Drabble Tumba [Hubert & Effy]

Tema en 'Mesa de Fanfics' iniciado por Nami Roronoa, 30 Noviembre 2016.

  1.  
    Nami Roronoa

    Nami Roronoa The Gif Queen Game Master

    Sagitario
    Miembro desde:
    7 Diciembre 2009
    Mensajes:
    1,736
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Título:
    Tumba [Hubert & Effy]
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Tragedia
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    927
    Título: Tumba
    Fandom: Pokémon (rol)
    Personajes: Hubert/Effy
    Palabras: 856
    Prompt: Tumba
    Summary: Effy sigue a Hubert cuando éste huye una noche de la guarida.
    Advertencias: Basado en el fic de Bruno, "El Club de los que no quieren a Haxorus". Temporalmente, situado un poco antes del regreso de Chad a Galeia, pero posterior a la masacre de los Haxorus, por lo tanto advierto que habrá bastante spoilers de "El Club".




    Cuando Skarmory clavó sus afiladas garras sobre la superficie de lava sólida, ella supo que había llegado al lugar indicado.

    El aire se encontraba sucio, invadido por aquellas cenizas que aún moraban por ahí, a pesar de que había pasado ya un tiempo desde la erupción del volcán. Sin embargo, encajaba a la perfección con la imágen de lo que era Ciudad Barniz ahora; nada de vegetación, nada de naturaleza, nada de vida, tan sólo una montaña de cenizas, escombros y lava solidificada.

    Effy saltó del lomo de su pokémon tipo acero. Acarició su cuello metálico como una suerte de felicitación por haber completado el viaje antes de dirigir su mirada hacia el cielo nocturno. Gordas nubes negras ocultaban a los astros en aquella velada, por lo que la entrenadora pokémon apenas si podía ver la palma de su mano. Regresó a Skarmory al interior de su pokebola antes de liberar a otros dos; Flareon y Crobat.

    Antes de ser etiquetada como una criminal y ser forzada a vivir este estilo de vida, Effy había tenido la sabiduría de visitar a Joy y recibir de ella todos los pokémon que había dejado a su cuidado alguna vez. Crobat, Wooper (quien evolucionó en Quagsire poco después), Clefable… aún si tenía que ser forzada a participar en aquel Torneo Amistoso, al menos lo haría con todo su equipo completo. La idea la tuvo de Hubert, a quien sus padres le habían enviado a Spritzee, Pawniard, y demás pokémon de él que se encontraban bajo su cuidado en la región de Kalos, unos días antes de que todo el infierno se desatara sobre Galeia.

    Pero eso era un tema del pasado, y no hacía ningún bien pensar en ello. Miró a los dos pokémon que la acompañaban y sonrió; sabía que podía contar con ellos. Con Flareon iluminando un poco su camino con su brillante y hermoso pelaje, avanzaron a través de la desolada tierra que alguna vez fue una de las más grandes ciudades de la región.

    Encontrarlo no tomó demasiado tiempo. El lugar era una gran y extensa planicie, y en cuanto Crobat, gracias a su entrenada visión nocturna, detectó una figura más adelante ella supo que hacia allí debía dirigirse. Mirando alrededor, se dio cuenta finalmente donde se encontraba; el cementerio de Barniz, un lugar creado como un monumento a todos los que perdieron sus vidas durante la masacre que sacudió a la región entera.

    Hubert se encontraba en el suelo, de rodillas, frente a una tumba gris. Su fiel Serperior se encontraba a su alrededor, sereno como siempre, observando a su entrenador. Éste no emitía palabra alguna, con su rostro sombrío concentrado en la piedra frente a él, y si notó la llegada de la muchacha no dio señal de ello.

    —Ey, ¿realmente crees que es inteligente irte por tu cuenta de la guarida, así como así? —le recriminó Effy con un suspiro—. Tienes suerte de que era yo quien montaba guardia… Ian te habría matado, Ukita habría hecho un escándalo… ¿debo seguir?

    >> No te preocupes, mantendré tu pequeña travesía nocturna en secreto, pero será mejor que nos marchemos ya… el sol no tardará mucho en salir.

    Hubert asintió en silencio. Le hubiese gustado que él le discutiera, que le dijera que esto no era asunto suyo y que Effy no tenía ningún derecho en decirle qué hacer y qué no hacer… pero sabía que no lo haría. Ese no era el tipo de persona que Hubert era. Y ella lo sabía muy bien.

    Intentando darle fuerzas, Effy colocó su mano sobre el hombro derecho de Hubert, en señal de apoyo. El joven entrenador pokémon llevó su propia mano y la puso sobre la de ella, aceptando implícitamente su apoyo, aunque fue incapaz de alzar la mirada.

    —Sé que fue un impulso idiota, estoy al tanto de ello —musitó finalmente él—. Pero, pero aún así… no pude evitar venir a visitarlo. No he visitado su tumba desde… desde que ocurrió, ¿sabes?

    —No tiene nada de malo eso —le aseguró Effy—. Yo también… también he querido venir aquí varias veces.

    —Pero me alegra… me alegra que lo visitaras conmigo, Effy —murmuró Hubert—. Es por él… no me rendiré jamás, por él… venceremos a lo que sea que se nos ponga delante y limpiaremos nuestros nombres, estoy seguro de eso.

    La rubia le sonrió y lo ayudó a ponerse de pie. Cruzó una mirada con Serperior y el pokémon de hierba asintió con la cabeza. Era momento de darle la espalda a la tumba y seguir hacia delante, hacia el futuro… pero nunca olvidando al pasado ni a quienes habían amado y ya no los acompañaban, eso jamás.

    —Eso es lo que él querría, tenlo por seguro —sonrió ella, tomando su mano—. Vamos entonces, a seguir sobreviviendo… por él.

    Y tras guardar a sus respectivos pokémon en los esféricos correspondientes, Skarmory y Pidgeot fueron liberados. Mientras los primeros rayos de sol se asomaban por el horizonte, Hubert y Effy emprendieron vuelo juntos, dejando atrás a la tumba de Maractus hasta que no fue más que un punto lejano en el suelo.
     
    • Adorable Adorable x 4
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Ganador Ganador x 1
  2.  
    Kurone

    Kurone Equipo administrativo

    Piscis
    Miembro desde:
    25 Mayo 2013
    Mensajes:
    567
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Awws Nami, tus fics me hacen extrañar más y más el rol :c
    Y el Club también, recemos a Arceus todopoderoso para que Bruno se apiade y actualice pronto xD

    Pero que dolor más grande tengo por dentro. Desde que se menciona en la historia que Hubert está en un cementerio en Barniz, me viene a la mente la imagen de Maractus, el nopal y sus maracas; y su horrible asesinado a mano de los Haxorus. Imagino lo mucho que sufrió Hubert al perder a uno de sus pokémon, más aún al perder a uno tan alegre, inocente y brillante en espíritu como Maractus. Bruno fue muy cruel con eso xD

    Amo como Effy ya parece saber a que se debían las desapariciones nocturnas de Hubert, y como lo apoya en silencio, como ambos parecen entenderse en pocas palabras y comparten juntos su dolor. Todo resultado, por supuesto, de todos los años y todas las aventuras que han vivido juntos. Como se ha forjado una relación tan profunda y tan maravillosa después de tanto.

    Un bonito y nostálgico escrito que me hace desear más que nunca el capítulo 11 del Club. Vamos Bru, apiádate de nosotros (?
    Gracias por hacer más grande este pequeño rinconcito del foro con tus bellas aportaciones, Nami. Ojalá mi capacidad de inventiva también regrese pronto.

    Ja ne <3.
     
    • Me gusta Me gusta x 1
    • Adorable Adorable x 1
  3.  
    Amane

    Amane Equipo administrativo Comentarista empedernido Crítico de Oro

    Piscis
    Miembro desde:
    10 Julio 2013
    Mensajes:
    3,617
    Pluma de

    Inventory:

    Escritora
    Los fics basados en El Club siempre, SIEMPRE, me ponen sensible, porque no pueden ser otra cosa más que tragedias. Pero éste... éste me ha dejado un muy mal sabor de boca. En el mejor de los sentidos, claro.

    Agh, recuerdo cuando me enteré de la muerte de Maractus en el fic de Bruno y casi sentí un nudo en la garganta. Saber que después de haber perdido al pokémon que alegraba su existencia, siguió adelante con sus amigos... es que me rompe el corazón. Eso y que Emily no sepa nada de Dante es lo que más pena me ha dado siempre en el fic.

    Pero todos conocemos a Hubert, y sabemos que necesitaría ver la tumba del nopal. Porque Hubert ama a sus pokémon y no podría seguir adelante sin verlo una vez más, sin asegurarse que realmente estaba ahí... sin superar una pérdida tan grande.

    Me alegra que lo hayas escrito porque es una faceta de Hubert que no hemos podido ver aun en el fic original, pero que sabemos que tiene.

    Y claro, Effy siempre preocupándose por él y ayudándolo, a su manera, a superarlo.

    Espero que hagas más escritos basados en El Club, o más escritos en general, mientras esperamos que Bruno siga con la historia~

    No tengo nada que señalar en los técnico, como siempre, tu escritura es muy pulcra.

    Sigue así ^^
     
Cargando...
Similar Threads - [Hubert
  1. Nami Roronoa
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    395
  2. Nami Roronoa
    Respuestas:
    1
    Vistas:
    285

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso