1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.


  2. Descartar aviso


  3. Descartar aviso
  4. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Lucha por lo que quieres

Tema en 'Abandonados' iniciado por DanaSaku, 4 Febrero 2012.

Cargando...
  1.  
    DanaSaku

    DanaSaku Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Febrero 2012
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Lucha por lo que quieres
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1522
    1. Un gran error


    Naruto: ¡Sakura apura, ya es hora!
    Naruto se sentó en un banco y se limitó a esperar a Sakura cuando vió a Sasuke acercarse por la otra acera.
    Naruto: ¡Eh Sasuke! Estoy esperando a Sakura, ven con nosotros al instituto.
    Sasuke se estaba acercando pero al oir eso dijo que no hacía falta y se fue sin decir nada.
    Naruto se quedó pensativo con la reacción de Sasuke y ni siquiera la llegada de Sakura pudo distraerlo.
    Sakura: Bueno ya estoy lista, ei, ¿ qué te pasa?
    Naruto: Acabo de ver a Sasuke y casi ni me ha hablado.
    El silencio de Sakura hizo que Naruto sospechara algo.
    Naruto: Tu no sabrás nada no?
    Sakura quiso hacer oídos sordos aunque su voz tartamudeaba cómplice.
    Sakura: ¿Yo? ¿Ppoporque lo dices?
    Naruto se cruzó de brazos y la miró de reojo.
    Naruto: Venga! sabes que puedes confiar en mí, ¿ somos amigos no?
    Sakura: Bueeeeno, aver…buff..nose por dónde empezar… El otro día Sasuke vino a mi casa para hacer un trabajo de clase y no se, empezamos a hablar de otras cosas, y al final…. Acabamos besándonos… Después el se fue corriendo sin parar de decir que lo sentía y ahora parece que me evita…
    Naruto no pudo evitar una gran mueca de sorpresa y enfado pero por suerte Sakura no lo vió.
    Naruto: ¿¿Os besasteis??...
    Sakura se sorprendió por la reacción de Naruto y dijo un si casi mudo.
    El resto de camino hacia el instituto fue en completo silencio.

    Al llegar todos sus amigos estaban esperando a la entrada la llegada de un chico nuevo, cuya fama tenía revolucionado a todo el instituto. Sakura estaba saludando a Ino y a Tenten pero su vista se fijó en Naruto que a pesar de su carácter alegre entró en el instituto el primero y sin saludar a nadie.
    Tenten: Oye Sakura que le pasa a Naruto, él era el que estaba más intrigado por la llegada del nuevo, ¿por qué se ha ido?
    Sakura: No lo sé, creo que he dicho algo que no le ha gustado, por la tarde hablaré con él. Si no os importa voy subiendo, a mi no me interesa el chico nuevo.
    Tenten: Tienes razón, !Ino nosotras vamos subiendo!
    Ino estaba en primera fila esperando ansiosa a que llegara, miró hacia atrás y puso su sonrisa más pícara.
    Ino: ¡Vale chicas, ya os contaré como está de bueno!
    Unos minutos después llegó un gran coche negro, de él se bajó un chico pelirrojo con la cara llena de piercings que le daban un aire rebelde, lo cual volvía loca a Ino, cuya mirada era incapaz de apartarse de él hasta darse cuenta de que casi casi se estaba babando, por lo que se dirigió hacia su clase, tampoco quería abusar nada más llegar.

    Mientras tanto Naruto estaba esperando en clase a que Sasuke llegara y nada más hacerlo lo agarró del brazo y lo llevó al baño.
    Naruto: ¿Por qué me has hecho esto?
    Sasuke sabía perfectamente de que hablaba, ya no podía ni disimular.
    Sasuke: Joder Naruto lo siento mucho, no sé cómo pudo pasar… fue sólo una tontería.
    Naruto: ¡Una tontería! Tenías que haber visto la cara que ha puesto por la mañana, ¡está enamorada de ti Sasuke!.
    Sasuke: No es así, créeme fue un beso tonto nada más.
    Naruto se calmó y su cara fue cambiando de furia a decepción y finalmente resignación.
    Naruto : Mira ahora ya está, si de verdad no quieres nada más con ella, si de verdad fue una tontería por favor déjaselo claro, yo la quiero, y no quiero que se enamore de ti si no la quieres…¿Por qué tu no la quieres no?
    Sasuke: Claro que no.
    Sasuke le dió un abrazo a Naruto antes de que se fuera. No quería perderlo, él siempre había estado cuando lo necesitó y ahora él…No, eso no será así, se repetía para sí, por mucho que su corazón quisiera a Sakura, quería más a Naruto… ¿o no?

    Tras esto todos ocuparon sus sitios en la clase y mientras que el profesor de lengua Yamato presentaba al nuevo Ino se dedicaba a comentar con Tenten lo guapo que era. Todos los chicos se quedaron impresionados al saber que Pain había estado ya en 5 colegios diferentes y que de todos lo habían echado, aunque esto lo supieron después por Shizune, conserje del instituto y compañera de cotilleos de los alumnos. Yamato les dijo que uno de ellos sería el encargado de enseñarle el instituto a Pain y también de presentarle a todos sus compañeros, para elegirlo decidieron meter todos los nombres en un sombrero. Yamato preparó el sombrero y escogió uno al azar.
    Yamato: ¡Shikamaru! Ha salido tu nombre, tú serás el encargado de enseñarle el instituto a Pain, y también puedes comer con él y presentarle a tus compañeros.
    Shikamaru despertó de su sueño matutino al oír su nombre y vio que todos estaban mirándole asique sólo se le ocurrió asentir a todo, sin saber de qué estaban hablando.

    Las siguientes horas transcurrieron como todos los días y por fin llegó el esperado recreo. Naruto, Sasuke, Neji , Sai y Shikamaru, al que ya le habían explicado lo que debía hacer con Pain, se dirigieron a la sombra de un árbol a descansar y aunquea Shikamaru no le agradaba los demás lo obligaron a invitar a Pain a pasar con ellos el recreo.
    Neji: Bueno Pain, cuéntanos, ¿Qué te ha parecido el instituto?
    Pain casi ni se molestó en girar la cara ya que estaba muy ocupado mirando a Ino a lo lejos, los chicos se dieron cuenta pero nadie se atrevía a decirle nada, bueno, alguien sí.
    Sai: Yo creo que es mejor que le preguntes por las chicas que es lo que parece interesarle más.
    Todos rieron y asintieron con una sonrisa en la cara, incluso Pain, que pronto comenzó a hacer preguntas sobre Ino y aunque todos estaban de buen humor comentando cosas sobre ella, Shikamaru se estaba muriendo de ganas por darle un puñetazo cada vez que veía cómo la miraba. Shikamaru nunca lo Había admitido pero en el fondo entre Ino y él siempre había una complicidad que no se veía aparentemente, ya que se pasaban el día discutiendo, pero si se podía apreciar sobre todo por las miradas que se dedicaban.
    Mientras todos respondían a la curiosidad de Pain Sakura se acercó y le hizo a Sasuke una seña con la mano para que fuera junto a ella. Sasuke accedió pero antes de irse le dedicó una mirada tranquilizadora a Naruto.
    Sakura y Sasuke fueron hasta su aula para hablar más tranquilos pero todo el camino estuvo cargado de silencio y tensión.
    Sasuke se cruzó de brazos y puso cara de indiferencia para aparentar lo que no era.
    Sasuke: Bueno, ¿De qué quieres hablar?
    Sakura no se podía creer lo que veía ni lo que oía y ya no pudo contenerse más.
    Sakura: ¡Cómo que de qué quiero hablar! Es que no piensas explicarme nada de lo que pasó ayer, de por qué te fuiste así, de por qué llevas todo el día evitándome, ¡di algo!
    Sasuke: Sakura lo de ayer fue un error, un gran error y ya deberías saberlo. Lo mejor es que nos olvidemos de esto, que quede como un simple desliz y ya está.
    Sakura estaba incrédula, no se esperaba eso de Sasuke y no pudo evitar asomar lágrimas en sus ojos.
    Sakura: Esta bien, si eso es lo que quieres quedará en eso, un simple desliz.
    Sasuke asintió y se fue, pero no muy lejos por qué no quería traicionar a Naruto pero sentía algo por Sakura y no quería herirla, asique esperó unos segundos y se asomó de nuevo por la puerta. Lo que vio le partió el corazón, Sakura estaba sentada en una silla con la cabeza entre los brazos llorando. Sasuke entró, la agarró y la abrazó lo más fuerte que pudo.
    Sasuke: No me hagas esto Sakura, lo nuestro no puede ser.
    Sakura no respondía a nada, sólo lloraba entre los brazos de Sasuke.
    Sasuke: Por favor Sakura, para ya.
    Sakura levantó despacio la cabeza y los dos se miraron a los ojos, Sasuke la besó y tras hacerlo se arrepintió porque eso sólo había empeorado aún más las cosas, pero Sakura aún estaba ahí, entre sus brazos y ahora ya no había duda de que sentía algo por ella.
    Sasuke: Yo no puedo hacerle esto a Naruto, él te quiere y yo soy su amigo.
    Sakura: Naruto también es mi amigo pero sólo eso. Yo te quiero a ti y no puedo evitarlo, necesito estar contigo.
    Sasuke: No se Sakura, es muy complicado…De momento lo dejaremos así, aver como van las cosas…
    Sakura: Esta bien.
    Sasuke volvió al árbol junto los chicos y Sakura regresó junto a Hinata.
    Naruto se acercó a Sasuke y le preguntó al oído que había pasado.
    Sasuke: Nada, le he explicado que sólo fue un beso tonto y lo ha entendido, hemos quedado cómo amigos y nada más.
    Naruto: Muchas gracias Sasuke, eres un gran amigo.
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  2.  
    DanaSaku

    DanaSaku Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Febrero 2012
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Lucha por lo que quieres
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1649
    2. Nuevos comienzos
    El fin de semana ya había llegado y todos decidieron irse juntos de fiesta y, pese a las quejas de Shikamaru, Pain también fue invitado. Pasadas las once todos los chicos se reunieron delante de la discoteca donde habían quedado con las chicas, todos fueron entrando excepto Naruto y Kiba que fueron a recoger a Chouji.
    Una vez dentro todos empezaron a buscar a las chicas en el medio del gentío, pero el primero en encontrarla fue Pain, que nada más ver a Ino fue a bailar con ella. Shikamaru intentó no darle demasiada importancia pero al ver cómo se besaban no pudo más y antes de ir allí y armar un escándalo, decidió hablar con Ino, asique la agarró del brazo y la llevó al baño.
    Ino: ¡Oye! ¿Qué haces?
    Shikamaru: No, ¿Qué estás haciendo tú?
    Ino: ¿Yo?¿ Acaso no puedo pasármelo bien con mis amigas?
    Shikamaru: Claro, con tus amigas y con Pain, ¿no?
    Ino: Tú no eres nadie para decirme con quien puedo y con quien no puedo estar. Además, ¿A ti que más te da lo que yo haga?
    Shikamaru se acercó a Ino hasta hacerla apoyarse contra la pared, apoyó sus manos en ella rodeando a Ino y la besó. Ino no se podía creer lo que estaba pasando pero no quería que ese beso acabara.
    Shikamaru: Mierda, no se a que ha venido eso lo siento mucho.
    Shikamaru se fue sin ni siquiera oir una palabra de Ino que ya no pudo sacarse el beso de la cabeza y terminó llendose al poco tiempo a casa. Pero en el baño había alguien más que había visto y oído todo lo que pasara entre Shikamaru e Ino, Temari. A ésta no le sorprendió lo que había visto pues de todos era sabido el rollito que se traían pero aun así le dolió por lo mucho que quería a Shikamaru y para alejarle de ella que mejor manera que quitarla del mercado…
    Pain: ¿Cómo que se han besado? Los chicos me dijeron que Ino estaba disponible.
    Temari: Y así es, pero entre Ino y Shikamaru siempre ha habido algo especial.
    Pain: Pero, ¿Que estuvieron saliendo o algo parecido?
    Temari: No, nunca han tenido nada serio.
    Pain: Entonces que hacen juntos, pensaba que yo le gustaba a Ino, no ese imbécil.
    Temari: Lo sé, yo estoy igual de molesta que tú, pero sé lo que podemos hacer.
    Pain estaba cada vez más enfadado con Shikamaru, y solo quería alejarle de Ino.
    Pain:¿ Qué se te ha ocurrido?
    Temari: No conozco mucho a Ino pero sé que ella sólo sale con los chicos que están siempre pendientes de ella, asique ya sabes lo que tienes que hacer. Quizás si consigues enamorarla no volverá a sus brazos.
    Pain: Está bien, pero aun así ¿no será mejor que le dé un aviso a ese imbécil?
    Temari: ¡No! La culpa no es suya, es ella que… bueno mira no y punto. Créeme con que hagas eso bastará, yo me encargo de Shikamaru.
    Pain asintió y los dos acordaron separar a Ino y Shikamaru, pero Pain no le bastaba , también quería aclarar las cosas con Shikamaru.

    Al día siguiente Pain fue a visitar a Ino a la floristería de sus padres.
    Pain: Buenos días Ino.
    Ino: ¡Oh, vaya sorpresa! ¿Cómo has sabido dónde encontrarme?
    Pain: Le pregunté anoche a Sai dónde podía encontrarme y me dio esta dirección.
    Ino: Ah bueno, pues me alegro de verte.
    Pain: Bueno, ¿qué te pasó anoche?, te fuiste sin despedirte.
    Ino: Si, bueno…. Es que estaba muy cansada y me fui rápido para casa.
    Pain: Vaya, menos mal, ya pensaba que te habías arrepentido de lo nuestro.
    Ino: ¿Eh?, no, que va. Para nada…
    Pain se acercó con la intención de besarla pero Ino se apartó.
    Pain: ¿Qué pasa? ¿Ya no quieres nada conmigo?
    Ino: Es que prefiero ir un poco más despacio. Anoche no lo pensé mucho pero es mejor asi.
    Pain: Bueno, como tú quieras. ¿Quieres ir a pasear por la tarde?
    Ino: Bueno vale, pero sólo un rato eh que tengo cosas que hacer.
    Tras despedirse de Pain Ino se puso a pensar en lo que había ocurrido con Shikamaru la otra noche, no estaba segura de lo que sentía por él, pero quería asegurarse y decidió ir a visitarle a su casa.
    Ino: Toc,toc,toc.
    Shikamaru: Voy
    Ino: Hola, podemos hablar un momento
    Shikamaru no se esperaba la llegada de Ino y aunque no quería accedió a hablar con ella.
    Ino: Mira no sé qué pasó el otro día pero…
    Shikamaru: El otro día estaba afectado por el alcohol y casi ni recuerdo lo que pasó asique no tiene importancia.
    Ino se quedó muy cortada con la respuesta de Shikamaru ya que ella había ido dispuesta a intentar algo con él, pero tras escuchar sus palabras cambió de opinión y decidió darle la razón a Shikamaru.
    Ino: Eso mismo quería decirte, bueno pues ya está. Ahora me tengo que ir, chao.
    Ino se fue y Shikamaru se lamentó por no haber tenido el valor de decirle lo que sentía por ella pero conocía a Ino y nunca la había visto durar más de un mes con el mismo chico, y aunque ellos siempre habían tenido cierta complicidad no quería arriesgarse a acabar mal con ella.

    Ino se fue directa para el parque a ver a Pain, estaba muy enfadada por la indiferencia de Shikamaru y quería divertirse un rato. Nada más llegar le vio en un banco esperándola, Ino se fijó en lo guapo que se había puesto y en el aire de rebelde que tenía y ese pelo naranja con cresta, pero sobre todo pensaba en lo mucho que le gustaba todo eso.
    Ino: Hola, ¿llevas mucho esperando?
    Pain: No, acabo de llegar, ¿Qué tal todo?
    Ino: Bueno, muy bien ¿Y tú?
    Pain: También, sólo que hay algo que me tiene un poco preocupado.
    Ino: Dime que es, seguro que te puedo ayudar.
    Pain: Ya lo creo, es sobre ti, no sé si tú quieres algo conmigo o lo de ayer fue sólo un rollo cualquiera.
    Ino: Bueno…. Aver yo aun no puedo saber si quiero algo serio contigo porque no te conozco mucho todavía pero podemos intentarlo.
    Pain: ¿En serio? ¡Vaya eso me alegra mucho!
    Nada más decir esto, Pain se acercó a Ino y se besaron. El resto de la tarde los dos pasearon por el parque y comenzaron a conocerse mejor, asique Ino decidió invitarlo a salir de noche con ella y los demás.
    Al final del día Ino regresó a casa pensando en la tarde que había pasado con Pain, pero el recuerdo de la conversación con Shikamaru la volvió a hundir en la tristeza, aún así ahora ya le había dado una oportunidad a Pain y quería intentarlo.


    Esa misma tarde Sasuke notó que había alguien esperándolo en su casa, y efectivamente su hermano allí en el salón. Sasuke lo miró con cara de indiferencia intentando ocultar su sorpresa. Su relación con su hermano nunca había sido muy buena, decir eso ya era un cumplido, pero aun así no podía entender que hacía en Konoha de nuevo. Sasuke sabía que a Itachi nunca le había gustado esa ciudad y en cuanto las cosas con Karin le fueron bien se fueron juntos casi sin decir ni adiós.
    Itachi: Hola Sasuke.
    Sasuke: Qué estás haciendo aquí, ¿no estabas haciendo un viaje con Karin por el país?
    Itachi: De eso quería hablarte, Karin y yo hemos cortado, ella ha vuelto a Konoha y yo he venido a visitarte.
    La noticia no sorprendió a Sasuke, Karin nunca le había caído bien, pero aun así intentó disimularlo.
    Sasuke: Vaya lo siento.
    Itachi: No lo sientas, Karin me estaba asfixiando y en cuanto he podido hemos regresado a Konoha.
    Sasuke: Bueno y ¿vas a quedarte en tu piso una temporada o te irás pronto?
    Itachi: Pues supongo que estaré un tiempo por aquí, alomejor me paso por el instituto para saber cómo vas.
    Sasuke: Creo que ya soy mayor para ocuparme de mis cosas.
    Itachi: Ya lo sé pero mi responsabilidad es preocuparme por ti.
    Sasuke: Como quieras, no te dirán nada raro.
    Itachi sonrió, se despidió y Sasuke se quedó solo.
    Pero no por mucho tiempo, el timbre sonó y una voz aguda se escuchó a través de la puerta.
    Karin: ¡Itachi!!Necesito hablar contigo!
    Sasuke no quería hablar con ella pero sabía que no pararía hasta que le abriera.
    Sasuke: Hola Karin, Itachi no está ahora, si quieres puedo darle el recado.
    Karin(sonrojada): ¡Oh! Lo siento por gritar, pero es algo urgente, me temo que en mi maleta había algunas cosas de Itachi y supongo que el también tendrá algunas mias en la suya,solo quería pedírselas.
    Sasuke: No sé cuándo volverá Itachi, le diré que te llame cuando vuelva.
    Karin: Está bien, gracias por atenderme.
    Sasuke se disponía a cerrar la puerta cuando Karin se dio la vuelta y paró la puerta con la mano.
    Karin: Oye Sasuke espero que no te tomes esto como un acto de una despechada ni nada de eso pero, ¿Te gustaría que tomáramos algo un día de estos?
    Sasuke se quedó muy sorprendido pero conocía a Karin y podía llegar a ser muy pesada, además quizá así podría saber qué es lo que había estado haciendo su hermano durante el último año.
    Sasuke: ¿Tu y yo? Está bien.
    Karin: ¡Genial! Ya te llamaré para quedar. Hasta pronto.
    Karin se marchó sonriendo, como si hubiera vuelto dos años atrás cuando estaba loca por Sasuke en silencio. Itachi sólo fue un intento de llamar su atención que acabó en amor, pero ahora que había vuelto a Konoha era como si el tiempo hubiera vuelto atrás y ver a Sasuke tan cambiado pero conservando ese punto que Karin nunca había olvidado había hecho que se decidiera a intentarlo otra vez.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    amayas

    amayas Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    13 Octubre 2011
    Mensajes:
    31
    Puntos en trofeos:
    93
    Pluma de
    Escritora
    Hola amiga
    Tu primer fic
    Bueno primero voy a lo técnico.
    El dialogo no está permitido de esta forma

    Esto sería así:
    Ino tocó la puerta de el hogar se Shikamaru
    Voy –Dijo Shikamaru encaminándose hacia la puerta.
    Hola, podemos hablar un momento –Dijo Ino mirando a Shikamaru.
    Esto es solo un ejemplo, es tu historia y tú puedes poner las acciones que quieras en los personajes.
    Pero lo que si debes hacer es poner el guion largo (—), No el dialogo (Ino: abc)… Para hacer el guion largo debes hacer la combinación alt+0151 (no funciona en notebook)
    Otra cosa, debes narrar más…describir sentimientos de los personajes, situaciones en las que se encuentran o ambientes.
    Te aconsejo ocupar Word para que las faltas de ortografía sean corregidas. Aunque no encontré muchas.
    Bueno eso es todo, espero que estos consejos no te los tomes a mal, por que a mi también me corrigieron bastante, es para que mejores y llegues a ser una gran escritora.
    Eso es todo, me gustaría que me avises si lo continuas por que como ya te dije me gustó mucho la trama.
    SAYO.
     
  4.  
    DanaSaku

    DanaSaku Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Febrero 2012
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Muchas gracias por los consejos lo tendré en cuenta :) Esta noche subiré el siguiente si me da tiempo, si no, lo publico mañana sin falta.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    DanaSaku

    DanaSaku Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Febrero 2012
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Lucha por lo que quieres
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1318
    3. Las amigas siempre se apoyan
    La noche ya había llegado e Hinata había quedado con Sakura para ir juntas a la discoteca. Hinata subió las escaleras hasta el piso de Sakura y esperó a que esta le abriera.
    — Hola Hinata, pasa, estaba acabando de prepararme.— le dijo Sakura a modo de saludo.
    Hinata siguió a Sakura hasta su cuarto y observó cómo ese día se había puesto un vestido mucho más atrevido a los que solía llevar y eso, sólo significaba una cosa.
    —Sakura, creo que hoy ningún chico se fijará en nosotras si estas tu a nuestro lado— le dijo con una sonrisa pícara.
    Sakura se sonrojó y respondió:
    —Que dices, es sólo que nunca pongo este vestido y me pareció una buena ocasión.
    — ¿Por qué? — Hinata empezaba a sentir verdadera curiosidad por la vida amorosa de su amiga.
    — No sé, sólo hace dos semanas que empezó el curso y este verano algunos han estado fuera.
    —Sí, pero ya hemos salido todos juntos la otra noche.— añadió Hinata cómo queriendo descartar sus teorías.
    Sakura ya no sabía que inventar cómo excusa y estaba claro que no podía contarle la verdadera razón, asique respondió lo primero que se le ocurrió:
    — Lo sé pero la mayoría se fueron muy temprano y como quien dice solo estuvimos los que sobraron y aun así en la discoteca todos fuimos a nuestro royo, hoy vamos a ir a un bar primero asique podremos hablar más.
    — Ya...Tienes razón pero aun así no creo que esa sea la única razón, aunque si no quieres contármelo no pasa nada.— le dijo Hinata cómo satisfecha por su respuesta pero tampoco muy convencida.
    Sakura le sonrió a Hinata dando por acabada la conversación. Confiaba mucho en Hinata pero sabía que no podía contarle nada de lo que fuera que tuviera con Sasuke.

    Hinata y Sakura llegaron al bar donde habían quedado, pero sólo estaban las otras chicas.
    —Hola chicas, parece que como siempre somos la primeras en llegar.— les dijo Tenten levantándose a saludarlas.
    — Si, pero bueno, estarán a punto de llegar, pidamos algo.- añadió Ino.
    Todas asintieron y el camarero apuntó con rapidez las cuatro copas de las chicas. Mientras esperaban a que se las sirvieran, Tenten encontró un tema perfecto de conversación, Ino y Pain.
    — Asique… ¿Que tal es el nuevo en la cama Ino? — le preguntó Tenten a Ino con una media sonrisa.
    La piel de Ino pasó de carne a rojo en milésimas de segundo.
    —¿Qué?... ¿A a que viene eso?.... — Le respondió Ino muerta de vergüenza.
    — ¡Es verdad, ya casi ni lo recordaba! — dijo Sakura dando una leve palmada— Todos vimos como os besabais en la discoteca.
    — ¡Confiesa! — añadió Hinata.
    Finalmente Ino se dio por vencida y reconoció lo que sus amigas decían:
    —Es verdad que lo besé ¡pero no hicimos nada más!
    — ¡Venga!, era solo una broma. —le dijo Tenten dándole un leve golpe en el hombro- Aun así, un pajarito me ha dicho que os vio paseando juntos por el parque…
    —¿Sí?, ¿Quién? — dijo Ino sorprendida.
    — Sai. —respondió Tenten.
    —¿Y tú cuando has hablado con Sai? — le preguntó Sakura mirándola de reojo.
    — Eh… — Tenten sabía que se estaba sonrojando cada vez más— ¡Me lo encontré por la calle y me lo contó!
    — Si claro, venga Tenten que sabemos que te gusta.- añadió Hinata.
    —Bueno si pero de verdad que me lo encontré, me preguntó si Ino estaba saliendo con Pain y me contó lo que había visto.
    —Pues la respuesta es que…— respondió Ino dejando una pausa para la intriga-¡Sí!
    Tras esto se oyó un “¿De verdad?” por parte de las tres chicas que no daban crédito. Todas conocían Ino y sí, los chicos le duraban poco pero no solía empezar con ellos nada más conocerlos.
    — Si, no sé, creo que se merece una oportunidad. — dijo Ino respondiendo a sus dudas— Él me gusta y yo a él también.
    —Ya, pero… ¿y Shikamaru qué? — le preguntó Hinata temiéndose una mala reacción por parte de Ino.
    Ino no pudo evitar una expresión de sorpresa, ¿cómo podían saber las chicas lo que había pasado con él?
    — No pongas esa cara, es sólo que como ya hacía un tiempo que no estabas con nadie, todos habíamos pensado que por fin os habíais decidido…—Hinata miró un poco triste al suelo pero recobró de nuevo la sonrisa y añadió— pero bueno si Pain y tú os gustáis, ¿Por qué no intentarlo? Nos alegramos por ti Ino, pero ten cuidado, todavía no sabemos nada de ese chico.
    Ino sintió como de repente el corazón le volvía a latir, nunca había tenido problemas para contarles todo a sus amigas pero con Shikamaru era distinto, él era amigo de todas desde pequeños y aunque todos sabían lo que había entre ellos nunca lo comentaban.
    —Gracias chicas, me alegro de poder…— respodió Ino cuando alguien la interrumpió.
    —Tranquilas chicas, ¡aquí están vuestros hombres! — dijo Kiba de repente.
    —…contar…con…vosotras. —Finalizó Ino como pudo— Dios, ¡Llegais casi una hora tarde!
    —Uff lo sabemos pero es que el tonto de Naruto se metió en un atasco, quiso hacerse el listo y cogió un “atajo” — dijo Neji haciendo gestos con las manos-Ya sabeis como acaban siempre los atajos de Naruto… En fin, por lo menos estamos aquí.
    — Bueno pues si ya estamos todos vayamos a sentarnos a las mesas que tenemos reservadas. — dijo Hinata.
    Todos empezaron a levantarse hasta que Kankurou añadió:
    — No, todos no, Sasuke aún no ha llegado.
    — Lo llame hace una media hora y me dijo que había tenido un cierto contratiempo que vendría más tarde.-dijo Chouji haciendo memoria.

    Minutos antes Sasuke se encontraba en su casa preparándose, cuando el timbre sonó.
    — ¡Voy! — gritó Sasuke mientras intentaba ponerse la corbata.
    Sasuke abrió la puerta con gesto agrio y forcejeando con la corbata, casi sin mirar quien era, hasta que oyó esa voz,
    —¿Te ayudo? — le dijo Karin con voz sugerente.
    Sasuke se sonrojó al darse cuenta de su situación. Subió la mirada y observó detenidamente a Karin. Nunca la había visto tan guapa, llevaba un corto vestido negro muy ajustado que dejaba poco a la imaginación. Sasuke se fijó en todos los detalles, su pelo rojizo estaba más brillante que de costumbre, le caía en pequeños mechones sobre la curva que el vestido dibujaba sobre sus pechos, fino, delicado, al igual que su rostro.
    Aunque Sasuke nunca había reparado en lo guapa que era Karin, la verdad es que tenía que admitir que en el tiempo que había estado fuera, había cambiado mucho.
    —Lo siento Karin, Itachi no está en casa. — le dijo Sasuke.
    —Mejor, venía a buscarte a ti. — respondió guiñándole un ojo a Sasuke, lo cual agravió el enrojecimiento de éste- He pensado que podríamos ir a dar una vuelta tú y yo.
    —Es que hoy no puedo, siento que hayas venido hasta aquí para nada pero ahora mismo no puede ser, justo ahora me disponía a salir, he quedado con mis compañeros de clase.
    — Oh...- respondió Karin al tiempo que su cara se entristecía— Bueno…No pasa nada, otro día será.
    Karin se dio la vuelta y Sasuke miró como se alejaba por el rellano cuando decidió llevarla con él. Aunque no era del todo buena idea le daba mucha pena verla irse con lo guapa que se había puesto, asique decidió invitarla para que pasara un rato divertido. Karin no solía quedarse mucho tiempo en los sitios y la mayoría de sus amigos de konoha estaban fuera trabajando, lo cual dejaba a Karin un poco sola. Un poco de diversión le sentaría bien pensó.
    — ¡Espera Karin!, Ven conmigo.
    Karin se dio la vuelta, le miró como esperando que fuera una broma y añadió:
    — ¿En serio? — dijo con gesto torcido.
    —Sí, no creo que a los demás les importe. — le respondió con la voz temblorosa.
    Karin sonrió, le puso bien la corbata y se fueron al bar.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    DanaSaku

    DanaSaku Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Febrero 2012
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Lucha por lo que quieres
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1459
    4. Sorpresa tras sorpresa
    Sasuke ayudó a Karin a bajar del coche y los dos entraron en el bar. Cuando llegaron a la mesa todos se quedaron en silencio, pero Sasuke supo reaccionar:
    —Hola chicos, perdón por el retraso. —dijo con un tono de lo más normal— He venido con Karin, creo que todos la conocéis.
    El silencio era cada vez más incómodo y finalmente alguien reaccionó.
    —¡Hola Karin!, ven, siéntate por aquí. — le dijo Tenten haciéndole un sitio entre las chicas.
    — Bueno, voy a pedir unas copas. — dijo Sasuke.
    Karin se sentó y la conversación se reanudó de nuevo.
    Sakura se levantó de la mesa con la excusa de ir al baño. Se dirigió hasta la barra y se sentó en un taburete al lado de Sasuke.
    —¿Me vas a decir que hace aquí? — le preguntó Sakura sin dar crédito.
    — Se presentó en mi casa y la invité a venir. — le respondió Sasuke, entendía muy bien la reacción de Sakura
    —¿Y no podía haber ido por ahí con Itachi? — le dijo Sakura casi como si fuera una obligación.
    Sasuke torció el gesto sabiendo que su respuesta sólo ocasionaría más preguntas, aun así tuvo que contestarle:
    — …Rompieron durante su viaje y por eso han vuelto…
    Nada más escucharlo Sakura supo por qué estaba Karin allí.
    —Ah…- Sakura no pudo evitar sentirse celosa-¿Y tú quieres que este aquí?
    — Sakura no es nada de lo que piensas, sólo me dio pena dejarla colgada. —Sasuke intentaba arreglarlo pero en el fondo sabía que daba igual lo que dijera incluso él pensaba que Karin se le estaba insinuando de nuevo.
    Sakura bajó la mirada, no quería comportarse con como una novia celosa ya que no eran novios, es mas no sabía ni que eran…
    Sasuke se moría de ganas por abrazarla pero todos sus amigos estaban a pocos metros, Naruto estaba a pocos metros…
    —No te pongas triste, Karin no significa nada y sabes tan bien como yo que este no es un buen sitio para hablar de lo nuestro… — le dijo Sasuke intentando animarla—- Además, esa cara no pega con lo guapa que estás.
    Sasuke cogió disimuladamente a Sakura de la mano y los dos sonrieron.
    Seguidamente fueron a sentarse con los demás. Al cabo de una hora fueron todos juntos a la discoteca más cercana.

    Una vez dentro Hinata y Tenten se acercaron a la barra a por algo de beber, pero antes de que pudieran llegar Naruto las interrumpió:
    —Ei chicas, ¿quién baila conmigo? — les preguntó poniéndoles los brazos por encima de los hombros.
    —Vamos Naruto, ¡todos sabemos que bailas fatal! — le respondió Tenten mientras Hinata se sonrojaba sin que nadie lo notara.
    Tenten rió y las dos siguieron su recorrido mientras Naruto seguía buscando compañera de baile y bromeando con los demás chicos.
    Todos estaban pasándoselo en grande en la discoteca, llevaban ya dos horas bailando y riendo y nadie se había marchado a casa todavía, pero aun así el alcohol comenzaba a hacer mella en algunos.
    Kiba llevaba ya 4 copas encima y estaba bebiendo la última cuando resbaló y tropezó en el medio de la pista, por suerte Sai lo levantó antes de que cayera, aun así todos estaban de acuerdo en que debían de llevarlo a casa.
    Hinata vio la escena y se ofreció a acompañarlo a casa pues ella se quería ir también y vivían muy cerca.

    — Vamos Kiba no te pares, ya queda poco. — le dijo Hinata mientras se aseguraba de que no se quedara en el suelo.
    Kiba se levantó del suelo y comenzó a caminar tratando de no tropezar con sus propios pies.
    — Kiba, ¿estás seguro de que te encuentras bien? — le preguntó mirándolo fijamente.
    — Eeeeee… ¿Si? — balbuceó Kiba sin parar de parpadear.
    —Buf, no sé yo… — le dijo Hinata preocupada-Dime por lo menos que tus padres no están en casa.
    Kiba asintió como pudo preocupando aun más a Hinata
    Hinata no sabía qué hacer, se echó la mano a la cabeza y decidió que lo mejor sería que se quedara en su casa, sus padres no podían verlo así.
    —Kiba es mejor que te quedes conmigo esta noche. — le dijo poniéndose a su lado— Estoy sola en casa y es mejor que te quedes a que tus padres sepan cómo vas.
    Aunque Kiba no respondió Hinata sabía que estaba haciendo lo correcto.

    Temari estaba bailando con su hermano cuando se fijó en Shikamaru, estaba quieto de pie mirando a Ino y a Pain fijamente. No se lo pensó dos veces y se acercó a él.
    — Ei, ¿Shikamaru qué haces aquí tan quieto? — le dijo agarrándolo de la mano— ¡Venga baila!
    Shikamaru intentó reaccionar a tiempo pero cuando se dio cuenta Temari ya lo había arrastrado hasta el centro de la pista. Al principio la idea no le gustó mucho pero hizo un esfuerzo y comenzó a seguirle el ritmo.
    Pain pudo ver la escena y creyó que era una buena oportunidad para mostrarle a Ino que Shikamaru no tenía interés en ella, asique como quien no quiere la cosa comenzó a girar a Ino bailando hasta que estaban lo suficientemente cerca como para que lo viera bien, y así fue.
    Ino estaba pasándoselo en grande, Pain había estado toda la noche pendiente de ella y ahora sí que podía decir que empezaba a quererlo. Pero todos esos pensamientos se desvanecieron cuándo vio a Shikamaru riendo y bailando con Temari.
    Ino se quedó quieta unos segundos casi sin creer lo que veía, ¿desde cuándo se llevaban tan bien? Que ella supiera sólo se conocían de clase, casi nunca hablaban. De repente cayó en la cuenta de lo que estaba haciendo, ¡basta Ino basta! Se repitió a sí misma mil veces, Pain seguía ahí, detrás suya, esperando a que volviera en sí asique hizo un gran esfuerzo y siguió bailando como si nada hubiera pasado. Esta vez lo había decidido, no volvería a fijarse de esa forma en Shikamaru, sólo traía problemas.
    Pain sonrió durante el tiempo en que Ino se quedó mirando la escena, eso era justo lo que quería. Aun así Pain pensaba que quizás sería mejor que hiciera algo por su cuenta para dejarlo todo claro…

    Sakura sin darse cuenta se había quedado sola, Ino estaba con Pain, Hinata hacía rato que se había ido y Tenten llevaba ya dos horas bailando con Sai.
    —Bueno, quizá sea hora de que me vaya yo también…— se dijo para sí Sakura.
    De repente giró la cabeza y se encontró con que Sasuke estaba de espaldas casi a su lado asique decidió ir a hablar con él, comenzó a caminar cuando vio a Karin aparecer de la nada.
    —Vamos Sasuke. — le dijo Karin sonriendo— ¡Me encanta esta canción!, baila conmigo.
    — No me apetece, creo que me voy a ir para casa ya. — le respondió Sasuke con cara de cansancio.
    —Venga no seas aguafiestas, si lo estamos pasando muy bien. — le dijo Karin, dándose cuenta de que algo le pasaba a Sasuke, se le veía en los ojos— Vamos, cuéntame que te pasa.
    Sasuke se quedó pensativo un segundo, a lo mejor si le comentaba a Karin algo sobre lo que le pasaba con Sakura le daría un buen consejo.
    — Es que… me gusta una chica, y yo le gusto a ella pero por culpa de una persona común no podemos estar juntos…
    Karin sonrió y se acercó a él.
    — Yo creo que sí que podeis estar juntos. — le dijo y nada más hacerlo lo besó.
    Sakura no se podía creer lo que veía e inmediatamente se marchó corriendo.
    —¿Pero qué haces? — dijo Sasuke apartándola de un empujón.
    Karin se sonrojó sorprendida y respondió como pudo:
    —Yo… pensé que te referías a mí, perdón si no era así…—le dijo bajando la cabeza.
    Sasuke ni la escuchó, estaba muy ocupado buscando a Sakura con la mirada, con suerte quizás no lo hubiera visto nadie.
    —Da igual… — le dijo sin darle importancia, sólo pensaba en Sakura— ¿Nos ha visto alguien?
    Karin seguía sin poder hablar por la vergüenza pero Sasuke se impacientaba.
    —Vamos, ¡dímelo! — le gritó cada vez más nervioso.
    —Sólo la chica esta del pelo rosa. — le respondió rápido Karin sin entender por qué le preocupaba tanto eso—Sakura creo que se llama. Estaba justo detrás de ti.
    Sasuke se quedó blanco, no podía ser, de toda la discoteca y tenía que haberlo visto ella. Se despidió de Karin como pudo y se puso a buscar a Sakura. Preguntó a todos si la habían visto y nadie sabía dónde estaba. Comenzaba a desesperarse, pero le daba igual, si hacía falta estaría esperándola en su casa hasta que apareciera.
    Sasuke la llamó pero comunicaba. No podía más. Tenía que verla, asique fue corriendo hasta su casa con la esperanza de que estuviera allí.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  7.  
    DanaSaku

    DanaSaku Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Febrero 2012
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Lucha por lo que quieres
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1445
    5. Cambios
    Hinata abrió la puerta de su casa y llevó a Kiba hasta su cama.
    –Ven, siéntate aquí.– Le dijo mientras le ayudaba a tumbarse– Voy a buscarte un pijama de mi padre para que estés más cómodo.
    Hinata se dio la vuelta y se fue a la habitación de sus padres, no sabía que podía dejarle, toda la ropa de su padre le quedaba grande, pero no había otra cosa.
    –Vale ya está – dijo Hinata mientras que entraba de nuevo en la habitación- Toma, póntelo, dentro de un rato vendré a ver si estás bien.
    Kiba cogió el pijama como pudo y comenzó a vestirse.

     
    Cuando se dio cuenta Sakura no sabía ni dónde estaba, echo un vistazo a su alrededor pero la lluvia y las lágrimas en sus ojos no ayudaban mucho. "No lo pienses más" se dijo, aun así no podía sacarse de la cabeza esa imagen, necesitaba irse a casa, tumbarse en cama y dejar la mente en blanco, pero claro, primero tenía que llegar a casa…
    Comenzó a correr de nuevo intentando huir de la lluvia aunque ya era inútil, giró varias calles tratando de orientarse cuando tropezó y cayó.
    –¿Estás bien?– le dijo el desconocido mientras la ayudaba a levantarse– Lo siento mucho, con este tiempo no te vi venir y como ibas tan rápido…
    Sakura se incorporó y le miró a la cara. No sabía de que, pero su cara le sonaba mucho.
    –No, la culpa es mía por no mirar por dónde voy.– Se disculpó Sakura.
    – Soy Kabuto.– le dijo tendiéndole la mano.
    – Sakura…– Sakura le dio la mano y se echó a llorar de nuevo– Perdón… Me tengo que ir…
    Sakura empezó a correr de nuevo y aunque Kabuto intentó seguirla la perdió muy rápido. Esa chica le había dejado intrigado.
    "¿Qué estás haciendo?" se preguntó Sakura a sí misma, había quedado como una loca delante de ese chico tan amable, no paraba de darle vueltas, sabía que lo conocía de algo pero cuando parecía que estaba a punto de recordarlo la imagen de Karin besando a Sasuke volvía a aparecer en su cabeza. Ya no podía más, necesitaba desahogarse, tenía que hablar con alguien.

     
    Al cabo de un cuarto de hora Hinata volvió a la habitación para comprobar que Kiba estaba bien. Abrió la puerta y se encontró a Kiba en calzoncillos intentando ponerse el pantalón del pijama. Hinata se quedó de pie al lado de la puerta, sin saber que hacer. Kiba se dio la vuelta y se puso cómo un tomate al verla, se puso el pantalón lo más rápido que pudo y le dijo:
    –Yo… Me hice un lio…– le dijo cada vez más rojo.
    Hinata rió, ya no se acordaba de lo gracioso que era Kiba cuando bebía. De repente Kiba comenzó a balancearse y cayó en la cama de espaldas. Hinata corrió a su lado muy preocupada.
    –Ei, Kiba, abre los ojos, ¿qué te pasa?– Le dijo con la voz temblorosa–Te traeré un vaso de agua.
    Kiba la agarró de la mano antes de que se levantara, la miró y le dijo:
    –No te vayas, quédate a hacerme compañía.
    Kiba se movió un poco e Hinata se tumbó a su lado. Hinata sabía que estaba borracho, además Kiba era su amigo no le pareció extraño que le pidiera que se quedara.
    Hinata se tumbó y se giró hacia él para verle la cara, Kiba seguía sin camiseta por lo que no pudo evitar fijarse en su torso desnudo, se ruborizó sólo de mirarle, por suerte Kiba seguía con los ojos cerrados y no la vio. Comenzaba a quedarse dormida cuando Kiba comenzó a hablar.
    –Sabes Hinata– le dijo sin abrir los ojos– ¿Tu que harías si el chico que te gusta sólo te quiere cómo amigo?
    Hinata sabía de sobra la respuesta, llevaba ya mucho enamorada de Naruto pero este sólo la quería cómo amiga.
    –Depende.–Le respondió– Yo no tendría el valor para decírselo, pero creo que tú si que serías capaz, esa chica es muy afortunada– le dijo sonriendo.
    Kiba giró la cabeza y se quedó mirándola separados por escasos centímetros. Kiba cerró los ojos y se dispuso a besarla. Hinata se quedó quieta sin saber que hacer cuando de repente sonó su móvil.
    Hinata se levantó corriendo para cogerlo, mientras Kiba maldecía por lo bajo.
    –¿Si?
    –¡Hinata!– le dijo Sakura sollozando.
    –¿Sakura estás llorando?– respondió Hinata sorprendida.
    –No, ya casi no– Le contestó mientras se secaba las lágrimas– Necesito hablar contigo.
    –¿Es muy importante?
    –Bueno, pues un poco si– le dijo Sakura sin entender por qué no quería hablar con ella.
    –Lo siento Sakura pero ahora mismo no puedo, mañana me paso por tu casa.– finalizó Hinata antes de colgar.
    Aunque sabía que Sakura la necesitaba, Hinata no podía pensar con claridad, tenía la imagen de Kiba mirándola fijamente grabada en la mente. Seguía sin entender nada, los efectos del alcohol ya deberían habérsele pasado pero tampoco podía estar segura de que fuera así.
    Entró de nuevo en la habitación sin saber exactamente por qué. Siempre le había querido, pero cómo amigo.
    Se sentía sola y quizá esa fuera la verdadera razón de sus actos. Aunque nunca se lo dijese a nadie llevaba mucho tiempo enamorada de Naruto y ya estaba cansada de no hacer nada más que mirarle sonrojada. No estaba dispuesta a pasar más tiempo en esa situación, necesitaba cambiar de aires.
    En su carácter no entraban estos cambios bruscos de parecer ni tampoco tomar la iniciativa pero con Kiba era distinto, era su mejor amigo. No había nada que ella no supiera de él, por eso nunca había tenido reparos en que ambos se mostraran cariñosos el uno con el otro, es más, él era una de las pocas personas con las que podía mostrarse cariñosa sin sentirse incómoda. Pero siempre desde la amistad.
    No estaba segura de sus razones y aun así se armó de valor para volver a su lado. Al fin y al cabo quería a Kiba como un amigo asique a lo mejor podría quererlo como novio.
    Kiba la vio entrar de nuevo y la miró con una mezcla de vergüenza y arrepentimiento pero pronto se dio cuenta de que Hinata no estaba enfadada. No sabía que le pasaba. Apretaba los dientes mientras caminaba pero no de rabia, era algo diferente.
    La observó impresionado mientras se acostaba a su lado y se giraba de nuevo mirándole. Kiba hizo un esfuerzo por no dejar ver su incredulidad y se tumbó frente a ella.

     
    –¡Hinata!!Hinata!, mierda me ha colgado– gritaba Sakura desesperada resguardada en un portal.
    Seguía perdida, aturdida y confusa.
    Intentó mantener la calma, cogió fuerzas y comenzó a correr de nuevo bajo la lluvia.
    Tras varias vueltas por fin reconoció donde estaba. Cuanto más se acercaba a su casa más lágrimas caían por sus mejillas, quería llegar ya, necesitaba desahogarse.
    Giró en la esquina y bajó el ritmo, cada vez corría más despacio hasta llegar a andar. Ya había llegado a su casa. Buscó las llaves en su bolso y tras cogerlas levantó la vista hacia su portal. "Ahí hay alguien" se dijo, y así era, había alguien sentado al lado de la puerta, pero desde la distancia no podía reconocerlo.
    De repente la persona levantó la cabeza y la miró. Se levantó de un salto y comenzó a correr hacia ella.
    Sakura se asustó al principio pero pronto lo vio con claridad. Era Sasuke.
    Sasuke llegó rápido hasta ella. La levantó del suelo de un abrazo mientras notaba cómo Sakura lloraba en su hombro.
    –Sakura no ha pasado nada, todo ha sido una confusión.–Le dijo Sasuke desesperado.
    – ¡No!– Contestó Sakura a la vez que lo separaba de un empujón.– Desde que la vi supe perfectamente lo que estaba buscando, confié en ti... ¡Y ahora ya no hay vuelta atrás, vete con ella!
    Sakura se dio la vuelta y corrió hasta su portal.
    –¡Sakura espera!– Gritó Sasuke, pero ya se había ido.
    Aun así no se iría de allí sin que lo perdonase. Se sentó apoyado en el muro que había enfrente de su edificio y se limitó a esperar.
    Sakura subió las escaleras tratando de no tropezar, se tambaleaba a cada paso. Intentaba no sentir nada por Sasuke pero le era imposible, cada segundo luchaba contra si misma para no dar la vuelta y volver a sus brazos.
    Abrió la puerta y se dirigió a su habitación. Echó un vistazo por la ventana y allí estaba. Se quedó mirándole unos minutos pero la imagen de Karin besándole volvió de nuevo a su mente. Cerró de golpe la cortina y se puso a dormir.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    DanaSaku

    DanaSaku Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Febrero 2012
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Lucha por lo que quieres
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    6
     
    Palabras:
    1216
    6. Quédate conmigo
    Los remordimientos la estaban matando, estaba soñando pero no era nada bueno. Incluso su subconsciente estaba en su contra. Tenía frío y de repente calor. Sólo veía imágenes borrosas, daba vueltas intentando aclararse la vista pero no podía. Las imágenes comenzaron a verse más nítidas hasta que pudo verlas claramente, eran sus amigos. Todos y cada uno hablaba de Sasuke, cada uno decía una cosa distinta, unas buenas y otras malas pero todas sobre él. Cada vez había más voces y más imágenes. Más y más, no pudo seguir y comenzó a gritar.
    Abrió los ojos y escuchó su propio grito, miró a su alrededor pero no había nadie. Había sido un sueño. La lluvia caía cada vez más fuerte. Sakura se levantó con la intención de cerrar la persiana, se acercó y lo vio. Tras dos horas Sasuke seguía allí sentado bajo la lluvia.
    Sakura lo miró de todas las formas que pudo, pero no consiguió verle la cara. Estaba preocupada, no paraba de llover y estaba empapado. No podía dejarle ahí o acabaría enfermando.
    Se tragó su orgullo y bajó a buscarlo.
    Sasuke estaba casi dormido, muerto de frío y sin ninguna parte de su cuerpo seca. No dejaba de pensar en Sakura, no sabía ni cuánto tiempo llevaba ahí. De repente notó cómo alguien lo levantaba. Se puso en pie y siguió los pasos de su acompañante con la cabeza baja.
    – ¡Eh!, ¡Sasuke!– le dijo Sakura mientras le sacudía la cara.
    – ¿Sakura?– respondió levantando la vista.
    Sakura consiguió verle por fin la cara pero desearía no haberlo hecho. Estaba muy pálido y con unas enormes ojeras ocupando sus ojos rojos.
    – Sasuke cómo se te ocurre quedarte ahí bajo la lluvia tanto tiempo, ¿Estas loco?– le dijo Sakura.
    – Sólo estaba esperándote, me daba igual cuánto tuviera que estar ahí.– respondió él– pero tampoco me esperaba que no hicieras nada…
    Sasuke bajó la cabeza de nuevo. Sakura se sentía culpable de que Sasuke estuviera así pero aunque le estaba ayudando no podía perdonarlo tan fácilmente. Le pasó su brazo por debajo del hombro y le ayudó a subir las escaleras hasta su piso. Abrió la puerta y cargó con él hasta el sofá.
    – Túmbate aquí, voy a calentarte el agua para que te des un baño– le dijo Sakura mientras se iba hacia el baño.
    – No hace falta que te molestes, si quieres llamaré a Itachi para que venga a buscarme.– Sasuke cogió el móvil pero Sakura apareció de repente y se lo quitó de las manos.
    – ¡No!, tú te quedas aquí, si estás así es por mi culpa asique lo primero es que te saques esa ropa mojada si no quieres coger una pulmonía.– dijo Sakura mientras dejaba el móvil en una mesa– Además, Itachi estará durmiendo ya. No vale la pena que lo molestes.
    Sasuke la miró, no estaba seguro del todo de si estaban bien otra vez o de si sólo actuaba así porque estaba preocupada por su estado. No se quería arriesgar a preguntarle, temía la respuesta.
    – Venga, vete a la ducha que ya debe estar lista. Te he dejado algo de ropa seca allí, echa la tuya al cubo y la pondré a secar.
    – …Sakura no hace falta tanta molestia…
    – No es molestia Sasuke. De verdad.
    Sasuke sonrió y se dirigió al baño. Mientras tanto Sakura se sentó con la mirada perdida, sabía que ese no era el momento de discutir sobre lo que había pasado en la discoteca pero tampoco quería darle falsas esperanzas.


    Horas antes Hinata seguía mirando a Kiba de aquella forma. Kiba no reaccionaba, podía esperarse cualquier cosa menos eso. Hinata no solía actuar de esa forma, siempre esperaba a que alguien diera el primer paso. Aun así él la quería, la oportunidad estaba ahí. No lo pensó más y la besó.
    Hinata se asustó en un principio, es cierto que eso era lo que ella quería pero no estaba segura de estar preparada para hacerlo realmente. Aun así le sorprendió lo fácil que se dejaba llevar, definitivamente Kiba si que podía llegar a gustarle de esa forma.
    Kiba la separó suavemente y dijo:
    – Te quiero Hinata.
    Hinata no supo que decir, se quedó en blanco, no sabía que Kiba la quería, sólo intentaba olvidarse de Naruto pero esa no era la forma, si Kiba sentía eso por ella lo único que conseguiría con esto sería hacerle daño.
    – Kiba…Lo siento…– Le dio un beso en la mejilla y se fue a la otra habitación.
    Kiba la observó pero no le dijo nada, por un momento había pensado que quizá por fin podría estar con Hinata pero ella no sentía lo mismo por él.
    Ambos intentaron dormir pensando en lo que había pasado, con suerte mañana sería un día mejor.


    Mientras tanto en la discoteca Shikamaru seguía bailando con Temari bajo la atenta mirada de Ino y Pain. Ino cogió a Pain del brazo y lo llevó hasta fuera.
    – ¿Qué pasa?– le preguntó Pain.
    – Estoy cansada, vámonos ya.
    – Vale, pero espérame aquí, tengo una cosa que hacer. Vengo ahora.
    Pain volvió a dentro y buscó a Shikamaru, seguía bailando con Temari, aun así aprovechó que Temari había ido al baño para hablar con Shikamaru. Lo agarró por la camisa y lo llevó a un rincón.
    – ¡Eh! ¿Qué haces?– Le gritó Shikamaru a la vez que se quitaba su mano de encima.
    – Escúchame bien, no te vuelvas a acercar a Ino si no quieres tener problemas.
    – ¿Cómo?, tu no eres nadie para prohibirme nada, además Ino es mi amiga, ¿Por qué no podría acercarme a ella?
    – ¡Te crees que soy tonto!– Gritó Pain mientras lo empujaba contra la pared– Sé lo que pasó con Ino en el baño de la discoteca, pero ella está conmigo asique quedas avisado.
    Shikamaru cambió su actitud tras escuchar eso, bajó la vista levemente, se apartó unos pasos y dijo:
    – No te preocupes, Ino no me interesa en ese sentido, pero cuídala bien.– Se dio la vuelta y se fue.

    Ino estaba a unos metros de la puerta intentando no mojarse bajo un edificio, miró hacia la puerta y vio salir a Shikamaru en dirección hacia dónde estaba ella. Shikamaru la vio, pensó en dar la vuelta pero no pudo, no lo reconocía pero sentía algo por ella pero su orgullo lo había fastidiado y ahora ya no había vuelta atrás, lo mejor era que la dejara en paz. Se disponía a cruzar para evitar cruzársela cuando la escuchó.
    – ¡Shikamaru!– Gritó Ino.
    Shikamaru la saludó haciéndose el despistado pero Ino ya se había dado cuenta de que trataba de evitarla.
    – ¿Ahora ya ni me saludas?
    – No… No te había visto– Respondió Shikamaru bajando la mirada.
    – Ya… Bueno, ¿lo has pasado bien?– Le preguntó Ino desviando el tema.
    – Si, bastante bien.
    – Normal, ¿Temari debe ser muy divertida no?– Dijo Ino casi sin saber por qué.
    Shikamaru sabía a dónde iba esa conversación y no quería discutir con ella de nuevo, la cogió de la mano y le dijo.
    – Ino, lo siento si lo has pasado mal por mi culpa pero esperó que Pain sea mejor contigo que yo.– Shikamaru le sonrió levemente y se dio la vuelta, pero no pudo, Ino le sujetaba la mano fuertemente.
    – Shikamaru, quédate conmigo.
    Ambos se estaban acercando poco a poco hasta que…
     
    • Me gusta Me gusta x 2

Comparte esta página