1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Hinata no monogatari

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por Shiroko Kira, 8 Octubre 2014.

Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Shiroko Kira

    Shiroko Kira Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    8 Octubre 2014
    Mensajes:
    4
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Hinata no monogatari
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    892
    Les dejo mi primer ff de Naruto bajo este pseudonimo. Es NaruHina, como podrán notar. Que no los desanime el "cliff-hanger" ni la falta de detalles, todo se revelará a su tiempo.
    Disfruten!
    -----
    Capitulo 1.

    Lo recuerdo muy bien. Ese día volviamos de una misión. Hacia años no ibamos las tres juntas, ella, Ino y yo. Ella fue quien lo propuso. Dijo que nos sentía cada vez más distantes y quería crear recuerdos con viejas amigas. Si hubiese sabido que esto pasaría... Pero fuimos, completamos el pedido con exito, y en el camino de vuelta...ella...-Hice una pausa para tratar de reunir las palabras en mi boca. En el orden correcto- Hinata solo cayó. Minutos antes reía con nosotras y sin decir nada cayó. Ino y yo intentamos todo pero...así ha estado desde entonces. No se ha movido.

    Tsunade, quien había estado oyendome atentamente, miro a Hinata, quieta, como si durmiese en la cama. Luego volteo sus ojos hacía mi.

    -Esta bien, Sakura. No te preocupes, sé exactamente que ocurre-Y mirando por la ventana agregó- reune a los tres equipos. Busca a todos los miembros que estén en la aldea y traelos. Este caso solo tiene una solución.

    Asentí y salí de la habitación, fuera de la cual Ino esperaba por noticias.

    -Dijo que reunamos a los chicos. Dijo que puede hacer algo.

    -¿Por qué a todos?- preguntó extrañada.

    -No lo sé. Solo hagamoslo.

    Nos separamos y buscamos por toda la aldea. Solo pude encontrar a Naruto. Al parecer Sasuke había ido a entrenar con Kakashi, y el equipo 8, o lo que quedaba de él, estaba en una misión. Al volver al hospital, ví que mi amiga no había tenido mejor suerte. Solo contabamos con Naruto para lo que sea que Tsunade quisiera. No le expliqué nada antes de arrastrarlo allí, pero él ya había crecido lo suficiente como para no hacer un escandalo y había decidido esperar a ver.

    Al entrar, Tsunade nos preguntó por el resto, y le respondimos con lo que sabíamos. Naruto entró de un tirón y preguntó que ocurría, si había algún problema. Mi maestra solo miro la cama, indicandole que tambien mirase.

    -¿Qué es esto?-preguntó violentamente-¿Qué le pasó?

    Tsunade no respondió y miró fijamente a los ojos al rubio.

    -¿Y bien?-se impacientó este.

    -Su mente colapsó-Respondió la medica tranquilamente-Producto de una tecnica prohibida de sellado.

    -¿Tecnica? ¿Significa que alguien le hizo esto?- Saltó Ino.

    -No. Ella misma la ejecuto en su mente. Al parecer para sellar su memoria, pero cometió un error en el proceso.

    -¿Sellar? ¿Por qué ella haría algo como eso?-Pregunté, y miré a Naruto. Estaba pálido y apretaba con fuerza dientes y puños. Entendía porqué estaba así. Despues de todo habían comenzado a salir hacía ya tres meses. Debía estarse preguntando tanto como yo qué era lo que su novia había querido olvidar tan desesperadamente. O tal vez, cosa que ojalá no cruzase su mente, era él lo que ella quiso borrar. Pero eso sonaba estupido. Se veía claramente que eso no era posible, ya que hacía tres días lo recordaba perfectamente. Además, se la veía feliz como nunca.

    -Y bien, ¿Cómo vamos a arreglarlo?- Preguntó Naruto, sin levantar la vista.

    -Necesitaremos levantar el sello desde el interior de su mente. Por eso mandé a llamar a sus amigos, necesitaba a alguien que la conociera a la perfección. Naruto, Sakura, uno de ustedes deberá entrar en su mente y buscar entre sus recuerdos el sello prohibido, luego retirarlo y volver. Ino, ¿Puedes usar tu tecnica de transferencia de mente para meter a uno de los dos?

    -Creo poder, pero dos horas a lo mucho-respondió algo inquieta. Ella tambien estaba nerviosa por toda la situación.

    Naruto y yo nos miramos. Uno de los dos tenía que ir y salvar la vida de nuestra compañera. Él no parecía decidirse. Aún se lo veía algo afectado por lo que ocurría.

    -Tienes que ser tu.-le dijé-Eres quien más la conoce. Eres en quien más confía.

    -Pero nunca me lo dijo. Nunca mencióno querer borrar nada. Jamás me contó nada de esos dos años en los que no estuvo. No me lo confió.

    Se hizó silencio. Era cierto, ni sus compañeros de equipo supieron jamás que fue de ella en esos dos años que no estuvo. Fueron dos años complicados, recuperandonos de la gran guerra. Ella se fue dos meses despues de que esta terminara y apareció sin revelar mucho. Solo Tsunade supo que fue de ella en todo ese tiempo y siempre se negó a revelarlo.

    -¡No digas eso!-grité furiosa- ¡De esto pende su vida! Deja de estar dudando. Ella te ama, ella nunca le dijo nada a nadie y seguro tuvo sus razones. ¡Tienes que ser tu! Seguro serías el primero en saberlo de todas formas...

    Sus ojos se abrieron como platos frente a mi sermón. Su sonrisa volvió a dibujarse en su rostro.

    -Tienes razón, Sakura. La traeré de vuelta sin importar qué!-Y mirando a Ino agregó- Cuando quieras.

    -Sí.

    Ino hizó sellos con sus manos y activo su tecnica. El cuerpo de Naruto cayó sin sentido y mi mentora lo atrapó, colocandolo en la cama junto a Hinata. Solo restaba creer en que todo saldría bien.


    ---
    Espero les haya gustado. Acepto criticas CONSTRUCTIVAS y opiniones :)
     
    • Me gusta Me gusta x 3
  2.  
    Nozomi Uchiha

    Nozomi Uchiha Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    16 Septiembre 2014
    Mensajes:
    61
    Pluma de
    Escritora
    Está bueno, me gustó. Y mira que no me suelen gustar los fanfics en los que Sasuke no sea el protagonista, tal vez una que otra excepción.
    Consejos:
    • Utiliza los guiones largos. Te ayudará mucho para una mejor presentación.
    • Fíjate, cuando cierras el diálogo, hacerlo también con un punto. No sé si me explico. Así, mira:
    "—Su mente colapsó.—Respondió la medica tranquilamente.
    • También, asegúrate de cerrar el diálogo una vez que los personajes terminen de hablar.
    Insisto, esto es sólo para una mejor presentación. Tómalo o déjalo si quieres.
    Para ser tu primer fanfic, está bien. Tienes buena redacción, ortografía, etcétera, así que, no te apresures. Obviamente, mientras más completo esté, mejor.
    Bueno, espero que me sigas invitando a leer tus escrituras. Si me invitas, con gusto vendré.
    Espero tu próximo capítulo.
    ¡Saludos! :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    arturo uzumaki

    arturo uzumaki Iniciado

    Acuario
    Miembro desde:
    9 Octubre 2014
    Mensajes:
    1
    La verdad ami si me gusto sigue asi :)
     
    Última edición: 9 Octubre 2014
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Shiroko Kira

    Shiroko Kira Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    8 Octubre 2014
    Mensajes:
    4
    Pluma de
    Escritora
    Gracias a ambos. Ya estoy acabando el segundo capitulo, voy a asegurarme de mejorar la presentación (sí es cierto que es algo importante). Muchas gracias por sus comentarios :)
     
  5.  
    Shiroko Kira

    Shiroko Kira Iniciado

    Capricornio
    Miembro desde:
    8 Octubre 2014
    Mensajes:
    4
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Hinata no monogatari
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Aventura
    Total de capítulos:
    2
     
    Palabras:
    1264
    Capitulo 2: Recuerdos

    El rubio sintió como su alma era arrastrada fuera de su cuerpo, y movida atravéz del aire. Sintió un fuerte golpe al aterrizar en un paraje completamente negro. Al principio creyó que seguía viajando, pero al intentar moverse se dió cuenta que estaba caminando sobre una base sólida. Esta era la mente de su novia. Un ambiente oscuro y desolado, muy probablemente a causa del sello, pensó. Determinado a encontrar siquiera algo, comenzó a caminar en linea recta, ocacionalmente mirando hacía los lados esperando ver señales de vida.
    No supo cuanto tiempo estuvo andando, pero cuando sus pies comenzaban a molestarle, logró ver a lo lejos una luz. Esperanzado, corrió a toda velocidad hacia ella, esperando fuera lo que buscaba. Al llegar, vió que se trataba de una pequeña casa, probablemente de un solo ambiente, iluminada por un solo rayo de luz de sol. Se mantuvo frente a la casa, inseguro sobre si entrar o no. Tenia miedo que la casa se desvaneciera, pero este se esfumó cuando recordó que tampoco había tiempo para estar dudando. Sin pensarlo más, empujó la puerta, abriendola con un fuerte quejido. El interior se hallaba en penumbras y emanaba un fuerte olor a humedad, la cual podía observarse en las paredes y el techo aún con la poca luz que acababa de entrar.

    Sus pasos resonaron en la habitación. Era una sola, como él había predicho; las maderas del suelo se inclinaban frente a su peso y amenazaban con romperse con cada paso que daba. El cuarto era un desastre, además de estar cubierto de polvo y pudriendose desde sus cimientos. Parecía como si se hubiese librado una guerra allí dentro. Varios muebles estaban destruidos y sus astillas desparramadas en el suelo. La cama estaba deshecha y llena de largos pelos por monton. El espejo, que alguna vez estuvo colgado en la pared, yacía en el suelo hecho pedazos. Era una imagen caótica y descorazonadora.

    Se quedó anonado observando el obseno cuadro, cuando sintió que alguien jalaba de su campera. Se sorprendió al no ver a nadie. "Habrá sido mi imaginación" pensó. Pero eso solo hizo que se sobresaltara más al oir una pequeña voz dirigirse a él.

    —¿Quién eres?

    Miró rápidamente hacia abajo, de donde provenía la timida voz. Allí se encontraba una niña, una que conocía muy bien, vestida con un pequeño y elegante kimono, de tez pálida y negro cabello, corto y lacio, cuyos ojos le observaban con curiosidad. Debía ser parte de sus recuerdos, desparramados en aquel mundo negro. Se agachó para ponerse a su altura.

    —Hola. Soy un viejo amigo.—respondió con una sonrisa algo forzada, cosa que la niña pareció notar.

    —No hay nadie aquí. ¿Por qué estas aquí? No se supone que haya nadie aquí.—Dijo bajando la mirada, con un tono triste.

    Naruto dudó antes de responder. Estaba hablando con un recuerdo muy lejano, tal vez de más de quince años. Hizo su mejor esfuerzo para sacar su mejor sonrisa antes de responder.

    —He venido a visitarte.

    —Mentiroso.

    El rubio se sorprendió. No esperaba esa respuesta tan sombría. Intentó una vez más.

    —He venido a visitar a alguien muy importante para mi.

    La niña esta vez no respondió. Solo comenzó a caminar hacia la puerta. Este se apuró a seguirla, pero al salir tras ella, había desaparecido. Suspiro abatido. Acababa de perder su única pista. Volvió a entrar en la casa y se sentó en la cama. Debía haber algún lugar por donde volver a iniciar.

    —Lo hay.

    Sin darse cuenta había aparecido. A su lado estaba una Hinata de dieciseis años, con su chaqueta lila y su protector al cuello. No se sobresalto tanto esta vez, pero si la observo con cierta tristeza.

    —Lo siento mucho, Naruto. Por todo. Hay tantas cosas que no pude decirte...no supe decirte.—habló la aparición.

    —Nos preocupaste. No solo a mi, a Ino y Sakura, incluso a la vieja Tsunade.—Dijo triste, pero aliviado de por fin ser capaz de hablar con un fragmento de su conciencia.

    —¿De qué hablas?—Respondió sorprendida.

    —De tu...—Comenzó a decir, pero se interrumpió.

    Era otro recuerdo. Cuando había comenzado a creer que por fin tenía una pista, esta se había derrumbado frente a sus ojos. Su mirada se entristeció, cosa que la joven a su lado notó.

    —No soy más que un recuerdo que invocaste, pero estoy conciente que hay algo mal con este cuerpo. Lamentablemente soy un recuerdo muy viejo como para darme cuenta del problema. Solo sé lo que vino antes de mi, soy solo un fragmento.—Explico esta.

    —Entonces, esa niña...

    —¿Por qué no lo observas por ti mismo?—Le interrumpió, con la mirada gacha.

    Naruto asintió. Inmediatamente sintió como si el suelo se desvaneciera y se encontró parado frente a la residencia de los Hyuuga. El recuerdo ya no lo acompañaba, pero no la busco. Se había dado cuenta que ese era un recuerdo vivido que Hinata tenía en su mente, grabado. Pasaron unos minutos hasta que decidió acercarse a la entrada. De allí salió un muy joven Neji, acompañado del líder del clan. Llevaba una benda al rededor de su cabeza y una mirada de confusión, como si no entendiera lo que acababa de ocurrir. Le tomó unos segundos darse cuenta de que ese había sido el día en el que le habían puesto el sello deo ave enjaulada a su amigo. Bajó la vista con indignación y la desvió hacía un costado, y allí la vió. La misma pequeña Hyuuga que se le había aparecido. Vió como Neji se le acercaba y la saludaba, para luego alejarse con su padre. Se acercó donde ella estaba, algo triste, justo a la vez que llegaba un miembro del clan a recogerla. Afortunadamente, fue capaz de oir su conversación.

    —Ko, ¿Qué le ocurrió a Neji?—Preguntóle esta a su acompañante.

    —Nada. Él está bien. Venga, entremos, señorita Hinata, ya esta anocheciendo.

    —Mentiroso.—Respondió ella por lo bajo, antes de entrar en la casa.
    Entonces, la imagen comenzó a hacerse borrosa y desapareció, dejandolo en la oscuridad. Sintió una mano posarse con suavidad en su hombro, cosa que lo hizo voltear. Allí estaba el recuerdo de una Hinata adolecente, el que le había esa imagen.

    —Ella es un viejo recuerdo. Uno que por fuerza mayor, no debo olvidar jamás.—Explico esta con ojos tristes.

    El rubio asintió. Él tambien extrañaba bastante a Neji, y se había sentido bastante responsable por su muerte. Pero ese recuerdo no debía saber eso. Parecía anterior, incluso a la destrucción de la aldea que precedió la gran guerra. Entonces lo sintió. El tiempo casi acababa.

    —Hinata.—La llamó.—Necesito que me digas si hay algo que te gustaría olvidar.

    —¿Olvidar?—Respondió extrañada.

    —Escucha, no tengo mucho tiempo. Volveré, eso te lo prometo, pero necesitaré que me cuentes tu recuerdo. Promete que lo harás.

    —Lo prometo...—Respondió algo confundida.—Estaré aquí.

    Luego de estas palabras comenzó a sentirse mareado, el mundo le daba vueltas y su vista se nubló hasta ennegrecerse. Entonces abrió los ojos. Estaba rodeado por Sakura y Tsunade, e Ino yacía exhausta en otra cama, habiendo usado todas sus fuerzas.

    —¿Cómo te fue?—preguntó la rubia, inclinandose sobre él para examinar que todo estuviese en orden.

    —E...encon...—Le costó comenzar a hablar. Estaba agotado.—Encontré dos recuerdos solamente. Ambos bastante antiguos.

    —Ya veo. Tendremos que repetir mañana el proceso, en ese caso.

    —¡Espere, maestra!—Saltó la joven Haruno—Ino está agotada. Podría perjudicarla hacer esto dos días seguidos.

    —Tienes razón.—Respondiole esta. Luego de pensar unos segundos agregó.—Tendremos que llamar a Inori.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Nozomi Uchiha

    Nozomi Uchiha Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    16 Septiembre 2014
    Mensajes:
    61
    Pluma de
    Escritora
    Bueno, me ha gustado mucho este capítulo. Resumiendo, has mejorado. Siento no haber pasado por acá a leer (si es que te agradaba mi presencia. Cosa que no a muchos les pasa xD). Es que me han robado mi computadora. En fin, espero tu próximo capítulo con ansias.
    Me ha encantado tu descripción en este capítulo. Espero que sigas así. También me gusta los adjetivos que has aplicado a tu narración. Te ayudó mucho con la presentación. No todos se atreven a usar ese tipo de adjetivos por temor a que no pueda ser aplicado conforme a lo que quieren. No se si me explico.
    Como nadie es perfecto, y las faltas ortográficas existen, errores va a haber seguro. Pero para tú seguridad, no es nada grave, así que, no hay de qué preocuparse.
    En fin, resumiendo, todo, estuvo genial el capítulo.
    ¡Nos vemos! :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página