Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. Screenshot_2019-10-26-15-30-56.jpg
    a Yáahl, Kurone, Amane y 1 persona más le gusta esto.
  2. ¡Hola a todos los que se toman la molestia de leerme! Ayer, viernes once de mayo, terminé oficialmente las clases de mi último año en el instituto así que voy a hacer otra entrada de blog como la que hice unos años, cuando terminó la ESO.

    En esta ocasión lo enfocaré en dos aspectos distintos, por una parte el social y por otra el personal.

    Bueno, entrando en materia... Hace año y medio comencé el bachillerato, que son dos cursos en los que te preparan para entrar a la universidad y te dan una formación más especializada de cara a lo que quieras hacer en el futuro. El comienzo que tuve fue mucho mejor de lo que yo mismo esperaba, pero al final... pues bueno, no acabó tan bien.

    El año anterior había decidido que estudiaría fuera de mi ciudad. ¿Por qué? Simplemente no me encontraba a gusto en absoluto. Sentía que no acababa de encajar, incluso entre mis propios amigos. De hecho, el verano antes de entrar tuve una discusión bastante fuerte con ellos. Por otro lado, el curso, según me habían avisado, era muy duro y muy exigente, los profesores muy estrictos y la materia, difícil en algunos casos. Como la carrera que yo quiero hacer tiene una nota de corte de un 13'4/14 (aproximadamente, un 9'6), necesitaba, por supuesto, una media alta, lo más alta posible. Así que desde ahí ya partía con una gran presión.

    Asimismo, al elegir la rama a la que queríamos enfocar nuestras vidas, mi clase cambió completamente: los dos últimos años había estado siempre al lado de Andrea, y en clase, y por las tardes, también compartía ratos con algunos compañeros. Pero eso se acabó. El primer día me vi metido en un aula con otros diez muchachos que se conocían todos entre sí y con los que, a priori, no parecía tener absolutamente nada en común. Los primeros meses fueron malos para mí, pero me encontraba ilusionado a pesar de todo. Especialmente difícil fue para mí tratar con una chica que se acercó demasiado a mí, no muy buena en los estudios, que pasaba de un bachillerato de artes a uno de ciencias. ¿Qué significaba eso? Quería agenciarse un profesor particular por las tardes. Por suerte, pronto se cambió al turno nocturno.

    En fin, entre unas cosas y otras, comencé a sentirme solo, pues ya no coincidía con ningún amigo. A esto se le suma que estaba deseoso de acabar cuanto antes el instituto, pero aún me quedaban dos laaargos años por delante. En los recreos veía a mis "amigos" y algunos viernes también. Admito que al final acabé encajando mejor de lo que yo esperaba, pero no por ser afín a los demás, sino porque por mis capacidades todos venían a preguntarme dudas, y como se suele decir, el roce hace el cariño. Recuerdo los primeros meses pasármelos en la biblioteca con unas compañeras, esneñándoles formulación y matemáticas.

    En cualquier caso, el tiempo pasó. Malamente, sí, pero pasó. Y se hizo un curso eterno en el que además, comencé a sentirme olvidado por todo el mundo, y no paraba de ver como gente recién llegada tenía ya más confianza con mis "amigos" que yo mismo. Y no solo eso, también tenía que soportar la dura situación que pasaba Andrea debido a sus horribles profesores, su horrible calendario de exámenes y que pasara prácticamente desapercibida por muchos intentos que hiciera de integrarse. Más de un día me fui a la cama con ganas de llorar, sin ilusión ninguna por la vida. ¿Se puede ser feliz viviendo sin objetivos, solo esperando hasta que pase el tiempo? De ese año puedo afirmar que no; yo sé que no fui feliz, y aprendí mucho que posteriormente puse en práctica, sobre todo aconsejando a un compañero que está muy preocupado por su nota.

    El curso se me planteó más fácil de lo que esperaba (entré con mucho miedo), y los ratos de estudio exahustivo los llegué a agradecer, por mantenerme la cabeza distraída, en un momento en el que mi estado de ánimo era, por lo general, subterráneo.

    Pero al fin todo acabó. Llegó el verano y acabé muy bien el curso, igual le ocurrió a Andrea. Parecía que ahora tocaba un poco de paz, poder respirar a gusto, tranquilidad. Eso sería lo suyo, ¿verdad? Pero ja, eso no ocurrió así.

    Como ya he dicho antes, llegué a agradecer tener cosas que estudiar para distraerme. Eso en verano no me pasó. Cuando quise darme cuenta, estaba metido en mi casa sin mayor ilusión que esperar a que cayera la noche para irme a dormir. Los días se hacían una constante espera, 24 horas aburrido, solo deseando que pasaran esos tres meses para que empezara el último año. Deseando que pasara ya año y medio para marcharme de una dichosa vez de mi ciudad. Os preguntaréis, seguro, ¿por qué no quedabas con tus amigos, o hacíais planes? El problema no era que mis amigos no quisieran salir, el problema fue que, llegados a un punto, ellos no quisieron salir conmigo. Andrea y yo fuimos en ese mismo verano intermedio abandonados por gente a la que queríamos, hasta el punto de que ahora yo solo mantengo contacto con uno, y ella con ninguno. Era cuestión de tiempo que ocurriera, sí, porque éramos totalmente distintos, pero esperaba poder mantener un poco una mentira en la que todos nos autoconsolábamos.

    De tal modo, el verano fue el peor de mi vida. Constantes bajones y depresiones, aburrimiento y tedio, calor. La única salvedad fue un viajecillo que hice a Sevilla y una visita que tuve en agosto de David. Llegados a un punto, mi única ilusión era, de nuevo, que pasara el tiemo. Y como sé que ponerme metas de espera tan largas como un año y medio no me iba a ayudar, deseé con toda mi fuerza que empezara ya el curso para al menos estar más distraído. Pese a que el año anterior fui olvidado y me sentí muy solo, al menos en clase hablabla con la gente. Al menos era algo.

    Y qué bien, que al fin el momento llegó. O qué mal, porque no fue para nada como yo esperaba. Conforme más se acercaba, menos lo quería. Psicológicamente, no estaba bien. Venía de un año horrible, el peor de mi vida probablemente, y no quería otro igual. No, miento. No podía aguantar otro igual.

    Además, el nuevo año, segundo de bachillerato, es con diferencia el más agobiante. Y ahora que he terminado puedo afirmarlo. ¿Cómo iba a aguantar yo la presión tan grande si no podía aguantar ni cinco minutos de mi vida? Llegué a un punto que, en mi opinión, no era sano. Estaba demasiado obsesionado con el tiempo, y debía aceptar qué tenía, qué me quedaba, y disfrutarlo. Para mi sorpresa, mi clase no fue mala. Coincidí con los mismos del año pasado, pero además se juntaron los de humanidades, que eran pocos. ¿Qué significaba eso? ¡Correcto! Andrea y yo, sorprendentemente, volvíamos a estar juntos en clase. Podíamos volver a compartir risas, profesores, etc. Y, como no, podíamos volver a compartir el sentimiento de soledad que ambos experimentamos los próximos meses.

    Recuerdo días de estar en el recreo sentado en las pistas, rodeado de más de la mitad de los alumnos de nuestro año, pero no hablar con ninguno. Ser prácticamente invisibles. De nuevo volvieron mis pensamientos pesimistas, acrecentados por la carga de estudios. Como siempre suelo decir, comencé el año "arrastrándome". Y, no obstante, sobreviví, pese a la soledad en la que me encontraba. Ya no me quedaba ni el consuelo de mis antiguos amigos, ni el consuelo de salir un rato por las tardes a despejarme.

    Pero el curso pasó. Mis relaciones con los compañeros cambiaron, algunas mejor y otras a peor, pero fueron suficientes para ayudarme a terminar todo de la mejor manera posible. De hecho, he acabado sorprendentemente bien para lo que yo esperaba; ahora mismo estoy algo más feliz, si bien preocupado por cómo vaya a presentarse este verano (pls, no quiero otro igual que el pasado... No lo soportaría). También es, en parte, porque conforme más se acerca la fecha, mis ansias se van sustituyendo por nerviosismo.

    Lo único que puedo resaltar de este periodo es que en los últimos meses la convivencia en mi casa se ha hecho HORRIBLE, de verdad. Hasta puntos en los que yo ya no puedo hablar con mi madre si no es para darle la razón, porque si no se generan broncas con las que no puedo convivir. Hace poco tuve una con mi madre en la que consiguió que, por primera vez en más de ocho años, acabase llorando y con problemas para respirar. Ese día tuve que dejar los apuntes de filosofía y parar de estudiar, porque no podía aguantar la situación.

    Así, a día de hoy... Pues bueno, el balance es más positivo de lo que podría ser, supongo. He perdido todos mis amigos en este año y las pocas capacidades sociales que aún me quedaban. Me he sentido despreciado por la mayoría de la gente; he mantenido mejores relaciones con gente que ni conocía que con los que conocía desde hace años. Me sentía en muchas ocasiones segundo plato, olvidado, pero cuando podía mantener algún tipo de conexión, lo hacía. Cuando podía salir, por ejemplo, a la jornada de puertas abiertas de la universidad con algunos compañeros, lo hacía. El resto del tiempo, solo. Me resulta gracioso ver cómo a algunas chicas con las que solía llevarme bien y a veces pasar los recreos dejamos de importarles Andrea y yo, y dejaron de arrimarse a nosotros. Nunca llegaron a confiar en nosotros, me sentía siempre un estorbo. Si estaba yo, no podían hablar de sus historias, no podían hablar del novio de una de ellas (al que, por cierto, puso de foto de perfil, así que no veo donde está el secreto), y demás. Curiosamente, sí que me hablaban cuando necesitaban ayuda con filosofía o matemáticas o historia (como todo el mundo, vaya); hoy por la mañana he estado en casa de esta chica para ayudarle con la sintaxtis, porque no la entiende. Vaya, qué conveniencia. Soy un amigo según qué contextos.

    Imagino que la relación que tengo con mucha gente no será vista del mismo modo por la otra parte, pero así lo he sentido yo. Así es como me he sentido casi todo el año, y así es como me sentiré hasta que, por fin, en septiembre de este año empiece la universidad.

    Terminado el aspecto social, toca el personal. De verdad aseguro que no puedo agradecer más el enorme apoyo que he tenido todo este tiempo.

    Andrea, mi mejor amiga, siempre ha estado a mi lado y me ha acompañado en todo. Me alegro muchísimo de que hayamos coincidido en clase juntos. He podido compartir todos mis problemas con ella y siempre me ha escuchado. Siempre me ha aconsejado. Siempre me ha entendido. De todas las amistades falsas que he podido tener, de toda la gente a la que he acabado odiando, de todas las relaciones de hipocresía que he visto, de gente que cuando está junta son súper buenos amigos, pero luego por separado o fuera del instituto "bah, si no hablamos tanto", Andrea es la única con la que me quedo. En meses nos iremos juntos a un piso a estudiar la universidad, y me alegro mucho de poder seguir contando con ella a día de hoy.

    No obstante, no es el único apoyo que he tenido. Primero dejaré unas fotos y luego ya lo comento.

    [​IMG]

    [​IMG]

    Pues, yep (?) Ya es hora de hacerlo oficial, aunque en mi opinión, llegados a un punto, pasó a ser algo bastante evidente.

    Por primera vez en mi vida, me he enamorado, como podéis comprobar. Bueno, la mayoría de los que lean esto ya lo habrán podido comprobar en más ocasiones, porque somos bastante empalagosos (como ya digo, resulta un poco obvio), pero me encanta que así sea. Y aviso de que a partir de aquí me pondré algo cursi, así que quien no quiera, que no siga leyendo (?)

    Oficialmente, David y yo llevamos algo más de tres meses juntos. Y han sido los tres meses más bonitos de mi vida. Resulta muy reconfortante saber que hay una persona que te entiende en todo momento, con la que no necesitas ni decirle lo que piensas para que ya lo sepa. David siempre ha estado a mi lado y siempre me ha apoyado, se ha preocupado por mí como el que más. Puedo asegurar que en mi vida he querido tanto a una persona, ni pensaba que se pudiera llegar a querer tanto a nadie.

    Él ha estado conmigo cuando he estado triste y cuando no sabía qué hacer. Se ha tragado todas mis broncas con mi madre, tras las que iba a desahogarse con él. Desde hace tres meses, todas las noches hacemos Skype, y siempre está ahí, con una sonrisa, para recordarme que me quiere, y viceversa. Todas las noches me despide, y todas las mañanas, al despertarme, le saludo. Cuando vuelvo del instituto, siempre tengo algún mensaje suyo, deseándome buenos días, suerte con el examen que tenga, o apoyo moral para lo que sea. Y después de comer, le cuento cómo me ha ido, y él me cuenta qué ha hecho en su día. Soy la primera persona a la que avisa si va de Sevilla a su pueblo, o de su pueblo a Sevilla, y es la primera persona a la que aviso cuando voy a algún lado y por el motivo que sea no puedo responder.

    Quizás, este es el motivo por el que el último trecho de mi paso por el instituto se me ha hecho más pasable. Me siento feliz, me siento vivo por primera vez. En estos meses he estado más en las calles de Sevilla que en las de Badajoz (y esto creo que no es exageración, porque no salgo para nada). Ya me sé de memoria los horarios de los buses.

    Es que me resulta imposible no quererlo. ¿Cómo no me voy a emocionar, si llego a casa del instituto un viernes y me encuentro esto?

    [​IMG]

    El domingo era mi cumpleaños (y el de su padre, por cierto), así que decidió cargarse con más trabajo los días antes para venir el viernes y pasar el fin de semana conmigo, para darme un sorpresa.

    No me cabe duda, estoy enamorado. Actualmente, esto es algo que solo le he contado a Andrea (y ahora, por consiguiente, a vosotros). También lo saben en el entorno de David, pero en el mío no. Como ya he dicho antes, mi relación con mis padres está muy tensa, y no confío ahora mismo en ellos lo suficiente. No me transmiten la seguridad de decirles nada; simplemente no me sale, no quiero. Obviamente, algún día se lo confirmaré, pero para eso primero tendrá que mejorar un poco la situación. Es gracioso, además, porque mi madre ya ha conseguido el número de teléfono de David y el otro día le mandó una petición de amistad en Facebook, por razones desconocidas (?)

    En cualquier caso, junto con Andrea, David ha sido uno de mis apoyos principales estos años. Sinceramente, no sé qué hubiera sido de mí si nunca lo hubiera conocido. Gracias por animarme cuando más lo he necesitado.

    Te quiero, cariño <3

    Y con esto, finalmente termino la entrada de blog. Uf, llevo hora y media escribiendo, pero me he quedado a gusto. Ya iba siendo hora de poder soltar todo el odio y todos los sentimientos feos que he ido acumulando estos dos años. De algún modo, siento que echaré de menos el instituto, pero al fin todo se terminó. Ya solo me queda prepararme para mis exámenes finales de selectividad, y en unos meses, empezaré la universidad, y con ello una vida nueva.

    Muchas gracias a todo el que haya llegado hasta aquí y haya leído mis reflexiones. Adoro FFL y adoro haber entrado aquí. Probablemente, en la universidad siga compartiendo mis experiencias y mis sentimientos, pero espero que esta vez puedan ser positivas.

    ¡Hasta la próxima!
    A ti, Poemy, Steve Yops y 11 personas más les gusta esto.
  3. [​IMG]

    Nos encontramos ante un meme de la segunda generación, comprendida entre 2010-2020. Se trata de un meme de un fandom, no original, concretamente el de Pokémon, pues hace referencia a elementos y personajes de dicho fandom (Deoxys, Rayquaza...).

    Adscribimos la imagen a "Metapod para presidente", página encargada de la divulgación de memes de carácter jocoso y desligados de la realidad. Su único propósito es el humor y no el pragmatismo, la utilización del meme en situaciones cotidianas. Por otro lado, es un meme público, colgado en una red social, facebook.

    El mensaje es la confusión de Deoxys con un dorito.

    En cuanto a su estructura nos encontramos con dos subimágenes. En la primera encontramos la presentación del meme, en la que aparecen Rayquaza y un dorito. En la segunda se da el desenlace, en la que el dorito resulta ser otro Pokémon. Está compuesto por dos colores, el negro y el blanco, aumentando así la sensación de simpleza intelectual y su patetismo, lo cual fomenta la risa.

    Con respecto a las características, podemos apreciar toques propios de la red social, como es el comentario que precede a la imagen, hecho por el divulgador. A su vez, encontramos un texto con claras influencias latinoamericanas, lugar originario de los memes, como es la expresión "awevo", que denota simpleza (puesto que su intención es el humor, debe ser comprensible para todos los integrantes del fandom sin cultura memistica). Por último cabe resaltar la labor de documentación del autor, que sitúa a los Pokemon (dibujados con un trazo ligero y poco preciso) en el espacio, puesto que son dos Pokemon de origen extraterrestre.

    Como conclusión, este meme es un claro ejemplo del tipo de imágenes utilizadas por Metapod para presidente, en la línea de la diversión y la simplicidad
    a Steve Yops, GalladeLucario, Kurone y 3 más les gusta esto.
  4. Quiero contar algo que me ha pasado y en cierto modo reflexionar. Estoy un poco hasta los huevos de la vida ahora y parte surge de esto y otra parte no sé, simplemente estoy irritable. O bueno, sí que lo sé, pero eso es otra historia. En cualquier caso, hoy ha sido un día MUY largo. Es complicado de explicar, digamos que toda la mañana anunciaba lo que sería el resto de la tarde, y a cada rato iba a peor. Mi mente se distraía con mucha facilidad y derivaba siempre en el mismo pensamiento: frustración. Sí, creo que es la palabra que mejor me define desde hace mucho tiempo, más del que podáis imaginar.

    En fin, podría explicar aaaampliamente todo el contexto de lo que me sucedió hoy, pero ni me apetece escribir tanto, ni aunque me apeteciese lo haría.

    Dentro de todo lo que me ha pasado, voy a centrarme concretamente en lo que me ha rematado. Soy una persona pesimista y triste, desde hace unos años atravieso una situación triste, y hoy estaba triste de por sí. ¿Resultado? No muy bueno.

    En el recreo, como acostumbro, me reuní con Andrea antes de bajar al patio y fuimos a comprar al quiosco para que desayunase algo, y luego nos dirigimos a las pistas como siempre. Para "estar con nuestros amigos", ¿verdad? Claro que sí. Porque es así, estamos con ellos. Físicamente, estamos allí. Físicamente, estaba con Isabela, Natalia, Anabel, Elvira, Alejandro, Fran, Carmen, Miguel, Alba, María... Pero no. Lo único que había allí eran cuerpos. Yo estaba solo. Absolutamente solo. Aviso de que de todo lo que diga en esta entrada excluyo a Andrea, véase en este ejemplo: no estaba solo, estaba con ella y me sentía acompañado, pero quiero hablar de mi relación con respecto al resto de personas.

    Hoy me di cuenta de que estar rodeado de gente no es estar acompañado, ni mucho menos. Hace año y medio me di cuenta de que me siento desencajado en mi instituto. De que no tengo amigos allí, no hay persona alguna en la que confíe y no hay persona con la que me sienta plenamente a gusto. No hay persona con la que deje de sentirme solo. Y es gracioso hasta cierto punto, ¿no creéis? Probablemente, llamadme vanidoso si queréis, pero todos los estudiantes de mi promoción me conozcan; probablemente (y además lo sé de primera mano), todos me quieren y me aprecian; probablemente ellos se sienten cómodos conmigo. Pero por desgracia no es recíproco.

    Me he sentido despreciado.

    Durante mucho tiempo, sí, pero hoy concretamente. Me he sentido totalmente despreciado, totalmente marginado. Al llegar a las pistas en el recreo me senté y me puse a ver a mi alrededor. Isabela estaba sentada con Miguel algo alejada, y no hizo ningún ademán de acercarse. Natalia, Anabel y Elvira estaban detrás de mí, hablando a lo suyo; tres chicas a las que aprecio mucho y sé que me aprecian, pero no por desgracia amistades verdaderas (no necesito más que ver cómo se reúnen en grupo las tres para contarse cualquier cosa, ¿acaso les importa que yo lo oiga? ¿No soy lo suficientemente buen amigo como para querer contarme algo que te ha pasado, si te has hechado novio o qué onda?). Y luego, el resto de muchachos jugando a voley en la pista.

    Y yo ahí, sentado contra una reja. Viendo el tiempo pasar, odiando cada puto segundo de ese recreo.

    Aún sigo sin entenderlo. De verdad que no puedo comprenderlo, no sé qué les pasa por la cabeza. El año pasado cuando fue mi cumpleaños invité a cenar a una par de personas con las que no suelo salir (por circunstancias de la vida), pero lo hice de mil amores. Lo hice porque quería, porque me apetecía que estuvieran conmigo y que pasáramos el día juntos. ¡Coño, los quiero! Y este año me encuentro con que ninguna me hace caso. ¡Pero hey, no me ignoran! Me saludan y mantienen cualquier conversación trivial conmigo, pero no es eso lo que busco, por desgracia.

    Ugh, tengo la terrible sensación de que no me estoy explicando nada bien; estoy mezclando ideas y sentimientos y al final está quedando un batiburrillo caótico e inconexo, inentendible. No sabéis de verdad la rabia que me da no poder expresarme en estos momentos.

    Pondré un ejemplo, para el cual diferenciaré dos grupos. El primero es mis grupo de amigos, "la panda", si lo queréis llamar así. Esa panda de gente a la que se supone que quiero, con la que se supone que salgo, que se supone que son mis amigos y en la que se supone que debo confiar. Dentro de la cual está una homófoba racista, un inculto postureta homófobo y racista, una chica que ama intensamente a cuatro pelagatos que conoció el año pasado pero a mí me cambiaría por dos euros y a la que parece que le molesta mi presencia cuando salgo, y un tipo al que... bueno, este último es difícil de explicar. Un tipo complicado, aka Fran.

    El segundo, es un grupo de gente coherente, no como en el que estoy metido. Estudiantes de mi promoción como los que he nombrado antes, agradables, amigos de sus amigos (aunque por desgracia se ve que yo no estoy en ese grupo).

    Bien, expongo el caso. La semana pasada (o la anterior, no recuerdo), fue la noche de puertas abiertas de la universidad, la noche de los investigadores. Llevo AÑOS queriendo ir con mis amigos, me da igual con quien. Yo quería ir con la panda, con los que llevo AÑOS precisamente saliendo, y nunca fuimos (oh, salvo un año en el que VAYA, no pude yo porque tenía un examen de Cambridge :3). Este año ya han pasado de mi culo de forma descaradísima, y ya ni nos vemos ni salimos juntos. ¡Y vaya casualidad, este año han ido! Sí, han ido ellos. El que ni siquiera tenía intenciones de ir a la universidad, la que hace chuletas en todos los exámenes y la que aún está aprendiendo a sumar, restar, multiplicar y dividir. Otra cosa no, pero fotos se hicieron a mansalvas.

    Por otro lado, el segundo grupo también quedó para ir. Anabel, Natalia e Isabela hablaban de ello todos los días a la salida, pero ni por asomo nos dijeron nada para ir con ellas (las amistades bonitas donde las haya).

    Ese mismo día salí a otra cosa con Andrea y a la vuelta a casa nos encontramos a Anabel y Natalia, quienes se habían rajado, y a Alejandro y Miguel, quienes nos dijeron que los acompañáramos. Así lo hicimos y pasamos un día estupendo; aun siendo segundo plato dicho mal y pronto me reí y me divertí. ¡Y ellos también, yo lo sé! Entonces, ¿cuál es el problema? ¿Por qué no podemos repetir y salir algún otro día todos? ¿Por qué en el recreo nadie se acerca y se sienta a mi lado, por qué parece que no existo?

    Es muy triste, y como ya he dicho antes y creo que define muy bien mi situación, me siento despreciado.

    En otra ocasión, Alejandro le dijo a Fran, uno de los más cercanos a mí, que me avisara para ir a jugar a voley con ellos. Ese día me sentí muy mal porque solo veía fotos subidas de ellos jugando mientras yo estaba muerto del asco en casa; tiempo después me enteré de que Fran nunca me dijo nada.

    ¿Más cosas? Alejandro creó un grupo de voley y le dijo a Fran que metiera a Andrea, pero no dijo nada de mí. Me extrañó cuando me lo dijo Andrea, pensé que no querrían que estuviera o que simplemente se habían olvidado de mí, pero lo que más me molestó fue la respuesta de Fran. "Alejandro solo me ha dicho que te meta a ti". ¡Claro, hombre! A mí si me dices que meta solo a Andrea, como amigo suyo que soy, ni se me pasa por la cabeza preguntarte "oye, ¿y a Pablo no? ¿Se te ha olvidado decírmelo o es que no quieres o qué...?"

    Es de este modo como poco a poco, día a día, me voy sintiendo solo y mi último curso de bachillerato se me hace horrorsamente largo y tedioso. Y esto culmina con el día de hoy, en el que, pese a estar rodeado de todo el mundo, estaba solo en medio de la pista, al igual que llevo solo tanto tiempo. Por desgracia, no veo otra solución que esperar a terminar de una vez.

    Lo más gracioso es que soy una persona soñadora, bastante, ni yo mismo sabía cuánto. Y ahora a cada rato deseo como nunca lo he hecho una ciudad grande, deseo con toda mi vida la independencia y deseo un futuro distinto a lo que llevo.

    No debería estar escribiendo esto, supongo. Son reflexiones personales fruto de un momento de calentura, luego se me pasará y me arrepentiré de las cosas que he dicho y de pensar mal de tanta gente. Pero bueno, que me quiten lo bailao. Hay tantas cosas que me gustaría decir y no lo hago...

    Muchas gracias a quien lo haya leído y buenas noches.
    A ti, Poemy, Lariebel y 8 personas más les gusta esto.
  5. "¿Eres una dulce niña o una verdadera vaca?
    Mi corazón siempre me dijo que eras una verdadera vaca.
    Tu papá, que eras una dulce niña.
    Mi corazón, que eras una verdadera vaca.
    Una dulce niña.
    Una verdadera vaca.
    Una niña
    Una vaca.
    ¿Una niña o una vaca?
    O ¿una niña y una vaca?
    Yo nunca supe nada.
    Adios, Georgina.
    (¡Pum!)"


    Fragmento de Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos, Rafael Alberti.

    "¿Eres una dulce niña o una verdadera baka?
    Mi corazón siempre me dijo que eras una verdadera baka.
    Tu papá, que eras una dulce niña.
    Mi corazón, que eras una verdadera baka.
    Una dulce niña.
    Una verdadera baka.
    Una niña
    Una baka.
    ¿Una niña o una baka?
    O ¿una niña y una baka?
    Yo nunca supe nada.
    Adios, Effy.
    (¡Pum!)"

    Fragmento de Yo era una tsundere y lo que he visto me ha hecho dos tsunderes, Mimiko Honda Alberti.

    ***

    xDDD No me preguntéis por qué. El año pasado tuve que hacer una exposición sobre Alberti y leímos este poema en clase.

    Y hablando con Andrea se me ocurrió, ¿y qué mejor que un poema para que Mimi se inspire y le dedique unos versos a Effy?

    Venga, chaus
    a Noir, Amane, Hey Miguel y 6 más les gusta esto.
  6. Todo aquel que haya visto el blog de Gabi nadie tiene activadas esas alertas es un peligro(?? sabe de qué va esto, so (?? Son unas preguntas que respondes con títulos de canciones aleatorias.

    Quién dijo discreción.

    1. What Is Your Name?

    AUD-20170514-WA0009 [Oie k...]

    2. How Do You Feel Today?

    The nights [Ah ps, me siento fiestero sí, claramente]

    3. What do your friends think of you?

    Alvaro Soler - Sofía [Piensan que soy transgénero /u\]

    4. What Is Your Motto?

    Happy - Marina and the diamonds [... no sé qué decir al respecto]

    5. What do you think of very often?

    Tonight we are young [Es gracioso porque es verdad y es mentira a la vez]

    6. What do you think of when you see the person you like?

    Stronger than you -Chara [LOL :')]

    7. What will they play at your funeral?

    Riptide [Ño]

    8. What is your biggest fear?

    Spider Dance [Me dan miedo las arañas ¿puede valer?]

    9. What is your biggest secret?

    On top of the world [Obv que yo soy dios y lo manejo todo, ¿no queda claro? En verdad esta canción sí que guarda sus cosas (?]

    10. How does the world see you?

    El sol no regresa [¿os quiero, I guess? No sé qué pensar]

    11. How will you be remembered?

    Everglow [I will glow forever uwur]

    12. What is your current theme song?

    Me muero por besarte [OMG qué golfo estoy hecho ¿no?]

    13. What is/was high school like?

    Cheap thrills [Kind of, tbh]

    14. What do you like in a guy/girl?

    Secrets-One republic [Oh yeah :^)]

    15. What do you say when life gets hard?

    Firework [Todos los días lo digo, ¿a que sí?]

    16. What is your life's theme song?

    Oblivion [Oh dios so true... Esta canción me representa tanto xdd]

    17. What will your boyfriend/girlfriend dedicate to you?

    Candyman [Omg soy de caramelo... cómeme 7u7]

    18. What is your wedding song?

    Maps [Ps sí porque con mi hipotálamo yo me pierdo yendo al juzgado]

    19. What is your favourite song?

    Chained to the rythm [#No]

    20. How do you feel about school?

    Hopes and dreams [En cierto modo sí, no me queda otra (?]

    21. Does the person you like also like you back?

    Like a prayer [Me ama con devoción cristiana, como debe ser :^)]

    22. What will you sing for a kpop audition?

    Mr. Tambourine man [Es gracioso porque no me gusta y no está en chino]

    23. What describes your enemy?

    One last time [ps sí hijos míos, ojalá fuera la última vez (?]

    24. What describes your maths teacher?

    Grab the moment [Algo así, creo]

    25. What song do you fall asleep to?

    Part of me [Part of you... ahaaaaa there is nothing we caaaan't dooo... ah no, eso era knowing me]

    26. How do you feel right now?

    Drive by [Okay bai]

    27. How do you feel about kpop?

    I have nothing [No, desde luego no tengo nada]

    No ha salido tan chulis como el de Gabi pero weno :C
  7. Y bueno, mis vacaciones terminaron. Sip, así es, estoy de regreso en mi casa, muerto del asco, consumido por el tedio, de vuelta a la rutina.

    Pero ha merecido la pena. Han sido las mejores vacaciones en muuucho tiempo.



    Como ya la mayoría sabréis porque lo hemos estado retransmitiendo llevo desde el jueves en Minas de Riotinto, un pequeñito pueblo en las afueras de Huelva. Concretamente a las afueras del pueblo, a las afueras de las afueras.

    Sin embargo, los que no lo habéis sufrido(?), os preguntaréis: ¿y qué tiene de especial ese pueblo para que haya pasado cuatro días allí? Fácil, allí vive nuestro querido GalladeLucario, aka David.

    A decir verdad, al principio se me hizo algo incómodo. He estado en su casa hasta hoy, que he vuelto a Badajoz, y he conocido a sus padres y a Floki, un gato que me ha mordido mucho. Con cariño, eso sí. Y claro, presentarme allí delante de su familia me ha hecho pasar mucha vergüenza, aunque con el tiempo me acostumbré, sus padres son muy agradables.

    En fin, han sido unos días geniales. Es muy bonito poder ver a un amigo tan cercano, y poder pasar unos días juntos de vez en cuando, aunque nos separen algunos kilómetros. Además, he de decir que tanto David como sus padres se han portado muy bien conmigo: me han tratado genial y me he sentido muy cómodo allí. Desde luego han hecho todo lo que han podido por que me encontrara a gusto y lo han conseguido. Como siempre digo, David es el hermano mayor que siempre tuve pero nunca me hizo ni caso, y una vez más lo ha demostrado.

    Así que, ¿qué más decir? Son geniales; simplemente por esta amistad ya merece la pena haber entrado a este foro.


    Ahora os preguntaréis: "oh, ¿y qué habéis hecho durante tanto tiempo? 7u7". Pues muuuchas cosas. Llegué el jueves a Sevilla en autobús y pasé allí la mañana; visité la facultad de física, donde con suerte estaré estudiando dentro de un año y unos meses. También hice un pequeño tour por el pueblo y sus alrededores, incluidas las minas, así como otros pueblos de la zona, y fui a la piscina. El sábado pasamos el día entero en Isla Mágica, un parque de atracciones y acuático estupendo, del cual no tenía un recuerdo excesivamente bueno hasta ayer. Por último, hoy por la mañana fuimos a Aracena y visitamos las Grutas de las Maravillas.

    Mis padres llegaron al pueblo por la tarde, para recogerme. Las dos familias tomamos algo por ahí, para que nuestros padres se conocieran, y finalmente puees... aquí estoy de nuevo. ¡Ha sido genial! Me llevo un precioso recuerdo y un precioso collar con una bonita historia detrás.


    Pues nada, a grandes rasgos ha sido eso todo. Mucho calor, mucha agua, mucho zumo de naranja... y mucho amor :( Así que para que veáis lo buena pareja que hacemos, ¡tadán! Una foto nuestra para aquellos que no la hayan visto. Yo soy el menor, el que lleva una camiseta de Pikachu, y el otro pues David

    [​IMG]

    Nada más que decir, salvo agradecer de nuevo todo.

    Te quiero, tate <3
    a Noir, Bruno EVF, Fushimi Natsu y 7 más les gusta esto.
  8. 'Amistad: Relación de afecto, simpatía y confianza que se establece entre personas que no son familia'

    ¿Qué nos hace ser amigos de alguien? Aquí hay respuestas muy variadas, supongo. Yo tengo mis propios criterios de selección y sé qué aspectos de una persona me atraen más que otros. Sin embargo... no siempre parece ser así.

    Definitivamente, yo creo en el amor a primera vista. Mejor, dicho, en la luz propia de cada persona, las distintas personalidades y formas de ser; en la amistad a primera vista.

    A raíz de una conversación en una clase de inglés, una amiga mía que se llama María dijo algo muy interesante, y hoy voy a tomarlo: hay personas a las que, sin saber por qué, quieres.

    Hace mucho tiempo que me ocurre esta sensación y realmente no me di cuenta de que era algo repetido hasta que no la oí hablar de ello. Eso fue hará como un año y hasta hoy no se me ocurrió escribir sobre ello.

    ¿En qué consiste? Determinadas personas son muy especiales para mí sin motivo aparente. Las quiero, confío en ellas y me agrada su presencia. Aunque ni siquiera crucemos una palabra, ¿qué importa? Están ahí después de todo, eso es lo importante. Digamos que "emiten" una sensación que te reconforta, en mayor o menor intensidad, tienen un aura especial, y desde el primer momento en que nos conocemos ya me producen esa sensación de confianza. Una "amistad a primera vista" muy intensa. Tanto, que la mayoría de las veces, hasta que cojo confianza, me pongo muy nervioso.

    Y repito, no sé por qué, pero esas personas tienen una parte de mi corazón sin siquiera quererlo.

    Cuando algo les pasa, soy el primero en preocuparse, aunque no lo muestre. Si se alegran por algo, soy el primero en alegrarse por ellos. Si tienen algún problema, soy el primero que se ofrece a ayudarles. Si alguien habla mal de ellos, soy el primero que sale a defenderles... ¿Por qué? Porque tuvieron la suerte de nacer así, supongo. No responde a ningún criterio de selección, solo son ellos porque les tocó, porque causaron esa primera impresión en mí. Porque son.

    ¿Nunca os ha pasado que alguien llama mucho vuestra atención? ¿Alguien a quien querríais conocer más, con quien tener una amistad? Pensadlo bien, seguro que hay alguien... Pues es eso a grandes rasgos. Resulta un poco frustrante cuando no se puede satisfacer este deseo de amistad, de recibir el cariño que se da, pero en términos generales compensa.

    Además es curioso, porque con estas personas, de un modo u otro, suelo acabar desarrollando una buena amistad, al menos dentro de las posibilidades y de cada contexto.

    Pensándolo detenidamente, me he dado cuenta de que, actualmente, hay seis personas con esa "luz" en mi vida. Seis personas a las que quiero. En tiempo hubo otra, pero dejó de ser importante para mí hace mucho, es el único caso en el que este sentimiento desapareció. Creo que nadie adivinaría quienes son, en primer lugar porque creo que nadie conoce a las seis a la vez, y en segundo lugar porque, como ya he dicho, son personas aleatorias. Esta sensación no es la consecuencia de su amistad; del revés, su amistad es la consecuencia de esta sensación.

    Estoy bastante contento por contar con esas personas, porque pueden alegrarme con facilidad, tanto de forma consciente como de forma inconsciente.

    Y ojalá que su luz brille por muchos años más.
    a Bruno EVF, Amane, Jaenie y 6 más les gusta esto.
  9. Buenas, amigos. Vengo a desempolvar esto con un tema zabrozo, para aquellos que se aburran y quieran leerlo y reírse de mí. Se trata de momentos vergonzosos en mi vida. Muchos (?

    1.- Profesores cotilla.

    Bien, aquí hay dos anécdotas a la vez.

    La primera se trata de una clase de lengua, en tercero de la eso. Andrea, mi compañera de mesa, y yo estábamos hablando y para que la profesora no nos riñese cogí la calculadora para enviarle un mensaje. La puse en la mesa, lo leyó, y luego la volví a coger. La profesora al verlo me dijo algo así: "Pablo, ¿qué estás, calculando las perífrasis verbales?" No sé qué le imortaba lo que estuviera haciendo, pero bueno, puedo entender su reacción (aunque hay formas y formas de decirlo). Sin embargo...

    Meses más tarde, en tercero también, en una clase de biología la profesora hizo su típico gesto para indicar una perversión sexual de las muchas que decía (?) Entonces yo, espontáneo y gracioso como soy en verdad no le hice otro chiste a mi amiga Valentina sobre el género de mi amigo Fran. Y la profesora, al verme hacer el gesto, me preguntó y me dijo que lo dijera en alto. Yo me negué, pero me dijo que con las tonterías que decía ella, no era plan ponerse ahora vergonzoso. Y claro, yo no lo pensaba decir en alto (?) Por suerte mi amiga Valentina me sacó del aprieto inventándose una tontería en verdad creo que la profesora supo que le habíamos mentido pero meh

    2.- Con hambre por la calle.

    Iba yo, con unos amigos hablando por la calle. Sí, tan normal. Y yo iba girado, hablando con ellos, y por tanto no miraba hacia delante. Lo gracioso llegó cuando la parada de autobús me tumbó del porrazo que me di. Hasta me hice un corte xD Fue tan absolutamente ridículo y vergonzoso que le tuve que pedir a Celia que no le contase nada a mi amiga Carmen, porque conociéndola se iba a estar descojonando de mí por los siglos. Hace un par de semanas, mientras recapitulaba cosas como estas con mis amigos, me enteré de que se lo contó. Yay.

    3.- Socializando.

    AVISO, ESTO OCURRIÓ DE CHICO. Como con diez años, yo no tenía vergüenza ni amigos. No me juzguéis, ahora no actuaría así (?

    Estaba jugando en el parque con mi amigo Daniel. En esto, nos encontramos a la hermana de una compañera de clase, ella se llamaba Paula. Yo le dije que andaba por ahí, que la saludase, pero él dijo que no, que le daba vergüenza. Así que yo le respondí algo así como "¿Que te da vergüenza? Vaya tontería, mira: PAULA HIJA DE PUTAAAAA", grité yo con mis santos cojones en mitad del parque. Claro, al señor mayor que iba con Paula no le hizo mucha gracia, me echó un selmón bueno, y luego no me dejó tranquilo, cada vez que pisaba la tierra me echaba porque "pisaba la hierba" (era un caminito de tierra que había entre la hierba que todo el mundo cogía menos yo, porque me estaban vigilando). Imaginad la vergüenza que pasé xD

    4.- Qué bonita es la amistad.

    Tercero de la eso de nuevo, jugando a tirar pelotitas de papel a otros que en verdad me caían mal. Carlos se acerca a tirarme una, está enfrente de mí, y como no tengo nada para protegerme miro rápido a mi alrededor, veo una liberta de Andrea, y la cojo para parar el bolazo. Entonces Andrea llega, se enfada porque he cogido su libreta, me la quita, me dan el bolazo, y luego Andrea me da un libretazo en toda la cara delante de la clase. Estuvimos casi una semana sin hablar, y una muchacha gritó en clase "HASHTAG: NO A LOS LIBRETAZOS INESPERADOS". Destacaré que Andrea NO quería darme, al menos no en la cara y como me dio(?, pero yo me giré de golpe también.

    5.- La casa del árbol.

    Tenía yo unos buenos catorce años cuando me puse a jugar con mis amigos al escondite en el parque de la urbanización de Carmen. Allí hay arbustos y árboles por todos lados, y un escondite muy recurrente era subirse a un árbol y quedarse allí. Pero claro, mientras quien fuera me buscaba, llegó un malhumorado vecino de los muchos que hay al que no le gustaba que se pisase la hierba porque nos cargábamos el parque. Sacó a todos los que estaban escondiéndose detrás de un arbusto con ira, y yo seguía oculto, cagado de miedo por si me descubría. Ese hombre era capaz de llamar a mis padres y reñirles por mí. Entonces, Trevor, desconfiado, se puso a buscar si había más gente por ahí escondida, acercándose en un momento a mi árbol. Yo seguía sin moverme, mis amigos se reían, y mi abrigo resplandecía. Yo pensaba que me había visto, ya hasta había organizado mentalmente mi testamente, pero por suerte se fue sin percatarse de que me encontraba allí.

    A día de hoy no sé cómo es posible que no me viera, pero no volví a esconderme ahí. Me cagué mucho, la verdad.

    PD: El hombre no se llama Trevor, pero a unas amigas les pareció que le pegaba el nombre, no se sabe por qué.

    6.- Mi hermano "despistado"

    No es que esta sea especialmente graciosa, pero yo lo pasé muy mal. Con unos diez años, mi hermano llegó un día y me dijo que las clases de inglés empezaban, y que yo iba lunes y miércoles de seis a siete. Eso me pilló por sorpresa, porque siempre había sido de cinco a seis, así que supuse que me habían cambiado a la clase que era un año mayor que la mía. Así pues, yo me presenté allí, más avergonzado que nunca, y me senté hasta que llegó el profesor. Sus palabras fueron "¿Qué haces tú aquí?". Efectivamente, mi hermano se había equivocado, y todos en mi clase se rieron, tipo "un niño tan pequeño en esta clase, jajaja, qué gracia". Un año después, el profesor me cambió a esa clase, y yo ya me morí de la vergüenza al presentarme allí.

    Ahora estoy en clase con la mayoría de ellos, aunque muchos se fueron quedando atrás. Y he de decir que aunque al principio lo pasé fatal porque me moría de la vergüenza (todos sabían muchísimo inglés y yo iba con mi "jelow mai neim is Pablo"), ahora ADORO mi clase, y me lo paso estupendo. Todos los días salgo llorando de la risa, los quiero muchoa todos (L)

    7.- Rata entallada.

    Esto ocurrió durante mi viaje a Londres el año pasado. Estábamos diez personas en una habitación de ocho, la más chica, de hecho, y como había muchas conversaciones a la vez, no sabía a quién le había preguntado una cosa mi amigo Fran. Bueno, pues a la quinta vez que le pregunté con quién hablaba, y él me respondía que conmigo, entendí que me lo había preguntado a mí. Imaginaos lo que me reí.

    Al parecer, una amiga estaba en ese mismo momento grabando un vídeo, y grabó mi risa. Desde entonces se ríen de mi risa, porque parecía una rata entallada. Dejo aquí el audio del vídeo, no sé si se oirá bien.

    http://vocaroo.com/i/s1U103lBIt0J

    8.- Sigo con hambre.

    Era Halloween, cuando yo iba tan felizmente con mis amigos de casa en casa pidiendo lo que fuera que nos dieran. Y como me entran estos ataques de hambre por las buenas, me apeteció una buena ración de suelo. Al salir corriendo de un edificio donde habíamos tocado mucho las narices me tropecé con un escalón que ni vi y me caí en la calle, delante de todos los espectadores.

    Me hice daño.

    A día de hoy, a Fran no se le ha olvidado, y me hace bullying. La amistad...

    9.- Lazos familiares.

    Seguíamos en Halloween. Mis amigos me habían dicho todos que se iban a disfrazar, pero como yo lo dejo todo para el último momento, me vi en apuros para encontrar qué ponerme. Como encontré una túnica negra, decidí pintarme la cara de blanco y arreglado, pensando que todos se iban a disfrazar, pero a la hora de la verdad luego solo llevaron un par de accesorios.

    Así pues, iba yo dando el cante de manera monumental con mi cara inusualmente blanca, cuando aparece mi tío. Me señala y empieza a reírse en mi cara. El amor de familia, ya sabéis.

    10.- Asimétrico

    Piensas que todo va bien hasta que en la fila para subir a clase una chica te pregunta que por qué llevas dos zapatillas de colores distintos. Lo peor llega cuando después tienes educación física con unos canis que aprovechan cualquier ocasión para reírse de ti y tú tienes la autoestima por los suelos.

    Sí, había cogido una de cada par.

    11.- Me acosan.

    Acababa de empezar el curso escolar y había conocido a una chica... peculiar. Me daba mal rollo, cogió confianzas rápido, era rara y me preguntó que si me había dado cuenta de que me estaba tirando los tejos. Pero me lo preguntó "de broma", claro... jaja...

    Y bendito el día en que mi amada profesora de eduación física le dijo que si se iba al nocturno todo sería más fácil. Ella decidió marcharse, y yo estaba muy feliz. El último día no vino y me pidió que la acompañase a ver a los demás para decirles que se iba. Yo no quería ser desagradable si ya no la iba a volver a ver, así que accedí. Bueno, pues me llevó por todo el patio cogido de la mano, buscando a la gente xD Así por las buenas me enhebró, wtf. Y al despedirse me dijo "bueno, ya hablaremos por WA, que ya tengo tu número. A ver si nos tomamos algo en la Almosassa"

    Claro que sí, guapi.

    12.- Prohíbemelo.

    Bieen, estando de vacaciones con mi familia, un día nos tocaba una visita a una cueva. Una guía nos llevaba y nos iba contando todo. La mujer tenía MUY mala leche e intimidaba mucho. No sé bien de qué estaba hablando en ese momento, pero dijo algo así como "y claro, a nosotros no nos gustan que nos prohíban cosas. ¿A ti te gusta que te prohíban cosas?" me preguntó. Me pilló de improvisto y me puse muy nervioso, así que respondí algo así:

    "¡E-eh...! ¡S-sí!"

    Y así fue como mis padres me prohibieron decir más gilipolleces (?) Imaginaos la cara de todos los presentes, la propia guía tuvo que decir que eso no era cierto, pero me había puesto nervioso. Lo cual, por otra parte, era la verdad.

    13.- Should've known better...

    Como ya sabéis, yo NUNCA canto delante de nadie (trauma que cogí con catorce años). Ni siquiera delante de mis padres, solo delante de mi hermano.

    Un día que me encontraba solo en casa con mi hermanos, pues, empecé a cantar "Should've known better", de Soluna Samay (o algo así, no recuerdo bien el nombre, la verdad xDD). Pero cuando digo a cantar me refiero a pleno pulmón, ¿eh?

    Al cabo de un rato, oí una puerta y mi madre me llamó y me dijo que saliese al pasillo. A mí me empiezó a entrar la vergüenza, porque supuse que me había escuchado, y como por aquel entonces hablaba muy bajo (más que ahora), pues iba a echarme la bronca, o qué sé yo, quizá solo a hacerme bullying. De hecho, en esa época hablaba tan bajo que mi profesora de inglés me hacía gritar, se salía al pasillo y me hacía leer en alto para que ella desde fuera de la clase me escuchase.

    Cuando salí al pasillo vi a mi profesora de inglés al final, con mi madre, riéndose, y mi madre soltó un "te ha escuchado cantar". Me morí de la vergüenza, en serio. Corrí de vuelta a la habitación de mi hermano, con una risilla nerviosa, y no volví a salir. Esa profesora es mi teacher este año, #dato. No la tenía desde que eso ocurrió.

    En fin, desventajas de que tu madre trabaje en tu instituto.




    Y con esto concluye la primera edición de Mis vergüenzas. No creo que haya otra, porque aunque me acuerde de otro momento, no serán los suficientes para rellenar otra entrada, y me dará pereza editar, so... buenas noches/tardes, lo que corresponda :3
    a Lariebel, SweetSorrow, Kurone y 5 más les gusta esto.
  10. ¿Para qué esta entrada? Bien, simplemente me di cuenta de que tengo muchas manías, y me copié la idea de GL de recopilarlas en mi blog. Estamos en paz (?

    ¿Empiezo ya y dejo las introducciones tontas?

    1.- Llevo un reloj desde hará como unos cuatro años (y son muy contadas las veces que me lo quito, cabe decir). Bien, pues como me queda algo suelto, se me mueve, y tengo la costumbre de agitar mi mano cada dos por tres para recolocarlo.

    2.- Me resulta muy incómodo dormir en cama ajena. Pero aún más, aún MUCHO MUCHO más ducharme en ducha ajena. De hecho, en mi propia casa hay dos duchas, pero yo solo utilizo una porque la otra no me gusta, y toda mi familia dejó de utilizarla cuando yo dije que no quería seguir duchándome ahí x'D Prepararon la otra y ahora es la única que se usa. Así que tengo que ducharme ahí, y punto, porque no me gustan otras, me gusta la mía.

    3.- Los puntos suspensivos son tres. TRES. Ni uno más, ni uno menos. No puedo con eso, me mata x'D

    4.- ¿Sabéis esa "L" y "R" que tiene los auriculares y que significan "left" (izquierda) y "right" (derecha)? Pues si están es para algo, yo lo respeto aunque no sirva para nada. Me duele verlo de otra forma (?

    5.- Cuando un tenedor está sobre un plato tiene que estar boca arriba, con las puntas hacia el cielo. ¿Por qué? Porque si están mirando hacia el plato hay peligro de que al girarlo o moverlo chirríe y me duele mucho. Me paso el día dándoles la vuelta a los tenedores de mi padre y de mi hermano. Weird, I know (?

    6.- Me crujo los dedos, mucho. Especialmente cuando estoy nervioso. También lo hago con el cuello, aunque esto no es por nervios (?

    7.- Acostumbro a hacer un ruido raro con la nariz (? Alguna gente ya me ha dicho que le pongo nervioso x'D

    8.- Tiendo a buscarle el patrón a todo. Ya le dije a mi madre hace tiempo que no quería usar camisetas con lunares, banrquitos, topos, etc; porque me estreso buscando patrones y semejanzas y simetrías y bobadas de esas. Creo que en parte de ahí nace mi tripofobia.

    9.- Cuando salgo de casa siempre tengo que llevar las llaves en el bolsillo izquierdo. Aunque vaya a lo más tonto del mundo, aunque mis padres lleven llaves, aunque la puerta se quede abierta. Siempre me llevo las llaves. Y el móvil en el bolsillo derecho y dinero en el izquierdo.

    10.-Odio que me toquen la espalda, especialmente si estoy sudado. Doy verdaderos saltos porque no lo aguanto, really. Me hace gracia cuando me dan en la espalda tipo "venga, anda". Sé andar, coño, si estoy quieto es por algo. NO ME TOQUES LA ESPALDA PARA ESO, QUE ME MOLESTA

    11.- Cuando compro alguna botella de algo y luego tengo que tirarla, primero siempre quito el tapón. La mayoría de las veces lo guardo y lo junto con otros, ya que esos tapones luego los utilizan para reciclarlos y tal, pero aunque no lo vaya a guardar (que normalmente lo hago, por cierto), lo quito y luego lo tiro junto con la botella

    12.- Cuando voy a dormir y hace mucho calor sigo unos "pasos" antes de quedarme dormido. Primero me acuesto boca arriba, intentando conciliar el sueño, pero al rato, como no funciona, giro mi cabeza hacia la derecha. Al cabo del tiempo empiezo a estar incómodo así que ahora giro la cabeza hacia la izquierda, seguido del cuerpo, acabando de lado, no boca arriba como empecé; y de nuevo a los pocos minutos giro por tercera vez y me pongo boca abajo mirando a la derecha. Siempre duermo con las manos bajo la almohada, así que en esa posición comienzo a sentir molestia en los brazos, ¿qué hago? Pues ahora el que rota no soy yo, sino la almohada, que pasa de estar perpendicular a mí, a estar paralela, junto a mi cuerpo. La "abrazo" e intento definitivamente dormir. Si ni por estas funciona, me coloco mirando a la izquierda, y a los pocos minutos de nuevo boca arriba, comenzando el ciclo. Y esto es por lo que me cuesta tanto dormir en verano (?

    13.- A no ser que sea estrictamente necesario, nunca cojo el ascensor. No sé, no me sale cogerlo. Ya puedo ir desde el garaje hasta el cuarto llevando una mochila, que no lo cojo. Sin embargo, si voy con gente que sí que lo usa, me dejo llevar; pero en caso contrario nada de nada. Friendzone para el ascensor (?

    No se me ocurre nada más de momento. Quizá edite, quizá no. Who knows?
    a SweetSorrow, Noir, Amane y 4 más les gusta esto.
  11. [​IMG]


    A Liza White porque vive a quince minutos de mi casa y me da pereza moverme (? No sé, la verdad, hay mucha gente a la que me gustaría visitar. Me encantaría poder ver a todos los abejonejos y demás, pero supongo que en esta entrada me piden algo más concreto, ¿no? Está bien, está bien...

    Hace casi cinco meses ya fui a Sevilla y pude conocer a GL. Me lo pasé muy bien (aunque me moría de vergüenza, no lo voy a negar) y no me importaría repetir la experiencia (aunque me seguiría muriendo de vergüenza, tampoco lo voy a negar). Él es como el hermano mayor que siempre tuve pero pasaba de mí, y eso, le quiero mucho <3

    Por otro lado, también me encantaría ir a Aragón (no sé exactamente adónde, ¿Zaragoza era?) y hacerle una visita a Rex. Desde hace ya un tiempo hablamos con más frecuencia debido a un percance con amigos míos y tal. Y pues eso, que es un gran amigo que siempre complace mis caprichos(? y también lo quiero mucho <3

    Espera, ¿había que elegir uno? Ups... (?

    ¿Qué clase de fetiche tengo yo con los David, ahora que lo pienso? (??)


    Y... Al fin, con esto acaba el desafío de julio. ¡Hasta el año que viene! Estoy orgulloso de haber hecho todos los retos por día (?
    a SweetSorrow, juanjomaster, DLupus y 3 más les gusta esto.
  12. [​IMG]


    Como ya he dicho alguna vez, por marzo o así me sentía algo mal, inconforme con mi vida. Ahí decidí que después de tantos años diciendo que no quería marcharme de donde vivo, debía hacerlo. Por mi bien, no iba a ser feliz aquí. También este año, de forma más reciente, he cambiado el rumbo de lo que pretendía estudiar, y me he dado cuenta de cosas que antes no quería darme cuenta, que pretendía ignorar. Ahora solo me queda tragar. En cualquier caso, solo son dos años~

    En fin, que casi que este año ha sido decisivo para mí. No sé bien cómo explicarlo, pero he cambiado mucho y en mi opinión para bien. Supongo que no hay nada especial para resaltar, porque los cambios han sido poco a poco y por tanto no hay una fecha concreta en la que diga "ahí pase de ser tal a ser cual".

    El resto de cosas que han cambiado en mi vida me las guardo, porque no quiero que sean compartidas (?
    a SweetSorrow y Amane les gusta esto.
  13. [​IMG]


    Yo no hago travesuras, please. Soy un chico bueno...

    En verdad no me acuerdo x'D Esperad que haga memoria, hum...

    Una vez en clase de música, un amigo mío me estuvo molestando mucho, pero mucho. Me enfadé y le quité unas monedas que tenía encima de la mesa. Cuando me pidió que se las devolviese, se las tiré de aquella manera, pero me quedé la de dos euros (PROMETO que se la iba a devolver, solo quería darle un susto por pesado). Él me la pidió de vuelta, y yo le dije que se la había dado, que se le habría caído. Al llegar la siguiente hora, en el cambio de clase, se puso a buscarla como loco y se lo dijo a toda la clase. Ahí, para empezar, ya me quedé sin saber qué hacer, porque ya todo el mundo estaba metido en medio. Pero por si fuera poco, al llegar la profesora (que encima era mi tutora), se lo contó. Y yo diciendo que no la tenía, que se le había caído, sin saber qué hacer, pues en verdad la tenía yo. Me dijeron que la buscáramos y si no la encontrábamos, nos quedábamos en el recreo a buscarla, puesto que el dinero es un tema importante. Aproveché que teníamos laboratorio, y cuando la profesora salió detrás del grupo que se iba a hacer las prácticas, salí yo también y le conté que yo tenía la moneda. Me dijo que hiciese un paripé buscando un poco, y que luego le dijese a mis amigos que lo dejásemos, que ya la buscaría yo solo en el recreo. Eso hice, y cuando ya se fueron todos, esperé unos minutos y dejé los dos euros en su mesa.

    Os aseguro que en mi vida me sentí tan mal como en ese momento porque:
    1.- No sabía qué hacer y me podía caer una gorda.
    2.- No quería que llegase a tanto, era una simple broma, pero el niño metió en medio a todo el mundo.

    En fin, aprendí la lección: yo no nací para ser malo.
    a juanjomaster, Amane, Noir y 1 persona más le gusta esto.
  14. [​IMG]


    Malditos, entre la entrada de ayer y esta me habéis acabado tocando la fibra sensible (?

    Cambiar una sola cosa es complicado, porque tengo la sensación de que no siempre he tomado buenas decisiones, pero la que más me gustaría sería mis amistades. Porque sí, me llevo bien con mis amigos, a veces salimos a dar una vuelta y tal, pero a la hora de la verdad no lo siento así. Si un día, por ejemplo, estoy de malas o me pasa lo que sea, en vez de preguntarme qué me pasa me saltan con un "si estás de mala hostia no lo pagues con nosotros, tss". Pequeños detalles que van marcando. Algunos de mis amigos me han creado muchas de mis inseguridades, mientras que otros, en cambio, me las quitan.

    Además, me di cuenta de que en mi clase del año pasado, todos somos amigos de todos, no hay malos rollos, pero a la hora de salir, de hablar, de contarle tus preocupaciones a alguien, había dos grupos: mis tres amigos y yo, y el resto de la clase. Me dio la sensación de que nos quedamos aislados, siempre me lo ha parecido. Pero luego, si alguien más tiene que "unirse al grupo", no va a ser cualquier amigo que conozcamos, sino el primer cani con quien se lleve bien Joselu. Me repatea mucho, lo siento.

    Y... quería decir algo más, pero no lo voy a hacer porque se me ha olvidado y porque no quiero hablar más ya, que al final me enfado yo solo con mis propios pensamientos (?
    a Lariebel, Amane, Kurone y 4 más les gusta esto.
  15. [​IMG]


    Casi se me olvida esta entrada, LOL. ¿Confiar de forma errónea? Sí. ¿Que me hayan advertido? Bueno, sí y no.

    Por norma general, soy una persona que confía bastante en las personas. Soy muy inocente, ya lo dije en otra ocasión. Y claro está, hay veces en que he confiado en quien no debía. Peeero... Mis amigos nunca me han dicho "eh, no te fíes de fulanito, que no es trigo limpio". Nunca, ¿por qué? Porque de hecho creo que entre las personas en las que haya decidido confiar erróneamente se encuentran algunos de ellos. Y con confiar no me refiero a contarle cualquier chismorreo o curiosidad sobre lo que fuera, sino el hecho de sentirme a gusto con ellos, pensar que teníamos una buena relación, que les importaba o les resultaba agradables, etc. Pero no, últimamente algunos me han decepcionado bastante.

    A su vez, hay un caso en el que pasó algo parecido a lo que me piden responder (? Una chica que se llama Celia. Me llevaba bien con ella, me parecía buena amiga, de fiar, etc., pero mis amigos no acababan de congeniar con ella, decían que gritaba mucho, que era borde, egoísta y algo aprovechada. Yo intenté hacerme algo más amigo suyo, hablando con ella, pero con el tiempo me di cuenta de que tenían razón, y aunque no es un ser detestable o alguien a quien odie, ni mucho menos, está lejos de ser considerada una buena amiga para mí.

    Aparte de ese caso, creo que no hay ningún otro resaltable.
    a Myriel, Alexer y Amane les gusta esto.
  16. [​IMG]


    No sé por qué la foto se ve así de mal, pero anyway, sería un virus, para joder y causar enfermedades.

    Bien, obviando la bobada que acabo de decir, puesto que el virus por no ser no es ni ser vivo (?, creo que sería... un perro. No sé por qué, pero me gustan mucho: son cariñosos como yo, viven en libertad como yo, y tienen un dueño que los cuida. Eso sí, sería un perro peligroso. Si me tratan mal, muerdo, al igual que hago ahora (?

    Y... pues irónicamente yo no cumpliría la leyenda de que los perros se llevan mal con los gatos, me gustan mucho y los querría mucho. Nada más que añadir, no hay mucho de qué hablar.
    a Amane y Jenivere les gusta esto.
  17. [​IMG]


    Todo depende de cuánto lo desee y qué sea. Si es algo que verdaderamente quiero... Puedo hacer lo que sea o casi lo que sea. Tanto por algo que quiero como por alguien a quien quiera. Sin embargo si se trata de un mero capricho... Meh, debería valorar la situación. Por ahora, lo que más quiero es encontrar algo que me guste para el futuro, y lo que es visto es muy difícil, así que si se puede considerar como "arriesgado", pienso estudiar todo lo que pueda y sacar la nota necesaria para acceder a esta. Que no sé qué tiene de arriesgado, pero oye, es complicado igual, así que supongo que valdrá.

    Nada más que decir, es una entrada complicada (?
    a Amane y SweetSorrow les gusta esto.
  18. [​IMG]


    Ugh... Pueees, yo diría que si no todo, casi todo, la verdad. Lo principal diría que el hecho de que la vida no es fácil. No, no lo es, y lo aprendí a las malas. ¿Cómo? Pues fácil, de palo en palo. Así que ahora aprovecho todos los momentos y trato de ser feliz mientras puedo.

    ¿Qué más? A tratar mejor a la gente, digamos. Hasta hace unos años era... distinto. No sé cómo explicarlo, la verdad. Me llevé de los palos más gordos hasta hora y eso me hizo cambiar mucho (sumado a que maduré un poco y tal). Curiosamente, algo que ya me había pasado antes, de forma algo distinta, pero parecida. Y claro, pues uno cae una vez, pero dos no, y como fui el tonto que cayó dos veces, remedié una tercera.

    Tampoco voy a entrar en detalles porque no me apetece mucho y no hay demasiado que contar... Así que nada más x'D Sinceramente, no me acuerdo de más cosas que pueda remarcar.
    a Amane y Jenivere les gusta esto.
  19. [​IMG]


    Pienso que es muy feo que no me salgan más Bulbasaur para que pueda evolucionarlo y que cuando esté pasando por una poképarada mi madre me llame por teléfono y me la pierda, sabiendo que no tengo pokéballs (?

    La verdad es que no tengo una opinión fija del todo, simplemente me parece bien que alguien la quiera tener, al igual que me parece bien que alguien no la quiera tener. Ahora es la "moda", y hay mucha gente que se lo descarga más por postureo que otra cosa, pero bueno x'D A mí personalmente me gusta, y juego cuando salgo a la calle por cualquier cosa o cuando doy una vuelta con mis amigos, pero no salgo específicamente a jugar como hacen muchos.

    Me parece además una buena forma de pasar el tiempo sin quedarse unos tumbadito en la cama (como yo hago todos los días (?)). Así que supongo que por mí es bienvenida.

    Como no sé qué más decir, añadiré que soy del equipo Instinto.
    a Amane y SweetSorrow les gusta esto.
  20. [​IMG]


    Fácil, solo querría pasar un día tranquilo, con amigos y con algo que hacer. Si puede ser, hacer fiesta de pijamas por la noche. Además de recibir el cariño de todas esas personas que me quieren y a las que quiero.

    Mi cumpleaños este abril ha sido algo parecido, era lo que siempre había querido, aunque aún hubo alguna que otra cosa que me hubiera gustado cambiar. Fuimos a comer al McDonald's, luego jugamos a juegos de mesa, vimos una película, y nos dormimos (algunos durante la película (?). Sin embargo, también tuvo cosas malas, como que por ejemplo nos llovió. No todo se puede tener, pero bueno~

    Confío en que el año que viene sea mejor, y al siguiente aún mejor, y así hasta el último. No quiero seguir perdiendo el tiempo como he hecho tantas veces. Después de tres años seguidos sin celebrarlos, ya es hora de disfrutar.
    a Amane le gusta esto.
  21. [​IMG]

    No, no lo estoy. No sé en verdad qué contar en esta entrada de blog, porque es tan simple como decir que no x'D

    En un futuro, sí me gustaría enamorarme y encontrar el amor de verdad. Pero es complicado (? Soy una persona muy complicada para eso, supongo, y no creo que vaya a cambiar en ese aspecto, siempre tendré miedo, inseguridades y demás. Hay que añadir a eso que para que yo me enamore, conociéndome, ya debe ser de verdad, vaya, y encima tendrían que corresponderme y aguantarme, porque soy demasiado pesado. Sería el típico que sin venir a cuento suelta un "te quiero" solo porque sí, porque le apetece. Es ahora y ya lo hago con algunos amigos, imaginaos...

    Pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde, ¿no?~
    a SweetSorrow y Amane les gusta esto.
  22. [​IMG]


    No tengo ni la más remota idea. Llevo todo el día pensándolo, pero nada, no se me ocurre. Anime no veo, así que lo descarto, y películas tampoco especialmente, so... En cuanto a series, me defiendo algo más (?, pero muy poco.

    Escogeré dos series, porque como ya muchos saben, soy indeciso y me cuesta elegir solo una.

    La primera es Victorious. Una serie de unos chicos que van a una escuela de talentos y bailan, cantan, actúan, etc. Triste, porque te recuerda que no eres más que un mísero mortal a millas de distancia de ellos, pero bueno (? Esta serie supone algo muy especial para mí porque fue de las primeras que por recomendación de mi profesor de inglés comencé a ver sin doblaje. No me arrepiento, desde entonces mi inglés ha mejorado mucho, pero mucho. En 2014 me saqué el B1, en 2015 el B2 y con algo de suerte este año me sacaré el C1 (lo cual no es del todo seguro, pero me están presionando mucho para que al menos lo intente).

    La segunda es La que se avecina, por dos motivos. El primero es que me hace mucha gracia y he crecido literalmente con ella, desde que tenía siete u ocho años hasta los dieciséis que tengo ahora. La segunda es que he aprendido muchas cosas que no debo hacer, malos ejemplos. Y bueno, más cosas que no voy a contar por aquí, pero que debido a mi forma de ser no hubiera aprendido de otro modo (?

    Así que... pues eso. Son de las pocas series que he seguido con más periodicidad, pero seguro que hay también alguna otra que ahora no me venga a la mente, o alguna película. Y cómo no, me acordaré de ellas una vez haya publicado...
    a Amane, Noir y Jenivere les gusta esto.
  23. [​IMG]


    ¿Y por qué no contar una de cada? Hay tantas cosas por contar...

    Comencemos con la buena. Sí, algo de positividad por una vez. ¿Cabe alguna duda de cual es? Pues sí, porque hay dos. Y ahora mismo no sé cual elegir. Así que de nuevo, elijo las dos.

    La primera fue, es y será el rol de pokémon. Fue una de las dos causas por las que entré en el foro, junto con querer mejorar mi escritura y mi imaginación. Si no hubiera sido por este rol no estaría aquí, tenedlo seguro. Así pues, agradezco que las inscripciones estuvieran abiertas el día que comencé. FFL ha ganado un gran rolero (??) Todas las experiencias relativas al rol son casi todas estupendas, así que esa es una positiva.

    La otra es el grupo de roleros de What'sApp. Desde que se creó ese grupo he perdido mucha, pero MUCHA de la vergüenza que sentía a hablar con todos. Ahora conozco bastante más a los roleros de fanficslandia, una gente maravillosa <3 Digamos que desde que se creó ese grupo me siento mucho más parte del grupo, completamente integrado. Además, poco a poco veo que me hace bien el grupo, me hace "crecer" como persona, perder la vergüenza a hablar con gente que no conozco, etc. Estoy más confiado, me adapté.


    Ahora tocan las malas experiencias... Sinceramente, no me acuerdo (? Creo que las malas experiencias surgen cuando siento que soy el único que no entiende algo. Quizá porque sean historias que vienen de hace mucho y de las que no he oído, o simplemente porque no me entero de las cosas. Entonces me siento algo mal porque noto que desencajo, y me da la bajona. También puedo incluir aquí las "riñas" de niño chico que muchas veces tengo con algunos usuarios (la mayoría con Gabi (??)) y amigos. Por FFL he discutido con amigos míos (como causa de la discusión o como medio para discutir), como son Liza, Fran y otra serie de personas en mi vida que aunque no pertenecen a esta comunidad, saben de su existencia. Y no me gusta que FFL esté involucrado de algún modo u otro.

    Eso es todo, por ahora. Aunque hay momentos malos, la mayoría son buenos y eso me alegra mucho. ¡Gracias por todo, FFL! (?
    a Amane y Noir les gusta esto.
  24. [​IMG]

    Es complicado de explicar. Me pasa con frecuencia, y por tanto ya estoy "acostumbrado", si se puede decir así. La mayoría de las veces no suelo contarlo, simplemente me cayo y espero a que se me pase, quizá duermo un poco mientras o escucho música deprimente.

    Sin embargo, cuando se trate de algo que, por decirlo de algún modo, pueda contar, lo hago. Tengo suerte de tener amigos que me escuchan siempre cuando me encuentro mal, tratan de aconsejarme y siempre me animan. La mayoría de este foro, cabe destacar (?

    Además, en los mensajes destacados de WA, como ya dije una vez, tengo dos dedicatorias especiales que me hicieron dos personas que quiero mucho, en las que me recuerdan lo genial que soy (? Es un poco... raro, la verdad, pero cuando me encuentro muy mal leo las dos y me paro a pensar en cómo soy, y pienso que debo sentirme orgulloso de mí mismo por el simple hecho de ser persona, como siempre digo.

    También trato de no hacer una montaña de un grano de arena. ¿Por qué? Bien, soy bastante tremendista y me tomo las cosas bastante mal, se puede decir. En esos momentos me paro a ver la situación de forma objetiva y restarle importancia de algún modo. Pienso en mi vida, en las cosas que he pasado y que me quedan por pasar, y veo un futuro reluciente. Algo bueno me espera, o eso quiero creer. No quiero continuar toda mi vida como hasta ahora, quiero arreglar muchos aspectos. Pensar en eso... me reconforta de algún modo.

    Creo que nada más que añadir. No suelo compartir mucho mis problemas, la verdad. Y si lo hago, de una forma muy externa, sin profundizar. Quizá por vergüenza a mostrar mis sentimientos, quién sabe...
    a Noir, EliLover, Amane y 1 persona más le gusta esto.
  25. [​IMG]


    Ah, pues muy fácil, pido que otra persona tenga cien deseos pero que solo pueda gastarlos conmigo (???) Okno. Pueees...

    1.- Pediría respeto. Respeto para todo el mundo, de toda clase. ¿Por qué te tienes que meter en la vida de los demás? Deja que hagan lo que quieran cuando quieran y céntrate en ser feliz.

    Con esto no solo conseguiría una sociedad mucho mejor a la existente, sin tanta hipocresía y tanto bullying, sino además la paz mundial. Todos nos respetamos a todos, ¿qué motivos hay para pelear pues? ¿El dinero? Vale.

    2.- Acabar con la pobreza. Es obvio, otro foco menos de conflictos, y encima la gente deja de pasarlo mal. Con dos deseos he conseguido tres de mis objetivos.

    3.- Un último deseo, que aprovecharía de forma algo más "egoísta", en mis seres queridos. Un buen futuro para ellos, que sean felices. ¿Qué más razones hay para vivir que ser feliz? Como bien dicen las éticas teleológicas, el valor ético supremo es la felicidad, vivimos para eso. Todo lo que hacemos en nuestra vida va buscando la felicidad, la única diferencia está en qué nos hace felices a cada uno. Bien, una vez deseado el respeto ya nadie tiene que preocuparse de que le juzguen por ser feliz a su manera, con lo que le guste. ¿Veis que todo encaja? Y todo es tan simple como dejar vivir al prójimo... Por lo tanto, desearía felicidad para mis padres, tíos, padrinos, amigos, abuelos, etc.
    a Noir y Amane les gusta esto.
  26. [​IMG]


    Buf, aún la recuerdo con tanta claridad... Estaba muy pero que muy nervioso, no quería estar ahí, pero me obligaron. No mentiré, tenía verdadero miedo. No sé bien como explicarlo, pero después de tantos años acostumbrado, viviendo tranquilo, sin pensar que pudiera pasar de verdad, me vi metido en todo el embrollo.

    La primera vez que entré a mi nuevo colegió después de cinco años en el mismo fue de los momentos en que peor lo pasé. 15 de septiembre de 2008, dejé definitivamente todos mis amigos atrás para entrar en una clase desconocida, donde al único chico que conocía apenas lo vi un par de días en un curso en verano y no me llevé bien con él. Entré al colegió con mi madre, agarrado de la mano sin querer separarme. Me dijeron que podría estar en clase con la hija de unos amigos de mis padres que se llama Irene, pero no tuve esa suerte, me tocó en el otro grupo. Sonó el timbre y tuve que irme a la fila, siendo el último, detrás de otra chica que se llama Carmen Otero. Nuestra tutora bajó para indicarnos la clase que nos tocaba, así como para informarnos de que sería nuestra tutora, y cuando todos iban subiendo se acercó a mí para intentar calmarme un poco; se llamaba Mari Carmen.

    Ya una vez en clase, nos fue colocando como le iba viniendo en gana, siempre teniendo en cuenta lo que le había contado de nosotros el profesor del curso anterior (o de ellos, mejor dicho, porque yo acababa de entrar). Eché una mirada a todo el grupo, y hubo dos personas que me llamaron la atención: el que sería mi mejor amigo durante todo el colegio, el cual me pareció detestable solo con verlo (no me preguntéis por qué, no me llevé una buena impresión de él hasta el tercer o cuarto día), y la que actualmente es mi mejor amiga, la cual sí que me inspiró confianza desde el primer momento. Y, por qué no decirlo, en ese momento pensé que ya que me encontraba solo ahí, me gustaría hacer nuevos amigos, empezando por ella, y poder estar en su grupo.

    Me tocó sentarme en la esquina izquierda, en la última fila, y tenía enfrente a un par de chicas: Carmen (la que estaba delante mía en la fila), María y Sandra. La profesora se presentó, nos habló de los libros, y nos pidió que cogiésemos los diccionarios. Estos se encontraban al fondo de la clase y había que repartirlos. ¿Qué se le ocurre a la profesora, la vida, el destino o lo que sea? Pues que los dos que parecen más tranquilos y buenos vayan a recogerlos y repartirlos; esto es, Andrea y yo.

    Nos acercamos al fondo de la clase y lo primero es sacar todos los diccionarios del estante y colocarlos sobre la mesa. Mientras hacíamos esta tarea, Andrea me propuso que si quería estar con ella y sus amigos en el recreo. No me lo pensé dos veces, dije que sí (?

    Y bueno, supongo que así, día a día, nació una bonita amistad. Parece sacado de película, demasiadas coincidencias, pero cien por cien verídico, nunca se me olvidará ese día.




    Espera..., ¿que esperabais otra clase de información en esta entrada de blog? ¿A qué os refer...? ¡Pero bueno, ¿por quién me habéis tomado?! No es como si no tuviese nada que contar respecto a ese asunto... (?
    a Noir le gusta esto.