1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Fanfic - Amar sin miedo a sufrir (NejiTen)

Tema en 'Fanfics Terminados de Naruto' iniciado por Eliah, 10 Julio 2010.

Cargando...
?

¿Te ha gustado el One-Shot?

  1. Sí, mucho

    4 voto(s)
    80.0%
  2. 0 voto(s)
    0.0%
  3. No está mal

    1 voto(s)
    20.0%
  4. No me ha gustado

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Eliah

    Eliah Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    31 Julio 2009
    Mensajes:
    17
    Puntos en trofeos:
    0
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - Amar sin miedo a sufrir (NejiTen)
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    4235
    Amar sin miedo a sufrir (NejiTen)

    Hola!!!!
    Bueno, soy una nueva usuaria, y espero que os gusten mis fics y que me dejéis comentarios, intentaré no defraudaros, e inicio mi vida en esta web con este one-shot, y quiero deciros que no hago ningún plagio, pues estos fics los tengo antes en otra página a la que estoy inscrita
    Besos
    Eliah

    La joven castaña caminaba por las calles de Konoha en absoluto silencio, mientras el sol poco a poco iba ocultándose, creando un color anaranjado en el cielo, dando lugar a un hermoso atardecer en la Villa Oculta de la Hoja.





    Aquel día la joven no había ido a entrenar, y no pensaba ir al día siguiente. Estaba cansada de su monotomía..., siempre era lo mismo..., levantarse temprano para ir a entrenar con aquel cubito de hielo andante que no la dirigía la palabra y para el que era tan sólo un poste de entrenamiento, nada más.





    Y lo que más le molestaba era que él nunca admitía que era una buena kunoichi, y eso la enfadaba aún más. Todos los días era lo mismo, ella solía perder (pero a veces le ganaba, eso estaba claro), pero, los días que ella ganaba, él se iba molesto, y cuando él ganaba, la trataba como a una chica débil.





    Cada día se molestaba más con el genio Hyuga, cada día le encontraba más irritante.





    Suspiró, y al fin llegó al pequeño piso donde vivía desde que sus padres murieron, pues no era capaz de vivir en la casa de su infancia, apenas la visitaba de vez en cuando.





    Entonces, sintió un chakra en su casa, y rápidamente sacó un kunai, colocándose en posición defensiva.




    Sintió la presencia detrás de ella, y se giró con la rapidez justa como para colocar el kunai en el cuello del intruso, pero se encontró cara a cara con los ojos blancos de Neji, y de inmediato dejó de hacer presión en el cuello, que había dejado algo rojizo, pero no apartó por completo la arma, y el chico lo notó.





    -¿Vas a matarme?- le preguntó con ironía, molesto, y Tenten se molestó aún más de lo que estaba ese día.





    -¿Qué haces en mi casa, Hyuga?- le preguntó con voz enfadada, y el ojiblanco se sorprendió. Le estaba amenazando, estaba molesta con él, no le prestaba atención y le había llamado por su apellido. Aquello le sorprendió, pero no lo dejó notar.




    -¿Por qué no has ido a entrenar?- le preguntó él, molestándose también.





    -Responde primero a mi pregunta- le mandó, molesta, apretando un poco el filo del kunai contra la blanca piel del chico, que la miró seriamente a los ojos.




    -Adelante, córtame la yugular para desangrarme si lo prefieres- le espetó con sarcasmo, cada vez más irritado.




    Tenten apartó el kunai y lo dejó sobre la encimera de la cocina, separándose un poco del Hyuga y dándole la espalda.





    -Ahora contéstame, ¿qué haces aquí?- le preguntó.





    -Respóndeme tú, Tenten- le exigió él, y ella siguió dándole la espalda- quiero saber por qué no fuiste hoy al entrenamiento- le repitió, pero ella no le hizo el menor caso- Tenten, respóndeme, ahora- le ordenó con voz molesta, y estaba cada vez más enfadado, y ella lo sabía, le conocía, pero siguió sin prestarle atención.




    Sintió que él la agarraba con fuerza de la muñeca y que la obligaba a mirarlo a los ojos, ella se molestó y le asestó una patada que él bloquó, agarrando su pierna.





    -Me vas a responder, por las buenas o por las malas, Tenten- le avisó él, y la castaña sonrió.





    -Pues prefiero que sea por las malas- le dijo justo antes de coger impulso con su otra pierna y darle una patada en el aire girando sobre sí misma, dándola un golpe en la cabeza al Hyuga y liberándose del agarre, pero los dos calleron al suelo.




    -Tenten...- murmuró Neji, enfadado.





    La joven se levantó con rapidez y agarró el kunai de nuevo justo cuando el chico la cogió de un brazo chocando su espalda contra la pared del salón, y ella colocó el kunai a la altura de su yugular, apretándola con fuerza pero sin llegar a hacer algún corte.





    -Vete de mi casa- le exigió ella.





    -Antes me vas a responder- le dijo él.





    -Si tú no me responder por qué te adentraste sin permiso en mi casa no tengo la obligación de responderte a nada- le espetó ella, molesta- y ahora lárgate de aquí.




    Neji la miró molesto, sin dejar de sujetar el brazo que no sostenía el kunai.





    -Vine a ver si todo estaba bien, porque tú nunca faltas a nuestros entrenamientos y pensé que algo podía ir mal- le respondió con sinceridad, y Tenten sonrió con sarcasmo.





    -Sí claro, seguro que estabas muy preocupado- ironizó ella, sin creerlo.





    -Hablo en serio- le dijo él, apretando los dientes para contener su enfado- ahora dime tú, ¿por qué no fuiste a entrenar?





    La chica le miró seria, y borró la sonrisa irónica de su rostro, para clavar sus ojos llenos de resentimiento en él, y mentir.





    -Porque no me apetecía- le dijo sin más, ocultando la verdad.





    -No me lo creo- dijo él, observando el dolor en aquellos ojos chocolate. Algo había pasado...algo serio...





    -Me importa una mierda que no te lo creas- le espetó con ira, soltando el kunai y soltándose con brusquedad del agarre de Neji, que no opuso resistencia, y se liberó- no tengo por qué darte explicaciones- la chica caminó hasta la puerta de su apartamente, y la abrió- ahora vete, por favor.




    El ojiblanco caminó en silencio hasta la salida, y se detuvo cuando quedó al lado de la chica, que agarraba el manillar de la puerta. Él la miró, pero ella tenía sus ojos clavados en el suelo.




    -¿Mañana vendrás a entrenar?-le preguntó él.





    -No lo creo.





    Un silencio incómodo los inundó, y el chico de nuevo lo rompió.





    -¿De verdad quieres que esto acabe así?- le preguntó, sin dejar ver que a él también le dolía. Ambos sabían que si él se iba por esa puerta, su amistad estaría en un gran peligro...incluso, ambos sabían que había una posibilidad de no volverse a tratar como antes...aunque Tenten nunca había conocido un trato bueno por parte del Hyuga- si salgo por esa puerta...nunca volveremos a estar como antes.





    -Lo siento, pero eso es justamente lo que quiero, no quiero que me trates como antes, ya no lo aguanto- le dijo, sin mirarlo. Neji levantó una mano para llevarlo hasta el brazo de ella, pidiéndola en silencio que confiara en él, que hablara y le contara lo que había sucedido, pero ella negó con la cabeza, sintiendo las lágrimas tras los párpados, cerrando con fuerza los ojos para evitar llorar- por favor...vete...




    Neji la miró con dolor, y asintió, dejando caer su brazo y caminando hacia la salida, recordando una frase que Lee le dijo hacía tiempo...





    ``Neji...si sigues tratándola así...la perderás...´´





    Cuando el Hyuga salió, la joven cerró la puerta, y apoyó su espalda en ella, dejándose caer hasta quedar sentada en el suelo, y lloró, lloró como nunca antes lo había hecho, mientras se abrazaba con fuerza sus rodillas y dejaba descansar su cabeza en ellas.





    Neji también apoyó su espalda en la puerta, pero por el lado contrario. Él resvaló hasta el suelo, con una rodillas flexionada y la otra estirada, apoyando uno de sus brazos en la rodilla levantada, y miró hacia la luna, que comenzaba a salir y el cielo oscureciéndose.




    -Tenten...- susurró, mientras una lágrima descendía por su pálida mejilla- perdóname...






    ____________________________________________________________________







    La lluvia caía estrepitosamente sobre la aldea de la hoja, golpeando los cristales de la casa de la castaña, la cual se encontraba desierta.





    Neji observaba debajo de la lluvia, empapándose, con su byakugan activado, como la casa de la joven se encontraba completamente vacía.





    ¿Dónde podía estar con aquella luvia?





    El chico no dijo nada, se limitó a buscarla por la ciudad con su ojo blanco activado...






    Él se había ido minutos después de que Tenten cerrara la puerta, y estuvo en su cama tirado durante dos horas, pensando en todo..., la conocía desde hacía ya





    Encontró su rastro de chakra directamente hacia el campo donde ellos solían entrenar, y no necesitó nada más, desactivó el byakugan y corrió hacia allí.





    La encontró allí, quieta, con la lluvia empapándola, al igual que a él.





    Le daba la espalda, aunque él sabía que ya le había notado llegar.





    -¿Qué haces aquí, Neji?- le preguntó.





    -He venido para hablar contigo, de aquí ya no me puedes echar- le dijo él, acercándose a ella, hasta quedar a un metro de su espalda-¿no me vas a decir nada?¿ni si quiera me vas a mirar?- le preguntó, empezando a molestarse. Había ido allí con buena intención, no quería estropear la relación que tenía con ella. No podía pensar en amistad, porque ya sabía desde hacía tiempo que no era amistad lo que quería con Tenten, pero, fuera como fuese aquella relación que ambos mantenían, no quería perderla, aunque no fuera a más de amistad. Pero, a pesar de que él había ido a intentar arreglar las cosas y a saber qué le ocurría a Tenten, ella seguía con esa actitud, y aquello le molestaba de sobremanera-maldita sea Tenten, deja de comportarte como una niña pequeña.




    Aquello ya era el colmo para la castaña.





    Con fiereza se dio la vuelta, con los puños apretados, mientras la lluvia les empapaba a los dos. Le encaró a los ojos, manteniendo aún un metro entre ellos. Le observó con dolor, ira y rencor en aquellos orbes chocolate.





    -¿Una niña pequeña?¡¿Eso te parece que soy?!- le gritó más que preguntó.





    -Es como te estás comportando- le espetó el ojiblanco, sin levantar el tono de voz, pero con molestia en sus palabras- primero no acudes al entrenamiento, cuando voy a preguntarte me echas a patadas, y ahora que intento arreglar las cosas me ignoras y te comportas de esta manera tan infantil.





    -¡Si quieres arreglar las cosas déjame en paz y no te acerques a mí!- le espetó, sacando un kunai y lanzándoselo. El chico lo esquivó con rapidez, y pronto sacó otro kunai.





    Ambos chocaron los filos de sus kunais como si de espadas se trataran, acercando sus cuerpos.





    -¡¿Por qué no me quieres decir qué pasa?!- le preguntó él al fin alzando la voz, separándose y saltando ambos hacia atrás.





    Tenten le lanzó el kunai y Neji la imitó para que ambas armas colisionaran entre sí y cayeran al suelo.





    -¡Porque nada cambiaría!- le respondió ella, sacando un pergamino.






    -¡¿Qué quieres que cambie?!- le preguntó él, activando su byakugan, sin entender-¡todo estaba bien ayer!¡todo era normal!¡estábamos como siempre!





    -¡Ese es el problema!- le gritó ella, saltando en el aire, abriendo su pergamino y haciendo que muchas armas atacaran al genio, que giró sobre sí mismo, haciendo el círculo de rotación, evitando las armas de la chica, pero escuchando sus palabras-¡ese es el problema estúpido Hyuga!¡que siempre es lo mismo!¡no lo soporto más!- le gritó la chica, sintiendo las lágrimas inundar sus ojos.





    La técnica acabó, y la chica se colocó de pie al lado de un árbol, de SU árbol. El árbol en el que a veces se sentaban en silencio a descansar. Ese árbol al que acudía para sentirse en paz cuando su corazón sangraba en lágrimas.





    Guardó el pergamino, y Neji desactivó su ojos blanco, mirándola, y sintiéndose mal al descubrir las lágrimas que amenazaban con salir de sus ojos.





    -¿Qué te ocurre Tenten?- le preguntó él, más calmada, pero sin dejar a un lado su frialdad, y eso molestó más a la chica, y más lágrimas acudieron- ¿qué no soportas más?¿qué hay de malo en nuestra amistad?





    -¿Amistad?- le preguntó ella, apretando los puños-¡¿a eso que teníamos le llamas amistad?!- le gritó, enfadada, y con las lágrimas a punto de desbordar sus ojos.





    Ella corrió hacia él, dispuesta a darle un puñetazo que él bloqueó agarrando su brazo.





    -¡Sí!¡era amistad!- le gritó él, molesto, y la chica le golpeó con su pierna en el brazo, soltándose de su agarre, pero el Hyuga le sujetó rápidamente los dos brazos, y ambos encararon sus miradas.




    -¡No!- le gritó ella-¡para mí tú si eras mi amigo!¡pero para ti yo no!¡una amistad de verdad es por parte de las dos personas!




    -¡¿Qué mierda dices?!- le espetó él, molesto-¡¿por qué dices que no te sentía mi amiga?!





    Tenten no contestó, intentó librarse del agarre, pero Neji la sujetó con fuerza. La castaña intentó barrerle los pies con sus piernas para hacerle caer, pero él lo notó, y bloqueó sus piernas.





    -¡Suéltame!- le exigió ella.





    -¡Contéstame primero!- le ordenó él, y Tenten le miró con resentimiento, liberando el agarre de sus piernas y alzando una para darle una patada. Neji soltó sus brazos para detener la patada, agarrándola, pero recordó lo que había pasado en el apartamento de la chica, y bloqueó con sus piernas la pierna liberada de la joven, impidiéndole patearle.





    La chica intentó golpearle con sus puños, pero él hizo un movimiento con sus piernas, haciéndola perder el equilibrio y caer, pero la joven reaccionó a tiempo, apoyando sus manos en el suelo, haciendo el pino por unas décimas de segundo para girarse y golpear con su pierna el costado del Hyuga, que emitió un gesto de dolor.





    El Hyuga se incorporó con rapidez y la cogió por la espalda, agarrando los brazos de la chica y colocándolos en el pecho de ella en forma de cruz.





    -¡Contéstame!- le exigió él. Tenten separó los brazos del Hyuga, rompiendo la cruz que formaban sus brazos, y alzando su pierna hasta su hombro, dándole en el rostro al Hyuga, y tirándole.





    La chica le tiró al suelo, posicionándose sobre él, agarrando sus brazos, y ambos se miraron. Neji la observó, ambos tenían la ropa empapada, al igual que el cabello, que se les pegaba en el rostro. Pero ella tenía tal dolor y sufrimiento en sus ojos que el Hyuga se sintió terriblemente mal, aunque no sabía por qué.





    -¡Los amigos no se tratan como tú me tratabas a mí!- le contestó ella al fin, molesta.





    -¡¿A qué te refieres?!- le preguntó él, sin comprender, sin saber qué mal ocurría.





    -¡Tú no me tratas como a una amiga!- le recriminó ella, cerrando los ojos con fuerza, intentando evitar que las lágrimas salieran de sus ojos, cosa que Neji notó-¡tú no me aprecias en lo más mínimo!¡tú me odias!¡para ti tan sólo soy una débil molestia!¡preferirías no haberme conocido!¡preferirías que no me hubiera tocado en tu equipo!





    Neji se enfadó, e hizo fuerza para cambiar las tornas, quedándose él encima de ella, colocando los brazos de la joven por encima de su cabeza.





    -¡¿Por qué demonios dices eso?!- le preguntó él, y se molestó de sobremanera-¡¿qué imbécil te ha dicho eso?!- le preguntó, pensando en qué le haría al malnacido que le hubiese dicho aquello a Tenten.




    -¡Nadie!- le gritó ella-¡eres tú el que me lo demuestras con tu actitud!- le gritó ella, y Neji la miró sin entender, y Tenten giró su rostro, para no verle, y abrió los ojos, de los cuales las lágrimas empezaron a fluir sin que la joven pudiera hacer nada por evitarlo, y comenzó a sollozar.





    -Tenten...- la llamó el chico con delizadeza, preocupado, y con una mano agarró sus muñecas y con otra giró su rostro para obligarle a mirarla- por favor, dime qué ocurre.





    -Siempre es lo mismo- sollozó ella- siempre te he apoyado, te he ayudado, he hecho todo lo que me has pedido..., siempre he estado a tu lado para lo que necesitaras..., por muy mal que yo estuviera, siempre te intentaba animar y te sonreía..., siempre he querido que fueras feliz..., siempre has sido importante para mí...- sollozó ella, con un gran dolor en su voz, y muchas más lágrimas empezaron a salir- me dio igual todo...me dio igual que me trataras como si no tuviera importancia, que me trataras con aquella superioridad y con aquella frialdad que te caracterizaba...sabía que eras así, y me bastaba con estar a tu lado..., pero ya no lo soporto...tú sólo me usabas..., nunca reconocías nada de lo que hacía bien, siempre me criticabas y sólo me querías para entrenar..., para ti tan sólo soy un estorbo...una chica débil que no merece estar en tu equipo...alguien que tan sólo es una molestia en las misiones...para ti soy un arma o un poste para entrenar..., tú sólo me ves como el principio de tus entrenamientos...- sollozó ella con fuerza, mirándole con dolor, y Neji empezó a sufrir.




    -Tenten, eso no es verdad...





    -¡Sí lo es!- le gritó ella, empujándole hacia atrás con sus piernas, liberándose de su prisión, y ambos se colocaron de pie-¡si no es asi, dime por qué!- le exigió-¡¿por qué nunca me hablabas?¿por qué me ignorabas?¿por qué nunca me diste las gracias por todo lo que hice por ti?¿por qué nunca me miras?¿por qué nunca estás conmigo simplemente para estar juntos?¿por qué solo me buscas para entrenar?¿por qué nunca reconoces mis méritos?¿por qué me tratas como una mierda?!- le preguntó-¡¿dime por qué a pesar de todo lo que he hecho por ti, a pesar de siempre haber estado a tu lado, apoyándote y ayudándote, dandote ánimos y sonriéndote en los malos momentos?!¡¿dime por qué a pesar de todo eso tú nunca me has demostrado un mínimo de aprecio?!- le exigió-¡Neji!¡¿dime por qué me has tratado como si me odiaras?!¡DÍMELO!- le gritó sollozando y con el rostro empañado de lágrimas mezclado con la lluvia.





    -Tenten...- susurró él, sin saber qué decir..., nunca hubiera pensado que ella sufría tanto, de haberlo sabido, él nunca habría sido así...





    -¡Te odio!- mintió ella, golpeando su pecho con sus puños cerrados, pero sin emitir la menos fuerza, sin parecer una gran kunoichi, sólo una chica terriblemente dolida, y Neji dejó que golpeara su pecho-¡te odio!¡te odio!¡te odio!- siguió mintiendo ella, deseando llegar a creérselo.





    El chico sujetó sus brazos al fin, y la chica comenzó a llorar.





    Él la abrazó con fuerza, rodeando su cintura con sus brazos.





    Al principio, la chica se resistió al agarre, pero no tenía ni fuerzas ni ganas de estar separada de él, así que se rindió al abrazo, rodeando su espalda con sus brazos y recargando el rostro en el pecho de él, llorando amargamente.





    -¿Por qué?- preguntó de nuevo Tenten, sin dejar de sollozar.





    Neji apoyó su rostro en el hombro de la joven.






    -Tenten...perdóname...- le pidió él, con la voz cargada de sufrimiento- he sido un completo idiota..., soy así siempre...pero no debía haberlo sido contigo...no debería haber tratado así a la persona que más se ha preocupado por mí..., Tenten...te lo aseguro..., si hubiera sabido que estabas tan mal...nunca lo hubiera permitido...lo que menos deseo es que sufras, y más si es por mi culpa...





    -Neji- sollozó ella.





    -Tenten...te lo prometo...te prometo que nunca más te haré daño...pero déjame demostrártelo...por favor...no me apartes de tu lado...onegai...te lo suplico...perdóname...





    -Neji...tengo miedo- sollozó ella-tengo miedo de que me vuelvas a hacer daño...¿cómo sé que no me volverás a hacer sufrir?





    El chico se quedó en silencio, pensando en una buena respuesta, lógica e inteligente, pero finalmente se dio cuenta de que Lee tenía verdad...que si la seguía tratando así la perdería tarde o temprano..., él tenía razón...debía decir la verdad de su corazón...





    -Porque nunca sería capaz de dañar a la chica que amo- le confesó él.





    Tenten dejó de llorar, y se separó un poco de él, pero no lo suficiente pues él no rompió el abrazo que tenía en torno a su cintura.





    Ambos se miraron, la chica con sorpresa, y Neji rompió el abrazo sólo para limpiar las lágrimas de la mejilla de la joven, llevando después una mano a su cintura y la otra la dejó donde estaba, acariciando su mejilla.





    -Neji- la llamó ella, mientras el chico la miraba con dulzura-¿es verdad lo que has dicho?¿me amas?





    El Hyuga la miró serio, y con una media sonrisa después, pero sincera.





    -Más que a nada en el mundo- le dijo él-aunque lo he descubierto hace tan sólo unos meses.





    -Yo hace años que sé que te amo- se sinceró la chica, con una sonrisa y con la mirada más dulce que nunca había observado el joven ojiblanco.




    Con la mano que tenía sobre la mejilla de Tenten, delineó con lentitud los labios rosados de la chica.





    -Tenten...- susurró él, tragando saliva, sin dejar de mirar sus labios, acercándose con lentitud, para que ella se alejara si así lo deseaba.





    -Neji...-murmuró ella cuando el joven estaba a unos centímetros, pero ella no se alejó, sólo se acercó un poco, dejando sus labios a unos escasos milímetros, mientras ambos cerraban los ojos, sintiendo la respiración del otro en el rostro y aún siendo empapados por la lluvia.





    Los labios de ambos se rozaron, provocando un escalofrío en ambos, deseando mayor contacto, y sus respiraciones se agitaron.





    Neji no lo soportó, y al fin unió sus labios con los de la castaña, que recibió el beso gustosa, y correspondió al suave y lento movimiento de labios dignos del primer beso. No tenían prisa en un principio, sólo se besaban, rozando sus labios con ternura y dulzura, saboreándose el uno al otro.





    Ambos se separaron cuando el oxígeno los reclamó, y se miraron con amor y dulzura.





    Tenten sonrió con amplitud, mientras Neji sonreía menos, pero también sonreía con dulzura.





    La castaña acarició las mejillas del chico, que cerró los ojos, disfrutando del conectacto, y después, la volvió a besar, abrazándola por la espalda, mientras que la chica le abrazaba por el cuello.




    Aquella vez el beso fue más deseoso, mientras Neji mordía el labio inferior de la joven, pidiéndola permiso, a lo que la chica aceptó sin dudar, abriendo sus labios para dejar que la lengua del moreno se adentrara en su boca, provocando una lucha de lenguas en un beso pasional que ambos deseaban desde hacía tiempo.





    Ambos se quedaron así, empapados por la lluvia, besándose, sin importarles nada más que ellos dos y su amor.





    El oxígeno los reclamó, y se separaron, juntando sus frentes y observándose con amor.





    -Creo que es mejor que te lleve a casa, no quiero que te enfermes- le dijo Neji, dándole un rápido beso en los labios para después alzarla en brazos, llevándola bajo la lluvia hacia su casa.





    -Neji- la llamó ella, mientras iba abrazada a su cuello, con el rostro enterrado en el hombro de él, dejándose abrazar y llevar por el chico al que amaba.




    -¿Sí?- preguntó él, y ella le abrazó con más fuerza.



    -Ai shiteru- murmuró ella, y Neji sonrió.



    -Ai shiteru mo...Tenten...
     
  2.  
    Brendiux

    Brendiux Entusiasta

    Tauro
    Miembro desde:
    23 Marzo 2010
    Mensajes:
    136
    Puntos en trofeos:
    115
    Pluma de
    Escritora
    Re: Amar sin miedo a sufrir (NejiTen)

    kawai!!!!!!!!!!!!!!!!!! q lindo one-shot!
    me encanto
    ay neji!!! ya ves lo q cuasaste??
    si quiera lo pudiste arreglara a tiempo
    y tu tenten, ayyyy tambien te pasaste un poquitin
    bueno
    espero ver mas escritos tuyos por aqui (en especial nejiten)
    xoxo
    atte.:
    nejitenFE
     
  3.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    2,000
    Puntos en trofeos:
    441
    Pluma de
    Escritora
    Re: Amar sin miedo a sufrir (NejiTen)

    muy hermoso!!! me encanto, ilustraste muy bien las personalidades de Neji y Tenten y te mereces un 10!
    Ahora, hay alunos errores de ortografia, y por momentos te olvidas de mayusculas, por ejemplo:

    la fomra correcta sería así:

    son pequeñas cositas que con el tiempo tengo fe que las mejorarás :D
    otra cosa, las palabras como ojiblanco o pelinegro no existen, ya que no exxisten peli o oji aunque si son usados en muchos escritos, es un error común
    pero es fácil de corregir, en vez de ojiblanco puedes decir el jóven de ojos blancos, o ojos perlados, y en vez de pelinegro, el morocho (hay una ecepcion a esto que es pelirrojo/a, que si existe)
    bueno eso es todo, no enojes con este comentario plis, solo quiero ayudarte a mejorar un poquito
    eres una gran escritora, sigue asi!
    besotes
    rocio
     
  4.  
    Ever

    Ever Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    6 Mayo 2009
    Mensajes:
    81
    Puntos en trofeos:
    78
    Pluma de
    Escritora
    Re: Amar sin miedo a sufrir (NejiTen)

    muy hermoso!!! me encanto, ilustraste muy bien las personalidades de Neji y Tenten y te mereces un 10!

    Note un unos pocos errores pero son pequeñas cositas que con el tiempo tengo fe que las mejorarás :D
    bueno eso es todo, no enojes con este comentario por favor, solo quiero ayudarte a mejorar un poquito
    eres una gran escritora, sigue asi!
    besotes
    ~Smilee'
     
Cargando...

Comparte esta página