Explícito Werewolf & Assassin

Tema en 'Novelas' iniciado por Sylar, 28 Noviembre 2017.

Cargando...
  1.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,306
    Puntos en trofeos:
    401
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    Lo de la pastilla lo pondré distinto; ¿era la misma clase de pastilla ambas veces?
    Porque si no lo era no sé cómo reconocía cual era cual.

    Y las lobas salen de la dimensión de bolsillo y son como mejores amigas, al menos hasta que vuelvan a encontrarse a Peter u otro macho.

    ¿Acaso ese frenesí de sexo no dejaría cachorritos? Supongo en ese estado ni el macho o su harem se preocuparon por hacerse infértiles, como le sucedió la última vez que vio la luna y mató a su hijo no nato.

    Y otra duda, ¿qué tan fuertes eran las lobas si la luna les daba un power up, y el aullido de enlace un aumento x 3?
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  2.  
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    La forma era la misma, la única diferencia era que uno tenía un lado de color amarillo y del otro blanco, mientras que la segunda dichos lados de los colores estaba invertido (Si el anterior tenía su lado amarillo en el izquierdo, en la segunda pastilla estaba en el derecho y si el blanco en la primera estaba en el derecho, en la segunda estaba en el izquierdo), si, algo confuso, lo se XD.

    No diría que son "amigas", pero si, la tregua solo dura hasta que un futuro vuelvan a cruzar espadas/garras por una razón lógica (Peter u otro lobo macho)

    En su estado de trance aún conservan su inteligencia o voluntad (escena de las lobas tomando las armas de fuego de cazadoras muertas y usarla contra otras en una emboscada), por lo que Peter tendría la suficiente consciencia para hacer que su aparato reproductor sea estéril y evitar dichos embarazos no deseados.

    Es un cálculo de fuerza que de momento queda en la duda, pero se puede deducir que es lo suficiente para lidiar con numerosas cazadoras bien armadas y tener mayor tolerancia contra la plata (si tomamos en cuenta, que las cazadoras usaban Gear de dicho material).
     
    Última edición: 15 Mayo 2019
  3. Threadmarks: CAPITULO 61
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    1831
    CAPITULO 61


    Despertando en un bosque, se había encontrado rodeado de enigmáticas personas en túnicas y máscaras de lobos hechas de madera, ante Peter se presenta la presunta responsable de transmitir su licantropía.


    — ¿Quién carajos eres tú? –Le pregunto directamente el joven de blanca cabellera.


    —En el fondo lo sabes, soy la razón del porque has venido hasta las ruinas de Lodhret y soy quien te ha dado el don del lobo a través de la mordida –Contesto la enigmática persona —Peter Garnier, has corrido tantos riesgos y ahora tendrás las respuestas que anhelas saber.


    No pudo evitar recordar a aquella fémina bestia de casi dos metros de altura, morder su hombro, tal dolencia del pasado se transmitió como un reflejo al llevar una de sus manos al mismo hombro donde sintió esos salvajes colmillos.


    — ¿Realmente eres tú?, ¿o solo alguien que se hace pasar por ella?, ni siquiera sé cómo carajos es sin un solo gramo de pelaje en su cuerpo –Comento Peter.


    —Entiendo, lo probare entonces.


    Agito tu cabeza como señal para los cuatro individuos a su alrededor, estos se retiran dejando a los dos a solas, acto seguido la enigmática mujer se quita la túnica y mascara quedando únicamente en sostén y bragas. Detrás de aquella túnica, se revela una belleza de piel blanca, cabellera negra larga y ojos con heterocromía, siendo uno de color ámbar y el otro verde.


    — ¿Qué?, ¿piensas probarlo dándome un striptease? –Pregunto con un tono hilarante el joven peliblanco.


    —No, solo pienso relucir mi peluda bestia interior –Contesto ella.


    Quitándose sus dos prendas íntimas, exhibe su desnudez con toda normalidad.


    —Mierda, no bromeabas con lo de “peluda bestia” –Comento Peter mirando la entrepierna de la joven desnuda.


    —Sí, no me gusta el depilado –Contesto ella entre risas —Pero ese no es el punto.


    Garras y colmillos brotaron de la belleza blanca, una mirada salvaje se torna en un rostro con sus ojos tiñéndose de amarillo, un pelaje a montón de blanco con gris surgían de su cuerpo, su tamaño paso de 175 centímetros de altura a medir a 198. Sus atributos femeninos también manifestaron un aumento, junto a la aparición de notable masa muscular, con su hocico animal al descubierto ruge con la vista al cielo.


    Peter le miró minuciosamente, cada parte y detalle de su cuerpo, era la misma bestia de aquella cueva, la misma monstruosidad lupina que le mordió.


    — ¿Y bien?, ¿ahora me crees? –Pregunto la fémina bestia mirando al peliblanco.


    —Je, ya lo creo.


    La mujer loba revierte su estado y vuelve a su forma humana en solo unos segundos, para luego tomar asiento.


    —Mi nombre es Adalia Mirva, ahora que he aclarado mi identidad y revelado mi nombre, podemos tener una charla los dos.


    —¿Piensas charlar estando desnuda?.


    — ¿Cuál es el problema?, tu también lo estas, además para los hombres lobos estar desnudo es tan natural y apacible, como lo es para los humanos comer un dulce pastel.


    El sentido común de la enigmática Adalia era extravagante, pero lo único que Peter tenia de interés en ella, era cierto conocimiento sobre su llegada a Eliux. El muchacho de cabellera blanca toma asiento y con ojos pegados a los de ella, la charla entre los dos da comienzo.


    —Seré directo, ¿sabes lo que soy? –Pregunto Peter.


    —Sí, un humano, al menos es lo fuiste originalmente –Contesto Adalia —Pero tu humanidad es muy diferentes a los de Eliux, ya que tú no eres un humano de este mundo.


    Aquella respuesta lo confirmaba todo, aquella mujer loba era consciente de la auténtica procedencia de Peter.


    — ¿Cómo supiste que era un humano de otro mundo? –Pregunto Peter —La mordida que me diste, no lo hiciste para variar, lo hiciste sabiendo lo que me ocurriría, que era diferente a los humanos de este mundo que son inmunes a la licantropía, la cuestión es, ¿cómo lo supiste?.


    —Eso fue porque la voz me lo dijo –Contesto ella.


    —¿La voz?.


    __________________________________________________________________​


    [FLASHBACK]…


    Transitando por un bosque en un día nublado y de frio clima, Adalia vistiendo la túnica blanca y mascara de lobo, se encaminaba junto a cuatro individuos con la misma vestimenta.


    —Nuestro contacto humano no está muy lejos, Lady Adalia –Le comunica uno de sus acompañantes resaltando su voz femenina —Llegaremos en cuestión de media hora.


    —No tienes que ser muy formal, Maddie –Le responde Adalia —No estamos en Armenia, sinceramente odio las etiquetas, solo las uso porque mi madre insiste en mantener nuestra imagen en público.


    —Su madre es la comandante de las fuerzas del Distrito Sur, y usted ya ha sido elegida como su futura sucesora, Lady Adalia –Contesto su subordinada Maddie.


    Adalia detiene sus pasos, y todos los presentes replican su accionar, acto seguido ella se da vuelta y le quita su máscara de lobo de madera a su acompañante Maddie. Su cara al descubierto revela a una joven de su misma edad, de una piel bronceada, cabellera larga marrón y ojos avellana.


    — ¿Lady Adalia? —Replica su subordinada confusa.


    Coloca una mano sobre el mentón de Maddie acariciándolo suavemente y acerca su rostro al de ella, quitándose su propia mascara y con sus labios a solo centímetros de tocarse.


    —Aunque no me gustan las formalidades, no puedo evitar sentir que eres adorable cuando te comportas de esa manera –Dijo con sinceridad la loba de piel blanca.


    —Lady Adalia… por favor, aquí no… -Una ruborizada Maddie voltea su mirada para otro lado.


    — ¡Que ternura eres cuando pones esa cara!, aunque no hay nada que temer, todas aquí quienes nos acompañan son de mi suma confianza.


    Adalia lame la mejilla derecha de Maddie como muestra de afecto y luego suelta su mentón volviéndose a ponerse la máscara.


    —Tenemos un camino que seguir, cuanto más pronto terminemos con el asunto del contacto, más rápido volveremos a Armenia.


    —Sí, lady Adalia —Contesta Maddie colocándose la máscara y sonriendo bajo ella aun ruborizada.


    Pronto un extraño ruido hace eco a los oídos de Adalia, ella vuelve a detenerse y mira hacia diferentes lados buscando su procedencia.


    — ¿Qué sucede Lady Adalia? –Le pregunto su subordinada.


    — ¿Oyen eso? –Fue lo que su superiora le contesto.


    Pero para sorpresa de la bella loba con heterocromía, solo sus oídos percibían aquel extraño ruido, que pronto se hizo más claro, escuchándose una voz femenina. Una voz de desconocido origen, que la estaba llamando.


    —“No intentes hallar mi procedencia, está más allá de tu comprensión” –La voz femenina le comunico.


    — ¿Quién eres? –Pregunto Adalia en voz alta.


    Sus acompañantes estaban confusas, pues eran incapaces de oír aquella voz, y aunque Adalia se los había explicado, seguía siendo algo extraño ver a su Lady hablarle al aire.


    —“Quien sea no tiene importancia”.


    —Al contrario, para mí lo tiene, si no sé quién eres o lo que eres, ¿por qué debería escucharte?, no hay confianza en una charla así.


    —“Jeje, tan precavida, eres perfecta, aunque solo te escojo porque eres la opción más cercana”.


    — ¿Escogerme?, ¿para qué?.


    —“Dime, ¿qué dirías si te dijera que puedes transmitir tu licantropía a un lindo y joven muchacho?”.


    Tal pregunta hizo que la loba de heterocromía se riera unos momentos.


    —Te contestaría que suena demasiado sospechoso, aunque tengo curiosidad por saber cómo es ese “joven muchacho”.


    —“Entonces te marcare el camino”.


    Una serie de fuertes ruidos sonoros sacudieron la cabeza de Adalia, intensos dolores le hicieron ponerse de rodillas, sus acompañantes reaccionaron al instante tratando de ayudarle. Pronto aquellas molestias auditivas cesaron al instante, con solo una escasa duración de 4 segundos, al concluir este extraño fenómeno, la mente de la loba había recibido cierta información en su consciencia de golpe.


    —Tomaremos un desvió, hay un sitio que debo ir antes –Ordeno a sus acompañantes con seriedad.


    En el fondo, no confiaba en absoluto lo que aquella voz le había comunicado, los ruidos que sacudieron su cabeza, le enseñaron una serie de imágenes. No solo le mostraron el camino a seguir para ir a la dirección que la enigmática voz le hablo, sino que además, vio la imagen de un joven de cabellera blanca.


    —“¿Sera ese joven muchacho del que me hablo?” –Dijo una excitada y emocionada Adalia.


    __________________________________________________________________​


    La dirección lo había conducido a una cueva, sus acompañantes estaban con dudas, pero aun así, nadie tenía razones para desobedecer a su “Lady”, el respecto que sentían hacia ella no era del típico subordinado-maestro, adoraban a su lady como una amiga de gran apego emocional.


    Al adentrarse todos a la cueva, se hallaron con un altar de piedra con cadenas, la deducción de uno de los presentes, es que hace mucho tiempo, aquel sitio fue utilizado como un lugar de sacrificios, ¿pero de qué?. Los humanos abandonaron tal práctica barbárica cuando se hicieron con el Nova, los hombres lobos como vampiros tampoco tenían tal afición, preferían devorar a sus víctimas que malgastarla en un ridículo espectáculo sectario.


    El altar de piedra estaba perfectamente tallada, no parecía tan vieja, y las cadenas, cuatro de ellas para cada miembro, no estaban oxidadas o con señal alguna de tener mucho tiempo dejadas allí. Era como si aquellos objetos hubieran sido colocados hace poco, pero tal teoría es absurdo, ¿quién tallaría tal fino altar y dejaría dichas cadenas en buen estado aquí para luego irse?.


    —“¿habré caído alguna mala broma y venido en vano?, aquí es donde me indico que viniera, pero no hay nada” –Con incertidumbre fueron los pensamientos de Adalia.


    Sin tomar en cuenta el altar y las cadenas, no había nada más en la cueva, pensó entonces que aquella voz enigmática, pudo haber sido producto de su imaginación o alguna entidad desconocida haciendo sus travesuras en los asuntos mortales.


    —“No, no he bromeado contigo, realmente viniste y ahora compensare tu esfuerzo”.


    La voz nuevamente vuelve a hablarle, pero eso no es todo, Nova se percibe en el aire, no era producto de la Novamancia de alguien en las cercanías, cantidades de partículas de dicha energía emergieron de la nada a la altura. Las partículas se unen creando una especie de portal, de su interior desciende un desnudo joven de cabellera blanca, que lentamente es dejado cuidadosamente en el altar de piedra por una fuerza invisible.


    Todos los presentes, incluidos la misma Adalia estaban asombrados, su perplejidad no tenía comparación, no solo por la presencia de tal portal cuya cantidad de Nova que manifestaba era de lo más poderoso que hayan visto. Sino la aparición de un ser humano inconsciente en su interior, la bella loba Mirva se acerca al misterioso hombre.


    Al contemplarlo de cerca, no tardo en descubrir una herida en su abdomen, la pérdida de sangre era menor, pero tal daño en su condición lo mataría en cuestión de tiempo. Miro su cabello blanco y su rostro, se sentía hipnotizado por él, a tal punto de quitarse la máscara y acurrucarse en su pecho para escuchar los latidos de su corazón, la loba sonrió con sumo regocijo.


    —Ahora eres mío –Confeso en voz alta.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4. Threadmarks: CAPITULO 62
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    1988
    CAPITULO 62


    Maddie como el resto de sus acompañantes, estaban a rebosar de dudas e incertidumbre, lo que presenciaron era algo que nunca antes habían visto, la aparición del portal y el descender de un hombre misterioso de su interior. Sin embargo, para Adalia era todo un regocijo de satisfacción, quien se acercó a ese extraño joven desnudo de cabellera blanca, sin miedo alguno y se acurruco en su pecho.


    —Ahora eres mío –Dijo ella en voz alta.


    — ¿Lady Adalia? –Replico Maddie —¿Sabe quién es este joven?.


    Cuando el portal de donde el joven provino desapareció, la enigmática voz femenina le declaro unas últimas palabras antes de desaparecer totalmente de su cabeza.


    —“Él es un ser humano de otro mundo, pero uno muy diferente al resto de los suyos, haz lo que quieras que te parezca con él, incluso convertirlo en tuyo”.


    Con tal declaración, como no sentir emoción alguna, ante ella se encontraba un joven apuesto, una humanidad totalmente vulnerable a la licantropía, sus instintos le pedían a grito, “muérdelo, hazlo tuyo”. Al oír la pregunta de su compañera y confiable Maddie, ella volteo y la miro fijamente a los ojos.


    —Él es un humano de otro mundo, y voy a convertirlo en mi lobo –Contesto ella directamente —Envíale una nota a mi madre, dile que me demorare en volver a Armenia más tarde de lo pronosticado.


    —Lady Adalia, ¿cómo debo justificar esa demora? –Pregunto su leal subordinada.


    —Dile que estaré ocupada con un importante “experimento”, le contare todos los detalles una vez hayan concluido.


    __________________________________________________________________​


    [PRESENTE]…​


    El resto se contaba por cuenta propia, Peter despertaría solo para encontrarse sobre el altar encadenado y recibiendo la mordida de Adalia en su forma bestial. El “experimento” daría inicio, la finalidad era observar el progreso de la licantropía en él, sus cambios físicos y psicológicos, hasta finalmente convertirse en uno, para este punto dicho experimento de dividió en tres fases.


    La Fase 1 estaba centrado en sus cambios fisiológicos humanos a licántropo, la exposición al peligro real aceleran dicho proceso, la Fase 2 consistía en probar sus nuevas actitudes como capacidades como hombre lobo y las ruinas de Lodhret era el sitio perfecto. A pesar de haber contestado a su pregunta de cómo llego a sus manos y su eventual mordida, las dudas sobre su llegada a Eliux seguían vigente.


    — ¿Dices que vine por un portal de Nova… traído por una misteriosa voz femenina? –Pregunto el peliblanco.


    —Sí, desconozco quien o que cosa te trajo a Eliux, pero puedes estar seguro de una cosa –Aclaro Adalia —Es alguien cuya Novamancia va más allá de lo lógico, ¿alguna clase de dios quizás?, ni yo tengo respuesta alguna para eso.


    ¿Su procedencia a Eliux fue obra de alguna entidad de gran poder?, la respuesta solo brindo más dudas, ¿quién era esa entidad?, la única pista que pudo determinar de su identidad, es que se trataba de un ser femenino, o al menos eso aparentaba en el testimonio de la loba que le mordió.


    —Ahora que ya has averiguado, en cierto modo… cómo has sido traído a Eliux, ¿qué harás de tu vida en adelante? –Pregunta Adalia.


    —Que pregunta tan estúpida –Contesto Peter —Incluso antes de embarcarme en todo ese lio para encontrar respuestas sobre como llegue a este mundo, ya tenía claro que hare de mi nueva vida aquí y eso es lo que se me dé la gana.


    —Hmmm… ¿seguro?, no te transmití la licantropía por simple curiosidad, lo hice con un propósito, una finalidad –Aclaro ella.


    —Pues tu finalidad me importa un carajo –Se puso Peter de pie buscando sus pertenecías —¿A dónde fueron mis cosas?.


    —Peter, detente.


    Al oír la voz de Adalia, el cuerpo de Peter se paraliza por completo.


    —Siéntate y voltea hacia mí.


    El lobo peliblanco en contra de su voluntad, se mueve tomando asiento y mirando de frente a la loba de los ojos con heterocromía.


    — ¿Qué… que me hiciste?, ¿¡porque no puedo moverme por mi cuenta!? –Un molesto Peter pregunto intentando forzosamente recuperar su movilidad.


    —No lo sabes, no es de extrañar, incluso si aún fueras de este mundo, no lo sabrías, ya que es un saber que se perdió hace 1000 años –Declaro Adalia.


    —¿¡De que putas estás hablando!?, ¡deshaz esta mierda o juro que te voy matar! –Fue la amenaza jurada por el peliblanco.


    Pero ella sin vacilar, sin temor o duda, se acercó a su lado abrazándole, sintiendo su desnuda feminidad acariciar la piel expuesta del joven varón, recostando su cabeza sobre su hombro, aquel donde anteriormente le había mordido.


    —En aquellos días cuando los hombres lobos y vampiros eran capaz de convertir a seres humanos en los suyos, entre los mordidos y los responsables de la mordedura, se forjaba un “enlace”, una conexión “siervo-amo” –Explico la loba de heterocromía —Tu voluntad me pertenece Peter, yo soy la “progenitora” de tu nueva condición.


    —¿¡Me estas jodiendo!?, ¿¡quieres que te pague el que me hayas dado la licantropía volviéndome tu esclavo!?, ¡CON UNA PUTA MIERDA! –Rechazo el peliblanco tal propuesta entre rabia.


    — ¿Esclavo?, me estas malinterpretando, no deseo un esclavo, anhelo un lobo a mi lado –Le respondió al oído con el acompañar de una lamida.


    —Búscate el culo de otro lobo al cual meterle tus manos encima, yo no pienso cumplir tus fetiches mierdosos –Dejo en claro Peter.


    —Hmmm… no lo entiendes, pero está bien, aún es pronto –Declaro ella poniéndose de pie —De momento te dejare ir.


    —Hazlo, ten por seguridad de que si vuelvo a verte, te asesinare –Le garantizo Peter.


    —No, no lo harás, no puedes, literalmente no podrás sin mi permiso –Ella expuso.


    Un choque de mirada se dio intensamente entre los dos, los ojos del peliblanco desbordaban ira, rabia e indignación, un profundo deseo de asesinar aquella inhumana mujer. Mientras que Adalia, veía a ese lobo con suma fascinación, deseo y lujuria, tanto que aun en contra de la voluntad de Peter, ella le beso apasionadamente.


    El peliblanco quería arrancarle la lengua en el proceso, pero era imposible seguir su propia intención, su cuerpo actuaba en su contra, su voluntad fue reducida a la de un lobo sirviente en presencia de la responsable de su licantropía. Saliva y sangre sobresalían de la boca de los dos, cuando sus labios se separaron, un inevitable gemido de placer se escapó de la boca de Adalia, su agitada respiración y rostro extasiado revelaba su excitado sentir.


    —Cuando llegue el momento, volveré por ti, hasta entonces, se tú mismo, mi lobo –Le susurró al oído con el acompañar de la siguiente orden, “cierra los ojos y descansa un breve momento”.


    La consciencia de Peter se adormece, cayendo contra el suelo, sus fuerzas disminuían hasta que un sueño profundo se apodero de él, lo último que sintió fue la caricia de Adalia en su rostro y una lamida en su mejilla.


    — ¡MALDITA PERRA!...


    Peter despierta influenciado por la cólera, deseoso de arrebatar la vida de la loba “progenitora” de su condición, pero inútil eran sus intentos, mirando a su alrededor, ella ya no estaba ni tampoco sus acompañantes de túnica y mascara. Había sido puesto a dormir en un breve lapso de tiempo por orden de ella, dando la oportunidad suficiente para desaparecer sin dejar rastro alguno.


    Lo bueno de su despertar es que encontró toda su ropa en las cercanías, no solo eso, también su espada Gear y su bolso, en su interior contenía la estaca tienda portátil, aquella Hemopetra obtenida en su visita al calabozo Moldevil. Fue entonces que también encontró una nota junto a un mapa, el mapa tenía señalado su ubicación actual, en cuanto a la nota, exponía el siguiente mensaje.


    “No intentes buscarme, yo te encontrare a ti cuando llegue el momento, no importa a donde vayas, siempre sabré tu ubicación, vive tu vida acorde a tus principios, esa es la verdadera naturaleza de un hombre lobo, su libertad absoluta. Mi primera recomendación para ti ahora, es que cobres lo que vale la Hemopetra que tienes contigo y te hagas con un nuevo equipo, cerca de tu posición se haya un asentamiento llamado Tsurquez, habitado por seres como tú y yo, pero no solo licántropos, también vampiros, Reptiloides, Minos y otras razas apartes. Buena suerte mi lobo – Adalia Mirva”


    Apretó la carta con toda su ira destrozándola en el acto, ahora tenía un nuevo objetivo, buscar su absoluta libertad, tal y como aquella mujer loba lo había dejado en claro, la voluntad de Peter le pertenecía a ella. Si era capaz de encontrarle donde fuera, para el lobo de cabellera blanca le era casi imposible llegar a ella y garantizar su asesinato, ni por un intento de ataque sorpresa.


    Debía encontrar alguna forma, alguna solución para contrarrestar el control de su voluntad, no tenía idea de donde comenzar a buscar o a quien acudir para hallar respuesta a su problemática. Tan solo podía hacer una cosa y es hacer su vida mientras tanto, quizás con suerte y a tiempo, encontraría lo que busca o moriría en el transcurso.


    __________________________________________________________________​


    En alguna parte de ese mismo bosque, con la suficiente distancia de Peter, Adalia Mirva se encontraba reunido junto a su fiel compañera, Maddie, portaban sus túnicas blancas pero sin sus respetivas mascaras.


    — ¿Está segura de esto Lady Adalia? –Pregunto su fiel subordinada.


    —Sí, estoy totalmente segura, ¿qué gracia tendría si lo encadenara ahora como un perro?, no, no es el Peter que quiero –Contesto ella —Ese es el propósito de la fase 3.


    —Usted sabe lo que es él y lo valioso que es también, no es un licántropo ordinario, es el único de su tipo, un auténtico hombre lobo macho inmune a la plata, ¿y si llegara a morir?.


    —También pensé en ese resultado, esta todo solucionado, no te preocupes.


    — ¿Y si alguna manada llegara a descubrir sobre su inmunidad a la plata?, ¿no sería un problema también?.


    Adalia se hecha a reír levemente y luego levanta sus brazos mirando a Maddie.


    —Él es alguien que preferiría morir, que ser esclavizado o ser usado en su contra como “algo”, aun si alguien llegara a poner sus manos en él, no le será tan fácil, por supuesto, eso no significa que no le deje con cierta vigilancia, hare que me reporten de sus actividades de forma semanal o bisemanal –Aclaro la loba de la heterocromía —Volvemos a Armenia, mi madre me ha enviado un mensaje, al parecer ciertas “soldados lobas” de nuestro rival el Distrito Oeste, han reportado el hallazgo de un cierto lobo “macho” de interés, jejeje… no puedo esperar para decírselo a madre cuando regrese.


    __________________________________________________________________​


    Su meta estaba determinada, ahora solo debía trazar un camino, el mapa le señalaba a Peter la ubicación del tal sentamiento Tsurquez, dado a que la única orientación que tenía a disposición para dar con alguna zona urbana, no tenía otra que confiar. Se encamino tan pronto como se vistió, enfundo su espada en su espalda y guardo sus demás pertenecías en el bolso cargándolo en su hombro.


    Como en el mapa se había señalado en círculos y flechas de colores donde se encontraba él al despertar, y el camino a seguir para llegar a Tsurquez, de otra manera estaría perdido. Posiblemente le tome un día o dos llegar allí, no estaba del todo seguro, le era difícil calcular la distancia, pues no era su fuerte el interpretar mapas.


    Mientras avanzaba percibió entonces una presencia hostil, un atacante a sus espaldas desplazándose a sobrehumana velocidad, Peter flexiona sus piernas y salta varios metros evadiendo a su agresor. Al aterrizar, mira de frente encontrándose cara a cara con el responsable de atacarle, siendo aquel atacante una joven de 20 años en su total desnudez de pie a cabeza, con una mirada tan gélida y carente de emociones, de ojos color amarillo y una cabellera negra.


    — ¿Te conozco? –Le pregunto Peter mirándole hostilmente —¿Quién carajos eres?.


    —Soy Sasha Sunlaire.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  5.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,306
    Puntos en trofeos:
    401
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    La explicación de Adalia deja más preguntas que respuestas. Creo que solo responde un par: quién le dio la licantropía a Peter y cómo llegó a este otro mundo.

    ¿Quién o qué es la voz? (Dependiendo de la respuesta a esta pregunta las demás cobrarían sentido inmediato)¿cómo lo localizó desde otro mundo y por qué tenía que ser él? ¿cómo creó ese portal de nova? ¿para qué lo trajo?

    De Lady Adalia no me pregunto mucho. Solo parece ser una investigadora que observa su conejillo de indias interactuar con su ambiente. Pero lo puede recuperar cuando quiera.

    Y volvió Sasha, solo que no creo quiera matar a Peter. Tal vez le pida ayuda para eliminar a los Sunlaire y vengar a sus padres.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6. Threadmarks: CAPITULO 63
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2351
    CAPITULO 63


    Adalia y Maddie transitaban por el bosque en las cercanías de las ruinas de Lodhret, su destino era Armenia, tras dejar un grupo a cargo de la vigilancia de Peter, solo les quedaba retornar a su hogar natal. La loba de heterocromía de repente cesa sus pasos, observa detenidamente a su acompañante, quien yacía completamente quieta con la vista en frente y uno de sus pies en alto como si hubiera sido congelada.


    El sonido de la naturaleza también había cesado de golpe, pero lo más llamativo, eran las aves paralizadas en medio del aire, evidentemente la Lady inhumana no tardo en comprender la anormalidad de la situación. Todos los acontecimientos apuntaban a un hecho en concreto, era producto de algo manifestado con Nova y su responsable se hallaba arriba de una rama, bebiendo una taza de té.


    — ¡Buenas mañanas cordiales!, ¡señor Locura te manda sus saludos también! –Saludo el anormal vampiro amante de su infusión favorita.


    —Es extraño verte sin haberte invocado, Mad –Opino Lady Adalia con una sonrisa siniestra y los brazos cruzados.


    —Oh querida, la cortesía de un caballero no se mide por el sombrero, sino por sus exquisitos gustos por el buen té –Argumento él —Pero no es la necesidad de una elocuencia sutil mi invocación, ¿pienso detenidamente o actuó con improvisación?.


    —A veces quisiera ver lo que hay en tu mente, pero luego recuerdo que eres la antítesis de la misma normalidad, ya que estas aquí, dime con sinceridad, ¿fuiste tú acaso? –Pregunto ella.


    —Oh no, ¡no no no no no no no!, ¡absolutamente no!, ¿con que propósito enajenado sucumbiría a un acto tan ridículo de privar a una existencia alterna su hogar original? –Concluyo el vampiro extravagante —Ahora lo noto como las manchas rojas en los cortes del primo psicosis, ¿no está la vampirilla contigo?.


    —Illusia ya cumplió con el propósito por el que fue contratada, obviamente se ha marchado para seguir brindando de sus servicios al mejor postor –Contesto Adalia.


    —Es una dama realmente interesante y única, aunque no tan especial como lo es el joven lobillo, admiro la decisión que has tomado por sus peludas y redondas nalgas he de comunicar –Declaro Mad.


    —Es obvio, si le privara de su libertad, sería como arrebatarle lo que le hace particularmente especial.


    —Pero si hablamos de algo especial, ¿no entraría en esa categoría tú también? –El vampiro con exagerado aire pensativo miraba fijamente a la loba mientras se rascaba el mentón con la mano derecha y sostenía con anormalidad su taza con el pie izquierdo —A pesar de que eres una licántropa, durante la luna llena en la caza lunar, mantuviste tu forma humana en todo momento, la bestia interior siempre sucumbirá al cambio de manera obligatoria al contacto con la luz de la luna llena, incluso el joven lobillo no fue la excepción, se transformó cuando dicha luz llego a su ser –Hizo una breve pausa tomando un sorbo de su infusión —Pero… tu eres asombrosamente, ilógicamente, disparatadamente, incoherentemente… una excepción a la regla de la luna llena, ¿cómo has conseguido dominar algo que ningún licántropo ha podido aun en estos tiempos?, aun con la túnica puesta, la luz siempre se filtrara por toda la vestimenta sin importar lo gruesa que sea, la única forma de evitar sucumbir a la transformación forzosa, es encerrándose en una habitación sellada donde ni la más mínima luz lunar llegue, es lo que hacen los lobos de ciudad para evitar aquellas noches donde su identidad corre riesgo de ser expuesto a sus vecinos humanos.


    —Tú sí que eres bastante curioso con los detalles, ¿ser un entrometido es tu pasatiempo también? –Le pregunto Adalia con una relajada mirada.


    — ¡Claro que no!, mi pasatiempo es gozar del buen té, y de vez en cuando disfrutar de un buen partido de póker con señor Locura y hermanastro Demencia, mientras amante Esquizofrenia duerme profundamente –Declaro él —Cuando tienes un “Full House” te sientes el rey de tus pantalones, hasta que aparece una “Escalera Real” y entonces sientes como tu ropa interior se prende fuego de la decepción, ¡oh dama fortuna!, ¿¡porque te entretienes del sufrimiento de tu fiel amigo con beneficio!?.


    —Je, nunca cambiaras esa anormalidad tuya.


    — ¡Pues claro!, ¿dónde quedaría lo divertido si todo el mundo fuera normal?, ¡cambio y fuera!.


    Mad desaparece a la vista de Adalia con el siguiente parpadear de sus ojos, las aves vuelven a moverse, el sonido retorna y Maddie vuelve a caminar notando la atenta mirada de Lady en dirección a la rama donde se encontraba el desquiciado vampiro.


    — ¿Lady Adalia?, ¿sucede algo? –Su fiel compañera con preocupación pregunto.


    —Jejeje, nada, solo he visto algo gracioso, es todo, continuemos.


    __________________________________________________________________​


    — ¿Te conozco? –Le pregunto Peter mirándole hostilmente —¿Quién carajos eres?.


    —Soy Sasha Sunlaire.


    Su viaje hacia Tsurquez se ve interrumpido por la inesperada presencia de una adversaria con quien ha tenido más de un enfrentamiento anteriormente.


    — ¿Sasha Sunlaire?, ¿Sunlaire?...


    Los recuerdos grabados en lo recóndito de su mente reproducen entonces las luchas llevadas a cabo en el pasado contra dicha persona, la primera culminando en su derrota aplastante y casi muerte. La segunda llevada a cabo en las ruinas de Lodhret durante la caza lunar, donde sus fuerzas estaban parejas y de pronto el resto del combate, queda en memorias borrosas que poco a poco iba recuperando con el tiempo.


    — ¿Eres esa Sasha?, ¿la cazadora que intento matarme?, te ves un tanto… diferente –Noto el peliblanco una diferencia notoria en el cabello de la muchacha —Antes tenías una mitad de otro color y… bueno, ahora tu cabello no se ve como el culo, felicidades al estilista que lo arreglo.


    Ella sin decir nada y en completa tranquilidad aun en su total desnudez, comienza acercarse lentamente hacia Peter, él desenfunda su espada Gear y detiene el avance de la fémina al tener la punta del arma sobre su cuello.


    — ¿Qué estas esperando?, acaba conmigo –Le dijo ella.


    — ¿Ah? –Replico Peter con confusión.


    —Solo un centímetro más, con perforarme el cuello con esa espada de plata, bastara para matarme.


    —¿Me estas… estoy escuchando bien?.


    —Sí, te estoy pidiendo que me mates, con esa espada de plata tuya.


    Peter estaba ciertamente confundido, ¿era la misma cazadora de deleitaba total agresividad y desprecio hacia los “monstruos” con el que lucho anteriormente?. Estaba allí parada, con una mirada indiferente, sin ropa alguna, como humana tendría vergüenza de tal condiciones, pero ella se comportaba con un radical giro de 180 grados, exigiendo su muerte en dicha desnudez y en total calma.


    — ¿Estas borracha?, ¿drogada?, ¿te fumaste alguna mierda de este bosque?, ¿o la mierda de algún animal de este mismo bosque? –Pregunto anonado el joven peliblanco.


    —No, estoy en total lucidez –Respondió Sasha —Tan solo te hago petición porque ya no tengo motivos por el cual vivir, desde que descubrí que soy una licántropa, lo he perdido todo.


    Las nuevas capacidades olfativas de Peter le permitió notar que el cuerpo de la cazadora emitía un olor completamente diferente a cuando lucho contra ellas en las ruinas Lodhret. No solo era su cabello o su comportamiento, su olor también evidenciaba un cambio total en ella, la revelación dictada por Sasha era la última pista que necesitaba para entenderlo con claridad.


    — Todo este tiempo… ¿eras una licántropa? –Pregunto Peter.


    —Eso parece –Contesto ella con indiferencia.


    — ¿En serio?, ¿y todo ese rollo de “soy una cazadora que exterminara a los monstruos bla bla bla… protegeré a la humanidad… bla bla bla”?, ¿en serio? –Repite la misma frase con indignación —¿¡Casi me matas solo porque soy un licántropo y todo este tiempo eras una creyendo ser humana!?.


    —Quizás mi mente jugo todo el tiempo con mi verdadera identidad, hasta que luego lo entendí, nunca fui quien creía haber sido, y aquí me encuentro, estas en todo tu derecho de matarme.


    Tras expresar dichas palabras, Sasha cierra sus ojos y levanta sus brazos entregando su vida para ser tomada por la espada del lobo que le había vencido y llevado a descubrir lo que era realmente. Podría odiarlo, pero lo cierto era, que culpaba al lado humano de su psiquis por ocultarle la verdad sobre su padre y su identidad como una mujer loba.


    —Aquí me tienes, haz lo que quieras conmigo, rebana mis extremidades, apuñala mi corazón, perfora mi cuello, decapita mi cabeza, haz lo que te parezca…


    Su sumiso dialogo es interrumpido por un fuerte puñetazo diestro del lobo blanco en el estómago que hace expulsar todo su aire de golpe, Sasha cae al suelo en posición fetal con sus manos masajeándose en la parte golpeada. Solo para recibir por consiguiente un escupitajo en la cara por parte del chico peliblanco.


    — ¡Vete a la mierda, puta loca hipócrita! –Le exclamo un furioso Peter enseñándole el dedo del medio en su rostro.


    El lobo blanco siguió su camino ignorándola por completo, al cabo de unos momentos noto entonces que ella le estaba siguiendo.


    — ¡Deja de seguirme! –Le exigió Peter.


    — ¿Por qué no me matas?, matarme debería ser más satisfactorio para ti –Le pregunto Sasha.


    —No, sería más satisfactorio para ti –Argumento Peter —Tu misma lo dijiste bien claro, “ya no tienes motivos para vivir”, por ende si te matara, sería como quitarte de tu miseria, y siendo sincero, prefiero que los hijos de puta que me caen mal sigan sufriendo, así que por mí, vete a que te orine un caballo.


    Sasha quedo completamente callada por los siguiente 5 minutos, siguiendo aun a Peter, para luego retornar la conversación con otro tema.


    — ¿Puedo saber a dónde vas?... por favor –Pregunto ella con humildad.


    —A un lugar llamado Tsurquez –Contesto Peter.


    —¿Allí viven… otros como tú y yo?.


    —Por lo que entiendo, si, así como también vampiros.


    El joven peliblanco se detiene para revisar el mapa con el cual se guiaba, asegurándose de tomar el camino correcto. Aunque si bien no sabía leerlo del todo, tomo como referencia el punto anotado donde él despertó y estaba marcado en el mapa, Sasha con curiosidad mira el mapa a sus espaldas notando entonces un error en el trayecto que Peter seguía.


    —No quiero sonar mal, pero… estas tomando el camino equivocado hacia ese lugar llamado Tsurquez –Expuso Sasha.


    —¿Qué?, ¿sabes leer esta cosa mejor que yo?.


    —Como cazadora que fui alguna vez, siempre he utilizado mapas para guiarme –Declaro —Y… según este mapa, si mis cálculos son correcto, el camino hacia Tsurquez está para esa dirección.


    Sasha señalo para el otro lado, dicho de una manera simple y directa, Peter estaba yendo por dirección contraria.


    —Me estas jodiendo, ¿no? –Pronuncio con iracundo tono.


    —No… según el mapa, el camino a Tsurquez está por allá.


    Venas sobresalían de la sien del peliblanco, la ex-cazadora podía sentir la rabia emanar de Peter, tomo una prudente segura y entonces observo como este estallo en cólera, derribando un árbol en solo una tajada con su Gear. Para luego rugir con intensa furia hacia el cielo, como si insultara a lo más sacro del mundo.


    — ¿Estas… bien? –Le pregunto Sasha.


    No contesto palabra alguno, el peliblanco solamente guardo su arma y camino siguiendo la dirección indicada por la desnuda ex-cazadora, ella continúo siguiéndole y en total silencio. Con tal mal humor, a Sasha le era imposible volver a establecer conversación alguna con Peter, solo podía esperar a que se calmara.


    __________________________________________________________________​


    Un día y medio había transcurrido hasta entonces, Peter nunca se detuvo ni para descansar o comer, salvo las necesidades de orinar, el peliblanco estaba deseando llegar cuanto antes a su destino. Fue entonces que llegando a un punto, volvió a sentir con su instinto asesino, la hostilidad a su proximidad.


    Un disparo de un arma de fuego cerca de sus pies le obliga a pararse, pero no se inmuta ante tal agresión, la atacante se revela como una mujer adulta armado con un mosquete, pero su naturaleza no era humana. Poseía escamas de reptil en brazos, piernas y sobre su rostro, con colmillo en conjunto con una lengua semejante el de una serpiente y tenía además un grueso rabo verde con su propio conjunto de escamas espinosas.


    Pero no era la única, sobre el árbol, una agresora le apuntaba con una ballesta Gear, una vampiresa de cabellera café y llamativos aretes rojos en las orejas. Una tercera atacante se presentó aterrizando a escasos metros de Peter, el pelaje animal presente en ella, revelaba su identidad como licántropa.


    Tenía una intimidante estatura de dos metros, un largo cabello negro, usaba ropa que dejaba al descubierto su ombligo y largas piernas, su arma predilecta era un Gear con el aspecto de un pesado mazo negro al cual cargaba con solo una mano. Miraba fijamente a Peter, con una faceta demencial, sonriendo maliciosamente y acercándose a él, hasta detener a escasos centímetros del peliblanco y mirarle cara a cara, saborea sus labios dos veces haciendo notorio ruidos a propósito.


    —Vaya, que dulce sorpresa tenemos aquí, estas muy lejos de casa, humano –Le dijo la licántropa alta exhalando su aliento en el rostro de Peter.


    —Maldición, Zycra, no vayas a matarlo en el acto –Le pidió la mujer de las escamas —En Tsurquez los esclavos humanos nunca sobran, además nos pagaran a las tres por entregarlo a las autoridades, no me quejo del salario como guardias de Tsurquez, pero el dinero extra viene de maravilla.


    —Concuerdo, Zycra, abstente de asesinarlo, vivo nos beneficia más –Expreso la vampira apoyando el punto de la escamosa mujer.


    —Jejejeje… calma, también me gusta el dinero, aunque… la sola idea de retorcer de dolor y humillar a este humano es las maneras más vulgares y asquerosas… es excitante.


    Sus mejillas se enrojecían a la vez que una macabra sonrisa digna de un psicópata se tiñe en su cara, pensamientos sombríos y sanguinarios se cernieron en la mente de la licántropa en torno a Peter. Su tentación era poner sus manos en él, infligirle tanto dolor físico y psicológico de la manera en que ella siempre lo hacía en sus víctimas, no por nada se labro un afamado sobrenombre.


    “La Sonriente Sádica Gigante Desquiciada amante de las lágrimas de agonía”.


    Continuara…
     
    Última edición: 1 Julio 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  7.  
    Dark RS

    Dark RS Caballero De Sheccid Comentarista empedernido

    Capricornio
    Miembro desde:
    20 Marzo 2012
    Mensajes:
    1,306
    Puntos en trofeos:
    401
    Pluma de
    Escritor
    Saludos.

    Además de las acostumbradas tildes faltantes en los verbos en pasado (agudas acabadas en vocal), vi que cuando sale Mad se toma una taza de "tez". ¿Tez? ¿Es una taza hecha de piel? La z no está tan cerca de la 'e'.

    Oh, Sasha. Siguiendo a Peter. Pero viva aún. Espero así sigas. Y que el malvado de Peter no te haga nada.

    “La Sonriente Sádica Gigante Desquiciada amante de las lágrimas de agonía”
    Osea, ¿así le dicen? La gente debe quedarse sin aliento cuando hablan de ella. Creo que es oficialmente el sobrenombre más largo que jamás haya visto en mi vida.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  8. Threadmarks: CAPITULO 64
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2510
    CAPITULO 64


    ¿Por dónde empezar?, Zycra nació en el seno de un linaje de licántropos guerreros, algo tan habitual para una raza que abraza sus instintos salvajes en el derramamiento de sangre. ¿Pero que la hace especial y destacar sobre otros?, ¿es muy poderosa?, ¿ha conseguido logros únicos y extraordinarios entre los suyos?, ¿o será el producto de una serie de eventos que marcaron su “fama” con el paso del tiempo?.


    “La Sonriente Sádica Gigante Desquiciada amante de las lágrimas de agonía”.


    O para resumirlo, “Sonriente Sádica”, con solo seis años logro asesinar a su primer humano, por supuesto se trataba de una cazadora herida con una pierna cojeando y un brazo fracturado. Pero aquella sonrisa de júbilo cuando abrió en canal a su primer humano, arranco con mórbida curiosidad sus entrañas y saboreo su sangre como una salsa, marco el inicio de su verdadero ser.


    A los 12 años, participo en la masacre de toda una caravana de mercaderes, después de asesinar a sus escoltas con la ayuda de dos lobas mayores, la caravana era conformada mayormente por mujeres, con la presencia de niños y bebes. Lo usual de los licántropos en esto casos es asesinar a los infantes y apresar a jóvenes como adultos como mano de obra esclava, y preservación de los hombres para medios reproductivos.


    Zycra lo hizo a su manera, les rompió los brazos y piernas a numerosas madres, obligándolas a ver como sus hijos de solo meses de edad, eran cocinados vivos en una sartén por ella. Mientras tatareaba una alegre melodía con una perturbadora sonrisa, condimentos eran añadidos a sus infantes platillos.


    Pero no disfruto solo del tal peculiar “manjar”, algunas tuvieron el infortunio contra toda su voluntad y de manera inevitable, masticar y devorar la carne de sus cocinadas proles. Incluso para sus acompañantes lobas ya de edades mayores, tales límites rayaban a lo enfermizo.


    Superando los 18 años, el sadismo de Zycra se hizo más notorio y lo llevo por rumbos más estrafalarios, y los cazadores eran casi en todos los casos sus principales presas, se tomaba su tiempo para matarlos, primero disfrutaba torturarlos psicológicamente. ¿Cómo se sentiría una fuerte mujer de gran orgullo al ver a su amada pareja siendo violado por una bestia mientras sus lágrimas eran saboreadas por tal violenta criatura?.


    Ella se inculco ese habito a sí misma, adoraba con morboso placer el lamer las lágrimas de sus atormentadas víctimas, siempre con una sonrisa maliciosa. Si eras capturado por ella, con tus familiares o cualquier ser amado contigo, una cosa estaba garantizado, ser obligado a atestiguar el cómo esas preciadas personas eran sometidas a ruines e inhumanas suplicios, desde la violación, canibalismo, necrofilia, urofagia y coprofagia.


    VIOLACIÓN: Incontables hombres y mujeres fueron sus victima por penetración anal, vaginal (mujeres) y oral, la tortura sexual sadomasoquista era aplicada también.


    CANIBALISMO: Obligaba a sus víctimas a comerse la carne de sus propios parientes, amigos o extraños de su misma raza (humanos).


    NECROFILIA: Forzaba por el miedo a mujeres y hombre a fornicar por prolongados periodos con cuerpos de individuos asesinados a los pocos minutos.


    UROFAGIA: Todas sus víctimas tras ser sometidas, eran orinadas en el rostro.


    COPROFAGIA: Se defecaba sobre numerosas heridas abiertas de sus víctimas, era la menos aplicada, pero quien la padecía, anhelaba la muerte cuanto antes.


    Tal e inmunda eran los actos de esta licántropa, que casi nadie en la manada se le acercaba, ni por asomo para hacer equipo con ella, entre susurros y con el paso del tiempo se ganó su afamado apodo.


    __________________________________________________________________​


    Y allí se encontraba, la sádica y desquiciada licántropa de dos metros de altura, mirando frente a frente a Peter, con una excitada expresión sonriente y macabra en sus labios, respirando profundamente sobre el rostro del lobo blanco. Pero Peter no se inmutaba, lo cual llamo poderosamente la atención de la loba.


    —“No olfateo miedo, dudas o incertidumbre, ¿realmente no me teme?, que emocionante…” –Pensó Zycra temblando emocionalmente del júbilo —“Cuanto más duro son de mente y emociones frías, más delicioso son sus lágrimas y psique destruido”.


    Sin importar cuanto resistiera, su naturaleza sádica imploraba hacer pedazos a ese hombre de cabello blanco, sus compañeras de guardias eran incapaces de detenerle cuando se llegaba a esta conclusión. Ella extendía lentamente su mano dominante, buscaba agarrar el cuello de Peter y luego someterlo físicamente, planeando con demencial mentalidad, la manera en que le torturaría.


    Pero sus pensamientos de parafilia enfermiza fueron detenidas cuando sintió una mano aferrarse fuertemente a su entrepierna, era de aquel hombre joven de cabellera blanca. Acto seguido sin reaccionar, es levantado con una fuerza sobrehumana en el aire y derribada, quedando boca arriba en el suelo, mirando con estupefacción a ese muchacho responsable de tal hecho.


    Sobre ese mismo muchacho peliblanco, rasgos de bestias surgieron sobre sus orejas, en su boca en forma de colmillo y su voz con el soltar de fieros gruñidos amenazantes, fue entonces que lo comprendió, aquel hombre, no era un humano.


    —“Un hombre lobo”.


    No era el primer hombre lobo macho que Zycra había visto en su vida, pero este en particular era diferente, al mirarle sus ojos, las expresiones de ira en su cara, al oír su voz bestial resonar con intensidad hostil, una sensación física y emocionalmente repercutió en su ser.


    —“¿Tengo… miedo?”.


    Miedo, un sentimiento totalmente ajeno para esta mujer loba, ni las experiencias cercanas a la muerte o los momentos donde profundos dolores físicos producto de heridas graves infligidos por plata, no hubo temor alguno lo que inundo su cabeza en aquellas situaciones, fue la frustración en su lugar.


    Pero aquí era diferente, los temblores de sus brazos y piernas, no eran por emoción, excitación o su desquiciado sentido del placer, esos temblores eran causados por él. Sobre el rostro de ese macho, entre sus colmillos, sus orejas animales y gruñidos de bestia, observaba desde su perspectiva visual la imagen de una extraña aparición horrida.


    Sobre Peter vio la imagen de un lobo gigantesco de pelaje rojo, de zarpas, ojos y fauces demoniacas, expulsaba un aliento del color de la sangre y fuego carmesí llameaba de sus ojos. Aquello evidentemente era producto de su imaginación, pero la sensación que percibía a nivel sensorial, casi parecía como si fuera real, ¿porque observaba a tal imagen monstruosa en torno a ese joven lobo?.


    Peter acerco su rostro sobre la cara de la derribada Zycra y le declaro las siguientes palabras.


    —Escucha con atención, hija de puta, si vuelves a exhalar solo una vez más tu aliento de mierda sobre mi cara, te mato, ¿he sido lo bastante claro?.


    Al oír su amenaza, el tono de sus agresivas palabras, lo había hecho sintiendo como aquella monstruosa aparición lupina gigante de rojo, presionaba con una descomunal fuerza con una de sus patas sobre su pecho. Exhalando su aliento de sangre sobre su rostro, haciendo que sintiera como si le faltara aire, a pesar de que no había presionando sobre ella en la realidad.


    —S-si… no… volveré… a hacerlo… -Contesto Zycra toda sumisa.


    Sus compañeras de guardia, la vampiresa y la mujer de escamas en la piel estaban anonadas, conocían a Zycra y su manera de ser por años, pues ellas eran sus amigas de infancia, las pocas amistades que se atrevían a estar cerca de tal “loba desquiciada”.


    — ¿Qué?, ¿ustedes también buscan darme problemas? –Dijo Peter mirando a las demás guardias mientras llevaba su mano a la empuñadura de su Gear.


    — ¡Espera un momento por favor!, ¡lo sentimos mucho! –Se disculpó enseguida la fémina de escamas —Creíamos que era un humano, no transitan muchos lobos machos por los alrededores y tu disfraz humano es increíblemente detallista… incluso para nuestros sentidos aumentados.


    Ya había oído esa explicación con anterioridad, el lado humano de Peter era capaz de ocultar al detalle incluso su propio aroma lupino, de pie a cabeza era un disfraz único en su tipo.


    — ¿Qué trae a un lobo macho por aquí? –Pregunto la guardia mujer de escamas.


    —Estoy buscando un lugar llamado Tsurquez, ¿este es el camino?.


    —Sí, de hecho, nosotros estamos vigilando uno de los puntos que lleva a la entrada de Tsurquez.


    —¿Solo ustedes tres?.


    —No, solo somos el primer puesto de vigilancia.


    Los caminos que llevaban a Tsurquez estaban custodiado por varios puestos de vigilancia, cada uno integrado con un número específico de guardias. Cada una hora, los puestos de vigilancia envían una señal entre ellos por medio de un Gear especializado, con la finalidad de corroborar que todo estuviera en orden, dicha señal llega hasta las principales autoridades encargadas de la defensa de Tsurquez.


    —Sigue el camino recto, llegaras a la entrada de Tsurquez, no tiene perdida –Le explico la fémina de escamas.


    La mujer guardia de escamas le aconsejo a Peter que ingresara con sus rasgos licántropos al descubierto, dado a que su lado humano ocultaba casi a la perfección su lado lobo y las demás guardias podrían reaccionar aun peor si llegaran a confundirle con un humano.


    —A propósito, ¿ella es acaso tu esclava? –La vampiresa le pregunto a Peter señalando a alguien.


    Al voltear se halló con Sasha, la ex-cazadora ahora convertida en licántropa, saludo sin pudor a las guardias.


    —No, es solo una desquiciada que me encontré en el camino, no tengo relación alguna con ella –Aclaro Peter para luego proseguir su camino a Tsurquez.


    Zycra se puso de pie, al ver que el lobo de cabellera blanca se alejaba a la vista, sintió una sensación de calor en el pecho.


    — ¿Cuál es el nombre de ese lobo? –Pregunto Zycra en voz alta con el sonrojar de sus mejillas.


    —Peter –Cito Sasha la respuesta que Zycra buscaba —Es al menos el nombre que he escuchado que tiene.


    —Peter… me gusta –Opino la licántropa “gigante” -¿Y tú eres…?


    —Solo una loba despechada cualquiera –Contesto la ex-cazadora.


    —¿Por qué andas toda desnuda?.


    —Como veras, no tengo nada conmigo, he perdido todo lo que poseía con anterioridad… y he venido aquí a comenzar mi vida de nuevo.


    Zycra no le entendía en absoluto, pero era claro que esta desnuda mujer loba también buscaba ingresar a Tsurquez, no existían reglas en Tsurquez sobre transitar desnudo por las calles. Los “no-humanos” como ellos eran algo abiertos de mente en esos aspectos, además de que la propia vergüenza de uno mismo se encargaría a pensárselo dos veces antes de hacer tal cosa.


    —Escucha cachorra, si quieres entrar a Zycra, tienes el permiso, aunque sí que llamaras la atención entrando de esa manera, por mi parte no tengo problema alguno, la vergüenza solo recaerá a ti –Le advirtió Zycra.


    —Está bien, no importa, ya he perdido el orgullo hace rato…


    Sasha les agradeció y se despidió de las guardias para tomar el camino que llevaba a Tsurquez.


    __________________________________________________________________​


    Una puerta gigante se hallaba sobre un muro de 15 metros de alto, era la entrada a Tsurquez, Peter finalmente llego a su destino con el ocultándose, como era de esperarse la seguridad en el área era estricta. La vigilancia era encargada por numerosas guardias inhumanas, desde vampiresas, mujeres lobas, Reptiloides y otras razas ajenas a la humanidad.


    Sobre el muro se denotaban numerosos cañones equipados sobre la estructura, en especial sobre las atalayas de la fortificada edificación, un cañón más grande se incorporaba en la elevada construcción de vigía.


    La guardia hizo una inspección de las pertenecías de Peter e incluso una obligatoria inspección sobre su cuerpo para buscar algún “material” considerado prohibido en Tsurquez. Que le tocara una guardia licántropa hacer la inspección física sobre el peliblanco y que esta se tomara su tiempo para examinarle de la cintura para abajo, no era coincidencia.


    Si Peter no tomo tales acciones ofensivas y respondió con su habitual violencia, era por el cansancio que padecía, llevaba despierto más de un día y medio, quería conciliar el sueño cuanto antes. Pregunto por una posada en las cercanías y, como un gesto amistoso, la licántropa guardia que le hizo el chequeo físico le guiaría a una posada popular que conocía.


    Las puertas finalmente se abrieron para él, al ingresar observo la increíble urbanización en el interior de aquellas fortificaciones, Tsurquez no era un asentamiento pequeño, era una ciudad magistral. La arquitectura de las casas y calles recordaban al estilo victoriano, aunque la humanidad invento en Eliux dicha arquitectura, a los “no-humanos” no les importaban replicarlos en sus propios núcleos urbanos.


    Por las calles transitaban todo tipo de humanoides, no solo hombres lobos o vampiros, desde individuos con aspecto de toro antropomórficos, a seres de escamas y rabos reptilico, criaturas de baja estatura de una piel verde, largas orejas y colmillos sobresalir de la boca, y luego estaban lo que tenían el aspecto de mujeres con un par cuernos negros de carnero, una cola puntiaguda del mismo color y un par alas de diablillo.


    No había un solo ser humano a la vista, era una ciudad hecha por y para monstruos, o como ellos preferían ser llamados “no-humanos”. La mujer loba que escoltaba a Peter cesa su paso, pues habían llegado, a tan solo 30 metros, ella le señalo una llamativa edificación que estaba a la vista.


    El edificio se comprendía de tres pisos, tenía un decorado negro con amarillo en sus paredes, y un cartel ubicado en la parte superior describía al lugar como una posada llamada “El Lobizón”.


    __________________________________________________________________​


    El interior de “El Lobizón” era tan animado como siempre, al tratarse de un popular establecimiento de descanso y gula para hombres lobos, aunque en Tsurquez no existía discriminación en torno a donde uno pagara para comer o dormir. Este lugar era el más idóneo y frecuentado en su totalidad por todo licántropo que pisara o viviera en Tsurquez, pues dormir en estas paredes era considerado por los lobos como un lujo.


    Mesas rebosaban de clientela totalmente femenina, sus colmillos, pelaje parcial y cola animal revelaban su naturaleza lupina, platos de comida eran acompañado de fuerte licor y juegos de azar. Las vulgaridades y eructos no se hacían de faltar, pues aquí estos eran los “modales” típicos de estas damas bestiales. Pronto a la posada ingresa una exaltada mujer loba que a lo alto anunciaba la llegada de un nuevo lobo a “El Lobizón”.


    —Oh, ¿una recién llegada?, que divertido, hace meses que no veía una nueva cara –Comento una de las clientes loba.


    —Debemos darles la “bienvenida” a la nueva cachorra –Una segunda expreso con cierta malicia en su tono.


    —Sí, no puedo esperar a que llegue –Una tercera manifestó con el humedecer de sus labios con su lengua.


    — ¡Lo están malinterpretando! –Comunico la mujer loba que dio el aviso de la “recién llegada” — ¡Quien está viniendo a la posada en realidad es…!


    Pero era tarde para corregir el mensaje, la puerta de repente es abierta y ante la vista de todas las féminas licántropas presentes, observaron al nuevo rostro ingresar al establecimiento. Su apuesto cabello blanco, su joven apariencia y sobre todo su varonil imagen, era un hombre, un auténtico macho de pie a cabeza de su misma raza.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  9. Threadmarks: CAPITULO 65
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2079
    CAPITULO 65


    Peter Garnier ingreso a la posada “El Lobizón” mirando a su alrededor, observando la cantidad de clientela femenina con sus rasgos lupinos como orejas envuelta en pelaje y colmillos inhumanos al descubierto. Luego se acerca a la recepción que era atendida por una fornida mujer adulta licántropa de corta cabellera negra y un lunar en el cuello.


    —Saludos estimado… cliente –Con seductora voz la recepcionista le dio la bienvenida — ¿Buscas algo para comer, una habitación para descansar… o quizás…?


    —Dormir, y cuanto antes por favor –Contesto al instante el peliblanco.


    —Muy bien, ¿cuál habitación desea alquilar?, ¿la básica o la privada?.


    Cuando Peter pregunto la diferencia entre ambas, no solo era una cuestión de precios, económicamente la privada era más cara que la básica, pero existían otra diferenciación mayor. Las habitaciones básicas consisten en una habitación con una ancha y extensa cama el cual puede ser ocupado por un máximo de 10 personas, en resumidas cuentas, 10 huéspedes duermen en una misma habitación en una cama gigante.


    Para Peter un servicio semejante es extraño, pero en el sentido común de los hombres lobos es todo lo contrario, considerando las características lascivas de la raza. Eso lleva a la habitación privada, como su nombre indica, es únicamente utilizada por el huésped que alquilo por ella, aunque se permite compartirlo con otra persona, dicha persona (sea una pareja/amistad/etc.) también deberá pagar aparte (se cobra de manera individual).


    —Una habitación privada entonces…


    Tras la petición de Peter, la fornida mujer toma un libro de registro y examina las notas en torno a las habitaciones privadas, encontrando un problema.


    —Mis disculpas joven, pero me temo que todas las privadas han sido alquiladas por hoy –Dirigió la recepcionista la mala noticia.


    Casi toda la clientela que piden las habitaciones privadas pertenece a razas ajenas a los hombres lobos, en pocos casos una licántropa solicita una, pero esto dejo a Peter sin la posibilidad de adquirir una. Cuando el peliblanco sin alternativas estaba por tomar una habitación básica, una muchacha de larga cabellera roja, con su misma estatura y juvenil edad, se acerca a la recepción.


    —Disculpe, quisiera solicitar la llave de mi habitación por favor –Solicito la pelirroja con el acompañar de un bostezo.


    Sus ojos denotaban unas notables ojeras, producto de una evidente falta de sueño, la recepcionista le pregunto si comería algo, pero ella declino la oferta pidiendo la habitación para dormir cuanto antes, entonces volteo mirando a Peter.


    — ¿Estás buscando una habitación privada?, eso es extraño, ¿por qué un lobo varón pediría una privada en lugar de una básica? –Pregunto la pelirroja.


    —Porque en verdad necesito dormir… cuanto antes… -Contesto él.


    La mujer miro fijamente a los ojos del lobo unos leves momentos.


    —Diablos, parece como que has estado más de un día sin dormir –Concluyo la muchacha —Si te parece bien, ¿quieres compartir habitación?.


    La muchacha se identificaba como una vampiresa, sus ojos color rojizos y evidente colmillos en su boca eran prueba de ello.


    — ¿Dormirías tranquilo en la misma habitación junto a un hombre lobo? –Le planteo Peter.


    —Un hombre lobo y una vampiresa durmiendo en una misma habitación, ¿acaso suena tan extraño?, además solo vamos a dormir, ¿no? –Fue su respuesta ante tal cuestión.


    Si Peter tuvieras los ánimos suficientes, reiría ante tal declaración, acepto la propuesta de la vampiresa para compartir una misma habitación privada.


    —Serán 8000 Ralods –Fue el coste del alquiler solicitado por la recepcionista.


    — ¿Puedo pagar con esto? –Peter saco de su bolso la hemopetra que poseía.


    Su gran tamaño asombro a la fornida recepcionista, como también a las lobas cercanas, y en solo una fracción de segundos, la somnolienta vampiresa exhibió una mirada estupefacta.


    — ¿¡Qué clase de Cryptian mataste para tener tal hemopetra en manos!? –Exclamo la recepcionista son asombro para luego calmarse —Lamentablemente no aceptamos hemopetras como pago, para esto esta “La Mano Negra”.


    “La Mano Negra” era el equivalente de “La Asociación” de las ciudades humanas, su principal función era la comprar de los hemopetras de los seres “No-humanos” que cazaban Cryptian. Como tal era un sitio bastante concurrido y de conocimiento común en Tsurquez.


    —Maldición… de momento no tengo efectivo e ir a cambiarlo es un fastidio…


    —Aquí tiene –La vampiresa pelirroja le entrega 8000 Ralods en billetes de 1000 a la recepcionista.


    La vampiresa pago por el alquiler de Peter, antes de que el lobo pudiera preguntárselo, ella anticipo tal cuestión y contesto.


    —Puedes devolverme el dinero cuando cobres por ese hemopetra cuando despertemos, ¿no?, también tengo algunos que vender en La Mano Negra.


    —“Esta vampiresa empieza a caerme bastante bien” –Pensó el peliblanco en su consciencia.


    La recepcionista hace entrega de la llave de la habitación a la vampira, para luego preguntarle si preferiría guardar sus pertenecías en el almacén personal del negocio o preferiría llevárselo consigo a la habitación alquilada. Ella responde al instante que prefiere llevarla consigo, y viendo que la misma pregunta se le hace a Peter, el lobo blanco opta por la misma decisión.


    El dúo sube por unas escaleras, las habitaciones privadas estaban en el tercer piso, mientras que las básicas en el segundo, al llegar a la puerta correspondiente, esta es abierta y los dos ingresan cerrándose en el acto con llave.


    La clientela femenina lupina que devoraba sus comidas, saboreaba sus bebidas y disfrutaban de los vicios de los juegos al azar en cartas y dados, mantenían en todo momento sus comentarios y murmurios en torno al lobo blanco lo más bajo posible del atento oído de Peter. Cuando este se encerró con la vampira en la habitación, sus voces finalmente se elevaron a todo volumen.


    — ¡No me lo puedo creer!, ¡un lobo, un auténtico y joven lobo macho!, ¡es ve tan fuerte y viril! –Exclamo una de las bravas lupinas.


    — ¡Maldición!, ¿¡porque pidió una habitación privada!?, ¡me hubiera ido a dormir bastante temprano hoy si hubiera pedido la otra! –Una segunda se expresó con frustración.


    —¿¡Vieron esa enorme Hemopetra que llevaba consigo!?, ¡no solo es apuesto, debe ser jodidamente fuerte!, ¡todo un alfa sin duda! –Comento una tercera con el seguir de un eructo.


    — ¡Debo hacer un grupo de caza con él cuanto antes!...


    — ¡Ni hablar, yo le pediré primero que se una a mi grupo de caza!...


    — ¿¡Quieren pelear perras hediondas!?, ¡estoy dispuesto a rebanarles la cabeza a cada una de ustedes y usarla como inodoro personal!.


    — ¡Cierra la puta boca, loba de cuarta!, ¿¡qué vas a matar tú con esa apariencia flacucha de muerta de hambre que tienes!?.


    — ¡Si buscas una paliza de colmillos y garras la tendrás!, ¡en especial tú, bolsa de pulgas purulenta!.


    — ¡Acércate cachorra, te daré tremenda golpiza que sentirás como si defecaras por dentro!.


    Los insultos entre las licántropas se hacían más agresivas conforme la hostilidad verbal aumentaba entre ellas, pronto empezaron los gruñidos y las muestras de garras como colmillos a modo de intimidación.


    —¡¡¡SUFICIENTE!!! –Una voz furiosa y bestial se alzó callándola a todas a la vez.


    Era la recepcionista, sus rasgos licántropos se manifestaron con el teñir de sus ojos de amarillos, pelaje negro sobresalía de su rostro extendiéndose al cuello e imponentes fauces intimidantes.


    —No tolerare las disputas en mi posada, al más mínimo indicio de una pelea o lleguen a romper algo, les hare pagar el doble de lo que destruyan y no volverán a poner un pies en este lugar, ¿he sido lo bastante clara? –Acompaño su amenazan aclaración de un gruñido casi demoniaco.


    Todas sintiendo un frio miedo por la propietaria del negocio, retornaron en calma a sus respetivos asientos, la tensión agresiva en el ambiente se desvaneció al instante, si bien la discusión continuo pero en voz baja y con la menor cantidad de insultos posible, para evitar otro potencial alboroto y desatar la ira de la recepcionista. En todo momento que duro aquella acalorada discusión, solo tres mujeres lobas se mantuvieron en absoluta calma cuando el resto estaba dispuesta a lincharse como bestias.


    Las tres compartían una sola mesa disfrutando de su comida en conjunto con el alcohol, jóvenes féminas bestiales que rondaban por sus 20 a 22 años de edad, cada una cargaba un arma distinta de naturaleza Nova, eran Gears.


    La primera poseía una altura aproximada de 170 centímetros, piel morena, vestía una gabardina marrón, con un sombrero cowboy que ocultaba su corta cabellera negra, vistiendo un pantalón azul confeccionados con tela de mezclilla y en sus pies calzaba unas botas negras. Tenía la peculiaridad de llevar dos pistolas de apariencia clásica (semejantes a pistoletes) sobre fundas situado en su prenda superior a cada uno de los costado y a la espalda cargaba con un mosquete de color negro.


    La segunda mujer rondaba con una altura de 190, piel clara, de una cabellera marrón y cola de caballo, ojos rasgados (brida mongólica), vestía un atuendo blanco de largas mangas y que le llegaba hasta las rodillas, junto a un pantalón largo del mismo color y su calzado eran unas sandalias rojas de madera. Su arma principal consistía en una gruesa vara metálica gris de 80 cm.


    La tercera poseía una altura de aproximadamente casi 2 metros, piel caucásica, una larga cabellera café que parecía la melena de un león, un parche de tela marrón cubría su ojo izquierdo, vestía una camisa roja sin mangas deleitando unos brazos de formidable musculatura y su vestimenta inferior eras unos pantalones oscuros. Su Gear consistía en una empuñadura de plata sin la hoja y que llevaba en el lado derecho de su cintura.


    — Son bastantes escandalosas, arruinan mi platillo y mi bebida –Opino la fémina de ojos rasgados.


    — ¿Puedes culparlas?, no todos los días aparece un lobo macho y joven… y bastante apuesto –Comento la muchacha del sombrero de cowboy.


    —El tamaño de ese hemopetra, ¿qué clase de monstruos habrá vencido?, algo me dice que ese chico lobo no es solo una cara bonita, se nota que es fuerte –Expreso la mujer de brazos marcados y parche en el ojo.


    —Je, ¿tienes curiosidad de conocerlo mejor? –Le pregunto con una pícara mirada la muchacha del sombrero de cowboy.


    —Me gustan las personas fuertes, en especial cuando son hombres, si, quisiera conocerlo mejor –Concluyo la fémina de melena entre leves risas.


    —Conociéndote lo bastante bien, tu manera de “conocer mejor” a la gente, siempre culmina con una lucha o una riña –Comento la joven de ojos rasgados acompañado de un suspiro escéptico —Tampoco soy quien para juzgar, lo cierto… es que también curiosidad por ese lobo –Opino con el cubrir de sus ojos con una palma y una sonrisa en los labios.


    __________________________________________________________________​


    Era medianoche, pero las calles aún estaban rebosantes de sus transeúntes nocturnos, una muchacha licántropa sale de la posada “El Lobizón” a toda prisa corriendo a una dirección en concreto. Hasta llegar a otra posada donde ingresa y solicita a la recepcionista llamar a los huéspedes de una determinada habitación.


    —Dígale que es una “Urgencia real”, ellas entenderán –Pidió la joven loba.


    Al pasar los minutos, la recepcionista le informa que los huéspedes le están esperando en su respetiva habitación, la licántropa sube por unas escaleras para dar con el segundo piso y de allí llegar a un cuarto asignado con el número 15. Al tocar la puerta solo una vez, esta se abre de inmediato y oye una firme voz femenina en su interior que le dice “Entra de una vez”.


    Al ingresar al cuarto, se encuentra con dos atractivas mujeres lobas adultas que rondaban en sus 30 años, completamente desnudas en una cama grande y con sus cuerpos en un candente contacto lascivo. Una de ellas poseía una tez blanca con un peinado rizado claro y sus rasgos animales denotaban un pelaje grisáceo, mientras que su compañera era de una etnia de piel negra, con un mayor busto y un pelaje bestial oscuro.


    — ¿Cuál es la urgencia?, habla rápido –Ordeno la mujer de tez negra.


    —Como se trate de algo insignificante y hagas perder nuestro tiempo, afrontaras las consecuencias –Declaro la mujer de cabello rizado.


    — ¡He confirmado el hallazgo de uno!, ¡un lobo macho! –Informo la joven loba arrodillada y con un puño en el pecho.


    Las dos féminas treintañeras voltearon mirándose entre sí con ojos absortos.


    — ¿Tu qué crees?, Kayra –Hablo la mujer de piel oscura.


    —Hmmm… esto sin duda amerita llamar al escuadrón, Kahina –Manifestó la fémina de pelaje grisáceo.


    —Entonces no perdamos el tiempo, ese lobo macho nos espera –Aconsejo la tal Kahina.


    —Sí, todo por el bien de “El Reino”, cumpliremos con nuestro cometido –Proclamo la llamada Kayra.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  10. Threadmarks: CAPITULO 66
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    1746
    CAPITULO 66


    La habitación privada de “El Lobizón” era bastante espaciosa, poseía su propio estante para libros, armario, dos veladores e incluso un baño personal, pero la cama era lo más destacado del lugar. Su tamaño podría albergar hasta cuatro 4 personas, la suavidad de su colchón te dormiría en cuestión de segundos y la almohada estaba aromatizada con un delicioso aroma que relajaba tus pensamientos al acomodar tu cabeza sobre ella.


    —Por fin, en verdad necesito dormir –Dijo la vampiresa pelirroja estirando su cuerpo.


    Sus huesos tronaron sintiendo su persona una gran satisfacción, para luego empezar a desvestirse, vestía consigo una camisa negra en conjunto con una falda larga del mismo color. Sobre la cintura portaba un cinturón de fino cuero con cinco bolsas adheridos a ella para albergar un limitado número de objetos, dos bolsas estaban situado a su lado izquierdo, otros dos a su derecho y el quinto a su espalda.


    Sin pudor se retiró cada una de sus prendas, incluso su sostén y braga los cuales eran de un profundo color rojo, estirando su desnudo cuerpo con placer, exhibiendo un atractivo torso en forma con sensuales curvas y lanzándose por consiguiente boca arriba a la cama. Sus atributos femeninos estaban a la completa vista de Peter, desde sus senos y vagina, lo notable de la joven era el vello púbico rojo natural.


    —En verdad tienes bastante confianza, no solo para invitar a un extraño a tu habitación, incluso para desnudarte sin problema –Comento Peter en voz alta.


    —Para los hombres lobos estar desnudo es algo natural, ¿no?, no soy tan mojigata en lo que respeta a ese tema –Contesto una vampiresa acomodando su cabeza con sumo gozo —Además, tengo sueño, si quieres tocártela mientras duermo, no tengo problema, si tuviera las ganas, también lo haría.


    Tras su honesta declaración, se cubre con las sabanas emitiendo un gemido placentero de gusto, la suavidad de la cama estaban más allá de la expectativa de la vampiresa quien no tardo en acomodase y dormir plácidamente. Peter por otro lado tras el primer bostezo al observar a su compañera de cuarto durmiendo, no tardo en quitarse su ropa, el cual era un abrigo gótico, una camisa negra, pantalón largo marrón y un par de botas oscuras. Cuando solo el pantalón faltaba por remover, se dio cuenta de algo.


    —Cierto… no llevo ropa interior puesta…


    Desde la caza lunar, su ropa interior había desaparecido, él no estaba acostumbrado a dormir con pantalones o camisa, tenía un hábito de descansar en la cama, ya fuera en calzones o sin ropa alguna. La razón de ello, se debía a una sensación de sofocamiento, que solo podía evitar durmiendo en ropa interior o en total desnudez, era la única manera en que podía conciliar tranquilo el sueño.


    Pero al no poseer ropa interior alguno, solo quedaba una opción, dormir desnudo en la compañía de la extraña pelirroja, ¿debería tener dudas o sentirse nervioso de ello?, no, en absoluto. Como la extraña pelirroja ha declarado, para los hombres lobos es algo natural, además de que ya ha conciliado el sueño junto a momentos de libertinajes con otras muchachas de este mundo, aunque nunca con una vampira.


    —Me lo pienso demasiado, que estupidez… -Dijo en voz alta suspirando.


    Quitándose de una vez los pantalones, se acuesta sobre la cama, cubriendo su desnudo cuerpo con las suaves y calientes sabanas, recostando su cabeza con deleite emocional y físico en la aromática almohada.


    —“Carajo, la habitación VIP sí que vale lo que ofrece” –Opino en sus pensamientos acurrucándose en la almohada con goce.


    __________________________________________________________________​


    Un tétrico bosque y un cielo rojo sobrenatural, era el habitual escenario onírico de Peter, quien llego a él completamente sin una prenda de vestir, pero no estaba solo, sentía una presencia a la cercanía, una familiar.


    —“Ha pasado tiempo, cachorro” –La voz fantasmagórica le saludo —“Aunque en tu mundo hayan sido días, aquí se siente que fueron meses, ¿me has echado de menos?”.


    El ente rojizo se manifiesta con una risa malevolente, su incorpórea existencia estaba ligado a este lugar, cosa que Peter conocía a la perfección.


    —Corta el rollo misterioso Licten, que haya venido aquí no es mera coincidencia –Le contesto con frialdad el peliblanco.


    —“Oh, que temperamento tan indiferente, ¡es lo que me agrada de ti, cachorro!, ¿pero no va siendo hora de que te des cuenta?”.


    —¿”Darme cuenta”?, ¿darme cuenta de que exactamente?.


    —“Los momentos de inconciencia, la manifestación de recuerdos que sientes nunca haber experimentado, ¿logras recordar tu enfrentamiento contra la cazadora Sunlaire en las ruinas de Lodhret?”.


    La cabeza de Peter se llevó entonces de numerosos recuerdos, la mitad lo reconocía, pues los había experimentado personalmente, pero la otra parte era diferente. Observar a la cazadora perder su mano izquierda, ser despojada de su ropa y profanada por su falo salvaje en su forma bestial.


    —Esos recuerdos…


    —“¿Lo entiendes?, no estás solo en este subconsciente sitio mi querido cachorro”.


    —Infeliz de mierda, ¿¡te has tomado momentos para controlar mi cuerpo sin mi permiso!? –Señalo furioso Peter al fantasmagórico ser.


    —“¿Eh?, ¡jajajajajajajaja!” –Licten se hecha a reír con hilarante gracia —“¡Tonto, tonto, TONTO!, ¡JAJAJAJAJAJA”.


    —Pedazo de…


    Peter influenciado por su enojo comienza a dar varios golpes contra Licten, solo para terminar atravesando su incorpóreo ser.


    —“Tonto, no puedes dañar a algo que no tiene un cuerpo físico, además tus acciones son precipitadas, pues no tengo nada que ver con lo que te ocurre, en simples palabras, no soy el responsable de aquellas circunstancias” –El ente le revelo entonces.


    —¡Si tu no fuiste!, ¿quién lo hizo?.


    Cuando esa pregunta fue formulada, el aire en el ambiente empezó a sentirse pesado, una fuerte corriente de viento soplaba desde una dirección, los dos voltearon hallando una figura rojiza a la distancia. Poco a poco su imagen se va aclarando, como si creciera o se acercara, hasta adoptar la forma de un lobo gigante.


    Una entidad lupina de gigantesco tamaño, su pelaje era de un antinatural rojo, con zarpas descomunales, ojos y fauces demoniacos, expulsando un aliento de sangre y fuego carmesí llameaba de sus globos oculares. Era el origen del fuerte viento, una gran cantidad de Nova procedía de aquella monstruosidad.


    — ¿Qué carajos es esa cosa? –Pregunto Peter.


    —“Eso mi querido cachorro, es tu INSTINTO ASESINO”.


    Tal revelación cernía confusión a Peter, en qué sentido aquella estaba estrechamente relacionado a su “Instinto Asesino”, su rasgo natural y condición genética única que le brindaba cualidades especiales.


    — ¿Estas tratando de decirme que aquella cosa tomo el control de mi cuerpo? –Pregunto Peter con intuición.


    —“No solo una, varias veces, ¿no te has dado cuenta?, aquello es tu mismo Instinto Asesino, que ha cobrado consciencia propia”.


    —¿Qué?, ¿¡me estas jodiendo!?, ¿cómo puede mi propia condición tener consciencia propia?, ¡esa lógica es estúpida!.


    —“Quizás cuando eras solo un humano, tu Instinto Asesino solo era un puñado de conductas innatas e inconsciente ligado a tu ADN para garantizar cualidades de supervivencia excepcionales, eso fue hasta que tu cuerpo recibió un choque genético del ADN licántropo”.


    La mordida, los cambios físico y psicológico, la transformación, las etapas de la licantropía que moldearon su cuerpo tras su llegada a Eliux, ¿su “Instinto Asesino” también fue marcado por aquel cambio?.


    —“Piénsalo detenidamente, tu condición es algo que se ha transmitido de generación a generación en genes totalmente humanos, hasta que el tuyo fue alterado por la genética de los hombres lobos, en un mundo totalmente diferente al tuyo, ¿no es suficiente explicación para comprender tal ilógica circunstancia?, ¡JAJAJAJAJA!”.


    Aquel lobo gigante rojo, ese “Instinto Asesino” que había cobrado una forma horrida y monstruosa de la versión inhumana de Peter, miró fijamente al peliblanco. Con un bramido hizo temblar el suelo, y el cielo rojizo se nublo.


    —“Tu Instinto Asesino ha dejado de ser solo meras reacciones biológicas innatas, con una consciencia propia formada, está determinado a llevar a cabo su meta”.


    —¿Cuál meta?.


    —“Por siglos ha estado ligado a tus ancestros humanos, atado a ser únicamente meros instintos biológicos, ahora que ha adquirido una mente propia quiere más, ambiciosa MÁS”.


    —¿“Más” de qué?.


    —“De ti”.


    El lobo gigantesco arremete contra Peter, el peliblanco incapaz de reaccionar recibe de lleno la zarpa de la bestia antinatural, mandándolo a volar varios metros hasta rodar violentamente contra el suelo y dar contra un árbol. Para fortuna las garras del monstruo no abrieron heridas sangrantes en él, sin embargo, tal golpiza dejo con severos dolores a Peter en casi todo su cuerpo.


    —Hijo de perra… ¡es muy fuerte!... y ni siquiera mi instinto me alerto de sus intenciones hostiles…


    —“Por supuesto que no, pues él es tu INSTINTO”.


    El monstruoso lobo no le dio tiempo a ponerse de pie, a la cercana distancia de Peter, con una de sus patas presiono sobre su pecho para mantenerlo inmovilizado en el suelo. El peliblanco intento con todas sus fuerzas de hombre lobo superar el obstáculo impuesto por tal monstruosidad, pero inútil eran sus esfuerzos.


    —“En el poco tiempo que ha adquirido consciencia propia, ha mostrado un manejo de la Novamancia con mejor maestría que tú, sus cualidades de lucha son formidables y en conjunto con su habilidad de percibir la hostilidad y movimientos de sus enemigos, ¿entiendes lo poderoso que podría volverse”?.


    — ¿¡Acaso apoyas a este hijo de puta!? –Con cólera Peter le pregunto.


    —“Tonto cachorro, yo no tengo favoritos y no apoyo a nadie, soy solo una simple manifestación latente de tu subconsciente en contacto con tu sangre licántropa, todo esta situación en cuestión recae sobre ti y tu Instinto Asesino, yo solo soy un observador y a veces… un manual de instrucciones, ¡JAJAJAJAJA!”.


    —¿Así que este pedazo de mierda quiere mi cuerpo?, ¿eh?.


    —“Tu cuerpo, tus sentidos y tu vida, sí que es exigente y ambicioso, ¿no lo crees?” –Comento Licten echándose a reír por consiguiente.


    El monstruoso ser abre su boca, enseñando sus mandíbulas mortíferas, propinándole una mordida voraz en el cuello al peliblanco, los sentidos de Peter se tiñen en absoluta oscuridad y la voz de Licten repercute en su mente.


    —“Estas de suerte, aun no es el momento, aun no puede tomar control de ti, pero en cuestión de tiempo lo hará, ¿quieres evitar que tu propio Instinto te gane?” –Le planteo el fantasmagórico ser —“Fortalécete, hazte más fuerte, que tu licantropía domine la de tu instinto asesino, enséñale quien es el alfa, de ti depende el resultado cuando la confrontación final llegue, suerte cachorro y buena caza”.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  11. Threadmarks: CAPITULO 67
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2572
    CAPITULO 67


    Peter despertó repentinamente con el agitar de su respiración, toco su cuello, sintiendo como si algo se lo hubiera apretado con una fuerza descomunal, no tardo en recordar la causa. Aquel lobo monstruoso de demoniaca apariencia, su “Instinto Asesino” que ha cobrado consciencia propia, su mordida, la sentía como si hubiera ocurrido realmente, pero todo se desenvolvió en el plano onírico de su subconsciente.


    —“Esa cosa… volverá, por supuesto que lo hará” –Pensó el lobo de cabellera blanca.


    Miro a su lado, la vampiresa con la que compartía cuarto aun seguía profundamente dormida, un reloj de manecillas situado en la pared arriba de la puerta del baño, le indicaba que aún era las 3 de las mañana. Era demasiado pronto para despertar y aún estaba somnoliento, a pesar de la reciente pesadilla, no encontró problemas para volver a dormir, porque no le temía a ese lupino endemoniado, lo detestaba, porque su propósito era el mismo que aquella mujer loba Adalia Mirva.


    __________________________________________________________________​


    Aun si no hay objetos materiales consigo o ropa alguna que vestir, la guardia de la entrada a Tsurquez, detuvo a Sasha para una necesaria inspección, luego fue llevada a la oficina del jefe en guardia de turno. Una robusta fémina de marcado brazos y abdomen, tenía la cabeza de toro con un par de cuernos, larga cabellera café y una cola animal bovina.


    Era una Minos o mujer toro, de su torso para abajo eran de aspecto humano, además de su cabeza totalmente animal, parte de su pelaje sobresalía de sus brazos y cuello, pero la característica que llamaba más la atención de sus rasgos femeninos, eran sus enormes pechos que podría describirse con una talla copa H (26-28 cm).


    Su uniforme comprendía una gabardina azul con un par de hombreras de hierro ligeros, su pantalón largo era de color azul del cual estaba hecho a la medida para sus largas y musculosas piernas. Sentado en su escritorio, miraba son un rostro serio a la ex-cazadora, mientras a la vez fumaba una pipa de bronce.


    — ¿Por qué demonios estas desnuda? –Pregunto la jefe en guardia.


    —Perdí todas mis posesiones, incluyendo mi ropa, ¿es delito ingresar a Tsurquez desnuda? –Fue la respuesta dada por Sasha.


    —No, aunque nadie es tan estúpido para andar de nudista en medios de las calles de esta ciudad, incluso los licántropos se ponen un límite para su libertinaje, ¿no tienes sentido de la vergüenza o eres solo una demente casual?.


    —Psicológicamente estoy saludable y si es por la vergüenza, no, no la tengo, además, no tengo ropa, de cualquier forma u otra no tengo manera de cubrirme, al menos que usted pueda prestarme algo con que vestir.


    —Soy solo una jefa de guardia que le tocó el turno nocturno, no caridad, tenemos leyes para que la diversas razas que convienen en comunidad con otras, no causen problemas entre ellos o a prójimos o a comportarse abiertamente como idiotas intolerantes con egos tan enormes del tamaño del pene de mi pareja, y créeme es los suficiente grande para caber entre mis dos gigantescas tetas, ¿has visto el tamaño de estas cosas?, parecen gratificantemente, pero a veces puede ser un dolor de espalda –Suspiro la jefa en guardia —A lo que voy, si quieres ropa, tendrás que conseguirla por tus medios, legalmente por supuesto.


    —¿Me puedo ir ya?.


    —Seguro, solo no causes problemas, nada de peleas, vandalismo o defecar en público.


    Cuando la ex-cazadora estaba por marcharse, le pregunto al jefe en guardia de turno sobre si conocía un lugar donde pudiera ganar dinero fácil.


    —Hmmm… conozco a alguien que podría ayudarte en eso –Dijo la Minos rascándose su peluda barbilla.


    __________________________________________________________________​


    Sasha finalmente pudo ingresar a Tsurquez, transitando por las calles buscaba a una persona en concreto, a una súcubo, una mujer con cuernos negros de carnero, un par de alas de diablillo y una puntiaguda cola negra. Está en concreto, viste una chaqueta negra y pantalones largos azules, su chaqueta en especial lleva la imagen cosida de un tétrico corazón sobre un puño inhumano cerrado.


    Su búsqueda la llevo a recibir las miradas no tan discretas de los numerosos transeúntes nocturnos de la ciudad, los pocos hombres que llego avistar eran vampiros, o Minos o Reptiloides. Pero la mayoría de lo que la observaban con curiosidad eran mujeres, ya fueran licántropas, vampiresas, Reptiloides femeninos, súcubos o criaturas de baja estatura con piel verde, largas orejas y colmillos sobresalir de la boca, esto último eran los denominados Koboloz.


    Las horas transcurrieron, su estómago gruñía, pero debía resistir al hambre, fue entonces que sus agudos sentidos de la vista lo notaron, parada sobre una esquina se encontraban tres súcubos. Una de ellas vestía una chaqueta negra con el dibujo cosido de un corazón tétrico sobre un puño inhumano, tenía un peinado picudo y usaba joyería lujosa en dedos como también sobre el cuello.


    — ¿Sera realmente ella? –Se preguntó Sasha con dudas.


    Solo había una forma de averiguarlo, camino hacia ella, las tres súcubos no tardaron en notar su presencia dado a su peculiar forma de andar desnuda en la calle que llamaba poderosamente la atención de todos a su alrededor. La súcubo de la chaqueta negra fue quien le dirigió la palabra primero.


    —Amiga, entiendo que las mujeres lobos les encante presumir lo mucho que les gusta coger, pero tampoco es una competencia –Comento ella.


    —En realidad alguien me dijo que te buscara a ti, busco una manera de ganar dinero rápido.


    Al oír la petición de Sasha y luego de que la ex-cazadora contara que parecía de toda pertenecía o efectivo consigo, la cual era su razón del porque buscaba una manera rápida de lucrarse. Como la vergüenza no puede matarla, el hambre o la sed lo hará, necesitaba Ralods, para poder comer y mínimo también, comprar algo para vestir.


    —De acuerdo encanto, entiendo tu problema –Dijo la súcubo —Veamos… no tienes pene o algo carnosamente semejante a uno, los negocios de sexo no van contigo, dime… ¿te gusta pelear?, ¿romper caras?, ¿partir culos?, ¿machacar hijos de puta sin misericordia?.


    —Si es necesario, hare lo que sea.


    —Bien, muy bien, entonces tú y yo podremos hacer negocios.


    La súcubo puso de manera amistosa su brazo en torno a la espalda de la ahora lupina Sasha, llevándola a un lugar donde podría generar capital rápido para satisfacer sus necesidades fisiológicas.


    __________________________________________________________________​


    Cruzando sobre un callejón, al final de este lleva a una puerta que era custodiada por un grupo entrenado que hacía de personal de seguridad, la súcubo le hace entrega de Ralods a uno de ellos, permitiéndole la entrada tanto a ella como a Sasha.


    La puerta conducía rumbo a unas escaleras muy extensas hacia abajo, entonces la loba conoció el sitio donde lucharía por dinero. Un inmenso coliseo subterráneo se había construido en Tsurquez, miles reunidos alrededor para deleitarse sobre una arena numerosas luchas sanguinarias.


    —Encanto, te presento al “Club de la Matanza” –La Súcubo le enseño el lugar —Aquí hay reglas muy estrictas que se deben cumplir, “Regla número 1 del Club de la Matanza: Toda lucha se prohíbe Novamancia o Gear, al menos que el combate este empleado para permitir dichas ventajas”, “Regla número 2 del Club de la Matanza: Si mueres, te jodes y te mueres” y finalmente “Regla número 3 del Club de la Matanza: Rendirse voluntariamente es equivalente a que te ejecuten aquí”, es todo lo que necesitas saber.


    —Vaya, pensé que tendrían una regla como “no hablar del club de la matanza” –Opino Sasha.


    —¿¡Estas locas!?, ¿¡y como se haría publicidad de este sitio para atraer espectadores y luchadores deseosos de formar parte de esta gran comunidad!? –Manifestó la súcubo —Además no es como si este sitio fuera ilegal, las autoridades de Tsurquez permitieron su construcción y regular funcionamiento, además de que reciben parte de los ingresos como un “impuesto”, dado que matarse en las calles está prohibido, aquí puedes linchar hasta asesinar de la forma más sádica y desquiciada al prójimo con el que estés luchando.


    El “Club de la Matanza” estaba construido para ser un negocio legitimo organizado en torno al derramamiento de sangre, peleas entre diversos luchadores de varias razas y con el permiso de asesinar sin consecuencias legales. Los ganadores reciben buen puñado de efectivo, la posibilidad de escalar rango de popularidad para luchas más lucrativas, y por supuesto, perder un combate era una chance de 70% de morir.


    La súcubo y Sasha se acercaron a una ventanilla que era atendido por una Koboloz, media 115 de altura, destacaba un cuero cabelludo negro, orejas puntiagudas, labios pintados de rojo y piel verde. Su ropa era un abrigo marrón hecho a su medida, llevaba lentes y hacia uso de un bolígrafo con el cual rellanaba numerosas hojas con información esencial para la parte administrativa del coliseo.


    —Disculpe mi querida Koboloz, mi desnuda y licántropa amiga de aquí, quiere inscribirse para participar, ¿podría ser tan amable de registrarla? –Le pidió la súcubo con amabilidad.


    —Sus datos por favor –Solicito la Koboloz información de la luchadora —¿Nombre?.


    —Sasha… solo Sasha –Fue el nombre con el que se registró, sin revelar su verdadero apellido.


    Tras dar su nombre, siguió su edad y raza (aunque ya se la había revelado la súcubo), se le pregunto si pensaba luchar desnuda, a lo que ella contesto al instante que sí. Luego la Koboloz le hizo entrega de una tarjeta con un número y letra escrito en este, “20B”.


    —Debe ir a la sala asignada junto a los demás combatientes registrados y esperar su turno –Fue la normativa que la Koboloz le explico que debía seguir la recién registrada luchadora Sasha.


    La súcubo acompaño a la ex-cazadora hacia unas puertas de color rojo que tenía grabado en grande la letra “B”, el cual era custodiado por dos guardias Minos, allí aguardaban todo combatiente registrado. Dado a que Sasha solo podía entrar, debía separarse de la amistosa súcubo.


    —Estaré observando el combate, buena suerte y haz sangrar a un buen par de culos en la arena –Le deseo la súcubo despidiéndose —Oh, cierto, si llegas a sobrevivir, no dudes en buscarme, me llamo Donna “Queen”, ahí nos vemos.


    Con la súcubo llamada Donna marchándose, Sasha camina hacia la puerta roja donde es detenida por las dos Minos, ella enseña la tarjeta que se le fue dado en su registro y las puertas se le abrieron para permitírsele su ingreso. En su interior aguardaba una extensa sala con sillas para tomar asiento y esperar, o camas para descansar un rato, una guardia Minos estaba en su interior para indicar el turno del siguiente combatiente.


    Varios eran los que se habían registrado para luchar y otros ya llevaban su tiempo derramando sangre en esta arena inmisericorde, se podían observar a varias razas de combatientes, desde mujeres lobas, Reptiloides, Minos, vampiresas y súcubos. Todos en común eran mujeres, ni un solo hombre de alguna raza presente, pero tampoco había un solo Koboloz entre ellos, esto último estaba justificado debido a que los Koboloz, físicamente son la raza más débil, incluso un humano en un mano a mano era capaz de asesinar a uno con facilidad, que uno se registrara para este evento, era igual a solicitar un funeral.


    __________________________________________________________________​


    — ¡20B preséntese! –Llamo el guardia.


    Un buen rato tiempo había pasado, pero finalmente toco el turno de Sasha, se levantó de la silla a la cual ocupaba y camino hacia la minos que le llamaba, este le hizo entrega de su tarjeta con su número y letra escrito.


    — ¡Sal por esa puerta, rápido! –Le señalo el humanoide femenino con cabeza de toro.


    La puerta que debía seguir era otra de color rojo, Sasha entonces prosiguió y la abrió ingresando al otro lado, está la había llevado directamente hacia la arena, donde oyó el clamar de los espectadores ansiosos de otro combate. La superficie del terreno era de tierra plana, por doquier había manchas de sangre en el suelo, con leve presencia de restos orgánicos como pedazos de dientes, carne arrancada laceradamente o en algunos casos porciones de algún órgano, los ojos eran lo más habituales a perder en este lugar.


    —“¡Por un lado, tenemos a una desnuda y recién llegada luchadora, hambrienta por ganar dinero fácil y comer algo, Sasha! –Fue la manera en que el presentador dio a conocer a la nudista licántropa ante todos.


    Quien se encargaba de comentar todas las luchas, era un Koboloz varón, vistiendo un traje negro que le llegaba a las rodillas junto a un pantalón y calzado del mismo color, usaba un Gear con forma de cilindro creado para amplificar su voz y ser oído por todo el sitio. Estaba situado en una plataforma en alto, alejado de espectadores y luchadores, con una excelente vista de la arena, a su espalda se encontraban dos mujeres lobas de fornida musculatura que hacían de guardaespaldas.


    Sasha no tuvo una buena recepción, la mitad abucheaba a la loba, lo cual a ella no le importaba en absoluto, la popularidad no era su objetivo, ganar la contienda y hacer dinero, si lo era.


    —“¡Y por el otro lado, tenemos a una potencial candidata de volverse famosa entre los nuevos novatos, debutando hoy con su quinta lucha!, ¡Mare “Escamas Sangrientas”!.


    El presentador anuncia al siguiente luchador quien sale de otra puerta igual por la que vino Sasha, la contrincante de la licántropa era una Reptiloide adulta, una fémina de escamas rojas con un cuerpo marcado de músculos y pectorales. La ex-cazadora recordó entonces una cosa, todos los combatientes que vio en la sala donde espero, tenían como complexión física, cuerpos tonificados, no solo en forma, sino bien marcados con una musculatura y bíceps que hacían ver a la mujer loba como un alfeñique ante todos.


    Por su parte, su oponente Reptiloide presumía ante su público sus brazos y torso esculpidos con arduo entrenamiento y ejercicio, una tonificación vanidosa. La humanoide de escamas rojas vestía pantalones cortos y sus pechos estaban cubierto con una gruesa tela difícil de deshacer a golpes, otro rasgo suyo era su larga cola reptilico roja con un conjunto de escamas espinosas sobre esta.


    __________________________________________________________________​


    — ¡Oye Donna!, ¿¡no es esa la mujer loba que llevaste a registrar para que luchara!? –Una súcubo le hablo a la fémina cornuda de chaqueta negra.


    Situado entre un inmenso público, Donna observaba el combate a una distancia segura junto al resto de los espectadores.


    —Sí, es ella –Contesto la cornuda mujer de picudo cabello con rapidez.


    — ¿Crees que tengas posibilidades de ganar? –Le pregunto su conocida mirando a la lupina con interés.


    —¿Ganar?, ¿¡estas locas!?, ¡solo mírala!, está muerta de hambre, la harán mierda en su primer combate, ¿por qué crees que aposte mi Ralods a Mare “Escamas Sangrientas”? –Expuso Donna su respuesta con un argumento totalmente negativo contra la ex-cazadora.


    —Hmmm… tienes razón, también aposte por Mare “Escamas Sangrientas”, supongo que solo la trajiste a luchar para hacer dinero fácil en las apuestas.


    —Duh, ¿no es obvio?, ¿o le das besitos de buenas noches a los prostitutos con los que duermes?.


    Los espectadores tenían la posibilidad de hacer dinero con las luchas por medio de las apuestas, y las apuestas que se habían hecho para el combate que estaba por librarse, mostraba con claridad una cosa. Todos apostaron por Mare “Escamas Sangrientas”, ni un solo individuo en todo el “Club de la Matanza” aposto dinero a favor de Sasha, aquello eran las expectativas del público apostador.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12. Threadmarks: CAPITULO 68
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2719
    CAPITULO 68


    Con el propósito de ganar dinero rápido, Sasha se inscribió en el “Club de la Matanza”, un negocio legitimo ubicado subterráneamente sobre Tsurquez, centrado en combates mortales sobre una arena rodeado de espectadores. Los luchadores victoriosos consiguen el efectivo, los perdedores mueren en su mayoría y aquellos presentes que disfrutan del espectáculo se lucran a través de apuestas.


    — ¿Realmente eres tú el contrincante de mi quinto combate?, ¿una licántropa desnuda y flacucha? –Mare “Escamas Sangrientas” se preguntó con indignación — ¡Hasta un Koboloz se vería más intimidante!, que broma de mal gusto me han hecho.


    Las ofensas y provocadoras palabras de la mujer reptiloide de escamas rojas no afectaban en lo más mínimo a la ex-cazadora, toda su atención estaba enfocada en ganar la competencia. Pero para su mala suerte, su estómago vuelve a gruñirle, lo suficiente fuerte para ser oído por su oponente.


    — ¿Hambrienta?, y encima desnuda… ¿acaso eres una miserable pordiosera que entro aquí buscando ganar dinero sencillo? –Fueron las interrogantes que Mare hizo con aversión —Es oficial, el combate más mierda que he tenido hasta ahora –Suspira la reptiloide —No me queda de otra, tengo que matarte si quiero subir escalones y estar entre los mejores, me tendré que ensuciar las manos con la sangre de una pulgosa perra callejera sin techo.


    Mare tomo la iniciativa, retrae sus garras y avanza a paso veloz con intenciones de desgarrar los ojos de la loba, pero ella fácilmente esquiva sus acciones hostiles. Aun en un estado famélico, los sentidos de Sasha estaban agudizados, no al 100% de su capacidad, pero lo suficiente para entablar un combate.


    Gracias a su experiencia contra seres no-humanos en aquella vida como cazadora, su memoria muscular y su cerebro albergaban conocimientos que la hacían un combatiente profesional. No era su primera vez luchando contra un reptiloide, recordaba los rasgos y capacidades de uno, algo básico para alguien que alguna vez ejerció un oficio dedicado a la cazas de criaturas como ellos.


    Las garras de un reptiloide son tan afiladas como un par de dagas Gear de cobre, pero en términos de daño cortantes, son inferiores a las garras de un hombre lobo. Las escamas de su piel son duras y le sirven como protección útiles contra proyectiles pequeños como esquirlas o metralla, sus cualidades físicas son mayor al humano promedio, pero inferior a un licántropo.


    En términos de comparación con un hombre lobo, los reptiloides tienen menor FUERZA pero más AGILIDAD que un licántropo, poseen un sistema esquelético y muscular altamente flexible que les otorga una movilidad elástica única. Pero su factor más considerable es su regeneración, de entre todas las razas no-humanas, poseen el mejor factor curativo, dado a que sus células son capaces biológicamente de multiplicarse con una tasa de velocidad mayor y sanar heridas extremas como la perdida de miembros con más rapidez que otros.


    Enseñando las garras de su mano diestra (derecha), Sasha propina una fatal herida en el hombro izquierdo de su contrincante, toma distancia y observa como el factor curativo de la reptiloide sana la lesión casi de inmediato.


    —“¡La principiante desnuda ha logrado asestar el primer golpe, pero Mare “Escamas Sangrientas” se ha recuperado por completo, lo cual lo hace un daño casi en su totalidad inútil!” –Fue el comentario del Koboloz con el Gear cilíndrico que amplificaba su voz.


    La gente vocifera de la emoción, al ver como una total novata, más joven y de aspecto físicamente más débil fue capaz de herir a una luchadora con más experiencia en el “club de la matanza”.


    — ¡Necesitaras algo más fuerte que eso para matarme pulgosa!, ahora me toca a mí… -Declaro la fémina reptiloide asumiendo una posición de guardia.


    De una zancada en cuestión de segundo se acerca lo suficiente para atacar con sus garras a la loba, pero la ex-cazadora evade son simpleza sus ataques, hasta que inesperadamente su abdomen es alcanzado. La cola gruesa y espinosa de Mare embiste la zona abdominal de Sasha y la hace retrocede, aterriza en el suelo violentamente rodando hasta detenerse.


    Los reptiloide tienen largas colas con espinas que pueden retraer de su rabo a voluntad, en situaciones de lucha, la usan como un tercer miembro, capaz de provocar daño contundente y corto-punzante.


    —¿¡Que te pareció eso pulgosa de mierda!?, ¡espero que se te hayan bajado los humos!, ¡esta victoria… ES MIA! –Exclamo Mare con el levantar de sus brazos y presumir al público.


    La gente vitoreaba su nombre, era la favorito del combate, dado a que principalmente todos apostaron a favor de ella, su victoria les beneficiaria el bolsillo y no había más razones lógicas que aquellas. Sasha se pone de pie, el daño le dejo unas cuantas heridas de perforación sangrante, no eran graves, eso fue gracias a que la parte de la cola que le agredió, tenían las espinas más pequeñas y menos penetrante.


    Su regeneración funcionaba con un ritmo increíblemente lento, consecuencia ocasionada por su hambre, incluso las garras que invoco de su derecha, estaban incompleta. Las zarpas de un hombre lobo eran más grande y más filosas, en comparación a las pequeñas y endebles garras de Sasha, aunque lo cierto es que ella aún no dominaba del todo su licantropía.


    — ¡Terminare con esto de una jodida vez! –Declaro con toda seguridad la no-humana mujer de escamas rojas.


    Volvió a usar su táctica, avanzar con suma destreza, realizar numerosos ataques de sus garras y finalmente, cuando su oponente concentre sus ojos en las cuchillas naturales de sus manos, realiza el movimiento de su “tercer miembro”. Su cola toma fuerza y se desplaza para propinarle un impacto con blanco fijo a la cabeza de la loba.


    —“Es mi victoria” –En sus pensamientos la reptiloide afirmo.


    Pero Sasha ya habría aprendido de su técnica, de hecho, no era el primer reptiloide que enfrenta que realiza tal movimiento con su cola, tenía una contramedida para lidiar con tal maniobra. Sin embargo, hacía uso de Gear a mano para llevarla a cabo, no tuvo más opciones que valerse con lo que tenía.


    Esquivo la cola de Mare, para luego agarrarla en el acto con sus manos, soporto el dolor de clavar su carne en las espinas del rabo reptilico de su rival inhumano, confió entonces en la fuerza de su nueva condición. Jalo de la cola, no con intenciones de hacer caer a “Escamas sangrientas”, sino para arrancarle su preciado “tercer miembro”.


    —“¿¡Que estoy viendo!?, ¡la luchadora Sasha le ha arrancado la cola a Mare “Escamas sangrientas”!, ¡carajo, ahora está usándola contra ella como un garrote, la está machacando sin piedad, la novata desnuda primeriza le esta una paliza a la novata con experiencia, que hilarante suceso damas y caballeros!” –Expreso el comentarista.


    Sasha agitando sus brazos, movía la cola arrancada de Mare para usarle contra la reptiloide a modo de un arma aplastante, golpeando numerosas lados del torso de su contrincante. Mare intenta contraatacar valiéndose de su agilidad y garras, pero la ex-cazadora fácilmente lee sus movimientos, esquivando y propinándole una sacudida con su rabo en consecuencia de sus fallas.


    —Pulgosa… miserable… -La luchadora escamosa cae un momento de rodillas al suelo escurriendo saliva con sangre de su boca.


    Cuando se pone de pie mirando al frente y con la persistencia de seguir el combate, Sasha con todas sus fuerzas golpea la cabeza de Mare con la parte más filosa de su cola, era como un bate de béisbol dándole duro a una pelota. Tal fue la fuerza descomunal que la loba utilizo en ese golpe, que la cabeza de Mare es arrancada a la mitad de su cuerpo y se oye el crujir de su cráneo partirse en su mayor parte, no solo la decapito a medias, sino que le provoco un irreparable trauma craneal con hemorragia intensas.


    La luchadora reptiloide cae entonces al suelo, su cuerpo se sacude, pero esos movimientos solo eran unos reflejos involuntarios de la recién fallecida Mare “Escamas sangrientas”. Aunque los reptiloides posean el mejor factor curativo, si reciben el suficiente daño en la cabeza, más concretamente su cerebro, esa capacidad regenerativa se entorpece y hasta queda inutilizada, pues es el cerebro quien comanda y provee los estímulos que hacen posible la segregación de los químicos naturales del cuerpo necesarios para la regeneración celular de la raza.


    Cuando Mare cayó al suelo oficialmente muerta ante los presentes, todo el público quedo en absoluto silencio, la inmensa mayoría con rostros estupefactos. Al abrir sus bocas, abuchean a la loba, aun tras haber conseguido ganar legítimamente, la furia de los espectadores era causada por una simple y egoísta justificación, el resultado de las apuestas.


    Todas las apuestas iban para Mare “Escamas sangrientas”, y ahora que ella perdió, todo ese dinero va a los bolsillos de los dirigentes del “club de la matanza”. Es la primera vez en la historia que algo así ocurre en este evento, donde una apuesta está inclinado al 100% de un combatiente en particular, termina con la derrota de este y toda la ganancia pasa para la casa propietaria. Sasha por su parte, pasaba de largo sus ruidosos comentarios, insultos fuertes y gestos obscenos.


    —“¡Santa mierda!, ¡Mare “escamas sangrientas” ha sido derrotada, linchada y liquidada, la nudista novata ha ganado!, ¡esto es abrumante, contra todo pronóstico, la luchadora Sasha, quien parecía tener todas las de perder, ha vencido a alguien más grande y robusta que ella!, ¿¡será esta una lección de que los músculos no siempre son anticipo de victoria!?, ¡este combate sin duda no será olvidado por un buen estimado tiempo!”.


    __________________________________________________________________​


    Sasha volvió a la sala con los demás luchadores por indicación de un miembro Minos que era parte del personal del “club de la matanza”, todos los combatientes registrados que yacían en el lugar empezaron a murmurar en torno a ella. Lo que antes eran meros comentarios desfavorables en torno a su persona, ahora expresaban admiración por la fuerza de alguien cuyo cuerpo solo denotaba fragilidad.



    —“20B, Sasha” –Un Koboloz la llamo desde el otro lado de la puerta roja.


    Cruzo aquella puerta donde había ingresado por primera vez cuando culmino su registro y fue guiado por la súcubos llamada Donna “Queen”, se encuentra con el Koboloz quien estaba en compañía de una mujer loba mayor. Llamaba la atención su vestimenta de fina piel roja hecha de zorro que cubría tanto su torso como cintura y la mitad de sus piernas, el sombrero negro con una pluma blanca con gris pegado a esta que llevaba puesto y los calzados de tacón. Algunos anillos de metales preciosos se observaban en dedos y un collar de oro en torno a su cuello.


    —Loba desnuda, tu lucha sí que hoy nos ha beneficiado inmensamente a mí y a mis compañeros de negocios –Comunico la mujer loba —Aquí tienes tu premio, normalmente este muchachin se encargaría de traértelo –Señalo al Koboloz a su lado —Pero me siento tan grafíticamente de buen humor y he decidido hacerlo personalmente yo misma.


    80.000 Ralods se le es entregado en un solo fajo de billetes, originalmente serian 70 mil por el combate que sostuvo, pero aquella licántropa le dio un bono extra por el gran beneficio que le adjudico a ella y ciertas compañías suyas. Lo cierto es, que esa mujer loba, era uno de las tantas figuras “propietarias” del “club de la matanza”.


    Tras darle el dinero a Sasha, se retira alejándose junto al Koboloz, la ex-cazadora mira detenidamente al dinero, 80 billetes de 1000 Ralods cada uno, acomodado en un fajo. Con tal capital, le bastaba para comprar comida, un techo donde dormir y por supuesto, no olvidaba la ropa.


    —Chica, tienes talento, podrías hacer más dinero del que ganaste esta noche –Alguien en las cercanías le habla.


    Revelándose como una súcubos de chaqueta negra, peinado picudo y joyería lujosa en dedos como también sobre el cuello, la loba le reconoció de inmediato, era Donna “Queen”.


    —Seré sincera, creí que tú la palmarias allá abajo cuando el oponente que te toco fue Mare “escamas sangrientas” –Con sinceridad la súcubo declaro — ¿Sabes?, ella era considerada una principiante favorita del público, depositaron su confianza en esa reptiloide novata creyendo que llegaría a luchar con lo más idolatrados de este sitio, pero no paso de su quinto combate y la decepción volvió a apuñalar sus expectativas, incluyéndome.


    —Tenía una buena destreza y con el entrenamiento que debió someterse para tener ese cuerpo, su fuerza sin duda era mayor a las reptiloide promedio, pero sus habilidades y técnica de lucha cuerpo a cuerpo dejan mucho que desear –Evaluó Sasha de una forma analítica en torno a su vencida rival fallecida —Si tuviera que hacer una conjetura, diría que sus anteriores oponentes de sus cuatro peleas pasadas, o eran peleadores con un estilo de lucha tan nefasto o simples contendientes de inferiores cualidades físicas en comparación a las suyas.


    —Se nota que tienes una espléndida experiencia en las luchas, ¿eh?, te tengo una proposición –Manifestó la súcubo —Déjame ser tu promotor, ¿en qué consiste?, te lo resumiré con las palabras más simples, con mi influencia y algunos que otros contactos, hablare en tus nombre y podrás luchar en combates más prestigiosos con premios mucho más beneficiosos, cuanto más beneficiosos significa más dinero –Explico Donna —Lo que has ganado hoy, son solo migajas de pan, pueden quintuplicar ese número, ¿qué digo?, hasta incluso ganar 10 a 15 veces más que eso, luchar contra los mejores y quien sabe, quizás contra el actual campeón de “el club de la matanza”, aunque eso son palabras mayores.


    — ¿Quién es el actual campeón? –Pregunto Sasha con curiosidad.


    —Se hace llamar “Rey Creta”, y créeme, el tipo parte a la mitad a individuos como Mera solo como calentamiento.


    Sasha en el fondo sabia de las verdaderas intenciones de la denominada Donna “Queen”, las peleas que sostiene en la arena del “Club de la matanza”, benefician a los espectadores a través de las apuestas. Ella pretende lucrar a través de esas apuestas el talento de la ex-cazadora, pero a Sasha no le importaba, a su manera la necesitaba y por eso acepto que fuera su “promotora”.


    Si la loba decidiera seguir solo con su propia cuenta, estaría luchando por un buen rato contra meros novatos y ganaría tan solo aquellas sumas menores. Si contaba con el apoyo influyente de Donna como su promotora, podría obtener con más celeridad, encuentros con combatientes de rangos mayores y sacar números de ganancias más grandes.


    Su objetivo actual seguía siendo el mismo, conseguir dinero, de ser posible, la mayor cantidad posible, cuando su humanidad se desvaneció y su licantropía asumió su nueva identidad. Toda la capital económica que disponía se perdió consigo, pues guardaba una pequeña suma en un banco de una ciudad humana, actualmente le era imposible recuperarlo.


    Por lo tanto debía hacer nuevo dinero, nuevas ganancias y sustentarse con su nueva condición, por esa razón fue que acepto el trato de Donna como su promotora. La súcubo en señal de buena amistad, acepta pagar su comida, alojamiento y la ya necesaria ropa, pues debía deshacerse cuanto antes de su hábito de nudista público.


    __________________________________________________________________​


    En alguna parte de Tsurquez, de una lujosa habitación espaciosa, con muebles finos, objetos de arte decorado en las paredes, suelo cubierto por una alfombra roja de magnifica tela y una inmensa cama como para 8 personas adultas. Dos humanas con notorios moretones leves en el cuerpo e inconsciente, se encontraban recostadas sobre las sabanas.


    Sus rostros lagrimosos y boca babeante denotaba señas de haber padecido agresiones físicas y mentales, sobre sus entrepiernas, fluía en gran cantidad en sus intimidades femeninas de un viscoso liquido blanco. Una tercera humana estaba presente en la habitación, aun consciente, gimiendo con intensos gritos mientras era sujetada por los brazos de un Minos.


    Un hombre toro, recostado sobre la alfombra, sujetaba las caderas de la fémina con sus rostros de frente, la subía y descendía bruscamente sobre su viril miembro, mientras a la vez le daba fuertes nalgadas que dejaban desde rojo a morado los glúteos de la mujer.


    — ¡Grita, grita más fuerte puta! –Le ordenaba el Minos.


    Levantándola y bajando contra su falo con más agresividad y dándole palmadas más fuertes, la mujer entre lágrimas chillaba más del dolor que de placer. Sobre una mesa en la habitación, se hallaba un valioso cinturón de oro, con una placa que ponía escrito “Rey Creta”.


    Continuara…
     
    Última edición: 17 Agosto 2019
    • Fangirl Fangirl x 1
  13. Threadmarks: CAPITULO 69
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    1921
    CAPITULO 69


    Con su desnudez total exponía todo un cuerpo tonificado de pie a cuello, su cabeza era la de un toro con una cabellera negra corta, se trataba de un minos masculino en sus 30 años de edad. En pleno acto sexual con una humana, su imponente miembro erecto tenía un tamaño aproximado de 37 centímetros, aporreaba el interior de la fémina sin piedad.


    Los minos destacaban por ser la raza dotada de la mayor fuerza física natural (superando a vampiros, hombres lobos o Reptiloide) y son quienes tienen mejor resistencia a los impactos, la dureza de sus huesos son biológicamente comparable al hierro. Pero otro llamativo rasgo en la biología de esta raza, eran sus hombres, para ser más específicos en su aparato reproductor.


    El miembro erecto de un Minos llegaba a medir entre 32 a 41 centímetros de largo, y sus mujeres por razones biológicas eran capaces de abarcar tales medidas durante el coito. La proporción en la población Minos es mayormente femenina, estimado en un 61% mujeres y 39% hombres, aunque la cifra masculina es menor, la preocupación de la natalidad de hombres dictada por la misma raza es catalogada como “menor”.


    — ¡Por favor basta… YA BASTA…! –Suplico la mujer con el lagrimar de sus ojos.


    — ¡Ni hablar puta!, ¿¡tienes idea de cuánto me costaste!? –Le responde el Minos con agresividad.


    Los glúteos de la mujer estaban casi en su totalidad morado, producto de nalgadas propinadas por la fuerza descomunal del ser inhumano, de los 37 centímetros de su masculinidad, solo había insertado hasta los 12 en el interior de la fémina.


    —Ahora ya estas preparada para el resto… -Dijo el minos poniéndose de pie y sujetando las caderas de la mujer.


    —No… espera… no lo hagas… ¡nooo! –Rogo la humana.


    — ¡Cállate puta!.


    El minos abofetea la mejilla izquierda de la mujer, no solo callando en el acto, sino dejando un notable moretón en la zona lesionada con inflamación sobre la piel y sangre leve siendo expulsada de su boca. Sin embargo, eso no detuvo a la criatura de proseguir con sus intenciones.


    — ¡Aquí voy! –Sus manos sujetaron fuertemente la cadera de la mujer.


    15 centímetros, 18 centímetros, 20, 22, 24… ¡28 centímetros!, la mujer se agitaba de intenso dolor, tal tamaño no estaba hecho para que su interior pudiera contenerlo.


    — ¡AAAAAAAAAAAAH!... ¡SACALO… SACALO… SACALO!... –Exclamo sin importa el temor a ser abofeteada numerosas veces.


    — ¡Que perra tan escandalosa!... ¡solo un poco más!...


    El cuerpo del Minos temblaba y cuando finalmente llego a los 35, un sonido desgarrador se produce dentro de la fémina, acto seguido brota de la propia vagina un manantial de sangre.


    — ¡AAAAAAH MIERDA!... ¡ESTOY EN MI LIMITE! –Con euforia el ser inhumano expreso.


    De la sangre se mezcló un líquido blanco espeso de gran cantidad, ambos salían expulsado violentamente de la vagina de la muchacha, para detenerse varios segundos después. La alfombra roja de magnifica tela que cubría todo el suelo de la habitación queda manchada con los fluidos vitales de la chica, a lo que el minos arroja a la mujer a un lado molestándose de ello.


    — ¡Maldita puta!... me van a cobrar extra por este desastre, pero al menos valió la pena –Suspira con satisfacción el ser con cabeza de toro.


    La puerta es golpeada y pronto abierta con el ingresar de un apuesto hombre pálido de cabellera corta café, vistiendo una fina gabardina negra y con el calzar de unas botas con tacos marrones. Sus ojos color rojizo y colmillos en su boca dejaran en claro que pertenecía a la raza vampira.


    —Vaya desastre que te has montado mi rey… otra vez –Suspiro el vampiro.


    —Lo siento por la alfombra, Joe.


    El vampiro se acercó a la mujer que yacía en el suelo tras ser arrojado por el “rey”, solo para comprobar que ella estaba muerta.


    —De nuevo mataste a otra, ¿cuánta veces debo decirte que sin importar lo que hagas el resultado será el mismo? –Le reitero el vampiro —Las humanas no están hechas para soportar el pene entero de un minos, solo mírala, es evidente que cuando la penetraste con casi todo tu miembro, le provocaste una cantidad brutal de lesiones por dentro y en consecuencia, severas hemorragias, eso la mato casi en el acto.


    —Tsk… ¿acaso importa?, estas putas al final de cuentas son esclavas, ya fueran cazadoras capturadas o pobres diablos con la mala suerte de estar en el lugar y momento incorrecto –Se excusó el ser con cabeza de toro —Al imperio de la humanidad le importa el destino de unos cuantos de los suyos, además, ellos no dudan en usar a mi gente como mano de obra barata, así como nos esclavizan a la mínima oportunidad, hacemos lo mismo con su raza, ¿no es lo justo?.


    —No puedo debatir contra esa lógica –Expuso Joe.


    El minos toma de un velador, una caja de madera que contiene en su interior puros, tabaco de la mejor calidad, su habitual consumo después del sexo se ha hecho una costumbre popular. Lo enciende y con sumo gozo, lo fuma con satisfacción.


    — ¿Por qué no me dices la verdadera razón del que estés aquí? –Dijo el minos mirando detenidamente al vampiro —La única razón para venir a mi cuarto en medio de mi diversión, es que algo interesante ha ocurrido, ¿o acaso la fecha de mi siguiente pelea ha cambiado?.


    —Sí, la fecha de tu pelea ha sido modificada para llevarse a cabo un día antes, ya no será en el domingo, sino un sábado.


    —Je, que trivial –Opino el ser con cabeza de toro —Pudiste habérmelo comunicado mañana, sin necesidad de interrumpir mi momento de relajación, al fin de cuentas apenas es miércoles, ¿y bien?, ¿qué novedad realmente interesante me traes ahora?.


    —Jeje… me conoces bastante bien, “rey”, se trata de una luchadora, una novata mujer loba.


    —Hmmm… ¿es buena?.


    —Venció en su primer combate a una luchadora Reptiloide que llevaba 5 combates ganados, y era considerada una favorita por el público.


    —Pff… suerte de novatos, no es nada interesante, es aburrido.


    —Pero eso no es todo…


    Joe le cuenta al “rey” que la reptiloide vencida era Mare “Escamas Sangrientas”, el minos tenia cierto interés en la luchadora ya que prometía ser una rival interesante a futuro, pero al averiguar que fue derrotada por una aún más novata que ella, se decepciono bastante. Pero lo que llamo su atención, eran las condiciones en que aquella loba consiguió su victoria.


    —Se deduce que es una licántropa en sus 19 o 20 años, estaba desnuda y según reportes, muerta de hambre, solo lucho para hacer dinero rápido, pero su manera de luchar contra Mare… era como si tuviera un nato conocimiento de combate contra reptiloides, casi como… ¿una cazadora? –Dedujo el vampiro.


    Minos se queda en silencio unos breve momentos, fuma de su puro y exhala humo de sus fosas nasales, para luego echarse a reír.


    —Joe, eres mi promotor porque confió en ti –Comento el “rey” —Si no te conociera bien, dirías que me estas advirtiendo que esa novata licántropa que parece una pordiosera, es una amenaza a considerar para mí, el actual campeón del “club de la matanza”, el “Rey Creta”.


    —Solo quería que lo supieras para ver si te parecía algo interesante, de ti depende creer si es alguien digno o no –Dejo en claro el vampírico promotor —En fin, te dejare para que prosigas con tu… relajante diversión.


    —Oh si, el “campeón” en mi entrepierna está listo para otra ronda –Dijo el “Rey Creta” con su flácida masculinidad recobrando su vigor.


    El inhumano toro observo que una de las dos mujeres recostada en la cama, empezaba a moverse, había despertado débil y confusa, el “rey” se aproxima a ella y la tomo de la espalda con ambas manos.


    —Excelente, te despertaste en un buen momento, tengo ganas de hacer un anal –Le comunico el minos abriendo su cavidad rectal con sus manos.


    — ¡NOOOO!... ¡BASTA!... ¡NOOOO!... ¡AAAAAAAAAAAH!... ¡DUELE!... ¡DUELE!... ¡DUELE!...


    Sin importar cuanto protestara o llorara, el “rey” no se detenía, de hecho, le excitaba.


    —Como me encanta hacerle a las zorras como tú por el culo y que giman del dolor, ¡el anal es de lo mejor cuando hay gritos y agonía!, ¡es mi preferido! –Una carcajada lasciva inunda el rostro del campeón, mientras mueve su cadera para embestir el interior de su víctima.


    — ¡AYUDA… ¡AYUD… AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!...


    Cuando más de 30 centímetros de ese carnoso falo entraron de golpe en la mujer, el sonido de algo desgarrarse internamente no se hizo de esperar.


    — ¡Oh, estoy cerca!... ¡tómalo todo zorra inmunda! –Exclama con el acompañar de un gemido de goce.


    Joe quien ya se encontraba fuera de la habitación de su campeón, no puede evitar suspirar con cierto malestar.


    —Otra vez ha llenado la cama con sangre y semen… recepción se va a molestar mucho y soy quien tiene que cargar con las quejas –Expreso Joe con cierto disgusto —Puedo entender que el dinero no sea un problema, ¿pero tiene idea de lo difícil que es conseguirle esclavas sexuales humanas?, ningún no-humano quiere hacerlo con él después de ese “accidente” que termino con el culo de esa vampiresa destrozado en pedazos… literalmente.


    Su luchador era un gran guerrero de notoria reputación y fuerza, pues era el actual campeón del “club de la matanza”, pero sus maneras de aliviar su estrés y divertirse siempre terminan con el sexo anal forzoso. Conllevando a la fatalidad de matar por heridas serias interna a las mujeres que se las practica, ya que el rey tiene un cierto fetiche personal.


    —Todo porque le encanta el sexo anal con seres ajenos a su raza –Dijo el vampiro con cierto pesar —¿Por qué no puede ser un minos normal como la mayoría de los suyos?.


    Bajo esa interrogante, el vampiro Joe se marcha, lo siguiente que tenía que hacer era buscar nuevas esclavas humanas para que “divirtieran” a su campeón.


    __________________________________________________________________​


    Aun tan tarde en la penumbra, una posada que habría casi toda la noche para su clientela nocturna, recibe el pedido de una súcubo para llevar comida a la mesa donde se sentaba Sasha Sunlaire. Cuando el pedido llego, grandes trozos de carne de ternera y pollo, acompañada de salsa y puré, junto a una botella de cerveza como la bebida para acompañar, fue servido completamente ante los ojos de la famélica ex-cazadora.


    La desnudez de la loba fue resuelta con un juego de ropa nueva pagado por la súcubo, vistiendo una camisa corta blanca, en conjunto con un pantalón de tela azul y un calzado de cuero duro. Sasha empezó a deglutir la comida servida y no con modales, llevo a su boca el pollo envuelto en salsa y la comió como una fiera desesperada.


    Eso llamo la atención de varios clientes a su alrededor, quienes veían como un espectáculo como esa muchacha comía como una autentica animal sin la más mínima pizca de fineza de su lado humano. Mordía ferozmente la carne de ternera y cuando arranco un trozo, tomo entonces la botella de cerveza y la bebió casi todo en un sorbo rápido.


    —Carajo… ¿cuándo fue la última vez que comiste algo? –Pregunto con cierto asombro la súcubo Dona “Queen”.


    —Dos días… -Hablo Sasha con la boca llena de carne de ternera y puré.


    La súcubo se pidió para ella una taza de café, pues no tenía mucho apetito, al menos no de ese tipo de comida.


    —Muy bien mi angurrienta lobita, hablemos de negocios –Manifestó Dona toda emocionada con el beber de su infusión —El negocio que te convertirá en la futura campeona del “club de la matanza”.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  14. Threadmarks: CAPITULO 70
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2106
    CAPITULO 70


    Club de la Matanza – Viernes 22:30…

    La gente vociferaba clamando sangre, en la arena se disputaba una lucha llevada a cabo entre una Reptiloide combatiente y la ex-cazadora Sasha Sunlaire. El rival de la loba era mayor, tanto en altura como en edad, la guerrera de escamas verdes se identificaba como una fémina en sus 28 años, su cuerpo tonificado era producto de un riguroso entrenamiento físico.


    Su nombre como luchadora era Sorcha “Puños ponzoñas”, algunos reptiloides tenían la capacidad biológica de generar enzimas que producen veneno y transmitirlo a través de sus fauces, garras o alguna parte especifica de su cuerpo. Dado a que los combates en el club de la matanza se desenvolvían en un “mano a mano” contando únicamente con garras y colmillos, los venenos creados por el propio cuerpo sin intervención del Nova, no se consideran prohibidos en la contienda y pueden usarse libremente.


    Sasha enfrentaba a una oponente con la capacidad de transmitir veneno mediante sus puñetazos, sin embargo, la toxina de Sorcha no era considerada mortal, no atentaba contra la vida de sus víctimas. Tras filtrarse en el cuerpo a través del puño, una vez dentro del organismo, el veneno afecta los músculos, sobre todo de miembros superiores e inferiores, entorpeciendo la movilidad de esto y ocasionando debilitamiento físico, su duración es temporal.


    —“Damas y caballeros, la loba novata ya-no-desnuda ha vuelto a la arena por más, ¿podrá vencer a Sorcha “Puños ponzoñas”?, la lucha entre estas destacadas principiantes recién ha comenzado y está prometiendo ser un espectáculo digno” –Fueron las palabras del comentarista Koboloz.


    En un movimiento imprevisto, Sasha recibe un puñetazo en su estómago, la fuerza de aquel golpe la hace retroceder unos pocos metros hacia atrás, ella toma distancia de la Reptiloide para luego empezar a tambalear, cayendo de rodillas.


    — ¿Ya está empezando a hacer efecto?, que mala suerte para ti, si creías que tu ropa iba a protegerte del veneno de mis golpes, estas muy equivocada perrita –Dijo Sorcha con un tono presuntuoso —Seguro que ya sabrás como acaban mis oponentes, si gritas te lo agradeceré, a eso al público le maravilla y excita.


    —“¡Cuanta tensión!, ¡la muchacha lupina parece hallarse en serios aprietos!, ¡Sorcha domina en la arena!, ¿¡es acaso otra victoria para los puños de esta formidable luchadora de escamas!?” –Alzo su voz el comentarista con el reaccionar de la emoción del público.


    Las tácticas de lucha de Sorcha se resumían en envenenar a su oponente, una vez que la movilidad del luchador rival se encontraba totalmente comprometida y era incapaz de defenderse, es en este punto donde su lado sádico sale a la luz. En frente de todos, le arrancaba la ropa para exponer su desnudez como forma de humillación, para acto seguido, usarlo como un saco de boxeo.


    Propinarles cantidades abismales de puñetazos y patadas, ya sea en el rostro, el pecho, las extremidades e incluso la entrepierna, hasta que el rival no muriera, le daría al público un festín de su sufrimiento sin misericordia alguna. Una vez en un combate anterior, apuñalo con sus manos la vagina de su oponente y le metió todo el brazo de un golpe, solo para terminar abriéndosela al quitar su extremidad con toda brutalidad.


    Sorcha se acercó a la loba con el crujir de sus nudillos, al ver que ella era incapaz de ponerse de pie y sus movimientos eran limitados, entonces a una distancia muy corta de la ex-cazadora, se preparó para darle unos cuantos puñetazos más y que el resto del veneno incapacitaran su movilidad restante.


    Lanzo su siguiente puñetazo, un derechazo con toda su fuerza a la mejilla izquierda de la loba, la reptiloide con una satisfactoria sonrisa en su rostro, afirma en voz alta que era su victoria. Entonces algo inesperado se desemboca, aquella loba que no debería moverse, logra detener su golpe con el veloz agarrar de su muñeca.


    Entonces se pone de pie tomando con su mano libre, la muñeca del brazo restante de Sorcha, la reptiloide estaba anonada, la fuerza del agarre de la ex-cazadora no era de alardear. A pesar de que su complexión física no deleitaba a la vista músculos como los suyos, la fuerza de aquella licántropa era formidable para su edad, casi incluso pensaría… como anormal


    — ¿¡Cómo es posible!?... ¡mi veneno debería haberte debilitado! –Clamo Sorcha con estupefacción.


    —“¡Que giro de los acontecimientos!, ¡la loba novata se ha puesto de pie y decidida a contraatacar!, ¿¡cómo responderá su rival ante esta situación!?” –Fue la narración del emocionado comentarista.


    Sasha agarro con abrumante presión las muñecas de Sorcha, la reptiloide por reacción cierra los puños de cada mano endureciéndolo, agitando sus miembros superiores para que le soltara. Al no conseguir lograr que le soltase, uso entonces su cola con el manifestar de sus espinas y apunto a la cabeza de Sasha, pero la loba había previsto tal acción de su oponente.


    En un movimiento veloz, uso todo el brazo izquierdo de la luchadora escamosa para protegerse de su propia cola, sus espinas perforan buena parte de su piel y carne. Sorcha no pudo evitar sentir tal dolencia producto de su propio ataque, pero la ex-cazadora no había terminado con su jugada.


    Sujeto con más fuerzas las muñecas de la reptiloide y acto seguido, empezó a hacer que los propios puños de la luchadora de escamas, se golpeara a sí mismo en el rostro.


    —“¡Santa mierda!, ¡la novata nudista está haciendo que Sorcha “Puños ponzoñas” se golpee a sí misma con sus propios puñetazos en el rostro!, ¡cuánta brutalidad ingeniosa!”.


    Los golpes se hacían más veloces y conforme el color morado inundo la cara de la escamosa luchadora, Sasha se detuvo, soltó las muñecas de Sorcha y retrocede tomando distancia.


    — ¿Crees… crees que esto me detendrá? –La luchadora reptiloide replica con enojo — ¡Me curare en un parpadeo y luego juro que te voy… a… a…a…!


    Las piernas de Sorcha se movían con desequilibrio, como si fuera incapaz de controlarlas y eventualmente cae al suelo en posición boca arriba, en vano intenta ponerse de pie, pero ni sus brazos responden con normalidad. Cada una de sus extremidades tanto inferiores como superiores convulsionaba involuntariamente y le era imposible retomar el control de estas.


    —Lo sabía, no tienes resistencia contra tu propio veneno –Concluyo Sasha en voz alta.


    Surgen reptiloides que poseen la capacidad de generar enzimas que producen veneno, pero estos mismos no son inmunes a su propia ponzoña, ¿cuál es la causa?. Normalmente el veneno de un reptiloide se activa en el instante en que se produce dentro del organismo, en respuesta a ello, su sistema inmune crea anticuerpos para que la toxina no afecte a su propio usuario.


    Sin embargo, hay ocasiones en que el veneno de un reptiloide se genera en el organismo pero su efecto ponzoñoso permanece inactivo hasta que es aplicado a la presa o víctima (por medio de garras, colmillos, etc), y es entonces cuando finalmente sus propiedades toxicas se activan. En consecuencia, al no activarse desde el principio de su síntesis su efecto nocivo en el propio organismo del reptiloide, su sistema inmune es incapaz de crear anticuerpos de su propio veneno y son propenso a ser envenenados por su misma toxina.


    —“¡Que insólito!, ¡la novata licántropa ha usado el veneno de Sorcha contra ella misma!, ¡Sorcha es incapaz de ponerse de pie!, ¿¡será este el fin de “Puños Ponzoñas”!?”.


    —Que humillante… ser incapacitada por mi propio veneno… adelante perra… acaba conmigo… porque en el instante en que pueda moverme… ¡te mato! –Con desdén Sorcha expreso.


    Sasha se acercó a ella y al tenerla cara a cara, le propina un fuerte puñetazo en el rostro a la escamosa luchadora, luego otro y finalmente un tercero, Sorcha queda inconsciente. Según las reglas del “club de la matanza”, un combate acaba uno de los combatientes muerto, pero no necesariamente la muerte del oponente será necesaria para garantizar una victoria.


    Si un luchador se rinde y su oponente acepta su rendición, el combate puede acabar con una victoria sin muerte, si por otro lado uno de los combatientes deja inconsciente o incapacitado al otro, puede elegir entre dejarle vivir o matarle en el acto. Sasha dejo inconsciente a Sorcha y luego se alejó de ella, tomo la decisión de perdonar su vida.


    —“¡Es la victoria de la licántropa novata nudista!, ¡una victoria obtenido sin tomar la vida de su oponente!, ¡cuánta fortaleza y piedad!, ¡ha sido un combate fascinante, damas y caballero!”.


    Parte del público vitoreaba a Sasha, la otra en cambio la abucheaba, no era difícil intuir las razones detrás de ello, las apuestas estaban por un margen mayor a favor de la reptiloide. Aquellos que perdieron su dinero en la apuesta y pese a ello elogiaban a la loba, empezaron a mostrar interés en la luchadora lupina.


    __________________________________________________________________​


    Al cabo de un rato en el pasillo, Sasha recibe el monto de su paga por una Minos que trabajaba como personal del local, la victoria de su reciente combate le permitió conseguir unos 85 mil Ralods, los cuales fueron entregados en un fajo de billetes. Donna “Queen” la súcubo, se le apareció a los pocos segundos felicitándole por su ardua batalla ganada.


    — ¡Enhorabuena chica!, conseguiste vencer a Sorcha, ella era una dura contrincante que ya había ganado 7 batallas con anterioridad, ¡pero supiste ponerla en su lugar y sin necesidad de matarla!, la derrotaste cumpliendo la condición de mis “contactos” –Comento Donna —Sin duda con esto a tu favor, subirás escalones.


    El “club de la matanza” divide a sus luchadores en tres categorías:


    AMATEUR: Los principiantes por excelencia.


    SOBRESALIENTE: Destacados por sus talentos y victorias.


    CANDIDATO A CAMPEÓN: Los que prometen llegar a la cima.


    Existe un cuarto título, pero solo está reservado para que uno lo posea, el actual “campeón”.


    —Mis numerosos “contactos”, me han acordado que ni lograbas vencer en esta lucha sin matar a tu oponente, se asegurarían de mover algunos hilos y con el siguiente combate que venzas… serás promovido a una luchadora “sobresaliente” -Aseguro Donna.


    Para una luchadora principiante que va por su cuenta, le tomaría como ocho a diez victorias conseguir llegar a convertirse en “sobresaliente”, con la ayuda de un promotor “influyente”, es posible acelerar ese proceso con menos combates. Por supuesto, no todo es sencillo, conseguir una promoción rápida significa aceptar unos riesgos más altos en la arena, compensar el número con dificultad.


    —De momento deberíamos ir a una farmacia a conseguirte un antídoto, esa reptiloide te dio un puñetazo cargado con veneno –Aconsejo Donna.


    —No es necesario –Sasha rechazo la necesidad de asistencia contraveneno.


    En su mente se transmiten recuerdos de su vida como cazadora, sentada en las cercanías de una fogata en plena noche en un bosque, con el acompañar de numerosos cadáveres de reptiloides a su lado. Con una espada Gear, corta el brazo de uno de los cuerpos y lo recoge desde su muñeca, de las garras en la mano del ser inhumano se observaba la presencia de veneno sobre las puntas de esta.


    Sasha se clava las puntas de las garras venenosas sobre su brazo, su intención era recibir la ponzoña en su organismo, tenía una razón para llevar a cabo tal nocivo propósito. Mitridatismo, una antigua práctica que consiste en la administración de pequeñas dosis de veneno al cuerpo para adquirir resistencia a esta, los métodos son sumamente arriesgados y los resultados no siempre favorables. Sus recuerdos cesan y su consciencia retorna al presente.


    —El veneno de esa reptiloide no era muy fuerte, mi propio cuerpo ya se encargó de eliminarlo, estoy bien –Aclaro la ex-cazadora.


    — ¡Jajaja!... eres tremenda chica –Le elogio su promotora.


    Un aplauso se hace menester a los oídos de las dos, un sospechoso hombre canoso de vestimenta acomodada y barba blanca se acerca a ambas, sus ojos y dentadura revelaban su naturaleza vampírica.


    —Ha sido un combate fructífero, loba novata –El desconocido la felicito con el culminar de sus aplausos.


    — ¿Quién eres? –Pregunto una desconfiada Sasha.


    —Uno de mis “contactos”, llámalo el “señor B” –Aclaro la súcubo de peinado picudo.


    —Dime jovencita, ¿te interesaría ser promovido a luchadora “sobresaliente”?, solo necesitas aceptar un combate que organizaremos y si vences, tendrás tu merecida promoción –Fue la proposición dada por el enigmático señor B.


    Una oferta tentadora, pero a la vez arriesgada, las promociones rápidas siempre vienen con riesgos temerarios, Dona miro a la joven loba, quien no tardó en dar su respuesta.


    — ¿Cuándo y contra quien luchare?.


    —Lucharas nuevamente ahora, tu oponente, una luchadora de categoría “sobresaliente”, si quieres el puesto, tienes que arrebatárselo con sangre –El vampiro declara acompañada de una maliciosa sonrisa.


    Continuara…
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  15. Threadmarks: CAPITULO 71
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2143
    CAPITULO 71


    Miércoles – Posada de Tsurquez (Miércoles: Dos días antes del combate)…


    — ¿Futura campeona? –Repite Sasha con ciertas dudas.


    —El punto más alto a aspirar en el “club de la matanza” –Declaro Dona “Queen”.


    —No me interesa convertirme en campeona, solo compito por el dinero, cuando obtenga la suficiente cantidad me retirare.


    —¿Retirarte?, ¿y a que te dedicaras después?.


    —Cazar Cryptian, es lo que hacía antes, y es lo que me más me gusta hacer, quiero volver a mis viejas andadas.


    En su pasado los Cryptian no eran sus únicos blancos de cacería, los no-humanos también eran presas y premios en las cazas de antaño, sobre todo los hombres lobos. Pero la situación ha cambiado, ahora formaba parte de esa comunidad “no-humana”, la humanidad ahora era su enemiga.


    —Con que un cazador de Cryptian –Dijo Dona algo pensativa —Puedo entender tu punto, si dinero es lo que buscas para recomenzar con el oficio que deseas, entonces sí o si querrás llegar a convertirte en la campeona, el dinero que obtendrás será abismalmente ridículo.


    — ¿El título de “campeón” dará mucho Ralods? –Pregunto una curiosa Sasha.


    —Lo suficiente para pasar el resto de una vida con lujosas comidas, el sexo mejor pagado y la cama más cómoda en toda Tsurquez, ¿quieres una casa propia con todas las comodidades?, ser el “campeón” es una de las forma de conseguir el dineral suficiente para hacerse con una –Contesto Dona —Por supuesto, si tu idea no es derrochar tanto dinero de golpe y prefieres gastarlo gradualmente acorde a tu manera, entonces bastara dejar tu fortuna en el banco y ya.


    Los bancos eran entidades encargadas de proveer los servicios como prestamos de dinero o depósito para guardar ciertas cantidades de Ralods con la mejor seguridad, los depósitos hechos cobran una compensación mensualmente, tomando parte del dinero depositado como pago. Actualmente operan dos sistemas internacionales bancarios en Eliux, uno en el imperio humano y otro en el “No-Humano”, si depositas tu dinero en un lado, no podas retirarlo en otro, dado que ambos bandos son enemigos mutuos.


    —Mucho dinero, ¿eh?... muy bien, me hare con el título de “campeón” y después me retiro –Concluyo Sasha.


    — ¡Así se habla chica!, no te arrepentirás, mientras no mueras –Expreso la súcubo acompañado de una risa.


    Dona pago tanto la comida, como el hospedaje a una habitación de la posada, ambas compartieron una misma cama, mientras la ex-cazadora dormía en ropa interior, su compañera demoniza prefería lo natural y hacerlo totalmente desnuda.


    —No te molesta que duerma de esta manera, ¿verdad? –Le pregunto Dona.


    —No.


    Mirar el cuerpo desarrollado de la súcubo le hizo pensar que sin duda la naturaleza les doto de un atractivo físico para hipnotizar al sexo opuesto con lujuriosos pensamientos. No dudaba incluso de que fuera capaz de atraer a mujeres que gustan de revolcarse con otras, para la ex-cazadora charlar sobre sexo, no era una experiencia incomodad, era confusa, pues nunca tuvo el placer de disfrutar de una plena vida lasciva.


    Su infancia y adolescencia quedaron marcados para siempre, como anécdotas oscuras de un pasado en que la supervivencia siempre estuvo en primer lugar como principal necesidad, nunca hubo tiempo ni en los lapsos cortos de descanso para aquellas libertades como el vicio del juego o el disfrute carnal.


    —“Entonces él…”


    Recordó a esa bestia blanca, a su rival inhumano que no solo le derroto en combate, sino destrozo su orgullo y también tomo su virginidad, aun rondaba aquellos fragmentos de su memoria en torno a la profanación de su castidad.


    —“Mi primera y única vez con tal experiencia…”


    Ya no había odio en torno a esos recuerdos, ¿para qué seguir odiándolo?, supuso que era una pérdida de tiempo y esfuerzos centrarse en tales pensamientos vengativos contra ese lobo. Pero he aquí otro acontecimiento que ella involuntariamente ignoraba, antes de volverse una mujer loba, despreciaba con toda su alma el recordar como su primera vez fue tomada con tanta brutalidad, pero ahora ese sentimiento de aversión empezó a disiparse poco a poco.


    __________________________________________________________________​


    —Dona, ¿dónde estamos? –Pregunto confusa la loba.


    — ¿Nunca has estado en uno de estos?, es una buena oportunidad entonces para ti –Contesto la súcubo.


    En una mañana del jueves, ambas salieron a las calles de Tsurquez, para detenerse en frente de un local un tanto llamativo para los ojos de la ex-cazadora. Pues dentro de este recinto se encontraban una cierta cantidad de personas haciendo actividades físicas con la utilización de herramientas de pesos, ya sean levantando entre 10, 20 o incluso 50 kilos.


    —Esto chica, se llama “gimnasio” –Le aclaro la súcubo.


    Sasha en su vida como humana vio en el imperio humano estos llamados “gimnasio”, la mayoría que hacían uso de este servicio eran cazadoras al fin de cuentas, los Sunlaire contaban con instalaciones propias en sus dominios. Pero a la ex-cazadora no le llamaba la atención, pues la finalidad de este lugar era estimular con actividades físicas al individuo para evitar caer en el sedentarismo, dado a que su vida estaba en constante actividad física del cual su vida estaba en juego, ya contaba con la suficiente “estimulación” necesaria para mantenerse una condición saludable.


    —Este lugar te ayudara a hacer unos buenos músculos, aunque comiences hoy no hará ninguna diferencia, pero es mejor empezar cuanto antes para que entrenes ese cuerpo y ganes algo de fuerza extra –Explico Dona.


    Un licántropo entrenado para tonificar los músculos tiene por obviedad más fuerza y resistencia que uno con una complexión física base, las mujeres lobas tienen más testosterona que las humanas, lo que les facilita la obtención de masa muscular. Sasha noto a primera vista que las competidores en el “club de la matanza” eran todas luchadoras con cuerpos entrenados para poseer una constitución tonificada, si quería aumentar sus chances de ganar, debía fortalecerse también.


    —Escucha, en el “club de la matanza” se combate únicamente los miércoles, viernes, sábados y domingos, cada día está determinado para luchas de unas categorías en concreto –Explica la súcubo.


    Los miércoles se llevan a cabo puros combates entre “AMATEUR”, los viernes combaten luchadores de categoría “SOBRESALIENTE” y “AMATEUR” que han destacado lo suficiente para ascender. Los sábados solo luchan combatientes “SOBRESALIENTE” y algún que otro “CANDIDATO A CAMPEÓN”, los domingo son combates llevado a cabo entre luchadores “CANDIDATO A CAMPEÓN”.


    Los “AMATEUR” que luchan en el viernes tienen chance de ascender a “SOBRESALIENTE”, y aquellos luchadores “SOBRESALIENTE” que combaten el sábado, tienen la posibilidad de ascender a “CANDIDATO A CAMPEÓN”. Dejando el domingo como la oportunidad para enfrentarse al campeón actual, todo depende de las victorias y el progreso del luchador.


    —Entonces si yo lucho el viernes…


    —Es correcto, tendrás una oportunidad para ascender de categoría, tu primer combate llamo bastante la atención y enriqueció como nunca los bolsillos de los que manejan el negocio en solo un combate de amateurs –Le explico Dona —Tómalo como un cumplido de parte de ellos, te vieron con buenos ojos, creen que llegaras lejos sin duda.


    __________________________________________________________________​


    [PRESENTE] (Viernes en la noche)…​


    Un combate con condiciones fue establecido para Sasha en su lucha contra Sorcha “Puños ponzoñas”, si lograba vencerla sin matarla, los “contactos” de Dona moverían algunos hilos para un rápido ascenso de categoría. La loba consiguió su victoria complaciendo la condición solicitada, y una oportunidad para convertirse en una luchadora “sobresaliente” se le apareció.


    — ¿Cuándo y contra quien luchare? –Pregunto Sasha


    —Lucharas nuevamente ahora, tu oponente, una luchadora de categoría “sobresaliente”, si quieres el puesto, tienes que arrebatárselo con sangre –El vampiro declara acompañada de una maliciosa sonrisa.


    El “señor B”, uno de los contactos de Dona le ofreció la oportunidad ser promovida, pero para ello debía luchar y vencer un segundo combate en el mismo día, y su contrincante, una combatiente “sobresaliente”.


    —Acepto el trato –Dijo Sasha con toda seriedad —¿Luchare ahora?.


    —Tendrás una hora, hasta entonces ve preparándote, suerte loba novata –Le deseo el señor B despidiéndose —Oh, es cierto, si llegas a vencer, no puedes perdonarle la vida como a Sorcha, debes matarla si o si, por algo debes “arrebatarle” su puesto, jejeje…


    Dona se mostraba algo reacia hacia la oferta del señor B, por lo general uno es promovido con el tiempo luchando contra individuos de tu misma categoría, es decir, un luchador “amateur” eventualmente ascenderá a “sobresaliente” después de derrotar a un estimado número de otros amateurs. Pero la loba escogió la manera de subir a ese escalón más rápido, en lugar de enfrentar a varios novatos, prefirió una lucha directa contra alguien de una categoría mayor. No es algo nuevo, se ha visto varias veces tales encuentros entre dos luchadores de diferentes categorías, pero aquello no dejada de ser una apuesta sumamente arriesgada.


    — ¿Estas segura de esto?, las luchadoras “sobresaliente” no son para subestimar… apenas has vencido dos combates contra unas amateurs –Opino Dona.


    —Un combate es un combate, me da igual contra quien luche, con tal de ascender rápido asumiré el riesgo necesario -Declaro Sasha con sinceridad —“Si… mientras lo consiga, sobreviviré a esta nueva vida”.


    __________________________________________________________________​


    La hora había transcurrido, Sasha se encontró nuevamente en la arena, el público clamaba por más, aquellos que vieron potencial en la loba novata empezaban a mostrar su apoyo hacia ella, claro que el número de “seguidores” era considerablemente una minoría.


    —“Damas y caballeros, hoy tenemos un encuentro especial, la loba novata luchara nuevamente, con la posibilidad de ascender de “amateur” a “sobresaliente”, ¿su contrincante?, ¡Eliza “Doncella de la sangre”!” –Presento el comentarista Koboloz.


    Una mujer alta con un vestido rojo se muestra en la arena, con tal vestimenta uno se preguntaría si realmente es una luchadora, poseía una piel pálida, larga cabellera marrón y ojos rojizos, de su boca revelaba un par de colmillos. Un detalle que la ex-cazadora percibió de aquella mujer, es que esta carecía de un cuerpo corpulento o tonificado como la inmensa mayoría de las luchadoras.


    Se abrieron las apuestas y se dio un tiempo estimado de 25 minutos para que los espectadores decidieran a quien confiar su dinero en el siguiente combate.


    —“Una vampiresa” –Dedujo Sasha al percibir los rasgos de la tal Eliza.


    — ¿Qué se supone que significa esto? –Se preguntó la vampiresa en voz alta —Oh, ya veo… -Suspira con cierta molestia —Con que tú eres la oportunidad que me llevara a solo una lucha más para ascender a “Candidato a campeón”, haciéndome enfrentar a una amateur, en verdad que esos bastados se pasan…


    Al igual que la loba, tal encuentro para la vampiresa era una oportunidad para que ella subiera escalones también, si vencía a Sasha, solo precisaría otra lucha más para convertirse en una “candidata a campeón”, el requisito imprescindible para enfrentarse al actual campeón.


    —“Las apuestas se han cerrado, y con ello, ¡la lucha da comienzo!” –El comentarista declaro el inicio del encuentro.


    Eliza tomo la iniciativa, con paso veloz se acercaba a la loba novata, enseñando sus garras vampíricas de notorio filo.


    —“Es rápida, pero tienes bastantes aperturas” –Determino analíticamente la ex-cazadora.


    Cuando su vampírica rival se encontraba a solo centímetros de ella, Sasha saco sus garras y procedió a atacar, cuando hizo contacto con Eliza, ella desapareció en un parpadeo.


    —“¿¡Que!?” –Exclamo la loba novata con estupefacción.


    —¿A dónde estás mirando?.


    Cuando oyó la voz de la vampiresa a sus espaldas, ella rápidamente volteo, solo para ver que nadie se encontraba allí y luego recibir desde uno de sus costados un fatal corte de las garras de Eliza en su ojo izquierdo. La vampiresa toma distancia con agiles pasos, mientras Sasha trataba de contener parte de la hemorragia, hasta que su factor curativo lo soluciono, sin embargo, había perdido uno de sus ojos, teniendo solo a su disposición la mitad de las capacidades de su vista.


    —“Ni siquiera pude notarla en lo más mínimo… ¿cómo es posible que pueda moverse así de rapido?” –Se preguntó con notable inquietud la licántropa.


    Miro a su oponente con su ojo restante, no le quitó la vista de encima, aunque ella fuera rápida, la ex-cazadora contaba con poder lidiar con tal veloz oponente.


    —Vuelvo a preguntártelo, ¿a dónde estás mirando?.


    La voz de la vampiresa sobresalió a sus espaldas, nuevamente, una fugaz intranquilidad se manifiesta en el corazón de Sasha, lo suficiente para hacerle oír con claridad sus rápidos latidos en aumento.


    —Por si te lo estas preguntando, no, no estoy usando Novamancia, ya que este encuentro no lo permite –Declaro Eliza “Doncella de la sangre”.


    Sasha volteo con el propinar de un zarpazo, pero nada se encontraba a sus espaldas.


    —“¿¡Donde!?... ¿¡donde esta!?...” –Se pregunta la loba sumamente en alerta.


    Un sonido inquietante llega a los oídos de Sasha, era el hueso de su pierna izquierda siendo fracturada por una poderosa patada de Eliza “Doncella de la sangre” quien le ataco por la retaguardia.


    Continuara…
     
    Última edición: 17 Septiembre 2019
    • Impaktado Impaktado x 1
  16. Threadmarks: CAPITULO 72
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2621
    CAPITULO 72


    —“Ese sonido… ¿mi pierna?” –Se preguntó una anonada Sasha.


    Desde su retaguardia, una patada con inmensa fuerza por Eliza “Doncella de la sangre”, le parte el hueso de su pierna izquierda con el notorio crujir de este tras el golpe. Cayendo la loba por consecuencia al suelo, gimiendo del intenso dolor.


    —“¡La luchadora Eliza le ha roto una pierna a la loba novata!, ¡que intensidad!, ¡la novata que promete mucho se encuentra en una situación bastante desfavorable!, ¿¡cómo se recuperara de esto!?, ¡o la preguntas más bien seria!, ¿¡puede recuperarse de esto!?” –Fueron las declaraciones del comentarista Koboloz.


    Mientras Sasha trataba de ponerse en pie con el apoyo de su única pierna intacta, la vampiresa se sitúa a su frente, mirándola fija con ojos indiferentes.


    — ¿Por qué aun no has mostrado tu forma parcial? –Le pregunto Eliza — ¿Me estas subestimando acaso?, ¡eres ridículamente débil!, ¿dicen que eres una novata que prometía?, lo único que prometes es decepción… ¡eres un desastre de pura mierda!.


    La forma parcial manifiesta la mitad de los rasgos lupinos de un licántropo, así como la bestial lo transforma en un auténtico lobo bípedo, tales características no eran solo meros cosméticos en un hombre lobo. La forma parcial libera parte de las fuerzas biológicos de esta raza, sus capacidades físicas, reacciones y cualidades regenerativas se ven aumentadas en su estado “parcial”, y son llevadas a su mayor limite en el “bestial” .


    — ¿Forma parcial? –Replico Sasha entre dudas para luego ponerse de pie —No tengo idea de que hablas, solo me interesa vencerte, eso es todo.


    Eliza con tanta indignación muerde sus labios hasta sangrar tras al oír tales palabras venir de su contrincante, consideraba que lo que dijo era tan arrogante que menospreciaba considerablemente su imagen como una luchadores “sobresaliente”.


    —Entonces, me tomare mi tiempo para que mueras con todo el dolor posible… -Declaro Eliza con una colérica cara con el sobresalir de numerosas venas.


    Sasha en un lapso de segundo se distrae por el dolor de su pierna izquierda, y en ese intervalo de tiempo, un puño se acercaba a su rostro, su cara es golpeada con sobrehumana fuerza por Eliza. Oye el sonido de su nariz romperse y chorros de sangre expulsar de sus orificios nasales, su consciencia se desvanece.


    —Por esa debilidad tuya, ¡vas a morir! –Proclamo la vampiresa.


    __________________________________________________________________​


    —“Que patética eres”.


    Sobre una interminable oscuridad la ex-cazadora se encontró, una voz femenina de tonalidad grave e inhumana le hablaba desde la penumbra.


    —“Has vuelto arrastrándote a mi cuando tu vida estaba al borde de la muerte, y ahora te encuentras nuevamente en las cercanías de perecer, y lo peor es que es tu culpa por ser JODIDAMENTE DÉBIL”.


    —¿¡Quién eres!?, ¡muéstrate! –Le ordeno la ex-cazadora.


    —“¿Qué quién soy?”.


    Una entidad producto de la propia sombra de Sasha cobra la forma de un lobo negro de descomunal tamaño, con solo una pata somete a la ex-cazadora contra el suelo en posición boca arriba.


    —“¡¡Yo soy la VERDADERA tú, aquella que suprimiste por 8 putos años!!” –Declaro la entidad oscura.


    —Eres esa cosa de aquella vez…


    Tuvo un encuentro con aquel lobo gigante la vez que consumió la pastilla entregada por Mad para suprimir su licantropía, antes de ser sometida a inhumanos experimentos y análisis por el clan Sunlaire que determinara su humanidad, consiguiendo resultados positivos que le evitaron la sentencia de muerte.


    —“No soy una COSA, yo soy lo que ERES EN VERDAD –Le aclaro la entidad —Ese clan mierdero tuyo, a pesar de confirmar que eras humana, no solo te pusieron en una prueba injusta con la finalidad de que mueras, sino que encima, te volvieron estéril a propósito cuando finalizaste esta”.


    El brazalete utilizado en la prueba dada por la Sunlaire como redención, era solo una herramienta creada con el fin de asegurar de que Sasha obedeciera las reglas, ya fuera que la matara el desafío presente, el límite de tiempo acabado o si en caso de conseguir cumplirla, volviera su organismo incapaz de reproducirse, esterilidad absoluta.


    —“Te negaron como uno de los suyos, te exiliaron, pese a tu libertad, seguiste luchando a favor de la humanidad, ¿y cómo te lo agradecieron?, marginación social”.


    Fragmentos de recuerdos llegan involuntariamente a su mente, de su tiempo como cazadora tras finalizar la prueba de los Sunlaire, tras obtener su libertad luego de ser rechazada por el clan y expulsada.


    —“Oye, esos rasgos… ¿no es una Sunlaire?”.


    —“¿No lo oíste?, ella es una expulsada del clan Sunlaire, ¡una fracasa exiliada!”.


    —“Escuche que en un arranque de ira, ataco por la espalda vilmente a su prima por perder un duelo amistoso contra ella y casi la mata, encima a alguien más joven”.


    —“¿No es esa prima la mismísima hija de Tunrida Sunlaire?, ¡la maestra Tunrida es una prodigio de nacimiento!, ¿¡esa maldita pensaba matar a su hija solo por perder un combate amistoso!?.


    —“Que ya sea una debilucha que porta los poderosos genes del clan Sunlaire es causa de vergüenza absoluta, ¡pero intentar matar despiadadamente a alguien de su mismo clan por algo tan trivial, no tiene perdón ni en esta u otra vida!”.


    —“Escuche que le perdonaron la vida luego de pasar una prueba sencilla, tsk… el clan Sunlaire tiene bastante misericordia para esa perra vil y sin corazón, la humanidad no necesita basuras como ella”.


    —“Si te comprendo, se supone que el clan Sunlaire es la espada de la humanidad, el as más fuerte de nuestra raza, su reconocimiento y valor es evidente en todo el imperio humano, que exista alguien que mancille tal noble linaje y siga vivo, me enferma”.


    Unas y otras vez, sin importar que fuera una ciudad o un pueblo, en el imperio humano su existencia fue dada a conocer, “Sasha la marginada” “Sasha la podrida” “Sasha la descarriada”, su nombre era sinónimo de decepción o traición a la humanidad. No importaba a cuantos Cryptian y no-humanos eliminara para intentar limpiar su imagen, para la humanidad su sola presencia ya era un caso indignante sin arreglo.


    —Yo no hice nada de eso… ¿¡porque me llaman traidora!?... ¿¡porque dicen que quise matar a alguien de mi clan!?...


    —“¿No es obvio?, para tu gente, es más fácil decir que fuiste expulsada por casi atentar contra la vida de alguien de los tuyos, que decirles que la verdadera razón en realidad es porque madre procreo con un hombre lobo”.


    Querían ocultar ese hecho, ¿qué opinaría la gente si supieran que alguien del clan fornico y produjo descendencia con un no-humano?, Sasha en el fondo lo sabía, su existencia era considerada un atroz crimen para la raza humana. Las palabras no eran las únicas que dolían, hubo ocasiones en que la exclusión venían acompañados por huevos podridos o tomates en mal estados arrojados por niños.


    —“¿Recuerdas aquella ocasión en el que ese Cryptian casi te mata…?”


    La ex-cazadora se remonta a sus 19 años, en donde acepto en solitaria erradicar a una manada de 25 Cryptian de Categoría C situado en un bosque, tenían el aspecto de insectos humanoides semejantes a una mantis, con guadañas como brazos y un exoesqueleto más duro que el hierro. Armado con un Gear espada y escudo de categoría cobre, logro eliminar a todos, perdiendo su escudo en el brazo y con su brazo izquierdo inutilizado por una considerable herida cortante.


    Pero lejos de la realidad de estar a salvo, un Cryptian insecto más se le aparece, este poseía una altura de cinco metros, su parte inferior se asemejaba al de un equino, con dos pares de brazos espadas y un exoesqueleto con un nivel de dureza superior al acero. Aquella criatura era el líder de esta manada, un Cryptian de “talla jefe” como muchos cazadores lo llamarían, su clasificación era de categoría B.


    —No habían dicho nada sobre un posible “jefe”… -Dijo Sasha en voz alta con una desconcertante angustia —La mujer de la taberna me dijo que eran solo una manada de categoría C, nunca menciono a…


    Entonces lo entendió, aquella información que se le proporciono en la taberna de un pequeño pueblo, se le fue contada a medias y a propósito, era la primera vez que pisaba aquel lugar, en sus adentro pensó “aquí no me conocen, podre estar tranquila sin sufrir ese rechazo”. Pero la realidad, es que todo era una treta, la tabernera que gentilmente la atendió y le brindo a su conocimiento sobre la manada de Cryptian, le oculto el detalle del jefe de categoría B, pues ella conocía en realidad su identidad.


    Herida y fatigada, era incapaz de lidiar contra tal monstruosidad, ni su Novamancia o su Gear en su deplorable estado podían lidiar con una amenaza de categoría B, aun si incluso estuviera en las mejores condiciones. Tomo entonces la opción de huir, como era evidente tal criatura era veloz, sus cuchillas derribaban gruesos arboles de un corte, de no ser por su capacidad de reacción formidable y agilidad como velocidad sobrehumana producto de sus genes Sunlaire, la ex-cazadora habría muerto a los pocos segundos de empezar su huida.


    Avisto en las cercanías a un grupo bien escondido de 7 cazadores (5 mujeres y 2 hombres), los había visto con anterioridad, eran de ese pueblo, tales cazadores contaban con Gear de mejor calidad y denotaban por su apariencia ser guerreros de mucha experiencia para lidiar contra Cryptian. Sasha pensó que por fin estaría a salvo, pues ellos le socorrerían en el acto y eliminarían a la monstruosidad, o al menos eso creía…


    —“No…” –En su mente pronuncio con incertidumbre.


    En los rostros de esos cazadores, las mujeres hacían muecas perversas de satisfacción y los dos únicos hombres contenían las ganas de reír, no estaban allí ocultos para socorrerla, estaban allí para presenciar como si un show se tratara, para ver como ella era asesinada por la manada de Cryptian o el jefe de categoría B. Todos en el pueblo ya le conocían, no solo la tabernera, inclusos sus cazadores locales ya sabían quién era Sasha, deposito su confianza en ellos y el resultado le llevo a donde se encontraba, perseguida a muerte por un monstruo que era incapaz de eliminar, traicionada por la misma humanidad que juro proteger.


    —“Esto es una pesadilla, ¿verdad?” –Se preguntó a si misma —“Quiero despertar cuando antes… quiero estar al lado de madre… y padre…”


    —“Oh, pero madre y padre están muertos, asesinados a manos de humanos” –Fueron las palabras de la entidad lupina —“¿A quién atribuirías la mayoría de tus malos recuerdos?, ¿a los humanos o a los no-humanos?”.


    Tal pregunta le hizo evaluar los momentos felices y los miserables de su vida.


    —“Padre era un hombre lobo que vivía bajo una falsa identidad humana, ¿acaso era un mal padre por ser un no-humano?” –Le pregunto la entidad.


    —No, era un padre amable, bondadoso y afectivo… lo amaba tanto.


    Toda la miseria de su vida, la inmensa mayoría de ella, era producto de la raza a la que juro proteger como un miembro del linaje Sunlaire.


    —“Para la humanidad en general, eres un paria, para el clan Sunlaire, un abominable error” –Declaro la entidad —“Para todos ellos tu vales lo mismo que el excremento, no… la mierda al menos sirve como fertilizante, tu valor es menos que la misma mierda”.


    La gigantesca entidad lobuna suelta a Sasha, permitiéndole ponerse de pie, ella mira cara a cara a la criatura oscura.


    —“¿Seguirás lamiéndole el culo a esa egoísta y pútrida humanidad?, por tu estúpida debilidad morirás para satisfacción de ellos, ¿en serio eso quieres?, ya te jodieron tu vida como humana, ¿¡para que seguir dándole ese placer!?” –La cuestiono la oscura criatura.


    — ¿Qué se supone… que debo hacer?... –Sasha le preguntó con frustración.


    —“¡Espabilar de una vez y dejar de ser una puta debilucha!” –Fue la respuesta del ser.


    Apretaba sus puños con fuerza hasta hacerlos sangrar, cerro sus ojos conteniendo esa impotencia emocional, pero inevitable rompe el llanto.


    — ¿¡Que debo hacer para dejar de ser tan débil!?... –Exclamo a todo pulmón.


    La entidad ante tal duda planteada, ríe a carcajadas, su descomunal cuerpo se empequeñece hasta cambiar a una forma humana, su apariencia era la misma que Sasha, una versión suya totalmente desnuda con los rasgos licántropos en manifiesto. Orejas alargadas con el cubrir de pelaje, fauces inhumanas sobresalir de su boca, ojos amarillentos y una pequeña cola animal, sujeto a Sasha con sus garras sin lastimarla y le sonrió macabramente enseñando su dentadura bestial.


    —“Renuncia a tu humanidad, acéptame realmente de una vez” –Fue la petición de la entidad, conservando su grave tonalidad siniestra.


    — ¿Renunciar?, no lo entiendo, ¿yo soy una licántropa?.


    —“No tienes colmillos, tus garras son endebles, careces de la auténtica visión de un lobo… ¡y ni siquiera portas nuestro orgulloso pelaje!” –Expuso la entidad —“Eres una licántropo, ¡pero tú misma licantropía está incompleta!, tu subconsciente sigue aferrada en creer en la humanidad… apenas utilizas un cuarto de tu auténtica fuerza como un hombre lobo y has perdido tu capacidad de usar tu Novamancia”.


    Sasha era en parte consciente de ello, aun cuando despertó con su nueva condición, perdió la capacidad de su Novamancia y sus nuevas fuerzas eran mediocres a comparación de lo que puede hacer un licántropo promedio, lucho contra tanto de ellos, que conocía más que bien de lo que eran capaces, ella era débil, porque aún estaba atado a su lado humano.


    —“Quizás necesitas algo de motivación”.


    La entidad desaparece, y una piedra golpea en el rostro a la ex-cazadora causándole una pequeña herida, al mirar en la dirección de dónde provino tal piedra, vio a una niña humana, luego otro niño surge a su lado, luego le sigue una adulta y otro más, hasta que es rodeada. Una numerosa turba de gente colérica estaban a su alrededor, maldiciéndola, insultándola, blasfemando su existencia, tanto adultos como niños le arrojaban piedras como frutas podridas.


    —Basta… por favor… basta…


    Sasha les suplicaba mientras se encontraba de rodillas cubriendo la cara, pero la turba ignoraba su humilde petición, de hecho se reían de ello, motivándoles a arrojarle más piedras y frutas podridas. Algunos hombres de la turba incluso se le acercaron, para acto seguido bajarse los pantalones y orinársele encima, haciendo de sus risas un concierto grotesco a los oídos de la marginada ex-cazadora.


    —“¡Eres una vergüenza para el clan Sunlaire!”.


    —“¡Haznos un favor a todos y muérete de una vez!”.


    —“¡Debieron haberte abortado!”.


    —“¡Que aun estés viva es un error!, ¡la humanidad exige que te mueras en este instante!”.


    —“¡Eso!, ¡eso!, ¡si de verdad aun eres leal a la humanidad, entonces muérete ahora por nosotros!”.


    —“¡Muere!, ¡muere!, ¡MUERE!, ¡MUERE!, ¡¡¡MUERE!!!”…


    La gente al unísono clamaba “Muere”, a la vez que un objeto contundente llego a manos de ellos, desde tablas duras o un pedazo de hierro, comenzaron a golpear sin piedad a Sasha.


    —Basta… por favor… basta…


    Cubriéndose la cabeza en posición fetal, Sasha recibía todos los golpes entre lágrimas, rogando aun inútilmente piedad.


    —“¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!...”


    —Duele… ¡deténganse!... ¡basta!...


    —“¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!...”


    — ¡Basta!... ¡se los pido por favor!... ¡duele mucho!...


    —“¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!... ¡¡¡MUERE!!!...”


    Los moretones inundaron toda su piel, pero la turba no se detenía, con rostros poseídos por una insaciable sed de sangre, seguían agitando sus brazos, expresando con brutalidad su desdén hacia la ex-cazadora, hasta saciar su hambre de violencia o tomar su vida.


    —Duele… duele… ¡ya basta!... ¡es suficiente!... ¡¡¡HE DICHO BASTA!!!...


    Sasha se levanta con el revelar de ojos teñidos de un color amarillo, con zarpas tan letales como cuchillas, de un giro la carne de docenas es triturada, una ola de sangre, entrañas y tripas se dispersan en el aire, un rugido salvaje se manifiesta en boca de ella.


    —“Jejeje, es un comienzo, ahora… tenemos un combate a muerte pendiente que zanjar”.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  17. Threadmarks: CAPITULO 73
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    1908
    CAPITULO 73


    El sonido reconocible del mismo filo de una cuchillas rasgar la carne, no importa que bajo sus pies estuvieran los cuerpos de niños, ancianos o jóvenes, solo deseaba una cosa.


    — ¡Cállense!... ¡¡CÁLLENSE!... ¡¡ CÁLLENSE!!... ¡¡¡ CÁLLENSE!!...


    Fue entonces que su mente acepto eliminar el problema por el método que un hombre lobo mejor conoce, el asesinato descarnado, sus garras se bañaron de la sangre de multitudes de humanos, aquellos que la rechazaban, insultaban y, repudiaban, negando su existencia y su deseo a vivir. Ella los callo a todos, silencio sus bocas destrozándoselas de un zarpazo, enmudeció sus voces cortando sus cuerdas vocales y mutilo sus extremidades con la que la agredieron.


    Allí se encontraba una fatigada Sasha, exhalando un aliento de sangre, deleitando manifestándose proporciones lupinas como pelaje, colmillos y ojos que antes no estaban en su cuerpo.


    —“Jejeje, es un comienzo, ahora… tenemos un combate a muerte pendiente que zanjar”.


    __________________________________________________________________​


    En el “club de la matanza”, Dona “Queen” observaba entre nervios a una derribada Sasha boca arriba totalmente inconsciente, su rival Eliza “Doncella de la sangre”, le había roto el hueso de su pierna izquierda y privado de un garrazo uno de los ojos.


    —“Vamos chica, ponte de pie, ¡a este paso esa maldita chupaverga te va matar!” –Pensó con inquietud la súcubo —“Antes se veía toda confiada, ¿pero que le paso para dejar que recibiera tal paliza?, ¿me habré equivocado con ella?... no, cálmate Dona, el combate aún no ha terminado, hasta que no deje de respirar, confió en que ella va a ganar… o estaré en la bancarrota”.


    Eliza “Doncella de la sangre” miro a detenidamente a su inconsciente rival, habían pasado cerca de un puñado de segundos desde que le dio ese puñetazo, un golpe que no solo le rompió la nariz a Sasha.


    —Una licántropa dejada fuera de combate por un simple puñetazo… -Hablo Eliza con un suspiro de decepción —Sin duda, es el peor combate de mi lista, hasta la fecha.


    —“¡Jo!, ¡la combatiente Eliza “Doncella de la sangre” ha dejado noqueado a la novata loba nudista de un puñetazo!, ¿¡será este el fin de la novata!?, ¡el combate solo terminara con la decisión de Eliza, matar o dejar vivir a la inconsciente muchacha licántropa!” –Declaro el comentarista.


    —Si me hubieras dado mínimo un combate digno, te habría dejado vivir, pero ahora al carajo, ¡te mueres por darme este chiste de pelea!.


    Con sus garras vampíricas al descubierto, apunta al cuello de la ex-cazadora, su intención es desgarrarle la yugular y cortarle la cabeza, levanta en alto su brazo dominante, el derecho, y lo desciende a toda rapidez para propinarle lo que sería el golpe que culminaría con la vida de la loba.


    — ¿Eh?...


    El brazo atacante de la vampiresa es detenido, un abrumante agarre en su muñeca le impedía moverla con facultad, no tardó en darse cuenta que era la propia loba novata quien recupero la consciencia justo en el momento puntual. Con una fuerza descomunal, Sasha dobla la muñeca de Eliza y se lo arranca en un estirón, la vampiresa toma distancia y se cubre la herida con su mano restante para evitar la pérdida de sangre.


    —“¡Increíble!, ¡la loba novata ha despertado en momento crucial!, ¡ha rechazado el ataque de Eliza “Doncella de la sangre” y la ha hecho retroceder” –Hablo el comentarista.


    —Tsk… disfruta del único daño que me harás en el resto de este combate –Declara Eliza.


    Sangre brotaba de la herida de Eliza moviéndose sobrenaturalmente hasta adoptar la forma de una mano, semejante en tamaño a la perdida, la sangre de convierte en huesos, músculos y finalmente piel, aquello era el factor regenerativo de una vampira. Entre hombres lobos y vampiros, la raza vampira dependen de sus funciones vitales principales a través de la sangre, cuanto mejor alimentado estén, su factor curativo puede ser superior al de un licántropo.


    La razón principal de la necesidad de sangre en la raza vampira, se debe a que son incapaces de producirla propiamente en su medula ósea, y constantemente en volúmenes pequeños su cuerpo va consumiendo dicha sangre propia para mantener su fisiología en orden y correcto funcionamiento orgánico. No existen razones mágicas o sobrenaturales en la naturaleza del vampiro, su dependencia a la sangre está justificado por una necesidad biológica, cuanto esta se encuentra en bajas cantidades comienzan a perder fuerzas, su piel se torna en una palidez notoria y sus órganos comenzarían a fallar de a poco.


    — ¿Qué harás novata?, en la condición en la que te encuentras es solo cuestión de tiempo para que te de otra tunda –Le expreso la vampiresa.


    Sasha se había puesto se pie, su mirada estaba perdida, cuando levanto la cabeza para mirar de frente a la vampira, de pronto una sensación dolorosa sacudió su pecho, se abrazó a si misma mientras exclamaba de dolor.


    — ¿Que carajos te pasa?, ¿acaso enloque…?


    Antes de que Eliza criticase el comportamiento de su oponente, noto enseguida como sangre brotaba de los ojos, nariz y boca de Sasha, de repente parte de sus extremidades superiores, inferiores y el torso, se hinchaban y convulsionaban a la vez. La voz agónica de la loba en sus gritos se tornó en una tonada grave, como la de un monstruo.


    — ¿Qué le está pasando?... ¿¡que está haciendo!?...


    No solo Eliza, incluso el público se mostraba perplejo y confuso, la piel y musculo de la ex-cazadora se inflamaba y regresaba a su tamaño normal, una y otra vez, venas sobresalían de tales manifestaciones acompañadas de convulsiones, espuma roja brotaba de la boca de Sasha, y acto seguido vomito una estimada cantidad de sangre. Todo su cuerpo cesa con los movimientos anormales, su voz regresa a su tonada normal, rasgos licántropos surgen en torno a ella, sus orejas se alargaron cubriéndose de un pelaje grisáceo, sus ojos se tiñeron del amarillo común de los licántropos, de su boca colmillos crecieron y sus garras que antes estaban incompletas, finalmente habían adquirido el tamaño y filo normal de su raza. Había despertado su forma parcial.


    —“¡Desconozco que acaba suceder, pero carajos que se me erizo el pelo y no de arriba!, ¡en un drástico cambio, la novata se nota con un aire totalmente diferente!, ¿¡podría ser esto un signo de revancha para inclinar la balanza a su favor!?” –Hablo el comentarista.


    La vampiresa con ojo atento observo la pierna izquierda y el globo ocular izquierdo de Sasha, aquellas que desgarro con sus garras y destrozo de una patada. Tales partes en la licántropa, estaban totalmente curados, algo que asombro a Eliza.


    —“Cuando rompí su pierna, fracture con la suficiente fuerza sus huesos en varios fragmentos, le tomaría media hora reponer tal daño con su regeneración, y su ojo… es inaudito, tal daño le tomaría 20 minutos sanar tal magnitud de herida” –Pensó ella entonces —“Con ambas partes con tales lesiones, su ritmo regenerativo le tomaría más tiempo sanar en su forma humana, debido al tener que distribuir entre ambos lados su factor curativo, pero ella… ¿¡cómo es que sano tan rápido!?”.


    Observo que su oponente había adquirido su forma parcial, antes no la poseía, pensó inquieta entonces “¿adquirir dicha forma aumento su capacidad de autosanación?”, existen licántropos con cualidades autocurativas mucho más desarrollados que otros, pero no era la única cosa que llamo su atención en la ex-cazadora. Aquel agarre en su muñeca con el que detuvo su ataque, y eventualmente arranco su mano, tal magnitud de fuerza, era comparable a un hombre lobo adulto en su forma bestial, ¿¡pero como podía poseer tal capacidad física en su forma humana!?.


    —Me disculpo anteriormente –Le hablo Sasha tras limpiarse la sangre en su rostro —Nunca te subestime en ningún momento, luchaba en serio con todas mis facultades, lo cierto es que no tenía idea de cómo adquirir mi forma parcial, para mí… esta manera de vida, apenas la conozco.


    — ¿De que estas hablando?, actúas extraña y ahora dices cosas raras –Opino Eliza.


    —Que esta sea la segunda ronda, iré a matar a la minina oportunidad, no tengo opción, debo ascender.


    —Otra vez esa arrogante actitud tuya, muy bien, te daré una segunda ronda que no olvidaras aun en tu otra vida.


    Eliza arremete nuevamente de manera directa con sus garras en alto, la loba sin embargo, a pesar de tener a su oponente justo en frente, ataca de un zarpazo a su lado derecho. Sorprendentemente, la vampiresa se manifiesta de ese lado, siendo herida en el pecho por el ataque de Sasha y retrocediendo a tiempo para evitar un daño peor, la Eliza que estaba en frente suyo, había desaparecido de la nada.


    —Había olvidado antes esa habilidad de su raza, realmente fui una tonta, pero ahora lo recuerdo claramente, no caeré en ese truco otra vez –Declaro Sasha con el salir de un poco de sangre de su boca.


    —“Mordió su lengua, como puede regenerarse a tal velocidad para sanar una pierna con fractura grave, es un daño menor para ella” –Pensó Eliza.


    El mito de que los vampiros pueden hipnotizar a sus presas con la mirada viene de su habilidad especial natural totalmente ajeno a la Novamancia, no es una hipnosis que convierte a la víctima en un esclavo, es una que entorpece el sentido de la percepción. A una distancia considerable, cuando los ojos del vampiro se cruzan con los de su objetivo, el ser vampírico envía una señal visual indetectable a través de su mirada, dicha señal actúa sobre la actividad eléctrica cerebral del individuo entorpeciendo su sentido de la percepción.


    Cuando la actividad eléctrica del sentido de percepción se ve alterada por la “hipnosis vampírica”, los mecanismos que recorren la información visual, auditiva y del tacto, se ven engañados con información falsa del entorno. La victima la percibe como autentica y es cuando el vampiro es capaz de engañar completamente al ojo y oído de sus afectados.


    Aquello era la razón principal del porque Sasha percibía a su oponente en direcciones que antes no estaba y desaparecía en donde su ojo lo veía, inclusos su sentido superior de la audición estaba comprometido de la misma forma. ¿Cómo lidiar con tal problemática habilidad?, algunos poseen mentes fuertes capaces de resistir la “hipnosis vampírica” y su percepción no se ven alteradas, pero existen otros métodos para lidiar con tal obstáculo, por ejemplo: con el suficiente estímulo de dolor se puede desviar parte de la falsa información del entorno.


    Sasha burlo la “hipnosis vampírica” con el morder de su lengua, el estímulo despertó por ende su auténtico sentido auditivo licántropo, permitiéndole oír a su oponente y captar la dirección en que auténticamente provenía, aun cuando sus ojos veían a su oponente de frente, se guio de su audición aumentada para contrarrestar la táctica de la luchadora vampírica.


    —No eres la primera vampira con la que he luchado, no es la primera vez que soy afectada por la “hipnosis” de tu raza –Hablo Sasha.


    —Nada mal, novata, empiezas a decepcionarme menos –Comento Eliza con el regenerar de la herida en su pecho —Tendré que ir en serio entonces.


    Pequeñas heridas de cortes surgen de la nada sobre las muñecas de Eliza, sangre brota de está moviéndose hacia arriba en lugar de caer al suelo, aquello era un fenómeno que mucho lo catalogarían como sobrenatural. La sangre da forma a seis proyectiles flotantes semejantes a flechas con una punta que no envidiaba a un virote penetrante de ballesta.


    —Hematoquinesis… –Pronuncio Sasha en voz alta.


    Continuara…
     
    Última edición: 3 Octubre 2019
    • Me gusta Me gusta x 1
  18. Threadmarks: CAPITULO 74
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2220
    CAPITULO 74


    —Tendré que ir en serio entonces –Exclamo la vampiresa


    Pequeñas heridas de cortes surgen de la nada sobre las muñecas de Eliza, sangre brota de está moviéndose hacia arriba en lugar de caer al suelo, aquello era un fenómeno que mucho lo catalogarían como sobrenatural. La sangre da forma a seis proyectiles flotantes semejantes a flechas con una punta que no envidiaba a un virote penetrante de ballesta.


    —Hematoquinesis… –Pronuncio Sasha.


    La relación entre el vampiro y la sangre va más allá de solo lo simbólico, existe una conexión parapsicológica entre el ser vampírico con sus células sanguíneas, esa rama de su habilidad es conocido como “Hematoquinesis”. A través de la mente, puede invocar su sangre al exterior y utilizarla tanto para defenderse como atacar, moldearla y solidificar con una dureza igual o mayor al mismo hierro. Eliza apunta con sus proyectiles sanguíneos a su licántropa oponente, y los lanza con una velocidad semejante a los disparos de un mosquete.


    —“Puedo verlos…”


    Sasha se dio cuenta, su vista, su oído e incluso su tiempo de reacción, habían mejorado con la adquisición de su forma parcial, esquivo dos de los seis proyectiles sanguíneos con el moverse un costado y otro. Acto seguido se desplaza velozmente y mientras avanzaba, observa a los próximos acercársele, su ventajosa agilidad como una fémina loba, le propino el extra perfecto para evadir cada ataque lanzado de Eliza.


    — ¿¡Que caraj…!? –Fue la reacción de la vampiresa desbordada con asombro —“Los esquivo a todos, esa forma de moverse, no es de una novata cualquiera, ¡es como si tuviera dotada de años de experiencia haciendo esto!”.


    Los papeles se invirtieron, ahora la loba era la atacante y la vampira quien estaba a la defensa, la ex-cazadora estaba a solo un metro de alcanzarle, con su mano derecha cerrada y lista para lanzar un puñetazo. Eliza por reacción y falta del necesario tiempo para actuar, responde de la misma manera, con su propio derechazo.


    El choque entre los dos puños termina como resultado en una aplastante victoria para Sasha, su fuerza como mujer loba era por lógica mayor a la de una vampira, pero tal demostración fue llevado a un grado abrumante. No solo la mano de Eliza termino destrozada, fragmentos de huesos y carne volaban por los aires, su miembro derecho ante tal presión de fuerza, fue pulverizada en varios trozos que se esparcieron en toda la arena.


    —“Esa fuerza… ¡es anormal!” –Declaro con temor la luchadora vampira.


    Toma distancia de Sasha, utilizando su sangre para acelerar la regeneración de su miembro perdido, la mayor parte del público se mostraba escéptico de lo que observaban, una luchadora “Amateur” estaba tomando terreno ante una “Sobresaliente”. Las expresiones de inquietud de Eliza, delataban su inseguridad, entre que su oponente logro evadir sus proyectiles de sangre con la velocidad de un arma de fuego y la desconcertante fuerza de su golpe, hizo que la vampiresa no solo se pusiera en total guardia.


    —“Esta licántropa… no es ordinaria, me he batido con tantas de su raza, al punto de reconocer y comparar sus fortalezas… ¡pero la de ella en particular!... roza a lo exagerado” –Pensó la vampiresa —“Calma, si desgarro su cuello o apuñalo un órgano vital torácico, será mi victoria”.


    Con el regenerar de su miembro completado, utiliza su sangre por consiguiente por encima de sus propias garras para solidificarla y crear unas zarpas más grandes como filosas, acto seguido arremete directamente contra Sasha, utilizando su hipnosis vampírica, ataca la retaguardia de la loba mientras ella la percibe en su lado izquierdo. Pero la ex-cazadora vuelve a contrarrestar la táctica de la hipnosis de Eliza, su método le permite reconocer auditivamente la verdadera dirección en donde ella procede a atacar, contraatacando con sus garras.


    Aunque Eliza había fortalecido las suyas mediante su Hematoquinesis, las garras de Sasha eran por mucho más duras, tajantes y poderosas, destrozando las solidificadas zarpas de la vampiresa en el proceso, pero la luchadora sanguinaria no se rinde fácilmente. Pone en práctica unos movimientos diestros de lucha cuerpo a cuerpo que combinaba patadas y garras, pero para su sorpresa, la loba le responde con movimientos hábiles que rechazan su combo de golpe.


    Bloquea las patadas con sus propias piernas en una sincronización perfecta, y los ataques de garras los rechazaba golpeando la zona de la muñeca del oponente con sus codos para desviar la dirección de esto, para acto seguido contraatacar. Sasha sujeta uno de los brazos de Eliza y le aplica una llave de agarre que fuerza a la vampiresa a terminar boca abajo contra el suelo, con la loba encima de su espalda.


    —“Esos movimientos son una forma entrenada de técnicas de defensa personal, ¡no se adquieren pasándose una vida cazando Cryptian o en peleas como estas!, ¡son estilos de combate que se adquieren con intenso adiestramiento de clase militar!” –Dedujo Eliza.


    Luego recordó las palabras pronunciadas por Sasha:


    “Me disculpo anteriormente, nunca te subestime en ningún momento, luchaba en serio con todas mis facultades, lo cierto es que no tenía idea de cómo adquirir mi forma parcial, para mí… esta manera de vida, apenas la conozco”.


    — ¿Quieres eres tú? –La vampiresa con una atónita expresión formula dicha pregunta.


    — ¿Qué quién soy?, mi nombre es Sasha –Contesto ella.


    —¿¡Quién demonios eres en realidad!?, tu manera de luchar, la técnica que me estas aplicando en este momento, es bastante semejante a la utilizadas por cazadores y soldados humanos, ¿quién o que eres en realidad? –Pregunto Eliza.


    Sasha en lo recóndito de su mente supo entonces el grave error que cometió, las palabras que pronuncio anteriormente, su estilo de lucha cuerpo a cuerpo que adquirió con intensos entrenamientos obligatorios cuando aún formaba parte del clan Sunlaire. La vampiresa que tenía ante sus ojos, era alguien de perspicaz conocimientos, no estaba sospechando, estaba deduciendo lo que la ex-cazadora era en realidad, y eso solo significaría una cosa, si lograba armar ese rompecabezas en torno a Sasha, su verdadera identidad podría verse expuesto en toda Tsurquez, lo que conllevaría a un alarmante resultado en torno a ella, debía evitar que tal suceso se desencadenara y solo una forma podría evitarlo.


    —“Tengo que matarla… ¡cuánto antes!”.


    En la fracción de segundos en que Sasha se distrajo ante la pregunta pronunciada por su rival, Eliza tomo esa oportunidad para liberarse, manifestando varias incisiones en su espalda, invoca numerosas espinas solidificadas que obligo a la loba a soltar a su rival y retroceder. La defensiva de la vampira provoco que una de esas espinas le propinase una herida penetrante en uno de los pies de la ex-cazadora, a la cual no tardo en sanar en unos instantes.


    Las espinas sanguinarias en la espalda de Eliza se desintegran en partículas en el aire que desaparecen a la vista, era el desenlace que le ocurre a toda sangre invocada de un vampiro en el exterior, se utiliza y se pierde para siempre, tal maniobra además rompió la parte trasera de su vestido rojo, dejando la piel desnuda de su espalda al descubierto. Claro está que “Doncella de la sangre” no tenía tiempo para avergonzarse, su vida estaba en juego y una vez que se puso de pie, un frio, intenso y desdeñoso choque de miradas se da entre ella y la loba.


    —“Para haber utilizado tal cantidad de sangre, debe haberse alimentado lo suficiente para esta ronda” –Pensó Sasha —“He luchado con tantos vampiros en el pasado, pero el control de su Hematoquinesis es sin duda mejor al promedio de ellos”.


    Un humano promedio tiene un estimado de 5 litros de sangre, un vampiro puede hasta quintuplicar dicha cantidad en su organismo, cinco en realidad es lo máximo que su cuerpo permite, almacenando la sangre extra en pequeños sacos carnosos ubicados cerca del corazón, aquello es un proceso biológico propio de la raza vampírica denominado “Hematokratisis”. Cada saco puede almacenar entre 2 a 3 litros de sangre, sin embargo, cada vampiro solo puede producir un numero de estimados de estos sacos, el mayor valor registrado hasta la fecha de sacos de sangre por Hematokratisis en un vampiro es de 9 en totales. Eliza solo poseía la capacidad de contar con tres como máximo.


    —“He consumido casi todos mis sacos de sangre, como estoy librando un segundo combate en esta misma noche, no he repuesto la que utilice en el primero, porque cuando se me dijo que combatiría a una Amateur en el segundo encuentro, di por hecho que era innecesario hacerlo, no quería desperdiciar tal valiosa sangre contra una contrincante de tal bajo calibre, pero me equivoque” –Pensó la vampiresa con pesadez emocional —“Ella no solo no es débil, tampoco es ordinaria, ella… es algo más…”


    Eliza es sacada de sus pensamientos con el notar de la proximidad de su rival lupina acercarse velozmente, al estar a un rango cercano para fomentar una confrontación cuerpo a cuerpo, la ex-cazadora propina un zarpazo que la vampiresa evade, luego le sigue una patada y otro intento de alcanzarse con sus garras. “Doncella de la sangre” era más rápida que Sasha en un margen pequeño, pero lo suficiente para evadir sus ataques.


    La licántropa sin detenerse continua moviéndose para intentar nuevamente atrapar a la vampiresa, modifica su táctica añadiendo una nueva artimaña, con el empeine de su pie izquierdo, toma uno de los tantos fragmentos de hueso disperso del brazo destruido de Eliza en la arena. Acto seguido, impulsa dicho objeto de hueso a través de su pie para llevarlo a su mano derecha y luego se lo arroja a la vampiresa con la suficiente fuerza que no envidiaba a una flecha.


    Eliza observa el objeto arrojado por Sasha, con paso veloz se hace a un lado para evadirlo, sin embargo, al haberlo hecho, se expuso ante la ex-cazadora quien aprovecha para atacarla desde aquel lado en el que se movilizo, era incapaz de moverse a tiempo, un puñetazo iba directo a su rostro, con la abrumante fuerza que su oponente ha demostrado, dudaba de que pudiera sobrevivir a tal golpe, o incluso si llegara a hacerlo, tal magnitud de daño la dejaría en un estado fatal.


    Invoco en su desesperación una cantidad indiscriminada de sangre de su cuerpo con su Hematoquinesis para generar un escudo que se solidifica al instante y usarlo como un medio de defensa. La ex-cazadora golpea dicha protección endurecida creada con la sangre vampírica de su oponente y logra destrozarla a pesar de eso, prosiguiendo su ataque contra ella, Eliza perpleja ante lo que observaba, recibe el puñetazo de Sasha en el rostro.


    El golpe la envía varios metros hacia atrás con el arrastrarse violentamente en el suelo, pero sobrevive y el daño recibido a la cara era mínimo, la razón era obvia, aquel escudo que su oponente lupina destrozo, había absorbido la mayor carga de la fuerza de su puñetazo y ella se quedó con los restos, era un alivio aun haber conseguido sobrevivir a un acometida de la ex-cazadora que pudo haberla dejado en serias condiciones o incluso matarla, pero el precio a pagar…


    —“Gaste toda la reserva de mis sacos, para haberme defendido de su ataque incluso me hizo consumir medio litro de sangre, tan solo dispongo de 4 y medio en el cuerpo” –Dijo en sus pensamientos con inquietud —“Si la cantidad desciende a menos de 4 litros, comenzare a padecer los primeros síntomas de anemia con debilitamiento físico, y eso… será mi fin”.


    Todo se resumía en una lucha de desgaste, en el que eventualmente Sasha tendría la des ganar, no tenía forma de vencerla en un cuerpo a cuerpo, su oponente ejercía el uso de un estilo de defensa personal que superaba la suya, físicamente era más fuerte y lo único en que le superaba por un margen pequeño era en términos de velocidad, pero tal diferencia era insignificante, pues un mínimo error y en el instante en que fuera alcanzada, sería su fin.



    —“Hija de puta, me tiene acorralada” –Pensó con frustración —“No tengo opción, si quiero salir viva de esto, tendré que usar “eso”, es una carta arriesgada, pero a este paso va a terminar matándome de todas maneras”.


    Eliza comienza a reírse, primero levemente hasta luego aumentar el volumen de su carcajada y hacerse oír en todo el coliseo.


    —“Eliza “Doncella de la sangre” está riendo con cierto humor… extravagante, ¿su cordura acaso ha sido consumido en esta lucha?” –Expreso el comentarista con cierta confusión.


    Incluso el público, cuya mayoría apoyaba a la vampiresa “sobresaliente” se mostraba confuso y perturbado con la forma de comportarse de ella, pues en todos sus encuentros, jamás se ha visto tal faceta de sí misma.


    —Lo has hecho novata… -Ceso su risa y le hablo a Sasha con un rostro que expresaba un cierto grado de insania —Me has puesto en una situación en la cual me veo obligada a mostrar un lado… aborrecible de mí.


    Venas rojas sobresalían del cuerpo de Eliza, su rostro se retorcía con el escurrir de una cantidad desmedida de saliva en su boca, empezó a crecer de tamaño hasta el punto que su vestido se hizo añicos deleitando su desnudez femenina ante todos. Sus dientes se deformaban, sus manos y piernas también, luego el resto de ella paso por el mismo proceso, aquella vampiresa de elegante apariencia se había convertido en un horroroso monstruo de proporciones pesadillesca.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  19. Threadmarks: CAPITULO 75
     
    Sylar

    Sylar Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2010
    Mensajes:
    326
    Puntos en trofeos:
    208
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Werewolf & Assassin
    Clasificación:
    Para adolescentes maduros. 16 años y mayores
    Género:
    Ciencia Ficción
    Total de capítulos:
    75
     
    Palabras:
    2627
    CAPITULO 75


    “Solo acepte este trabajo por una razón, para rescatar a mi hermana menor, era la única familia que me quedaba, cuando decidió convertirse en una “recolectora”, un peligroso oficio destinado a cazar Cryptian para obtener sus hemopetra, no pude evitar sentir un agobiante golpe en mi pecho”


    —¿¡Tienes idea de lo peligroso que es este trabajo!?, ¡los índice de mortalidad son altos! –Le sermonea enojada.


    — ¡Eliza, entiendo que te preocupes por mí, pero ya es suficiente!... –Reclamo ella con el cerrar de sus puños —Ya no soy la pequeña e indefensa “hermanita” de la que tanto te jactas en cuidar, ¡soy una adulta como tal!, tengo derecho a tomar mis propias decisiones, ¡me convertiré en una “Recolectora”!, si tú misma has podido cargar con tal peligroso oficio, ¡entonces yo también, es todo lo que tengo para decir.


    Una discusión sostenida en un bar de Tsurquez, dos vampiresas, dos hermanas, la mayor era identidad a la menor, solo que su cabello era largo y de color marrón, mientras que la otra muchacha poseía una cabellera corta que mezcla entre el negro y el marrón. La gente a su alrededor oyendo tal discusión, hicieron ojos y oídos atento al dúo de vampiras consanguíneas.


    —Annia… -Pronuncia la hermana mayor.


    —Me retiro, adiós Eliza.


    Observo a su hermana menor marcharse con enojo, marcando un duro corte en su relación como familia, la chusma viendo que lo interesante ha concluido, vuelven a sus asuntos y conversaciones triviales.


    “Los recolectores de los no-humanos es el equivalente de los cazadores de la humanidad, los Cryptian no solo eran las únicas presas, todo lo que tenga valor, desde lo encontrado bajo una piedra, un calabozo o incluso la vida de otros, comercio de esclavos. No es una novedad, la esclavitud ha sido un lucrativo negocio en toda Eliux desde hace varios siglos, solo que para el imperio humano, sus esclavos deben ser legalmente no-humanos, es decir, nosotros”.


    Habían sucedido varios meses desde aquella discusión, las hermanas no se habían vuelto a ver desde entonces, Eliza estaba sumamente preocupada, pues Annia, le evitaba a propósito, entonces una alarmante noticia llego a los oídos de la hermana mayor.


    “Un grupo de esclavistas humanos merodeando en las cercanías de Tsurquez, fueron visto por última vez en el bosque del sureste, Annia cazaba Cryptian con mucha frecuencia en esa dirección, ¿ella acaso pudo haber sido…?”


    Su corazonada le llevo a unirse a un grupo de “recolectoras” experimentadas, quienes rastrearon la dirección en que se encaminaron los esclavistas humanos. El plan era simple, encontrar a los esclavistas, neutralizarlos (vivos o muertos) y rescatar a los que hayan sido capturados por ellos.


    “Parecía algo tan simple, no era la primera vez que se trataba con tales humanos problemáticos, aquel día… nunca lo olvidare…”


    El rastreo a los esclavistas los termino llevando a parar bajo la noche, hasta un abandonado pueblo a casi 100 kilómetros de Tsurquez, alguna vez este sitio en el pasado fue un asentamiento de no-humanos, hasta que la fauna local de peligrosos Cryptian y el bandolerismo perpetrado tanto por humanos como también otros seres no-humanos, hicieron de este lugar inhabitable con el tiempo. Solo quedaron ruinas de pequeñas casas en los alrededores de un amplio prado, en un frio terreno rodeado de paisajes montañosos y arroyos.


    “Su mirada, sus ojos, esa cazadora con su Novamancia era capaz de crear una llama tan brillante como el sol, los elimino a todos tan fácilmente como si fueran meras hormigas, todos menos a mí”.


    Una joven belleza rubia, portaba una armadura pesada alimentado por Nova en conjunto con un Gear con la forma de una espada pesada, de la palma de su mano izquierda invoco una esfera llameante dorada que iluminaba la zona con una gran luz, cadáveres de licántropas, reptiloides y algún que otra Minos yacían sobre la cazadora, todos carente de vida y quemados hasta quedar carbonizados mayormente.


    —Me he entretenido bastante en esta área, pero ya me aburrí –Dijo la cazadora rubia —Hagan lo que quieran con el resto, yo me vuelvo a casa, adiós.


    “Ese clan, los más fuertes de su raza, cuanta vanidad, cuanto poder, es evidente de donde procede la arrogante punta de la avaricia humana, los odio con todas mi alma… porque fueron ustedes quienes iniciaron esta guerra hace mucho tiempo”


    Una moribunda Eliza quien había conseguido sobrevivir, desde el suelo e inmóvil era testigo del horror de observar a sus compañeros asesinados por tal abrumante poder humano, la cazadora responsable se marcha satisfecha con una sonrisa sádica en su rostro. La frustración corroe las emociones de la vampiresa y sus heridas de quemaduras de segundo grado la ponen a dormir ante tal cantidad de lesiones acumuladas.


    “Oigo su voz… Annia, estas viva, hermana… mis parpados ya no pesan tanto, me siento mejor, ya no hay dolor, aguarda hermanita”.


    Su despertar la lleva a parar totalmente desnuda dentro de una jaula, en una de las tantas casas destruida del abandonado pueblo, a su alrededor se encontró con otras jaulas que albergaban seres no-humanos en su misma inhumanidad y condición de desnudez, desde mujeres lobas, minos, Koboloz y ella era la adquisición vampírica. Las quemaduras en su cuerpo fueron curadas a través de su factor curativo, pero sus manos y pies fueron cortadas, colocándose sobre las heridas un recipiente de acero para impedir su proceso de regeneración y con ello entorpecer todo intento por escapar. Era un método bastante común aplicado por los esclavistas humanos, para someter a sus botines no-humanos.


    Pero el horror más grande, fue ser testigo de tal ultraje a su única familia, a solo escasos metros, cerca de una fogata, las cazadora jugaban con una desnuda Annia, al igual que Eliza, sus manos y pies fueron cortados para ser reemplazados con artefactos de acero para evitar que estas se regeneraran. Un grupo de 5 cazadoras manoseaban con deleite y perversión a la vampiresa, manos que pellizcaban sus pezones, varios dedos que penetraban su vagina y ano a la vez, forzada a complacer con su boca la feminidad de otra.


    —Esta mocosa sabe usar bien la lengua, no lo hace mal para ser una alimaña vampira –Opino con un notorio gemido la cazadora que forzaba a Annia a platicarle un cunnilingus.


    —Comparado a otras abominaciones, los vampiros son lo que más cercano se parece a una humana, no tiene ese asqueroso pelo de esas bestias lupinas, esas duras y ásperas escamas de las lagartijas y esos horribles cuernos de vaca –Expreso una segunda con el profanar del recto de la joven vampiresa.


    —Oye, Erner tiene que disfrutar de esto, ¡Erner, ven aquí carajo!.


    Un hombre fortachón de tez morena se mostró ante todas, era el único cazador masculino del grupo, sus superioras le ordenaron quitarse toda la ropa, enseñando su erecto falo de color ante el rostro de Annia. Abriendo sus nalgas y sin escrúpulos, de un solo empujón, profanar analmente a la indefensa muchacha no-humana.


    Una horrorizada Eliza, tan solo podía observar como su hermana lloraba ante los dolorosos empujones de su perpetrador, quien sin delicadeza la fuerza a sentarse sobre él, con su manos sujetando bruscamente su cintura, clavando sus uñas en la piel de la chica. Las cazadoras se reían de ella, orinándose en su propia cara, aun con la sangre filtrándose del recto por un desgarro, el fortachón no se detuvo, sino que se excito aún más haciendo de sus movimientos más salvajes.


    “Lo recuerdo, soy un monstruo, creí que no tendría que volver a hacerlo, ¿pero qué más da?, este dolor… ¡es el infierno!, solo me queda esta opción, solo… me queda… esta elección, que jure alguna vez… nunca utilizarla bajo cualquier costo… ahora no me importa nada”


    El cuerpo de Eliza comienza a crecer, sus extremidades, torso y cabeza se tornan deforme, tal es la magnitud de su transformación que destruye el acero que envolvía sus manos y pies ya regenerados, e incluso la misma prisión en la que yacía.


    — ¡Puta mierda, se está transformando! –Exclamo una de las cazadoras con sumo terror.


    — ¡Oye!, ¿¡no se supone que con las drogas que le metimos no sería capaz de utilizar su “forma sanguinaria”!?, ¡debería estar débil y sumisa como el resto de la mercancía! –Exclamo con agobio una segunda.


    —¡Esa forma sanguinaria no es normal!, ¿¡qué clase de vampira es esta!?, ¡a este paso…!


    Su tamaño destruye toda la estructura abandonada, su consciencia se apaga y su lado salvaje se deja fluir por el ambiente, solo oye gritos, eran las cazadoras, suplicando patéticamente, llorando y muriendo.


    “Es cierto, no soy una vampiresa ordinaria… soy un monstruo como tal, mi forma sanguinaria habla por mí, mis acciones incontrolables dictan lo que es este lado aborrecible que poseo”


    — ¿Annia?... Annia… no… no…


    Las cazadoras estaban muertas, esparcidos en incontables pedazos de entre ruinas de casas destruidas, pero no solo ellas, también los no-humano capturados y drogados se convirtieron en víctimas, pero el eje central del dolor de Eliza, estaba justo en sus brazos. Sostenía la parte inferior de Annia, su cintura, con su reluciente vagina y ano profanados por los fallecidos esclavistas, era lo único que quedaba de ella, el resto ya no existía.


    —Annia... je… jeje… jeje… jajaja… ¡jajajaja!.... ¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!


    Su dolor se convierte en risa, su carcajada en histeria, su excitada locura en demencia justificada.


    “Esto es lo que era, esto es lo que soy, aún recuerdo el día en que fui a mi primer trabajo como recolectora junto a mis padres, una manada de Cryptian nos acorralo, estábamos al borde de la muerte. Yo me convertí en esa “cosa”, todo los Cryptian murieron, mis padres también, yo los asesine a todos, nunca se lo dije a mi hermana, ella siempre pensó que fueron los monstruos los verdaderos responsables, nadie conoce mi autentico yo, porque todo aquellos que lo ven… mueren”.


    __________________________________________________________________​


    —Lo has hecho novata… me has puesto en una situación en la cual me veo obligada a mostrar un lado… aborrecible de mí.


    Las palabras de Eliza acompañados de un demencial gesto, la llevan a convertirse en un enorme monstruo de 6 metros de altura, sus dedos se habían convertido en enormes lanzas, al igual que los de sus pies, su piel se tornó de un rojo palpitante con venas negras sobresalir de esta. Su cabeza tenía el aspecto de un quiróptero con dos glóbulos oculares totalmente carmesí, sus orejas eran dos largos aprendices que chorreaban un líquido verde, de una inmensa boca abierta con fauces deformes y amarillentas. De sus pechos de proporciones colosales, numerosos pezones le surgieron como tumores semejantes a gusanos que se retorcían en su carne y su vagina era una boca con sus propios colmillos que expulsaba gruesos como largos tentáculos rojos con la apariencia de sanguijuelas.


    —“¿¡Esta cosa… es su “forma sanguinaria”!?” –Pregunto la ex-cazadora en sus pensamientos con alarmante inquietud.


    Así como los licántropos poseen una “forma bestial”, los vampiros tienen su contraparte, “forma sanguinaria”, mientras que los hombres lobos toman la imagen de su trasformación a la imagen y aspecto de un lobo, los vampiros toman dichos rasgos de los quirópteros o murciélagos hematófagos.


    —“No es la primera vez que veo una forma sanguinaria… ¡pero de ninguna manera esto puede llamársele siquiera con tal nombre!” –Expreso una desconcertada Sasha.


    La forma sanguinaria le provee a los vampiros mayor fuerza y resistencia, pero sacrificando velocidad, pero su Hematoquinesis alcanza un nivel de manipulación aun superior, pero la inmensa mayoría de los vampiros deciden no utilizarla, con un pensamiento en la mayoría ligado a darle una importancia superficial a su belleza, estéticamente dicha forma los hace ver como horrendos seres.


    Pero Eliza era un caso distinto, aquello no era una “forma sanguinaria” del montón, aquello era una manifestación única de su tipo, aquello era la forma de un auténtico monstruo vampírico, así fue como el propio público e incluso el comentarista lo veían. “Doncella de la sangre” se había convertido en una encarnación de pesadillas.


    —“¡Esto es… alucinante!, ¡me tiembla hasta los huesos!, ¡la combatiente Eliza “Doncella de la sangre” se ha transformado en… una cosa descomunal y… terrorífica!” –Expreso el comentarista Koboloz con el temblarle del cuerpo.


    Eliza estaba cerca del límite de tocar el techo del sitio, sus ojos miraron fijo a Sasha, pero inmediatamente voltearon a ver al público, movió entonces sus brazos con sus dedos lanzas hacia ellos, el público con horror grito. Fue entonces que las defensas de la arena se activaron, una barrera de Nova separa de los espectadores con los luchadores, el impacto de las lanzas-dedos de la monstruosa vampiresa es detenido.


    —“¡Eliza “Doncella de la sangre” ha perdido el control tras su transformación!, ¡está atacando al público!” –Notifico con horroroso sentimiento el comentarista.


    Un rugido es expulsado de su boca, todos a su alrededor se cubren adoloridos los oídos ante tal doloroso estimulo sonoro, con el sangrarle a la inmensa mayoría, entonces la monstruosidad vuelve a atacar con más fuerza la barrera de Nova, en su segundo impacto la debilita. El público reacciona a tiempo y comienza a huir, pero era tarde, Eliza rompe la defensa y sus lanzas empalan a docenas de victimas de distintas razas, llevándolas a su boca, triturándolos hasta convertirlos en carne picada y restos de huesos que son tragados.


    Una de sus víctimas, un vampiro quien fue atrapado con el empalar de una de las lanzas en su cintura, consigue liberarse y caer al suelo de la arena, con su factor curativo se regenera de dicho daño para intentar huir, pero el infortunio hace acto de presencia. La dentada vagina de la vampiresa, con sus largos y gruesos tentáculos le atrapan, las bocas de sanguijuela se clavan en su piel, succionándole la sangre, el pobre suplicaba ayuda en vano, su piel se tornaba en palidez y los tentáculos captores lo llevaron hacia el interior de la feminidad del monstruo, solo para que el resto de él sea pulverizado por un interior que nada tenía que envidiarle a un matadero.


    —Es inútil… no puedo luchar contra algo así… es como aquella con ese Cryptian de categoría B…


    Sasha estaba paralizada, un miedo interno del pasado surge en su presente, la imagen de tal monstruosidad le recordaba a aquella criatura que casi tomo su vida en aquella ocasión. Eliza entonces volteo y se fijó atentamente en la ex-cazadora.


    —“¡Mierda!... ¡está viendo hacia aquí!” –Exclamo la loba con escalofríos.


    Su cuerpo temblaba, la valiente guerrera ahora estaba emocionalmente vulnerable y se sentía físicamente endeble ante tal enemigo, la monstruosidad vampírica extendió uno de sus brazos y ataco a la ex-cazadora. Ella le ordenaba a su cuerpo moverse, pero el miedo era mayor a su razonamiento, lo presentía, que aquello era su fin.


    —“Lo siento madre… padre… les falle… y tirare mi vida aquí… en vano” –Pensó Sasha arrepentida con el cerrar de sus ojos.


    La criatura gime de dolor, la loba oye el reconocible sonido de la carne siendo rebanada por acero, al abrir sus ojos, observa como los dedos-lanzas de la monstruosa Eliza habían sido cortados con un filo y habilidad sublime. La habían hecho retroceder y su vida salvada, el responsable de tal suceso estaba a solo pocos metros de distancia, le reconocía.


    —Sabía que no era mala idea probarla, este nuevo “juguete” empieza a valer lo que costo.


    Su varonil voz, su cabello blanco, sus fornidos brazos con el que sujetaba una espada negra y rojiza con una hoja formada con un conjunto de dientes de sierra, aquel muchacho era un hombre lobo, su rostro y nombre era algo que nunca había olvidado desde su primer y último encuentro.


    —Oh, eres tú, la puta loca hipócrita de antes –Le hablo el muchacho —Han pasado varios días, no te ves tan hecho mierda como la última vez.


    —Peter…


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso