[Trío Amoroso] Confuso amor

Tema en 'Prince of Tennis' iniciado por Luz de luna, 11 Agosto 2010.

Estado del tema:
No se permiten más respuestas.
  1.  
    Luz de luna

    Luz de luna Usuario común

    Libra
    Miembro desde:
    20 Abril 2008
    Mensajes:
    287
    Pluma de
    Escritor
    Título:
    [Trío Amoroso] Confuso amor
    Total de capítulos:
    1
     
    Palabras:
    1374
    [Trío Amoroso] Confuso amor

    ¡Holitaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!
    Cuanto tiempo que no publicaba nada en cemzoo. Esta historia trata de un trío amoroso entre Fuji x Eiji x Oishi. La historia constará de cuatro capítulos, donde los tres primeros serán desde el punto de vista de los protagonistas.
    Bueno espero que les guste. Debo informar que es mi primer yaoi y que puede que tenga un poco de Ooc ya que me ha costado plasmar la mentalidad de Fuji Syusuke.
    Allá voy:


    Un día de mi vida​

    Hola, me llamó Syusuke Fuji, como muchos ya sabéis. En estos momentos todos los titulares de equipo masculino de Seichun Gaukuen no encontramos en pleno entrenamiento para los nacionales. Todos estamos expectantes y deseosos para que ese día llegue.

    Ahora mismo estoy jugando con la Golden Pair, es un autenticó lujo tenerlo a los dos para mi solo. Me resulta un poco complicado mantener la concentración, precisamente con ellos, pero debo ser fuerte y ganar este enfrentamiento. Eiji sonríe constantemente, se lo está pasando bien. Es adorable. Detrás de él está Oishi, que no aparta su firme mirada de mi, algo que debería inquietarme, pero realmente me gusta sentirme analizado.

    Hoy el viento ha soplado a mi favor y he podido realizar mis tres contraataques, consiguiendo la victoria. A pesar de su derrota, ambos se acercan a mí para felicitarme, cediéndome sus manos para que las estrechara amistosamente. Eiji me mira con sus grandes ojos felinos y se ríe alegremente a pesar de que esta un poco triste, no le gusta perder. Syuchiro me mira con sorpresa y dice entre risas “típico del genio del Seigaku”

    Sé que parece extraño, pero me siento atraído por ellos dos. No se trata de una atracción cualquiera, es un sentimiento mucho más fuerte. Muchas veces tengo ganas de besarlos, pero tengo que reprimirme y mostrar mi sonrisa y mantener mi siempre fiel y amiga tranquilidad. Tengo miedo a mostrarme tal y como soy ¿Qué pasaría si le dijese alguno de ellos dos que me gustan? Seguro que me mirarían raro. Es raro ¿no?


    ***


    Me encuentro solo en el vestuario. Soy el primero en llegar al entrenamiento. Empiezo por quitarme la camiseta para empezar a ponerme el uniforme del club de tenis. De repente veo que la puerta se abre de par en par y como alguien entra repentinamente cerrando la puerta detrás de sí. Contemple con mis ojos más abiertos que nunca que tan solo se trataba de Eiji Kikumaru. Suspire aliviado. Pensaba que era alguna de esas chicas que están enamoradas de mí y me persiguen a todos lados. Es una pena que nunca puedan ser correspondidas, pero el amor es así.

    - Me perseguía un perro furioso –dijo asustado apartándose poco a poco de la puerta- ¡Nya! Que miedo he pasado.

    Presto más atención en su rostro. Veo que unas pequeñas lágrimas se desprenden de sus ojos. Me acerco con toda la delicadeza posible, no quiero que ahora se asuste de mí también. Poso una de mis manos en su mejilla y le limpio aquellas gotitas que se caen sin interrupción. Mi mirada busca la suya con ansiedad, parece que busca algo, una señal de afecto o de estima.

    Kikumaru deja de llorar y pone su mano sobre la mía, que aún está sobre su mejilla. Con su otra mano libre, me agarra por la muñeca, invitándome a acercarme más a él. ¿Es posible que Eiji sienta lo mismo por mí que yo por él?

    Siento su respiración resbalar por mi rostro, algo realmente relajante. Nuestros labios a punto de ser besados, apenas unos milímetros de distancia nos separan. Eiji parece tan e incluso más ansiosos que yo en recibir aquel beso. Pero de nuevo la puerta de la sala se abre, provocando que Eiji se vuelva a distanciar de mí. Oishi entra y nos mira a los dos. Es evidente el sonrojo de Kikumaru, además no para de reírse con nerviosismo. Sin saber porque el subcapitán me mira con odio creando un estado de tensión en el vestuario. Decoro mi cara con una angelical sonrisa, actuando como si nada hubiese ocurrido, pero estoy seguro de que Oishi no parará hasta saber porque su compañero de dobles está tan ruborizado.


    ***


    Camino por el pasillo de la escuela con la mente en otro lugar. Apenas me doy cuenta de la gente que está a mi alrededor, como las chicas se sonrojan a mi paso por su lado y como me saludan tímidamente. Acababa de sonar la campana que daba por finalizadas las clases de ese día.

    Guardó con despreocupación mis libros en la taquilla y me pongo mis zapatos de calle. Cuando cierro la pequeña puerta de mi casillero, veo la cara enfadada de Suichiro Oishi. Lo miró con mis ojos semicerrados y la sonrisa que me caracteriza, como es costumbre en mí.

    - Syusuke no me mires con esa cara, como si no hubiese roto ni un plato en toda tu vida- dijo él, está irritado- Sé muy bien cuáles son tus intenciones con Eiji y no pienso permitirlo.

    Ahora entiendo porque al subcapitán tiene el sobrenombre de la madre de Seigaku, es bastante sobre protector con casi todos. Intento hacerme el inocente y poner cara de niño bueno, pero parece que con Oishi esto ya no funciona. Empiezo a caminar hacia la puerta de salida, sin prestarle atención. Algo me impide seguir avanzando. Su mano me está agarrando fuertemente el brazo. Intento soltarme con varios movimientos, pero él es mucho más fuerte que yo y con un fuerte movimiento me atrae hacia él.

    - Sé que no quieres hacerle daño, pero déjalo en paz- me ordena con un tono de voz muy lejano al tranquilo y amable de siempre.

    Me había estirado tan cerca suyo por el enfado que no se había percatado de lo cerca que estábamos el uno del otro. Vi sus ojos, centelleantes por la exaltación de ese momento, como se clavaban en mi rostro como ajugas afiladas.

    - Soy libre de hacer cualquier cosa- susurro con picardía.

    Puedo notar como un escalofrío recorre todo su cuerpo y como sus mejillas se tiñen de un leve color carmesí.

    - Eiji todavía es muy inocente, no te aproveches de él- me pide esta vez soltándome del brazo y llevándose las manos a la cabeza.

    No entiendo muy bien porque actúa así. Me da la sensación de que está molesto por diferentes cosas. Tengo varias teorías y bastantes preguntas en mi mente, pero me abstengo de hacerlas en voz alta. No sé cuánto tiempo ha pasado realmente, pero los minutos parecen horas y Oishi me mira constantemente. Poco a poco su cara de enfado se va difuminando y su expresión es diferente, parece confundido.

    ¿Qué pasa Oishi? –pregunto curioso.

    Oishi no pronuncia ninguna respuesta, parece estar en otro lugar.

    - ¿No será que estás celoso de mi?- hago otra pregunta, llamando la atención del subcapitan- ¿O tienes celos de Eiji? ¿Eh, Oishi?

    Inmediatamente Suichiro se sonroja a más no poder, parece que he dado en el clavo con mis dos últimas preguntas. Quiere responderme, intenta no sonrojarse aún más, pero las palabras no quieren salir de su garganta. Lo miro de arriba abajo antes de irme. Sonrío satisfactoriamente y me marcho, dejando a Oishi pensativo y ruborizado.


    ***


    Estoy cada día más confundido. Los dos me gustan. Oishi y Kikumaru son muy distintos, pero los dos me atraen de forma inimaginable, pero… ¿Por cuál me decido? Tengo que meditarlo mucho. De momento me voy a limitar a observarles silenciosamente y sonriéndoles como siempre. Aunque a partir de ahora sé que las cosas no serán como siempre.



    Bueno espero que les haya gustado.
    Por favor si ven algun error díganmelo, quiero mejorar.
    ¡Adiositoooooooooooooooooooooo!!!! :rosa:
     
Estado del tema:
No se permiten más respuestas.

Comparte esta página

  1. This site uses cookies to help personalise content, tailor your experience and to keep you logged in if you register.
    By continuing to use this site, you are consenting to our use of cookies.
    Descartar aviso