One-shot Ultima Phantasya - La lucha por la verdad.

Tema en 'Fanfics sobre Videojuegos y Visual Novels' iniciado por Begeo, 7 Julio 2007.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Begeo

    Begeo Guest

    Título:
    Ultima Phantasya - La lucha por la verdad.
    Clasificación:
    Para adolescentes. 13 años y mayores
    Género:
    Acción/Épica
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    5994
    Ultima Phantasya - La lucha por la verdad.

    Copy Center - No derivative works and no commercial works without the consentiment of the author.

    Copy Center - No trabajos derivativos, no trabajos comerciales, ambos sin el consentimiento de la autora.

    Esta historia contiene spoiler sobre otras historias que están en construcción. Perdonen las molestias.

    Prólogo


    Nadie sabia qué estaba ocurriendo en ese preciso momento. Begeo miraba atónito a su izquierda, mientras que Bass lo hacia a su derecha. De repente, una misteriosa figura saltó de detras de ambos, hacia el gran cristal que habia en frente, intentando golpearlo... dejando todas sus fuerzas en él...

    Entonces, un grupo de hombres entró a la cámara para intentar detener al tercer individuo, pero poco se pudo hacer. Entonces, el sujeto se arrodilló ante el cristal debido a su impotencia...

    Ultima Phantasya: Begeo, Bass y Ailsym - La lucha por la verdad

    Capítulo 1: ¿Una nueva realidad?

    Begeo se acercó a aquella criatura. No era más que un niño de aproximadamente 15 años que estaba llorando.

    - Todo... todo a la puta mierda... - comentó el chaval.

    De repente, el sonido de unas palmadas llamó la atención de los tres.

    - ¡Bravo, bravo!¡Justo como esperaba que lo hicierais! Por favor, no os quedéis ahi, pasad... - mencionó aquella figura mientras señalaba una puerta. Begeo ayudó a levantarse al chaval, mientras que Bass se dirigió directamente hacia la misma.

    ...

    En una oficina, estaban los 4 reunidos, sin saber el nombre del otro.

    - Dejadme que os presente, esta...

    -*cof*

    -... persona con trajes de telas es Begeo. Vamos, quítate el sombrero.

    Begeo se alarmó, mientras decia:

    - No...

    - Vamos, quítatelo, esta no es tu Asagarnia de todo a 100, donde debias guardar ese detalle para poder continuar la saga familiar.

    Begeo miró con asco al suelo y se quitó el sombrero. Debajo del mismo se encontraba la dulce cara de una mujer.

    - ¿ves? No era tan dificil. - Incidió la figura mientras seguia presentando. - Este de aqui con cinta roja es Bass. Begeo, él es hermano tuyo - Begeo y Bass pusieron cara de asombro - Y este rebelde de corta edad, se llama Ailsym.

    Ailsym miró de mala manera a la figura, y volvió a clavar los ojos en el suelo.

    - Perdonadme, creo que no me he presentado. Me llamdo Aldberd, y me encargaré durante el próximo mes de asegurar que os adaptais correctamente a vuestras auténticas vidas.

    - ¿Auténticas vidas? - Preguntó Begeo.

    - Si... todo lo que hemos pasado ha sido una maldita fición de pelicula - respondió ailsym frustrado.

    - Esto... Habeis sidos asignados a la misma casa, salvo Ailsym que se irá con una familia de acogida de dentro de la misma zona. Beiks les enseñará el camino a su casa. - Finalizó Aldberd la frase. Acto seguido cogió una vara y empezó a picar la puerta. De ella salió un hombre de anchos hombros y cara rauda. - Beiks es el hombre que se prestó a hacer de figura de Bassor y del general Wayne... Os llevará en su coche a vuestras casas.

    Capítulo 2: Hogar... dulce hogar...

    Beiks dejó pasar a Begeo y a Bass por la puerta, mientras estos le miraban con no muchas ganas de hacer amistad. Ailsym se quedó a hablar un rato más con Aldberd.

    - ¿Porqué...?

    - No podiais vivir como personas normales... erais... demasiado peligrosos... Tu aún deberias estar en el campo de simulación... pero ya sabes... hackers...

    Ailsym salió de la habitación. Se encontró con Begeo escuchando a través de la puerta, cotilleando. Begeo advirtió que este se habia dado cuenta de lo que habia hecho y se apresuró en hacer como que no espiaba. Los cuatro siguieron adelante hasta el coche de Beiks.

    Una vez ya en el coche, Beiks puso un poco de música, y arrancó el motor.

    - Espero que no me hayais cogido tirria por hacer de "malo". Alguien tenia que hacerlo, y como cobro una birria... - En ese momento recorrian una verde pradera. Bass miraba a los usuales olivos que habia de vez en cuando, como si algo de tiempo atrás le atravesara la memoria. Mientras, Begeo y Ailsym disfrutaban de la música que habia puesto Beiks en la radio. A los cinco minutos llegaron a un parque residencial. Allí habia un gran jardin en medio, y casas alrededor del mismo, a modo de laberinto.


    - Bien, ya hemos llegado. Bass, Begeo, esta es vuestra casa. - Bass y Begeo miraron a la derecha. Una especie de mansión cubria la vista al cielo, con unas cristaleras que opondrian autentico supor. Bass y Begeo empezaron a coger las maletas del maletero del coche, mientras Beiks seguia pronunciando lo que iba a hacer - mientras usais el instalador, yo llevaré a la joven Ailsym a su casa.

    -¿¡La!? - Bramaron Bass y Begeo a la vez, demasiado tarde, mientras veian que Beiks se llevaba a Ailsym. Empezaron a cargar las maletas hacia la casa. Una vez dentro, encontraron un gigantesco edificio de madera lleno de nada. En el suelo habia una nota que Begeo agarró y empezó a leer. Mientras, Bass se estiró y cerró los ojos.

    "Esta casa se acoge al plan de Viviendas ecológicas inteligentes, previstas por nuestro queridisimo estado. ESta versión (2.0) está solo disponible para uso no civil. Una vez se detecte que hay vida, la casa se auto-amueblará, de acuerdo a la ley organica de ecologia aprobada el 3 del 7 del ..." - Begeo levantó la mirada papel y emitió lo que claramente se podia identificar como un grito. Bass abrió los ojos y pegó uno mayor. La casa se habia amueblado. Habia una elegante chimenea, un piano, el suelo tapizado de terciopelo...

    - Ugh... necesito darme rienda suelta...

    - Al fondo a la derecha - comentó Bass.

    - ¿Al fondo a la derecha?

    - Si, al fondo a la derecha. El cuarto de baño siempre está al fondo a la derecha... - Begeo se dio prisa y sin pensar si eso realmente tenia lógica y corrió al fondo a la derecha. Y efectivamente, ahí estaba el cuarto de baño.

    Mientras, Bass hechó un ojo al piano, y empezó a tocarlo. No sabia muy bien como, pero empezó a tocar una melodia pegadiza...

    - Esto va de lujo... - dijo Bass.

    Capitulo 3: Una familia de locos

    Ailsym miraba las inumerables casas que habia por aquella zona. Algunas eran auténticas mansiones, mientras que otras parecian puro arte minimalista. Cada ves se alejaban más del hogar de Bass y Begeo.

    - Esto, aún a riesgo de sonar a topicazo, ¿Falta mucho? - Preguntó Ailsym.

    - NO, ya hemos llegado.

    Ailsym dirigió su mirada a su derecha. Una gran casa como un rascacielos se alzaba clemente sobre sus cabezas. Beiks se bajó del vehiculo cargando las dos maletas de Ailsym, y este, empezó a seguirle. Entraron al jardín. Un estrecho camino de piedra separaba la entrada de la puerta de aquel enorme rascacielos.


    Llegaron a la puerta de aquel inmenso edificio, y la picaron. Al rato, un chico con una camiseta con un dibujo de corazón.

    - Perdone señor...

    - Iori - contestó el muchacho con la camiseta de corazón

    - ...Iori... la señorita Ailsym ya ha llegado.

    - ¡Lena!¡Ya ha llegado! - Se empezaron a oir pasos rápidos de alguien bajando escaleras. Una chica de poco más de 1'80 se mostró ante la puerta.

    - Uh, ¿donde está? - Preguntó la chica.

    - Tal vez si miras un poco para abajo hija... - respondió el chico. Lena desvió la mirada hacia abajo fijandose en Ailsym.

    - ¡¡¡Ains!!!Qué cucada. ¿como te llamas kari?

    - Ailsym - contestó ailsym con tono de pocos amigos.

    - Bueno Ailsym-chan - intermedió el chico - pasa, que seguramente te estarás muriendo de hambre.

    Ailsym cerró los ojos a la hora de atravesar la puerta, mentalizandose de que lo que se podia encontrar ahi adentro no podia ser nada realmente malo. Abrió los ojos y se cayó al suelo del susto. Todo estaba decorado con espuma y muñecos de osos.

    - ¿Te gusta tu casa Ailsym-chan? - Dijo sonrientemente Lena. Ailsym se habia quedado de piedra. Nunca, en toda su vida, habia pensado que nada podia ser tan temiblemente cutre. - Hey Ailsym-chan ¿te encuentras bien?

    - Ehm... estupendito - respondió Ailsym conservando su primera impresión.

    Los siguientes minutos fueron demenciales. Iori se fué a la cocina y empezó a preparar unas hamburguesas, Lena preparó el baño para Ailsym, se cayeron el montón de muñecos del salón, las hamburguesas se quemaron, el agua del baño ardia, el gato se cagaba en el parqué ("¿cómo podia tener parquét esto?" se preguntaba ailsym).

    Ailsym salió del baño con una toalla hasta la habitación. Su habitación estaba pintada de rosa fucsia, y un gran oso de peluche se teñia en una esquina. La cama tenia una sabana morada, y la almohada un motivo decorativo con forma de corazón.

    - ¡Ailsym-Chan!¿Te gusta tu ropa? - Gritó Lena.

    Ailsym salió de la habitación. Iba con un traje de pieza única, a modo de falda, con motivos azules y rosas.

    - Si, muy... "goníto" - respondió Ailsym aún recuperandose de la primera impresión. - Lena, me voy un rato a la calle mientras Iori termina de "no quemar" la cena, ¿vale?

    - ¡Vale! - Contestó Lena.

    Capitulo 4: El 31-12

    Ese dia habia amanecido tranquilo. Los pájaros trinaban su suave murmullo, el rio susurraba su movimiento, la luz entraba por la ventana, y ese demonio de piedra parecia que queria matarme... ¿demonio? Si, demonio. No me miraba a mi... miraba a un caballero que habia en medio de aquella destruida plaza. Entonces, el demonio alzo su mano y...

    - ¡¡¡AAAH!!! - Gritó begeo. Llevaba soñando eso desde que salió de aquella realidad virtual. Se abrió la puerta. Bass estaba con cara de quedarse atónico mirando a Begeo. Era la quinta vez que le despertaba ese dia.

    Ya eran las 8 de la mañana, asi que aprovecharon para vestirse y hacer las tareas cotidianas.

    -¡Buenos dias mundo! Desde aqui Billy Martin comentando lo más novedoso.
    -Y yo su compañero, Estifen, acompañandolo en esta jornada ventosa.
    -Y que lo digas Estifen, hoy nos acontecerán vientos que traerán una borrasca desde...


    Begeo se estaba tomando el desayuno mientras escuchaba la radio. Ya no pensaba en ese sueño, era algo que ya no importaba, al igual que todo lo que realmente no vivio. Bass aún intentaba hacerse a la idea: se le hacia dificil no pensar en Namine. Entonces, Begeo tomó el ultimo sorbo de su café, y con un imponente gesto, lo dejó en la mesa.

    - Bass, me voy un rato al parque. - Y sin dejarle mediar palabra, salió por la puerta.

    El viento era frio y áspero, y las hojas de los arboles empezaban a caerse. Habia un largo paseo hasta el parque... La calle Larzon...La calle Vegas... La calle "deja de leer carteles"...La calle Vua Son... Al poco rato, Begeo llegó al parque. Estaba solitario. Sólo habia una chica por ahi...¿o tal vez no? ¿No podria ser tal vez...?

    - ¡AILSYM! - Gritó Begeo. La chica se dió media vuelta, y se quedó horrorizada. Entonces ella intentó salir corriendo, pero apenas Begeo dio un par de zancadas la alcanzó. Efectivamente, era Ailsym.

    - Riete y cavaré tu tumba - Comentó Ailsym con rintintín.

    - No pasa nada... "ailsym-chan" - respondió Begeo mientras dejaba escapar una leve risa - Además, ¿no se suponia que eras un chico?

    - En la simulación era un hermafrodita... pero está claro que solo fué entonces... - contestó mientras ponia mal tono de voz, como si le entristeciera algo.

    Estuvieron media hora más charlando. Que que tal los primeros dias con Bass, que si la familia de Ailsym era muy rara, que si no habia apenas gente por alli... Luego, a la tarde, Begeo se despidió de Ailsym.

    - La calle Vua son... la calle Vegas... la calle Larzon... y finalmente otra vez en casa - Contó Begeo. Llamó a la puerta de la casa-

    - Si si ya vá. Me pregunto quién coño se... a Begeo hermana, eres tu ... - Bass abrió la puerta y dejó pasar a Begeo. Se apresuró a ir a la habitación a tumbarse un poco. Entonces, de repente, sonó una alarma.

    -Alerta Alerta, 31-12, Alerta Alerta...

    - ¿31-12? ¡¿Qué coño es un 31-12?!- Preguntó Bass.

    - ¡Fuga en el sitema de datos! - Gritó Begeo.

    - ¿Y eso que coño quiere decir? - Replicó Bass.

    - ¡NI PUTA IDEA HERMANO, PERO DIGO YO QUE NO SERÁ TAN DIFICIL DE COMPRENDER! ¿¡NO!? - contestó Begeo mientras gritaba.

    Se apresuraron a salir de la casa. Beiks, por algún extraño motivo, les estaba esperando ahi. "No pregunten, sólo subanse", replicó este. Bass y Begeo se subieron rapidamente. Apenas tardaron 5 minutos en llegar a la base.

    - A ver, ¿qué coño quiere decir 31-12? - Preguntó Bass, pero todo el mundo obvió la respuesta. Corrieron hasta la sala de realidad virtual. Habia mucha niebla. Begeo abrió la puerta de un golpe, y miró dentro. Tosió un par de veces, y se quedó petrificada...

    - Lo siento... te he fallado... - dijo alguien desde dentro de la niebla. Esta se disipó, y un joven caballero con armadura y casco apareció tendido en el suelo. - Adiós...

    - ¡Brance! - Gritó Begeo.

    - Esto debe de ser el cielo... he escuchado su voz... pero si es el cielo... entonces quiere decir... ¿que también falló?...

    Capitulo 5: Habia una vez...

    - Brance...

    Begeo seguia petrificada mirando a aquél caballero. Bass se dió prisa a coger al caballero y preguntarle si estaba bien. Entonces, este levantó la cabeza. Miró sorprendido a su alrededor, hasta detenerse en la figura de Begeo, que seguia petrificada.

    - Pero... - entabló Begeo mientras se dirigia a Beiks - ¿No se suponia que era una simulación?

    - ¡¿Qué pasa?! - Gritó alguien. Era Aldberd, que estaba con cara de haberse llevado un susto. Begeo señalo a Brance, lo que hizo que Aldberd empezara a sudar - Mierda... está pasando... El no deberia haber salido de la simulación, sólo es... código... ¿Cómo puede...? - se preguntaba Aldberd mientras intentaba encajar dos palabras seguidas. Habia algo que le preocupaba, pero no daba a entender el qué.

    - Don...¿Dónde estoy? - Preguntó Brance. Begeo empezó a acercarse lentamente al caballero, se agachó, y mientras acariciaba su barbilla, dijo:

    - Ya no hay peligro... cariño...

    El Caballero se levantó de un salto, y empezó a buscar su arma con la mano, pero no la encontraba.

    - Tranquilízate... Bassor ya no existe... Ven... - Begeo tomó el brazo del caballero, y lo llevó hasta la entrada de la base. Se montaron en el coche de beiks, y empezó a contarle todo lo que realmente estaba pasando. El coche arrancó, y Brance no acababa de tragar todo lo que le estaba pasando, pero lo aceptaba.

    - Begeo... perdona que me inmiscuya pero... ¿quién es el? - Preguntó Bass. Ya casi estaban llegando a la casa.

    - La historia es larga hermano...

    Todo empezó cuando apenas tenia 5 años alli en asagarnia. Conocí a un chico que era el hijo del mejor amigo de mi padre. Por aquel entonces, ya me estaban educando para olvidar mi condición de chica. Nos llevabamos muy bien. Con el tiempo, mi padre murió de una extraña enfermedad, y yo ocupé su puesto, y a la vez, Brance entró a las filas de Asagarnia. Ascendió muy rapido, y llegó a general. Yo no tuve nada que ver en semejante carrera.

    Sin embargo, llegaron los republicanos, que amenazaron con destruir todo si seguia viviendo, así que simule mi muerte. Fué doloroso para brance, pero debia hacerlo.


    - Mucho tiempo más tarde. - terció Brance - me mandaron de misión en busca de aquel que habia acabado con la vida del rey. Habia muchos falsantes que tenian la marca real en el brazo. Sin embargo, un buen dia, me mandaron a campo abierto, y alli me encontre con ella de nuevo...

    Y le dije, ¿matarias a alguien que conoces como la palma de tu mano? Fué un dulce momento. Entonces pretendia ir a por la orden de asagarnia. Le mandé que dijera que habia acabado conmigo, para no levantar sospechas, y que volviera a las filas. Y así fue. No nos volvimos a ver hasta la batalla final.

    Bassor me habia dado un golpe de gracia, estaba sin fuerzas, sentia dolor por la gente que habia muerto en el hechizo. No sabia que iba a tener aquel efecto. Entonces... apareció el. Detuvo el golpe que iba a suponer mi total destrucción...


    El coche se detuvo. Ya habian llegado a la casa, pasaron y siguieron contando la historia.

    Entonces Bassor le dió un golpe certero a Brance y lo knockeó. Luego alzó la mano y... ya conoceis el resto...

    Begeo casi se echaba a llorar. Brance era una persona a la que tenia en alta estima, nunca pensó que le volveria a ver, y este, seguia desconcertado por la nueva realidad a la que se veia enfrentado.

    Capitulo 6: Vientos de tragedia

    Llegaron semanas muy prosperas. El otoño se cernía sobre sus cabezas, los arboles ya estaban casi pelados, y Begeo se pasaba todo el dia al lado de Brance. "Un cambio que no se si viene bien o viene mal", pensaba Bass. Begeo recordaba ocasionalmente la cara que puso Aldberd cuando vio a Brance. Según el, era prácticamente imposible que Brance existiera... era sólo codigo. Pero, si ahora existe Brance, ¿no hay posibilidad de que se repita el hecho?

    *Ding Dong*

    - Ya abro yo - mentó Bass. Se dirigió hacia la puerta, y , tras mirar a través de la mirilla, abrió la puerta. Era ailsym, traia cara de enfadada, aunque no traia ropa de chica - Hombre Ailsym, ¿cómo tu por aqui?

    - Me he escapado de casa. Es deprimente ver como "una madre" se preocupa en que estén los 10 osos en su correcta posicion de la esquina antes que preocuparse de hacer la comida.

    Ailsym pasó por la puerta y saludo a Begeo y a Brace.

    - ¿Qué tal Bege? - Preguntó Ailsym.

    - Aqui estoy, sin comerlo ni beberlo, aprovechando ahora que me sobra el tiempo y no tengo obligaciones para estar con quien me importa.

    De repente, alguien volvió a picar la puerta. Bass fué otra vez a abrir. Era Aldberd, estaba empapado de sudor.

    - Ha... ocurrido... lo que más temia...

    Begeo, Brance, Bass y Ailsym se pusieron los trajes con los que salieron de la simulacion. Al parecer, habia algo destruyendo la base, pero no sabien muy bien el que. Una vez aviatados, se dirigieron hacia el coche de Aldberd, dispuestos a intentar terminar con aquello que estaba destruyendolo todo. Apenas llegaron a la base, ya encontraron los primeros cadáveres. Bajaron del coche, y se dirigieron a la sala de realidad virtual. Habia otra vez niebla, y de ella salia una maléfica risa.

    - Esto se está empezando a poner irreal - Saltó Bass.

    - ¿Eso piensas? Yo lo veo muy real - Dijo la voz de entre la niebla. Esta se despejó, y de dentro apareció un demonio de Piedra. No cabia duda alguna, era Bassor.

    Begeo se puso en posición de combate, al igual de Brance.

    - Pobres ilusos. Pude acabar con vosotros en Asagarnia, ¿porqué no ahora otra vez?

    - Tal vez... porque ahora nos tenemos el uno a otro. - Replicó Begeo. Esta se lanzó contra Bassor, pero otra vez le agarró por el cuello. Sintiendo como se le iba el aire, Begeo intentaba aguantar el poco aire que le quedaba.

    - Seria bonito verte morir - comentó Bassor -, pero seguramente, será mas bonito ver como pierdes aquello que realmente quieres.

    - No...

    Bassor arrojó a Begeo a una esquina, dejandola convaleciente. Se dirigió a Brance, que intentó defenderse intulmente, bloqueando con la espada. Bassor le dió un golpe, y lo dejó de rodillas en el suelo.

    "LA historia va a repetirse."

    -¿Tu crees?

    "A menos que haga algo..."

    -¿Qué es mas importante para ti? ¿Tu vida o aquel al que amas?

    "No puedo dar mi vida, asagarnia depende de mi para matar al demonio..."

    -Enterate de una vez: asagarnia es una ficción, no existe. EStas luchando por algo que no importa


    Bassor levantó la mano preparando el golpe de gracia.

    - ¡¡¡NO!!!

    Begeo se levantó corriendo del sitio, se dirigia a donde estaba bassor. Ya casi iba a darle el golpe final. Debia de llegar. Entonces saltó sobre Brance, y...

    Capítulo 7: Ha nacido un Angel

    No cabía duda... su cuerpo yacía inmovil en el suelo. Begeo habia muerto. Un aterrador silencio encerró aquella habitación en el más profundo pesar. No se lo creían aún, Begeo habia muerto. No podia ser. Una ira gigantesca recorria el cuerpo de Bass y Brance. Bassor empezó a reirse. Habia triunfado, habia conseguido su objetivo...

    - Al fin... tras tanto tiempo... se culmina mi plan. Ahora, a empezar la dominación del mundo.

    Brance empezó a llorar. Una ira terrible le corroía el cuerpo.

    - Pero no sin antes... acabar con vosotros. - Bassor agarró a Brance por el cuello y lo subió. Brance no podia actuar, la muerte de Begeo le habia causado un auténtico shock.

    "Sólo si..."

    - ¿Si, qué?

    "Solo si de verdad tuviera poderes"

    - Iluso, Brance sólo codigo, y esta viviendo en esta realidad. Bassor también es codigo, y está matandoos.

    "¿Qué quiere decir eso?"

    - ¿Tú que crees?


    Una figura negra apareció en la escena. Se dirigó a Bassor y le propinó un golpe tan fuerte que lo envió a toparse contra la pared. Brance habia caido al suelo. La negra figura se acercó de nuevo a Bassor, que estaba tendido en el suelo. Este intentó defenderdel golpe, pero aquella figura era muchísimo mas poderosa que el. No duró ni 5 minutos.

    Bass volvió a la realidad. Lo habia vuelto a hacer, no sabia el que, pero sabia que lo habia vuelto a hacer. Delante suya se encontraban los restos de aquel supuesto demonio. Pero eso no le borraba de la memoria la muerte de su hermana.

    ...

    -Begeo era una gran mujer. Nos dio apoyo y cariño a todos, concordancia e inteligencia...

    Bass aun intentaba no llorar, y Brance ya habia cedido a la presión. Estaban dando el ultimo tributo junto a Aldberd, Beiks y Ailsym.

    -...y debemos de recordar, que no somos nada mas que gente de paso en esta tierra...

    Bass no pudo más, empezó a llorar. Era la única persona de su familia que conocia, y la habia perdido. Estaba solo, y además, nada iba a asegurar que viera a Naminé. ¿Qué pasaba?¿Es que todo le quiere dar la espalda?

    -...y asi, debemos decirte: Adiós Begeo.

    -Amén - contestaron Bass, Brance, Beiks, Aldberd y Ailsym.

    El remate. Bass se hechó a los hombros de Brace a llorar torrencialmente. Esas últimas palabras acabaron con su poca salud mental.

    Capitulo 8: Nihil neque Nemo deponere rediit meum possum

    ..."¡Bass! ¡Bass! ¡Ven corre!"...

    ..."¡Bass vamos! ¡Qué llegamos tarde!"...

    ..."Bass..."


    - Otra vez ese sueño.

    Bass abrió los ojos. Llevaba soñando lo mismo todos los dias desde la muerte de su hermana. Cada vez lo soñaba más claro, y el final se intensificaba más.

    Sonó el despertador. Eran los 8:00 AM. Bass se levantó de la cama dispuesto a prepararse para otro dia de duro aburrimiento.

    ...

    -Y como siempre, aquí billy martin, ¡dispuesto a contarles todo lo que ocurre!
    -Y su compañero Estifen aqui presente.
    -Dime Estifen, ¿qué nos aguarda hoy?
    -Se prevee que vaya a haber nubes localmente tormentosas que...


    - Siempre diciendo tonterias...- Comentó Bass mientras escuchaba la radio a la vez que se tomaba un café, al mismo tiempo que leía el periódico.

    "Bass..."

    "Bass...aún no me he ido..."

    "Nada impedirá mi retorno triunfal..."

    Nada nuevo. Llevaba dos dias ya empezando a escuchar voces raras. Decian nosequé de retorno, nosequé de no irse, cosas a las que Bass no le daba importancia.

    Al poco rato salió a la calle. En la puerta habia un chucho.

    - ¡Aparta chucho! - Gritó Bass

    El perro se despertó, y hechó un ojo al zapato de Bass. De repente, se abalanzó sobre él mordiendolo.

    - ¡Chucho, quita de mi zapato, ***dito hijo de la gran **rra!

    Tras un rato forcejeando, el perro le quitó el zapato a Bass y empezó a correr. Bass le siguió a través de las calles de aquella especie de laberinto. Finalmente, el perro se cansó, y dejó el zapato en el suelo y empezó a jadear. Bass aprovechó para ponerse el zapato. Miró a su alrededor... estaba en el parque. Habia una chica de pelo azúl electrico en un columpio. Estaba cantando algo. Bass empezó a acercarse poco a poco a la chica, a preguntarle algo...

    "Soy asi ,es verdad,
    por el mundo ando, viendo maldad,
    aqui clamo, ante todo amad,
    pues el secreto que buscas, no has de hallar."


    Bass se paró en seco. Eso era algo nuevo. Se acercó mas a la chica. Ya podia empezar a oir lo que decia a lo lejano...

    -Ven aqui aventurero, encuentra tu deber, alguien te abandonó, que ahora te devolveré...

    Esto empezabaa ponerse surrealista. Sin embargo, Bass siguió acercandose.

    "Pues guerrero,
    si insiste en tu empresa,
    no me queda más remedio,
    que darte tu recompensa."


    Ya casi estaba a su lado. Entonces, la niña miró hacia Bass, y pronunció las siguientes palabras:

    -Nada, ni los mares, ni los terremotos, ni el propio fin del mundo, podrán evitar que YO, el rey de asagarnia, vuelva a pisar tierra allá donde he ido.

    Capitulo 9: Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo

    -
    Es ella, os lo juro.

    - No puede ser...

    - ¿Cómo podriamos confirmarlo?

    Bass habia empezado a tener una acalorada discusión con Brance y Ailsym. Ambos sabian que la muerte de su hermana le habia afectado mucho, quizás demasiado a Bass. Este se empeñaba en decir que era ella. Mientras seguian discutiendo, la chica de pelo azul estaba sentada en el sofá.

    - Vale, vale, vale... - dijo Brance - Si es ella, supongo que podrá responder a unas simples respuestas sobre Asagarnia.

    La niña dejó esbozar una sonrisita.

    - Asagarnia, originalmente fundada por Amin, el primer rey ilustrisimo de Asagarnia, que trabajó con mucho esfuerzo para reconstruirla tras la pelea de los cuatro grandes.

    Brance se escrudiñó los ojos. Era prácticamente imposible que una criaja supiera eso.

    - Mi turno - mencionó Ailsym - Si tengo una manzana y jaimito tiene otra manzana, ¿cuántas manzanas tenemos en total?

    - Claramente esa no es la pregunta - respondió la chica, tras lo cual sacó la lengua.

    - Heh, qué rica... ¿Qué es lo que llevaba aquel dia que nos vimos en el parque tras salir de la matrix?

    - Un traje de pieza única, a modo de falda, con motivos azules y rosas.

    - ¿De verdad llegaste a llevar algo asi? - Preguntó Brance

    - Y para finalizar... - Levantó el tono Bass - ¿Porqué me gustan tanto los olivos?

    - De pequeños viviamos en un campo rodeado de olivos. Tu te pasabas todo el santo dia correteando alrededor de ellos mientras yo ayudaba a mamá en las tareas... hasta que vinieron ellos...

    La chica se entristeció, empezó a llorar...

    - ¿Te encuentras bien? - Comentó Brance

    - Dime Begeo... dime que pasó ese dia... - insistió Bass

    - Ese dia... vinieron unos hombres vestidos de negro... mataron a mama delante mia... al rato oí gritos tuyos... estaba asustada...

    La situación se tensaba.

    - Me... Me taparon los ojos con una venda y me ataron las manos y los pies con un par de cuerdas. Al rato me encerraron en una especie de cabina y...

    Se hizo silencio.

    - ...ya no recuerdo más...

    Bass estaba anonadado. Esos tipos seguramente eran los de la base.

    - ...sólo recuerdo que dijeron algo de "ejército"...

    De repente, la puerta se vino abajo. Alguien la habia pateado. Habian entrado unos tipos vestidos con traje de militar, que llegaron corriendo a donde estaban todos.

    - Señor - decia el soldado con la radio cerca de la boca - hemos llegado tarde, prepárense para el modo de asedio.

    Capítulo 10: La gran huida

    Begeo se acercó lentamente al soldado y extendió el brazo apuntando a su cara. El soldado, incrédulo, miró hacia abajo. De repente, una llamarada salió de la palma de Begeo incendiando por completo al soldado, qu salió corriendo por la puerta.

    - Vámonos, no hay tiempo - Dijo begeo.

    Bass y Ailsym salieron detrás de ella. No sabian a donde les llevaba Begeo.

    - Debí haberme imaginado que fueron ellos - Comentó Begeo.

    Siguieron andando a través del campo durante media hora hasta llegar a la base. Aldberd estaba esperandoles.

    - Sabía que vendriais...

    - Yo sabia que nos esperarias... - Replicó Begeo.

    - ¿Sabes? A veces hay que hacer mal para crear bien. Te estás interponiendo en la creación del cuerpo de justicia perfecto.

    - ¿A cambio de qué? ¿Negandole el derecho a vivir a personas normales?

    - A veces hay que hacer pequeños sacrificios... - Contestó Aldberd.

    - La justicia no se crea a base de mamporros, sino a base de entendimiento.

    - No tengo porqué discutiroslo. Pienso agregaros al programa querais o no. - Aldberd empuñó una espada azul, avalanzándose violentamente hacia Begeo. Aldberd atacó a begeo, ataque que ella paró con un simple dedo.

    - Disfruta de la magia de asagarnia... - Y sin dejar mediar palabra, con un movimiento de su mano, Begeo tiró al suelo a Aldberd dejandolo insconciente.

    - Cómo... ¿¡Cómo has hecho eso!? - Preguntó Ailsym.

    - Coge su espada... y es magia... - Sin discutir, ailsym cogió la espada y continuó siguiendo a Begeo.

    Ya se hallaban dentro de la base, en la sala de la cabina de realidad virtual.

    - Después de esto seremos libres - estimó Begeo tras pulsar unos cuantos botones. Se situaron dentro de la máquina, un aura blanca les rodeó y...

    ...

    Gizen no sabia bien donde se encontraba. Aparentemente estaba en algun sitio donde habian muchos robots destruidos. Agarró su pistola y se abrió paso entre aquél misterio...

    Capítulo 11: Final Showdown

    Begeo cerró los ojos. Esperaba encontrarse en su querida asagarnia. Abrió los ojos. Se encontraba rodeada de una oscuridad penetrante. A lo lejos se dislumbraba la figura de un hombre de piedra.

    - No otra vez...

    ...

    Bass miró a su alrededor. Habia vuelto a aquella oscuridad salida de la nada.

    - ¿Asustado Bass? - Bass se giró para ver quién le habia hablado.

    - No puede ser...

    ...

    Ailsym se incorporó. Se hallaba en el suelo de aquel negro paraje.

    - Ailsym... al fin nos conocemos...

    - ¿uh? - Ailsym miró detrás suya. Un chico de pelo castaño le miraba penetrantemente.

    - ¿¡Quién eres tu!?

    ...

    Begeo apenas agunataba. Intentabar esquivar los ataques de aquel demonio de piedra, pero le costaba mucho.

    ...

    Bass esquivaba los golpes del general con la espada. Esta vez era más fuerte, era dificil esquivarle.

    ...

    - Ahora mismo tus amigos se lo están pasando de miedo.

    - ¿¡Qué!? ¡¿¡Qué les has hecho!?!

    - Nada... sólo estan haciendo lo mismo que tu... encontrarse consigo mismos.

    ...

    Begeo aprovechó una oportunidad que tenia para golpear al demonio en todo el pecho. Le dió una patada. Entonces, dejó escapar un grito y se hechó al suelo.

    ...

    Bass atacó uno de los brazos de wayne, y entonces, una profunda herida de corte apareció en su brazo.

    ...

    Ailsym habia empezado a pelear con aquel extraño ser. Cada vez que le golpeaba sentia dolor.

    - Admite que has perdido: No puedes luchar contra ti mismo. No puedes derrotar a la mente con la fuerza.

    A Ailsym le costaba respirar, le venia a la mente el recuerdo de Takumi. Un trozo del hombro de aquel ser desapareció.

    ...

    Begeo miró al demonio. Su cabeza habia desaparecido de repente.

    ...

    Bass miró al general, su mano habia desaparecido.

    ...

    -...¿Cómo has... podido? - Preguntó la figura.

    Ailsym se le quedó mirando. Entonces le vinieron a la mente la figura de los hackers.

    - ¡Agh! - El brazo de la figura habia desaparecido. - ¿¡Cómo puede pasar esto!?

    Ailsym ya lo habia entendido. Empezó a recordar todo. Ya llevaba Takumi, los hackers...

    - ¿Mi infancia? - La criatura habia perdido su otro brazo tras otro potente grito.

    - Mierda, mis brazos...

    - Mis padres... - Las piernas del sujeto se desvanecieron, haciendo que este se cayera al suelo. - ... todos los dias que iba al parque... - Pum, desapareció el cuerpo de aquella figura.

    - Agh... estoy acabado... aunque dudo que recuerdes tu nombre...

    - ...¿Mi nombre?

    - Ups... - dejó notar aquel individuo.

    Ahi estaba en blanco... ailsym siempre habia respondido al nombre de ailsym, pero en realidad ese no era su nombre... ¿entonces cuál era?

    ...

    Begeo estaba expirando sus ultimos alientos. La figura de piedra, o lo que quedaba , se iba a alabanzar conta ella.

    ...

    Bass no inspiraba más confianza. Estaba apoyándose en la espada. Le costaba mantenerse de pie. El general se acercó lentamente a él...

    ...

    Habia escuchado... Begeo... Bass... Aldberd... Brance... ningun nombre empezado por G... su letra favorita... ¿Favorita?

    La figura dejó escapar una facción de dolor.

    - Entonces ese es mi nombre... me llamo...

    Un aura blanca empezó a cubrir la zona. Ailsym sonrió. Begeo miró alrededor suya sorprendida, y Bass se preparaba para el ultimo asalto...

    ...

    ...

    ...

    -¡Hurra! ¡Hurra! ¡Lo ha derrotado!

    Begeo miró alrededor suya. Estaba blandiendo una espada encima de algún individuo. Era el lider de los republicanos. Miraba alrededor. Todo el mundo celebraba aquella situación.

    - Por favor... por favor no me mates... - Gemía el lider de los republicanos mientras estaba agachado en el suelo.

    ...

    ...

    ...

    ...

    -*Snif* Ha muerto...

    - Vamos Naminé, no debemos dejarnos llevar por las emociones... *snif*.

    Bass abrió los ojos. Estaba tumbado en medio de la hierba. Alzó su mirada. En frente podia ver a Glace y Naminé llorando.

    - ¿Qué emociones? - Preguntó Bass. Glace y Naminé se callaron repentinamente, tras lo cual miraron detrás suya... muy contentos.

    ...

    ...

    ...

    ...

    Ailsym podia oir un murmullo a su alrededor, voces diciendo "¿Cómo lo ha hecho?", o "Es imposible", incluso un "Esto para portada del periódico". Notó que tenia peso en los brazos. Alzó la mirada. Era Takumi. La estaba mirando sorprendida.

    ...

    Gizen salió de aquella fabrica. Le habia costado entender porqué estaba alli, y qué era eso exactamente. Pero las grabaciones de dentro de aquella fortaleza de metal no le servian... necesitaba más respuestas...

    The End
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso