Vidas diferentes [Sessho&Kago]

Tema en 'Fanfics Abandonados de Inuyasha Ranma y Rinne' iniciado por Némesis, 7 Noviembre 2011.

?

¿Crees que este fic deberia tener continuacion?

  1. No, la verdad no me gusto mucho

    2.7%
  2. Si, podria ser

    13.5%
  3. Si. me encantaria que continuara

    83.8%
  4. No estoy seguro(a)

    0 voto(s)
    0.0%
  1.  
    Némesis

    Némesis Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2011
    Mensajes:
    456
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Vidas diferentes [Sessho&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1402
    Capitulo 1” El chico casi imposible”

    En el salón de Aome no había más que tranquilidad, silencio y paz, al contrario del salón vecino, en el todas las chicas, ninguna de ellas le prestaba menor importancia a la clase estaban perdidas en los ojos ambarinos de sus compañeros de clase, los conocidos peliplateados eran los más codiciados del colegio, pero ya estaba bien claro que hasta el momento ninguno tenía interés amoroso.

    Todo el santo día recibían cartas de amor, algunos casos, los mejores para los hermanos, solo les llegaban una o dos, al menos hoy parecía un día tranquilo, solo habían recibido una de su compañera Yurina, pero pronto llegaron los corazones, los chocolatitos, etc.

    ─Bueno clase no olviden estudiar para el examen del lunes.
    ─Hermana, ¿Qué crees que sería ese alboroto en el salón B?- decía Kagome a su hermana fría e inexpresiva KiKyo.
    ─Seguramente los hermanos Taisho causaron revuelo de nuevo.
    ─Lo sé, siempre pasa lo mismo.
    ─No lo entiendo es cierto que Inuyasha es bonito, pero yo no me volvería tan loca.
    ─No lo sé tú crees que Inuyasha es bonito, pero no lo sé es algo extraño.
    ─Es misterioso, da igual dejémoslo de lado, vamos a estudiar a la biblioteca.
    ─Está bien.

    Mientras las hermanas, se dirigían a la biblioteca, había un desastre en el pasillo, los hermanos peliplateados salían de su salón, y al igual que las chicas Higurashi iban a estudiar a la biblioteca.

    Estaba más que demás decir que la mitad o más de las chicas del colegio, los siguieron y se pelearon las sillas a sus lados.

    ─Otra vez se fue la paz, mejor estudiemos en casa─ dijo Kagome.
    ─Gracias ─ dijo en voz alta Kagome─ siempre arruinan las cosas.

    Realmente a Kagome no le despertaban ningún interés los hermanitos Taisho, sin embargo estos empezaban a notarla y a todas las hermanas Higurashi, ya que estas eran las únicas que no le daban mayor interés a su popularidad y singular belleza.

    Inuyasha y Sesshomaru se miraron como transmitiéndose un mensaje enseguida se levantaron, obvio junto con mil mujeres, pero enseguida les indicaron con las manos que regresaban en poco tiempo, lograron llegar al baño y salir por la ventana.

    ─Hey, esperen.
    ─ ¿Qué querrán ahora esos presumidos?
    ─Lo lamentamos, no queríamos correrlas de la biblioteca, queríamos saber si querrán estudiar con nosotros─ dijo otro hermano Taisho, este no era tan codiciado, esto junto a su hermano el menor de todos Shippo, pero Miroku de todos modos tenía sus encantos.

    ─Habla por ti─ dijeron al unisonó Inuyasha y Sesshomaru retomando el camino a casa.

    Sango que acaba de alcanzar a sus hermanas comento─ Yo si quiero─ esta última estaba bastante enamorada del joven Miroku, a pesar de lo atrevido de este.
    ─Muy bien ven conmigo.
    ─Siempre trae a esa joven a casa─ dijo despacio, dirigiéndose a Sesshomaru.
    ─Lo sé, ¿Será amor?
    ─Tú crees─ dijo levantando las cejas este, y así concluyó la conversación.

    Kagome y KiKyo decidieron seguir a su hermana para asegurarse de que estudiara, y así conocerían la casa de los jóvenes Taisho.
    ─Hermanas qué bueno que vinieron.

    Inuyasha y Sesshomaru alcanzaron a escuchar esto, y aunque estaban algo alegrados de esto se resguardaron las sonrisas.

    Sango guardo también su distancia junto al joven Miroku.

    KiKyo se distraía con los autos las gente la flora y fauna, etc.

    Por tanto Kagome, sin intención quedó guiando la caminata asolas, para ella era extraño guiar a los hermanos Taisho, y estaba poniéndose roja, no sabía cuál era su casa y si se pasaba o simplemente debía preguntar moriría de vergüenza.

    Ya fue mucha la curiosidad e incertidumbre, y se decidió a preguntarle a uno de los hermanos, pero cual, después de un tiempo pensando, optó por Sesshomaru.

    ─Sesshomaru, ¿Cuál es su casa?- dijo esta dándole una sonrisa coqueta.
    ─La grande y blanca de la esquina─ respondió frío y señalando una enorme casi mansión hermosa que se divisaba algo lejos.
    ─Gracias─ dijo Kagome y sonrió.

    Al llegar el tamaño pareció triplicarse al menos para Kagome, la famosa casa de los Taisho resultaba una casi mansión de puertas anchas y terroríficas, pero muy elegantes, Kagome no se había dado cuenta pero esta también estaba en un moderno barrio rico.

    ─Wow!- fue lo exclamo Kagome.

    Al entrar un silencio sepulcral domino el ambiente, afuera KiKyo se hacía comentarios propios y Sango hablaba mucho con Miroku, pero al pasar del umbral de la puerta todos quedaron mudos.

    Más tarde Inuyasha señalo la biblioteca y las hermanas entraron curiosas, la biblioteca era enorme y estaba repleta de estantes llenos de todos los libros habidos y por haber.

    ─Es hermoso el lugar─ acotó Kagome.
    ─Si gustas siéntate, yo traeré té─ dijo Shippo, este estaba enamoradito de Kagome desde ya un tiempo pero al parecer ella despertaba un interés poco común en sus hermanos Inuyasha y Sesshomaru.

    Más tarde Kagome buscaba el baño y “tiernamente” Shippo le indico donde estaba yendo lento y calmada hacia el lugar señalado cuando sin querer se topa cara a cara con el hermoso Sesshomaru pegándose así a su cuerpo y perdiendo el equilibrio para finalmente caer encima del.

    No tardo en parase paralizada por la vergüenza.

    ─No sabes cuánto lo siento.
    ─Olvídalo no tiene importancia alguna, yo iré a mi cuarto si me necesitas.
    ─Claro.

    Kagome estaba muerta de la vergüenza, fue estúpida pero le sorprendió mucho que el frío de Sesshomaru no se molestara, conociéndolo.

    Más tarde Miroku, salió a tomar aire, Sango fue tras él, KiKyo fue a ver el hermoso y amplio jardín, y Inuyasha fue a darse un baño, por tanto la pobre Kagome estaba sola en la enorme casa, pasaron unos 50 minutos, luego una hora, hora y media y nadie venia, se oscurecía y tenía que buscar a la gente, entonces recordó lo que le dijo Sesshomaru, “yo iré a mi cuarto si me necesitas”, entonces se dirigió a la real tarea de buscar en la inmensa casa la habitación del peliplatedo.

    Buscaba en todas las habitaciones pero no había rastro del hermoso Sesshomaru.

    Pasaron unos minutos y escucho levemente el sonido de una de las canciones de su grupo favorito, The Beatles, para ser más específica “All you need is love”.

    Enseguida dirigió sus movimientos al estimulo auditivo y no tardo en encontrar la fuente, una habitación que se presentía más grande en comparación a las demás, al mover el cerrojo e ingresar en esta, se encontró con Sesshomaru tendido en un sofá leyendo un libro, sin camisa, con un buzo, que aunque era notoria que pertenecía al guardarropa de ropa casera, era muy elegante, escuchando entusiasmado su grupo también favorito y leyendo precisamente Romeo y Julieta.

    ─Lo lamento no debí entrar sin tocar yo solo…
    ─Tranquila pasa, toma siento.

    Continuara…[/QUOTE]
     
    • Me gusta Me gusta x 16
  2.  
    SesshOwife majO

    SesshOwife majO Iniciado

    Cáncer
    Miembro desde:
    4 Abril 2011
    Mensajes:
    27
    Pluma de
    Escritora
    Hola!!​
    wow a mí me gustó mucho, me gusta la idea de la historia, me agrada que pongas a la familia Taisho de una clase alta, lo que me sorprende es que Kikio sea la hermana de Kagome eso no se ve mucho pero le da exquisitez a la historia, no tienes errores ((quien soy yo para juzgar eso?)) :p me dejas con ansias de leer la conti. ponla pronto por favor, me agradaría que me avisaras​
    Nos vemos después cuídate ​
    un abrazo enorme​
    ATTE: **SESSHOWEFI, MAJO** ​
     
  3.  
    Némesis

    Némesis Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2011
    Mensajes:
    456
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Vidas diferentes [Sessho&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1487
    Capitulo 2: “Pelea de hermanos”.
    Advertencia: No es la actitud de Sesshomaru en estos capítulos ok es solo para darle trama.
    Está bien, gracias.
    ¿Qué es lo que sucede?
    No encuentro a la gente y bueno debo irme a mi casa con mis hermanas─ dijo indiferente Kagome.
    Debes irte─ esto último no pasó realmente primero por la mente de Sesshomaru solo lo dijo y ya.
    Claro que debo irme.
    Lo siento pero quédate un rato solo unos minutos.
    Está bien, ¿Tú escuchas a los Beatles?
    Si claro como no es mi grupo favorito.
    Y el mío.
    Me encanta bueno y otros grupos rock no lo sé.
    Yo también solo escucho rock.
    Me sorprendes.
    ¿De verdad?
    Digo solo que ahora es extraño conocer gente que disfrute de rock solo electrónicas y pop.
    Lo sé pero jamás olvidaría la verdadera música, ¿Lees a Shakespeare?
    Claro por tercera vez o cuarta.
    Yo ya perdí la cuenta.

    Así Sesshomaru y Kagome estuvieron hablando mucho rato, perdieron la noción del tiempo, dos tres horas pasaron volando, disfrutaban tanto el uno del otro que no les importaba cuanto tiempo pasara, tenían intereses muy parecidos, grupos de música libros arte, etc.

    Sesshomaru nunca se había sentido tan libre y cómodo con alguien como lo estaba con Kagome, sentía que ella era algo así como su alma gemela.

    ─Deberíamos buscar a tus hermanas.
    ─La verdad quiero quedarme un tiempo más.
    ─Claro solo toma asiento.

    Siguieron hablando otras dos horas y ya eran cerca de las once de la noche y ninguna de las hermanas Higurashi había vuelto aún.

    ─Sabes creo que se te hace muy tarde.
    ─No importa jamás están nuestros padres a esta hora la verdad mamá ya no está con nosotros y papá normalmente trabaja o de lo contrario pasa noches en su oficina revisando discursos y llega a las tantas horas de la mañana, por tanto no hay problema─ esto último a Kagome se le perdía con hilos de voz, la verdad le hacía mucha falta una convivencia paterna buena y su madre estaba viviendo alejada de ella y sus hermanas.

    ─Kagome no estés triste, si tus padres no aprovechan estar el cien por ciento de su tiempo contigo deben sufrir lamentablemente algún mal en la cabeza o algo parecido.
    ─Eres muy tierno, pero ¿De verdad lo crees?
    ─Lo sé, eres una persona muy interesante hermosa y…
    ─ ¿De verdad?- dijo tímida Kagome.
    ─Si.
    Kagome lo miraba fijamente a los ojos y aunque la verdad nunca antes se fijo ni en lo más mínimo en los hermanos Taisho, en el acto Sesshomaru le hacía temblar las rodillas y ponerse muy nerviosa.

    Sesshomaru veía como caían lagrimas de los choco latosos ojos de Kagome y en ese momento era capaz de mover el mundo mil veces por frenar siquiera una de ellas.

    Kagome se sintió feliz con Sesshomaru, por que antes nunca nadie le había dicho que ella valía mucho como para llorar porque alguien que tenga la oportunidad de estar todo el tiempo con ella no lo aprovechara.

    Lloraba más y más porque al fin alguien estaba realmente con ella, porque sus hermanas no dejaban de ser sus familiares más cercanos pero no se sentía en confianza a su lado especialmente con KiKyo.

    Sesshomaru la veía tan frágil y hermosa solo quería que fuera solo suya, se acercaba lentamente a la cara de su querida Kagome, está no necesariamente quería besarlo lo estaba conociendo pero solo se dejó llevar.

    Cuando ya unieron por completo sus suaves labios sentían que era el mayor de todos los placeres que existieran y estaban completamente entregados gozando del, el beso era tierno y eterno les encantaba a ambos también era el primero para los dos.

    Inuyasha y KiKyo buscaban a la hermana de está, la verdad KiKyo estaba comenzando a sentir algo por Inuyasha, pero era total y completamente no correspondida, si es que Inuyasha sentía o sentiría alguna vez algo es ó sería por Kagome.

    -De pronto Inuyasha y KiKyo irrumpieron grotescamente en la habitación de Sesshomaru descubriendo así a este adueñándose con estilo de los tiernos labios de Kagome mientras la tomaba de la cintura y Kagome se prácticamente colgaba de su nuca, por ser de menor tamaño, y Sesshomaru pareciendo a la vez una pared, se sentía como su pequeña muñequita de porcelana que nadie debía tocar.

    A Inuyasha lo consumaron los malditos celos, su hermano mayor que jamás a lo largo de toda su vida tuvo el mínimo interés amoroso por nada ni nadie, debería elegir precisamente a la persona que lo hacía suspirar, le era intolerable simplemente.

    ─ ¿Kagome por Dios?
    ─ ¿KiKyo?- exclamo exaltada Kagome separándose casi y que grotescamente del cálido cuerpo de Sesshomaru.

    ─ ¿Inuyasha, qué demonios haces aquí, siempre eres tan entrometido?
    ─ ¿Kagome, qué estás haciendo con Sesshomaru, y tu no te entrometas?

    Esto último fue mal oído por todos es decir que se creía Inuyasha, el no era nada de nada con Kagome, no tenia la menor autoridad sobre ella menos aún sobre su hermano mayor Sesshomaru.

    ─Este no es tu problema, vete de aquí ahora─ espetó con furia Sesshomaru.

    ─Aléjate de Kagome no puedes acercártele a ella me escuchase ¡Maldito!

    ─No, tu no decides con quien deba yo estar.

    Así comenzaron a discutir ante los ojos de KiKyo bañada de celos de su hermana ya que aun que lo negase con empeñación sentía fuertemente que Inuyasha amara así a su hermana menor, y esto era debido a una fuerte y negada atracción que sentía por el hanyou.

    Inuyasha agarrándose del mayor coraje posible tomó con extraordinaria fuerza de los hombros a su hermano Sesshomaru gritándole en amenaza y suplica que desistiera y se alejara d Kagome.

    Comenzaron así los golpes insultos dolorosos, y de más los que Kagome sentía cada vez como un chorro de aguas cada vez más congelada, es decir peleándose por ella en sus narices no era lo más reconfortador que se pueda imaginar, Kagome pasado el shock interpuso salvando a Inuyasha de otra cachetada traicionera de su hermano, poniéndose en su lugar recibiendo el bruto golpe.
    Sesshomaru retrocedió avergonzado y Inuyasha se arrodillo al lado d Kagome, mientras esta se sobaba el golpe que le quedó rojo y un tanto azul.

    ─ ¡Maldito infeliz!, mira lo que le has hecho a la pobre Kagome, ¿Estás bien?

    ─No te le acerques
    ─Ya sepárense los dos KiKyo creo conveniente que nos vayamos de este lugar.
    ─Kagome porfavor.

    ─No te me acerques Sesshomaru.

    Kagome y el resto de las hermanas Higurashi se fueron todas enfunadamente furiosas, KiKyo no se contenía los dominantes celos, Kagome simplemente había sido o eso pensaba que había sido una estúpida por caer en la red anvisiosa de Sesshomaru, y Sango estaba furiosa por sus bueno sus propios motivos.


    Continuara…
     
    • Me gusta Me gusta x 18
  4.  
    Kai Stavros

    Kai Stavros Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,464
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Intenta que el Ooc (actitud fuera de personalidad) del personaje, en este caso Sesshomaru, sea mínimo y muy bien justificado. Es un personaje difícil de manejar, no vayas a cambiarle la personalidad por el simple hecho de: "Es mi fic, hago lo que quiera". Intenta mantenerle la actitud continua durante todo el fic, no en un capítulo feliz, otro casi emo, otro siendo él y otro no.

    Te lo digo para que no se llene de ese tipo de quejas: "¿Sesshomaru, llorando? Él no es así", "Evita el Ooc" Cosas así, es para que lo tengas en cuenta.
    Tiene que ser justificado, no por que sí y ya.
    ¡Saludos!
     
    • Me gusta Me gusta x 4
  5.  
    Kohome

    Kohome Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,051
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    hola!!, one-chan me gusto mucho tu fic, me agrado lo que pasó entre Kagome y Sesshomaru, aunque el desenlaze terminó siendo un poco incómodo e inesperado.
    Concuerdo con kai, evita el Ooc en Sesshomaru, si quieres te ayudo con ese tema, no soy muy experta en el jeje, pero creo que lo domino (o no se).
    Bueno no tenía ni la mas remota idea de que Inuyasha amara a Kagome, jure que él uedaría con Kikyo jeje, aunque puede pasar en un futuro, realmente eso te lo dejo a ti one-chan
    sayonara...
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  6.  
    Némesis

    Némesis Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2011
    Mensajes:
    456
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Vidas diferentes [Sessho&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    2459
    Hola chicas de verdad lo siento muchísimo, por las confusiones, con el tema del Ooc, bueno trataré mientras me sea lo más posible, no cometerlo, pero tengan me consideración si en fin el género es romántico, no me es del todo posible, evitar, que sea algo tierno, tengo una pregunta para Kai Sakka, ¿Si con la historia trasformo bien profundamente su personalidad aún cuenta digo si me encargo de que se note porque de un capitulo a diez más adelante tiene diferente actitud es Ooc?

    Capitulo 3: "Diferentes".
    De camino a casa ninguna de las hermanas Higurashi se dignaba a pronunciar ninguna palabra, Kagome iba de la delantera, con el mentón en alto, furibunda y sin decirle a nadie absolutamente nada, hasta que la voz más fría eh inexpresiva que se había contenido explotó de la rabia.

    --¿Con qué derecho, te enojas con alguien que te defiende?

    Kagome, frenó sus pies estupefacta.

    --Tengo todo el derecho del mundo con enojarme, con Sesshomaru, porque yo nada soy suyo, no tiene el derecho a ponerse a pelear a golpes por mí, no soy de él.

    --¿Porqué lo besabas si no eres, bueno... nada.

    Kagome se limito a en vano tratar de expresar por sus ojos lo que quería decirle a su ya cansadora hermana mayor.

    Siguió ignorando olímpicamente a su familiar hasta llegar a su casa, se retiró a sus aposentos y se lanzó de bruces a su cama, carente de muchas almohadas pero tomando la más decente chocó su cara contra ella y gritó, como si le viniera la vida en ello.

    Al amanecer, soñolienta, se dio cuenta de que durmió con la cara en la almohada, y por ello tenia las marcas de la costura, su ropa arrugada, y llegaba tarde sus hermanas a pesar de haberse despertado y dormir en la misma habitación no la despertaron, creyeron que necesitaba pensar, pero Kagome no iba bien en asistencia, a si es que debía correr y sobre todo darse prisa.

    Al llegar en el recibidor, el inspector, levantó una ceja y le indicó tomar asiento en la silla frente a su despacho.

    --¿Qué paso ahora Higurashi?

    Kagome, pensaba dar una "gran" historia sobre el bla bla de su basura de convivencia familiar pero se limitó, a transmitir un sincero Perdón, con la mirada.

    --Higurashi, no creo que vayas cursando bien en el salón A, pienso seriamente en llevarte de cambio junto a Houyo, al salón B, creo que se ubicarán mejor.

    Kagome levantó la vista, sinceramente le daba igual.

    Pasó el día en su salón A común, mientras el inspector movía trámites y papeles, por cambiarla, hasta la hora del almuerzo.

    Kagome sumida en su libro de historia, de pronto es sacada de la lectura por la voz de Zuyima, la subdirectora.

    --Higurashi, Kagome, favor de acompañarme a la oficina.

    Kagome tomó sus cosas y se dirigió al lugar antes indicado, cuando llegó estaba por tomar asiento cuando la frena una seña de Zuyima.

    --Tu nuevo horario, vete al salón B, también tu lista de libros.

    --Gracias, dijo saliendo del despacho y bajando las escaleras, para llegar al afamado Salón B.

    -- Señorita Higurashi, dijeron que vendría.

    Kagome sonrió, y acabó de entrar al salón cuando algo clamó su atención.

    -- Clase, la señorita, Higurashi...?

    --Soy Kagome, dijo sin desviar su vista del objeto que la ardía por dentro, enseguida este volteó, si era él.

    --Kagome--suspiró, hipnotizado, pero desviando la mirada al ver, que la de la bella chica fulminaba de odio.

    --La señorita Kagome, se incorporará, por favor tomé asiento... Junto al señor Taisho.

    Tanto Sesshomaru, como Inuyasha, que apenas y ahora se percato de la situación levantaron la vista y sus cuerpos de las sillas y antes de pronunciar un ¿Cuál de nosotros? el señor Himanshi, los callo diciendo.

    --Sesshomaru.

    Inuyasha, se sentó desilusionado, y Sesshomaru no sabía si alegrarse, Kagome se dirigías a él con una ametralladora imaginaria poco más.

    --No por Dios, ¿Porqué a mi?-- pensaba la miko.

    Sesshomaru prefirió no decir nada y Kagome ni siquiera le dirigió la mirada.

    Cuando de pronto Sesshomaru quiso hablarle al fin.

    -RIIIIIING!

    --Al fin exclamó Kagome y mientras guardaba sus cosas el Daiyoukai le dejó una nota nada elegante en el medio del cuaderno de apuntes.

    --Adiós se limito a decir Sesshomaru-- siendo rotundamente ignorado por su amada.
    Al llegar a la entrada, una figura amable se le acercó.

    ─ ¡Higurashi!

    ─ Houyo, ¿Qué sucede?

    ─ ¿Cómo estás?- dijo tendiéndole su mano, pero esta la rechaza desviando grosera la mirada.

    ─ Solo eso…?- dije subiéndome a mi bicicleta, lista para partir en cualquier momento.

    ─ ¿Porqué estas enfadada, qué hice algo que no debía?

    ─No Houyo, yo solo estoy de mal humor.

    ─ ¿Quien te hizo enfadar así…?- Houyo no terminó porqué una mano fría y majestuosa, se poso en el maniubro del medio de transporte de la miko, cruzando su brazo entre él y Kagome.

    ─ Debemos hablar.

    ─ No tengo absolutamente nada que hablar contigo.

    ─ No puedes enfadarte por siempre ─dijo posando sus manos en sus frágiles hombros, haciendo que Houyo se le pusiera la cara roja de ira, ¿Quién se creía ese chico, para venir y tratar a si a su Kag… a Kagome?

    ─Suéltame.

    Sesshomaru, la miraba directo a su choco latosos ojos tan hermoso, tan expresivos, y tan penetrantes.

    Aunque Kagome en ese momento le odiaba mucho, trataba como odia de no mirar esos ojos ambarinos, sabía que se podía perder mirándolos, y no le daría esa satisfacción a Sesshomaru.

    ─Chiquilla inútil─ pensaba Sesshomaru quien se creía ella en desafiarlo.
    Kagome trataba de desviar la vista, pero cuando Sesshomaru se percataba, le apretaba más de los hombros, esto comenzaba a dolerle levemente, pero no lo demostraría, pronto buscando algún objetivo para posar la vista, en la trayectoria, choca (por así decirlo) con los ojos de Sesshomaru, esos ojos ámbares en los que intentó no fijarse, ahora la hipnotizaban.

    ─Kagome, demonios debo hacer algo.

    El pobre Houyo, se armó como nunca de valor, y tomó del brazo a Sesshomaru para así captar su atención, lo cual dio resultado.

    ─ ¿Quién eres tú?

    ─Soy amigo de Kagome, y no permitiré que la trates así.

    Sesshomaru se limitó a sonreír burlescamente, y segundos después le propinó un fuerte golpe en la mejilla izquierda, lo cual hizo que al valiendo Houyo, le sangrara la nariz, y se vio forzado a tirar su cuerpo a tierra, le dolía demasiado.

    ─ ¡Houyo!- dijo con terror y enojo Kagome─ Maldito─ dijo a Sesshomaru, y se arrodillo para ayudar a su amigo.


    En otro lugar, Sango se sentó en una banca del jardín del colegio a leer su libro favorito, cuando nota que un joven de coleta graciosa y aspecto poco serio y deje de majestuosidad, combinada con mucha pereza, se sentó también en una banca cercana a “leer”, pero cada vez que Miroku podía, posaba la vista en su bella Sango.

    Sango se sentía alagada, y muy colorina estaba, sonrojada como siempre, se limitaba a dedicarle unas cuantas pestaña ditas, y sonrisas juguetonas, hasta que después de que dejó pasar unos diez o quince minutos de no mirarle, se sorprendió de que ya no estuviera sentado donde lo estaba anteriormente, si no de pie cortando una rosa, Se coloreo sola la cara, y fingió que leía una parte muy interesante mientras esperaba el regalo, que según ella ya tenía su nombre bien grabado, pasaron unos minutos y no la recibía, alarmada, disimulo una vista aleatoria y se encuentra a su amado monje regalándole la dichosa flor a Kitsuni, su compañera de biología, no esto si era lo último, conteniendo las lagrimas como le fue posible se puso de pie arrojando el libro, y con él su dignidad, le dio su corazón, a un maldito mujeriego.

    Miroku, sin comprender, solo se limita a recoger el libro y limpiarlo para luego guardarlo, cuando pudiera se lo devolvería, pero enojada no era el mejor momento niel más adecuado.


    Sango se fue llorando mucho, cuando se topó con su fría e inexpresiva hermana KiKyo, y después de contarle la trágica historia, se van a donde estaban sus bicicletas, y casualmente también una pelea, involucrando a un Daiyoukay, a una de sus hermanas, y a un pobre y patético humano sangrando por la nariz en el suelo.

    ─ ¡Ves lo que has hecho, infeliz!

    Kagome se puso de pie con la peor de las miradas asesinas y fulminantes, lo tomo del brazo y le jaló buscando reproche, pero solo consiguió una seña cazadora de que lo dejase en paz.

    ─ No era lo que tenía en mente.

    ─Claro que sí, de lo contrario no le hubieras dado ese horrible golpe al pobresito de Houyo.

    ─Debería aprender a no entrometerse, en lo que no es su problema.

    ─ ¡Ya cállate de una vez!, solo me defendía de ti, torpe.

    Sesshomaru tenía pensado objetar eso pero una voz le quitó el oportuno.

    ─ Niñas debemos irnos─ dijo una voz masculina que mascullaba de dentro de un pedazo de chatarra con ruedas, el hombre se bajó, estaba vestido con un traje de la peor clase, que reflejada de primera ojeada su clase social, baja, muy baja.

    ─Gento pobre hay en este mundo─ pensaba Sesshomaru cuando una vos dulce y melodiosa lo calló internamente.

    ─Ya vamos padre─ dijo apenada Kagome indicando con la mano a sus hermanas el seguirlas.

    ─Ja Ja Ja, bonito auto chicas.

    ─Cómo es posible que siendo tan lindas, tengas esa chatarra de transporte─ siempre era así se burlaban una y otra vez de las hermanas Higurashi, estaban en el colegio que estaban, uno de alto prestigio, con becas de estudio, por ser brillantes, no por dinero, la verdad la familia Higurashi hace ya tiempo que no hablaba de dinero en efectivo.

    A Sesshomaru, le dolía en el alma ver como trataban así a su querida Kagome, viles, crueles y despiadados, lamentablemente, no muy diferentes de él, solo que él en menor grado.

    Desde la sucia ventana de los asientos traseros, se divisaba a tres hermosas chicas, bellas, casi unos ángeles, y una tragedia, ángeles llorando.

    Continuara…

    Espero les guste.
     
    • Me gusta Me gusta x 17
  7.  
    Hokotto

    Hokotto Iniciado

    Virgo
    Miembro desde:
    16 Noviembre 2011
    Mensajes:
    12
    Pluma de
    Escritora
    Hola querida me gustó mucho tu conti, pero que pena me da que los malditos compañeritos d las hermanas Higurashi las traten así son unos cretinos canallas, uy! me gustó que pusieras a Sesshomaru y Inuyasha en clase alta y Kagome, Sango, Kikyo en clase baja, que estúpido es mi Sesshy pero que posesivo y Diós golpear a Houyo no es nada justo ni honrado, el es muy bueno y que a golpes Dios, bueno pero es por amor, ¿Amor? cierto bueno espero cntinuación. Adiós.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  8.  
    Némesis

    Némesis Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2011
    Mensajes:
    456
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Vidas diferentes [Sessho&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    1527
    Hola bueno sé que deben querer matarme por no publicar en lo que ya son exacticamente dos semanas, bueno aquí estoy, me sentí inspirada y eso es todo.



    Hola bueno sé que deben querer matarme por no publicar en lo que ya son exacticamente dos semanas, bueno aquí estoy, me sentí inspirada y eso es todo.

    Advertencia: Ooc (Lo trato de disminuir pero ya lo cometí así es que ahora lo cmbio a insensible frío, nexpresivo, etc), UA (universo alterno).

    Dedicatorias: Las primeras personas que fueron amables conmigo Kohome y Xinthiia.

    Notas de la autora: Voy a incluir nuevos personajes con nuevos roles, espero no sea demasiado.

    Capitulo 4: "Si no me quieres a tu lado, Bien"
    Después de la cena todas la chicas Higurashi se retiraron a sus aposentos, por lastima y cuestión de dinero tenían todas la misma habitación, así es que solas no se podría decir que se encontrasen, Kagome buscaba algo que usar, todo le quedaba chico pero encontró un camisón que cubría lo que debía cubrir, estaba muy manchado, pero era eso o dormir sin nada, Kikyo y Sango también indagaban en el armario, todas compartían su closet, las pocas prendas que tenían se las compartían y repartían como podían, así es que terminaron por dormir en poléras.

    ──Buenas noches- dijo Kagome casi sin ánimos ya que el sueño le vencía y sin referirse a ninguna de sus hermanas en particular para luego quedarse dormida.


    ──Buenas noches hijas- dijo asomando la cabeza su padre para luego retirarse a su cuarto.

    Riiing!

    Sonó el despertador el el pequeño cuarto de las chicas, como antes decía su madre, somnolientas se levantaron, arreglaron su mochila, se ducharon con agua fría por turnos, tendieron sus "camas" y salieron de la casa, no solían desayunar, porque normalmente no había con que, y por que además no tenían mucho apetito la mayoría del tiempo, de camino buscaron a sus amigos Houyo y Ayame, el resto no se encontraba en la ciudad de momento.

    Kikyo y Sango se orillaron un poco para platicar, Ayame les siguió y terminaron hablando de los guapos del colegio, Houyo se acercó a Kagome buscando hablar de lo que ocurrió el día anterior.

    ── Higurashi, hmp, sobre lo de ayer, yo... este bueno, es que..- tartamudeaba Houyu.


    ── Sólo olvidalo Houyo, fue estúpido.


    ── Me preguntaba si, este el chico de ayer, ¿Es tu novio?


    ── Ten por seguro que no es nada mío amigo, solo es un chico torpe al que le cuesta entender que no quiero estar junto con él.

    ── Entonces no sientes nada por él, bueno si te sigue molestando yo estaré siempre contigo- dijo Houyo tomando de la mano a Kagome, quería que supiese que la amaba, pero como, iría poco a poco cautivando su corazón.

    Llegaron pues a la escuela tomados de la mano, obviamente las chismosas dl colegio difundieron por todo este que eran una pareja, que se veían hermosos juntos y cuan afortunada era Kagome de tener a alguien tan tierno, Kagome era de esas chicas a las que les importa un, bueno, nada lo que digan acerca de ellas, así que ni el más mínimo interés tuvo en esos chismes de segundo mano ya tan comunes y erróneos.

    ...

    ── Sesshomaru, Sesshomaru ¿Donde estabas hermano?- dijo Miroku, si bien Inuyasha y Sesshomaru no pensaban hablarse y si no fuesen familia se matarían, Miroku era algo más desvergonzado y no le importaba hablarle sin percances a su hermano mayor, Shippo le tenía miedo y a Sesshomaru poco le importaba, más cuando Miroku le hablaba de esa manera, sentía querer destazarlo por su osadía y algo de su orgullo se marchitaba, más crecía dentro del algo como respeto de que tuviera coraje de hablarle, eso le fomentaba la ira creciente en su interior.


    ── No es tu problema- dijo frío y levantando despectivamente su ceja izquierda.


    ── Bueno solo quería saber que opinabas tu.


    ── Ahora de que me hablas.


    ── Del noviazgo de esa chica azabache, Kagome, la hermana de Sango.


    ── Deben ser chismes nada más, ahora dejame tranquilo idiota.


    ── No, hoy vinieron tomados de la mano.


    ── Eso no es asunto ni mío ni tuyo, olvidate de esto.


    ── Tranquilo hermano- dijo Miroku retirándose.

    Maldita sea, pensaba Sesshomaru para sí, no es mi problema se trataba de convencer de eso, sin exito.

    El peliplateado se dirigió a su aula del instituto, tomó asiento esperando al profesor.

    En el pasillo venían Houyo y Kagome, habían pasado todo el día juntos, se reían juntos, charlaban, jugaban, Houyo la había ido a dejar todo el tiempo a sus clases, llegaban a la puerta al tiempo que un albino de mirada fría salía de esta tropesando con ambos para caer todos en medio de la entrada del salón, formando así la escena más incomoda posible en ese momento, añadiendo por supuesto que Kikyo, Ayame y Sango pasaban por el pasillo observando la escena, para quedarse ahí a ver como evolucionaba, Inuyasha y Miroku que estaban en el mismo salón, junto con la clase fueron a ver que sucedía, Miroku y su hermano por supuesto en frente, los más interesados, parecía que todo el colegio se hubiese quedado en silencio para prestar atención, Kagome estaba en medio de Houyo y Sesshomaru asfixiada y intentando moverse.


    ──Fijate donde andas imbécil- espeto el ambarino poniéndose de pie enseguida, pero tropezó con la pierna derecha de la azabache cayendo nuevamente sobre ella, esta vez acoplando su cara con la de ella, lo que pareció un beso, se puso de pie está vez más presuroso y cuidando "No tropezar dos veces nos la misma piedra".

    Kagome se puso de pie, y se arregló el uniforme, Houyo hizo lo mismo tan solo se iba a despedir de Kagome con un beso en la mejilla, pero la azabache inconscientemente, quizá sería porque en sí estaba molesta y quería hacerle esto, pero también porque quizá hubiese algo más entre ella y Houyo, le dio un beso de verdad en los labios, fue como un piquito más intenso, pero sin llegar a ser un beso de telenovela, el pobre Houyo, quedó muy sonrojado al principio y abrazó a la azabache feliz, hasta que el profesor los separó indicando que comenzaría su clase y que el joven debía retirarse a su salón.


    ──Claro profesor- decía Kouyo, pero cuando se estaba retirando, la señorita Zuyima.


    ── No se mueva señor Kinno Houyo, este será ahora su salón caballero, aquí sus cosas y su horario.


    ── Gracias señorita- dijo recibiendo las cosas y despidiendose de la señorita.


    ── Bueno Señor Houyo, Mmm, sientese junto a la señorita Higurashi, si en ese asiento de tres, que suerte que tenemos asientos para trios no es así.


    ── Si Gracias Señor Totosai.

    Kagome movió sus labios en señal de sonrisa, lo cual hacía enfadar cada vez más a Sesshomaru, haciendo que bufara gruñidos con frecuencia.

    ...

    A la salida Miroku salió más a prisa que cualquiera de sus compañeros, quería llegar a tiempo para entregarle su libro a Sango.


    ── Sango, Sango.

    ── Aj, ¿Qué?

    ── Hola linda, solo quería darte tu libro, ¿Qué sucede?

    ── Oh pues gracias, y no no me ocurre nada- dijo con cinismo la castaña.

    ──¿Que ocurre?, vamos dimelo.

    ── Me sorprende que encima y me lo preguntes.

    ── ¿Qué hice ahora?

    ── Lo de la flor, pensé que me la darías a mí, sabía que solo eras un mujeriego.

    ── No Sango- dijo pero la castaña ya se había largado.

    Continuara...
     
    • Me gusta Me gusta x 20
  9.  
    Kohome

    Kohome Fanático Comentarista destacado

    Libra
    Miembro desde:
    26 Agosto 2011
    Mensajes:
    1,051
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Hola amore, gracias por avisarme jeje.

    Bueno esto se pone más interesante, aunque antes de alabar el capi XD, debo decirte que antes que Miroku y Sango se vean, repites el capi desde el principio, checa eso por si acaso.

    Jaja, ahora si.... 3,2,1 ME ENCANTÓ, que original, se pone mmuuuy interesante, aunque bueno que rogada la Kagome, yo me le lanzaría en brazos a tremendo tipo sin pensarlo XD (miento, miento)

    Aunque me pareció muy triste en las condiciones que viven las hermanas, pobres, es realmente muy tenaz imaginarme una vida de ese tipo :(

    Bueno one-chan, prechocha, amore mío, espero que me avises cuando este tu conti

    Sayito.
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  10.  
    Némesis

    Némesis Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    1 Octubre 2011
    Mensajes:
    456
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Vidas diferentes [Sessho&Kago]
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    5
     
    Palabras:
    3850
    Hola FFL, perdón la demora.

    Advertencias: OoC (Lo lamento) UA (universo alterno).

    Dedicado: Fer-chan (FernandhO).

    Notas de la autora: Lamento que sea malo pero ando con la inspiración por el suelo.

    Capítulo 5: "Un encuentro ¿Casual?".
    ─ Bueno clase, nos veremos mañana ─ anunció Totosai mientras los alumnos se pelaban por salir de ese salón en el cual se les aprisionaba diario tantas horas, Sesshomaru se exentaba al igual que cómo podía ver hacían Kagome y Houyo, eso le desagradaba.

    ─ Higurashi, mañana iré a la inauguración del "Museo Científico de Narita", ¿quisieras ir conmigo? ─ propuso Houyo.

    ─ Claro ─ dijo siempre sonriendo Kagome.

    ─ Lo malo es que deberé irme hoy a Narita por cosas de familia y bueno no creo que puedas venir, ¿Sabrías llegar sola? ─ Sesshomaru escuchaba atentamente, reía, que clase de persona que se haga del llamar hombre no lleva a su chica a una cita él mismo.

    ─ Bueno creo que si.

    ─ A, y bueno después de r al museo ¿Me acompañarías a una cena familiar?

    ─ Está bien, mañana iré a eso de las cuatro.

    ─ Claro, Oh, vamos ya salieron todos.

    ─ Sí, bueno todos menos él ─dijo Kagome haciendo referencia a Sesshomaru, él ni se detuvo a dedicarle por lo menos una mirada, nada.

    Kagome llegó tarde a su casa, para su feliz sorpresa su padre estaba en casa.

    ─ Papá ─ dijo Kagome y corrió a él cómo una niña pequeña.

    ─ Hija, llegas algo tarde.

    ─ Déjame ayudarte ─ dijo Kagome comenzando a rayar zanahorias ─ ¿Mis hermanas?

    ─ Están arriba, fueron a buscar unos platos sucios, bueno y ¿Qué hacías hasta tan tarde afuera?

    ─ Estaba con un muchacho.

    ─ ¿Qué, mi niña pequeña ya tiene novio?

    ─ Papá, no es mi novio, se llama Houyo, ¿Lo recuerdas?, íbamos al jardín de niños juntos, padre que mala memoria posees.

    ─ Es la edad jovencita ─ dijo el padre riendo.

    ─ Bueno, por cierto me invitó mañana a la inauguración del “Museo Científico de Narita”, ¿Puedo ir no es así?

    ─ Claro, si él te cuida bien, supongo que bien.

    ─ Gracias, ahora ten, ¿Es sopa? ─ dijo Kagome extendiendo la zanahoria rayada.

    ─ Sí, bueno o trató de serlo ─ dijo el hombre rascándose la cabeza en señal de “La verdad no tengo idea”.

    ─ La gente suele decir, me ayudas papá, bueno la arreglaré.

    Kagome puso manos a la obra, agregó la zanahoria y demás ingredientes, condimentos y cosas así, al poco le dio a probar al hombre a su lado, la figura paterna asintió diciendo que estaba listo y delicioso.

    Las demás hermanas Higurashi bajaron enseguida con el olor de la comida recién preparada, se sentaron en la mesa junto a su padre y hermana mientras les servían la deliciosa comida.

    ─ Mañana, ¿Cómo te irás a Narita?

    ─ La verdad no sé, Houyo se irá hoy y bueno yo deberé irme sola.

    ─ Aún no había oído que un hombre no lleve a su novia a las citas ─ bromeó a carcajadas Sango, Kikyo se largó a reír también y el padre casi se atora con la sopa.

    ─ No es mi novio, sólo es Houyo.

    ─ Tu Houyo ─ dijo riendo Kikyo.

    ─ Y, ¿porqué no le das una oportunidad?, a nosotros los hombres nos cuesta enamorarnos enserio y si te invita cinco ciudades al sur le gustas, dale la oportunidad, dale un beso.

    ─ A veces quisiera que fuese ese padre que está co un bate en la puerta esperando que no se acerquen a menos que 1000 metros o kilómetros.

    ─ Pero no lo soy pues, que quieres, no es mejor que no lo sea, así te dejo tener novio.

    ─ De todos modos no estoy segura.

    ─ No lo dices por Sesshomaru ¿O si? ─ espetó Sango.

    ─ ¡No me importa en absoluto lo que haga o deje de hacer él, y lo que haga yo tiene por que influir con él ni nada así!

    Todos tragaron saliva, Kagome nunca se comportaba así, menos por alguien o algo que no hiciese ella misma.

    ─ Lo siento no quise comportarme de esa manera, discúlpenme, sino les importa me retiró ─ dicho esto Kagome retiró su plato, lo dejó en la loza sucia y subió a su habitación.

    ─ Y, ¿Quién rayos es ese Sesshomaru? ─ dijo el papá confundido.

    ─ Es un chico que besó a Kagome pero hizo que se peleara con su hermano, ella trató de separarlos pero terminó recibiendo un golpe de Sesshomaru desde eso no se hablaban mucho que se pueda decir, luego ella hababa con Houyo y llegó él, terminó todo en pelea entre esos dos y Kagome desde allí está el doble de enojada ─ apuntó Sango.

    ─ Ya entiendo.

    El resto de la cena se mantuvo en silencio, después todos se retiraron a sus aposentos.

    Por la mañana el reloj despertador despertó a la azabache, a Kagome, se levantó, se duchó cómo alma que lleva el viento, se vistió con lo primero y único decente que encontró, la familia de Houyo era muy elegante y no quería desencajar, se vistió con un vestido strapless, celeste hasta la cintura, muy ajustado en esta parte del torso, luego algo pomposo y de color blanco, unos tacos discretos de color negro y una flor en el cabello del mismo color, negro.

    Se veía cómo una Diosa, eran sus mejores ropajes y los lucía mejor que cualquiera, tomó una carterita negra muy pequeña se la cruzó por el hombro, se pintó sus labios de color rojo no muy exagerado para no eclipsar las prendas, los ojos bastó con un rimel casi transparente y la cara un simple rubor que era lo mismo que sin el.

    Tomó el dinero para las locomociones y partió con una sonrisa en el rostro.


    ─ Suerte ─ dijo por bajo en tono pícaro Sango.

    ─ Ya tu duérmete ─ se burló Kagome al tiempo que salía de la casa y emprendía en marcha.

    Caminó hasta que escuchó cómo el bus que debería abordar se aproximaba, señaló para que se detuviese y se subió, obviamente pagándole al conductor, se sentó en ventanilla para ver el camino no conocía Narita por tanto se le hacía excitante el viaje.

    Por poco y se quedaba dormida, de pronto se dio cuenta de un enorme letrero que decía así.

    “Bienvenidos a Narita, que tenga un bueno día”
    ─ Se ve que la gente de por aquí es amable o patera.

    ─ Este es el primer paradero Señorita ─ Kagome era la única persona a bordo del automóvil.

    ─ ¿Cómo sabía mi paradero?

    ─ Se ve que es nueva, una turista, siempre es la misma historia.

    ─ Muchas Gracias, que tengas un buen día ─ dijo Kagome y se bajó del bus, Houyo la esperaba ansioso, por poco y queda hipnotizado con la belleza de la azabache.

    ─ Wow Kagome te ves… Wow ─ dijo el joven aún maravillado.

    ─ Gracias, vamos o llegaremos tarde.

    El día para ambos fue eterno, se tomaron un millón de fotografías, por cada artefacto en el museo quedaban choqueados, y no era chiste decir que la gente los miraba cómo si de aliens se tratase.

    ─ Esto es maravilloso.

    ─ Lo sé

    Decir que lo pasaron bien era decir menos que poco, estaban divertidos a lo loco.

    A fin del día Houyo recibió una llamada de sus padres.

    ─ Ya debemos irnos a la cena Kagome.

    ─ Bien estoy ansiosa.

    ─ Vamos pues, no te haré esperar ─ dijo Houyo al tiempo que tomó la mano de la chica y por alguna razón sintió que ese era el momento, su momento, besó a la chica, no fue un beso lleno de sentimientos y pasión, más bien se trató de un rose de labios muy hermoso para ambos, fue mágico, cómo si alrededor estallasen muchísimos fuego artificiales ye los fuesen los únicos en el mundo.

    Se separaron a causa de la falta de aire y escucharon un bocina a las afueras del museo, fue un momento incómodo pero lindo, salieron al toque, la madre de Houyo era una pesadilla realmente ya estaba impaciente y taconeando de brazos cruzados.

    ─ Ustedes siempre se retrasan mi Dios.

    ─ Lo lamento señora Houyo (Tal cómo Houyo suele decirle a Kagome “Higurashi” ella le dice Houyo sólo por su apellido, realmente su nombre es Kinno)

    ─ Claro, tú debes ser Kagome Higurashi, un gusto ─ dijo cínicamente la madre al tiempo que estrechaba con poco sería decirle asco la mano de la azabache.

    ─ Si, es un placer.

    La mujer sonrió fingidamente, no le agradaba la gente de familias cómo la de Kagome, según su ver eran tan sólo pobretuchos y cazafortunas.

    Al llegar a la casa Kagome saludó a todos los miembros de la familia de Houyo, todos le hacían el desprecio, que acaso Kagome era una vagabunda mendiga, ellos no eran ni mejores ni peores que ella, el trato era injusto.

    La cena estaba calmada, hasta que la madre de Houyo rompió el silencio.

    ─ Hijo, este ¿A quién vas a llevar al baile de otoño, Kaisy había ofrecidote una invitación?

    ─ Pensaba llevar a Kagome.

    ─ Hijo, es un baile elegante ─ dijo la madre sin mirar a la azabache a los ojos y aclarándose “casualmente” la garganta.

    ─ Madre, por favor.

    ─ Señora, no se preocupe por ello no tengo pensado asistir.

    ─ Claro que no, lo lamento linda, pero familias cómo la tuya no pasarían de la puerta sin alguien de alcurnia, cómo nosotros, por tanto hijo llevarás a Kaisy.

    ─ Discúlpeme señora, pero mi familia no es ni mejor ni…

    ─ Pero querida eso es obvio, mejor que nosotros, no me avergüences.

    ─ Madre ya cállate por favor.

    ─ No hijo, tu cállate.

    ─ Señora, no quisiera ser descortés pero la verdad es que me está ofendiendo y no puedo permitírselo.

    ─ Querida, yo tan sólo digo la verdad.

    ─ Señora con su permiso me retiro.

    ─ Linda, quédate, de seguro jamás tendrás la oportunidad de comer estos alimentos ni estar en un lugar con tanta clase, alcurnia y elegancia.

    ─ Señora, yo quizá no posea mucho dinero, ni terrenos, una casa tan refinada, pero le aseguro que soy mucho más feliz que usted, sí, quizá yo no pueda volver a comer cosas así, pero las pocas veces que puedo disfrutar algo a la sombra de esto, es por que mi familia y por consiguiente yo, nos lo hemos ganado, a usted no le costará ningún esfuerzo decir que quiera sabanas nuevas de algodón egipcio, pero yo fíjese que duermo muy cómoda en una cama de plaza que está en una habitación compartida por otras dos personas, yo le garantizo que soy mucho más dichosa que usted, y si alguna vez llego a estar triste y desconforme con mi vida o situación quizá en ese momento sea y esté cómo esta usted ahora, con su permiso me retiro, ya no la soporto.

    La madre y todos pospresentes estaban mudos, jamás esperaron dicha reacción, Kagome cruzó el umbral de la enorme casa con lágrimas en los ojos, afuera llovía torrencialmente, estaba llegando a la entrada de la casa, osea el portón cuando una voz la detiene, es Houyo.

    ─ Lo lamento Kagome nunca creí que mi madre fuese a hacer esto.

    ─ Para que, cómo pudiste todos los ricos son iguales, se creen la gran cosa por tener dinero, si sabías que me discriminarían por mi situación para que lo hiciste, fue una burla, acaso te estás mofando de mi, te parece gracioso mi estado, esta Houyo es la mejor ropa que tengo ahora vela, está arruinada, cómo pudiste, te odio, no debiste traerme aquí, te odio.

    ─ No Kagome ─ expresó Houyo pero la azabache ya se había marchado.

    Kagome se detuvo para acomodar su zapato cuando un camión pasa a su lado y la empapa de agua sucia, estaba mezclada con barro, su ropa oficialmente estaba horrible, estaba a cinco ciudades de casa y no tenía cómo volver, Houyo quedó de llevarla, no traía consigo dinero ni teléfono, estaba perdida, no conocía Narita, tan sólo la casa de Houyo y no volvería a ese lugar jamás.

    Se echó a llorar sin remedio, no sabía que hacer, que pensar, caminó hacía un invernadero abandonado, allí estaría refugiada.

    ─ Hijos, la madre de las hermanas Shingato les a invitado a la fiesta que se dará en su casa vacacional en Narita, es hoy y quisiera que asistiesen ─ anunció la madre de los Taisho.

    ─ Yo si quiero ir ─ dijo entusiasmado Shippo.

    ─ Habrá chicas lindas mmm, yo voy ─ espetó Miroku.

    ─ Que fastidio, iré por que hay un museo cerca.

    ─ Sesshomaru… ─ dijo esperando contestación de su hijo la madre.

    ─ Iré, quizá pueda comprar algo que necesito allá.

    ─ Una novia quizá ─ rió Miroku.

    ─ Cállate imbécil.

    ─ Relájate hermano, mira que a si pisas el acelerador con la señorita Higurashi, no es mala idea cierto.

    Sesshomaru se guardó las mil un cosas que pudiese haber aprovechado de mencionar a su libidinoso hermano.

    ─ Bien si todos asistirán, será mejor que se vayan ahora, la fiesta es informal así que váyanse, Philip está afuera esperándoles.

    Los hermanos partieron a la fiesta, en alrededor de unos cuarenta minutos ya estaban a las afueras del evento, Shippo y Miroku volaron al interior, cada uno con sus motivos, Inuyasha salió cómo alma que lleva el viento hacía el museo, Philip salió tras él pero no pudo ni dar unos pasos cuando se levó la mano al corazón y se costeó la respiración, Sesshomaru “raramente” se compadeció de él hombre y fe tras su hermano, imbécil, cómo se iba así nada más.

    Kagome, recordó que sabía en donde quedaba el museo, podría pedir ayuda a un guardia de allí, partió corriendo, el museo le quedaba cerca, ni se fijaba por donde iba de pronto tropieza con algo o alguien, cayó y se lastimó la nariz, Sesshomaru se puso de pie, dispuesto a levantar a la chica, cuando le ve el rostro sangrando, se preocupó, más al ver de quien se trataba.

    ─ ¡Kagome!

    Sacudió a la chica hasta que reaccionó.

    ─ Sesshomaru.

    ─ Estás sangrando, ¿Qué ocurrió contigo?, están horrible.

    Cayó cuenta de que eso no sonó muy bien.

    ─ Déjame yo puedo sola.

    ─ Déjame ayudar.

    ─ Yo puedo con esto sola ─ dijo Kagome limpiándose toda la sangre de la nariz realmente el derrame de sangre cesó enseguida ─ estoy bien tú no te preocupes.

    ─ Sólo permíteme ayudarte en esto.

    ─ No quiero ─ dijo Kagome al tiempo que se ponía de pie junto a Sesshomaru y quedaban a pocos centímetros.

    ─ ¿Qué fue lo que sucedió contigo? ─ dijo Sesshomaru, se estaba acercando a la chica, quizá ella era diferente y no debía tratarla mal, quería volver a besarla, esos labios dulces los extrañaba.


    Cuando Sesshomaru rosa los labios de la chica se le viene el recuerdo de cuando Houyo cometió la misma acción, se puso triste y huyó dejando a Sesshomaru con los labios en el aire y los deseos en el cielo aún.

    Estaba lastimada realmente por lo ocurrido con Houyo, no sabía ni por donde caminaba cuando nuevamente tropieza, esta vez se trataba de un ladrillo, Kagome cayó al suelo y se golpeó la cabeza, estaba inconsciente.


    Sesshomaru lo pensó unos segundos y se decidió, no dejaría que escapara nuevamente, la perseguiría, corrió por donde ella se marchó.

    Bueno mis fieles lectores, lamentablemente es todo por ahora, en esta ocasión Kagome acabó herida en el corazón, en la nariz, y en la cabeza, encima inconsciente y quizá terminé herida en el amor.


    Espero les haya gustado ^^.

    Continuará...
     
    • Me gusta Me gusta x 15
  11.  
    Kai Stavros

    Kai Stavros Usuario VIP

    Géminis
    Miembro desde:
    10 Abril 2010
    Mensajes:
    2,464
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Buenas, buenas. Iré por capítulo si no te molesta, aunque me enfocaré en la trama, ya corregiré en el último lo demás, porque de ésas fechas para acá, habrás mejorado :3

    Capítulo 1:
    Es típico. Secundaria, los chicos populares, las que le son indiferentes. No tengo mucho que decir, sólo que, ¿qué edad tiene Shippo? Porque, para enamorarse de Kagome, me da cierto, iug, grima. La situación es rápida, tanto que cuando terminó el capítulo, no entendí mucho, y por ello decidí pasar al siguiente.

    Capítulo 2:
    Mucho diálogo al principio, me sentí mareada. Al punto de ni saber quién hablaba, de verdad. No digo nada de la personalidad de Sesshô porque lo aclaraste. La palabra “chocolatosos” va unida. Y está, con acento en la “a” se refiere al verbo estar.
    Estoy un tanto contrariada, ¿amor a primera vista?, ¿o besar por qué sí? Lo último es excitante, lo admito~ Porque, ni siquiera se llevaban como amigos, o al menos eso entendí, fue algo de: Vamos a besarnos así tú seas idiota, y yo gafa. ¿Algo así? Ya que no le encuentro ni pies ni cabeza, mucho menos a la reacción de Inuyasha, histérico.

    Capítulo 3
    ¿Cansadora? He de decir que eso no es un adjetivo.
    Me centraré en Sango, ya que el asunto de Chenchu, no me parece tocarlo, porque no hay nada que decir. No tiene sentido! Siguiendo con Sango, ella no lloraría así, ni se iría, le daría una bien merecida cachetada al monje, por idiota insensible. Pasemos al otro capi.
    Capítulo 4
    Varios errores en los guiones. Uso inadecuado de los pensamientos, que se confunden con la narración y que la verdad no sé sabe qué narices sucede. Tu problema radicó en la narración, jugó en tu contra. Tenías las ideas, mas no encontraste como explicarlas sin enredarte, algo que no resultó. Me pareció algo curioso y quizás un tanto cómico el beso, que fue lo que entendí, porque la caída no la asimiló mi cerebro así la haya leído detalladamente. Algo tiene esa subdirectora que se empeña en cambiar de salón, ojalá hubiesen hecho eso en mi liceo~

    Capítulo 5
    Un capítulo más fluido, más ligero de llevar y de leer. Pero como todo, ¿tanta coincidencias de fiestas y encontronazos? Lo admito, estoy un tanto cansadita de el amor pululando en el aire, y más viniendo de Sesshômaru, sé que ahora lo dominas mejor, y eso es bueno. La trama es predecible, así que no diré mucho. Aún no me queda claro si usas a los personajes como son, o los estás usando a todos humanos. Tampoco la edad de Shippo : /

    Ou, me quedé con ganitas de un Houyo&Kagome, no sé, son cute. Y por la familia, la niña fue exagerada, una cosa es estar indignada, otra ser tan malcriada e idiota para irse así, y lloviendo. Le has puesto más emoción a los diálogos, se hace una idea de lo que hacen y cómo, los personajes.

    Hablaría del abuso de comas, pero yo también abuso de ellas. En tu caso es que no usas puntos, y sabes que eso te lo he repito, cientos, y cientos de veces :/ En el diálogo que dijo Kagome tan largo, una pausa hubiese quedado genial; se siente que la chica ni respirase. En las preguntas, luego de una coma va sí o sí minúscula, ¿me explico? No remalcaré mucho, esperaré a otro capítulo, porque estoy segura que en éstos meses has mejorado. Deseo ver ésa mejora. ¿Vale linda?
    Un placer~
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Aomecita

    Aomecita Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    8 Agosto 2009
    Mensajes:
    736
    Pluma de
    Escritora
    Hola aquí estoy ya déjame decirte en primer lugar que las historias de SessXKag no me gustan tanto no malinterpretes es que yo soy algo más tradicional y veo más a Inuyasha como ideal para Kagome ya que aunque su personalidad es rebelde necia y demás sabemos que tiene un lado más "humano" Que Sesshomaru y por tanto es natural que a veces se muestre dulce e inclusive tierno mientras que con él es muy dificíl casi imposible que muestre sus sentimentos con alguien que no sea Rin. Al principio lo que te fallo es que dejaste los dialogos muy pegados a pesar de que si usaste el guión largo era algo dificíl de leer.

    Además después utilizaste mucho dialogo y poca descripción recuerda que debe haber un equilibrio pero sobre todo las descripciones de lugares, sentimientos, reacciones, ropas de los personajes etc. debe ser detallada pero con coherencia para hacer que el lector se funda más en la historia y pueda imaginar con fluidez sin confundirse me parece que te fuiste muy rápido para que hubiera un beso entre Sess y Kagome ¿Besarse por qué si, sin nisiquiera ser amigos todavia o algo? Eso para mi fue muy impulsivo además si la reacción de Inuyasha fue histerica. Después plamaste las ideas sin coherencia para mi en el capítulo 4 ya que no entendí gran cosa de lo sucedido ahí y por supuesto te equivocaste en la utilización de los guiones y en el acomodo o forma de marcar lo que era un pensamiento.

    Por último en el capítulo actual coincido en que tu narración es más sencilla de leer que en ocasiones anteriores, ya vuelves a colocar a Sesshomaru un poco más con su personalidad original, por cierto se escribe Houyo no Houyu por ahí en uno de los capítulos iniciales lo escribiste mal trata de cuidarlo pero sobre todo el uso de las comas no abuses de ellas pero tampoco las ultilices de manera nula o en ceros intenta colocarlas sin que corten el dialogo del personaje u oraciones del parrafo según sea el caso ya que el lector puede sentir que esta leyendo como un tartamudo o de corrido si estas no están para marcale las pausas requeridas y una buena fluidez para leer adecuadamente.

    Es todo por el momento esperare a leer tu continuación que en si veo que la historia tiene potencial y me gusto cuídate sayoooooo
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  13.  
    AlexMarie Kagamine

    AlexMarie Kagamine Usuario popular

    Piscis
    Miembro desde:
    6 Enero 2010
    Mensajes:
    768
    Pluma de
    Escritora
    Hola Linda, bueno tu historia no esta nada mal y si soy sincera es muy buena, tu trama es original y eso es lo primero que me atrapa en una historia, quiero decirte que conforme iba leyendo cada capitulo note varios errores que se pueden mejorar por supuesto nada de que alarmarse asi que te dire algunos de ellos.
    1.- Excedes las comas, mira ya me ha pasado eso de leer escritos asi y como les dije a los otros hay muchas comas que no son necesarias, a lo que me refiero es que se pausa mucho el texto y asi no es comodo leer bueno al menos para mi es incomodo pero como dije si lees detalladamente antes de publicar notaras lo que te digo. Te dare un ejemplo rapido de correccion a mi criterio

    Estás sangrando, ¿Qué ocurrió contigo?, están horrible.
    Debe ir así

    Estás sangrando, ¿Que ocurrio contigo? están horribles o estas horrible
    La verdad que esa parte no supe como la querias decir realmente pero asi me parece lo mas correcto, ademas como regla gramatical ortografica no debe haber signos de puntuacion o comas despues de uno de interrogación.


    2.- Hay ooc muy evidente en Sesshomaru, no diga que sea malisimo pero simplemente es algo raro porque le quitas algo de personalidad original y bueno a mi en lo personal no me gusta mucho eso pero bueno solo tomalo como sugerencia.

    3.- Debido a la escasa narracion en algunos dialogos me cuesta entender ciertas cosas, mira por ejemplo en esta
    Está bien, gracias.
    ¿Qué es lo que sucede?
    No encuentro a la gente y bueno debo irme a mi casa con mis hermanas─ dijo indiferente Kagome.
    Debes irte─ esto último no pasó realmente primero por la mente de Sesshomaru solo lo dijo y ya.
    Claro que debo irme.
    Lo siento pero quédate un rato solo unos minutos.
    Está bien, ¿Tú escuchas a los Beatles?
    Si claro como no es mi grupo favorito.
    Y el mío.
    Me encanta bueno y otros grupos rock no lo sé.
    Yo también solo escucho rock.
    Me sorprendes.
    ¿De verdad?
    Digo solo que ahora es extraño conocer gente que disfrute de rock solo electrónicas y pop.
    Lo sé pero jamás olvidaría la verdadera música, ¿Lees a Shakespeare?
    Claro por tercera vez o cuarta.
    Yo ya perdí la cuenta.

    Parece mas lista que narracion, bueno sobre mi punto de vista sin ofender es solo un consejo agregar mas narracion.

    Bueno por mi parte eso es todo y aunque no sea tan seguidora de esta pareja me gustan las ideas que tienes y eso me basta, nos vemos en otro escrito y cuidate hasta el otro capitulo bye

    Atte: Alex Kagamine de chocolate
     
    • Me gusta Me gusta x 1

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso