En prueba [Zona] Instalaciones de comunicación.

Tema en '¡Más partidas en curso!' iniciado por Insane, 10 Abril 2019.

  1.  
    GigiBlanche

    GigiBlanche Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Morgan O'Connor

    Hambre: 5/7 (2/3)
    Sed: 5/7 (2/3)
    Cansancio: 7/10 (2/2)

    Vaya, debía estar más aturdida de lo que esperaba, pues había acabado hablándole a la nada(?). Meneó la cabeza, masajeándose las mejillas, y siguió caminando. Unos minutos más tarde, alcanzó a ver los indicios blanquecinos de una edificación. Apresuró un poco el paso, y llegó al límite del bosque cuando su cristal latió una vez más y oyó al lunático en sus oídos.

    Otra vez, más de lo mismo. Masticaba la rabia de tener que prestarle atención obligada a un hijo de puta que se divertía en grande con todo eso. Lo peor de todo era que, lamentablemente, sus consejos (si se les podía llamar así) podían ser la diferencia entre la vida y la muerte.

    Habría deseado responderle, pero sintió cómo la comunicación se interrumpió. Ya le había contestado una vez, aumentarlo a dos sería digno de un Dios misericordioso, no de él.

    De modo que allí estaba, frente a un edificio. Las piezas comenzaban a encajar. Gracias al lunático, ya sabía que ni el hombre del bosque ni el de la playa eran Andrea. Sin embargo, habia hablado de edificios, en plural. Aún había chances de que no estuviera allí, o incluso podía ser que se hubiera movido de lugar. Después de todo, mira si alguien hubiese recibido la información de que ella residía en la playa.

    Tragó saliva, sintiendo la garganta cada vez más rasposa. ¿Debería entrar? Pese a no encontrar las voces del bosque, estaba segura que había oído personas. Y si les perdió el rastro, había probabilidades de que también hayan salido del bosque. ¿Estarían allí adentro? Si tantas personas se encontraban en un edificio tan pequeño... nada bueno podía salir de eso.

    Decidió aguardar unos momentos, para analizar el panorama. Aquel edificio tenía algunas ventanas y solo una puerta de acceso. Resolvió apoyar la espalda contra el tronco de un árbol lindante y esperar unos minutos, atenta a cualquier sonido o movimiento.
     
    Última edición: 14 Abril 2019 a las 7:12 AM
    • Adorable Adorable x 2
  2.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    5,172
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Rachel Gardner

    "¿Sientes empatía al menos?"

    Otra vez aquella voz en su cabeza. Caminaba en medio de la noche sin un rumbo aparente, rodeada de un silencio únicamente perturbado por la voz que aparecía de vez en cuando, como si observase atentamente cada uno de sus pasos. Rachel se detuvo, mirando a ambos lados del camino con sus dos manos sobre la correa de la bolsa de bims, y decidió continuar al asegurarse de que estaba completamente sola.

    No. Rachel ya no podía sentir nada. Mucho menos empatía.

    Quién iba a decir que a escasos metros de su "refugio" encontraría un edificio mucho más pequeño que el anterior, pero por el cual divisó a lo lejos a dos figuras adentrándose en su interior, cautelosas. Movida quizás por el deseo de saber si se trataban de aquellas personas del helicóptero, y que una de ellas fuese el hombre que querría matarla (según la voz), comenzó a seguirles el paso, sigilosa. Su pequeño cuerpecito le permitía adentrarse en la zona con agilidad, a pesar de que su ritmo durante la caminata fuese lento y pausado. No parecía tener prisa por llegar.

    Las puertas del edificio se abrieron ante ella, y distintas voces comenzaron a reberberar a lo lejos, casi como en un murmullo. A medida que subía las plantas, pudo identificar cómo una era una voz femenina, y la otra bastante grave y masculina, como la de una persona mayor. De un momento a otro, pareció escuchar las voces cada vez más cerca. Como si se hubiesen detenido en un lugar. Sus pasos finalmente le llevaron frente a una habitación donde trozos de madera evitaban que se abriesen paso fácilmente. Aquellas dos figuras le daban la espalda, probablemente pensando si abrir o no la habitación.

    Rachel, ajena a la situación, alzó la voz suavemente, con sus orbes vacíos posados en ambas personas.

    —¿Alguno de vosotros es Frederik Foker?

    Hambre: 7/7 (3/3)
    Sed: 7/7 (3/3)
    Cansancio: 9/10 (1/2)
     
    Última edición: 14 Abril 2019 a las 7:21 AM
    • Fangirl Fangirl x 2
  3.  
    Yáahl

    Yáahl Equipo administrativo Líder de Betas Comentarista empedernido Editor Gráfico Eternal Blue

    Leo
    Miembro desde:
    27 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,406
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Katrina Akaisa.

    Pasos ligeros, casi imperceptibles, como los de un gato. Solo fui capaz de notarlos cuando por fin nos callamos frente a las tablas.
    ¿Nos habían estado siguiendo todo el tiempo?


    Me distrajo la voz del desgraciado tipo en mi cabeza de nuevo. Por un momento dejé de escuchar los pasos.
    Fui consciente, de repente, que comenzaba a sentir sed y hambre.

    ¿Que si estoy segura? No, pero nadie dijo que confiara en este sujeto. Esta es una relación por conveniencia y nada más.

    Cuando volví a prestar atención, los pasos se habían silenciado.

    —¿Alguno de vosotros es Frederik Foker?


    La delicada voz de una chica estuvo a punto de sacarme el corazón del pecho. Me aferré a la bomba con más fuerza, me volteé y me detuve con la mano en el aire, apunto de detonársela encima.
    Me recibieron dos ojos azules, que prácticamente refulgían en la poca luz que se filtraba por las ventanas del lugar, sin embargo no había en ellos nada más, no reflejaban ninguna emoción y, como cuando el grandulón empezaba a dar órdenes, no pude evitar fruncir el ceño.
    Un velo rubio le rodeaba el rostro, de facciones finas.
    Sin apartar mi mirada de la suya, incluso sin tener certeza de si mi extraño acompañante era o no la persona por quien la chica preguntaba, aquellos apáticos ojos azules casi me empujaron a responder.

    —No. —Atiné a decir mientras bajaba lentamente la mano con que sostenía la esfera.

    Hambre: 5/7 (2/3)
    Sed: 5/7 (2/3)
    Cansancio: 7/10 (2/2)
     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Borrashooo Borrashooo x 1
  4.  
    The Pacman

    The Pacman King of Talco's ( & Borrashoos (???)) Estudiante de Edición

    Géminis
    Miembro desde:
    9 Enero 2013
    Mensajes:
    1,130
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Alexander Purchinov

    Nuevamente hablaba el lunático dentro de mi cabeza, nuevamente, evitaba responderle.

    Esto era una relación de negocios básica, simplemente intercambiábamos materiales para obtener un beneficio.

    De frente ambas siluetas al otro lado de las tablas, a mi lado la niña esperando a que yo haga algo.

    "Los adultos deben dar el ejemplo" es un viejo dicho, supongo que aquí también aplicaba. Saque una de mis granadas con impulso para que llegara hasta el final de esa habitación, con suerte evitaría dañarnos a nosotros todo lo posible y maximizaría el daño al otro lado o al menos crearía un pandemonio.

    Cuando de repente una nueva vocecita resonaba detrás de mí preguntándonos como si estuviéramos en una reunión social.


    — ¿Alguno de vosotros es Frederick Foker?

    Y acto seguido a mi nueva compañera responderle simplemente — No. —

    No sé si fue el cansancio, el estrés o la emoción del momento, pero al voltear arremetí contra la desconocida y sujetarla de golpe en el aire por el cuello. Pude hacerlo con un solo brazo mientras en el otro sujetaba todavía la granada, pero sabía que no podía mantener tanto peso en un brazo por mucho tiempo si pretendía luchar con los del otro lado, no era buena idea pelear contra dos frentes distintos. Hitler no pudo hacerlo en la II Guerra, yo tampoco podría con mi edad.

    Mire por un segundo a mi compañera, no entendía porque estaba tan apacible con una desconocida que se te pega en tus espaldas sin emitir sonido alguno, si ella hubiera querido, pudo habernos matado. ¿Qué tiene en la cabeza esta mujer? Quizás la voz dentro de mi cabeza del lunático tenga razón en algo, y quizás ninguno de los que estamos aquí podamos llamarnos "gente normal" bajo ningún motivo.

    Estaba enojado, nunca nadie debería aproximarse de tal forma sin ser detectado, no era normal.

    Pero mientras la sostuve pude verla bien con la claridad de la luna (al menos lo más claro posible que dejaba el lugar), tenía la mirada vacía, era una niña, mucho más joven que mi compañera, estoy seguro que ni siquiera debe tener todavía la mayoría de edad. Sin emociones, la última vez que vi a alguien así fue cuando tenía 24 en el ejército cuando me retiraron, era la mirada de alguien que ya estaba muerto por dentro. ¿Qué le ha pasado a esta niña?

    El bombillo se me encendió nuevamente dentro de mi cabeza, ¿tal vez si...?

    La solté bajándola sin que hiciera mucho ruido, mirándola directamente a la cara me acerque a su costado para susurrarle al oído, respondí a su pregunta:


    No soy Foquer, pero estando en este lugar tan sola... ¿qué te parece si te hacemos compañía? pequeña camarada.


    Recordé por un segundo parte de las palabras originales del lunático "En la guerra y la Política"... sí, en la guerra y la política no hay bien ni mal, solamente un campo gris para moldear a lo que deseas.

    ¿Me convertí en un monstruo en cuanto pise esta isla? quizás ya lo era en el fondo, pero no me había dado cuenta, quizás... siempre lo fui, aunque intentara maquillarlo con ideas hermosas a los demás, eso esperaban de mí.


    Vida: 100/100
    Hambre: 5/7 (1/3)
    Sed: 5/7 (1/3)
    Cansancio: 7/10 (1/2)
     
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Borrashooo Borrashooo x 1
  5.  
    Liza White

    Liza White Equipo administrativo

    Acuario
    Miembro desde:
    17 Junio 2013
    Mensajes:
    5,172
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Rachel Gardner

    [​IMG]

    Observó engullida por la oscuridad del pasillo cómo una de las siluetas giraba sobre sus pasos y alzaba su cuerpo con brusquedad, dejando de sentir los pies sobre el suelo. Su mirada no se despegó de la suya, a pesar de la presión en su cuello que le impedía poder respirar con normalidad. No parecía sentir ninguna emoción ante aquel asalto, y ello pareció sorprender a su agresor, que lentamente acabó por depositarla en el suelo para su desgracia.

    Lentamente se acercó a su oído, acabando con su esperanza de poder morir en aquel momento con tan solo un par de palabras.

    "No soy Foquer, pero estando en este lugar tan sola... ¿qué te parece si te hacemos compañía? pequeña camarada".

    La jovencita permaneció unos instantes sosteniéndole la mirada, quizás sopesando la situación en la que se encontraba. El hecho de que no fuera el tal Focker la animaba a dar media vuelta y continuar vagando en aquella isla, pero nada le aseguraba que aquel hombre siguiese vivo para cuando le encontrase... si es que lo hacía. Y sin embargo, tenía ante ella al candidato perfecto.

    —...¿Puedo pedirte un favor? —murmuró entonces, para la sorpresa del resto de presentes. Agachó la mirada, formándose una sombra repentina que ocultaba sus ojos, y juntó sus manos en un claro gesto de ruego—. Si me quedo con vosotros... ¿Me matarías?

    [​IMG]

    Un silencio sobrecogedor les invadió tras ser emitida la pregunta que afianzaría aquella... extraña unión.

    Hambre: 6/7 (1/3)
    Sed: 6/7 (1/3)
    Cansancio: 9/10 (2/2)
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  6.  
    Reual Nathan Onyrian

    Reual Nathan Onyrian Curioso Crónico, Amante del Chocolate

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2017
    Mensajes:
    349
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Andrea Dalcorvo

    Tsk, que bello que tu voz sea lo primero que escuche al levantarme. Es como si me pasaran una lija por la oreja.— dije somñoliento, mientras comenzaba a abrir los ojos.

    Sentía un peso sobre mi pecho, y pude descrubrir extrañado como mi supuesta vigía se encontraba dormida como un bebé encima mío. "Menuda guardia estás hecha, ¿eh, bambina?", pensé para mí mismo. Sin embargo, esa molestia duró poco. Mis oídos captaron algo afuera, difícil de poder descifrar en el estado de recién despierto en el cual estaba. Sin embargo, pronto me puse tenso. Eran voces. Había voces fuera de la habitación. Había personas fuera de la habitación. Accidenti! Tenía que pensar rápido. Dudaba que los dueños de esas voces estuvieran aquí para avisarnos de que llegábamos tarde al desayuno que servía el hotel.

    Sin moverme, mi mirada estudió todo el lugar. Habíamos tapado las entradas, sí, pero con tablones que bastaría un empujón para tirarlos. Además, no teníamos más cobertura que el sillón, lo cual nos dejaba en clara desventaja. Y al menos, había escuchado dos voces. Iba a ser como mínimo uno contra dos, y yo recién me despertaba. No podía confiar en mis reflejos en ese estado. Y aunque me pesara admitirlo, lo que decía el fica tenía cierto dejo de razón. Estaba con hambre y sed. Aunque el resto de sus palabras parecían ser sacadas de una novela negra escrita por un adolescente de dieciséis años que intenta ser oscuro y misterioso. ¿Y alguien ya había muerto? ¿Shizuku...? Ah, cierto, la niña violada. Vaya, no había pasado un día. El resto de mis compañeros de verdad eran unos sádicos, la verdad. Pobrecita.

    Necesitábamos una salida. Shizuku ya estaba muerta, aunque la verdad no podía importarme demasiado, pero nosotros nos íbamos a unir a ella si no actuábamos con rapidez. Y me tocaba a mí hacer todo el trabajo. Genial. Volví a sopesar todas nuestras opciones. No, no iba a poder contra todos. Por lo que luchar estaba descartado. Podía intentar esconder a la niña y huir, pero si lo hacía lo más probable es que también muriera. Eso me daría chances de huir, y los invasores se entretendrían con ella. Sin embargo, la cara de Amanda me volvió a asaltar, y su "¡Hmmph!" de reproche hizo que se levantaran los pelos de la nuca. Stupida vecchia. Suspiré cansado, y lentamente, comencé a incorporarme. Si quería salir de ahí aireoso, necesitaba aprovechar el sigilo y el tiempo que los otros pasaban hablando.

    Tomé a mi compañera y la sacudí, para que se despertara, mientras le tapaba la boca y hacía señas de que no hiciera ruido, y que me dejara tomar la delantera ahora. Sin esperar demasiadas respuestas, la envolví con mi saco. Si tenía que atravesar una ventana para salir, lo más probable es que alguno terminara raspado o peor. Y no tenía sentido salvar a alguien si luego ibas a tener que irlo cargando por un mal corte en la pierna. Aunque ya no hubiera vidrio visible, nunca se sabía cuando podían encontrarse pequeños fragmentos y astillas. Me la cargué encima, y primero sigiloso, y luego tomando carrera, salté por el hueco de la ventana, hacia el bosque. Si íbamos a necesitar comida y agua, el bosque era un buen lugar para empezar. Además de que lograríamos perder a quien fuera que nos estuviera siguiendo de forma mucho más sencilla.

    Aterricé en el suelo, rodé para absorber el impacto, y levanté mi mirada hacia el edificio. Una idea se me cruzó por la cabeza. Tomé una de mis granadas y la arrojé por el hueco de la ventana que atravesamos. Con suerte, iba a caer en el centro de la habitación, y si era cierto lo que había dicho el maníaco, explotaría apenas haga contacto con el suelo. Causaría confusión y estrés en la gente que estuviera fuera de la habitación, destruiría el sillón para evitar que nadie más lo pudiera usar, y además, llamaría la atención de todos los que estén cerca, alertándolos de que había gente en el edificio, y desviando la atención de nosotros. No se podía pedir algo mejor. Hecho eso, cargué con mi compañera, y me interné corriendo hacia el bosque. Todavía quedaba un largo trecho por recorrer.

    Hambre: 5 (1/3)

    Sed: 5 (1/3)

    Cansancio: 10 (1/2)
     
    Última edición: 15 Abril 2019 a las 5:03 AM
    • Adorable Adorable x 2
    • Ganador Ganador x 1
    • Impaktado Impaktado x 1
  7.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,465
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Aisha Nakamura.

    Escuchó la voz en su cabeza con tal nitidez que parecía verlo, como si estuviese en medio de una pesadilla. La pesada mano de su compañero se cernió sobre su boca acallando el grito asustado que pensaba proferir. No tuvo siquiera tiempo de reaccionar. Todo pasó tan rápido que no podría colocar en palabras lo que realmente sucedió, en un momento estaba dormida, y al otro se encontraba cayendo al vacío en los brazos de aquel desconocido que la llevaba con él. Sólo consiguió aferrarse con fuerza a su compañero, que la tela en la que la envolvió evitó que terminara toda aruñada cuando rodó por el suelo al aterrizar.

    Lo observó reaccionar con gran presteza, mientras ella se quedaba como idiota viédolo. Y nuevamente estaba en sus brazos siendo arrastrada a la espesura del bosque.



    Hambre: 6 (3/3)

    Sed: 6 (3/3)

    Cansancio: 10 (1/2) (recuperado al dormir sobre Andrea xd)
     
    • Adorable Adorable x 1
  8.  
    GigiBlanche

    GigiBlanche Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Morgan O'Connor

    Hambre: 5/7 (3/3)
    Sed: 5/7 (3/3)
    Cansancio: 6/10 (1/2)

    Hacer de vigía casi acaba con sus nervios, pero a fin de cuentas resultó fructífero. Desde su posición cercana al bosque, primero, observó cómo una jovencita pequeña y rubia se adentraba en el edificio sin mayores dilataciones. Entornó los ojos, buscando identificarla bajo la luz de la luna, pero le fue difícil. No la recordaba con particular claridad del helicóptero.

    Estaba sopesando sus opciones cuando el mundo pareció adquirir una velocidad trepidante y los eventos se sucedieron uno detrás de otro ante sus ojos sorprendidos. Advirtió movimientos en la ventana, seguidos de una persona saltando desde ella, al mismo tiempo que una bomba explotaba dentro del recinto. Sin girarse, rodeó el tronco para permanecer oculta detrás de él mientras hacía de espectadora. Se enfocó en quien había huído, que resultaron ser dos personas. Sus dedos sobre la madera apretaron con fuerza, sintiendo el frío húmedo del rocío. Era un tipo cargando a una jovencita. ¿Estaría herida? ¿O quizá ya muerta? No, debía ser la primera opción. Dudaba que alguien cargara con semejante cuota de sentimentalismo en esta mierda de supervivencia.

    El tipo lanzó una bomba al hueco del edificio y empezó a correr. Estaba tan apresurado que ni siquiera la vio al pasar, pero Morgan lo identificó como el tipo del cigarro. Le echó un vistazo al recinto, frunciendo el ceño. ¿Dos bombas en aquel espacio tan pequeño? Sacudió la cabeza, descartando la opción de entrar. Si sus cálculos eran correctos, debían haber aún tres personas allí; dudaba que todas hubieran muerto. Y si había algún superviviente, estaría demasiado herido como para poder ayudar o demasiado al límite como para dialogar sin bombas de por medio.

    Suspiró, conservando la calma, y decidió seguir con cautela a las personas que huían como liebres, adentrándose en el bosque detrás de ellos.
     
    Última edición: 15 Abril 2019 a las 6:08 AM
    • Impaktado Impaktado x 2
    • Adorable Adorable x 1
  9.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,159
    Pluma de
    Escritora
    El edificio comenzó a tambalearse por la explosión en esa habitación, dejando a su paso el polvo que desprendían las paredes de cemento. Aún así su poder destructivo no fue lo suficiente para derribar el soporte ni las paredes, dejando humo que podría obstaculizar los pulmones de quien lo reciben directamente.

    Debes tomar una decisión rápida para evitar que la tos los someta sin tregua y evitar un desmayo por asfixia.

    • Volver al bosque con tus compañeras de equipo
    • Dirigirte al edificio médico con tus compañeras de equipo.
    • Abandonar a tus compañeras de equipo y escapar al bosque solo.
     
    • Impaktado Impaktado x 2
    • Me gusta Me gusta x 1
  10.  
    The Pacman

    The Pacman King of Talco's ( & Borrashoos (???)) Estudiante de Edición

    Géminis
    Miembro desde:
    9 Enero 2013
    Mensajes:
    1,130
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Alexander Purchinov

    Resonaba dentro de mi cabeza su ultima oración
    —...¿Puedo pedirte un favor? Si me quedo con vosotros... ¿Me matarías?

    El anhelo de la muerte solo es propio de aquellos que han perdido su rumbo, afuera de este lugar seguramente la incitaria a buscar una razon para vivir, era lo mejor para mi imagen y seguramente sumaria bastantes puntos en las estadisticas de mi campaña, pero aquí dentro: alguien que desea morir es una herramienta perfecta.

    —Si ese es tu deseo, cuando llegue el momento te dare la mas hermosa de todas las muertes en este lugar mientras este en mis manos..

    Mientras le respondia a la niña, escuche como se rompia algo al otro lado y segundos despues una pequeña explosion. Me aproxime a tirar las tablas facilmente para darme cuenta que nuestra presa habia escapado por una ventana y dañado los al rededores, sorpresivamente, el mayor de los daños se los llevo una mesa y el suelo, quedaba un sofa podrido bastante usable a mi ver. El humo de la habitación no dejaba respirar muy bien, pero aproveche a taparme la boca y nariz con mi pañuelo rojo para filtrar el aire de forma rudimentaria y ver por el agujero que quedo de donde estaba esa ventana y pude ver a un hombre cargando encima a otra persona internandose entre los matorrales.

    Nueva informacion, nuestra presa solo eran dos.

    Estaba amaneciendo y al voltear al norte desde ese espacio pude observar que habia una cascada a la lejania y algo mas cerca otro edificio con una cruz en la parte de arriba ¿Un hospital o una clinica?, era mucho mas grande que este. No me habia fijado en el antes.

    Estaba agotado, llevaba mas de 14 horas sin dormir ni comer o beber algo, la idea de refrescarme con algo de agua era buena.

    Salí de la habitacion y me dirigi a mis dos compañeras.

    — Ya no nos queda nada por hacer aquí, nos dirigimos ahora al norte. Hay otro edificio cerca, mas grande.

    — Luego continuaremos lo que empezamosa aqui.

    >>>> Alexander y su equipo se movilizan al Edificio Médico

    Vida: 100/100
    Hambre: 5/7 (2/3)
    Sed: 5/7 (2/3)
    Cansancio: 7/10 (2/2)
     
    Última edición: 15 Abril 2019 a las 9:36 AM
    • Espeluznante Espeluznante x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
    • Borrashooo Borrashooo x 1
  11.  
    Raiven

    Raiven Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    410
    FREDERICK FOCKER
    vida:100
    Hambre:5 (post 2/3 para reducir el hambre )
    Sed:5(2/3 post para reducir sed)
    cansancio :7(2/2 para reducir cansancio )


    Llegué a un lugar bastante deteriorado , sus paredes arruinadas . Pero había un sofa mis ojos se iluminaron al verlo, aún que estaba algo roto aún servía para descansar, sin pensarlo me senté en el .
    —Haaaaaaaaah — solté de placer al relajarme en él
     
    • Borrashooo Borrashooo x 2
    • KHÉ? KHÉ? x 1
  12.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,159
    Pluma de
    Escritora
    Al escuchar las aves cantar por los muros de cemento empiezas a abrir los ojos luego de quedarte dormido de imprevisto, reflexionando sobre si seguir estando como espectador de los grupos que se han estado formando, o armar uno nuevo.

    • Piensas en devolverte al bosque para negociar por alimento, o robarlo si te topas con alguien.
    • Piensas en ir al edificio médico para llegar luego a la cascada que escuchas a lo lejos para hidratarte.
    • Te quedas en donde estás.
    Frederick Focker ha recuperado todos sus puntos de cansancio.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    Raiven

    Raiven Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    410
    FREDERICK FOCKER
    vida:100
    Hambre:5 (post 3/3 para reducir el hambre )
    Sed:5(3/3 post para reducir sed)
    cansancio :10(1/2 para reducir cansancio )


    Con sencillez si darme cuenta me quede dormido por unas horas, me desperté sobre exaltado, mirando a todos lados no se si era buena idea dormir pero al parecer la saque barata no había nadie mis cosas seguían intactas. Ya empezaba a sentir algo de hambre podría volver a la playa pero quedaba ya algo lejos mas cerca estaba el próximo edificio que se lograba ver.
    Por otra parte quede pensando en la explosión de la playa pero aun no me había cruzado a nadie aun, recogí mi paracaídas y continué el camino . -Estoy seguro que allí algo de comida habrá - el equipo de vuelo que llevaba ya me pesaba un poco pero no traía mas ropa.
     
  14.  
    Raiven

    Raiven Usuario común

    Escorpión
    Miembro desde:
    24 Mayo 2016
    Mensajes:
    410
    FREDERICK FOCKER
    vida:100
    Hambre:4 (post 1/3 para reducir el hambre )
    Sed:4(1/3 post para reducir sed)
    cansancio :10(2/2 para reducir cansancio )



    Descansar me hizo bien, pero aun faltaba lo mas importante beber agua y comer , metí mano en mi bolsillo encontré mis llaves -ooooh si tan solo mi hermosa nave estuviera aquí- lance las llaves al aire agarrándolas al caer , jugaba con ella mientras caminaba. ya no me importaba los demás solo deseaba seguir adelante ¿que hora seria ?, se me antojaba una buena y bien fría cerveza o un Wisky, Juntarme con mi equipo en la taberna pero esos días se veían lejos de volver a pasar , el torneo no falta mucho para que de comienzo con las elecciones de equipos.

    ----------------------------------------------------Paso al edificio medico -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
     
    • Reflexivo Reflexivo x 1
  15.  
    GigiBlanche

    GigiBlanche Iniciado

    Piscis
    Miembro desde:
    1 Abril 2019
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Morgan O'Connor

    Hambre: 6/7
    (2/3)
    Sed: 6/7 (2/3)
    Cansancio: 1/10 (1/2)

    Por fin habían arribado al claro donde se encontraba aquel pequeño edificio. Se pasó la mano por la frente, enjugándose algo de sudor, y tomó una gran cantidad de aire para liberarlo lentamente. Se detuvo a varios metros del lugar, y estiró el brazo en línea recta, enfocándose mentalmente en lo que pretendía. Comenzó a sentir unas ondas en los oídos, como si se encontrara dentro de un submarino, y al abrir los ojos no percibió nada. Las ondas siguieron repiqueteando un par de segundos, y luego fueron desapareciendo poco a poco.

    Bueno, era la primera vez que usaba esa cosa, pero podría jurar que no había detectado nada.

    —Al parecer no hay nadie —murmuró, aliviada—. Sólo tenemos que...

    Ah, ni siquiera logró acabar la oración. Ya sentía los mareos mientras utilizaba su radar, pero se había obligado con todas sus fuerzas a mantener la concentración. No haber detectado a nadie le produjo una oleada de calma que acabó por debilitar sus piernas.

    Cayó de bruces al suelo; apenas alcanzó a utilizar las manos para evitar el golpe de su cabeza. Un remolino de pensamientos incandescentes se silenció de golpe cuando su visión se nubló y el mundo se fue a negro.


    rip morgan

    ah, y usé el radar Insane. aviso por si las moscas(?
     
    Última edición: 17 Abril 2019 a las 11:13 AM
    • Impaktado Impaktado x 1
  16.  
    Reual Nathan Onyrian

    Reual Nathan Onyrian Curioso Crónico, Amante del Chocolate

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2017
    Mensajes:
    349
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Andrea Dalcorvo

    Nos volvíamos a ver, ruinas desoladas. Antes de que pudiera hacer nada, sin embargo, Morgan cayó al suelo, desmayada. Chasquée con la lengua, algo molesto. Bueno, al menos había confirmado que no había nadie adentro, lo cual era un alivio. Tener que cargar con una persona insconciente en medio de una pelea iba a ser muy complicado. Suspiré, me agaché cerca del cuerpo inerte de Morgan y la alcé, poniéndola sobre mi hombro. Le hice una seña a Aisha para que me siga, y me interné en el edificio, por segunda vez en mi estancia en la isla.

    A pesar de que el radar no detectaba a nadie, seguí moviéndome de forma sigilosa por los pasillos. La señal bien podría detenerse por una cierta cantidad de concreto, o solo detectar el movimiento, como los viejos radares de submarinos y aviones. Iba a estar en desventaja con un peso así encima mío. Por suerte, el radar parecía no mentirnos. No había nadie aquí. Me encaminé hacia el cuarto con el sillón, corriendo algunas maderas que habían quedado. Tosí levemente al ver la cantidad de polvillo que todavía seguía allí. Mierda, a este lugar le hacía falta una buena ventilación. Milagrosamente, el sillón seguía en un estado usable, así que acosté a Morgan allí, para luego taparle la boca y la nariz con un pedazo de remera. No tenía sentido haber hecho todo ese esfuerzo si luego terminaba ahogada por el polvillo.

    Bene, con eso debería bastar.— dije, posicionando de vuelta las maderas para tapar los accesos a la habitación. Me giré hacia Aisha.— Andiamo avanti, bambina. Tenemos que seguir presionando hasta la cascada. No le debería pasar nada a Morgan aquí. Llegar al edificio no es fácil, y al menos, tal vez tenga la misma suerte que nosotros y los invasores se pongan a conversar entre ellos antes de entrar.

    >> Debemos conseguirte esa medicina, bambina. Y yo necesito mis cigarrillos.— dije, saliendo de la habitación y encarando para salir del edificio.

    Hambre: 6 (3/3)

    Sed: 6 (3/3)

    Cansancio: 6 (2/2)
     
    • Adorable Adorable x 2
    • Fangirl Fangirl x 1
  17.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,465
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Aisha Nakamura.

    Hizo de tripas corazones, quiso decirle que no tenía nada en contra de ella, pero, que simplemente no podían cargarla. Estaba inconciente y completamente noqueada por el cansancio, sólo conseguirían morir los tres. Asintió hacia Andrea, siguiéndole rápidamente. Se sentía culpable y aquel lugar no le gustaba, ya se había dormido allí y tenía miedo de hacerlo nuevamente, no creía que esta vez tuviesen tanta suerte. Se concentró en su mano rojiza y que comenzaba a crearse burbujas marcando su sana y dorada piel. No tenía tiempo para sentimentalismos, noi para compadecerse por nadie más que no fuese ella misma.

    Se mordió los labios conteniendo las lágrimas, el dolor comenzaba a ser ya una puntada molesta. Quería estar en su casa, quería una cena caliente y una ducha en su cuarto. No quería morir en esa estúpida y desgraciada isla desolada para diversión de un pendejo.

    —Quería ganar las nacionales éste año, ¡e incluso iba a empezar clases de arco! Ahora con ésta mano...inútil —despotricó por lo bajo, pateando las hojas en el suelo mientras caminaba con frustración sólo viendo la amplia espalda del italiano frente a ella.


    Hambre: 6 (1/3)

    Sed: 6 (1/3)

    Cansancio: 5 (2/2)

    Vida: 70/100
     
  18.  
    Reual Nathan Onyrian

    Reual Nathan Onyrian Curioso Crónico, Amante del Chocolate

    Capricornio
    Miembro desde:
    31 Julio 2017
    Mensajes:
    349
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Andrea Dalcorvo

    No vas a llegar ni a mañana quejándote de esa manera.— dije, sin mirar atrás, escuchando los quejidos de Aisha.— Y mucho menos a las nacionales. Si lo único que vas a hacer es lamentarte, bien te puedes quedar cuidando a Morgan. No tiene sentido lamentarte por eso. Tus problemas ahora son sobrevivir, y evitar que otros te maten. Y, en el peor de los casos, tener que matar a otros. Enfócate en eso, y te vas a dar cuenta que las nacionales no son más que una estupidez, bambina.

    La miré de soslayo, viendo como pateaba las hojas del suelo. ¿Qué había hecho para que me tocara todo esto? ¿A quién había enfurecido lo suficiente? ¿O era cuestión del azar? Si era así, tenía un par de cosas que charlar con el bendito azar ese. Me rasqué la nuca, pensando en que decir.

    — Mira, bambina, lamentablemente, estamos en un lugar en los cuales nuestros problemas del pasado pasaron a ser eso, del pasado. Todo tu mundo se redujo ahora a esta isla. No existen las nacionales, de lo que sea que tú compitas, no existen clases de arquería, no existe tu casa, no existe ni tu familia. Nada de eso existe. Solo existe el hambre, la sed, el cansancio, y la muerte, representada por psicópatas que se encuentra vagando por este mismo lugar. Esa es tu situación actual. Y si quieres sobrevivir, debes olvidarte de todo el resto, y preocuparte por los problemas actuales que tienes. Que en estos momentos, significa que estás muriendo por una quemadura que tu misma te hiciste, stupida.

    >> Si te concentras en eso, va a ser mucho más fácil callarte ahora, y andar en silencio, que nos estamos acercando al edificio médico, y dudo que se encuentre deshabitado.— dije, agachándome y deteniéndome en las inmediaciones, para inspeccionar el lugar. Si mi teoría era correcta, los radares solo notaban el movimiento. Lo cual convertía a la habilidad de estarse quieto en algo invaluable.

    Hambre: 5 (1/3)

    Sed: 5(1/3)

    Cansancio: 5 (1/2)
     
    • Adorable Adorable x 1
  19.  
    Tarsis

    Tarsis Equipo administrativo Comentarista supremo Usuario VIP Escritora Modelo

    Cáncer
    Miembro desde:
    20 Abril 2011
    Mensajes:
    6,465
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Aisha Nakamura.

    No pudo evitar soltar un risita silenciosa. Le gustaba aquel chico, y como decía lo que pensaba cn claridad y no se compadecía de ella sino que la ponía clara en si tuación de forma realista la ayudaba. Andrea tenía razón, sólo estaba perdiendo el tiempo lamentándose. Necesitaba sorbrevivir y salir de este aasqueroso sitio y olvidarse de todo esto, deshechándolo en lo más profundo de sus recuerdos como lo que era, una verdadera pesadilla.

    Se dejó caer a su lado con cuidado y agilidad, no presionando su mano y sin hacer ruido. Se colocó lo suficientemente cerca como para que sus brazos se tocaran, pero mantuvo la vista al frente, inspeccionando el nuevo edificio ya a la vista de ambos, como si aquel gesto no fuese a propósito. Comenzaba a sentir el agotamiento en sus músculos y en la pesadez de sus párpados, estando así tenía era ganas de dejar caer el rostro y simplemente dormirse, pero no, aún aguantaba un poco más, estaban cerca de lo que parecía ser un refugio seguro.


    Hambre: 6 (2/3)

    Sed: 6 (2/3)

    Cansancio: 4 (1/2)

    Vida: 65/100
     
  20.  
    Insane

    Insane Usuario VIP Comentarista empedernido

    Leo
    Miembro desde:
    14 Junio 2014
    Mensajes:
    1,159
    Pluma de
    Escritora
    El cantar de las aves aumenta su tono, escuchando el cómo juegan entre ellas al volar hacia los árboles con pequeñas ramas en sus picos.

    • Morgan o' Connor ha recuperado todos sus puntos de cansancio.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Fangirl Fangirl x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso