Ekte, la ciudad inmortal

Tema en 'Edén' iniciado por Suzaku-kun, 2 Septiembre 2021.

Cargando...
  1.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido nine k. gakkouer queens of seven radio patio

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    12,728
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kashya

    Logramos derrotar a todos los cadáveres con bastante rapidez, librándonos también de la humareda verde que fueron expulsando según iban cayendo. Kiri mencionó que habría una titiritera también, cosa que ya había supuesto debido al tañido de las campanas que se había escuchado cuando nos adentramos en las calles, pero asentí con la cabeza aun así cuando lo mencionó.

    —Veamos que hay por ahí.

    Así y todo, poco me importaba cambiar de ruta de repente si algo llamaba mi atención, y así lo hice cuando me di cuenta del desvío que habíamos alcanzado a mitad del camino, introduciéndome en el mismo en cuanto lo mencioné. Había asumido que los otros dos me seguirían, pero si no lo hacían tampoco me molestaba mucho, como cabía esperar.
     
    • Gracioso Gracioso x 1
  2.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Yáahl me engañó

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    17,796
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Sorry por el ritmo de respuesta tan escaso aquí, pero como esto es like, super opcional pues lo dejo siempre pal final (?) Intentaré rsponder un poquito más uwu

    Plaza de la Iglesia - Zona de improvisación


    Kashya y los demás llegaron por aquel desvío a una serie de calles que, al final, derivaron en una plaza. Frente a esta, una gigantesca iglesia podía verse... seguro que era la Iglesia de los Originales. Era grande, con unos ventanales enormes al frente y estructura casi triangular. Y frente a ella, tres de esos mensajeros aguardaban, con armaduras sobre su cabeza, alas y pecho. Parecían ser guardias que evitaban la entrada a cualquier persona non grata

    Además de eso, en el centro de la plaza había un montón de cadáveres, muchísimos. Algunos, incluso, eran de humanos gigantes. Dos Titiriteras, de hecho, se encontraban dando vueltas a su alrededor, haciendo extraños cánticos ininteligibles, casi como si fuese un ritual. Y no parecía haber mucha más salida de ese lugar, además de por donde habían venido... bueno, al menos encontraron su objetivo.

    —Psst. Psst.

    Ah, ¿qué era ese ruido? ¿Alguien les llamaba desde... los tejados?

     
    • Fangirl Fangirl x 1
  3.  
    Lelouch

    Lelouch Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    5,796
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Espella

    Tras caminar un rato más y tomar aquella extraña desviación que la chica maga tomó sin consultar —y a quien me tocó seguir con molestia— llegamos a una nueva plaza, ¿No había otro tipo de lugares en este sitio que no fueran plazas y casas? La diferencia fue que la plaza daba a una enorme iglesia, mucho mayor que la que habíamos visto en la zona de los Varelkraft, y custodiándola no había otros sino aquellos vástagos, armados y protegidos hasta los dientes. El piso era puro cadáver, como si de la gruta debajo del cementerio se tratase, y dos extrañas criaturas llevaban a cabo cánticos extraños, que me ponían la piel de punta.

    Lucía como que habíamos encontrado el premio gordo.

    Antes de poder avanzar un extraño sonido vino de los tejados, como si un animal nos graznara. Levanté la vista, tratando de identificar el origen del ruido.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  4.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Yáahl me engañó

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    17,796
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    El litzel del traje de cuervo dio un salto entonces, cayendo junto a ellos, con sorprendente sigilo. Era Gimyn, otra vez. Y alzó la mirada desde su posición, pequeño como era, para mirarles, analizándolos a los tres, uno a uno.

    —... grato veros por aquí, sanos y salvos. Veo que hasta habéis aumentado en número; antes erais dos, y ahora sois tres. Os veo sorprendentemente ilesos ahora mismo, para estar en plena Purga, ¿no? Quizá sois mejores luchadores de lo que pensaba.

    Meditó en silencio, suspirando.

    —Pero, ¿sois lo bastante fuertes como para... acabar con su tiranía, acaso? No lo sé... tal vez no deba fiarme.

    Casi parecía hablar para él mismo, más que hacia ellos. Pero se refería a los tres, desde luego. Gimyn volvió a mirarles.

    —... olvidad mis devaneos. ¿Pretendéis dirigiros a la Iglesia? Cruzar por aquí, me temo, no va a ser fácil... toda esa pila de cadáveres que ahí veis son el resultado de la Purga; y los tañidos de campana de aquellos engendros los harán levantarse a todos, cual ejército enfurecido, con ojos verdes, pero carentes de vida. Acercarse es todo un suicidio, si me preguntáis...


    >> Preguntar por el tirano de la "tiranía" que menciona.
    >> Preguntar por su objetivo en Ekte.
    >> Pedir ayuda para alcanzar la Iglesia.
     
    Última edición: 27 Noviembre 2021 a las 10:43 AM
    • Fangirl Fangirl x 2
  5.  
    Lucas Diamond

    Lucas Diamond Amo de FFL La eterna disputa

    Aries
    Miembro desde:
    22 Marzo 2015
    Mensajes:
    9,841
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Kiri

    Kashya avanzó con descaro, cogiendo el primer desvío en el camino, sin consultarlo con nadie. Tch, podía al menos haber dicho algo, ¿no? Que estábamos juntos en esto. Pero fuera para bien o para mal, acabamos llegando a una plaza algo más abierta que las calles, donde se alzaba una Iglesia aparentemente importante. Los tres mensajeros en la puerta que la custodiaban me dieron la pista, qué cosas. Y por si fuera poco, dos titiriteras allí, danzando en torno a una pila de cadáveres.

    Bueno, era un gran momento para dar media vuelta, ¿verdad?

    Espella entonces se acercó a uno de los tejados de donde provenía un ruido y consiguió vislumbrar a Gimyn, aquel Litzel que nos encontramos la primera vez que entramos a Ekte.

    Sorprendido de vernos, nos contó el agradable futuro que nos esperaba si queríamos llegar a la Iglesia. También, al parecer, se preguntaba si éramos lo suficientemente fuertes para acabar con la "tiranía". Si la gente diese un poquito más de información cuando hablaba, o algo de contexto, tampoco estaría mal. Pero no es que me interesase especialmente, tampoco. Antes bien, tenía otras preocupaciones.

    —Oye, ¿y tú nos podrías ayudar a llegar a la iglesia?
     
    Última edición por un moderador: 27 Noviembre 2021 a las 10:44 AM
    • Fangirl Fangirl x 1
  6.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido nine k. gakkouer queens of seven radio patio

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    12,728
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kashya

    Al final, tanto Espella como Kiri me siguieron por el desvío, sin ser yo consciente de la molestia que ambos sintieron por mi decisión precipitada. Claro que, tampoco me hubiese importado demasiado de saberlo, no íbamos a mentirnos.

    El camino nos llevó a una especie de plaza, con más cadáveres y enemigos, pero también un edificio en la misma que tenía toda la pinta de ser la Iglesia de los Originales que estábamos buscando. Iba a ser difícil llegar, pero estaba dispuesta a dirigirme hacia ella justo antes de escuchar a alguien llamando nuestra atención desde los tejados y dar con Gimyn, el litzel que nos había recibido en la entrada de la ciudad.

    Kiri le preguntó sobre cómo acceder a la iglesia, pero algo más llamó mi atención de su charla que, si bien no parecía dirigida hacia nosotros, era obvio que hablaba de nosotros.

    —¿A qué te refieres con "su tiranía"? —pregunté, sin cortarme.

    >>Preguntar por el tirano de la "tiranía" que menciona.

    En los posts del principio pusiste que se llamaba Gimyn and now im confused(?)
     
    Última edición por un moderador: 27 Noviembre 2021 a las 10:44 AM
    • Gracioso Gracioso x 1
  7.  
    Lelouch

    Lelouch Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    5,796
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Es que la h aquí no es muda, si no que se vuelve g (?)

    Espella

    Pronto la criatura se identificó, resultando ser un extraño Litzel vestido como una especie de cuervo, pero lo que más llamó mi atención era el hecho de que al parecer conocía a esos dos de antes. Vaya, eso no me lo habían comentado. Aunque el Litzel en cuestión, como la mayoría de los de su especie con los que me había cruzado en el pasado, no parecía encontrarse muy bien de la cabeza. Hablaba consigo mismo, diciendo cosas que no llegaba a entender del todo, y volvía a hablar como si nada pasara.

    —Y si este lugar es tan peligroso como dices —inquirí—, ¿Qué hace un pequeño Litzel por aquí, cuál es el motivo por el que sigues deambulando por esta ciudad?

    >>Preguntar por su objetivo en Ekte.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  8.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Yáahl me engañó

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    17,796
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Yeah, es Gimyn, pero soy pendejo vale? (?) Lo he corregido a todo el mundo anyway

    Gimyn dejó escapar una pequeña risa ante las preguntas de los Elegidos.

    —... qué peculiares humanos sois. No tenéis miedo de morir en la Purga, avanzáis a plena vista y no en las sombras, y parecéis querer saber cada vez más, en lugar de pretender huir y esconderos, como cualquier otro. Sois... fascinantes, sin duda.

    >> El hecho de que me preguntes por la Tiranía como si no supieses nada, estimada humana, me hace pensar que sois extranjeros. Pero, ¿dónde viven más humanos si no en Ekte? ¿Cómo se puede no conocer de él? Ah, sois un gran misterio, vosotros tres, sí. En fin, habréis de saber que el Tirano, otrora conocido como el Creador, es quien dirige esta ciudad, y quien la ha coronado como el epicentro de su mundo. Ekte se alza como el centro, dejando vastas llanuras, montañas y bosques a los alrededores, donde quienes aquí no tenemos cabida nos refugiamos. Ello no impide que la Purga se extienda a nuestros lares, claro; los Emisarios del Tirano parten sigilosa y letalmente a tierras extranjeras y arrasan con todo cuanto ven. Nada es seguro en estos días, pero, sin duda, Ekte en sí misma es el peor de los sitios para pulular sin rumbo. Eso, claro, siempre que no seas un Verde. Debe hacerse, dicen, para que pueda mantenerse la esencia de este mundo. Si por esencia se refieren a la subsistencia de los verdes, claro. ¡Ah, qué triste encrucijada...! ¿Qué debemos hacer por nuestro Creador? ¿Es realmente el terrible Tirano que alegan todos, o, por el contrario, este ciclo de muertes debe continuar por el bien mayor? A veces, hasta yo lo dudo...

    Suspiró.

    —... con todo, y aunque os sorprenda, aquí debo estar, pues es mi misión. Debo averiguar la verdad de la Tiranía... saber si existe alguna manera de frenar el ciclo de la Purga. El Creador habrá de escucharme, a mí sí, a mí que estoy ahí por su propia elección. Si sigo su voz es porque me llama... y sus palabras me hacen dudar. Somos su creación, después de todo... cuanto menos pleitesía se les debe a quienes construyeron todo lo que vemos, lo que somos y sentimos, ¿no? Yo, por tanto, solo me limito a seguir esa voz... y busco respuestas. Y la Purga, por peligrosa que sea, es el único momento para conseguir lo que busco; porque es el único momento en el que el Tirano despierta, para alimentarse otra vez y reciclar el mundo. Así, todo vuelve a fluir... solo en este punto, solo en este momento, puede uno encontrarse con él. Solo así podré saber cuál es su designio real. Temo... temo que alguien mueva los hilos, y haga verse Tirano a quien solo quiere sustentar nuestro mundo. No estaré en calma con mi propia alma hasta que descubra estas respuestas. Y si de verdad mi Creador es el Tirano que todos creen, entonces... que se extinga el Verde de estas tierras aunque se extinga mi vida en el proceso.

    Luego escuchó a Kiri, y miró hacia la Iglesia.

    —Vaya. Veo que no cejais en el empeño de visitar la Iglesia... los Originales trabajan para Las Siete, y son sus custodios y guardianes. Por eso, es natural que si anheláis la inmortalidad los busquéis. Ellos son quienes pueden dárosla, después de todo. Consiguieron del Creador el verdor que por naturaleza no tenían... y ahora, juzgan a los mortales para valorar a quién corresponde el favor divino del verdor —desvió la mirada hacia la Iglesia una vez más, en silencio—. ... ¿qué haríais con la inmortalidad, si la obtenéis? ¿O no es eso lo que buscáis, acaso? ... ah, sea como sea, me temo que en solitario no conseguiré mis propósitos, tampoco, por lo que una pequeña colaboración vendrá bien. Decidme, pues: ¿qué peligro os supone una mayor amenaza? Puede que os pareca de pequeño tamaño, pero mi rapidez y sigilo son de renombre: dad un nombre, y apartaré ese peligro de vuestro camino.

    >> Pedir distraer a las Titiriteras
    >> Pedir distraer a los Mensajeros
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  9.  
    Lelouch

    Lelouch Rey del colmillo

    Aries
    Miembro desde:
    24 Junio 2012
    Mensajes:
    5,796
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Espella

    Aquel Litzel comenzó a hablar, tan delirante como era, sobre Ekte y su motivación para estar aquí. La palabra "Creador" llamó mi atención, pues la había escuchado ya un par de veces en el templo, aunque no podría afirmar que se refiriesen a la misma "persona". Después de todo, Gimyn afirmaba que dicho creador se encontraba ahora mismo en Ekte, sin embargo, nuestra misión era despertar al Creador de Edén regresando a las diosas a su forma original, por tanto, debían ser entidades distintas. Sin embargo, compartían una similitud que no pasé por alto: Ambos parecían vivir un ciclo en el que dormían durante largas temporadas antes de volver a despertar. Eso me inquietaba.

    Además, Gimyn mencionó a los Originales, aquella facción de magos de la que Kattari me había hablado con anterioridad, y a la que tanta repulsión parecía tenerle. Sin embargo, si la memoria no me fallaba, prácticamente estaban desaparecidos. La hereje parecía más bien querer vengarse de sus descendientes, y sin embargo el Litzel decía que acá tenían un papel muy importante, siendo el guardián de Las Siete. Por un momento incluso se me pasó por la cabeza que las siete fueran las diosas, pero lo descarté cuando noté que sólo habían seis de ellas: Artemisa, Auro y Selea, Zoa, Zalera y Lilith. De cualquier manera, cada vez me intrigaba más lo que fuese que fuera Ekte. Al Litzel le sorprendía que no supiéramos nada de la ciudad o la purga, y a mí también, ¿Cómo es que nunca habíamos escuchado hablar de este lugar, ni siquiera en el Templo?

    Demasiadas dudas habían en el aire, pero habría que dejarlas de lado. El Litzel nos ofreció una colaboración como las que me gustan; se ofrecía como carnada viva para distraer a algunos de aquellos mosntruos que pululaban por la zona. Lo pensé un instante.

    Aunque reconocía lo molestos que eran esos vástagos, nunca me había enfrentado a ese amasijo amorfo que llamaban titiretas, mientras que sí que lo había hecho contra los lagartos. Y, por lo poco que sabía de las titiriteras, eran capaces de levantar a los muertos. Y estábamos rodeados de ellos.

    Encárgate de las titiriteras —le dije—, no queremos que esto se vuelva en una fiesta de no-muertos.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  10.  
    Suzaku-kun

    Suzaku-kun Game Master Yáahl me engañó

    Capricornio
    Miembro desde:
    12 Julio 2012
    Mensajes:
    17,796
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Gimyn miró hacia las titiriteras, y reflexionó con cuidado. Finalmente, alzando la mirada oculta tras el casco de cuervo, suspiró.

    —Hazaña peligrosa, la que me pedís. Pero supongo que podría hacerlo. Eso sí, sería mucho más efectivo si tuviese algo que usar contra ellas. De lo contrario, atraerlas será difícil. Soy ágil, pero no lograría hacer que me presten tanta atención como para ignoraros así como así. Si tuviéseis alguna pequeña perla verde... serviría para distraerles con más eficiencia.

    >> ¿Estáis dispuestos a entregarme algunas? De lo contrario, igualmente lo haré, claro, pues lo he prometido. Pero no podría asegurar resultados duraderos.


    >> Entregar tres perlas verdes
    >> No entregar perlas
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  11.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido nine k. gakkouer queens of seven radio patio

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    12,728
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Kashya

    Gimyn respondió a todas las preguntas que le formulamos sin ningún inconveniente, aunque tenía que admitir que estaba siendo un poco difícil seguirle la verborrea cuando soltaba tanta información y de manera tan críptica. Al menos algo quedó claro de todo lo que nos contó, y es que se confirmó que aquella era la Iglesia de los Originales, lo que la convertía en nuestro objetivo prioritario en aquel momento.

    El litzel se ofreció a ayudarnos con los enemigos de la plaza, todo para permitirnos cruzar hacia el edificio, y Espella le pidió que se centrase en las titiriteras, lo que consideré también la opción más lógica. Gimyn nos pidió, de ser posibles, unas perlas verdes para facilitarle la tarea y yo me acerqué con unas cuantas en la palma de mi mano, extendiendo el brazo hacia él tras haber rebuscado entre mis pertenencias.

    —Toma.

    Había conseguido un montón en nuestro viaje por la zona, de todas formas, así que no me importaba cederle una parte.

    >>Entregar tres perlas verdes.

    Le doy yo las tres de mi inventario, que tengo un montón encima (?) Yo me las quito uwu
     
    • Adorable Adorable x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso