Microrrelato Vestido azul

Tema en 'Nano y Micro Relatos' iniciado por Lionflute, 17 Septiembre 2014.

Cargando...
  1.  
    Lionflute

    Lionflute Usuario popular Comentarista empedernido

    Aries
    Miembro desde:
    4 Marzo 2006
    Mensajes:
    684
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Vestido azul
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Misterio/Suspenso
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    469
    Dinero... dinero, dinero, dinero. Y es que en el mundo de hoy sólo eso importa. Qué más da cuantas cosas quieras hacer, todo se complica si no hay dinero. Ni el cumpleaños de Martina podré celebrar bien. Pobre, tan ilusionada que estaba de que le comprara aquel vestidito celeste. Llevaba semanas hablando de él, de cómo lo usaría tanto para las grandes fiestas de té que oficiaba para sus muñecas, como para bailar cuando vinieran los abuelos. ¿Cómo culparla? Si se le veía tan bonito. Le resaltaba los ojos. Tanto que lo quería y ahora... ahora me espera su carita de pena, de desilusión que me parte el alma. Todo por el dinero. ¿Qué? ¿Dinero? Ah no, ni creas. No me mires con esa cara... sólo Martina puede mirarme con esa cara, sólo ella puede partirme el corazón. No insistas, mujer... que estés así en la calle no es mi culpa, a demás, el poco dinero que tengo es para Martina, para ella y sólo para ella, que debe estar esperandome en la casa con tanta ilusión y ni un vestido celeste podrá ver. ¡Qué mujer tan insistente!... bueno, tal vez no lo era tanto, pero es que su mirada... la misma mirada de Martina. Pero no, este dinero es para ella, ni pensar en andar regalándolo por ahí. Ah... la vitrina... el vestido celeste. Tan lindo que se le vería, tan lindo y... momento... el reflejo, la mujer... Martina... ¿qué hace aquí?... no me mires así, no te atrevas... ¿dónde estas? ¿dónde estas?... siga caminando, hombre, que busco a una mujer... que intriga esa cara, por qué esa cara... en fin, el vestido le luciría precioso... pero el precio supera mi alcance. No hay remedio más que desilusionar a la pobre Martina... ¿Por qué la imágen de aquella mujer se aparece en mi mente? Hubiera sido mejor no haberle visto el rostro, esa expresion de tanto dolor, de tanta tristeza. Los niños sufren sobremanera problemas que para nosotros son tan triviales... pero ella ya no es una niña. Y tanto dolor, tanta desilusión, tanta Martina y el vestido celeste. Pero no, ya tengo suficiente con preocuparme de mis asuntos, de mis Martinas y mis dineros, ella tendrá quien se preocupe, tendrá quien le de su vestido celeste con el cual bailar y oficiar fiestas de te. Basta ya de angustias, basta ya de meterte en mi cabeza con esa cara tuya, con esa cara de Martina, con tu cara de tristeza, con tus muñecas esperando el té; basta de agitar mi pulso, de lanzar contra mi tus problemas, basta... Pero... señor oficial ¿dónde me lleva? suélteme, ella se lo buscó, yo no quería tomarla por el cuello ni azotarla contra la pared, fue ella con su cara de Martina, con sus ganas de bailar, con su vestido celeste...
     
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Marina

    Marina Usuario VIP Comentarista Top

    Tauro
    Miembro desde:
    10 Diciembre 2010
    Mensajes:
    2,203
    Pluma de
    Escritora
    No sé qué pensar de este drabble, porque es un drabble, no un microrrelato. Según la norma que aparece arriba en la página, está la descripción de lo que es un nanorrelato, que es de 20 o menos palabras, luego está el microrrelato que es de 100 o menos palabras y enseguida el drabble, que abarca hasta las 500 palabras, y si se pasa, entonces ya es un oneshot.

    Bien, volviendo al escrito, puedo decir que enfocas bien la cuestión económica, pues es verdad que muchos piensan que para todo se necesita el dinero, o en la mayor de la veces así es. Claro que se puede salir a dar la vuelta por el parque sin necesidad de traer dinero, o puedes pasar un momento grato con los amigos, compartiendo pláticas y vivencias sin necesidad de gastar dinero e incluso puedes hacer una reunión social en tu casa sin gastar mucho, pues los que te conozcan y te aprecien se conformarán con que les ofrezcas café y galletitas, sin embargo, para aquellos que acostumbran a vivir dependiendo siempre del dinero, el no tenerlo sí que puede llegar a ser muy perjudicial, como es el caso de este protagonista, quien no tuvo para vestir a su Martina con ese vestido celeste que ella tanto quería y carecer de efectivo, lo hizo perder la cordura por un momento llevándolo a cometer ese acto injusto.

    En fin, si bien dice el texto bíblico que el dinero es para una protección, más lo es la sabiduría porque ella mantiene vivos a sus dueños.

    Saludos *w*
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - Vestido
  1. Purrsephone
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    138
  2. Freya Scarlet
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    286

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso