Mitología Kthanid, nacido en la luz, muerto en el vacío final | Lovecraft

Tema en 'Otros Fanfiction' iniciado por KaiUchiha, 21 Octubre 2022.

  1.  
    KaiUchiha

    KaiUchiha Iniciado

    Libra
    Miembro desde:
    1 Julio 2019
    Mensajes:
    28
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Kthanid, nacido en la luz, muerto en el vacío final | Lovecraft
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    794
    "Ph'nglui mglw'nafh Kthanid R'lyeh wgah'nagl fhtagn"

    Este texto, yacía grabado en las paredes de la inmensa cueva que habitaba en medio del mar donde el detective Arno investigaba sobre raros acontecimientos que se presentaban en Inglaterra, entre ellos la creación de un culto a un raro Dios, con cánticos donde se recitaban las palabras

    "Nacido en la luz, muerto en el vacío final"

    Pero eso no ayudaba a conocer el significado de las palabras talladas en la pared de piedra, ese raro idioma que atormentaba los conocimientos del detective, sentía que su cuerpo se hacía más pesado, la locura lo invadía y lo sobrenatural inundaba la cueva, pues comenzaba a escuchar una voz monstruosa que decía

    "Cthulhu ah nafl mglw'nafh"

    Arno parecía comprender de a poco el extraño lenguaje, como si lo hubiera escuchado antes, las palabras que resonaban en su cabeza decían

    "Cthulhu no está muerto"

    Rápidamente el detective leyó en voz alta el texto de la pared, traduciéndolo a su lengua madre.

    Aquél texto decía: "En su morada en R'lyeh el muerto Kthanid espera soñando"

    Después de eso, el mundo fue sacudido bestialmente por terremotos de magnitud épica.

    Del mar surgía una pelea de proporciones bíblicas, dos monstruos titánicos que parecían tener tentáculos en la boca luchaban por su sobrevivencia

    Arno recordó una de las profecías del culto de Inglaterra, dos Dioses lucharán por la vida de los humanos, uno a favor de que los humanos sigan vivos y el otro dará todo por extinguirlos

    Cthulhu y Kthanid, hermanos primigenios

    Los Dioses peleaban con todo, monstruos de varios kilómetros de altura eran los combatientes de esta jaula clandestina echa de locura

    Cthulhu estaba siendo asfixiado por las manos de su hermano pero el detective cuenta que en ningún momento el infeliz dejó de reír, le parecía gracioso que su hermano intentara acabar con él.

    Pero se notaba que a Kthanid no le hacía ni pizca de gracia, pues los grotescos sonidos que desprendía el Dios benevolente eran estruendosos, al igual que los mortales puñetazos que propiciaba Kthanid a su hermano.

    Cthulhu detuvo uno de los golpes y lanzó un grito ensordecedor que aturdió y separó la mano restante de Kthanid del cuello de su hermano.

    Ese grito también dañó la audición del detective, haciendo que sus oídos sangren violentamente.

    Kthanid se detuvo bruscamente y nadó hacía la cueva, metió su gigantesca y viscosa mano por la entrada de la cueva y sacó al detective para darle cobijo y evitar extender el dolor del detective, lo defendía al tenerlo en su mano, pero se quedó sin una de sus dos armas y Cthulhu no desaprovechó la oportunidad.

    El otro Dios reía violentamente mientras lanzaba golpes hacia el abdomen de Kthanid, el cual protegía con todas sus fuerzas al detective, mientras Arno suplicaba y sollozaba por salir de ese infierno, ese infierno que no quemaba, este infierno arrancaba toda emoción positiva y dejaba el dolor, el pánico y la agonía, pero al estar con Kthanid, te sentías protegido, como con un ángel guardián que se aseguraría de cuidarte.

    Y fuera de los pensamientos de Arno, Kthanid asestó un cabezazo entre medio de los ojos de Cthulhu, aturdiéndolo, logró conectar un golpe justo en el pecho del primigenio y no perdió tiempo para lanzarse como un soldado de justa hacia su hermano y golpearlo sin piedad con su mano libre

    El mar donde los primigenios luchaban se tiñó de la sangre de Cthulhu y Kthanid, violencia era todo lo que pasaba, ambos se daban mordiscos, golpes, todo lo que pudiera herir al otro.

    Kthanid se cansaba, poco a poco la respiración del benévolo Dios se hacía mas pesada y agitada
    mientras Kthanid recuperaba el aliento, su hermano no perdió el tiempo y lo abrazó, abrió sus alas y comenzó a elevarse por el cielo

    Kthanid soltó al detective en el mar mientras se elevaba y dejaba este planeta, llevaron su pelea hasta el infinito espacio exterior, la llevaron tan lejos que no se enteraron que estaban adentrándose al centro del vacío final, hogar del Dios idiota Azathoth, la antítesis de la creación, el Dios exterior más poderoso de todos.

    Al darse cuenta de esto, Kthanid se abalanzó sobre Cthulhu y gritó

    "¡Geb ymg' mgep Azathoth, primal r'luhhor llll ymg' bthnkornah!"

    Estas palabras decían lo siguiente:

    "¡Aquí tienes Azathoth, a dos dioses primigenios para tu alimento, ven y traga idiota!"

    Una de las gigantescas y grotescas bocas de Azathoth engulló a ambos Dioses de un solo bocado, acabando con ambos

    Kthanid no se arrepintió, pues el mundo que lo amaba y veneraba, ahora estaba a salvo

    "Hail 'drn mgepah hupa ph'nglui mgn'ghft ng ph'nglui mgepah'mglw'nafh final soth"

    Este texto dice: "Salve aquél que nació en la luz y murió en el vacío final"
     

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso