Toy Story Una promesa irrompible [toy story]

Tema en 'Fanfics sobre TV, Cine y Comics' iniciado por Fenix Parker, 27 Enero 2015.

  1.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Título:
    Una promesa irrompible [toy story]
    Clasificación:
    Para niños. 9 años y mayores
    Género:
    Amistad
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1335
    Hace poco me puse a ver películas de pixar, creo que solo me faltó ver la de la chica pelirroja para que fueran todas seguidas, esta es una de mis preferidas. En la historia cuento lo que yo pienso que paso con uno de tantos enigmas que deja la serie. Espero que les guste y los disfrute, los invito a comentar por algo somos una comunidad, yo con gusto me pasaré por los suyos igual a hacerlo.

    [​IMG]

    Malcom era un hombre con un único deseo en toda su vida: mantener a su familia a salvo siempre.

    Trabajaba un turno doble en la comisaría y pasaba el día entero haciendo del mundo un mejor lugar para sus pequeños y su esposa.

    Aquel día había detenido junto con una unidad entera de oficiales a una de las más grandes bandas de la ciudad, había desmantelado su base de operaciones, un preocupación para todos los habitantes que ahora podrían salir de noche y su pequeño jugar tranquilamente sin temiera que le hicieran daño.

    Era el más grande logro de su vida y a pesar de todo, a pesar del precio, sabría que había hecho lo correcto. Detuvo el auto a medio estacionar, bajó de él apresurado e introdujo la llave dentro de la puerta. Se disponía a entrar cuando encontró a su esposa justo detrás del umbral.

    —¿Dónde estabas? —preguntó la mujer de pelo rubio cenizo a la altura del cuello— estaba tan preocupada…

    —…Emily—susurró el hombre mientras la abrazaba intensamente, de esa clase de abrazos que solo ocurren en un rencuentro o una despedida.

    Ella supo al instante que algo ocurría.

    —Malcom, me estás asustando…—señaló la mujer separándolo un poco de ella.

    — Tu haz sido lo mejor que me ha ocurrido, tú y nuestros hijos…—exclamó el nombre con melancolía mientras pasaba su mano por el vientre abultado de ella. — Sé que tú eres fuerte, tú sabrás que hacer…

    Las palabras del detective tenían poca coherencia, era como si quisiera decir tantas cosas a la vez pero sentía el tiempo se le agotaba. Algo había salido terriblemente mal en la detención de aquella tarde.

    —¡Malcom! —exclamó desesperada—ya basta…—su voz se cuarteaba—…no apareces en dos días y luego esto…

    —Pasemos, al menos te debo una explicación.

    Un pequeño niño yacía dormido en la parte de arriba, había sido un largo día en Sunnyside y se había quedado dormido esperando a su padre y la promesa de que al volver traería una sorpresa para él. Esta inquietud le hacía dar vueltas alrededor de la cama, hasta imaginar que había vuelto al escuchar su voz entre sueños.

    Espera, no es sueño, es él

    Lo asaltó ese pensamiento y dio un saltó apresurado en la cama comenzó a descender rápidamente las escaleras en su búsqueda.

    —¡Papi!, ¡Papi!, ¡Papi! —exclamaba jovial brincando en cada escalón.

    La escena que en encuentra en su sala desconcertaba y entristecía al pequeño niño, mamá estaba inundada en llanto y su padre le abrazaba, se forzaba por entender que ocurría pero ni la mente más madura estaría preparada para afrontar esta situación. No supo que hacer más abrazarse a él con todas sus fuerzas, algo le decía que tal vez no pudiera volver a hacerlo.

    Ellos lo miraron con incertidumbre, habían hecho todo en silencio, él le había suplicado que fuera así, al parecer pensaban mantener esto oculto.

    —¿Qué pasa papás? ¿Por qué llora mami? —preguntaba el niño haciendo puchero.

    El hombre tragó saliva y logró contener su propio llanto, no quería desmoronarse en ese momento.

    —Papá te trajo un regalo, como lo prometió—musitó Malcom poniéndose en cuclillas a la altura de él.

    Su mamá se aproximó y le entregó en las manos de su esposo un paquete había olvidado al otro lado del sillón, este lo tomó y ella aprovechó para limpiar sus lágrimas.

    El niño miró el paquete y por segundo olvidó la escena que acababa de ver, sus ojos se llenaron de nuevo de ilusión y comenzó a desatarlo.

    —Es…un regalo despedida—agregó el hombre sintiendo que su voz se consumía en llanto.

    El niño dejó el paquete de lado y corrió de nuevo hacia él, Malcom lo volvió a tomar de nuevo y comenzó a abrir la caja.

    —¿Papí se ira…?—preguntó el niño llorando.

    —Es un juguete, te gustará mucho hijo, mira, ¿no quieres verlo?—preguntaba el hombre intentando luchar con su propia tristeza.

    —¡No lo quiero! ¡Si papá tiene que irse para yo tenerlo, no lo quiero! —exclamó el niño reclamando lo que él podía entender.

    —Hijo, no es así, lo sucede es que papá…—Emily había intentado intervenir pero no encontraba las palabras suficientes para explicar.

    ¿Cómo hacerle entender a un niño?... que si su padre se quedaba los pondría en peligro, que había hombres malos tras él y lo seguirían, por eso debía desaparecer, que los guiaba el hombre que había atrapado pero había escapado por personas corruptas y que aunque ahora no tenía recursos y estaba débil, pronto recobraría la fuerza necesaria para tomar venganza. ¿Cómo hacerlo?

    —Papá tiene que ir atrapar a unos tipos malos—dijo el hombre un poco más repuesto—volverá pronto, pero alguien tiene que cuidarlos a ustedes…—tomó al niño y lo sentó en sus piernas—por eso he traído a él para ti, ¿vez lo que tiene aquí?. —señaló en el pecho del juguete.

    Su hijo había dejado de llorar y miraba con curiosidad a un muñeco delgado con el cuerpo hecho de tela a excepción de las botas y el sombrero.

    —¡Es una insignia! —exclamó el niño maravillado—¡como la tuya papá! —ya para entonces el hombre le mostraba su placa.

    —Así es, él es compañero mío que viene aquí para estar contigo mientras no estoy. —le indicó el señor— será un buen amigo.

    —¿También de mami? —preguntó el chiquillo.

    —Sí, si también con mami—al decir esto se observaron con un pequeño halo de esperanza en sus ojos.

    —Me gusta mucho papi—lo besó en la mejilla y se acurrucó en él. —¿Cómo se llama?...

    Del muñeco colgaba un aro con una cuerda en él, el niño lleno de curiosidad mientras comenzaba a dormitar abrazado a él. Metió uno de sus dedos en el aro y jaló soltandolo luego.

    —E-res mi al-gua-cil pre-fe-ri-do —dijo el muñeco en un tono campirano y pausado.

    —Se llama Woody, pequeño Andy—dijo el hombre mientras lo recostaba en el sillón acariciando su cabello.

    Sabía que el momento había llegado, debía partir, se tendría que ir lejos y tomar otra identidad. Ya le había dado indicaciones a su esposa de desaparecer todo rastro de él, si no existía nada que señalara un vínculo, los dejarían tranquilos.

    —Woody…—musitó el niño cerrando los ojos mientras jalaba adormilado de nuevo la cuerda sonriendo.

    —Quiero unirme a su pandilla pero antes voy a cantarles una canción…—exclamó el juguete—Yo soy tu amigo fiel, yo soy tu amigo fiel y si un día tú te encuentras lejos muy lejos de tu lindo hogar cierra los ojos y recuerda que: yo soy tu amigo fiel sí, yo soy tu amigo fiel…

    Cantaba el muñeco como si supiera que era precisamente lo que se necesitaba escuchar y con esta Malcom veía a su hijo por última vez antes de partir, se despedía de su esposa y de su hija dentro de ella. La mujer quedaba llorando en la entrada esperando que algún día todo se arreglara, mientras el detective obligándose a partir arrancaba el auto, repasando las notas de la pequeña canción que el juguete había entonado, sonriendo levemente al recordarla.

    —Yo voy cuidarte desde ahora, Andy, yo estaré siempre para ti—susurró una voz al oído del niño entre sueños.

    Había sido el juguete que estaba entre sus manos y ahora se levantaba para observar el auto que se perdía al fondo de la calle.

    —Descuida, lo protegeré por ti…—prometió Woody.
     
    Última edición: 13 Septiembre 2016
    • Me gusta Me gusta x 2
  2.  
    Artsy

    Artsy Kodize

    Escorpión
    Miembro desde:
    21 Marzo 2013
    Mensajes:
    127
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    -*Aparece llorando* Me encantó todo TwT la verdad, hasta cierto punto no entendía nada de lo que tenía que ver con Toy Story pero lo amé, me encantó; la forma en que narraste... Todo. Sigue escribiendo así, amigo :D
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  3.  
    Fenix Parker

    Fenix Parker Orientador ejemplar Orientador Comentarista destacado

    Cáncer
    Miembro desde:
    9 Noviembre 2011
    Mensajes:
    2,324
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Gracias, de verdad que bueno que te gustó, al final lo terminaste entendiendo ¿no?, es mi afición por imprimirle siempre un halo de misterio a mis historias, encontré unas teorías de esto en internet pero ninguna me gustó yo quise darle algo que es más coherente de acuerdo incluso a lo que sé de psicología además que es más emotivo y queda mejor.
    Una vez más, gracias por tu comentario.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  4.  
    Víngilot

    Víngilot Usuario común

    Virgo
    Miembro desde:
    4 Marzo 2014
    Mensajes:
    220
    Pluma de
    Escritor
    Cuando vi el título y la introducción me imaginé otro tipo de historia, no esperaba que fuera tan emotivo. Entiendo perfectamente la sensación de Malcolm... yo soy padre de un hermoso niño de casi 2 años y medio y es una felicidad muy grande llegar del trabajo y escuchar cómo me llama una y otra vez, recibir un fuerte abrazo y un besito de él. Jugar un rato con él a lo que sea: carritos, formar torresitas con las tapaderas del agua, volar a su Iron Man y su Spider Man, hacer saltar una ranita, hojear su álbum de Peppa... Verlo sonreír es lo máximo y admirarlo mientras duerme toca cada fibra de mi ser y me recuerda que compartimos la vida entera, que no hay nada más hermoso y perfecto que él...
    No hubiera deseado que el padre se fuera, me rompió el corazón que sucediera y más en delante de su amado Andy, pero caray, son los sacrificios que tienen que hacer los adultos aunque luego los hijos tontamente los critiquen y aborrezcan por "no respetar sus derechos" y reprimirlos. En cuanto a Andy es agradable descubrir que así inicie esa comunión entre dos grandes amigos ¡hey! quién no tuvo un juguete favorito al que no dejabas ni para ir al baño. Woody demuestra aquí su primer gesto de bondad, de alma pura, mira qué cantar para tranquilizar a Andy y suavizar en lo posible una escena dramática, gracias al cielo que el futuro de esta familia es muy próspero y lleno de alegría, quiero imaginarme cómo Malcolm sigue de cerca el destino de su familia y es feliz también de ver su situación, sé que eso le basta y sobra.
    Gracias Fénix por invitarme, ha sido un absoluto placer, que estés muy bien.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
Cargando...
Similar Threads - promesa irrompible
  1. Crystalline
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    943
  2. Tarsis
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    322
  3. Fenix Parker
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    541

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso