1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Cada 10,000 años (NejiTen)

Tema en 'Fanfics Abandonados de Naruto' iniciado por hyuggaTenTen, 24 Junio 2010.

Cargando...
?

¿Qué tan original te parece?

Poll closed 28 Julio 2010.
  1. Tú pregunta ofende, ¡está increíble el fic!

    10 voto(s)
    90.9%
  2. Bastante, nunca pense ver algo asi x3

    1 voto(s)
    9.1%
  3. Pues... algo cliché, algo así ya había leido antes :s

    0 voto(s)
    0.0%
  4. La neta, ya cierra el fic y ponte a escribir otra cosa

    0 voto(s)
    0.0%
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Puntos en trofeos:
    183
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Cada 10,000 años (NejiTen)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    3614
    Cada 10,000 años (NejiTen)

    Holaa a toddss n__n aqii iop dehaandoless ste nuevo fic que pues no lo acabo de escribir jaja xDD asi q no esta tan nuevo jaja bueno en realidad ya llevo tiempo con el y ps hoy le di una leeiiidita a lo qq llevaba y corregí algunos errorcillos o.o jaja y pss bueno, aqii se los dehoo a ver q pasa n_n




    “Cada 10,000 años” (NejiTen)


    Cap. 1 “Te protegeré”


    Hace 3 años ocurrió una catástrofe en todo el mundo, un terrible cataclismo sacudió la Tierra, muchos denominaron esto como el fin del planeta, pero poco después cambió la denominación a la del “principio del fin del mundo”. Todo el planeta se vio afectado, la mayoría de los habitantes murieron aunque es verdad que muchos se salvaron, pero ahora el hombre se ve en la necesidad de sobrevivir de alguna manera, pero ¿cómo? todo se ha vuelto ruinas, y Konoha no es la excepción.

    —¡Todos presten atención! –ordenó una mujer rubia, de voz impotente y voluminoso busto, conocida como Tsunade la quinta Hokage—
    Estamos en una crisis, el mundo se ha visto envuelto en una terrible tragedia, pocos hemos sobrevivido, grandes ninjas dieron su vida para proteger a esta aldea, por eso pido que guardemos un momento de silencio, por todos aquellos valerosos héroes y también por las personas inocentes que no pudieron ser salvadas.


    Todos acataron la orden, era un momento único, uno de esos que sólo ocurre una vez en la vida o quizás menos. Todos los sobrevivientes de Konoha que a decir verdad eran bastantes, se encontraban parados en las ruinas de lo que alguna vez fue el panteón, la gran tumba del tercer Hokage ahora era un montón de escombro así como las tumbas menores, pero de cualquier forma seguía siendo el panteón, y ahí mismo enterraron los cuerpos de los desafortunados que murieron en la catástrofe del milenio.


    —Esto es tan triste –decía una triste TenTen con lágrimas en los ojos.

    —Tsk –aguantaba el dolor que sentía un chico de larga cabellera y ojos de perla.


    El dolor que sentían estos dos chicos era inmenso, pero no podía compararse con el que sentía en esos instantes un chico con cabello en forma de tazón y un traje verde idéntico al de la persona por la cual lloraba.

    —Gai-Sensei… –murmuraba este nombre aquel desdichado chico, el cual respondía al nombre de Lee.


    El pobre tenía los ojos hinchados de tanto llorar, la persona que tanto admiraba se había ido, con mucho honor, como todo un ninja, pero igual su ausencia yacía en su interior y exterior, sería algo difícil de superar, pero tenía que hacerlo, después de todo él sabía muy bien que su difunto Sensei no hubiese querido que llorara todo el tiempo.


    —Su muerte no ha sido en vano –habló un hombre joven con la mitad de la cara cubierta por una máscara negra y un ojo tapado por su banda ninja, su nombre Hatake Kakashi.

    —Lo se pero… –no podía hablar, el llanto no lo dejaba, aquel chico Lee soportaba un dolor inigualable.

    Pero la muerte de Maito Gai no había sido la única, Hyuuga Hiashi, Mitarashi Anko, Iruka, Shizune, Sai, Udon, Tenzou alias Yamato e Inuzuka Hana son algunas muertes que también hay que lamentar, la ausencia de cada uno de los difuntos es notable en todo sentido, ayer Konoha era una aldea dichosa, llena de felicidad, luz y paz, hoy es un montón de escombros, donde sólo se puede escuchar el llanto de las personas, aquí ahora abunda el silencio y todo es soledad, pero la quita Hokage no está dispuesta a que esto siga así, ella tiene que hacer algo.

    Pasados unos días del gran funeral, la aldea empieza a reconstruirse, todos trabajan duro, todos quieren que la aldea se levante, pero a pesar de todo esto en el aire se siente algo inquietante, una extraña sensación de soledad, un aroma diferente… algo raro. En el día el sol está en lo alto del cielo como de costumbre y en la noche la luna hace acto de presencia, pero… parece que ninguno hace su labor como antes; el sol ya no brilla con la intensidad que lo hacía, ya no es capaz de transmitir sus rayos solares con la elegancia que lo solía hacer, su luz empieza apagarse, la luna… ya no es el astro que todos amaban, no es más la fuente de inspiración de los poetas ni de los corazones enamorados, ha perdido todo su esplendor, mirarla, es como mirar una gran esfera sin gracia alguna en el oscuro océano que es el cielo, estos dos elementos indispensables para la Tierra que son el Sol y la Luna… parecen viejos, parece que los años por fin los han agotado.


    —Neji… ¿Cómo te sientes? –le pregunta angustiada una castaña al tiempo en que posa una de sus manos en el hombro del nombrado.

    —Estoy bien…el que no está bien es Lee –responde con un rotundo suspiro proveniente de su alma.

    —Lo sé… quise hablar con él pero… no quiere escuchar a nadie –le contesta con suma tristeza la misma niña de ojos chocolate.

    —Hay que darle tiempo, la muerte da Gai ha sido un golpe muy duro para él –comunica el Hyuuga a su desolada amiga.

    —Parece ser que la antigua profecía se está cumpliendo –dijo la castaña cambiando el tema de conversación, ella y el ojiperla se encuentran reconstruyendo una pequeña cabaña en las orillas de la aldea.

    —Sí, la mayoría de las personas pensaron que era mentira pero… –se detuvo el genio perlado mirando a su alrededor.

    —Si esto sigue así… el domingo siguiente será la destrucción total –agregó un punto importante la inteligente kunoichi de las armas.

    —Así es –respondió con desdén el poseedor del Byakugan —Según la antigua profecía lo que ocurrirá el Domingo será el fin de todo.

    —Se dice que el fin de este mundo se divide en 9 partes las primeras dos ya pasaron –comentó la pelichocolate mientras martillaba una tabla, la primera:

    —El mundo comenzará en crisis, la economía será un asco y la pobreza aumentará y la violencia será cada vez mayor –se le adelantó el genio Hyuuga.

    —Exacto… número dos: el gran cataclismo, lo que ocurrió hace unos días –profundizó la castaña, esto último lo dijo con un peculiar sentimiento.

    —Se dice que el número tres ocurrirá mañana Lunes, el terremoto mas grande de toda la historia, acompañado del último eclipse que habrá, uno que hasta ahora había ocurrido cada 10,000 años y mañana será el último; luego el suceso número cuatro: el tsunami que ocurrirá al día siguiente del temblor osea el martes –terminó de hablar el ojiperla.

    —La catástrofe numero cinco será el día miércoles, todas las luces se apagan, se supone que el sol desaparecerá por completo y lo siguiente será el jueves, la número 6, lluvia de meteoritos, esto acabará con la mitad de lo que quede aparte que se dice que la luna desaparecerá ese día –concluyó la kunoichi castaña.

    —El próximo viernes será la desdicha número 7 el robo de almas, según dice la profecía que aquellas personas que hicieron acto de maldad en el mundo y sigan con vida ese día, los demonios los visitarán arrebatándoles el alma para llevarlos al castigo eterno –dijo con mucha osadía el ojos aperlados.

    —Así es… y luego la penúltima desgracia, la número ocho… ocurrirá el sábado que viene, la tormenta, dicen que será un espectáculo inolvidable, los rayos caerán sin piedad, causando el más grande incendio registrado –añadió TenTen algo aterrada por sus propias palabras.

    —Y por último la 9 que ocurrirá el día Domingo, ésta ha dejado a muchos confusos ya que el nombre de lo que viene ese día es “el nuevo mundo”, según las escrituras se dice que en ese día, la tierra se abrirá, las llamas arderán, los mares se levantarán, todo colapsará y en el último momento una o dos personas de entre los pocos sobrevivientes romperán el portal del tiempo con la técnica más poderosa e inimaginable que existe, salvando a todos, pero con un alto costo… aquel o aquellos que efectúen la técnica serán condenados a una eternidad de esclavitud y así comenzará el nuevo mundo, los muertos renacerán y comenzará una era que se dice no tendrá fin –concluyó Neji con súbita elegancia propia de cualquier Hyuuga.


    Hubo un momento de silencio por parte de ambos jóvenes, pero no pasó mucho para que los sollozos de cierta chica lo rompieran.


    —¿Por qué lloras? –le preguntó preocupado pero serio el Hyuuga a su compañera.

    —Perdóname Neji, es solo que… estoy asustada, ¿Qué pasará si no soy capaz de llegar hasta el Domingo? –preguntó toda cohibida la castaña con algunas lágrimas que sin cesar bajaban por sus rosadas mejillas.


    El chico la miró seriamente, se acercó a ella, tomó su mano y con el tono tranquilo y de seguridad dijo:

    —TenTen… no te preocupes, sobreviviste a una de las peores faces, el cataclismo, además… pase lo que pase no me separaré de ti, somos un equipo, permaneceremos unidos y nos ayudaremos mutuamente, Lee y yo te protegeremos hasta el fin.


    La chica nunca había oído hablar así al poseedor del Byakugan, era la primera vez que le decía algo tan lindo, tanto que no pudo evitar llorar más y tirase a los brazos del Hyuuga. Pasaron unas horas y la Hokage convocó a todos los shinobis, de inmediato acudieron a la cita a las afueras de la ya casi terminada torre de la Hokage.

    —¡Escuchen, como ya sabrán la profecía se está cumpliendo, mañana será la catástrofe número 3, el terremoto! –anunció la quinta con superioridad —Y conforme a los días ocurrirán las respectivas desdichas, nuestro deber como ninjas de Konoha es proteger a la aldea y al país del fuego, así que eso es lo que haremos, no somos muchos, pero los pocos que quedamos somos fuertes… para mayor resistencia he decidido formar grupos de dos personas, así será todo mas fácil, su deber será cuidarse mutuamente y proteger a las personas, tenemos que sobrevivir a esta guerra –incitó la rubia con mucha valentía para alentar a sus shinobis.


    —¡Hagámoslo dattebayo! –gritó emocionado un joven rubio de ojos azules, su nombre Uzumaki Naruto.

    —¡Cállate dobe, la quinta está hablando! –le regañó con un golpe un chico de pelo azabache y mirada asesina, su nombre Uchiha Sasuke, quién no tenía mucho de haber regresado a la aldea con el propósito de recuperar su antigua vida.

    —¡Presten atención! –ordenó Tsunade —les diré como los organicé, Primero, Inuzuka Kiba con Hyuuga Hinata.

    —Hai –contestaron los dos al unísono.

    —Hatake Kakashi y Kurenai –continuó diciendo.

    —Hi –asintieron.

    —Hyuuga Neji y TenTen.

    —Hi –respondieron a la par, la ojichocolate sentía un alivio en su corazón, al saber que estaría al lado del genio Hyuuga su gran amigo y protector.

    —Uchiha Sasuke con Uzumaki Naruto.

    —¡¿Con el Teme?! –reprochó de inmediato el chico zorro.

    —¡Cállate Naruto! –le regañó la quinta.

    —Ya la oíste Uzuratonkachi –se burló el Uchiha.

    —Haruno Sakura con Rock Lee –prosiguió la cincuentona, no es que le gustara mucho la pareja que hacían pero la Hokage pensó que si ponía a Sakura con Lee, éste se olvidaría un poco de lo de Gai y centraría toda su mente en proteger a su compañera, y parece se que estaba en lo correcto.

    —Gai-Sensei, desde donde sea que estés quiero que me mires, pondré en práctica todas tus enseñanzas y consejos para hacer arder mi llama de la juventud y proteger a Sakura-san –habló el joven Lee con orgullo y confianza en sí mismo.

    —Yamanaka Ino y Akimichi Chouji –prosiguió con su listado la rubia.

    —Konohamaru y Moegi.

    —Nara Shikamaru y Aburame Shino.


    La quita Hokage siguió anunciando los equipos, al término de ello, se puso a explicar las maniobras y técnicas que usarían para proteger la aldea de los eventos que pronto acontecerían.

    —Tsunade-sama es muy astuta –comentó TenTen a Neji, ellos se encontraban caminando, se dirigían a la mansión Hyuuga, que por puro milagro seguía entera, a partir de ese momento ambos chicos tenían que estar juntos a toda hora, esa fue la orden de la Hokage para todos.



    A partir de ahorita deberán permanecer todo el tiempo con su compañero asignado



    —No por nada es la Quinta Hokage –indicó el Hyuuga.

    —Espero que todo salga bien mañana –comentó nerviosa la maestra de las armas.

    —Seguro que sí, la estrategia está muy bien planeada, saldremos con vida de ésta, además… tu papel en el juego consiste en lanzar los kunais y las armas en los puntos clave para activar la barrera, es algo sencillo para ti, es imposible que falles –le aduló el poseedor del Byakugan a la castaña, él sabía perfectamente que la puntería de TenTen es impecable, ni siquiera él tenía tan perfecto tino como ella.

    —Gracias Neji, tienes razón, todo saldrá bien –le contestó con una dulce sonrisa que tanto le gusta al genio aunque no lo diga —Y me siento mucho mejor porque tú estás y estarás a mi lado.


    El joven jounin ya no le contestó, sólo se dedicó a tomar la mano de aquella chica, aunque no estaba seguro de porque lo hizo. Se sintió algo inseguro al principio, pero luego se relajó cuando sintió que la chica apretaba delicadamente su mano, señal de que no quería soltarse. Llegaron a la residencia Hyuuga, ahí se encontraban sus dos primas, Hyuuga Hinata, Hyuuga Hanabi y un invitado extra Inuzuka Kiba, no era de extrañarse que estuviera ahí, después de todo tenía que permanecer al lado de Hinata por órdenes superiores.

    —Hinata-sama –le habló Neji a su prima.

    —¿Qué… sucede Neji-nisan? –le cuestionó.

    —Hanabi… ¿qué sucederá con ella? –preguntó preocupado, después de todo era su familia.

    —No… te preocupes… Kiba-kun y yo cuidaremos de ella –concluyó la chica para después retirarse.

    —¿Hanabi-san es la hermana de Hinata verdad? –preguntó curiosa la castaña.

    —Sí –contesto sin más palabras.


    Ambos jóvenes se dirigieron a la habitación del Hyuuga, TenTen se sentía algo nerviosa, y quién no lo estaría, en un cuarto a solas con un ninja sexy e inteligente como lo es Hyuuga Neji.

    —Ya es tarde mejor durmamos, tenemos que estar al cien por ciento mañana –le dijo el ojiperla señalándole la cama para que se acostara.

    —¿Vamos a dormir juntos? –preguntó temerosa la kunoichi de las armas.

    —Sí, recuerda que no debemos separarnos –fue lo que recibió por respuesta la castaña, quién se encontraba toda roja y nerviosa.


    “Es verdad que antes he dormido con Neji pero… siempre estaba Lee y Gai-sensei, además no es lo mismo dormir juntos en una tienda de campaña que en una ¡cama!” -pensó la Kunoichi al tiempo en que se recostaba en un lado de la cama, e inmediatamente Neji se acostó del otro lado.

    La cama era matrimonial pero aún así estaban pegados, no había nada de espacio lo que hacía la situación más delicada, ninguno de los dos podía dormir ambos estaban algo nerviosos y apenados, claro Neji es un genio y no lo demostraba, pero después de un rato la astuta castaña pensó:

    “¿Por qué pasármela toda apenada y nerviosa? Si puedo pasar una noche de ensueños al lado de Neji, la persona más importante para mí en estos momentos”

    —Neji –lo llamó la chica intentando que éste se volteara, pues le estaba dando la espalda.

    —¿Qué sucede? –contestó éste sin girarse, y al no hacerlo a la ojos chocolate no le quedó de otra mas que pedírselo.

    —Voltéate por favor –pidió tímidamente.


    Ante la petición de la kunoichi el genio Hyuuga sintió algo extraño en el pecho y solo pasaron 3 segundos para que éste obedeciera, se giró suavemente para no pegarle a la joven y una vez que lo hizo, notó que su rostro estaba a centímetros del de ella, lo que causó un leve sonrojo en ambos.

    —Te quiero Neji –le dijo suavemente para luego acercarse más al genio y acurrucarse en su pecho, e instantáneamente cerró lentamente sus ojos… y quedó profundamente dormida.

    —Yo también te quiero –susurró el aún sorprendido Hyuuga para luego darle un dulce y suave beso en su delicada mejilla, la abrazó y terminó dormido.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Brendiux

    Brendiux Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Marzo 2010
    Mensajes:
    136
    Puntos en trofeos:
    115
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    kawai!!!!!!!!!!!!!!!! me encanta como escribes!!!
    este fic si tiene futuro, lo eh visto jijiji
    que lindo fue neji con tenten con el beso en el cachete que le dio!!
    pobre de hinata a de estar destrozada al igual que hanabi por la perdida de su padre
    y tambien lee por lo de gai-sensei
    por fa avisame cuando pongas conti que me esta gustando mucho tu fic
    xoxo
    atte.:
    nejitenFE
     
  3.  
    Sakuriithaa Uchiihaa

    Sakuriithaa Uchiihaa Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Enero 2010
    Mensajes:
    108
    Puntos en trofeos:
    92
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    wow me nekantho tu fic aaa..
    estoi tan emocionada por el fic y la historiA TAN HERMOSA demo naji si kierea tenten y ya lo demuestra wwiiiii y tenten tu tambn jeje bno ..la kolondencias
    HanabI y HinatA lo siento mucho x su papa io se lo ke se sienthe ups hable de mas pero bno Lee tambn lo siento x Gai-Sensei se ke era komo tu papa y aunke aveses los dos eran muy fastidiosos me kaen muy bn y voya extrañas a GAi en el fic TT.TT
    bno espero la konti..
    jeje SayO
    saludos
    atte
    ivonne
     
  4.  
    feli

    feli Entusiasta

    Cáncer
    Miembro desde:
    12 Marzo 2010
    Mensajes:
    69
    Puntos en trofeos:
    28
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    aaaaaaaaaaaa! que bonito estuvo, me gusta como escribes jejejejeje y la historia es mas que fascinante jajajaja, oooooo! que mal por que tenia que morir Inuzuka, Anko, Yamato, Sai, y todos los demas? hubieran servido mucho de ayuda, que mal pero ya que, tu eres la creadora de la historia y pues cambiando de tema, Neji y Tenten, juntos en una cama? ay que emocion y lo ultimo tam bien es para emocionarse jajajaja, creo que ya te aburri y para terminar espero ansiosa el siguiente capitulo XD, bueno adios
     
  5.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Puntos en trofeos:
    183
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Cada 10,000 años (NejiTen)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    2736
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Holaa a todsss >w< oo me aleegraa qq ste fiss seaa de suu agradoo!! y pss como veo que si, aqii traigoo la contii, este fanfic tiene los capitulos contadoss, uno por desgracia de las profeciias explicadasss en el primer cap XDDD bueno sin mass rodeoo les dejo la conti no sin antes AGRADECERLESSS por leer mi fic n__n




    Cap. 2 “Terremoto”


    El cansado sol salió, anunciando un nuevo día, los rayos de éste acariciaron delicadamente los rostros de dos jóvenes que dormían plácidamente abrazados.

    —Bueno días –decía una adormilada TenTen mientras abría suavemente sus irritados ojos.

    —Buen día –le contestó el joven a su lado.


    Después de su breve saludo, los chicos se dieron cuenta que se encontraban abrazados, rápidamente se separaron con la cara algo roja, aunque Neji lo disimuló muy bien, no por nada es un genio.

    —El terremoto puede ocurrir en cualquier momento ¿verdad? –preguntó una nerviosa TenTen.

    —Así es, debemos darnos prisa e ir al lugar que se nos asignó y estar alertas –contestó el Hyuuga.


    Los dos chicos se alistaron para la batalla, la kunoichi preparó sus pergaminos y guardó a la mano sus valiosos kunais y shurikens, por su parte Neji sólo guardo sus armas básicas, kunais, bombas de humo, sellos explosivos y shurikens y cuando ambos terminaron de alistarse bajaron, tomaron un rápido desayuno y partieron al lugar en donde debían estar.

    —¿Quedó claro? –le preguntó el poseedor del Byakugan a su compañera.

    —Sí, a tu señal yo lanzaré mis kunais a los puntos marcados para así activar una barrera, la cual protegerá a la aldea y a los habitantes –le contestó firmemente la castaña.

    —Muy bien, y recuerda, no te distraigas por los árboles y rocas que se caigan, yo estaré usando mi técnica de los 64 golpes para bloquear cualquier cosa que nos pueda pegar –explicó el poseedor del Byakugan a la chica con la intención de darle más seguridad.


    Ambos ninja permanecían en guardia, aunque no eran los únicos, Sakura estaba lista en su posición, su deber era golpear con fuerza cualquier cosa que se callera, el trabajo de Lee era el mismo, Kiba y Akamaru tenían que usar su Gatsuuga para cavar algunos hoyos necesarios, mientras que Hinata debía ayudar a sostener la barrera mediante su chakra, así todos tenían trabajo repartido, todos aguardaban nerviosos, ansiosos, la adrenalina era inmensa.

    Las horas comenzaron a pasar, el sol aunque se veía viejo seguía calentando bastante bien, todos tenían mucho calor, era algo insoportable, el reloj marcaba exactamente las 3:00 de la tarde, todos tenían hambre aunque no lo dijeran, no es propio de un ninja.

    —Hace demasiado calor –se quejó TenTen.

    —Tenemos que soportarlo –le respondió serio un acalorado Neji.


    La chica hizo una mueca de desagrado, pero ella sabía bien que tenía que aguantarse, en fin, el tiempo siguió pasando, dieron las 6 de la tarde, y por fin el viento demandaba que era hora de enfriar un poco el clima, se puso agradable, todos se sintieron mucho mejor cuando sintieron el soplar del viento sobre sus rostros, pero… no había tiempo de disfrutarlo, la hora había llegado.

    —Neji, ¿escuchas ese ruido? –preguntó inquieta la castaña.


    El Hyuuga no respondió, solo afirmó con un leve movimiento de su cabeza, él ya sabía lo que se acercaba.

    —Prepárate ya viene –le dijo muy serio y concentrado, la chica se quedó confundida pero pronto reaccionó cuando empezó a sentir como el suelo se movía bajo sus pies.

    —Ah…ah…ah –la maestra de las armas hacía pequeños gemidos intentando mantener el equilibrio, realmente era algo horrible, los árboles se agitaban, el suelo se agrietaba, era mas difícil de lo que imaginaban, ambos se cayeron en un momento, pero rápido se pusieron en pie.

    —¡TenTen ahora! – dijo Neji dándole la señal a su compañera.


    La kunoichi sacó sus armas, pero… no podía apuntar bien, el movimiento no la dejaba, pero tenía que hacerlo rápido, si no activaba la barrera la aldea sería destruida por todos los árboles y las rocas que caían desenfrenadas de las montañas.

    —¡TenTen hazlo ya! –gritó el Hyuuga, apenas y su compañera lo escuchó, entre que tenía que hacer equilibrio, apuntar y todo el ruido que había.

    —¡No puedo apuntar bien Neji! –le respondió también a gritos y toda desesperada la castaña.

    —¡Hazlo, tu puedes! –le animó el genio.


    TenTen respiró, se concentró, apuntó lo mejor que pudo y lanzó sus armas… una gran barrera cubrió a la aldea, justo a tiempo.

    —¡Lo hice! –festejó la chica pero de tanta emoción perdió el equilibrio y se cayó.

    —¡¿TenTen estás bien?! –le preguntó el genio Hyuuga todo preocupado, al tiempo en que bloqueaba todas las rocas y árboles.

    —C…creo que me torcí el tobillo… ¡Ho! –Exclamó preocupada—¿S…sangre?

    —¡TenTen! –le gritó el Hyuuga.

    —Me he enterrado un palo… du…duele –se quejaba la chica, ella seguía en el suelo y el terremoto no cesaba, pareciera que las cosas empeoraban.

    —¡Resiste! –le animaba el poseedor del Byakugan.

    —¡Ahhh! –gritó la niña de los chonguitos, no se había podido poner en pie debido a su herida y su torcedura, así que con el violento movimiento del terremoto se fue rodando e iba directo a un acantilado.

    —Mierda –exclamó el joven de ojos aperlados.


    TenTen siguió rodando, ella se dio cuenta hacia donde iba y miles de pensamientos pasaban por su cabeza.


    Parece que después de todo no seré capaz de llegar hasta el domingo


    La asustada TenTen cerró sus ojos, todo pasó en cámara lenta, ella cayó por aquel acantilado, sentía como su cuerpo se sumergía en un profundo abismo, listo para recibir un golpe; fue un momento muy raro, pero… de pronto ella sintió como unos brazos se aferraban a ella, abrió los ojos y…

    —Neji –susurró la chica.

    —Descuida, te protegeré –le contestó suavemente.


    Ambos chicos cayeron, tuvieron mucha suerte de que el río donde impactaron estuviera hondo, aunque el golpe al entrar al agua si fue doloroso, la corriente era demasiado fuerte debido al terremoto que aún seguía sacudiendo todo con furia, una parte del río se pintó de rojo esto fue por la sangre de la castaña, su herida iba de mal en peor.

    —No…te sueltes –decía con trabajos el poseedor del Byakugan, el agua los hundía, era un momento de terror.

    —P…perdóname –respondió la ojichocolate al tiempo en que quedaba inconsciente, había perdido mucha sangre, y también el río hizo de las suyas puesto que la chica había tragado demasiada agua y su cuerpo no lo resistió más.

    —TenTen… maldición –el joven Hyuuga estaba desesperado, no supo que hacer, pero al final parece que Kamisama se apiadó de él.


    El terremoto comenzó a perder fuerza, el agua comenzaba a tranquilizarse, un silencio atormentador invadió, Neji tomó lo más fuerte que pudo a su compañera, le costó un poco de trabajo salir del río debido a que éste no estaba del todo calmado, pero él es un genio así que pudo salir; colocó con cuidado a su compañera en el suelo, él tenía la respiración muy agitada y una vez que se calmó un poco, respiró hondo e intentó hacer que la castaña reaccionara pero no tuvo respuestas.

    —No tengo opción… perdón TenTen –susurró este todo empapado y cansado.

    Y al instante, con una mano tapó la nariz de la chica y con habilidad y destreza juntó sus labios con los de ella, dándole una fuerte respiración, este proceso lo repitió 3 veces, apretó con fuerza en la boca de su estomago y pronto la niña reaccionó.

    —TenTen… ¿estás bien? –Neji preguntó todo nervioso.


    La chica empezó a toser violentamente, esto durante un rato pero cuando se recuperó miró a su compañero y le dijo:

    —Sí… gracias Neji… ¿Qué pasó con el terremoto?

    —Acaba de terminar –le respondió tranquilamente.

    —Perdóname –se disculpó TenTen.

    —No te disculpes, lo hiciste bien –le tranquilizó, luego de eso la cargó y se dispuso a llevarla para que le curaran la herida.


    El chico iba caminando entre los restos de los árboles y miles de piedras, no era muy agradable, todo lo complicaba, sólo esperaba que los demás estuvieran bien. Cuando llegaron fue muy satisfactorio encontrar la aldea en buena condición, la estrategia de Tsunade-sama había funcionado, Sakura de inmediato curó a la castaña, es una excelente Ninja médico.

    —¡Escuchen! –Ordenó la Hokage —Debo felicitarlos, todos hicieron un magnífico trabajo, la estrategia salió muy bien, la aldea está a salvo y es todo gracias a su duro trabajo, hubo heridos, pero no hubo ninguna muerte que lamentar.

    —El dobe de Naruto se la pasó en el suelo –dijo arrogantemente el Uchiha.

    —¡Cállate teme, porque tú te caíste en uno de los hoyos que se abrieron! –se vengó el Uzumaki.

    —Dejen de discutir, este es un momento para celebrar, ahora, sé que están cansados, pero tenemos que planear el siguiente movimiento, mañana será el Tsunami, no va a ser tan fácil como lo de hoy –anunció la Godaime.

    A la kunoichi de las armas se le hizo un nudo en la garganta, ¿cómo pasaría lo de mañana?, si para empezar hoy en el terremoto que no fue la gran cosa casi muere; Neji notó la reacción de su compañera e instintivamente tomó de su mano, causándole un leve sonrojo. La quinta explicó brevemente el plan que había ideado con Shikamaru, les repartió sus tareas y luego les dijo:

    —Muy bien, eso es todo, ahora vallan y declárensele a la persona que les gusta bajo el último eclipse que está apunto de suceder, jeje, bueno sólo es una idea, pero tengan en cuenta que nunca más verán suceso como este –concluyó la rubia Hokage.

    —¡Sakura-chan! –gritó el rubio hiperactivo a la chica.

    —¡Ni lo sueñes Naruto! –le respondió amenazadoramente la kunoichi rosada.

    —Así es Naruto, Sakura-san está conmigo –le hizo burla Lee.

    —Tu tampoco te ilusiones –le miró feo la pelirosa al chico de las grandes cejas.


    Neji y TenTen decidieron irse a descansar, se fueron a sentar sobre las ruinas de lo que alguna vez fueron las montañas con las caras de los Hokages, el cielo estaba oscuro, algunas luciérnagas se podían apreciar, y pronto aquel suceso tan romántico y esperado sucedió, ese magnífico eclipse que ocurre cada 10,000 años estaba frente a sus ojos, sin duda un espectáculo inolvidable, era algo tan maravilloso que incluso la persona mas fría del mundo disfrutaría.

    —Neji –habló TenTen rompiendo el silencio, claro sin quitar la vista de aquel maravilloso fenómeno.

    —¿Qué sucede? –preguntó éste también mirando el espectáculo.

    —Yo… quería darte las gracias por lo de hoy –dijo ruborizada la chica mientras cambiaba la dirección de su mirada hacia su compañero, éste también dejó de ver el eclipse para ver algo aún más bonito… los achocolatados ojos de la niña.

    —No tienes que agradecérmelo…. Yo te prometí que te protegería –le contestó suavemente, claro sin dejar de ser “el cubito de hielo”

    —Lo sé… pero no quiero causarte más problemas, además… –se detuvo en seco la chica mientras el rubor en sus mejillas aumentaba.

    —¿Qué cosa? –preguntó algo nervioso el genio Hyuuga.

    —Hu…hubiera muerto si no fuera por… por las respiraciones que me diste –terminó de decir toda apenada y con su corazón latiendo a mil.
    Neji al escuchar sus palabras se sonrojó notablemente y aunque es un genio esta vez no lo pudo disimular, TenTen por supuesto se dio cuenta y dejó escapar unas risillas.

    —Gracias –Susurró al oído de Neji la castaña para después plantarle un dulce y tierno beso en la mejilla.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  6.  
    Yukari Hyuga

    Yukari Hyuga Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Junio 2010
    Mensajes:
    11
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Hola me encantó tu conti se nota que va a ser más interesante pero creo que ya había posteado antes, bueno ya quiero ver como sobreviven a los demás días ojalá escribas pronto. Sayonara
     
  7.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Puntos en trofeos:
    183
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Cada 10,000 años (NejiTen)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    2443
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Holaaa, bueno les agradexcoo muxiisiimo que leean mi ficc n__n me ponee muuy feliiizz <3 buenooo buenoo pss se borraron los post ToT odio que eso pase ¬¬ pero bueno igual les doyy las graxx por sus comentss los Amisiimoo y pss sin maas la contii n.n




    Cap. 3 “Tsunami”


    El Terremoto había sido algo difícil de superar, el último eclipse fue algo hermoso, algo que perduraría en las mentes de todos aquellos que lo vieron, pero no tenían tiempo de recordar sucesos, ahora tenían que concentrarse en lo que venía “el tsunami”. Aquel día llegó, todos debían estar preparados, pero esta vez las cosas no salieron como se esperaban.

    —¡Despierta TenTen! –gritó eufórico el Hyuuga a la castaña que dormía plácidamente al tiempo en que la jalaba del brazo.

    —¡Que! –gritó toda asustada y atolondrada la chica, eran exactamente las 5 de la mañana.


    El Hyuuga no le dijo nada, sólo se dedicó a correr con su compañera sujeta por la mano, cuando salieron de la casa, la chica entendió la histeria del joven, a lo lejos se veía algo horrible, una ola enorme, pero cuando digo enorme es ¡Enorme!, jamás en la vida habían visto tal cosa, era tenebroso y escalofriante y ya no había mucho tiempo, la ola azotaría en Konoha en cuestión de segundos.

    —¡Debemos darnos prisa! –exclamó Neji analizando con rapidez la situación.

    —Pero la ola está cerca, ¡no tenemos tiempo de ir a lugar que se nos asignó! –repuso TenTen con los nervios danzando en todo su cuerpo.


    El genio se quedó un momento pensando, el tiempo ya estaba sobre ellos, así que había que actuar rápidamente. Activó su Byakugan y comenzó a analizar la situación; pudo notar que los otros shinobis ya estaban moviéndose para proteger a la aldea del agua.

    —¡TenTen escucha! Tengo un plan. Aquellas montañas están algo frágiles por el temblor de ayer, si logras lanzar un explosivo en el punto estratégico lograrás que se derrumben y así formaremos una barrera que protegerá gran parte de la aldea –explicó el jounin Hyuuga con rapidez.

    —Pero, ¡esa barrera no será lo suficientemente fuerte, el agua se llevará las rocas y más que ayudar empeorará las cosas! –dijo la castaña toda alterada al ver que la enorme ola estaba a segundos de azotarlos.

    —¡Hazme caso! Sakura, Lee, Kiba y Hinata-sama estarán respaldando, ellos lograrán mantener la fuerza de la barrera –repuso Neji con una enorme tensión.

    —Está bien pero no alcanzo a ver los puntos débiles de la montaña, así que dime más o menos las coordenadas.


    El Hyuuga usó su Byakugan y rápidamente dio lo necesario a su compañera y de inmediato la maestra de las armas no se lo pensó más. Con muchos nervios, precisión y determinación lanzó un puñado de Kunais con sellos explosivos dando justo en el blanco. Las montañas se desmoronaron en grandes trozos de roca que formaron una perfecta barrera.

    —¡Lo logré! –festejó la chica.

    —¡Sostente! –escuchó que gritó Neji.


    TenTen sintió como el genio la abrazaba fuertemente y comenzaba a girar pero al mismo tiempo sintió como el agua los azotaba con violencia y crueldad. Habían logrado hacer la barrera, pero no hubo tiempo de que se fueran a un lugar seguro, por lo que el agua los arrasó. Por otra parte Hinata, Sakura, Ino, Kiba y Chouji mantenían la barrera con una alta concentración de chakra mientras que Lee compañero de Sakura se fue en auxilio de unos aldeanos de Konoha.

    —¡Fūton: Rasen Shuriken!


    Se escuchó el grito de Naruto quien lanzó su poderosa técnica para cortar la enorme ola en dos y dar paso a Kakashi y Sasuke para eliminar el desastre.

    —¡Amaterasu! –gritó el Uchiha con todas sus fuerzas.

    —¡Kamui! –exclamó en seguida Kakashi con su técnica preparada.


    La llamas negras del Amaterasu de Sasuke lograron consumir a la mitad de la ola, mientras que el Kamui del Hatake tele-transportó al resto de la amenaza a otra dimensión. Los terribles vientos cesaron, había un silencio que invadía todo, la situación era algo extraña.

    —¿Neji? –habló la castaña mientras abría sus ojos.

    —Estoy… bien –dijo el mencionado con la respiración agitada.

    —¡No es verdad! Te ves muy fatigado y… -comenzó a desesperarse la niña de las armas, pero fue callada por el dedo índice del genio.

    —Usé mucho chakra, eso es todo.


    Usé mi Kaiten para protegernos del agua… creo que me excedí, no moderé adecuadamente mi chakra y ahora…” –pensó el Hyuuga quien apenas se mantenía consiente”


    TenTen ayudó a Neji a ponerse en pie y aunque él le había dicho que estaba bien, ella sabía que no lo estaba. Se dirigieron ante la Hokage quien había convocado a todos y una vez que los shinobis se reunieron la mujer comenzó con su sermón.

    —¡Escuchen! Hemos logrado sobrevivir a la catástrofe número 4 el tsunami, estoy muy orgullosa de todos ustedes, cada uno dio lo mejor de sí, a pesar de que no pudimos elaborar la estrategia que teníamos pensada, ya que el tsunami nos tomó por sorpresa… en fin esta vez tampoco hubo muertes que lamentar, lo que me pone muy feliz… Konoha ha sobrevivido… hasta ahora. Sé que es duro decir esto… pero todos sabemos a la perfección que pronto nos será imposible mantener en pie las pocas construcciones que quedan del pueblo… pero al menos, nos mantendremos con vida, nuestra gente, nuestros aldeanos dependen de nosotros, ¡tenemos que dar lo mejor! Protegerlos a todos, proteger a los niños, que son nuestro legado a costa de nuestras vidas, esforcémonos –pausó la voluptuosa Hokage.

    —¡Hagámoslo Dattebayo!

    —¡Sí, sí podemos! –apoyó Sakura dando ánimos.

    —¡Me esforzaré por usted, Gai-sensei! –alardeó Lee con mucha determinación.

    —Pues en ese caso, debemos estar listos para mañana –continuó Tsunade— Mañana será la quinta desgracia, sé que no podemos hacer nada para frenarla, ya que el sol morirá y la oscuridad nos cubrirá, el pánico va abundar… es por eso que debemos estar unidos, juntos lograremos vencer el miedo y nos cubriremos de gloria. Somos una familia, así que mañana nos reuniremos con nuestros hermanos… los de la Arena. Todos iremos al valle del fin, ahí los veremos.

    —Pero… ¿osea que vamos a abandonar Konoha? –preguntó el Uzumaki muy confundido.

    —No –contestó con seriedad la Hokage—Jamás… todo Konoha se irá al valle del fin mañana. Naruto… la gente del pueblo, las mujeres, los niños, los aldeanos y todos los shinobis de la hoja formamos Konoha.

    —¡¿Y qué pasará con nuestro pueblo?! Se destruirá –replicó Naruto con mucha desesperación y confusión.

    —Ya casi no queda nada –contestó Sakura— Entiende Naruto, la ciudad tarde o temprano se derrumbará por completo, no podemos contra la naturaleza, sería muy peligroso quedarnos, tanto para nuestra gente como para nosotros.


    Era un sentimiento bastante doloroso, tener que dejar el lugar donde nacieron no sólo era difícil para el joven Kyubi, era para todos. En los corazones de los presentes había sufrimiento, pero las ganas de mantener con vida su legado los hacía creer más en su voluntad de fuego.

    Eran las 5 de la tarde, todos estaban paseando por ahí y disfrutando de la compañía de sus amigos y el pequeño rato de paz que tenían, todos menos dos ninjas. Neji permanecía en su casa, recostado en su cama y ardiendo en fiebre, y TenTen estaba por un lado de su compañero, atendiéndole y preocupándose cada vez más.

    —¿Te sientes mejor? –preguntó la castaña al Hyuuga al ver que despertaba.

    —¿TenTen? –pronunció éste quien acababa de abrir sus ojos.


    Neji estaba mareado, sentía su cuerpo 10 veces más pesado, la cabeza le daba vueltas y su cuerpo estaba sudoroso.

    —¿Qué pasó? –preguntó confundido.

    —Te desmayaste durante la reunión con la Hokage –respondió la chica con naturalidad.

    —¿Cuánto tiempo llevo dormido?

    —Desde las seis de la mañana hasta ahorita que son las cinco de la tarde –contestó la castaña retirándole de la frente un pañuelo mojado.


    Al genio le tomó dos segundos para poder sacar la cuenta de lo dicho.

    —¡Once horas dormí! –exclamó muy sorprendido —¿Me has cuidado todo este tiempo?


    La chica asintió con la cabeza acompañada de una sonrisa sincera. Neji estaba algo consternado por todo, no se podía creer lo sucedido.

    —Pero… eso no importa –susurró la kunoichi— Tu me salvaste la vida una vez más, cuidarte era lo menos que podía hacer… además lo hice porque quise.


    Hubo un pequeño momento de silencio, sólo se escuchaba el golpeteo del viento en las ventanas, una extraña sensación abundaba en el aire, una no muy agradable; era como si la muerte los estuviera alcanzando a todos.

    —Bueno, dime la siguiente estrategia para mañana, ya que no alcancé a oírla –dijo el joven Hyuuga con su tonalidad de siempre.

    —Bien… mañana al amanecer todos partiremos al valle del fin, Tsunade-sama considera que sería muy peligroso que nos quedemos en la aldea, así que… partiremos allá y nos encontraremos con los de la arena.

    —Suna... hmp, supongo que no hay de otra –contestó Neji cerrando sus ojos.


    Nuevamente hubo otro momento de silencio, el genio recordaba momentos de su vida de importancia, mientras que la castaña trataba de aguantar un sentimiento que le estaba matando, pero pronto ya no pudo contenerse más, por lo que el silencio fue interrumpido por sus sollozos.

    —No llores –habló el Hyuuga.

    —Gomen Neji –se disculpó TenTen— Pero no puedo permitir que esto siga así.

    —No te entiendo.

    —Estoy cansada de serte una carga, de ser una molestia –pronunció entrecortadamente— Siempre estás protegiéndome y salvándome de todo, y no sólo me refiero a las catástrofes que han estado ocurriendo, si no a toda la vida… en las misiones, batallas… nunca te he sido realmente de gran ayuda.


    Neji se quedó callado, grandes emociones recorrían su cuerpo, todas eran mezcla de diversos sentimientos que lo hacían querer estallar.

    —Así que Neji… voy a hacerme más fuerte, seré yo quien te proteja la próxima vez. Pero quiero que me prometas algo –paró la kunoichi secándose las lágrimas.

    —¿Qué cosa? –preguntó el Hyuuga.

    —Que a partir de ahora, no importa la situación, no arriesgues tu vida por mí… No me vuelvas a salvar.


    Ante tales palabras el poseedor del Byakugan quedó estupefacto, pero entendía los sentimientos de TenTen, sabía como se sentía, así que solamente cerró sus ojos y pronunció:

    —De acuerdo.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Sea Lady

    Sea Lady Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Mayo 2010
    Mensajes:
    213
    Puntos en trofeos:
    154
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Que lindo capitulo! :D
    Me gusto mucho de que Neji salvase a TenTen (otra vezxD)ji ji , aunque ella quiere que no lo haga...ToT

    Que lindo , Tenten se quedo todo el rato cuidando de Neji , es muy amable :D

    Tu fic cada vez se pone más interesante :) , me encanta , este es el mejor de todos que has hecho , no veo faltas de ortografia ...:)

    Eperare ansiosa la conti , sayonara
     
  9.  
    Sakuriithaa Uchiihaa

    Sakuriithaa Uchiihaa Entusiasta

    Virgo
    Miembro desde:
    8 Enero 2010
    Mensajes:
    108
    Puntos en trofeos:
    92
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    gran historia me enkantha pero Neji ke te pasa por ke se lo prometiste debiste negarte y tenten te entiendo pero buaaa no debisthe pero se ke lo amas aiiii ke dificil desicin pero tomaste lo korrectho y Neji debisthe negarte tambn la amas y se ke la entiendes pero le hubieras dicho ke no...
    bueno espero la sig. ejje+
    bye bye
    okoemtaria mas pero es muy dificild e explikar lo ke kiero decir asi ek lo dire despues..
    SayO
    ivonne
     
  10.  
    Yukari Hyuga

    Yukari Hyuga Iniciado

    Tauro
    Miembro desde:
    21 Junio 2010
    Mensajes:
    11
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Hola! Me gustó mucho la continuación, en especial que Neji salvara a TenTen de nuevo, pero sabes, me recordó a la razón por la que Sakura se volvió ninja médico aunque realmente no importa.
    Espero leer pronto lo que pase en el valle de fin. Sayonara
     
  11.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Puntos en trofeos:
    183
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Cada 10,000 años (NejiTen)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    3316
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Hola a todoosss, perdon por tardarme pero aquí les dejo la conti de mi fanfic, y de nuevo lo lamento ToT esque ultimamente tengo muxos ficks de los que encargarme @...@ tengo el desafío de Pow de "A escondidas" el otro con el que iievo más tiempo de "Algo en mi interior" y ps apenas estuve trabajando en uno para el concurso de one-shots congelados GENIAL y ps aparte estoy en otro así que tengo el tiempo recortado, pero bueno espero que les guste la continuación y MUCHAS GRACIAS A TODOS POR SU COMENTARIO Y POR LEERLO disculpen si luego no puedo responderles ando atareada en fin disfrúten el capi :)




    Capítulo 4. “Quinta desgracia, Las luces se apagan.”


    A la mañana siguiente, a primera hora, todos los habitantes de Konoha estaban reunidos en lo que alguna vez fue la entrada principal. Se podía ver como los niños pequeños se aferraban con fuerza al regazo de sus madres, los ancianos miraban el cielo con ojos de desesperanza, los shinobis se mantenían alerta y Tsunade, cabeza y responsable de todos los presentes, pensaba en lo que pasaría en breve.

    —¡Escuchen! —gritó la Hokage—, en este momento partiremos hacia el valle del fin, permanezcan todos unidos, cuiden a sus niños, no los pierdan de vista. Quiero que todos los aldeanos estén al centro; he dividido a los escuadrones ninja para proteger todos los flancos, así que estén seguros de que llegarán con bien.


    Dicho esto todos empezaron a caminar. Se podía sentir un ambiente desolado, en el aire se percibía una sensación que hacía que los corazones de todos se agitaran, sabían que algo se estaba acercando.

    —El sol... hoy se ve más débil que otros días —murmuró la castaña con melancolía.

    —Su tiempo de vida llegó a su fin, en cualquier momento el sol que nos mantuvo con vida durante siglos... morirá —completó el Hyuuga serio.

    —Quien hubiera imaginado, que algo tan grande y poderoso como lo es el Sol, pudiera terminar así —concluyó TenTen.


    Casi nadie hablaba durante el camino, todos estaban centrados en sus pensamientos, pensando si irían a morir pronto, o qué sería de ellos, aún los más fuertes y valientes shinobis sentían miedo; después de todo eran seres humanos, y era normal temer.

    Fue cuestión de un par de horas para que los pobres aldeanos se empezaran a cansar, incluso algunos ancianos y mujeres se desmayaron, así que la Hokage decidió que sería bueno tomar un descanso, pero no en el lugar que se encontraban, podría ser peligroso, así que caminaron un poco más, en busca de algún río para saciar su sed.

    —Aquí está bien —anunció Tsunade al par de ANBU que le acompañaban.

    La rubia no lo decía, pero extrañaba a su fiel amiga y compañera Shizune, ella siempre había estado a su lado, siempre le ayudaba en todo, y desde que ella murió... las cosas eran diferentes.

    Los ANBU dieron la señal para que descansaran, todos esbozaron una gran sonrisa, los niños corrieron de inmediato al lago, que por milagro lograron encontrar; muchos se sentaron a la sombra de los árboles, otros cuantos fueron a rellenar sus cantimploras, y cosas así.

    —Hay que ir al lago a refrescarnos —dijo TenTen con una sonrisa.

    —Hmph.


    Ambos caminaron hacia el agua, la castaña tomó un poco y se la echó en su rostro para refrescarse.

    —¡Ah, que fresca está! —exclamó—, Neji tú también.

    —Paso, no quiero mojarme —respondió secamente.


    A TenTen no le pareció mucho eso, así que maliciosamente sacó un sello explosivo, lo sumergió en el agua y lo hizo explotar.

    —¡¿Pero qué...?! —exclamó el genio al ver como una gran chorro de agua se levantaba y caía justo encima de él.


    TenTen se retorcía de risa, le causaba tanta gracia ver a su compañero todo empapado y con cara molesta.

    —Si serás... me las pagarás —dijo Neji entre dientes.


    El Hyuuga aprovechó que TenTen se encontraba distraía puesto que aún seguía doblándose de risa; así que en un ágil movimiento la abrazó y de inmediato empezó a girar rápidamente, haciendo su barrera del Kaiten. Una vez que hizo esto Neji la soltó, ocasionando que la fuerza del Kaiten la sacara volando, aterrizando justo en medio del lago.

    —Hmph —esbozó una media sonrisa llena de satisfacción al ver cómo TenTen salía a la superficie del lago.

    —¡Eres muy malo Neji! —gritó enojada la chica desde el agua.


    El Hyuuga no hizo otra cosa más que cerrar sus ojos, cruzarse de brazos y reír levemente con arrogancia, esto causo que la kunoichi de las armas se enojara aún más, así que rápidamente ideó un plan.

    —¡Kusari Fuubou! —gritó la marrón al invocar su poderoso bastón cadena de viento.

    La chica lanzó su cadena haciendo que se alargara, y en menos de dos segundos logró atrapar al poseedor del byakugan, éste de inmediato abrió sus ojos y vio que su compañera lo había atrapado.


    —¡Ahora ven acá! —gritó TenTen con una risa de satisfacción.

    La kunoichi jaló al Hyuuga hasta donde ella estaba, al instante lo sumergió con fuerza en el lago y una vez dentro lo liberó.

    Neji Salió del agua, sentía una gran rabia y coraje, pero ese sentimiento se esfumó cuando vio la cara de felicidad que mantenía TenTen; ella reía y reía, disfrutaba el momento, así que el genio dio un suspiro y decidió no enojarse.

    —El juego termino, andando, regresemos a la orilla —dijo el Hyuuga.

    —Sí —contestó ella con una sonrisa.


    Los chicos concentraron su chakra y salieron a flote para después comenzar a caminar sobre el agua; el lago era bastante grande así que si nadaban se tardarían más y se cansarían en vano.

    —Neji —habló la castaña—, ¿no escuchas un ruido raro?

    —No, ¿qué especie de ruido? —cuestionó él sin dejar de avanzar.

    —No lo sé, es un ruido que...


    Pero la chica no pudo terminar la oración, ya que sintió que una gran fuerza la jalaba, hundiéndola y arrastrándola con fuerza.

    —¡TenTen! —gritó el Hyuuga al ver cómo su compañera había sido succionada.


    Fue sólo cuestión de segundos para que Neji sintiera esa misma fuerza y al igual que la niña, él también fuera succionado.

    El agua los llevaba con fuerza, el genio abrió los ojos y vio claramente cómo un hoyo en el suelo era que los estaba arrastrando; parecía una especie de remolino.

    No pasó mucho para que aquella fuerza los tragara por completo, pero al hacerlo los lanzó a un lugar extraño, donde había tierra firme.

    —TenTen —habló el chico mientras zarandeaba a la castaña—, ¿Estás bien?

    La chica abrió los ojos al sentir el movimiento, se sentía consternada, no tenía idea de lo que había pasado.

    —¿Qué... fue lo que pasó? —preguntó ella, sentándose.

    —Parece que un remolino nos ha succionado —respondió el poseedor del Byakugan.

    —¿Qué será este lugar? —volvió a preguntar la kunoichi.

    —Parece una especie de caverna submarina —respondió Neji observando a su alrededor.


    Ciertamente estaba en lo correcto, aquél remolino los había llevado a una caverna, y aunque extraño, había luz, como si los rayos débiles del sol lograran alcanzar aquél lugar, aunque eso no era del todo cierto.

    —Mira Neji —dijo TenTen señalando algo.


    El chico volteó hacia donde la chica apuntaba. Era algo raro, parecía una especie de monumento dedicado al sol y la luna; era una gran roca en forma de arco, en la copa había dos figuras, un precioso sol y la luna, pero ésta estaba por encima del astro amarillo, cubriéndole una cuarta parte. En la parte baja había algo que captó la atención de los dos shinobis, un par de destellos resaltaban, así que se acercaron a ver qué eran.

    —¡Qué lindos! —exclamó TenTen al ver lo que eran aquellos resplandores.

    —Parecen... amuletos —articuló el Hyuuga analizando los objetos.


    Eran dos preciosos collares, uno, era una preciosa luna menguante, de color azul con un brillo excepcional, atada a un fino hilo negro; el otro collar era un sol, su color era dorado y también brillaba hermosamente, atado a un hilo rojo.

    TenTen tomó los collares de su lugar, y al hacerlo vio que debajo de ellos había algo escrito.

    —Extraño... parece ser muy antiguo todo esto —habló el Hyuuga mientras miraba los garabatos grabados en la roca.

    —Sí, pero... está algo borroso, no se le entiende bien, veamos dice... “cuando... el mundo emita, me... melancólicos acordes, aquella lejana melodía... se mezclará con el viento y... ¡hay no entiendo!, las letras casi no se distinguen —refunfuñó la kunoichi cruzándose de brazos.

    —Espera... —pronunció Neji estupefacto—, ¿entiendes lo que dice ahí?

    —Sí, ¿qué tú no? —preguntó extrañada la castaña.

    —No, esto... no está en japonés, es alguna especie de jeroglíficos, ¿cómo puedes leerlos? —farfulló el Hyuuga consternado.

    Hubo un momento de silencio, TenTen se sentía algo confundida, no comprendía muy bien lo que Neji había dicho, y por otra parte al poseedor del byakugan le tomó unos cuantos segundos descifrar lo que pasaba; no por nada era un genio.

    —Eso puede ser —habló Neji rompiendo el silencio—, TenTen préstame uno de los amuletos.

    La chico no entendió muy bien al principio, pero igual le entregó el medallón de la luna y fue cuestión de segundos para que el Hyuuga hablara.

    —Claro, podías entender los escritos gracias a los amuletos... TenTen, ponte el medallón, tengo un ligero presentimiento... hay que descifrar lo que dice aquí.

    —De acuerdo —respondió ella.

    Ambos se colocaron en el cuello los amuletos y comenzaron a leer el escrito, era verdad que estaba algo borroso, pero con paciencia lograron entender por completo el texto, que decía lo siguiente:


    “Cuando el mundo emita melancólicos acordes, aquella lejana melodía se mezclará con el viento. Desdichada la humanidad quedará cuando el último astro muera, las almas de maldad en penumbras se castigarán, dando paso a la tormenta que con todo acabará. Aquellos mendigos que vivan aún, presas del desconsuelo serán, el mar su furia emitirá y las llamas arderán. Egoístas todos serán para su vida salvar, será el amor lo que ya no existirá y lo único que los podrá salvar. Dos se podrán volver uno cuando acepten que la luna y el sol regresen, sacrificio necesario que se hará para dar comienzo a una nueva creación”.


    —¿Lo entendiste? —preguntó Neji con seriedad.

    —No exactamente... creo que tiene relación con las profecías —respondió la castaña.

    —Sí, yo también pienso lo mismo —contestó el Hyuuga—. Cuando dice “desdichada la humanidad quedará cuando el último astro muera” debe referirse a...

    —La catástrofe numero seis —interrumpió la kunoichi—, cuando se dice será la lluvia de meteoritos y el día en que la luna morirá... osea mañana.

    —Eso parece, y si lo analizas bien, después de eso habla de la séptima profecía; el robo de almas, ya que dice que “las almas de maldad en penumbras se castigarán” —argumentó pensativo el genio.

    —Es verdad, y si te das cuenta este relato llega incluso hasta la última profecía, cuando el mar se abrirá y las llamas arderán, esa es la última, pero... no entiendo el final de esto, se supone que cuando ya todo esté perdido, alguien vendrá a salvarnos, según la novena escritura, haciendo un sacrificio para dar comienzo al nuevo mundo... pero aquí habla de dos personas en una misma y del retorno o nacimiento del sol y la luna, ¿qué tiene que ver todo eso? —cuestionó TenTen asustada.

    —No lo sé, pero pude que sea de ayuda más adelante, y como no tenemos tiempo que perder, sugiero que nos aprendamos todo lo que dice aquí, e informárselo a Tsunade-sama —concluyó el genio.

    A TenTen le pareció buena idea, ambos ninja se memorizaron cada palabra con tan sólo una leída más.

    Una vez que terminaron se echaron al agua y nadaron hasta lograr volver a la superficie, aunque cuando llegaron, se dieron cuenta de que ya no había nadie, al parecer los habían dejado atrás.

    —¡No es posible! —exclamó molesta la castaña—. ¿Dónde quedó eso de que los de Konoha nunca dejan atrás a un compañero?

    —Tranquila, todos están tan ocupados en su rollo que seguramente nadie notó que faltábamos, además recuerda que por eso nos dividieron en equipos de dos, para cuidar uno del otro —dijo Neji tratando de calmar a su compañera.

    Se apresuraron a llegar hasta la orilla y corriendo se dirigieron a alcanzar a sus compañeros, al fin y al cabo no podrían haber avanzado mucho al paso lento que llevaban todos.

    —¡Allí están! —gritó felizmente TenTen.

    —Hmph

    Llegaron y como si nada se integraron de nuevo al grupo y siguieron su camino.

    —Neji —le habló casi en susurro— ¿Cuándo le diremos a Tsunade-sama lo de los amuletos?

    —No lo digas más —murmuró el susodicho— Por ahora no lo haremos, no sé pero... siento una rara sensación, como si alguien nos pudiera escuchar si decimos algo, lo mejor será mantenerlos nosotros a salvo... sólo hasta que llegue el momento.

    TenTen sentía el mismo presentimiento, así que le pareció buena idea, cada uno mantenía oculto en su pecho un collar y la valiosa información en la cabeza.

    El tiempo pasó y el sol cada vez se veía más débil, su luz se iba apagando cada vez más, pero pronto lograron llegar al valle del fin, donde los de la Arena les esperaban ya.


    —Kazekage-sama —saludó Godaime al ver al aludido.

    —Que bueno que ya hayan llegado —dijo el pelirrojo.

    —Sí, por suerte no hemos sufrido pérdidas desde... aquél día —comentó la Hokage.

    —La Arena también llegó completa —agregó Gaara.

    Todos se instalaron ahí, en el valle, hacía frío, ya que el sol estaba agonizando, tanto que a pesar que era tarde ya no se podía ocultar, no tenía las fuerzas para dormir hasta otro día... estaba a punto de morir.


    —¡Todos presten atención! —ordenó Tsunade— Es cuestión de minutos para que el astro rey se apague, una vez que eso suceda, la segunda parte del fin de nuestro mundo habrá comenzado, ya no habrá más luz, a partir de ese momento todo será oscuridad, sólo podremos ver con nuestra propia luz, ¡el fuego! Pero no teman, todo estará bien... ahora, pido que todos los de la Arena y Konoha formen un círculo.


    Todos hicieron caso, un gran círculo se formó, todos permanecían el silencio, se podía sentir un aire de tristeza. El viento soplaba helado, tenían frío, pero debían soportarlo; pronto Sakura e Ino pasaron por cada uno de los presentes en el círculo, entregándoles una vela apagada.

    —Este es un momento especial, despidamos en silencio al sol, y cuando éste se apague, encenderemos las velas —ordenó Gaara con seriedad.


    Así se hizo, todos guardaron un silencio profundo, en los corazones de las personas habían sentimientos indescriptibles, era la sensación de un final.

    A partir de aquí, las cosas serán totalmente diferentes, Neji... ¿qué pasará con nosotros” —pensó TenTen con algo de melancolía.


    Todos miraron al cielo que ya estaba casi oscuro, se podía ver como poco a poco la débil luz del sol comenzaba a desvanecerse, los ojos de TenTen se cristalizaron así como los de muchos otros presentes, y fue sólo cuestión de segundos... para que el sol muriera.

    —Todo terminó —susurró Neji.

    Hatake Kakashi dio un paso adelante, hizo unos sellos y lanzó fuego, giró sobre su propio eje, apuntando su llama a todas las velas de los presentes, dejándolas así, encendidas.
    La oscuridad invadió al mundo, sólo los pequeños resplandores de las velas se podían ver; esa noche las estrellas no hicieron su aparición, seguramente porque estaban afligidas.

    —Neji, esto sonará muy contradictorio a lo que te dije antes pero... quiero que me sigas protegiendo.

    El rostro del Hyuuga mostró algo de asombro ante las palabras de TenTen, ella aún mantenía sus ojos inundados, se le veía muy nostálgica.

    —Sí, no lo había dicho enserio, te seguiré protegiendo... porque somos un equipo —dijo Neji con un tono casi audible.

    Después de eso no cruzaron otra palabra durante la noche; TenTen, sin saber porqué tomó de la mano de Neji, él no dijo nada, pero aceptó sin problemas la mano de su compañera. Ambos, en sus corazones tenían un presentimiento, no lo decían, pero sabían que su destino estaba sellado.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Brendiux

    Brendiux Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Marzo 2010
    Mensajes:
    136
    Puntos en trofeos:
    115
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Kya!!!!
    Q lindo cap te quedo!!
    De verdad me gusto mucho!
    No se por que pero tengo el pequeño presentimiento que los que salvaran al mundonson tenten y neji
    Me divirtió mucho la parte la parte en el q jugaron a mojarse!!
    Porfa avisame cuando pongas conti
    Xoxo
    Atte.:
    NejitenFE
     
  13.  
    Sea Lady

    Sea Lady Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Mayo 2010
    Mensajes:
    213
    Puntos en trofeos:
    154
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Yo llorando otra vez ... :llorar: ToT
    Es realmente hermoso , creo de que este ha sido el mejor capi que has hecho de este fic :D

    Me encantó lo de los amuletos , una pregunta , ¿Neji se habia puesto el amuleto de la Luna , y TenTen el del Sol ? creo que si...¿o no?
    Que bueno que Neji siga protegiendo a TenTen , y lo de las manos , esa perte fué mi preferida xD

    Pobre Sol...ToT ... si yo estaria alli , estaria llorando todo el tiempo..ToT

    Me gusta mucho tu fic , me encantan todos los tuyos xD

    Espero ansiosa la conti :saltiarin:(y no me agas tanto llorar ToT)

    SAYONARA
     
  14.  
    Hyuuga

    Hyuuga Beta-Reader

    Libra
    Miembro desde:
    25 Marzo 2009
    Mensajes:
    354
    Puntos en trofeos:
    183
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Cada 10,000 años (NejiTen)
    Total de capítulos:
    10
     
    Palabras:
    2266
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Hola! aquii io con la contii, disculpen si me tardé pero weno, ia saben lo que dicen, más vale tarde que nunca, bueno esta conti se la dedico a dos amiwas, a Mar Temari y a NejiTen FE, y bueno espero que les guste, solo que esta algo corta D:!




    Capítulo 5. “Sexta profecía cumplida, lluvia de meteoritos” (parte 1)




    El tiempo transcurrió. Cansados los presentes en el valle del fin durmieron, ¿cuánto tiempo?, quién sabe, eso ya no existía, nadie tenía ni la mínima noción de las horas transcurridas; pues… ya no había sol que anunciara el nuevo día, pero el tiempo no fue lo único que desapareció junto con el astro… también su calor, el frío inundaba lentamente todo a su paso, tanto así, que el cielo dejó caer una blanquecina nieve, y el agua de las cascadas se cristalizó completamente.


    —Neji… ya no siento mis manos —murmuró la castaña, tratando de obtener calor al frotar sus palmas.

    —Créeme, es mejor así… la sexta profecía se avecina, dentro de muy poco la lluvia de meteoritos caerá, incendiará todo —farfulló el genio en seriedad.


    Tenten ya no dijo nada, estaba triste, melancolía abundaba en su corazón, las cosas que pasaban eran tan crueles, todo su mundo se había alterado, ¿qué no hubiera dado ella por regresar a los viejos tiempos?


    —¿Qué cree que pase ahora, Kazekage-sama? —cuestionó la rubia Hokage con su mirada perdida.

    —Yo creo… que estos son nuestros últimos momentos de paz —respondió a secas.

    —Es verdad —afirmó la mujer—, odio admitirlo, pero muchos no van a sobrevivir.


    El “tiempo” siguió pasando, si que era una tortura, nada parecía cambiar, la oscuridad invadía casi por completo, si no fuera por las llamas del fuego que constantemente prendían. Todos estaban reunidos, pero la sensación de soledad se hacía presente en todos lados.


    —Me pregunto… —habló quedamente la kunoichi de las armas.

    —¿Qué cosa? —preguntó cortante su acompañante.

    —No nada —respondió con arrepentimiento de sus palabras.

    —Dime —insistió el Hyuuga.

    —Bueno… sé que… tú vez las cosas de una manera diferente a la mía, pero… no sé es que creo que… —tartamudeaba la joven con un ligero carmesí en sus mejillas—, las cosas que han pasado han hecho que tú yo… pues…

    Neji mostró interés en las palabras de su compañera, prestaba atención a cada palabra pronunciada por ella, y de alguna manera, sabía lo que quería darle a entender, y tal vez, pero sólo tal vez, él quería decirle lo mismo; pero la voz de la Hokage interrumpió a todos.


    —¡La luna! —exclamó la rubia—. Ya ha aparecido… clara señal de que la tormenta se avecina, pero no se preocupen por eso, por ahora sólo disfruten de los últimos momentos de vida, de la maravillosa luna, pues recuerden que hoy… desaparecerá.


    Sentimientos. Era difícil, todos tenían que estar unificados, pero de alguna manera las emociones los obligaban a actuar por su cuenta.

    —¡¿Pero qué pasará?! —gritó Sabaku no Temari—, ¡¿Acaso no vamos a planear alguna estrategia para protegernos de los meteoritos?!


    Las dos autoridades se quedaron serias, no dudaban de su respuesta, pero era dolorosa decirla; aunque alguien debía hacerlo, y ese fue el hermano de la rubia, Sabaku no Gaara.

    —No tiene caso. Todos harán su voluntad para salvarse.

    —Pero… ¡¿Entonces haber venido aquí fue en vano?! —preguntó a gritos el Uzumaki.


    Nadie respondió nada, todos sabían la respuesta, así que no hubo quien quisiera decir palabra alguna.

    Las madres consolaban a sus hijos, lloraba, estaban asustados, después de todo eran niños. Las familias se mantenían unidas, los shinobis con sus respectivos compañeros y la esperanza… era algo que se empezaba a perder.

    —Esto no lo puedo permitir —decía un enojado Naruto.

    —¿Y qué piensas hacer al respecto? —preguntó serio su compañero Sasuke.

    —No lo sé, pero algo hay que hacer para proteger a las personas, ¡¿de verdad piensan dejarlas a su suerte?! —Se irritaba cada vez más con clara desaprobación.

    —No seas idiota —dijo fríamente el Uchiha—, es mejor así, piénsalo… de cualquier forma tarde o temprano morirán, ya sea ahora, mañana o en la última desgracia, es preferible que se vayan ahora… a que tengan que seguir viviendo asustados todas las catástrofes que azotarán este mundo. Ellos mismos piensan así.


    Sasuke tenía razón, las cosas empeorarían, y sólo los más fuertes y audaces shinobis podrían sobrevivir hasta el domingo, donde se celebraría la última de las adversidades que acabaría con todo.

    —Se siente… calor —susurró asustada la kunoichi castaña.

    —Sí, lo puedo sentir —gesticuló el Hyuuga.


    Él activó su byakugan, miró al cielo y a sus alrededores para ver si podía ver algo, pero nada… no logró divisar señal alguna de los meteoritos.

    —No hay nada —murmuró.

    —¿Pero qué es este sentimiento? —se preguntó Tenten—, siento que ya está cerca, puedo sentir el pandemónium acercarse.


    Neji miró directo a los ojos a su compañera, parecía como si se entendieran con sólo una mirada, era extraño, pero podían percatarse de cosas que al parecer los demás no.

    —¡No lo resisto más Neji!, hay que alertar a todos.

    —Hmph.

    Ambos jóvenes se pusieron en pie, habían estado sentados sobre la cabeza del monumento de Uchiha Madara, bajaron en tres brincos y sin pensarlo dos veces comenzaron a gritar.

    —¡Todos listos, ya viene la sexta!

    —¡Corran y refúgiense!

    Los aldeanos se alteraron, empezaron a gritar y a alterarse, trataban de protegerse en los rincones más estrechos, se empujaban y por consecuencia se armó un revuelo sin control.


    —¡¿Por qué han hecho eso?!, ¡miren lo que causaron! —regañó la Hokage.

    Los comenzó a sermonear, pero ellos no prestaban atención a la mujer, cada vez sentían un sentimiento más y más fuerte que los estaba torturando, la muerte danzaba alrededor de ellos, sus manos empezaban a sudar frío y sus corazones latían desenfrenadamente, era horrible.

    —¡¿Me están escuchando?!, ¡Neji, Tenten!


    Pero al instante, de la nada y a toda velocidad, cayó una enorme roca prendida en llamas, la cual hubiera aplastado a la última sannin y al Kazekage, de no haber sido por Neji y Tenten quienes se abalanzaron sobre ellos, salvándolos justo a tiempo.

    —¡¿Pero cómo es que se dieron cuenta?! —preguntó impresionada la mujer.


    Sin embargo, no hubo tiempo de respuestas, el cielo enrojeció, nuevamente había luz, pero no una cálida y brillante, si no, una opaca, roja, llena de furia.

    —¡Cuidado! —gritó Sakura.


    Tras esto, bolas de fuego de todos tamaños empezaron a caer con fuerza y estruendo sobre la tierra, no había a donde correr, ¡el pánico invadía!, los shinobis trataban de combatirlas, aplicando jutsus de agua, barreras, de todo… pero simplemente era inútil, esta vez la fuerza de la madre naturaleza era superior y al parecer no se detendría.

    —Demonios, ¡Hay que movernos! —gritó con estrés el genio Hyuuga.


    Fuertemente tomó a su compañera de la mano. Corrieron como nunca lo hicieron, Tenten invocó su bastón cadena de viento, el cual utilizaba para quebrar las inmensas rocas que les obstruían el camino.

    —¡¿Qué hacemos?! —preguntó la castaña al verse totalmente atrapados.

    No había salida, detrás de ellos había una cortina de fuego, y en frente un acantilado. Y no tardaría mucho en caer un meteoro sobre donde ellos estaban.

    —¡No hay de otra, salta! —ordenó el muchacho al tiempo en que ejecutaba la acción, y justo a tiempo, ya que un segundo después, donde ellos estaban parados cayó un meteoro.

    Iban cayendo, e incluso en el aire tenían que esquivar las piedras flameantes que amenazaban. Era mucha presión la que había pero debían actuar rápido.

    —El impacto será duro… —habló el Hyuuga con trabajo.


    Los chicos seguían cayendo, estaban tomados por las dos manos, pero era difícil mantenerse así, ya que la fuerza de gravedad era tanta que en cualquier momento podrían soltarse.

    —Ese río no es profundo… ¡moriremos! —exclamó Tenten al ver que estaba a escasos metros del final.

    Había un río esperándolos, pero tal y como lo había mencionado la castaña, no era nada profundo, ¡muerte segura!

    Neji no respondió nada, realmente no sabía que decir; mantenían una posición horizontal, aún aferrados de las manos, sólo podían mirarse frente a frente, pensando que pronto sería el final.

    —No hay nada que hacer… Tenten... perdón por no haberme dado cuenta antes, pero creo que te…


    Intentó decir el Hyuuga, pero la castaña se le adelantó.

    —Te amo… Neji, te amo.


    Las lágrimas de la kunoichi salían pos sus ojos, pero éstas no se quedaban ahí, la fuerza las hacía salir volando.

    Neji sonrió, no dijo nada, pues ya todo había acabado, en menos de dos segundos, llegarían al final.


    Todo fue en un instante, con mucho esfuerzo lograron acercar sus cuerpos hasta poder abrazarse, se aferraron uno al otro y sin más… impactaron en el río.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  15.  
    Sea Lady

    Sea Lady Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    5 Mayo 2010
    Mensajes:
    213
    Puntos en trofeos:
    154
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Como lo puedes dejar en la parte más interesante :llorar: Me encantó la declaracion :llorar1:
    Muchas gracias por dedicarmelo :llorar1:

    No pueden terminar asi !!! No lo agas!!! (Se que no lo vas a hacer ¿verdad?)

    Que guay , Neji y TenTen se entendian con las miradas :) , eso sera por los medallones ¿no?
    Espero de que no mueran al caer ToT , no puedes hacerlo...:llorar:

    Por favor , no lo agas

    Muchas gracias por avisarme la conti

    CONTI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! CONTI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! (acaso todos me tienen que dejar con la intriga ToT):saltarin:

    No tardes
    Sayonara
     
  16.  
    Brendiux

    Brendiux Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Marzo 2010
    Mensajes:
    136
    Puntos en trofeos:
    115
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    no, no!! no mates a tenten y a neji!!!
    por fin se confesaron, fue un poco tarde pero mejor q nunca
    siquiera neji se lo dijo antes de que cayeran
    pobres, no me imajino estar en una situacion asi
    bueno, te quedo genial la conti, de verdad me dejaste con la intriga y gracias por dedicarmelo ;) yo tambien te dedicare el proximo cap de mi fic que ya casi lo termino por que esta quedando algo largo
    porfa avisame cuando pongas conti
    xoxo
    atte.:
    nejitenFE
     
  17.  
    princessdark

    princessdark Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    29 Enero 2010
    Mensajes:
    25
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    o.o voy a llorar... juro que voy a llorar... ¡Es genial! Tu fic hace que se me ponga la piel chinita por el miedo, siento como si yo también estuviera ahí-temblando del susto-yo no soportaría nada de eso. Posiblemente no hubiera soportado nada. Espero que subas el siguiente capi, esto se está poniendo excelente. Sayonara.
     
  18.  
    HanariTenten

    HanariTenten Iniciado

    Aries
    Miembro desde:
    30 Noviembre 2008
    Mensajes:
    7
    Puntos en trofeos:
    1
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    me gusta muchhoo!! ^^ pero no mates a neji ni a tente!! TT_TT esta muy interesante
    tienes muy buena imaginacion y en serioo esta muy bueno el fanfic...es muy diferente a otros q e leido y x eso me gusta mucho!! se va mucho a los temas astrales y tiene un poco de religion...!! ^^ eso me gusta! bueno sin mas q decir...
    solo queda felicitarte y decirte q esperoo tu conti!! ^^ y me gusta muxoo tu mente! gran imaginacionn definitivamente xD
    bueno me voy...n__n
    me desidoo!! Matttaneee!!
     
  19.  
    Kara Arukasa

    Kara Arukasa Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    3 Junio 2010
    Mensajes:
    8
    Puntos en trofeos:
    3
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Hayoo...

    Muy lindo, que extraño momento para confesar tu amor, pero al mismo tiempo
    un momento perfecto, quiero saber que paso con ellos,
    aunque tengo el presentimiento de que los dos medallones los salvaran,
    o tendran algo que ver con lo que sea que pase con ellos.
    Espero la continucion...


    Sayonara... sin más que decir, se despide Kara-sensei, hasta la proxima....
     
  20.  
    Brendiux

    Brendiux Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Marzo 2010
    Mensajes:
    136
    Puntos en trofeos:
    115
    Pluma de
    Escritora
    Re: Cada 10,000 años (NejiTen)

    Hola!! Lo sito pero soy una impaciente de primera!!!!!! Me querer conti pronto!!!
    Espero q la tengas pronto porque me estoy muriendo de las ganas de saber que pasara!!!!
    Me querer saber si los mataras!!!!
    Ntc
    Solo avisame cuando pongas conti
    Xoxo
    Atte.:
    NejitenFE
     
Cargando...
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página