1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Historia larga Fanfic - Eiko y su viaje de egresados. (Parte 1 & 2)

Tema en 'Historias Abandonadas Originales' iniciado por SaiyanPuar, 20 Julio 2010.

Cargando...
  1.  
    SaiyanPuar

    SaiyanPuar Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    14 Julio 2010
    Mensajes:
    5
    Puntos en trofeos:
    3
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Eiko y su viaje de egresados. (Parte 1 & 2)
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    667
    Eiko y su viaje de egresados. (Parte 1 & 2)

    Bueno espero les guste este fic. Está modificado de lo que era el original, yo diría que mejorado un poco! :D Gracias por leerlo.
    Parte 1

    Ya se empezaba a deliberar a qué lugar se iban los tres séptimos de viaje de egresados.
    Una difícil elección, según las maestras. Los del turno mañana de dividieron entre los que preferían Kioto y los que preferían Osaka. Los del turno vespertino, que eran dos cursos y más desordenados e indecisos, se juntaron en un aula el día en que fueron a la escuela los hombres de las empresas de viajes. En fin los convencieron con un viaje económico y lleno de aventuras a Kioto. Fue la decisión final: se iban a este maravilloso lugar en noviembre.
    Días de ansiedad y llenos de dudas y preguntas fueron aquellos del fin de agosto. Aunque todavía faltaban dos meses, todos se preguntaban:
    ¿Qué irá a pasar en el viaje?, ¿Qué se sentiría conocer personalmente esos patrimonios históricos?, ¡debe estar buenísimo! Decían algunos, ¿habrá chicos lindos? Se preguntaban las chicas.
    Paóo septiembre. Por lo que llegó octubre, un mes de nervios y alboroto en las casas de cada chico de séptimo.
    Eiko, una chica especial del séptimo C, ya comenzaba a organizar y elegir la ropa y las cosas que llevaría. Al igual que Akari, su mejor amiga; con la diferencia de que este era más ansiosa aún y ya había armado la mitad de su valija.
    “Todos deben estar igual que yo”, pensaba Eiko. Y era verdad. Estaban los ansiosos que ya querían armar su bolso, los más vagos que dejaron eso para el último dia y los pobres desafortunados que no podían ir al viaje.
    Por fortuna, pensaba la chica, que Noa iba. Noa, era ese chico especial en la vida de ella. Habían sido novios varias veces: cortaban y volvían, cortaban y volvían. El motivo de estos cortes era la timidez de Eiko: ella no había dado su primer beso y le daba vergüenza que le saliera algo mal cuando le tocara con el chico de sus sueños. Por lo que cada tanto, cuando el chico le preguntaba si quería darse un beso con él, ella le decía que no sabía y esto cansaba al chico y terminaban. Pero sentía tantas cosas por ella que se arrepentía enseguida.


    Parte 2

    Llegó el fin de octubre. Ya faltaban solo cuatro dias para el viaje y todos ya habían armado su valija.
    Esos dias en la escuela eran los mejores: hacían pocas tareas y las maestras les daban horas libres siempre.
    Para el 3 de noviembre, los nervios de lo cerca que estaba este tan ansiado viaje carcomían el cerebro de los chicos. Ese día, los compañeros de sexto en cada turno les hicieron una pequeña despedida en su aula con comidas y bebidas.
    Cuatro de noviembre, 9:30am. Hora en que se levanto más ansiosa y nerviosa que nunca Eiko. A cada rato abrazaba a su mama y le decía:
    - ¡Mamá!, ¡hoy me voy!- feliz pero un poco triste por no estar con su familia durante cinco dias.
    - Que raro va a ser no tener la bulla de la casa – le decía su mama con los ojos llenos de lágrimas. Eso puso a la joven más triste, pero la inquietud le ganaba a todo.
    Cada cinco minutos, revisaba su ropero, su mesita de noche por si se olvidaba algo. Abría y cerraba su valija.
    A las nueve de la noche ya se estaba preparando. Hablaba por mensajes con Akari, para enterarse qué hacía su amiga.
    Faltaban solo dos horas para que ese sueño se cumpliera.

    Continuará...
     

Comparte esta página