1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Seduciéndote para Protegerte [Inu&Kag]

Tema en 'Fanfics Terminados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por kirara92, 9 Junio 2007.

Cargando...
?

¿Que te parece la historia?

  1. ¡Por kami! ¡Siguela! me encanta!

    71.1%
  2. Pon conti o sufrirás *perverso*

    28.9%
  3. Creo que sobreviviria sin él

    0 voto(s)
    0.0%
  4. ja-ja, que buena broma ¬¬ anda a freir churros, no te dediques a la literatura

    0 voto(s)
    0.0%
Se permite votar por más de una opción.
  1.  
    kirara92

    kirara92 Guest

    Título:
    Fanfic - Seduciéndote para Protegerte [Inu&Kag]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    13611
    Seduciéndote para Protegerte [Inu&Kag]

    Después deuna pelea fuerte, Kagome rompe con su novio, pero este la quiere reconquistar. Inuyasha no quiere que eso ocurra, y cansado de la ingenuidad de Kagome crea un plan junto a Sango y Miroku. Que resultara de este juego?




    Gracias a ALGUNAS personas, cerraron el otro FF, asi que lo reabro y les voy a poner todas los capitulos que van publicados.

    Ahora va en serio la cosa:
    SPAM, a Risas, a sus grupos, MSN, PM o se abren una discusion para hablar de SPAM, pero aca no

    Y Cath, te tenia que responder algo. Yo no dije que en mi FF no iba a hacer el priemro, yo me referia al FF de Jugando a Seducirte.

    No venganza. No Spam. No amenzas. No lemons. No fumar. (¿?)

    · Seduciéndote para Protegerte ·

    Capitulo 1 “Mi novio y mi mejor amigo”

    Al fin un día de descanso!
    -“Ojala que mañana tampoco venga…”-pensaba Inuyasha
    Cuando llegó a su casa se despidió de Kagome. Ella vivía en la casa de al lado y ellos se volvían juntos luego de la escuela. Pero desde unas semanas atrás, un tercer integrante se había sumado a la travesía. El novio de Kagome. A pesar de vivir hacia el otro lado, él siempre acompañaba a Kagome a su casa. Inuyasha pensaba que era solo para molestarlo, después de todo ya estaba él para cuidarla, no era necesaria su presencia. Pero por suerte, ese día no los había acompañado. No sabía por que, pero tampoco le importaba mucho. Odiaba a ese tipo.
    -“maldito Naraku…”-pensaba Inuyasha aventando su mochila.
    Naraku era el chico nuevo del colegio, y desde que llegó se había puesto en medio de él y su amiga Kagome. ¡No sabía que le veía Kagome! Era cínico, malvado, se burlaba de los demás y se pensaba que podía mandar a quien quisiera, tratando a los otros como “inferiores”. Claro, él hacía todo eso cuando Kagome no estaba. Y ella, cegada por amor, no le creía cuando le contaba las cosas que Naraku hacía. Ella estaba enamorada. Enamorada de…esa basura! Y él no era el único, todos en la escuela le decían la mala persona que era Naraku. TODOS.
    Pero no, ella siempre tan ingenua e inocente prefería juzgar a Naraku desde lo que veía y no lo que escuchaba. Si, eso estaba bien, pero no para este caso! Por que justamente, esa era la ventaja de Naraku. Ella era tan bondadosa, alegre, hospitalaria…tan pura. Y en cambio Naraku era el emblema de la maldad…él la iba a corromper.
    Aunque Inuyasha sabía que tarde o temprano -más tarde que temprano- Naraku se olvidaría de Kagome, y la botaría por otra. Pero eso sería cuando consiguiera lo que quería de Kagome. Y él no quería que eso pasara! No quería que le quitara lo más preciado que tenía Kagome para luego romperle el corazón! Por que Naraku era paciente, él planeaba seducirla lentamente y esperar a que ella se entregara…pero él no podía simplemente esperar a que eso pasara y solo asegurarse de estar ahí cuando ella cayera. Él no era tan paciente! Y esa situación lo estaba desesperado.
    Escuchó un portazo en la casa de al lado. Se asomó por la ventana y vio a Naraku irse molesto. Tal vez habían discutido, mejor para él. O tal vez justo llegó el hermano mayor de Kagome – que también odiaba a Naraku – y lo echó de la casa, también mejor para él. Se alejó de la ventana, seguramente en unos minutos vendría Kagome a contarle lo que sucedió. Ellos siempre se contaban todo. Tal vez vendría llorando, o tal vez vendría maldiciendo por lo bajo y llevándose todo por delante. Se preguntó cuando fue que Naraku había llegado, pero pronto se olvidó de eso. Por el momento, él tenía que estar preparado para calmarla. Siempre fue así, cada vez que Kagome tenía un problema acudía a él, como esa mañana, que Kagome no se sentía bien. La noche anterior había tomado frío y parecía estar resfriada. En el mismo grupo estaban Kouga, Hoyo, Miroku, Sango, Yuca, y su hermano mayor, pero ella fue directamente hacía él. Se apoyo en su pecho esperando un abrazo y le pidió que la llevara a la enfermería, todos notaron su palidez. Y él, como siempre, no puedo negarse.
    Ring! Sonó el timbre. Dejó los recuerdos por un momento, ahora no sabía si al abrir esa puerta se encontraría a una niña frágil pidiendo a gritos un cariño, o a una fiera desbocada lista para acabar con todo lo que se metiera en su camino. Sinceramente, no sabía que prefería.
    * * *
    Entró a su casa y la encontró demasiado silenciosa. Por lo general podía escuchar la música a todo volumen proveniente de la habitación de su hermana menor, pero ni un zumbido. Empezó a buscar a la pequeña que generalmente creaba alboroto. Solo esperaba no encontrarla haciendo ‘cosas’ con su detestable novio, había tenido un lindo día y no quería que se lo arruinaran. Pero se sorprendió al no encontrarla por ningún lado.
    -Kagome?-dijo el chico al aire
    -Hola, Souta-contestó una voz, muy diferente a la de su hermana
    -Hola, Inuyasha, no sabia que estabas aquí, y mi hermana?-dijo Souta
    -Bueno…ella esta en su habitación…no esta muy bien que digamos…-dijo Inuyasha
    -Otra vez peleó con el idiota de su novio?-preguntó Souta. Inuyasha asintió con la cabeza y Souta empezó a reír-Que pasa, Inuyasha? Pensé que te gustaba que ellos pelearan jaja
    -No es eso, idiota. Esta vez fue diferente-dijo Inuyasha formando un puño con su mano derecha
    -Acaso el maldito le hizo algo?-dijo Souta poniéndose serio.
    -Bueno…según lo que ella me contó…-dijo Inuyasha
    *Flash Back*
    Al terminar de destrabar la puerta, quitó la llave y movió el picaporte, pero antes de entrar alguien la abrazó por detrás y empezó a besarle el cuello.
    -Na…Naraku-dijo Kagome
    La azabache estaba sonrojada a más no poder. No era que le molestaran esas muestras de cariño repentinas, tan características de su novio, pero no estaba acostumbrada. Él único que la trataba de ‘esa manera’, por así decirlo, era Inuyasha. Pero no era lo mismo, a decir verdad, en ocasiones Naraku era algo brusco, en cambio Inuyasha era tranquilo y gentil. Él era dulce con ella, a pesar de que solo eran amigos. Naraku la acariciaba por que pensaba que tenía derecho a hacerlo. Inuyasha lo hacía por que lo sentía en el alma. Y ahora que se daba cuenta, por que estaba pensando en Inuyasha mientras estaba con su novio!? Cuando reaccionó se dio cuenta que Naraku la había metido a la casa y la había llevado hasta su habitación. Si las cosas seguían así, debería detenerlo…al igual que siempre. Pero Naraku se detuvo solo, se separó de ella y limpiándose la boca con el dorso de la mano se paró dejándola sentada en la cama
    -Hola, preciosa-dijo Naraku. Su figura se veía sombría entre la oscuridad de la habitación
    -Naraku…no esperaba que vinieras-Dijo Kagome acomodándose la ropa.
    -Vine por que tenemos que hablar-dijo Naraku, clavando sus ojos rojos en Kagome.
    -Que…que sucede?-preguntó Kagome, Naraku parecía enojado, y le daba miedo verlo asi.
    -Acaso te piensas que soy ciego?-acusó Naraku
    -Ciego? De que hablas?
    -Que no soy idiota! Yo me doy cuenta que tú y Taisho me ocultan algo!-dijo Naraku
    -Inuyasha? Y él que tiene que ver?
    -Todo tiene que ver! Yo me doy cuenta como te mira, y como tú lo miras a él! Si yo te quiero besar en público me dices que te da vergüenza, pero a él lo dejas que te abrase cuando quiere! Y hoy te vi cuando fuiste directamente a él y lo abrazaste, enfrente de todos!-dijo Naraku con la mirada filosa
    -No es eso! No entiendes, lo que paso hoy fue-…-dijo Kagome pero Naraku la interrumpió
    -Ya no me mientas Kagome, eres una puta! Te muestras como una niña buena pero por dentro eres una maldita perra que se acuesta con todos los que ve! Dime, cuanto le cobraste a Taisho? Tal vez pueda duplicar el precio si lo veo conveniente!
    -Cállate!! Cállate!! Ya no quiero escucharte!!-pidió Kagome empezando a llorar. Naraku era demasiado duro y frío con ella.
    -¿Porque? Tanto duele la verdad? No se como hiciste para convencer a todas de que eras virgen, de seguro es un trato entre tú y Taisho, eh? Él no le dice a nadie a cambio de que tú-…
    -Acaso estabas con migo solo por que soy virgen?
    -Pués claro! Que pensabas?
    -Así que solo soy una más en tu lista?
    -No eres ‘una más’, eres el premio mayor! Después de todo, todos en la escuela aun creen que tú eres ‘inocente’-dijo Naraku haciendo una mueca despectiva
    -Entonces no me amas…-dijo Kagome acumulando más lágrimas
    -Jaja! ¿Amor? Qué buena broma! Además mira quien me viene a hablar de amor, tú estas con Taisho y con migo al mismo tiempo!
    -Entre Inuyasha y yo no hay nada!-dijo Kagome
    -Si como no, pero tal vez podría olvidar todo si tú…-dijo Naraku acercándose peligrosamente
    -No me toques!-gritó Kagome
    -Cállate zorra y entrégate como la puta que eres!-gritó Naraku aprisionando sus muñecas
    -Suéltame!! Te odio, Naraku!!-dijo Kagome forcejando
    -Cállate, perra!-dijo Naraku abofeteándola-No querrás que tú ‘amiguito’ te escuche y venga a arruinarnos la diversión, o si?
    -“Inuyasha…”-pensó Kagome llorando
    Naraku parecía muy decidido a conseguir lo que quería…no le quedaba otra más que escapar. Corrió hasta su escondite especial, un lugar que nadie conocía. Naraku la buscó y la volvió a buscar, pero no la encontró. Al final decidió irse, pero antes de irse gritó.
    -ESTO NO VA A QUEDAR ASÍ, HIGURASHI!
    Kagome tembló al escucharlo. Cuando sintió el portazo de salida, se animó a salir de su escondite y lentamente se fue a su habitación. Se lanzó a llorar a su cama. Estaba destrozada, quebrada. Usualmente iría a buscar consuelo en la casa de al lado, pero estaba demasiado asustada, ni si quiera quería salir de su habitación
    -“Inuyasha…Inuyasha…”-decía Kagome en sus pensamientos.
    * * *
    En la casa de al lado, Inuyasha se preguntaba que habría ocurrido entre Kagome y Naraku. Aquel timbre que había escuchado solo era una persona preguntando por una dirección, pero pudo ver a Naraku que se iba de la casa de Kagome muy enojado. Lo miró fulminante y luego siguió caminando, mientras por lo bajó balbuceó “Perra…”.
    ¿Acaso se había referido a Kagome? Lo mataría si había sido así. Decidió esperar un poco más pero Kagome no aparecía. Se dijo que era tonto seguir aguardando, y se dirigió a la casa de al lado, después de todo ni que le molestara ir a visitarla. Al llegar, subió al segundo piso, pero empezó a correr al escuchar los sollozos.
    -Ka…Kagome…-dijo Inuyasha entrando en la habitación y prendiendo la luz
    -No apágala! No quiero que me veas!-pidió Kagome escondiéndose en la almohada
    -Pero, Kagome, que te sucedió…-dijo Inuyasha acercándose.
    -No es nada…-dijo Kagome
    -Fue Naraku, verdad?-dijo Inuyasha con una mirada mezclada de furia, compasión, odio y consuelo.
    -Si, pero-…-dijo Kagome sin terminar
    -Pero nada, ese maldito ya se pasó los limites-dijo sentándose a su lado en la cama-estas bien?
    Ante esa pregunta Kagome dudó un poco. Lentamente se sentó en la cama dejando al descubierto su mejilla
    -Que te pasó en la mejilla? No me digas que…-dijo Inuyasha
    -No! No es lo que crees…solo..etto…me caí, si eso, me caí y me golpeé la mejilla -dijo Kagome.
    -Por que encubres a Naraku? Kagome, dime la verdad, él muy maldito te golpeó, verdad?-dijo Inuyasha apretando las sabanas
    -Bueno…si…pero no es nada, casi ni me duele-dijo Kagome
    -Ya deja de mentir! Naraku de verdad se ha ido de tema! Si hasta te golpeó! reacciona, Kagome!-dijo Inuyasha desesperado por la actitud de la chica
    -Yo…lo siento es que…-dijo Kagome empezando a sollozar nuevamente
    -Lo siento, no quise gritarte…yo solo…-dijo Inuyasha sin saber disculparse.
    -No te preocupes, Inuyasha…gracias por estar con migo…-dijo Kagome lanzándose a abrazarlo
    -Tonta…-dijo Inuyasha recibiéndola.
    -Lamento que siempre seas tú el que tenga que aguantar mis lloriqueos…-se disculpó un poco más calmada
    -Keh! Deja de decir tonterías!-dijo Inuyasha. Kagome sonrió. Inuyasha la separó un poco y la miró preocupado-Te duele, verdad?-Kagome asintió tímidamente-Ven, tenemos que curarte
    Inuyasha se puso de pie y se dirigió a la cocina aun con Kagome entre sus brazos. Al llegar tomó la cintura y la sentó en la barra. Buscó un poco de hielo y lo envolvió en un pañuelo grueso. Suavemente se lo apoyó en la mejilla, mientras Kagome reprimía el dolor con un gesto.
    -Gracias, Inuyasha-dijo Kagome
    -Tsk-fue todo lo que dijo Inuyasha
    El ambarino se giró a verla y la encontró enternecedoramente indefensa. Tenía la mirada perdida en algún lugar de la ventana, sus ojos chocolates aguados por las lágrimas, las mejillas sonrosadas, el cabello algo alborotado y una delicada mano sostenía el hielo. Sin preguntar nada se acercó y la abrazó suavemente, brindándole una protección que era solo para ella y que solo él le hacía sentir. Kagome no preguntó por que, ni sintió duda. Era normal de Inuyasha esos actos impulsivos, y ella solo se dejó proteger mientras el contaba lo sucedido.
    *Fin Flash Back*
    -Con que ese maldito no solo la insultó, la catalogó de cualquiera, la lastimó y se burló de ella si no que además la golpeó!-dijo Souta levantando la voz
    -No grites Idiota. Si, hizo todo eso-dijo Inuyasha con una mirada de odio hacia Naraku. Un odio profundo, sincero y asesino.
    -Lo mataré cuando lo vea-dijo Souta con la misma mirada
    -Keh! No creo que sobreviva cuando tú lo veas.-dijo Inuyasha
    -Donde esta mi hermana?-dijo Souta
    -Durmiendo en su habitación-dijo Inuyasha
    -Esta bien, si quieres puedes irte, yo me quedaré con ella-dijo Souta. Inuyasha se le quedó mirando-Vamos, Inuyasha, puedes confiar en mi, después de todo soy su hermano mayor, no?
    -Keh! Vendré en la mañana por Kagome para ir al colegio-dijo Inuyasha y se fue.
    -Yo sabía que Naraku no era bueno para Kagome…-dijo Souta para si mismo subiendo las escaleras. Se detuvo en el último escalón-Aunque no se por que motivo siempre había creido que Inuyasha era el novio de Kagome.

    Capitulo 2 “Reconquistándote”

    No podía creerlo! Simplemente no podía creerlo! Cuando convenció a Inuyasha y Souta para que la dejaran quedarse en casa por ese día pensó que podría pasar una tranquila mañana en su cama calentita, pero no! Él se tenía que encargar de que no fuera así. Hacía solo unos minutos que la había llamado Sango para contarle lo sucedido en la escuela. Miró el reloj histérica y pensó que para esas horas ya debería haber llegado del colegio. Salió a pasó enojada y al llegar a la puerta de al lado tocó 2 veces el timbre de forma prolongada. El dueño de casa sabía que cuando hacía eso significaba que estaba enfadada.
    -Kagome?-dijo Inuyasha
    -Eres inconciente o que?-preguntó Kagome entrando
    -De que hablas?-dijo Inuyasha cerrando la puerta
    -SABES de que hablo-dijo Kagome con una mirada furiosa
    -Tan rápido te enteraste?-dijo Inuyasha
    -Si! Sango me contó! Como se te ocurrió hacer eso! Te pusieron 5 amonestaciones y sabes que a las 15 te echan, además te suspendieron por 3 días, Inuyasha! 3 días!-dijo Kagome
    -Keh! No es gran cosa, la cara de Naraku quedó peor-dijo Inuyasha recordando lo sucedido
    -No importa como quedó Naraku! Lo que importa es el precio que tú pagaste!
    -Él se merecía aun más-se excusó Inuyasha
    -Tal vez, pero eso no te da derecho a ir a golpearlo como si nada-dijo Kagome apuntándolo
    -Kagome, esa basura te trató de cualquiera, te golpeó, te insultó y tú lo defiendes?!-dijo Inuyasha tomando su muñeca y apartando su mano de en medio para acercarse más
    -Yo no lo defiendo solo…-dijo Kagome pero no sabía que decir
    -Ya déjalo, Kagome-dijo Inuyasha alejándose-Ya no queda nada que hacer
    -Assh! Eres imposible!-le dijo Kagome
    * * *
    Se miró al espejo empañado. Tenía un ojo morado, y dolía más de lo que parecía. Pero ese no era el único moretón.
    -Que te sucedió, Naraku, acaso pruebas nuevo maquillaje?-dijo una voz femenina
    -Cállate Kagura y asegúrate de que esto desaparezca para mañana-dijo Naraku-Ese maldito de Taisho…quien se cree para venir y golpearme como si nada…
    -‘Como si nada’ no, no creo que le haya agrado lo que le hiciste a ‘su pequeña Kagome’-dijo Kagura buscando su maquillaje para tapar el ojo morado
    -Kagome no es suya. Es mía. Pero esto no va a quedar así, primero me robó a MI novia, y ahora…-dijo Naraku
    -Ahora te desfiguró la cara-dijo Kagura con una leve risa-pero estas seguro que Inuyasha y Kagome están en algo?
    -Estoy más que seguro. Pero no va a quedar así, Kagome va a ser mía
    -Tienes una obsesión con Higurashi-dijo Kagura
    -Antes era obsesión, ahora es más una venganza contra el maldito de Taisho-dijo Naraku
    -Como sea, yo sigo pensando que las chicas inocentes como Higurashi no son del tipo de Inuyasha-dijo Kagura encontrando al fin el color de base adecuado.
    * * *
    Respiró profundo, hoy debería ir a la escuela y enfrentarse con Naraku, y lo tendría que hacer sola por que Inuyasha no estaría con ella.
    -Tranquila, pequeña, todo estará bien. Al menor problema me buscas, de acuerdo? No importa que estemos en medio de una clase-dijo Souta
    -Gracias, hermano, pero trataré de no causar escándalos-dijo Kagome sonriente
    -Si como no, todos los días te metes en un problema nuevo-dijo Souta
    -Cállate, tonto-dijo Kagome
    -Jaja es tan fácil hacerte enojar-dijo Souta
    -Mira! Tu novia esta coqueteando con tu mejor amigo!-dijo Kagome
    -¡¿Dónde?!-dijo Souta y Kagome aprovechó para escapar-Pequeña tramposa…
    Mientras Souta se iba, Kagome caminaba rumbo a su salón. Al llegar vio a dos personas esperándolas, una de ojos marrones y el otro de ojos azules
    -Kagome! Kagome!-dijo Sango
    -Que pasó que no viniste ayer, Kagome?-dijo Miroku
    -Pensé que Inuyasha te habría contado-dijo Kagome al de ojos azules
    -No pude hablar con él, llegó algo tarde y cuando salimos al recreo fue directamente hacía Naraku y empezó a golpearlo. Se necesitaron dos profesores y tres alumnos para separarlos-dijo Miroku
    -Que pasó entre tú y Naraku?-dijo Sango
    -Por que asumen que algo pasó entre nosotros?-preguntó Kagome
    -Kagome, eso es más que obvio por la conducta de ayer de Inuyasha-dijo Miroku
    -Si, lo se. Bueno, les contaré, pero ahora no. No quiero que todos lo sepan, se los digo en el recreo-dijo Kagome
    -Esta bien.-dijo Sango
    -Por cierto, que te pasó en la mejilla, Kagome?-preguntó Miroku
    -Etto…después les cuento, si?-dijo Kagome rogando que más tarde se olvidaran
    -Esta bien, pero nos lo debes-dijo Sango
    * * *
    -Se enteraron! La linda Kagome y Naraku cortaron! Y además Inuyasha estará suspendido por tres días!-dijo Ginta
    -Escuchaste eso, Kouga? Tienes que aprovechar!-dijo Hakaku
    -No sean idiotas, no creo que Kagome este pasando un buen momento como para aprovecharse de ella-Dijo Hoyo
    -En todo caso, aun queda el hermano mayor de Kagome-dijo Kouga
    -Me pregunto que habrá pasado?-dijo Hoyo
    -A que te refieres?-preguntó Kouga
    -A por que se separaron Kagome y Naraku-explicó el castaño
    -Como sea, mientras ese maldito se mantenga alejado de Kagome no me interesa que haya sucedido-dijo Kouga
    * * *
    -Esto es estúpido!-dijo Inuyasha
    Ya no sabía que hacer, en la televisión solo había programas para niños, su computadora estaba rota y Kagome estaba en el colegio. Había estado durmiendo toda la mañana, y comenzaba a considerar el hecho de comprarse una mascota, tal vez eso lo mantendría ocupado.
    -Ojala que estos tres días pasen rápido…y mataré a cualquiera que aproveche mi ausencia para ponerle las manos en sima a Kagome-dijo Inuyasha para si mismo
    * * *
    Prueba de matemáticas, pero ya la había terminado hace rato. Ahora tenía que pensar que haría con respecto a la situación con su ex novia
    -“Creo que se me fue la mano…no debí gritarle, ni mucho menos pegarle pero es que el solo hecho de pensar que Kagome se hubiera podido acostar con Taisho me hizo perder el control…todo es culpa de Hakudosshi, el lo planeó todo y me metió en la cabeza esa idea…pero ahora se que es mentira, una de las cosas que conozco de Kagome es que la conciencia no le deja sostener una mentira por demasiado tiempo…Maldición! Me deje llevar por lo que Hakudosshi me decía y no me di cuenta que era solo un plan para hacerme separar de Kagome! Claro…a él no le conviene que yo consiga lo que quiero, todos lo ven como un dios por ser el primero en acostarse con la codiciada Kikyo…pero si yo logró llevarme a Kagome a la cama seré insuperable!”-pensaba Naraku sonriendo maléfico
    El chico de mirada escarlata se giró a su derecha y a lo lejos vio a Kagome. Vio como la chica movía su lápiz nerviosa, seguramente por los ejercicios de la prueba.
    -“Ahora tengo que encontrar la forma de tenerla de regreso y hacer que se entregue a mi, y tengo que hacerlo rápido antes de que me la quieran robar…dejaré pasar un día, mañana empezaré…”-pensó Naraku
    * * *
    Al fin era la hora de salida del colegio!! Algo torpe tomó su celular y marcó un número de memoria
    -Y que pasó? Naraku le hizo algo? La miró? Le habló? La maltrató? Alguien se le acercó? Algún chico la tocó? Alguien intentó propasarse con ella? La lastimaron? Esta bien? Como la viste? Que se veía en su mirada? POR QUE NO RESPONDES!?-dijo Inuyasha atropelladamente
    -Ya! Tranquilízate! Eres un exagerado sabes? Y pensar que es solo el primer día…a ver, a Kagome no le pasó nada, prácticamente no tuvo contacto con Naraku. Y bueno, algunos chicos intentaron acercarse pero Kouga, Hoyo y Souta los hicieron volar en dos segundos. A ver, que más? No, no pasó nada más, excepto que tuvimos prueba sorpresa de Matemáticas, ya se terminaron de enterar en toda la escuela que Kagome y Naraku rompieron, pero hay rumores de que Kagome quiere volver con él, por que todos creen que fue Naraku quien la dejó-dijo Miroku
    -Keh! Estúpidos chismosos, como si eso fuera posible ¬¬-dijo Inuyasha
    -Kagome nos contó lo sucedido, pero ahora que me acuerdo olvidamos preguntarle por lo de su mejillas, tienes idea de que le sucedió?-dijo Miroku
    -“Otra vez encubrió a Naraku…” No, no se. Creo que se calló-dijo Inuyasha-Tengo que irme, adiós
    -A…diós…Ya cortó…-dijo Miroku mirando la pantalla del aparato
    * * *
    Segundo día de expulsión. Por lo menos para ese día tenía un libro para leer y “entretenerse” o por lo menos para pasar el rato. Pero en la escuela, las cosas se ponían difíciles para Kagome. Naraku había estado mirándola todo el día, pero cuando ella volteaba a verlo él se hacía el desentendido. Pero podía sentir esos ojos escarlatas clavados en ella, y por más que intentara no lograba descifrar su mirada. Cuando sonó la campana respiró profundo. Ella solo quería escapar. Sin esperar ni a Sango ni a Miroku, salió apurada y se sentó bajo el árbol más apartado.
    -“Qué estará haciendo Inuyasha en estos momentos? De seguro debe estar aburrido…tal vez debería llamarlo, para charlar un rato…pero él se lo buscó!! No puede ir por ahí golpeando a la gente…aunque lo hizo por mi…él estaba enojado por lo que Naraku me hizo, o sea que indirectamente fue todo mi culpa…tal vez debía haber venido a la escuela ese día, quizás lo hubiera podido detener y entonces él no estaría suspendido…pero…”-pensaba Kagome.
    Mantenía los ojos cerrados para protegerse del sol, en eso sintió una sombra frente a ella. Al abrir los ojos se asustó al ver la figura de Naraku frente a ella.
    -Hola, Kagome…-dijo Naraku suavemente
    -Na…Naraku…que quieres?-preguntó Kagome poniéndose de pie al instante
    -Solo…hablar contigo…-dijo Naraku con una sonrisa tranquila.
    -Bueno…tendrá que ser en otro momento…ahora me…tengo que ir-dijo Kagome empezando a caminar mientras en su cabeza una voz le decía “Cobarde…cobarde”
    -Espera, no te vayas-dijo Naraku abrazándola por detrás-me duele saber que me tienes miedo…por favor, déjame explicarte…
    La voz de Naraku sonaba suave, casi arrepentida. No era como la voz que usaba siempre. Sería que Naraku habría cambiado por ella?
    -Por favor, Kagome, déjame hablar. Se que con pedir perdón no se arreglaran las cosas pero es lo menos que te puedo decir. Se que estuve mal, se que esta vez de verdad pasé los límites. Pero no pude soportar el echo que tú me engañaras con… Inuyasha-dijo Naraku
    -Pero entre Inuyasha y Yo no hay nada más que amistad!-dijo Kagome. El echo de estar de espaldas a él la tranquilizaba un poco.
    -Lo se, pequeña, ahora lo se. Y te juro que todo lo que te dijo aquella vez era todo mentira. Tú no eres una más en la lista, jamás lo serías. Fuiste la primera chica que se me metió en el corazón y no te puedo sacar, Kagome. Te amo, de verdad Te amo. Haría cualquier cosa por ti, tú solo pídelo-dijo Naraku dulcemente (?)
    -De verdad…me amas?-dijo Kagome girándose entre los brazos de Naraku para verlo a los ojos
    -De verdad…-dijo Naraku con una sonrisa tierna. Le dio un beso suave en la mejilla-Y de verdad lamento con el corazón lo que te hice. Déjame curarte, déjame remediar lo que hice…perdóname Kagome…
    -Yo…tengo que irme…después hablamos…-dijo Kagome. Naraku la soltó y ella se fue rápidamente
    El de ojos rojos solo sonrió triunfal viendo el movimiento de las caderas de Kagome al caminar
    -De acuerdo, luego hablaremos…-dijo Naraku al aire-Pequeña e ingenua Kagome…ya estas en mis brazos nuevamente

    Capitulo 3 “Sedúcela”

    Cuando llegó a su casa y cerró la puerta al fin pudo sentirse segura. Suspiró con los ojos cerrados, había sido un día difícil. Primero Naraku no dejaba de mirarla, y eso la ponía nerviosa, y luego con esa conversación no se había quedado nada tranquila. Naraku verdaderamente parecía arrepentido, pero aquellas palabras que le dijo durante la pelea le habían cortado profundo. Por suerte Miroku no los vio, así que Inuyasha no se enteraría de nada.
    -Kagome, eres tú?-dijo una voz
    -Mamá!-dijo Kagome y corrió a la cocina-que bueno que volviste!
    La madre de Kagome estaba de viaje en viaje. Después de la muerte de su esposo, ella se tuvo que hacer cargo de la empresa para darle de comer a su familia. Tratando de mantener su cabeza ocupada para no pensar en la muerte de amado, se metió tanto en su trabajo que ya no pudo salir. Ahora era toda una mujer de negocios, que viajaba de un lado a otro.
    -Hola, pequeña, me extrañaste?-dijo Sonomi, la madre de Kagome
    -Si…-dijo Kagome-pero dime, como te fue?
    -Muy bien, lo más divertido es ver la cara de los hombres al ver a un mujer empresaria que puede sola, sin la sustentación de un marido-dijo Sonomi sonriendo
    -Hombres!-dijeron las dos a coro para finalizar con una risa
    -Que pasa con nosotros?-dijo Souta entrando a la cocina
    -Ah, Hijo, que bueno que llegaste. Bueno, ahora que los tengo a los dos juntos tengo que decirles algo-dijo Sonomi quitándose el delantal. Aunque fuera empresaria, aun le disfrutaba de cocinar para su familia
    -Que sucede, mamá?-dijo Souta al verla algo preocupada
    -Te irás de vuelta?-preguntó Kagome
    -Si, me temo que si pequeña, pero esta vez no es por negocios-dijo Sonomi
    -Entonces por que?-preguntó el mayor de los hermanos
    -Es…su abuelo…su enfermedad se esta complicando, y el doctor nos recomendó llevarlo a un clínica en Tokio, especializada en problemas cardíacos-dijo la madre
    -O sea que el abuelo esta grave…él se puede morir?-dijo Kagome
    -Tranquila pequeña, él se pondrá bien…solo esta teniendo algunas complicaciones, pero se recuperara-dijo Sonomi sin creerse sus palabras
    -Ven Kagome, ayúdame a subir unas cajas mientras mamá termina de cocinar-dijo Souta tomando el brazo de su hermana y sacándola de la cocina
    Una vez alejados, ya en la habitación de Kagome, Souta la abrazó
    -Tranquila, pequeña, el abuelo se pondrá bien…-dijo Souta
    -Pero hay posibilidades de que no se ponga bien…no quiero que el abuelo se muera Souta, no quiero que se lo lleven!-dijo Kagome empezando a llorar.
    -Yo tampoco quiero, pequeña, pero tenemos que estar preparados para lo que venga. Ahora por que no vas a bañarte para tranquilizarte, si?-sugirió Souta
    -Si, gracias, Hermano…-dijo Kagome
    * * *
    Su celular empezó a sonar escandaloso. Se apresuró a atenderlo para apagar ese sonido incesante.
    -Hola?-dijo Inuyasha
    -Amigo, tenemos problemas…-sonó la voz de Miroku en el parlante del celular
    -Que sucede?-preguntó Inuyasha
    -Es Naraku, parece que quiere volver con Kagome, hoy los vimos con Sango en una situación algo comprometedora. Naraku conoce sus puntos débiles, y los va a usar a su favor. Conociendo a Kagome, yo creo que si la cosa sigue así va a terminar perdonándolo.-dijo Miroku
    -Ese maldito bastardo…-dijo Inuyasha
    -Dame el teléfono, Miroku!-dijo una voz de fondo
    -Espera, Sango!-dijo Miroku y se escuchó un forcejeo.
    -Mira Inuyasha, no se que piensas tú, pero Naraku ya lastimó suficiente a Kagome, será mejor que hagas algo, por que en estos momentos eres el único que puede hacerla entrar en razón. En la escuela Miroku y yo intentamos mantenerla alejada de Naraku, pero el muy maldito encuentra el momento para estar con ella. Haz algo, por que si Naraku vuelve a lastimar a Kagome, lo mataré a él y luego a ti!!-dijo Sango
    -Tranquilízate, Sanguito-dijo Miroku
    -No me digas Sanguito!-se quejó Sango
    -Princesa?
    -Eres un idiota!
    -Espera…no me golpees, Sango!! Por favor!!-dijo Miroku y luego se cortó la comunicación.
    Inuyasha dejó su celular de lado y golpeó la pared
    -Naraku, eres un maldito!!-dijo Inuyasha
    * * *
    Su hermano tenía razón, darse un baño la tranquilizó un poco, pero aun estaba preocupada por su abuelo. Y tampoco podía sacarse de la mente aquella conversación con Naraku de la mañana.
    -Kagome! Iré con mamá al supermercado, te quedas sola-dijo Souta
    -De acuerdo!-respondió Kagome
    Tranquilamente salió de la ducha y se envolvió en una toalla verde pastel. Cuando entró en su habitación se encontró con una ‘sorpresa’
    -Kagome!-dijo una voz enojada
    -I…Inuyasha….que haces aquí?!-dijo Kagome sonrojada por estar solo con una toalla.
    -Como es eso que piensas perdonar a Naraku!-dijo Inuyasha
    -Que?! “entonces si nos vieron…” Eso no es verdad!-dijo Kagome
    -Dime la verdad, Kagome!-dijo Inuyasha
    -Te…te estoy diciendo la verdad!-dijo Kagome
    -Mentira, titubeaste, eso significa que ocultas algo-acusó el ambarino
    -Yo no oculto nada, además si perdono o no a Naraku es un tema mío-dijo Kagome
    -Entonces si estas considerando perdonarlo, por Kami, Kagome! Como puedes ser tan ingenua! No puedes dejar que te engañen tan fácil!-dijo Inuyasha
    -Tú no sabes nada! Yo soy la que decido si perdono o no a Naraku. Es mi vida, no te metas!
    -De acuerdo, haz lo que quieras, pero luego no vengas llorando como una niñita cuando Naraku te deje tirada después de haber conseguido lo que quiere-dijo Inuyasha yéndose.
    Cuando Inuyasha se fue, Kagome se lanzó a la cama. Ya no se sentía tan segura de lo que sentía como antes. Y en cuanto a Inuyasha, él aún tenía grabada la imagen de Kagome envuelta en una toalla, una pequeña toalla…
    * * *
    Ring!! Ring!! Sonó el timbre.
    -Si?-preguntó Souta al abrir la puerta
    -Traigo una entrega para la Srta Higurashi-dijo el cartero
    -Para Kagome?-preguntó Souta
    -Si, para ella-dijo el Cartero
    -Espero que la llamo-dijo Souta viendo con recelo la enorme caja detrás del cartero
    Tocó la puerta y luego entró
    -Kagome, trajeron algo para ti-dijo Souta
    -De acuerdo-dijo Kagome
    Después de firmar todos los papeles, Souta subió la caja a la habitación de su hermana. Al desarmar el enorme moño, la caja se desarmó dejando a la vista un enorme oso de peluche color blanco, que le llegaba más o menos hasta la cintura, con una rosa roja. En la tarjeta decía:
    Perdóname, princesa
    Naraku
    -No dejarás que te compren así de fácil…o si?-dijo Souta
    -De que hablas?-preguntó Kagome aun con la mirada en el oso
    -De Naraku, es obvio que quiere comprar tú perdón-dijo Souta
    -Ah no, claro que no. No creo que quiera ‘comprar mi perdón’ esto…es solo un detalle…hoy hablé con él y sabes? Se veía arrepentido…-dijo Kagome
    -Kagome!-dijo Souta enojado
    -Que?! Digo la verdad! Se veía arrepentido!
    -Si, arrepentido de haberte perdido ANTES de que terminarás en su cama!-dijo Souta
    -Que es lo que todos tienen en contra de Naraku!? Él es un buen chico, pero todo el mundo comete errores!
    -Pues tú cometerás el error más grande si lo perdonas!-dijo Souta
    -Cállate! Cállate! Tú no conoces a Naraku como yo! Vete de mi habitación y déjame sola!-dijo Kagome
    -Aun eres una niña tonta! Por lo menos, cuando termines en la cama de Naraku asegúrate de usar protección! Ya haz cometido demasiados errores!-dijo Souta yéndose con un portazo
    -Ellos no conocen a Naraku…Ninguno de los dos, Ni Souta ni Inuyasha…ellos no saben nada…-dijo Kagome abrazando al oso de peluche
    * * *
    Vemos a Naraku sentado frente a su computadora. Desde ella controlaba una cámara de video implantada en el oso de peluche que le había regalado a Kagome. Y en esos momentos, tenía vista directa al escote de su ex novia.
    -Así es Kagome, no los escuches a ellos, escúchame a mi… Sigue siendo tan inocente como siempre lo has sido…eso es lo que más me gusta de ti muajajaja!-dijo Naraku para si mismo
    * * *
    -No puede ser!!-dijo Inuyasha dando vueltas por la habitación
    Ahora que haría? Naraku quería reconquistar a Kagome, pero él no podía dejar que se saliera con la suya. Pero como hacer eso?
    -Primero que nada, no hay que dejar que Naraku y Kagome vuelvan a ser novios-dijo Miroku sentado en el sillón
    -Si, pero como hacemos eso?-dijo Sango parada al lado de Miroku
    -Si ella se siente confundida, no lo perdonará-dijo Inuyasha
    -A que te refieres con confundida?-preguntó Miroku
    -Claro!-dijo Sango de golpe-si hacemos que se enamore de otra persona, o por lo menos que se sienta atraída por otro chico, ella se va a sentir confundida y no va a saber a quien elegir-dijo Sango
    -Entonces tendríamos que conseguir a alguien que quiera seducirla-dijo Miroku-Yo conozco a varios que querrían hacer eso…
    -Hey!! No va a venir cualquier idiota a conquistar a Kagome!-dijo Inuyasha
    -Y por que no lo haces tú?-dijo Miroku
    -Que?!-dijo Inuyasha
    -Claro! Es perfecto, Inuyasha tú eres su mejor amigo de toda al vida, la conoces perfectamente, y quien mejor para seducirla que tú?-dijo Sango
    -Pero…-dijo Inuyasha
    -Vamos, te conozco bien y se que no soportaría que otro chico más le pusiera las manos en sima a Kagome, así que por que no lo haces tú?-dijo Miroku
    -Solo debes asegurarte de no enamorarla, solo lo suficiente para confundirla. Y mientras tanto, yo me encargaré de conseguir alguna chica que este enamorada de Naraku, y la animaré a intentar conquistarlo. De esa forma Naraku jamás volverá a poner una mano sobre Kagome-dijo Sango
    -Por que yo?-dijo Inuyasha
    -Vamos, Inuyasha, como si fuera un gran sacrificio seducir a la linda Kagome-dijo Miroku
    -Si quieres le decimos a Kouga o Hoyo-dijo Sango
    -Que esos dos se mantengan alejados de Kagome-dijo Inuyasha con el ceño fruncido
    -De acuerdo. Entonces está decidido, nosotros tenemos que irnos-dijo miroku levantándose
    -Esperen entonces en que quedamos?-dijo Inuyasha
    -Tú solo sedúcela-dijo Sango antes de salir por la puerta
    Seducir a Kagome por alguna razón, la idea sonaba tentadora.
    * * *
    -Crees que esto sea una buena idea?-dijo Sango
    -Claro que si, este es el mejor plan. Sin darse cuenta, Inuyasha hará que Kagome se enamore de él, y él se enamorará de ella-dijo Miroku
    -Pero…tengo miedo de que algo salga mal y se arruine su amistad…-dijo Sango
    -Su amistad se arruinara, pero ellos quedarán enamorados-dijo Miroku
    -Pero crees que sea bueno que dos amigos se vuelvan novios? Digo, quiero decir, ellos se conocen de toda la vida.-dijo Sango
    -Acaso no fue bueno que nosotros nos volvamos novios?-dijo Miroku abrazándola
    -Si…pero ellos son diferentes…-dijo Sango
    -Tonterías, se nota que sienten algo el uno por el otro, lo único que estamos haciendo es darles un empujoncito-dijo Miroku besándola.
    -Pero, y si nos equivocamos?-dijo Sango separándolo
    -Vamos, Sango, se nota que ellos sienten algo más que amistad. Como explicas los incontenibles celos de Inuyasha cada vez que un chico si quiera mira a Kagome? Hasta Souta tiene problemas con él en ocasiones. Y Kagome también es bastante celosa, aunque ella es más reservada. Y además no puedes negar el hecho de que están todo el tiempo juntos y casi pegados. Vamos, preciosa, tú sabes tan bien como yo que esos dos andan en algo-dijo Miroku
    -Si, espero que tengas razón…-dijo Sango
    * * *
    Tercer y último día de expulsión. Pero este era diferente, Por que él sabía que mientras él se quedaba en casa, en la escuela estaría Naraku queriendo seducir a Kagome. ¡SU Kagome! Bueno, por alguna razón últimamente había nacido en él un sentimiento de posesión hacía su mejor amiga. Pero el punto era, que estaba como león enjaulado. Caminaba por todos lados; prendía el televisor y luego lo apagaba; iba ala cocina y abría la heladera; miraba el reloj en la pared y comenzaba de vuelta.
    -Esto es tonto…-dijo Inuyasha y tomó su campera
    * * *
    Kagome iba caminando tranquilamente por el jardin del colegio, cuando alguien pasó corriendo interrumpiendo su paz.
    -Apártate, niña!-gritó esa persona y la empujo
    -Pero que…!-dijo Kagome perdiendo el equilibrio
    -Te tengo-dijo una voz mientras unas fuertes manos se apropiaban de su cintura impidiendo su caída
    -Gra…gracias 0////0-dijo Kagome sonrojada por el contacto cercano.
    -Te ves linda sonrojada

    Capitulo 4 “Perdiendo aliados”

    -Que…que haces aquí...?-preguntó Kagome soltándose
    -Yo solo-…-empezó a decir ese hombre pero fue interrumpido
    -Kagome, al fin te…encontramos…-dijo Sango junto a Miroku
    -Que quieres, Naraku?-dijo Miroku
    -Bueno, veo que no me quieren mucho por aquí. Nos vemos, linda-dijo Naraku y se fue
    -Kagome, estas bien? te hizo algo?-Dijo Sango
    -No, solo me caí y me atrapó a tiempo, no se preocupen-dijo Kagome
    -Segura?? No se propasó ni te hizo nada?-dijo Miroku
    -Él no es como ciertas personas-dijo Sango golpeándolo para que dejara de tocarle cierta parte, la cuál todos sabemos cuál es
    -Hey! Por que siempre piensan mal de Naraku! Es un buen chico solo…cometió un error-dijo Kagome
    -Es verdad, todos cometemos errores, pero eso no lo justifica Kagome! Por que eres tan ingenua! No te das cuenta que Naraku te engaña? Ni te imaginas las cosas que hace a tus espaldas!-dijo Sango
    -Y como puedo saber que no eres tú la que miente? Como puedo creerte, Sango?-dijo Kagome
    -Por Kami, Kagome! Soy tu mejor amiga! Solo quiero lo mejor para ti! Todos queremos lo mejor para ti!-dijo Sango
    -Ella no miente, Kagome-dijo Miroku intentando mantener la calma
    -No puedo saber eso, Miroku. Ustedes dicen que Naraku es malvado, pero nunca lo vi lastimando a otra persona, y empiezo a creer que están inventando todo solo por que Naraku no les cae bien-dijo Kagome con la mirada afilada
    -De que hablas? Acaso no te lastimó a ti?-dijo Sango
    -Si, pero un error lo comete cualquiera-dijo Kagome
    -Un error si, pero esta no es la primera vez-dijo Sango
    -Ya me tienes cansada! Por que no confías en mi!?-preguntó la azabache
    -Eres tú la que no confías en tus amigos!-acusó Sango
    -Por que? Solo por que no quiero creer de lo que no hay pruebas y en lo que se me hace imposible pensar que es verdad? Solo por que dicen que la persona que quiero es malvada y que solo quiere hacerme daño? Por que, Sango? Solo por que tengo que elegir entre a quien amo y mis amigos? Que harías tú en mi lugar?-dijo Kagome
    -Amas a Naraku?-preguntó Sango
    -Si, lo amo-dijo Kagome con seguridad, pero dudando en su conciencia…por que dudaba?
    -Entonces ya no queda nada que hacer. Te deseo suerte, después de todo eres fuerte, no?-dijo Sango dándose media vuelta-Adiós, Higurashi
    -Adiós, Taijiya-dijo Kagome y cada una se fue por su lado dejando a Miroku allí parado
    -Y quedó hasta de película. Esta vez se pelearon feo…esto no viene nada bien…-dijo Miroku negando con la cabeza
    * * *
    A la salida del colegio, se encontraron con Inuyasha esperándolos en la puerta
    -Inuyasha, como va, tanto tiempo-dijo Miroku al verlo. Kagome lo vio y siguió caminando rumbo a su casa, pero al pasar sin querer empujó a Sango
    -Ten más cuidado, tonta-dijo Sango
    -Ah?-dijo Inuyasha confundido
    -Se pelearon-explicó Miroku
    -Ustedes también se pelearon con ella?-dijo Inuyasha
    -No me digas que tú también-dijo Miroku
    -Es una tonta, no quiere escucharnos, así va a terminar sola después de que Naraku la bote por ahí-dijo Sango fríamente
    -Sango, entiendo que estés molesta pero tranquila si? Todos sabemos que no quieres que Kagome termine así-dijo Miroku
    -No te metas en mi vida, Miroku-dijo Sango y se fue
    -Mujeres…-dijo Miroku
    -Hola, que tal?-dijo Souta entrando a la conversación
    -No te ibas con Kagome?-dijo Inuyasha
    -No, estamos peleados-dijo Souta-“Todo por culpa de ese estúpido oso de felpa”
    -Tú también?-dijo Miroku sorprendido
    -Que le sucede a Kagome últimamente?-dijo Inuyasha
    -Ese maldito de Naraku tiene la culpa…la está alejando de sus amigos…-dijo Inuyasha-pero no le va a ser tan fácil
    -A donde vas?-dijo Miroku al verlo irse
    -Tengo que alcanzar a Kagome-dijo Inuyasha-y tú deberías alcanzar a tu novia, antes que mate a alguien para descargarse
    -Buena idea-dijo Miroku yéndose
    -Y yo…bueno ya me quedé sola, creo que iré a visitar a mi novia…si, eso mismo-dijo Souta y también se fue.
    * * *
    Vaya que Kagome caminaba rápido cuando estaba enojada! Le costó, pero al final la alcanzó mientras esperaba un semáforo
    -A donde crees escapas-dijo Inuyasha tomándola de la cintura para que no cruzara
    -Yo no escapo-dijo Kagome fríamente mirándolo de reojo
    -Si lo haces, no quieres enfrentarte al echo de que Naraku te estas usando-dijo Inuyasha aun detrás de ella
    -Me estas llamando cobarde?-dijo Kagome
    -Tal vez-dijo Inuyasha
    -Dime lo que quieras, ya no les creo nada-dijo Kagome empezando a caminar
    -A quienes? A mi, a Sango y a tu hermano? No te das cuenta de con cuanta gente te haz peleado por culpa de Naraku?-dijo el ambarino siguiéndola de cerca
    -Se hacen muchas cosas por la persona que amas-dijo Kagome
    -Amas a Naraku?-preguntó Inuyasha
    -S…si, lo amo-dijo Kagome, pero como siempre cada vez que le mentía a Inuyasha titubeaba. No la malinterpreten, no era que no lo amara, ni que le costara admitir sus sentimientos, le costaba perdonarlo aun.
    -Mentira, no lo amas. Si lo amaras ya lo hubieras perdonado. Además, pienso que tú amor no es correspondido, por que te puedo asegurarse que él, como mucho, amará tu cuerpo-dijo Inuyasha mirándola de arriba abajo
    Ya habían llegado a sus casas, pero Inuyasha continuó siguiéndola
    -Si me ama o no es algo que debería juzgar yo, no crees?-dijo la azabache
    -No puedes hacerlo, te dejas engañar fácilmente-dijo el chico
    -Tú lo haz dicho. Si me dejo engañar tan fácilmente, ¿cómo puede saber quien dice la verdad y quien actúa?
    -Por que yo solo quiero cuidarte
    -Es eso, o eres un buen actor
    -Acaso no fue siempre así?
    -Si, pero a ti no te cae bien Naraku, y siempre haz sido demasiado celoso. Este puede ser otro de tus planes para dejarme sin novio, otra vez
    -Y que hay de Sango y Miroku? Ellos también crees que están actuando?
    Ya habían llegado a la habitación de Kagome
    -Tú pudiste haberlos convencido
    -y que hay de Kouga, Ayame, Hoyo, Ginta, Hakkaku, Souta, y todos en la escuela. No crees que es demasiado gente que actúa bien?
    -Mucha gente se deja influenciar por los prejuicios y los chismes. Yo no quiero ser esa clase de persona, prefiero basarme en lo que yo veo, y te puede asegurar que yo veo en Naraku un buen chico que a veces comete errores-dijo Kagome dejando la mochila en su cama y dándole la espalda
    -DEMASIADOS errores-dijo Inuyasha. Se acercó a ella por detrás-que es lo que tanto te gusta de Naraku? Acaso es como te abraza?-posó sus manos en su cintura y la acercó a él-Tal vez como te acaricia-le acarició el brazo con una suavidad que le dio escalofríos-Quizás te dice cosas al oído como “eres hermosa”, “nunca me olvides” o “Te amo…”-le susurró alargando la última frase-O…como te besa…-se agachó y comenzó a besarle el cuello. Él sabía que eso le encantaba.
    Kagome empezó a sentir unas descargas que empezaban en todo su cuerpo y terminaban en su estómago. Una sensación hermosa, y que la dejaba con ganas de más. Se sentía acorralada entre sus brazos, pero no quería escapar. El deseo crecía abrasadoramente. Tanto, que se sintió frustrada cuando Inuyasha se detuvo. Él ambarino se acercó a su oreja y le susurró
    -Él no es el único que puede arrancarte gemidos, preciosa…-dijo y le mordió la oreja
    -I…Inuyasha…que…que vas a hacer?-preguntó Kagome
    -Lo más lógico que hacen un hombre y una mujer de 16 años completamente solos en una casa, más precisamente en la habitación…-susurró Inuyasha con una sonrisa malvada
    -Inu-…-empezó a decir Kagome pero no terminó
    Inuyasha la giró suavemente y la besó antes de que reaccionara. Sus manos recorrieron su cintura mientas su mente se llenaba con el placer de degustar los sabrosos labios de su mejor amiga.
    -“Inuyasha…estas loco…”-pensó Kagome sin moverse-Pero…yo…tengo novio…
    -Entonces…no deberías…estar…correspondiéndome…además…están peleados…-dijo Inuyasha entre besos
    -Entonces…deberías…soltarme-dijo Kagome de igual forma. Inuyasha la sostuvo más fuerte
    -A veces…se debe…cobrar…venganza…-dijo Inuyasha empezando a recostarla en la cama
    -No…me…gusta la…venganza-dijo Kagome
    -Cállate…niña…-le dijo Inuyasha para profundizar aun más el beso mientras sus manos empezaban a vagar por debajo de la remera de la chica.
    Pero mientras los dos amigos caían presos de la tentación, en otro lado de la ciudad alguien los observaba
    -No puede ser! Maldito, Taisho! Deja a Kagome en paz! ELLA ES MÍA!-decía Naraku observando la escena por su computadora-Es suficiente! Iré allí y mataré a Taisho! No puedo dejar que me gané y se quede con toda la popularidad que YO merezco!
    Naraku, que a este punto ya estaba desesperado e histérico, se preparó para irse. Pero cuando quiso abrir la puerta notó que estaba cerrada con llave
    -Pero que demo-…-dijo Naraku
    *Flash Back*
    -Naraku me llevo tus llaves, voy al Kiosco y vuelvo-dijo Kagura
    -Si, como sea-dijo Naraku
    *Fin Flash Back*
    -Maldita Kagura!-dijo Naraku
    Pero volviendo a la casa Higurashi, Inuyasha empezaba a dudar de si podría detenerse a tiempo
    -“Esto esta mal pero…pero…”-pensaba Kagome
    -“Kagome…”-pensaba Inuyasha

    Capitulo 5 "¿Quien habló de sentimientos?"


    Inuyasha quitó suavemente su mano de debajo de la remera de la azabache. Se había propuesto ser lento y suave, por esta vez. Sin abandonar su boca, la cual en estos momentos recorría cada centímetro con su lengua, empezó a acariciar su pierna. Una sensación de placer lo invadió, el echo de que Kagome no pusieran ningún tipo de objeción lo hacía sentir libre de hacer lo que quisiera. Ella simplemente se quedaba debajo de él, completamente sumisa, dejándose…Eso lo volvía loco. Empezó a subir por su pierna hasta colarse por debajo de su falda escolar, y cada vez avanzaba más. Y en el momento justo en que rozó su ropa interior, a Kagome se le escapó un gemido. Él se separó de sus labios lentamente y la observó unos segundos. Se veía tan tierna con sus ojos cerrados, un poderoso sonrojo y sus brazos a los costados. Se acercó a su oído y susurró con voz seductora
    -Te dije que no era él único…ahora dime que es lo que tiene de especial Naraku?
    -Eres…UN IDIOTA!!-gritó Kagome quitándoselo de en sima.-Eres un imbécil solo hiciste todo esto para demostrar eso?? Eres un insensible!! Vete de mi habitación!!-gritó Kagome
    -Jaja te ves linda cuando te enojas-dijo Inuyasha yéndose. Lo mejor sería ya no provocarla.
    Cuando Inuyasha se fue Kagome se dejó caer a la cama
    -Que…fue todo eso…que fueron esos sentimientos…-se dijo a si misma
    Se quedó estática acurrucada en su cama recordando cada segundo y cada palabra de lo que acaba de ocurrir
    -que es lo que tanto te gusta de Naraku? Acaso es como te abraza?
    Se sintió tan pequeña cuando él la abrazó desde atrás.
    -Tal vez como te acaricia
    Esa caricia fue tan suave y dulce…no podía creer que la había echo temblar con un simple contacto.
    -Quizás te dice cosas al oído como “eres hermosa”, “nunca me olvides” o “Te amo…”
    Esas frases sonaron tan reales! Aunque ella sabía que no lo eran, algo reaccionó dentro de ella con cada palabra envuelta en la voz de Inuyasha
    -O…como te besa…
    Por kami! No sabía que Inuyasha tuviera unos labios tan sabrosos! Y besaba tan, pero tan bien…
    -Él no es el único que puede arrancarte gemidos, preciosa…-
    Ni si quiera Naraku la hacía gemir tan fácilmente!
    Y lo peor de la situación…era que quería más. Mucho más.
    Tal vez Naraku no era tan especial como creía…
    -Despierta, kagome! No dejes que Inuyasha te manipule tan fácil! Él solo quiere jugar contigo! Él…solo esta compitiendo con naraku…nada de esto es real…-dijo Kagome. ¿Porque le ardían los ojos?
    -Tsk! Solo es la ilusión del momento…
    * * *
    Nunca, pero nunca pensó que le costaría tanto separarse de los labios de Kagome, pero cuando los sentimientos se meten en medio la realidad es otra. Esperen un momento, sentimientos?
    -Ya estoy pensando tonterías, estoy confundiendo atracción con sentimiento.-se dijo Inuyasha-pero sus labios…saben a frambuesa…deliciosos…-dijo el ambarino con ojos maravillados tocándose sus labios.
    Pero él no podía estar enamorado de Kagome, eso sería una locura. Él, que nunca tuvo una novia que durara
    más de un par de semanas, que se cansaba rápido de las mujeres, que siempre vio a Kagome como una hermana menor. No eso era imposible. Además, era Kagome! Era una niña!
    Ella era gritona…pero amaba su voz
    Era caprichosa…pero le daría todo lo que tenía por verla feliz
    Era histérica…pero le encantaba que siempre recurriera a él cuando tenía problemas
    Hablaba todo el día…pero le encantaba cuando le hablaba solo a él
    Era quejosa…pero le encantaba verla pelear por lo que quería y por los que quería.
    Era enojona…pero le encantaba que viniera a pedirle perdón aun cuando había sido su culpa, solo para no estar peleada con él.
    Era mandona…pero la seguiría a todas partes
    Era llorona…pero le encantaba que buscará consuelo con él.
    Era demasiado optimista…pero le encantaba que fuera la que le daba ánimos
    Era inquieta…pero le encantaba ver como le ponía ganas a todo lo que hacía
    Era dormilona…pero le encantaba cuando se quedaba dormida en su regazo
    Era ingenua…pero le encantaba ser el que le abriera los ojos
    Era débil y muy sensible…pero le encantaba ser el que la protegía.
    De verdad era tan imposible que hubiera algo entre ellos dos?
    -Keh! Tonterías. Esto de no ir a la escuela por unos días en esta afectando-dijo Inuyasha a si mismo y se fue a terminar unos trabajos escolares.
    * * *
    Kagura sacó las llaves y antes de abrir la puerta dejó escapar un suspiró. Se había quedado charlando con Kanna y se le pasó el tiempo. Naraku seguramente estaría enojada con ella, pero tenía suerte de que no pudiera hacerle daño. Cuando entró vio al chico completamente alterado dando vueltas por todos lados.
    -Al fin llegas!-dijo Naraku y le arrebató las llaves de las manos.
    El joven de ojos escarlata se dirigió al balcón y sacó el 2do cigarrillo. Estaba bastante alterado, aquella escena entre Inuyasha y Kagome no le había gustado para nada. Pero no podía perder el control como la última vez, Kagome aun no lo perdonaba y la relación estaba en un momento delicado. Y, aunque sintiera ganas de prender fuego la casa de Inuyasha con él dentro, sabía que no podía hacerlo. El mínimo roce con el ambarino tendría relación directa con el posible perdón de Kagome.
    -No es justo!-gritó Naraku golpeando la pared.-“Me costó mucho conquistar a Kagome, Inuyasha no puede llegar como si nada y tenerla en sus brazos tan fácil! Juro, que cuando todo esto termine me vengaré de Taisho…y como se supone que reconquiste a Kagome con Inuyasha en el medio!? Tengo que alejarla de él…si Taisho está cerca será muy difícil tenerla de vuelta…pero como? Podría hacer que se peleen…pero no se que es lo que intentará Inuyasha para amigarse, y con lo que acaba de hacer no se que esperar. Lo mejor será no darle excusas para crear esas situaciones…” Kagura! Cuando son las vacaciones de Invierno?
    -En un semana, por que?-preguntó la aludida
    -“Perfecto”-pensó Naraku sin responderle
    * * *
    Como las vacaciones de invierno se acercaban los profesores comenzaban a darles mucha tarea. Cuando llegó la hora del recreo aprovechó para ir a hablar con la maestra de arte y luego se reuniría con los demás. Al salir del salón de pintura, alguien la esperaba.
    -Hola, princesa-dijo esa persona con amabilidad
    -Naraku…que haces aquí?-preguntó Kagome
    El recuerdo de un susurró golpeó su conciencia “que es lo que tiene de especial Naraku?”
    -Quiero decir, necesitas algo?-se corrigió Kagome al notar que no había sido muy amable
    -No, bueno si. Mi padre ganó un concurso para un viaje de dos personas todo pago a un hotel estrellas en Osaka, pero como está muy ocupado con sus negocios no puede ir, así que me lo regaló. Quería preguntarte si querías venir con migo, solo como amigos. El viaje es en el primer fin de semana de las vacaciones de invierno-dijo Naraku con una sonrisa serena
    -Etto…yo…-dijo Kagome
    -Tranquila, hay tiempo para que lo pienses y veas si tienes tiempo. Luego me dices tu respuesta-dijo Naraku y le dio un beso en la mejilla para luego irse.
    Kagome se quedó unos momentos parada en medio del pasillo y con una mano en la mejilla. Solo reaccionó cuando un chico pasó rápidamente y la empujó suavemente. Ladeó la cabeza y fue en busca de sus amigos. En los encontró a la sombra de un gran árbol.
    -Por que tardaste tanto?-preguntó Sango
    -No…no es nada…-dijo Kagome y le dirigió una rápida mirada a Inuyasha-Que compraron para comer?
    -"Esta sonrojada..."-notó Inuyasha con desconfianza. No veía a Naraku por los alrededores.
    Capitulo 6 “Indirectas”
    Muchas cosas daban vuelta en su cabeza en ese momento. En su conciencia se entrecruzaban imágenes de lo sucedido la tarde anterior con Inuyasha, la discusión con su ex novio, Las disculpas de Naraku, la invitación al viaje y a su madre diciéndole que su abuelo estaba internado en Osaka. Sabía que su 3 días a solas con Naraku podría ser peligroso, sobre todo si se activa esa nueva faceta que conoció recientemente. Además de que era muy extraño que todos sus amigos le decían que Naraku no era bueno para ella – por decir lo básico – pero también sabía que ir a Osaka significaba una oportunidad de visitar a su abuelo enfermo, y que Naraku realmente parecía arrepentido. Después de todo, todos merecen una segunda oportunidad – aunque ya había perdido el número de ‘segundas oportunidades’ –
    -¿Qué hago?-se dijo a si misma-Tal vez debería consultar con mis amigos…aunque lo mejor sería ni mencionárselo a Inuyasha…ni a Souta
    * * *
    Las cosas entre Inuyasha y Kagome volvieron a la normalidad a pesar de lo sucedido. Kagome se lo había tomado como un juego. Ella lo entendió así, y eso era mejor para él. Después de lo que ocurrió en su cuarto tenía miedo de haberla asustado y que ahora ella se mantuviera distante, pero las cosas habían salido a su favor. Había tenido suerte por esa vez. Él se propuso que todo se llevara a cabo con la mayor privacidad. Ninguno mencionó nada de lo sucedido, ni una insinuación o comentario. Nada. O sería que Kagome estaba acostumbrada a esas escenas con Naraku y por eso no le dio mayor importancia? Por que él no se daba cuenta de la revolución interior que había creado en Kagome. Algo reaccionó en su interior al imaginar a Naraku besándole el cuello a Kagome con la misma intensidad que él. ¿Envidia? No. Celos.
    Pero fuera lo que fuera, lo importante es que ya había puesto en marcha su plan. Ahora, su problema era que cada vez que veía a Kagome a sus ojos volvían escenas de aquella tarde, a sus labios el delicioso sabor de su boca, a sus manos el suave tacto de su piel, y a sus oídos el esplendoroso sonido del único gemido que logró robarle. Por que él quería más, mucho más. Era difícil imaginar a Kagome entre sus brazos y sin que él tuviera que controlarse. Era primordial no desviarse del objetivo, seducirla para confundirla, nada más.
    * * *
    Las cosas iban mejor de lo que creía. Kagome era extremadamente ingenua. Era como una niña encerrada en el cuerpo de una mujer con muchas curvas. En el camino a la escuela pasó por un lugar de ropa, la ultima moda entre las jóvenes del momento. Pero definitivamente ese no era el estilo de Kagome. Faldas cortas, remeras escotadas y ceñidas, algunas con el vientre al aire, otras abiertas en la espalda. Sus ojos brillaron al imaginar a Kagome con esas ropas. Ahora que lo pensaba, tal vez sería mejor que el estilo de Kagome fuera inocente, por que si la viera vestida de esa manera la devoraría donde fuera que estuvieran. Pero en estos momentos había prioridades. Kagome y él estaban distanciados, además de que Inuyasha empezaba a ganarle terreno. No podía permitir que siguiera avanzando. Pero él no se hacía demasiado problema, sabía que Kagome aceptaría el viaje. Así fuera por ingenuidad o culpa, ella le diría que si y una vez solos y rodeados de lujos todo saldría bien. Kagome no podía decirle que no a él. Él conocía sus recursos, y los usaría al máximo. A lo lejos vio a Inuyasha, Kagome y Souta llegar agitados cuando el timbre sonó. Un poco más y hubieran llegado tarde.
    -“No te enojes cuando te enteres que me secuestrare a Kagome por unos días, Inuyasha…tú tampoco Souta”-pensó el de ojos carmesí con una sonrisa sombría
    * * *
    Era bueno tener contactos poderosos, y sobre todo ser el primo de una celebridad. Todo estaba perfectamente calculado. En ese recreo Kagome siempre iba a la cantina a comprar algo para pasar la mañana, y esta vez no fue la excepción pero él se las arregló para que fuera sola. Inuyasha tenía que recuperar una prueba que perdió mientras estaba expulsado, Miroku y Sango siempre se iban en los recreos al bosque a disfrutar el tiempo a solas, y el resto de las chicas estaba ocupada con uno de los más cantantes más sexys.
    -Ayumi, me acompañas a la cantina?-preguntó Kagome
    -Lo siento, Kagome pero es que es…es…es Justin TImberlake!! [Lo odio, por eso le puse de primo a naraku jiji]
    -Esta bien, iré sola, no te preocupes-dijjo Kagome sonriente
    Naraku sabía que Kagome no se volvería loca por una celebridad, ella odiaba los amontonamientos de gente y le parecía tonto gritar como una desaforada esperando por que le firmaran un papel. Que sentido había en eso? Ella prefería mantener un perfil bajo. Sin dudar atravesó los pasillos rumbo a la cantina pero “intencionalmente” chocó con Naraku
    -Cuidado, pequeño, no te vayas a caer-le dijo el chico atrapándola por la cintura
    -Naraku, que…que haces por aquí-dijo Kagome
    -Eso iba a preguntarte a ti, pensé que estarías dentro de la multitud. Ya sabes, Justin Timberlake, y todo esa locura-dijo Naraku amigablemente
    -No. Sabes que no me atraen esas cosas-dijo Kagome. Se sorprendió al notarse tranquila.
    -Y que hay de Justin? No te atrae?-preguntó sugerente
    -Bueno, admito que es lindo, sexy y canta bien. Pero solo es un humano más, como todos nosotros. Es verdad, tienen algunos millones más pero sigue siendo una persona-dijo Kagome
    -Me alegra que no seas la ‘tipica’ fan desaforada-dijo Naraku y la atrajo a él-es una de las cosas que me gustan de ti
    -Naraku…-dijo Kagome totalmente roja
    -Dime, pequeña, ya has decidido lo del viaje?-preguntó Naraku y una sonrisa de victoria se apresuró a hacer presencia
    -Yo…-empezó a decir Kagome y bajó la mirada-Lo siento, Naraku pero no puedo…es que en ese fin de semana es el cumpleaños de Ayumi y…-no supo como seguir. Naraku no le respondió, pero su rostro le daba miedo-Perdón
    Kagome se fue corriendo de allí, le daba miedo ver a Naraku enojado. Pero no podía ir con él al viaje, tenía miedo. Lo admitía. Pero también había otras razones
    *Flash Back*
    -Hola, Kagome, lamento la tardanza-dijo la chica sentándose en la mesa
    -Hola, Sango-dijo Kagome con una sonrisa
    -Y bien, de que querías hablarme?-preguntó Sango luego de hacer su pedido al camarero
    -Bueno…tuve otro encuentro con Naraku-dijo Kagome jugando con su bebida
    -Y? Te hizo algo? Te tocó? Debo matarlo?-preguntó Sango
    -No, sabes esta raro. No se, se porta caballerosamente, no me ha vuelto a besar desde la pelea. En ninguna otra pelea se había portado así. Y…me propuso un viaje de un fin de semana a Osaka…y yo no se que responderle, Sango?-dijo Kagome
    -Kagome, acaso estas pensando en la posibilidad de aceptar pasar todo un fin de semana a solas con Naraku en una ciudad donde no conoces a nadie y no podrás escapar?-preguntó Sango
    -Bueno…si…es que tu no ves a Naraku como yo lo veo-dijo Kagome
    -Oh, créeme que ya me di cuenta de eso. Tú no ves a Naraku, tu ves a una personalidad falsa que el inventó, te puedo asegurar que Naraku no es así.-dijo Sango-Piensas aceptar?
    -Pues no se, me da cosa decirle que no-dijo Kagome
    -Es suficiente, Kagome. Perdóname, amiga, pero esto es suficiente-dijo Sango. La chica se levantó y se fue sin ninguna explicación.
    A Kagome le dolió esa indirecta
    *Fin Flash Back*
    Naraku aun no se movía. No podía creerlo, Kagome le había dicho que no. A él! Se le había negado. Estaba realmente anonadado
    -Seguro Taisho tiene algo que ver en esto-dijo con una mirada asesina y golpeó la pared.
    Las cosas se desviaban del curso.

    Capitulo 7 “Persuación”

    Cuando Kagome logró escapar de Naraku, lo único que pensó fue en escapar pero en su travesía chocó con Sango.
    -Ten más cuidado!-dijo Sango
    -Lo…lo siento-dijo Kagome
    -¿Qué? ¿Huyes de tu hermano por que ya le dijiste que te vas de viaje?-respondió la castaña con sarcasmo
    -No…a decir verdad…vengo de decirle que no a Naraku…-dijo Kagome
    -¿Que? Assh que niña. Le dije a tu hermano que te mantuviera vigilada, Kagome tomar antes de venir a clases hace mal-dijo Sango sin abandonar el sarcasmo
    -Sango!! Puedes tomarme en serio esta vez!! Le dije que no, por que no me crees! Ya no quiero pelear más contigo! Ya me cansé, Sango. Siempre nos peleamos…por que las cosas no pueden volver como cuando éramos niñas? Te acuerdas? Solo era necesario decir ‘quieres ser mi amiga?’ y ya tenías a alguien con quien jugar…-dijo Kagome
    -Yo…-dijo Sango pero no supo como seguir. La azabache decidió ayudarla
    -Amigas de nuevo?-dijo extendiendo su mano
    -Amigas-dijo Sango abrazándola
    * * *
    Cuando terminó el examen salió apurado para aprovechar lo poco de recreo que le quedaba. Escuchó que alguien lo llamaba
    -Inuyasha!
    -Que sucede?-preguntó el aludido
    -No viste a Sango?-dijo Miroku
    -Es tu novia, si tu no sabes donde está menos voy a saber yo-dijo el ambarino
    -Chicos! Al fin los encontré!-dijo Sango
    -Acabo de hablar con Kagome! Inuyasha, no se que hayas echo pero creo que funcionó-dijo Sango agitada
    -De que hablas?-preguntó Inuyasha
    -Que Kagome rechazó la invitación de Naraku para irse de viaje solos!-explicó la chica
    -Naraku hizo que?!-preguntaron los dos chicos
    -Que no sabían? Ups…creo que no debí haberlo dicho-dijo Sango cubriéndose la boca
    -Pero entonces las cosas si funcionaron-dijo Miroku
    -Si, Inuyasha que…donde está Inuyasha?-dijo Sango
    -Está…donde está?-dijo Miroku girándose
    * * *
    Con suerte pudo escapar de allí antes de que le preguntaran que le había echo, y él no estaba para explicaciones. Por suerte quedaban 2 horas y se iban. A la salida…
    -Kagome! Vamos a tomar un helado-dijo Inuyasha
    -De acuerda, espera que les aviso a Sango y Miroku-dijo Kagome
    -No, ellos se fueron a terminar un trabajo con Koga y Ayame-dijo el ambarino
    -Esta bien, vamos ^^-dijo la azabache
    * * *
    Desde el día que le dijo que no a Naraku, este se había mantenido distante. Esa noche estaba preparándose para irse a dormir. Su hermano estaba de viaje con el equipo de fútbol de la escuela.
    -Pensar que hoy me hubiera ido de viaje con Naraku…-dijo Kagome guardando su mochila
    Escuchó ruidos en la planta baja
    -Ashh e seguro que Buyo volvió a subirse a la mesa-dijo Kagome, pero cuando se dio vuelta vio a su gato durmiendo en la cama
    -Hola, pequeña-dijo una voz y por el espejo vio la sonrisa sombría de Naraku
    -Co…como entraste?-preguntó la azabache dejando caer una carpeta
    -Larga historia-dijo Naraku
    -Que…que haces aquí?-dijo Kagome
    -Bueno…te dije que quería irme de viaje contigo…y tu sabes que siempre consigo lo que quiero-dijo Naraku
    -No puedes obligarme a ir contigo-dijo Kagome
    -Me estas desafiando? Tú, a mi? Ja! Mira por la ventana, ves a ese hombre parado en frente de la puerta de Taisho?-Kagome asintió asustada-Bueno, si no haces todo lo que te digo entrará por la fuerza a la casa de tu amiguito y simplemente lo matará
    -Como puedes decirlo tan tranquilamente!-dijo Kagome
    -Ja! Cállate y haz lo que digo si quieres que Taisho sobreviva a esta noche. Ahora haz las maletas por que nos vamos-dijo Naraku
    -Eso es jugar sucio-dijo Kagome
    -No. Eso es usar bien los recursos-dijo Naraku

    Capitulo 8 “Traición”

    Los árboles pasaban a su lado mientras el auto avanzaba, el viento movía sus ramas en un saludo afligido. No quería llorar, pero la rabia que sentía se le quería escapar por los ojos. Ahora era cuando se lamentaba de no haber escuchado a sus amigos. Por kami! Eran sus amigos! Se suponía que debía confiar en ellos! Pero no, ella les dio la espalda y se tapó los oídos, no quiso creerles, sabía que esas verdades que ellos decían la lastimarían. Ahora le tocaba pagar las consecuencias.
    -“Que tonta ingenua…”-pensó Kagome mirando por al ventana como si pudiera encontrar la forma de escapar.
    Ni si quiera quería voltear a ver a Naraku, ver su sonrisa triunfal mientras movía sus dedos al compás de la canción y fumaba ese asqueroso cigarrillo hacía que sus ojos reaccionaran con lágrimas [nótese la moraleja: Naraku malo, Naraku fuma. Conclusión: NO FUMAR] Se preguntó que estarían haciendo los demás, seguramente estarían enfadados. De seguro su hermano ya debió haber encontrado la nota donde decía que se iba de viaje con Naraku, la cuál había escrito bajo amenaza. Incluso se notaba en su letra la mezcla de sentimientos de aquel momento. Pero ahora un sentimiento se anteponía a todos. Rabia. Mucha rabia. Y estaba dirigida a su secuestrador. Por que eso definitivamente era un secuestro.
    -Nunca antes habías estado tan callada, gatita-dijo Naraku lascivamente. Desde ese día, Kagome odiaría que le dijeran “gatita”
    -Que pretendes con todo esto? No pienso hacer nada contigo.-dijo Kagome fríamente
    -Wow! Acaso te estas revelando? Recuerda que siempre puedo llamar a mi ‘amigo’ y pedirle que le haga una sádica visita a Taisho-dijo el de ojos carmesí dirigiendo el auto a una estación de servicio.
    Kagome respondió afilando la mirada y mordiéndose el labio inferior
    -Dímelo-exigió azabache
    -A que cosa?
    -Que es lo que quieres con todo esto
    -Te quiero a ti
    -Tú no me quieres.
    -Quiero tu cuerpo
    -Pues te va a ser difícil, por que yo te odio. ¿O es que acaso además de secuestrarme piensas violarme?-dijo Kagome mordazmente, estaba claro que estaba enojada.
    -No me des ideas, gatita. Además, ¿Por qué me mientes? Todos saben que eres demasiado pura como para sentir odio. Demasiado buena.
    -Demasiado ingenua, dirás. Además, quien sabe, tal vez después de todo si hayas logrado despertar nuevas emociones en mi.
    -Dime, gatita, si tuvieras la posibilidad de matarme, lo harías?-preguntó Naraku. Demasiado directo para la defensa de Kagome.
    -Eso sería rebajarme a tu nivel. Bueno no, tal vez estaría cerca, pero definitivamente es casi imposible llegar tan bajo como llegaste tú-contraatacó Kagome
    -Contéstame, lo harías?-insistió el joven.
    -Depende la situación-dijo Kagome
    -No. No lo harías. Lo ves? Desde mi punto de vista, odiar a alguien es desearle la muerte. Y créeme que yo sé mucho del tema. Tú no me odias, no puedes sentir odio. Va contra tu naturaleza de desear el bien de todos-dijo Naraku con una paz exasperante mientras le tomaba el mentón.
    -A veces se deben romper algunas reglas-se justificó la chica
    -Pero esa no es una regla, es casi una ley. Acéptalo, gatita
    -Tú no eres quien para decirme que sentir y que no
    -Yo solo digo como son las cosas. Tú eres la que te impones esas leyes. O más bien tu conciencia
    -Ahora eres psicólogo?
    -Sabes, esta actitud rebelde tuya me empieza a desesperar. Recuerda que en estos momentos yo tengo que el control, y para toda desobediencia hay castigo. Cuida tu comportamiento, por que voy a buscar cualquier excusa para castigarte-dijo Naraku y abrió la puerta-voy a comprar algunas cosas. No te muevas de aquí. Ah, claro, no puedes.
    -“Maldito pervertido y cínico”-pensó Kagome
    ¿Cómo podría escapar si Naraku la había esposado a la parte de abajo del asiento? Al parecer disfrutaba de verla indefensa. Pero ella no se dejaría dominar tan fácil.
    * * *
    -“Maldición! Cuanto tiempo puede tardar alguien para comprar unas malditas cosas en una maldita estación de servicio!”-pensó Kagome fastidiada.
    En eso, su puerta se abrió y Naraku la beso. Claro, sus besos ya no eran como los de antes. Ahora eran salvajes y asquerosos.
    -Me temo que tendrás que pasar el resto del viaje tranquila-dijo el chico y antes de que pudiera reaccionar le tapó la boca y la nariz con un pañuelo.
    El olor que emanaba era penetrante y cuando se dio cuenta que era terminó quedándose dormida.
    Naraku le quitó las esposas y levantándola en brazos la recostó en el asiento trasero. Le volvió a colocar las esposas y la tapó con su campera para esconderlas, de esa forma si pasaban por un control policial pensarían que era su novia y que estaba durmiendo en el asiento trasero.
    -“Bueno, la situación es más o menos así”-pensó Naraku divertido.
    * * *
    Se despertó algo mareada y con dolor de cabeza, seguramente por el cloroformo. Al sentarse se encontró en una habitación enorme, blanca y con detalles verdes. Era hermosa para ser el lugar donde la tenían secuestrada. Notó que tenía puesto su pijama y se preguntó si Naraku le había echo algo mientras dormía. Frente a la cama había un tocador que poseía un enorme espejo donde se vio reflejada. Horrorizada vio una marca morada en su cuello. Al parecer Naraku tuvo con que divertirse. Temblorosamente se levantó de la cama y caminó a la puerta. Una esperanza la invadió cuando puso la mano en el picaporte y este cedió a su fuerza, pero amargamente descubrió que la puerta había sido cerrada con llave. Se dejó caer al piso sin dejar de temblar, sus ojos estaban horrorizados y se abrazó a si misma. Empezó a llorar silenciosamente. Empezaba a dejarse manejar por el miedo y esa era la estrategia de Naraku.
    -Ayu…da…-dijo sin voz.
    Escuchó ruidos detrás de ella, rápidamente se levantó y se puso en guardia mientras la puerta se abría
    -Hola, Gatita. Veo que ya despertaste-dijo Naraku con una sonrisa amigable
    -Ya no me vas a comprar con tu falsa amabilidad-dijo Kagome como una fiera acorralada
    -Tal vez. Pero sabes que?-dijo Naraku y cerró la puerta con traba, acercándose a ella-aquí las órdenes la pongo yo-la tomó de la cintura. Enseguida sintió el rechazo, pero él era más fuerte
    -Ah, entonces vas a violarme? No sabía que eras un criminal profesional. Secuestro, amenaza, chantaje, y ahora violación? Son muchos cargos, Naraku.-dijo Kagome con sarcasmos.
    -Acaso piensas que es la primera vez que hago esto?-le preguntó el chico disfrutando de la mirada horrorizada de Kagome
    * * *
    -Es una niña tonta, una ingenua, histérica, chillona, llorona, quejosa, enojona, caprichosa, gritona y débil. Es…una tonta-dijo Inuyasha
    -¡No puedo creer que nos haya mentido! ¡A nosotros! ¡Sus amigos!-dijo Sango
    -Duele saber que Kagome no confía en nosotros-dijo Hoyo
    -Naraku tiene algo que ver…-dijo Kouga
    -¡Claro que tiene algo que ver! Todo esto es su culpa!-dijo Inuyasha
    -¡Hey! ¡No me grites! ¡Yo no tengo la culpa!-dijo Kouga
    -Ya, cálmense, peleándonos entre nosotros no vamos a resolver nada-dijo Miroku haciendo un gesto de ‘calma’ con sus manos
    -¿Pero que podemos hacer?-dijo Sango
    -Nada. Ya no queda nada por hacer. Naraku se la llevó, ahora van a estar todo el fin de semana solos, y van a terminar en la asquerosa cama de ese maldito hotel.-dijo Inuyasha. La furia se colaba por su voz.
    -Entonces tenemos que procurar estar ahí cuando Naraku rompa con ella por que ya consiguió lo que quería-dijo Hoyo
    -Keh! Vayan ustedes, esa niña ya me cansó, ahora que no me venga a molestar con sus lloriqueos. Es su culpa por ser tan inútil-dijo Inuyasha y se fue. Necesitaba descargarse, así que decidió ir a entrenar.
    -Kouga, ve a calmarlo antes de que mate a alguien-dijo Hoyo
    -Y que te hace pensar que yo estoy calmado, y más aun puedo calmar a Inuyasha-dijo el aludido
    -Por que cuando ustedes dos se pelean se descargan. Ve a pelearte un poco y también te calmarás tú, necesitan sacarse toda la furia de adentro para encontrar una solución. Solo procura no ir más allá de las palabras.-dijo Miroku
    -Y por que no vas tú a calmarlo ya que sabes tanto-dijo Kouga
    -Por que yo tengo que calmar a Sango *complice*-dijo Miroku viendo como Sango estaba echa una furia.
    * * *
    -Ya ríndete-dijo Naraku besándola-nadie vendrá por ti-intentando abrir su boca-ellos creen que aceptaste venir a este viaje-lamé sus lágrimas-ellos piensan que estamos en Osaka-la vuelve a besar-estas sola esta vez-bajó por su cuello-estas a mi merced-mordió en la marca arrancándole un grito ahogado-entrégate-empezando a desabrochar el pijama
    Kagome solo se dejaba, estaba asustada. Aterrada. Por un lado se sentía sucia, y aunque no pensaba entregarse no sabía que hacer. Tenía miedo de lo que Naraku hiciera si se resistía. Tenía miedo de lo que le hiciera a Inuyasha. Jamás pensó que Naraku resultaría siendo así. Jamás pensó ser traicionada de esa manera…por si misma. ¿Dónde había quedado la Kagome valiente que había dicho que no se dejaría dominar? Seguramente llorando en algún rincón.

    Continuara ^^
     
  2.  
    Dulce

    Dulce Usuario popular Esbirro

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Diciembre 2006
    Mensajes:
    598
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Bueno, ahora te digo, pone conti ^^
    que esta DEMASIADO bueno el FF
    sof, y perdon por lo de la discucion ._.
    eso si, cuando hagas una conti u_u
    y te conteste, que si me gusto
    ira mi amenaza, de tu Lemon de Jaken&sof
    pone conti ^^

    Atte::co:Aome_Dulce:co:
     
  3.  
    Cath_Chan

    Cath_Chan Usuario común Esbirro

    Virgo
    Miembro desde:
    24 Enero 2007
    Mensajes:
    271
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Emmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm
    ya te dije que perdon??
    si lo dije
    3
    4
    5
    6
    7
    8
    9

    mas de 10 vece
    speor vuelvo a decirlo
    Perdón
    bueno no se que mas decir
    a menos de que hagas conti
    y de que Eli tiene una voiz profunda y sensual [y eso?? o.o]
    naa tiene una voz linda
    y tu no se por que solo la escuche una vez
    mas vale que recuperes el micro
    asi hablamos las 3
     
  4.  
    Dark_Kittie

    Dark_Kittie Guest

    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Holaaas! pues q mal q hayan cerrado la discusion
    Y menos mal q la volviste a abrir!!^^ jeje
    Me alegro mucho q aun la sigas a pesar de esop!
    Pues como ia sabes eres muy buena, a mi me encanta como escribes!!
    Espero la conti con ansias
    Pero porfavor T_T no le hagas nada a ahome con naraku T_T
    jeje y menos A INUUU jejeje....
    Bueno amiga, Cuidate mucho^^
    Tauu

    Atte: Dark_Kittie n.n
     
  5.  
    Nagisa Daikazoku

    Nagisa Daikazoku Usuario popular Esbirro

    Tauro
    Miembro desde:
    4 Enero 2007
    Mensajes:
    610
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    ohh.. so.. de verdad.. no queria que se
    te cerrara el fic.. u.u
    pero bueno, me alegro que sigas a pasar de todo esto...

    pense que no lo volverias a abriri, peor mealegr que
    lo hallas hecho!! ^^
    sigue asi sofiaa!! qe este biien.. y cunado
    puedas trata deponr la conti!!

    Taóh ♥
     
  6.  
    kirara92

    kirara92 Guest

    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Chicas, van atener que hacer MUCHO mas que cerrarme el FF para que abandone la historia [ademas de que mis hermanas no me dejarían]
    Bueno, una buena forma de pedir disculpas es poniendo la conti de sus FF [xD]
    Na, ya enserio no se preocupen, esta todo bien!
    Gracias por ser mis amigas, con SPAM, venganzas, amenzas, lemons y perversidades las amo!!
    Besos, Sofi ^^
     
  7.  
    Maritza Chan

    Maritza Chan Fanático Esbirro

    Sagitario
    Miembro desde:
    30 Agosto 2005
    Mensajes:
    1,376
    Puntos en trofeos:
    0
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    MUCHAS GRACIAS POR
    EL AVISO YA ESTABA
    TRISTE PENSANDO QUE
    NO IBA DE LEER MAS TU
    FIC QUE ALEGRIA QUE
    LO ABRISTES OTRA VEZ
    ESTARE ESPERANDO LA
    CONTINUACION CUIDATE
    KIRA.
     
  8.  
    Amaii

    Amaii Usuario común Esbirro

    Libra
    Miembro desde:
    26 Enero 2007
    Mensajes:
    239
    Puntos en trofeos:
    76
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    .Olaz ahaha lamenTToh qe loh aiian zerrado
    pero wenuh . arriibah loz corazonez x) qe
    tenemoz fiic para raTToh :estrellitas: noh ?
    zenziillamenteh me encanTTah!! zpero qe
    lo conTTiinuez pronTToh . aniimoz

    adiioOm ii cuiidaTTeh !*
     
  9.  
    Aome_Dany

    Aome_Dany Guest

    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Konichiwa!!!!

    arigato por avisarme ;)

    que lata que te lo hayan cerrado ._.

    ahora que empezaste de nuevo tenemos

    fic para rato ToT pues siguelo que yo

    te apoyo mucho y yo creo tambien las

    personas que lo estan leyendo :)

    Sayonara!!!!!!

    Bxitos!!! C me Cuidan!!!!!!
     
  10.  
    kirara92

    kirara92 Guest

    Título:
    Fanfic - Seduciéndote para Protegerte [Inu&Kag]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    70
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Unos adelantos d elo que va por el momento ^^

    -Nosotros también debemos irnos
    -No, espera, Inu
    --------------------------------------
    -Estas loca?
    -Por favor!
    --------------------------------------
    -Deja de provocarme
    -Que vas a hacerme?
    --------------------------------------
    -De que ríes, perra
    --------------------------------------
    -Es que es eso, no lo entiendes? Perdiste.
    --------------------------------------
    -Cállate, maldita zorra!
     
  11.  
    Ghosty Autumn

    Ghosty Autumn Entusiasta Esbirro

    Aries
    Miembro desde:
    11 Marzo 2007
    Mensajes:
    164
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Konichiwa
    Que mal que te hayan cerrado tu fic, de verdad, tan bien que iba con 25
    páginas (Bueno solo por el spam)
    Pero seguro que con eso tus amigas comprenderan que eso no se debe hacer
    n_nU (Aunque era divertido ver sus peleas n_n y chistes) , pero
    ya se disculparon, y eso es lo que cuenta.
    Por cierto, ahora con las partes de la continuación, me dejaste mucho
    pero mucho intrigada, ya quiero saber que pasara, o si no (No nada
    de amenazas verdad?) bueno si no tendre que aguantarme n_N
    Espero que este tampoco te lo vayan a cerrar
    Y quiero continuación
    Cuidate
    Sayonara
     
  12.  
    *hikari*

    *hikari* Usuario común Esbirro

    Piscis
    Miembro desde:
    27 Enero 2007
    Mensajes:
    206
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    wUuuf.. axiaS x aviSar, Kirara!! >___<


    q sustO!! me penSaba Q nO lO hibamOs a pOder leeR nunCa +!!argh

    Q palO Q te lO cerraRan x el Spam u___u


    menOs mal Qe subiSte el duplicadO!! x)




    wnOh, Q sabeS Q tieneS tOdo mi apOyo ^^ cOnti prOnto! (K)


    atte: Hikari-chan =3
     
  13.  
    MichY- ChaN

    MichY- ChaN Usuario común Esbirro

    Tauro
    Miembro desde:
    17 Marzo 2007
    Mensajes:
    203
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Hola!
    te ha quedado copada la continuacion
    pobre kagome ToT ToT espero que se salve ._.
    te ha quedado interesante
    siguelo pronto ^^
    Mucha suerte
    MichY-ChaN
     
  14.  
    maryangy

    maryangy Guest

    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Bua!!! Que mal que les cerraran el thread
    pero me alegro que lo continues y que no
    te dejes derrumbar por ello ^^
    gracias por el aviso :D pues que adelantos!! ToT
    quero ver la conti ToT espero que lo continues
    pronto..
    cmo siempe digo, eres una exelente escritora :D

    bexos

    Mary!
     
  15.  
    Lyra

    Lyra Fanático Esbirro

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Enero 2007
    Mensajes:
    1,369
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Wenas!!!
    Gracias x avisarme!!!pense k no leeria mas!!!ToT
    Me alegro de k lo sigas^^
    Ayyy!!!como dejaste asi esos adelantos!!???>.<
    Espero k lo sigas pronto!!!
    Me encanta kmo eskribes*-*
    Tienes todo mi apoyo^^

    Byebye!!!pasalo bn^-^*corazon*

    :kirara: *besos*
     
  16.  
    KATUMY95

    KATUMY95 Guest

    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    muchas gracias por avisar
    tenia muchas ganas de saber como seguiria
    pobre kagome como se atreve naraku???
    con los adelantos q pusistes ahora tengo mas ganas de leerlo
    pon la conti cuando puedas
    bye
    besosssssssssssssssssssssss
     
  17.  
    susux76

    susux76 Guest

    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    gracias por avisar
    pense que ya no hiba a saver como terminaria la historia
    espero que naraku no la viole
    y inuyasha lo deje tieso
    espero que pongas la conti pronto
     
  18.  
    kirara92

    kirara92 Guest

    Título:
    Fanfic - Seduciéndote para Protegerte [Inu&Kag]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    1326
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Y bueno, para ingaurar esta nueva discusión el capitulo nro 9!!

    Capitulo 9 “¿Regreso?”

    Cuando el timbre sonó todos guardaron sus carpetas con una sincronización improvisada.
    -Al fin, ya me estaba ahogando ahí dentro-dijo Miroku
    -Bueno, nosotros nos vamos. Adiós Kagome, Adiós Inuyasha-dijo Sango y se fue con Miroku
    -Adiós-respondieron
    -Nosotros también debemos irnos-dijo Inuyasha caminando hacía el frente
    -No, espera, Inu-dijo Kagome tomándolo de la mano para que no se fuera
    -“¿Inu?”-pensó Inuyasha. Ella solo lo llamaba así cuando iba a pedirle algo-Que quieres.
    -Tienes que acompañarme al centro comercial, por favor!-dijo Kagome
    -Estas loca? Ve con Sango o Ayame, a mi no me molestes-dijo Inuyasha
    -Por favor! Esta noche tengo una cena en la empresa de mi mamá, y no tengo que ponerme. Tengo que comprarme un vestido urgente!-dijo Kagome-por favor, sabes que si no fuera realmente necesario no te lo pediría. Te prometo que iremos a una sola tienda y…y yo pagaré las gaseosas!
    -Esta bien, vamos…-cedió Inuyasha y empezó a caminar al otro lado
    -Si! Gracias!-dijo Kagome y le dio un beso en la mejilla
    -Como sea…-balbuceó Inuyasha
    Cuando llegaron al centro comercial Kagome fue directamente a su tienda favorita. Empezó a probarse vestidos y con cada uno salía del probador, daba una pequeña vuelta y le preguntaba a Inuyasha que tal se veía. El ambarino empezaba a perder la paciencia, los vestidos que Kagome se probaba eran demasiado provocativos y los que tenían falda con vuelo lo dejaban con ganas de más cuando ella giraba. Su cuerpo…su mirada inocente…su voz alegre…el movimiento de sus labios…los rizos de su cabello…sus ojos serenos…todo en ella era tan sensual para su autocontrol. Casi como si todo hubiera sido planeado para que él cayera en la tentación.
    -Bueno, este es el último, que te parece, inu?-preguntó Kagome
    Los insititos de Inuyasha reaccionaron al verla con ese vestido rosa perla, escote insinuado, ceñido en la cintura y con falda al vuelo. De reojo vio que no había más nadie en la zona de probadores, las vendedoras estaban en la parte de en frente charlando sobre la nueva novia de su jefe, y no había nadie más en el negocio
    -Inuyasha, sucede algo?-preguntó Kagome al verlo de brazos cruzados, golpeando impaciente con su dedo y la mirada oculta-Inuya-…
    -Maldición, Kagome!-dijo Inuyasha levantándose de golpe
    -Que sucede?-dijo Kagome como una niña pequeña
    -Deja de provocarme-susurró él metiéndola al probador
    -Que vas a hacerme?-preguntó Kagome cuando se sintió acorralada
    -Deja de hacerte la inocente-dijo él atacando sus labios
    Kagome le correspondió algo tímida, y sin saber por que eso a él le encantaba. La tomó de su cintura posesivamente con una de sus manos mientras con la otra le acariciaba la mejilla. Kagome puso sus manos en su pecho, y él la sostuvo más fuerte al creer que intentaría separarlo, pero la chica deslizó sus manos hacia arriba abrazándolo del cuello para profundizar el beso. Era en ese momento en que Kagome parecía transformarse en una fiera salvaje, abriendo sus boca. La forma en que ella pasaba de una pose de niña tierna a un animal indomable lo volvía loco. Pero a él le encantaba tener el control, así que la acorraló aún más empezó a bajar por su cuello mordiéndolo, succionándolo y lamiéndolo. En el momento justo en que Kagome iba a lanzar un gemido, todo se apagó. Y el sueño acabó.
    * * *
    -Kusô! Que me esta pasando…nunca había soñado algo así con…Kagome!-dijo Inuyasha al despertar. El calor que su cuerpo irradiaba era preocupante.
    * * *
    Mientras tanto, en la ciudad de Kamakura, Naraku seguía abusando de Kagome, cuando algo pasó por la mente de la azabache. Un pensamiento destellante que se reflejó en su mirada. Y aprovechando que Naraku liberó su boca para jugar con su clavícula, soltó una risa de victoria.
    -De que ríes, perra-dijo Naraku con indignación
    -Perdiste, Naraku-dijo Kagome y su sonrisa de satisfacción se contrastaba con sus lágrimas
    -De que hablas, zorra? Como que perdí? No ves que de aquí no puedes escapar, vas a terminar entregándote quieras o no-dijo Naraku
    -Es que es eso, no lo entiendes? Tu objetivo era acostarte con migo, verdad? Pero no te das cuenta? Si lo haces a la fuerza no será lo mismo. No podrás decir que me sedujiste, que me ganaste. Por que me secuestraste, y ahora estas abusando de mi. Perdiste.
    -Cállate, maldita Zorra!-gritó Naraku-Ja! Piensas que voy a caer en tus trucos? Yo sé lo que hago.
    -No esta vez, cariño. Estabas tan obsesionado con completar tu objetivo, que no pensaste bien las cosas. Ya no hay vuelta atrás, ya me di cuenta la clase de personas que eres, y jamás te entregaría mi cuerpo. No es ningún truco, yo digo las cosas de frente-respondió la azabache con una mirada desafiante
    -Nunca digas nunca, gatita-dijo Naraku y dándole un beso se levanto dejándola tirada en la cama con la ropa algo desacomodada.
    Cuando Naraku se fue, su mirada segura se derrumbó. No podía caer ante Naraku, pero tenía miedo de lo que le haría. Él estaba planeando algo, pero no podía imaginarse que. Sabía que debía estar preparada para cualquier cosa, esta vez Naraku no contaba con la ventaja de su ingenuidad. ¿Cuándo terminaría toda esa pesadilla? Ese recién era fin del primer día, o tal vez el comienzo del segundo, ya no sabía ni que hora era. Pero algún día deberían regresar, Naraku no podía arriesgarse a sus amigos sospecharan. Se sentía sucia, tanto por fuera como por dentro. La habitación tenía baño propio, pero hasta tenía miedo de bañarse.
    -“Ya no más…no quiero más…haga lo que haga, prometo que Naraku no volverá a tocarme…”-pensó Kagome entre dormida y despierta.
    * * *
    Kagura iba caminando por el centro comercial. A lo lejos vio un chico parado frente a una tienda, y rápidamente se escondió detrás de una columna. Ese era el chico que le robó el corazón, pero él jamás se fijaría en ella. Todos creían que ella estaba enamorada de Naraku, pero esa era una farsa. Naraku y ella estaban comprometidos por decisión de sus padres, pero ellos solo vivían juntos para que los dejaran en paz. Aun así, cada uno era libre de hacer lo que quisiera. Dio un suspiro y cuando su amado desapareció entre la multitud salió de su escondite. Pero él no había venido solo, estaba con su grupo de amigos con quienes se volvió a cruzar más tarde.
    -“¿Inuyasha? ¿Qué hace él aquí? Pensé que iría a buscar a Kagome… ¿Sabrá él que Naraku se la llevó a la fuerza? Bueno, esos no son mis asuntos”-pensó Kagura.
    * * *
    Esa noche se reunieron en la casa de Inuyasha a ver unas películas.
    -Prepararé las palomitas-dijo Sango
    -Yo busco las gaseosas-dijo Miroku
    -Iré preparando las películas-dijo Inuyasha
    -Hoyo, estas bien?-preguntó Sango al verlo algo perdido
    -Estaba pensando…hoy tendría que volver Kagome con Naraku, no?-dijo el chico
    -Verdad…-dijo Kouga.
    Todos bajaron la mirada y el silenció reinó. Por la ventana se filtró el brillo de las luces delantera de un auto, y escucharon una puerta abrirse. Todos salieron corriendo al escuchar la voz de Naraku.

    Continuara...
     
  19.  
    leti

    leti Guest

    Título:
    Fanfic - Seduciéndote para Protegerte [Inu&Kag]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    22
     
    Palabras:
    117
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Hola!!!!!!

    En algún momento me perdí y no daba con la continuación, pero ahora que las pusiste todas juntas puedo opinar. A riesgo de que me maten todas, ¡yo quiero que me secuestre Naraku! Está genial tu historia, como siempre. Me encanta como Inuyasha juega a seducir a Kagome y al final queda confundido. También me gusta como Naraku arma un gran ardid para secuestrar a Kagome, ¡fenomenal!

    Lo has dejado en una parte muy interesante, adoro esa maldad de Naraku, es lo máximo, te sale super. Estaré esperando con gusto tu siguiente capítulo amiga.

    BESOS!!!!!!!!
     
  20.  
    Lyra

    Lyra Fanático Esbirro

    Sagitario
    Miembro desde:
    14 Enero 2007
    Mensajes:
    1,369
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: ·Seduciéndote para Protegerte· [Inu&Kag]A ver!Quien se anima a entrar? [Duplicado

    Wenas!!!
    K linda konty!!!!*-* me enkantoo*o*
    Ayyy pobre kag!!por lo menos se libro…no??eso espero!!
    Vaya sueño el de inu!!!yo me emocione k pasaba de verdad!!!!xD
    Ooo todos estan preocupados x ella!!!y fijo no la creeran!!!ToT
    Espero k todo vaya bien!!
    Y bueno, espero la konty ansiosa!!!!
    Tienes todo mi apoyo^^

    Byebye!!!pasalo bn^-^*corazon*

    :kirara: *besos*
     

Comparte esta página