1. This site uses cookies. By continuing to use this site, you are agreeing to our use of cookies. Learn More.
  2. ¡Importante!


    Recuerda que categorizar bien tu historia es muy importante. Para esto, debes utilizar alguno de los prefijos disponibles junto al título de tu historia antes de ser publicada.

    Estos prefijos indican la extensión aproximada del relato y así obtendrá lectores más específicos.

    La indicación sobre cómo utilizarla es la siguiente:

    • Nanorrelato para historias de 20 palabras o menos.
    • Microrrelato para historias de entre 21 a 100 palabras.
    • Drabble para historias de entre 101 a 500 palabras.
    • One-shot para historias de un solo capítulo, mayores a 500 palabras
    • Two-shot para historias de dos capítulos.
    • Long-fic para historias de más de dos capítulos

    Gracias por su contribución para mantener ordenado este sitio.

    Descartar aviso
Descartar aviso
¡Hey, Invitado ya te vimos! Regístrate y comenta a tu autor favorito, muéstranos tus historias, participa en juegos, concursos y mucho más :)

Long-fic Fanfic - 15 años despues...

Tema en 'FullMetal Alchemist' iniciado por Mary Dragneel, 28 Noviembre 2014.

Cargando...
  1.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    652
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - 15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1090
    Holaaaaa saludos a tod@s, aquí vengo con mi nuevo capítulo agradecer a @niña Elric @Freya Scarlet además espero que cuando puedas sigas leyendo @Nana nee-san, bueno los personajes no me pertenecen son propiedad de Hiromu Arakawa empecemos-ttebane
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    15 años después
    Chatper 8: Citas que dan a conocer emociones
    Parte 3: Edwin y Elizabeth

    Edwin iba de allá para acá más que nervioso, estaba vestido con un pantalón de color azul y una camiseta roja.
    —Oye Edwin ¿si sabes que estás igual o peor que nosotras cierto? —preguntó su hermana menor.
    —No me ayudas en nada Trisha —respondió él.
    —Que no se hable más... Trisha, debes ir a entretener a mis padres y a los tíos —ordenó la pelinegra, Trisha asintió y enseguida bajó.


    —Hola —saludó la rubia menor a los adultos.
    —¿Que quieres enana? —preguntó divertido Ed.
    —¡¿A quien le dices enana?! ¡Enano! —gritó Trisha, si algo le irritaba era que le dijeran enana.
    —¡¿Que?! ¡Pues a ti! ¡¿A quien más?! ¡No veo a nadie más pequeña que tú! —respondía Edward de la misma manera que su hija. Alphonse, Winry y May solo se dedicaban a disfrutar el espectáculo, ya que nadie podía detener a dos Elric enojados.
    Mientras tanto, Sarah despedía a Edwin deseándole suerte en su cita.
    Edwin partió hacia su destino, donde ya Elizabeth lo esperaba.
    Al llegar allá solo pudo quedarse boquiabierto al ver a Elizabeth, esta llevaba puesto un vestido rojo intenso que le llegaba a la rodilla, escote frontal en forma de corazón, el atuendo hacía resaltar su bien formado cuerpo.
    —Ho-hola E-Edwin —saludó ella sonrojada.
    —H-Ho-Hola E-Elizabeth ¿Co-co-como has estado? —apenas preguntó el Elric.
    —B-bien ¿y-y t-tú? —preguntó ella igualmente nerviosa.
    —Y-Yo b-bien... Este ¿a donde iremos? —volvió a preguntar tratando de calmarse un poco.
    —N-No se, pero me gustaría ir a caminar por los hermosos paisajes de Rizembul —confesó ella.
    —Como digas, yo puedo llevarte a donde quieras —dijo haciendo un esfuerzo sobrehumano por no tartamudear.
    —Gracias —agradeció sonrojada.
    Empezaron a caminar por los caminos de Rizembul, pasando por paisajes como, ríos, lagos, hasta que se detuvieron en un prado repleto de flores.
    —Mira Edwin esto es tan hermoso —comentó respirando el profundo aroma de las flores de distintos colores.
    —Así es... Es precioso... Aquí vengo de vez en cuando a recoger unas cuantas flores para ponérselas en las tumbas a mis abuelos —confesó, Elizabeth lo miró.
    —¿Tus abuelos ya no están vivos? —preguntó seriamente.
    —No... Mis abuelos maternos murieron en la guerra de Ishbal y mis abuelos paternos murieron por una rara enfermedad según mi papá —Elizabeth solo lo miraba mientras le contaba de su vida.
    —Mi mamá no sabe de mi abuela materna, pero mi abuelo materno murió por cansancio después de haber investigado mucho sobre la alquimia de fuego y en cuanto a mis abuelos paternos no se nada—confesó con tristeza.
    —¿Me acompañarías a dejarles unas flores a mis abuelos? —preguntó sonriendo, ella sonrió y asintió.
    Recogieron las flores más hermosas y en mejor estado y llevaron cuatro ramos, dos llevaba cada uno.
    Nadie dijo nada camino al cementerio, y así les gustaba, disfrutaban de la compañía del otro.
    Llegaron al cementerio, entraron y las primeras dos tumbas que vieron decían claramente:
    Trisha Elric
    1876-1904
    Van Hohenheim
    1915
    —Oye ¿Porque donde dice Van Hohenheim no tiene fecha de nacimiento y solo de muerte? —preguntó confundida Elizabeth.
    —No lo sé, papá no quiere tocar ese tema—le confesó, ella se calló y pasaron a las tumbas de:
    Urey Rockbell
    1873-1908
    Sarah Rockbell
    1879-1908
    —Me la he pasado muy bien contigo Edwin... Pero ya va siendo hora de que vuelva al hotel —dijo con tristeza.
    —¿Nos volveremos a ver cierto? —preguntó esperanzado.
    —P-Por supuesto, solo que ¿cuando? —preguntó igualmente esperanzada.
    —¿Te parece dentro de una semana en el prado de flores? —cuestionó, ella aceptó gustosa y cuando iba a irse Edwin le dió un beso en la mejilla, haciendo que la rubia se sonrojara al instante, ella se fue y él regresó a su casa.
    —Edwin —nombreron las Elric de catorce años al verlo.
    —Hola chicas —saludó él sonriendo.
    —¿Como te fue? —preguntaron al unísono las chicas.
    —Bastante bien... De hecho creo que... Estoy enamorado —admitió. Cual niñas de cinco años, Trisha y Sarah se pusieron a saltar de felicidad.
    —Eso es genial —comentó Trisha.
    —Sí, felicidades —siguió Sarah.
    —A propósito esto es para ustedes —dijo sacando dos cartas de su bolsillo y entregándoselas. Al leer el remitente de cada carta, las jóvenes quedaron estupefactas.
    —¿E-Entramos a la casa? —preguntó Trisha sonrojada, Sarah estaba en igual estado.
    Al entrar se dirigió cada quien a su respectiva habitación.

    Trisha se tiró en la cama, abrió el sobre y empezó a leer.
    "Querida Trisha
    Quiero invitarte a salir mañana, tengo algo muy importante que decirte, y no puedo esperar más, yo, yo quiero verte lo antes posible.
    Si no tienes inconveniente, quisiera que nos veamos en el lugar en que nos conocimos
    Atte: Maes Mustang Hawkeye ".
    —Maes... ¿Que será lo que me quiere decir? —se preguntó a si misma.

    Mientras, Sarah hacía exactamente lo mismo.
    " Querida Sarah
    Mis más cordiales saludos.
    Yo solo quiero decirte que, si no tienes inconveniente, nos veamos mañana en el prado en el que nos vimos por primera vez. Quiero decirte algo importante, y quiero verte cuanto antes.
    Atte: Bethoold Mustang Hawkeye ".
    —¿Que será eso tan importante? —preguntó para sí.
    Y Edwin lo único que hacía era pensar en Elizabeth Mustang Hawkeye.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Mientras en el hotel de Rizembul, Elizabeth llegó y corrió directamente a su habitación, se tiró en la cama y reflexionó un poco.
    Unos momentos después llegaron sus hermanos.
    —Oye Liz ¿como te fue? —preguntó Maes.
    —Bien... Creo que yo... También me enamoré —admitió ella.
    —Fantástico, te felicito hermana —felicitó Bethoold.
    —¿Que decían esas cartas que mandaron conmigo y luego con Edwin? —preguntó curiosa.
    —Citamos a las Elric al lugar donde las conocimos para decirles que estamos enamorados —explicó Maes.
    —¿No creen que es muy pronto? —preguntó razonando.
    —Entiende que ya no aguantamos más — dijo Bethoold.
    —Espero que sepan lo que hacen—les advirtió para luego sacarlos de su habitación y quedarse pensando en Edwin.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Admito que esta corto, pero no me queda tiempo.
    Si no es mucha molestia, unas preguntas ;)
    ¿les gustó?
    ¿del uno al diez cuanto?
    ¿Que tal el encuentro de Edwin y Elizabeth?
    ¿aplauso o tomatazo?
    ¿Que va a pasar con los chicos en sus apresuradas declaraciones?
    ¿irán a hacerlo? Y si es así ¿a quien le va a costar más?
    Sayonara :D
     
    Última edición: 7 Abril 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    niña Elric

    niña Elric Oficial

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    607
    Puntos en trofeos:
    263
    Pluma de
    Escritora
    Hola Winry-chan :)

    Me ha gustado mucho. Quizás algo apresurado todo el capítulo, pero igual lo disfruté :)

    ¡Nueve! No me esperaba que esta cita se volviera mi favorita, no quería que llegara a su fin.

    Ha sido maravilloso porque, a diferencia de las otras dos parejas, ellos hicieron algo que uno no acostumbra hacer en una cita o con alguien que apenas si conoces. Algunos podrían verlo como de mal gusto pasarlo en el cementerio, pero Edwin y Elizabeth no porque ellos se comprendieron y eso me encantó <3

    Recibe mis más sinceros y efusivos aplausos :D

    Lo único que se me ocurre es que darán sus declaraciones a sus chicas (aún desconozco si serán tal y como ellos desean), ellas los aceptarán (¡porque tienen que hacerlo!) y Edward se enterará... Y tratará de matarlos, junto a Al xD

    Mmm... Muy difícil. Sabemos cómo actúa Bethoold frente a Sarah, y viceversa, que los nervios lo dominan y la timidez. Pero creo que será a Maes a quien más le cueste.

    Bueno, espero con ansías el próximo capítulo. ¡Saludos!

    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    652
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - 15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    934
    ¡Sigo viva señores y señoras! Jajaja ya en serio, lamento la tardanza, pero me emocioné tanto al escribir que ahora tengo siete long-fics jejeje y, bueno tengo que continuarlos todos, y me lleva tiempo, pero al fin luego de tantos años volví jajaja (ok ya mucho bla bla bla) @niña Elric @Freya Scarlet, espero que sigas leyendo @Nana nee-san, bueno los personajes no me pertenecen son propiedad de Hiromu Arakawa, empecemos-ttebane
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    15 años después
    Chatper 9: Declaración apresurada.

    Finalmente pasó la noche y llegó el día siguiente, las jóvenes Elric estaban más que nerviosas, otra vez, pero por alguna razón tenían un buen presentimiento de lo que iba a pasar ese día.
    —Muy bien chicas, las espero aquí, no tarden mucho, papá y el tío Al podrían desesperarse e ir a buscarlas —advertía Edwin a las chicas, ellas iban con su ropa habitual, iban a donde se habían conocido y las iban a ver como se habían conocido.
    —Gracias por todo hermano —agradeció Trisha sonriendo tiernamente.
    Ambas jóvenes se separaron para ir a sus respectivos lugares.
    Tratando de estar calmada, Trisha llegó hasta el lugar mencionado en la carta.
    —¡Aquí Trisha! —llamó Maes, ella volteó y luego corrió hacia él.
    —Hola Maes ¿cómo estás? —preguntó y saludó la rubia.
    —B-Bien ¿y tú? —preguntó, lo que planeaba hacer no era para nada sencillo, según Maes.
    —Bastante bien, pero, ¿Qué me querías decir? No es que tenga prisa, pero por tu carta se ve que es importante —dijo Trisha, Maes tomó aire, y valor, para luego decirle a aquella joven un año menor que él, eso que era tan importante.
    —E-Escucha, yo, para mí, lo que te voy a decir es algo sumamente importante, pero no sé que irás a decir tú, Trisha, desde el primer momento en que te vi, me pareciste una chica linda, tierna y encantadora, una hermosa mujer que es un año menor que yo, pero que aun así ha llegado a ser alguien importante en mi vida... Trisha, tenemos poco tiempo de conocernos, pero aún así yo, quiero decirte que... T-te, t-te, a-a-amo —confesó finalmente, aunque con dificultad.
    —¡Oh Maes eres tan tierno!.. Espera ¡¿Que?! ¿e-es en serio? ¿m-me amas? —preguntó incrédula.
    —A-así es, y-yo ahora creo en el amor a primera vista —admitió Maes bastante rojo, Trisha estaba en shock y sonrojada.
    —Yo también... —dijo casi en un susurro.
    —No hay problema si no me correspondes, es solo que yo... ¡¿como dices?! —ahora el incrédulo era Maes.
    —¡Que también te amo! ¡Y lo gritaría a los cuatro vientos! ¡Te amo Maes! —gritaba Trisha más que roja. Maes no lo dudó un segundo más y se apoderó de los labios de Trisha. Un beso largo y duradero, lastimosamente para vivir se necesita algo llamado "oxígeno" y eso los hizo separarse.
    —Entonces... ¿quieres ser mi novia? —preguntó, ahora con más confianza.
    —¡Por supuesto que sí, sí, sí y sí! —la emoción de Trisha era más que visible.
    —Fue un honor haber sido tu novio por el día de hoy —bruscamente Trisha se separó de Maes y lo vió con confusión.
    —¿A que te refieres? No entiendo —decía desconcertada.
    —Mañana quisiera hablar con tus padres para obtener su permiso de que seas mi novia —aclaró el pelinegro.
    —Me asustaste... No te preocupes por eso, mi madre no dejará que mi papá te mate—decía la rubia sonriendo, uno de los complementos que volvían loco a Maes, aquella sonrisa de Trisha.
    —Entonces ya quedamos, mañana les decimos a tus padres —Trisha asintió.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Por otro lado, Sarah también llegaba al lugar destacado en la carta.
    Se asustó al sentir que la abrazaban por atrás, estaba apunto de lanzar un golpe, pero una voz la detuvo.
    —C-calma Sarah, s-soy yo —aquella voz masculina era inconfundible para ella.
    —B-Bethoold H-Hola, ¿Que tal? —saludó y preguntó nerviosa, no quería separarse de el abrazo.
    —M-Muy bien —respondió él, sin querer mirarla a los ojos, jamás pensó que una declaración sería tan difícil.
    —¿Que me querías decir? Por tu carta se ve que es importante —dijo la pelinegra totalmente roja.
    —Si lo es... Sarah yo... Desde el p-primer momento que te vi, quedaste grabada en mi mente y no he podido sacarte de ahí, eres la única que ocupa mi mente y corazón Sarah, y se debe a que yo.... Yo t-te a-a-amo S-Sarah —confesó volteandola y quedando frente a frente.
    —¿E-Es en serio? —preguntó sin poder creerlo.
    —Más cierto que todo lo que he dicho en mi vida —agregó Bethoold.
    —¡Yo también te amo, te amo Bethoold! —casi gritó la pelinegra.
    Lentamente sus labios se fueron acercando hasta que finalmente se besaron, un beso tímido, pero lleno de amor, lastimosamente se tuvieron que separar por falta de oxígeno.
    —¿Serás mi novia? —preguntó ya más confiado.
    —No tienes ni que preguntar —respondió volviendo a besarlo.
    —He de prepararme para morir mañana —dijo asustando a Sarah.
    —No lo entiendo —admitió seriamente.
    —Tenía pensado mañana ir a pedir permiso para salir contigo a tus padres —aclaró Bethoold, Sarah lanzó un suspiro de relajación.
    —Calma, mamá no dejará que papá te mate— comentó sonriendo, después volvieron a besarse...
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    En el próximo capítulo
    —¡¿Que has dicho?! —casi gritaba el rubio ante lo anteriormente dicho.
    —Tal y como lo oíste —contestó tranquilamente la ojiazul.
    Prox. Cap. : La vida de los jóvenes Mustang corre peligro
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Seguramente sea la última vez que haga eso ewe, como sea, antes de retirarme, unas preguntas.
    ¿Que tal estuvo?
    ¿aplausos o tomatazos?
    ¿parte favorita?
    ¿Que tal la declaración de Maes?
    ¿y la de Bethoold?
    ¿como reaccionarán Ed y Al?
    Matane!
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    niña Elric

    niña Elric Oficial

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    607
    Puntos en trofeos:
    263
    Pluma de
    Escritora
    Hola Winry-chan, disculpa por tardarme tanto en pasar a leer. Y vaya, ¿siete long-fics? Pásame el secreto para tanta creatividad ;)

    Ha sido un buen capítulo, muy divertido a su manera las confesiones. Debo decir que Bethoold me sorprendió más que su hermano, con ese abrazo sorpresa a Sarah, y la primera reacción de ella: a punto de darle un golpe xD Creo que esa escena ha sido mi favorita :)

    Me alegro mucho por cada pareja, así que espero que los hermanos Elric no atenten contra la vida de los Mustang. Ya quiero ver lo que ocurrirá cuando se presenten a la casa, ¡y espero que Elizabeth esté presente también! Aunque sea para espiarlos junto a Edwin xD

    A todo esto, estaría genial que Roy llegara de visita sorpresa a Risembool y viera a sus pequeños enamorados en mitad de su misión allí. Ya me lo imagino discutiendo con Ed jaja

    Ok, estaré esperando la continuación con muchas ansias. ¡Saludos!

    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    652
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritora
    Hola niña-sempai, no hay cuidado, de todas formas no creo que continuarlos todos se me haga tan fácil, ahora voy por el cuarto long-fic y este es el segundo así que tal vez tarde algo de tiempo, por cierto, a Mustang lo tengo para más tarde así que calma calma que no panda el cunico ^^ sea como sea, gracias por leer :D :)
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    652
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - 15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1397
    Konichiwa, gomen nasaiiiiiii, sé muy bien que tardé muuuuucho en continuar, pero tenía un millón de cosas que hacer, bueno para no aburrirlos @niña Elric @Freya Scarlet aquí la conti, además espero que cuando puedas sigas leyendo @Nana nee-san, bueno empecemos-ttebane.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    15 años después
    Chatper 10: La vida de los jóvenes Mustang corre peligro.

    Las Elric más jóvenes no cabían de la felicidad ante la declaración de los Mustang, sobre todo Trisha, quien no lo disimulaba muy bien que se diga.

    — Entonces... nos vemos mañana aquí mismo para ir a casa a ver a mis padres — dijo Trisha alegremente.

    —Por supuesto que sí... no quisiera irme... Contaré los segundos hasta que te vea nuevamente — comentó con ternura, ya que, si bien Maes contaba con la actitud de su padre, cuando estaba con la chica que amaba, al igual que el último, su temperamento cambiaba por completo.

    — Eres tan lindo Maes... por dentro y por fuera —lo último lo dijo casi en un susurro muy sonrojada, el aludido se sonrojó también. Para finalizar la tarde, se dieron un último beso, cargado de amor e impaciencia.

    —Te veo mañana... —luego de eso empezó a alejarse.

    —¡Adiós Maes! — se despidió la rubia, él solo volteó y se despidió con el brazo para luego retirarse por completo. Trisha decidió que era momento de que ella también regresara.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    ¡Ya no puedo esperar a tener la aprobación de mis padres para poder ser novios con toda libertad! —expresó Sarah efusivamente, cosa que no se ve todos los días, porque la actitud de su padre está presente en ella, aunque a veces la actitud de su madre despierta en ella.

    —Yo tampoco... Si pudiera adelantar el tiempo con tal de poder estar contigo lo haría sin dudarlo— confesó Bethoold a lo que Sarah se sonrojó instantáneamente.

    —Bethoold... ¡Te amo! — gritó abalanzandose sobre él y besandolo.

    —Te veo mañana aquí mismo para ir con tus padres — la pelinegra aceptó. Como despedida se dieron el último beso del día, luego Sarah regresó a la casa Elric-Rockbell. Casa que era muy parecida, casi idéntica, a la casa en la cual habían crecido Ed y Al durante once años.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    En el camino, ambas Elric se toparon.

    — ¡Trisha! ¿qué pasó? ¿para qué quería verte Maes? — preguntó Sarah mientras caminaban.

    — Me dijo que me ama Sarah... ¡somos novios! —confesó Trisha saltando de alegría.

    —¡Que bien!¡Te felicito! —ambas chicas se mostraban alegres.

    —Gracias... ¿qué hay de ti? —preguntó la rubia con curiosidad.

    — ¡Para lo mismo! ¡somos novios Trisha! —ambas gritaron y saltaron de alegría, sin darse cuenta de que estaban frente a la casa Elric-Rockbell. Los que se encontraban adentro salieron al oír los s gritos.

    —¿Y a ustedes qué les pasa? —preguntó Edward, las chicas palidecieron ante la pregunta.

    —L-Lo que pasa es que... que... Sarah y yo competíamos para ver quien grita más fuerte —se excusó Trisha, Edwin se golpeó la frente con su mano derecha ante la respuesta de su hermana menor.

    —Es un poco raro... Pero siempre es así... Como sea vamos a cenar que se enfría la comida —propuso Winry, aunque para sus hijos y esposo, aquella era una orden que debían cumplir inmediatamente. Así que todos entraron a la casa... Pero tanto Trisha como Sarah tenían miedo de como pudiera ser la reacción de Ed y Al ante la noticia de su noviazgo.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    ¡Chicos! ¡Hasta que por fin llegaron! —casi gritó la rubia ante la llegada de sus hermanos.

    —Hola Liz —saludó Maes.

    —¿Y...? ¿cómo les fue? —preguntó mientras tomaba asiento.

    — T-Trisha aceptó... Mañana mismo iré a ver a sus padres —confesó el pelinegro.

    —Sarah también aceptó, creo que nos vamos a ir juntos hermano... yo también iré a pedir permiso a sus padres —dijo Bethoold sonrojado.

    —¿Cómo creen que sean los padres de Trisha? ¿su padre será igual a Edwin... o tal vez su madre? —preguntó inconscientemente la rubia.

    —Hablando de Edwin... Trisha me dijo que te manda esto... — dijo mientras sacaba una carta de su bolsillo y se la entregaba a su hermana —... Por cierto ¿no crees que piensas mucho en él? — Elizabeth negó y con cierta molestias se encerró en su habitación.

    Abrió y leyó la carta:
    "Querida Elizabeth
    Sé que dijimos que hasta la próxima semana... Pero es que ya no soporto las ganas de verte... no sé si esto te incomode o si te enojarás conmigo por esto... Quisiera que nos vieramos mañana en el cementerio donde la pasamos ayer... Además voy a aprovechar que hay algo muy importante que debo decirte... Si quieres puedes dejarme plantado, después de todo el lugar al cual te invito no es muy lindo que se diga... De todas formas te espero
    Atte: Edwin Elric Rockbell "

    —No pienso dejarte plantado Edwin... Yo también quiero verte... — confesó para sí misma levemente sonrojada.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Finalmente había llegado el siguiente día, Edward, Winry, Alphonse y May habían salido, al parecer, a hacer las compras de lo que faltaba en la casa.

    La casa quedó solitaria, dado que los Elric menores fueron a reencontrarse con los Mustang, afortunadamente cada uno andaba llaves.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Maes y Trisha fueron los primeros en reencontrarse y como toda joven pareja, se recibieron con un beso.

    —¿Listo? —preguntó ella cuando se separaron.

    —Así es... Estoy listo para mi muerte—bromeó Maes.

    —¡Maes!¡No digas eso! —reprochó la rubia. Maes rió divertido, luego avanzaron hacia la casa Elric-Rockbell.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Así mismo, la primera reacción de Bethoold y Sarah fue abrazarse y luego besarse.

    — ¿Vamos ya? —preguntó topando su frente a la de él.

    —Sí... Ya estoy preparado para mi muerte... —Sarah se separó de él bruscamente.

    —¡Bethoold! —reclamó. Bethoold se rió.

    —Eres una lindura... Te amo— ella se sonrojó al instante, respondió un leve "yo también" y luego se dirigieron a la casa.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Edwin llegó al cementerio, junto a las tumbas de sus abuelos paternos, sin esperanza alguna de encontrar a Elizabeth.

    —¿E-Edwin? —preguntó una voz femenina, él rápidamente volteó para toparse con la mirada de la rubia. Se mantuvieron así por un rato, luego Edwin habló.

    —Gracias por venir Elizabeth... Yo... Yo quiero decirte algo... Aunque luego me odies... hay algo que para mí es importante y necesito decirte... Elizabeth, desde el primer momento en que te vi, me pareciste una hermosa chica... ya no creo que el que ambos estuviéramos buscando a nuestros hermanos haya sido una simple casualidad... Después de ese día nos encontramos en la cita de nuestros hermanos que fue cuando yo te cité, ese día me di cuenta, de que aunque, llevavamos muy poco de conocernos yo te... yo te... yo t-te... yo t-te a-a-a-m-m-o —admitió con mucha dificultad, Elizabeth parecía en estado de shock.

    Si siquiera detenerse a pensarlo dos veces, Edwin se acercó a Elizabeth; tomó el rostro de ella entre sus manos y al ver que no oponía resistencia se fue acercando lentamente a ella.

    Finalmente los labios de ambos se encontraron un largo y tierno beso, el cual lastimosamente tuvieron que romper por falta de aire.

    —Yo también te amo Edwin... —confesó aún agitada por el beso.

    —¿Serás mi novia? —preguntó en igual estado que ella.

    —Ya deberías saber que la respuesta es un sí —contestó ella mientras lo volvía a besar.

    —Me encantaría pasar el resto del día contigo... Pero en serio quiero ver a tus hermanos pedir permiso por mi hermana y mi prima —comentó divertido.

    —¡Ay es cierto! ¡Vamos! —Ambos salieron corriendo del cementerio.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    —¡¿Qué has dicho?! — casi gritaba el rubio ante lo dicho anteriormente.

    —Tal y como lo oíste —contestó tranquilamente la ojiazul.

    —¿Cómo que sus novios? —era la primera vez que se veía a Alphonse Elric hablar tan seriamente.

    —A ver... Presentense —ordenó Edwin.

    — Mi nombre es Maes Mustang Hawkeye y vengo a pedir permiso para salir con su hija Trisha — se presentó Maes.

    —Yo soy Bethoold Mustang Hawkeye y vengo a pedir permiso para salir con Sarah—continuó Bethoold.

    Un leve"oh oh" salió de los labios de Winry y May al oír los apellidos Mustang Hawkeye.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Fin, bueno del capítulo, hasta aquí por hoy, espero que les haya gustado.
    ¿Les gustó?
    ¿parte favorita? ¿por qué?
    ¿que tal estuvo lo de Edwin y Elizabeth?
    ¿qué va a pasar con los Mustang? ¿van a morir :eek:?
    ¿me perdonan por la tardanza excesiva?
    Sin más, me despido
    Adiós!
     
    Última edición: 28 Mayo 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    niña Elric

    niña Elric Oficial

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    607
    Puntos en trofeos:
    263
    Pluma de
    Escritora
    A pesar de lo corto, sí. Me ha gustado un montón :)

    Tras leer Liz la carta de Edwin. Amodoré sus palabras. También me causó mucha gracia cuando ellos se encuentran y luego de aclarar su nueva relación salen corriendo para no perderse el espectáculo xD

    Edwin tiene razón: el cementerio no es ni por asumo un lugar agradable para cualquier reunión, pero se nota que los sentimientos que se tienen van más allá de eso como para hasta formar un vínculo con la pérdida de sus abuelos.

    Nah, estoy segura que Ed y Al sólo les darán el susto de sus vidas y ya luego... Contarnos cuál es el bendito problema con ellos (¡Yo lo exijo!)

    Tú no te preocupes por eso. Cada historia siempre lleva su tiempo y a veces las situaciones no acompañan para que uno se inspire adecuadamente. Ten por seguro que yo estaré por aquí esperando :)

    ¡Saludos, Win-chan!

    [​IMG]
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    652
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - 15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1665
    Hola a tod@s :) ya que estoy de vacaciones voy a tratar de continuar más seguido mis fics, por ahora vengo a continuar este @niña Elric @Freya Scarlet aquí la conti, además espero que cuando puedas sigas leyendo @Nana nee-san.
    Los personajes no me pertenecen son propiedad de Hiromu Arakawa, empecemos-ttebane
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    15 años después
    Chapter 11: Vamos a ir a Central...

    Edward estaba en estado de shock.

    Mustang... Mustang... ¡¿Mustang?! —aquel apellido resonaba en la cabeza del rubio. Iba a gritarles algo pero de pronto Winry le tapó la boca, haciendo lo mismo con Al.

    —Bueno niños... Es un gusto yo soy Winry Elric, la madre de Trisha, él es Edward Elric, su padre; este de aquí es su hermano Alphonse Elric, el padre de Sarah y quien está atras es la madre de Sarah, May Elric... Ahora ¿me permiten un segundo con estos dos?.. Con permiso —los jóvenes sintieron aquella presentación demasiado apresurada, mientras Trisha había notado el nerviosismo de su madre al oírla hablar tan rápido.

    Winry se llevó a Ed y Al a la parte de arriba de la casa; los chicos sentían como empezaba a faltarles el aire, así que cuando Winry los soltó respiraban a bocanadas.

    —¡¿Por... qué... demonios hiciste eso?! —preguntó Ed aún recuperándose.

    —Por miedo a que ustedes dos hicieran una locura por ellos dos —se excusó la rubia, Edward la miró por un largo rato, Alphonse sólo se limitaba a mirar a otro lado con el ceño fruncido.

    —¡No pienso aceptar a un Mustang como el novio de mi hija! —habló Edward al fin.

    —¡¿Pretendes que Trisha te odie?! —Edward sólo ignoró la pregunta de su esposa —. ¡¿Y tú Al?! ¡¿Piensas igual?! —el rubio menor asintió.

    —Winry ¿acaso ya olvidaste que Mustang tenía fama de mujeriego? ¡¿Qué pasaría si esos dos sólo tuvieran a Trisha y Sarah para un rato?! —Edward expuso su punto de vista, Alphonse no decía nada, pero estaba de acuerdo con su hermano mayor.

    —¡Si así fuera no habrían venido a pedir permiso por ellas! ¿no crees? Escucha, estoy consciente de que Roy Mustang tenía fama de mujeriego, pero déjame decirte que cuando se casó con Riza todo eso cambió, además él tiene trabajo durante todo el día, he de suponer que no le queda tanto tiempo para estar con su familia, así que lo más probable es que Riza los haya cuidado y ella tiene buenos principios— Winry explicó lo que pensaba.

    —Yo sigo sin estar de acuerdo... —dijo casi en un susurro.

    —¡Tú lo que no quieres es decirles! ¡Ya te dije que tarde o temprano lo tendrás que hacer! —casi gritó Winry, afortunadamente aquel sitio estaba algo alejado del lugar en donde estaban May y los chicos. Edward reaccionó ante aquello.

    —¡Ya te dije que antes muerto! ¡Esos tipos pueden saberlo todo! ¡No queríamos que nuestros hijos se enteraran y fue por eso que con los Mustang tomamos la decisión de separarlos y no volver a juntarlos! ¿o ya lo olvidaste? —casi gritaba Edward también, Winry bajó la cabeza, claro que lo recordaba, Riza, May y ella habían estado en contra, pero sus esposos estaban decididos.

    A la mente se le vino la última vez que vieron a los Mustang, aproximadamente hace trece años...

    °Flash back°

    En la estación de tren de ciudad central se encontraba la familia Mustang despidiendo a los Elric...

    —Bueno acero, creo que esta es la despedida —dijo Roy, a cada lado de él estaban Elizabeth y Maes con dos años de edad, mientras Riza en sus brazos tenía a Bethoold con un año de edad; así mismo al lado de Edward estaba un Edwin de un año y Winry tenía en brazos a Trisha de un año; por último Alphonse cargaba a Sarah de un año y May estaba a su lado.

    —Así es, no volveremos a juntar a los niños, no quiero que me vean como un demonio —se expresó Edward.

    —Lo mismo pienso yo, no quiero que Sarah piense mal de mí —comentó Alphonse, las mujeres se mantenían calladas, no estaban de acuerdo, todo aquello les parecía una gran estupidez.

    —Tampoco quiero, que mis hijos me vean como un asesino... Acero, el estado seguirá pagándote por tus investigaciones, así que estaré esperando nuevos informes—Edward asintió, por insistencia de Mustang Ed había permanecido en el ejército solamente investigando sobre alquimia y otros asuntos.

    —Entonces, que tengan buen viaje — se despidió Riza, los Elric agradecieron.

    Algo inusual llamó la atención de todos... Trisha movía sus manitas en dirección a Maes, mientras que este último estiraba su bracito derecho en dirección a la pequeña rubia.

    Decidieron ignorarlos y subieron al tren que los llevaría a Rizembul.

    —Maes y Trisha se volverán a encontrar... —comentó Winry, Edward la miró extrañado, pero decidió ignorar aquel comentario.

    °Fin del Flash back°

    ¡Aquella vez que dejamos Central te dije que se volverían a encontrar! —le recordó Winry.

    —¿Y cómo lo sabías? —preguntó el rubio mayor.

    —Lo presentía ¿no te diste cuenta de como actuaron? —Edward negó en manera de respuesta —. Escucha Ed... Trisha lo eligió, no puedes hacer nada, yo lo acepto, pero claramente en el momento en que vea que le haga daño le voy a deformar la cabeza con una de mis llaves... —Edward sonrió por primera vez en aquel momento, su esposa nunca cambiaría.

    —Algunas cosas no cambian... Está bien, pero déjame hablar con él primero—aceptó al fin, Winry lo abrazó.

    —Creo que yo también lo haré —comentó Alphonse, Winry lo abrazó a él también y luego bajaron.

    Pero cuando llegaron vieron a dos personas más allí.

    —¿Edwin? —preguntó Edward entrendo junto con Winry y Al.

    —¡Papá! Escucha... quiero presentarte a mi novia —dijo Edwin alegremente, Elizabeth hizo una reverencia.

    —Mucho gusto señor yo soy Elizabeth Mustang Hawkeye — se presentó la ojinegra.

    Mustang... empiezo a hartarme de ese apellido... Sin embargo admito que Elizabeth se ha convertido en una linda señorita—pensó Edward para sí al oír aquello.

    —Está bien... Pero de momento quiero que Winry, May, Trisha, Sarah y Elizabeth salgan, nosotros tres hablaremos con Maes y Bethoold ¿no es así hermano, hijo? —comentó Edward.

    —Así es —contestaron Al y Edwin al mismo tiempo.

    Resignadas las mujeres salieron.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Pasadas unas tres horas los chicos aún no salían de aquel lugar, todas ya estaban desesperadas, sobre todo Winry.

    —Ya es suficiente —dijo confundiendo a las otras; de una patada abrió la puerta de la sala —¡Edward, Alphonse y Edwin Elric! ¡Ya fue suficiente! —gritó entrando enfadada, los mencionados y también los Mustang les dio un escalofrío al verla entrar.


    —T-Tranquila Win, ya terminamos, sólo nos faltaba decirles que los aceptamos ¿c-cierto muchachos? —mintió con miedo Ed, los otros dos sólo asintieron rápidamente.

    —Bien, ¿ahora qué? —preguntó May entrado junto a las otras chicas.

    —Ahora tengo que pedir permiso a los padres de Elizabeth —habló Edwin, todos lo voltearon a ver.

    —Mi hermano tiene razón, dado que ellos no pueden venir... ¡iremos a conocer Central! —casi gritó emocionada Trisha.

    —Supongo que no tenemos opiniones... hablaré con M... el señor Mustang — Edward casi se ríe al decir lo último pero Winry le dio un codazo.

    Luego de eso Edward se dirigió a la cocina que era donde estaba el teléfono. Marcó un número y esperó.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Mientras en Ciudad Central Riza entró a la habitación que compartía con Roy.

    —¡¿Qué?! ¡¿Ya volviste?! No me vas a decir ahora que tenías poco trabajo ¿o sí? —preguntaba la rubia sorprendida de ver a su marido en casa cuando apenas eran las cuatro de la tarde.

    —Oye tranquilizate, necesito un respiro de vez en cuando — contestó tranquilamente el pelinegro.

    Riza le iba a decir algo más cuando el teléfono de la casa sonó, Roy se levantó y se dirigió a contestarlo.

    —Residencia Mustang ¿en qué le puedo..? —la pregunta quedó al aire cuando oyó que una voz que conocía y hace tiempo no escuchaba, se reía.

    Vaya, vaya, no me digas que tan temprano ya terminaste el trabajo, yo esperaba que contestara Hawkeye, pero ya que eres tú mantengamos el tono coloquial... —habló Edward desde el otro lado de la línea.

    —¡Acero! —casi gritó Mustang sorprendiendo a su esposa —. ¿A qué se debe tu llamada? —preguntó, pero luego escuchó como Edward aclaraba su garganta y cambiaba su tono de voz a uno más respetuoso.

    Disculpe señor Mustang, sólo llamaba para avisarle que sus hijos están en mi casa y que iremos a Central mañana —cuando Ed dijo aquello Roy entendió a la perfección.

    —Ya entiendo, uno de mis hijos o de los tuyos está contigo ahí, tú tampoco les has dicho acerca de nuestra vida pasada, la transmutación humana ni el día prometido, entiendo, pudiste mantener el secreto también... —dedujo Roy.

    Exactamente su excelencia, Fuhrer Mustang, llegaremos mañana —fingió Edward, dado que detrás de él estaba su hija menor.

    —Bien, ven a mi casa mañana, aquí hablaremos —concluyó Mustang.

    Está bien, adiós —se despidió Edward desde el otro lado, Mustang colgó el teléfono y dio un suspiro, empezaba e creer que había sido un error mandarlos allá.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Edward colgó el teléfono también y pegó un suspiro ¿cómo habían llegado a aquello?

    —¿Qué dijo el Fhurer papá? —preguntó Trisha sonriendo.

    —Iremos a Central mañana —respondió.

    Cenaron y los Mustang volvieron al hotel, les esperaba un día agitando.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    Taran! Ese era el famoso secreto, aunque ahora que lo veo no tiene mucho sentido XD, en fin, la cosa es que Ed, Al y Roy no les habían dicho nada sobre el día prometido ni de la transmutación humana.
    Sólo unas preguntas.
    ¿qué tal estuvo?
    ¿esperaban ese flash back?
    ¿y la reacción de Ed?
    ¿se esperaban que Mustang fuera el Fuhrer? (o como se escriba)(y aunque era muy predecible)
    ¿Qué tal el supuesto secreto? ¿se habían hecho una idea de que era eso?
    ¿cómo les irá a ir en su viaje a Central?
    ¿cómo han estado? :D

    Me despido
    Matane!
     
    Última edición: 16 Noviembre 2016
    • Me gusta Me gusta x 1
  9.  
    niña Elric

    niña Elric Oficial

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    607
    Puntos en trofeos:
    263
    Pluma de
    Escritora
    Ya veo, con que ese era el gran secreto... Como sabes, ya había decidido no hacer ninguna suposición y esperar tan paciente como pudiera hasta que lo revelaras, y me sorprendiste. En serio no me esperaba que ninguno de los chicos supiera toda la historia en la que sus padres habían estado envuelto, mucho menos los Elric conociendo de alquimia. Pero ha estado bien, yo le veo el sentido :)

    Muy bueno, aunque creo que las decisiones fueron tomadas demasiado rápido. Me hubiera gustado ver a May interactuando con lo chicos mientras Winry se llevaba a Ed y Al, verla tranquilizar un poco a Maes y Bethoold.

    No, pero ha sido apropiado :)

    Para mí fue algo adorable cómo se pusieron ambos Elric, tan preocupados por sus pequeñitas. Ya casi había olvidado la historia de Mustang, mas concuerdo con Winry.

    ¡Sí! Era lo justo después de todo lo que pasó que pudiera cumplir sus sueños. (Sí, se escribe Fuhrer)

    Jaja, nop xD

    No creo que podamos ver mucho romance teniendo a Ed y Al merodeando por allí, pero estoy segura que la comedia no faltará jaja.

    Muy bien, gracias. Espero que tú igual :D ¡Saludos!

    [​IMG]
     
    Última edición: 10 Agosto 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    652
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - 15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1551
    Hola n.n es hora de continuar con esto @niña Elric @Freya Scarlet aquí la conti, además espero que cuando puedas sigas leyendo @Nana nee-san.
    Los personajes no me pertenecen son propiedad de Hiromu Arakawa.
    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    15 años después
    Chapter 12: De como te lo dije...

    Para cualquier habitante de Rizembul, aquella mañana parecería muy tranquila, mas para Edward y Alphonse Elric no.

    Ahora mismo Ed y Winry se encontraban en su habitación terminando de alistarse para el viaje.

    —Tranquilo Ed... que tu hija tenga novio no es el fin del mundo —le dijo Winry mientras terminaba de maquillarse.

    Su maquillaje era algo simple, un poco de rubor en sus mejillas, sombra en sus párpados y un poco de brillo en los labios. A ella no le gustaba mucho maquillarse, así que no se ponía nada llamativo.

    —Ay ya cállate —respondió Ed molesto mientras se ponía un abrigo café.

    Si Edward tuviera barba fuera fácil confundirlo con Hohenheim. Puesto que aparte del gran parecido físico, su vestuario era prácticamente el mismo, a excepción de que Ed no usaba corbata.

    Edward vio como Winry sacaba, de una pequeña caja, un collar de cadena de plata con un dije de corazón, al instante se sonrojó y se acercó a ella.

    —¿N-necesitas ayuda con eso? —

    —Ehh, sí, gracias —Edward tomó el collar entre sus manos y se lo puso a Winry alrededor del cuello, le quedaba bastante bien junto con su vestido sin mangas color crema —. Ed... —

    —¿Qué ocurre? —

    —Yo... te amo —Edward no pudo ocultar su sorpresa. Si bien ellos se querían no eran una pareja que lo demostrara con palabras, sino con acciones.

    —Yo también... no quiero que lo dudes ni por un segundo —Winry se levantó y abrazó a Edward, luego de un rato se soltaron y bajaron.

    —Mamá... ¡estás hermosa! —exclamó Trisha al ver a Winry, y es que, a sus treinta y siete años Ed y Winry eran y se veían aún jóvenes, aunque Al y May no se quedaban atrás.

    —Ciertamente señora Elric, yo quiero verme así a su edad —

    —Muchas gracias Elizabeth, a ti también hija ¿qué pasó con Al? ¿todavía no llama? —

    —No, pero no debe tardar... se fue hace rato —respondió May. Minutos después efectivamente recibieron una llamada de Alphonse diciendo que ya podían irse a la estación, dado que ya había comprado los boletos y el tren no tardaría en llegar.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Y así lo hicieron, fueron a la estación y esperaron a que el tren llegara. Una vez que lo hizo entreron y se sentaron, dado que los asientos eran para dos personas quedaron en el siguiente orden: Edwin y Trisha en un asiento, enfrente de ellos Elizabeth y Sarah, mientras que en el siguiente estaban Bethoold y Maes (todo este orden decisión de Ed y Al) frente a ellos Al y May y por último, en el siguiente asiento iban Ed y Winry.

    —Bonito orden... —comentó Winry conteniendo una carcajada. Una vez que se calmó sonrió y se recostó en el hombro izquierdo de Ed, empezaba a darle sueño —. ¿Sabes?.. de camino a la estación Trisha me dijo dónde se le había declarado Maes... ¿te lo digo? —

    —Dime —no tenía mucho interés, pero no quería imaginar qué pasaría si no le prestaba atención.

    —En el lugar en que... tú te me declaraste —tras decir eso se quedó dormida, Edward frunció el ceño. Pero eso acabó cuando vio a Winry dormida.

    La contempló un rato y sonrió, si bien le molestaba que la gran "declaración" hubiera sido en el sitio que él había utilizado para ello, ver a Winry con aquella expresión pacífica lo calmaba. Siempre lo hacía. Automáticamente giró su vista hacia la ventanilla mientras recordaba esa vez en la que se había declarado, que, curiosamente, tenía que ver con aquel collar en el cuello de Win.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    °Flash back°

    Se veía a unos Edward y Alphonse Elric paseando por Ciudad Central, lo habían decidido: regresarían a Rizembul. O al menos Edward lo haría, ya que Alphonse se quedaría un tiempo para luego ir a Xing.

    —Hermano, deberíamos llevarle algo a Winry, recuerda todo lo que ha hecho por nosotros —

    —Sí, lo sé Al... el problema es que no sé qué, pensaba en llevarle aretes, pero no quiero que se siga lastimando... ¿lo recuerdas cierto? —

    —No podría... tienes razón ¿pero qué? —los hermanos pensaron por un momento, luego, sin consultarlo con Al, Edward entró a la joyería.

    El más joven de los Elric sólo rogaba por que su hermano no comprara nada basándose en sus gustos de calaveras y cosas así, porque si lo hacía, era seguro que terminaría malherido. Minutos después Edward salió con una pequeña caja en sus manos.

    —¿Q-Qué es? —preguntó Al temiendo por la vida de su hermano mayor.

    —Un collar... ahora vamonos —Al tragó saliva, aquella situación no le traía ningún buen presentimiento.

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Finalmente habían llegado a Rizembul, Winry los recibió con una gran sonrisa, pues previamente le habían avisado que irían.

    —¡Bienvenidos chicos! ¿qué tal el viaje? —preguntó la rubia sonriente.

    —Digamos que bien —respondió Ed despreocupado.

    —¿Ehh? Emmm vamos adentro ¿sí? —propuso Winry. Los tres chicos entraron y se pusieron a platicar.

    —¿Dónde está la abuela? —preguntó Alphonse al no ver a Pinako por ningún lado.

    —Fue a hacer unas reparaciones a la ciudad, dijo que volvería en unos días, trato de convencerla para que no se esfuerce tanto pero no me hace caso... —dijo Winry en un tono un poco triste.

    —Sí ya está muy vieja para hacer esas cosas... —una llave inglesa resonó en la cabeza de Ed por su comentario.

    —¡No le llames vieja a mi abuela! —Winry se acercaba peligrosamente a Ed, este, temiendo por su vida, le extendió la caja que llevaba consigo.

    Aquello pareció tranquilizar a la rubia, puesto que le arrebató la caja a Ed. Se llevó una sorpresa al abrirlo y encontrarse con una hermosa cadena de plata con un dije de corazón. Disimuladamente fijó su vista en Al, este únicamente negó con la cabeza y se encogió de hombros, dando a entender que no tenía nada que ver. Winry sonrió y con un leve sonrojo se abalanzó sobre Ed.

    —Muchas gracias Ed... —el mencionado estaba en shock, una vez salió de él correspondió al abrazo con un color carmín en sus mejillas.

    —D-De nada... —

    —Ejem ejem, sigo aquí —dijo Al reprimiendo sus ganas de reírse por la reacción de su hermano y casi hermana, ellos se separaron rápidamente.

    —Yo... iré a darme un baño —Winry salió corriendo hacia arriba sin que el sonrojo de su rostro desapareciera.

    —Hermano... —llamó Al una vez solos, Edward volteó aún con un poco de rubor en sus mejillas —. ¡Ya dile lo que sientes! —

    —¡¿Q-Qué?! —

    —Ed, deja de pensarlo de una buena vez y dile a Winry lo que sientes por ella —aconsejó el joven rubio.

    —¡Haré lo que quiera! —luego de decir aquello Edward salió de la casa corriendo.

    Al sólo pudo reír. Minutos más tarde Winry bajó ya con el collar puesto.

    —¿Dónde está Ed? —preguntó al no verlo por ninguna parte.

    —Salió, si quieres ve a buscarlo... se fue hace mucho rato... —Winry vaciló si ir o no, mas al final salió en busca de Ed —. Ay hermano... tan sólo aprovecha esta oportunidad... —

    Winry corría en busca de Edward, hasta que finalmente lo encontró en un bosque frente a un lago, sonrió al verlo sentado, pensativo en una gran roca a la orilla del lago.

    —Ed... —el nombrado volteó ante esa voz que tan bien conocía. Winry se sentó junto a él.

    —¿Qué haces aquí? —

    —Venía a buscarte, Al me dijo que llevabas tiempo afuera, así que decidí venir —

    —No tenías que hacerlo... —

    —Quise hacerlo... —el silencio reinó por unos minutos, hasta que, un Edward algo rojo lo rompió.

    —T-Te queda bien el collar... ¿T-Te gustó? —el rostro de Winry también enrojeció ante las palabras de Ed.

    —S-Sí, es hermoso... m-muchas gracias Ed... —

    —W-Win... —la nombrada volteó aún sonrojada.

    —¿S-Sí? —

    —¿Confías e-en mí? —a la chica le sorprendió la pregunta, sin embargo asintió —... c-cierra los ojos —

    —¡¿Q-Qué?! —

    —S-Sólo hazlo... —confiando en Ed, Winry cerró los ojos. En un movimiento rápido Edward unió sus labios con los de ella.

    Winry abrió los ojos de par en par, no se esperaba eso, pero volvió a cerrar sus ojos y se dejó llevar, pasó sus brazos alrededor del cuello de Ed y este lo hizo alrededor de la cintura de la chica.

    El beso fue duradero, pero tuvieron que separase por falta de aire.

    —¿Qué somos Ed? —preguntó la joven, su acompañante la miró extrañado.

    —¿A qué te refieres? —

    —Y-Ya sabes... acabas de besarme y... éramos casi hernanos... ¿esto quiere decir que somos novios? —Ed volvió a besar a Winry, quien no dudó en corresponder.

    —Si así es como lo ves, eso somos... —se volvieron a besar y estuvieron ahí el resto de la tarde.

    °Fin del Flash back°

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo

    Edward mantenía su sonrisa al recordar aquello, pero pronto se borró, había durado todo el viaje, sin embargo ahora habían llegado a Central....

    OoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOoOo
    :D esto fue lo que me salió el día de hoy.

    ¿cómo estuvo?
    ¿parte favorita? ¿por qué?
    ¿qué tal el orden que inventaron Ed y Al?
    ¿qué tal el Flash back?
    Matane! :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11.  
    niña Elric

    niña Elric Oficial

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    607
    Puntos en trofeos:
    263
    Pluma de
    Escritora
    No puedo creerte la maldad que me has hecho y no le eches la culpa de nada a los dados (?) Porque, en serio, después de tal recuerdo vienes y me lo cortas así sin más :C

    Ha estado lindo aunque me quedé con ganas de leer más, Mary...

    Me mató de risa cuando Winry abraza a Ed luego de ver el regalo y muy olvidados de que mi lindo Al seguía ahí. Fue tan sencillo imaginármelo xD

    Lo que me encantan de los hermanos Elric es la forma en que se llevan, siempre trabajando en conjunto ante las adversidades o conspirando contra los novios de sus niñas jajajaj.

    Muy lindo y romántico. Aunque, si te soy sincera, me pareció un poquito exagerado eso de que salieran corriendo cada uno para un lado por la vergüenza... Igual admito que sabes cómo hacer funcionar esta pareja :)

    Well, estaré esperando la llegada a Central con ansías. El reencuentro, las explicaciones, los celos paternales XD
    Y repito, eres mala :p

    [​IMG]
     
    Última edición: 6 Octubre 2015
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Mary Dragneel

    Mary Dragneel Orientador

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Noviembre 2014
    Mensajes:
    652
    Puntos en trofeos:
    296
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Fanfic - 15 años despues...
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Comedia Romántica
    Total de capítulos:
    13
     
    Palabras:
    1676
    Wow, sé que llevo siglos desaparecida, pero informar que me puse a leer esta historia y... ¡Me ha dado vergüenza! Q_Q mi poca narración, redacción y muchas faltas de ortografía @niña Elric oye, haberme informado que estaba tan mal.
    No es como que hoy esté mejor, pero tal vez algo diferente. Haré un intento de actualización, ya que estoy seca en ideas :'v
    OoOoOoOo
    Chapter 13: Central


    Finalmente y después de un largo viaje, llegaron a Central sin contratiempo alguno. Habían bajado del tren y comenzado a caminar hacia el hogar de los Mustang. No obstante, había un "pequeño problema": encontrar a Trisha y Sarah.

    Las dos jovencitas de catorce años se habían adelantado sin ningún conocimiento de las calles de Ciudad Central. Para ellas era todo nuevo e inexplorado; según su idea, era la primera vez que estaban en el centro de Amestris.

    —¿Cómo nos metimos en éste problema? —Edward se masajeaba la sien mientras se quejaba. Una cosa era la única segura: debían estar juntas.

    —Ni idea, pero debemos encontrarlas pronto —Alphonse por su parte suspiraba resignado —. Todavía debemos ir a la casa del Führer, y no creo que tardemos poco ahí. También debemos buscar dónde alojarnos esta noche.

    —Se nos acumulan los problemas. ¿Por qué son tan problemáticas? —ahora Edwin dijo.

    —Es tu hermana. No es raro —bromeó Winry para tratar de aligerar un poco el pesado ambiente que se había creado.

    —Gracias —respondió sarcástico.

    —¿Dónde podrían estar? —la joven Elizabeth no las conocía bien, por lo que no podía hacerse una idea del paradero de las Elric menores.

    —Pues... aman los dulces —mencionó May, pues, en Xing, tenía que estar vigilante de que su hija no se terminara las cosas con exceso de azúcar.

    —Entonces debemos buscar en alguna pastelería o confitería —intuyó Maes pensando en las posibles instalaciones antes mencionadas que se hayaban en Central.

    Edward comenzó a adelantarse, no es como si estuviera del todo seguro, pero quería ir a revisar una confitería que visitaba de vez en cuando en las ocasiones que quería llevarle algo a su ahora esposa. Los demás lo siguieron un poco desconcertados. La excepción era Alphonse, que se limitaba a sonreír ligeramente.

    Llegando al lugar, Edward sonrió. Nada más había tenido el presentimiento, pero su hija y su sobrina estaban casi babeando mientras veían los distintos tipos de postres que la vitrina del lugar mostraba.

    —¿Tienen hambre? —preguntó con burla el mayor de los Elric. Las chicas voltearon y de inmediato corrieron hacia ellos. Trisha abrazó a su padre, al igual que Sarah.

    —Pensábamos que ya no teníamos esperanza de encontrarnos otra vez —exageró Trisha.

    —Qué dramática —se burló su padre —. Es mejor irnos, el Führer debe estar esperando.

    La verdad era que él no quería llegar. Winry se lo había repetido la noche anterior: actuar como si fuera la primera vez que veía a Roy Mustang. Pero aunque en aquellos momentos lo llevaba en mente, no sabía cómo le iría al momento de encontrarse. Ni idea de si reiría, le insultaría o sencillamente le caería una llave inglesa por cualquiera de las reacciones anteriores.

    —Es verdad ¡vamos! —alegremente, Elizabeth se puso a la cabeza del grupo, para guiarlos hasta la casa - mansión - en que vivía.

    En el trayecto, Edward quiso imaginar un posible escenario. Practicar en su mente un par de palabras para poder cubrir el hecho de que conocía a su "consuegro" desde hace mucho. Que había sido él quien le había propuesto hacerse un perro del ejército para buscar pistas en la tarea de recuperar sus cuerpos. Que, aunque intentara negarlo, se llevaban bastante bien.

    Intentó pensar cómo actuar, cómo reaccionar. En el fondo, tal vez quería llegar, pues tenía deseos de ver a Riza. Ella les había sido de gran ayuda, siendo casi como una hermana mayor.

    —¡Llegamos~! —canturreó Elizabeth, y fue cuando Edward bajó de las nubes. Ni siquiera se había dado cuenta de a qué hora habían llegado al hogar del actual Führer por andar perdido en sus pensamientos. Para empeorar el asunto, no se le había ocurrido nada.

    Exhaló con pesadez. Si lograba aparentar, esperaba que a Mustang le fuera igual.

    Maes tocó el timbre una vez atravesado el jardín frontal. Se acercaba el momento del reencuentro.

    Roy abrió, sonriendo al encontrarse con sus hijos y los Elric.

    —Bienvenidos —saludó tratando de no reír o hacerle una broma a Edward. Los años se hacían presentes en las fracciones de su rostro y en su cabellera, ahora más opaca y con uno que otro mechón blanco. Aunque lo último era casi nulo todavía.

    —Es un honor estar frente a su Excelencia —el rubio por su parte trató de sonar convincente, pero sonó más a burla. El único que lo notó fue su hijo mayor.

    —Igualmente, señor...

    —Elric, Edward Elric —al momento de estrechar sus manos, apretaron más de lo debido. Claramente sin que nadie se diera cuenta.

    —Veo que llegaron —Riza llegó detrás de su marido. Sonriendo de forma maternal, no solamente a sus hijos, sino también a Ed, Al y Winry. De nuevo, no lo notaron - por fortuna -, por lo que abrazó a su hija —. Roy, ¿no los vas a invitar a pasar? —el aludido asintió.

    —Por favor, pasen sin pena alguna.

    —Si usted insiste —sonrió burlón hasta que recibió un codazo por parte de Winry. No estaba precisamente aparentando.

    Una vez todos pasaron, fueron "guiados" por Riza a la sala de estar. Tomaron asiento.

    —Bueno —el militar inició conversación —, ¿puedo saber el motivo de su visita, señor Elric? —vaya que le costaba hablarle así.

    —Verá usted, Excelencia —bueno, Mustang no era el único —. Resulta la casualidad de que sus hijos andaban en Rizembul, el pueblo en el que mi familia y yo vivimos —hizo una pausa, a lo que Mustang asintió, dando a entender que continuara —. Por coincidencia, ellos se encontraron con mis hijos y mi sobrina. Dando inicio a una serie de encuentros, terminando todos en relaciones amorosas.

    Mustang abrió los ojos de par en par a lo recientemente explicado por Edward. Esperaba no haberlo interpretado bien. También Riza estaba sorprendida.

    —Con lo que —continuó Ed —, puedo asegurarle que mi hija Trisha tiene una relación con Maes, mi sobrina Sarah con Bethoold y finalmente y la principal razón de nuestra visita...

    No digas lo que estoy pensando, Acero, por favor —pensaba Mustang para sí, haciéndose una idea de lo que venía.

    —... Mi hijo Edwin con Elizabeth —por dentro, todo para Mustang se derrumbó. Al fin y al cabo sí era lo que suponía —, así que Edwin viene a pedirle permiso.

    —Papá, por favor. Habla con él y trata de conocerlo, Edwin es un gran muchacho y sé que no tiene malas intenciones —prácticamente rogaba Elizabeth a su padre.

    —Dale una oportunidad, Roy —Mustang maldijo en su interior, que su esposa se lo pidiera también ya era maldad.

    —D-De acuerdo... Tendré una charla con él antes de dar mi consentimiento —Elizabeth celebró, Riza moría de la risa en su interior al igual que Winry, May y Edward —. Después quisiera hablar a solas con ustedes, señores Elric, y con sus esposas.

    Edward asintió. Y, sabiendo que a su hijo le tocaba una larga charla, hizo que el resto de su familia y Elizabeth y Riza salieran. Era la hora del desquite para Bethoold y Maes.

    La renombrada "hojo de halcón" cruzaba miradas de vez en cuando con la mecánica de auto-mail's y la habitante de Xing; era inevitable esbozar una pequeña sonrisa.

    OoOoOoOo

    Al cabo de unas dos o tres horas, ya la Primera Dama estaba en el límite de su paciencia, por lo que, y sin importarle lo mal que se viera, dio una patada a la puerta abriéndola enseguida. Tal vez habían pasado años, pero Riza seguía en buena forma.

    —Muy bien. Ya fue suficiente. ¿Qué quieres? ¿Cauterizar al pobre o matarlo de aburrimiento? —Roy pasó saliva con dificultad. Ahora mismo una bala podía terminar en su cabeza si no cuidaba sus palabras y acciones.

    —N-No. Tranquila, querida. Solamente me faltaba dar mi autorización ¿verdad, chicos? —los tres jóvenes asintieron efusivamente. No era bonito ver a aquella mujer enojada.

    —De acuerdo —hizo una seña para que sus otras acompañantes entraran —. Ah, cierto. Tú querías conversar con el señor Elric ¿no?

    —Sí y si W... Si ambos se pudieran quedar con sus esposas fuera mejor. Chicos, ¿por qué no les enseñan a las chicas la ciudad? Tú también a Edwin, hija —sus hijos asintieron. Saliendo así los más jóvenes.

    Edward y Mustang se quedaron mirando un largo rato después de la retirada de sus hijos.

    —¿Se puede saber qué hacen? —preguntó Winry, Riza, May y Al se hacían la misma pregunta.

    —¿Cómo fue que mi hija terminó con tu hijo?

    —Yo quiero saber cómo mi hija está con tu hijo. Al quiere saber cómo Sarah terminó con Bethoold.

    —No puedo discutir eso —Alphonse se encogió de hombros, recibiendo una mirada reprobatoria por parte de su esposa y su casi hermana.

    —Bueno. Yo recuerdo haber estado en desacuerdo con que los alejáramos y guardarles en secreto la verdad —mencionó la mecánica en tono molesto.

    —Nosotras igual —se unieron Riza y May.

    —Después de casi quince años ¿siguen con lo mismo? —sus esposos ya estaban cansados de oír aquello.

    —Es que nunca dejamos de pensarlo, Roy —aclaró la ex militar.

    —Eso nos queda claro —Edward rodó los ojos.

    —Es que insisto en que es una estupidez...

    OoOoOoOo

    Los chicos por su parte no estaban seguros de a dónde ir.

    —Edwin ¿estás bien? ¿Acaso mi padre o éstos idiotas te dijeron algo? —preguntó Elizabeth al notar inquieto a su novio.

    —¡Oye! —replicaron sus hermanos. Edwin negó.

    —Es que... ¿Nuestros padres no actuaban de una manera demasiado familiar?

    OoOoOoOo
    Ok, ya me quedé sin inspiración Q_Q

    ¿Cómo estuvo?
    ¿Edward y Roy podrán mantener el secreto?
    ¿Sus esposas los dejarán mal parados si lo hacen?
    ¿Edwin empieza a sospechar?
    ¿Parte favorita?
    ¿Me extrañaron? Ok no TwT
    Dando gusto al público, ¿qué quisieran que pasara en el próximo capítulo?

    Bye c:
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    niña Elric

    niña Elric Oficial

    Leo
    Miembro desde:
    19 Diciembre 2011
    Mensajes:
    607
    Puntos en trofeos:
    263
    Pluma de
    Escritora
    Hola Mary, al fin llego a comentar.

    Fue un buen capítulo aunque no haya sucedido mucho en el reencuentro. Me divirtió muchísimo cuando Ed comienza a contar quiénes están saliendo con quien y, al momento de Elizabeth, Roy rogara internamente porque no fuera cierto. Y la verdad es que me lo imagino fácilmente sufriendo por su hijita haciéndose mayor :XD: Si el destino de Hughes hubiese sido otro, ya los veo a los dos cuidando de sus niñas...

    Parece que el plan de "finjamos que no nos conocemos" pende de un hilo muy flojo porque me juego que los demás hijos no lo notaron simplemente por la emoción de tener a sus novias y novio en su hogar. Y que Edwin sí se diera cuenta creo que se debió a que (para preservar su seguridad) no le quitara mucho la vista a Roy.

    Para el próximo capítulo sería genial ver el tour que los pequeños Mustang dan a nuestros niños Elric. Será un buen contraste de diversión y amor mientras sus padres discuten si seguir con el secreto o no.

    Bueno, ojalá que pronto tengas la actualización porque en serio quiero saber qué ocurrirá. Bye~
     

Comparte esta página