Tu sonrisa

Tema en 'Relatos' iniciado por Aglicht, 1 Diciembre 2010.

  1.  
    Aglicht

    Aglicht Usuario común

    Leo
    Miembro desde:
    10 Octubre 2008
    Mensajes:
    444
    Pluma de
    Escritora
    Título:
    Tu sonrisa
    Clasificación:
    Para todas las edades
    Género:
    Romance/Amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1093
    Se supone que era para la dinámica de El...perfecto jeje pero me extendí mucho, así que lo publicaré aquí. Aún no tiene final. Yo espero dedicarle esto muy pronto a Francisco, realmente es verídico lo que escribo, y lo que espero seguir escribiendo ^^.

    Advertencia: Podrá contener palabras indebidas, aunke en este cap. solo es una.

    Tu sonrisa.

    Sólo un día ha pasado desde que lo conocí, era una tarde como cualquiera en un fastidioso inicio de semana. No tenía deseos de ir a la escuela porque el trabajo me absorbía las ganas de cualquier cosa, estaba exhausta no he podido dormir bien desde que entré a esa empresa, y aún así me comprometí a no abandonar los estudios.

    Mi padre ya me había reprendido por faltar tantas veces, y me había advertido que no pensaba seguir pagando la colegiatura si yo seguía con mis inasistencias.

    En fin, el reloj marcaba las cuatro treinta de la tarde. Así que aún sin muchas ganas fui a la escuela. El transporte tardó veinte minutos en llegar a la escuela. Firmé mi entrada con el vigilante y después subí corriendo los escalones, saludé a las recepcionistas y me dirigí al salón de clases.

    —Hola mi niña—Me dijo mi maestro—¿Tenemos clase programada hoy?

    —Hola profesor, sí la práctica ocho del formateo de unidades de disco, no pude venir el viernes, trabajé horas extras, pero ya estoy aquí—Sonreí.

    Me dijo que usara la máquina número tres, y a lado en la máquina dos, estaba él, al principio ni lo noté, pero de repente sus ojos chocaron con los míos y me sonrió. Fue escaso el momento pero tenía unos ojos hermosos, color café claros, casi amarillos, era de piel clara, cabello castaño oscuro y su sonrisa era tan perfecta como él. Le sonreí.

    —¿Cómo te llamas?—Pregunté.

    —¿Francisco y tú?

    —Laura—Me tendió su mano.

    —Gusto en conocerte

    —Igualmente...

    Hablamos un poco ya que ambos teníamos cosas qué hacer.

    Dieron las seis treinta, la clase terminaba, hice mi reserva para el día siguiente a la misma hora y sin darme cuenta cuando yo iba saliendo, él ya iba tras de mí. Me pidió permiso de fumarse un cigarro, le dije que no había problema.

    —Sirve que nos vamos conociendo un poco más—Me dijo. Me hizo preguntas sobre cosas triviales ¿A qué me dedicaba? Música, tiempos de ocio, etc...

    También me contó un poco de su infancia, sobre que sus padres se divorciaron y él empezó a trabajar desde los ocho años. No fue mucho, pero yo también le conté un poco de mi infancia, quedé sin madre a los cinco, sólo cuento con mi padre y desde los ocho años empecé a trabajar con mis tíos en sus negocios ya fuera de comida por parte de los paternos o de carnicería por parte de los maternos.

    Me contó también que trabaja como técnico en software y como ayudante de instructor de gym, no sabe bailar, pero de algún modo compartimos algunas ideas similares.

    Luego de acabarse su cigarro, nos fuimos juntos, ya que nos quedaba la misma linea a ambos, sólo que yo bajo cinco estaciones antes que él. Aún no tengo su número, pero antes de despedirnos me dijo—¿Te veré el miércoles?

    —Claro, ya vendré a diario—Sonreí.

    —¿Tú podrías ayudarme con mi práctica?—Me preguntó.

    —Sí, al final de cuentas ya la he repetido siete veces, ¿Que más da una vez más?

    Bajé del metro y vi que mientras yo iba caminando él se despedía de mí. ¡Es un sueño! ¡NO! ¡Es real!
    Por primera vez en la vida, me siento tan insignificante con alguien como él, así de lindo, perfecto, y yo...yo no creo merecerlo...

    —"Todo puede pasar en ésta puta vida"—Recordé las palabras de una amiga, muevo la cabeza deshaciéndome de mis complejos y empiezo a generar ideas de que debo cambiar, ya no puedo seguir encerrada en los recuerdos de mi viejo amor, y seguir cerrándome las puertas a una nueva ilusión. No quiero volver a ser traicionada y entregar el todo sin mirar atrás. Pero el que no arriesga no gana, y esa frase es real.

    De cualquier modo sólo es el comienzo, no me entusiasmaré de más, ya que la última vez que lo hice terminé saliendo herida. Ésta tarde quiero verlo, dejaré que el tiempo haga su trabajo, aún es muy pronto para decir que algo pudiera pasar.

    Aún así, cierro mis ojos y miro de nuevo su rostro, sus ojos hermosos y su sonrisa, esa sonrisa que me abrió las puertas a una diminuta esperanza e ilusión. Esa sonrisa que me ha hecho olvidar en estas horas que lo conocí, la infelicidad que siento de sentirme incapaz de volver a empezar con mi vida normal.
    --

    Bueno jaja no es mucho....y pss espero les guste un poco. Esta es de las pocas veces en que por primera vez q encuentras a alguien, te cambia de momento la existencia, bueno eso creo...en fin se cuidan :p
     
  2.  
    TheRusso

    TheRusso Entusiasta

    Acuario
    Miembro desde:
    24 Enero 2008
    Mensajes:
    190
    Pluma de
    Escritor
    Bueno, parece un buen comienzo,
    aunque realmente lo note un poco
    simple sin mucha emoción o sentimiento,
    y creo que de eso se basa una buena
    historia.
    Nos vemos.
     
Cargando...
Similar Threads - sonrisa
  1. MarianHood
    Respuestas:
    5
    Vistas:
    318
  2. LucyDragneel
    Respuestas:
    2
    Vistas:
    299
  3. Kleopack
    Respuestas:
    4
    Vistas:
    400

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso