1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Microrrelato Fanfic - La pesadilla del corazón latente

Tema en 'Historias Terminadas Originales' iniciado por Nuna, 12 Noviembre 2017 a las 4:18 AM.

Cargando...
  1.  
    Nuna

    Nuna Orientador ejemplar Orientador Editor destacado Editor Gráfico

    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    480
    Puntos en trofeos:
    203
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - La pesadilla del corazón latente
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    591
    De la azotea de una casa de dos pisos, una adolescente de unos dieciséis años y una pequeña niña estaban. La niña se encontraba jugando con un cachorro pequeño de unos dos o 5 meses, lo estaba cuidando.

    Aquella niña aparentaba tener unos cuatro años, cabello revoltoso en rulos, piel pálida y ojos verdosos, una hermosa niña. Al estar jugando mientras que su hermana se encontraba hablando por el celular, observó como su cachorro fue a la orilla de la azotea, ella lo siguió por curiosidad. Justo antes de que ella pudiese agarrarlo el cachorro había saltado de la azotea, ella lo vio todo.

    Pudo ver abajo en suelo firme a su tía, aquella damisela de piel pálida y cabello negro corto mirando el suceso asombrada al ver que aquel cachorro cayó como si nada al suelo. La niña pensó que si el cachorro podía ella también, por lo que quiso copiar la acrobacia del cachorro sin pensar en el peligro que le ocasionaría.

    Su corazón latía desenfrenado, de ambas, tanto la damisela que era la tía como de la niña, la euforia, miedo y desesperación la azotaban acorde iba tomando vuelo y caída.

    La damisela sin pensarlo dos veces fue con todo, con el corazón latiendo con miedo y preocupación su niña estaba cayendo. Justo a tiempo llegó a ella, la agarra en vuelo pero tanto era la gravedad y velocidad como peso que había agarrado la pequeña niña que la desequilibró logrando que su cuerpo cayera al suelo.

    El cuerpo de la damisela dejó de respirar por un momento al sentir en sus brazos a su preciosa, sana y salva, pero no se esperaba tal fuerza, que al tocar bruscamente el suelo pudo escuchar un crugir de huesos, un pitido en sus oídos y dolor en su nuca.

    Los brazos los sentía pesados, pero aun era capaz de ver que su sobrina estaba en buen estado, al dejar salir el aire, sus pulmones resienten y un dolor agudo la contamina.

    —T-te salve pequeña...—dice sonriente para no alertar a la niña.

    La niña se remueve ocasionando que el dolor siga aumentando. Poco tiempo después llegando corriendo el resto de la familia. La damisela mira al cielo, suspira. Podía observar a la hermana de la niña con cara pálida y asustada ante el suceso, desde la azotea.

    —T-tranquila..Nickychu —susurra apenas ella.

    La damisela escucha sollozos, y exclamos de sorpresa alarmantes. Ella mira a la madre de su preciosa niña. Sus ojos se vuelven sombríos.

    —Hermana, ya salvé de nuevo a tu hija...¿V-ves que buena madre seré?—tartamudea apenas, lágrimas por él dolor que sentía, caían por sus mejillas.

    La hermana corre en su auxilio, saca a su hija de encima, pero lo que alarma la situación el charco de sangre que había bajo la damisela.

    En cuanto a la damisela, sólo se dedicó a intentar calmarse, pero no podía la respiración se le entrecortaba, poco a poco le dificultaba respirar. Su visión se vuelve borrosa, escucha un ruido.

    —Rum~ Rum~ —el sonido del rugir de una moto se escucha resonar.

    La damisela despierta con el corazón y respiración pesada, sus mejillas son bañadas por lágrimas. Se intenta abrazar pero el dolor de la espalda sigue.

    Aquella pesadilla había puesto al límite su soporte, su miedo más grande era no poder salvar a sus personas queridas.

    Respira hondo tratando de calmarse, solo era un detalle más en la existencia, no importaba lo que le pudiese pasar a ella, si su alrededor se encontraba sano y salvo, ella estaría feliz.
     
    Última edición: 12 Noviembre 2017 a las 4:26 AM
    • Ganador Ganador x 2
  2.  
    Sin Rostro

    Sin Rostro Diccnero

    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    63
    Puntos en trofeos:
    41
    Pluma de
    Escritor
    ¿Este es el tipo de pesadillas que sueles tener? Madre mía...
    Muy dramático... y críptico.
     
  3.  
    Nuna

    Nuna Orientador ejemplar Orientador Editor destacado Editor Gráfico

    Miembro desde:
    11 Noviembre 2016
    Mensajes:
    480
    Puntos en trofeos:
    203
    Pluma de
    Escritora
    Es una de las tantas, mis sobrinos son mi vida. Mi vida es caótica cuando mi hermana no cuida de ellos. Pero los amo con todo mi corazón.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Sin Rostro

    Sin Rostro Diccnero

    Miembro desde:
    30 Octubre 2017
    Mensajes:
    63
    Puntos en trofeos:
    41
    Pluma de
    Escritor
    Más o menos, eso pensé.
     

Comparte esta página