Long-fic de Pokémon - Un Apocalipsis Zombi que también es un Isekai

Tema en 'Fanfics de Pokémon' iniciado por Kiwi, 6 Septiembre 2018.

Cargando...
  1. Threadmarks: Capítulo 1: Un subespacio sofisticado
     
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    262
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Apocalipsis Zombi que también es un Isekai
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1231
    Un Apocalipsis zombi que también es un Isekai

    Reto de Serpientes y escaleras. No me arrepiento de nada >:v

    Capítulo 1: Un subespacio sofisticado

    Abro los ojos en la infinita oscuridad. Nada hay y nada queda del mundo conocido y por conocer. Una realidad donde el tiempo y el espacio han dejado de existir. Aquí no hay presente, ni pasado ni karma. Un espacio vacío, o quizás... un espacio infinito

    —Mira, llegó otro.

    Nvm, parece que hay alguien más aquí. Veamos... un sofisticado sofá suavemente forrado en color vino. Sobre él, un pequeño gatito perfectamente normal, salvo por sus ojos amarillos, las orejas redondas, el pelaje azulado en la parte anterior del cuerpo y negro en la posterior, y una extraña shuriken dorada en la cola. Lo único extraño en él era que, además, hablaba.

    —Hey tú, sí tú.

    ¿Me hablas a mí? Sip, habla conmigo. Me acerco flotando a él y en la oscuridad se revela otro sofá, esta vez de dos plazas. Una pequeña chinchilla grisácea hace acto de presencia mientras sujeta su cabeza.

    —¿Quién eres tú y qué haces en mi guarida? —pregunta. A primera vista puedo notar sus ojos enrojecidos. Además, el tono de su voz es algo pastoso.

    —Descuida, es un amigo —interviene el minino, y después vuelve a dirigirse a mí—. No temas, no te haremos daño... además, ya estás muerto y todo eso.

    —¿Muerto? ¿De qué estás hablando?

    —Todos estamos muertos —interviene el chinchillo— y por eso estamos aquí.

    —Es una especie de recepción al más allá —sigue el minino, pero no puede terminar su argumento. En ese momento escuchamos un silbido provenir del cielo en este espacio infinito en que la luz y el sonido no existen. En las alturas aparece un pequeño punto de luz que se precipita hacia nosotros y cae justo entre los tres, generando una grieta en el suelo de vacío.

    —Pf... —dice la... eh?

    Pequeña figura antropomórfica con dos brazos y dos piernas. Mayormente amarilla. Dos enormes mandíbulas a modo de peinado (la última moda) y dos ojos rojos que irradian furia asesina. Lo que sería preocupante si no estuviéramos muertos, según el Gatito. Como sea, la recién llegada se levanta, da un vistazo a su alrededor y contiene un largo suspiro.

    —¿¡QUIÉNES SON USTEDES Y DÓNDE MIERDA ESTAMOS? —pregunta con calma y sosiego.

    La Chinchilla y el Minino se miran entre sí murmurando por lo bajo, indecisos sobre si contarle la historia o no. Nuestra última invitada no parece muy estable mentalmente y podría reaccionar de forma peligrosa ante...

    —Estamos muertos, todos.

    Los dos se me quedan viendo. Por el bien del argumento, pasemos a las presentaciones.

    —Mi nombre es Allister —se presenta el minino con porte regio—. Allister Maxinne Lupei Yggdmillennia di la Ferrata, pero pueden decirme simplemente...

    Gatito. Lo voy a llamar Gatito.

    —Todo sucedió mientras estaba en mi casa. Estaba navegando por Internet y de repente sentí mucha sed; fui a la cocina por algo de beber y caí por la ventana. Y esa es mi historia.

    Hay un pequeño hueco argumental en su narración, pero vamos a dejarlo pasar por ahora porque el chinchillo está hablando.

    —Yo soy Gol D. Krause —dice con orgullo— El próximo Rey de los Piratas... informáticos.

    Yay!

    —¿Cómo llegaste aquí? —pregunta Gatito.

    —Bueno, me quedé escribiendo hasta las seis de la mañana, tomé unas pocas pastillas para mantenerme despierto, pero creo que me equivoqué en la dosis porque caí desmayado...

    —¿Sobredosis?

    —No, me golpeé en la cara con el teclado y me rompí la nariz. Me ahogué en mi propia sangre...

    Not so yay!

    —¿Y tú? —pregunto a la última integrante quien se encoge de hombros.

    —Meri —responde—. Sólo Meri. Frente a un semáforo boludeando con el celular cuando un camionero pelotudo ignoró la luz roja y se subió en la acera. Lo siguiente es demasiado gore para contarlo.

    Los otros dos asienten y se me quedan viendo, esperando mi historia. ¿Qué quieren que les diga? Estaba revisando mis mensajes privados del foro cuando solté el volante por un momento y...

    —Causas naturales.

    Retomando el hilo

    —Pues sí, parece que todos estamos muertos, ¿pero qué hacemos ahora? —pregunta Gol.

    —Sólo podemos esperar —suspira Gatito— a que alguna deidad nos muestre el camino.

    —¿Esperar? —se queja Meri —imposible, estoy retomando ocupada.

    You know, si estamos en un limbo, tal vez no sea buena idea molestar a los dioses...

    —Date prisa y da las instrucciones, Dios vago.

    Quiero irme de aquí.

    —Los estaba esperando —dice una voz misteriosa, y un haz de luz ilumina el vacío para mostrar a un individuo sentado frente a una mesa negra. Gafas blancas que ocultan sus ojos, brazos verdes y un amplio sombrero de mariachi—. Adelante, tomen asiento.

    Nos sentamos a su alrededor y comienza a explicarnos el motivo por el que nos reunió.

    —Mi nombre es Joe Joe Baoh, Sumo Pontífice de la Iglesia de Yaahveltal, el sacerdote oscuro, el clérigo en las sombras cuyo deber es guiarlos para proteger este mundo de las maldades que lo asolan y lo afligen, para...

    —Menos paja —interrumpe la forra— ¿Qué hacemos aquí?

    —Explicar eso lleva su tiempo, pero ten paciencia; cuando termine de explicar, podrás entenderlo todo.

    Se los voy a resumir: caímos en un mundo paralelo llamado Failficslandia habitado por criaturas de bolsillo que no son pokémon (porque esta es una historia original). Todo era tranquilidad hasta que alguien provocó un desastre en la planta nuclear y la población empezó a desarrollar extrañas mutaciones, o algo así nos dijo el sacerdote. Yaahveltal, una de las cinco grandes deidades, anda desaparecida (no quiso decirnos a dónde fue) y por eso nos necesita para proteger a los no infectados y encontrar una cura para poder volver a nuestro mundo.

    —¿En resumen... —puntualiza Gatito.

    —...estamos en un Apocalipsis zombi? —termina Gol.

    —Y un Isekai. No olvides el Isekai.

    —¿Y quieres que salvemos el mundo? —pregunta la forra— ¿Y cómo vamos a hacer eso?

    —No lo sé —respondió sinceramente— pero mejor dense prisa porque estamos llegando.

    El suelo se abre bajo nuestros asientos. Meri, Gol y Gatito caen inesperadamente. Bajo mi asiento puedo ver lo que parece una ciudad en llamas, pero a diferencia de ellos, no estoy cayendo...

    Ah, olvidé decirlo. Parece que en este mundo soy una especie de fantasma esférico y tóxico. La buena noticia es que puedo volar. La mala es que, sin brazos ni piernas, lo único que puedo hacer es volar.

    Mientras tanto, el sacerdote oscuro mariachi me mira con reproche.

    —¿Qué haces aquí todavía?

    —Bueno, este subespacio es bastante acogedor, tú sabes... y la verdad como que no me gustan mucho las historias de zombis.

    —Kiwi —sentencia—, Baja a la maldita ciudad.

    —¡Tú no eres mi padre!

    Dejé el subespacio a regañadientes y descendí flotando a lo que parecía ser una ciudad en llamas. Meri, Gol y Gatito estaban rodeados por un ejército de cocodrilos azules, lo que de algún modo me pareció nostálgico.

    —Buen comienzo...

    Así dan inicio mis aventuras en este nuevo mundo que no es pokémon... con zombis. Ojalá sólo fuera la mitad de malo como suena.



    Merinare Gold JoJoBaoh Allister y Yáahl , menciones. Por ahí me falta Rein pero va pal próximo cap.
     
    • Gracioso Gracioso x 3
    • Borrashooo Borrashooo x 3
    • Reflexivo Reflexivo x 1
  2.  
    Pippia

    Pippia Medusa

    Acuario
    Miembro desde:
    5 Agosto 2018
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritora
    OH POR DIOS.
    Esto es una obra de arte.
    Es súper mega ultra absurdo, pero es genial. Me encanta. Es decir, es pokémon, con zombies.
    POKEMON CON ZOMBIES.
    (Una cosa que no sé al 100%: que yo sepa el plural de zombie es zombies, pero no sé si zombi y zombis está bien escrito, ya que se podría considerar un tipo de traducción, como pasar de football a fútbol.)

    Solo tengo una pequeña queja:
    No veo mal utilizar abreviaturas típicas de internet (si es que lo es, porque quizás fue que te confundiste al escribir xd), siempre que sean utilizados cuando unos personajes se están mandando mensajes o cuando están hablando. Sí, también digo cuando están hablando porque tengo más de un amigo que utiliza abreviaturas típicas de internet cuando habla, así que no me parece tan raro.
    Lo que pasa en este caso es que está puesto mientras el protagonista está narrando, lo cual te saca un poco de la historia. Además, si realmente es una abreviatura, no debe de ser muy utilizada, porque no la había visto en mi vida y no me puedo hacer ningún tipo de idea sobre lo que puede significar.

    Bueno, que la historia me ha gustado y que pienso leer los capítulos que siguen cuando los publiques.
     
    • De acuerdo De acuerdo x 1
    • Fangirl Fangirl x 1
  3. Threadmarks: Capítulo 2: Oh FAQ...
     
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    262
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Apocalipsis Zombi que también es un Isekai
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1754
    Este cap salió antes de lo que esperaba, así que lo subo de una vez. A partir de aquí seguramente se vuelva semanal.

    Muchas gracias Pippia por darle una oportunidad a esta historia. Yo me estoy divirtiendo mucho al escribirla.

    Yep, en español se omite la “e" para zombie y para zombies.

    Nvm=nevermind. Es de mis abreviaturas favoritas porque en minúscula (nvm) parece una carita feliz.

    Ummm sí. La verdad tampoco me parece bien usar abreviaturas, pero como en esta historia estoy tratando de reflejar la personalidad de los pjs lo más fielmente posible (incluyendo la mía) pos tengo que agregarle ese detalle, aunque no se vea bonito.


    Mientras esta cosa sigue. Espero que les guste.

    Capítulo 2: Oh, FAQ...

    Sobrevivir a la horda zombi, encontrar una cura a la infección y salvar el mundo de Failficslandia. Esa fue la misión que nos encomendó el Sacerdote Oscuro Mariachi. La única forma de volver a nuestro mundo era luchar, luchar y seguir luchando...

    ¿El problema? Bueno, ¿cómo decirlo? Nuestro equipo se compone de una chinchilla, un gatito, una encantadora burbuja de veneno y lo que sea que sea Meri. No somos el escuadrón más intimidante del mundo precisamente, en especial si nos comparan con nuestros oponentes: grandes, azules, feos y putrefactos. Al verlos de cerca puedo notar que sus mandíbulas son del tamaño exacto para comernos de un bocado a cualquiera de nosotros. Una graciosa coincidencia.

    Rodeados por nuestros enemigos, nos vemos forzados a retroceder, lo que no es del todo posible cuando nos tienen rodeados casi por completo.

    —¿Alguno de ustedes —pregunta Gatito— tenía alguna clase de habilidad de lucha o supervivencia antes de llegar a este mundo?

    —Considerando las formas en que morimos todos, no lo creo —responde la chinchilla que se rompió la nariz contra su teclado.

    Ajena a nuestra discusión táctica, la forra ha tomado posición al frente de los crocos con expresión seria. Alarga su pequeño brazo hacia una larga varilla de hierro que se encontraba convenientemente en el suelo.

    —No es la primera vez que me enfrento a ustedes —declara al tiempo que hace girar la varilla en sus manos para sostenerla como una katana—. Vengan, zombis, y los mataré de nuevo.

    [Meri se ha equipado una vara de hierro]
    [El ataque de Meri subió un poco!]

    Levanta su recién equipada arma con ambos brazos sobre su cabeza ante las miradas expectantes de Gol y Gatito, preparada para ejecutar un corte mortal, cuando me doy cuenta de que empieza a temblar y poco a poco se inclina hacia atrás.

    [La velocidad de Meri ha bajado mucho!]
    [La defensa de Meri ha bajado mucho!]
    [La defensa especial de Meri ha bajado mucho!]

    Y... finalmente cae de espaldas. Yep. Estamos bien muertos.

    —¡Corran! —grita el chinchillo. Gatito y Meri se apresuran a obedecer. Nos movemos a prisa entre los escombros, cruzando entre callejones para perder a nuestros perseguidores, pero son demasiados y parecen salir de todas partes. Aunque son relativamente lentos (la carne putrefacta no se mueve muy rápido) mis tres compañeros tienen piernas cortas y empiezan a cansarse rápido. Yo puedo seguirles el ritmo flotando pero llegará el momento en que no puedan resistir más, y cuando eso pase...

    —Necesitamos un plan —les digo, deteniendo mi vuelo—. Una forma de neutralizar a esos zombis.

    —¿Alguna idea? —pregunta el chinchillo. Gatito alza educadamente su pata derecha.

    —Bueno, es sabido por todo el mundo que a los zombis debes dispararles en la cabeza.

    —Lo que sería una gran idea si tuviéramos armas.

    —Fuego —exclama esta vez— ¡Y mucho!

    —No lo sé —responde Gol—. Su tipo agua debe darles resistencia.

    Mi única idea en cambio es dejarlos aquí y elevarme a un lugar seguro, pero en cuanto ese pensamiento cruza mi mente, las palabras del Sacerdote Oscuro resuenan en mi cabeza.

    «Kiwi, salva la maldita ciudad»

    Inspiradoras palabras.

    —Eu, eu —interviene la forra—, mientras discutían cosas sin sentido los Crocos edgy nos atraparon.

    Meri tiene razón: al menos treinta de esas cosas han formado un círculo alrededor de nosotros, abriendo sus fauces para exhalar su aliento vomitivo. Si no hacemos algo pronto, nos convertiremos en parte de ese aliento.

    —¿Alguna idea? —les pido— La que sea, una buena...

    —Oh, Faq... —suspira Gol. Gatito, como todo un caballero inglés, se horroriza y contiene una exhalación con una patita en la boca.

    —Compañero Gol, entiendo tus sentimientos, pero cuida tu lenguaje.

    Eso, estamos en horario infantil.

    —No, quiero decir FAQ. Como en Frecuently Asked Questions.

    Ok, ahora de verdad no sé de qué hablas.

    —Es cierto —puntualiza Gatito— En los juegos y demás es una sección de ayuda para novatos que responde preguntas comunes. ¿Pero qué tiene que ver con nuestra situación?

    —Bueno, me metí al menú desplegable en mi cabeza y descubrí que en este mundo podemos realizar ataques(?)

    —¿Un menú desplegable? — pregunta la forra— ¿Tenemos algo tan conveniente en nuestra cabeza?

    —Es cierto —responde Gatito con la mirada ausente, como si estuviera leyendo algo frente a sus ojos—. Sólo tienen que concentrarse, yo también lo veo.

    Convenientemente Isekai. Al fin algo que podemos usar. Me concentro por un momento y veo aparecer un pequeño menú en mi campo de visión.

    [Pelear]
    [Huir]
    [Objetos]
    [Borrar Partida]

    Huir. Huir. Huir... esta mierda está bloqueada.

    —¡Lo tengo! —dice Gatito— ¡Encontré un movimiento!

    Sin perder el tiempo en explicaciones, salta al frente para protegernos de los crocozombis. Los mira fijamente y un suave destello azulado aparece en su ojo derecho. Las feas bestias son impresionadas por él y un extraño brillo azul las cubre.

    [Allister ha usado Malicioso!]
    [La defensa de los Croconaw ha bajado!]

    ¡Genial! ¡Ahora podremos vencerlos fácilmente!

    —¡Vamos, tenemos que atacar!

    —¡Yo me encargo! —exclama Gol chocando sus puños, los cuales emiten un intenso brillo dorado. Aún a la distancia puedo sentir la poderosa corriente de electricidad que recorre el cuerpo de nuestro amigo roedor. Orbes multicolores de luz envuelven sus afelpadas manos y, con un grito de determinación, se lanza hacia adelante para embestir a un zombi con ellas.

    [Gol ha usado Refuerzo!]
    [Gol está listo para apoyar a Croconaw!]

    Wait, wat?

    Sus pequeñas patitas quedan atrapadas en la carne putrefacta. El chinchillo forcejea con desesperación, pero no puede liberarse, y mientras lucha en vano, el enorme zombi lo sujeta de la cabeza y empieza a girar su cuerpo su cola emite un inquietante resplandor.

    —Esto se pondrá feo.

    [Croconaw usa Cola Dragón!]

    Lo siguiente... es un poco difícil de asimilar. Chinchillo es bateado como un home run y sube por el cielo hasta convertirse en una estrella fugaz. En este momento no sé si está vivo, muerto o siquiera en estado sólido.

    En cualquier caso, con un miembro menos en nuestro equipo...

    —¿¡Cómo funciona esta cosa!? —expresa Meri su confusión para abrir el menú. Bien, DOS combatientes menos.

    Gatito sigue lanzando destellos maliciosos a los zombis, pero su coqueta mirada no parece ser de mucha ayuda para vencerlos.

    —¡Vamos a morir! —grita presa del pánico— ¡Vamos a morir de nuevo!

    La situación es desesperada pero tengo que luchar. Soy la última línea de defensa y depende de mí que salgamos con vida... los tres que quedamos.

    El menú de inicio responde a mi voluntad. Abro la pestaña de ataques en un instante; gracias al Malicioso de Gatito, los zombis deben ser muy frágiles ahora mismo. Cualquier ataque debería bastar.

    ¿Eh? Esto... bueno, el menú de ataques es bastante completo: aparece el nombre del ataque, su potencia, su efecto e incluso viene con una pequeña animación que explica su funcionamiento. Todo eso está muy bonito, pero...

    [Movimiento: Lengüetazo]
    [Potencia: 30]
    [El usuario ataca con su lengua cubriendo al oponente. Puede causar parálisis]

    La animación de muestra es muy sugerente... la verdad no quiero que los chicos me vean haciendo eso, ¿Qué van a pensar de mí?

    —Oye, ¿todo bien? ¿Ya descubriste cómo activar esto? —pregunta Meri. Finjo que no la escucho mientras busco otro ataque, debe haber algo más, algo que no sea tan...

    [Movimiento: Lengüetazo]

    Vamos, otra cosa.

    [Movimiento: Lengüetazo]

    Oh, FAQ... no me avergüences con la gente cool...

    [El usuario ataca con su lengua cubriendo al oponente. Puede causar parálisis]

    ¡No quiero lamer esas cosas podridas!

    —¡Kiwi, haz algo! ¡Lo que sea!

    Gatito está acorralado. Gatito necesita mi ayuda...

    [El usuario ataca con su lengua envolviendo al oponente. Puede causar parálisis]

    Tuvo una buena vida y no la aprovechó.

    —¡Keeeeweeeeee!

    Debo pensar en una buena excusa para dejarlo morir. Algo como que mi único movimiento puede lastimarlos a todos, algo que no me haga quedar mal.

    [Puede provocar parálisis]

    Fue divertido mientras duró.

    Splash.

    Escucho algo explotar como un globo cerca de mí. Me giro para ver y encuentro un zombi lagarto... o algo parecido. La parte de arriba sin duda es un zombi, pero la de abajo ha desaparecido. Medio zombi es una descripción más acertada.

    Splash, splash.

    El sonido se repite y la verdad es algo gracioso. Los zombis comienzan a explotar unos tras otros y noto algo moviéndose entre ellos, una pequeña silueta que se cubre de sangre. Forma bípeda, baja estatura, un peinado de mandíbulas en su cabeza... sip, es Meri.

    [¡Meri usa Juego Rudo!]

    Por el bien de la clasificación, voy a saltarme la descripción de lo que estoy viendo ahora. Sólo puedo decirles que la parte de Rudo es mucho mayor que la de Juego. Y que Sanguinario o Violento serían adjetivos más precisos.

    —Allister —comento a Gatito— Hazme un favor.

    —¿Qué cosa?

    —Si por alguna razón una de esas cosas me muerde y me convierto en un zombi... por favor, mátame antes de que lo haga ella.

    —Muy bien... tú también promételo.

    Unos minutos después, la masacre ha terminado.

    —Bue, ya aprendí a abrir el menú. Ahora podemos encargarnos de esas cosas.

    Y todos vamos a dormir más tranquilos, sí.

    —¿Y Gol? —pregunta el minino— ¿Alguien sabe dónde está?

    —Se convirtió en una estrella y ahora nos cuida desde el cielo.

    Mi explicación no los convence, así que dejamos atrás el encantador patio de juegos de Meri y partimos en busca de nuestro compañero caído... o elevado. Si cayó al suelo luego de eso no va a ser una imagen muy agradable de ver.

    Un grito femenino llama nuestra atención. En el futuro cercano esa voz nos llevará a nuestro primer encuentro con un dragón, un doctor, y posiblemente la única cura posible para la infección zombi, pero por ahora centramos nuestros esfuerzos en la búsqueda de nuestra estrella fugaz.
     
    • Borrashooo Borrashooo x 3
    • Gracioso Gracioso x 2
  4.  
    Pippia

    Pippia Medusa

    Acuario
    Miembro desde:
    5 Agosto 2018
    Mensajes:
    204
    Pluma de
    Escritora
    ¡No! Pobre Gol. Gol no se merecía eso. Espero que esté vivo. Aunque bueno, sobrevivir a eso no es algo muy posible, pero esta historia es una locura, así que supongo que todo es posible xd.

    Tengo curiosidad por saber quien es esa chica y cómo les va a ayudar. Tengo la sensación de que va a ser un personaje interesante.

    También tengo que decir que me ha gustado esa mecánica de videojuego de tener las opciones de atacar, huir y todo eso. He leído algunas historias cortas que tienen esa mecánica, y casi siempre me encantan.

    Solo tengo dos detalles que comentar:
    Esto también aparecía en el capítulo anterior, pero no me di de cuenta. No existe una palabra para referirse a una chinchilla macho. Simplemente se le dice chinchilla macho. Es como decir tortugo, esa palabra no existe. Podrías poner "grita la chinchilla macho", o si eso queda demasiado raro simplemente pones la chinchilla sin especificar o pones su nombre.
    Creo que aquí se escribiría así:

    "y empieza a girar su cuerpo. Su cola emite un inquietante resplandor."

    Bueno, que como ya dije la primera vez, me está gustando. Espero leer el próximo capítulo la semana que viene :D.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  5.  
    Allister

    Allister Beta-reader Beta Reader Sobresaliente

    Virgo
    Miembro desde:
    3 Enero 2017
    Mensajes:
    165
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Ahh carajo, como es de bueno leer algo así. Una lectura ligera, divertida, y que se toma enserio así misma ... ok eso último no :P Que te puedo decir, me ha sacado una que otra sonrisa este escrito, no había comentado el primer capítulo porque aun no había asimilado bien este gracioso sin sentido, pero este segundo cap ya me pareció mas entendible. Sin más que decir espero el siguiente capitulo de las aventuras de este particular grupillo. Saludos Wiki.
    PD: Espero que "Gol" esté bien
     
    Última edición: 12 Septiembre 2018
    • Fangirl Fangirl x 1
  6. Threadmarks: Capítulo 3: La trampa de las hadas
     
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    262
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Apocalipsis Zombi que también es un Isekai
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    1500
    Holi.

    Funfact: en la tierra zombi de Failficslandia las semanas tienen 16 días, así que técnicamente estoy cumpliendo mi palabra.

    Es que Gol no es precisamente muy macho que digamos, así que ponerle así sería raro.

    Yep. Mala mía. Ahorita lo edito.

    Si empiezo a tomarme en serio esto va a acabar como todo lo que escribo: con alguien despertando un mangekyou sharingan.

    Gracias por sus comentarios y por seguir leyendo esta historia. El cap de hoy estuvo algo corto, pero no quería extenderme demasiado o dejo con casi nada al siguiente. Quería etiquetar a los pjs de nuevo, pero con un user hablo casi sólo por discord y no me acuerdo de su nick, so... Nos vemos.


    Capítulo 3: La trampa de las hadas



    —¡Gold! ¡Gold!

    ¿Qué soy en verdad? ¿un humano? ¿un fantasma?

    —¡Gold! ¡Gold!

    Quiero decir, los fantasmas saben hacer muchas cosas: posesiones, telekinesis, cambian de forma… algunos disparan rayos. Seguro puedo hacer algo más que lamer.

    —¡Gold! ¡Gold!

    O tal vez soy simplemente una burbuja de gas venenoso. Una solitaria burbuja perdida en el caos de este apocalipsis zombi.

    —¡Gold! ¡Gold!

    Es una horrible forma de reencarnar en un mundo paralelo. Al menos los otros tres tienen extremidades.

    —¡Gold! ¡Gold!

    Oh, por dios, ¿pueden callarse? Estoy tratando de deprimirme mientras recorremos la ciudad buscando a Gol. Gatito y Meri no pierden la esperanza, pero dudo mucho que el chinchillo pueda escucharnos desde la estratósfera.

    —¡Gold! ¡Gold!

    —La voz venía de esta dirección —comenta Meri pensativa— Tal vez alguien lo encontró.

    —Pero, ¿por qué escuchamos un grito?

    —Tal vez por el horror de verlo convertido en una mancha viscosa en el suelo…

    Estos dos no tienen sentido del humor.

    —No pensemos lo peor. Sigamos buscando, ¡Gold!

    Gatito persiste en su intento y Meri empieza a llamarlo también. Sus miradas de reproche me obligan a imitarlos. Me sorprende que con tanto escándalo no se haya formado una horda zombi alrededor de nosotros, pero las calles están vacías. Se lo comento a los otros dos.

    —Tienes razón —dice Meri—. No pudimos acabar con todos.

    Gatito vuelve a su aire intelectual y señala:

    —En los juegos, estos momentos de calma sin enemigos suelen ser una pausa antes de que aparezca un boss. Debería haber un punto de guardado por aquí, en caso de que nos maten.

    ¡Yay! No pensemos lo peor. Hablando en serio, la única opción en el menú es la de borrar partida, y estoy seguro de que no quiero hacer eso.

    El viento se levanta. Escuchamos un murmullo en la lejanía.

    —Guarden silencio —dice la forra—, algo viene.

    La tensión crece en el ambiente cuando nos miramos unos a otros a la espera del jefe final, que no tarda en presentarse. Ante nuestros ojos aparece una abominación blanca que emite un tenue resplandor, como si fuera radiactivo. Tiene forma cuadrúpeda y un lejano parecido con un zorro… o un perro, o un alien. Un perro alien sería más acertado. Sus ojos son como luces de neón azules, y en sus orejas y patas su pelaje se vuelve rosado. Hay una especie de lazos alrededor de su cuello que mueve como si fueran tentáculos.

    Meri alza sus pequeños puños en actitud desafiante. Gatito está paralizado de miedo y se esconde detrás de nosotros... esa cosa nos va a matar.

    —Saludos —dice con su voz melodiosa—, hace mucho tiempo que no veía a alguien sano… si es que aún lo están.

    Agita sus lazos en el aire, como si pudiera sentir nuestra esencia con ellos… eugh, ¿eso está hecho de carne? No vayas a tocarme con esos apéndices.

    Tras unos segundos de duda, retrocede y asiente con la cabeza. Entonces nos da la espalda.

    —Soy Doc, de la especie Sylveon. Por favor, vengan conmigo.

    —El boss nos invita a su guarida... ¿qué hacemos?

    —Tal vez activamos un evento —me responde Gatito.

    —¿De qué están hablando ustedes dos?

    Personalmente creo que deberíamos huir ahora que nos da la espalda, pero Gatito quiere seguir a Doc y Meri está de acuerdo, así que allá vamos. Si pasa algo malo, espero que el perro alien sea tan débil como parece.

    —No nos hemos encontrado con ningún zombi por un tiempo —comenta la forra— ¿Sabes algo al respecto?

    —He levantado una barrera alrededor de esta zona para mantener lejos a los zombis —se jacta el perro alien—, un hechizo simple pero inquebrantable.

    —Muy interesante —miente Gatito— ¿Podrías contarnos más?

    —Por supuesto. En primer lugar, los zombis son completamente ciegos, y también carecen de sentido del olfato, así que sólo perciben su ambiente por el sonido.

    —Tiene sentido —responde Gatito—, porque la nariz y los ojos se pudren más rápido.

    —Ehhhh, pero si son ciegos, ¿Por qué los afecta la mirada con brillitos Gatito?

    —No me interrumpas —soy regañado— lo que les estoy diciendo podría salvar sus vidas así que presten mucha atención. Lo más importante sobre las barreras es...

    ¿Saben? Cuando discutía con mis amigos sobre los apocalipsis zombi, hablábamos de lo genial que sería hacer la coreografía de Thriller. Es una putada que ahora que tengo la oportunidad, no tengo brazos y piernas para bailar.

    Seguimos avanzando y veo algo brillante colgando de un poste de luz inclinado. Parece una bonita estrellita. No tengo manos para sujetarla ni bolsillos, así que extiendo mi lengua para tomarla y ocultarla en mi boca. Sabe a trama.

    —En fin —concluye su explicación—, ¿qué hacen ustedes aquí?

    —Buscamos a un compañero —dice Meri—. Nos separamos de él cuando nos atacó la horda zombi. ¿No lo has visto?

    —Separarse es lo peor que pueden hacer cuando los atacan, ¿cómo sucedió?

    Por el honor de Gol será mejor que omitamos eso.

    —Creemos que puede estar por aquí —interviene Gatito—. Tiene más o menos mi estatura, pelaje gris...

    —Hablando de eso, este perro alien es más grande que cualquiera de nosotros, aunque todavía más pequeño que los crocozombis.

    Oh, FAQ. Lo dije en voz alta. Ahora me está mirando mal.

    —Eso es porque somos de especies diferentes — responde cortante—. Eso nos da características únicas y habilidades.

    —Vaya, no me había dado cuenta —dice la forra. Gatito levanta sus orejitas con curiosidad.

    —Espera un momento, ¿Dijiste habilidades? ¿Como en un juego?

    —Por supuesto. Son libres de consultarlas en su menú.

    —El Sacerdote Oscuro Mariachi no nos dijo nada de eso —se queja Meri.

    WTF, ahora que lo pienso, ese título suena bastante estúpido.

    —Ya puedo verlo —dice Gatito—. Aparece junto a la descripción de mi especie... Soy un shinx... mi habilidad es Agallas.

    Jajajajajajajaja... No.

    —Sigo yo —Meri activa su menú—. Especie: Mawile. Habilidad: Intimidación... Eso no pega conmigo.

    —Si pega, y mucho.

    —Dije que NO pega conmigo.

    Kueee.

    Ahora ambos me miran. Honestamente, luego de conocer mi último ataque no quiero saber qué me espera como habilidad, pero no creo que me dejen ir sin responder.

    —Veamos. Especie: Gastly.

    Empezamos mal.

    —Habilidad... Levitación. Espera, ¿qué?

    Eso suena inesperadamente normal. Es más, hasta parece útil.

    —interés Ante... —deduce Gatito— significa que has estado usando tu habilidad de forma pasiva todo este tiempo, y es una muy buena. Con ella puedes alejarte de los zombis y atacar desde las alturas.

    —¡Yay!

    —¿Puedes levitar algo aparte de a ti mismo?

    Esa es una buena pregunta. Me concentro en el perro alien y trato de levantarlo con mi fuerza mental por el cuello, como cuando me muevo flotando, pero no está funcionando. Ahora me mira con cara de sospecha.

    —No sé qué estás tratando, pero la habilidad Levitación sólo sirve en el propio usuario.

    —Not so yay.

    —Entonces —resume la forra—. Lo único que puedes hacer es ayudarte a ti mismo a escapar, como siempre, ya que ni siquiera tienes ataques.

    —...

    —Y no puedes hacer levitar a otros ni levantarlos porque no puedes tocar nada al ser una burbuja.

    [Meri ha usado Mofa]

    [¡Es muy eficaz!]

    ¿Dónde estaba esa opción? Borrar partida... La próxima vez que aparezca en un mundo paralelo, espero ser algo mejor que un fantasma. Y quiero mi harem.

    —¿Y tú? —la conversación sigue— ¿Qué habilidad tienes, Doc?

    —Fufufu, lo mantendré en secreto por ahora, pero puedo asegurarles que se sorprenderán cuando la vean, si es que aún no lo han notado.

    Apuesto a que tiene que ver con ese extraño brillo que lo rodea. Cada vez me agrada menos y menos este perro alien. Tal vez sí sea un boss como sugería Gatito al principio, pero ahora...

    —¿Cuánto tiempo llevas enfrentando a los zombis tú sola?

    So sad.

    —Desde el principio —declara con aire serio—. Cuando Failficslandia era un hermoso lugar con un futuro de esperanza brillante. Antes de que ellos llegaran y lo convirtieran en cenizas.

    —¿Ellos?

    —Les contaré todo, nomas preocupen, pero adentro —se detiene ante una edificación en mal estado—. Ya llegamos, este es mi refugio y mi corte.

    La puerta de hierro oxidado se abre para permitirnos acceso. Con algo de duda, nos adentramos en el territorio del sylveon sin saber qué nos espera.

     
    Última edición: 23 Septiembre 2018
    • Me gusta Me gusta x 3
    • Adorable Adorable x 1
    • Creativo Creativo x 1
  7.  
    Gold

    Gold Beta-reader Beta Reader Notable

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Junio 2010
    Mensajes:
    142
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Gol no está, Gol se fue
    Gol se escapa de mi vida ok lo último no porque Gol vale madre (?

    NO, ESA CORONA NO, NO AUCILIO(?)

    La verdad es que amo leer el apocalipsis zombie que también es un Isekai porque es tan relajado y tan ameno que me puedo desconectar del mundo sin pena y reírme, hasta me olvido que tengo proyectos en progreso por un momento (?).

    Amo ese tono desenfadado, y recordemos niños que los mankyo sharingan son malos, no vean a Tim Burton (?).

    Bien, después de tres capítulos tenía que comentar algo, lo que sea, ahora que Gol está perdido en el espacio y el perro alien ha aparecido en escena, y Meri reafirma su masculinidad entre los miembros del grupo siendo la única útil (?).
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  8.  
    Allister

    Allister Beta-reader Beta Reader Sobresaliente

    Virgo
    Miembro desde:
    3 Enero 2017
    Mensajes:
    165
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Este cap la verdad no nos ha dicho mucho, esperaba alguna trama hilarante o alguna batalla creo que ha servido para presentarnos a Doc Sylveon, espero en el próximo haya más acción y encontremos al pobre Gol , quien sabe en que situación se encontrará. Saludos Kiwi, no seguimos leyendo.
     
    • Fangirl Fangirl x 1
  9.  
    Merinare

    Merinare Beta-reader Beta Reader de Honor

    Sagitario
    Miembro desde:
    8 Julio 2018
    Mensajes:
    68
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Te juro, estos capítulos flasheros son mi cafeína de cada día cuando llego de laboral a las doce de la noche y necesito sacar una carcajada.
    Algo te tenes que fumar antes de sacar estas cosas, no me engañes. Lo más divertido de todo es que realmente no podes sacar una review seria de esto. Solamente que Meri es casi igual de condescendiente con el protagonista como lo es en la vida real.

    Dios mio. Nunca mas uses el voseo en tus historias, sos malísimo.
    La comedia es re inocente, a quien queremos engañar. Probablemente es lo que la hace divertida, no necesitas pensar mucho y quemarte la cabeza porque la trama es re tonta y hacerla complicada arruinaria el efecto. Aunque tenes que aprovechar para hacer un chiste sobre eso.
    Y hacer referencias absurdas burlándote de nuestras historias.

    Estoy shockeada de que todavía no lo hayas hecho.
    Si, es casi tan facil leerlo como dejar review, tan simple como empezar a escribir la primera pelotudez que se te venga a la cabeza porque estoy segura de que vos estás haciendo lo mismo con esta historia, que usando tus palabras "se escribe sola"

    Las reviews tambien.
    Y no, no voy a dejarte review de Glass porque me fallaste y no subiste capítulo.
    Jodete.
    Jaja salu2.-
     
    • Sad Sad x 1
  10. Threadmarks: Capítulo 4: Creí que esto era una historia de comedia
     
    Kiwi

    Kiwi Beta-reader

    Aries
    Miembro desde:
    27 Febrero 2018
    Mensajes:
    262
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    Un Apocalipsis Zombi que también es un Isekai
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Comedia
    Total de capítulos:
    4
     
    Palabras:
    2261
    Volví de vuelta. Laik a zombiiiiiiiii

    Gold desafortunadamente, falta todavía un poco para que veamos de nuevo a Gol, pero no será mucho. Aguante el mangekyo sharingan

    Allister sip, este capítulo 3 era una especie de preparación para el 4, por eso no pasó gran cosa.

    Merinare Lee mis vidrios de amor, so forra.


    Capítulo 4: Creí que esto era una historia de comedia

    Seguimos al perro alien al interior del edificio, una encantadora ruina de muros agrietados y techos caídos que ofrecía poco o ningún refugio contra los zombis. Además de esa falla de diseño, llama mi atención la nada sospechosa puerta al fondo del pasillo con un enorme cartel de «Prohibido el Paso». Meri observa la puerta con aire de sospecha, y un momento después me pregunta con un susurro.

    —¿Por qué tiene una habitación como esa?

    —No será por los zombis. No creo que sepan leer.


    Gatito va algunos pasos adelante hablando con Doc, así que no hay peligro de que nos escuchen.

    —Hay algo que no me cuadra de todo esto, creo que nos está ocultando algo.

    —Yo también lo pensé. Creo que Doc es macho.

    —¡No hablaba de... bueno, eso también.

    —¿Y Allister?

    —Es un caso perdido.

    —Un lugar acogedor, sin duda —seguía diciendo Gatito—. En este espacio se siente un aura de paz.

    —¿Esas cosas en el suelo son pedazos de piel de pikachu?

    —Cállate Kiwi.

    Ojalá que Gol siga en la estratósfera.

    El pasillo termina y llegamos a una estancia. Por el bien de la audiencia, voy a omitir la descripción de la agonizante criatura que se retorcía sobre la mesa inclinada de tres patas, y el modo en que Doc lo levantó con sus listones de carne para lanzarlo al otro extremo de la sala. Espero que esa cosa no haya tenido deseos de volver a caminar.

    —Lo siento, chicos, no he tenido tiempo de limpiar... Tomen asiento.

    El caballero inglés dentro de Gatito empieza a sudar. Incluso Meri aparta con el pie las pieles secas antes de sentarse en el suelo. Qué suerte que puedo flotar.

    Perro alien toma posición en la cabecera, lo que de algún modo me recuerda a alguien.

    —Empecemos... Uno de ustedes mencionó al Sacerdote Oscuro Mariachi.

    —Es cierto —responde Gatito—, Joe Joe Baoh fue quien nos mostró el camino hacia aquí.

    —Así que sigue vivo...

    —¿Lo conoces? —pregunta la forra.

    —En el pasado, pertenecimos a doctrinas diferentes, rivales... y enemigas. Hablo de los tiempos en que Failficslandia aún era un lugar prometedor.

    —¿De qué posturas hablas?

    —El Blanco y el Negro, la magia y ciencia, las dos aves del infortunio... al final, ninguno de los dos bandos pudo parar la catástrofe.

    —Según nos contó —prosigue Gatito—, la invasión zombi comenzó cuando estalló la planta nuclear.

    Perro alien emite una risita.

    —Así que ese es el alcance del entendimiento del viejo Baoh... los seguidores del Cuervo Blanco siempre fueron unos ingenuos. ¿Y ustedes creyeron su palabrería sin más?

    Gatito y Meri desvían la mirada y yo también me siento un tanto culpable.

    —Es verdad que la planta nuclear tuvo que ver, pero el origen de los zombi es un asunto mucho más complicado. Una mente cerrada como la suya no podría entenderlo, porque todo lo que es demasiado complejo es considerado magia para ellos, pero yo he estudiado la composición de los zombis a fondo para poder combatirlos de modo eficaz.

    —Ya veo —comenta Gatito—, no te llaman Doc por nada.

    —¿Qué tanto sabes sobre los zombis? —pregunta la forra.

    —El virus que los controla posee extrañas facultades: anula su raciocinio y sus funciones físicas, además de despertar un instinto feral en ellos hacia cualquier forma de vida...

    Y... a partir de aquí se pone aburrido. Vaya que este tipo disfruta oírse hablar a sí mismo, y con lujo de detalles, sobre sus conocimientos de zombi. Meri empieza a inclinar la cabecita por el sueño, Gatito escucha atentamente y hace preguntas de cuando en cuando. Si mantengo la mirada seria y asiento un par de veces, no se darán cuenta de que no entiendo nada de lo que hablan.

    —¿Y cómo funciona la barrera que creaste alrededor de la ciudad? —pregunta Allister. Doc extrae de algún lugar una pequeña caja de vidrio perfectamente sellada con una estrellita en su interior.

    —Esto se llama Revivir, un mineral del subsuelo de Failficslandia con una gran cantidad de energía vital en su interior. Como ya les dije, los zombis sienten una poderosa atracción hacia la vida, así que esta piedra les resulta irresistible.

    —No entendí nada —responde la forra—, si esa cosa es un imán de zombis, ¿por qué la tienes en tu refugio?

    Mmm...

    —Esta de aquí está sellada al vacío, pero tengo muchas más dispersas en puntos estratégicos de la ciudad. Los zombis van a sus ubicaciones, pero los Revivir son inaccesibles para ellos en su nulo intelecto, así que se rinden al poco tiempo y se mueven a otra ubicación —suelta otra risita—, y nunca se acercan hacia aquí. Es el plan perfecto.

    —Ya veo, increíble... —suspira Gatito.

    Mmm...

    —¿Y si alguna de estas cosas se cae de su lugar o alguien se la lleva?

    —En el hipotético caso especulativo de que algo así pudiera suceder, seguiríamos a salvo. Los zombis rastrearían las ubicaciones con Revivir lejos de aquí. Para llegar a nosotros, alguien tendría que traer una de esas y extender su esencia hasta aquí. Entonces los infectados nos rodearían para matarnos a todos.

    ¡Claro! Ya lo recuerdo. Esa cosa la he visto antes. Extiendo mi lengua para mostrarles una pequeña estrella igual a la del perro alien sobre la mesa.

    —¿Entonces esta cosita se llama Revivir? Ha pasado tanto tiempo desde el último capítulo que olvidé que la tenía, kek.

    Las expresiones de los tres son una mezcla de desconcierto y estupefacción.

    —Kiwi...

    —Eres un...

    ¡Boom! La pared detrás de mi explota y deja ver un numeroso grupo de zombis al otro lado. Parecen ositos de peluche... con una luna en la frente, y medio podridos.

    —Vonytho...

    Se lanzan contra nosotros, pero Doc libera un extraño viento rosita usando sus listones y los manda a volar, al menos por un momento.

    —¡De prisa, huyamos!

    Lo seguimos a través de los pasillos en mal estado, pero los ositos zombi se reagrupan para atraparnos. En el camino, Meri va derribando objetos como estanterías con tubos de ensayo y modelos disecados para entorpecer su avance. Doc trata de protestar, pero no tenemos mucho tiempo.

    —Tienes un curioso sentido de la decoración —comenta Gatito. Doc nos guía hacia la puerta oxidada y nos refugiamos en la habitación. Al otro lado hay una especie de laboratorio con toda clase de instrumentales, así como herramientas de tortura. En el fondo, encadenado a un escritorio, hay un pequeño zombi negro y azul que torpemente trata de mover sus patitas para manipular un bolígrafo sobre una hoja.

    —¿Qué... qué es esto?

    —Es la única forma de ponerlo a trabajar —responde Doc, pero hay muchos cadáveres y zombis aún en movimiento a su alrededor. Siente nuestras miradas acusatorias sobre él y se pone a la defensiva.

    —¡Adelante, piensen lo que quieran! ¡Los seguidores del Cuervo Blanco no lo entenderían, siempre enfrascados en sus discursos sobre la magia y la amistad, y la magia de la amistad, y por eso murieron todos! Pero yo... Yo creo en el poder de la ciencia, en el conocimiento, y sé que si no conocemos a nuestro enemigo nunca podremos vencerlo. Por eso investigo a los zombis, para encontrar la forma de derrotarlos, ¿inmoral? Tal vez, pero...

    ¿A qué viene esa confesión improvisada? I mean, nadie le preguntó nada...

    —¡LA HISTORIA ME ABSOLVERÁ!

    —Mira —trato de decir en tono conciliador—, no nos importa si te gusta jugar con los zombis, I mean, todos tenemos nuestros secretos raros. No vamos a odiarte por eso.

    Ya tenemos motivos.

    —¿D-de de verdad?

    —Ajá —añade la forra—. Si no echamos a Kiwi del grupo, no te echaremos a ti.

    Muy bien Gatito, ya te allanamos el camino. Es tu turno para acabar el discurso motivacional con una frase demoledora y...

    —Z-z-z-z...

    ¿Wat? Gatito está temblando con una mirada aterrada.

    —¡Z-Z-Z-Z-ZOMBIEEEES!

    Nos alcanzaron. Los ositos de peluche zombi derriban la pesada puerta de hierro, no me pregunten cómo, y empiezan a entrar en gran cantidad. Meri y Doc toman posición de inmediato y empiezan a repelerlos con sus mejores ataques.

    [Meri usa Juego Rudo!]

    [Doc usa Fuerza Lunar!]

    Por el bien del argumento, hay un enorme hueco en el techo del laboratorio por el que se filtra suficiente luz de luna, la cual se convierte en un enorme puño arcoiris que aplasta a los ositos.

    —¡No se queden sin hacer nada, peleen! —nos grita el perro alien. Gatito toma posición y empieza a mirar a los zombis.

    [Allister usa mali...]

    —Bah, no te esfuerces —interrumpe Meri—, esos dos son re inútiles.

    [Meri ha usado Mofa]

    Gatito cae de rodillas.

    [Allister no puede usar Malicioso por culpa de la forra!]

    Los zombis siguen llegando, cada vez más y más. Doc empieza a levantarlos con sus listones y lanzarlos unos contra otros, Meri reparte golpes entre la multitud, pero son demasiados para ellos dos solos. Tenemos que luchar, como los dos únicos hombres del grupo, tenemos que hacernos valer...

    [Movimientos: Lengüetazo]

    Jódete FAQ... y Gatito...

    —Vamos a morir, vamos a morir todos...

    Nuestro estimado caballero inglés se retuerce en posición fetal. ¿No se supone que su habilidad le daba agallas? Ni siquiera puede usar su ataque por culpa de Meri...

    Culpa de Meri...

    Una idea cruza mi mente. Abro la pantalla holográfica del FAQ frente a mis ojos.

    —¡Hey! ¿Por qué Meri tiene más ataques que nosotros?

    [Un pokémon puede aprender ataques si sube de nivel]

    —¿Estás diciendo que Meri tiene más nivel que nosotros?

    [Ci]

    —¡No es justo! ¡Dame ataques a mí también!

    [Ño >:c]

    —¿Con quién está hablando su amigo el fantasma?

    —¡Dame poderes, y también a Gatito!

    [...]

    Esta cosa se está burlando de mí. Tal vez sea una pequeña burbuja de veneno sin extremidades ni sentido común, pero no dejaré que un estúpido panel de control se burle de mí. Con decisión, realizo el único ataque en mis capacidades.

    [Kiwi ha usado Lengüetazo!]

    La pantalla holográfica del FAQ se retuerce cubierta de saliva.

    [FAQ está asqueado, tal vez no se quiera mover!]

    —¿Seguro? —amenazo agitando la lengua.

    [...]

    [Kiwi ha aprendido un nuevo movimiento!]

    Así me gusta. Veamos qué puedo hacer...

    La batalla continua. Meri es lanzada contra una mesa y tarda un momento en levantarse. Doc es rodeado con facilidad y me mira con alarma.

    —¿Puedes hacer algo?

    —Eso intento, pero son demasiados...

    Busco por toda la habitación algo que nos sea útil. Mi instinto me dice que debo provocar un incendio, pero de alguna forma siento que ese camino es peligroso...

    Y finalmente lo encuentro.

    Vuelo a toda velocidad hacia donde se encuentra Gatito. Lo obligo a levantar la cabeza para mirarlo a los ojos.

    —¡Allister! ¿Cuánto tiempo vas a quedarte llorando en el suelo?

    No parece entender. Trata de tartamudear algo.

    —Es tu oportunidad de lucirte, de acabar con los zombis y quedar como un héroe... ¿Y estás temblando en el suelo?

    —Pe-pe-pero...

    —¡Pero nada! —lo miro con mis brillantes ojos púrpura— es momento de que dejes atrás al Gatito y conviertas en lo que eres de verdad.

    —¿Y qué soy?

    [Kiwi usa Hipnosis!]

    —¡Un elegante hombre lobo!

    —¡Yeeeeees!

    Los ojos de Gatito se vuelven rojos. Adopta una postura bípeda y sus puños se envuelven en llamas.

    Una sonrisa perturbadora curva sus labios, con la velocidad de un rayo salga hacia la horda zombi y desintegra a uno de ellos con un puñetazo.

    [Gatito usa Destructor!]

    Los zombis caen en pedazos uno tras otro. Libre de sus ataduras, Gatito es toda una máquina de matar, pero siento que algo no está bien aquí...

    —Jejeje —dijo mientras peleaba—. Equis de lol —dijo mientras decía diciendo.

    Extraños corazoncitos aparecen en el aire cuando golpea a los zombis mientras emite esa extraña risa. Meri se levanta y me mira acusatoria.

    —Che, lo rompiste.

    —Ganamos, pero ¿a qué precio?

    De cualquier forma, el repentino ataque de Gatito logra diezmar a los zombis y nos da algo de tiempo para reagruparnos. Doc lo sujeta con sus listones y lo lanza hacia nosotros mientras señala una escalera.

    —¡Rápido, es nuestra oportunidad!

    Primero lanzamos a Gatito. El segundo en subir soy yo y detrás de mí va Doc. Meri es la última, pero los zombis cada vez están más cerca. Vuelvo a asomarme al interior del laboratorio, Doc está llegando a la salida...

    Hasta que es detenido por un familiar peinado de mandíbulas.

    —¿Qué?

    Meri lo sujeta con violencia y lo lanza contra el suelo. Un sorprendido Doc la mira con incredulidad mientras sube las escaleras...

    —Cambié de opinión, no puedes venir con nosotros.

    —¿Por... por qué?

    —Eres más listo que yo, más fuerte que yo, y hasta tienes una historia mejor que la mía.

    Los ositos se acercaban más y más...

    —¿Entonces?

    —¿No lo entiendes? Nadie puede destacar más que yo en está historia.

    Un osito zombi lo muerde en la oreja, otro en el cuello. Meri sigue subiendo sin sentir un ápice de culpa.

    —¡Esto no termina aquí! ¡Volveré! ¡Volveré y lamentarás esto!

    Finalmente Meri se reúne con nosotros. Gatito sigue inconsciente. Lo que acabo de ver me ha helado el corason. El perro alien no me caía bien, pero diablos...

    Creí que esto era una historia de comedia.


     
    Última edición: 10 Octubre 2018
    • Impaktado Impaktado x 2
    • Borrashooo Borrashooo x 2
    • KHÉ? KHÉ? x 1
  11.  
    Allister

    Allister Beta-reader Beta Reader Sobresaliente

    Virgo
    Miembro desde:
    3 Enero 2017
    Mensajes:
    165
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Menuda forra la meri carajo, mira que matar a Doc así Impaktado :O al menos salimos vivos de esta U_U
     
    • Me gusta Me gusta x 1
  12.  
    Merinare

    Merinare Beta-reader Beta Reader de Honor

    Sagitario
    Miembro desde:
    8 Julio 2018
    Mensajes:
    68
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Meh, hizo lo que tenía que hacer. Ahora nadie se va a interponer entre ella y el primer puesto del concurso de Halloween.

    Qué lindo se siente ser una villana. Ardan, jueces inmundos muajajajajaja! Las siguientes van a ser las del staff obsesionadas con los coreanos.

    Y sigo odiando tus "then" y tus "I mean". Incluso sabiendo de antemano que los hacés a propósito, las ganas de revolearte con el teléfono en la cabeza no disminuyen en absoluto.
     
    Última edición: 11 Octubre 2018
    • Adorable Adorable x 1
  13.  
    Gold

    Gold Beta-reader Beta Reader Notable

    Géminis
    Miembro desde:
    1 Junio 2010
    Mensajes:
    142
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Que bueno que Gol está en la estratosfera, así si hace enojar a la forra no podrá matarlo.

    Ahora sabemos que si gana en el concurso fue por amenazas de muerte a los jueces para comenzar su imperio de terror dictatorial con la ayuda de un Pingüino pachoncito.

    Aprovechando la inmunidad temporal:
    Then, I mean, Like, Wank, Nerf, Also, Why.
     
    • Borrashooo Borrashooo x 1
  14.  
    Doc

    Doc Disgregrador Crítico

    Tauro
    Miembro desde:
    3 Septiembre 2016
    Mensajes:
    239
    Pluma de

    Inventory:

    Escritor
    Menos mal que leí esto antes del concurso de halloween, ahora sé quien no va a a ganar (?)

    Na mentira, la verdad es que es una historia bastante entretenida y es un honor haber participado en ella, aunque haya muerto en mi primera aparición. Siendo realistas, si estuviera en un mundo así ni siquiera llegaría al fin del día así que no me puedo quejar :,v.

    PD: No sé si lo de la corte es referencia a un one-shot mio o al hecho de que soy juez, de cualquier manera estuvo chingona.

     
    • Fangirl Fangirl x 1
Cargando...

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso