Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Fui convocada por @Cygnus y @Antumbra para rellenar esta cadena al más puro estilo Facebook xD

    1. Fecha de nacimiento:
    14 de febrero del 2000.
    2. Color de ojos: café claro.
    3. Color de pelo: castaño oscuro.
    4. ¿Chocolate negro o chocolate blanco?: Chocolate negro, no me gusta el blanco.
    5. Helado favorito: Vainilla.
    6. ¿Te has emborrachado?: No.
    7. ¿Te has roto algún hueso?: Nope.
    8. Última canción que has escuchado: "Doubt & Trust" de Access.
    9. ¿Cantas en la ducha?: En todos lados menos ahí xD
    10. Color preferido: Negro y morado.
    11. ¿Eres supersticiosa? En lo absoluto.
    12. ¿Duermes siesta?: Seguido, en días de clases después de comer.
    13. ¿Cama con almohada o sin ella?: Sólo una.
    14. ¿Tocas algún instrumento musical?: Nada de nada... pero aprenderé pronto guitarra uwu
    15. Número favorito: Ninguno en realidad... tal vez el 4.
    16. ¿Lluvia o sol?: Lluvia!
    17. No soportas...: A las personas estúpidas y mediocres :v
    18. Fiesta o feria favorita: Ninguna en particular.
    19. ¿Disney o Warner Bros?: Warner?
    20. ¿Cuál era tu juguete favorito cuando eras pequeña?: Floppy, el delfín de peluche que me regaló mi hermano mayor en mi cumple de 3 años :0
    21. ¿Cómo llamas a tu osito de dormir?: Nunca dormí con uno, y eso que tengo cantidad enorme de peluches uwu
    22. ¿Que cambiarías de tu vida?: No sé .-. cambiaría... mi cuerpo? la ciudad donde vivo? que mis padres tuvieran más dinero? Si sigo pensando en esta pregunta me voy a poner mal :DDD
    23. Película preferida: Una que he visto un millón de veces es El Cadáver de la Novia... también las de Harry Potter, El Señor de los Anillos, las de Indiana Jones, Piratas del Caribe y Coroline y la puerta secreta y Van Hellsing...alguna de esas debe ser mi favorita... I guess
    24. Tormentas, ¿te gustan o te asustan? Donde vivo llueve mucho, estoy acostumbrada a ellas.
    25. Algo que nunca te quites y siempre lleves puesto: Nada .-. ningún accesorio ni nada.
    26. ¿Qué hay en las paredes de tu habitación?: En casa de mi padre nada, con mi madre pósters boludos de anime a medio caer que me ha dado flojera quitar
    27. Algo para beber: Agua natural, sólo eso.
    28. Un sueño: Mi sueño es viajar por todo el mundo, ser escritora y terminar viviendo en otro país, de preferencia Australia.
    29.Una persona especial: Natasha <3
    30. Tus mejores amigos: Julia y Ere uwu
    31. Tu opuesto: Una chica muy tranquila y sumisa, sin carácter que siempre se queda callada y no pretende hacer nada con su vida.
    32. Algo que valió la pena hacer: Nada. Hasta ahora no he hecho absolutamente nada que haya hecho la diferencia o me haya marcado como para decir "definitivamente valió la pena". Podría decir algo como "Leer Homestuck", pero eso sería superficial, bobo y vacío.
    33. Algo pendiente: el manga de Soul Eater, el de Tsubasa Chronicles, el de Rurouni Kenshin y el de Tokyo Ghoul.
    34. Un lugar para el verano:
    35. Un lugar para el invierno:
    La playa (?
    36. Una fobia: Inyecciones D:
    37. Algo/alguien que marcó un antes y un después: Nadie ni nada :v el cambio en mí es tremendamente notorio en comparación a un par de años atrás, pero fue paulatino; tal vez salir de la escuela privada para ir a una pública .-.
    38. Lo que más deseas ahora mismo: Ser interesante ante los ojos de otras personas?
    39. Un momento de risas: Río prácticamente todo el tiempo por cualquier cosa.
    40.Un momento triste: Cuando mi gata Dinka murió.
    41. Una travesura: Agarrar el maquillaje del teatro de mi mamá, pintarme la cara de gris y los labios de negro a escondidas cuenta?
    42. Un defecto: Miles .-. los principales son mi arrogancia y el hecho de que le doy demasiadas vueltas a las cosas en la cabeza y termino por volver enormes los problemas en mi mente .-.
    43. Una virtud: Todas mis virtudes podrían tornarse en defectos en un momento dado. Desde mi ingenuidad y falta de malicia, hasta mi brutal e inapropiada sinceridad... supongo que mi principal virtud es ser una persona honesta, con todo lo que ello implica, porque es diferente ser sincero, la sinceridad es decir la verdad, más la honestidad es eso y más, es vivir la vida siendo fiel a los principios que se tiene, ser alguien con moral que actúa sin hacer daño con intención a los demás.
    44. Tu hobby: Ver anime, leer manga, leer libros, escribir, dibujar, escuchar música, caminar por el bosque, leer comics, ver series y películas....
    45. Libro que estás leyendo ahora: 20, 000 Leguas de Viaje Submarino de Julio Verne. Lo tengo suspendido desde hace siglos, no porque esté aburrido, sino porque con vacaciones perdí el ritmo xD
    46. Una fruta: Durazno.
    47. Animal favorito: Gatos~
    48. Un consejo: Mmm abríguense cuando llueva, o les pondrán una inyección.
    49. Un mensaje para quienes lean esto: Espero que no se hayan aburrido uwu
    50. Última y para redondear: Tengo fiebre T_T

    Y convoco a @Pierce. @Chelsea @Hakimoto Ying

    Es difícil porque ya todos los que conozco están etiquetados en otros Dx pffff al diablo, esas tres (?
    a AikoSan, Pierce. y Cygnus les gusta esto.
  2. Tachán Tachán!

    Vengo a contarles una historia muy densa que escuché el otro día, sobre dramas familiares y muertes, basado en hechos reales narrados por una sesentona marihuana amiga de mi padre =D

    En fin. Estaban mi padre, su amiga Toña, y una francesa cuyo nombre no recuerdo, contándose anécdotas, cuando la primera, comenta:

    —¿Sabían ustedes que mi hija alemana se murió?

    Aquello sonaba absurdo, puesto que la mujer tenía una sola hija, que por cierto, hace unos chocolates caseros deliciosos.

    Curiosos todos, pues, le preguntaron quién era tal hija.

    Entonces comenzó a narrar la siguiente historia:

    Ella se acababa de separar de su pareja, no hacía mucho tiempo. Eran vecinos y no tenían problemas, se turnaban a la niña. Pero él, se casó de nuevo, con una mujer alemana que tenía una hija.

    Como la madre era terriblemente irresponsable, al grado de que, a su otro hijo, lo había abandonado en Alemania con su padre, que ni siquiera era su padre, era hijo de otro fulano pero él lo crió.

    Así que esta señora que nos narra la historia, se dedicó a cuidar a la niña, de tres años. Lo cual le venía de maravilla, porque se convirtió en la hermana de su hija de dos años.

    Y así crecieron años y años, prácticamente, la madre fue Toña, y no su verdadera madre.

    Pero al terminar la primaria, casualmente en la misma escuela que yo —cosas locas de la vida —, decidieron que la niña se fuera a vivir a Alemania con su padre, aunque todos los años en vacaciones venía de regreso.

    Allá, al parecer, entre su padre y su horrible madrastra, lo único que era bueno era su hermano mayor, el que era hijo de su madre pero no de su padre.

    Lamentablemente, él vino a México, se enamoró, y se quedó a vivir acá. Dejando a la pobre Johana sola con su padre y su madrastra.

    Un día, hubo una pelea fuerte. Hubieron gritos y golpes. Ella, fúrica, se fue en su auto a toda velocidad. Pero era invierno, y los inviernos en Alemania son muy fríos. Las calles estaban congeladas, el auto patinó, y la chica tuvo un terrible accidente.

    Pero aquí no acaba la historia. Johana no murió.

    Se quedó atrapada de las piernas y se le quebraron, hacía tanto frío que le dio hipotermia, y por si fuera poco, una herida estaba abierta. Se le congeló la sangre.

    La llevaron al hospital, Toña, que la quería como a su hija, deseaba en ese mismo momento tomar un vuelo a Alemania e ir a verla. Pero la madre biológica le dijo que eso era absurdo e imposible.

    La muchacha pasó 3 meses en coma, y cuando finalmente despertó, había olvidado todo de todo. Eso se debía a que, la sangre se había congelado, por lo que tuvieron que sacarla, pero no pudieron sacarla toda, y un poco se le fue al cerebro, provocándole una embolia cerebral. No podía hablar, no podía caminar. Prácticamente tuvieron que criarla de nuevo. Era una niña con el cuerpo de una mujer.

    Y ella rogaba por venir a vivir acá, pero nunca fue posible.

    Con mucho esfuerzo, y tras años y años de intentarlo, finalmente se normalizó, alcanzó su edad y por fin pudo empezar una vida como la cualquiera. Estudiaba la universidad, vivía en una casa con roomies, tenía novio. Al fin podía ser feliz.

    Como todos los días, una vez fue al súper a hacer la compra. Hacía muchísimo calor, y de regreso, decidió meterse a nadar al lago que había de camino.

    Se echó un clavado muy contenta y... debido a secuelas del accidente, el cambio de temperatura fue muy brusco y le dio un infarto cerebral.

    Y ahí murió.

    Y esa es la historia de Johana!
  3. Hoy, estuve fuera todo el día, porque en mi ciudad/pueblo había un festival de música, todo el día, en el que mi padre iba a participar tocando su saxofón. El caso es que, ya de noche, camino al coche para regresar a casa, después de haber oído una buena banda de jazz, que sólo fallaba porque el pianista era demasiado egocentrista, me crucé con Yoina, que estaba adentro de su coche.
    ¿Quién es Yoina? Pues Yoina fue mi mejor amiga durante los últimos dos años de primaria.
    El sólo ver o escuchar de ella, es fatal. Me pongo nostálgica a pensar en un montón de idioteces y me deprimo un poco, si he de ser sincera; imaginando cómo hubiesen sido las cosas, si hubiera tomado decisiones diferentes..
    Esto se debe a que, cuando se trata de ella, hay muchas cosas de las que me arrepiento. Muchísimas.
    Yoina y yo siempre chocamos, por nuestras personalidades fuertes.
    La primera vez que la conocí, yo era una niña muy pequeña. Fue en un curso de verano en el deportivo más grande del pueblo, y nos llevamos de maravilla. Recuerdo que me prestó sus guantes de princesa y se fue antes de que se los regresara. Un par de años después, apareció como nueva alumna en mi grupo, y le devolví sus guantes, que aún guardaba en un rincón de mi clóset.
    Pero todos la detestaba. La detestaban por ser una de esas niñas ricas caprichosas y mandonas. Yo, siguiendo la corriente como estúpida, también la rechazaba. Pero el tiempo fue pasando, y nuestra relación se tornó en una rivalidad en extremo competitiva por ver quién destacaba en el salón. Hasta que un día, quién sabe como, llegamos a la conclusión de que lo mejor sería unirnos y obtendríamos un mejor resultado. Ese mismo día, me invitó a su casa, y juntas hicimos la tarea.
    Desde entonces, comenzamos a procurarnos la una a la otra, a quedar en nuestras casas seguido, contarnos nuestros secretos.
    Pero no todo era alegre y divertido.
    Desde toda la vida, ella había sido una niña BIEN jodida.
    Hija de un padre español, que murió en un accidente automovilístico, creció siendo criada por un padrastro el que su madre, una mujer retrógrada y estúpida, se casó casi inmediatamente para llenar el vacío del "padre".
    Desde ya, la familia de su lado materno, un dolor de cabeza. Como personas del siglo pasado, lo más importante, ante todo, eran las apariencias. Tener estatus, dinero, cuerpo, ropa y maquillaje eran las únicas cosas que te hacían valer como persona ante los ojos de esas personas. Modales impecables, gracia ante todo, ningún indecoro, y la vergüenza de la familia si acaso algún mal chisme sobre ti llega a surgir.
    Yoina nunca toleró eso. Nunca toleró los papelitos de colores que decían cosas imbéciles como "Debo ser buena con mi madre", pegadas por toda la habitación. Se encontró a sí misma en un conflicto interno totalmente contradictorio, entre su fuerte carácter para nada digno de una señorita, y su gusto por no dejar de ser una diva en ningún momento. Entre los genes españoles en su ADN, y la educación tradicionalista y radical de su madre.
    Y yo... ¡La pesadilla de esa mujer! una niña que nunca se arreglaba el pelo, ni usaba faldas ni vestidos, una niña que no cuidaba los modales al comer, y se reía muy fuerte. Pero peor aún que eso, una niña que le metía ideas liberales inauditas a la cabeza y por lo tanto era una pésima influencia.
    Yoina tenía dudas respecto a su sexualidad. Yo siempre le dije "Pues si te gusta Paty está bien, te gusta y ya", pero por supuesto, a su madre esto le pareció una blasfemia imposible de aceptar. Tanto así que contrató a una "psicóloga", que le dijo que ser homosexual es una... ENFERMEDAD.
    ¿Pueden creer la clase de cosas que le metían a la niña en la cabeza? ¿Que estaba mal de la cabeza por gustar de las mujeres? ¿Que estaba loca y tenía problemas psicológicos graves si le contestaba a sus padres? ¿Que sólo podía ser buena, linda y tierna y si no lo era estaba mal?
    Yo no podía hacer otra cosa que frustrarme y sentir una terrible impotencia. Porque sabía que no era justo eso que hacían, que no era justo que trataran de lavarle el cerebro para hacerla una muñequita cualquiera porque yo conocía a mi amiga, y sabía mejor que nadie, que ella no era ninguna doncella dulce y sumisa; y que tenía voz, y una voz fuerte para decir "hasta aquí". Porque a pesar de ser tan jodidamente diferentes, eramos muy parecidas.
    Pero comenzó a hacerse asfixiante. Asfixiante al grado de una acosadora bastante desquiciada. No toleraba que hablara con nadie más, y no se me despegaba ni un momento. Para acabarla de amolar, sus caprichos y actitudes egoístas comenzaron a ser más frecuentes y me estaban exasperando. Quejándose de que no le compraban más cosas, cuando meses antes la habían llevado a Disney Landia, diciéndole que no le daban todo lo que quería, cuando mis padres no tenían dinero ni para comprarme la mitad de todos los lujos plásticos, y absurdos e innecesarios con los que la llenaban a ella. Y pedía más y más como si aquello fuera a llenar el vacío emocional que le provocaba una madre poco amorosa que nunca la aceptaba sin importar lo que hiciera.
    Y la mandé al carajo.
    La mandé directito al carajo.
    No soy una persona que se caracterice por su paciencia, ésta, es casi nula. Así que, totalmente harta de su actitud, como si fuera a terminar una relación de pareja, fui y le dije "ya no quiero ser tu amiga más, necesito espacio", sí, así, tal como leen. ¿Se imaginan, una niña de 12 años diciendo eso?
    No se lo tomó bien.
    Yo seguí como si nada, hablando con tras niñas. Un día, quedé en ir a casa de una. Yoina al rato después me dijo:
    "Odio a Ere"
    Le pregunté por qué, y me respondió:
    "Porque le prestas mucha atención"
    Yo respondí:
    "¿Acaso estás celosa?"
    Me contestó un simple y rencoroso:
    "Sí".
    A partir de ahí la cosa se empezó a poner extraña.
    Durante las vacaciones de verano me contactó por video llamada. Me lloró y me rogó que volviéramos a ser como antes, que me necesitaba, que no podía vivir sin mí. Me dijo textualmente "Estoy obsesionada contigo" y luego algo como "Y ya sabes, cuando me obsesiono con algo es en serio".
    En ese mismo momento me asusté. Me asusté de verdad. Le dije que ni siquiera íbamos a ir a la misma escuela porque mis padres no tenían para la colegiatura, y dijo que ella misma me la pagaba. Sonaba tan fucking psyco que menos ganas de recuperar la amistad.
    Cada quién fue a su escuela, y todo murió.
    La volví a ver un día, y hablamos. No vi rastros de la Yoina que conocí. Parecía que hubieran logrado su cometido de volverla la barbie de fábrica. Me hablaba de novios, y de participar en el concurso de Reina de la escuela. Cuando le pregunté acerca de sus dudas sobre su sexualidad, como si no fuera nada me dijo que tan sólo había sido una confusión y que era 100% heterosexual. Era simplemente increíble que ya no podíamos conectar en absolutamente nada.
    Y un día, mi madre en la cena me comenta, que Yoina no quiso fiestade XV años, y que eso era tan grave para su familia, que la llevaron con un psiquiatra.
    UN PSIQUIATRA.
    UN PSIQUIATRA.
    NO UN PSICÓLOGO.
    IBAN A MEDICARLA,
    IBAN A CONVENCERLA DE QUE ESTABA TAN MAL DE LA CABEZA QUE NECESITABA MEDICAMENTOS.

    No pude evitar sentirme culpable. Me necesitaba. Siempre me necesitó, yo era la que le decía que no dejara que su madre hiciera esas cosas, yo era la que le decía que no había nada mal con ella. Y simplemente la abandoné... ¿de no haberla dejado nunca, ahora seguiríamos siendo amigas, y a pesar de sufrirlo mucho, lucharía por evitar que cometieran tantas injusticias? me daba rabia y coraje enterarme de cómo le jodían la vida de forma tan indiscriminada a alguien que alguna vez me había importado tanto...
    Lo más seguro es que ella ni siquiera piensa en mí ya.
    Pero a mí las cosas me importan. Nunca dejan de importarme. A muchas personas les vale mierda, no les interesa hacer nada al respecto, sin embargo, para mí, no hacer nada al respecto, no poder hacer nada, me hace sentir fatal.
    No puedo simplemente quedarme cruzada de brazos viendo como alguien que me importa, o me importó y ya no siento nada por esa persona, se destruye la vida.

    Pero, ¿qué puedo hacer?

    O tal vez yo estoy más psyco que ella y esto no es tan grave... who knows...
  4. Ugh

    Después de darle un par de vueltas al asunto, sin resultados, habiendo ya descartado la opción de volver esto un diario, porque mi vida es de lo más aburrida, decidí, finalmente, escribir aquí lo que es mi especialidad suprema: quejarme.

    ¿De qué me voy a quejar? de nada más y nada menos que de mí misma. ¿Qué carajos sucede conmigo? ¿En serio mi capacidad de socialización es tan nula que siempre, irremediablemente, quedo pareciendo una boba y tonta de primera?

    No es que sea estúpida, ni mucho menos. Simplemente soy increíblemente TORPE. ¡Por Dios! ¿Pueden creer que una vez, cuando salí con una amiga y sus amigos, en una tienda, pregunté: "¿Por qué la gente quisiera comprar una fotografía de alguien que no conocen?", cuando lo que se vendía era el marco... EL MARCO.
    Y lenta... mi madre me dice que vamos a la dirección contraria y tardo muchos segundos en reaccionar antes de dar la vuelta... ajajaja... ja... ja.. no, en serio. Es triste.

    Oh sí, soy un desastre y doy pena ajena. Ni siquiera puedo mantener una conversación casual sobre cualquier cosa. Tiendo a dar monólogos eternos, decir demasiadas cosas que ni siquiera son necesarias, o a los demás no les importan. Es como si mis opciones de conversación se dividieran en dos únicas ramas: cosas frikis, o cosas serias.

    Cuando se trata de filosofarla sobre la vida y la muerte, sobre la sociedad misma y la naturaleza, puedo jactarme de ser un poco más brillante que el promedio —sí, estoy perfectamente consciente de que eso ha sido terriblemente arrogante y que tengo un ego enorme, pero seguro ya me quejaré de ello en otra ocasión —; pero cuando se trata de hablar como cualquier persona normal lo único que profiere mi boca o teclean mis dedos son un montón de cosas lelas que me hacen quedar como una niñata tonta.

    Y es que, en cierta parte, lo soy. I mean, tengo 15 años. No importa nada, no puedo cambiar el hecho de que sigo siendo una mocosa, y ser una adolescente hormonal apenas salida de la infancia, provoca que muchas veces mi juicio se vea nublado por las emociones absurdas de la juventud.

    Ni siquiera es que sea tímida, ni que tenga problemas para hablar en público. Lo contrario. Siempre desde que tengo memoria he participado en los eventos escolares. Sin embargo, ser capaz de escribir, dirigir y actuar la obra para el evento de fin de ciclo no tiene nada que ver con las capacidades sociales, porque con esas, apesto que da horrores. Siempre termino en vergüenza.

    No es como si me importara mucho lo que la gente piensa de mí, en realidad, me importa una mierda —por algo ahora toda la puta escuela me conoce como "la loca" =DD —; no obstante, eso sólo aplica a la gente en general, gente que no me interesa conocer, ni considero que valgan la pena. Es una cosa totalmente distinta cuando se trata de personas que puedo admirar. De personas que me gustaría pudieran convertirse en amistades. Ahí si me jode que terminen pensando soy una babosa que parece retrasada.

    Y no son paranoias mías. Un tipo que conocí en un evento de anime ni me dirigió la palabra cuando estábamos varios en una bolita conversando, luego hablamos por Facebook y oh, se enamoró de mí.

    ¡Nooooo meeee joooooodas! ¿Por qué la primera impresión de mi persona siempre tiene que ser algo como eso? ¿POR QUÉ? voy a shorar... ja, no. No lo haré...

    Sólo...

    Ugh.