1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fantasía Fanfic - Metalord Revolution

Tema en 'Originales' iniciado por Sylar, 1 Enero 2016.

Cargando...
  1. Índice: CAPITULO 126 ARMAMENTO PESADO
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    259
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    130
     
    Palabras:
    3294
    CAPITULO 126 ARMAMENTO PESADO


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Los líderes de Anarquía y Orden desvelan sus auténticas intenciones, la traición alimenta la ira de Rozuel alentando su deseo de matar a los buscadores que buscan apoderarse de sus armas de fuego.


    — ¡ALLUM! –Exclama el joven Esper.


    — ¡Si, Amo! –Responde su fiel compañero pegajoso al llamado.


    —Prepara la artillería pesada, vamos a acabar con estos hijos de puta.


    Los buscadores de ambas facciones reían al oír las palabras atrevidas palabras de un chico de 13 años empeñado al objetivo de matarles.


    —No hagas algo estúpido joven aventurero, te superamos ampliamente en número –Le aconsejo Jaxthen.


    —Esas armas tuyas podrán ser poderosas, pero no invencibles –Argumento Horaldez —Puede que nuestro propósito sea originalmente capturarte vivo, pero no te confíes, si es necesario, te mataremos, nuestra prioridad son tus artefactos mágicos, no dudo que será un lastre tratar de entender el cómo funciona, pero confió en que podremos manufacturarlo para nosotros una vez nos hagamos con ellas, jejeje…


    Roz miro con ojos desdeñosos y una expresión fría a los líderes de las facciones, suspirando lentamente.


    —Ya se los dije, nada de lo que dice va a ocurrir, ustedes van a morir aquí –Reafirmo él.


    Algunos buscadores quienes antes reían con su amenazante afirmación, ahora sentían cierto nervios al mirar su rostro nuevamente, pese a que ante sus ojos era solo un chico de 13 años, su mirada imbuida en indiferencia y desprecio inhumano, se percibía como la de un adulto.


    —Estoy lista Roz, cuando tú digas disparare –Ofreció su apoyo la Lupian de cabellera gris.


    — ¡Me niego! –Rechazo su compañero toda su intención de ayuda —Allum y yo nos haremos cargo de esto, Riha, no interfieras, lo mismo va para el resto –Les pidió a los demás —Hay una cosa que deben hacer y esa es, mantenerse a distancia y ponerse a salvo, ¡de inmediato!.


    La Lupian que solo llevaba poco tiempo con él, podía sentir la seriedad en sus palabras, como el resto del grupo, Tayra había visto esa expresión antes en Roz, pero aquella vez su ira estaba en otra dimensión, aun así, son solo haber presenciado una vez de lo que era capaz el Esper Trotamundos sumido en la rabia, le daba una clara idea del resultado que desembocaría este enfrentamiento.


    —Oye, esa Sargaria –Noto Horaldez la presencia de Tayra —¡Eres tu esa semihumana que Jaxthen dejo entrar a su grupo de exploración!.


    —No hay duda, es ella –Confirma el semielfo con sus propios ojos.


    —Maldita, ¿qué haces con esos aventureros?, ¿estás de parte de ellos? –Le pregunta el líder de Anarquía.


    —Ya les dije que no soy una aventura o una buscadora, me los encontré cuando volvía a su campamento, ya que conozco a uno de ellos –Miro a Rozuel tras esa declaración —Le debo mi gratitud, en el pasado me ayudo a salvar a alguien que me importa.


    —Asquerosa rata semihumana, ¿escucho bien?, ¿estas poniéndole del lado de esos aventureros? –Le dice Horaldez.


    —Tayra, era tu nombre, ¿no? –Le habla Jaxthen cortésmente — ¿Podrías por favor decirme al menos que fue de mis hombres con los que te permití acompañarte?.


    —Están todos muertos, en el bosque morado –Contesto la semihumana con la misma educación al semielfo.


    Al escuchar el nombre del sitio a donde los exploradores de la facción de Orden murieron, tanto Horaldez como los buscadores de cada grupo, se abrumaron al saber hasta donde los llevo su misión de rastrear el sitio de procedencia del ejército rojo.


    —Me imagino que no tienes idea de que fue de mi grupo –Le dijo Horaldez teniendo solo el silencio de la semihumana —Da igual, nos bastara con los detalles que nos des del grupo de Jaxthen, pero viendo que estas del lado de esos aventureros, no pareces que vayas a cooperar por las buenas, no importa, será un placer sacarte la información por otros medios.


    Tayra percibió la hostilidad del líder de Anarquía, Jaxthen no le defendía o hacia objeción alguna en la declaración de Horaldez, lo que dejaba en claro que las dos facciones ahora eran sus enemigas también.


    — ¡Intense Iron – Modo Jetlegs! –Exclamo Rozuel.


    Una nueva armadura se manifiesta por el collar negro, envolviendo al cuerpo de su portadora, su apariencia era similar al del “Modo Knight” en lo que respeta al color negro, con la diferencia de que su complexión era un poco más delgada, el casco se asemejaba en esta ocasión a un típico casco de moto con la ausencia de vidrio, las piernas tenían una apariencia felina y en el pecho tenia grabado las iniciales “ML”.


    — ¡Todos apunt…! –Ordena Horaldez a medias.


    A punto de completar su oración para ordenar a sus hombres a que apuntasen con sus armas al chico Esper, dicha orden queda inconclusa cuando el mismo objetivo desaparece al instante, de una manera que deja abrumado al mismo líder de Anarquía como al de Orden.


    Los dos los vieron con toda claridad, el muchacho tras equiparse con aquella armadura, se desplaza hacia un costado alejándose del grupo, con una monstruosa velocidad que ni sus ojos podían seguir e incluso tampoco podían sentir su presencia.


    —Imposible, para moverse tan rápido debe estar usando un artefacto mágico, pero no puedo sentir la magia en ella, esa armadura es sin duda extraordinaria, que le brinde a un mocoso de su edad tal velocidad –Pensaba Horaldez con ciertos nervios y fascinación hacia ese detalle.


    — ¡Estén atentos a su alrededor! –Les advirtió Jaxthen a sus hombres —Él no ha huido, no lo hará, realmente se empeñara en cumplir con lo que se ha propuesto.


    El semielfo observo al grupo de aventureros, noto el Enano, a la Lupian, a la Sargaria, al buscador independiente y otras dos personas, las mismas que habían hecho acto de presencia en el campamento montando sobre una bestia Espirano, pero noto entonces que faltaba alguien, era Allum, su repentina desaparición le lleno de sospechas.


    — ¡No se queden allí!, ¡que un grupo se encargue de buscarle! –Ordena Horaldez.


    —No es necesario buscarlo Horaldez, él está cerca –Le dice el semielfo.


    Un fuerte sonido de pisadas revela la ubicación de Rozuel, tanto los buscadores como el grupo de aventureros voltearon hacia una determina dirección para encontrarle, estaba a tan solo una distancia de 100 metros, en sus manos portaba un arma, pero no era su AK-47 ni la escopeta Cerbero, era una creación reciente que tenía menos de un año, una ametralladora ligera M259.


    De fabricación americana, sucesora de la ametralladora M249, inventada en el año 2040 para el uso de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, era una ametralladora ligera perteneciente a la “Generación de armas electromagnéticas”.


    A diferencia de su predecesor, el M259 constituye un mayor grosor en su diseño, llegando a pesar entre 10 a 12 kilos, posee un cargador con forma de un tambor metálico anexado en la parte inferior del arma situado adelante del gatillo, en su interior es capaz de albergar hasta un total de 500 cartuchos de munición unidas en una cintadesintegrable, lo que fomentaba mayor peso, pero gracias a la fuerza sobrehumana dotado por la armadura no era problema para Rozuel soportar tales pesos.


    El solo aspecto del muchacho con la armadura en posesión de dicha arma generaba entre algunos de las filas de buscadores cierta emoción de incertidumbre, a pesar de que el número de efectivos que disponía Anarquía y Orden juntos llegaba hasta un centenar y medio.


    — ¿¡Que esperan!?, ¡tras él! –Ordeno Horaldez a los suyos.


    — ¡Soldados de Orden, al ataque! –Ordeno Jaxthen a su gente.


    Los buscadores de ambas facciones desenfundaron sus armas blancas, otros apuntaron con armas a distancia de la que disponían, imbuyeron su cuerpo con fortalecimiento físico y enfocaron toda su atención únicamente en el chico.


    —Oigan, ¿realmente vamos a quedarnos quietos y no ayudarle? –Pregunta Pitt inquieto.


    —No será necesario, tan solo estorbaríamos de hacerlo –Comento Tayra —Lo entenderán mejor cuando lo vean por ustedes mismos, presten atención y bajo ningún riesgo, piensen en moverse de aquí.


    5 segundos habían transcurrido desde que los líderes de ambas facciones emitieron sus órdenes a sus hombres, en el sexto segundo, Rozuel apunto con su arma hacia el grupo de buscadores y jalo el gatillo desencadenando una mortífera lluvia de balas sobre ellos.


    La primera bala disparada penetra en el ojo de un buscador de Anarquía, convirtiéndose en la primera baja, el proyectil fácilmente traspasa su cráneo y sigue su curso con una dirección modificada hacia su siguiente blanco que fijaba a su miembro izquierdo.


    La M259 como toda ametralladora ligera, poseía un calibre mayor a un rifle de asalto y una cadencia de fuego superior, al momento de presionar el gatillo, la melodía de docenas de balas eran disparadas en segundos, la ignorancia de los buscadores ante el armamento moderno les llevo a un macabro resultado.


    Los que estaban más cerca tuvieron el infortunio de ser los mayormente afectados al probar la muerte en manos de un arma de semejante calibre procedente de otro mundo, sin importar que fuera humano o semihumano, cada proyectil en conjunto atravesaba armadura y piel como si tocara frágil papel, extremidades volaban por los aires acompañados con porciones de carne de órganos u otros tejidos despezados en el proceso y la sangre fluía como un arroyo acoplándose entre los cadáveres.


    Los buscadores abrumados ante tal poder de fuego, cesaron sus pasos e ignoraron las órdenes de sus respetivos líderes para pasar a la defensiva, algunos fortalecieron sus cuerpos y crearon escudos mágicos para resguardarse, otros invocaron Espíranos de cuerpos blindados de propósitos defensivos para cubrirse sobre ellos y algunos hicieron uso de habilidades mágicas para transmutar su cuerpo a un estado más duro.


    El resultado de sus frutos fue en vano, las balas fácilmente destruían los escudos hecho de poder mágico y acribillaron los cuerpos de aquellos magos fortalecidos sobrehumanamente, los Espíranos blindados no tuvieron oportunidad tampoco contra la potencia de la munición5,56 mm de la ametralladora M259, ellos como sus invocadores fueron enseguida alcanzados por los proyectiles y sus cuerpos triturados en el proceso.


    Los últimos que quedaron eran aquellos que habían usado habilidades mágicas propias para convertir su propia carne y piel en un estado más resistente equivalente al metal, pero ni eso les salvo del poder de penetración del arma de fuego que Roz empleaba, sus cuerpos fueron destrozado como chalecos antibalas baratos, sus órganos hecho añicos volaban por los aires bañado en un charco de su sangre.


    Los que aún no habían sido alcanzados por el rango de la ametralladora, huyeron despavoridos y como cobardes, dejaron a todos atrás, a sus compañeros, a sus órdenes y compromiso con sus facciones y a sus respetivos líderes, Horaldez y Jaxthen estaban horrorizados ante semejante poder que aquel chico de 13 años empleaba contra ellos.


    Horaldez en su defensa había invocado con su brazo derecho sobre las numerosas letras azules que repetían la palabra “Defensa”, un escudo de dicho color flotante que se situó delante de él e invoco una barrera con gran poder mágico a forma de un muro.


    Algunas balas del arma del chico golpeaban contra la defensa de Horaldez dejándola severamente agrietada, pero esta tenía la capacidad de repararse a sí misma, sin embargo, tan solo recibía uno o dos proyectiles y bastaba para dejar malherido su barrera, de ser una docena de esas balas la defensa del líder de Anarquía habría caído hace rato, pues Rozuel había concentrado su ataque hacia los hombres de las dos facciones, quería privarles de sus subordinados antes de ir por sus líderes.


    El semielfo en su defensa hizo uso del escudo grande de madera, se cubrió con él y generando un escudo de energía que en términos de resistencia, era superior al del líder de Anarquía, pues aguantaba más proyectiles que el de Horaldez y contaba con la capacidad de regenerarse también, sin embargo si recibiera de lleno un docena de disparos del arma, podría aguantar solo un puñado de segundos antes de que su defensa cayese abajo.


    El grupo de aventureros tampoco fue la excepción ante la sorpresa que se llevaron y las reacciones perplejas que denotaron con la masacre que presenciaban a una distancia segura.


    —Sabía que este chico era alguien fuerte, ¡pero jamás imagine que fuera capaz de poseer un poder capaz de sobrepasar a las facciones de Anarquía y Orden!, ¡los miembros de esas facciones están conformado como mínimo con magos de Nivel B y A!, ¿¡quién demonios es este aventurero en realidad!? –Pasaba por la cabeza de Douglas tal pensamiento, aliviado de no haber apoyado a las facciones.


    —Es otra de esas armas de ese chico, ¿¡pero de donde obtuvo tales artefactos mágicos de monstruoso poder!? –Pensó Creik al corroborar el inmenso potencial de la ametralladora M259.


    —El solo… se ha cargado a más de cien hombres en solo unos segundos y el resto de los buscadores no tienen ni oportunidad de defenderse… es… ¡el poder de un monstruo! –Exclamo Pitt aterrado con tal masacre.


    —No, es el poder de ese chico –Corrige Rahul —Aunque ciertamente no es un poder ordinario, ese joven aventurero, es alguien que esta fuera de lo normal, pude darme cuenta que es un no mago y pese a la desventaja de serlo, es más fuerte que cualquier de nosotros quienes en mayoría empleamos la magia con naturalidad, ese chico en términos de poder sin duda sería un “monstruo” –Dijo lo siguiente en sus pensamientos.


    —Por sus expresiones es claro que lo entienden, por eso les dije que no interfirieran –Dijo Tayra en voz alta —Pasaron 5 años desde la última vez que nos vimos, se ha hecho más fuerte, con otra de esas creaciones que no depende de la magia, como aquella ocasión con los bandidos, pero esta vez… el poder de las armas que usa ahora están a otro nivel –Pensaba la Sargaria ocultando su fuerte asombro por las armas de Roz.


    —Es… ¡IMPRESIONANTE! –Exclamo Riha maravillada —Ya sabía lo poderoso que eran estas finas piezas de metal, ¡pero tal poder de destrucción!, ¡que increíble, es como presenciar… LA FURIA DE UN DIOS! –Vocifero con Júbilo la Lupian.


    Los demás la habían oído con toda claridad, podrían catalogarla de demente, pero al presenciar tal suceso, ellos mismo empezaban a creer que tal poderío en un muchacho de 13 años que no era mago, era absurdo de creer y evidentemente sobrepasaba los límites de lo cuerdo, se preguntaban a si mismo si realmente era el poder de un dios.


    El arma que Rozuel Drayt efectuaba no pertenecía a un arsenal ordinario, pues empuñaba un arma de fuego de la denominada “Generación de armas electromagnéticas”, dicho armamento era conocido por ejercer en sus disparos el uso de una forma de energía electromagnética compleja y única en su interior para aumentar la potencia de los proyectiles.


    Para el año 2012 ya se empezaba a experimentar con esta fuerza electromagnéticas en armas cuyo principio del objetivo era conseguir que un mecanismo interno a base de energía aumentara el poder de los disparos, los primeros intentos fueron pocos exitosos, no fue sino hasta el año 2018 en que se conseguiría dar con el primer prototipo que empleara dicho potencia de fuego.


    La Desert Eagle de la serie “XP” fueron uno de los modelos de arma que hizo uso de dicho principio de disparo, sin embargo, tal potencia de fuego era limitado y sus desventajas conllevaban a sobrecalentamiento inmediato que hacían inútil el arma temporalmente al hacer uso de dicho modo de disparo el cual mostraba ser más fuerte que los ordinarios, por eso razón la serie “XP” de la Desert Eagle solo hacía uso de dicho principio a modo de disparo secundario y no como medio principal.


    Pero el avance de la investigación de la fuerza electromagnética llego a su apogeo en el año 2028 con la aparición de un Esper que era capaz de crear una forma de energía electromagnética que le permitía lanzar objetos de metales pequeños a exageradas velocidades como si fueran balas, a tal punto de lograr convertir una moneda en un poderoso proyectil que penetraba el blindaje de un tanque pesado.


    Tal descubrimiento fue explotado, en la era de los Esper, muchos poderes ESP de sumo interés fueron estudiados y algunos lograron por medio de la tecnología el replicar sus poderes para aumentar el nivel de los avances tecnológico de la civilización humana, séase medicina, arquitectura e incluso armamentístico, muchas áreas se beneficiaron con lo que fue denominado la “Tecnología ESP”.


    Por supuesto, aunque la fuerza electromagnética consiguió un gran avance por medio de un Esper con la réplica de sus poderes, tal replicación no era 100% exacta como el de su usuario, había limitaciones, con los años el progreso de dicha investigación mejoraría pero nunca alcanzaría el poderío absoluto de su portador original.


    Llegado a este punto, las armas hicieron uso de este principio y se le llamo a las armas de fuego que emplearon este medio como la generación de las armas electromagnéticas, pues no había pistola, subfusil, rifle como ametralladora que no hiciera uso de ella.


    Rozuel con sus siguientes creaciones, siempre sostuvo en mente el crear un arma de dicha generación, no estaba seguro de poder lograrlo, ya que el componente principal en el interior de una era la forma de energía electromagnética imbuido en esta, era el elemento clave en su funcionamiento.


    Su habilidad ESP podía manipular el metal tanto en su forma como en ciertas propiedades (como su estado de solido a liquido) y su MIP (Movimiento de Influjo Psionico) le permitía replicar la pólvora y el fulminante, ¿hasta dónde más podría llegar su potencial?, su manipulación sobre las propiedades de los metales no le permitía algo asombroso como convertir el cobre en oro, pero tenía la capacidad de magnetizar en cierto nivel el metal.


    Y entonces llego el día de comprobarlo, en su anterior vida exploto sus poderes de todas formas posibles cuando se embargó en el negocio del contrabando de armas y descubrió todo el potencial que tuvo a su alcance, con su manipulación en las propiedades del metal combinado con su MIP, dio rienda a conseguir de manera extraordinaria la réplica de aquella fuerza electromagnética empleada en las armas actuales de su tiempo.


    No era un logro impresionante, era uno exorbitante, replicar tal forma de energía no era sencillo, las armas de la generación electromagnética eran creadas minuciosamente en fábricas con los aparatos tecnológicos más avanzados, pues su principal componente y que era la parte más complicada de crear, era la misma energía en el interior del arma en cuestión y Rozuel, con un poder ESP de baja categoría, había hecho un hallazgo único de su tipo, por supuesto, paso por varias fases para perfección la “replica” de dicha energía electromagnética única.


    El M259, una ametralladora ligera de calibre 5,56 mm, que empleaba el fenómeno electromagnético, poseía una candencia como poder de fuego superior a su predecesor la M249, para cuando Rozuel dejo de apretar del gatillo, observo la escena resultado de la obra de su arma, un escenario teñido de rojo con docenas de cuerpos alrededor.


    Del centenar y medio del principio, 144 cayeron ante la M259, 6 lograron huir al no haber estado en la línea de tiro, 11 yacían aún vivo pero gravemente heridos e incapaces de moverse, con extremidades mutiladas y serios daños sistémicos en varios órganos, no tenían salvación alguna, tan solo era cuestión de tiempo para que murieran.


    Los únicos que quedaban aun ilesos, eran los dos líderes de las facciones Anarquía y Orden, Horaldez y Jaxthen se habían dado cuenta, la razón del porque aún seguían respirando, era porque él propio muchacho los había dejado para el ultimo, para demoledor su moral primero y frustrar los objetivos que habían anhelado al traicionarle.


    —Mocoso… ¿qué demonios eres? –Le pregunto un irritado Horaldez entre rabia.


    —No soy “Mocoso”, soy “Metalord” –Corrigió el joven Esper.


    Continuara…
     
    Última edición: 16 Marzo 2018
  2. Índice: CAPITULO 127 ALTO CALIBRE
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    259
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    130
     
    Palabras:
    3404
    CAPITULO 127 ALTO CALIBRE


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    La ofensiva con la M259 fue un éxito, lo que al principio se calculó un total de 150 buscadores con la suma de los miembros de las facciones Anarquía y Orden, pocos escaparon y el resto muerto yace muerto, como otros pocos moribundos y al borde de morir también, solo dos quedaron ilesos, Horaldez y Jaxthen.


    De los 500 cartuchos que disponía al principio, solo me quedan 42 actualmente, he hecho hice un gasto bastante atrevido de 458 disparos, en un estimado económico, he gastado con esa cantidad de munición utilizada casi el equivalente de 10.000 Bals.


    Cuanto mayor es el calibre de una munición, más recurso metálico preciso y no menciono aparte lo tedioso de su elaboración, de no ser por Allum y su capacidad de elaborar un metal especial para mí, quizás tendría 2000 u 3000 Bals más de gastos en su desarrollo.


    Aunque fue todo un éxito el ataque lanzado contra los buscadores, creo que hubiera bastado haber utilizado la mitad o 300 cartuchos, pero ya era tarde para pensar en ello ahora, lo que si no debo tomar nota es que la M259 es perfectamente funcional y con la potencia necesaria para lidiar contra varios elementos mágicos de un buen nivel, desde barreras, Espíranos y habilidades defensivas que transmutan el cuerpo a un estado más duro.


    Aunque debo agradecer mayormente al hecho de que el arma contactara con la potencia de la fuerza electromagnética, sin embargo, para ser franco esta imitación de dicha forma de energía electromagnética que mi habilidad ESP ejerce con el MIP, apenas posee la mitad del auténtico potencial de la fuerza electromagnética.


    Por no hablar de que no dura para siempre, al parecer la fuerza electromagnética que imito tiene un tiempo estimado hasta que comienza a “desgastarse”, en mi vida anterior las armas que creaba perteneciente a dicha generación armamentística, tenía una duración de 2 a 3 años, claro que también contaba con que podía “restaurar” dicha energía para que esté como nueva y darle otro estimado de duración hasta la próxima vez.


    ¿Cuánto durara en esta ocasión el fenómeno electromagnético?, espere hasta los 12 años de mi segundo vida, para que finalmente poder ser capaz de ejercer la capacidad de recrear la imitación de esta fuerza de energía, de haber contado con dicha cualidad desde el principio, habría facilitado bastante mi situación en previos encuentros con el peligro.


    —Mocoso… ¿qué demonios eres? –Me pregunta un irritado Horaldez con notable rabia.


    —No soy “Mocoso”, soy “Metalord” –Conteste.


    Hace tiempo que no hacía uso de ese apodo, a mis actuales armaduras de Intense Iron les he puesto las iniciales “ML” en honor a ello, muchos aventureros en su larga carrera se hacen con apodos cuando destacaban demasiado, si algún día llegara a darse mi caso, entonces ya se cual escoger.


    —“¿Metalord?” –Replica Horaldez entre confusión.


    — ¿Qué?, ¿eres tan viejo como para no saber que es un apodo?, era de esperarse, en muchos casos no se le puede enseñar saberes nuevos a un perro viejo –Exprese a modo de provocación.


    El líder de anarquía se enfureció bastante, apretaba sus labios y venas sobresalieron en su cara y frente, tanto él como mandamás de Orden se encontraban protegidos por barreras de energía ejercidos por sus habilidades, Horaldez por medio de un escudo azul manifestó por escrituras de dicho color que envolvían el brazo izquierdo de su armadura, Jaxthen hacía uso del gran escudo de madera envolviéndose en un poderoso escudo mágico, mismo que utilizo previamente contra el bombardeo efectuado en el campamento montado de sus facciones.


    — ¡No me subestimes, mocoso! –Exclamo molesto Horaldez levantando su brazo derecho.


    Las escrituras en rojo del brazo derecho que ponían “ataque”, se despegan del miembro y se unen materializando en la mano en la forma de una espada roja, acto seguido abanica su arma creando una hoja de energía roja hacia mí, dicho ataque atraviesa su propia defensa del escudo azul sin afectarlo.


    —Con que cuenta con una habilidad mágica que le permite defenderse y a la vez atacar, dicho ataque no toca su propia defensa sino que pasa a través de él sin causarle reacción alguna, de esa manera puede atacar las veces que quiera sin tener que bajar su defensa –Analice en mi mente la habilidad de Horaldez.


    Aunque eran dotes mágicos bastantes destacados, no era algo que mi actual Intense Iron no pudiera lidiar, con moverse hacia un lado esquive dicha ataque de energía y avance a un paso rápido desenfrenado entre saltos hacia el suelo y estructuras rocosas como de madera, me sitúe a espaldas de Horaldez sin que este lo notara hasta el último instante.


    La defensa de su escudo azul aunque fuerte, tenía una notable desventaja, solo podía protegerle desde un punto en concreto, si es su frente, su espalda esta desprotegida, a diferencia de la defensa de Jaxthen cuyo escudo abarcaba todos sus lados.


    — ¿Cómo… como es que te llegaste hasta ahí? –Dice el iracundo líder de Anarquía con nervios.


    “Intense Iron Jetlegs”, es una de las nuevas modalidades de armadura, su imagen, apariencia y capacidades emulan al exoesqueleto “Explorer Jetlegs”, un exoesqueleto mecánico perteneciente a una serie especializado para la exploración y el reconocimiento, brindando unas impecables cualidades sobrehumanas que destacan principalmente una excelente flexibilidad, agilidad y rapidez.


    Su mayor aporte es la movilidad respaldada por una velocidad superior a otros exoesqueletos, para ser especifico, el Jetlegs puede igualar y superar la velocidad de una chita, animal reconocido por ser el terrestre más veloz del planeta con una velocidad estimada de 120 kilómetros por hora.


    Por supuesto, como especifico, este tipo de exosqueleto es utilizado mayormente para tareas de exploración y reconocimiento por brindar la agilidad y movilidad perfecta para desenvolverse en los terrenos, el añadido de combate no es su atractivo, pues posee un blindaje ligero el cual está más elaborado para soportar las altas velocidades que se ejercen con ella que daños causados por proyectiles o de otros tipos.


    — ¿Para qué explicarle a un perro viejo algo complejo cuando no puede entender ni que es un apodo? –Conteste de manera ofensiva la inquietud de Horaldez.


    El líder de anarquía por reacción se molesta ante mi falta de respeto hacia su persona, voltea rápidamente atacándome con su espada, una notable explosión se desencadena donde su hoja roja golpea, pero para entonces me había movilizado hacia el sito anterior, cuando Horaldez se dio cuenta eso le enojo aún más.


    Con la velocidad a la que podía moverse, a la manera en que podía reaccionar y contando que aún me quedaban 42 balas en el cargador de la M259, fácilmente podría haber matado primero al líder de Anarquía en todo lo momento en que tuve la chance y el semielfo no era la excepción, ¿por qué no lo hago?, porque ya he hecho mi parte.


    Miro a mis compañeros, ni Riha, Creik, Rahul, Pitt o Douglas interferían, incluso Tayra quien era la que más tranquila se mostraba de todos, era de entender que comprendían que la situación estaba bajo control, pero lo cierto, que la situación es más que solo “bajo control”, ya todo había terminado, la lucha de los dos líderes por su ambición era inútil, pronto conocerían el resultado de su trágico fracaso en carne propia.


    —Te dejo el resto a ti –Dije en mis pensamientos refiriéndome a alguien en concreto.


    — ¡Basta!, da igual cuán rápido seas, ¡solo necesito volverme más rápido también y cuando te alcance, te hare trizas! –Comentaba Horaldez entre rabia —No… no te hare trizas al instante, me tomare mi tiempo, ¡Y TE HARE SUFRIR EN UNA AGONÍA INTERMINABLE!.


    Su cuerpo manifestaba una cantidad de poder mágico envuelto en un intensa aura, tal cantidad de magia y tomando en cuenta su habilidad, podía definir a Horaldez como un mago de Nivel A o quizás Nivel A+, el “+” por definición, resalta que alguien es superior a alguien ordinario de su misma categoría pero no mejor a alguien del siguiente nivel.


    En resumidas cuenta, Horaldez poseía el potencial mágico superior al mago de Nivel A promedio, pero en términos de poder era inferior a alguien de Nivel S, el “+” lo catalogaba como alguien que se encontraba en medio de la categoría de Nivel A y S.


    Pero da igual el nivel que tuviera, que tan notorio fuera su poder como mago, no podría prever ni por asomo lo siguiente que se desencadenaría para atentar contra su vida, pues el orgulloso y rabioso líder de la facción de Anarquía iba a conocer su trágico fin en estos oscuros pantanos de mala muerte.


    — ¡LAMENTARAS EL DIA EN QUE…!


    Mientras exclamaba con prepotencia la ira que desembocaría en mi cuando me tuviera en sus manos, la mayor parte de sus piernas son arrebatadas para la percepción de todos los presentes, en el mismo intervalo de tiempo, no, más bien fueron pulverizadas a un charco de sangre, ignorando la protección de su armadura mágica como si esta fuera mediocre papel, quedando sus pies y una minúscula fracción de sus miembros inferiores.


    Como pronosticaba, no lo vio venir, el impacto de una bala cuya potencia de fuego era superior a un proyectil de mi M259, pues esta munición era de un arma especifica especializada en dar lo mejor de sí en disparos de un tiro, a diferencia mi ametralladora que resaltaba su poder a disparos de ráfagas.


    — ¿¡Donde… de donde vino ese ataque!? –Exclama alterado el semielfo tras presenciar tal macabro acto.


    Aun si no podía verle, sabía muy bien en donde estaba, a unos cuantos metros sobre una posición elevada, quizás en un árbol o una roca, en sus manos empuñaba otra de mis creaciones pesadas, la “KSVK Dykhaniye Drakona” o conocido también como “Rifle aliento de dragón” o simplemente “KSVK Dragón”


    De fabricación Rusa en el año 2041, pertenece a la generación de armas electromagnéticas, un rifle antimaterial de calibre 12,7 mm, lo que hace famoso a este rifle es su efecto de generar una emisión de calor de 1000 grados Celsius a todo lo que impactaba, fenómeno causado por nada menos que la energía electromagnética, haciéndolo por naturaleza artificial un tipo especial de munición incendiaria.


    Por desgracia, la imitación de mi energía electromagnética es limitada y me es imposible el replicar ese efecto de calor, por lo que KSVK Dragón que construir solo es un rifle de alto calibre potenciado por la fuerza electromagnética, la única solución que se me ocurriría para añadirle esa cualidad que la hace destacar de la auténtica, es por medio mágicos, pero será cosa de más adelante, si el tempo y las posibilidades lo permiten.


    Mis compañeros quedaron abrumados al ver semejante daño causado hacia el líder de Anarquía, en especial Douglas quien sabia lo fuerte que era dicho individuo, que un poderoso mago como él fuera herido de gravedad de esa manera tan sencilla y que el responsable directo recaiga en un chico de 13 años, deja mucho por discutir.


    Por supuesto, quien se lleva el crédito en realidad por ese disparo es Allum, quien porta en el rifle que cree para apoyarme a la distancia, contando un poder mayor que la que fomentaba con el Mosin-Nagant, mi pegajoso compañero puso empeño en sus primeros blancos vivos, pues anteriormente solo había practicado con objetos inanimados inmóviles, por suerte le dije que usara sabiamente cada bala, pues crear uno ya es más costoso que tres de la M259.


    El semielfo pese a que no podía percibir se manera sensorial el arma dado a su naturaleza no mágica, se guio de la dirección de la sangre de las piernas pulverizadas de Horaldez para calcular de donde procedió tal disparo, nada mal, pese a ser de noche y con el poco viento corriendo en el pantano, ese elfo tenía una vista aguda, pues volteo protegiendo con su escudo en casi exactamente la dirección en donde Allum se encontraba.


    — ¡Maldito… MALDITO… como si un niño de mierda… fuera a acabarme…!


    Horaldez aun respiraba, se encontraba tirado en el suelo en posición bocarriba, pese a tener sus piernas destrozadas y con la cantidad pérdida de sangre, el mago hizo uso de una cantidad considerable de energía mágica para conseguir acelerar el proceso de cicatrización lo suficiente para detener la hemorragia en semejantes heridas abiertas de los restos de sus miembros inferiores.


    —Aun… puedo respirar… ¡aun puedo luchar por la gloria y el orgullo de Anarquía! –Manifestó el perseverante mago líder de la facción.


    Levanto en alto su brazo derecho e intento materializar por medio de las escrituras rojas, la espada de dicho color destinado al ataque, pero su desesperado plan se ve frustrado cuando una daga de empuñadura negra y hoja verde, cuya cuchilla estaba inmersa con un gran poder mágico atraviesa el pecho de la armadura de Horaldez y apuñala su corazón.


    —Imposible… yo… yo te mate… -Declaro Horaldez ante su agresor.


    — ¿Qué puedo decir ante eso?, oh, claro, que hiciste un pésimo trabajo asesinándome.


    La puñalada mata por consiguiente a Horaldez, culminando el final del líder de la facción de Anarquía, el asesino era alguien que ya conocía, era un joven chico pelinegro con 170 de altura y edad adolecente, cuya armas principales eran un par de dagas gemelas, se le creyó muerto, y regresa poniendo fin a la existencia de uno de los dos líderes traidores.


    — ¡ALAN! –Exclamaron de sorpresa Riha y los demás, incluyéndome.


    —Les dije que le alcanzaría –Dijo el aventurero con una confianzuda sonrisa —Por cómo están las cosas, sí que me perdí de algo increíble –Opina tras observar los numerosos cadáveres en el panorama.


    —Tu eres un… ya veo, eso lo explica –Dijo el semielfo en voz alta mirando a Alan.


    — Realmente creíamos que estabas muerto, ¿cómo nos encontraste? –Pregunto Riha.


    —No fue fácil pero tampoco complicado, por fortuna me guie por donde ustedes escaparon y para mi buena suerte, me topé con unos chicos que eran buscadores de Navum, estaban huyendo de algo, no me costó nada atrapar a uno e interrogarlo y me señalo enseguida la dirección de donde se estaba montando un buen alboroto –Explica Alan la manera en que nos encontró.


    ¿Se encontró con los buscadores que habían logrado huir?, lo que más me sorprende es que esté vivo y para mayor sorpresa, ¡completamente ileso!, según me habían explicado los demás, él se quedó a confrontar a todo un campamento lleno de buscadores y los dos líderes respetivamente, ¿y regreso así nada más?, empiezo a tener serias sospechas del poder que oculta como mago ese aventurero.


    Un fuerte ruido de oye de inmediato, era otro disparo perpetrado por el rifle KSVK Dragón a manos de Allum, Jaxthen tenía la vista en frente y su escudo mágico respaldado con toda su magia para resistirlo, el resultado final de esta colisión…


    — ¿Eh….? –Formula de manera incomprensible el semielfo con la sangre escurriendo de su boca.


    La mitad de su escudo en el lado izquierdo había sido devorado por el pesado proyectil, su escudo no tuvo ni la mínima chance de resistir tal poder de fuego, su armadura obtuvo el mismo resultado, la bala le arrebato todo su brazo izquierdo y buena parte de su hombro, una fuente de sangre salía disparado de la herida del mestizo líder de Orden, Jaxthen cae al suelo de rodillas con ojos pálidos a consecuencia de la anemia.


    —Lo sabía… esa arma… tal poder… no es de este mundo… no usa magia… -Comento el moribundo Jaxthen.


    — ¿Qué? –Reaccione ante su declaración acercándome a él —¿Por qué llegaste a esa conclusión?.


    El semielfo miro el escudo y cerro sus ojos, entonces mire su arma defensiva llevándome una sorpresa, la madera que creí que era lo que componía tal objeto, en realidad era un engaño, dentro de la misma madera, se hallaba el auténtico escudo, uno hecho de metal.


    —Este material… -Analice con mis dedos la fina pieza.


    El metal de este escudo tampoco era ordinario, estaba compuesto de “Arcarnis”, un raro metal natural con propiedades antimagicas, puede anular todo tipo de poder mágico cuando hace contacto con este, existen derivaciones artificiales de este metal pero su poder de anulación es menor pasando mayormente a debilitar más que anular.


    Sin embargo, el escudo de Jaxthen era evidentemente Arcarnis autentico, el semielfo sujetaba este objeto con un soporte hecho de metal ordinario para no hacer contacto con el Arcarnis y de esa manera evitar que sus poderes mágicos sean suprimidos, aun así, su escudo al final aunque una defensa de alta calidad contra la misma magia, resulto inútil contra un arma que carecía de ella.


    ¿Pero porque cubría el escudo dentro de madera haciéndolo ver que era de dicho material?, ¿una artimaña para engañar al oponente?, había oído que aun sin estar en contacto del Arcarnis, si un mago está cerca de este metal, su poder mágico se debilita, ¿será por eso?, fuera lo que fuera, ya no tenía importancia, pues él líder de Orden ya había sido vencido.


    —Tomare esto por las molestias –Anuncie ante el vencido semielfo tomando su escudo para mí y comprimiéndolo a la forma de una canica para guardar el botín dentro del almacén dimensional de la caja metálica cuadrada.


    Un metal con propiedades antimagicas podría serme muy útil para más adelante y gracias a que guardaba dicha pieza en forma de canica, su poder de anulación sobre la magia no parece tener efecto sobre el recipiente metálico cuya naturaleza de su dimensión de bolsillo era puramente mágica, un hallazgo interesante.


    El rugir de bestias nocturnas a los pocos minutos nos alerta de la aproximación de depredadores bajo manto de la noche, con todo el ruido que se ha fomentado entre los disparos de la ametralladora ligera que use y el rifle antipersonal utilizado por Allum, no me extraña que haya llamado la atención de la abominable fauna animal.


    — ¡Seria buena idea salir de aquí! –Aconsejo Rahul.


    — ¡Por aquí!, este camino por el que vine no me encontré con casi nada de abominaciones –Dijo Tayra indicando un camino por el que seguir.


    — ¡Oigan, no se olviden de mí! –Dice Alan corriendo tras ello.


    Fui el último en seguirles, pero antes de hacerlo, mi atención es retenida por cierta persona que aun seguía respirando, de momento.


    —Tu… eres un… Trotamundos –Afirma el semielfo.


    —Sigues vivo, pero no por mucho por lo visto –Le dije de mi parte.


    —De haberlo… sabido… no habría… seguido… adelante…


    — ¿Te arrepientes de haberme traicionado?...


    —Si…


    —Ya veo, es una pena que lo haya considerado demasiado tarde.


    —Lo se… eres fuerte… Trotamundos… o más bien… Metalord…


    —Ese es mi apodo, recuérdalo en la otra vida, Jaxthen, líder de Orden.


    El semielfo dejo de hablar y mientras me alejaba valiéndome de la velocidad del Intense Iron Jetlegs, observo como una criatura humanoide se le acerca, era semejante a un sapo antropomórfico con el tamaño equivalente de un hombre adulto, piernas y brazos como la de un anfibio, con aletas en manos y pies, en su cabeza poseía un par también por oreja, se desplazaba con agiles y veloces saltos.


    La fiera abominación abre su boca revelando una extensa y larga lengua cuya punta era tan filosa como una lanza, haciendo uso de tal extensión como un arma para atravesar el cuello del líder de Orden, fue lo último que llegue a ver de él, para luego retirarme a lo lejos y reunirme con los demás.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    En una oscura sala, ubicado en algún enigmático lugar, se hallaba de pie, firme y quieto como un soldado obediente, el misterioso encapuchado de negro de baja estatura, brazos metálicos y portando sobre el hombro de su vestidura de metal la insignia de a quien servía.


    A solo dos metros suyos, se encontraba pegado sobre una pared, un cristal morado dotado de energía mágica, revelándose tal mineral como Navum, la atención del enigmático individuo estaba fijado totalmente en el Navum.


    —Todo va de acuerdo a lo planeado, Premier PIRER –Notifico con sumo respeto el encapuchado de baja estatura hablándole al cristal de Navum.


    —Tus palabras y acciones enorgullecen a la madre Patria, con el tiempo los tiránicos y primitivos gobernantes de este mundo caerán y un nuevo poder se alzara para unificar las tierras como uno, la Unión Soviética enriquecerá y traerá prosperidad a estas barbáricas tierras sometidas por el yugo de la monarquía.


    Una voz grave y de tono mecánico se emitía a través del cristal de Navum y a la vez del mismo mineral emergía el símbolo de la hoz y el martillo.


    Continuara…
     
  3. Índice: CAPITULO 128 EL AVANCE DE LOS ROJOS
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    259
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    130
     
    Palabras:
    3050
    CAPITULO 128 EL AVANCE DE LOS ROJOS



    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    En “Campo Malahierba” el rumor se extendió entre los buscadores de Navum, acerca del ejército rojo y sobre que sus golem eran creados a partir de seres humanos, y que la razón de que ellos secuestren personas, era para convertirlos en tales seres mágicos mecanizados, un trio de buscadores discutía del tema mientras volvían al escondite de Sahadoris para cambiar el botín de cristales de Navum que traían consigo por dinero, el sol estaba ocultándose.


    —Suena una locura… ¿golems creados a partir de humanos fusionados con ellos? –Dice el primero costándole digerir tal revelación.


    —Se dice que un grupo de esos golem del ejército rojo ataco el escondite de Sahadoris, lograron vencerlos y uno de allí abrió a una de esas cosas con un poder que le permitió quitarle el casco que traía encima, dentro había una cabeza humana –Confirmo el segundo.


    — ¡Maldición!, eso si da escalofríos, ya era demasiado con las abominación en este sitio, como para ahora tener que lidiar con estas máquinas mágicas –Opina el tercero.


    — ¿Creen… que nos estén acechando alguno de esos golem ahora? –Pregunto con temor el primero.


    — ¡Oye no digas esas cosas!, es de mala suerte –Expreso asustado el segundo.


    —Preferiría pisar un FTN que ser capturado por uno de ellos, no sé cómo harán para convertir humanos en golem, pero de seguro debe ser jodidamente doloroso –Comento el tercero.


    Una serie de pasos se oyen proceder a varios metros del trio de buscadores, al voltear se percatan de la presencia de dos golem del ejército rojo quienes habían estado escondido entre un follaje y algunos árboles del campo.


    — ¡Tiene que ser una broma!, ¡son esos Golem! –Exclamo aterrado el primer buscador.


    —Luchar con ellos es demasiado riesgo, ¡huyamos! –Sugirió el segundo.


    — ¡No!, ¡aquí también hay más! –Declaro el tercero al voltearse para escapar.


    Dos golem más yacían del otro lado del trio de buscadores, sumando 4 de ellos en total, habían rodeado al grupo en plan de una emboscada, la misión que aquellas maquinas tenían era simple, capturar vivos a más personas, se les permitía herirlos, pero lo suficiente para incapacitarlos, no para matarlos, solo se permitía recurrir al asesinato si no había opción.


    __________________________________________________________________​


    En una oscura sala de un enigmático lugar, el misterioso encapuchado de negro de baja estatura, se encontraba platicando con el líder del ejército rojo, la entidad se comunicaba con su subalterno, a través de un cristal de Navum pegado a la pared en el cual emitía su voz.


    —Premier “Pirer”, ¿cuándo cree que llevaremos a cabo la operación “Revolución Bolchevique”? –Pregunto el enigmático servidor encapuchado.


    —Paciencia mi fiel camarada, la operación se llevara a cabo a su tiempo, mientras tanto he descubierto algo interesante que podría beneficiar a nuestros planes –Comunico la voz denominada como Pirer.


    Pegado sobre otra pared, se hallaba otro cristal de Navum con el triple del tamaño del cristal por el cual el Premier se comunicaba, su tamaño abarcaba igual a un candelabro de techo, el cristal emitía una intensa aura mágica que irradiaba en toda su cristalizada estructura hasta manifestar una serie de imágenes semejantes a una cámara de seguridad, se movían, estaban a color pero no había sonido alguno.


    En las imágenes grabadas y mostradas sobre el cristal, se captaba al grupo de aventureros que se habían adentrado a la zona prohibida junto a un escuadrón de Templarios para investigar sobre las desapariciones de los aldeanos en el reino de Luthe, más concretamente las imágenes denotaban ser de la noche en que ellos habían sido atacados por numerosas abominaciones.


    Las imágenes se centraron específicamente sobre un aventurero en concreto, Rozuel Drayt, las armas de fuego que empleaba para luchar contra las criaturas había sido de sumo interés para el Premier, incluso el encapuchado sintió cierta curiosidad al verle utilizarlas, hasta poner una mano en su cabeza y sentir como si una jaqueca le invadiera.


    — ¿Estas bien? –Pregunto su Premier —Noto inquietud en tu mente.


    —No, no es nada mi Premier… -Asegura el enigmático encapuchado.


    —Las imágenes captadas fueron registrado por uno de tus familiares que sobrevolaba el sitio –Le reitero el Premier —Tus ojos y la de nuestros soldados, esta anexados a mí, todo lo que vean y oigan, también lo percibiré, somos una unidad, somos el cambio revolucionario que marcara un antes y después a este mundo.


    —Mis ojos siempre serán suyos, mi Premier –Expreso el enigmático encapuchado fiel a su líder soviético.


    —El joven aventurero que vez en el cristal, las armas que porta, son auténticas herramientas de la civilización de la que provengo, jamás creí ver tales creaciones en estas primitivas tierras –Declaro Pirer.


    —Premier, ¿qué tiene en mente con ese aventurero? –Consulta su leal seguidor.


    —Captúralo vivo, si el joven aventurero es lo que creo que es, sus creaciones servirán a la causa de nuestro planes, con tal armamento en nuestro poder, el progreso de la operación “Revolución Bolchevique” dará un paso agigantado hacia el del fin de la imperialista burguesía, el proletariado se hará con el poder que le corresponde –Manifestó el Premier.


    —Llevare a cabo su voluntad, aunque me cueste la vida.


    —El joven aventurero no será alguien fácil con que lidiar, inclusos con tus habilidades, subestimar a un oponente que podría contar con otras armas como tal, sería un fatal error, dejare que mi mejor creación te acompañe –Aseguro el Premier.


    —Mi Premier, ¿habla de…?


    —Sí, mandara al “Campeón Rojo”, encárgate de que la captura haya sido un éxito, el resto de los individuos que acompañan al objetivo, son irrelevantes, mátalos sin son necesario, tráeme al joven aventurero, la victoria de la madre patria estará segura si completas esta vital tarea.


    —¡Así será, Premier!.


    El enigmático encapuchado se voltea perdiéndose en la oscuridad de la sala, el Premier reproduce nuevamente los registros visuales obtenidos de los ojos del familiar de su leal soldado encapuchado.


    —Los Trotamundos son entidades realmente muy extraños, incluyéndome –Dijo Pirer en voz alta.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Con plena noche, recorrer el “Pantano Corrompido” en el panorama nocturno no era tan diferente de caminar en una cueva llena de serpientes venenosas con los ojos vendados, los depredadores son más activos y hostiles en el manto de la oscuridad, la opción idónea entonces era resguardarnos y continuar en el amanecer.


    Tayra nos guio por un camino seguro del cual casi no había abominaciones con los que toparnos y Douglas, con sus años de experiencia como buscador de Navum, conocía un sitio cerca donde podríamos descansar.


    Entre numerosos árboles, la baja profundidad de agua y la vegetación acuática, dimos con un escondite bien oculto entre unas grandes rocas, una vieja casa abandonada alguna usada quizás por un cazador hace mucho tiempo, en su interior una trampilla conducía a un sótano, estaba profundamente oscuro.


    Douglas saco de su bolsillo, una piedra mágica de luz de esencia parcial obteniendo una mejor visión entre la densa oscuridad, metiéndola dicha piedra dentro de un farol que se hallaba colgado en una pared, la iluminación del objeto aumenta en cuestión brindando un sótano iluminado de manera decente.


    —Existen otras guaridas de descanso alrededor de esta área como esta, muchas aéreas la tienen, la mayoría hecha por buscadores, el objetivo es simple, brindar refugio para resguardarse cuando anochece, por supuesto, se necesita de una piedra mágica de luz si quieres que la guarida sea utilizable, ningún buscador se adentra tan a fondo, sin llevar un buen puñado de estas y conocer de memoria o con un mapa, las localizaciones de estos lugares –Explico Douglas.


    —Los acechadores sí que están algo organizado que digamos –Opino Creik a modo de elogio y burla a la vez.


    —Es un suicidio subestimar a la zona prohibida, Enano.


    Todos nos acomodamos en el lugar, debido a lo pequeño que era, montar las tiendas no era una buena idea, tal vez si lo que estuvieran aquí fueran dos personas, pero en nuestro caso éramos como ocho en total.


    —Entonces, apenas amanezca, ¿nuestra siguiente parada será el bosque morado? –Pregunto el Enano.


    —Si, según Tayra, los exploradores de las facciones siguieron la pista de la guarida del ejército rojo hasta ese lugar, hasta que murieron… por cierto, ¿qué mato al grupo en el que estabas? –Pregunte.


    —Apenas pudimos notarlo, era rápido, muy rápido… -Empezó a relatar la Sargaria.


    El bosque morado lleva su nombre por las hojas de los árboles que se habían teñido de dicho color al absorber grandes cantidades de Navum disperso por el boscoso sitio, es una de las áreas clasificada como una de las más peligrosas de la zona prohibida.


    Las abominaciones que habitan allí son de temer, enfrentarlos un riesgo elevado y la cantidad de guarida apostados allí para descasar son muy escasas, fue uno de los problema que afronto el grupo de exploradores de Orden.


    La noche había caído para ellos, y la criatura más sigilosa del área los acechaba, de los 10 hombres que contaba originalmente el grupo (sin contar a la semihumana), 4 perecieron a manos del monstruo para que el resto pudiera huir, pero los demás, cayeron a manos de otra cosa, según en palabras de Tayra.


    —No era una abominación, eso sin duda…


    Su velocidad era monstruosa, apenas era capaz de ser notado a los ojos de cada uno de los buscadores de Orden, y la mayoría de ellos, eran magos con destacadas cualidades sensoriales, sentir su presencia según ellos, era como jugar al gato y el ratón, ocultaba muy bien su poder mágico mientras se movía con rapidez.


    Primero una densa niebla morada se manifestó sobre el grupo causando que la visión entre ellos fuera más difícil de notarse, luego uno por uno empezaron a caer, Tayra logro quedarse al lado de uno de los buscadores sin perderle de vista, pero al ver que el atacante desconocido hacía de las suyas abatiendo a su paso a los buscadores, solo les quedaba una alternativa a ellos, una retirada inmediata.


    Recordando los pasos por donde vinieron, Tayra y el buscador de Orden que estaba a su lado, se dieron la vuelta echándose a correr para huir de allí, abandonar el bosque y eso significaba dejar a atrás a los demás miembros del grupo y darlos a todos por muertos, incluyendo a los de Anarquía.


    Pero la semihumana sintió una horrida presencia, acercándose deprisa por su retaguardia, no le daba el tiempo de responder ante tal amenazante enemigo, sin duda era el mismo que acabo con los demás, ahora iba por ella, pensó que sería su fin, hasta que…


    — ¡No te detengas, corre! –Exclamo el buscador de Navum empujando a la Sargaria.


    El atacante apuñala la espalda del explorador de Orden, un humano en sus veinte y pico de años, apuñalando su espalda con un brazo metálico que atravesó incluso el pecho del buscador, Tayra desde allí lo observo con claridad, el agresor no era una abominación.


    Su estatura era baja, vestía una túnica negra con una capucha que cubría su cabeza, ambos brazos eran metálicos y con aquellas extremidades logro perforar al buscador fácilmente al alcanzarle, pero aquel ataque estaba dirigido originalmente a ella.


    — ¡CORRE HE DICHO! –Le exclamo nuevamente el buscador que recibió el golpe por ella.


    La semihumana aceptando su gesto, no deja que su sacrificio sea en vano, sigue corriendo dejando atrás a su salvador, el buscador por su parte no se rindió sin dar pelea, Tayra escucha una fuerte explosión producirse en la dirección de donde estaba él y el misterioso agresor, no volteo para ver que ocurría, simplemente siguió sin detenerse hasta lograr salir del bosque morado, eventualmente se cruzaría conmigo.


    —Desconozco porque arriesgo su vida por mí, quizás vio que tenía más posibilidades de salir vivo de allí, pero también… era la persona que me veía con más tolerancia en el grupo, lo mínimo que podía hacer, era conseguir salir de allí e informar de lo que vi –Culmino la Sargaria su historia.


    Tanto Riha, yo, Allum, como los demás, chocamos con sospechosa y pensativos nuestras miradas entre si cuando Tayra menciono que el agresor era un misterioso encapuchado enano, tales características, la habíamos visto antes.


    —Ese enano de capucha, es el mismo que estaba presente cuando fuimos emboscados por esos hombres lagartos –Saco al tema Rahul.


    —Entonces… esos hombres lagartos, ¿eran también alguna especie de Golem? –Pregunto Pitt.


    —Ahora que lo pienso, desde que fuimos emboscado por esos hombres lagartos, no hemos sido atacados nuevamente por ellos, en su lugar, han aparecido esos Golem hecho a partir de humanos –Comento Alan.


    — ¿Golem hechos de humanos? –Pregunto Rahul confundido.


    Rahul y su joven compañero Pitt, así como Tayra, no sabían del tema, así que se lo resumimos, el horroroso descubrimiento de golems que nos habían atacado, yacían en su interior, humanos transformados por algún proceso desconocido en esas máquinas mágicas.


    — ¿¡Humanos convertidos en Golem!? –Dice impactado Pitt de tal novedad.


    —Suena tan absurdo… pero si ustedes lo dicen, entonces tal barbaridad… debe ser cierta –Dijo Rahul con pesadez emocional.


    La Sargaria por su parte ni se inmuto, como si hubiera esperado venir tal descubrimiento.


    —Así que es cierto… eran humanos… -Dijo Tayra.


    — ¿Eh?, ¿lo sabias? –L pregunto Riha.


    —Decapite a una de esas cosas, fue por un momento… pero percibí en la cabeza un cierto aroma… a humano, no entendía porque tenía ese aroma un golem, hasta ahora –Conto ella.


    Tayra parecía llevar bastante en la zona prohibida, ¿por qué ella se había adentrado a este inhóspito sitio?, era momento de conocer a detalle sus razones.


    —Tayra, ¿por qué estas…?


    —Si tu duda es la razón del porqué estoy aquí, te lo contare –Se me adelanto ella —Iba a decírtelo en un principio, ¿lo recuerdas?.


    Es cierto, estaba por decirme sus intenciones, pero justo Rahul y Pitt habían llegado con los demás encima de una montura de Espirano, tras haber huido de Orden y Anarquía después de que ellos nos traicionaran.


    —Todo comenzó un mes atrás…


    La gente de Tayra era nómada, carecía de un hogar propio, se quedaban en un sitio un tiempo estimado y luego se desplazaban hacia otro, la razón de no quedarse en un mismo lugar, es por posibles represalias y ataques de grupos como esclavistas con mucho desprecio hacia su raza, los Sargarios que viven en comunidades son conocidas como “Dolafh” que es como una palabra equivalente a “manada”.


    El Dolafh de Tayra se componía de unos 350 Sargarios, además de su hermana Eutel, ella no tenía otros familiares de sangre, pues sus padres habían muerto, por fortuna, los grupos de Sargarios tienen fuertes lazos de familia entre ellos aun sin dicha relación sanguínea, otros cuidaron de ella como su hermana.


    Vivian en una parte escondido al este del reino de Luthe, donde se quedaron por unas largas temporadas, las veces que fueron atacados, fue a manos de bandidos mayormente y en pocas ocasiones de mercenarios esclavistas, para la suerte del Dolafh, solo hubo heridos y ninguna perdida.


    Había llegado el momento de mudarse a otras tierras como su modo de vivir lo estimaba, entonces algo inesperado ocurrió, un grupo de Sargarios del Dolafh encargados de recolectar comida para el largo viaje, habían sido atacados, no sería un problema de no ser, que los agresores en este caso, eran diferentes.


    Eran numerosos, 4 docenas de ellos aparecieron con intenciones hostiles sobre los Sargarios que recolectaban la comida, hombres lagartos envuelto en una armadura completa de pie a cabeza, algunos de mayores tamaños a comparación de otros, incluso contaban con la presencia de su variante “hombre lagarto de las cenizas” distinguidos por sus escamas rojas.


    Los Sargarios encargados de recolectar la comida lo conformaban un grupo de 50, pese a tener la ventaja numérica por 2 unidades más a su favor, los monstruos de armadura resultaron ser una fuerza abrumante y mejor equipada.


    — ¿Estuviste presente allí? –Le pregunte a Tayra.


    —No, yo estaba con el grupo encargado del mantenimiento de las armas y armaduras –Contesto ella —Uno de los sobrevivientes nos contó de todos los hechos cuando se reunieron con nosotros.


    —¿Sobrevivientes?.


    De los 50 Sargarios, 13 regresaron con el resto del Dolafh, los demás, no murieron, sino que habían sido capturados por estos monstruos y llevados a rastras, detallo que la manera de luchar de estos hombres lagartos era innatural, como si usaran un estilo de pelea enfocado en incapacitar al oponente en vez de matar.


    —Mi hermana estaba con el grupo encargado de recolectar comida, era su primera vez, recuerdo lo emocionada que estaba cuando llevo su arco y flechas, a sus diez años, quería experimentar el arte de la caza con su gente y ayudar en tanto como pudiera al Dolafh, entonces… -Con incomodidad a Tayra la cuesta hablar del asunto.


    —Un mes… si mal no recuerdo, la razón de este encargo que hacemos, es porque hace varias semanas, ellos atacaron varios poblados humanos en el lado este del reino de Luthe, secuestrando a la gente que habitaba en ellos –Conté como anécdota en voz alta.


    — ¿Qué quieres decir? –Me pregunto Riha con curiosidad.


    —Si secuestran humanos para convertirlos en Golem… -Dijo a medias Creik.


    —Entonces, que tengan Golem hechos a partir de hombre lagartos… -Deleito Rahul por su parte.


    — ¿Eso quiere decir que ahora tienen en mente crear Golem a partir de Sargarios? –Dejo en la incógnita Alan.


    Tal teoría dejo perplejo a todos, pero quien más quedo afectado, fue Tayra.


    Continuara…



    EPILOGO:


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    Desplazándose por el manto de la noche entre el denso follaje morado del bosque que llevaba el nombre de dicho color, un grupo de Golem se movilizaba hacia un sitio en particular, pero de entre todos, uno de ellos resaltaba del resto.


    Un gigante de 10 metros de rojo y amarillo, un inmenso ser mecanizado de naturaleza mágica, cuyos pasos hacían resonar con cada pisada, su cabeza denotaba como medio de visión, una larga línea horizontal color morado, sobre su pecho tenia grabado en grande la insignia de la hoz y el martillo, bajo la marca de su bando tenia tallado una palabra escrito en ruso que ponía “ГУЛАГ”.


    La persona encargada de que tal gigantesca maquina mágica llegara a su destino, era nada más y menos que el enigmático encapuchado de baja estatura de brazos metálicos quien oculto a distancia, supervisaba el avance de las tropas.


    Continuara…
     
  4. Índice: CAPITULO 129 EL GIGANTE DE LA MADRE PATRIA
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    259
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    130
     
    Palabras:
    4300
    CAPITULO 129 EL GIGANTE DE LA MADRE PATRIA


    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    Los Sargarios originalmente vivían en una nación isla llamada “Isla Sargaro”, pero hace ya más de un siglo perdieron su patria, obligándolos a vivir como nómadas por toda Avalia, hasta encontrar un sitio al cual llamar hogar, pero muchos son los que marginan a esta raza hasta el punto del odio intenso, por hechos del pasado relacionado directamente con ellos.


    Los Sargarios son naturalmente incapaces de usar magia, como todo ser viviente en su cuerpo poseen mana, pero el de ellos es peculiarmente único, rechazando todo tipo de magia hasta el punto de incluso ser incapaces de utilizar artefactos mágicos o encantados, son conocidos como la “raza de no-mago”.


    Sin embargo, están dotados de una extraordinaria fuerza física, poseen una resistencia natural a enfermedades superior al humano y a la propia magia, un Sargario adulto podría levantar 50 kilos en una mano y apenas lo sentiría, incluso en edades adolecentes y en su niñez desarrollan una capacidad física monstruosa (pero inferior por obviedad a su etapa adulta), siendo vistos usar un estilo de lucha que involucra armarse con dos armas pesadas a la vez.


    Tienen una notable tolerancia a venenos, sus largas orejas le brindan una audición única y poseen un factor curativo leve que les permite sanar rápido heridas menores, su esperanza de vida ronda entre los 110 a 130 años, son incapaces de reproducirse con otras razas ajenas a la suya, por lo que se desconoce su posible hibridación con otras razas.


    —Tomando en cuenta esas características… si quisiera convertir Sargarios en golem, la cosa sería muy problemática -Pensé en voz alta.


    —Más si consideramos las actitudes físicas de la raza y llegado al punto de transformarlo en una máquina de matar –Comento Rahul.


    —Entonces no sería descabellado pensar que la sola idea fuera una posibilidad –Añadió Douglas como opinión.


    Tayra suspiraba con los ojos cerrando apretando los puños con intensa incertidumbre, era evidente que tratándose de su gente y más aún, que su propia como única hermana estaban de por medio, el lio emocional que debe sentir, ha de estar por niveles preocupantes.


    —Pero se supone que los Sargarios son incompatible con toda fuente de magia, es por eso que no pueden usar ningún artefacto mágico o encantado, ¿esos golem hecho con humanos en su interior no son creados utilizando algún proceso mágico para convertirlos en tales cosas? –Pregunto Pitt expresando un buen punto.


    —Cierto, los cristales de Navum –Nombro el Enano Creik el elemento principal y energético que portaban estos Golem.


    Cierto es que estos cristales son de naturaleza mágica, pero también he de recordar que el origen de dichos cristales, proviene de una forma de energía no mágica a la vez, es como una paradoja, ¿podría esta fuente ser compatible con los Sargarios?, hasta el momento es solo una mera especulación, pero para Tayra, es todo una pesadilla mental.


    —Es factible creer que también les sea imposible el crear golem a partir de Sargario –Opine con tal de aliviar el fuerte peso emocional de la semihumana —El proceso de conversión sin duda usa magia y los cuerpos de los Sargarios la rechaza como tal, las cosas de seguro no saldrán como el secuestrador quisiera.


    —Pero… si llegara a no poder convertir a los Sargarios en golems, ¿qué haría con ellos entonces? –Pregunto Pitt sembrando otra incógnita de incertidumbre.


    Da igual donde iría el tema, la semihumana cercana a nosotros no cambiaría su evidente expresión de preocupación hacia sus seres queridos que habían sido secuestrado, 37 de ellos, el Trotamundos soviético tiene en su posesión a 37 Sargarios como especímenes para hacer de las suyas, si llevan un mes, tenemos que darnos prisa antes de que haga un progreso significativo, no quisiera toparme con un golem hecho a partir de uno de ellos.


    —Oigan, ya que estamos en el tema sobre Sargarios, tengo una duda –Planteo Alan su cuestión — ¿Por qué los Sargarios son tan odiados?, entiendo que los semihumanos por lo general no llevan bien con los humanos, pero aquí noto que el desprecio hacia ellos, está a otro nivel, ¿hay alguna razón en particular?.


    —Alan, no deberías preguntar de esas cosas frente a Tayra –Le dice Riha a manera de sermón.


    —No tengo ningún problema con ello al respeto –Expresa la Sargaria su opinión del tema —Todo se remonta a la primera gran guerra.


    Entonces ella lo sabe, y el mero hecho de lo que sepa, quiere decir que su misma gente lo reconoce, educar a la generación futura planteando los errores de la generación pasada, su raza es fascinante en muchos aspecto y no solo por el mero hecho de que no puedan usar magia.


    — ¿La primera Gran guerra? –Repitió Alan entre dudas.


    — ¿Conoces ese conflicto? –Le pregunte.


    —Sí, fue una guerra que tomo mucha importancia en el continente de Gresswold, casi todos los reinos se vieron envueltos en el conflicto bélico y los reinos de los otros continentes participaron a modo de comercio brindando materiales y mercenarios a los bandos que se envolvieron en ella, una guerra de proporción global como ninguna ha habido en la historia –Explico Alan su conocer del evento histórico.


    La primera Gran Guerra se inició en el año 1014 y culmino en 1018, el desencadenante de la guerra fue el asesinato del Duque Franquess Aurio del reino de Zaragos a manos de asesinos del reino de Fraya, durante un tratado entre los dos reinos para firmar una alianza, pues había bastantes tensiones entre dichas naciones, en aquel entonces y en ese tiempo, los dos eran considerados en su momento como grandes potencias mundiales.


    El duque Franquess Aurio sabía que la tensión llevaría tarde o temprano a la guerra, por eso convenció a su rey para establecer diálogos con la monarquía de Fraya y llegar a un acuerdo de paz, entendimiento y próspero comercio, mismo que sería firmado por el Duque en persona en territorio de Fraya, pero todo termino en una vil trampa perpetrado por el susodicho reino.


    Muchos nobles de Zaragos murieron ese día, pero el asesinato del Duque, fue el mayor detonante que llevo a Zaragos a declararle la guerra a Fraya, sin embargo, Fraya esperaba eso, antes de que el asesinato se llevara a cabo, ya había unido fuerzas con otros destacados ejércitos de otras naciones.


    La fuerza demoniaca de Proust del Reino de Druiz (Reino de la raza demoniaca), El firme brazo del ejército del reino de Swordstone (Actualmente llamado como el reino de Wilstone), El ejército del reino de Jytalia y la armada Sargaria de la Isla Sargaro (en aquel entonces los Sargarios tenían su hogar).


    La intenciones del reino de Fraya eran evidentes, un dominio total del continente de Gresswold junto a sus aliados mencionados, el bando de Fraya y los suyos pasaron a ser conocidos en la historia como “La Alianza Quíntuple”.


    Esta guerra marco un antes y después en todo Gresswold, para empezar, este conflicto permitió a los Templarios que en aquel entonces su organización estaba en crecimiento, obtener un gran reconocimiento al ser el mayor protagonista en la derrota de Fraya y sus aliados, aumentando su influencia en años posteriores, además de que el reino de Luthe surgió a consecuencias de esta guerra y los reinos responsables de apoyar a la nación causante del conflicto (Fraya), recibieron su castigo en el momento, ya sea con la ejecución de toda la familia real gobernante y el reemplazo con otra, o el arrebato severo de recursos monetarios de sus naciones como “pago” por sus crímenes que desemboco en algunos años de problema económicos para estos.


    El bando que lucho contra “La Alianza Quíntuple” se autodenomino para la historia como “Voluntad de Deux”, formado originalmente por el reino de Zaragos y los Templarios a raíz del asesinato del Duque Franquess Aurio y la inminente declaración de la guerra.


    Los ejércitos de “La Alianza Quíntuple” además de llevar una guerra contra Zaragos, también invadieron otras naciones de Gresswold que eran neutrales en el conflicto, tal fin era para hacerse con el poder de ellas y aumentar sus ventajas territoriales como de recursos contra sus enemigos.


    Los Templarios en apoyo con otras naciones que pensaban quedarse neutral, pero al ver que terminarían como los reinos neutrales invadidos si no hacían algo o si “La Alianza Quíntuple” salía victorioso, ayudaron llevando a cabo una campaña para liberar a dichos reinos sometidos por el bando invasor y la primera gran guerra se desarrolló a su paso.


    —En resumen, los Sargarios son severamente odiados porque ellos apoyaron fuertemente a “La Alianza Quíntuple”, además también participaron como responsables de masacrar a los soldados escoltas del Duque Franquess Aurio –Añadí a la explicación —Lo que le dejo vulnerable y permitiendo a Fraya realizar con facilidad el asesinato, el rey de Luthe no era tonto, para su Duque se le fue otorgado una escolta armada de elite, pues no confiaba del todo en dicha nación al ser el tratado de firmarse en sus tierras, pero ni esa escolta pudo contra la arrolladora fuerza de la armada Sargaria.


    —Entonces esto sería como un “cosechas lo que siembras”, ¿no? –Opino Alan.


    — ¡Alan! –Riha pronuncia su nombre con intención de que midiera sus palabras.


    —Uh... perdón.


    —Como dije, no tengo problema, todo lo que dices, cada palabra, es cierto –Aclaro Tayra.


    — ¿Y eso… también causo que los Sargarios perdieran su hogar en la Isla Sargaro al perder su bando en la guerra? –Pregunto Pitt.


    —No, los motivos que los llevo a perder la Isla Sargaro, fueron otros en concretos, pero es todo lo que necesitas saber al respeto –Le dije para dar fin al tema.


    Nuestro siguiente destino estaba aclarado, el bosque morado, si ese misterio encapuchado enano esta allí, no es coincidencia, él protegía algo, tendremos que llegar allí y averiguarlo, puedo sentir que estamos cerca de dar con el eje principal de este dilema, ese Trotamundos, tengo que pararlo o a este paso va a terminar convirtiéndose en una poderosa amenaza más adelante para Avalia, y Windaz.


    —Ahora yo soy la que tiene una duda respeto a ti Alan –Le dice la Lupian al aventurero de cabellera negra.


    —¿Eh?, ¿de mí?, ¿y qué es?.


    —Cuando decidiste quedarte atrás para que los demás escapáramos del campamento de Orden y Anarquía, ¿¡cómo es que lograste salir de allí con vida!?, ¡eran un montón, pero bastantes buscadores!, incluyendo a sus respetivos líderes, además cuando volviste a encontrarte con nosotros, no note ni un solo rasguño, ¿cómo le hiciste? –Presento Riha su incógnita.


    —Veras… es un se-cre-to, pero no te preocupes, a su momento muy pronto lo averiguaras –Contesta él.


    No negare que también me planteo la misma pregunta, con tantos buscadores y que haya vuelto completamente ileso, ¿qué se traerá entre manos?, en eso, percibí otra cosa en él, sobre su dedo anular de su mano derecha, llevaba un anillo color caoba y tenía engranado una pequeña piedra cuadrada color blanco.


    —Oye, Alan, ese anillo en tu mano…


    —Oh, ¿esto?, digamos que es un “botín de guerra” –Contesto el aventurero adolecente pelinegro.


    Ese anillo es el artefacto mágico que Horaldez llevaba consigo, con el poder de permitía detectar mentiras, ni cuenta me había dado hasta ahora que él lo traía consigo o cuando se lo arrebato al fallecido líder de Anarquía, y creo que el resto tampoco se percató aun. Después todos nos fuimos a dormir, partiríamos apenas el sol saliese.


    __________________________________________________________________​


    Me desperté, fui el primero, pero la razón del porque es que al abrir mis ojos, me encontré con una bola de pelo marrón café a mi lado que emitía un aura mágica de manera discreta para que pudiera sentirle a propósito, tal bola de pelo sube por las escaleras saliendo por un pequeño agujero de la trampilla.


    — ¿Esta aquí? –Pensé en mi mente.


    Me levante discretamente subiendo y saliendo del sótano, salí de la abandonada casa para ser quien recibiera los primeros rayos del sol, para mi sorpresa alguien más sale del sótano, resultando ser Allum.


    — ¿Hamelín está aquí? –Pregunto el slime.


    —No, fue solo uno de sus invocaciones –Le aclare.


    Más temprano que nunca una presencia se acercó a nosotros, a propósito se dejó sentir, saliendo detrás de un árbol, cierto elfo oscuro familiar con pinta de cuarentón de piel morena, ojos de color oscuro, cabello ámbar y un notorio parche que cubría su ojo derecho, vistiendo una túnica marrón.


    —Einquel –Le llame por su nombre —Lograron entrar, supongo que no debería impresionarme considerando quienes son.


    —Lamento la tardanza, tuvimos ciertas dificultades en el camino y por lo visto, también te paso a ti –Dijo él.


    —Entonces… ¿”ellos” están aquí en la zona prohibida? –Le pregunta de manera directa.


    El elfo oscuro cargaba un gran saco en su espalda, tomando de ella una cabeza con forma de un cráneo inhumano con tétricas fauces amarillas y un gran ojo color negro con numerosas venas sobresaliendo a su alrededor, era la cabeza de un Afligido, entonces eso lo confirmaba, El Nexus estaba en la zona prohibida.


    —Encontramos a este merodeando en el pantano por la entrada que da con un área conocida como bosque morado, pero aquí lo curioso, estaba solo –Resalto en detalle Einquel —Tengo una posible razón del porqué, o más bien una corazonada.


    —¿Cuál?.


    —Este Afligido, era solo un explorador, como si su único propósito fuera supervisar el área, incluso le hicimos frente este no intento luchar para defenderse, sino que buscaba huir, eso alentó mi duda a sospechar, parece como si le hubieran dado el simple objetivo de explorar, pero no entablar ningún combate, a saber si hay otros como este en la zona, ya que es el único con el que nos hemos topado –Planteo el elfo oscuro su punto.


    ¿Qué estará buscando El Nexus aquí?, si este Afligido estaba en la zona prohibida, más concretamente cerca del bosque morado, ¿quiere decir que quizás tengan alguna relación con el ejército rojo?, no, seria demasiada suponerlo, la sola idea de que este Trotamundos colabore con ellos ya era alarmante, como si los problemas que presenta haciéndolo por su cuenta no fueran más que suficiente.


    — ¿Qué hay de ti?, ¿algo nuevo que contar? –Me pregunta Einquel.


    —Bastante, para resumírtelo, estamos cerca de dar con un sujeto problemático, desde mi punto de vista… ignorar a este individuo, supondría un problema de la misma talla que el Nexus, o quizás peor –Le respondí sin muchos detalles.


    —Debe ser alguien bastante fuerte o que haya denotado una notable impresión, para que saltes con esa conclusión –Opino Einquel.


    —¿Quieres los detalles?.


    —No, confió en que podrás manejarlo, ¿necesitas ayuda?.


    —No, podre con ello, además no estoy solo –Señale a Allum como refiriéndome a los demás —Ustedes encárguense de vigilar las actividades del Nexus en la zona prohibida y averiguar sus intenciones.


    —Tenlo por hecho, entonces nos veremos después –Dice el elfo despidiéndose.


    —Cuídate las espaldas, los monstruos de aquí no son pequeñeces –Le advertí con claro tono amistoso.


    —No te preocupes, estoy en buenas manos y contando con este fiel “compañero” de mi lado –Muestra dentro su túnica marrón cargando en su espalda el rifle Mosin-Nagant —Me he asegurado de llevarlo siempre de acuerdo a las “condiciones necesarias” para que no caiga en malas manos.


    El día en que Einquel me llevo de vuelta a Windaz, hice una arriesgada apuesta, deje en manos del elfo oscuro una de mis creaciones, el rifle Mosin-Nagant, si su organización era como tal decía, entonces disponer de un cierto “apoyo” de mi parte en sus actividades, no les vendría mal, además de que su dominio con la espada no era precisamente la mejor y mostro una cualidades innatas con el arma de fuego.


    Por supuesto, eso supuso varios riesgos en concreto, aun si Ordinem Deam resultara ser una organización confiable, seguía habiendo otros riesgos en cuestión, como que el arma pudiera caer en ciertas manos peligrosas si Einquel llegase a perecer en acción, por fortuna, el elfo oscuro supo cómo poner un “seguro” para esas situaciones.


    Al rifle se le intervino con ciertas propiedades mágicas al crearse un enlace de dicha naturaleza con Einquel, de acuerdo en palabras explicadas previamente por él, si el usuario del arma (Einquel) llegase a morir, el Mosin-Nagant estaba “programado” por un hechizo para fundirse y destruirse por completo automáticamente.


    Pero esto no es todo, otras condiciones también fueron establecidas para autodestruir el arma en casos de darse alguna otra situación, estaba por ejemplo, que si el Mosin-Nagant estaba a una considerable distancia alejado de Einquel, se activaría la autodestrucción inmediata, incluso el elfo oscuro planteo la opción de causar la activación de la autodestrucción misma del arma con el pensamiento.


    —Me entristecería destruir tal sublime creación, pero todo sea para un bien –Opino Einquel.


    — ¿No te hacen faltas nuevos cargadores? –Le pregunte al elfo.


    —No, aun me quedan bastantes de los que me diste hace ya algunos meses –Responde él —Por cierto, ¿qué tal el presente que recibiste para tus días de aventurero?.


    La pregunta de Einquel se refirió en concreto al recipiente cuadrado metálico que poseía una dimensión de bolsillo en su interior para guardar objetos, por supuesto no era un compartimiento infinito, pero sin duda me ha venido de maravilla considerando que me facilita el guardar todo mi armamento en su interior e ignorando el efecto de peso.


    Tal artefacto mágico, fue un obsequio de Einquel y la Ordinem Deam, al parecer estaban al tanto que pronto me embarcaría como aventurero, además de seguro recibieron con buenos ánimos el presente que le di de mi parte al elfo oscuro y no parece que dudaron en devolvérmelo materialmente.


    —Bastante útil, debió ser bastante complicado crear tal artefacto complejo –Comente.


    —No te mentiré que no lo fue, pero lo que importa es que te sea útil, cuídate Roz, ni se te ocurra morir hasta nuestro próximo encuentro –Me pide el confiable elfo oscuro.


    —Lo mismo digo yo, tal y como dijiste, sería una pena que esa “creación” fuera destruida –Dije a modo de broma.


    —Jeje, exacto, tengo suficiente motivos para seguir con vida, hasta otra.


    Einquel se despide tanto de Allum y de mí perdiéndose a la vista, había captado otras presencias en la dirección de donde él venía, no estaba solo, el elfo oscuro estaba junto a un pequeño grupo de la organización, le desee lo mejor para todos ellos, si el Nexus opera en la zona prohibida, era necesario arruinar los planes que tuviera en mente.


    —Deberíamos volver con los demás, amo –Me sugirió Allum.


    Al regresar al sótano con el resto, los demás ya se habían despertado, no se tardó en que alguien me preguntara porque salí afuera, tanto la identidad como presencia de Einquel debía mantenerse en secreto, por lo que mentí diciendo que fui corroborar como estaba el panorama afuera y de paso orinar.


    Todos me habían creído (en especial Riha), el único que logro ver a través de mi mentira fue Alan, la piedra del anillo de Horaldez se tiño de negro a consecuencia de mi falsa afirmación, sin embargo él lo oculto de los demás y no dijo nada al respeto. Una vez afuera, Douglas nos dio un aviso.


    —Muy bien todos, escuchen, dado a la peligrosidad del bosque morado y la cantidad de Navum que abunda en el área, es necesario tener una poción de resistencia al Navum –Enseño Douglas un tubo de ensayo que almacenaban un líquido morado en su interior —Solo tengo cuatro de estos, por lo que no tengo para todos.


    —Tranquilo acechador, nosotros contamos con los nuestros –Le dice Creik enseñando el pequeño cofre de hierro que contenía las dosis de pociones para nuestro grupo.


    Teníamos todo lo necesario y era mejor empezar a movernos, lo último que querríamos es terminar en el bosque en pleno anochecer, como dijo Douglas, los refugios allí son muy escasos, por no mencionar que solo conocía uno y era difícil de ubicarlo debido a que no paso por ese sitio por largas temporadas, como tampoco existía un mapa que diera las ubicaciones de dichos refugios.


    — ¿Escucharon eso? –Pregunta Tayra.


    —También lo oigo –Dice Riha.


    Los agudos sentidos auditivos de las semihumanas habían percibido algo que nosotros no, de repente, se siente como si el suelo temblara, pero con atento detalle, en realidad no eran temblores, eran sonidos de pisadas, algo las causaba, algo bastante grande y pesado, cada vez se hacían más notorio su volumen, ese “algo” que las causaba se estaba acercando hacia nosotros.


    — ¡Por el amor de Deux, miren eso! –Exclamo Alan señalando a una determinada dirección.


    Una máquina, no, ¡un golem enorme de varios metros se estaba acercando!, su metálico cuerpo estaba pintado entre los colores rojo y amarillo, en su pecho tenia grabado el símbolo de la URSS y escrito con una palabra en ruso (“ГУЛАГ”), ¡es otra de las creaciones de ese Trotamundos!, estaba anonado, abrumado de ver que pudiera fabricar tal bestia mecanizada.


    Sus conocimientos de ingeniería ciborg en conjunto con los elementos mágicos de Avalia, estaban a niveles ridículos, ¿¡acaso es un científico!?, ¿¡un genio de esta rama!?, puede que exista el caso de que sea un Esper, pero no había duda de que tales construcciones, eran mucho más complejas que las armas que podía producir, el nivel de detalles es admirable y aterrador por el hecho de usar vidas como “ingredientes” en contra de su voluntad para crear tales cosas.


    La inmensa máquina dejo de avanzar, su visión que la componía una especie de línea horizontal color morado en el rostro de una cabeza estructuralmente semejante a un cráneo humano, observaba fijamente hacia donde estábamos.


    — ¿Acaso nos estaba buscando? –Pregunte con inquietud en mis pensamientos.


    La línea morada empezaba a parpadear, una cantidad de energía se concentraba en ella y sin verlo venir, dispara un rayo del color del Navum directo hacia nosotros, más concretamente a Pitt, el joven rubio no tenía forma de reaccionar a tiempo, tampoco Rahul podía hacer algo por él, subestímanos a esa cosa apena apareció.


    — ¡Piensa rápido chico! –Alan acude al lado de Pitt y empuja con todas sus fuerzas al mago rubio.


    Pitt por el empuje del aventurero pelinegro es desplazado violentamente a un lado, alejándose del alcance del mortal rayo, sin embargo.


    —Esto me va a doler bastante…


    El rayo ahora impacta en Alan, partiéndolo en dos e incinerando gran parte de su cuerpo hasta sumergir los restos en llamas color morado, una muerte directa en solo un ataque y para peor, esa cosa ya estaba cargando para lanzar otro en cuestión de poco tiempo.


    — ¡Todos corran…!


    Incluso correr ya no era opción, si pudiéramos usar el rifle antimaterial KSVK Dragón de Allum en su interior, quizás podríamos destruir ese visor horizontal que tenía por ojo, pero el tiempo estaba en nuestra contra y Allum no sabía nada al respeto del plan, era tarde para planteárselo, pues esa cosa disparo y su objetivo era esta vez…


    — ¡RIHA!...


    ¡KABOOM!


    Una explosión se manifestó, una muy fuerte, era extraño, su ataque de rayo no produjo tal efecto anteriormente, con clara observación veo que Riha seguía en su lugar, completamente ilesa, pues tal ataque nunca llego a ella, aquella explosión se produjo en el aire, justamente en la trayectoria de dónde provenía la descarga del colosal golem.


    — ¿Q-que demonios paso? –Me pregunte en voz alta sin tener la menor idea.


    —Cielos, eso sí que estuvo cerca, descuidaste bastante tu defensa chico, deberías tener más cuidado –Una voz se dirigió a mí con mucho familiarísimo.


    Voltee hallándome a un hombre joven de ojos color ámbar, piel caucásica y 180 cm de altura, tenía un cabello lacio marrón claro, vestía una chaqueta abotonada gris en conjunto con un manto blanco, un pantalón largo negro y un cinturón marrón cuya hebilla tenía la forma de un escudo rojo con el emblema de una antorcha encendida sostenida por una mano de un brazo musculoso.


    Vestía de manera similar a la vez anterior, pero sus rasgos físicos sin duda eran reconocibles, no lo había vuelto a ver desde que tuve 8 años, me reto a una batalla amistosa del cual se contuvo y de ese combate me premio con algo vital que fue la razón en la que me encargue en aquella aventura por razones esenciales para mi pueblo Windaz.


    —Oigan… ese chico… ¿ese chico no es…? –Dice Rahul reconociéndole con un rostro estupefacto.


    — ¿Qué hace alguien como él… aquí…? –Pregunto anonado el Enano Creik.


    El joven mago reconocido como el más fuerte de Avalia, de nivel SS, la más alta categoría de la jerarquía de magos, los sabios cercanos a lo divino, Aarón Ainz Rysther, a su lado yacía su compañero, un hombre de vestimentas similares con la diferencia de que no portaba manto, tenía un inusual cabello azul picudo y una cicatriz con forma de rayo en su mejilla izquierda.


    —Mira Ryg, te dije que era él, reconocería esa arma sin duda alguna –Comenta el mago Aarón entre risas.


    —Oye Aarón no es momento para reír, ¿has visto a esa cosa enorme? –Le dice su compañero llamado Ryg señalando al golem gigantesco.


    —Sí, lo veo perfectamente, ¡oye chico! –Me habla él a mí —Parece que andas metido en algo grande, y no lo digo solo por ese gigantón.


    Su forma de actuar era bastante confianzuda, a pesar de tener semejante golem cerca, ni mostraba el menor indicio de miedo o nervio alguno, al contrario, mostraba absoluta y sobrada emoción.


    —Hmmm… se ve bastante fuerte –Opino Aarón mirando al golem con una mano en el mentón.


    —Esa mirada, oh por Gaia… en verdad te lo estas planteando –Dijo Ryg entre suspiro con cierta inconformidad.


    —Oye chico, Rozuel, ¿verdad?, ¿te importa si me involucro en esto también? –Me pregunta el mago de nivel SS a la vez que hace crujir los dedos de sus manos, con sus ojos enfocado en el golem gigante.


    Continuara…
     
  5. Índice: CAPITULO 130 AARÓN AINZ RYSTHER VS EL CAMPEÓN ROJO (Parte 1)
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    259
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Fanfic - Metalord Revolution
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Fantasía
    Total de capítulos:
    130
     
    Palabras:
    3123
    CAPITULO 130 AARÓN AINZ RYSTHER VS EL CAMPEÓN ROJO (Parte 1)



    PERSPECTIVA: Rozuel Drayt


    El joven mago más fuerte del mundo, de nivel SS, la más alta categoría de la jerarquía de magos, los sabios cercanos a lo divino, Aarón Ainz Rysther, de todos los lugares a los que podría volver a encontrarme con él desde de aquel combate amistoso a mis ocho años, ¿¡cómo es que termino aquí!?.


    — ¡Mi intuición no me fallaba!, ¡jajaja! –Ríe el joven mago de nivel sabio —Había escuchado rumores sobre que en la zona prohibida, las cosas allí estaban agitadas por un ser problemático muy fuerte, ¡que buen descubrimiento!.


    Ahora que recuerdo, este sujeto viaja buscando oponentes fuertes, ¿y se planteó a buscarlo en uno de los sitios más ponzoñoso del mundo?, decir que es alguien excéntrico es quedarme bastante corto al respeto, pero siendo honesto su inesperada presencia es bastante oportunista.


    —Oh, creo que el gigantón va a atacar –Avisa Ryg el compañero de Aarón.


    El golem colosal carga su siguiente disparo, de su ojo-visor el próximo rayo es lanzado y su objetivo en esta ocasión era Aarón, el joven mago en su respuesta manifiesta un circulo gigante en el aire cuya trayectoria el rayo entablaría contacto, al hacerlo una explosión se desata y el ataque del golem es evitado.


    La cantidad de mana utilizado en ese círculo que creo el mago, para nada era pequeño, no es de extrañar que los de nivel SS tengan una fuente de energía mágica inmensa.


    —Puedo tomar ese ataque como un desafío y realmente tengo anhelo de enfrentarlo –Comento Aarón —Oye chico, ¿te importa si me encargo de esa cosa?.


    El joven mago considerado el más fuerte de Avalia, ¿pidiéndome permiso para lidiar con un problemático enemigo que logro acabar fácilmente con uno de los nuestros?, no sé qué otras monstruosidades mecánicas tendrá el ejército rojo más adelante, pero si podemos dejar a un lado a este gigante y seguir adelante, nos ahorramos tiempo y esfuerzo.


    — ¿Estás seguro?, no es tan sencillo como parece –Le dije de mi parte.


    —Eso es lo que lo hace emocionante, si fuera un oponente sencillo, todo el viaje sería un aburrido suspiro –Expreso su despreocupada opinión el mago de nivel SS.


    Incluso mis compañeros aun si no decían nada, era más que obvio que tenían en mente la idea de dejar que Aarón se ocupara de esa cosa, sin objeción alguna también acepte ese punto.


    —Es todo tuyo, pero no te quejes en la otra vida si llega a matarte, o a tu compañero –Le deje en claro a Aarón.


    —Jeje, no hay problema, toda la responsabilidad es mía –Acepta el mago deseoso de combatir al golem de colosal tamaño.


    —Oye, no pongas la seguridad de mi vida en tus responsabilidades, me da escalofríos –Opino de manera burlona el tal Ryg.


    Con el asunto del gigante soviético resuelto, teníamos vía libre para seguir adelante, Douglas señalo el camino que llevaba hacia el bosque morado, aunque Tayra lo conocía también dado a que provenía de allí, no tenía problema en dejar que el buscador hiciera de guía.


    —Vamos Pitt, levántate, debemos irnos –Rahul levanta a su joven compañero del suelo y le hace volver en sí.


    Pitt había quedado algo en shock a causa del sacrifico de Alan, desconozco si es la culpa o una aflicción emocionalmente al ver a alguien morir tan cerca suyo, por suerte recobra la compostura y sigue el ritmo del resto, aunque en su cara aun persistía cierta expresión de agobio. Había enfocado buena parte de su atención en ese momento de vulnerabilidad mirando los restos del fallecido Alan, los cuales ya no estaban, pues había sido partido a la mitad e incinerado casi por completo y puede que el viento haya hecho de las suyas al volverse cenizas.


    Mientras intentábamos huir para dejar atrás al inmenso golem mágico, este por su parte no tenía pensado hacernos fácil el escape, cargo otro de sus ataques de rayo y lo lanzo en dirección hacia nuestro grupo, un círculo mágico extenso en medio del aire surge y el rayo impacta en el causando una explosión.


    El humo causante de tal explosivo acto se disipa revelando estar al nivel del suelo en la misma trayectoria donde el circulo se manifestó nada menos que Aarón, quien nuevamente nos acaba de volver a salvar el pellejo.


    — ¡Oye gigantón! –Llamo él su atención —¡Tu oponente soy yo!, ¡si los quieres a ellos, tendrás que primero acabar conmigo, y te lo advierto que no soy precisamente alguien fácil de matar!.


    El golem dirigió su atención hacia él, lo que nos garantizó un escape exitoso. En cuestión de minutos nos habíamos alejado lo suficiente hasta no tener a ninguno de ellos a la vista, podíamos oír ruidosos estruendos procedentes del sitio del que nos habíamos alejado, de modo que la lucha entre ese golem y Aarón finalmente comenzó, siento intriga por saber cómo se desvuelve tal combate, pero primero mi seguridad que mi curiosidad.


    —Qué alivio, escapamos por los pelos –Opino entre suspiro el Enano Creik —Esa cosa… para nada pudo haber sido creado por Enanos, ¿qué clase de sujeto pudo fabricar tal magnitud de golem monstruoso?.


    —Me hago la misma pregunta, el que dirige el ejército rojo debe ser una especie de genio de golem para crear algo así –Di mi opinión.


    —Sería un milagro no toparnos con otro de esos en el camino, pero a este punto ya nada es seguro –Comento Rahul.


    —Pero miren el lado bueno, estamos vivos, ¿o no? –Dio su punto Alan.


    Tan pronto nos dimos cuenta de que él estaba con nosotros, nos detuvimos un momento quedando abrumados de verle vivo, pues todos fuimos testigo de cómo ese golem destrozo todo su cuerpo y ni siquiera había quedado algo de él, note como Pitt sintió cierto alivio mental al volverle a ver entero y en vida.


    —Imposible, estabas muerto, ¡te vimos morir!, ¡TODOS! –Dice un incrédulo Douglas.


    —No suelo estar de acuerdo con él, ¡pero realmente fue así!, ¿tu “muerte” acaso fue producto de alguna clase de poderosa ilusión? –Consultaba el Enano entre dudas.


    —No, no fue ninguna ilusión y todos están en lo correcto, yo morí –Aclara Alan como si nada.


    — ¿Dices que moriste... y ahora estas aquí?, ¿eres alguna clase de no-muerto o qué? –Le pregunto Riha.


    —No, estoy perfectamente vivo, por supuesto, es todo gracias a mi poder.


    —Entonces… ¿moriste y usaste alguna habilidad mágica para volver a la vida totalmente ileso? –Pregunte de mi parte por consiguiente.


    —Para resumirlo así de simple, sí.


    — ¡No es tan simple!, ¿realmente tienes un poder para revivir?.


    — ¿Una habilidad que permite alguien volver de la muerte?, no sé porque, pero me suena haber oído de un poder conocido con esa característica –Comenta Rahul.


    Las dudas se volvieron pesadas incógnitas, hasta que el mismo Alan saca a la luz la respuesta de inmediato.


    —Ni modo, les dije que tarde o temprano lo averiguarían, verán, la cosa es que no me presente por completo –Aclaro él —Soy Alan Catsel, un “Vanish”, portador del décimo don “Nueve Vidas”.


    Los rostros de casi todos quedan estupefactos, me esperaba varias cosas al sospechar de él, pero que fuera un Vanish, esa si no la vi venir, desde la inesperada aparición del joven mago más fuerte de Avalia y que uno de nuestro grupo resultara ser uno de los “diez dedos” de Nameless, este trabajo es por momento el mayor en deleitar sorpresas de la nada.


    —Me pregunto cómo le estará yendo a Aarón… -Consulte en mis pensamientos.


    __________________________________________________________________​


    PERSPECTIVA: Tercera Persona


    El “Campeón rojo” era el nombre de la inmensa creación del denominado Premier Pirer, midiendo una altura de 10 metros, el majestuoso golem de rojo y amarillo deleitaba la marca de la URSS en la dureza de su metálica estructura mecanizada.


    Un objetivo primordial fue impuesto en el “Campeón rojo”, su misión “capturar vivo a Rozuel Drayt y traerle ante su Premier”, al hallar al objetivo de su importante encargo, procedería primero a eliminar a las amenazas u obstáculos que yacían a su alrededor, sus compañeros aventureros y el mismo Douglas.


    Pero un obstáculo aún más persistente hace acto de presencia, uno que era poseedor de un intenso poder mágico, capaz de repeler su rayo de Navum disparado desde su visor visual, Aarón Ainz Rysther.


    — ¡Oye gigantón!, ¡tú oponente soy yo!, ¡si los quieres a ellos, tendrás que primero acabar conmigo, y te lo advierto que no soy precisamente alguien fácil de matar! –Fue la declaración del intrépido mago hacia el golem.


    El campeón rojo miro fijamente con su visor al joven mago, la maquina procesaba en su interior como si fueran pensamientos, una serie de debate rápido sobre cómo debía actuar, tomando en cuenta que su objetivo primordial era la captura de Rozuel Drayt.


    —“Objetivo principal en huida, amenaza inmediata detectada; mago humano, potencial mágico notable percibido; Nivel de categoría desconocido, evaluando situación, la erradicación de obstáculos mayores supondrá menores dificultades para cumplir con la tarea prioritaria”.


    Su lógica determino que para que la misión tuviera éxito, las obstrucciones más problemáticas que interfirieran debían ser eliminados para garantizar el cumplimiento de su deber, procesando entonces que vencer a Aarón Ainz Rysther era la opción más idónea.


    —Aarón, escúchame con atención y por favor no lo olvides –Le pidió su compañero de cabellera picuda azul y una cicatriz con forma de rayo en su mejilla izquierda —Estamos en la zona prohibida, no puedes moverte por donde quieras a tus anchas, el Navum es el veneno mágico clasificado como el más toxico de toda Avalia, por más que ostentes el título del mago más fuerte del mundo, solo una dosis de Navum basta para condenar tu vida, no hay cura para ese tipo de envenenamiento, por eso te dije que no viniéramos aquí.


    —Agradezco tus palabras Ryg, no te preocupes, soy consciente del riesgo de venir hasta aquí –Le dice un serio Aarón manteniendo su confiada sonrisa —Además no olvides que compramos un buen lote de pociones de resistencia al Navum a esos Enanos antes de entrar, apenas tome recién mi última dosis y mientras no pisemos lugares como ese tal bosque morado, todo estará bien.


    —Eso ya lo sé, solo quería recordártelo.


    El dúo además de contar con varias pociones de resistencia al Navum, contaban también con un medidor Navum el cual estaba en control de Ryg (por ser el más responsable y de mayor sentido común de entre los dos).


    El golem gigante tras haber calculado sus siguientes acciones, cierra los puños de sus manos y adopta una posición de combate, una intensa aura de color morado procedente del Navum concentrado en su cuerpo se hace menester y causa el liberar de una notable corriente de viento que llegaba hasta el dúo.


    —Ryg, como siempre no vayas a interferir por favor, y otra cosa, te sugiero buscar un lugar seguro para observar el combate –Le notifica Aarón.


    —Tomare tu consejo, lo cual es raro –Contesta él —Recuerda Aarón, no vayas a tus anchas, desde pisar un FTN (Fenómeno Trampa de Navum) o pisar una parte del área con fuerte concentración de Navum, será tu fin.


    Tras aquella advertencia de Ryg, el joven de cabellera azul se dispone a moverse a una distancia considerable para no verse afectado por el combate de Aarón, mirando por supuestos el medidor Navum para no llevarse una desagradable sorpresa, encontrando un sitio de espectador sobre la resistente y larga rama de un grueso árbol.


    El campeón rojo vuelve a cargar y dispara otro rayo de Navum hacia Aarón, pero el joven mago fácilmente logra defenderse de su movimiento con la invocación de otro círculo explosivo que bloquea y repele dicho ataque.


    —Oh por favor, ya sabes que eso no me afectara, seguro que puedes hacer algo mejor, ¡adelante, te reto a superar mis expectativas! –Le desafía él de manera provocativa.


    De las extremidades artificiales del gigantesco ser mecánico, surgen pequeños cañones iguales a los que portan los Golem de tamaños normales en uno de sus brazos, todos estos apuntaban hacia el confianzudo mago, él mismo observo esos cañones con el fortalecimiento de su visión, contaba un total de 24 en cada brazo haciendo un total de 48 de ellos.


    —Hmmm… se ve interesante, bien… ¿qué esperas para usarlos?.


    Docenas de balas redondas son disparadas hacia él, pero el mago sin mostrar ni la más leve señal de preocupación o nervio, tan solo se mantiene en su posición y una barrera es creada en su defensa, los proyectiles golpean contra ella y rebotan con suma facilidad hacia otra dirección, ningún tan siquiera era competencia para la defensa mágica.


    — ¿Qué clase de broma es esta?, cuando los vi casi me recordaban al arma de ese chico, pero… no tienen ni la mitad del poder de esa arma –Pensó el mago poniendo su mano en un morral que cargaba sobre la cintura en su retaguardia.


    Era la bala de un proyectil de arma moderna, más concretamente la misma que logro herir su brazo derecho hace 5 años atrás a manos de Rozuel Drayt, Aarón guardo aquella bala como el nostálgico recuerdo de un combate inolvidable del cual un joven no mago logro lo imposible que muchos magos poderosos no pudieron contra él, herirle.


    —Tus ataques, todos ellos a la vez son un chiste al lado de uno solo de él, es patético y tu manera de imitarlo me hace enojar –Dijo Aarón en voz alta con una expresión de disgusto.


    El mago chasqueo sus dedos haciendo surgir varios círculos explosivos alrededor de los cañones del golem, estos explotan a la vez y en conjunto el daño explosivo se intensifica destruyendo a los 24 cañones de cada brazo, el golem sintiendo la perdida de aquellas armas, comienza a recalcular su estrategia de combate.


    —“Cañones secundarios destruidos, revaluando situación, cañón primario sugerido” –Proceso el golem en su interior.


    De su brazo izquierdo sobre la muñeca este se habría dando lugar a un cañón similar a los anteriores, con la diferencia de que su tamaño era equivalente al de un obús o el de un tanque de guerra, su notable tamaño iba a acorde a su altura, era uno de sus principales armamentos, solo utilizados cuando la situación lo requiriera y contra el joven mago más fuerte de Avalia, ahora era el momento de hacer uso de ello.


    —Oh, saco uno más grande, espero que no vuelva a decepcionarme con otra imitación barata –Opino Aarón en voz alta.


    Energía mágica de Navum es cargada sobre el nuevo cañón del golem, disparando un proyectil morado redondo más grande que una cabeza humana, el resultado, golpea contra la barrera del mago agrietándola severamente, pero lo más sorprendente es que el proyectil en sí, no era una pieza hecho de metal, sino que era una esfera hecha de energía mágica lanzada con la fuerza de una poderosa bala antiblindaje.


    — ¿Eh?... mi barrera…


    La defensa del mago era lo suficiente fuerte para repeler varias balas del AK-47 de Rozuel Drayt, pero ahora ante sus ojos era testigo de cómo el primer proyectil del gigantesco golem había conseguido dejar mal parado su medio defensivo mágico.


    De inmediato, el campeón rojo lanza su segundo disparo, Aarón no tenía tiempo de reponer su barrera, fortaleció su cuerpo para moverse sobrehumanamente y esquivar el disparo, observo como el poderoso proyectil del colosal golem destruyo el resto de su barrera, el mago se movilizo hasta situarse varios metros hacia el lado derecho de su mecanizado oponente, percibiendo los FTN alrededor para no pisarlos.


    —Esta cosa… ahora empieza a mostrarse interesante –Dijo en sus pensamientos el joven mago.


    El golem movió su brazo armado enfocando hacia Aarón, el mago de nivel SS era consciente de que defenderse de sus proyectiles con sus barreras era un desperdicio de tiempo, energía y esfuerzo, si quería sacarle ventaja, debía destruir su arma.


    Espero a que el golem atacara, cuando lanzo su siguiente disparo, Aarón se movió sobrehumanamente hacia un lado evadiendo el proyectil y luego chasqueo los dedos para crear un círculo mágico explosivo encima del cañón del golem, acto seguido causa una notable explosión acompañada de humo, cuando este se disipa el mago se llevan una considerable sorpresa.


    —De acuerdo… esa no me la esperaba…


    El cañón seguía intacto, la razón de ello se debía a que a su alrededor una barrera morada protegía la pieza armamentística del colosal ser mecánico, el golem contaba con sus propias defensas mágicas y eran los suficiente para resistir los ataques explosivos del mago de categoría sabio.


    Pero las sorpresas no acaban allí, de la muñeca del brazo derecho, el campeón rojo revela otro cañón igual al de su izquierdo, ahora la colosal maquina poseía dos de aquellas armas capaces de lidiar contra la defensa de Aarón.


    —“Barrera defensiva operativas al 100%, cañones principales desbloqueados, evaluando amenaza, blanco demasiado veloz para ser alcanzado por los disparos, buscando contraofensiva, disruptor mágico sugerido; capacidad de generar un campo que anule toda forma de energía mágica que no proceda de Navum, posibilidad de éxito; 85%” –Proceso la máquina.


    Del hombro del golem se abre una pequeña compuerta retirando de su interior una vara de metal de 1 metro de largo, la vara es balanceada a 45 grados y acto seguido es lanzada alcanzando una elevada altura, comienza a descender rápidamente hacia donde yace Aarón, pero no aterriza sobre él sino a pocos metros suyos, enterrando un lado dentro del suelo y permaneciendo la otra en el exterior.


    — ¿Qué se supone que sea eso? –Pregunto entre dudas el mago.


    La punta de la vara que permanece en el exterior se abre como una flor revelando poseer un cristal Navum incrustado, grabados rúnicos se manifiestan en el objeto metálico y el cristal por consiguiente comienza a emanar energía mágica acorde al color de esta, de repente un campo de energía de genera varios metros a la redonda, yaciendo dentro de dicho campo el mismo Aarón.


    —Tengo un mal presentimiento de esto… -Dijo Aarón al respeto.


    El golem apunta con sus cañones al mago concentrando energía en ellos para disparar contra él, Aarón se prepara para evadirlo comenzando con el fortalecimiento de su cuerpo, pero de repente se percata de algo.


    — ¿Eh?... mi poder mágico… ¿por qué no sale? –Noto que la magia no se manifestaba en su cuerpo y con ello no obtenía su fortalecimiento.


    Aarón observo entonces a la vara de metal que había generado aquel campo de energía del cual se encontraba dentro, no tardo en comprender la causa de su incapacidad para usar su magia, si salía del rango del campo antimagico, podría usar sus poderes de nuevo, pero lamentablemente, el golem no le daría esa satisfacción. Sus dos cañones estaban preparados y apuntaban hacia Aarón, disparando en el acto.


    Continuara…
     

Comparte esta página