1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - te amo (dramione)

Tema en 'Harry Potter' iniciado por pottermore, 21 Junio 2010.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    pottermore

    pottermore Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    19 Junio 2010
    Mensajes:
    10
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - te amo (dramione)
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1227
    te amo (dramione)

    ola gente bonita, pues les traigo un cuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuursi dramione, ooq jajaj comenten-!! gracias!

    :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


    ¿Qué es lo que me pasaba? Esa era la maldita pregunta que me hacía antes de irme a acostar, al levantarme, al comer, al pensar, al soñar, todas las horas me la hacía, pero lo que más me molestaba es que ya ni siquiera me importaba el mundo, ya no me importaba nada. Toda mi vida se había parado al no responder aquella pregunta que parecía no tener sentido; pero mi vida ya no tenía sentido si no podía contestar esa pregunta. Desde que toda la guerra había acabado para mi apenas mi vida había comenzado, todo el mundo tiene la explicación de las cosas pero al parecer yo nunca la tendría ¿por qué me pasaba esto a mi?, solamente soy una chica cualquiera, otra más en la escuela, solamente un ratón de biblioteca que esta desconectado del mundo, solamente la que la conocen como la más inteligente, la más astuta pero nadie me conocía como decían conocerme ; para el mundo no importo, se que a nadie le importan mis emociones más que a mis amigos de vida pero…¿ acaso alguien me podría decir que es lo que me pasaba?¿ por que ya no lo podía negar?¿ acaso esto es…amor?.

    Mi cabeza daba vueltas sin parar mientras caminaba con los pies descalzos en el frio piso de los grandes pasillos de la escuela, de noche era tan tranquilo, tan sereno, tan deslumbrante como la sonrisa de aquel chico que me quitaba el sueño, el hambre y las ganas de seguir viviendo si él no estaba, pero por más que lo quisiera esto no podría ser posible, ni siquiera estaba segura de que me hubiera enamorado de aquel chico frio y sin sentimientos que no se molestaba ni en verme, aquel que me había insultado y humillado frente a todo el mundo pero ¿ por qué lo amaba?, solamente con ver sus hermosos ojos color plata como la hermosa luna que me iluminaba con un brillo inigualable y claro, con su rostro tan perfecto y tan fino que parecía haberse esculpido en el mismo mármol más fuerte y delicado, aquel cabello rubio platino que parecían unos débiles rayos de sol en su cabeza, era como un dios bajado para ser un simple mortal, pero ¿Por qué me pasaba esto a mi? No me interesaba, con tan solo verle era una chica feliz; la más feliz del mundo.


    Estaba cerca del último piso de la escuela, todo sería más tranquilo allá arriba; podría pensar en mis problemas, aunque todo sería más confuso no me importaba, me senté delicadamente en unos de los rincones de algún pasillo, jamás me encontrarían aquí, por más que quisieran jamás lo harían pero aunque estuviera aquí algún dia debería de salir, por mi me quedaría toda la vida pero eso jamás pasaría. Empecé a sollozar en silencio mi gran sufrimiento que tenia dentro de mi pecho y de mi alma, eso sería agradable de un enfermizo modo; me encantaba llorar sola y en paz, donde nadie sabía porque lo hacías, jamás tendrías que responder preguntas tontas cuando estabas sola, podías consolarte a ti misma, podías expresarte lo que reprimes sin ser escuchada, podías amar sin que lo supieran.


    La noche estrellada era un hermoso paisaje para cualquier persona, pero no para mí. Empecé a sentirme conmovida y demasiado sola, recordé cuando él me insultaba ¿que ganaba con herirme? Solamente mas odio hacia él, pero cuando el odio se volvió amor todo lo veía tan diferente… con otros ojos. Me encantaba que me insultara por que por lo menos un insulto significaba que pensó en mi, que me vio, que presencio mi persona por un escaso segundo, eso era un premio con un alto precio que pagar, su voz tan fría hacia que me enamorara de él cada dia mas, me volvía loca si no me hablaba aunque fuera para decirme “sangre sucia.


    ¿Qué hice yo para mecerme esto? Un amor no correspondido es lo peor que le puede pasar a una persona, porque sabes que él se marcha y tú te quedas desviviéndote por él, sabes que es feliz aunque tú no estés frente a él, sabes que se ríe y llora y que no es por tu causa, tu lo amas pero el no, sabes que es un sueño que nunca se hará realidad y eso duele más que cualquier enfermedad que te mata poco a poco, el amor es un veneno que te mata más lento, más doloroso y más discreto que cualquier cosa que pueda existir en el mundo.

    En el gran silencio que me rodeaba pude distinguir unos pasos que hacían eco en los pasillos, eran pisadas fuertes pero discretas, eran pisadas que me sobresaltaron de mis pensamientos, me pare rápidamente y me acomode el camisón rosa pálido que traía puesto y me seque las lagrimas del dolor que tenia, todo en un solo segundo . Ya me iba a mi sala común sabía que era guardia y tendría que irme antes de ser castigada pero en vez de eso me quede congelada al ver al hombre de mis sueños parado frente a mí como un dios que estaba condenado a vivir entre los mortales; sus ojos plateados me miraron con curiosidad y sentí sonrojarme hasta alcanzar el color del tomate pero en vez de que el se rehiriera se acerco a mí para que con su voz tan linda que tiene me dijera.

    A tu habitación.- yo me puse demasiado nerviosa con su marida fija en mi pero luego su cara se cambio por una de preocupación al verme supuse que eran mis ojos rojos que aun estaban asi por las lagrimas derramadas.- ¿qué te pasa? ¿Estás bien?- perdón pero ¿el amable conmigo? Eso era una novedad, pero no tenia que pensar en eso ahora solamente debía de contestar sin tartamudear, pero en mis condiciones eso sería técnicamente imposible.


    No nada…. Me voy a mi habitación.- me gire para no verle más la cara que tanta felicidad y dolor me daban a la vez, pero sentí que su brazo me había detenido, me asuste por un segundo pero luego me relaje, tal vez quería insultarme antes de irme pero para mi sorpresa no fue haci.

    Lo siento, pero tú no estás bien- mi cuerpo no sabía qué hacer, solamente me acerque a él y lo abrace, las lagrimas salieron desesperadamente por mis ojos, solamente quería que él no me rechazara, que me viera ¿era mucho pedir? No lo era, maldita sea me veo débil ante mi amor enemigo, el me levanto dulce y lentamente la cara para luego besarme… ese momento fue tan confuso pero tan lindo para mí, lo bese como jamás había besado a una persona, su lengua en la mía era algo realmente para disfrutar, me abrazo mas y me pego más a su cuerpo pero el aire faltaba y me separe de el… solamente se volteo y me dijo de espaldas.

    ahora regresa a tu habitacion....-y se marcho dejándome sola de nuevo ahora mas confusa que nunca.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página