Color
Color de fondo
Imagen de fondo
Color del borde
Fuente
Tamaño
  1. En la esquina derecha de tu oreja encontré el sabor del amor y del destino. En ese ricón de desafios y sentidos, dónde pude hallar dolor del verdadero, hoy me entrego sin pensar en el pasado solo augurando sentir el suave olor de tu cariño. Si algo me encanta del futuro es entregarme a él sin ataduras, dejarme nadar desnuda, acorralada en un mañana desconocido.
  2. Su lengua áspera y su mirada devoradora de minutos. Su presencia y ambición conjugando mis emociones y declinando mis pasiones más perversas. Si tan solo aceptara quedarse esta noche, si alguna vez entendiera el vacío insoportable de mi pecho. Algún día, algún día alguien va a saber lo que nuestras manos hacen bajo la luz de la luna.
    a Dango le gusta esto.
  3. Volver. Se siente la abstinencia de las noches sin luz azul, se siente aspero el contacto con lo lejano, se siente un recuerdo difuso, se siente como estar en otra persona. Volver y reconocer todo y nada a la vez, el miedo y el temblor de la lectura ajena. Volver y saber que es sólo una noche. Irme y saber que aquí descansan los restos de aquella que alguna vez fui. Leerme y ya no sentirme en esas letras vacías. Escucharme en un eterno eco de pantallas y memorias
    a Mori le gusta esto.
  4. ¿Yo que sé? ¿Que sé de la vida? ¿Del roce de tus manos en mis piernas de acero?
    Cuando vuelva me gustaría verte, pero sé que no estarás porque yo no sé qué es lo que quiero de la vida y tú no quieres esperarme.
    a Dango le gusta esto.
  5. Era lo que habíamos esperado, pero hoy parece que la imagen se vuelve a repetir.
    Tal vez la vida está hecha para sufrir ¿Nadie lo sabe o no lo quieren decir?
    Ya no importa ¿Verdad?
    Las horas pasan frente a mis ojos pero las hojas amarillas son la menor de mis prioridades.
    ¿Algun dia dejaran de pesar tantas personas en mi espalda? ¿Sera que algun dia te apiades?
    Ya no importa ¿Verdad?
    Mi mente desvaría en cuestiones muy grandes para mi, para todos.
    Esperamos por algo que no va a ocurrir pero lo ansiamos de igual modo.
    Ya no importa ¿Verdad?
  6. Las tardes tal vez sean intensas a tu lado.
    Los recuerdos y mis piernas se sienten cansadas de soportar.
    Más tiempos necesito a tu lado, más lugares para estar contigo.
    Mañana, tal vez mañana.
  7. -¿Qué vamos a hacer con el cuerpo?-

    -Enterralo por ahí-

    -Pero...¿No le parece tirarlo por ahí? Por si la familia lo busca, digo-

    -¿Pero? ¿Y a vos que mierda te importa la familia? ¿Ahora te haces el moralista, pelutudo?

    -No, solo decia...nada, no decia nada-
  8. Allí parado en la esquina de siempre parecía querer robarse mis tardes.
    Ese estúpido que se ríe con sus amigos y canta a los gritos. De cabello despeinado. De sombría sonrisa.
    Él, él es el amor de mi vida, lo sé.
    Desde mi balcón lo veo en su jovialidad, en sus risas y en las mías. La angustiante verdad de saberlo de otra me quita la paciencia, las noches, la vida.
    El dulce muchacho de veredas me mira de reojo y me suelta sonrisas dispersas que me distorsiona las ideas.
  9. El tiempo parecía perdido. Estábamos acostados en la cama y su brazo me rozaba sutilmente. Con la transpiración que bañaba nuestros cuerpos y la respiración agitada nos enredamos buscando ser uno solo.

    Sus manos recorrían mis piernas y se detenían unos minutos en mi trasero para volver a incitar mi agotado deseo.

    Mis manos lentas bajaban de sus hombros por su trabajado abdomen y no tardaban en llegar al lugar deseado. Él complacido por mi toque recorría con besos mi cuello y dejaba marcas que tendría que esconder al otro día.

    Aarón siempre se encendía rápido en nuestros juegos y sin darme cuenta ya estábamos otra vez en un vaivén desenfrenado. Mi cuerpo que recibía el golpe se entregaba dócil.

    Yo me dedicaba a gozar y permitía que él me gozará por completo. Las noches eran nuestras y aunque el sueño solía acudir con insistencia nuestro deseo parecía manipular nuestras fuerzas.

    Cuando el sol ya se estaba por poner y nuestros cuerpos se caían de placer dormitabamos algunas horas para mínimamente poder enfrentar el siguiente día.
  10. Las mentiras que tergiversan la realidad me dan la esperanza de seguir adelante en la nada, en el vacío de la llana incertidumbre ¿Cuál es mi problema? ¿Por qué nunca puedo amarla? ¿Qué pasa conmigo junto a ella? Ansío convencerme a amarla pero no puedo, cuesta y me entristece. Ella me mira con los ojos de amor verdadero y yo no puedo, no puedo hacerlo. No la amo ¿Qué le puedo decir? ¿Qué hacer para que ella no sufra? El dolor de una mirada vacía es lo que me amedrenta, el llanto y sus palabras cargadas de dolor no me permiten afrontar las cosas como son ¿Por qué no puedo amarla? ¿Por qué no puedo ser feliz a su lado? ¿Por qué sus manos no me exitan? ¿Por qué sus besos no me hacen volar?
    Odio la realidad y trato de armar una vida en la cual ambas somos felices, pero la realidad es cruel y vive para hacer caer mi plan. Vive para no dejarme ser tranquila a su lado como ella desea, y eso me duele tanto más a mi.
  11. -Quiero denunciar un desaparecido-

    -Si dígame ¿Es pariente suyo?-

    -Si, es mi esposo-

    -Su esposo...¿Hacete cuanto que usted no lo ve a su esposo?-

    -Desde ayer a la mañana cuando se fue al trabajo-

    -¿Cuándo noto que estaba desaparecido?-

    -Ayer por la noche, no llegó del trabajo-

    -Pero hoy es sábado, seguramente su marido debe estar por llegar-

    -No. Mi marido siempre viene a casa después del trabajo-

    -Señora todos tenemos aveces una aventura-

    -No mi esposo-

    -Calmese y vaya a su casa debe estar por llegar-

    -No, usted no me entiende-

    -No, la que no me entiende es usted. Yo no voy a mandar aque busquen a un sucio borracho que debe estar tirado por ahí-

    -¿Cómo se atreve?-

    -Ahora si me hace el favor de retirarse-

    -Mi marido está desaparecido. Por su bien espero que llegue a casa sano y a salvo como usted dice-
    a dango le gusta esto.
  12. Esa noche los dos estábamos acostados en el pasto mojado en aquella plaza cerca del río. El silencio y la oscuridad reinaba en ese lugar pero todo era tan distinto. Tan cerca que podíamos escuchar nuestras respiraciones lentas y sincronizadas, nos sosteníamos las manos y Marcos trazaba dibujos imaginarios con los dedos en mi palma. Esa noche no sé muy bien porqué me atreví a contarle cuál era mi miedo más grande, que era lo que me tenía tan distraído últimamente.


    -Tengo miedo de ya no existir, que la gente se olvide de mi. Tengo miedo de que un día solo desaparezca.-


    Después me largue a llorar por ser tan tonto y porque con Marcos sentía que era el único en todo el mundo donde depositar mis miedos y aun así sentirme seguro. Sentí unos brazos delgados rodear mi torso y el rostro de Marcos muy cerca de mi oído.


    -Yo jamás me voy a olvidar de ti, voy a ir hasta el fin de los recovecos de mis recuerdos para mantener vivo si es necesario. Siempre que yo exista vos vas a existir ¿Lo entiendes?-


    En él vi todo lo que necesitaba ver, sabía que no me mentía lo decía de verdad. Y así nos quedamos abrazados bajo el rocío en el pasto, mirando lo oscuro y escuchando nuestros silencios de compromiso. Ambos más seguros de lo que jamás estuvimos, y yo más vivo que nunca.
  13. Trato de concentrarse para escuchar la respiración de otra persona, los pasos alejados de alguien, el viento soplando en algún lugar, el sol rebotando en algún objeto, algo que le confirmara que no estaba solo en la oscuridad. Que le afirmara que seguía despierto, que aún estaba vivo, que además de lo negro, lo sucio y el frío había una vida con colores, aromas y ruido. Se puso como tarea encontrar algo por más mínimo que fuese, algo que le certifica que la vida y la realidad no se habían extinto.


    Una vez pensó cómo sería no existir, qué pasaría si de la nada él dejase de ocupar un lugar, si todos lo olvidaran. Era algo que duramente mucho tiempo no lo dejó dormir, no lo dejaba en paz, ese miedo a dejar de ser quien es o se supone que era. Resulta gracioso que se encontrara en una situación tan parecida a uno de sus peores miedos, con la certeza de que ya muchas personas lo estaban olvidando.
  14. Allí estaba él parado en la esquina. El viento movía su cabello y el cielo se reflejaba en sus ojos claros. Siempre me pregunté cómo es que ese chico tan hermoso se había fijado en alguien como yo, cómo tan asombroso podría amarme.
    Antes de llegar él ya se había girado para verme. Estaba llorando. Sus ojos rojos y su labio inferior temblaban. . Marcos nunca llora, algo de verdad malo estaba pasando. Su dolor se me pegaba y las lágrimas inundaban mis ojos.
  15. -Creo que iba corriendo-

    -¿Cree o lo estaba haciendo?-

    -No lo sé, no me acuerdo bien-

    -Piense ¿Qué estaba haciendo?¿Qué pasaba?-

    -No lo sé, le juro que no lo sé-

    -¡Piense!-

    -¡Ya basta!-

    -Puede irse ya no nos sirve de nada-

    Un sonido desgarrador me quebró los odios y me impidió oír cómo terminaba la charla. El dolor se sentía en el aire. ¿Ya seria era demasiado tarde?
    a dango le gusta esto.
  16. Hoy, tal vez, a la sombra de un viejo árbol te veré llegar vestida de mañana y me robaras de la boca el amanecer.
    Puede ser que al final de la escalera esté esperándote con el sol brillando en mi y con las manos inquietas de duda.
    Si tu quieres podemos ir juntos a caminar por las calles vacías y si me dejas de un solo movimiento quiero robarte un crudo beso.
    a Mailon le gusta esto.
  17. Pt

    Y si nos callamos a besos mientras te saco la ropa?
  18. Era una bella mañana en el pequeño pueblo. El sol era testigo de las lágrimas de los tres jóvenes que se despedían en la estación.

    Uno de los muchachos cargando una humilde maleta se subió al tren con la mirada baja. Estaba yéndose y en el pueblo dejaba al amor de su vida. Aunque sabía que seria poco tiempo no quería irse, le dolía la distancia.

    La dulce muchacha lloraba desamparada, mientras que el otro joven la sostenía por los brazos consolándola por la partida de su prometido.

    Cuando el tren arrancó la joven se libro de aquellas débiles manos que la sostenían y corrió junto al tren. Deseaba estar unos minutos junto a su cuerpo, ya extrañaba sus besos, ya lo quería junto a ella.

    El muchacho se acercó a su asiento y con una mano en el pecho y los ojos llenos de dolor se despidió del amor de su vida con una gran sonrisa. Para después tirar un beso a la joven muchacha que seguía corriendo.
  19. Holaa!!! Es la primera vez que escribo algo así, esto es nuevo, pero me encanta conocer gente asi que jajjaja.

    1. Primer libro leído:

    El primer libro que leí...no sé leí muchosss libros en mi vida. Creo que el primero como iniciativa propia fue "Caramelos surtidos" es una recolección de cuentos de varios autores, pero lo habre leido a los 9, 10 años jajjaa.

    2. Último libro leído:

    El último, no se estudió Letras !Ah! ya se "El hombre en el castillo" de Philip K. Dick. Creo que es uno de los mejores libros que he leido ultimamente, muy zarpado.

    3. Leyendo actualmente:

    Jajjajaja actualmente, voy a hacer una lista:

    "Paula" de Isabel Allende (Este lo leo cuando estoy triste, y cuando me dan ganas de morir lo dejó)
    Una colección de cuentos de Aldous Huxley (Cuando hago viajes cortos jjajaja)
    "El libro del fantasma" de Dolina (Ese lo leo cuando voy a lo de mi abuela, no sé porqué ajajja)
    "El palacio de la Luna" de P. Auster (Ese por la facu ajjaja)
    Y los demás los tengo muy abandonados como para que entren en la lista.

    4. Por leer:

    Por leer...eh..."Madame Bovary" de Flaubert y muchos más que todavía no me anime a revisar jajaja.

    5. El peor libro que has leído:

    Hay pocos libros que no me gustan, todos por razones importantes (O eso creo yo ajjajaj).

    "El Martín Fierro" no me gusta me parece un mensaje político muy fuerte y crudo contra los aborígenes en el primero. Y en la segunda parte hay una mirada muy triste sobre la sociedad, donde prácticamente nos dicen que lo único que podemos hacer contra la sociedad es amoldarnos, todo muy desesperanzador.

    6. Top 5 de tus libros favoritos:

    Mis cinco, que difícil! Creo que serian:

    "Eva luna" de Isabel Allende
    "Fahrenheit 451" de Bradbury
    "Las doradas manzanas del sol" de Bradbury
    "El bestiario" de Kafka (es una recopilación de textos)
    "Rayuela" de Cortázar (Amo a Cortázar)
    "El libro de los abrazos" de Galeano (yo sé que eran cinco pero no puedo achicar más ¡¡Deje afuera a Shakespeare!!!)

    7. Saga favorita:

    No tengo saga favorita...(no me maten)

    8. Escritores favoritos:

    Sii, acá soy feliz puedo poner los que yo quiera!!!
    Cortazar
    Shakespeare
    Galeano
    Bradbury
    Kafka
    Huxley
    I. Allende
    R. Arlt.
    García Lorca
    P. Coelho
    Gabriel García Márquez
    Bioy Casares
    Homero
    Poe
    Némirovsky
    E. Borneman
    P. Dick
    (Espero no olvidarme de nadie!)

    9. Géneros preferidos:

    No sé, prefiero fantasía o terror, pero me gustan todos.

    10. Libro que leerás una y otra vez:

    Uno solo?...No sé, no voy a contestar esa.

    11. Género que te gusta pero no te animas a escribir:

    No podría escribir nunca terror y me encantaria hacerlo.

    12. Un libro que te haya marcado:

    Todos los libros fueron importantes en mi vida, creo que el que más me tocó es "Fahrenheit" o "Las venas abiertas..." son los que me hicieron pensar distinto.

    13. Fanfic favorito:

    JAJAJAJ el que me gusta y atesoro de forma rara no es de la página (No se si cuenta)

    14. Lo peor que has leído en un fanfic:

    Lo peor fue Naturo embarazado de Kakarotto pero enamorado de Jacob (pero tampoco es de la página)

    15. Breve descripción del primer fanfic que escribiste:

    Nunca escribí un fanfic, he escrito fics, pero fanfic jamás!
    a dango, Plushy Berry y Fushimi Natsu les gusta esto.
  20. Cierra los ojos y tírate al vacío.
    Siéntete volar y ve tu cabello bailar en el viento.
    Tu ropa se pegara en ti como si estuvieras mojada. Es una sensación parecida.
    Mueve los dedos y juega con los brazos.
    Grita con el estómago mientras tu garganta arderá de placer.
    Un gusto amargo chocara contra tus labios, pero debes evitar que se escape de ellos.
    Tus oídos harán música de orquesta y vibraran los violines y pianos.
    Al llegar al suelo deja el cuerpo blando y suave, así el golpe será más leve.
  21. Gabriel nunca tuvo poder, nunca fue inteligente, ni hizo nada por su cuenta, nunca pensó, nunca fue alguien es su vida. Siempre ahí escuchando, esperando atento a que otro le de la orden.
    Jamás dijo una palabra que a él se le ocurriera, siempre dibujo con palitos, siempre en blanco y negro. Nunca leyó, ni se interesó por algo, siempre se amoldo a quien estuviera.
    Siempre votó por la primer boleta que encontró, comió lo que estaba más cerca de la caja, se vistió con lo que le regalaban, se cortó el pelo con el mismo peluquero.
    Muchos le decían hombre rutinario, de costumbres, para mi un tipo vacío de espíritu.
    Gabriel es alguien que jamas existió, ni existirá hoy o mañana. Pobre Gabriel.
    a Ichiinou le gusta esto.
  22. Si tan solo pudiera escribir lo que siento. El dolor, el sufrimiento que me produce respirar, pensar, seguir. Solo quiero dejar todo, dejarme.

    Ansío tanto el silencio pero en el tampoco encuentro paz. El hueco en mi estómago se hace más y más grande, me asfixia.

    La locura ya es inevitable, el dolor también. El sueño va a venir por mi y en él encontraré refugio.

    El peso sobre mis hombros me recuerda que ya no hay forma de escapar.
  23. Las aguadas hortencias del recipiente se despiden de la luz de la luna para recibir con aire fatídico las inclemencias del sol.
  24. Si nos tomamos de las manos y las personas miran no quiero que bajes la cabeza, quiero que me robes un beso. Pero vos jamás lo entendiste y eso arde en mi pecho, tanto o más que en los ojos.
    a Fushimi Natsu le gusta esto.
  25. Sabios los labios que besan a los que aman y cuando a ellos les place hacerlo. Sinceras las manos que se dirigen hacia donde quieren, aquellas que abren puertas y sienten el calor del tacto. Sencillas las miradas que diriges hacia mi, vacías, sin sentimientos o emociones, portadoras del valioso deseo de simpleza.
    Rigurosos los tratados para poder ser solo unos amigos que cuando quieren se aman, aunque no me quejo me gusta tener todo ordenado. Solo que, cuando caminamos juntos a veces me gustaría tomarte de la mano, no pretendo nada solo quiero sentir el roce de tus largos dedos en mis manos toscas y torpes.
    Cuando sientas la verdad de mis escritos quiero que vengas a buscarme y que me robes el llanto de un fuerte beso, uno que ahogue lo que pasa alrededor.