One-shot [Vocaloid² en guerra] Amor de instituto

Tema en 'Vocaloid' iniciado por Amane, 25 Junio 2016.

  1.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    3,647
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    [Vocaloid² en guerra] Amor de instituto
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    924
    Título: Amor de instituto.
    Fandom: Vocaloid
    Personajes: Megpoid Gumi, Kamui Gakupo, Shion Kaito & Kagamine Len.
    Palabras: 839
    Summary: "Y así, aquella guerra, la había ganado él."
    Advertencias: Ninguna.
    Nota: Escrito para la actividad "Vocaloid² en guerra" de @Shuuji


    ~Amor de instituto~

    Una joven de cabellos verdosos caminaba junto a un chico mayor, de pelo violeta, cogiendo su mano. Ambos se dirigían hacia el centro escolar, pues era un lunes por la mañana, y hablaban animadamente a pesar de la hora. Ciertamente, la más pequeña le contaba al mayor una anécdota con tanto ímpetu que hasta parecía una aventura en el Amazonas.

    Llegaron al edificio diez minutos antes de lo establecido, lo justo y necesario para que pudieran despedirse y prepararse para entrar cada uno a su correspondiente clase.

    Gumi, que así se llamaba la chica, dejó las cosas que no necesitaba en su taquilla y se dirigió sonriente, tarareando algo desconocido, hasta su clase. Saludó a sus compañeras con alegría en cuanto entro a ésta y finalmente partió hacia su pupitre.

    Sin embargo, al llegar al susodicho, paró en seco, sorprendida.

    Había algo sobre la mesa que le llamó mucho la atención.

    —¿Qué…? —murmuró, ladeando la cabeza y cogiendo la cajita con su mano.

    Observó el regalo desde varias perspectivas, con su mueca de confusión pasando cada vez más a una de enfado. Era una pequeña caja con forma de corazón. Dentro tenía distintos bombones de chocolate y una nota en la que ponía de parte de quién era: Kaito Shion.

    Ese chico estaba en la clase de Gakupo, el joven que la había acompañado esa mañana, y llevaba bastante tiempo intentando conquistar el corazón de la más pequeña.

    Con la molestia reflejada en su rostro y su caminar, casi corrió por los pasillos y las escaleras para alcanzar el aula de su hermano, dos pisos más arriba.

    Vio al de pelo azulado sentado en el centro de la clase, hablando con sus amigos, y no dudó en acercarse.

    —¿Qué demonios significa esto? —preguntó, lanzando la caja de dulces delante de su rostro, con desprecio.

    —¿N-no te g-gustó…? —preguntó, atemorizado.

    —¡No! ¡No puedo comer chocolate, idiota! ¡Deberías saber eso! —gritó sin poder ocultar su molestia. Se cruzó de brazos al ver que el chico pretendía darle una explicación.

    —Tu hermano me dijo que te gustaría… —explicó con la cabeza gacha, como si fuese un niño pequeño regañado por su madre.

    —¡Mi hermano nunca te diría algo como eso! —siguió a gritos, aún más enfadada por el hecho de que hubiera acusado a su querido hermano de algo tan ruin.

    Volvió a su clase dejando a Kaito con la palabra en la boca y al resto de alumnos estupefactos. ¡Estaba harta de las tonterías de ese niñato! ¡Era mayor pero no lo parecía para nada!

    Las horas se le hicieron eternas. Entre el enfado que seguía presente en su cuerpo y las enormes ganas que tenía de ver a su hermano para contarle todo, sintió que las manecillas del reloj iban terriblemente lentas.

    Pero por suerte, el final del día llegó y con ello la oportunidad de ver por fin a su querido familiar.

    Recogió sus pertenencias a la velocidad de la luz y, tras despedirse de sus amistades, corrió hacia la salida, viendo ahí a su hermano.

    Sin embargo, las desgracias no acababan ahí para ella pues un chico rubio de su edad apareció frente a la joven justo antes de que pudiese saludar a su pariente.

    —¡Gumi-neechan! ¡Tengo un regalo para ti! —exclamó con entusiasmo, con las manos tras la espalda.

    —Rápido, Len, por favor —pidió en un resoplido, dando leves golpes con el pie contra el suelo. Más le valía no hacer ninguna tontería.

    Pero, desgraciadamente, la hizo.

    En cuanto descubrió lo que tenía escondido, la estudiante amante de las zanahorias empezó a estornudar indiscriminadamente.

    >>¡Len! ¡Demonios! ¡Soy alérgica a las rosas! —exclamó entre leves jadeos, alejándose lo máximo posible del ramo de flores.

    —¿Cómo? ¡Gakupo-niichan me engañó! —vociferó el rubio, sintiéndose engañado—. ¡Lo siento mucho! —se disculpó, tirando las rosas hacia el lado opuesto de dónde estaba ella.

    —¡Dejas de echarle la culpa a mi hermano! ¡Dejadme en paz ya! —Gumi gritó con lágrimas en los ojos y salió corriendo a los brazos de su hermano, bajo la mirada de todos los alumnos que salían del centro para ir a sus casas.

    Len se escondió avergonzado pues los susodichos lo miraban con reproche. Kaito, por suerte, debía quedarse después de clase y no tuvo que soportar las réplicas. De todas formas, ambos serían el centro de los rumores y críticas del instituto durante un largo período de tiempo.

    Gakupo, por su parte, abrazó a su hermana y la tranquilizó con palabras dulces. Cuando ella se tranquilizó, pudieron retomar el camino a casa.

    Lo que Gumi nunca vio fue la sonrisa ladina del chico, satisfecho por su trabajo.

    Esos dos llevaban peleándose por el amor de su hermana pequeña mucho tiempo y, casualmente, ambos pensaron que sería buena idea pedirle consejos a él, Gakupo, su querido hermano mayor. Pero claro estaba que no iba a dejar a su familiar más preciado en manos de tan inútiles chicos, así que mintió para que Gumi recibiera los regalos que más odiaba.

    Y así, aquella guerra, la había ganado él.
     
    Última edición: 27 Junio 2016
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    avocuddle

    avocuddle white Usuario VIP

    Virgo
    Miembro desde:
    11 Enero 2011
    Mensajes:
    1,619
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Gabichus.

    Supiste darle vida a Gumi, y creo que ya sabes que es mi favorita ♥

    Una historia bastante cómica y tierna, donde el amor existe pero solo para que haya un rechazo, nada más, haha. Y además fueron dos (?

    Si yo fuera Gakupo hubiese hecho lo mismo, no te voy a mentir, todo para proteger a mi hermana :< y además... Es que es Gumi ;-;

    Pobres Len y Kaito, pero no ha podido ser. Más suerte para la próxima. >:'D

    La ortografía impecable, como siempre. Te felicito, además porque está todo muy prolijo y ordenado, da gusto leer la historia.

    La narración me encanta. En este caso ha sido sencilla, justo como debía ser. Tienes un vocabulario bello y te desenvuelves con facilidad, sabes expresarte muy bien, y aunque se nota mucho has sabido controlarlo y no exagerar, ya que la historia daba para descripciones específicas y ya. Una comedia bien lograda.

    La coherencia en este caso es lo mismo. Tiene lo que debe tener un escrito corto y gracioso. Me he podido imaginar todas las escenas perfectamente, me he reído, sentí hasta las rabietas de Gumi. Genial.

    Bueno, no tengo mucho más para decirte aquí, me guardaré lo fanboy para tu perfil y para perseguirte pidiendo contis como suelo hacer cuando me gusta mucho una historia.
     
    • Adorable Adorable x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso