Fantasía Metalord Revolution

Tema en 'Novelas' iniciado por Sylar, 1 Enero 2016.

Cargando...
  1. Threadmarks: CAPITULO 286 LA TRAVESÍA DEL SEGUNDO GRUPO
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    432
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    290
     
    Palabras:
    2327
    CAPITULO 286 LA TRAVESÍA DEL SEGUNDO GRUPO


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    El barco continuaba su curso hacia el reino de Idalica del continente de Gresswold, le tomaría su tiempo llegar, tanto yo, como Riha, Crok, Allum, Riza, Tayra y Jhamel nos encontramos en la habitación donde nos alojábamos. Por fortuna prepararon esta embarcación con una habitación espaciosa y camas separadas para cada uno. Aleab dormía aquí también, pero ahora mismo se encontraba leyendo en otra habitación para practicar y mejorar su habla como escritura del idioma de Gresswold.


    Durante el tiempo que duraría el viaje, aprovechamos para intercambiar historias, les conté a Allum y al resto, todas las anécdotas al detalle que me ocurrieron en Quíatar, por supuesto obviando los detalles de “Trotamundos”, también los de Myldark o Alnayits después de confrontarle y puede que otros asuntillos iguales, por seguridad y decisión he preferido guardarlos y mantenerlos en secreto.


    Ahora les tocaba a ellos el contarnos su travesía, del cual se sabe que todo comenzó cuando Tayra llego a la aldea de Windaz junto a Riza.


    —No teníamos idea de donde comenzar, nos habíamos dirigido al pueblo de Argoh y lo elegimos como el punto de inicio para planificar la búsqueda, pero sin pista alguna era imposible -Relata Allum —Entonces llegaron los sueños, el primero me dio esperanzas de que esta búsqueda era posible, el segundo… empecé a sentir al amo hacia una dirección en concreto.


    Según Allum, los sueños se hicieron más frecuentes y con ello la dirección que debían seguir se hizo más notorio, fue la “pista” que buscaban, pero no suficiente aun, necesitan más información.


    —Nos estacionamos en el pueblo de Argoh durante un tiempo para hacer encargos en el gremio de aventureros y reunir el suficiente dinero para el viaje -Afirmo Riza.


    —Allum no podía registrarse como aventurero, el gremio no admitía a “familiares” como tal, solo Riza y yo podíamos registrarnos -Confirma Tayra.


    Después de los eventos del reino de Nagret en la zona prohibida, Mecil Devon un representante del gremio de aventureros del reino de Luthe, elegido para asistir y representar a los aventureros en aquel encargo, me dijo al separarse de su grupo que la condición para cobrar la recompensa era dar mi testimonio, tenía un tiempo límite de unos días como máximo.


    —No podía cobrar la recompensa en su nombre, amo, Hersel intento con su propia influencia todo lo posible a su alcance, pero sus “superiores” se lo negaron rotundamente -Allum me relato.


    Ponían la excusa de como un “familiar”, no podría cobrar por temas de seguridad, que debía ser el aventurero mismo en persona, de modo que evadieron una manera “legal” de no darme el dinero del encargo dado al tiempo límite transcurrido.


    —Mientras se buscaba pistas sobre su paradero, Riza y Tayra hicieron varios encargos para hacer dinero necesario para el viaje, ya que no se podía cobrar la recompensa de aquel trabajo de la “Zona prohibida” -Argumento el slime.


    Era mucho dinero por ese trabajo y Hersel quien era una buena persona conmigo, intento ayudarme, pero quienes manejaban los hilos del gremio eran unos infelices bastardos, podría haberme no involucrado con el asunto del cubo de Navum y solo haberme marchado de ese sitio cuando pude, pero… sentía que, de haber tomado esa elección, las repercusiones habrían sido desastrosas a futuro, y no olvide esas “visiones” que me hicieron reconsiderar poner a fin tomo el tema de ese cubo.


    —Luego de tantos encargos realizados, logramos juntar una cantidad necesaria de Bals para el viaje, pero aun… nos faltaban más pistas para realizar un viaje seguro -Relata Riza.


    Los sueños de Allum marcaban una dirección, pero seguir a medias algo peligroso era aun guiarse a ciegas, necesitaban más información y luego fue que en uno de esos sueños, el propio slime oyó una palabra que se repetía varias veces.


    —“Quíatar”, “Quíatar”, “Quíatar”, “Quíatar”, escuchaba esa palabra una y otra vez, pronunciada por usted, amo.


    El slime no tenia idea de que significaba, la Sargaria Tayra mucho menos, pero la bruja recuerda que en la academia mágica, de los numerosos libros leídos, uno en particular que enseñaba un pequeño mapa y descripción del continente Bidual.


    —Un reino ubicado en el sur del continente Bidual, llamado esa parte como el “continente de Sharya”, y el punto más viajado entre continentes entre Gresswold y Sharya.


    El continente Bidual debe su nombre por ser un continente divido en dos nombres, el norte de Ozerot y el sur de Sharya, cada uno con sus respetivos reinos, etnias, culturas y biomas. Con aquella información, el grupo tenía toda la información necesaria y el destino marcado de su viaje.


    —Para ir al reino de Quíatar, era necesario ir al reino de Idalica, tomar una embarcación preparada para un viaje a otro continente -Dice Riza —Seria un viaje largo, nos tomaría uno o dos meses llegar, quizás menos, todo dependía de como seria nuestro trayecto.


    Con el dinero que habían juntado seria un viaje más que suficiente para llegar a Idalica, si llegara a faltar más, podrían recurrir al gremio de aventureros del reino para recaudar más fondos con los encargos de la región. Por supuesto, aunque contaban con mis armas de fuego para apoyarse, debían limitar el consumo de estos para no malgastar la munición del cual no podían reponer.


    Según parece pocas fueron las veces que Riza utilizo la escopeta Spas-12 en algunos trabajos, lo idóneo para poner a prueba su aprendizaje en el uso del arma, había dejado una buena dotación de cartuchos, la bruja le saco buen provecho de Gresswold hasta Quíatar.


    —El viaje hasta el reino de Idalica podría haber sido seguro -Dice la bruja.


    —¿”Podría”?, ¿qué significa eso? -Pregunte.


    —Tuvimos un encuentro “inesperado” en nuestro camino.


    —¿Bandidos?, eso sería lo usual -Opine.


    —No, este encuentro no fue con simples bandidos, para nuestra desgracia.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Transcurridos durante el viaje de Allum, Riza y Tayra, el trio había llegado al Reino de Wilstone, cuyas fronteras llegaban al Reino de Dragnor y a su vez este estaba a casi nada de Idalica. La mayoría de los viajes se hacia en carreta, se habían aprovisionados con suficiente comida y agua para el trayecto, reponiendo aquellos vitales suministros en cada poblado o ciudad que pasaban.


    Su camino hacia la siguiente frontera a otra nación lo estaban haciendo a pie, había un atajo que los haría llegar más rápido, pero era necesario cruzar un bosque que ninguna carreta podría pasar por la cantidad de árboles y grueso follaje en la región. Aquel recorrido se inicio a una fría mañana a los primeros minutos de la salida del sol, con suerte estarían llegando a la frontera de Dragnor antes del anochecer, habría un pueblo por los alrededores y podrían descansar para continuar con el viaje en el amanecer del siguiente día.


    Al menos esos serian los planos establecidos, hasta que, en medio de ese bosque, la propia Sargaria con sus largas orejas y un sentido del oído sobredesarrollado podía oír pasos sospechosos cercanos a los tres. La primera impresión podría ser que se tratara de animales del bosque, pero la semihumana había aprendido diferenciar las pisadas de animales cuadrúpedos y de bípedos.


    Todas aquellas pisadas eran de bípedos, caminantes de dos piernas, pero las sospechas aumentan cuando varios de estos seguían a una distancia “segura”, lo hacían en grupo y llevaban un buen rato siguiendo el mismo camino de ellos. Si fueran bestias salvajes, no se tomarían tanto tiempo en atacar a su presa, además de que cada vez que los tres se detenían, aquel grupo hacia lo mismo y volvían a continuar una vez el trio prosiguiera su avance.


    —Riza, no están siguiendo, oigo a cinco -La semihumana le advirtió en voz baja.


    —Lo sé, desde el ultimo poblado sentía que se nos estaban siguiendo, pero desconocían de cuanto se trataban -La bruja le responde con el mismo tono bajo.


    —¿Bandidos?, hemos tenidos pocos encuentros con ellos, será fácil lidiar con ese problema -Aseguro Allum.


    —Estos bandidos se toman bastante su tiempo, es extraño, ¿podrían conducirnos a una trampa? -Se pregunto la bruja —Los últimos rumores del poblado no mencionan sobre algún grupo de bandidos que haya llamado la atención últimamente, estos sujetos realmente “se toman su tiempo”, se siente como si se estuvieran preparando para algo, si quisieran robarnos deberían haberlo hecho hace rato desde que nos alejamos demasiado del pueblo.


    Las sospechas iban de que quizás esperaban que los tres se cansaran y acamparan para atacarlos en el anochecer, pero antes de que llegara el manto de la oscuridad ellos ya habían llegado a la frontera del otro reino y con ello a otro poblado. Un grupo de bandidos debería estar al tanto de las cercanías con el reino vecino y la distancia para llegar, sabrían que esperar a que un grupo de viajeros se “canse” no era muy factible y pocos tomarían con seguridad acampar en medio de un bosque, a no ser que fueran un grupo numeroso armado bastante fuerte y seguro de sí mismo.


    —¿Qué deberíamos hacer? -Pregunto la Sargaria.


    —No parecen tener intención de mostrarse pronto, podríamos ignorarlos y seguir caminando hasta llegar al siguiente poblado, pero…


    La bruja pensó que podría tratarse de una trampa, que ignorar a esos potenciales bandidos conduciría a toparse con más en el camino y tener que lidiar con dicha amenaza desde dos flancos, tal situación los pondría en considerable ventaja táctica en una lucha en medio de un bosque.


    —Debemos encargarnos de ellos -Propuso Allum.


    —Es lo mejor, es mejor que lidiar con más bandidos, más si otro grupo decide atacarnos de frente -Riza expreso apoyando al slime.


    —Entonces, actuaremos cuando tu lo digas -Tayra dijo.


    Allum tenia el revolver Colt Python en su mano, Riza estaba preparada con la escopeta y Tayra con su alabarda pesada, el trio entonces decide detenerse, fingir que descansaban un momento. Podrían atacar de muchas maneras, con las armas de Rozuel en sus manos podrían lidiar con los presuntos bandidos antes de que alguno comprendiera que está ocurriendo, pero preferirían eliminar a dicho maleantes sin malgastar munición, entonces la bruja tomo su decisión sobre cómo se encargarían de ellos.


    —¡Sabemos que están allí y cuantos son!, ¡muéstrense de una vez o los eliminaremos en este instante! -Les advirtió Riza Gramwind.


    Un ataque sorpresa habría sido una opción, pero si podía juntar a todos los bandidos más de cerca, podrían eliminarnos con más rapidez en el primer ataque mágico, la bruja se especializaba en magia de viento que podría abarcar mayor área de rango. Como un grupo pequeño de bandidos, existía la posibilidad de que hubiera un mago, pero con un dominio de magia inferior al de la bruja.


    Entonces aquellos cinco tras oír la advertencia de la bruja, deciden dejar el sigilo a un lado y mostrarse, a pocos metros en frente del trio, uno a uno ellos se mostraron, cuatro hombres de entre 30 a 40 años de túnicas y cota de malla, armados con espadas, hachas y uno de ellos poseía un arco, el quinto sin embargo destaco del resto.


    —Ya consideraba que eran conscientes de nuestra presencia…


    El quinto era un muchacho en sus 20 y pico, destacando como el más joven del grupo, tenia un llamativo cabello blanco con cejas del mismo color y una piel pálida, sobre su labio en la parte inferior del lado derecha tenía una perforación adornada con un aro de metal. Llevaba vistiendo una túnica verde con un conjunto de otras ropas para el clima frio, a diferencia de los demás, no poseía un arma propia y él hablaba por los cinco.


    —Siento la descortesía, en la manera en que nos presentamos -El hombre pálido peliblanco hablo acompañado de una sonrisa en el rostro.


    —Vaya, un bandido educado, que inusual -Dijo la bruja.


    —¿Bandido?, oh no, mi querida bruja, no somos bandidos -Aclaro él.


    Eran consciente de la naturaleza de Riza como una bruja, lo que sugería que estaban algo o ciertamente informados sobre los tres, aquel sujeto pálido con su mera presencia y aquella sonrisa, hacia que el trio se sintiera con la guardia atenta, porque con aquel breve intercambio de palabras, se puede concluir de manera oficial, que no eran meros bandidos, y eso era peor aún.


    —Seré sincero, llevamos un buen rato siguiéndoles, Tayra la Sargaria, Riza Gramwind y… Allum, el slime de metal, ¿dónde se encuentra tu amo?.


    El que supiera sus identidades solo hizo que aquella “alerta” que sentían sobre esos cincos se intensificara, pero algo que ese peliblanco pálido mostro en evidencia, era que tenía un considerable interés en Rozuel, y no lo oculto para nada.


    —Rozuel Drayt, ¿dónde está?, debería estar a tu lado, querido slime, pero… ¿no esta él?, ¿cómo es posible? -Pregunto el pálido muchacho sin quitarse aquella sonrisa.


    —Tenemos asuntos personales y con prisa, no tenemos tiempo para esto -Riza aclaro.


    —Esos “asuntos personales”, si tuviera que adivinar, ¿están buscando a Rozuel?, ¿se ha extraviado?.


    Cuando saco aquella interrogante a la luz, ninguno de los tres dijo palabra alguna, la bruja pensó que inventar alguna excusa solo haría más evidente la respuesta, pero el silencio también tenía el mismo resultado, de una u otra forma, aquel enigmático pálido muchacho lo descubriría.


    —Que mal, veras tenemos nuestros “propios asuntos personales” con Rozuel Drayt, una prioridad que debemos llevar a cabo.


    Tanto Allum como la bruja lo notaron, los ojos de aquel muchacho pálido estaban mirando fijamente a las armas de fuego que poseía cada uno, no era coincidencia, más el hecho de que conocían sobre Rozuel y revelaban tener “asuntos” con él, solo alimentaba las inquietudes de los tres.


    —¿Quién demonios eres? -Pregunta Allum.


    —Oh, mis modales son terribles de nuevo, no me he presentado aun -Se expresa el peliblanco con una reverencia —Permíteme presentarme, me llamo Yofray Daehod, la “mano izquierda” de Ailbert Halzat III, el rey de Galet, mejor conocido como el “rey no mago”.


    Continuara…
     
  2. Threadmarks: CAPITULO 287 LAS INTENCIONES DE UN REINO DE “NO MAGOS”
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    432
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    290
     
    Palabras:
    2416
    CAPITULO 287 LAS INTENCIONES DE UN REINO DE “NO MAGOS”


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    —Permíteme presentarme, me llamo Yofray Daehod, la “mano izquierda” de Ailbert Halzat III, el rey de Galet, mejor conocido como el “rey no mago”.


    El joven de cabello blanco y una perforación de un aro de metal parte inferior del lado derecho del labio revela ser un enviado del “rey no mago”, si algo era conocido el reino de Galet, es por ser un lugar que privilegia a los “no magos” y sus gobernantes siempre han sido individuos carentes del manejo de la magia.


    Aunque no utilicen magia propia, no significa que Galet no saque provecho de los artefactos encantados y mágicos como equipamiento para sus soldados y guerreros, aunque es un hecho asombroso que un pequeño reino de “no mago” no haya sido absorbidos por sus vecinos con ejércitos mágicamente más preparados y magos hábiles como fuertes en sus filas.


    No es un secreto que Galet busca continuar fortaleciéndose para evitar la caída y destrucción de su reino, en lo personal anhelan hacerse con un poder que no dependa tanto de la magia, que puede fácilmente utilizarse por personas ordinarias y que incluso, pueda ser eficaz para combatir contra magos. Tales propuestas sonarían bastante “codiciosas” y “soñadoras” para un reino que anhelaba avanzar y desarrollarse militarmente con la “menor magia posible”.


    —Nuestro rey, desea tener una audiencia con Rozuel Drayt -Confeso Yofray.


    —Oh, ¿cuáles serían los propósitos de esa “audiencia”? -Pregunta el slime.


    —Una propuesta, como un “no mago” las hazañas de su poder y destreza no han pasado desapercibido para nuestra gente, dicho esto nos interesa conocerle y practicar con él.


    Aquel mismo muchacho peliblanco no dejada de desprender para el trio un aura de considerable desconfianza, la sonrisa en su rostro lejos de aderezar sus palabras con comodidad, solo hacía que los tres se pusieran más nervioso a medida que intercambiaban más palabras con tal persona.


    —¿”Conocer” a mi amo o más bien a sus “creaciones”? -Dejo en claro Allum.


    Cuando el slime hizo aquella interrogante con un tono áspero y poco o casi nada amigable, la sonrisa de Yofray desaparece de su cara, tornando sus expresiones en una faceta neutral.


    —Directo al punto, bien, prefiero que la conversación vaya al tema que interesa, en lugar de solo seguir haciendo indirectas “amablemente” -Opina el enviado del reino de Galet —Es cierto, estamos al “tanto” sobre Rozuel Drayt y las capacidades de combate que poseen sus “creaciones”, mismas las cuales sabemos que “NO dependen de la magia” y también estamos al tanto que logro herir con esas mismas armas al poderoso mago SS “Aarón Ainz Rysther”.


    Instrumentos de combate de notorio poder que no precisan magia alguna y capaces de conseguir una hazaña casi imposible de lastimar a un poderoso mago de renombre, ¿cómo no iba el reino de Galet a interesarse en tales armas?. Para un reino que aspira construir y desarrollar un reinado con gente como ellos y también desean con fervor el motivar a todos los “No Magos” en todo el continente y equilibrar la balanza de poder para todos ellos, con el objetivo de hacer ver que la magia no es tan “todopoderosa”. El sueño de crear una alternativa de fuerza ajena a la magia, cuya influencia es un poder de carácter y autoridad que dominaba en las mayorías de las sociedades de Avalia.


    —Con tal “poder” que Rozuel Drayt posee en sus manos, ¿por qué aún no ha sacado todo el potencial de sus “creaciones”?, es increíble que no se diera cuenta la magnitud de lo que ha creado -Expreso Yofray Daehod —De lo que sabemos de él, es que SI ÉL lo quisiera, podría fácilmente hacerse con un reino entero, los magos pocos podrían hacerle frente, causarle problema sin duda lo harían, pero detenerle al final… jejeje, apostaría todos mis Bals y mi alma a Rozuel Drayt si de un combate a muerte se tratara, él, ha traído a Avalia el “milagro” que esperaban ansiosamente los nuestros.


    Las palabras del enviado del reino de Galet, mostraban la sinceridad de alguien que codiciaba no dinero, sino poder, la fuerza para influir y vencer a tus enemigos, Yofray se mostraba como alguien que ve el “poder” como la pieza fundamental e importante para un reino o una persona con el fin de sobresalir sobre el resto.


    —Si mi amo no le apetece “conquistar un reino entero”, es porque NO LE INTERESA, los asuntos de los reinos y sus “intereses” no son del interés de mi amo -Dejo el slime en claro.


    —Eso es triste y realmente frustrante, tantos “no magos” pisoteados por la autoridad de la “magia”, en vista del talento “no mágico” que Rozuel Drayt posee, y prefiere desperdiciarlo en trifulcas triviales de un gremio de aventureros -Sostiene Yofray con una expresión de “tristeza” fingida.


    —Lo que haga Roz con sus “creaciones”, son asunto suyo, si tanta lastima sienten por todos los “no Magos” de Gresswold, ocúpense ustedes de ello sin molestar a otros -Riza agrega.


    —Tsk… la opinión de una “usuaria de magia” tiene tanto valor en esta discusión, como la de un plebeyo ante un noble de la familia real -Opina Yofray —¿Cuánto tiempo pasara para que la “magia” se vuelve sinónimo de esclavitud para todos aquellos que no la pueden manifestar por cuenta propia?, si existe un dios que vela por nosotros, su manera de hacer Avalia es cruel al permitir dividirnos de esta manera, al mostrarnos mayormente vulnerable a ellos quienes están “bendecidos” con el portar de la magia.


    Los magos dotados con los mejores talentos de la magia, les permiten subir escalones rápidos en la búsqueda del reconocimiento con más accesibilidad, para los estatus sociales, un usuario de magia siempre tendrá una considerable influencia mayor al de un noble “no mago”. Es por ello que la “autoridad” de un noble que es mago, aunque este “en el mismo rango social” que un no mago, este tendrá garantizado una “autoridad mayor” al no mago.


    —Si podemos demostrarle a Gresswold, no… ¡a toda Avalia!, que la magia y los magos no son “tan especiales”, entonces los “no magos” habremos ganado, ¿qué tiene de malo darle poder a aquellos que nacieron con poco o nada?, aquellos “aplastados” por la vanidad de los “elegidos” por la magia.


    Los pensamientos del reino de Galet fomentaban el orgullo de ser “no mago”, de revelarse contra la tiranía de quienes con abusiva autoridad pisoteaban a los más débiles, es especial cuando dicha “autoridad” era ocupada por magos.


    —«El amo había hecho una opinión sobre un tema como ese».


    El slime recuerdas que en una charla con su amo en Windaz, este le pregunto “Amo, ¿qué pasaría si todo Avalia tuviera sus armas?”, a lo que él responde “Si el mundo ahora soporta a locos abusivos con aires de grandeza por poseer magia poderosa, tendría luego que lidiar con locos abusos con aires de grandeza armados con armas de fuego”. Aunque en otras ocasiones ya había mencionado también que, si se repartiera “descontroladamente” sus “creaciones” por Avalia, se desataría el caos y sin duda alguna, era sinónimo de guerras, incontables de ellas desencadenándose a la vez, un conflicto bélico de gran magnitud le seguiría entonces con enorme posibilidad.


    —Lo malo de “darle poder” a aquellos que “no lo tienen”, es que se los des a las “personas equivocadas” -La bruja afirmo —¿Crees que los tiranos son exclusivos de los “magos”?, cualquiera puede guiar su mano hacia “el mal” sin importar su estatus, raza o si es un mago o no mago.


    —Cierto, pero si tenemos que enumerar a todos los “tiranos” y dividirlos entre “magos” y “no magos”, ¿quién tendría el número mayor?, jejeje…


    Entre la discriminación por razas o ideologías religiosas, aquella destinada a menospreciar a personas carente de magias, es algo que se ha vuelto una “normalidad” para las sociedades en Avalia. Es un hecho que muchos reyes o nobles de alto rango en la mayoría de casos preferirían dejar sus dominios a cargo a un súbdito que particularmente sea un mago.


    —Mi amo no está aquí, tendrás que esperar otra ocasión para poder hablar con él, ahora tenemos que irnos, tenemos prisa -Allum aseguro.


    Cuando los tres estaban por marcharse, al darse la vuelta se encontraron con otros individuos a varios metros de ellos, estaban a una distancia prudente de 15 metros aproximados, eran un grupo de 5 individuos, dos de ellos con ballestas y tres con arcos y flechas. Pero no eran los únicos, desde los demás lados se muestran más personas armadas saliendo de sus escondites.


    —Nos tienen rodeado -Tayra confirmo aquel temor.


    Se veían rodeados por un total de 18 individuos divididos en cuatro grupos, 5 de un lado, 5 de otro, 4 le seguían desde otro y el ultimo grupo con los 4 restantes, aquellos que habían surgido de repente estaban equipados únicamente con ballestas o arcos, los únicos que portaban armas cuerpo a cuerpo eran el grupo de Yofray.


    —«Es más que probable que alguno de esas ballestas o arcos ni siquiera sean ordinarios, sino encantados o artefactos mágicos» -La bruja intuyo en sus pensamientos.


    La procedencia de aquellos individuos armados no podía ser más obvias, eran subordinados de Yofray Daehod, y era evidente que habían planeado con anticipación su movida. Mientras Yofray mantenía la distracción, otros se dispersaron y rodearon al resto, el hecho de que Tayra no haya podido oírlos con su atento oído, significaba que el primer grupo se dejó descubrir a propósito.


    —«Ellos nos estaban observando desde hace rato, sabían quienes éramos, sabían que Tayra como Sargaria tendría buenos oídos, incluso Allum y yo fuimos conscientes de que nos seguían, porque ellos QUERÍAN que le descubriéramos a propósito y los hiciéramos salir para dar la cara».


    De esa manera toda la atención se centraría en ellos, y el hecho de que pudieran burlar los sentidos auditivos sobredesarrollado de la Sargaria, significa que aquellos individuos no solo eran unos sujetos del montón armados. Con total seguridad debían estar entrenados para el sigilo, Yofray los debió elegir por una buena razón; tener en mente planificar una emboscada desde el principio.


    —«Incluso si estuviera Rozuel con nosotros, ya tenían en mente rodearnos y emboscarnos, están al tanto de como lucha con sus “creaciones” y no es casualidad que todos ellos quienes nos rodearon solo utilicen armas a distancia».


    Los arqueros y ballesteros aún no apuntaban sus armas contra los tres, pero tenían sus flechas y virotes cerca del arma, listos para en segundos disparar a la orden o señal de su superior.


    —Entonces es esta tu intención real, ¿deseas convertirte en un enemigo de mi amo? -Le pregunto Allum.


    —Por favor, creo que ya sabemos a donde va a parar esto -Contesto la “mano izquierda” del rey no mago entre risas —Si, ahora puede que Rozuel Drayt no este entre ustedes, pero… ustedes llevan ciertas “cosas” que son de su propia “mano”.


    No tardo en ir directo al punto y poner en evidencia el resolver que portaba el slime como la escopeta que llevaba la bruja.


    —Creo que a mi rey, le interesaría tener una “muestras” de esas “creaciones”, si no es mucha molestia -Expreso con ironía lo último.


    —En verdad eres el tonto entre los tontos, incluso si logras hacerte con las “creaciones” de Rozuel, siento decirte que no podrás replicarlo -La bruja aseguro —Estas armas estaban más allá del entendimiento de ignorantes como nosotros o incluso herreros arcanos, solo el mismo creador sabría como desentrañar sus misterios, incluso con estas “muestras”, dudo que llegues a crear un diseño que le parezca en lo más “mínimo”.


    La bruja en realidad tampoco tenia una idea exacta de como funcionaba internamente las creaciones de Rozuel Drayt, solo tenia un cierto grado de conocimiento mínimo de que las “armas de fuego” disparan proyectiles veloces y precisan “munición” para funcionar, semejante a un virote para una ballesta.


    Pero ella desconocía el “complejo mecanismo” que permitía su funcionamiento como tal, incluso se planteó querer abrir un cartucho de escopeta y ver como era por dentro para tratar de aprender de ello, pero considerando la situación del viaje para encontrar a Rozuel y la necesidad de todos los recursos a la mano, opto por no hacerlo y que cada cartucho era una pieza vital.


    Es por ello que Riza solo trataba de engañar al enviado del reino de Galet, disuadirlo de su intención de apropiarse de aquellas armas que tanto ella y el slime empuñaban. Allum por otro lado guardaba secretamente en su interior las pertenencias de su amo, si llegara a presentarse el caso de que muriera, entonces todos esos objetos terminarían expuestos. Ante las palabras de la bruja, Yofray Daehod se pone a reír un momento.


    —Oh, no se preocupen, en caso de que las “muestras” no sean suficiente, entonces nos haremos con su creador, y que mejor forma de “convencerlo” de que venga a nosotros, que llevándonos a nuestro reino a cierto grupo de personas que él tenga en “mucha estima” -Afirmo la “Mano Izquierda” del rey no mago.


    Con aquella declaración, estaba más que claro que intentar resolver diplomáticamente aquella situación estaba fuera de discusión, el enviado del reino de Galet no solo deseaba apropiarse de las creaciones de Rozuel, sino incluso obtener rehenes valiosos que garanticen que tendrán su “atención”.


    Entonces Yofray con el chasquear de sus dedos de la mano derecha, todos los ballesteros y arqueros apuntaron al unisonó sus armas contra el trio, estaban atentos a la siguiente señal para disparar o a que uno de ellos atacase primero para contraatacar de inmediato.


    —¿Qué haremos? -Tayra les pregunto a sus compañeros en voz baja.


    —«Si atacamos primero, lograremos acabar con un puñado, pero es seguro que varias de sus proyectiles nos terminen dando» -Aseguro el slime en sus pensamientos.


    Dada a la enorme posibilidad de que algunas de los proyectiles o armas a distancia que utilicen sean de naturaleza mágica, hace que las defensas mágicas de la bruja, la resistencia de Allum o de Tayra como Sargaria, de poco sirvan ante un ataque masivo contra ellos.


    —Tiren sus armas, o temo que algunos terminaran muertos, y no se preocupen, priorizare la vida de uno o dos de ustedes, mis chicos tienen una buena puntería y saben asestar en partes no críticas, lo suficiente para no matar a alguien y dejarle incapacitado para que no se convierta en un dolor de trasero -Afirmo Yofray con una vanidosa sonrisa —La decisión es suya, estimadas damas y slime.


    Continuara…
     
  3. Threadmarks: CAPITULO 288 CONTRATIEMPOS & PROBLEMAS
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    432
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    290
     
    Palabras:
    2205
    CAPITULO 288 CONTRATIEMPOS & PROBLEMAS



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    —Ultimo aviso, tiren sus armas de inmediato -Advirtió Yofray Daehod.


    18 individuos armados del reino de Galet les tenían rodeados, 13 de ellos portaban armas a distancia entre ballestas y arcos, teniendo a los tiradores rodeándole desde tres de los cuatro lados, con el propio Yofray cubriendo otro punto con un puñado de los suyos.


    Los ballesteros y arqueros tenían sus armas apuntando al trio, no había manera de que evitasen de que alguna de esas flechas y virotes no terminaran por asestar a alguno de los tres. Yofray aseguro que en el caso de que sus hombres disparen, evitara matar a la bruja o al slime, buscando hacerse con uno de ellos como un valioso rehén.


    —«Ya sean que ellos ataquen primero o nosotros… el resultado será fatal para cualquiera de los tres» -Pensó la bruja —«Incluso si usara ese “poder”, conseguiría sobrevivir y evitar quedar malherida, pero Allum y Tayra…»


    Yofray con sus brazos cruzados, esperaba que alguno de los tres soltase su arma o una declaración verbal de su rendición, pero luego de un par de segundos y sin obtener nada de las dos, suspira molesto.


    —Mi paciencia tiene un límite y la han cruzado, contare hasta tres, si no sueltan sus armas para entonces, mis hombres disparan -Advierte el enviado del Galet —Tres…


    Ninguno de las tres tenía en mente en lo mínimo una manera de lidiar, escapar o contrarrestar tal emboscada.


    —Dos…


    La presión y los nervios del escaso tiempo que les quedaba tampoco ayudaba mucho, estaban aceptando que era inevitable la tragedia que se les venía venir.


    —Uno…


    Y cuando Yofray estaba por llegar al cero, escucho un ruido en medio del bosque, acto seguido uno de los ballesteros es golpeado por algo y cae en el segundo, este no se levantaba o movía, había muerto por algo que le perforo el pecho al impactar.


    —Ese ruido, ¿qué fue eso y de dónde vino? -Un Yofray atento a lo ocurrido ignora al trio.


    —«Ese ruido que se escuchó, no hay duda de que es…»


    El sonido del disparo de un arma de fuego, volvía a replicarse y otro tirador de Yofray es abatido, segundos después un tercero y cuarto le sigue.


    —¡Ataque enemigo!, ¡a cubierto! -Exclamo uno de los hombres armados.


    Por como caían los muertos de los tiradores asesinados, se presume que el atacante se ubicaba desde el lado contrario al grupo de Yofray, tal fue la inquietud de todos los tiradores porque no podían ver a su agresor. Buscaron protección detrás de un árbol, y cuando ese ruido volvió a repetirse, uno de los árboles es perforado y logra llegar hasta el sujeto que se cubría en este.


    —¡Por Deux!, ¡puede atravesar el árbol como si nada!.


    —¡Retirada!.


    Todos los tiradores entonces toman una pequeña botella que cabe entre dos dedos, contenía en su interior un líquido de color aguamarina, acto seguido lo beben y un flujo de mana en su interior se hace manifestar en forma de aura por unos segundos. Emprendieron entonces la retirada en dirección contrario de donde estimaban estaría el atacante oculto, la velocidad a la que se movían era sobrehumano. El propio Yofray estaba disgustado, pero tuvo que guardarse su amargura.


    —«Es una oportunidad perfecta para acabar con él».


    La bruja veía al enviado del reino “No Mago” como una amenaza a considerar y esta oportunidad seria excelente para eliminarle, con la escopeta Spas-12 en sus manos, apunto con el arma a su objetivo. Pero el enviado de Galet ya lo había anticipado, en sus manos sostenía una pequeña bola de papel con una mecha la cual encendió con un cuchillo encantado con magia de fuego, tira aquel objeto redondo y este explota liberando una cortina de humo densa que cubría un considerable rango desde su posición.


    La bruja no podía verle y disparar ahora solo para no asestarle a nada, era malgastar munición en vano, con frustración bajo el arma, todos los hombres armados de Galet como quien los dirigía ya se habían marchado y perdido a la vista. Pronto unos pasos comienzan a oírse por los tres, presentándose ante ellos el responsable de salvarles de los enviados del reino de “no magos”.


    Un encapuchado de negro quien se revela como un elfo de piel morena, un elfo oscuro de ojos color negro y cabello ámbar, con un parche cubría su ojo derecho, en sus manos portaba un fusil de cerrojo, Mosin Nagant.


    —«Ahora entiendo porque ese ruido me sonaba familiar» -La bruja expreso en sus pensamientos al ver el arma que portaba el elfo oscuro.


    —Esa es una de las armas de Rozuel Drayt, ¿cómo la obtuvo? -Tayra cuestiono enseguida aquel punto.


    —Él es Einquel, un amigo del amo -El Slime aclara a las dos.


    —Allum y compañía, me alegro haber llegado a tiempo -Expresa el elfo oscuro con regocijo.


    Einquel se presenta ante la bruja y la Sargaria, las dos hacen lo mismo, aunque el elfo oscuro ya sabia sobre ellas, su presencia allí rápidamente se explica por el mismo, pero mientras tanto seguirían avanzando con el fin de dejar atrás a sus agresores.


    —El “rey no mago” Ailbert Halzat III ha empezado a mostrar interés en Roz, varios hombres en el reino de Luthe han empezado a preguntar por él, lo suficientemente discreto para no llamar la atención de otros, salvo nosotros -Cuenta Einquel.


    —Si eran discretos, ¿cómo llegaron a saber sobre ellos? -Pregunto Riza.


    —Por un prisionero que capturamos en el pueblo fronterizo de Natgh, su nombre es “Terius”.


    Aquel nombre le era bastante familia al slime, tanto que el propio elfo oscuro ya era consciente de los encuentros de este con Rozuel, pues este mismo se lo conto todo a Einquel.


    —Después de capturarle, le sometimos a una intensa interrogación, nos conto que él trabaja en secreto como un “súbdito” del reino de Galet, curioso tomando en cuenta que él es un mago -Einquel comento —Por él nos enteramos de que cierto grupo está preguntando por el chico en el reino de Luthe, y algunos de los “nuestros” confirmaron que era cierto, todos son de Galet.


    Como el propio Yofray dejo en claro, el rey no mago y su gente estaban al tanto de las poderosas creaciones de Rozuel Drayt, y por ello, hacerse con un arsenal de formidables armas cuya función es ajenas a la magia, era su meta primordial. Estaban más que dispuesto a emboscarlos, a llevarse incluso a la fuerza al propio Roz.


    —Nos llegó la “noticia” de que un grupo sospechoso les estaba siguiendo el paso a ustedes tres, a todo esto, ¿a dónde se están dirigiendo? -Pregunta Einquel.


    —Conoces la respuesta -Le responde el slime.


    —Entiendo, entonces saben dónde está él, ¿verdad?.


    —Si, en un sitio llamado “Quíatar”.


    Cuando el elfo oscuro escucho ese nombre, inmediatamente supo que se trataba de una nación proveniente del continente Bidual, del lado del continente Sharya, con una mano en el mentón Einquel se puso pensativo y después de meditarlo un breve momento, tenia algo que decirles al trio.


    —Alguien de nuestro “grupo” conoce ese reino, de hecho, él nació allí, solo que los esclavistas los vendieron y termino en Gresswold, pero puede entender y hablar el idioma de ese reino -Declara Einquel —La ayuda de Rozuel Drayt ha sido imprescindible para nosotros, les daremos una mano y le ayudaremos en su búsqueda.


    Una ayuda del “Ordinem Deam” era de confianza y Allum lo sabía, el propio Einquel les garantiza que esta persona será su guía para Quíatar, viajará con ellos como otro compañero al que cubrirá sus espaldas. ¿Pero donde lo encontrarían?, el elfo oscuro no tarde en responderle.


    —No será necesario que le encuentren, él los encontrara a ustedes, solo deben llegar a Idalica, al puerto de Vanogé.


    El “Puerto de Vanogé”, ubicada en la ciudad de Vanogé, la segunda más grande del reino de Idalica, también conocido como el “puerto que conectaba a los dos continentes”, es el principal punto del reino en donde se realizan las importantes relaciones comerciales internacionales marítimas entre los dos continentes de Gresswold y el continente Bidual, esta ultimo en preferencia sobre Sharya.


    El contacto de Einquel los encontraría en Vanogé, más específicamente en su puerto, es por ello que el grupo debía concentrarse únicamente en llegar allí, en cuanto al tema del barco, el elfo oscuro asegura que también ayudarían a conseguir una embarcación para que viajasen a Quíatar, ahora dependía del grupo llegar al puerto cuanto antes.


    El elfo oscuro se quedo atrás, la razón era para “ganar el tiempo necesario”, se oculto con magia de ilusión entre denso follaje, era difícil detectar la magia de su hechizo a no ser que estuviera lo suficiente cercano (o fuera un sensor prodigio), y Einquel tenía todas las intenciones de mantener la distancia de sus enemigos sobre él. Dejaron al Vigidente con su deber de mantener al enemigo ocupado para retrasarle lo suficiente y permitir al grupo continuar su viaje sin otra posible emboscada.


    __________________________________________________________________​


    Cruzar la frontera del Reino de Dragnor no tuvo complicación alguna, llamaron algo de atención al ser un grupo inusual, pero pudieron proseguir su viaje y llegar al reino de Idalica. Tomaría su tiempo, pero lograrían llegar en pleno mediodía a la ciudad de Vanogé, tuvieron algún que otro impedimento para cruzar la puerta de la muralla, pero los guardias le permitieron la entrada al saber que eran aventureros.


    Como era de esperarse, visualmente eran calles pintorescas de arquitectura sublime y bien cuidado, transitaban gente de diferentes razas, siendo la humana el numero dominante por lógica, pero no faltaban Enanos, Draconianos, algunos elfos o incluso pocos Sargarios a la vista.


    —«Este en el barrio comercial, desde aquí deberíamos poder llegar al puerto» -Pensó la bruja.


    El puerto de Vanogé transporta todas las cargas y mercancías para almacenar, aquellas que no tienen un destino fijado para a ser distribuidas y vendidas en el barrio comercial, allí estaban reunido incluso comerciantes de otros reinos y también de otro continente, su piel bronceada delataba su procedencia de Sharya, habiendo mercancía exótica desde artefactos mágicos, productos alquímicos e incluso puestos de comida traídos de dichos reinos de aquel continente.


    Un camino hecho para las carretas era necesario por la constante cantidad de productos y mercancía que son transportadas de ida y vuelta, tanto para el almacén del puerto como para aquellos viajeros y consumidores del exterior que venían en su propio medio de transporte personal.


    La seguridad tampoco era para menos, la cantidad de guardias abundaban en el área, incluso había torres de vigilancia construidas en ciertas partes del barrio comercial, del cual resguardaba un numero de tiradores ordinarios y mágicos. Como era una ciudad concurrida por el comercio, era de necesidad vital mantener a los criminales, forajidos y ladrones a raya o eso podría perturbar en el mismo flujo económico de dicho comercio.


    —Deberíamos comprar algunas provisiones antes de continuar -Aconsejo Riza.


    Los víveres ya casi estaban por acabarse, a lo sumo les quedaba para un día y medio, eran conscientes de que conseguir un barco para viajar a Quíatar, podría tomarles más de un día en el mejor de los casos. Aunque Einquel aseguro que la misma “Ordenen Deam” les ayudaría con ello, nunca estaba de más cargar su suministro de comida y agua. Por fortuna les quedaba dinero para comprar las provisiones, pero si tenían que viajar y necesitaban más suministros para la embarcación que seguramente deberán pagar de su bolsillo, entonces tendrían que recurrir al gremio de aventureros para hacerse con una fuente de dinero.


    —«Desconozco como conseguirán una embarcación o si incluirá las provisiones, pero de ser el caso, habrá que hacer algunos encargos y juntar algo de Bals, solo esperemos no tener problemas aquí».


    El que los enviados del reino de Galet logren llegar hacia ellos seria bastante problemático, por supuesto sería difícil, ¿ellos sabrían que su destino es Idalica o que buscan a Rozuel en otro continente?. Ellos estaban muy bien informados sobre los tres, aunque se desconoce si saben sobre el actual paradero del trio, ocasionar disturbios en Vanogé y al ser extranjeros, llamarían la atención más de la necesaria y es más que seguro que la justicia no sea imparcial con ellos.


    —Oh, que artefacto tan peculiar.


    La voz de alguien resalta en cercanía al trio, al voltear vieron a un hombre de contextura delgada y corte de tazón, vestía una fina chaqueta marrón y blanca con un manto encima de color celeste y pantalones negros. Sobre sus dedos y cuello estaban presente joyería de alta calidad, le acompañaban además una escolta personal de cuatro guardias y un mago de túnica azul con un bastón que llevaba una joya mágica de color rojo.


    —«¿Un noble?» -Fue lo primero que pensó Riza.


    —Ese artefacto que traes contigo, es interesante -Dijo aquel noble.


    Sus palabras estaban dirigidas a la escopeta que la bruja cargaba en su espalda, la mirada del noble hacia el arma era como si se sintiera atraída hacia el objeto, era una mirada que reflejaba una profunda avaricia.


    —Lo quiero, quiero ese artefacto -Manifiesta el noble con una sonrisa arrogante que mostraba incluso una dentadura con algunos dientes de oro.


    Continuara…
     
  4. Threadmarks: CAPITULO 289 CODICIA & ADVERSIDAD
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    432
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    290
     
    Palabras:
    2472
    CAPITULO 289 CODICIA & ADVERSIDAD


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    —Lo quiero, quiero ese artefacto -Fue el avaricioso deseo de aquel noble.


    Sus ojos estaban tentados hacia la escopeta que llevaba Riza cargando en su espalda, el mago de túnica azul que formaba parte de la escolta personal del noble se acerca a la bruja.


    —¿No ha escuchado?, entregue su artefacto -El mago le ordena.


    —¿Eh?, no voy a entregarlo -Ella niega su petición.


    —¿Qué?, ¿qué acaba de decir esta niña? -El noble pregunta con el cerrar de sus puños y apretarlo con fuerza.


    Los cuatro guardias que portaban una armadura de peso mediano, escudo y espada, tenían su equipamiento defensivo en la mano izquierda y al ver como el noble a quien escoltaba cerro sus puños, todos pusieron al unisonó sus manos sobre la empuñadura de su enfundada espada, esperando el momento de blandirla.


    —¿Tienes idea de a quien le estas faltando el respeto al desobedecer esa orden?.


    La gente de alrededor al notar al noble y la escena que se estaba montando con los tres, mantienen distancia de ellos y continúan mirando con mera curiosidad el como se desarrollaba dicho acontecimiento.


    —¡Es el hijo mayor del señor Loren, el gran Alessandro Bonzeo Palacini!, ¡el futuro sucesor de la ciudad de Vanogé!, ¡te encuentra ante la presencia del mismismo señorito Teodoro Boreo Palacini!.


    El mago presento al hijo del noble a quien servía, y no era cualquier padre su noble, un Loren era un “señor feudal”, puesto a cargo de administrador un área, territorio o estado en nombre de un rey. Dado al inmenso crecimiento e importancia económica de la ciudad de Vanogé, es de esperarse que el estatus del señor que lo dirige también se encuentra en lo alto de la jerarquía social de Idalica, solo superados obviamente por la familia real.


    —Yo, Matías de Russo, fiel servidor y voz del joven señorito, reclamo en nombre de mi amo y futuro gobernante de Vanogé, ¡que entregues ese artefacto de inmediato!.


    Al hacer aquella presentación y volver a insistir con un tono más arrogante su petición, el hijo del Loren sonríe con vanidad mientras sus guardias lo hacen con malicia, era de conocimiento común que desafiar a la nobleza era una mala idea, en especial a la de alta clase, cuyo poder, influencia y prestigio solo pueden traer desgracias a otros sin la necesidad de mancharse las manos de sangre por cuenta propia.


    El trio era consiente de los problemas en que habían metido, ese noble por desgracia no era cualquier, el propio Loren era una autoridad de temer si se volvían su enemigo, de hecho, toda Vanogé podría terminar enemistándose con ellos y, por ende, también lo haría posiblemente buena parte de la realeza de Idalica. Prácticamente, haría que conseguir una embarcación para viajar a Quíatar sea totalmente imposible, ya que el puerto estaría en alerta máxima y serian buscados en caso de volverse enemigos.


    —Matías, ¿¡porque aun no tengo ese artefacto en mis manos!?, ¿¡porque aun no las tengo en mis dedos como debería ser!?, ¿¡PORQUE SE OPONE A LAS PALABRAS DE MI PADRE!?.


    La voz de Teodoro se tornaba agresiva, sus mejillas y frente sobresalían sus venas por la ira que manifestaba entre gruñidos, exigiendo que su “petición” fuera cumplida cuanto antes.


    —¡Por favor, ruego su calma joven señorito!, me encargare de esto de inmediato -El mago Matías le imploro y luego volteo hacia los tres —¡Entreguen ese artefacto de inmediato!.


    —¡Este “Artefacto” tiene una enorme importancia!, ¿¡y me pides que te lo entregues!?, ¡no voy a hacer eso! -La bruja se lo niega.


    Los gruñidos y furia de Teodoro se vuelven más intensos, sacando sus dientes y mirando a los tres con desdén.


    —Maldita sea, toma aquí tienes niña -Matías le hace entrega de una bolsa liviana de Bals —¡Tienes el inmenso honor que se te haga entrega de dinero por entregarle algo al gran señorito!, ¡ahora dame eso!.


    La cantidad de Bals que tenia esa bolsa era un mal chiste en términos de valor de lo que valdría el arma en sí, pero bajo ninguna circunstancia las creaciones de Rozuel debían caer en manos ajenas de perverso índole, quien sabe el desastre que desencadenaría si la Spas-12 terminara en manos de la familia de aquel noble.


    —¿¡No entiendes!?, ¡no esta a la venta y no voy a entregarla! -Le reclama la bruja con el levantar de su voz.


    —¡Grrrr… dame eso maldita mocosa!.


    El mago insiste en quitárselo a la fuerza, pero Allum interviene con un golpe con el dorso de su palma al antebrazo del mago que le hace retroceder de su intento.


    —No es tuyo, ¡no te pertenece! -Le deja en claro el slime con una mirada asesina.


    El mago sentía esa mirada con inquietud haciendo que retrocediera, pero al voltear y ver a Teodoro con un rostro colmado en la colera, el noble enfurecido señala con el dedo a la bruja.


    —¡Me han faltado el respeto y le han faltado el respeto a mi padre el Loren de Vanogé!, ¡que la ira de Deux caiga sobre ellos! -Declara el iracundo hijo del Loren.


    Los guardias desenfundan sus espadas y adoptan una posición de combate, pero Matías el mago insiste en dejárselo a él, con su bastón con la joya mágica de color rojo incrustado en el objeto, procede a levantarlo en alto, invocando a su alrededor una serie de bolas de fuego que se mantenían flotando cerca suyo.


    —¡Tal vez las llamas te hagan reconsiderar tu pecado en la otra vida!.


    El mago estaba por lanzar aquellas bolas llameantes contra la bruja y compañía, manifiesta su mana preparándose para atacar…


    ¡BANG!


    Un fuerte ruido se produce, las bolas de fuego desaparecen al instante y el mago es empujado hacia atrás con un agujero de considerable tamaño en su cabeza que le mato de inmediato, algo le golpeo con considerable fuerza a una velocidad formidable y no sintió magia alguna en ese ataque.


    La bruja miro al slime, quien había utilizado el revolver Colt Python contra el mago, tras haber asesinado a uno de los escoltas de aquel noble, el desconcierto se desata en los alrededores, la gente comienza a correr al haber ocurrido dicho asesinato, los cuatro guardias entonces atacan. La bruja rápidamente responde con la escopeta, su disparo y dispersión de perdigones en el correcto ángulo de alcance, logra alcanzar el cuello, cabeza y parte superior del pecho de dos guardias a la vez.


    Los dos restantes se aproximan hacia ella al ver que fue el responsable de matar a sus compañeros, hasta que son interceptados por la Sargaria, Tayra logra bloquear sus ataques con su pesada alabarda e igualar la presión de fuerza entre los dos. Entonces Allum abre fuego nuevamente con la Colt Python a los dos guardias restantes y los elimina.


    Toda la escolta había sido asesinada, Teodoro quien estaba enfurecido hace un momento, ahora se encontraba sumido en el miedo, al hacer volver a hacer contacto visual con aquella bruja que le negó entregarle aquel artefacto que codiciaba, la propia muchacha le apunta con la escopeta a él.


    El noble cae al suelo y empieza a temblar hasta el punto de querer romper en llanto, vio como ese artefacto elimino fácilmente a parte de sus escoltas, sabia lo mortal que era y ahora lo tenia en su mira, la bruja solo necesitaba jalar del gatillo para poner fin a su vida. Pero bajo su arma y desistió de aquella idea, sabia que el placer de tal acto seria minúsculo a comparación de las desfavorables consecuencias que les depararía.


    —¡Debemos retirarnos ahora! -Sugirió Tayra.


    —¡Síganme! -Riza lidero la retirada.


    Una torre de vigilancia cercano a dicho evento que atestiguo lo ocurrido, ya los tenían en la mira de sus armas, dos ballesteros y un arquero mágico apuntaban al trio, cuando de repente aquel ruido que abatió al mago Matías vuelve a replicarse más de una vez. Uno de ellos recibe una herida en el pecho y otro en el hombro, un ballestero y el mago arquero fueron quienes recibieron aquellos impactos.


    El ballestero quedo herido de gravedad e incapaz de usar su arma, el mago arquero estaba al borde de la muerte y era inevitable su final dado a que no recibiría atención de sanación a tiempo. El ballestero restante que quedo estaba temporalmente conmocionado al ver a sus compañeros ser alcanzados por los ataques del enemigo sin siquiera percibirlo, pero se recupera y vuelve apuntar su ballesta contra ellos, aunque era tarde ya estaban fuera de su alcance.


    Riza guiaba a los tres hacia el puerto, pues era la mejor opción, intentar huir de la ciudad era imposible, los guardias estarían alertados y reforzarían la entrada, además para dirigirse allí tendrían que pasar en la dirección donde se encontraba el cuartel principal de la guardia de la ciudad.


    El otro punto es que, aunque pudieran escapar, toda posibilidad de tomar una embarcación se arruinaría, esconderse en el puerto y tratar de evitar a la guardia era de momento la tarea primordial, luego una vez con más calma podrían buscar alguna manera de conseguir un barco hacia Quíatar.


    __________________________________________________________________​


    La noche había caído, los tres se habían escondido dentro de un vasto almacén repleto de madera, granito, adobe y otros materiales, habían conseguido acceder en su interior gracias a que Allum logro meterse dentro en su forma de slime por un agujero y luego abrir con discreción una puerta desde adentro.


    —¡Mantengan los ojos abiertos!, ¡que los magos rastreen el área en busca de cualquier rastro de mana en al área!, ¡atrápenlos o mátenlos si se resisten!.


    Podían oír a los grupos de guardias haciendo su ronda de patrullaje y dando ordenes de como proceder, hace horas que llevaban ocultos allí, pero la cosa no parecía que fuera a calmarse pronto.


    —Es una suerte que no se les ocurra buscar aquí… por ahora -Comento la Sargaria en voz baja.


    —¿Fue un error haber disparado? -Allum se cuestiona.


    —¿Y dejar que se llevaran el arma de Rozuel?, absolutamente no -La bruja apoyo su intención.


    De una u otra forma, las cosas habrían terminado fatal, ya sea que el mago los dejara malheridos o matara a alguno con sus proyectiles de fuego, o que los guardias dieran el primer golpe, la seguridad y el bienestar de los tres era una prioridad también. Nadie esperaba que un noble mostrara interés por la escopeta y exigiera que se le entregara, y nuevamente, bajo ninguna forma las creaciones de Rozuel dejen caer en malas manos.


    —Habrá que esperar a que la cosa se calme, por suerte nos hicimos con más comida antes de que nos fuéramos corriendo de allí -Dice Tayra.


    El dueño del puesto en donde habían comprado sus suministros, tan pronto huyo cuando el mago Matías fue abatido del disparo de Allum, cuando toda la escoleta fue eliminada y estaban por emprender la retirada, la Sargaria aprovecha y toma los suministros.


    —Lo malo es que no lo pagamos, creo que también nos acusaran de robo.


    Unos pasos se escucharon en el almacén, no era de ninguno de ellos, ante los tres se presenta un hombre de túnica de piel morena, corta cabellera negra y ocultaba una marca de esclavo en el lado izquierdo de su espalda. Los tres reaccionan de inmediato con el apuntar de sus armas, aunque la bruja y el slime sabían que era mala idea hacer uso de las suyas, el ruido era sinónimo de delatar su posición.


    —Ustedes deben ser Allum, Tayra y Riza Gramwind -Dijo el enigmático hombre moreno.


    —¿Quién eres tú? -Pregunto Riza.


    —Jhamel, soy el “contacto” que Einquel les menciono, dijo que los encontrara en el puerto, aunque extrañas condiciones de reunirse, debo añadir.


    Luego de explicar quien era, les explico que el barco que tenían en mente utilizar para viajar a Quíatar, ya no seria posible de utilizar en la situación actual.


    —Todos los barcos que zarpen del puerto están siendo registrados minuciosamente, ustedes se han vuelto bastante “popular” -Afirma Jhamel —Los están buscando por intento de asesinato al hijo mayor del Loren.


    —¿Qué?, no intentamos matarlo, él nos quería obligar a que le diéramos uno de las creaciones de mi amo, e incluso sus escoltas estuvieron dispuesto a hacernos daño por eso -Allum explico en su defensa.


    —Lo se chico, te creo, pero en a los “ojos” de los nobles de Vanogé y su “justicia”, ustedes son criminales, y apenas sean atrapados, no esperen un juicio “justo” y “sincero” -Expone el Vigidente —Serán directamente sentenciados a muerte.


    Y una vez que sean ejecutados, todas sus posesiones pasaran a manos de los gobernantes de Vanogé, por ende, en esta funesta ruta las creaciones de Rozuel terminarían en malas manos.


    —Lo peor es que las cosas no se calmaran muy pronto, las autoridades están consciente de que ustedes se esconden en el Puerto, quizás pasen varias semanas antes de que todo se normalice.


    Los suministros con los que contaban apenas con suerte llegarían a durar una semana, el otro inconveniente es que cuando más tiempo pase, eventualmente los escuadrones y patrullas de búsqueda de la ciudad darían con su escondite. Toda la guarnición de Vanogé caería entonces sobre ellos, no había manera de que pudieran los tres lidiar contra tantos, ni las balas alcanzarían.


    —«No tenemos manera de conseguir una embarcación, tampoco podemos quedarnos aquí tanto tiempo y salir de la ciudad ya es imposible a este punto, las opciones son prácticamente limitadas y complicadas» -Pensó la bruja.


    Escabullirse bajo el manto nocturno y moverse a esas horas para cambiar de escondite era una de esas pocas opciones en mente, pero si había magos especializados en detectar la magia con desarrolladas habilidades sensoriales, podrían fácilmente detectar a la bruja por su “bendición de Astado” o sentir al slime por ser una criatura de naturaleza mágica. Tayra era la mejor opción contra los usuarios sensor a la magia, pero una Sargaria no estaba hecha exactamente para un sigilo tan dificultoso, podían ser descubierto como también no serlos, era una apuesta muy arriesgada.


    —Si es necesario, buscare una manera de sortear a los guardias y encontrar un mejor lugar para escondernos -La propia Tayra se ofreció.


    —Es demasiado arriesgado, si te atrapan, quien sabe que clase de torturas serás sometida para hacerte hablar -Jhamel le advirtió.


    —Los muertos no pueden ser torturados y menos hablar -La Sargaria afirmo.


    En los oídos atentos de la semihumana, ella capta una serie de pisadas proveniente del mismo almacén, pero en el fondo, se estaban aproximando hacia ellos y no había donde esconderse o huir.


    —Hay alguien más aquí, se acercan, vienen hacia nuestra posición -Tayra les advirtió.


    ¿Los guardias habían dado con ellos?, tanto Riza como Allum tenían sus armas cargadas, aunque eran consciente de que usarla seria solo el último recurso.


    Continuara…
     
  5. Threadmarks: CAPITULO 290 BENEFICIO MUTUO DE DUDOSA PROCEDENCIA
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    432
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    290
     
    Palabras:
    2306
    CAPITULO 290 BENEFICIO MUTUO DE DUDOSA PROCEDENCIA



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Los pasos se hacían cada vez más intensos, el trio estaba preparado para luchar, tanto la bruja como el slime tenían sus armas de fuego cargadas y listo, pero serian el último recurso a usar, un disparo era igual a que el ruido tuviera la inmensa posibilidad de atraer a más guardias hacia ellos.


    —«Si es una patrulla pequeña, no habrá necesidad de usar las armas de fuego y podríamos encarnarnos de ellos antes de que den la alarma al resto».


    Riza priorizaba un asesinato sigiloso de las potenciales amenazas que se acercaban, con magia de viento debería poder tomarles por sorpresa y eliminar, aunque sea a dos si fuese más de uno, y alguno de sus compañeros se encargaría del resto. Aunque existe la posibilidad de que, al usar magia, aquellos rastreadores de mana pueden llegar a sentir su poder mágico y con ello abre otra posibilidad de delatar su posición. La diferencia era, que el uso de su magia conllevaba a una posibilidad menor de ser descubierto que el ruido que las armas de fuego.


    —«Ya casi están aquí».


    Todos buscaron en donde esconderse, si bien tal escondite no servirá cuando aquellos quienes se acercaban lleguen a su posición, pero tendrán esa posibilidad de tomarles por sorpresa. Esa fue la intención de ellos, hasta que de repente los pasos que estaban bastante cerca de ellos, cesan de inmediato.


    —«Se detuvieron, ¿por qué?».


    —Sabemos que están allí, no intenten atacarnos -Alguien les dijo.


    La persona o grupo de personas que habían detenido su avance, les habla directamente a ellos, eran totalmente conscientes de su presencia, pero era extraño, ¿por qué no alertan al resto sabiendo que se encontraban allí ocultos?. Tanto la bruja y el slime estaban dispuesto a tomar la iniciativa, matar al más cercano a ellos, empezaron a manifestar fortalecimiento mágico para prepararse…


    —Un momento, no son guardias -Jhamel lo confirma.


    El Vigidente sale de su escondite y se muestra ante ellos, en eso Allum y Riza detienen su fortalecimiento mágico, salen también de su escondite junto a Tayra, todo el grupo se muestra entonces.


    —Agradezco que no me atacaran.


    Tres personas se encontraban frente al grupo, quien hablaba por ello era un hombre de constitución delgada con una cicatriz oblicua de corte en su nariz, vestían camisas ligeras entre marrón y negra con capucha, el único que no la traía puesto era la persona que hablaba.


    —No son guardias, ¿entonces quiénes son?, ¿y qué hacen aquí? -La bruja pregunto con evidentes sospechas.


    —Yo tengo una mejor pregunta; ¿quieren salir de aquí? -Fueron las palabras del hombre de la cicatriz oblicua —Por lo que entiendo, necesitan un barco y no cualquiera, uno que viaje al continente Bidual, ¿Sharya seria su punto de parada?.


    Estaban bastante bien informados, podría decirse que ellos les estuvieron espiando y escuchando buena parte de su conversación, viéndose aquellos tres con notoria malicia de sospechas.


    —Solo díganos, ¿a qué parte de Sharya deben llegar?.


    Entregarle información a un grupo desconocido era bastante arriesgado, pero por sus palabras parecían tener lo que ellos necesitaban, considerando la situación en la que se encontraban, ¿tenían otras mejores alternativas?. Esconderse y esperar a que todo se normalice era perder mucho tiempo, quizás semanas o meses, ¿podría este grupo sospechoso ofrecer una posibilidad mejor?.


    —Quíatar -Revela Riza.


    Los tres individuos del grupo al oír a la bruja, se acercan entre ellos y se ponen a hablar en voz baja, ni la propia Tayra con sus atentos oídos podía entenderles, aquel trio se separa, asienten la cabeza a la vez y vuelven a mirar a los demás.


    —Mi “gente” tiene preparado una embarcación con destino a Quíatar -Afirma el hombre de la cicatriz oblicua —Aunque desafortunadamente en este momento nos hace falta algo de personal “competente” para proteger lo que lleva hacia dicho reino, si ustedes están dispuestos a “ayudarnos”, ambos lados podemos salir beneficiados, ¿qué dicen?.


    —¿Por qué nosotros? -Allum le pregunta.


    —Nuestra “gente” vio la manera en que lograron cargarse al mago y todo el escolta restante del hijo mocoso de Palacini, sin sudar en lo más mínimo, son fuertes eso sin duda y eso nos hizo… “interesarnos” en sus cualidades de combate.


    Al oír la razón detrás del interés por ello, una embarcación con mercadería sospechosa para llevar a otro continente, algunos se los pensarían más de dos veces en aceptar escoltar algo de tan índole, pero el grupo de Riza y Allum eran conscientes que ser quisquillosos en la moralidad era estúpido a estas alturas. Luego de meditarlo en tan solo menos de un minuto con el resto, la respuesta salió a relucir por el slime.


    —Aceptamos “ayudarles”.


    El hombre de la cicatriz oblicua con una sonrisa satisfactoria se pone su capucha y le pide que le sigan, los tres guiaron al grupo hacia otra puerta que llevaba directo a las calles del Puerto.


    —«Esto es arriesgado, ¿por qué vamos por el camino donde podrían descubrirnos casi de inmediato» -Pensó la bruja.


    En eso un guardia se les acerca, por su aspecto denotaba tener un rango de capitán de escuadrón, Allum y compañía estaban por atacarle, hasta que el trio sospechoso le detiene y el hombre de la cicatriz oblicua se acerca al guardia.


    —Ya sabes que hacer -Le dice aquel hombre de la cicatriz al guardia y luego le entrega una bolsa cargada con Bals en su interior.


    El guardia asiente su cabeza y procede a retirarse, se le escucha hablar a sus hombres para marchar hacia el lado contraria al que iban, gran parte de las patrullas de búsqueda estaban a cargo de ese capitán.


    —Ahora tenemos el camino más tranquilo, prosigamos.


    Tenían atajos que evitaban a los pocos guardias que quedaban, inclusas casas en donde residían personas, ayudaban de inmediato a esos tres y con ello al grupo de Allum y Riza, al ofrecer otras alternativas de rutas. Fueron a parar en algún sótano, cuyo interior era un escondite que albergaba a docenas de hombres armados, podía olerse alcohol y posiblemente el aroma de sustancia alquímicas de dudosas propiedades.


    —Mi jefe los espera en la próxima habitación -Señalo a la puerta más cercana.


    Cruzando el grupo se encontró con un hombre en sus 30 y pico, de constitución musculosa, barba corta y pelo largo marrón, con numerosas cicatrices en sus brazos y otras en algunas partes del rostro. Aquel hombre poseía la intimidante mirada de un nato combatiente con años de experiencia, ¿quizás mago también?, le protegían su propia escolta de combatientes cuerpo a cuerpo, a distancia y usuarios mágicos a su lado.


    —Vaya grupo más inusual, tres mocosos de diferentes razas y un sujeto nativo de Sharya -Dijo el tal “jefe” de allí —Desconozco sus razones para viajar a Quíatar y me da igual, ustedes cumplen con su parte y yo les ofrezco una embarcación, ¿tenemos un trato?.


    —Tenemos un trato, ¿puedo saber quiénes son ustedes?.


    Cuando el slime acepto el trato y pregunto a quienes estarían “protegiendo”, toda la escolta del jefe se pone a reír como si las palabras de Allum fuera un mero chiste.


    —Jejeje… somos parte de la “familia Bonavesse”, que no se les olvide.


    Cuando oyeron la respuesta, inmediatamente supieron quienes eran, incluso entre el Dolafh de Tayra ese nombre ya era de conocimiento general entre los suyos, una poderosa organización criminal con vasto poder en todo el continente de Gresswold. Si tal organización tiene tanto “poder”, ¿por qué precisaron la ayuda de unos “mocosos” para proteger una valiosa mercancía destinado al reino de otro continente?.


    La respuesta era que el grupo situado en Idalica estaba actualmente bastante corto de personal, más “sangre nueva” estarían llegando a las filas de su escondite la siguiente semana, tal espera seria una “perdida de tiempo”. Vieron las hábiles capacidades de combate de aquel grupo, eran conscientes de que buscaban viajar a Sharya, las fichas estaban acomodadas para sacar beneficios de la situación y optaron por tomarla.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    —Nos tuvimos contratiempos durante el viaje en el mar, pero los problemas vinieron después de que desembarcáramos -La bruja relata.


    Riza cuenta como el desembarco llevo a problemas con la guardia del Puerto Jeda, en aquel entonces las políticas de Muer Afigad habían ordenado a que todas las embarcaciones y Ghrayb que llegaban al reino, debían pasar por una exhaustiva revisión de sus pertenencias y luego ser interrogados por él.


    —«Eso empezó a ocurrir luego de que derrotáramos a dos de los tres Muhaqdad, para entonces Muer ya empezó a sentir un intenso miedo hacia los extranjeros y eso lo llevo al extremo de implementar esa regla ridícula en el puerto, patético» -Concluí en mis pensamientos.


    Consiguieron perder a los guardias y derrotar a un mago hábil que parecía ser un cazarrecompensas o aventurero, este ultimo dio más problema que la propia guardia, Riza misma le venció. El propio sujeto de aquella cicatriz los llevo a la guarida de su organización que tenían en esa ciudad y bajo una serie de acontecimientos, llegarían hasta la ciudad de Naar´thue.


    —Solo aclárenme esto… ¿ustedes en verdad acabaron con todos en esa guarida de la “familia Bonavesse”? -Fue mi interrogante.


    —No había opciones, amo, de no haber “forzado” la situación, no habríamos tenido ni carreta ni suministros y la guardia de la ciudad nos seguía buscando -El slime dijo en su defensa.


    —Que un montón de escorias mueran, dudo que al resto de Avalia le importara -Opina Riza.


    —Al resto del mundo no le importa, a nosotros si -Opino Riha la Lupian —¿Has considerado la sola posibilidad de que lleguen a “acordarse” de ustedes y quieran venganza por lo que hicieron?, eso nos involucrara entonces a TODOS.


    —Todos en esa guarida de escorias murieron, TODOS ellos -La bruja reafirma su punto.


    La Lupian y la bruja chocan con miradas de desconcierto, se podía notar en el aire aquel intenso ambiente por la hostilidad visual entre las dos, carraspeo para aclarar mi garganta y tener la atención de todos, además de darle fin a esa tensión.


    —¿Qué hay del sujeto al que llevaron para que los guiara hacia el “Corazón del Oasis”?, ese mismo que murió por un supuesto hechizo implantado en su cuerpo.


    Las circunstancias de su muerte eran extrañas, no por la forma en que murió, sino por la manera en que se “activo” aquel hechizo que tomo su vida, este tenia requisitos para activarse, ¿pero cuales fueron?. ¿Se activo automáticamente o quizás alguien lo hizo?, y de ser lo segundo eso nos lleva a la siguiente interrogante, ¿esa persona que activo aquella magia estaba cerca de ellos?, ¿es posible que alguien haya sobrevivido en la cercanía cuando masacraron a todos en esa guarida?.


    Aunque claro tendrían que haber otros factores para que esto se complicara, primero alguien que haya sobrevivido debería haber visto el rostro de todos ellos lo suficientemente cerca, recordar cada detalle perfectamente y además debe contar con saber dibujar o hacer un retrato. Considerando que la “educación” en este mundo para quienes no son nobles o de familia prestigiosas o adineradas es un desastre, es dudoso que algún sobreviviente supiera dibujar.


    —«¿Pero si llegara a ser el caso?, habrá que prepararse de alguna manera, espero que solo sea paranoia mía».


    Las historias habían sido concluidas, cada lado conocía las aventuras y hazañas del otro hasta el reencuentro, quien sabe cuanto tiempo paso en la conclusión de ambos relatos, se que fue más de una hora. Ya habíamos comido antes de empezar, con el bostezar de varios era hora de irse a dormir, cada uno con el amanecer seguirá su rutina, apenas era el segundo día desde que el barco zarpo de Quíatar, nos quedaba un buen rato para llegar a nuestro destino.


    —Necesito algo de aire fresco antes de irme a acostar -Afirma Crok —Volveré en un rato.


    El hombre amazona abre la puerta y se retira de la habitación, incluso ayer fue por algo de aire antes de irse a dormir en la noche, el clima en la noche resulta ser bastante fresco eso sin negarlo. ¿Se toma algún momento para reflexionar consigo mismo de algo personal?, sea cual sea el punto, no voy a involucrarme a la fuerza en asuntos privados del grupo.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Sobre la borda del barco, el hombre amazona miraba el mar con el paisaje de la luna en el cielo, tanta calma era un panorama relajante para quien disfrutara tal momento, pero aquella “calma” era ajena para Crok.


    —Seguirás atormentándome, ¿verdad?.


    A sus espaldas allí volvió a manifestarse, era aquella entidad del militar con chaleco táctico moderno, casco y lentes de protección en pésimas condiciones, ensangrentado y sucio, con dedos que le faltaban en ambas manos, era como ver un cadáver de pie. Movía sus labios como si hablara, solo que en lugar de palabras emitía un ruido igual al de una radio de comunicación con interferencia.


    —Ya basta…


    Crok sintió entonces un repentino dolor de cabeza, en su mente vino una imagen estática de seis personas vestida con ropa de camuflaje que se conocían en un pasillo con numerosas literas en el fondo, varias palabras empiezan a oírse saliendo de la boca de cada uno de ellos como si conversaran entre sí.


    Otra imagen le sigue, aquel grupo de seis soldados equipados con chaleco, casco, gafas y armas de salto, corriendo en un terreno que parecía ubicarse en alguna zona urbana de alguna región de medio oriente, ruidos de disparos, explosiones y gritos se oyen en abundancia. Otra imagen le sigue, mostrando a alguien viendo sus manos manchadas de sangre y a cinco de los seis soldados muertos en el suelo sobre un charco de su propia esencia vital. Se oye un grito desgarrador al final.


    —“Aun sigues culpándote”.


    Continuara…
     
  6.  
    Sylar Diaz

    Sylar Diaz Sei mir gut Sei mir wie du wirklich sollst

    Libra
    Miembro desde:
    3 Agosto 2019
    Mensajes:
    47
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    la sorpresa de este fin de semana... ta' chido
     
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso