaban momentos en el que me preguntaba ¿que tenía la vida, que se encaprichaba conmigo?. ¿Que?. Nunca lo supe, y no creo que lo sepa ahora.

    Dejando a un lado esos pensamientos, la cosa fue que se fueron cuando Kohaku me saludo, y no me quedo más que sonreír un poco aun sin ganas de hacer absolutamente nada.

    ─Hola ─murmure aun sin abrir mis ojos con mi cabeza recostada en la pared, para después inclinarme hacia delante y poner mis codos presionados encima de mis rodillas, a lo que llevaba las palmas de mis manos a mi rostro y, sonreia al abrir los ojos.

    Ahora de fingir que todo estaba bien Fiorella, eso es lo que más sabes hacer ¿no?.

    ─Si todo bien ─lo mire un poco para después mirar al piano ─¿Puedo pedirte un favor?, si no te molesta ¿podría tocar por un momento el piano?.

    Habría venido con ese deseo, y antes de hacer cualquier cosa lo cumpliría. Talvez así podría pensar con más claridad.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  13.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 4.png

    Había cruzado por mi mente la posibilidad de preguntarle si le había gustado la canción, pero realmente no fue necesario. No lo fue al mirarla y notar que había cerrado los ojos mientras me escuchaba, y el tiempo que se tomó para abrirlos y la calma con la cual lo hizo. No me las daba de nada, pero tampoco solía tener problemas de autoestima. Allí, en ese pequeño acto, estuve seguro que encontré la respuesta a mi pregunta y lo dejé correr.

    La recibí con una sonrisa, pues, pestañeé y asentí brevemente al decirme que todo iba bien. Tuve la ligera sensación de que su pedido poseía más el tono de una demanda, quizás una un poco ansiosa; pese a cuán extraño me resultara, no le di vueltas y me incorporé de inmediato, sosteniendo la guitarra con una mano.

    —Por favor —concedí, risueño, y le indiqué el piano con un vaivén de mi brazo que fue bastante caballeresco adrede.

    Con eso hecho, dejé la guitarra sobre uno de los pies libres y pasé a ocupar la silla donde ella había estado hasta ahora. Compartir pequeños instantes de música era otra de las razones por las cuales había querido formar el club, así que me ponían bastante contento esta clase de intercambios. Permanecí en silencio y relajé el cuerpo, esperando a que iniciara.
     
    • Adorable Adorable x 2
  14.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    Después de haberle pedido a Kohaku si podría tocar en el piano, me recibió con una sonrisa, a decir verdad escucharlo tocar había puesto mis ánimos un pocos elevados, pero sé que eso no era suficiente, lo sabía por qué así me ponía cuando escuchaba tocar a cualquier persona, pero siempre terminaba tocando el piano y eso era lo que me ayudaba a no tocar fondo.

    Solo me levante de la silla en donde estaba sentada, no hace mucho, en la cual Kohaku se sentó y, suspire al momento que me senté frente al piano. Lleve mis manos al instrumento, y al posicionarlas solo me deje llevar por la melodía. Una que llevaba practicando y que siempre tocaba cuando estaba justamente como ahora. Triste.

    Cerré los ojos y empecé a entonarla, con suaves y delicados movimientos. Era una melodía que me llevaba a pensar muchas cosas, y claro no podía negar que también era muy triste, por los tonos, los acordes y todo. No podía mentir que al abrir los ojos empecé a sentir que se cristalizaban. Y era verdaderamente cierto que mis emociones se trasmitían, en lo que estaba tocando.

    Pensándolo bien no pensaba llorar. No ahora. No adelante de alguien que llevaba semanas conociendo.

    Volví a cerrar mis ojos y los mantuve así hasta que, termine de tocar. Respire hondo al volverlos abrir, y aun sentada solo me gire para quedar frente a Kohaku y buscar sus ojos.

    ─Gracias ─susurre ─. No te lo dije cuando terminaste de cantar y tocar, pero me pareció muy bonito lo que tocaste.

    Había cantado es verdad, cosa que no me esperaba que hiciera, y llegaba a pensar que talvez él y yo llegábamos a tener ese mismo amor hacia la música y allí era donde me daba cuenta que a este paso, hice bien al unirme al club.
     
    Última edición: 20 Noviembre 2022
    • Adorable Adorable x 3
  15.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 4.png

    Hubo una sensación que siguió palpitando en ella, en el ambiente y alrededor, con cada uno de sus pequeños movimientos. Era perceptivo, al fin y al cabo; quizá no hiciera mucho con la información que recibía, pero lo era. Noté de inmediato que cerró los ojos, yo deslicé la mirada a sus manos y me mantuve allí la mayoría del tiempo. Había algo especial en el instante, el lugar concreto de conexión con el instrumento. La canción la reconocí pasados unos pocos segundos.

    Y fluyó, y fluyó, y la vi abrir los ojos y los noté cristalizados. Ya me lo había imaginado, de todos modos.

    El piano se deslizó con suavidad y un dejo de tristeza, soplando las cortinas y arrancándole destellos dorados a los cristales del armario. Cuando el silencio regresó, Fiorella se volvió hacia mí y me agradeció. No creía que hiciera falta, le dediqué una sonrisa que me rasgó ligeramente los ojos y meneé la cabeza.

    —Lo mismo para ti —concedí, poniéndome de pie para ocupar también el banco del piano; dejé mi vista en las teclas, presionándolas en un gesto distraído—. ¿Te sirvió? Tocar el piano, me refiero.


    La sonrisa se me estiró un poco y la miré de soslayo.

    The night we met. Es una canción preciosa, ¿a que sí?
     
    • Adorable Adorable x 3
  16.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    Haber terminado de tocar el piano produjo muchas emociones mezcladas en mi interior, y la principal de todas ellas era la tristeza. ¿Tristeza de ser rechaza? había parte en ello, pero lo que más me dolía era que nunca me daban las misma importancia que le daban a ella, después de todo yo no era su hermana, solo era alguien que ellos quisieron adoptar. Y claro que estaba agradecida, pero para vivir así. Prefería vivir sola, por lo cual era una de las más grandes razones que esperaba terminar el colegio para irme a estudiar a Francia, era lo que más anhelaba en esta vida.

    Había alejado mis manos del piano, en el momento que me vire hacia Kohaku. Ladee la cabeza un poco pensando en la pregunta que me hizo antes de sentarse a mi lado, yo aún seguía del otro lado dándole la espalda al piano. Antes de responder a su pregunta, me fije de reojo que había presionado las teclas del piano.

    ─Puedo decir que si, lo que sentía se había calmado desde que te escuche tocar, pero necesitaba poner mis manos sobre el instrumento. No sé muy bien cómo explicártelo ─sonreí un poco mirándolo al momento que me incliné hacia el piano, pero sin llegar a tocar nada del instrumento─. ¿Cuántos años tenías cuando aprendiste a tocar la guitarra?.

    Simplemente sentía curiosidad, después de todo yo, había aprendido a tocar el piano cuando aún estaba pequeña. Sin contar que toda mi vida la pase en clases de guitarra.

    Cosa que no me arrepentía en lo absoluto.

    Sonreí un poco divertida, por la pregunta que me hizo después sobre la canción, había practicado esa canción todos los días cuando llegaba a casa. Siempre me salía con errores, pero lo importante fue que me salió en una noche menos indicada, estaba triste y me salió con tanta fluidez que me sorprendí después. El arte era así, si nunca intentas algo como te iba a salir. Eso era lo que siempre decía Adara.

    ─Si muy preciosa, aunque amo escucharla, prefiero tocarla. Me trasmite muchas emociones.
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  17.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 4.png

    Ella había estado dada vuelta al principio, así que su voz me alcanzó indirectamente y seguí tonteando en las teclas del piano. Había dicho que no sabía explicarlo y pensé que no hacía falta, la verdad; creía entenderlo. Las personas buscaban sus puntos de conexión, muchas veces ciegos, y acababan encontrándolos en multitud de lugares diferentes.

    —Eso fue hace... —Alcé la vista al techo, pensativo, y las puntas de mi propio cabello me cosquillearon en la nuca—. ¿Seis, siete años? Por momentos me parece que ha estado conmigo siempre, así que las fechas se me desdibujan. Y lo entiendo. —Busqué sus ojos—. O creo entenderlo, al menos. Esa guitarra es... un pedazo de madera con cuerdas y clavijas, y también es el hilo que me mantiene atado a lugares, recuerdos y personas que no quiero olvidar. Y me ata a mí mismo, y al suelo que piso, y también lanza una cuerda hacia adelante, para ayudarme a avanzar.

    Pasado, presente y futuro. En cierta forma, tocar música hacía que todo convergiera, se enlazara y adquiriera sentido. Me recordaba que ya no sería la persona que fui ayer, que la de hoy era efímera y la de mañana, un absoluto misterio; pero estaba bien, porque todo permanecía conectado. Estaba bien, no perdíamos nada en el camino.

    Estaba bien.

    Asentí quedo, volviendo a distraer la vista en el piano, cuando me respondió sobre la canción. Dioses, seguían siendo tantas teclas. Era una locura.

    —Me alegro, entonces —murmuré, fue casi un susurro y, al mirarla, la sonrisa me cerró los ojos—. Me alegra que te sientas más tranquila. Y quizá sea un poquito vanidoso de mi parte, pero me alegra también haber ayudado.
     
    • Adorable Adorable x 3
  18.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    Espere atenta a su respuesta mientras miraba con atención la guitarra, hace cuanto que no tocaba una ya tenía años, después de todo en mi casa tenía la que me regalaron pero la deje de usar y, hasta ahora no la toco la última vez fue cuando tuve una presentación en la escuela. Y para ser sincera, estaba tan concentrada en el piano que me había olvidado del primer instrumento, que había aprendido a tocar. La mire con tanta nostalgia, y también con ganas de tocarla pero no lo haría, no era mía.

    Hasta que la respuesta de Kohaku hizo que trajera mi atención hacia él, asentí ante la respuesta que me dio, sonreí un poco a lo que me viraba para quedar frente al piano, y puse mis manos en las teclas al mismo tiempo que me encontraba con sus ojos.

    ─Entonces en eso nos aparecemos un poco, yo toco el piano para vivir con la imagen mi mamá y bueno, lo poco que supe fue que ella también lo tocaba, es un instrumento que me mantiene en su recuerdo ─sonreí un poco mirando el piano─. Y también me ayuda a calmar mis emociones.

    Fije mi vista en él, y note estaba distraído con el instrumento, cosa que solo me dispuse a mirarlo detenidamente al escuchar de nuevo su voz y encontrarme con su ojos, solo quedo devolverle la sonrisa, y reír divertida por lo que menciono.

    ─De acuerdo señor vanidoso ─murmure y reí un poco en modo de broma─. Me alegro de a ver contado con su ayuda ─murmure teniendo curiosidad de algo─. A parte de mí, ¿cuántas personas están inscritas en el club?.

    Talvez podría decirle Adara que se una, aunque a ella le guste más la fotografía que la música, ella ama cantar.
     
    Última edición: 25 Noviembre 2022
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  19.  
    Gigi Blanche

    Gigi Blanche Equipo administrativo Game Master

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    5,112
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kohaku 4.png

    Sabía que podíamos meternos en terreno pantanoso; a decir verdad, desde el principio esta chica había sido bastante honesta a mi alrededor. Quizá fuera afortunado que nos hubiéramos conocido ahora y no hace unos meses o un año, donde me costaba muchísimo más aceptar y lidiar con emociones ajenas, y en especial si íbamos a compartir tiempo en el club. En las listas aparecían varios nombres, pero me daba a mí que nosotros dos seríamos los más constantes por mucho.

    —Ya veo —murmuré con calma ante la curiosa mención de su madre, honestamente tenía toda la pinta de que había fallecido y me alegró no sentir incomodidad de ningún tipo—. Me pasa algo similar, pero con mi hermana.

    Lo dije.

    Y no ocurrió nada.

    Por absurdo que sonara, notarlo me dio una tranquilidad increíble. Guardarme las cosas y mantenerme aislado en una cueva se había sentido reconfortante al principio, como si de esa manera nada ni nadie pudiera volver a herirme, pero sin darme cuenta... eché raíces y me atasqué. Me atasqué lo suficiente para enfermar, atrofiarme y olvidar muchísimas cosas importantes. Ahora que había salido, por Dios, no quería volver a pisar ese lugar en la puta vida.

    Quería creerme capaz de ello.

    Por eso había soltado lo de Chiasa.
    Le sonreí, pues, lo hice con calma y una calidez infinita, y asentí al escucharla decir que la música le ayudaba a calmar sus emociones. Si realmente era tanto fuego como había mencionado antes, que hubiera encontrado algo capaz de mitigarla era bueno. Suponía que todos necesitábamos una contraparte de nosotros mismos, en mayor o menor medida, para funcionar mejor.

    El mote que me había clavado acentuó mi sonrisa, pero no la interrumpí y aguardé a que formulara la idea. Hice memoria para responderle.

    —Hmm, cuatro. Está Anna, la chica de segundo que conociste el otro día, un tío y una tía de la 3-2, y una muchacha que va a la 3-1, Ethans-san. Los de la 3-2 son... Aleksander Hal y Abigail Miller. ¿Conoces a alguno?
     
    • Adorable Adorable x 3
  20.  
    quem

    quem Orientador del Mes Orientador Fierce eleven k. gakkouer

    Virgo
    Miembro desde:
    21 Febrero 2021
    Mensajes:
    801
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Fiorella 2.png

    Mis manos todavía seguían en el piano, cuando escuche su voz, había mencionado algo sobre su hermana, cosa que solo hizo que alzara mi ojos hacia el por unos segundos, tenía muchas preguntas pero no pensaba interrogarlo, si él me lo había dicho algo como eso, era porque confianza en mí ¿no?, sonreí un poco volviendo mi atención en el piano. Después de todo no me cansaba de estar sentada en él, al estar aquí era lo que más me calmaba.

    Hasta que volví mi atención en Kohaku, y note su sonrisa cosa que devolví, talvez sonrió así por el mote que le puse uno que dije de pura broma. Mientras esperaba su respuesta a mi pregunta, pensaba en la miles de cosas que le diría a Adara para convencerla de formar parte del club. De todas formas, sé que ella estaría encantada de pertenecer al club de fotografía, y si se lo propusiera lo aceptaría con gusto.

    La conocía y sabía muy bien lo que ella más anhelaba en esta vida.

    Ser una fotógrafa muy famosa.

    Deje de maquinar tanto cuando escuche su voz, iba asistiendo de acuerdo a la información que recibía, me puse a pensar si conocía a los otros que me menciono después de Anna, y para no matarme pensando tanto, no conocia a ninguno.

    ─No, no conozco a ninguno, aparte de Anna no ─murmure con leve desdén─. A decir verdad con los únicos que he pasado algo de palabra, es con Arata y Aaron aparte de ellos dos, con el que más he hablado tan seguido y, que se me hace algo extraño es contigo.

    Y si lo decía era por que no era tan sociable.

    ─Si te preguntas por que la pregunta, era porque talvez, le diga a una amiga que se una ─murmure─. Aunque con ella es muy diferente, ella le gusta más cantar.
     
    Última edición: 27 Noviembre 2022
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso