Fantasía Metalord Revolution

Tema en 'Novelas' iniciado por Sylar, 1 Enero 2016.

Cargando...
  1. Threadmarks: CAPITULO 286 LA TRAVESÍA DEL SEGUNDO GRUPO
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2327
    CAPITULO 286 LA TRAVESÍA DEL SEGUNDO GRUPO


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    El barco continuaba su curso hacia el reino de Idalica del continente de Gresswold, le tomaría su tiempo llegar, tanto yo, como Riha, Crok, Allum, Riza, Tayra y Jhamel nos encontramos en la habitación donde nos alojábamos. Por fortuna prepararon esta embarcación con una habitación espaciosa y camas separadas para cada uno. Aleab dormía aquí también, pero ahora mismo se encontraba leyendo en otra habitación para practicar y mejorar su habla como escritura del idioma de Gresswold.


    Durante el tiempo que duraría el viaje, aprovechamos para intercambiar historias, les conté a Allum y al resto, todas las anécdotas al detalle que me ocurrieron en Quíatar, por supuesto obviando los detalles de “Trotamundos”, también los de Myldark o Alnayits después de confrontarle y puede que otros asuntillos iguales, por seguridad y decisión he preferido guardarlos y mantenerlos en secreto.


    Ahora les tocaba a ellos el contarnos su travesía, del cual se sabe que todo comenzó cuando Tayra llego a la aldea de Windaz junto a Riza.


    —No teníamos idea de donde comenzar, nos habíamos dirigido al pueblo de Argoh y lo elegimos como el punto de inicio para planificar la búsqueda, pero sin pista alguna era imposible -Relata Allum —Entonces llegaron los sueños, el primero me dio esperanzas de que esta búsqueda era posible, el segundo… empecé a sentir al amo hacia una dirección en concreto.


    Según Allum, los sueños se hicieron más frecuentes y con ello la dirección que debían seguir se hizo más notorio, fue la “pista” que buscaban, pero no suficiente aun, necesitan más información.


    —Nos estacionamos en el pueblo de Argoh durante un tiempo para hacer encargos en el gremio de aventureros y reunir el suficiente dinero para el viaje -Afirmo Riza.


    —Allum no podía registrarse como aventurero, el gremio no admitía a “familiares” como tal, solo Riza y yo podíamos registrarnos -Confirma Tayra.


    Después de los eventos del reino de Nagret en la zona prohibida, Mecil Devon un representante del gremio de aventureros del reino de Luthe, elegido para asistir y representar a los aventureros en aquel encargo, me dijo al separarse de su grupo que la condición para cobrar la recompensa era dar mi testimonio, tenía un tiempo límite de unos días como máximo.


    —No podía cobrar la recompensa en su nombre, amo, Hersel intento con su propia influencia todo lo posible a su alcance, pero sus “superiores” se lo negaron rotundamente -Allum me relato.


    Ponían la excusa de como un “familiar”, no podría cobrar por temas de seguridad, que debía ser el aventurero mismo en persona, de modo que evadieron una manera “legal” de no darme el dinero del encargo dado al tiempo límite transcurrido.


    —Mientras se buscaba pistas sobre su paradero, Riza y Tayra hicieron varios encargos para hacer dinero necesario para el viaje, ya que no se podía cobrar la recompensa de aquel trabajo de la “Zona prohibida” -Argumento el slime.


    Era mucho dinero por ese trabajo y Hersel quien era una buena persona conmigo, intento ayudarme, pero quienes manejaban los hilos del gremio eran unos infelices bastardos, podría haberme no involucrado con el asunto del cubo de Navum y solo haberme marchado de ese sitio cuando pude, pero… sentía que, de haber tomado esa elección, las repercusiones habrían sido desastrosas a futuro, y no olvide esas “visiones” que me hicieron reconsiderar poner a fin tomo el tema de ese cubo.


    —Luego de tantos encargos realizados, logramos juntar una cantidad necesaria de Bals para el viaje, pero aun… nos faltaban más pistas para realizar un viaje seguro -Relata Riza.


    Los sueños de Allum marcaban una dirección, pero seguir a medias algo peligroso era aun guiarse a ciegas, necesitaban más información y luego fue que en uno de esos sueños, el propio slime oyó una palabra que se repetía varias veces.


    —“Quíatar”, “Quíatar”, “Quíatar”, “Quíatar”, escuchaba esa palabra una y otra vez, pronunciada por usted, amo.


    El slime no tenia idea de que significaba, la Sargaria Tayra mucho menos, pero la bruja recuerda que en la academia mágica, de los numerosos libros leídos, uno en particular que enseñaba un pequeño mapa y descripción del continente Bidual.


    —Un reino ubicado en el sur del continente Bidual, llamado esa parte como el “continente de Sharya”, y el punto más viajado entre continentes entre Gresswold y Sharya.


    El continente Bidual debe su nombre por ser un continente divido en dos nombres, el norte de Ozerot y el sur de Sharya, cada uno con sus respetivos reinos, etnias, culturas y biomas. Con aquella información, el grupo tenía toda la información necesaria y el destino marcado de su viaje.


    —Para ir al reino de Quíatar, era necesario ir al reino de Idalica, tomar una embarcación preparada para un viaje a otro continente -Dice Riza —Seria un viaje largo, nos tomaría uno o dos meses llegar, quizás menos, todo dependía de como seria nuestro trayecto.


    Con el dinero que habían juntado seria un viaje más que suficiente para llegar a Idalica, si llegara a faltar más, podrían recurrir al gremio de aventureros del reino para recaudar más fondos con los encargos de la región. Por supuesto, aunque contaban con mis armas de fuego para apoyarse, debían limitar el consumo de estos para no malgastar la munición del cual no podían reponer.


    Según parece pocas fueron las veces que Riza utilizo la escopeta Spas-12 en algunos trabajos, lo idóneo para poner a prueba su aprendizaje en el uso del arma, había dejado una buena dotación de cartuchos, la bruja le saco buen provecho de Gresswold hasta Quíatar.


    —El viaje hasta el reino de Idalica podría haber sido seguro -Dice la bruja.


    —¿”Podría”?, ¿qué significa eso? -Pregunte.


    —Tuvimos un encuentro “inesperado” en nuestro camino.


    —¿Bandidos?, eso sería lo usual -Opine.


    —No, este encuentro no fue con simples bandidos, para nuestra desgracia.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Transcurridos durante el viaje de Allum, Riza y Tayra, el trio había llegado al Reino de Wilstone, cuyas fronteras llegaban al Reino de Dragnor y a su vez este estaba a casi nada de Idalica. La mayoría de los viajes se hacia en carreta, se habían aprovisionados con suficiente comida y agua para el trayecto, reponiendo aquellos vitales suministros en cada poblado o ciudad que pasaban.


    Su camino hacia la siguiente frontera a otra nación lo estaban haciendo a pie, había un atajo que los haría llegar más rápido, pero era necesario cruzar un bosque que ninguna carreta podría pasar por la cantidad de árboles y grueso follaje en la región. Aquel recorrido se inicio a una fría mañana a los primeros minutos de la salida del sol, con suerte estarían llegando a la frontera de Dragnor antes del anochecer, habría un pueblo por los alrededores y podrían descansar para continuar con el viaje en el amanecer del siguiente día.


    Al menos esos serian los planos establecidos, hasta que, en medio de ese bosque, la propia Sargaria con sus largas orejas y un sentido del oído sobredesarrollado podía oír pasos sospechosos cercanos a los tres. La primera impresión podría ser que se tratara de animales del bosque, pero la semihumana había aprendido diferenciar las pisadas de animales cuadrúpedos y de bípedos.


    Todas aquellas pisadas eran de bípedos, caminantes de dos piernas, pero las sospechas aumentan cuando varios de estos seguían a una distancia “segura”, lo hacían en grupo y llevaban un buen rato siguiendo el mismo camino de ellos. Si fueran bestias salvajes, no se tomarían tanto tiempo en atacar a su presa, además de que cada vez que los tres se detenían, aquel grupo hacia lo mismo y volvían a continuar una vez el trio prosiguiera su avance.


    —Riza, no están siguiendo, oigo a cinco -La semihumana le advirtió en voz baja.


    —Lo sé, desde el ultimo poblado sentía que se nos estaban siguiendo, pero desconocían de cuanto se trataban -La bruja le responde con el mismo tono bajo.


    —¿Bandidos?, hemos tenidos pocos encuentros con ellos, será fácil lidiar con ese problema -Aseguro Allum.


    —Estos bandidos se toman bastante su tiempo, es extraño, ¿podrían conducirnos a una trampa? -Se pregunto la bruja —Los últimos rumores del poblado no mencionan sobre algún grupo de bandidos que haya llamado la atención últimamente, estos sujetos realmente “se toman su tiempo”, se siente como si se estuvieran preparando para algo, si quisieran robarnos deberían haberlo hecho hace rato desde que nos alejamos demasiado del pueblo.


    Las sospechas iban de que quizás esperaban que los tres se cansaran y acamparan para atacarlos en el anochecer, pero antes de que llegara el manto de la oscuridad ellos ya habían llegado a la frontera del otro reino y con ello a otro poblado. Un grupo de bandidos debería estar al tanto de las cercanías con el reino vecino y la distancia para llegar, sabrían que esperar a que un grupo de viajeros se “canse” no era muy factible y pocos tomarían con seguridad acampar en medio de un bosque, a no ser que fueran un grupo numeroso armado bastante fuerte y seguro de sí mismo.


    —¿Qué deberíamos hacer? -Pregunto la Sargaria.


    —No parecen tener intención de mostrarse pronto, podríamos ignorarlos y seguir caminando hasta llegar al siguiente poblado, pero…


    La bruja pensó que podría tratarse de una trampa, que ignorar a esos potenciales bandidos conduciría a toparse con más en el camino y tener que lidiar con dicha amenaza desde dos flancos, tal situación los pondría en considerable ventaja táctica en una lucha en medio de un bosque.


    —Debemos encargarnos de ellos -Propuso Allum.


    —Es lo mejor, es mejor que lidiar con más bandidos, más si otro grupo decide atacarnos de frente -Riza expreso apoyando al slime.


    —Entonces, actuaremos cuando tu lo digas -Tayra dijo.


    Allum tenia el revolver Colt Python en su mano, Riza estaba preparada con la escopeta y Tayra con su alabarda pesada, el trio entonces decide detenerse, fingir que descansaban un momento. Podrían atacar de muchas maneras, con las armas de Rozuel en sus manos podrían lidiar con los presuntos bandidos antes de que alguno comprendiera que está ocurriendo, pero preferirían eliminar a dicho maleantes sin malgastar munición, entonces la bruja tomo su decisión sobre cómo se encargarían de ellos.


    —¡Sabemos que están allí y cuantos son!, ¡muéstrense de una vez o los eliminaremos en este instante! -Les advirtió Riza Gramwind.


    Un ataque sorpresa habría sido una opción, pero si podía juntar a todos los bandidos más de cerca, podrían eliminarnos con más rapidez en el primer ataque mágico, la bruja se especializaba en magia de viento que podría abarcar mayor área de rango. Como un grupo pequeño de bandidos, existía la posibilidad de que hubiera un mago, pero con un dominio de magia inferior al de la bruja.


    Entonces aquellos cinco tras oír la advertencia de la bruja, deciden dejar el sigilo a un lado y mostrarse, a pocos metros en frente del trio, uno a uno ellos se mostraron, cuatro hombres de entre 30 a 40 años de túnicas y cota de malla, armados con espadas, hachas y uno de ellos poseía un arco, el quinto sin embargo destaco del resto.


    —Ya consideraba que eran conscientes de nuestra presencia…


    El quinto era un muchacho en sus 20 y pico, destacando como el más joven del grupo, tenia un llamativo cabello blanco con cejas del mismo color y una piel pálida, sobre su labio en la parte inferior del lado derecha tenía una perforación adornada con un aro de metal. Llevaba vistiendo una túnica verde con un conjunto de otras ropas para el clima frio, a diferencia de los demás, no poseía un arma propia y él hablaba por los cinco.


    —Siento la descortesía, en la manera en que nos presentamos -El hombre pálido peliblanco hablo acompañado de una sonrisa en el rostro.


    —Vaya, un bandido educado, que inusual -Dijo la bruja.


    —¿Bandido?, oh no, mi querida bruja, no somos bandidos -Aclaro él.


    Eran consciente de la naturaleza de Riza como una bruja, lo que sugería que estaban algo o ciertamente informados sobre los tres, aquel sujeto pálido con su mera presencia y aquella sonrisa, hacia que el trio se sintiera con la guardia atenta, porque con aquel breve intercambio de palabras, se puede concluir de manera oficial, que no eran meros bandidos, y eso era peor aún.


    —Seré sincero, llevamos un buen rato siguiéndoles, Tayra la Sargaria, Riza Gramwind y… Allum, el slime de metal, ¿dónde se encuentra tu amo?.


    El que supiera sus identidades solo hizo que aquella “alerta” que sentían sobre esos cincos se intensificara, pero algo que ese peliblanco pálido mostro en evidencia, era que tenía un considerable interés en Rozuel, y no lo oculto para nada.


    —Rozuel Drayt, ¿dónde está?, debería estar a tu lado, querido slime, pero… ¿no esta él?, ¿cómo es posible? -Pregunto el pálido muchacho sin quitarse aquella sonrisa.


    —Tenemos asuntos personales y con prisa, no tenemos tiempo para esto -Riza aclaro.


    —Esos “asuntos personales”, si tuviera que adivinar, ¿están buscando a Rozuel?, ¿se ha extraviado?.


    Cuando saco aquella interrogante a la luz, ninguno de los tres dijo palabra alguna, la bruja pensó que inventar alguna excusa solo haría más evidente la respuesta, pero el silencio también tenía el mismo resultado, de una u otra forma, aquel enigmático pálido muchacho lo descubriría.


    —Que mal, veras tenemos nuestros “propios asuntos personales” con Rozuel Drayt, una prioridad que debemos llevar a cabo.


    Tanto Allum como la bruja lo notaron, los ojos de aquel muchacho pálido estaban mirando fijamente a las armas de fuego que poseía cada uno, no era coincidencia, más el hecho de que conocían sobre Rozuel y revelaban tener “asuntos” con él, solo alimentaba las inquietudes de los tres.


    —¿Quién demonios eres? -Pregunta Allum.


    —Oh, mis modales son terribles de nuevo, no me he presentado aun -Se expresa el peliblanco con una reverencia —Permíteme presentarme, me llamo Yofray Daehod, la “mano izquierda” de Ailbert Halzat III, el rey de Galet, mejor conocido como el “rey no mago”.


    Continuara…
     
  2. Threadmarks: CAPITULO 287 LAS INTENCIONES DE UN REINO DE “NO MAGOS”
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2416
    CAPITULO 287 LAS INTENCIONES DE UN REINO DE “NO MAGOS”


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    —Permíteme presentarme, me llamo Yofray Daehod, la “mano izquierda” de Ailbert Halzat III, el rey de Galet, mejor conocido como el “rey no mago”.


    El joven de cabello blanco y una perforación de un aro de metal parte inferior del lado derecho del labio revela ser un enviado del “rey no mago”, si algo era conocido el reino de Galet, es por ser un lugar que privilegia a los “no magos” y sus gobernantes siempre han sido individuos carentes del manejo de la magia.


    Aunque no utilicen magia propia, no significa que Galet no saque provecho de los artefactos encantados y mágicos como equipamiento para sus soldados y guerreros, aunque es un hecho asombroso que un pequeño reino de “no mago” no haya sido absorbidos por sus vecinos con ejércitos mágicamente más preparados y magos hábiles como fuertes en sus filas.


    No es un secreto que Galet busca continuar fortaleciéndose para evitar la caída y destrucción de su reino, en lo personal anhelan hacerse con un poder que no dependa tanto de la magia, que puede fácilmente utilizarse por personas ordinarias y que incluso, pueda ser eficaz para combatir contra magos. Tales propuestas sonarían bastante “codiciosas” y “soñadoras” para un reino que anhelaba avanzar y desarrollarse militarmente con la “menor magia posible”.


    —Nuestro rey, desea tener una audiencia con Rozuel Drayt -Confeso Yofray.


    —Oh, ¿cuáles serían los propósitos de esa “audiencia”? -Pregunta el slime.


    —Una propuesta, como un “no mago” las hazañas de su poder y destreza no han pasado desapercibido para nuestra gente, dicho esto nos interesa conocerle y practicar con él.


    Aquel mismo muchacho peliblanco no dejada de desprender para el trio un aura de considerable desconfianza, la sonrisa en su rostro lejos de aderezar sus palabras con comodidad, solo hacía que los tres se pusieran más nervioso a medida que intercambiaban más palabras con tal persona.


    —¿”Conocer” a mi amo o más bien a sus “creaciones”? -Dejo en claro Allum.


    Cuando el slime hizo aquella interrogante con un tono áspero y poco o casi nada amigable, la sonrisa de Yofray desaparece de su cara, tornando sus expresiones en una faceta neutral.


    —Directo al punto, bien, prefiero que la conversación vaya al tema que interesa, en lugar de solo seguir haciendo indirectas “amablemente” -Opina el enviado del reino de Galet —Es cierto, estamos al “tanto” sobre Rozuel Drayt y las capacidades de combate que poseen sus “creaciones”, mismas las cuales sabemos que “NO dependen de la magia” y también estamos al tanto que logro herir con esas mismas armas al poderoso mago SS “Aarón Ainz Rysther”.


    Instrumentos de combate de notorio poder que no precisan magia alguna y capaces de conseguir una hazaña casi imposible de lastimar a un poderoso mago de renombre, ¿cómo no iba el reino de Galet a interesarse en tales armas?. Para un reino que aspira construir y desarrollar un reinado con gente como ellos y también desean con fervor el motivar a todos los “No Magos” en todo el continente y equilibrar la balanza de poder para todos ellos, con el objetivo de hacer ver que la magia no es tan “todopoderosa”. El sueño de crear una alternativa de fuerza ajena a la magia, cuya influencia es un poder de carácter y autoridad que dominaba en las mayorías de las sociedades de Avalia.


    —Con tal “poder” que Rozuel Drayt posee en sus manos, ¿por qué aún no ha sacado todo el potencial de sus “creaciones”?, es increíble que no se diera cuenta la magnitud de lo que ha creado -Expreso Yofray Daehod —De lo que sabemos de él, es que SI ÉL lo quisiera, podría fácilmente hacerse con un reino entero, los magos pocos podrían hacerle frente, causarle problema sin duda lo harían, pero detenerle al final… jejeje, apostaría todos mis Bals y mi alma a Rozuel Drayt si de un combate a muerte se tratara, él, ha traído a Avalia el “milagro” que esperaban ansiosamente los nuestros.


    Las palabras del enviado del reino de Galet, mostraban la sinceridad de alguien que codiciaba no dinero, sino poder, la fuerza para influir y vencer a tus enemigos, Yofray se mostraba como alguien que ve el “poder” como la pieza fundamental e importante para un reino o una persona con el fin de sobresalir sobre el resto.


    —Si mi amo no le apetece “conquistar un reino entero”, es porque NO LE INTERESA, los asuntos de los reinos y sus “intereses” no son del interés de mi amo -Dejo el slime en claro.


    —Eso es triste y realmente frustrante, tantos “no magos” pisoteados por la autoridad de la “magia”, en vista del talento “no mágico” que Rozuel Drayt posee, y prefiere desperdiciarlo en trifulcas triviales de un gremio de aventureros -Sostiene Yofray con una expresión de “tristeza” fingida.


    —Lo que haga Roz con sus “creaciones”, son asunto suyo, si tanta lastima sienten por todos los “no Magos” de Gresswold, ocúpense ustedes de ello sin molestar a otros -Riza agrega.


    —Tsk… la opinión de una “usuaria de magia” tiene tanto valor en esta discusión, como la de un plebeyo ante un noble de la familia real -Opina Yofray —¿Cuánto tiempo pasara para que la “magia” se vuelve sinónimo de esclavitud para todos aquellos que no la pueden manifestar por cuenta propia?, si existe un dios que vela por nosotros, su manera de hacer Avalia es cruel al permitir dividirnos de esta manera, al mostrarnos mayormente vulnerable a ellos quienes están “bendecidos” con el portar de la magia.


    Los magos dotados con los mejores talentos de la magia, les permiten subir escalones rápidos en la búsqueda del reconocimiento con más accesibilidad, para los estatus sociales, un usuario de magia siempre tendrá una considerable influencia mayor al de un noble “no mago”. Es por ello que la “autoridad” de un noble que es mago, aunque este “en el mismo rango social” que un no mago, este tendrá garantizado una “autoridad mayor” al no mago.


    —Si podemos demostrarle a Gresswold, no… ¡a toda Avalia!, que la magia y los magos no son “tan especiales”, entonces los “no magos” habremos ganado, ¿qué tiene de malo darle poder a aquellos que nacieron con poco o nada?, aquellos “aplastados” por la vanidad de los “elegidos” por la magia.


    Los pensamientos del reino de Galet fomentaban el orgullo de ser “no mago”, de revelarse contra la tiranía de quienes con abusiva autoridad pisoteaban a los más débiles, es especial cuando dicha “autoridad” era ocupada por magos.


    —«El amo había hecho una opinión sobre un tema como ese».


    El slime recuerdas que en una charla con su amo en Windaz, este le pregunto “Amo, ¿qué pasaría si todo Avalia tuviera sus armas?”, a lo que él responde “Si el mundo ahora soporta a locos abusivos con aires de grandeza por poseer magia poderosa, tendría luego que lidiar con locos abusos con aires de grandeza armados con armas de fuego”. Aunque en otras ocasiones ya había mencionado también que, si se repartiera “descontroladamente” sus “creaciones” por Avalia, se desataría el caos y sin duda alguna, era sinónimo de guerras, incontables de ellas desencadenándose a la vez, un conflicto bélico de gran magnitud le seguiría entonces con enorme posibilidad.


    —Lo malo de “darle poder” a aquellos que “no lo tienen”, es que se los des a las “personas equivocadas” -La bruja afirmo —¿Crees que los tiranos son exclusivos de los “magos”?, cualquiera puede guiar su mano hacia “el mal” sin importar su estatus, raza o si es un mago o no mago.


    —Cierto, pero si tenemos que enumerar a todos los “tiranos” y dividirlos entre “magos” y “no magos”, ¿quién tendría el número mayor?, jejeje…


    Entre la discriminación por razas o ideologías religiosas, aquella destinada a menospreciar a personas carente de magias, es algo que se ha vuelto una “normalidad” para las sociedades en Avalia. Es un hecho que muchos reyes o nobles de alto rango en la mayoría de casos preferirían dejar sus dominios a cargo a un súbdito que particularmente sea un mago.


    —Mi amo no está aquí, tendrás que esperar otra ocasión para poder hablar con él, ahora tenemos que irnos, tenemos prisa -Allum aseguro.


    Cuando los tres estaban por marcharse, al darse la vuelta se encontraron con otros individuos a varios metros de ellos, estaban a una distancia prudente de 15 metros aproximados, eran un grupo de 5 individuos, dos de ellos con ballestas y tres con arcos y flechas. Pero no eran los únicos, desde los demás lados se muestran más personas armadas saliendo de sus escondites.


    —Nos tienen rodeado -Tayra confirmo aquel temor.


    Se veían rodeados por un total de 18 individuos divididos en cuatro grupos, 5 de un lado, 5 de otro, 4 le seguían desde otro y el ultimo grupo con los 4 restantes, aquellos que habían surgido de repente estaban equipados únicamente con ballestas o arcos, los únicos que portaban armas cuerpo a cuerpo eran el grupo de Yofray.


    —«Es más que probable que alguno de esas ballestas o arcos ni siquiera sean ordinarios, sino encantados o artefactos mágicos» -La bruja intuyo en sus pensamientos.


    La procedencia de aquellos individuos armados no podía ser más obvias, eran subordinados de Yofray Daehod, y era evidente que habían planeado con anticipación su movida. Mientras Yofray mantenía la distracción, otros se dispersaron y rodearon al resto, el hecho de que Tayra no haya podido oírlos con su atento oído, significaba que el primer grupo se dejó descubrir a propósito.


    —«Ellos nos estaban observando desde hace rato, sabían quienes éramos, sabían que Tayra como Sargaria tendría buenos oídos, incluso Allum y yo fuimos conscientes de que nos seguían, porque ellos QUERÍAN que le descubriéramos a propósito y los hiciéramos salir para dar la cara».


    De esa manera toda la atención se centraría en ellos, y el hecho de que pudieran burlar los sentidos auditivos sobredesarrollado de la Sargaria, significa que aquellos individuos no solo eran unos sujetos del montón armados. Con total seguridad debían estar entrenados para el sigilo, Yofray los debió elegir por una buena razón; tener en mente planificar una emboscada desde el principio.


    —«Incluso si estuviera Rozuel con nosotros, ya tenían en mente rodearnos y emboscarnos, están al tanto de como lucha con sus “creaciones” y no es casualidad que todos ellos quienes nos rodearon solo utilicen armas a distancia».


    Los arqueros y ballesteros aún no apuntaban sus armas contra los tres, pero tenían sus flechas y virotes cerca del arma, listos para en segundos disparar a la orden o señal de su superior.


    —Entonces es esta tu intención real, ¿deseas convertirte en un enemigo de mi amo? -Le pregunto Allum.


    —Por favor, creo que ya sabemos a donde va a parar esto -Contesto la “mano izquierda” del rey no mago entre risas —Si, ahora puede que Rozuel Drayt no este entre ustedes, pero… ustedes llevan ciertas “cosas” que son de su propia “mano”.


    No tardo en ir directo al punto y poner en evidencia el resolver que portaba el slime como la escopeta que llevaba la bruja.


    —Creo que a mi rey, le interesaría tener una “muestras” de esas “creaciones”, si no es mucha molestia -Expreso con ironía lo último.


    —En verdad eres el tonto entre los tontos, incluso si logras hacerte con las “creaciones” de Rozuel, siento decirte que no podrás replicarlo -La bruja aseguro —Estas armas estaban más allá del entendimiento de ignorantes como nosotros o incluso herreros arcanos, solo el mismo creador sabría como desentrañar sus misterios, incluso con estas “muestras”, dudo que llegues a crear un diseño que le parezca en lo más “mínimo”.


    La bruja en realidad tampoco tenia una idea exacta de como funcionaba internamente las creaciones de Rozuel Drayt, solo tenia un cierto grado de conocimiento mínimo de que las “armas de fuego” disparan proyectiles veloces y precisan “munición” para funcionar, semejante a un virote para una ballesta.


    Pero ella desconocía el “complejo mecanismo” que permitía su funcionamiento como tal, incluso se planteó querer abrir un cartucho de escopeta y ver como era por dentro para tratar de aprender de ello, pero considerando la situación del viaje para encontrar a Rozuel y la necesidad de todos los recursos a la mano, opto por no hacerlo y que cada cartucho era una pieza vital.


    Es por ello que Riza solo trataba de engañar al enviado del reino de Galet, disuadirlo de su intención de apropiarse de aquellas armas que tanto ella y el slime empuñaban. Allum por otro lado guardaba secretamente en su interior las pertenencias de su amo, si llegara a presentarse el caso de que muriera, entonces todos esos objetos terminarían expuestos. Ante las palabras de la bruja, Yofray Daehod se pone a reír un momento.


    —Oh, no se preocupen, en caso de que las “muestras” no sean suficiente, entonces nos haremos con su creador, y que mejor forma de “convencerlo” de que venga a nosotros, que llevándonos a nuestro reino a cierto grupo de personas que él tenga en “mucha estima” -Afirmo la “Mano Izquierda” del rey no mago.


    Con aquella declaración, estaba más que claro que intentar resolver diplomáticamente aquella situación estaba fuera de discusión, el enviado del reino de Galet no solo deseaba apropiarse de las creaciones de Rozuel, sino incluso obtener rehenes valiosos que garanticen que tendrán su “atención”.


    Entonces Yofray con el chasquear de sus dedos de la mano derecha, todos los ballesteros y arqueros apuntaron al unisonó sus armas contra el trio, estaban atentos a la siguiente señal para disparar o a que uno de ellos atacase primero para contraatacar de inmediato.


    —¿Qué haremos? -Tayra les pregunto a sus compañeros en voz baja.


    —«Si atacamos primero, lograremos acabar con un puñado, pero es seguro que varias de sus proyectiles nos terminen dando» -Aseguro el slime en sus pensamientos.


    Dada a la enorme posibilidad de que algunas de los proyectiles o armas a distancia que utilicen sean de naturaleza mágica, hace que las defensas mágicas de la bruja, la resistencia de Allum o de Tayra como Sargaria, de poco sirvan ante un ataque masivo contra ellos.


    —Tiren sus armas, o temo que algunos terminaran muertos, y no se preocupen, priorizare la vida de uno o dos de ustedes, mis chicos tienen una buena puntería y saben asestar en partes no críticas, lo suficiente para no matar a alguien y dejarle incapacitado para que no se convierta en un dolor de trasero -Afirmo Yofray con una vanidosa sonrisa —La decisión es suya, estimadas damas y slime.


    Continuara…
     
  3. Threadmarks: CAPITULO 288 CONTRATIEMPOS & PROBLEMAS
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2205
    CAPITULO 288 CONTRATIEMPOS & PROBLEMAS



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    —Ultimo aviso, tiren sus armas de inmediato -Advirtió Yofray Daehod.


    18 individuos armados del reino de Galet les tenían rodeados, 13 de ellos portaban armas a distancia entre ballestas y arcos, teniendo a los tiradores rodeándole desde tres de los cuatro lados, con el propio Yofray cubriendo otro punto con un puñado de los suyos.


    Los ballesteros y arqueros tenían sus armas apuntando al trio, no había manera de que evitasen de que alguna de esas flechas y virotes no terminaran por asestar a alguno de los tres. Yofray aseguro que en el caso de que sus hombres disparen, evitara matar a la bruja o al slime, buscando hacerse con uno de ellos como un valioso rehén.


    —«Ya sean que ellos ataquen primero o nosotros… el resultado será fatal para cualquiera de los tres» -Pensó la bruja —«Incluso si usara ese “poder”, conseguiría sobrevivir y evitar quedar malherida, pero Allum y Tayra…»


    Yofray con sus brazos cruzados, esperaba que alguno de los tres soltase su arma o una declaración verbal de su rendición, pero luego de un par de segundos y sin obtener nada de las dos, suspira molesto.


    —Mi paciencia tiene un límite y la han cruzado, contare hasta tres, si no sueltan sus armas para entonces, mis hombres disparan -Advierte el enviado del Galet —Tres…


    Ninguno de las tres tenía en mente en lo mínimo una manera de lidiar, escapar o contrarrestar tal emboscada.


    —Dos…


    La presión y los nervios del escaso tiempo que les quedaba tampoco ayudaba mucho, estaban aceptando que era inevitable la tragedia que se les venía venir.


    —Uno…


    Y cuando Yofray estaba por llegar al cero, escucho un ruido en medio del bosque, acto seguido uno de los ballesteros es golpeado por algo y cae en el segundo, este no se levantaba o movía, había muerto por algo que le perforo el pecho al impactar.


    —Ese ruido, ¿qué fue eso y de dónde vino? -Un Yofray atento a lo ocurrido ignora al trio.


    —«Ese ruido que se escuchó, no hay duda de que es…»


    El sonido del disparo de un arma de fuego, volvía a replicarse y otro tirador de Yofray es abatido, segundos después un tercero y cuarto le sigue.


    —¡Ataque enemigo!, ¡a cubierto! -Exclamo uno de los hombres armados.


    Por como caían los muertos de los tiradores asesinados, se presume que el atacante se ubicaba desde el lado contrario al grupo de Yofray, tal fue la inquietud de todos los tiradores porque no podían ver a su agresor. Buscaron protección detrás de un árbol, y cuando ese ruido volvió a repetirse, uno de los árboles es perforado y logra llegar hasta el sujeto que se cubría en este.


    —¡Por Deux!, ¡puede atravesar el árbol como si nada!.


    —¡Retirada!.


    Todos los tiradores entonces toman una pequeña botella que cabe entre dos dedos, contenía en su interior un líquido de color aguamarina, acto seguido lo beben y un flujo de mana en su interior se hace manifestar en forma de aura por unos segundos. Emprendieron entonces la retirada en dirección contrario de donde estimaban estaría el atacante oculto, la velocidad a la que se movían era sobrehumano. El propio Yofray estaba disgustado, pero tuvo que guardarse su amargura.


    —«Es una oportunidad perfecta para acabar con él».


    La bruja veía al enviado del reino “No Mago” como una amenaza a considerar y esta oportunidad seria excelente para eliminarle, con la escopeta Spas-12 en sus manos, apunto con el arma a su objetivo. Pero el enviado de Galet ya lo había anticipado, en sus manos sostenía una pequeña bola de papel con una mecha la cual encendió con un cuchillo encantado con magia de fuego, tira aquel objeto redondo y este explota liberando una cortina de humo densa que cubría un considerable rango desde su posición.


    La bruja no podía verle y disparar ahora solo para no asestarle a nada, era malgastar munición en vano, con frustración bajo el arma, todos los hombres armados de Galet como quien los dirigía ya se habían marchado y perdido a la vista. Pronto unos pasos comienzan a oírse por los tres, presentándose ante ellos el responsable de salvarles de los enviados del reino de “no magos”.


    Un encapuchado de negro quien se revela como un elfo de piel morena, un elfo oscuro de ojos color negro y cabello ámbar, con un parche cubría su ojo derecho, en sus manos portaba un fusil de cerrojo, Mosin Nagant.


    —«Ahora entiendo porque ese ruido me sonaba familiar» -La bruja expreso en sus pensamientos al ver el arma que portaba el elfo oscuro.


    —Esa es una de las armas de Rozuel Drayt, ¿cómo la obtuvo? -Tayra cuestiono enseguida aquel punto.


    —Él es Einquel, un amigo del amo -El Slime aclara a las dos.


    —Allum y compañía, me alegro haber llegado a tiempo -Expresa el elfo oscuro con regocijo.


    Einquel se presenta ante la bruja y la Sargaria, las dos hacen lo mismo, aunque el elfo oscuro ya sabia sobre ellas, su presencia allí rápidamente se explica por el mismo, pero mientras tanto seguirían avanzando con el fin de dejar atrás a sus agresores.


    —El “rey no mago” Ailbert Halzat III ha empezado a mostrar interés en Roz, varios hombres en el reino de Luthe han empezado a preguntar por él, lo suficientemente discreto para no llamar la atención de otros, salvo nosotros -Cuenta Einquel.


    —Si eran discretos, ¿cómo llegaron a saber sobre ellos? -Pregunto Riza.


    —Por un prisionero que capturamos en el pueblo fronterizo de Natgh, su nombre es “Terius”.


    Aquel nombre le era bastante familia al slime, tanto que el propio elfo oscuro ya era consciente de los encuentros de este con Rozuel, pues este mismo se lo conto todo a Einquel.


    —Después de capturarle, le sometimos a una intensa interrogación, nos conto que él trabaja en secreto como un “súbdito” del reino de Galet, curioso tomando en cuenta que él es un mago -Einquel comento —Por él nos enteramos de que cierto grupo está preguntando por el chico en el reino de Luthe, y algunos de los “nuestros” confirmaron que era cierto, todos son de Galet.


    Como el propio Yofray dejo en claro, el rey no mago y su gente estaban al tanto de las poderosas creaciones de Rozuel Drayt, y por ello, hacerse con un arsenal de formidables armas cuya función es ajenas a la magia, era su meta primordial. Estaban más que dispuesto a emboscarlos, a llevarse incluso a la fuerza al propio Roz.


    —Nos llegó la “noticia” de que un grupo sospechoso les estaba siguiendo el paso a ustedes tres, a todo esto, ¿a dónde se están dirigiendo? -Pregunta Einquel.


    —Conoces la respuesta -Le responde el slime.


    —Entiendo, entonces saben dónde está él, ¿verdad?.


    —Si, en un sitio llamado “Quíatar”.


    Cuando el elfo oscuro escucho ese nombre, inmediatamente supo que se trataba de una nación proveniente del continente Bidual, del lado del continente Sharya, con una mano en el mentón Einquel se puso pensativo y después de meditarlo un breve momento, tenia algo que decirles al trio.


    —Alguien de nuestro “grupo” conoce ese reino, de hecho, él nació allí, solo que los esclavistas los vendieron y termino en Gresswold, pero puede entender y hablar el idioma de ese reino -Declara Einquel —La ayuda de Rozuel Drayt ha sido imprescindible para nosotros, les daremos una mano y le ayudaremos en su búsqueda.


    Una ayuda del “Ordinem Deam” era de confianza y Allum lo sabía, el propio Einquel les garantiza que esta persona será su guía para Quíatar, viajará con ellos como otro compañero al que cubrirá sus espaldas. ¿Pero donde lo encontrarían?, el elfo oscuro no tarde en responderle.


    —No será necesario que le encuentren, él los encontrara a ustedes, solo deben llegar a Idalica, al puerto de Vanogé.


    El “Puerto de Vanogé”, ubicada en la ciudad de Vanogé, la segunda más grande del reino de Idalica, también conocido como el “puerto que conectaba a los dos continentes”, es el principal punto del reino en donde se realizan las importantes relaciones comerciales internacionales marítimas entre los dos continentes de Gresswold y el continente Bidual, esta ultimo en preferencia sobre Sharya.


    El contacto de Einquel los encontraría en Vanogé, más específicamente en su puerto, es por ello que el grupo debía concentrarse únicamente en llegar allí, en cuanto al tema del barco, el elfo oscuro asegura que también ayudarían a conseguir una embarcación para que viajasen a Quíatar, ahora dependía del grupo llegar al puerto cuanto antes.


    El elfo oscuro se quedo atrás, la razón era para “ganar el tiempo necesario”, se oculto con magia de ilusión entre denso follaje, era difícil detectar la magia de su hechizo a no ser que estuviera lo suficiente cercano (o fuera un sensor prodigio), y Einquel tenía todas las intenciones de mantener la distancia de sus enemigos sobre él. Dejaron al Vigidente con su deber de mantener al enemigo ocupado para retrasarle lo suficiente y permitir al grupo continuar su viaje sin otra posible emboscada.


    __________________________________________________________________​


    Cruzar la frontera del Reino de Dragnor no tuvo complicación alguna, llamaron algo de atención al ser un grupo inusual, pero pudieron proseguir su viaje y llegar al reino de Idalica. Tomaría su tiempo, pero lograrían llegar en pleno mediodía a la ciudad de Vanogé, tuvieron algún que otro impedimento para cruzar la puerta de la muralla, pero los guardias le permitieron la entrada al saber que eran aventureros.


    Como era de esperarse, visualmente eran calles pintorescas de arquitectura sublime y bien cuidado, transitaban gente de diferentes razas, siendo la humana el numero dominante por lógica, pero no faltaban Enanos, Draconianos, algunos elfos o incluso pocos Sargarios a la vista.


    —«Este en el barrio comercial, desde aquí deberíamos poder llegar al puerto» -Pensó la bruja.


    El puerto de Vanogé transporta todas las cargas y mercancías para almacenar, aquellas que no tienen un destino fijado para a ser distribuidas y vendidas en el barrio comercial, allí estaban reunido incluso comerciantes de otros reinos y también de otro continente, su piel bronceada delataba su procedencia de Sharya, habiendo mercancía exótica desde artefactos mágicos, productos alquímicos e incluso puestos de comida traídos de dichos reinos de aquel continente.


    Un camino hecho para las carretas era necesario por la constante cantidad de productos y mercancía que son transportadas de ida y vuelta, tanto para el almacén del puerto como para aquellos viajeros y consumidores del exterior que venían en su propio medio de transporte personal.


    La seguridad tampoco era para menos, la cantidad de guardias abundaban en el área, incluso había torres de vigilancia construidas en ciertas partes del barrio comercial, del cual resguardaba un numero de tiradores ordinarios y mágicos. Como era una ciudad concurrida por el comercio, era de necesidad vital mantener a los criminales, forajidos y ladrones a raya o eso podría perturbar en el mismo flujo económico de dicho comercio.


    —Deberíamos comprar algunas provisiones antes de continuar -Aconsejo Riza.


    Los víveres ya casi estaban por acabarse, a lo sumo les quedaba para un día y medio, eran conscientes de que conseguir un barco para viajar a Quíatar, podría tomarles más de un día en el mejor de los casos. Aunque Einquel aseguro que la misma “Ordenen Deam” les ayudaría con ello, nunca estaba de más cargar su suministro de comida y agua. Por fortuna les quedaba dinero para comprar las provisiones, pero si tenían que viajar y necesitaban más suministros para la embarcación que seguramente deberán pagar de su bolsillo, entonces tendrían que recurrir al gremio de aventureros para hacerse con una fuente de dinero.


    —«Desconozco como conseguirán una embarcación o si incluirá las provisiones, pero de ser el caso, habrá que hacer algunos encargos y juntar algo de Bals, solo esperemos no tener problemas aquí».


    El que los enviados del reino de Galet logren llegar hacia ellos seria bastante problemático, por supuesto sería difícil, ¿ellos sabrían que su destino es Idalica o que buscan a Rozuel en otro continente?. Ellos estaban muy bien informados sobre los tres, aunque se desconoce si saben sobre el actual paradero del trio, ocasionar disturbios en Vanogé y al ser extranjeros, llamarían la atención más de la necesaria y es más que seguro que la justicia no sea imparcial con ellos.


    —Oh, que artefacto tan peculiar.


    La voz de alguien resalta en cercanía al trio, al voltear vieron a un hombre de contextura delgada y corte de tazón, vestía una fina chaqueta marrón y blanca con un manto encima de color celeste y pantalones negros. Sobre sus dedos y cuello estaban presente joyería de alta calidad, le acompañaban además una escolta personal de cuatro guardias y un mago de túnica azul con un bastón que llevaba una joya mágica de color rojo.


    —«¿Un noble?» -Fue lo primero que pensó Riza.


    —Ese artefacto que traes contigo, es interesante -Dijo aquel noble.


    Sus palabras estaban dirigidas a la escopeta que la bruja cargaba en su espalda, la mirada del noble hacia el arma era como si se sintiera atraída hacia el objeto, era una mirada que reflejaba una profunda avaricia.


    —Lo quiero, quiero ese artefacto -Manifiesta el noble con una sonrisa arrogante que mostraba incluso una dentadura con algunos dientes de oro.


    Continuara…
     
  4. Threadmarks: CAPITULO 289 CODICIA & ADVERSIDAD
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2472
    CAPITULO 289 CODICIA & ADVERSIDAD


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    —Lo quiero, quiero ese artefacto -Fue el avaricioso deseo de aquel noble.


    Sus ojos estaban tentados hacia la escopeta que llevaba Riza cargando en su espalda, el mago de túnica azul que formaba parte de la escolta personal del noble se acerca a la bruja.


    —¿No ha escuchado?, entregue su artefacto -El mago le ordena.


    —¿Eh?, no voy a entregarlo -Ella niega su petición.


    —¿Qué?, ¿qué acaba de decir esta niña? -El noble pregunta con el cerrar de sus puños y apretarlo con fuerza.


    Los cuatro guardias que portaban una armadura de peso mediano, escudo y espada, tenían su equipamiento defensivo en la mano izquierda y al ver como el noble a quien escoltaba cerro sus puños, todos pusieron al unisonó sus manos sobre la empuñadura de su enfundada espada, esperando el momento de blandirla.


    —¿Tienes idea de a quien le estas faltando el respeto al desobedecer esa orden?.


    La gente de alrededor al notar al noble y la escena que se estaba montando con los tres, mantienen distancia de ellos y continúan mirando con mera curiosidad el como se desarrollaba dicho acontecimiento.


    —¡Es el hijo mayor del señor Loren, el gran Alessandro Bonzeo Palacini!, ¡el futuro sucesor de la ciudad de Vanogé!, ¡te encuentra ante la presencia del mismismo señorito Teodoro Boreo Palacini!.


    El mago presento al hijo del noble a quien servía, y no era cualquier padre su noble, un Loren era un “señor feudal”, puesto a cargo de administrador un área, territorio o estado en nombre de un rey. Dado al inmenso crecimiento e importancia económica de la ciudad de Vanogé, es de esperarse que el estatus del señor que lo dirige también se encuentra en lo alto de la jerarquía social de Idalica, solo superados obviamente por la familia real.


    —Yo, Matías de Russo, fiel servidor y voz del joven señorito, reclamo en nombre de mi amo y futuro gobernante de Vanogé, ¡que entregues ese artefacto de inmediato!.


    Al hacer aquella presentación y volver a insistir con un tono más arrogante su petición, el hijo del Loren sonríe con vanidad mientras sus guardias lo hacen con malicia, era de conocimiento común que desafiar a la nobleza era una mala idea, en especial a la de alta clase, cuyo poder, influencia y prestigio solo pueden traer desgracias a otros sin la necesidad de mancharse las manos de sangre por cuenta propia.


    El trio era consiente de los problemas en que habían metido, ese noble por desgracia no era cualquier, el propio Loren era una autoridad de temer si se volvían su enemigo, de hecho, toda Vanogé podría terminar enemistándose con ellos y, por ende, también lo haría posiblemente buena parte de la realeza de Idalica. Prácticamente, haría que conseguir una embarcación para viajar a Quíatar sea totalmente imposible, ya que el puerto estaría en alerta máxima y serian buscados en caso de volverse enemigos.


    —Matías, ¿¡porque aun no tengo ese artefacto en mis manos!?, ¿¡porque aun no las tengo en mis dedos como debería ser!?, ¿¡PORQUE SE OPONE A LAS PALABRAS DE MI PADRE!?.


    La voz de Teodoro se tornaba agresiva, sus mejillas y frente sobresalían sus venas por la ira que manifestaba entre gruñidos, exigiendo que su “petición” fuera cumplida cuanto antes.


    —¡Por favor, ruego su calma joven señorito!, me encargare de esto de inmediato -El mago Matías le imploro y luego volteo hacia los tres —¡Entreguen ese artefacto de inmediato!.


    —¡Este “Artefacto” tiene una enorme importancia!, ¿¡y me pides que te lo entregues!?, ¡no voy a hacer eso! -La bruja se lo niega.


    Los gruñidos y furia de Teodoro se vuelven más intensos, sacando sus dientes y mirando a los tres con desdén.


    —Maldita sea, toma aquí tienes niña -Matías le hace entrega de una bolsa liviana de Bals —¡Tienes el inmenso honor que se te haga entrega de dinero por entregarle algo al gran señorito!, ¡ahora dame eso!.


    La cantidad de Bals que tenia esa bolsa era un mal chiste en términos de valor de lo que valdría el arma en sí, pero bajo ninguna circunstancia las creaciones de Rozuel debían caer en manos ajenas de perverso índole, quien sabe el desastre que desencadenaría si la Spas-12 terminara en manos de la familia de aquel noble.


    —¿¡No entiendes!?, ¡no esta a la venta y no voy a entregarla! -Le reclama la bruja con el levantar de su voz.


    —¡Grrrr… dame eso maldita mocosa!.


    El mago insiste en quitárselo a la fuerza, pero Allum interviene con un golpe con el dorso de su palma al antebrazo del mago que le hace retroceder de su intento.


    —No es tuyo, ¡no te pertenece! -Le deja en claro el slime con una mirada asesina.


    El mago sentía esa mirada con inquietud haciendo que retrocediera, pero al voltear y ver a Teodoro con un rostro colmado en la colera, el noble enfurecido señala con el dedo a la bruja.


    —¡Me han faltado el respeto y le han faltado el respeto a mi padre el Loren de Vanogé!, ¡que la ira de Deux caiga sobre ellos! -Declara el iracundo hijo del Loren.


    Los guardias desenfundan sus espadas y adoptan una posición de combate, pero Matías el mago insiste en dejárselo a él, con su bastón con la joya mágica de color rojo incrustado en el objeto, procede a levantarlo en alto, invocando a su alrededor una serie de bolas de fuego que se mantenían flotando cerca suyo.


    —¡Tal vez las llamas te hagan reconsiderar tu pecado en la otra vida!.


    El mago estaba por lanzar aquellas bolas llameantes contra la bruja y compañía, manifiesta su mana preparándose para atacar…


    ¡BANG!


    Un fuerte ruido se produce, las bolas de fuego desaparecen al instante y el mago es empujado hacia atrás con un agujero de considerable tamaño en su cabeza que le mato de inmediato, algo le golpeo con considerable fuerza a una velocidad formidable y no sintió magia alguna en ese ataque.


    La bruja miro al slime, quien había utilizado el revolver Colt Python contra el mago, tras haber asesinado a uno de los escoltas de aquel noble, el desconcierto se desata en los alrededores, la gente comienza a correr al haber ocurrido dicho asesinato, los cuatro guardias entonces atacan. La bruja rápidamente responde con la escopeta, su disparo y dispersión de perdigones en el correcto ángulo de alcance, logra alcanzar el cuello, cabeza y parte superior del pecho de dos guardias a la vez.


    Los dos restantes se aproximan hacia ella al ver que fue el responsable de matar a sus compañeros, hasta que son interceptados por la Sargaria, Tayra logra bloquear sus ataques con su pesada alabarda e igualar la presión de fuerza entre los dos. Entonces Allum abre fuego nuevamente con la Colt Python a los dos guardias restantes y los elimina.


    Toda la escolta había sido asesinada, Teodoro quien estaba enfurecido hace un momento, ahora se encontraba sumido en el miedo, al hacer volver a hacer contacto visual con aquella bruja que le negó entregarle aquel artefacto que codiciaba, la propia muchacha le apunta con la escopeta a él.


    El noble cae al suelo y empieza a temblar hasta el punto de querer romper en llanto, vio como ese artefacto elimino fácilmente a parte de sus escoltas, sabia lo mortal que era y ahora lo tenia en su mira, la bruja solo necesitaba jalar del gatillo para poner fin a su vida. Pero bajo su arma y desistió de aquella idea, sabia que el placer de tal acto seria minúsculo a comparación de las desfavorables consecuencias que les depararía.


    —¡Debemos retirarnos ahora! -Sugirió Tayra.


    —¡Síganme! -Riza lidero la retirada.


    Una torre de vigilancia cercano a dicho evento que atestiguo lo ocurrido, ya los tenían en la mira de sus armas, dos ballesteros y un arquero mágico apuntaban al trio, cuando de repente aquel ruido que abatió al mago Matías vuelve a replicarse más de una vez. Uno de ellos recibe una herida en el pecho y otro en el hombro, un ballestero y el mago arquero fueron quienes recibieron aquellos impactos.


    El ballestero quedo herido de gravedad e incapaz de usar su arma, el mago arquero estaba al borde de la muerte y era inevitable su final dado a que no recibiría atención de sanación a tiempo. El ballestero restante que quedo estaba temporalmente conmocionado al ver a sus compañeros ser alcanzados por los ataques del enemigo sin siquiera percibirlo, pero se recupera y vuelve apuntar su ballesta contra ellos, aunque era tarde ya estaban fuera de su alcance.


    Riza guiaba a los tres hacia el puerto, pues era la mejor opción, intentar huir de la ciudad era imposible, los guardias estarían alertados y reforzarían la entrada, además para dirigirse allí tendrían que pasar en la dirección donde se encontraba el cuartel principal de la guardia de la ciudad.


    El otro punto es que, aunque pudieran escapar, toda posibilidad de tomar una embarcación se arruinaría, esconderse en el puerto y tratar de evitar a la guardia era de momento la tarea primordial, luego una vez con más calma podrían buscar alguna manera de conseguir un barco hacia Quíatar.


    __________________________________________________________________​


    La noche había caído, los tres se habían escondido dentro de un vasto almacén repleto de madera, granito, adobe y otros materiales, habían conseguido acceder en su interior gracias a que Allum logro meterse dentro en su forma de slime por un agujero y luego abrir con discreción una puerta desde adentro.


    —¡Mantengan los ojos abiertos!, ¡que los magos rastreen el área en busca de cualquier rastro de mana en al área!, ¡atrápenlos o mátenlos si se resisten!.


    Podían oír a los grupos de guardias haciendo su ronda de patrullaje y dando ordenes de como proceder, hace horas que llevaban ocultos allí, pero la cosa no parecía que fuera a calmarse pronto.


    —Es una suerte que no se les ocurra buscar aquí… por ahora -Comento la Sargaria en voz baja.


    —¿Fue un error haber disparado? -Allum se cuestiona.


    —¿Y dejar que se llevaran el arma de Rozuel?, absolutamente no -La bruja apoyo su intención.


    De una u otra forma, las cosas habrían terminado fatal, ya sea que el mago los dejara malheridos o matara a alguno con sus proyectiles de fuego, o que los guardias dieran el primer golpe, la seguridad y el bienestar de los tres era una prioridad también. Nadie esperaba que un noble mostrara interés por la escopeta y exigiera que se le entregara, y nuevamente, bajo ninguna forma las creaciones de Rozuel dejen caer en malas manos.


    —Habrá que esperar a que la cosa se calme, por suerte nos hicimos con más comida antes de que nos fuéramos corriendo de allí -Dice Tayra.


    El dueño del puesto en donde habían comprado sus suministros, tan pronto huyo cuando el mago Matías fue abatido del disparo de Allum, cuando toda la escoleta fue eliminada y estaban por emprender la retirada, la Sargaria aprovecha y toma los suministros.


    —Lo malo es que no lo pagamos, creo que también nos acusaran de robo.


    Unos pasos se escucharon en el almacén, no era de ninguno de ellos, ante los tres se presenta un hombre de túnica de piel morena, corta cabellera negra y ocultaba una marca de esclavo en el lado izquierdo de su espalda. Los tres reaccionan de inmediato con el apuntar de sus armas, aunque la bruja y el slime sabían que era mala idea hacer uso de las suyas, el ruido era sinónimo de delatar su posición.


    —Ustedes deben ser Allum, Tayra y Riza Gramwind -Dijo el enigmático hombre moreno.


    —¿Quién eres tú? -Pregunto Riza.


    —Jhamel, soy el “contacto” que Einquel les menciono, dijo que los encontrara en el puerto, aunque extrañas condiciones de reunirse, debo añadir.


    Luego de explicar quien era, les explico que el barco que tenían en mente utilizar para viajar a Quíatar, ya no seria posible de utilizar en la situación actual.


    —Todos los barcos que zarpen del puerto están siendo registrados minuciosamente, ustedes se han vuelto bastante “popular” -Afirma Jhamel —Los están buscando por intento de asesinato al hijo mayor del Loren.


    —¿Qué?, no intentamos matarlo, él nos quería obligar a que le diéramos uno de las creaciones de mi amo, e incluso sus escoltas estuvieron dispuesto a hacernos daño por eso -Allum explico en su defensa.


    —Lo se chico, te creo, pero en a los “ojos” de los nobles de Vanogé y su “justicia”, ustedes son criminales, y apenas sean atrapados, no esperen un juicio “justo” y “sincero” -Expone el Vigidente —Serán directamente sentenciados a muerte.


    Y una vez que sean ejecutados, todas sus posesiones pasaran a manos de los gobernantes de Vanogé, por ende, en esta funesta ruta las creaciones de Rozuel terminarían en malas manos.


    —Lo peor es que las cosas no se calmaran muy pronto, las autoridades están consciente de que ustedes se esconden en el Puerto, quizás pasen varias semanas antes de que todo se normalice.


    Los suministros con los que contaban apenas con suerte llegarían a durar una semana, el otro inconveniente es que cuando más tiempo pase, eventualmente los escuadrones y patrullas de búsqueda de la ciudad darían con su escondite. Toda la guarnición de Vanogé caería entonces sobre ellos, no había manera de que pudieran los tres lidiar contra tantos, ni las balas alcanzarían.


    —«No tenemos manera de conseguir una embarcación, tampoco podemos quedarnos aquí tanto tiempo y salir de la ciudad ya es imposible a este punto, las opciones son prácticamente limitadas y complicadas» -Pensó la bruja.


    Escabullirse bajo el manto nocturno y moverse a esas horas para cambiar de escondite era una de esas pocas opciones en mente, pero si había magos especializados en detectar la magia con desarrolladas habilidades sensoriales, podrían fácilmente detectar a la bruja por su “bendición de Astado” o sentir al slime por ser una criatura de naturaleza mágica. Tayra era la mejor opción contra los usuarios sensor a la magia, pero una Sargaria no estaba hecha exactamente para un sigilo tan dificultoso, podían ser descubierto como también no serlos, era una apuesta muy arriesgada.


    —Si es necesario, buscare una manera de sortear a los guardias y encontrar un mejor lugar para escondernos -La propia Tayra se ofreció.


    —Es demasiado arriesgado, si te atrapan, quien sabe que clase de torturas serás sometida para hacerte hablar -Jhamel le advirtió.


    —Los muertos no pueden ser torturados y menos hablar -La Sargaria afirmo.


    En los oídos atentos de la semihumana, ella capta una serie de pisadas proveniente del mismo almacén, pero en el fondo, se estaban aproximando hacia ellos y no había donde esconderse o huir.


    —Hay alguien más aquí, se acercan, vienen hacia nuestra posición -Tayra les advirtió.


    ¿Los guardias habían dado con ellos?, tanto Riza como Allum tenían sus armas cargadas, aunque eran consciente de que usarla seria solo el último recurso.


    Continuara…
     
  5. Threadmarks: CAPITULO 290 BENEFICIO MUTUO DE DUDOSA PROCEDENCIA
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2306
    CAPITULO 290 BENEFICIO MUTUO DE DUDOSA PROCEDENCIA



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Los pasos se hacían cada vez más intensos, el trio estaba preparado para luchar, tanto la bruja como el slime tenían sus armas de fuego cargadas y listo, pero serian el último recurso a usar, un disparo era igual a que el ruido tuviera la inmensa posibilidad de atraer a más guardias hacia ellos.


    —«Si es una patrulla pequeña, no habrá necesidad de usar las armas de fuego y podríamos encarnarnos de ellos antes de que den la alarma al resto».


    Riza priorizaba un asesinato sigiloso de las potenciales amenazas que se acercaban, con magia de viento debería poder tomarles por sorpresa y eliminar, aunque sea a dos si fuese más de uno, y alguno de sus compañeros se encargaría del resto. Aunque existe la posibilidad de que, al usar magia, aquellos rastreadores de mana pueden llegar a sentir su poder mágico y con ello abre otra posibilidad de delatar su posición. La diferencia era, que el uso de su magia conllevaba a una posibilidad menor de ser descubierto que el ruido que las armas de fuego.


    —«Ya casi están aquí».


    Todos buscaron en donde esconderse, si bien tal escondite no servirá cuando aquellos quienes se acercaban lleguen a su posición, pero tendrán esa posibilidad de tomarles por sorpresa. Esa fue la intención de ellos, hasta que de repente los pasos que estaban bastante cerca de ellos, cesan de inmediato.


    —«Se detuvieron, ¿por qué?».


    —Sabemos que están allí, no intenten atacarnos -Alguien les dijo.


    La persona o grupo de personas que habían detenido su avance, les habla directamente a ellos, eran totalmente conscientes de su presencia, pero era extraño, ¿por qué no alertan al resto sabiendo que se encontraban allí ocultos?. Tanto la bruja y el slime estaban dispuesto a tomar la iniciativa, matar al más cercano a ellos, empezaron a manifestar fortalecimiento mágico para prepararse…


    —Un momento, no son guardias -Jhamel lo confirma.


    El Vigidente sale de su escondite y se muestra ante ellos, en eso Allum y Riza detienen su fortalecimiento mágico, salen también de su escondite junto a Tayra, todo el grupo se muestra entonces.


    —Agradezco que no me atacaran.


    Tres personas se encontraban frente al grupo, quien hablaba por ello era un hombre de constitución delgada con una cicatriz oblicua de corte en su nariz, vestían camisas ligeras entre marrón y negra con capucha, el único que no la traía puesto era la persona que hablaba.


    —No son guardias, ¿entonces quiénes son?, ¿y qué hacen aquí? -La bruja pregunto con evidentes sospechas.


    —Yo tengo una mejor pregunta; ¿quieren salir de aquí? -Fueron las palabras del hombre de la cicatriz oblicua —Por lo que entiendo, necesitan un barco y no cualquiera, uno que viaje al continente Bidual, ¿Sharya seria su punto de parada?.


    Estaban bastante bien informados, podría decirse que ellos les estuvieron espiando y escuchando buena parte de su conversación, viéndose aquellos tres con notoria malicia de sospechas.


    —Solo díganos, ¿a qué parte de Sharya deben llegar?.


    Entregarle información a un grupo desconocido era bastante arriesgado, pero por sus palabras parecían tener lo que ellos necesitaban, considerando la situación en la que se encontraban, ¿tenían otras mejores alternativas?. Esconderse y esperar a que todo se normalice era perder mucho tiempo, quizás semanas o meses, ¿podría este grupo sospechoso ofrecer una posibilidad mejor?.


    —Quíatar -Revela Riza.


    Los tres individuos del grupo al oír a la bruja, se acercan entre ellos y se ponen a hablar en voz baja, ni la propia Tayra con sus atentos oídos podía entenderles, aquel trio se separa, asienten la cabeza a la vez y vuelven a mirar a los demás.


    —Mi “gente” tiene preparado una embarcación con destino a Quíatar -Afirma el hombre de la cicatriz oblicua —Aunque desafortunadamente en este momento nos hace falta algo de personal “competente” para proteger lo que lleva hacia dicho reino, si ustedes están dispuestos a “ayudarnos”, ambos lados podemos salir beneficiados, ¿qué dicen?.


    —¿Por qué nosotros? -Allum le pregunta.


    —Nuestra “gente” vio la manera en que lograron cargarse al mago y todo el escolta restante del hijo mocoso de Palacini, sin sudar en lo más mínimo, son fuertes eso sin duda y eso nos hizo… “interesarnos” en sus cualidades de combate.


    Al oír la razón detrás del interés por ello, una embarcación con mercadería sospechosa para llevar a otro continente, algunos se los pensarían más de dos veces en aceptar escoltar algo de tan índole, pero el grupo de Riza y Allum eran conscientes que ser quisquillosos en la moralidad era estúpido a estas alturas. Luego de meditarlo en tan solo menos de un minuto con el resto, la respuesta salió a relucir por el slime.


    —Aceptamos “ayudarles”.


    El hombre de la cicatriz oblicua con una sonrisa satisfactoria se pone su capucha y le pide que le sigan, los tres guiaron al grupo hacia otra puerta que llevaba directo a las calles del Puerto.


    —«Esto es arriesgado, ¿por qué vamos por el camino donde podrían descubrirnos casi de inmediato» -Pensó la bruja.


    En eso un guardia se les acerca, por su aspecto denotaba tener un rango de capitán de escuadrón, Allum y compañía estaban por atacarle, hasta que el trio sospechoso le detiene y el hombre de la cicatriz oblicua se acerca al guardia.


    —Ya sabes que hacer -Le dice aquel hombre de la cicatriz al guardia y luego le entrega una bolsa cargada con Bals en su interior.


    El guardia asiente su cabeza y procede a retirarse, se le escucha hablar a sus hombres para marchar hacia el lado contraria al que iban, gran parte de las patrullas de búsqueda estaban a cargo de ese capitán.


    —Ahora tenemos el camino más tranquilo, prosigamos.


    Tenían atajos que evitaban a los pocos guardias que quedaban, inclusas casas en donde residían personas, ayudaban de inmediato a esos tres y con ello al grupo de Allum y Riza, al ofrecer otras alternativas de rutas. Fueron a parar en algún sótano, cuyo interior era un escondite que albergaba a docenas de hombres armados, podía olerse alcohol y posiblemente el aroma de sustancia alquímicas de dudosas propiedades.


    —Mi jefe los espera en la próxima habitación -Señalo a la puerta más cercana.


    Cruzando el grupo se encontró con un hombre en sus 30 y pico, de constitución musculosa, barba corta y pelo largo marrón, con numerosas cicatrices en sus brazos y otras en algunas partes del rostro. Aquel hombre poseía la intimidante mirada de un nato combatiente con años de experiencia, ¿quizás mago también?, le protegían su propia escolta de combatientes cuerpo a cuerpo, a distancia y usuarios mágicos a su lado.


    —Vaya grupo más inusual, tres mocosos de diferentes razas y un sujeto nativo de Sharya -Dijo el tal “jefe” de allí —Desconozco sus razones para viajar a Quíatar y me da igual, ustedes cumplen con su parte y yo les ofrezco una embarcación, ¿tenemos un trato?.


    —Tenemos un trato, ¿puedo saber quiénes son ustedes?.


    Cuando el slime acepto el trato y pregunto a quienes estarían “protegiendo”, toda la escolta del jefe se pone a reír como si las palabras de Allum fuera un mero chiste.


    —Jejeje… somos parte de la “familia Bonavesse”, que no se les olvide.


    Cuando oyeron la respuesta, inmediatamente supieron quienes eran, incluso entre el Dolafh de Tayra ese nombre ya era de conocimiento general entre los suyos, una poderosa organización criminal con vasto poder en todo el continente de Gresswold. Si tal organización tiene tanto “poder”, ¿por qué precisaron la ayuda de unos “mocosos” para proteger una valiosa mercancía destinado al reino de otro continente?.


    La respuesta era que el grupo situado en Idalica estaba actualmente bastante corto de personal, más “sangre nueva” estarían llegando a las filas de su escondite la siguiente semana, tal espera seria una “perdida de tiempo”. Vieron las hábiles capacidades de combate de aquel grupo, eran conscientes de que buscaban viajar a Sharya, las fichas estaban acomodadas para sacar beneficios de la situación y optaron por tomarla.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    —Nos tuvimos contratiempos durante el viaje en el mar, pero los problemas vinieron después de que desembarcáramos -La bruja relata.


    Riza cuenta como el desembarco llevo a problemas con la guardia del Puerto Jeda, en aquel entonces las políticas de Muer Afigad habían ordenado a que todas las embarcaciones y Ghrayb que llegaban al reino, debían pasar por una exhaustiva revisión de sus pertenencias y luego ser interrogados por él.


    —«Eso empezó a ocurrir luego de que derrotáramos a dos de los tres Muhaqdad, para entonces Muer ya empezó a sentir un intenso miedo hacia los extranjeros y eso lo llevo al extremo de implementar esa regla ridícula en el puerto, patético» -Concluí en mis pensamientos.


    Consiguieron perder a los guardias y derrotar a un mago hábil que parecía ser un cazarrecompensas o aventurero, este ultimo dio más problema que la propia guardia, Riza misma le venció. El propio sujeto de aquella cicatriz los llevo a la guarida de su organización que tenían en esa ciudad y bajo una serie de acontecimientos, llegarían hasta la ciudad de Naar´thue.


    —Solo aclárenme esto… ¿ustedes en verdad acabaron con todos en esa guarida de la “familia Bonavesse”? -Fue mi interrogante.


    —No había opciones, amo, de no haber “forzado” la situación, no habríamos tenido ni carreta ni suministros y la guardia de la ciudad nos seguía buscando -El slime dijo en su defensa.


    —Que un montón de escorias mueran, dudo que al resto de Avalia le importara -Opina Riza.


    —Al resto del mundo no le importa, a nosotros si -Opino Riha la Lupian —¿Has considerado la sola posibilidad de que lleguen a “acordarse” de ustedes y quieran venganza por lo que hicieron?, eso nos involucrara entonces a TODOS.


    —Todos en esa guarida de escorias murieron, TODOS ellos -La bruja reafirma su punto.


    La Lupian y la bruja chocan con miradas de desconcierto, se podía notar en el aire aquel intenso ambiente por la hostilidad visual entre las dos, carraspeo para aclarar mi garganta y tener la atención de todos, además de darle fin a esa tensión.


    —¿Qué hay del sujeto al que llevaron para que los guiara hacia el “Corazón del Oasis”?, ese mismo que murió por un supuesto hechizo implantado en su cuerpo.


    Las circunstancias de su muerte eran extrañas, no por la forma en que murió, sino por la manera en que se “activo” aquel hechizo que tomo su vida, este tenia requisitos para activarse, ¿pero cuales fueron?. ¿Se activo automáticamente o quizás alguien lo hizo?, y de ser lo segundo eso nos lleva a la siguiente interrogante, ¿esa persona que activo aquella magia estaba cerca de ellos?, ¿es posible que alguien haya sobrevivido en la cercanía cuando masacraron a todos en esa guarida?.


    Aunque claro tendrían que haber otros factores para que esto se complicara, primero alguien que haya sobrevivido debería haber visto el rostro de todos ellos lo suficientemente cerca, recordar cada detalle perfectamente y además debe contar con saber dibujar o hacer un retrato. Considerando que la “educación” en este mundo para quienes no son nobles o de familia prestigiosas o adineradas es un desastre, es dudoso que algún sobreviviente supiera dibujar.


    —«¿Pero si llegara a ser el caso?, habrá que prepararse de alguna manera, espero que solo sea paranoia mía».


    Las historias habían sido concluidas, cada lado conocía las aventuras y hazañas del otro hasta el reencuentro, quien sabe cuanto tiempo paso en la conclusión de ambos relatos, se que fue más de una hora. Ya habíamos comido antes de empezar, con el bostezar de varios era hora de irse a dormir, cada uno con el amanecer seguirá su rutina, apenas era el segundo día desde que el barco zarpo de Quíatar, nos quedaba un buen rato para llegar a nuestro destino.


    —Necesito algo de aire fresco antes de irme a acostar -Afirma Crok —Volveré en un rato.


    El hombre amazona abre la puerta y se retira de la habitación, incluso ayer fue por algo de aire antes de irse a dormir en la noche, el clima en la noche resulta ser bastante fresco eso sin negarlo. ¿Se toma algún momento para reflexionar consigo mismo de algo personal?, sea cual sea el punto, no voy a involucrarme a la fuerza en asuntos privados del grupo.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Sobre la borda del barco, el hombre amazona miraba el mar con el paisaje de la luna en el cielo, tanta calma era un panorama relajante para quien disfrutara tal momento, pero aquella “calma” era ajena para Crok.


    —Seguirás atormentándome, ¿verdad?.


    A sus espaldas allí volvió a manifestarse, era aquella entidad del militar con chaleco táctico moderno, casco y lentes de protección en pésimas condiciones, ensangrentado y sucio, con dedos que le faltaban en ambas manos, era como ver un cadáver de pie. Movía sus labios como si hablara, solo que en lugar de palabras emitía un ruido igual al de una radio de comunicación con interferencia.


    —Ya basta…


    Crok sintió entonces un repentino dolor de cabeza, en su mente vino una imagen estática de seis personas vestida con ropa de camuflaje que se conocían en un pasillo con numerosas literas en el fondo, varias palabras empiezan a oírse saliendo de la boca de cada uno de ellos como si conversaran entre sí.


    Otra imagen le sigue, aquel grupo de seis soldados equipados con chaleco, casco, gafas y armas de salto, corriendo en un terreno que parecía ubicarse en alguna zona urbana de alguna región de medio oriente, ruidos de disparos, explosiones y gritos se oyen en abundancia. Otra imagen le sigue, mostrando a alguien viendo sus manos manchadas de sangre y a cinco de los seis soldados muertos en el suelo sobre un charco de su propia esencia vital. Se oye un grito desgarrador al final.


    —“Aun sigues culpándote”.


    Continuara…
     
  6.  
    Sylar Diaz

    Sylar Diaz Sei mir gut Sei mir wie du wirklich sollst

    Libra
    Miembro desde:
    3 Agosto 2019
    Mensajes:
    48
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    la sorpresa de este fin de semana... ta' chido
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  7. Threadmarks: CAPITULO 291 PASADO DE OTRO MUNDO
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2614
    CAPITULO 291 PASADO DE OTRO MUNDO


    PERSPECTIVA: Crokrengunn


    Esta es la historia de un muchacho que, una vez terminado sus estudios de primaria y secundaria, fue que a sus 19 años aspiro a unirse al ejercito y honrar el legado militar de su familia. Su padre alguna vez fue soldado en su país natal, al igual que su antecesor y también su ancestro anterior.


    No era obligatorio cumplirlo, elegir otro camino y vivir honradamente haría más que feliz a sus padres, pero ese muchacho tenia una cierta afición por el mundo militar, lo adquirió tanto en el ocio de la cultura que le rodeaba como del pasado de su padre y sus ancestros. Ese joven entonces se alisto y conoció a cinco personas, sus mejores amigos en esta nueva etapa de su vida.


    —Me llamo Carlos Alves -Se presento un joven de tez morena con un acento casi portugués —Este de aquí son; Michael Jones, Benjamín Miller, Lucas Smith, Alex Brown y Luigi Rossi.


    —¿Luigi Rossi?, ¿eso significa que te gusta el espagueti y la pizza? -Pregunte.


    —Oye, puede que mis padres sean oriundos de Italia, pero eso no significa que a todos nos guste el espagueti y la pizza -Opino el muchacho —Bueno… mi comida favorita es el espagueti y la pizza, ¡pero no porque mi ascendencia sea Italiana!.


    Todos nos echamos a reír, humor no nos faltaba ni para bromear de los estereotipos, eran la clase de amistad que cuidarías en las buenas y en las malas, como seres de comunidad, era incluso instintivo hacer amigos en un nuevo entorno. Me presente ante todos, nos asignaron nuestras literas luego de que nos prepararon entregaron el uniforme y cortaron nuestra cabellera, aunque no nos cortaron toda la cabellera, solo lo dejaron suficientemente corto.


    —Con un demonio, se averió la cañería, el instructor nos va a dar un regaño de aquí hasta China -Dijo Alex —¿Alguien sabe algo de fontanería?, ¿Luigi?.


    —Oye, eso es racista… pero tienes razón, aprendí de fontanería por mi padre, y él del suyo.


    —Solo por curiosidad, ¿tu padre tiene el nombre de Mario? -Pregunte.


    —Si -Contesto Luigi con el bajar de su cabeza y suspirando.


    El entrenamiento era un ambiente tenso, difícil y sin piedad, era necesario para forjar la dureza, el carácter y la voluntad de los reclutas, cuanto tienes amigos con quienes contar, se te hace más sencillo soportarlo y adaptarte. Charlábamos entre nosotros en los periodos de descanso o para comer, si íbamos a estar aquí por meses, mejor bien acompañados.


    El programa de adiestramiento y adaptación militar tenía una duración estimada de 4 a 6 meses, dado a que había una buena cantidad de reservas de soldados ya preparados, podían darse el lujo de extender aquel programa y adiestrar aún mejor a futuros combatientes.


    El entrenamiento físico era vital para mejorar todos los aspectos físicos de un individuo, la instrucción en las armas de fuego tanto de corto, medio y largo alcance, enseñanzas de supervivencia básica en la naturaleza, mantenimiento del equipo, clases teóricas, etc. Pero era increíble lo largo como complejo que era la parte encargada de adiestrar en el combate cuerpo a cuerpo, es quizás la parte más tediosa de todo, al menos para mí lo fue.


    Desde la lucha totalmente desarmado o con un arma blanca a la mano, las técnicas implicadas en cada movimiento, inspiración y espiración, no podían aprenderse en el solo lapso de una o dos semanas o incluso un solo mes, a no ser que seas alguna clase de maquina nata de aprendizaje o tengas ojos sobrenaturales que te permitan “copiar” y aprenderlo todo de golpe.


    Luchamos entre nosotros como método de entrenamiento, incluso entre los reclutas como yo hacíamos un uso “practico” con este tipo de luchas usando la ludopatía como una buena motivación para “mejorar”. Ganas o pierdes dinero, pero de aprender y mejorar, eso sin duda lo tendrás, de cualquier manera, había beneficio en progresar con el entrenamiento de combate cuerpo a cuerpo.


    __________________________________________________________________​


    —Pasta y pollo con frijoles, el menú de hoy es un amor -Exprese deglutiendo la comida servida.


    En la hora del almuerzo en la cafetería, era de esos momentos en donde mientras comíamos charlábamos de los que sea, contar sobre nuestras vidas ya era cosa del pasado, necesitábamos distraernos con temas mundanos y nunca esta de más las conversaciones surrealistas.


    —Siento pena por el friki que solo se alisto para que los enviara al área 51 y buscara “los alienígenas ocultos del gobierno” -Bromeo Benjamín.


    —Viejo, si el gobierno REALMENTE tuviera oculta tecnología alienígena de esas que vuelan al espacio exterior como si fuera un paseo por el parque, pfff… ¿en serio creen que a estas alturas no le habrían aplicado ingeniería inversa y fabricar esos “juguetitos” en masa al día de hoy? -Alex dio su punto.


    —Quizás, ¿pero y si utilizar ingeniería inversa en tecnología alienígena no es sencillo?, consideremos que su civilización alienígena utilice conocimientos de matemáticas, físicas y varios campos científicos totalmente distintas a la nuestra, lo que seguro haría que tomara décadas o incluso un siglo tratar de entenderla -Argumento Michael.


    —¿Y que hay de las armas laser?, ¿cómo estudias eso?, no son solo lucecitas de colores, ¿de dónde sacas los materiales para replicar algo igual?, ¿y si los recursos que utilizan para manufacturar esa tecnología esos alienígenas no existen en este planeta? -Luigi dio su punto.


    —Entonces bastaría con sacar una “versión idéntica” que pueda construirse con la tecnología y recurso que disponemos de nuestro planeta, ¿no es así? -Plantee por mi parte.


    —Pero esa “versión idéntica” entonces sería inferior a la tecnología de los alienígenas, ya que dudo que puedas crear algo superior si no puedes igualarlo, ahí se fueron mis sueños de hacer un “180 grado” en una patineta voladora -Expreso Carlos entre risas.


    Conversaciones surrealistas nunca faltaban a la mesa y con ello las risas estaban aseguradas, la idea era matar el rato mientras comíamos, distraernos un momento de nuestras rutinarias vidas actuales.


    —Por cierto, ¿alguien se acuerda de ese meteorito que cayo el año pasado en una isla del pacifico? -Pregunta Benjamín.


    —Todo el mundo lo recuerda, fue una noticia internacional que devoro la atención de todos los medios por varios meses -Aclara Michael.


    —Bueno, la cantidad que científicos que lo están examinando hasta el último detalle, parecen especular que alberga algo “vivo” en su interior, vida microscópica o algo así.


    —Bueno si esa “vida microscópica” viene a inmigrar aquí, que se prepare a pagar impuestos como el resto -Opino Carlos —Y si tiene tentáculos, creo que el mercado japonés le podría dar “empleo” del bueno.


    Nos dimos otra buena dosis de carcajadas, y el buen humor termino cuando “él” llego a la cafetería.


    —Ahí está, el “niño prodigio de papi coronel” -Alex comento.


    A solo una mesa de la nuestra, se encontraba un joven de corta cabellera rubia, ojos celeste y notorio mentón, parecería la misma imagen del “recluta perfecto”, pero la realidad dicta otra cosa.


    —Sus rendimientos en el entrenamiento es menor al de nuestros, ¡y encima saca mejores notas que nosotros! -Benjamín conto.


    Todo nuestro entrenamiento es medido como una “evaluación” en notas, desde las rutinas de entrenamiento físico, el manejo de las armas y nuestras técnicas de combate cuerpo a cuerpo tanto desarmado como arma blanca. John Douglas el “niño prodigio de papi coronel”, el segundo hijo del coronel James S. Douglas, un veterano condecorado con un amplio historial de logros en su carrera.


    John Douglas no tenia las mejores notas, de hecho, su coordinación en equipo era la peor de todas, era bastante prepotente y arrogancia le sobraba, con tal conducta un recluta recibiría un castigo por parte del instructor, desde correr una considerable cantidad de vueltas, flexiones o cualquier castigo físico que implique un considerable esfuerzo físico constante.


    Pero los castigos aplicados a John eran un “chiste” comparado a los que otros reclutas recibían, si alguien por “flojear” es castigado con 220 flexiones, a John le dieron solo unas 40, si alguien debía ser castigado con 15 vueltas alrededor de la base, a él solo le daban 3, 4 como máximo. Esto contradice la lógica del duro esfuerzo y entrenamiento depositado a futuros soldados, estos “castigos” que se pagan por el error, incompetencia o vagancia, son necesarias para forjar la aptitud y modelo del soldado como tal, ser blando solo traería consecuencias desastrosas en su formación.


    —Es obvio que huele a “movidas de papi coronel” -Opino Michael.


    —De seguro cuando su formación termine, lo enviaran a “ganar medallas” desde la comodidad de un escritorio y llenando papeles, mientras el resto lo hace en un campo de batalla -Alex aseguro.


    —Je, el “hijo afortunado” -Referencio Benjamín.


    —Alguien tendría que darle una lección y mostrarle la “realidad” de ser un soldado como corresponde -Carlos dio su punto.


    —Si, deberían ponerle cemento en sus botas y lanzarlo al agua -Expreso Luigi.


    Todos le miramos a la vez luego de dar su opinión, un silencio se mantuvo entre todos por unos segundos y luego nos echamos a reír.


    —Pero lo que dice es cierto -Dije secándome las lágrimas de mis carcajadas.


    —¿No del cemento en los botas?.


    —No, me refiero a lo que dijo Carlos, alguien tendría que darle una probada de “realidad”, de que aquí los favores de “papi coronel” no le hace la excepción para evadir su dosis diaria de sufrimiento y palizas psicológicas.


    No solo nosotros, buena parte de los reclutas también lo notaron, pero nadie se atrevía a levantar la voz, temían más represalias que la satisfacción de que se hiciera “justicia” por tales actos.


    __________________________________________________________________​


    Otro día en medio del entrenamiento con combate a cuchillo, el contrincante con el que me toco “luchar” en esta ocasión fue nada más y menos que, John Douglas, el muchacho ya recibía virotes de su propio “club de fans” (lamebotas) animándole a que me “pateara” el trasero. Mire a mis amigos, quienes en silencio todos al unisonó con los brazos cruzados y una sonrisa maliciosa en el rostro, movían su cabeza de arriba hacia abajo.


    —Así que me toca practicar contigo, tienes pinta de frijolero, por favor no te pedorrees en medio de la demostración -Fueron las declaraciones de John con una sonrisa rebosante de confianza.


    —Voy a gozar este momento como no lo puedes imaginar -Le conteste de mi parte.


    Los cuchillos de combate utilizados obviamente no eran reales, estaban hecho de un polipropileno de primera calidad, aunque no matarían al “apuñalar”, sí que dolería bastante y ese era el principio de fallar en este combate. Nos posicionamos cada uno a una distancia de 2 metros y medio, el instructor se acerco y dio la señal de comienzo.


    Todos los reclutas que observaban aquella “lucha” quedaron en completo silencio, era parte de la aptitud militar actuar como tal, me mantuve en mi posición esperando el momento oportuno para entrar en acción. John por su parte, tomo la iniciativa casi de inmediato y se lanzó a atacar directamente, subestime el “ingenio” de este sujeto.


    —«Este tipo… es un completo PENDEJO con honores».


    Me tomo unos segundos quitarle su cuchillo de un golpe con mi otra mano y luego inmovilizarlo al posicionarme a su espalda, poniendo mi cuchillo sobre su cuello, lo que culminaba para él como “asesinado”. Las reglas son simples, incapacitar o lograr “apuñalar” a tu contrincante conlleva la victoria.


    Tal derrota se lo tomo con furia e insistió con otro intento, el instructor solo acepto porque vio que John era tan lamentable en su dominio en el combate a cuchillo, que concluyo que con más “intentos” podría ver sus errores y corregirlos.


    —«Apenas ha empezado» -Dije en mis pensamientos conteniendo el jubilo que experimentaba en mi interior.


    En su segundo intento volvió a atacar con más cautela, su postura era mejor que la anterior, pero fácilmente pude derribarle de una patada a los tobillos y “apuñalarle”, pero no termino ahí el entrenamiento. En el tercer intento me convertí en el agresor, logra bloquear mi cuchillo con el suyo e intenta inmovilizarme desde las piernas, logro sujetarle del brazo y lanzarlo contra el suelo y siendo él quien queda inmovilizado.


    El instructor fue bastante amable para permitir varias rondas, todas culminaron con mi victoria, por lo tanto, John se sentía frustrado, lleno de ira y con una mirada hacia mi que reflejaba un intenso odio. El instructor me felicito y a John le regaño, pues en todas las rondas, no mostro ni el más mínimo rasgo de mejora, lo castigo dando la vuelta alrededor del cuartel, pero no unas pocas vueltas, ¡unas 25 veces!, le tomaría un buen rato terminar, aquella satisfacción fue indescriptible.


    Eventualmente el entrenamiento concluyo, nos tomamos un descanso y cuando el instructor se retiró, mis amigos me felicitaron y vitoreamos el momento con enorme regocijo, ya que el hijo de “papi coronel” recibió una lesión y además le dieron el castigo apropiado que merece como a todos.


    —«Las cosas marchan espectacular, he hecho buenas amistades y he tenido un día bastante “productivo”».


    En mis pensamientos anhelaba que los buenos momentos durasen tanto como quisiera, pero seria ocultarse como un cobarde de la realidad, no todo en la vida es placer y felicidad, la moneda tiene sus dos caras y cuando experimentamos la otra vuelta de la dicha, entonces conoces ese lado de infortunio y desesperación.


    __________________________________________________________________​


    3 años después – Medio Oriente…

    El abrasador sol en el cielo, una zona urbana desprovista de personas a su alrededor, parecía una ciudad abandonada, aunque considerando que recibió como una docena de bombardeos y lluvia de artillería pesadas, no seria de extrañar. Era nuestra primera patrulla de reconocimiento en un país ajeno, era tan emocionante como intranquilo.


    Nuestra patrulla se componía de un escuadrón de 10 unidades con dos HMMWV (o Humvee), uno de los vehículos empezó a tener problemas en el motor y tuvimos que detenernos para que alguien lo revisara, por fortuna contábamos con alguien con natos talentos de mecánica para estos vehículos. La buena noticia es que pude seguir al lado de mis amigos todo este tiempo, la mala es que nos tocó ser acompañados por…


    —¿Aun te falta mucho para reparar ese vehículo? -Pregunto un malhumorado John Douglas.


    —Solo necesito unos minutos más y estará listo…


    El “niño prodigio de papi coronel” fue asignado a este escuadrón de reconocimiento, peor aún, fue nombrado como el líder del grupo dado a que poseía el rango mayor (sargento), cuando no volví a ver su pedante rostro por meses, vaya “reunión” agradable que tuvo que tocar.


    —¿Y ustedes que tanto miran hacia aquí?, vigilen los malditos alrededores, con un carajo…


    Si como un recluta ya era un imbécil arrogante, ahora era un idiota prepotente con poder al mando, mis amigos y yo aun teníamos el rango de “cabo”, mientras que él por asares de la vida se convirtió en sargento. Alguno creería que mejoro con estos años y llego a su puesto con esfuerzo y sudor propio, pero las lenguas de otros soldados que hablaban a sus espaldas, decían otra cosa y no eran pocos precisamente.


    —Cuanto antes acabe esta patrulla, más pronto volveremos a la base para tomar algo fresco, y despedirnos de ese estúpido -Dijo Benjamín aquello último en voz baja.


    —Mientras tanto matemos el rato, ¿alguien tiene algo interesante para contar? -Carlos pregunta.


    —¿Qué hay del hombre volador?, ¡el tipo que recibió poderes por un experimento que se originó de ese meteorito! -Michael comento.


    —No, eso ya es noticia vieja de hace meses, debatido, parodiado y quemado hasta el aburrimiento.


    —¡CONTACTO!...


    Una advertencia se oye a todo volumen, y un cohete impacta en uno de los Humvee, la inmensa explosión destruye al vehículo y mata al mecánico en el acto, fuerzas enemigas invaden el área.


    Continuara…
     
  8. Threadmarks: CAPITULO 292 AQUEL QUE SE SIGUE CULPANDO
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    3457
    CAPITULO 292 AQUEL QUE SE SIGUE CULPANDO


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Carlos Ramírez (Crokrengunn) – 0900 Horas – En alguna parte de Medio Oriente…


    —¡CONTACTO!...


    La estrepitosa explosión de un proyectil arrojado por un lanzacohetes resalta sobre el escuadrón, un segundo se produce acompañado de disparos de rifles de asalto provenientes desde una misma dirección, ocultos en ruinas de varios edificios, un grupo de insurgente realizan su emboscada. El segundo cohete falla en lograr acabar con algún soldado y levanta una gruesa cortina de polvo, los militares toman cobertura con lo más cercano que tenían a su disposición, y en ese momento Carlos termina separándose de sus compañeros y amigos.


    Ramírez había logrado buscar cobertura sobre la Humvee destruida, y al lado suyo se encontraba el vehículo restante aun en condiciones de operar, recibía alguna que otra bala, pero su estructura estaba hecha para resistir municiones de rifles de asalto que se utilizaban por el bando enemigo, pero estarían en problemas ante munición antimaterial y proyectiles explosivos.


    —¡La radio no funciona!, ¡la señal está muerta! -Uno de los soldados notifico el mal funcionamiento de su aparato de comunicaciones portátil.


    —¡Debemos retirarnos de inmediato! -John Douglas Ordeno.


    —¡No podemos abandonar a varios de los nuestros!, ¡”señor”! -Carlos protesto.


    Carlos Alves, Michael Jones, Benjamín Miller, Lucas Smith, Alex Brown y Luigi Rossi, todos sus compañeros y amigos terminaron separándose con el impactar del segundo cohete en las cercanías y los disparos que le siguieron. Marcharse ahora implicaba dejarles atrás, si la idea era buscar “refuerzos”, estaba más que claro que las posibilidades de que sobrevivieran fueran considerablemente bajas para todos ellos.


    —¡No vamos a correr el riesgo de perder el único medio de escape!, ¡cuando ese polvo se disipe y no tengan su visión obstaculizada lo destruirán de inmediato!, ¡debemos retirarnos AHORA, es una orden de tu sargento! -Le dejo en claro su superior John Douglas.


    —Con todo respeto, “señor”, váyase al diablo.


    Carlos Ramírez desobedeció la orden de su superior, y se alejó del Humvee en dirección contraria, buscando a sus compañeros, era algo más que solo el deber del compañerismo actuando, ¿lealtad o imprudente?.


    __________________________________________________________________​


    Todo el escuadrón había logrado reunirse y esconderse en el interior de un edificio que no había sido afectado por los numerosos bombardeos, aquello era una iglesia cristiana, de las pocas construido en ese país. Su interior era espacioso y su arquitectura no parece haber sido afectado por las incontables explosiones de artillerías y bombas arrojadas indiscriminadamente.


    —Mierda, le dieron a Michael… -Lucas afirmo.


    Una herida de bala en el pecho, no era de un rifle de asalto, los insurgentes estaban armados con una producción en masa de AK-47, pero la herida del soldado era de algo de mayor calibre, ¿un rifle francotirador?, lograron adentrarse en el edificio con la ayuda de una granada de humo que cubrió otra parte de su retirada, pero uno de los suyos recibió un proyectil en el trayecto.


    —¡No tenemos ningún botiquín a la mano!, ¡están en el Humvee! -Notifico un alarmado Benjamín.


    —No hay pulso… no… no hay pulso… -Lucas se percató enseguida.


    Los latidos de Michael se detuvieron, su aliento ceso, sin suministros médicos, cubrir la herida con la mano poco serviría, Lucas se puso de inmediato a practicarle RCP en un intento de reanimarle, su alterado estado emocional estaba por encima de su lógica, él solo quería “salvar a su amigo”.


    —¡Vamos Michael, reacciona, por favor REACCIONA!.


    —Lucas, es suficiente… Michael esta…


    —¡No!, ¡él puede ser salvado aun!, ¡vamos amigo!, ¡reacciona!.


    Los soldados son entrenados física y emocionalmente hasta el cansancio, pero en el fondo seguían siendo humanos, Lucas le tomo su tiempo aceptar la realidad, al detener su RCP entonces acepto aquella perdida con pesadez psicológica, convirtió su tristeza en ira e impotencia.


    Y en de repente, sobre una columna del edificio dos insurgentes surgen tomando por sorpresa al grupo, uno armado con un AK-47 y el otro con una escopeta, el escuadrón reacciona y contraataca de inmediato hacia el fuego enemigo, pero uno de los suyos vuelve a ser alcanzado por balas del bando opositor.


    —¡Benjamín!...


    Piernas, brazos y torso, fueron las zonas lesionadas por numerosos proyectiles, gracias al chaleco y conjunto de protecciones balísticas equipadas, lograron absorber buena parte del daño. Pero las heridas provocadas hicieron que el soldado perdiera la capacidad para ponerse de pie y utilizar su arma a dos manos de manera efectiva.


    —Estaré bien… vigilen los alrededores, puede haber más insurgentes ocultos.


    Recostado sobre la pared, benjamín se armó con su arma secundaria una pistola para utilizarla en la mano del único brazo que estaba en buenas condiciones, sus compañeros buscaron posibles hostiles en el interior de la abandonada iglesia, uno de ellos, Luigi, encontró una habitación.


    Apoyado por otros dos más, entraron en su interior, no encontraron enemigos, la habitación era pequeñas y sobre el suelo en las cercanías hallaron un aparato del tamaño de un televisor que tenía numerosas patas y una pequeña antena que giraba constantemente.


    —¡Esto es un inhibidor de señales! -Uno de ellos identifico aquel aparato.


    Un sofisticado aparato creado la función de interrumpir y bloquear toda clase de señales de comunicación, que estos insurgentes se hicieran con tal tecnología era alarmante, no era precisamente “fácil y sencillo” de llevar al mercado negro. El aparato es destruido de inmediato, pero la radio seguía sin funcionar.


    —Debe de haber más en los alrededores, estos modelos son viejos, pero tienen un buen alcance -Aseguro Alex Brown.


    Existían contramedidas tecnológicas para lidiar con tales amenazas de dicha índole, pero ninguna tenía a su disposición tales elementos, debían lidiar contra un grupo de insurgentes bien armados, incomunicados con la base, en desventaja numérica y sus enemigos tenían quizás mejor conocimiento del terreno, habiendo planeado aquella emboscada.


    Carlos Ramírez se quedó al lado de su herido compañero Benjamín para protegerle, mientras sus amigos se encaminaron por la puerta trasera del lugar para asegurarte de que no hubiera posibles hostiles escondidos y de ser posible, buscar una posible ruta de escape. De pronto una explosión se produce en el techo del edificio, todo se sacude y escombros comienzan a caer a montón.


    Carlos y Benjamín casi terminan aplastados, Carlos tomo a su herido compañero a tiempo y logro moverle, se salvaron por solo unos escasos metros, pero el resto…


    —Estamos solos -Afirma Carlos.


    Los escombros cayeron en inmensa cantidad por el lado del cual sus amigos marcharon, era imposible de escalarlo, si lograron huir deben de haber encontrado alguna puerta trasera. De repente para aquella dirección en donde se encontraban, se oyen gritos, disparos y más explosiones productos de lanzacohetes, era fácil reconocer algunas de esas voces.


    —Chicos… no… ustedes…


    Aquellos disparos y voces cesan a los pocos minutos, un inquietante silencio inundo el ambiente, solo quedaron Carlos y Benjamín, con su amigo herido, todo quedaba en manos de uno de ellos, la presión de salvar a su amigo restante y sobrevivir empezaban a carcomer su calma psicológica.


    —«¿Qué debería hacer ahora?, ¿quedarnos o movernos?, ¿esperar refuerzos o intentar marcharnos en sigilo?».


    Las radios no funcionaban, la única puerta que quedaba era aquella por la que entraron y donde los insurgentes acampaban a sus anchas, pero quedo claro que también por el lado derrumbado se encontraban allí también. No había donde huir, esperar refuerzos era lo más idóneo, pero con tantos enemigos rodeándole, ¿cuánto duraría?.


    Pronto un ruido se escucha desde una parte, Carlos voltea y se encuentra con un insurgente que intentaba apuntarle con un rifle de asalto, pero él responde con más rapidez y dispara primero. ¿De dónde había salido ese sujeto?, fue la incógnita que repercutió en su mente, no vino por la puerta en la que ellos llegaron, ¿una entrada oculta?.


    —«Saben colarse dentro por otros caminos».


    Sus enemigos tenían otras vías de entradas, eso lo puso más nervioso y angustiado, si sus reflejos y sentidos llegaran a fallarse unos segundos, sería su fin, era difícil saber cuántas de esas “vías alternas de entradas” tenían los insurgentes a su disposición para la iglesia abandonada.


    —¡Carlos cuidado! -Benjamín le advirtió.


    Su herido amigo abre fuego con su pistola a dos insurgentes que lograron colarse al interior desde otra entrada, uno de ellos es abatido por las balas, pero el segundo dispara y le da a Benjamín. Carlos dispara al insurgente restante y le elimine, para luego socorrer a su amigo.


    —¡Mierda!, ¡no, no, no, no!... vamos Benjamín, quédate conmigo, tú puedes campeón, no cierres los ojos, aguanta, la ayuda vendrá pronto…


    —Lo… siento…


    Sus ojos seguían abiertos, pero su boca dejo de exhalar aire, los movimientos torácicos se detuvieron enseguida, no había signos vitales, Benjamín había partido de esta vida, disculpándose por dejar a su amigo en tal situación, cierra sus ojos en señal de respeto e intenta por la presión no romperse emocionalmente.


    Estaba solo ahora, con enemigos por doquier que eran capaces de llegar a su posición por cualquier parte, cada segundo que pasaba era una angustiante soga en el cuello, al encontrarse en tal situación experimento entonces una asfixiante combinación de pánico, pavor e histeria. Sus sentidos estaban en su máximo pico de alerta alineados con su instinto de supervivencia.


    El tiempo a su alrededor se hacía una eternidad, los segundos podrían sentirse como minutos y esos minutos en horas, trataba de contener el temblor de sus manos mientras sostenía su arma, calmando su respiración para no agitarse y estar atento a todo sonido sospechoso, permanecía quieto con su rostro bañado en sudor y su corazón con un ritmo de latidos que estaba próximo a superar lo normal.


    Un ruido se produjo detrás de una de las columnas cercanas a él, volteo inmediatamente y observo un AK-47 en manos de un insurgente que estaba a punto de disparar, pero Ramírez abrió fuego primero y le abatió. Camino hacia aquella columna buscando una buena cobertura, pero poco serviría si llegaran a salir desde su mismo lado.


    El sudor, los latidos y el nerviosismo se estaban intensificando, aquel pánico alimentado por la histeria no podía ser contenido ante tal presión psicológica a la que era sometido, era más de lo que todo su arduo entrenamiento pudo enseñarle a resistir. Entonces más ruidos se oyen, provenían del otro lado de la columna, eran varias pisadas, más de uno se acercaban y eso hizo que su alterado estado emocional empeorase.


    Ante tal situación, cambio el cargador de su arma por uno completo y luego cambio la modalidad de disparo que estaba en “semiautomático” a “automático”, sin titubear acto seguido salió de su cobertura y disparo en dirección de donde procedía el ruido. Desconocía cuantos eran, pero su alarmismo solo le incito a disparar hasta acabar la última bala del cargador y con ello tener más posibilidades de eliminar a todos los potenciales hostiles antes de que alguno tuviera posibilidad de dispararle a él.


    Aun cuando la última bala se acabó, siguió apretando del gatillo, hasta que pronto vuelve en si y se detiene, su respiración se calma por unos segundos, hasta que oye unas palabras…


    —Carlos…


    Uno de los presuntos “hostiles” que disparo pronuncio su nombre, pero la voz que lo hizo era de alguien sumamente familiar, soltó su arma de inmediato y corrió hacia su posición. Su corazón dio un brinco de horror y ansiedad, aquellos a quienes disparo eran cuatro individuos y no eran insurgentes.


    —¿Qué hice?... dios… ¿¡QUE HICE!?... -Exclamo de rodillas con el rostro sumido en la desesperación.


    Lucas Smith, Alex Brown, Luigi Rossi y Carlos Alves fueron los supuestos “hostiles” que Ramírez confundió con su alterado estado emocional, tres de ellos ya habían muerto, Carlos Alves era el único que aun se aferraba a la vida, pero no le quedaba mucho tiempo.


    —Mierda… no… ¡yo no quería!... ¡Carlos!... resiste… no te vayas tu también… ¡por favor no te vayas también!...


    Ramírez intento detener en vano la hemorragia de las múltiples heridas de bala, sin equipamiento médico a la mano y con demasiada sangre perdida, solo podía ver los últimos momentos que le quedaba de vida a su preciado amigo. Sus labios se movieron pronunciando algunas palabras, y luego cerro sus ojos.


    —Reacciona… ¡vamos amigo despierta!, abre los ojos… no te vayas… no tu también…


    De alguna forma ellos cuatro tras consiguieron sobrevivir al derrumbe y quedar expuestos a los insurgentes desde el otro lado, se las arreglaron para sobrevivir contra ellos y encontrar una manera de hallar entrada diferente a la iglesia. Un desconsolado y psicológicamente vulnerable Carlos Ramírez agacho su cabeza, de rodillas lloro frente a sus fallecidos amigos.


    Mira sus manos manchadas de sangre, era la esencia vital de a quienes conoció en sus inicios como recluta y ahora, todos ellos yacían sin aliento, privados de toda vida y no por obra de los enemigos que le rodeaban, sino por su propia mano.


    Numerosos insurgentes comienzan a surgir a espaldas de Carlos Ramírez, todos apuntando sus rifles de asalto hacia él, mientras el soldado seguía de rodillas con la cabeza agachada, lamentando en silencio la muerte de sus mejores amigos.


    __________________________________________________________________​


    Con el anochecer un convoy militar llego a la escena de los acontecimientos, eran los refuerzos quienes fueron informados sobre el ataque el escuadrón de patrulla de reconocimiento. Apoyados con fuerza aérea, ubicación satelital de las posiciones del enemigo y una contramedida para los inhibidores de señales, lograron suprimir a las fuerzas hostiles de la zona y aquellos insurgentes que aun seguían con vida, huyeron.


    Soldados buscan por el área, hasta adentrarse a la iglesia abandonada cristiana, allí encontraron docenas y docenas de cadáveres de insurgentes, pero en el fondo lograron hallar a alguien vivo. Carlos Ramírez se encontraba sentado de espalda, con su fusil a la mano, al frente suyo apilados uno al lado del otro estaban los cadáveres de sus amigos.


    El soldado es hablado por el líder del escuadrón que había ingresado a la iglesia abandonada, pero Carlos Ramírez no respondía ni se movía, este se le acerca y cuando finalmente Ramírez reacciona, al voltear su cabeza y ver cara a cara al líder del escuadrón, este siente un cierto grado de temor al ver los ojos de Ramírez. En esos ojos, observo a un soldado vivo por fuera, pero muerto por dentro.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Crokrengunn


    Fui llevado ante un tribunal militar, detalle hasta ultimo hecho desde el momento en que fui encontrado por los refuerzos, al desobedecer las ordenes de mi superior de escuadrón y actuar por voluntad propia, cometí varias infracciones. Aunque mis intenciones fueran “nobles”, falle al final y termine en el proceso acabando con las vidas de quienes quería salvar.


    Fui dado de “baja deshonrosa”, pero no castigado con la cárcel, no podía usar más ese uniforme, no podía unirme nunca jamás a una fuerza del estado ya sea policial o militar, a los ojos de las personas a mi alrededor, era considerado alguien “inestable”. Pero incluso con esa descripción, no me internaron a un hospital o clínica para atención mental. Y entonces supe la razón…


    —Carlos Ramírez, un placer conocerte.


    Después de mi juicio, termine en una habitación con solo una mesa y dos sillas, siendo invitado por un hombre de barba corta y traje azul, aquel individuo sostenía en sus manos una carpeta que contenía en su interior mi historial militar.


    —Soy un representante de “Academi”, seguro que ya a estas alturas sabrás sobre nosotros, lo suficiente al menos.


    Una empresa militar privada de mercenarios, un representante solicito una reunión privada para hablar conmigo, querían reclutarme para su organización, a pesar de que fui dado de “baja deshonrosa”, eso a “Academi” no le importa en absoluto, para ellos contratar exmilitares “útiles” es más que suficiente, siempre y cuando se encuentren física y psicológicamente capacitados.


    —Ya leyó todo mi historial en el ejército, ¿aun así esta seguro de lo que me esta pidiendo?, arriesga demasiado -Opine.


    —Aun siendo un cabo y totalmente solo, lograste sobrevivir a una situación que, para la inmensa mayoría, habría sido una muerte segura, además no dudaste en arriesgar tu vida para ayudar a tus propios aliados, ese tipo de gesto es bastante valorada en nuestra organización, contar el uno con el otro es fundamental, y cualquier que sea capaz de arriesgar su integridad física por el otro, es admirable.


    —Arriesgue mi vida y aun así… murieron por mi culpa.


    —Se aprende de los errores, joven, no eres el primero o el ultimo que paso por la misma experiencia, por “accidente” acabaste con tus propios compañeros y eso te ha “afectado”, ¿no es así?, dime muchacho, ¿los “has vuelto a ver”? -Me pregunto aquel representante.


    Habían transcurrido 1 semana desde aquellos eventos, fui confinado en una habitación del cuartel esperando mi juicio, todos los días los “veía”, a mis amigos muertos, a los seis que falle en proteger. Manifestados en los reflejos y luego a mi alrededor, con sus uniformes ensangrentados, y sus rostros con la sangre saliendo de su boca, nariz y de unos ojos completamente negros como un abismo sin fin.


    Sus palabras sonaban inentendibles, como si se comunicaran con una radio estropeada, sentía como aquella me atormentaba, como era una pesadilla del que ya estaba despierto, el suicidio paso por mi mente innumerables veces, y mi cobardía, me negaba tomar ese camino… por ahora.


    Aquel representante puso sobre la mesa un frasco que ponía “Sentinel” en su etiqueta, en su interior contenía unas pastillas verdes oscuro con forma de píldora, el hombre me dio una rápida explicación de lo que era.


    —Este medicamento fue creado para ser usado solo por las fuerzas armadas y nuestra organización, son capaces de suprimir el “TEPT” con una total eficacia, está garantizado.


    “Sentinel” ya había pasado por la prueba de experimentación, aunque seguían sacando versiones “mejoradas” de esta a medida que eran administradas a más individuos que padecían mi situación. Si aceptaba formar parte de “Academi”, tendría garantizado aquel medicamento.


    Aunque ya existen medicamentos para tratar afecciones a la salud mental en relación al “TEPT”, ninguno era tan efectivo en muchísimos casos, y los efectos adversos incluso suelen eventualmente ocasionar un daño peor. Pero “Sentinel” ya fue probado en incontables soldados, todos con una tasa de éxito del 99%, era una promesa que aquel medicamento “curaría” mi mente, mientras siguiera consumiéndolo periódicamente. Lo que lleva a anclarme por el resto de mi vida a una droga con el fin de perseverar la estabilidad de mi condición psicológica en esta “pesadilla”.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Presente – Océano Atlas – Barco con destino a Idalica…


    —“Sentinel” funciono, mientras estaba en “Academi”, nunca más volví a experimentar aquellas… “manifestaciones”, y cuando morí… -Relata Crok —En mi segunda vida, al no tener aquel medicamento en mis manos, al ser mi “daño” algo de mi mente, pensé que volvería a ocurrir, que volvería a… “verlos”.


    Pero Crokrengunn recuerda desde su nacimiento como un hombre amazona, en todos sus años hasta ahora, aquellas “manifestaciones” de sus amigos muertos nunca jamás se le aparecieron, no hubo necesidad de aquel medicamento.


    —¿Mi “segunda vida” me ofreció una oportunidad para empezar de cero?, entonces… ¿por qué ahora?, ¿¡porque está ocurriendo nuevamente!?.


    Cuando volteo a preguntarle a la “manifestación” de Carlos Alves que estaba a escasos metros frente de él, este levanta su brazo derecho y señala con el dedo a la pistola M1911 que tenia en su cintura enfundaba.


    —“Al volver a hacer contacto con aquello anclado a tu vida anterior…”


    La manifestación hace un breve momento de silencio y de su boca comienza a sonar como una radio de comunicación con cierto grado de sonidos estáticos, numerosas voces distintas se replican. Crok podía reconocerlos, cada voz que resonaba era de sus seis amigos de su vida anterior, todas las oraciones que escuchaba entrecortadas eran justamente de ese mismo día en que los perdió.


    —“Aun sigues culpándote”.


    Cuando declaro aquella frase, los sonidos de radio culminan de golpe, y en un parpadeo de Crok, la manifestación de Carlos Alves desaparece por completo, el hombre amazona cae de rodillas con una mano en el rostro y sintiendo el peso de la incertidumbre.


    __________________________________________________________________​



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Algunas semanas después…

    No llevaba la totalidad de los días en que el barco zarpo, pero sin duda transcurrieron más de una semana, o quizás dos, podría tomar un mes y más llegar al reino de Idalica, entonces en una noche, Riza me pidió que la acompañara un momento afuera para practicar de algo que en palabras de ella era sumamente “importante y privado”.


    —¿Qué es aquello de lo que querías hablarme?.


    El resto se encontraba durmiendo, los dos estábamos en el estribor de la embarcación totalmente solos.


    —Agradezco tu paciencia, Roz, es momento de que te hable sobre “El Pacto de Thysia” -Fue la declaración de la bruja.


    Continuara…
     
  9. Threadmarks: CAPITULO 293 B.T.A.C.E.P.
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2533
    CAPITULO 293 B.T.A.C.E.P.


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Era consciente de que me había acostado en cama y a estas alturas estaría en la fase de “sueño REM”, el lugar al que fui a parar fue un paisaje con incontables árboles que superaban los cien metros, con un cielo cubierto de niebla, aunque totalmente de día como visible a los alrededores y, bajo mis pies me encontraba encima de un arroyo, del cual no hacia contacto con la misma agua.


    A este sitio originalmente creado por Myldark como un sitio de interacción he decidido llamarlo de una vez como “Plano Interno”, sin tomarme en cuenta, sus únicos dos habitantes eran el dragón oscuro y…


    —Hola -Saludo el peliblanco Alnayits —Aunque si considero el tiempo exacto en el plano real, seria en realidad “buenas noches”.


    Myldark como siempre se encontraba recostando a un lado, pero en cuanto a Alnayits… observo detenidamente algunas diferencias en él comparado a la ultima vez que le vi, sus lentes ya no eran de metal, eran anteojos de cristal de diseño modernos. Pero no era solo eso, ya no tenia un libro en su mano, en su lugar llevaba encima una computadora portátil o Laptop. El propio Alnayits estaba sentado en el suelo con las piernas cruzadas y dicha computadora encima de este, escribiendo hábilmente en el teclado.


    —¿Cómo demonios llegaron esas cosas a tus manos? -Pregunte con un sentimiento de confusión y sorpresa.


    —Es posible acceder a los “conocimientos” que posees logrando “materializar” su lectura a través de este dispositivo llamado “computadora”, del cual solo es posible su propia “materialización” bajo ciertos criterios complicados que hicieron posible su “recreación” en este plano -Explica Alnayits —Debo ser sincero… esto es… ¡¡increíble!!... ¿¡esto es el resultado de conocimientos científicos plasmados en un mundo carente de magia!?, ¡¡¡es fabuloso!!!, no… me quedo corto con mis palabras… ¡¡¡¡es más allá de todo lo fantástico, único e intelectualmente extraordinario!!!!, ¡¡¡¡Aaaaah!!!!, ¡¡¡¡mi corazón sentiría un infarto miocardio de la “mega emoción” si estuviera aun vivo!!!!.


    Sus halagos por los conocimientos de otro mundo lo hacen como ver como alguien cuyo “amor” parece más un “fetiche”, lo compararía como un niño con toneladas de dulces, pero este sujeto raya a lo “absurdo” en sus reacciones.


    —«Pero como diablos hizo para “materializar” una computadora portátil en este plano?».


    Supongamos que hay “magia” en el asunto, ¿eso significa que le es posible recrear otros aparatos que sigan ese “criterios complicados”, más me sorprende que utilice esa computadora portátil con nata habilidad, ¿cómo consiguió aprender a utilizar uno?, no hay registros o existencia de maquinaciones similares en lo más mínimo en Avalia, eso incluye Quíatar. Además, dudo que con haber visto una “muestra” de mi mundo, automáticamente haya adquirido lo que es y cómo se utilizan “computadoras”.


    —¿Acaso puedes “recrear” otras maquinas de mi mundo en este plano? -Pregunte.


    —No, esos “criterios” son muy estrictos, se podría decir que tiene “voluntad propia” en este plano y si aprueban mi “razón para crearlo”, se permitirá recrear una “materialización” de dicho aparato -Explico Alnayits —Conseguí que “validaran” la “materialización” de esta computadora por razones de “aprendizaje”, suena confuso lo sé, no siempre esa justificación bastara para convencer a la “voluntad propia” de esos “criterios” para que valide y se pueda materializar dichas peticiones.


    Me acerque a la computadora portátil, tenia abierta varias pestañas de una pagina que funciona como una enciclopedia digital, se leía títulos como “teorema de Pitágoras”, “ley de gravitación universal” y “teoría de la relatividad”.


    —¿Cómo tienes acceso a todos esos conocimientos? -Pregunte.


    —Están en tu cabeza, en tu mente y recuerdos, es tu “conocimientos” lo que esta computadora únicamente tiene acceso -Alnayits asegura.


    —Pero allí esta bastante bien detallado sus conceptos, yo con suerte me acordaría el primero párrafo, y siendo sincero, ni siquiera me acuerdo de una sola oración de un libro de Einstein.


    —Pero llegaste a “verlo” en alguna parte de tu vida anterior, con solo haber hecho un vistazo general, aunque fuera algo breve, tu “memoria” lo almaceno para siempre en tu cabeza como una serie de “fotografías” -Aclara Alnayits —Esta computadora es capaz de “visualizar” todos los recuerdos en relación a todo tipo de apuntes o conceptos ligado a ser considerado de “conocimientos”.


    Según el propio Alnayits, aquella laptop fue materializado bajo ciertas “condiciones”, para únicamente poder mostrar todo recuerdo que se relacione a “conocimientos”, es decir que todos apuntes, conceptos, teorías, anotaciones, ect. Todo que este catalogado como un tipo de “conocimiento” podrá verse en dicha computadora, pero todos recuerdos ajenos como mis negocios de traficante de armas, tomando una cerveza o toda X series y películas u programa de televisión que haya visto, NO PUEDE VISUALIZARSE.


    Con que haya visto brevemente en un libro o en internet o cualquier medio un concepto de “conocimiento” como por ejemplo las “leyes de la termodinámica”, estas se grabaran en mis recuerdos, aunque yo no pueda recordar nada de ello, estas siguen en mi cabeza, y esa computadora es capaz de tomarla como “archivos” y reproducirlo en forma de pestañas.


    —¿”Filosofía de Marx”? -Fue otra pestaña abierta en la computadora -¿En serio vas a leer o leíste sobre eso?.


    —Mi idea es aprender en general sobre todo tipo de “conocimientos” del otro mundo de todas las áreas posibles, independientes de si dichos “saber” se consideran “obsoletos”, inútil” o “anticuados”, eso incluye a las ciencias sociales -Fue el argumento del peliblanco —Además el hecho de que pueda visualizarlo, es porque en algún momento de tu vida pasada tú mismo le echaste un vistazo por tu cuenta, ¿no es así?.


    —Incluso así, no llegue a entender toda la “complejidad” a fondo de lo que plantea, solo llegue a comprender una parte, como la inmensa mayoría de un cierto grupo que confronte en dicha vida en una computadora, los llamados “justiciero sociales”, diablos… creo que desperté malos recuerdos.


    Diría que casi la inmensa mayoría de lo que esta leyendo Alnayits en esa laptop, proviene de la misma fuente de donde los vi por primera vez, una cierta y famosa enciclopedia digital de internet que lleva DECADAS en línea, en perfecto funcionamiento y siguió creciendo habiéndose convertido desde hace un buen rato en un gran activo de renombre. Continuaba con su labor aun en mis últimos días en la tierra.


    —Que haya llegado hasta aquí no es solo para enseñarme tus… fetiches, ¿no es así?.


    —¡Jajajaja!, claro que no, de hecho, después de leer unos cuantos apuntes científicos de tu mundo, llegue a “desarrollar” algo que te será de utilidad en el plano real -Concluyo el peliblanco.


    Me enseño un objeto gris con la apariencia de un disquete, sobre dicho elemento había líneas alrededor de este que se movían y tenían la apariencia de números binarios, pude sentir magia en aquella cosa.


    —¿Y eso es…?


    —Una “Mejora” para tu brazo izquierdo -Afirma Alnayits —Haz que haga contacto con tu extremidad de metal, y entonces adquirirás las “mejoras”.


    Incluso en el “Plano Interno” mi brazo izquierdo era aquel que fue reemplazado por uno artificial, Alnayits me entrega aquel inusual disquete de propiedades mágicos, cuya función desempeñaría en “mejorar” dicha extremidad de repuesto. Me era difícil no sentir desconfianza con este tipo de decisiones, aunque viendo que Myldark no parecía interferir o hacer objeción alguna.


    —No siento malicias en el blancucho -Myldark opino en voz alta aun con sus ojos cerrados.


    —Bueno, puedo entender tu punto, después de todo incluso yo en la misma situación tendrías mis sospechas -Comento el propio Alnayits.


    Ciertamente el brazo izquierdo es una de las cuestiones que tengo que tratar con bastante consideración a futuro, a medida que mi cuerpo crezca, es más que seguro que la extremidad unida desde el muñón podría presentar ciertos “desajustes”. Con mi habilidad ESP debería poder resolverlo, pero es algo ciertamente mucho más complicado, hablamos de metal unido a mi carne y nervios con un procedimiento irregular, por no decir “milagroso”, que requirió mana y PSI a la vez.


    —«¿Podrían estas “mejora” que Alnayits ofrece el solucionar ese problema?».


    Solo obtendría la respuesta a aquella cuestión si aceptaba su “ayuda”, las sospechas de ser una potencial trampa no eran bajas, aunque el propio mostro un enorme “interés” por mi mundo natal y su “conocimientos”, ¿no querría acaparar todo ese saber para sí mismo sin impedimentos u obstáculos?.


    Por ello no era una decisión sencilla, la confianza era una cuerda delgada si consideramos los hechos que llevaron al propio muchacho de cabellera blanca terminar aquí, a pesar de haberme ofrecido su “lealtad”, el tipo es un genio con una inteligencia de temer. Aunque con las palabras que dijo Myldark, no mentiré que influyo en esta toma de decisión.


    —«Entonces que así sea».


    Sosteniendo el presunto “disquete” con mi derecha, la llevo a la extremidad artificial y hago que haga contacto con esta, acto seguido el propio “disquete” es absorbido por el brazo de metal, introduciéndose en su interior como si se metiera por una ranura. Depende siento una fuerza emanar de dicha extremidad, aquella energía que se manifestaba era mana por un lado y PSI por otro, no estaban combinados, sino que fluctuaban el uno sobre el otro como si rozaran constantemente entre ellos sobre dicho brazo. De pronto, una voz de tono mecánica masculina empezó a resonar en mi mente.


    [“Bienvenido al sistema B.T.A.C.E.P. [Brazo Táctico de Apoyo y Combate para Entornos Peligrosos] para un uso eficiente en ambientes hostiles… Versión 2.0… procesando… nervios activados 100%… movimientos mecánicos activados 100%… Mana activado 100%… PSI activado 100%… cuide su seguridad”]


    La voz cesa y aquella energía alrededor del brazo desaparece al instante, físicamente no vi ningún cambio visual observable en la extremidad, pero no queda la menor duda de que ALGO causo ese “disquete”.


    —El sistema “B.T.A.C.E.P.” te ofrecerá la mejor asistencia desde ahora en adelante, entre las “mejoras” incluidas esta la capacidad de poder utilizar tu “habilidad ESP” con ese mismo brazo -Afirma Alnayits.


    —¿¡De verdad!?, ¿¡tú diseñaste esta “mejora” así nada más!? -Fue mi pregunta ante tal impresión de sus capacidades.


    —No fue sencillo, ensayo y error, me tomo su considerable tiempo, fue necesario haber aprendido al detalle conceptos y aplicaciones de varias ciencias de tu mundo de origen, las mezcles con mis conocimientos mágicos para crear lo más parecido a una “programación” -Fue la explicación de Alnayits.


    Las ventajas de este “plano interno” con la ayuda de aquellos “criterios” que se rigen por una “voluntad propia”, le permitió diseñar una especie de conjunto de secuencias de instrucciones que alterarían las propiedades del brazo en sí y le darían sus respetivas “mejoras”. Es decir, materializo el equivalente de un “programa” informático desde una perspectiva mágica para “introducirlo” en un brazo artificial y “reescribirlo” para modificar sus propiedades sobrenaturales y añadir dichas “mejoras”.


    Si, suena bastante complicado de entender a la primera vez que uno se lo piensa detenidamente, y puede que a la segunda y tercera vez también.


    —El sistema “B.T.A.C.E.P.” sigue en un constante y largo, como tedioso, proceso de progresar en sus mejoras, por ahora recomiendo que una experiencia personal con sus actuales cualidades defina bajo tu criterio su valoración en sí, o si es útil -Aseguro Alnayits —Y… si ves algunas “fallas”, por favor no dudes en notificármelo, servirá para encontrar sus defectos con más rapidez y “parchearlos”.


    —Tsk… de modo que me convertirte en el “tester” de mi “brazo izquierdo”.


    —Pero las recompensas de esos esfuerzos tendrán sus frutos, todo es parte de un gran proyecto que se perfeccionara constantemente.


    —Hmmm… de acuerdo, agradezco el complejo favor que me haces, ah… Alnayits.


    —Dime tan solo “Aln” para abreviar, estaremos entonces en contacto.


    Con aquellas últimas palabras del ex-Muhaqdad, siento que mi presencia en el “Plano interno” comienza a desaparecer, mi vista es deslumbrada por una intensa luz y luego oscuridad. Despierto en la cama de mi habitación por Riza quien forcejea mi hombro, al abrir mis ojos y chocar nuestras miradas, ella se aleja hacia la puerta y con señas de mano me pide que la siga hacia afuera.


    —«Todos están profundamente dormidos, ¿qué querrá Riza a esta ahora?».


    Me levanto de la cama siendo todo lo posiblemente más sigiloso, noto que los movimientos del brazo izquierdo, la extremidad artificial, se sienten más cómodos que antes, de hecho, podría decirte que los siento como más “natural”.


    —«Así que estos son tus “mejoras” empezando a manifestarse, nada mal, “Aln”, nada mal…»


    Inclusos sus movimientos son más silenciosos que antes, siempre hacía algún que otro ruido en movimientos brusco o rápido, pero incluso esto también ocurría en movimientos lentos, otro punto a favor para esa “programación”. Me levanté de la cama en silencio y me dirigí hacia la puerta a donde Riza me esperaba.


    Lleve conmigo en el brazo izquierdo un trozo de metal, puse a prueba el punto de Aln sobre el sistema “B.T.A.C.E.P.” y me concentre para manifestar mi habilidad ESP en dicha extremidad hacia el pequeño objeto metálico, el resultado fue…


    —«Está funcionando… ¡¡realmente está funcionando!!».


    El PSI fluye por el brazo artificial y llega hasta el trozo de metal, puedo sentir como la habilidad ESP surte efecto y aquella porción metálica se encuentra bajo la influencia de mi poder esper. Después de un cierto tiempo con un brazo inutilizado para utilizar mi poder ESP, y del cual pensé que jamás volvería a recuperarlo, lo imposible es un hecho real.


    —«¿Entonces mi elección de permitir a Alnayits residir en el brazo izquierdo valió la pena?, por ahora… diré que tiene un punto a favor, un considerable punto a su favor».


    Volví a centrarme en el tema de Riza, los dos nos encontrábamos ahora a solas en el estribor de la embarcación, según entiendo ella quería platicar de algo que en palabras suyas era sumamente “importante y privado”.


    —¿Qué es aquello de lo que querías hablarme?.


    —Agradezco tu paciencia, Roz, es momento de que te hable sobre “El Pacto de Thysia” -Fue la declaración de la bruja.


    La seriedad de su expresión acompañada con un termino que desconocía en absoluto y que involucraba la palabra “pacto”, me hacía temer por Riza, ¿en que se había metido la bruja ahora?. Tantas cosas sin duda le ocurrieron durante su estancia en la academia mágica en el reino de Zaragos, manteniendo el enigma de dichos hechos, hasta ahora… ¿finalmente me lo contara?.


    De pronto un sonido se oye en la cercanía de los dos, me resultaba sumamente familiar, como si fuera el mecanismo del seguro de una pistola, siendo quitado.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    La puerta se cerro con los dos marchando hacia afuera, solo uno de los que estaban aun en la habitación fue consciente de ello, su desarrollada audición de sus orejas de lobo era difícil de eludir.


    —«¿Qué planeas ahora?, Riza Gramwind» -Fueron sus pensamientos con cierto desagrado hacia el nombre pronunciado.


    Riha Sharpsteel se levanta de su cama, llevando las Beretta 92 en su cintura, con pasos silenciosos salió de la puerta para seguir a los dos.


    Continuara…
     
  10. Threadmarks: CAPITULO 294 UN PACTO DE HACE SIGLOS
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2371
    CAPITULO 294 UN PACTO DE HACE SIGLOS


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Un sonido sumamente familiar resuena en las cercanías, como si fuera el mecanismo del seguro de una pistola, siendo quitado.


    —«Una pistola como la Beretta…»


    Voltee al igual que Riza, quien también lo oyó, allí nos encontramos con Riha, quien miraba fijamente a la bruja con un rostro NADA amistoso, su mano derecha se encontraba sobre su cintura, haciendo contacto con una de las pistolas que portaba, más concretamente había retirado el seguro del arma.


    —Tus acciones vuelven a ser sospechosas, Riza Gramwind -Afirmo la Lupian.


    La bruja se sentía en parte desconcertada, y no tardo en devolverme aquella mirada con una faceta antipática hacia la loba, sus choques visuales emitían en el propio ambiente aquella tensión que alentaba a un potencial escenario con sangre de por medio.


    —Riha, lo que tengas en mente, QUE NO se te ocurra -Le pedí a la Lupian.


    —No confió en ella, Roz, demasiado enigma, demasiadas sospechas, ¿te fiarías de alguien con quien no has tenido contacto por AÑOS y con un comportamiento dudoso?.


    La Lupian tenía sus motivos para desconfiar en ella, solo conocía a Riza por mis anécdotas en torno a mis primeros años en el aquelarre, quizás no debí ser tan detallistas en ciertos aspectos cuando se lo conté. De ese error ahora entiendo, que tomo una perspectiva negativa de la imagen de Riza, más su inusual conducta reciente. Pero debía mantener esta tensión entre las dos bajo control.


    —Le daré a Riza el beneficio de la duda, el cómo se desarrolle dicha confianza dependerá completamente de ella, ¿he sido claro? -Le dije a la Lupian.


    La loba cesa su hostilidad visual con la bruja, suspira y se pone de espalda contra la pared, mantenía su mano aun en el arma, atento a nuestra posición, más claro hacia ella, pero dejo a un lado el hostigamiento con aquella mirada.


    —No confió en ella, pero confió en ti, Roz, si intenta algo sospechoso contra ti o que te lastime en el acto, no dudare en defenderte con la fuerza para matar.


    Con aquella advertencia dada, la Lupian no tenía motivos para irse de allí, a la bruja parece incomodarle, pero no se muestra reacia a quejarse de ello, simplemente la ignora y se enfocó en la razón principal del porque me llamo.


    —Roz, voy a enseñarte lo que es “El Pacto de Thysia”, ¿estas listo? -Me pregunto Riza.


    —No sé muy bien a que te refieres con “enseñar”, pero si esto trae respuestas a tales interrogantes, sí, estoy más que preparado.


    Al darle aquella respuesta, la bruja entonces cierra sus ojos y pone sus manos sobre en mis hombros, de repente en su cuello cuatro extrañas marcas negras brotan para formar una especie de tatuaje. Toman la forma de espinas que se entrelazaban entre sí y cubren tanto cuello como hombros de la bruja.


    Acto seguido abre sus ojos y me llevo una sorpresa que casi me asusta, sus ojos, las esclerosis de ambos glóbulos oculares se habían teñido en su totalidad de negro y su pupila era de un rojo profundo. Tal era la impresión que podría intimidar a cualquier que lo presenciara, la Lupian reacciono con las marcas y el cambio de color de los ojos, sus orejas dieron una movida rápida y apretó con firmeza su mano en el arma, estaba en un profundo sentido en alerta.


    Las marcas negras comienzan a reaccionar, emiten un brillo oscuro y de pronto del cuerpo de Riza se desata poder mágico, aquellas marcas se manifiestan como una serie de tentáculos que tocan el suelo y se convierten en un círculo mágico que surge bajo nuestros pies. De repente los dos comenzamos a desaparecer en partículas oscuras, veo a Riha quien alterada y con intenciones asesinas toma la Beretta 92 de su cintura.


    Su arma apuntaba a la bruja, no podía mover mis pies y manos quienes ya habían desaparecido en su totalidad, entonces solo muevo mi cabeza indicándole con el sacudir de esta un rotundo “NO”. Riha se detiene en ese preciso instante, aunque una parte de ella parecía querer insistir en “defenderme”, lo último que llego a ver es a la Lupian guardar el arma. Me sentía ser arrastrado a quien sabe dónde.


    __________________________________________________________________​


    Al abrir mis ojos me hallaba en un sitio de un cielo completamente negro como el horizonte también, su suelo de tierra muerta y lo que destacaba más en este lugar, era la inmensa jaula de cristal de naturaleza mágica de unos 12 o más metros de altura. Note que había algo en su interior, una criatura del cual solo podía verse su sombra, con ojos rojos y unas astas de ciervo, aquel ser gruñía y exhalaba un aliento rojo.


    —«¿Un monstruo enjaulado?, no… es algo más poderoso que un simple monstruo mágico del montón, una existencia de calamidad».


    —Estas en lo correcto, Rozuel Drayt.


    A escasos metros a uno de mis lados se apareció de la nada una mujer de cabellera negra, vestía prendas hechas de hojas negras que recubrían sus piernas hasta el cuello, con solo sus brazos y cabeza al descubierto, con sus ojos cubierto por una tela negra y sobre su cabeza había un par de cuernos de ciervo.


    —¿Quién eres tú?.


    —Carezco de un nombre como tal, pues no soy un individuo, soy una entidad producto de este pacto, soy el “Pacto de Thysia”.


    La muchacha se presento a si mismo revelándose como un ser inhumano tanto física como existencialmente, una “encarnación” del dichoso pacto, podía sentir magia irradiar en todo este sitio, tanto en ella, pero aquella criatura enjaulada era la que más mana desprendía.


    —Ante ti, se encuentra la “abominación de Astado” -Señalo la jaula de cristal con aquella criatura encerrada en su interior —Rozuel Drayt, has sido aprobado tu “invitación” a este plano, solo posible por la sangre de las brujas que corre en tus venas.


    —Hmmm… que honor ser un “sangre de bruja” invitado -Opine con cierta mofa —De modo que tu… o este sitio, es la razón del “enigmático” comportamiento de Riza.


    —Una razón justificada, el “Pacto de Thysia” debe mantenerse en secreto, se te “invito” para ser la excepción y conocer aquello que vez a tu alrededor, su historia y origen.


    Riza aparece al lado de la muchacha inhumana con astas, pero no era la única, otra mujer aparece, por su aspecto parecía alguien sus veinte y pico, llevaba una gruesa tela que cubría todo su torso, notorio busto y una larga falda hasta los tobillos, con una inusual caballera verde.


    —«Otra bruja… me recuerda a esas brujas de la “Competencia Juvenil entre aquelarres”, se autodenominan como… “Khuja”».


    La bruja de verde se acerca a mí y se detiene al encontrarse solo un metro, me mira fijamente y luego comienza a caminar a mi alrededor como si me analizara desde diferentes ángulos, no sentía hostilidad por lo que no adopte una postura defensiva en este caso.


    —Realmente… ¿eres un Drayt? -Me pregunto ella.


    —¿Por qué la pregunta?, Rozuel Drayt es mi nombre, creo que aquella “entidad” lo dejo más que claro.


    La mujer con una mano en el mentón se pone a reflexionar unos momentos mirando hacia otra parte, luego vuelve a fijar su mirada hacia mí.


    —Es increíble… me costaba creer que fuera cierto -Dice la Khuja denotando entonces un rostro perplejo —Un Drayt masculino… entonces ese mensaje de hace tres años… claro, ahora tiene sentido.


    —¿De que diablos estas hablando?, ¿estas loca o este lugar les atrofia la cordura a las brujas?.


    —Jajajaja, que adorable, no tienes idea del valor de tu sangre, ¿no es así?.


    —Para un vampiro o un sectario demente de turno que haga rituales macabros, si, mucho valor tendría mi sangre.


    La Khuja se hecha a reír, ya sea por el humor de mis respuestas o porque simplemente le faltan algunas luces de sensatez en esa cabeza, independientemente de la causa, mi impresión de ella es… maldita loca de verde.


    —Bien, te lo diré al final, cuando el “repaso histórico” termine -Afirmo la bruja de caballera verde —Por cierto, me llamo Brilda, pero te diré mi nombre completo a su momento.


    La bruja se aleja para luego acercarse la entidad del pacto, la muchacha de ojos vendados y astas en la cabeza toma mi mano derecha y hace la siguiente declaración.


    —Procederé a comenzar entonces…


    En un parpadeo, ella y las demás brujas habían desaparecido, de hecho, ya no estaba en aquel plano con la inmensa jaula de cristal, me hallaba en un sitio totalmente diferente, era un prado de majestuosa vegetación. Un área gigantesca verde, tenia un camino creado para el tránsito de carretas, ¿a dónde había ido a parar?.


    —[Esto es la región de Granarg, en el reino de Fraya].


    Una voz hablo en mi cabeza, era de aquella entidad inhumana.


    —Ah… ahora lo entiendo.


    Si tuviera que hacer una suposición rápida, me esta contando la historia del origen de ese pacto a través de estas imágenes sensoriales en forma de memorias materializadas, o algo por el estilo. Obviamente no me “encuentro aquí” físicamente, sino como un observante intangible.


    —Granarg… ¿dónde me suena ese nombre?, un momento…


    Cuando inicie mis primeras aventuras al mundo exterior, el aquelarre Windaz perdió su vital línea de comercio de afuera, sin ella eventualmente se quedarían sin suministro y eso hubiera llevado a todo el pueblo a su inevitable destrucción. Me ofrecí y aventure en busca de una solución, y eso me llevo eventualmente a un sitio llamado “Yermo de Granarg”.


    —¿Es el mismo “Granarg”?, imposible, es un maldito yermo, toda una tierra árida, pero lo que veo a mi alrededor es diferente, y dijo “reino de Fraya”, se supone que Granarg esta en el reino de Luthe.


    —[Antiguamente la región de Granarg rebosaba de una naturaleza abundante de vegetación, así fue hasta el año 1015…]


    Año 1015, ¿¡la gran guerra de Gresswold!?, claro… después de esa guerra se formo lo que seria el reino de Luthe, entonces tiene sentido que Granarg haya pertenecido antes a Fraya, ya que fue un territorio anexado al nuevo reino surgido de la misma Fraya, pero que terminara como un yermo es la duda.


    —[Una guerra de gran proporción se sumió en todo el continente de Gresswold, “La Alianza Quíntuple” y la “Voluntad de Deux” luchaban para decidir el futuro de estas tierras, tal fue su conflicto que llamo el interés de los dos continentes restantes, quienes aprovecharon comerciando materiales, armas y mercenarios a Gresswold].


    A solo pocos metros de mí, sobre el aire flotaba un objeto, un trozo de lo que parecía ser un pedazo de la punta de un cuerno de ciervo, irradiaba energía mágica, no comprendía su significado, pero estaba por descubrirlo.


    —[Una reliquia era venerada por las brujas, celosamente bien oculto y resguardado del mundo exterior, llamado el “Asta de Astado”, un trozo de sus cuernos materializado físicamente en el plano terrenal].


    Me lleve una increíble sorpresa, ¿algo del propio Astado termino en Avalia?, tomando en cuenta que, si tomo al propio Astado que es como Erha, una entidad “divina”, un dios vinculado en este caso a las “brujas”, como Erha esta vinculado a la tribu Qusatjiat, su existencia depende totalmente de que sus “vínculos” sigan existiendo en el plano material.


    Con eso en mente, la sola existencia física de un objeto que haya sido parte del cuerpo de un dios, entonces… ¿ese objeto mismo tiene propiedades mágicas del tipo divino?, ¿o aquí solo es un objeto mágico peculiar…?


    —[El “Asta de Astado” portaba poderes mágicos divinos en su interior, tal era su vasta magia que era necesario ocultarlo del mundo entero, pero un día…]


    Empezaba a entender donde iba a parar esto, pronto el “Asta de Astado” que estaba a pocos metros de mí, termina en manos de una mujer adulta de cabellera larga rojiza, aquella mujer estaba acompañado de un grupo de soldados, era un pequeño ejército.


    —[Una bruja traiciono a los suyos, revelo la ubicación del “Asta de Astado” al rey de Fraya de “La Alianza Quíntuple”, el nombre de esta bruja era “Yudaz Malhe”, por su propia avaricia y desdén a los aquelarres, no dudo en aliarse con un reino y apuñalar a sus hermanas].


    Las imágenes pronto cambian y sobre la misma región de Granarg, bajo una noche estrellada, docenas de magos reunidos alrededor de un altar del cual se encontraba el “Asta de Astado” en el medio. Un ritual se llevaba a cabo, con aquella bruja pelirroja al lado de ese altar, quien, con un corte en su mano, baño de sangre al objeto imbuido en magia divina.


    —[La “La Alianza Quíntuple” con ayuda de “Malhe Yudaz” y el “Asta de Astado”, buscaron usar su poder para crear un “arma poderosa” cuyo poder mágico desataría la destrucción sobre sus enemigos].


    El objeto divino se tiñe de un color negro y blanco, pronto una inmensa columna de energía de casi 10 metros se crea encima del “Asta de Astado”, una poderosa corriente de magia golpea a todos los magos alrededores matándolos en el proceso, el cielo que estaba despejado, pronto sus estrellas son cubiertas por densas nubes negras.


    —[El “Asta de Astado” había sido corrompido, el propósito del ritual era invocar una poderosa criatura alimentada con la reliquia de las brujas, pero su intención de “controlar” tal poder fue un rotundo fracaso, el poder divino NO PUEDE manejarse por simples mortales].


    Aquella columna de energía comienza a hacerse pequeña y adoptar una forma, la de un ser cuadrúpedo gigantesco que superaba por un margen medio el tamaño de un dragón adulto, su largo hocico, ojos rojos infernales, un pelaje grueso grisáceo y las astas de ciervo. La criatura expulsaba un aliento rojizo, de repente desata un rugido que se siente en los alrededores como una ráfaga de viento que termina arrancando arbustos y dañando a varios árboles.


    La columna de energía ya había desaparecido por completo, quedando solo aquella monstruosidad, quien desbordaba una locura de poder mágico, incluso siendo un mero “observador intangible”, sentía mi mano derecha temblar en reacción a su presencia. La criatura ruge con el caer de numerosos rayos en las cercanías.


    —[Y así nació la “abominación de Astado”].


    Continuara…
     
  11. Threadmarks: CAPITULO 295 EL CARCELERO DE LA ABOMINACIÓN
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2808
    CAPITULO 295 EL CARCELERO DE LA ABOMINACIÓN


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Años 1015, una bruja conocida como Yudaz Malhe, se convertiría en el símbolo de la traición y herejía, para todos los de su propia etnia, creando la terminología “Yudaz” que sería acuñado para las brujas criminales. Traicionando a su aquelarre y colaborando con el reino de Fraya, logra hacerse con la “Asta de Astado”.


    La “Asta de Astado” era la materialización física de una porción de los cuernos del dios de las brujas, Astado, imbuido con increíbles poderes mágicos que dictan poseer propiedades divinas, fue posible su robo al revelarse su ubicación por la Yudaz Malhe y con la ayuda del ejército de Fraya. Llevados a la región de un Granarg rebosante de vida y vegetación, se lleva a cabo un ritual para usar el objeto divino y crear una fuerza devastadora que aplaste a sus enemigos.


    Sin embargo, el “Asta de Astado” se corrompe y termina invocando una monstruosidad de poderes inimaginable, esa noche nació la “abominación de Astado” y amenaza con arrasar todo a su paso. El ejército de la “Voluntad de Deux” quien luchaba para derrotar al reinado de Fraya y encontrándose en aquel entonces en lo que sería con el terminar de la guerra el futuro reino de Luthe, estaba preparado para confrontar a tal monstruosidad.


    La criatura era incapaz de moverse desde su posición, aunque había sido invocado a este plano usando un objeto imbuido con cierta cantidad de mana divino, cadenas invisibles mantenían su cuerpo quiero, pero aquello era solo temporal. A cada minuto que transcurría su poder mágico se incrementaba y eventualmente llegaría a un punto en que rompería aquellas “ataduras” para moverse a voluntad y desatar todo su inmenso poder sin restricción.


    Su poder era desmesurado, la “Voluntad de Deux” lo sabía, y derrotarlo conllevaría a la destrucción de casi todo su ejército, negarse a derrotar a la criatura en su momento donde es más vulnerable, condenaría a Gresswold por igual y ni “La Alianza Quíntuple” escaparía de aquella inevitable destrucción.


    Fue entonces que ante los lideres de “Voluntad de Deux” se aparecieron seis individuos encapuchados, uno de ellos se revela como una mujer, una bruja y con su mano en el pecho y firme determinación, afirmo en una oración.


    —Nosotros nos encargaremos de la criatura, déjennos en nuestra manos y destino.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Thysia Malhe, una bruja acompañada de otros cinco, le aseguraron a la “Voluntad de Deux” que ellos mismos se encargarían de derrotar a la monstruosidad, los lideres militares reconsideraron en poco tiempo y aceptaron dejarlos en sus manos. Veían con pocas esperanzas que realmente pudieran lidiar con tal amenaza de semejante poderío mágico, pero en el fondo ellos no querían perder a su ejército o aun con la derrota de aquel monstruo, podría significar la victoria de sus enemigos “La Alianza Quíntuple”.


    —«Thysia Malhe, entonces ella es hermana de la Yudaz, je… pensar que una de las hermanas se convertiría en el estigma social de las brujas y otra la razón de existir de un pacto escondido entre su propia gente, vaya familia “típica” de brujas».


    Cuatro de las encapuchadas retiran sus capuchas para revelar ser mujeres también, eran otras brujas, solo uno mantenía su identidad oculta y caminaba al lado de la propia Thysia. ¿Cómo conseguirían derrotar a tal semejante monstruo?, posee poder divino, un mana que se deja en claro tiene una escala de potencia en la magia mucho mayor a la energía mágica ordinaria.


    —[Thysia Malhe ya era consciente de lo que aguardaba cuando el “Asta de Astado” fue robado, algunos creen que el propio Astado se le apareció en una visión onírica y le revelo sobre el nacimiento de aquella abominación] -Explico la entidad —[También le otorgo la manera de como “vencerlo”].


    La imagen cambia a la propia Thysia a unos cuantos metros al frente de la “abominación de Astado”, la criatura aun incapaz de moverse de su posición, emitía su poder mágico con intención de atacar a la distancia. Abriendo su boca, comienza a concentrar mana en esta y se preparaba para lanzar una descarga de energía mágica que arrasaría con todo en un amplio rango del cual la bruja se encontraba al alcance.


    Las cuatro brujas se habían situado entonces en cuatro lados concordando con los cuatro puntos cardinales, en eso Thysia fortaleciendo con magia su cuerpo se desplaza a gran velocidad y antes de que la monstruosidad atacase primero, lleva a cabo su plan. Tocando el hocico de la “abominación de Astado”, este inmediatamente hace desaparecer toda la energía mágica que concentraba en su boca.


    Acto seguido, la criatura queda en un estado de inmovilidad semejante a una estatua, un círculo mágico se manifiesta bajo los pies del monstruo del tamaño del mismo ser, las cuatro brujas se hacen un corte en la palma de una mano y vierten su sangre sobre el circulo mágico mientras sus bocas recitaban una oración en voz baja.


    La sangre misma al contacto del círculo comienza a manifestar una voluntad propia y a convertirse en energía mágica en un estado líquido, se extiende hasta formar una red con la sangre de las demás brujas y luego encerrar a la criatura como a la propia Thysia dentro de una inmensa jaula de cristal.


    Una gran cantidad de energía mágica se produce en dicho hechizo que provoca en reacción una onda expansiva que afecta a toda la región a su alrededor, la verde naturaleza pronto se marchita, árboles, arbustos y el prado se ennegrecen para luego convertirse en cenizas. La onda expansiva tuvo un alcance que cubrió a toda la región de Granarg, convirtiendo toda la región en un páramo seco y estéril.


    —[La “abominación de Astado” no podía ser derrotado en combate, Thysia Malhe entonces junto a unas brujas y un sexto seguidor, realizaron un “ritual” que sellaría al monstruo en un “plano aislado” creado por el mismo hechizo].


    El cuerpo de Thysia Malhe fue destruido y su espíritu convertido en la “entidad” que es ahora, físicamente la entidad se parece a la propia bruja en persona, con diferencia de que no posee cuernos ni aquellas vestiduras de hojas negras.


    —[Pero el sello de la “abominación de Astado” no podía mantenerse por su cuenta, cuatro brujas son requeridas para verter su magia periódicamente y de esa manera que la jaula su “sello”, siguiera existiendo, si la magia de la jaula desaparece en su TOTALIDAD, el sello se rompería, el plano se destruiría y aquella abominación quedaría libre en Avalia con TODO SU PODER].


    —¿Qué sucedió con las cuatro brujas del principio?, ¿también “desaparecieron” en el acto como Thysia?.


    —[No, fueron las primeras elegidas del “Pacto de Thysia”, se les otorgaron ciertas habilidades a sus cuerpos para mantenerlas con vida en las adversidades del plano real, pero al fin de cuentas seguían siendo mortales, morirían o por la vejez o lesiones fatales más allá de las toleradas, eventualmente otras cuatro brujas le sucederían y otra generación le seguiría para mantener el sello de la “abominación de Astado” y cumplir con el pacto aun en estos tiempos].


    —¿Qué hay del sexto individuo?, el que no bajo su capucha, ¿qué función cumplió?, ¿por qué esa bruja mantuvo su “anonimato” en todo momento?, es… sospechoso.


    Solo vi a la propia Thysia y las cuatro brujas llevando a cabo aquel sellado mágico, pero del sexto individuo no había nada, ¿por qué estuvo ahí?, la misma entidad dice que fueron “seis” quienes hicieron ese sello que creo el “Pacto de Thysia”.


    —«Thysia Malhe se convirtió en el eje central del “Pacto de Thysia” al sacrificar su cuerpo y ofrecer su alma para formar la entidad de este plano, las cuatro brujas actúan como un medio para “recargar” periódicamente con magia el sello y mantenerlo en funcionamiento, entonces… ¿qué fue de aquel “sexto integrante”?».


    El escenario vuelve al plano donde se encuentra la jaula con la abominación sellada, junto a la entidad, Riza y la bruja de verde llamada Brilda, cuando todo parecía estar en completo silencio, escucho una especie de voz susurrarme inentendible a la cabeza. Como si fuera por instintivo o contra mi voluntad, mi cabeza voltea hacia la jaula que encerrada aquel ser en su interior, entonces la voz se hace más intensa, pero seguían sin entenderse lo que decía. Pronto comienzo a caminar en dirección hacia la jaula.


    —Roz, ¿qué haces? -Riza pregunta confundida.


    Ella intenta detenerme, pero la propia entidad del plano se lo impide, la mira fijamente y moviendo su cabeza para indicar un “No”, es como si le dijera que “No interfieras”, a lo que la propia bruja obedece. Entonces eventualmente hago contacto físico con la jaula usando mi mano derecha, la voz resuena con más fuerza y entonces oigo una oración que se entiende a mi consciencia.


    —“Te lo enseñare YO MISMO” -Una voz de tono masculina y adulta se hizo entender en ese susurro.


    En unos segundos vuelve a reaparecer en la región de Granarg en pleno día, a unos metros en frente de mí, me encontré con un hombre adulto descalzo que rondaba por los 30 o 40 y pico de años. De cabellera negra corta, complexión en forma y un brazalete dorado en su extremidad izquierda, vestía una camisa blanca sin mangas y pantalones largos.


    Aquel hombre se encontraba de espalda disfrutando de la vista y con un pájaro encima del dedo índice de su mano derecha, observando noto que esa misma mano había una sortija o anillo. El pájaro se hecha a valor, para luego aquel hombre voltear y nuestras miradas cruzarse, este contacto visual duro casi un minuto y en ese mismo silencio empecé a entender a donde iba esto.


    —Tú, eres un “sangre de bruja”.


    —Si -Contesto el hombre.


    —Eres el “sexto integrante” que dio origen al “Pacto de Thysia”.


    —Así es, mi nombre es Héctor Malhe, eterna pareja y esposo de Thysia Malhe.


    Una pareja entre una bruja y un “sangre de bruja” que data del año 1015, el brazalete en su brazo izquierdo debió ser un objeto mágico para accionar el efecto de “Afinidad de Astado”.


    —¿Qué rol cumpliste en el ritual que sello a la “Abominación de Astado”?.


    El tal Héctor Malhe levantando su mano izquierda, invoca una pequeña brisa y pronto una serie de memorias rápidas llegan a mi mente, mientras Thysia se aproximaba para hacer contacto al hocico de la criatura, aquel “sangre de bruja” usando su propio puño derecho, clavo su extremidad en una de las patas del monstruo.


    Acto seguido aquel brazalete en su brazo se activa y todo su cuerpo se envuelve en un manto blanco, pronto su cuerpo comienza a partirse como si estuviera hecho de vidrios y se convierten en numerosos trozos que entran por la herida del monstruo. Este momento se sincroniza con el de Thysia tocando el hocico de la criatura, fue en ese instante en que la “Abominación de Astado” queda totalmente inmóvil. Los recuerdos culminan allí, pero sabía lo que había ocurrido ahora en todos sus detalles.


    —Eran dos sacrificios… tú sacrificaste tu cuerpo y enlazaste tu alma a la “Abominación de Astado” para debilitarle e inmovilizarle, de esa manera Thysia pudo realizar con éxito el sello que lo encerró, de no ser por ti, jamás se habría hecho posible ese sellado mágico.


    El monstruo era demasiado poderoso, pero DEMASIADO, tenía poder mágico divino, aunque este se encontraba incapaz de moverse y recuperando todas sus energías en su cuerpo para desatar su auténtica fuerza destructora, la bruja sola no tenía la capacidad para sellarle así nada más. Un “sangre de bruja” era necesario, su voluntad y la “Afinidad de Astado” hicieron posible mantener a la criatura bajo control, debilitar su voluntad lo suficiente y de esa manera realizar aquel ritual con éxito.


    —Tienes unos “compañeros” bastante interesantes, sangre de bruja -Me dijo el tal Héctor.


    A mis espaldas de manera casi inmediata se habían manifestado en este preciso lugar, el propio Myldark y a su lado se encontraba Alnayits, los dos miraban fijamente al sangre de bruja con notoria hostilidad.


    —Oh, ahora veo mejor tu naturaleza, ¿acaso eres una existencia anclado a algún sello mágico poderoso? -Pregunto Alnayits.


    Pensé que los dos serian consciente de mi “visita” al plano de la “abominación de Astado”, pero tal parece que ninguno de ellos podía ver u oír todo lo que ocurría allí.


    —“Esta presencia desagradable envuelta en una maldad mayor a la mía, ¿qué eres?” -El dragón oscuro pregunto.


    —Soy el “carcelero” de la “Abominación de Astado”.


    Aquella criatura se muestra a espaldas del propio Héctor, estaba parado en dos patas mostrando ser también bípedo, todo su cuerpo de pie a cabeza tenía numerosas cadenas de diversos tamaños, estaban adheridos en cada parte del cuerpo de la monstruosidad que mantenía a aquel ser totalmente quieto como una estatua


    —¿Poder mágico divino?, ¿qué clase de locura llevo a crear esa cosa?, nadie podría controlar tal exorbitante poder de esta proporción ridícula, dejarlo deambular libre ocasionaría la destrucción de todo lo que esté a su alcance -Argumento Alnayits.


    —Es tal y como lo dices, esa cosa gigante que vez allá casi se jode a todo Gresswold hace más de tres siglos, y quien sabe, si sabe nadar quizás el resto de los continentes habrían tenido el mismo desenlace -Declare a los dos “invitados” que estaban a mi espalda —Por desgracia, esa cosa podría quedar libre en cualquier momento, si lo que lo mantiene “sellado” dejara de hacer su trabajo.


    —“Esa cosa… Ni los seis dragones del fin juntos podrían con ese monstruo” -El propio Myldark afirmo.


    Héctor en solo un parpadeo se había movido varios metros teletransportándose directamente a unos centímetros de distancia de mí, el propio Alnayits y Myldark reaccionan entonces con intenciones de atacarle, hasta que yo los detengo con el levantar de mi palma derecha para indicarles “alto”.


    —¿Cómo te llamas? -Pregunto Héctor.


    —Pensé que a estas alturas ya lo sabría, conque no sondeaste mi mente, bien, te lo diré, soy… Metalord.


    Al contestar su pregunta vuelve a teletransportarse hacia su posición original y luego voltea haciendo desaparecer a la “abominación de Astado” del escenario con solo mover una de sus manos.


    —Eres un buen sangre de bruja, Metalord.


    Luego de declarar aquellas palabras, todo el escenario de Granarg desaparece al instante, Myldark y Alnayits también se habían marchado, había regresado nuevamente al plano principal con la jaula que alberga a la “Abominación de Astado”. Riza se me acerco entonces preguntando si estaba bien, pues desde este lado me había quedado un buen rato en completo silencio e inmóvil mientras me encontraba “charlando” con aquel sangre de bruja.


    —Entonces estuve dentro de otro plano de un mismo plano alterno, que cosa tan… “Planoception”.


    —¿Qué?, ¿de que estas hablando?, ¿Rozuel realmente estas bien?.


    —Estoy bien, Riza, incluso acabo de descubrir que un sangre de bruja estuvo involucrado en la creación del “pacto de Thysia”, ahora mismo su alma se encuentra dentro de…


    Señale a la criatura enjaulada, como dejo en claro Héctor Malhe, su cuerpo físico ya no existe, pero su alma esta enlazada a la propia “abominación de Astado”, aún sigue en esa criatura, con intención de mantenerle debilitado y totalmente a la voluntad del sello de este pacto.


    —No sabía… sobre eso, pensé que el “pacto de Thysia” surgió exclusivamente a manos de brujas -Riza confeso.


    —Qué raro, parece como si no le contaran el resto de “esa versión” -Afirme con el mirar a la entidad del pacto.


    La propia entidad me mira fijamente, pero no manifiesta ninguna expresión en su rostro ante mis insinuaciones o intento de provocarle, solamente estaba allí de pie en total silencio y una cara indiferente.


    —Lo sabía, ¡sabía que las brujas no podían haber sellado a un monstruo tan poderoso por su cuenta! -Dice Brilda entre risas —Así que alma de un “sangre de bruja” fue necesario para que el ritual del sellado se hiciera, jejeje… no sé porque ocultarlo, como sea, ahora que el “repaso histórico” concluyo, vayamos al asunto que queda pendiente.


    Ahora que lo recuerdo, esta bruja llamada Brilda, se mostró asombrada por el hecho de ser un “Drayt masculino”, ¿qué tiene mi apellido de especial?, incluso afirma que no tengo idea de lo “valioso” que es mi “sangre”. Tantos enigmas ya me dan dolor de cabeza, así que fui directo al punto que concierne.


    —Ahórrate toda la maldita drama de misterio y ve al grano de una vez -Le pedí “amablemente”.


    —Uh, que rudo, me encanta esa aptitud varonil, si… concuerda con todo un Drayt hecho hombre, aun si incluso a simple vista aún seas un chiquillo apenas en la adolescencia -Opino —Bien, ¿por dónde empiezo?, ya lo sé, mi nombre completo.


    Con una sonrisa pícara y de tono malicioso, ella hace una pose de reverencia.


    —Permíteme presentarme como corresponde, soy… Brilda Drayt.


    Continuara…
     
  12. Threadmarks: CAPITULO 296 LINAJE DRAYT
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    438
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    296
     
    Palabras:
    2693
    CAPITULO 296 LINAJE DRAYT


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    —Permíteme presentarme como corresponde, soy… Brilda Drayt.


    La bruja Khuja revela su nombre completo, para mi asombro portando un apellido “familiar”, Riza por otro lado se muestra perpleja ante tal declaración.


    —Esto tiene que ser… una coincidencia -Riza opino.


    —No, el linaje “Drayt” entre los aquelarres no es coincidencia.


    Ahora empezaba a entender en parte porque tanto “enigma” sobre mi apellido, pero solo tenía la mitad de lo aun seguro desconocía, ¿qué hace especial a ese apellido?, ¿qué relación o historia tiene con ella o su aquelarre?.


    —Hace tres años, tres brujas del aquelarre Walgis participaron en la “Competencia Juvenil entre aquelarres”, enviaron un ave Espírano mensajero y luego no volvimos a saber de ellas, dejando ese mensaje como el ultimo “rastro” de ellas -Conto Brilda.


    —Espera, ¿no volvieron a su aquelarre al finalizar la competencia?, ¿se perdieron acaso? -La bruja naranja pregunta


    —No lo sabemos, con tres años sin saber de ella, a estas alturas ya consideramos que oficialmente están muertas, fue… bastante triste que jóvenes promesa para los Khuja “muriesen”.


    Elegidas como las “Khuja” más jóvenes y fuertes de su generación, su misteriosa desaparición no quedo sin investigarse, según cuenta Brilda, se enviaron brujas rastreadoras junto a hábiles guerreras para intentar hallarlas. Tienen una “ruta establecida” de regreso, la ida a Macur es posible como un “viaje rápido” gracias a un hechizo de pergamino solo utilizable para las brujas y que únicamente se puede activar cuando se acerca la fecha de la “Competencia Juvenil entre aquelarres”, pero el regreso es por cuenta propia.


    Todas las “Khuja” elegidas en cada “Competencia Juvenil entre aquelarres” han utilizado la misma “ruta establecida” para volver a su hogar, nunca antes habían tenidos complicaciones más allá de toparse con bandidos, monstruos o algunos cazadores de brujas débiles. Pero en general siempre que ocurra un “problema” cuyos obstáculos supere sus capacidades para lidiarlo, enviaran en caso de emergencia una última ave mensajera para avisar al aquelarre.


    Pero las ultimas brujas que fueron enviadas, jamás volvieron y nunca hubo un mensaje que notificaran que algo les haya ocurrido o tuvieran un encuentro cuyo obstáculo superara sus habilidades, además de estas “Khuja” eran consideradas las “jóvenes más fuertes”, superando en habilidad, lucha y Homúnculos a todos sus “jóvenes antecesores” de las anteriores competencias. Lo que siembra más incertidumbre a este misterio, una desaparición sin precedente que no dejo rastro alguno y llama poderosamente la atención.


    ¿Qué causo su desaparición?, nadie lo sabe, ni siquiera se sabe en qué lugar exacto desaparecieron, todos los mejores rastreadores del aquelarre simplemente no hallaron pista alguna, se llegó a recurrir incluso a talentosos magos rastreadores ajenos al aquelarre que no tenían tantos prejuicios hacia las brujas, tampoco encontraron rastro de alguna de las tres o algún indicio de la desaparición. La búsqueda duro alrededor de varios meses, sin pistas y con las esperanzas en el suelo, se tuvo que dar por concluida y considerar el estado de las tres brujas Khuja como “muertas”.


    —El último mensaje antes de perder todo contacto con ellas fue “Encontramos un Drayt de otro aquelarre”.


    La propia Brilda confiesa que cuando escucho ese mensaje se mostraba escéptica, si analiza detenidamente el mensaje, allí mismo dice “Un Drayt”, alegando que ese Drayt era “Un varón”. ¿Pero porque llegar a dudar tanto solo que haya un Drayt que en lugar de un par de tetas tenga en cambio un par de cojones?.


    —En el aquelarre Walgis, nuestra mayor figura de veneración, aparte de nuestro dios Astado, no es la bruja que fundo el aquelarre -Cuenta Brilda —La primera Eldar de Walgis sin duda sentó las bases del aquelarre, eran conocidas como las mejores brujas en la alquimia, pero el conocimiento que se poseía de dicho saber aun en sus primeros años de existencia, era mediocre.


    El aquelarre Walgis hoy en día destacaban por manejar todo el asunto de la alquimia mejor que cualquier otro aquelarre de brujas, incluso son quienes dominan este oficio en el arte del combate. No he olvidado que “Grimar”, “Walgis” y “Wicau” fueron los tres primeros aquelarres en surgir cuando las “brujas” nacieron, después más se formarían con el tiempo, pero estos tres son considerados patrimonios de la cultura de las brujas.


    —Entonces la primera Eldar de Walgis dio a luz a dos descendientes, una hija que se convertiría en la futura Eldar y… un “sangre de bruja”, nuestro más apreciado y querido figura idolatrada en la historia de Walgis.


    Según Brilda, aquel “sangre de bruja” había nacido con una particularidad llamativa, un natural cabello color verde, cuando llego a sus 14 años, se marchó de su aquelarre hacia el mundo exterior y volvió diez años después, adquiriendo conocimientos de la alquimia con el que revolucionaria el saber de Walgis. La alquimia se divide en dos áreas, aquella especializada en “transmutación” de materiales a otras propiedades y la “Herbolaria” empleada en todas las plantas de carácter mágico o no.


    Por lo general la alquimia de “transmutación” consiste en dividir las cosas en partes y obtener una mejor comprensión de cómo funciona y luego crear algo nuevo, analizando detenidamente sus propiedades y con ello tener la posibilidad de “modificar o alterar” dichas propiedades. Sin embargo, tal área se encuentra estancada dado a que transmutar metales como ejemplo hierro a oro, te costaría años de vidas y económicamente una pequeña suma equivalente a diez veces ese oro obtenido de dicha transmutación.


    Es por ello que la alquimia “Herbolaria” fue la que arraigo más importancia, los estudios de plantaciones mágicas también llevarían a acaparar toda clase de ingredientes mágicos que sirviera como la base de creación de toda clase de productos como pociones, elixires, ungüentos, ect.


    —Khuja Dexo -Brilda cito el nombre del sangre de bruja que relataba —Mejoro las bases del conocimiento de alquimia en el aquelarre Walgis, incluso creo el estilo de lucha con el uso de la alquimia, el fue quien invento los que hoy en día se conoce como “Homúnculos”.


    Los “Homúnculos” son seres artificiales creados a base de la alquimia, son para muchos alquimistas el pináculo de su oficio, ya que su realización es el más laborioso y arduo proyecto de la alquimia, solo auténticos genios en el ámbito de este campo podrían ante todas las adversidades el lograr con éxito desarrollar uno.


    —Khuja Dexo invento y creo al primer “Homúnculo”, pero adivina quién se llevó todo el crédito de su creación.


    —Los humanos y “El Clero” -Conteste al instante.


    —Si, muchos logro y avances de la alquimia “herbolaria” vinieron de la mano de Khuja Dexo, incluso la creación de los homúnculos, pero la humanidad niega que las brujas o los sangre de brujas hayan tenido algo que ver, ellos “tomaron” todo el reconocimiento de algo “que nunca” hicieron por cuenta propia.


    Puede que la alquimia haya sido creada y su concepto elaborado por los humanos, pero ese sangre de bruja según Brilda, mejoro aun más las bases que permitieron un avance del mismo y con ello acabo con su “estancado” saber. Les brindo a los futuros alquimistas los conocimientos idóneos para seguir mejorando aquella ciencia fantástica a futuro.


    —Khuja Dexo se convirtió en la figura más apreciada de Walgis, solo superado por Astado, pero todas lo querían, todas le idolatraban y todas le amaban, querían que fuera su Eldar, incluso su propia hermana le insistía en que tomara las riendas de dirigir a todas las brujas del aquelarre, pero el rechazo convertirse en Eldar declarando “gobernar no es mi fuerte, la alquimia es mi sabiduría y entregare mi vida defendiéndola como a mi aquelarre”.


    Este sangre de bruja no solo era un genio de la alquimia e inventor de los homúnculos, también era muy poderoso, de hecho, nadie supero su poder, ninguna bruja de aquella generación pudo ganarle. Luchaba usando la alquimia de combate y portando un anillo mágico en cada mano, junto a un homúnculo propio que era controlado por esos dos anillos.


    —Nuestra historia le describe como inteligente, fuerte y leal a Walgis, ¿cómo podría ser “odiado” alguien que aporto tanto no solo a nuestro aquelarre sino incluso a esos humanos que le quitaron el mérito que merecía su intelecto?.


    El hecho de que Khuja Dexo nunca intentara reclamar la fama de sus conocimientos de la alquimia, era porque no le importaba, para ese sangre de bruja el aquelarre lo era todo y con tal de “fortalecerlo” con sus conocimientos, estaba más que satisfecho.


    —De acuerdo, es fascinante descubrir que un sangre de bruja, aporto bastante a la ciencia de la alquimia, ¿pero que tiene TODO ESTO que ver con los DRAYT?.


    Cuando hice esa pregunta, entonces la bruja alega que era necesario primero que supiera quien era ese sangre de bruja que quedo para la historia en su aquelarre.


    —Nuestro aquelarre cuenta con un linaje de brujas dedicado a proteger y preservar el bienestar de los nuestros, en su sangre portan un formidable poder mágico que es heredado a sus descendientes, ellos son “los Drayt” -Conto la Khuja —Los Drayt son el linaje de numerosas brujas, las más poderosa de Walgis, con el retorno de Khuja Dexo y el compartir de su conocimiento, todos en el aquelarre querían su descendencia, los Drayt en especial, querían engendrar brujas con su sangre, no… querían engendrar un sangre de bruja.


    Pero había un problema, Khuja Dexo se había vuelto incapaz de tener hijos, podía tener relaciones sexuales sin problemas, pero su semilla era incapaz de impregnar a las brujas o cualquier otra mujer.


    —«Infertilidad» -Pensé al instante.


    Pero esta infertilidad era peculiar, ya que su aparato reproductor aun funcionaba para el coito y seguía produciendo espermatozoides, pero estos carecían de todas las propiedades biológicas necesarias para fecundarse en un ovulo, en decir que creaba “espermas deficientes”. Fue un golpe bajo para el aquelarre Walgis el saber que nunca podrían concebir la descendencia de a quien tanto amaban.


    —«Aunque seguro que no perdieron el tiempo intentándolo de todas maneras CASI TODOS LOS DÍAS, por el resto de sus días».


    Khuja Dexo murió a los 80 años de causas naturales, tras su muerte fue fundada la rama de guerreras “Khuja”, quienes se teñían su cabello de verde con un preparado alquímico, los lideres de esta rama han sido siempre los Drayt.


    —Alguna vez nuestro aquelarre creía que los sangre de bruja eran débiles, hasta que Khuja Dexo nos demostró lo contrario, pero desconocíamos que tal poder era atribuido a todos los sangre de bruja en general, siempre creíamos que nuestro amado Dexo era especial y único en su tipo, no sabíamos del “poder oculto” que portaban todos los sangre de bruja -Cuenta Brilda.


    —“Afinidad de Astado” -Cite.


    —Si, así lo llaman los del “aquelarre Cognitio”, en aquel entonces no teníamos una manera de etiquetar tal poder, además creíamos que solo algunos “pocos” la poseían, con esa mentalidad, se nos vimos a la mente que, si el linaje Drayt engendraba a un varón, seria un guerrero formidable y poderoso para el aquelarre -Expreso la Khuja con su cabeza en alto y sus brazos en la espalda.


    Pero por los siguientes siglos, todas las brujas Drayt engendraron únicamente más niñas, y luego una epidemia seguido de una corta pero sanguinario conflicto con cazadores de brujas, diezmo al linaje Drayt a pocos individuos. Y todos sus descendientes, en el futuro presentaron problemas para procrear, algunos se volvían estériles de nacimiento y otros luego de tener sus hijos, los Drayt se volvieron un linaje en “peligro de extinción”.


    —Los Drayt fueron confinados en el aquelarre y nunca jamás se les permitió salir al exterior, se les brindaba el mejor entrenamiento y educación, para nunca perder su naturaleza guardiana y que su poder no decayera, pero… no podíamos de todas maneras arriesgarnos a que salieran al exterior, todos los DRAYT obligatoriamente debían permanecer en el aquelarre y nunca salir.


    Es por ello que nunca habrá un “Drayt” del aquelarre Walgis en la “Competencia Juvenil entre aquelarres”, puede que cuando su numero este en una cifra “estable” quizás las cosas cambien, pero tal parece que las brujas Drayt no son de engendrar muchos descendientes y no porque le tengan aberración al sexo.


    El linaje Drayt después de que fue diezmado, los sobrevivientes presentaban futuros problemas para procrear, aquellos que estaban saludable, podían engendrar desde uno a dos descendientes como máximo y luego biológicamente era incapaces de tener más hijos. Este problema de natalidad se presento para las siguientes generaciones de Drayt y el problema de procrear siguió siendo un dilema que ni la alquimia medicinal no ha podido solucionar.


    —Creemos que este problema reproductivo de los Drayt solo afecta a las brujas, pero… ¿y si hubiera un sangre de bruja? -Fue la teoría de Brilda.


    En toda la historia de Walgis, los Drayt solo han parido niñas, en el aquelarre han nacido sangre de brujas, pero de otras familias, e inmediatamente estos varones eran emparejados obligatoriamente con las brujas Drayt para aumentar la posibilidad de procrear un sangre de bruja de dicho linaje, se usaron incluso muchos preparados alquímicos para “mejorar” dicha posibilidad.


    —Así que drogaban a sus Drayt y a todo sangre de bruja que tuvieran relaciones, ¿¡solo para que les diera un maldito niño!? -Pregunte indignado.


    —No era un niño cualquiera lo que queríamos, era un “niño Drayt”.


    —Si claro, veo que todas sus mierdas de drogas les “ayudo bastante”.


    —Jejeje… ¿te enfurecerías si hubieras sido uno de esos sangre de bruja obligados a procrear con nuestras brujas?.


    —De forma natural, no, no lo reprocharía, que me drogaran contra mi voluntad, los mataría a todos sin dudarlo.


    Cuando hice aquella declaración con un tono agresivo, la bruja Khuja se pone a reír y elogia mi aptitud “varonil” por defender el orgullo de mi “libido”.


    —Entonces un día, una bruja Drayt cansada de estar siempre “encerrada” en el aquelarre, decide escapar luego de cumplir 19 años y nunca volver, trataron de rastrearle y traerla de vuelta, pero nunca la hallaron, se dice que su pista se perdió en algún lugar del reino de Luthe -Relata Brilda con un suspirar de decepción —El nombre de la bruja que escapo, era Natalia Drayt.


    Ese nombre me era familiar, porque ya lo había escuchado con anterioridad, nunca conocí a esa persona en mi vida, pero, si lo escuché de la boca de alguien, de mi propia madre, Marian Drayt, pues Natalia Drayt es…


    —Mi abuela… -Dije en voz alta.


    —Ahora todo tiene sentido, Natalia logro encontrar un aquelarre en donde formo su propia familia, ella dio a luz a una sola hija, ¿verdad? -Brilda pregunta.


    El hecho de que Brilda supiera de mi madre, fue por Riza, de hecho, fue por ella que mi existencia llego a los oídos de la Khuja y de allí su enorme interés por conocerme en persona, incluso fue quien propuso que yo fuera traído a este plano.


    —Todo este tiempo el aquelarre intento restablecer el linaje Drayt, encontrando la solución con el engendrar de un varón, y nunca tuvimos éxito, pero una bruja que escapo… jejejeje, es tan hilarante, logro lo que nosotras por SIGLOS no pudimos, dar a luz a un sangre de bruja con el linaje Drayt.


    La bruja volteo a mirarme con una admiración que me resultaba incomodo y sospechoso, ahora comprendía mejor la “importancia” que le daban el hecho de que fuera un varón con el apellido Drayt.


    —Je, entonces solo les importa tener a un Drayt con bolas con fines reproductivos y de paso aprovechar la “Afinidad de Astado” para tener una “herramienta” lo bastante poderoso para garantizar la seguridad de su aquelarre -Concluí.


    Cuando brinde ese argumento, Brilda se hecha a reír nuevamente, esta vez con más vigor y volumen, tanto que termino llorando de la risa, estuvo así por casi por dos minutos.


    —Lo siento, pero es que tu razonamiento, aunque “interesante”, tiene sus errores y es entretenido de solo oírlo, jejeje… -Aseguro Brilda entre risas —Ciertamente, el linaje Drayt podría renacer con un sangre de bruja, pero otra buena razón del porque queremos un Drayt varón, es para convertirlo en nuestro Eldar y garantizar el lugar de los sangre de bruja en todos los aquelarre.


    Continuara…
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso